Skip navigation

News from Attac Spain

Inhalt abgleichen
Justicia económica global
Aktualisiert: vor 3 Stunden 49 Minuten

La guinda de Wert: el currículo de la asignatura de Religión Católica

vor 6 Stunden 57 Minuten

Antonio Aramayona - ATTAC España

Los actuales gobernantes ya no maquillan o disfrazan las ideas y decisiones que pueden resultar controvertidas, pues al parecer creen cada vez más que España es su España y su cortijo, y obran en consecuencia. Así, el ministro de Educación, José Ignacio Wert, acosado a menudo por los propios miembros del mundo de la enseñanza y la educación, declaraba sin el menor reparo en el Boletín Oficial del Estado del 24 de febrero de 2014 que el currículo de Religión Católica para Primaria, Secundaria Obligatoria y Bachillerato de la LOMCE ha sido confeccionado, a tenor del Acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre Enseñanza y Asuntos Culturales, mediante la Comisión Episcopal de Enseñanza y Catequesis.

En resumidas cuentas, la LOMCE saca de nuevo los cuernos al sol de sus feligreses votantes, queda confirmado que la aconfesionalidad del Estado es pura filfa, y que será motivo de mofa y escarnio quien aún ose afirmar que en un centro de enseñanza deben impartirse saberes racionales y científicos, pero en ningún caso creencias.

Atónito, leo en el BOE antedicho (Anexo I, Educación Primaria) de un Estado constitucionalmente aconfesional (¡qué sarcasmo!): “Jesús no sólo desvela el misterio humano y lo lleva a su plenitud, sino que manifiesta el misterio de Dios, nos hace conocer que el verdadero Dios es comunión: Dios uno y trino” o una perla pedagógica como: “El estudio y reflexión del cristianismo, por su intrínseca dimensión comunitaria, es una asignatura adecuada para desarrollar el trabajo en equipo y el aprendizaje cooperativo”.

Asimismo, se establece como uno de los “estándares de aprendizaje evaluables”, por ejemplo: “memorizar y reproducir fórmulas sencillas de petición y agradecimiento” (Primer Curso). En román paladino: recitar oraciones y jaculatorias será un criterio de evaluación en el aprendizaje de un niño o una niña de seis años, o “expresar, oral y gestualmente, de forma sencilla, la gratitud a Dios por su amistad” (Segundo Curso) u “observar y descubrir en la vida de los santos manifestaciones de la amistad con Dios” (Tercer Curso) o “identificar y juzgar situaciones en las que reconoce la imposibilidad de ser feliz” (Sexto Curso).

Pienso en los padres y las madres que deciden en los seis cursos de Primaria y los cuatro de Secundaria Obligatoria si sus hijos cursan la asignatura de religión católica, de oferta obligatoria en todos los centros, o la asignatura de Valores Éticos o ambas, considerando que su evaluación formará parte de la nota media global obtenida en el curso académico. Pienso en que un niño no es católico, judío, ateo, agnóstico, musulmán o evangélico, sino solo niño, y me pongo muy alta la canción de los Pink Floyd Teacher, leave those kid alone. Pienso en un incompetente rey borbón (¡otro más!), Fernando VII, que mediante el decreto de 4 de mayo de 1814, declaró nula la Constitución de Cádiz y los decretos de las Cortes, abandonando de nuevo la educación y la enseñanza a manos de la iglesia católica. Y lloro. Y exploto de indignación.

La religión es una de las trece materias optativas (entre ellas, Filosofía e Historia de España) de las que el alumnado de Bachillerato deberá elegir al menos dos. Pues bien, en el currículo de religión de Bachillerato e igualmente como “estándares de aprendizaje evaluables” encontramos, por ejemplo, que un alumno será evaluado, por ejemplo, si es capaz de

a) “descubrir, a partir de un visionado que muestre la injusticia, la incapacidad de la ley para fundamentar la dignidad humana. Comparar con textos eclesiales que vinculan la dignidad del ser humano a su condición de creatura” o
b) “calificar las respuestas de sentido que ofrece el ateísmo, agnosticismo o laicismo y contrastarlas con la propuesta de salvación que ofrecen las religiones” o
c) “reconocer con asombro y esforzarse por comprender el origen divino del cosmos y distinguir que no proviene del caos o el azar” o
d) “informarse con rigor y debatir respetuosamente, sobre el caso de Galileo, Servet, etc. Escribir su opinión, justificando razonadamente las causas y consecuencias de dichos conflictos”.

Tras leer toda esta sarta de disparates, acude a mi mente una lúcida frase de Epicuro escrita hace más de 2300 años en su Carta a Meneceo:

“No es impío el que desecha los dioses de la gente, sino quien atribuye a los dioses las opiniones de la gente”.

Publicado en El Huffington Post
La Utopía es posible

Kategorien: Attac Planet

Las críticas al TTIP dan sus primeros frutos

vor 8 Stunden 57 Minuten

Thilo Schäferwww.lamarea.com

Reportaje principal del dossier sobre el tratado de libre comercio publicado en el número de febrero de La Marea, que puedes adquirir en nuestra tienda virtual

Los dirigentes políticos en Washington, Bruselas y otras capitales europeas tienen un pollo. Es un pollo pequeño pero está causando grandes dolores de cabeza a los negociadores y defensores de crear una gran área de libre comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea, el Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversión, más conocido por sus siglas en inglés, TTIP. En concreto, se trata de un pollo desinfectado con clorina para su consumo, una práctica habitual en EEUU. Con el TTIP se podría llegar a permitir la venta de este tipo de producto en Europa, donde actualmente está prohibido. En Alemania este aspecto, casi anecdótico con respecto a la inmensa materia sobre la que están negociando Bruselas y Washington, ha provocado un revuelo público considerable, acaparando grandes titulares y debates. Se topa con el rechazo mayoritario del ciudadano-consumidor teutón, que está dudando de los supuestos beneficios del TTIP en general. Y como cualquier movilización social funciona mejor si tiene como bandera un símbolo gráfico, pues allí está el pollo de clorina.

Captura de pantalla 2015-03-02 a la(s) 11.18.18

Este 2 de febrero, los técnicos de la UE y de EEUU inician una nueva ronda de negociaciones sobre el TTIP en Bruselas. Es la octava desde que comenzó el proceso en julio de 2013. Durante años, estos funcionarios de la Comisión Europea y de la Oficina de Comercio de la Casa Blanca se han reunido de forma discreta sin dar cuenta al público de sus propuestas y argumentos. Pero la situación ha cambiado de forma notable en los últimos meses. Ante la creciente presión de la sociedad civil, activistas y partidos políticos, algunos de ellos con responsabilidad de gobierno, la Comisión Europea se vio obligada a principios de enero a hacer pública, por primera vez, una serie de documentos hasta entonces clasificados y a aclarar su posicionamiento respecto a los asuntos de los que se habla en el marco del TTIP. No son papeles demasiado relevantes. Más interesante resultan las afirmaciones y compromisos de la CE sobre los diferentes temas. “Es muy importante que todo el mundo pueda ver y comprender lo que estamos proponiendo para el TTIP e, igualmente importante, lo que no proponemos”, dijo la comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, que tomó posesión del cargo con la nueva Comisión liderada por Jean-Claude Juncker en noviembre. Un año y medio después del comienzo de las negociaciones, Bruselas lanza lo que llama “una iniciativa de transparencia” y promete “negociar el TTIP de la manera más abierta posible”.

Los estadounidenses arrancaron de sus colegas europeos el compromiso de que los protocolos de las negociaciones fueran material clasificado durante 30 años. Y, precisamente, ha sido la opacidad del proceso la que ha puesto en alerta a movimientos civiles a ambos lados del Atlántico. Las pocas filtraciones de documentos internos confirman las sospechas de que se está negociando a espaldas de la ciudadanía, algo que beneficiaría sobre todo a las grandes empresas. La idea de que EEUU y Europa se pusieran de acuerdo para abrir aún más sus respectivas economías al otro viene del siglo pasado. En 2013, el presidente estadounidense Barack Obama y el entonces jefe de la CE, José Manuel Barroso, dieron finalmente el pistoletazo de salida para un proceso que aspira a crear el mayor espacio de libre comercio del mundo, con más de 800 millones de ciudadanos y las economías más avanzadas del planeta. Se pretende acabar con las barreras existentes, como los aranceles, aunque estos ya están en un nivel muy bajo si se compara con las relaciones con otros países. Por ejemplo, EEUU aplica una tarifa del 2,5% a los coches importados desde Europa, mientras la UE cobra un 10% para los vehículos que llegan desde América.

El verdadero objetivo del TTIP, sin embargo, es nivelar las diferentes normas y reglas para los productos y servicios. Los estándares difieren bastante, por ejemplo para la producción de alimentos. En EEUU está extendido el cultivo de transgénicos, al que se oponen los europeos. También existen criterios diferentes para la fabricación de parachoques y sillas de niños en los coches. Además, el TTIP pretende abrir los servicios para las empresas de ambos lados, al eliminar políticas de la administración pública que dan preferencia a proveedores locales en los concursos. En fin, el objetivo es crear un mercado común con las mismas condiciones para todos, lo que en la jerga económica en inglés se conoce como level playing field.

En principio, suena razonable. No obstante, para los críticos con este tratado –ecologistas, sindicatos y grupos de protección del consumidor– existe un gran peligro de que los dos equipos de negociadores acaben encontrándose en el denominador común más bajo, es decir, que se impongan mutuamente las regulaciones, normas y estándares más laxos de cada uno de ellos. Según estos colectivos, Europa podría acabar abriendo la puerta no sólo al pollo de clorina o los productos transgénicos, sino que se podrían rebajar también otros logros en derechos laborales o protección del medio ambiente. EEUU, por ejemplo, quiere acabar con la resistencia de los gobiernos europeos a la controvertida fracturación hidráulica, el famoso fracking, para extraer gas y petróleo a riesgo de contaminar el suelo y el agua e incluso provocar movimientos sísmicos. También se teme que el TTIP abra la puerta a más privatizaciones de servicios públicos y, a la vez, cierre definitivamente la posibilidad de renacionalizarlos en el futuro.

Diputados sin información

Sobre el impacto económico de un área de libre comercio hay una guerra de estudios y cifras. Un informe independiente encargado por la Comisión al Centre for Economic Policy Research, un instituto de investigación de Londres, habla de que el TTIP podría añadir medio punto anual al crecimiento del PIB europeo, ya que las exportaciones a EEUU se incrementarían un 28%. En el mejor de los casos, según los expertos de Londres, una familia de cuatro miembros verá aumentada su renta disponible en 548 euros al año. En EEUU llegaría incluso a 655 euros. Por el contrario, otros estudios prevén la pérdida de millones de empleos porque la mayor competencia beneficiaría sobre todo a las multinacionales y haría mella en el tejido de la pequeña y mediana empresa. No deja de ser especulación, ya que todo depende de qué medidas entrarán finalmente en el acuerdo y cuáles no.

Obama-Barroso-CMYK-e1425053337776

En junio de 2013, el entonces presidente de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, y el presidente de EEUU, Barack Obama, decidieron impulsar el TTIP.

Los dirigentes de la UE y los propios negociadores, por supuesto, no comparten las críticas y preocupaciones por los presumibles efectos nocivos del tratado. El jefe del equipo europeo, el español Ignacio García Bercero, tilda de alarmistas a los activistas y sindicatos que advierten de que fomentará más desregulación y privatización. “La UE no hará ningún compromiso en relación a los servicios públicos de sanidad, educación o servicios sociales”, asegura la CE en la documentación sobre el TTIP.

Pero los responsables de las negociaciones del TTIP han contribuido a despertar y alimentar los recelos. Aunque se han reunido con grupos de activistas y otros miembros de la sociedad civil, la inmensa mayoría de los contactos a puerta cerrada fueron con representantes de la industria, las finanzas y otros sectores del poderoso lobby empresarial. Los diputados del Parlamento Europeo, que deben ser consultados a lo largo del proceso, se han quejado de la escasa información que reciben. “Yo soy miembro de la comisión de Comercio Internacional y doy fe de que la opacidad es indignante”, comenta la eurodiputada de Podemos, Lola Sánchez, por correo. “Sólo ciertos diputados, los coordinadores de los grupos en esta comisión, que son siete, han podido acceder a la sala de lectura o reading room, donde se les muestran algunos documentos de las negociaciones. A esta sala no pueden entrar con lápiz, papel, móvil o cámara de fotos, y lo que leen debe permanecer oculto”, agrega.

La lucha contra la opacidad de las negociaciones ha sido el principal caballo de batalla de las organizaciones que contestan el TTIP. La presión aumentó mucho el año pasado con cientos de manifestaciones, actos de protesta y otras iniciativas para romper el muro de silencio de la Comisión. Con la recientemente inaugurada “iniciativa de transparencia” de Bruselas, este movimiento celebra un primer éxito. “Nuestra protesta surte efecto. Nuestras demandas y advertencias han despertado un debate vivo sobre el TTIP y CETA (el tratado de libre comercio con Canadá), y hemos obligado a muchos políticos que hasta ahora no se han preocupado por el tema a definirse”, resumen en Stop-TTIP, una campaña que reúne a unas 300 organizaciones de toda Europa. En la primavera de 2014 lanzaron una petición internacional que consiguió un millón de firmas –40.000 en España–, para presentar una iniciativa ciudadana europea que inste a la Comisión a abrir un debate público sobre el TTIP. A pesar de cumplir con las exigencias establecidas, Bruselas se negó a aceptar la iniciativa.

Pero la presión fue a más, especialmente después de las elecciones al Parlamento Europeo de mayo. Sobre todo de los verdes europeos y los partidos de izquierda, que no dejaban de exigir al nuevo equipo de Juncker más transparencia y debate. Con éxito. Además de prometer la publicación de documentos, la CE lanzó una consulta ciudadana sobre el TTIP, lo cual dejó a los socios estadounidenses algo desconcertados. “Es difícil evaluar la influencia real de las acciones de lobby de la sociedad civil pero definitivamente tienen un efecto”, reza un informe del Consejo Nacional de Comercio Exterior (NFTC), el gran lobby estadounidense en este campo. “La prueba es la decisión de la Comisión de lanzar una consulta pública de tres meses sobre la propuesta de crear un mecanismo de arbitraje entre Estados e inversores después de una campaña en contra”, concluye.

Efectivamente, el resultado de las 150.000 respuestas de los ciudadanos a la consulta es que existe un “enorme escepticismo” entre la ciudadanía sobre aspectos del TTIP, en particular el mencionado mecanismo de arbitraje, como reconocen en Bruselas. Es el aspecto más espinoso de todo el tratado, el que más rechazo genera y el que tiene el potencial de acabar con todo el proyecto. La cláusula sobre Solución de Controversias entre Inversores y Estados, más conocida por sus siglas en inglés, ISDS, es un requerimiento imprescindible de Washington. Este mecanismo prevé fijar por ley que los inversores extranjeros puedan llevar a un Estado ante un tribunal internacional de arbitraje si consideran que su gobierno ha tomado decisiones que perjudican sus intereses. Originalmente, se trataba de condiciones impuestas por los países ricos a las naciones en desarrollo para evitar que una empresa pudiera verse perjudicada por decisiones como una nacionalización de los activos. Pero muchos inversores se han aprovechado de estos mecanismos para reclamar compensación porque los gobiernos elevaron el salario mínimo o introdujeron normas medioambientales más estrictas.

Ya existe un tribunal de arbitraje, el Ciadi, que depende del Banco Mundial en Washington y es reconocido por la gran mayoría de países miembros de la ONU. El Estado español, por ejemplo, está acumulando demandas de inversores extranjeros por el recorte de las subvenciones a las energías renovables. Pero, con el TTIP, este proceso sería vinculante y los demandantes podrían acudir a otros tribunales de arbitraje de carácter puramente privado. Normalmente, las dos partes del litigio, el Estado y el inversor, nombran cada una a un miembro del panel y se ponen de acuerdo para elegir un tercero. Los tres juristas que dirimen el contencioso suelen ser abogados comerciales de despachos privados en vez de jueces. La falta de transparencia es otra crítica de estos mecanismos. Los defensores del ISDS y el lobby empresarial alegan que los inversores deben tener garantías que les protejan de decisiones arbitrarias en su perjuicio y destacan que estas cláusulas existen ya en otros tratados como el mencionado CETA con Canadá, que aún no ha entrado en vigor. La ONG Traidcraft quita hierro a este argumento y pone el ejemplo de Brasil, que se opuso a firmar cláusulas de este tipo, sin que se haya resentido la inversión extranjera en el gigante suramericano.

Reparos entre los socios de Merkel

Pero lo más controvertido es que el ISDS socavaría la soberanía de los Estados y sus sistemas de Justicia. Y mucha gente no quiere aceptar esto. “Digo muy claramente: no necesitamos los tribunales de arbitraje”, afirmó el ministro de Justicia alemán, Heiko Maas, en una entrevista con el diarioFrankfurter Allgemeine Sonntagszeitung en junio. “La posición del Gobierno federal en este punto es firme y así se lo hemos transmitido a la Comisión”, dijo el dirigente socialdemócrata. Su partido, el SPD, tiene un papel clave para el futuro del TTIP, ya que forma gobierno junto con los democristianos de la canciller Angela Merkel, que está muy preocupada con que el tratado llegue a buen puerto. En un congreso del año pasado, las bases socialdemócratas votaron una moción en contra del ISDS. Con eso pusieron en aprietos a su presidente Sigmar Gabriel, quien, como vicecanciller y ministro de Economía, es el responsable de temas de comercio en la gran coalición. Gabriel no comparte muchos de los reparos de sus compañeros de partido y está a favor de llegar a un acuerdo con EEUU, aunque en otros términos. Para vencer la resistencia a los tribunales de arbitraje, el líder de los socialdemócratas alemanes está pensando en crear un tipo de corte internacional para el comercio, con jueces que provienen de los sistemas de Justicia nacionales y con todas las garantías de transparencia para la sociedad.

Incluso en la CDU de Merkel empiezan a surgir dudas sobre el TTIP. “No debe haber recortes en los derechos laborales. Hay que preservar los servicios públicos y garantizar la seguridad alimentaria”, dijo al diario financiero Handelsblatt el vicepresidente de la CDA, una corriente dentro del partido que representa los intereses de los trabajadores, Christan Bäumler. Asimismo, está en contra del ISDS. El rechazo al mecanismo de arbitraje se ha manifestado también en los parlamentos de Francia y Holanda, que han aprobado sendas mociones en su contra. Y el ministro de Comercio francés, Matthias Fekl, declaró en noviembre que París no firmará un tratado que incluya el ISDS. “Tenemos que preservar el derecho del Estado para establecer y aplicar sus propios estándares, mantener la imparcialidad del sistema de Justicia y permitir al pueblo de Francia y del resto del mundo reafirmar sus valores”, dijo el ministro socialista.

manifa-TTIP-CMYK

Protesta contra el TTIP.

La comisaria Malmström ha entendido el mensaje y comprende que debe actuar para vencer los recelos. Con este objetivo, ya está preparando un “ISDS reformado”, según consta en el memorándum de un eurodiputado que participó en una de las exclusivas reuniones de consulta con la responsable europea de Comercio. En ese encuentro, Malmström también dio a entender que prefiere posponer la firma de CETA para no entorpecer las negociaciones del TTIP. Y es que el tratado de libre comercio con Canadá, que ya está aprobado, aunque todavía no ratificado por el Consejo y el Parlamento Europeo, contiene la polémica cláusula ISDS, que tanto rechazo despierta en Alemania, Francia, Holanda y otros países. “El ISDS es la piedra en el zapato del TTIP”, comenta Luis Rico, coordinador de Ecologistas en Acción de la campaña contra el tratado en España.

El mecanismo de arbitraje es uno de los elementos más importantes del proyecto, pero también es muy complejo. Como suele ocurrir, son los aspectos más simples y cercanos a la vida diaria los que consiguen levantar las pasiones del gran público. En Alemania, al pollo de clorina se ha sumado recientemente la popular salchicha Nuremberg como casus belli de los detractores del TTIP. El detonante fueron unos comentarios del ministro de Agricultura, Christian Schmidt, a la vuelta de una visita a Washington, donde, según cuenta la revista Der Spiegel, fue testigo del tremendo enfado de los colegas estadounidense sobre la actitud de los europeos en las negociaciones. “Si queremos aprovechar las oportunidades del comercio libre con el enorme mercado norteamericano, no podremos seguir protegiendo cada salchicha y cada queso como una especialidad”, dijo a principios de enero el político de la CSU, los socios en Baviera de la CDU de Merkel.

Schmidt se refiere a los cientos de productos en Europa que gozan de una denominación de origen, como el jamón ibérico y el de Parma, el queso roquefort, el Idiazábal, el whisky escocés y prácticamente todos los vinos y licores. Un Rioja tiene que ser de Rioja y una salchicha Nuremberg tiene que ser de Nuremberg, aunque gran parte de la carne provenga de un cerdo polaco. En EEUU, al contrario, cualquiera puede producir un jamón de Parma y en California hacen vino de Oporto. Los comentarios de Schmidt provocaron una gran convulsión popular. Ante la opinión pública adversa y, aparentemente, un tirón de orejas de la propia Merkel, el ministro tuvo que rectificar. “Conmigo no va a haber salchichas Nuremberg de Kentucky”, prometió el dirigente bávaro. Asunto zanjado.

Frente al vivo, a veces algo histérico, debate público sobre el TTIP en Alemania, en España el tema apenas existe en la agenda de los grandes medios y los principales partidos políticos. “Ha habido un gran silencio en la prensa mayoritaria. TVE no ha sacado nada. Sólo los medios alternativos han informado de ello. Ahora empieza a haber un poquito más”, resume Rico, de Ecologistas en Acción. “Entre los políticos apenas hay debate, sólo después de las europeas empezaron a hablar del TTIP en Podemos e IU, quizás arrastrados por sus compañeros europeos. El PP y el PSOE prestan un apoyo sin fisuras y además han intentado que el tema no traspase a la esfera pública. En el PSOE comienza a haber movimiento. Sus eurodiputados empiezan a hacerle más caso y son críticos con el ISDS. Antes no se enteraban bien”, afirma el organizador de la campaña contra el tratado. Los socialistas dicen estar a favor, en principio, de crear un área transatlántica de libre comercio, pero no firmarán “cualquier acuerdo”. Los sindicatos mayoritarios apoyan la campaña, apunta Rico, “pero todavía no han movilizado a sus bases”, a diferencia de CGT y CNT.

En el Partido Popular y el Gobierno de Mariano Rajoy el mutismo es total. La Marea ha intentado sin éxito saber la opinión del Ministerio de Economía. En la Secretaría de Estado de Comercio alegaron problemas de agenda y remitieron a una explicación del TTIP en la página web del ministerio. Allí se hace un resumen de los principales pilares del asunto, pero se omiten todos los puntos polémicos, como el ISDS o la discusión sobre las denominaciones de origen, a pesar de que afectan a muchos productores españoles. Resulta extraño que Rajoy y sus ministros apenas hayan hablado del TTIP en público cuando en la web de Economía se asegura que “este acuerdo es la máxima prioridad en política comercial para España por las oportunidades que brindará y por su importancia estratégica”. Entre estas oportunidades figura la perspectiva de abrir el mercado para la licitación de servicios públicos y obras a nivel local y regional, como la gestión del agua, el transporte o la recogida de basura, a ambos lados del charco. “Dada la fortaleza de nuestras empresas en el sector de la construcción y las concesiones, un objetivo esencial es lograr una mejora sustancial en el acceso recíproco a las compras públicas a todos los niveles de gobierno”, reza el documento. Efectivamente, grandes empresas como ACS, Sacyr o Acciona se beneficiarían de la eliminación de políticas que dan prioridad a empresas locales, como el “Buy America”. Por supuesto, lo mismo valdría para las multinacionales norteamericanas en el mercado europeo.

“Este gobierno es muy pro EEUU y muy pro comercio libre”, comenta Fernando Steinberg, investigador del Real Instituto Elcano en Madrid, “pero también quiere ser un aliado fiel de la Alemania de Merkel y no le pondría problemas sobre la mesa”. Rico, de Ecologistas, cree que “Rajoy no quiere debates sobre este tema en lo que queda de legislatura”. Para evitar que en la sociedad española se discuta sobre las ventajas e inconvenientes del tratado, el PP ha contado con la complicidad del PSOE y otros partidos, al menos hasta ahora. En mayo pasado, el Congreso de los Diputados rechazó una moción presentada por Izquierda Plural para que hubiese un referéndum sobre el texto final del TTIP en España, con los votos de PP, PSOE, UPyD, CiU y PNV.

Precisamente, la participación de los ciudadanos y las instituciones democráticas en la eventual ratificación del TTIP es otro frente de batalla. La idea original de la Comisión era que bastara con la aprobación por el Consejo Europeo, el máximo órgano de la UE donde se sientan los jefes de Estado y de Gobierno de los 28 países miembros, y del Parlamento Europeo. Este plan se basa en el concepto de que se trata de un acuerdo puramente comercial, y la UE ha asumido competencia exclusiva en esta materia. Sin embargo, muchos juristas y políticos consideran que finalmente saldrá un “acuerdo mixto”. Es decir, que contendrá aspectos que entran en el ámbito de competencias de los Estados y, por ende, deberá ser aprobado también por las autoridades nacionales. En algunos países como Irlanda eso acarrearía automáticamente un referéndum. En otros también se plantea esta posibilidad.

La rebeldía de la Eurocámara

El antecesor de Malmström, el belga Karel De Gucht, maniobró el año pasado para evitar que el TTIP necesitara pasar por un largo, espinoso e incierto proceso de ratificación en los 28 países de la Unión. En opinión de los críticos, la comisaria sueca no ha abandonado esta idea. Pero lo tiene difícil. El ministro de Justicia alemán, Maas, y otros dirigentes europeos, insisten en que cualquier acuerdo debe contar con la aprobación de los parlamentos nacionales. “Necesitamos una legitimación democrática amplia”, dijo. Pero incluso si la Comisión se sale con la suya, y el TTIP sólo fuera votado en el Parlamento Europeo, no tiene asegurado el visto bueno. La Eurocámara ha empezado a dar muestras de rebeldía. En julio de 2012, el Parlamento rechazó el acuerdo multilateral contra la falsificación (ACTA) que habían negociado la Comisión, EEUU y otros países como Australia, prácticamente con la misma opacidad que el TTIP. El tratado que pretendía combatir la piratería planteaba grandes dudas acerca de la protección de datos de los usuarios. Este asunto ahora vuelve a estar sobre la mesa a través del TTIP.

Los defensores del tratado, con Malmström al frente, han comprendido ahora que necesitan ganar la batalla de la opinión pública. En Bruselas creen que fue un error dejar el campo libre a los detractores que han podido desarrollar sus campañas sin contestación. Para convencer a los ciudadanos de los beneficios de crear un área común con EEUU, además del supuesto impacto económico positivo, se recurre a argumentos geoestratégicos. Merkel aprovechó la asistencia a la cumbre del G-20 en Australia en noviembre para dar un espaldarazo al TTIP y pedir que se aceleren las negociaciones. “Un viaje a esta región nos enseña que el mundo no se queda esperándonos”, afirmó la canciller. “Debemos tener cuidado para no quedarnos detrás”. Según esta argumentación, si Europa y EEUU consiguen ponerse de acuerdo podrán marcar los estándares y normas para el resto del mundo. De lo contrario, serán las naciones emergentes, con China a la cabeza, las que marcarán las reglas de juego.

02-Merkel-Obama-CMYK-e1425052905788

La canciller alemana Angela Merkel y el presidente de EEUU, Barack Obama, durante la cumbre del G-20 en Australia el año pasado. BUNDESREGIERUNG

Los defensores del TTIP en Europa alegan que, si fracasan las negociaciones, EEUU miraría hacía el otro lado, hacia Asia. El proceso paralelo para crear un gran área de libre comercio del Pacífico, el TPP, está mucho más avanzado. Este argumento no convence a todos. “Los americanos que quieren comprar un BMW o un Mercedes seguirían haciéndolo. Seguro que no se comprarían un coche chino sólo porque exista un acuerdo de libre comercio entre EEUU y China”, afirmó el diputado socialdemócrata alemán Sascha Raabe a Der Spiegel.

En una economía globalizada, los países industrializados, con altos estándares medioambientales y derechos laborales, compiten con otros en el mundo en desarrollo, donde las condiciones laborales son a menudo penosas y el respeto a la naturaleza deja mucho que desear. Estos defectos son el precio que pagan países como China, Bangladesh o India para atraer la inversión extranjera que les permite superar el subdesarrollo. “Si en Europa estamos tan orgullosos de nuestros logros en derechos laborales, derechos humanos y protección del medio ambiente, deberíamos tener interés en que otros nos sigan. Y qué mejor manera que empezar por el primo norteamericano”, opina Miguel Otero, investigador del Real Instituto Elcano.

También en Washington son muy conscientes de la función geoestratégica del TTIP, que va más allá de lo puramente económico. “El comercio es la expresión de nuestro liderazgo diplomático y estratégico en el mundo. El país más fuerte que existe hoy en el mundo aprovecha el comercio, junto con medios diplomáticos y militares convencionales, para conseguir sus principales objetivos estratégicos”, dijo el subsecretario de Estado para el Comercio de EEUU, Stefan M. Selig, en una conferencia en Washington en noviembre.

Al igual que en Europa, al otro lado también está creciendo el rechazo al TTIP en la sociedad civil y en la política. La campaña europea se coordina con organizaciones estadounidenses que movilizan la calle, como Public Citizen. Los argumentos se parecen. Muchos ciudadanos norteamericanos también temen que el acuerdo de libre comercio abra la puerta para que las multinacionales europeas se aprovechen del mercado en detrimento de las medianas empresas locales. Lo que más preocupa es la posible desregulación de los servicios financieros. En este aspecto, es EEUU quien tiene reglas mucho más estrictas que la UE. Tras la crisis financiera, que originó en Wall Street, la administración Obama ha ido mucho más allá en limitar los poderes de los grandes bancos para la especulación que provocó el colapso. Nuevas leyes, como el acta Dodd-Frank, han introducido una regulación más rigurosa que en Europa. Lógicamente, las instituciones financieras de Wall Street ahora ven en el TTIP una gran oportunidad para librarse de estas ataduras si ambas partes se ponen de acuerdo sobre la base de las normas europeas, mucho más laxas. Los bancos de este lado del Atlántico, obviamente, tampoco quieren que con el tratado se introduzcan las reformas de Obama en el Viejo Continente. No cuesta mucho imaginarse la presión del lobby combinado del sector financiero de ambos bloques sobre los negociadores.

En el Capitolio de Washington se está movilizando la resistencia al TTIP. La senadora por Massachusetts, Elisabeth Warren, del ala progresista de los demócratas, lidera las voces críticas en el Congreso. Junto con otros parlamentarios, tanto senadores como de la Cámara de Representantes, ha enviado varias cartas a la Casa Blanca para advertir del peligro de rebajar la regulación financiera de Wall Street. En este sentido, también están en contra de que el tratado incluya la cláusula ISDS para los mecanismos de arbitraje. Temen que bancos europeos podrían demandar a Washington por los daños que provocan las reformas de Obama en los balances de sus sucursales en Nueva York. “Incluir estas cláusulas en el TTIP podría exponer a los contribuyentes americanos a pérdidas de miles de millones de dólares y disuadir al Gobierno de introducir normas financieras que afecten a bancos extranjeros. La consecuencia sería quitarle a nuestros reguladores los medios para prevenir la próxima crisis”, reza una carta al Departamento de Comercio, firmada por Warren, a la que algunos observadores barajan como candidata presidencial de los demócratas, y otros parlamentarios. Como suele ocurrir en el sistema político estadounidense, donde la representación es directa y los senadores y diputados a menudo se debe más a los votantes en sus Estados que a la disciplina de partido, la oposición al ISDS y otros aspectos del TTIP reúne a demócratas progresistas como Warren y a algunos republicanos, aunque la mayoría de la oposición conservadora, muy pro comercio libre, está en línea con Obama respecto a este asunto. No sorprende, pues, que los negociadores europeos y estadounidenses hayan excluido los dos temas más controvertidos, el ISDS y los servicios financieros, de las próximas rondas y que las dejen para el final.

Las elecciones de mayo

Con tantos frentes abiertos como le han salido al TTIP en los últimos meses, no sorprende que el proceso negociador esté estancado. “No creo que haya nada acordado todavía”, comenta Steinberg, del Instituto Elcano. Incluso el comisario europeo de Salud y Seguridad Alimentaria, el lituano Vytenis Andriukaitis, admitió a principios de año que las conversaciones apenas avanzan, mientras Bruselas y los líderes europeos buscan la fórmula para superar las diferencias sobre la eventual ratificación del tratado y su legitimación democrática. “Debemos tomar en serio las preocupaciones de la gente”, dijo Andriukaitis. El plan original era cerrar un pacto a finales de 2014. Ahora el objetivo es llegar a algún tipo de acuerdo a finales de este año. El tiempo corre en contra de los funcionarios de Washington y Bruselas, porque se da por hecho que en 2016 se paralizará todo por la larga campaña de las elecciones presidenciales en EEUU, en noviembre de ese año. Todo el mundo, también los negociadores del TTIP, estarán entonces a la espera de saber quién será el nuevo inquilino de la Casa Blanca. “Intentarán pactar un acuerdo de mínimos para poder seguir negociando más adelante”, afirma Steinberg. De lo contrario, el plan de crear un área de libre comercio transatlántico estaría muerto, por lo menos durante una generación.

Los detractores del tratado han cogido confianza. Ahora quieren acelerar y ampliar la campaña para que el TTIP acabe en el desguace. Para el próximo 18 de abril se están organizando grandes manifestaciones y otros actos a ambos lados del Atlántico con motivo del Día Internacional de la Lucha Campesina. El activista Rico es optimista y cree que el debate sobre el tratado finalmente también llegará a ocupar el lugar que se merece en la agenda pública en España. “Hay un trabajo muy activo de los movimientos y colectivos que están en esto”, afirma este ecologista. “Decimos a la gente que no hace falta cambiar su lucha. Si estás en la Marea Verde, por ejemplo, sigue allí, pero habla del TTIP en tus manifestaciones ya que tendría un impacto importante en la educación pública”, añade. Los organizadores de la campaña contra el tratado ven una gran oportunidad en las elecciones municipales y autonómicas de mayo para meter el asunto en la agenda. Porque muchos aspectos del tratado afectan directamente a los ayuntamientos, como la pretendida liberalización de los concursos de prestaciones y servicios públicos. “Ahora mismo es posible parar el TTIP”, asegura Rico. Pararlo o no, sería un logro importante si los dirigentes políticos cumpliesen su palabra y realmente escucharan lo que los ciudadanos europeos opinan sobre el pollo de clorina.

Kategorien: Attac Planet

El 21 de Marzo las Marchas de la Dignidad vuelven a Madrid para exigir Pan, Trabajo, Techo y Dignidad

Mo, 02/03/2015 - 13:00

Las Marchas de la Dignidad vuelven a Madrid caminando hacia la Huelga General con el objetivo de exigir una vida con dignidad. Desde todos los puntos del estado español columnas de dignidad se movilizarán para defender el programa del movimiento 22M como paso previo a la convocatoria de la movilización general de octubre concretada en una Huelga General laboral, de consumo y social.

portada_21M

A un año de la conmemoración de la gran manifestación del 22M que concentró en Madrid a centenares de miles de personas que reivindicamos una vida digna, la situación no ha cambiado a mejor y se profundizan las consecuencias de los perversos efectos de las llamadas políticas de austeridad impuestas por la Troika contra la mayoría social del estado español.

La terca realidad desmiente de forma descarnada al gobierno del Partido Popular y a los poderes que lo apoyan, la campaña de publicidad para vender la idea de que hemos salido de la crisis en la que está inmerso el gobierno y los poderes económicos y mediáticos adictos a este régimen bipartidista monárquico, se da de bruces con la situación en la que hoy se encuentra la mayoría social. A aquellos que siguen los dictados de instituciones que no se han sometido al sufragio de la ciudadanía:

¡¡¡ Hay que echarles !!!

MarchasDIGNIDAD-21M-CartelEn efecto, la tasa de paro (EPA) sigue situada en el 24% de población con más de cinco millones y medio de personas en situación de desempleo, la cobertura de prestaciones a la personas sin empleo no llega al 58%. Cerca de tres millones de personas carecen de ingresos, situación que afecta a más de medio millón de hogares. Los empleos que se crean son precarios y con salarios de miseria por lo que hoy se es pobre incluso teniendo empleo. En este sentido la diferencia salarial entre hombres y mujeres es del 24%. El paro juvenil sigue superando el 55% y cada día son más los jóvenes que, como sus abuelos, tienen que emigrar para poder tener el futuro que este país les niega. Las pensiones pierden poder adquisitivo año tras año y su revalorización es una vergüenza.

En esta situación económica es alarmante el aumento de la pobreza que se sitúa en el 30 % de la población, una de cada cinco personas está en riesgo de pobreza severa y de exclusión social, esta pobreza tiene mayoritariamente rostro infantil y de mujer. El aumento de la precariedad social, fruto de estas políticas de recortes, de la precariedad laboral y salarial, de eliminación de derechos y coberturas sociales, aumenta el número de personas afectadas por los desahucios y por lo que se ha dado en llamar pobreza energética (cortes de los servicios de luz, agua y gas). Este invierno han muerto personas a consecuencia de la precaria situación de los hogares.

La corrupción y las irregularidades fiscales roban a las arcas del estado español un 5% del PIB, y junto a ello, la política fiscal beneficia a los que más tienen, recayendo la carga sobre la clase trabajadora y la mayoría social. Hoy en el estado español aumentan los millonarios y también los pobres, agrandándose la brecha social.

Todo ello tiene sus efectos por la reforma del artículo 135 de la C.E., mediante el cual se hipoteca toda soberanía popular a los dictados de la UE y el BCE priorizando el pago de la deuda a los especuladores al bienestar y los derechos de la mayoría social. Es patente la descomposición del régimen del 78 y de una constitución que no reconoce los derechos de los pueblos y naciones del estado y que ya es papel mojado en sus referencias a derechos y libertades.

Ante ello y como respuesta a la movilización social contra estas criminales políticas, el gobierno aumenta la represión contra el pueblo, la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana y del Código Penal, que tiene por objeto la merma de derechos y libertades para silenciar a un pueblo que sufre y al que están empobreciendo como medio para la dominación y la explotación.

Las Marchas de la Dignidad vuelven a pedir a la mayoría social y a la clase trabajadora que se movilice, que demuestre en la calle que QUEREMOS VIVIR CON DIGNIDAD, que identifiquemos a los culpables de esta grave e injusta situación social y defendamos el programa de las marchas de la dignidad.

Un programa de mínimos con un gran consenso social y político en tormo al:

  • No al pago de la deuda, ilegal, ilegitima y odiosa
  • La defensa de los servicios públicos para todos y todas
  • Trabajo digno con derechos y salario suficiente, reducción de la jornada de trabajo y renta básica
  • Por el derecho a decidir de las personas, los pueblos y las naciones del estado en los aspectos que atañen a su vida y futuro
  • La defensa de los derechos de la mujer y por un futuro para nuestra juventud
  • Contra la precariedad laboral y social, No a las reformas laborales
  • Contra la represión y contra la Ley Mordaza
  • No a los tratados entre gobiernos y transnacionales contra los derechos sociales. No al TTIP
  • Por el derecho a una vivienda digna y no al corte de los servicios esenciales de luz, agua y gas
  • No a la OTAN, No a las guerras

Caminado hacia la Huelga General

 Hay que echarles

Kategorien: Attac Planet

El 21 de Marzo las Marchas de la Dignidad vuelven a Madrid para exigir Pan, Trabajo, Techo y Dignidad

Mo, 02/03/2015 - 13:00

Las Marchas de la Dignidad vuelven a Madrid caminando hacia la Huelga General con el objetivo de exigir una vida con dignidad. Desde todos los puntos del estado español columnas de dignidad se movilizarán para defender el programa del movimiento 22M como paso previo a la convocatoria de la movilización general de octubre concretada en una Huelga General laboral, de consumo y social.

portada_21M

A un año de la conmemoración de la gran manifestación del 22M que concentró en Madrid a centenares de miles de personas que reivindicamos una vida digna, la situación no ha cambiado a mejor y se profundizan las consecuencias de los perversos efectos de las llamadas políticas de austeridad impuestas por la Troika contra la mayoría social del estado español.

La terca realidad desmiente de forma descarnada al gobierno del Partido Popular y a los poderes que lo apoyan, la campaña de publicidad para vender la idea de que hemos salido de la crisis en la que está inmerso el gobierno y los poderes económicos y mediáticos adictos a este régimen bipartidista monárquico, se da de bruces con la situación en la que hoy se encuentra la mayoría social. A aquellos que siguen los dictados de instituciones que no se han sometido al sufragio de la ciudadanía:

¡¡¡ Hay que echarles !!!

MarchasDIGNIDAD-21M-CartelEn efecto, la tasa de paro (EPA) sigue situada en el 24% de población con más de cinco millones y medio de personas en situación de desempleo, la cobertura de prestaciones a la personas sin empleo no llega al 58%. Cerca de tres millones de personas carecen de ingresos, situación que afecta a más de medio millón de hogares. Los empleos que se crean son precarios y con salarios de miseria por lo que hoy se es pobre incluso teniendo empleo. En este sentido la diferencia salarial entre hombres y mujeres es del 24%. El paro juvenil sigue superando el 55% y cada día son más los jóvenes que, como sus abuelos, tienen que emigrar para poder tener el futuro que este país les niega. Las pensiones pierden poder adquisitivo año tras año y su revalorización es una vergüenza.

En esta situación económica es alarmante el aumento de la pobreza que se sitúa en el 30 % de la población, una de cada cinco personas está en riesgo de pobreza severa y de exclusión social, esta pobreza tiene mayoritariamente rostro infantil y de mujer. El aumento de la precariedad social, fruto de estas políticas de recortes, de la precariedad laboral y salarial, de eliminación de derechos y coberturas sociales, aumenta el número de personas afectadas por los desahucios y por lo que se ha dado en llamar pobreza energética (cortes de los servicios de luz, agua y gas). Este invierno han muerto personas a consecuencia de la precaria situación de los hogares.

La corrupción y las irregularidades fiscales roban a las arcas del estado español un 5% del PIB, y junto a ello, la política fiscal beneficia a los que más tienen, recayendo la carga sobre la clase trabajadora y la mayoría social. Hoy en el estado español aumentan los millonarios y también los pobres, agrandándose la brecha social.

Todo ello tiene sus efectos por la reforma del artículo 135 de la C.E., mediante el cual se hipoteca toda soberanía popular a los dictados de la UE y el BCE priorizando el pago de la deuda a los especuladores al bienestar y los derechos de la mayoría social. Es patente la descomposición del régimen del 78 y de una constitución que no reconoce los derechos de los pueblos y naciones del estado y que ya es papel mojado en sus referencias a derechos y libertades.

Ante ello y como respuesta a la movilización social contra estas criminales políticas, el gobierno aumenta la represión contra el pueblo, la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana y del Código Penal, que tiene por objeto la merma de derechos y libertades para silenciar a un pueblo que sufre y al que están empobreciendo como medio para la dominación y la explotación.

Las Marchas de la Dignidad vuelven a pedir a la mayoría social y a la clase trabajadora que se movilice, que demuestre en la calle que QUEREMOS VIVIR CON DIGNIDAD, que identifiquemos a los culpables de esta grave e injusta situación social y defendamos el programa de las marchas de la dignidad.

Un programa de mínimos con un gran consenso social y político en tormo al:

  • No al pago de la deuda, ilegal, ilegitima y odiosa
  • La defensa de los servicios públicos para todos y todas
  • Trabajo digno con derechos y salario suficiente, reducción de la jornada de trabajo y renta básica
  • Por el derecho a decidir de las personas, los pueblos y las naciones del estado en los aspectos que atañen a su vida y futuro
  • La defensa de los derechos de la mujer y por un futuro para nuestra juventud
  • Contra la precariedad laboral y social, No a las reformas laborales
  • Contra la represión y contra la Ley Mordaza
  • No a los tratados entre gobiernos y transnacionales contra los derechos sociales. No al TTIP
  • Por el derecho a una vivienda digna y no al corte de los servicios esenciales de luz, agua y gas
  • No a la OTAN, No a las guerras

Caminado hacia la Huelga General

 Hay que echarles

Kategorien: Attac Planet

El 21 de Marzo las Marchas de la Dignidad vuelven a Madrid para exigir Pan, Trabajo, Techo y Dignidad

Mo, 02/03/2015 - 13:00

Las Marchas de la Dignidad vuelven a Madrid caminando hacia la Huelga General con el objetivo de exigir una vida con dignidad. Desde todos los puntos del estado español columnas de dignidad se movilizarán para defender el programa del movimiento 22M como paso previo a la convocatoria de la movilización general de octubre concretada en una Huelga General laboral, de consumo y social.

portada_21M

A un año de la conmemoración de la gran manifestación del 22M que concentró en Madrid a centenares de miles de personas que reivindicamos una vida digna, la situación no ha cambiado a mejor y se profundizan las consecuencias de los perversos efectos de las llamadas políticas de austeridad impuestas por la Troika contra la mayoría social del estado español.

La terca realidad desmiente de forma descarnada al gobierno del Partido Popular y a los poderes que lo apoyan, la campaña de publicidad para vender la idea de que hemos salido de la crisis en la que está inmerso el gobierno y los poderes económicos y mediáticos adictos a este régimen bipartidista monárquico, se da de bruces con la situación en la que hoy se encuentra la mayoría social. A aquellos que siguen los dictados de instituciones que no se han sometido al sufragio de la ciudadanía:

¡¡¡ Hay que echarles !!!

MarchasDIGNIDAD-21M-CartelEn efecto, la tasa de paro (EPA) sigue situada en el 24% de población con más de cinco millones y medio de personas en situación de desempleo, la cobertura de prestaciones a la personas sin empleo no llega al 58%. Cerca de tres millones de personas carecen de ingresos, situación que afecta a más de medio millón de hogares. Los empleos que se crean son precarios y con salarios de miseria por lo que hoy se es pobre incluso teniendo empleo. En este sentido la diferencia salarial entre hombres y mujeres es del 24%. El paro juvenil sigue superando el 55% y cada día son más los jóvenes que, como sus abuelos, tienen que emigrar para poder tener el futuro que este país les niega. Las pensiones pierden poder adquisitivo año tras año y su revalorización es una vergüenza.

En esta situación económica es alarmante el aumento de la pobreza que se sitúa en el 30 % de la población, una de cada cinco personas está en riesgo de pobreza severa y de exclusión social, esta pobreza tiene mayoritariamente rostro infantil y de mujer. El aumento de la precariedad social, fruto de estas políticas de recortes, de la precariedad laboral y salarial, de eliminación de derechos y coberturas sociales, aumenta el número de personas afectadas por los desahucios y por lo que se ha dado en llamar pobreza energética (cortes de los servicios de luz, agua y gas). Este invierno han muerto personas a consecuencia de la precaria situación de los hogares.

La corrupción y las irregularidades fiscales roban a las arcas del estado español un 5% del PIB, y junto a ello, la política fiscal beneficia a los que más tienen, recayendo la carga sobre la clase trabajadora y la mayoría social. Hoy en el estado español aumentan los millonarios y también los pobres, agrandándose la brecha social.

Todo ello tiene sus efectos por la reforma del artículo 135 de la C.E., mediante el cual se hipoteca toda soberanía popular a los dictados de la UE y el BCE priorizando el pago de la deuda a los especuladores al bienestar y los derechos de la mayoría social. Es patente la descomposición del régimen del 78 y de una constitución que no reconoce los derechos de los pueblos y naciones del estado y que ya es papel mojado en sus referencias a derechos y libertades.

Ante ello y como respuesta a la movilización social contra estas criminales políticas, el gobierno aumenta la represión contra el pueblo, la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana y del Código Penal, que tiene por objeto la merma de derechos y libertades para silenciar a un pueblo que sufre y al que están empobreciendo como medio para la dominación y la explotación.

Las Marchas de la Dignidad vuelven a pedir a la mayoría social y a la clase trabajadora que se movilice, que demuestre en la calle que QUEREMOS VIVIR CON DIGNIDAD, que identifiquemos a los culpables de esta grave e injusta situación social y defendamos el programa de las marchas de la dignidad.

Un programa de mínimos con un gran consenso social y político en tormo al:

  • No al pago de la deuda, ilegal, ilegitima y odiosa
  • La defensa de los servicios públicos para todos y todas
  • Trabajo digno con derechos y salario suficiente, reducción de la jornada de trabajo y renta básica
  • Por el derecho a decidir de las personas, los pueblos y las naciones del estado en los aspectos que atañen a su vida y futuro
  • La defensa de los derechos de la mujer y por un futuro para nuestra juventud
  • Contra la precariedad laboral y social, No a las reformas laborales
  • Contra la represión y contra la Ley Mordaza
  • No a los tratados entre gobiernos y transnacionales contra los derechos sociales. No al TTIP
  • Por el derecho a una vivienda digna y no al corte de los servicios esenciales de luz, agua y gas
  • No a la OTAN, No a las guerras

Caminado hacia la Huelga General

 Hay que echarles

Kategorien: Attac Planet

Debate en ATTAC sobre Renta Básica Universal y Trabajo Garantizado

Mo, 02/03/2015 - 09:00

Eduardo Garzón Espinosa – Consejo Científico de ATTAC España

Comparto uno de los mejores debates que he tenido en torno a la Renta Básica Universal y Trabajo Garantizado.

Saque de Esquina

Kategorien: Attac Planet

Syriza y los acreedores: un nuevo lenguaje en Europa

Mo, 02/03/2015 - 07:00

Alejandro Nadal – Consejo Científico de ATTAC España

En su Arte de la guerra, Sun Tzu aconseja permanecer atento al peligro y al caos mientras no tengan todavía forma. Es precisamente lo que tenía que hacer el nuevo gobierno en Atenas al abordar la primera ronda de negociaciones con los poderes establecidos de Europa, y en especial con los ministros de finanzas del eurogrupo.

Atentos al peligro antes de que tome forma, dice el clásico texto. Pero con el enemigo apuntando una pistola a la cabeza, es difícil pensar que el peligro todavía no llega. Y Syriza se encontró en una situación análoga. Era claro que lo urgente era generar un nuevo lenguaje.

El gobierno del primer ministro Alexis Tsipras tomó posesión apenas hace un mes. En las negociaciones para extender el acuerdo con la troika sólo estaba previsto o prolongar el acuerdo con las condiciones de austeridad que ya están plasmadas en el memorándum de entendimiento o rechazarlo. Esta última opción implicaría, como se sabe, precipitar una crisis bancaria que desembocaría en la salida desordenada del euro a un terrible costo. El diktat punitivo de los halcones de la austeridad es sencillo: obedecer o salirse.

Los acreedores calcularon que Syriza no estaba preparado para llevar a cabo una salida ordenada del euro. Ese cálculo es acertado. Syriza no tiene la intención de salir del euro por varias razones, pero quizás la más importante es que no fue elegido para abandonar la moneda común europea. Por eso se equivocan quienes afirman que Syriza llegó débil a las negociaciones por haber desechado de entrada la amenaza de abandonar el euro. Parece que Tsipras y sus amigos piensan, por el momento, que esa medida iría más allá de su mandato electoral.

Tsipras y Varoufakis han sido claros sobre este tema. Pero si esta primera experiencia de negociación no abre nuevos espacios a la política fiscal o no proporciona la flexibilidad que necesita Syriza, el debate interno sobre la forma de realizar una transición monetaria comenzará a considerar la salida del euro como una opción realista.

En la coyuntura actual, el proyecto de recuperar el pleno dominio de la política monetaria y cambiaria es muy importante y nadie lo ha olvidado en Atenas. Pero convertirlo en un objetivo político explícito que quizás habría que llevar a un referéndum, por ejemplo, es algo distinto. Planear esa transición, establecer las bases para concretarla (imprimir y acuñar el circulante de alto poder que debería entrar en circulación) y establecer los tiempos y secuencia para realizar la conversión de manera ordenada con el público, eso es algo que lleva tiempo. En un contexto de guerra económica, dicha planeación es equivalente a mostrar al enemigo todas las cartas. Y el enemigo no va a cooperar con Atenas si se llega a escoger esa opción, el Grexit. No hay que perder eso de vista, los acreedores que quieren someter a los pueblos de Europa harán todo lo que puedan para que abandonar el euro conlleve un costo terrible para Grecia.

Entonces, ¿cuál era el objetivo de los negociadores griegos en esta primera escaramuza?

Syriza fue elegido para salir de la austeridad y llevar a cabo las reformas que de verdad necesita la economía en Grecia para bienestar del pueblo. La lista completa de propuestas que Atenas presentó a la Unión Europea y al eurogrupo incluye algunas de estas reformas y aplaza otras. Las más importantes tienen que ver con el nivel del superávit fiscal, el esquema de privatizaciones y la mal llamada reforma laboral. Parece claro que la meta de superávit fiscal ha quedado clavada en el 1.5 por ciento. Esto sigue siendo dañino, sobre todo en el contexto de una crisis deflacionaria. Pero ya no se hace referencia a la meta de 4.5 por ciento que destacaba un aire punitivo o de vendetta en el memorando. ¿Un pequeño logro o claudicación de Siriza en esta primera ronda?

El compromiso para generar un superávit primario de 4.5 por ciento en 2016 fue adquirido por el gobierno anterior. Pero nadie, ni Bruselas, ni el FMI, ni los halcones del eurogrupo, llegó a creer que era un objetivo alcanzable. Esto dice mucho sobre la duplicidad de los poderes establecidos. Como señala Frances Coppola (www.pieria.co.uk), la gran diferencia entre la posición de Syriza y la del eurogrupo se reduce a unas cuantas palabras: prolongar el programa actual versus llegar a un nuevo acuerdo. El programa actual es un desastre, pero en lugar de reconocerlo, el eurogrupo y los halcones de la austeridad intentaron por todos los medios que el nuevo gobierno en Atenas aceptara continuarlo. En ese terreno fundamental, fracasaron.

Las negociaciones en el futuro cercano tendrán que especificar los contornos del nuevo arreglo. Claro, este tipo de acuerdos conlleva el peligro de permitir errores de cálculo, algo que puede desembocar en conflictos más intensos. Pero también abre espacios para que un nuevo lenguaje permita una deliberación constructiva, con resultados más favorables para el futuro de los pueblos de Europa, atentos todos mientras el caos todavía no adquiere forma.

Twitter: @anadaloficial

Artículo publicado en La Jornada

Kategorien: Attac Planet

Contra la banalización del pensamiento político y la politica espectáculo

So, 01/03/2015 - 09:00
 Carlos Martínez – Consejo Científico de ATTAC España

Hay demasiadas personas recién llegadas a la lucha social o la política militante y activista por la transformación social, que tienen que comenzar a respetar las ideas de las demás, sus ideales y sus luchas. En lugar de militantes parecen hinchas del Real Madrid o del Atlético de Madrid. Creen haber descubierto América y la cultura griega hace nueve meses. Si no maduran y respetan, le van a acabar haciendo un flaco favor a la lucha frente al capital, contra la explotación y por el reparto de la riqueza. Hay ciertos tics que pueden acabar siendo totalitarios. Cuidado. La politica por la transformación social y el cambio, necesita activistas, no hooligans.

No es en los platós de ciertas televisiones privadas donde se construye el pensamiento critico, ni se forja la unidad en las luchas. La unidad se construye en las movilizaciones sociales colectivas y de clase.

La herencia de la lucha de clases no debe ser transformada en una suerte de club de fans, con una trasfondo de pensamiento postmoderno. Necesita sólidas raíces y elaboración colectiva. Pero sobre todo necesita perseverancia, capacidad de resistencia y de lucha, y solidez de ideas politicas, que no de conceptos publicitarios de marketing.

Por eso hay un gran hueco para los valores de la izquierda y los y las que los sustentamos y nos alimentamos de ellos. El cambio de sistema necesita de corredores y corredoras de fondo. Despreciar a las izquierdas reales y transformadoras es coincidir con los ultra-liberales y los ultra-conservadores.

Necesitamos más obreros, artesanos y poetas haciendo politica.

Kategorien: Attac Planet

Contra la banalización del pensamiento político y la politica espectáculo

So, 01/03/2015 - 09:00
 Carlos Martínez – Consejo Científico de ATTAC España

Hay demasiadas personas recién llegadas a la lucha social o la política militante y activista por la transformación social, que tienen que comenzar a respetar las ideas de las demás, sus ideales y sus luchas. En lugar de militantes parecen hinchas del Real Madrid o del Atlético de Madrid. Creen haber descubierto América y la cultura griega hace nueve meses. Si no maduran y respetan, le van a acabar haciendo un flaco favor a la lucha frente al capital, contra la explotación y por el reparto de la riqueza. Hay ciertos tics que pueden acabar siendo totalitarios. Cuidado. La politica por la transformación social y el cambio, necesita activistas, no hooligans.

No es en los platós de ciertas televisiones privadas donde se construye el pensamiento critico, ni se forja la unidad en las luchas. La unidad se construye en las movilizaciones sociales colectivas y de clase.

La herencia de la lucha de clases no debe ser transformada en una suerte de club de fans, con una trasfondo de pensamiento postmoderno. Necesita sólidas raíces y elaboración colectiva. Pero sobre todo necesita perseverancia, capacidad de resistencia y de lucha, y solidez de ideas politicas, que no de conceptos publicitarios de marketing.

Por eso hay un gran hueco para los valores de la izquierda y los y las que los sustentamos y nos alimentamos de ellos. El cambio de sistema necesita de corredores y corredoras de fondo. Despreciar a las izquierdas reales y transformadoras es coincidir con los ultra-liberales y los ultra-conservadores.

Necesitamos más obreros, artesanos y poetas haciendo politica.

Kategorien: Attac Planet

Acto en Conmemoración 8 de Marzo: Día Internacional de la Mujer Trabajadora

So, 01/03/2015 - 07:02

Acto en Conmemoración 8 de Marzo: Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Presentación del libro: “Activismo Académico en la Causa Saharaui” (Nuevas perspectivas críticas en derecho, política y Arte)

Organiza: Sección de Ciencias Sociales

Colaboración: Asociación Pro Derechos Humanos de España; (Grupo Mujer) y Universidad Autónoma de Madrid.

4 de marzo a las 19 h. en el Salón Ciudad de Úbeda. Ateneo de Madrid.

Intervienen:

Presentación: Juan Carlos Gimeno, Antropólogo, Director del Dto.deAntropología Social y Pensamiento Filosófico Español de UAM.

Coordinación del libro: Rocío Medida, Profesora de Filosofía del Derecho en U. Pablo de Olavide de Sevilla.

Moderación: Estefanía Molina, Doctoranda de la UAM, Experta en Cooperación y Desarrollo con Perspectivas de Género.

Coordinación del acto: Sagrario Losada, Antropóloga, primera secretaria de la Sección de Ciencias Sociales, coordinadora Grupo Mujer APDHE.

ateneo

Kategorien: Attac Planet

Acto en Conmemoración 8 de Marzo: Día Internacional de la Mujer Trabajadora

So, 01/03/2015 - 07:02

Acto en Conmemoración 8 de Marzo: Día Internacional de la Mujer Trabajadora

Presentación del libro: “Activismo Académico en la Causa Saharaui” (Nuevas perspectivas críticas en derecho, política y Arte)

Organiza: Sección de Ciencias Sociales

Colaboración: Asociación Pro Derechos Humanos de España; (Grupo Mujer) y Universidad Autónoma de Madrid.

4 de marzo a las 19 h. en el Salón Ciudad de Úbeda. Ateneo de Madrid.

Intervienen:

Presentación: Juan Carlos Gimeno, Antropólogo, Director del Dto.deAntropología Social y Pensamiento Filosófico Español de UAM.

Coordinación del libro: Rocío Medida, Profesora de Filosofía del Derecho en U. Pablo de Olavide de Sevilla.

Moderación: Estefanía Molina, Doctoranda de la UAM, Experta en Cooperación y Desarrollo con Perspectivas de Género.

Coordinación del acto: Sagrario Losada, Antropóloga, primera secretaria de la Sección de Ciencias Sociales, coordinadora Grupo Mujer APDHE.

ateneo

Kategorien: Attac Planet

Austeridad, banca, Alemania y Grecia

So, 01/03/2015 - 07:00

Xavier Caño Tamayo – ATTAC Madrid

Tras un baile de rumores, medias verdades y mentiras enteras sobre lo que ocurría o podía ocurrir entre la Unión Europea y la Grecia de Siryza, el ministro de Finanzas griego Varoufakis ha presentado al Eurogrupo una propuesta de reformas y decisiones para que su país continúe recibiendo ayuda financiera. Una propuesta, por cierto, que no arroja al pueblo griego a los pies de los caballos como hasta ahora. La extensión del préstamo durante cuatro meses más incluía la condición de que ésta aportara medidas que convencieran a los prestamistas internacionales, sobre todo a los bancos alemanes, de que no eludiría sus compromisos. El gobierno de Siryza ha presentado esa lista y, como remarca Michel Hudson, está de acuerdo en equilibrar el presupuesto, pero desde otra perspectiva a la habida hasta ahora: en vez de rebajar las pensiones de los trabajadores, recaudará los miles de millones de impuestos atrasados de potentados griegos y desarticulará las trampas de los propietarios de bienes raíces que evaden impuestos. Por ejemplo. La Unión Europea no ha tenido más remedio que considerar “bastante positiva” la lista de propuestas en la que destaca el plan contra el fraude fiscal, mejorar la recaudación tributaria, reformar la Administración para ahorrar gastos y que sea más eficaz, así como dar facilidades a empresarios deudores del estado griego para poder liquidar sus deudas tributarias o de cotizaciones sociales sin ahogarse. De momento, el gobierno griego acepta no aumentar ahora el salario mínimo, pero no permitirá nada contra las pensiones públicas. Un triunfo incompleto de Grecia sin duda, pero no es la aceptación de la ruina popular como consintió el anterior gobierno con el primer rescate. Alemania ha sido la nota discordante al no considerar positiva las propuestas del gobierno griego. Como dice el economista alemán Fabian Lindner, Alemania pretende justificarse con la fábula de que los perezosos trabajadores griegos se aprovechan de los laboriosos alemanes, que han aplicado una responsable austeridad y así han superado la crisis. No es cierto. Olvidan que, más allá de la huera retórica de la austeridad, Alemania ha sobrellevado la crisis por las exportaciones a esos países del sur europeo que mira con desconfianza, pero sobre todo no porque se haya apretado el cinturón, sino por la generosa ayuda gubernamental a empresas y bancos y un considerable paquete de fiscalidad estimulante más generosos subsidios estatales para conservar los empleos. No es cuestión de países, como pretenden muchos titulares. Como dice Michel Hudson, “lo que ocurre con Grecia es lucha de clases. No es Alemania contra Grecia, como repiten hasta el tedio los medios informativos, sino una verdadera guerra de los bancos contra el mundo del trabajo”. No es que el poder financiero quiera que Grecia equilibre su presupuesto sin más; lo que en  verdad busca es que equilibre el presupuesto rebajando salarios y recortando pensiones. Por el contrario, Siryza propone equilibrar el presupuesto, lo que es exigible, haciendo que los ricos paguen lo que deben. Alemania, mejor dicho su élite económica y financiera, ha impuesto a Europa una estéril austeridad que ha convertido la crisis financiera de la eurozona en crisis vital europea. Pero no es cuestión nacional, porque el capital no tiene otra patria que la acumulación de beneficios, es que el inestable sector financiero es una fuerza de destrucción masiva, como escribió el Nobel Paul Krugman. Así las cosas no habrá salida para Grecia, para Portugal, para España ni para Italia en tanto no se afronte el apalancamiento general, la inestabilidad camuflada, la despatrimonialización de la banca europea y la desregulación financiera que otorga patente de corso a la banca. Ya en 2011 el entonces profesor Yanis Varoufakis escribió que “la razón fundamental por la que Europa permitía una crisis de deuda, perfectamente evitable pero que engulliría a los países del sur europeo, era el lamentable estado de los bancos alemanes y la determinación del gobierno alemán de que nada permitiera conocer la precaria situación de esos bancos. Si estuviera hoy aquí don Quijote, a la vista de tal panorama, parafrasearía que con la banca hemos topado, amigo Sancho. El gran obstáculo para que Grecia y Europa en general se recuperen. Periodista y escritor Artículo publicado en ALAI, América Latina en Movimiento
Kategorien: Attac Planet

Austeridad, banca, Alemania y Grecia

So, 01/03/2015 - 07:00

Xavier Caño Tamayo – ATTAC Madrid

Tras un baile de rumores, medias verdades y mentiras enteras sobre lo que ocurría o podía ocurrir entre la Unión Europea y la Grecia de Siryza, el ministro de Finanzas griego Varoufakis ha presentado al Eurogrupo una propuesta de reformas y decisiones para que su país continúe recibiendo ayuda financiera. Una propuesta, por cierto, que no arroja al pueblo griego a los pies de los caballos como hasta ahora. La extensión del préstamo durante cuatro meses más incluía la condición de que ésta aportara medidas que convencieran a los prestamistas internacionales, sobre todo a los bancos alemanes, de que no eludiría sus compromisos. El gobierno de Siryza ha presentado esa lista y, como remarca Michel Hudson, está de acuerdo en equilibrar el presupuesto, pero desde otra perspectiva a la habida hasta ahora: en vez de rebajar las pensiones de los trabajadores, recaudará los miles de millones de impuestos atrasados de potentados griegos y desarticulará las trampas de los propietarios de bienes raíces que evaden impuestos. Por ejemplo. La Unión Europea no ha tenido más remedio que considerar “bastante positiva” la lista de propuestas en la que destaca el plan contra el fraude fiscal, mejorar la recaudación tributaria, reformar la Administración para ahorrar gastos y que sea más eficaz, así como dar facilidades a empresarios deudores del estado griego para poder liquidar sus deudas tributarias o de cotizaciones sociales sin ahogarse. De momento, el gobierno griego acepta no aumentar ahora el salario mínimo, pero no permitirá nada contra las pensiones públicas. Un triunfo incompleto de Grecia sin duda, pero no es la aceptación de la ruina popular como consintió el anterior gobierno con el primer rescate. Alemania ha sido la nota discordante al no considerar positiva las propuestas del gobierno griego. Como dice el economista alemán Fabian Lindner, Alemania pretende justificarse con la fábula de que los perezosos trabajadores griegos se aprovechan de los laboriosos alemanes, que han aplicado una responsable austeridad y así han superado la crisis. No es cierto. Olvidan que, más allá de la huera retórica de la austeridad, Alemania ha sobrellevado la crisis por las exportaciones a esos países del sur europeo que mira con desconfianza, pero sobre todo no porque se haya apretado el cinturón, sino por la generosa ayuda gubernamental a empresas y bancos y un considerable paquete de fiscalidad estimulante más generosos subsidios estatales para conservar los empleos. No es cuestión de países, como pretenden muchos titulares. Como dice Michel Hudson, “lo que ocurre con Grecia es lucha de clases. No es Alemania contra Grecia, como repiten hasta el tedio los medios informativos, sino una verdadera guerra de los bancos contra el mundo del trabajo”. No es que el poder financiero quiera que Grecia equilibre su presupuesto sin más; lo que en  verdad busca es que equilibre el presupuesto rebajando salarios y recortando pensiones. Por el contrario, Siryza propone equilibrar el presupuesto, lo que es exigible, haciendo que los ricos paguen lo que deben. Alemania, mejor dicho su élite económica y financiera, ha impuesto a Europa una estéril austeridad que ha convertido la crisis financiera de la eurozona en crisis vital europea. Pero no es cuestión nacional, porque el capital no tiene otra patria que la acumulación de beneficios, es que el inestable sector financiero es una fuerza de destrucción masiva, como escribió el Nobel Paul Krugman. Así las cosas no habrá salida para Grecia, para Portugal, para España ni para Italia en tanto no se afronte el apalancamiento general, la inestabilidad camuflada, la despatrimonialización de la banca europea y la desregulación financiera que otorga patente de corso a la banca. Ya en 2011 el entonces profesor Yanis Varoufakis escribió que “la razón fundamental por la que Europa permitía una crisis de deuda, perfectamente evitable pero que engulliría a los países del sur europeo, era el lamentable estado de los bancos alemanes y la determinación del gobierno alemán de que nada permitiera conocer la precaria situación de esos bancos. Si estuviera hoy aquí don Quijote, a la vista de tal panorama, parafrasearía que con la banca hemos topado, amigo Sancho. El gran obstáculo para que Grecia y Europa en general se recuperen. Periodista y escritor Artículo publicado en ALAI, América Latina en Movimiento
Kategorien: Attac Planet

Convocatoria: Jornada de acción contra la Pobreza Energética

Sa, 28/02/2015 - 17:02

Durante el año 2012 las compañías eléctricas cortaron el suministro por impago a 1.400.000 consumidores en nuestro país.

Ese mismo año, según datos del estudio sobre Pobreza Energética en España elaborado por la Asociación de Ciencias Ambientales, 7 millones de personas, el 17% de hogares, destinaban más del 10% de sus ingresos al pago de su factura energética, y unos 4 millones de personas, el 9% de hogares, tenían dificultades para mantener su vivienda en unas condiciones de temperatura adecuadas para la salud (18 a 20º C en invierno y 25º C en verano).

Y lo peor es que esa incapacidad para mantener la vivienda a una temperatura adecuada es la causa de 7.000 muertes prematuras al año.

Son datos de 2012. Pero la situación hoy en día no es mejor.

Con la crisis bajan nuestros ingresos, pero las facturas energéticas siguen subiendo porque dependemos de los combustibles fósiles y de un oligopolio empresarial.

El Comité Económico y Social Europeo ha afirmado de manera contundente: “La pobreza energética mata física y socialmente”. En este contexto, España como estado miembro de la UE, tiene la obligación de desarrollar planes nacionales contra la pobreza energética y proteger a los consumidores vulnerables.

Sin embargo, el Gobierno todavía no ha adoptado ninguna medida al respecto.

Por ello, desde la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético hacemos un llamamiento a la ciudadanía y las organizaciones para movilizarse contra la Pobreza Energética.

La energía no es un lujo, es un derecho. ¡Reclámalo!

 

Cuándo: Sábado 28 de febrero a las 12:00 h.

Dónde: Puerta del Sol, Madrid.

Qué: La Plataforma por un Nuevo Modelo Energético convoca una jornada de acción contra la Pobreza Energética, para promover la declaración del 17 de febrero como Día Europeo de lucha contra la Pobreza Energética, y reclamar al Gobierno y las Administraciones la adopción de medidas urgentes para abordar este grave problema social. La jornada contará con la actuación del colectivo de artes escénicas Pez Limbo, que representará de una manera pedagógica la dramática situación en la que viven  millones de familias en nuestro país.

Quién: Acompañando a la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético estarán cientos de ciudadan@s y las siguientes organizaciones:

  • ACA (Asociación de Ciencias Ambientales)
  • Alianza contra la Pobreza
  • ATTAC España
  • CECU (Confederación de Consumidores y Usuarios)
  • EAPN-ES (Red Europea de Lucha Contra la Pobreza y la Exclusión Social en el Estado Español)
  • Ecologistas en Acción
  • Federación de Pensionistas y Jubilados de CC.OO.
  • SoDePaz
  • Yay@flautas

pobreza energética

Kategorien: Attac Planet

Por qué el Registro de lobbies en la UE no sirve a la ciudadanía

Sa, 28/02/2015 - 13:25

Juan Hernández Vigueras – Consejo Científico de ATTAC España

EU-lobby-transparency_frEl carácter voluntario de la regulación de la transparencia del lobismo en la Unión Europea, priva a los ciudadanos de una imagen precisa de la decisiva actividad de los lobbies en Bruselas, como revela una  nueva investigación publicada por  ALTER-EU, la Alianza por la Transparencia del Lobismo y la Regulación Ética.*

En 2011, la Comisión Europea y el Parlamento pusieron en marcha el Registro conjunto para la transparencia del lobismo, que sustituyó al anterior Registro de la Comisión que había estado teóricamente en vigor desde 2008 hasta 2011. Hoy en día, el Registro abarca una lista de casi 7.500 personas y organizaciones. Y el anterior Comisario responsable del mismo afirmaba que este Registro está en la avanzadilla de la mayoría de los organismos públicos en el mundo. Declaración que contradice la prosaica realidad registrada u omitida, y es que va a la zaga de otros sistemas de información del lobismo que operan en todo el mundo, sobre todo porque el Registro de la UE se basa en un enfoque voluntario; y no prevé sanciones cuando no se registran los datos o estos son inexactos. En los últimos meses, la Comisión Juncker ha anunciado medidas para incentivar el registro de la actividad de los lobbies pero manteniendo el criterio de la voluntariedad.

Los principales grupos empresariales hacen lobby sin registrarse

El lobismo en Bruselas es claramente un escándalo, del que son responsables todos los gobiernos y quienes ejercen alguna función representativa en  Europa. Algunos de los principales grupos empresariales que presionan activamente en las instituciones y sobre la tecnocracia europea, aún no se han inscrito en el Registro de Transparencia de la UE, como son los casos denunciados en el citado informe:

- Los grupos de presión financiera tales como Standard & Poors, City of London Corporation y Credit Suisse; y consultorías de lobby como EUTOP Bruselas SPRL;

- Los bufetes de abogados como Covington & Burling y Freshfields Bruckhaus Deringer; y

- Las grandes corporaciones como Electrabel, Anglo American y General Motors.

Mientras tanto, muchas de las entradas del Registro no son fiables; porque las firmas de lobby y los bufetes de abogados no dan a conocer sus clientes o sus contactos, lo cual es una clara violación de las normas del Registro; y enmascaran su identidad detrás de siglas sin sentido. Las lagunas en la reglamentación de este Registro oficial son obvias; por ejemplo, a los lobistas aún no se les exige que anoten los expedientes específicos sobre los que aportan trabajos o contactan funcionarios, por ejemplo en el caso de actividades referentes a las negociaciones del Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (conocido por el acrónimo en inglés TTIP).

Además, los gastos en lobby y las cifras sobre la actividad de lobismo son a menudo irreales; y hay demasiadas entradas inverosímiles, como demuestran algunos detalles recogidos en el citado informe. Por ejemplo:

- El número de entradas de Google y Novartis registradas en el Parlamento Europeo sobrepasa el número total de empleados lobistas que dicen que emplean, lo que no puede ser correcto de acuerdo con las normas del Registro.

- Goldman Sachs y Honeywell declaran unos gastos de lobby que resultan ser inferiores a los importes que han pagado a sus agencias de lobby. Mientras algunas entradas son simplemente absurdas: Bearing Point, una consultora profesional, declara que su volumen de negocios en lobismo alcanza la asombrosa cifra de ¡¡ 552.795.000 euros!! Cuando el citado informe fue publicado, BearingPoint  contactó con ALTER-EU para aclarar que la cifra declarada en el Registro no era, en realidad, el gasto en lobby en la UE sino que era su facturación anual. Si bien esto es un error fácil de cometer, este ejemplo muestra la negligencia inexcusable de la Secretaría del Registro de Transparencia en la comprobación de los datos registrados y en la vigilancia de la exactitud de las anotaciones.

Los lobbies financieros prefieren la presión en la sombra

La regulación financiera europea se determina, básicamente, en las instituciones europeas; de ahí que los bancos y las firmas de servicios financieros y sus organizaciones presten una atención intensa en esta materia, como analizo en mi libro sobre Los lobbies financieros. Desde el colapso de los mercados mundiales en 2008, la Comisión Europea, los gobiernos y los eurodiputados de los Estados miembros, se comprometieron a revisar las grandes lagunas normativas de la Unión en cuanto a bancos y transacciones financieras; todas las piezas clave de la legislación de la UE en esta materia iban a ser revisadas y se iban a adoptar nuevas leyes. Y estas ideas y proyectos han mantenido muy atareados a los lobbies financieros en Bruselas. La ONG Corporate Europe Observatory publicó una investigación en abril 2014, mostrando que, conforme a las cifras del Registro oficial en ese momento, la industria financiera gasta más de 120 millones de euros al año en hacer lobby en Bruselas; y emplea a más de 1.700 lobistas. El informe al que nos referimos en este artículo, revela que algunos actores financieros clave conocidos por hacer lobby a nivel de la UE, siguen ausentes en el Registro de Transparencia europeo (a fecha 14 de enero de 2015). Esto significa que en esta dimensión tan importante de la política pública en Europa, tradicionalmente compleja y difícil de seguir  para los ciudadanos, está bajo intensa presión en favor de los intereses de la gran banca y los poderes financieros. Por ejemplo:

- La Corporación de la City de Londres – un lobby muy relevante de alcance mundial – celebró una reunión con el eurodiputado conservador británico Emma McClarkin en junio de 2014, en relación con la regulación de los servicios financieros; se reunió para cenar  con el eurodiputado conservador Kay Swinburne en un distinguido local en enero de 2014; y tuvo una reunión de lobby con la Dirección de la Comisión para el Mercado Interior y Servicios (DG MARKT) en abril de 2014. A pesar de esto, la City de Londres no figura en el Registro oficial europeo.

- El banco Credit Suisse contrató a la agencia Fleishman-Hillard por una cifra entre 200,000 – 250,000 euros para hacer lobby en materia de regulación financiera en 2013. Asimismo, se dedicó al lobismo, celebrando reuniones con la DG MARKT en febrero, marzo y abril de 2014. Si Credit Suisse está involucrado en actividades de lobby, debería estar registrado.

- La agencia Standard & Poors pagó a la consultora de lobby Fleishman-Hillard entre 250.000 y 300.000 euros en 2013; y en marzo 2014 tuvo una reunión de lobby directo con al menos el eurodiputado conservador británico Kay Swinburne, referente a la estabilidad de la infraestructura del mercado.

Todo esto significa graves deficiencias de este Registro europeo para la transparencia de los lobbies en Bruselas. Y la urgencia de que nuestros eurodiputados se informen e interesen por recortar la intervención de los lobbies financieros en la gobernación de la UE como tema prioritario.

Otra nueva regulación tan inútil como la actual

El Parlamento Europeo, junto con organizaciones  de activistas incluyendo ALTER-EU, han exigido durante mucho tiempo un enfoque más duro para la regulación de los lobbies en la UE. Ya es hora que a los gobiernos y a la Comisión Europea se les exija públicamente que ejerzan su responsabilidad. La modificación propuesta del actual Registro no va a mejorar significativamente la exactitud de los datos sobre la actividad de los lobbies (como se destaca en el informe de Alter-EU), porque se seguirá sin permitir que cualquier ciudadano interesada sepa realmente sobre qué se está presionando, quién hace lobby y cuánto se gasta en esa tarea en Bruselas. Pese a los numerosos compromisos expresados para mejorar la mala calidad de la información registrada, la Comisión Juncker propone ahora introducir un Registro obligatorio de lobbies mediante un acuerdo interinstitucional; y el Vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, también se ha comprometido a presentar un proyecto de acuerdo entre las instituciones europeas para un Registro “obligatorio” de las entradas al Parlamento Europeo, que será llevado al Consejo Europeo. Sin embargo, la propuesta Timmermans sólo crearía reglas obligatorias para las instituciones europeas sin que se vieran afectados los propios grupos de presión.

Obviamente esto resulta muy engañoso, ya que tal acuerdo interinstitucional no sería vinculante para los grupos de presión; y, por lo tanto, no se verán obligados a cumplirlo. De ahí, que sean muchas las organizaciones que, como ALTER-EU y otros ciudadanos interesados por Europa, planteemos la urgencia de una propuesta de legislación de la UE para al menos introducir un serio Registro europeo de lobbies jurídicamente vinculante, con el fin de garantizar que los grupos de presión estén obligados a dar cuenta de verdad acerca de todas sus actividades de lobby. Sería la única manera de  avanzar en el conocimiento y la difusión pública de lo que está influyendo en las decisiones que salen de Bruselas y que afectan a la vida diaria de los ciudadanos de la UE.

…………

* The Alliance for Lobbying Transparency and Ethics Regulation (ALTER-EU) es una coalición de unos 200 grupos de la sociedad civil, sindicatos, académicos y ONG que denuncian la creciente influencia que ejercen los grupos de presión empresariales en la agenda política en Europa con el consiguiente perjuicio de la democracia en la toma de decisiones de la UE.

La Europa Opaca de las Finanzas

Kategorien: Attac Planet

Derecho a huelga

Sa, 28/02/2015 - 09:00

Alberto Garzón – Consejo Científico de ATTAC España

El derecho a huelga se consiguió haciendo huelgas. Esta afirmación, que escuché por primera vez a Marcelino Camacho, contiene toda una forma de entender la política y los derechos sociales. Una fórmula de total vigencia. Quien no lucha, no gana. Y quien se muestra indiferente ante lo que sucede a su alrededor, sólo puede perder.

El derecho a huelga siempre ha estado amenazado, especialmente por parte de las élites económicas y políticas que prefieren recursos humanos a trabajadores con dignidad. Hoy más de 300 sindicalistas tienen procesos administrativos o penales abiertos contra ellos. Por participar en huelgas generales o manifestaciones. Están así por defender nuestros derechos conquistados. A esa situación se suma la ley Mordaza y el nuevo código penal aprobado por PP y PSOE. Terribles ataques contra la libertad, pero claros intentos de evitar que protestemos ante la imposición de una suerte de neofeudalismo. Hay que echarles.

Pijus Economicus

Kategorien: Attac Planet

ATTAC Acordem: Convocatòria oberta, participació al Fòrum d’alternatives a l’atur, la pobresa i la desigualtat

Sa, 28/02/2015 - 07:02

logo-definitivo-forum-1024x343

Benvolgudes companyes i companys:

Ens complau adjuntar-vos la carta de convocatòria al Fòrum d’Alternatives a l’Atur, la Pobresa i la Desigualtat que se celebrarà a Barcelona els dies 24, 25 i 26 d’abril de 2015.

Com a entitat de caràcter social o cívic us convidem a participar-hi en 3 modalitats possibles:

  • Signatura de la Carta de convocatòria a l’espai que habilitarem properament al web.www.forumaturpobresaidesigualtat.org
  • Signatura de la Carta de convocatòria i col.laboració amb el grup promotor en l’organització.
  • Presentació d’un taller/taula de debat durant el Fòrum el dissabte 25 d’Abril. Les temàtiques i el termini d’inscripció s’indicaran properament.

Com a partit polític us convidem a donar suport a la Carta de convocatòria i difondre els objectius del Fòrum.

Com a particular us convidem a particiar-hi en 4 modalitats:

  • Signatura de la Carta de convocatòria a l’espai que habilitarem properament al web.www.forumaturpobresaidesigualtat.org
  • Incorporació al Grup promotor per col.laborar en l’organització del Fòrum. Col.laboració com a voluntari durant els dies del Fòrum
  • Col.laboració en tasques de difusió del Fòrum (mitjans comunicació, xarxes socials, etc).
  • Com a oient

Podeu confirmar la vostra adhesió a la Carta de convocatoria i assistència al Fòrum al correu electrònic: correus-forum@outlook.es indicant la/les modalitat/s de participació. En cas de voler proposar un taller/taula de debat les temàtiques i els terminis d’inscripció s’indicaran properament.

El finançament de les despeses d’organització del Fòrum serà a càrrec de les entitats que s’adhereixin a la convocatòria i organització del Fòrum. L’aportació serà de 50 Eur, 100 Eur i 150 Eur en funció del tamany de l’organització i s’haurà d’abonar al nº de compte IBAN ES57 2100 1147 2702 0015 8772, indicant com a titular: “Associació eradicar la pobresa”, com a concepte: “‘aportació Fòrum” i com a remitent el nom de l’entitat que fa l’aportació.

Moltes gràcies i esperem veure’ns al Fòrum.

Ben atentament,

Grup promotor Fòrum d’Alternatives a l’Atur, la Pobresa i la Desigualtat

www.forumaturpobresaidesigualtat.org

PS: comuniquem que la propera reunió serà el dimecres 25 de febrer a les 18:30h a la seu de CONFAVC, c/Aiguader,18 Barcelona (M-L4 Barceloneta)

Kategorien: Attac Planet

Lo que no se dice sobre las negociaciones con Syriza

Sa, 28/02/2015 - 07:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Crisis-grecia-e1420466198643Las fuerzas conservadoras y neoliberales que gobiernan la gran mayoría de las instituciones políticas europeas (el Consejo Europeo, la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Parlamento Europeo) desean con toda intensidad el fracaso del gobierno Syriza en Grecia, utilizando todos los medios para impedir que se terminen las políticas de austeridad, deseando mantener las políticas que han creado un enorme desastre social. De conseguir aplicar sus políticas alternativas, el gobierno Syriza en Grecia podría mostrar la gran falsedad, ineficacia e incluso maldad de las políticas impuestas a las clases populares de Grecia y de los otros países de la Eurozona, con la complicidad y apoyo proveídos por las élites conservadoras y neoliberales gobernantes en cada uno de estos países. Existe una alianza de clases a lo largo de la Eurozona en la que los instrumentos políticos de las clases dominantes están imponiendo unas políticas carentes de mandato popular que están causando un enorme drama humano que alcanza sus mayores dimensiones en Grecia, pero también en España, en Portugal y en Irlanda.

Es importante subrayar que los mayores defensores de las políticas de austeridad lideradas por el gobierno alemán han sido precisamente los gobiernos conservadores-neoliberales de estos países –como el gobierno PP en España- donde estas políticas han tenido un impacto devastador. Y como consecuencia de la enorme influencia de los mayores grupos económicos y financieros existentes en cada país, así como la que sus sectores sociales con mayor peso económico y social tienen sobre sus mayores medios de información y persuasión, hemos leído y/o visto un reportaje en tales medios enormemente sesgado en contra del gobierno Syriza en sus negociaciones con el Eurogrupo. Se ha referido al gobierno de Syriza constantemente como “poco serio”, “demagógico” (y una larga retahíla de insultos más) que, resultado de su supuesta inmadurez, han terminado con un gran fracaso. Tanto el director de La Razón, el Sr. Francisco Marhuenda, abogado del gobierno Rajoy, como el economista del PSOE, asesor del Sr. Zapatero y economista primero de El País, el Sr. José Carlos Díez, coincidieron en esta lectura promovida activamente por el establishment mediático del país.

Lo que no se publicó en España

En esta avalancha mediática, que ha alcanzado una de las máximas expresiones en España (uno de los países con menor diversidad ideológica en los medios) se han ocultado varios hechos, que muestran una realidad distinta, ocultada o ignorada por estos medios. Una consecuencia de lo ocurrido es el hecho mostrando con toda claridad el dominio del Eurogrupo y del BCE (y, en menor grado, de la Comisión Europea) por parte del gobierno alemán, un dominio, sin embargo, que no es equivalente a omnipotencia. El gobierno alemán ha aparecido claramente como el centro dominante de la vida económica, financiera y política de la Eurozona, con la clara sumisión de los otros gobiernos, incluidos los que se definen a sí mismos como socialdemócratas. La publicación por parte del gobierno griego de algunas de las declaraciones (en privado) de apoyo a sus propuestas por parte de representantes de estos gobiernos (como el italiano y el francés) contrastó con el comportamiento público de estos representantes, mostrando la incoherencia de tales partidos gobernantes. La estrategia del gobierno griego ha permitido definir los bandos en los que se configura Europa, esta Europa hoy poco representativa de las clases populares de los países de la Eurozona, y que está perdiendo la legitimidad y atracción que tuvo en su momento.

Ahora bien, es importante subrayar que, como dice Mark Weisbrott en un comunicado reciente (Press Release, Center for Economic Policy Research, Washington, 20.02.15) a pesar de esta hostilidad del establishment neoliberal europeo, el gobierno griego ha permanecido sereno, sin estridencias, presentando los datos que muestran el enorme daño de la políticas de austeridad en su pueblo, recurriendo en su argumentario a los valores que teóricamente Europa defiende como suyos, la democracia, el Estado del Bienestar y la justicia social, señalando la hipocresía de este establishment. Y, a pesar del enorme control de los medios –que alcanza dosis abusivas en España- la población europea ha podido captar la justicia de su causa, creando gran simpatía popular hacia los argumentos utilizados por Syriza, incluso por cierto, en Alemania, donde el porcentaje de la población alemana que deseaba expulsar a Grecia del euro ha pasado de ser mayoría a ser minoría. Ha sido este cambio que explica que incluso el Presidente de la Comisión reconociera en sus declaraciones que se ha hecho una gran injusticia al pueblo griego. Ello es un indicador del valor democrático y moral de las propuestas de Syriza, que han movilizado al pueblo griego en apoyo de su gobierno.

Las victorias de Syriza

Ha sido esta movilización popular, dentro y fuera de Grecia, lo que explica las divisiones del propio Eurogrupo que Syriza supo utilizar. Y consiguió grandes concesiones del Eurogrupo, ocultadas en la avalancha neoliberal mediática. Como señala James K. Galbraith (“Reading the Greek Deal Correctly”, Social Europe Journal), las concesiones (victorias de Syriza) incluyen:

1. El documento final separa la transferencia de fondos de las condiciones, aceptando algunas (que Syriza también consideraba justas) y rechazando otras. Es lo que en lenguaje mediático se refirió la aceptación del 70% de lo acordado con el gobierno griego anterior, y rechazo del 30%. Aceptación eran, por ejemplo, las medidas antifraude. Rechazo era la reducción de las pensiones y otras medidas que eran continuistas de las políticas de austeridad. En realidad, todas las medidas explícitas de austeridad que estaban en el documento firmado por el gobierno anterior fueron rechazadas, sustituidas por una ambigüedad (aceptada por la Comisión Europea) que permitía una flexibilidad de interpretación que no se permitía antes.

2. Se consiguió revertir la mayoría de medidas antisindicales que contribuyeron al deterioro del mercado laboral, aceptando el incremento del salario mínimo (retrasándose hasta septiembre su aplicación).

3. Se recuperó el concepto de soberanía, de manera que las políticas domésticas se asignaban al gobierno griego siempre y cuando fueran aprobadas por el marco definido por los límites de fiscalidad marcados por la Troika, redefinida como instituciones separadas, cuya autoridad quedaba delegada del Eurogrupo y de la Comisión y no como grupo de supervisores. Este cambio es más que semántico.

4. Una cesión clave fue que al gobierno griego no se le imponía el objetivo de alcanzar un 4,5% de superávit primario (lo cual le hubiera prohibido poder terminar con las políticas de austeridad), sin especificar un objetivo, permitiéndole que alcanzara el deseado por Syriza, el 1,5%.

5. Un mejoramiento del pago de la deuda, en los plazos y en los intereses, a desarrollar en posteriores negociaciones. En realidad, la negociación mayor es la venidera. Es cierto que no se consiguió la quita de parte de la deuda, pero no excluye la posibilidad de que se establezca una renegociación a nivel de Europa del problema de la deuda pública, que ha alcanzado unas dimensiones excesivas, consecuencia de los rescates bancarios que beneficiaron a unos pocos a costa de la mayoría de las clases populares.

En resumidas cuentas, Syriza ha iniciado un proceso de redefinición de Europa, con una enorme movilización popular en su país, en apoyo de esta redefinición. Y el gran pánico de la estructura de poder europea es de que  el próximo paso en esta lucha se de en España. De ahí que las victorias de Syriza son también victorias de los pueblos de Europa. Estas victorias fueron las concesiones que detallo anteriormente.

Naturalmente que eran concesiones dentro de un marco que viene definido por su permanencia en el euro, gobernado por las derechas neoliberales y socioliberales. Pero Syriza escogió presentarse como defensor de Grecia y de Europa, intentando iniciar un proceso de transformación de esta Europa. Se podría criticar a Syriza por no haber tenido preparado un plan B, que hubiera sido la salida del euro. Pero esta crítica ignora que la mayoría del pueblo griego quiere permanecer en el euro. Puede que cambie y la lección didáctica a la cual me refería al principio del artículo sea un paso en la dirección de cambiar el deseo de permanencia. Pero el gran dato de las negociaciones es que, a pesar del enorme desequilibrio de fuerzas, la movilización de un pueblo en apoyo de las demandas justas de su gobierno puede conseguir victorias en un proceso en el cual solo hemos visto el inicio de una larga lucha, pues es ahora cuando la parte difícil comienza. Ceder y caer en un desánimo es lo que la reacción desea. Lo que ha ocurrido en Grecia muestra que cuando la población se mueve, se pueden ganar batallas. Y también muestra la falsedad de los argumentos utilizados por los gobiernos Zapatero y Rajoy (y Mas en Catalunya) de que no hay alternativas. Incluso en un caso extremo, como el de Grecia, con un gran desequilibrio de fuerzas, se pueden desarrollar otras propuestas.

Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y ex Catedrático de Economía Aplicada, Universidad de Barcelona

Publicado en Público.es
vnavarro.org

Kategorien: Attac Planet

El ataque frontal del Gobierno alemán y el BCE a Grecia

Fr, 27/02/2015 - 13:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Una de las situaciones menos analizadas en la relación existente entre Alemania y Grecia (que aparece en el transfondo de la llamada “crisis de la deuda griega”) es la actitud profundamente ofensiva que el establishment conservador-neoliberal alemán y sus mayores medios de comunicación tienen hacia el pueblo griego, situación que es sorprendente teniendo en cuenta la historia de la relación existente entre ambos países. Veámosla.

El nazismo en Alemania fue resultado de unas elecciones y no de un golpe militar de Estado, como ocurrió con el fascismo en España. Hay, pues, una responsabilidad histórica de la población alemana de aquel momento sobre el comportamiento del nazismo en Europa, incluyendo la brutal actuación de las tropas nazis en Grecia durante su ocupación, que duró cuatro años (1941-1945) y que destruyó la economía griega mediante un latrocinio constante de los recursos de aquel país, incluyendo los fondos del Banco Nacional de Grecia, que en cifras actuales  ascendería, según el Ministerio de Finanzas griego, a la impresionante cifra de 162.000 millones de euros. El coste de dicho comportamiento en el bienestar de la población griega fue enorme, causando hambrunas y la muerte de más de 350.000 personas.

A pesar de la represión durísima que caracterizó la ocupación alemana en Grecia, hubo una resistencia antinazi fuerte que jugó un papel importante en la derrota de las tropas nazis. En realidad, estas fuerzas antinazis a las que el nuevo Presidente de Grecia, el Sr. Alexis Tsipras, homenajeó como primer acto de su mandato, representaban la esperanza de un país nuevo que, conjugando el proyecto de soberanía nacional con el de justicia social, auguraba una transformación de las estructuras oligárquicas que configuraban la economía griega.

Pero esta posibilidad fue ahogada por los oligarcas y los elementos reaccionarios del país que, junto con el Ejército, iniciaron lo que se llamó erróneamente la Guerra Civil, que, en realidad, como ocurrió en España, fue la oposición de las fuerzas reaccionarias a los posibles cambios, luchando por todos los medios para conservar aquella estructura frente a fuerzas progresistas que tenían una gran vocación transformadora. El primer bando –el de las fuerzas reaccionarias- contó, después de la victoria sobre los nazis, con el apoyo activo de los gobiernos del Reino Unido y de EEUU, temerosos de que las fuerzas progresistas predominaran en aquel conflicto y (atendiendo a su diseño geopolítico) debilitaran su flanco, aumentando el poderío soviético. En realidad, la Unión Soviética las abandonó. Pero fue responsabilidad del mundo occidental, y muy en especial del Reino Unido y de EEUU, que dicho sistema oligárquico se mantuviera por la fuerza de las armas, incluyendo dictaduras militares. Cuando más tarde la democracia apareció en el panorama griego, fue (como en España) una transición inmodélica en la que los poderes económicos continuaron con su dominio, controlando además los medios de información y persuasión (de nuevo, como en España).

Es de una enorme desmemoria histórica, llena de cinismo, que el establishment conservador-neoliberal, heredero de gobiernos que destruyeron la economía griega primero (Alemania) y mantuvieron las estructuras oligárquicas después (Reino Unido y EEUU), ahora se refieran a los griegos con unos términos que, en el caso alemán, incluso tienen tonos racistas. En un excelente artículo de Salvador Martínez Mas “Se busca amigo alemán de Grecia” (12.02.15), este autor detalla lo que cualquier observador de los medios de información alemanes puede dar testimonio: la presentación por tales medios del pueblo griego como indisciplinado, poco laborioso, incapaz de apretarse el cinturón para pagar todo el dinero que se le ha prestado. Incluso rotativos que se consideran progresistas muestran indicadores de tal percepción generalizada en Alemania. Nada menos que Der Spiegel se refiere a Alexis Tsipras como “la pesadilla de Europa”, apoyando las políticas neoliberales promovidas por la canciller Merkel y co., que se sienten amenazados con las propuestas de Syriza, que representan una clara alternativa a unas políticas que están dañando enormemente a las clases populares de los países de la Eurozona y muy en particular de la periferia de esta zona, especialmente de Grecia.

El nacimiento del nazismo en Alemania entonces y en Grecia ahora

Pero la insensibilidad del establishment alemán alcanza incluso mayores niveles cuando se compara lo que está pasando ahora en Grecia con lo que ocurrió en Alemania en los años treinta del siglo pasado. No se conoce bien en España (donde la historia del nazismo y el fascismo en Europa y en España se ha silenciado) que el nazismo fue elegido en Alemania en 1933 como rechazo a las políticas de austeridad impuestas a Alemania por los vencedores de la I Guerra Mundial (Francia, Reino Unido y Estados Unidos), que querían cobrar las reparaciones de guerra que habían impuesto a la vencida alemana, creando una enorme deuda. Y la elección de Hitler fue, en parte, consecuencia de las políticas de austeridad realizadas por el gobierno alemán, una coalición que incluía los dos partidos mayoritarios, incluido el Partido Socialdemócrata, que seguía las instrucciones de los vencedores: ¡había que pagar la deuda! Fue Hitler el que terminó estas políticas, siguiendo unas políticas keynesianas, que recuperaron la economía alemana. El carácter militar de este keynesianismo condujo a un belicismo que determinó la II Guerra Mundial.

La comparación de la situación anterior a la elección de Hitler en Alemania con la de Grecia es muy llamativa. En realidad, la imposición de las políticas de austeridad por parte de la Troika y del gobierno alemán a Grecia está causando un deterioro de la economía griega incluso mayor (alrededor de un 25% del PIB) que el que sufrió la economía alemana como consecuencia de las políticas de austeridad impuestas a Alemania por los vencedores de la I Guerra Mundial (un 16% del PIB). Fue esta Gran Recesión (en realidad, Gran Depresión) y el enfado popular hacia el gobierno lo que explica la elección del Partido Nazi en Alemania. Y es esta realidad la que el Ministro de Finanzas griego, el Sr. Yanis Varoufakis, le recordaba a su homólogo alemán, el Sr. Wolfgang Schäuble, pidiéndole que evitara que una situación semejante ocurriera en Grecia, donde el Partido Nazi está creciendo muy rápidamente, siendo ya la tercera fuerza política del país. La oposición a esta demanda por parte del ministro alemán muestra el grado de cinismo al que ha llegado el establishment conservador-neoliberal alemán. Pero además de cinismo hay una gran dosis de ignorancia histórica, pues dicho establishment no se da cuenta de que la única defensa que hoy existe en Europa en contra del resurgimiento del nazismo es precisamente la izquierda (a la que ellos llaman radical) como Syriza, que quiere romper con aquellas políticas que en los años 30 llevaron al nazismo, el cual podría gobernar de nuevo Europa en el siglo XXI. Como ocurrió entonces, el establishment conservador-neoliberal alemán prefiere el nazismo a la pérdida de los intereses económicos y financieros que representan, cuyos beneficios consideran amenazados por las fuerzas políticas que quieren terminar con tanta imposición y tanta austeridad.     Una última observación. Es de aplaudir la postura del partido Die Linke (la izquierda alemana), que ha defendido la postura del gobierno de Syriza en Alemania.

La especificidad de Grecia

Lo que es particularmente llamativo y que es un síntoma más de la enorme insensibilidad o cinismo del establishment conservador-neoliberal alemán, es ignorar, no solo esta historia, sino también el gran daño que estas políticas han causado al pueblo griego. El argumento aducido por los portavoces de este neoliberalismo (como la Sra. Merkel, su Ministro de Economía, el Sr. Schäuble, y su mayor aliado, el Sr. Rajoy) señalando que Grecia tiene que seguir las normas aceptadas por los gobiernos de la Unión Europea, ignora que estas normas se han aplicado con especial dureza y mezquindad en el caso de Grecia, destruyendo una cuarta parte de su riqueza, situación que ningún otro país ha sufrido, causando un auténtico desastre humano.

Y esta dureza se ha visto reflejada, una vez más, en la rapidez con la que el BCE penalizó al gobierno Syriza cuando este expresó su deseo de alterar estas políticas, cambios que eran razonables y necesarios para que la economía griega pudiera salir del hoyo en el que se encuentra. El BCE, sin embargo, dirigido por el mismo Sr. Draghi que ayudó a la oligarquía griega a falsificar las cuentas cuando era el vicepresidente por Europa de Goldman Sachs -compañía que, al esconder el tamaño del déficit, contribuyó a que más tarde las medidas de austeridad fueran particularmente intensas (Grecia es el país de la Eurozona que ha hecho mayores sacrificios –desmantelando su Estado del Bienestar- para reducir su déficit)-, le negó tal solicitud. Para mayor desvergüenza, el Sr. Draghi, sin perturbarse, instruye ahora al Sr. Tsipras para que sea disciplinado y haga lo que el BCE y los otros elementos de la Troika (la Comisión Europea y el FMI) le ordenan, y que han llevado al país al desastre.

El BCE como instrumento de poder del establishment neoliberal

En realidad, el BCE no tiene la autoridad, no solo moral, sino legal, para decirle al gobierno Tsipras lo que tiene que hacer. Su arrogancia y prepotencia se basan en una violación no solo de la Carta Social de Europa, sino también de las leyes que rigen la Eurozona, tal como han señalado muchos parlamentarios europeos. El BCE está actuando fuera de los límites legales existentes en Europa, comportándose como una institución política que, además, no se siente responsable frente a nadie, siendo uno de los bancos centrales más independientes que hoy existen en el mundo. Y lo que está pasando en la Eurozona es un ejemplo de ello. He indicado en varias ocasiones (ver “Cómo un banco central sirve o perjudica a un estado: el FRB versus el BCE”, Público, 20 de febrero de 2014) que el BCE es un lobby de la banca más que un banco central. El banco central estadounidense, el Federal Reserve Board (FRB), tiene que dar cuentas al Congreso de EEUU, responsabilidad que no tiene el BCE. Las actas del FRB son públicas, mientras que las del BCE no lo son. El BCE se cuida solo de controlar la inflación y dificulta el estímulo económico y el crecimiento, en contra de lo que hace el FRB. El BCE da instrucciones a los Estado sobre las políticas, no solo monetarias, sino fiscales, económicas e inclusos sociales. Al FRB no se le permitirían este tipo de instrucciones. Y así, un largo etcétera. En realidad, el hecho de que EEUU superara la Gran Recesión en 18 meses y que Europa esté todavía estancada se debe, en parte, a las diferencias entre cómo se comportan el Federal Reserve Board y el BCE. La austeridad impuesta a Grecia no tiene parangón en ningún Estado de EEUU. La banca privada y el BCE tienen mucho más poder en la Eurozona que incluso en EEUU. Ahí está el problema.

Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra

Artículo publicado en Público.es
vnavarro.org

Kategorien: Attac Planet

El efecto mariposa

Fr, 27/02/2015 - 09:00

Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra-Nafarroa

Shakespeare, por boca de un asustado Enrique IV expresa el miedo y la impotencia del hombre debido a la ausencia de certezas ante el caos de la mudanza : “¡Dios mío, si tuviésemos la opción de leer en el libro del destino y ver del tiempo las revoluciones, ver cómo la ocasión se burla y cómo llena el cambio la copa de Mudanza con diversos colores”. Así, la entrada en recesión de las economías mundiales en el 2008 implementó el estigma de la incertidumbre y la incredulidad en una sociedad inmersa en la cultura del Estado de Bienestar del mundo occidental y derivó posteriormente en un shock traumático al constatarse el vertiginoso tránsito desde niveles de bienestar hasta la cruda realidad de la pérdida del trabajo, posterior desahucio e inmersión en umbrales de pobreza, piezas desgajadas del puzzle inconexo del caos en el que estamos ya inmersos.
Por caos (Khaos o “vacío que ocupa un hueco en la nada”) entendemos algo impredecible y que se escapa a la miope visión que únicamente pueden esbozar nuestros ojos ante hechos que se escapan de los parámetros conocidos pues nuestra mente es capaz de secuenciar únicamente fragmentos de la secuencia total del inmenso genoma del caos, con lo que inevitablemente recurrimos al término “efecto mariposa” para intentar explicar la vertiginosa conjunción de fuerzas centrípetas y centrífugas que terminarán por configurar el puzzle inconexo del caos ordenado que se está gestando en el mundo.

El final del proceso caótico supondrá la aparición de un nuevo individuo reafirmado en una sólida conciencia crítica y sustentado en valores caídos en desuso como la solidaridad y la indignación colectiva ante la corrupción e injusticia imperantes y que bajo el lema “prohibido prohibir” generará un tsunami popular de denuncia del déficit democrático, social y de valores de la actual élite dominante e instaurará el caos constructivo que terminará por diluir el opiáceo inhibidor de la conciencia crítica (consumismo compulsivo) y provocará la aparición de un nuevo individuo dispuesto a quebrantar las normas y leyes impuestas por la “monarquía de las tinieblas”, pasos que en cierta medida se darían ya en buena parte del Estado español.

El citado” efecto mariposa” trasladado a sistemas complejos como la Demoscopia tendría como efecto colateral la imposibilidad de detectar con antelación un futuro mediato pues los modelos cuánticos que utilizan serían tan sólo simulaciones basadas en modelos precedentes, con lo que la inclusión de tan sólo una variable incorrecta o la repentina aparición de una variable imprevista provoca que el margen de error de dichos modelos se amplifique en cada unidad de tiempo simulada hasta exceder incluso el límite estratosférico del cien por cien, de lo que serían paradigmas el Barómetro de enero del CIS que sigue sin visualizar el previsible triunfo de Podemos en España, el consiguiente finiquito de las estructuras del Régimen del 78 y la posterior instauración de la III República.

Kategorien: Attac Planet