Skip navigation

News from Attac Spain

Inhalt abgleichen
Justicia económica global
Aktualisiert: vor 56 Minuten 58 Sekunden

Consecuencias del consumismo

vor 3 Stunden 58 Minuten

Eduardo Garzón Espinosa – Consejo Científico de ATTAC España

El consumismo genera infelicidad y amenaza nuestro planeta.

En los años del capitalismo fordista en el que estas prácticas de consumo se originaron nadie podía imaginarse la extraordinaria repercusión que las mismas iban a tener sobre la sociedad con el paso de los años. Hoy día las prácticas publicitarias orientadas a fomentar las ventas están firmemente extendidas por todos los rincones del planeta (incluso hay disciplinas científicas encargadas de perfeccionarlas), y la sociedad de consumo es una constante en nuestras vidas cotidianas. En la actualidad es difícil pensar en una sociedad en la cual no exista el desenfrenado consumo de masas, porque todo lo que nos rodea está impregnado del mismo hasta la médula. Es casi imposible pasar un día de nuestras vidas sin que algún mensaje publicitario llegue a nuestra vista u oídos invadiendo nuestro espacio. Se trata de un acoso incesante que sufren todas las personas, ya sean trabajadores, empresarios, desempleados, jubilados o niños. Uno no puede salir a la calle y no ver anuncios publicitarios. O no puede ver la televisión, ir al cine, conducir, o navegar por internet sin ser asaltado por este tipo de mensajes. Incluso permaneciendo aislado en el hogar los mensajes acaban colándose a través del teléfono o de vendedores a domicilio. Y este acoso no es gratuito para las personas que reciben los mensajes.

Para empezar, una buena parte de estos mensajes van directos a la vena sensible. Todos los relacionados con la moda nos empujan a comprar para situarnos por encima de nuestros semejantes y así ser más felices que ellos (o para no quedar por debajo y así evitar la infelicidad). Los mensajes nos hablan de que si no compramos tal ropa, tal reloj, tal móvil, tal viaje, no seremos tan felices como el resto de los mortales que sí lo hacen. Y como muchas personas acaban interiorizando el mensaje, acaban convirtiéndose en nuevos focos de transmisión. La presión que ejerce la moda sobre un mismo colectivo o grupo de personas es la que provoca que esos grupos terminen vistiendo igual o realizando las mismas actividades. El ser humano necesita socializarse y ser aceptado en comunidad, por lo que por regla general intentará seguir la tendencia de los demás para evitar ser la “oveja negra”. Si la mayoría en un grupo ha interiorizado el mensaje lanzado por las empresas comerciales, será muy difícil que alguno de ellos termine yendo en la dirección opuesta. Además, la esencia de los mensajes alude la rivalidad entre personas: si no llevas este tipo de ropa serás del montón; si no llevas este móvil estarás anticuado con respecto a tus amigos; si no haces más viajes que tus semejantes serás más infeliz que ellos. Las estrategias comerciales son las que hacen más infelices a las personas al comparar su situación con la de otras personas que supuestamente son más felices. A las empresas comerciales les interesa que las personas estén tristes o deprimidas, pues solo de esta forma pueden ofrecer sus productos para acabar con su infelicidad. Algunos ejemplos muy claros lo conforman el chocolate o la bebida alcohólica, cuando se habla de “beber para ahogar las penas”, o “comer chocolate para olvidar un fatídico desenlace amoroso”. Si las personas fueran felices y tuvieran todas sus necesidades satisfechas, las empresas no podrían vender unos productos que ofrecen “felicidad”. No en vano el famoso psicólogo George Katona decía que las personas que más compraban eran las más insatisfechas.

Esto hace que para muchas personas consumir sea lo que da sentido a sus vidas. Estas personas no quieren ser diferente al resto y comprarán lo que sea para no quedar relegadas socialmente. De ello depende su felicidad y satisfacción. Cualquier contratiempo en esta meta repercutirá intensamente en su estado de ánimo. Y esta rivalidad entre semejantes provoca distanciamientos entre las personas que interiorizan los mensajes. El consumidor nunca busca un proyecto común que pueda compartir con sus amistades. El consumidor busca completarse individualmente, y su meta dependerá del nivel de consumo de su entorno. La sociedad del consumismo, declara Zygmunt Bauman [1] “tiende a romper los grupos, a hacerlos más frágiles y divisibles, y favorece en cambio la rápida formación de multitudes, como también su rápida disgregación. El consumo es una acción solitaria por antonomasia (quizá incluso el arquetipo de la soledad), aun cuando se haga en compañía”.

Pero la insatisfacción personal no es la única consecuencia del consumo de masas. El despilfarro y generación descontrolada de residuos es sin duda otra repercusión de enorme calado. Y a este respecto, las cifras hablan por sí solas: más de un tercio de la comida que se produce en el mundo acaba en el cubo de la basura; con lo que un gran supermercado tira en un día se podría alimentar a más de 100 personas; solo en los hogares del Reino Unido se tira a la basura suficiente grano (principalmente en forma de pan) como para aliviar el hambre de 30 millones de personas [2]. Además, como comenta Taibo[3]: “en Italia el 15% de la carne y el 10% del pan y de la pasta acaban en la basura, con un total de 5 millones de toneladas anuales de pan desperdiciadas, y 1,5 millones de pasta. En Estados Unidos se dejan en la basura 23 millones de ordenadores cada año, al tiempo que en el conjunto del planeta, y en ese mismo periodo, se desechan, y se trasladan al Tercer Mundo, 150 millones de ordenadores. En el decenio de 1970 se generaban en Francia 10 millones de toneladas anuales de desechos: en 2000 la cifra era ya de 29 millones. Si en 1975 los franceses arrojaban a la basura 217 kilogramos anuales de desechos, en 2004 eran 550 (de ellos 40 de prospectos publicitarios).

Por supuesto, este despilfarro se produce especialmente en los países desarrollados, puesto que el consumo es extraordinariamente mayor que en los países subdesarrollados. Los habitantes del Norte rico consumimos 10 veces más energía que los pobladores del Sur, 14 veces más papel, 18 veces más productos químicos, 10 veces más madera, 6 veces más carne, 3 veces más pescado, cemento y agua dulce, 19 veces más aluminio y 13 veces más hierro y acero [4]. Esto supone a su vez un expolio enorme y continuado a los recursos finitos del planeta, y una contaminación creciente que provoca daños irreparables en la biosfera.

En fin, las consecuencias del consumo de masas son terribles para las condiciones de vida del ser humano. El consumismo es una fuente de insatisfacción personal constante y de degradación de la calidad del planeta en el que la especie humana vive y se desarrolla. Sin embargo, es importante no confundir consumismo con consumo. El consumo –a diferencia del consumismo– es en sí mismo algo positivo. El ser humano necesita consumir alimentos para sobrevivir, y también consumir otro tipo de bienes y servicios para que su vida sea lo más cómoda y placentera posible. Un consumo responsable y adecuado es positivo y además necesario. Cuando aquí hemos hablado de consumismo hemos hecho referencia a un tipo de consumo que excede los niveles razonables que necesita una persona para ser feliz y convivir en armonía con su ecosistema y que además está principalmente inducido por agentes externos interesados en fomentarlo. Encontrar esa cota donde el consumo se convierte en consumismo no es un asunto sencillo, pero no puede ser abordado sin tener en cuenta una restricción muy importante: la sostenibilidad de los recursos del planeta. Ningún habitante del mundo debería consumir por encima de lo que nuestro planeta permite que se pueda consumir en función de sus capacidades y del ritmo de regeneración de sus recursos naturales. Consumir recursos a un ritmo superior al que los mismos se regeneran es gravemente perjudicial para la biosfera y para la vida del ser humano, puesto que hacerlo amenazaría su propia supervivencia.

[1] Citado en Taibo C., En defensa del decrecimiento. Sobre capitalismo, crisis y barbarie, Catarata, Madrid, 2009
[2] Stuart, T. y Hernández Díaz, M. Despilfarro. El escándalo global de la comida. Alianza Editorial, Madrid, 2011.
[3] Taibo C., En defensa del decrecimiento. Sobre capitalismo, crisis y barbarie, Catarata, Madrid, 2009
[4] Ibíd

 

Publicado por

Saque de Esquina

Kategorien: Attac Planet

Ébola: manipulaciones, intereses y negligencia

vor 8 Stunden 59 Minuten

Juan Antonio Palacios Castaño – eldiario.es

“Cuando las personas no aprenden las herramientas de juicio
y se limitan a seguir sus esperanzas,
las semillas de la manipulación política se siembran”

Stephen Jay Gould

Desde mi punto de vista como ciudadano y como médico que trabaja en la sanidad pública, con alguna experiencia en ayuda humanitaria, no deja de crecer la indignación, una más de tantas, junto a la de muchos compañeros con vivencias similares, por la forma en que los gobiernos central y autonómicos manejan los servicios públicos y gestionan asuntos como la reciente decisión de evacuar a dos religiosos españoles de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios (OHSJD) de Liberia a causa de la epidemia de ébola.

A estas alturas, tras las idas y venidas de declaraciones, contradicciones, ocultaciones y distorsiones, y aunque la información accesible sea limitada, podemos elaborar un esquema de la situación con los datos disponibles hasta la fecha, salvo nuevas distorsiones, contradicciones o sorpresas que pudieran surgir, tal y como nos tiene acostumbrados los Ejecutivos central y de la Comunidad de Madrid.

1. El 7 de agosto el Gobierno ejecutó el traslado a España en un Airbus medicalizado procedente de Liberia, de los religiosos Miguel Pajares, enfermo de ébola, y Juliana Bohi, que a pesar de no estar infectada, fue evacuada al tener nacionalidad española.

En el momento de la evacuación el hospital estaba cerrado y se encontraban en él, aislados y sin poder abandonar el centro, otros tres religiosos (dos de ellos infectados por ébola) que no fueron evacuados al no tener pasaporte español.

El 24 de abril de 2012 entró en vigor la Ley 16/2012, por la que se retiraba la tarjeta sanitaria a los sin papeles y la ministra de Sanidad, Ana Mato, declaraba: ”Simplemente se quedan sin la tarjeta sanitaria que les corresponde a los españoles. [con la reforma] Se garantiza la universalidad de la sanidad para todos los españoles y se pone coto a los abusos y al turismo sanitario”. En resumen, sanidad española sólo para los españoles…. pero dentro del rango de la citada Ley.

En ese caso, ¿qué pasaría si el supuesto evacuado, altamente dedicado (o no) a labores de ayuda humanitaria, no está al tanto de sus obligaciones con la Seguridad Social (la OHSJD no ha precisado si el interesado estaba asegurado o no), se trata técnicamente de un parado de larga duración o es un compatriota que lleva más de tres años fuera del territorio español?: se encuentra fuera del rango de la norma.

En caso contrario, ¿se ha decidido la evacuación basándose en una nueva universalidad de la asistencia sanitaria para todos los españoles? Entonces, es de suponer que el Gobierno debe evacuar a cualquier enfermo español en el extranjero que lo solicite.

2. El 3 de agosto se inicia una campaña en las redes (change.org) para ”repatriar desde Liberia a trabajadores sanitarios que han tenido contacto con casos de ébola y que están aislados”. El 6 de agosto el número de firmas superaba las 100.000.

La prensa española próxima al Gobierno ha hecho referencia de forma reiterada al número de personas que han pedido por internet a Exteriores la evacuación de los españoles aislados en Liberia (ABC,…), y de las trágicas peticiones de ayuda de alguno de los religiosos “no españoles”, como la hermana Catherine Agdodnito, en la COPE.

Con posterioridad, estos medios han hecho referencia a la sensibilidad de los decisores gubernamentales con las peticiones populares, aunque la respuesta no ha sido tal, en la medida que ha repatriado únicamente a los españoles.

¿Se concluye, por tanto, que esta decisión presupone una sensibilidad especial con el deseo de la población? Si fuera así, lo que resulta dudoso por los resultados, ¿lo va a hacer a partir de ahora (o, al menos, en este momento preelectoral) con cualquier petición que supere las 100.000 firmas, a diferencia del silencio que ha tenido con otras peticiones (proyecto de ley del aborto, desahucios, etc.)?

3. La directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, ha justificado la decisión tomada porque que la Orden sólo había solicitado la repatriación de los dos españoles.

Según ha revelado el director de su orden religiosa, José María Viadero, el misionero ”tenía pánico a ingresar en la unidad de infecciosos a la que se lleva a los enfermos locales”.

La citada Orden, en su Carta de Identidad señala: ”Nuestra Orden existe para evangelizar a los pobres, para acompañarlos y aliviarlos en sus sufrimientos, al estilo de San Juan de Dios… En tanto que personas, todos los hombres son iguales y merecen igual consideración y respeto. La dignidad es inherente al ser humano por ser sujeto de derecho y deberes” (Carta  de identidad de la OHSJD).

De ser cierto (habría que oír a la orden religiosa) lo referido por Mercedes Vinuesa, ¿resulta congruente con el discurso cristiano y entregado, reflejado en sus escritos de base ética y fundacional, del que hace gala la citada Orden? ¿Qué piensa de ello su Comité de Ética? Y en caso de ser así, cuando actúen en situaciones equivalentes, ¿se va a nformar de antemano a la población de esta forma diferencial de actuación con respecto a ellos cuando vengan malas?

Por otro lado, la Orden religiosa en un comunicado reciente informa sobre el fallecimiento de la religiosa infectada que quedó en Liberia e indica que está preparando un equipo de profesionales sanitarios para enviar lo antes posible a la zona dentro de la campaña “Paremos el Ébola en África del Oeste”.

En ese caso, ¿se establece el acuerdo con el Gobierno español y, en su caso, los Gobiernos autonómicos, para costear las posibles evacuaciones que fueran precisas, o bien se firman los correspondientes seguros incluyendo dicha contingencia?

Un dato añadido, la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, según figura en su Sicav, Finanzas Quercus, contaba en 2011 con 12 millones de euros en productos deuda del Tesoro español y 1,16 millones en renta fija del Banco Santander. Además, según ha informado extracponfidencial.com, como empresa sanitaria factura en torno a 25 millones de euros anuales. Es de suponer que podría financiar tales seguros y repatriaciones.

Entonces, si no se trata de un trato diferenciado con una organización específica de carácter religioso, ¿prevé el Gobierno que en las acciones en el exterior de las organizaciones humanitarias, decididas por ellas mismas, se financien con dinero público las evacuaciones similares, o bien establecerá la obligación de subscribir seguros que las recojan?

4. Una vez tomada la decisión, el Gobierno en colaboración con la Comunidad de Madrid, ha habilitado el Hospital Carlos III para recibir a los religiosos evacuados. Dicho hospital era el centro más capacitado de nuestro país como centro especializado en enfermedades infeccionas con potencial epidemiológico, pero recientemente fue desmantelado como tal e integrado en el Hospital de La Paz, siendo transformado en hospital de media estancia para atender a pacientes derivados de los hospitales públicos de la Comunidad de Madrid, todo ello dentro del Plan de Medidas de sostenibilidad de la Comunidad de Madrid.

Para ello, ha sido preciso evacuar una planta en la que había pacientes ingresados para volver a montar una unidad especial de tratamiento para 1-2 pacientes con el personal suficiente para su atención continua y con el nuevo traslado de medios a dicho centro para su correcta atención.

¿Acaso nuestros gestores madrileños, con este gesto, están reconociendo el rotundo fracaso y error de su plan de reforma y privatización sanitaria? Por cierto, dicho plan fue la base del discurso de investidura del actual presidente de Madrid, D. Ignacio González, en octubre de 2012.

¿Es de suponer con esta medida que, en consecuencia, el Hospital Carlos III volverá a partir de ahora, a su condición previa como Centro de Referencia de enfermedades infecciosas epidemiológicas, con la consiguiente funcionalidad, reinversión, acondicionamiento y contratación de personal?

5. Por otro lado, salvo la obtención del supuesto tratamiento secreto (en manos del ejército de EEUU y con una dosis almacenada en Ginebra) y el aislamiento del enfermo para evitar el contagio a otras personas, ¿qué otras medidas fundamentales se están tomando que no pudieran haberse habilitado sobre el terreno con una adecuada inyección de medios mínimos?

Los costes de la parafernalia puesta en marcha superan con mucho el de medios que podrían instalarse sobre el terreno, posibilitando el cuidado de un número considerable de pacientes infectados y el acceso preventivo y protector de otros, con resultados costoefectivos. Todo ello, sin necesidad de exponer a la población en nuestro país y Europa en general a un riesgo innecesario y, lo que podría ser peor, sin que se produzca la ruptura de la confianza y adecuación en unos protocolos y criterios de actuación integrados desde hace años, con notable esfuerzo, entre todos los profesionales, por una orden superior que actúa de forma inequitativa e insolidaria.

Otro dato de interés, en el año 2012 el actual Gobierno del PP recortó 1.348 millones de euros (16%) en cooperación internacional y en 2013 volvió a recortar otro 23,4% con respecto al 2012.

Más datos: En EEUU existen 10 hospitales con nivel 4 de aislamiento y aquí solo disponemos del Hospital Carlos III (ahora adscrito a La Paz) con un nivel 2 y elementos de nivel 3 para manejo de muestras.

Como especialista en Salud Pública se me plantean, como a muchos compañeros de profesión, múltiples preguntas más sobre lo adecuado, la oportunidad y la pertinencia de la decisión adoptada. Especialmente cuando hay que tomar múltiples decisiones de forma continua, en el ámbito de la medicina preventiva.

En este orden, resulta necesaria la transparencia gubernamental y técnica para poder garantizar a la población una seguridad y confianza mínima suficiente.

Con todo ello, a nadie se le escapa que en la decisión y habilitación de los medios para el traslado y atención del paciente subyacen intereses no manifiestos de carácter político y no sanitario, por los que debería responder éste o cualquier otro Gobierno.

La ausencia de una Oficina independiente de Evaluación Continua de Políticas Sanitarias y Sociales para controlar su impacto en la población deja las manos libres a un Gobierno que en sus decisiones tiene lo que los sanitarios llamamos conflicto de intereses. Esto le lleva a emplear, sin reparo, los medios públicos de forma poco costoefectiva y escasamente eficiente, a favor de sus propios intereses y los de su círculo, dejando al margen el cuidado de la población y la consideración del sufrimiento que pudiera derivar de sus acciones, tal y como ya hemos visto en gestiones del mismo partido en el Gobierno (Prestige, Yak42, Madrid Arena, Metro de Valencia…).

Lamentablemente se ha comunicado que el compañero Miguel Pajares, como le ha sucedió a otros compañeros del hospital de Liberia, enfermos de ébola, no ha logrado sobrevivir a pesar de los cuidados dispensados y, al parecer, tras la administración del tratamiento importado.

Tal y como ya se ha expresado en otro momento, solo queda agradecer a Miguel, sus correligionarios y el personal de apoyo en Liberia, su esfuerzo en el apoyo de la población del país.

 

Especialista en Psiquiatría, y en Salud Pública y Medicina Preventiva

Kategorien: Attac Planet

Caridad y/o Justicia

vor 12 Stunden 58 Minuten

Javier Méndez-Vigo Hernández - ATTAC PV-Castelló

“Podemos avanzar la hipótesis de que el capitalismo ha acotado su naturaleza progresista en el sentido de que su reproducción pasa de ahora en adelante por una involución social generalizada” [Michel Husson (2014)]

bancos-miseria--644x362Muchas veces cuando se realizan propuestas se confunden los términos, y algunos diríamos que se tergiversan, incluso los  “tiempos históricos”. Por otra parte no se consigue (o no se quiere abandonar) ciertas lógicas. Tal es lo que ocurre con la propuesta ”estrella” de la nueva dirección del PSOE.
Un inciso: desde la mal denominada Transición el Reino de España ha tenido cerca de 52 [contra]reformas laborales. Y en todas ellas el movimiento obrero ha ido perdiendo derechos económicos y sociales por el camino. Desde la institucionalización de la  ”trata de hombres” (las ETTs) hasta el despido libre. Y al final del camino, la contrareforma constitucional del último gobierno de Zapatero (el art. 135 ) apoyada por el PP, por la que se aceptaban las tesis de la Troika y de la UE (el austericidio).

Propuesta del PSOE: “ una renta económica para sobrevivir que pretende seguir incrementando los derechos de ciudadanía (es lo que se dice) a través de una alternativa creíble y sostenible desde el punto de vista económico. Dicha medida consistiría en un subsidio de 426€  mensuales más otros 100€ por cada hijo a su cargo”. Hasta aquí la propuesta, pero además se añade que esto sería indefinido hasta que el paro bajara al 15% .

Derecho a la Ciudadanía

Quizás una de las causas de este tipo de economías, sea que todavía estamos presos de un concepto de ciudadanía, que ya no se encuentra en los Estados desarrollados. Pues nuestras sociedades (las llamadas del Estado de bienestar) estaban delimitadas por el concepto de ciudadanía económico y social. El derecho provenía del hecho de trabajar y se confundía el “derecho de ciudadanía con el derecho al trabajo”. Todo esto era producto del gran pacto keynesiano de postguerra. En dicho pacto las clases populares tenían una serie de derechos a cambio de que “no se cuestionara” el sistema económico.

Sin embargo Estados, como los del Sur de Europa (Grecia, España y Portugal) iban a construir su “bienestar” con la rémora de que estaban saliendo de una larga noche de dictaduras férreas y fascistas. Algo que muchas veces olvidamos. En el Estado español un momento clave para entender lo dicho es la firma de los Pactos de la Moncloa. Unos Pactos que permiten la construcción de un Estado del bienestar débil y que se diferencia de lo que construyó la socialdemocracia alemana; entre otras cosas porque en nuestra Constitución no se reconoce ni la cogestión, ni las huelgas políticas, ni por último se aceptan que en una huelga puedan existir las cajas de resistencia. Pero además, como bien dice Matari Pierre Manigat“Con los Pactos de la Moncloa no solo quedó constreñida la política económica, quedó inaugurada una forma de relaciones políticas en donde los objetivos fundamentales de la política económica son determinadas aguas arribas, esto al margen de las contiendas electorales”.

Pero el concepto de ciudadanía económico y social tiene una puerta de salida: y es que cuando el Estado de Bienestar entra en crisis, dicho derecho tiende a ser debilitado o a desaparecer. Y esto último es lo que está comenzando a ocurrir. Hay que tener en cuenta que al mismo tiempo en que el Reino de España construye su Estado de bienestar (1978), en Europa comienza a atisbarse un nuevo paradigma que ponía en solfa el pacto keynesiano. El neoliberalismo triunfaba en Inglaterra y en Estados Unidos. Un tipo de política económica que acabaría convirtiendo el derecho al trabajo en el deber a trabajar, con lo que se culpabiliza al parado de su situación.

Ya no son necesarios los sindicatos (el ataque a los mismos por Maragaret  Thatcher después de la “Huelga de los Mineros” es clave). Se utiliza una nueva “neolengua“, mediante la cual se habla de “capital humano” en vez de fuerza de trabajo. Si el trabajador deviene capital humano este capital humano ha de ser libre e igual que el capital, y como este (en igualdad de condiciones) se ha de arriesgar en el mercado de trabajo. Ahora bien, este silogismo tiene una conclusión: la de que el parado es culpable de su situación, es un vago ya que no arriesga. De ahí que hayan de desaparecer cualquier tipo de subsidio para que dicho capital humano se arriesgue. Pero lo que esconde este tipo de política económica es que la igualdad y la libertad no existe. O por decirlo con otras palabras, que las relaciones son asimétricas. Que al mismo tiempo que se da una contractualidad interindividual (entre fuerza de trabajo y capital), se da una contractualidad central (Estado) que organiza y positiviza (el Derecho) una serie de leyes, que por lo general expresan relaciones de fuerza.

Hoy la contractualidad central es neoliberal, y ha supuesto el retroceso de derechos y casi la desaparición de la ciudadanía económica y social. Lo peor ha sido, además, que dicho tipo de “neolenguaje” y de política hegemoniza la cultura política actual y barniza la mentalidad de una socialdemocracia que se ha transformado en social-liberal.

¿Qué Hacer?

Frente a esta situación ¿qué hacer? ¡Defender derechos frente a los subsidios!. Conquistar nuevos derechos frente la precariedad existente. Recuperar las propuestas de aquellos revolucionarios [Thomas Payne y Robespièrre] que frente a la propiedad defendían el derecho a la existencia.

Hoy día no se puede entender el derecho a la ciudadanía sin el principio de la egalibertad: “no existe la libertad sin la igualdad, ni la igualdad sin la libertad“. Si llevamos lo dicho a nivel de sistema económico, podemos deducir otra tesis: “el problema no está en el plan o en el mercado sino de quien ejerce el control“.

La Armonía o equilibrio no existe (tal como defiende la ideología dominante). La vida, la sociedad y el progreso supone conflicto. El problema radica en el hecho de que la famosa triada revolucionaria [Liberté-Egalité-Fraternité] se transforma con el Thermidor en Liberté-Egalité- Propiète. La propiedad “derecho sacrosanto” del liberalismo, además en la etapa neoliberal deviene en fetiche.

Frente a esto en nuestra sociedades se habla de ciudadanía (en abstracto), de derechos humanos como si fueran inalienables o eternos. Lenguaje que incluso domina en el discurso de cierto izquierdismo.

Robespièrre lo tuvo mucho más claro que estos post-marxistas, cuando en un discurso nos decía: “¿Cuál es el primer fin de la sociedad? Mantener los derechos imprescriptibles del hombre. ¿Cuál es el primero de estos derechos? El de existir. La primera ley social es, pues, la que asegura a todos los miembros de la sociedad los medios de existir; todas las demás se subordinan a esta….

Los derechos son históricos y se han de conquistar. Es más (lo que muchas veces olvidamos) los derechos son contradictorios, se pueden poner ejemplos que todos podemos tener en mente. Al final todo es cuestión de elección y de toma de decisiones, de relaciones sociales y, en última instancia, de relaciones de fuerza. Es lo que ha ocurrido durante todo el proceso en el que el neoliberalismo ha tomado el poder y llevado su hegemonía. Un proceso en el que la burguesía internacional ha conseguido el cambio de modelos productivos, el acabar con derechos sociales y económicos. Un neoliberalismo que ha cambiado las relaciones sociales y que ha precarizado el trabajo y precarizado la vida. Un neoliberalismo que ha llevado a terminar con el trabajo (tal y como lo hemos conocido hasta ahora). El neoliberalismo no necesita los derechos sociales, prefiere la nueva figura del precariado o trabajador pobre. El problema radica en que la izquierda y sobre todo la izquierda parlamentaria todavía cree en la vuelta  del  ”paraíso keinesiano”, de ahí que todavía propugnen la lógica productivista porque creen que alguna vez pueda volver. Aunque la propuesta de subsidio del PSOE como el gobierno del PP reconozcan ya que el  ”pleno empleo” se parará en el 20 o 15% de paro. La realidad está siendo muy distinta, pues gracias a la “devaluación salarial” y a los recortes si hay trabajo será precario y de baja calidad, sin derechos. Michel Husson al final de su artículo entre otras cosas tiene razón cuando nos dice “que el retorno a un capitalismo regulado es imposible”. Y más adelante continúa afirmando que “la única salida del capitalismo consiste en una huída hacia adelante, con vista a reproducir el modelo neoliberal”.

Frente a esto hay que hablar de la libertad (real) que se encuentra fundamentada en las condiciones materiales. El derecho a la existencia es prioritario. Hay que recuperar la Fraternidad/ Solidaridad. Volver a la civitas. La civitas republicana acepta que la sociedad es conflictiva, que se da un tipo de relaciones sociales. La sociedad es un amplio espacio asimétrico donde se produce una dialéctica entre la Libertad, la Igualdad y la Solidaridad.

En que consiste la Libertad, la libertad no se puede entender más que como no-dominación. Es decir ha de haber “independencia material”. Desde el republicanismo  ”alguien es libre si no depende de nadie para vivir, si tiene una existencia social autónoma garantizada….” Nadie puede ser ciudadano libre, activo, si tiene que pedir permiso para vivir, para sobrevivir cotidianamente. Si lo tiene que hacer se convierte en un marginado y va camino de la exclusión social.

El subsidio (que no renta) propuesto por la dirección del PSOE no cumple con las tesis del republicanismo, ni implementa la libertad (real). En última instancia, al igual que otros subsidios cae en dos tipos de trampas: la trampa del paro y la trampa de la pobreza. Para no caer en este tipo de trampas es necesario tener las condiciones materiales de existencia cubiertas. Pero para llegar a aquí hay que salir de la lógica del capital y de su productividad que se basan derechos muy distintos a los que se defienden desde la perspectiva de la Fraternidad.

Bibliografía:

Étienne Balibar, La proposition de l’Égaliberté. PUF, París 2010
Michel Husson, La teoría de las ondas largas y la crisis del capitalismo contemporáneo. Viento Sur nº 138. Madrid 2014  
Matari Pierre Marigat, De la industralización a la financiarización: auge y crisis del capitalismo en España (1959- 2012). Mundo siglo XXINª 29, Vol. VIII, 2013, pg., 63-82
Javier Méndez- Vigo Hernández. Renta básica y trabajo. Palibrio. 2013

Publicado en “cataluñasur” (http://mendezvigodominguez.blogspot.com.es/2014/08/caridad-yo-justicia.html)

 

Kategorien: Attac Planet

La necesidad del salario máximo

vor 14 Stunden 58 Minuten

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

El enorme incremento de las desigualdades que hemos estado viendo en la mayoría de países a los dos lados del Atlántico Norte (y muy en particular en EEUU, el Reino Unido y España) ha reavivado el debate sobre la necesidad de incrementar el nivel salarial de los sectores con menos ingresos de la sociedad a fin de evitar el deterioro de sus ingresos en relación con los del resto de la población asalariada. De ahí las presiones para que se suban los salarios mínimos, medida que en realidad favorece no solo a los trabajadores con salarios bajos sino a todos los demás, pues el aumento del salario mínimo favorece el incremento del nivel salarial de la gran mayoría de asalariados, pues dicho aumento refuerza al mundo del trabajo en su negociación con el mundo empresarial. En realidad, la reducción salarial (que generalmente acompaña al elevado desempleo) es la medida que favorece el empresariado, pues debilita al mundo del trabajo y con ello disminuyen la gran mayoría de salarios. Por el contrario, el aumento del salario mínimo y un descenso del desempleo favorecen al mundo del trabajo en su negociación con el empresariado.

Ahora bien, esta medida, aunque positiva y necesaria, tendría poco impacto en el enorme nivel de desigualdades que estos países han estado experimentando. Y la causa de ello es que el gran crecimiento de las desigualdades se debe al enorme crecimiento de la concentración de la riqueza y de las rentas en una minoría de la sociedad que deriva sus ingresos bien de las rentas del capital, bien de la gestión de la propiedad del capital, es decir, de lo que antes se llamaba los capitalistas y los gestores del capital, entre los cuales, los gestores del capital financiero (es decir, los banqueros y gestores de instituciones financieras) son los más beneficiados de esta concentración. Son personas, estas últimas asalariadas, que reciben todo tipo de beneficios salariales, en unos términos y en unas cantidades muy por encima de los de la gran mayoría de la población asalariada.

Cuando analizamos cómo han ido evolucionando las rentas de la población, vemos, pues, que las rentas superiores han ido creciendo mucho más rápidamente que las rentas de la gran mayoría de la población. Así, los cien dirigentes empresariales más bien pagados en aquellos países han pasado de ingresar 20 veces la renta del trabajador promedio en los años ochenta, a 60 veces en 1998 y 160 veces en 2012.

Este crecimiento se atribuye, en círculos económicos próximos al capital financiero, al crecimiento de la productividad de esos empresarios. Este es el argumento que constantemente se presenta para justificar el crecimiento desmesurado de las rentas superiores. El error y la falacia de dicho razonamiento es fácil de mostrar. El que tales remuneraciones hayan crecido tanto en estos países no tiene nada que ver (repito, nada que ver) con incrementos de productividad, sino con el poder político que estos sectores muy minoritarios tienen. A más poder político mayor es el crecimiento de su riqueza.

Por qué los salarios de los banqueros y de los grandes empresarios son tan altos

Y la manera como se expresa este poder es también fácil de ver. Miren la política fiscal. Donde estos ingresos han subido más rápidamente ha sido donde el gravamen fiscal real (y no el nominal o teórico) que existe sobre las rentas del capital y sobre los salarios de los individuos de mayor renta ha descendido más. El gravamen de las rentas superiores ha ido descendiendo de una manera muy notable, siendo esta una de las causas del aumento de las desigualdades.

De este análisis se derivaría que la solución –es decir, la disminución de las enormes desigualdades– pasaría por un aumento muy notable y muy generalizado del gravamen a las rentas derivadas de la propiedad y también de la gestión del capital, lo cual no ocurriría a no ser que haya un giro de casi 180º en la relación capital-trabajo en estos países. La mayor causa del crecimiento de las desigualdades es el enorme incremento del poder político del capital sobre el mundo del trabajo (ver Capital-Trabajo: el origen de la crisis actual, Le Monde Diplomatique, julio de 2013).

El hecho de que ello no ocurra no se debe a que la población se haya ido derechizando. En realidad, el grado de tolerancia de la mayoría de la población a los lados del Atlántico Norte hacia las desigualdades ha disminuido exponencialmente. Unos porcentajes elevadísimos de la población (del 74% al 82%) señalan que las desigualdades son demasiado elevadas. Ahora bien, la captura del estamento político por dichos sectores sociales explica la continuidad y permanencia de estas desigualdades. Ello explica que en los países cuyo sistema democrático permite formas de democracia directa como referéndums, haya habido un número creciente de propuestas para limitar el salario máximo. El caso más reciente fue el ocurrido en Suiza, en el que se puso a referéndum la propuesta de que ningún salario fuera más de 12 veces superior al salario mínimo (un abanico salarial mucho más reducido que el existente hoy en la mayoría de países de economías avanzadas). Es interesante que un 35% de la población votara a favor, un porcentaje mucho mayor de lo que se esperaba, en el primer intento de controlar directamente las desigualdades. Sería interesante que ese referéndum se hiciera en España (donde las enormes limitaciones de la democracia no permiten tales tipos de referéndums).

En EEUU ha habido un movimiento bastante exitoso en varios Estados que exige no ya el salario mínimo, sino un salario decente (fair wages), de manera que en muchos contratos con autoridades públicas se exige este tipo de salario en lugar del salario mínimo. Sería muy importante que en España hubiera un movimiento, liderado por los sindicatos, que exigiera a las autoridades públicas no contratar a empresas que pagaran menos que lo que se debería definir como salario digno, añadiendo, además, la necesidad de que se hiciera un referéndum, como se hizo en Suiza, limitando el nivel salarial del uno por ciento de la población con nivel de renta superior del país.

Artículo publicado en Público.es

vnavarro.org

Kategorien: Attac Planet

No nos engañemos, Le Pen ya está aquí

Mi, 20/08/2014 - 18:00

Miguel Urban CrespoPúblico.es

El pasado mes de julio el alcalde de Vitoria, Javier Maroto,  afirmaba que los argelinos y marroquíes vienen a Vitoria “a vivir de las ayudas sociales sin ningún interés por integrarse, y eso en sí mismo es fraude”. A pesar de las múltiples criticas de los partidos de la oposición y de las organizaciones sociales de la ciudad vasca, Maroto no sólo no rectificó sus palabras sino que se reafirmó, y contó con el apoyo de su partido (PP) en Álava.  Parece que el edil popular sigue los pasos de su compañero Xavier García Albiol, que fue el primer alcalde juzgado por su discurso xenófobo,  por haber afirmado que “los rumanos son una plaga y suponen una lacra para la ciudad” y que “el colectivo rumano gitano ha venido a esta ciudad a delinquir y a robar”. Unas declaraciones que no sólo no le pasaron factura sino que le auparon a la alcaldía de Badalona, tradicional feudo del PSC.

Siguiendo esta línea, cada vez son más los cargos públicos que se suman ala banalización de los prejuicios xenófobos. Prejuicios que, a la postre, permean en el debate político y, más grave aún, son parcialmente asumidos por los partidos mayoritarios en una carrera desesperada por ocupar el espacio político que en Europa está representado por la ultraderecha.

Pero mientras los políticos del régimen se empeñan en emular la retórica ‘lepenista’, los medios de comunicación llevan a los salones de los hogares el ‘problema’ de la inseguridad ciudadana que genera la “invasión” o los “asaltos”  de los migrantes subsaharianos. Esta gramática pseudo-belicista y de exclusión genera el caldo de cultivo perfecto para una retórica punitiva que aborda la inmigración como un “problema”, sobre la que se plantean soluciones represivas: vallas más altas, alambres de espino más punzante, devoluciones irregulares en “caliente”, más policía…

En este sentido, las leyes de extranjería en las últimas décadas han tratado de modificar la imagen pública de los migrantes, presentándola como un “problema” y generando, de esta forma, un marco político y discursivo para su criminalización. Estas normativas han desempeñado un papel fundamental en la difusión de un estereotipo negativo del emigrante sobre el que se han ido asentando y activando todo tipo de prejuicios y aparatos retóricos de marcado carácter xenófobo.

La degradación de la seguridad jurídica y policial, organizada con el objetivo de expulsar al emigrante, genera como primera consecuencia directa la pérdida no sólo de un conjunto de derechos en particular, sino el propio derecho a tener derechos. Lo que lleva también, como segundo resultado, a producir una mano de obra fácilmente explotable desde el punto de vista económico. Una mano de obra que el propio Estado ha convertido en vulnerable.

Hay que recordar, a este respecto, que los inicios de la xenofobia política se marcaron como objetivo básico situar esta frontera entre aquellos que deben ser protegidos y aquellos otros (no) ciudadanos que pueden, o mejor, deben ser excluidos de tal protección. Una operación de exclusión, por tanto, con una evidente matriz también económica. Esta exclusión (de facto y de iure) genera, precisamente, el caldo de cultivo perfecto para la xenofobia política, definida mediante esta operación de exclusión que favorece una competencia entre autóctonos y foráneos en el esfuerzo por conseguir un recurso escaso: el trabajo.

Más de 20.000 cadáveres de inmigrantes muertos en los desiertos, en las vallas fronterizas, o náufragos de pateras en las costas de Andalucía y Canarias en los últimos 20 años. Esto supone una media de 2,28 inmigrantes muertos al día, a los que hay que sumar los desaparecidos cuyo número se desconoce, que son la expresión más terrible y dramática de esta otra forma de racismo. Son las víctimas de la  xenofobia institucional, de un racismo de guante blanco, anónimo, legal, poco visible pero constante. En este sentido, es difícil separar racismo y políticas de inmigración ya que, aunque no son exactamente lo mismo, la mayoría de las veces aparecen entrelazadas y como coartadas necesarias. Incluso el control de nuestras fronteras contra la supuesta “invasión” del migrante se ha convertido en el lucrativo negocio de la xenofobia.

De esta forma, ante un electorado rodeado de inseguridades vitales derivadas de la precarización del mercado laboral y el shock de las políticas de austeridad y ajuste neoliberales, la casta política compite por ofrecer soluciones a base de mano dura contra toda aquella persona identificada como un obstáculo a la buena marcha de la sociedad y de la economía. Es la construcción simbólica (y material) de los migrantes como chivo expiatorio. Esto genera una sutil pero progresiva transformación de los problemas sociales en asuntos individuales, justificando la transferencia de responsabilidades del ámbito de los servicios sociales a la política criminal.

El problema no son solo aquellos políticos que azuzan los temores xenófobos de una parte de la población (preocupación ciudadana, por cierto minoritaria,  según los datos que ofrecen las encuestas del CIS). Lo peor es que estas declaraciones de determinados políticos del régimen son también, y por desgracia, el síntoma  de un sistema enfermo que prefiere refugiarse en la infructuosa fortificación comunitaria.

España no necesita que nadie ocupe el espacio político de “Le Pen”, ese espectro electoral ya está conformado en los partidos del régimen. Lo verdaderamente necesario es un movimiento político que afronte el reto de globalizar la solidaridad y de una vez por todas defender y respetar los derechos humanos, así como la dignidad de todas las personas.

Miembro del consejo asesor de la revista Viento Sur

 

Kategorien: Attac Planet

El gran capital filantrópico se infiltra en los movimientos sociales

Mi, 20/08/2014 - 13:00

Entrevista a Paco Puche – Rebelión.org

1. ¿Cómo se infiltra el capital filantrópico en los movimientos sociales?

Hay que empezar diciendo que el fenómeno de cooptación de dirigentes e infiltración en los movimientos sociales de resistencia o alternativos, es un acontecimiento que empieza en los ochenta y, como dice Zubechi, periodista libertario, “luego de varias experiencias las políticas y programas sociales se focalizan cada vez más en la cooptación y domesticación de movimientos sociales y populares a través del fortalecimiento organizativo (política explícita del BM), actuando directamente sobre los dirigentes y las bases de los movimientos”. Es por tanto, una política diseñada y planificada. No es conspiranoia como se acusa a los que denunciamos.

Como dice el Grupo argentino de Reflexión Rural: “las grandes Corporaciones y las fundaciones que las acompañan, han estado trabajando sigilosamente para escurrirse entre los espacios alternativos”.

El cómo se infiltran vamos a concretarlo en las fundaciones del gran capital llamadas AVINA y Ashoka, que son las más activas en España y Latinoamérica. La forma más llamativa es la cooptación de líderes de esos movimientos con cierto desparpajo. Tienen unos ojeadores o nominadores, que presentan candidatos a los que, después de cinco rigurosos filtros, los nombran emprendedores sociales (o socios-líderes) y, o bien les pagan, descaradamente, un sueldo durante tres años de unos 1.500 euros, diciéndoles a qué se han dedicar, o bien los pasean por medio mundo, promocionando indirectamente empresas, mientras les dejan dar sus charlas a los invitados por las filantrópicas.

2. ¿Qué buscan las entidades que lo hacen?

Buscan lo siguiente: legitimidad, información, negocio con los pobres e introducir confusión en los movimientos sociales para controlar las disidencias al sistema. En el caso de Avina su fundador, el magnate suizo Schmidheiny, busca, además, librarse de la imagen de genocida que la sombra del amianto se cierne sobre él por donde pasa.

Como dice Michel Chossudvsky que “la compleja red de ONGs –incluidos segmentos de medios alternativos- son utilizadas por la élites corporativas para moldear y manipular el movimiento de protesta (…) el propósito no es reprimir la disidencia, sino, por el contrario, dar forma y moldear el movimiento de resistencia, para establecer los límites a la disidencia”. Y como afirma sin tapujos una de las máximas dirigentes de Ashoka, María Zapata: “los emprendedores sociales trabajan con esas poblaciones (los pobres) y su labor es acercar a la multinacional hasta ellas, mientras salvaguardan los intereses de éstas ”.

3. ¿Quién está detrás de ese capital? ¿Qué casos hay en España?

Siendo muy sintéticos diremos que Avina está vinculada al magnate suizo S. Schmidheiny, que debe su fortuna al criminal negocio del amianto. Decimos, que todos aquellos que han recibido dinero y otras prebendas de esta fundación (y después de conocerla, no la han rechazado) se llevan la maldición del polvo del amianto en sus entrañas. No hay que insistir, amianto (uralitas) es el causante de la mitad de los cánceres de origen laboral y mata cada año a más de 150.000 personas por el mundo. Ashoka, su aliada estratégica, procede del gran capital y, entre otros galardones, luce el ser uno de los socios de Monsanto/Gates para implantar en África un programa de semillas transgénicas. Por esta razón la Plataforma Rural (entidad formada por lo más granado del movimiento agroecológico español), ha llamado a esta actuación “un intento asesino”.

¡Sorpresa!; cual no será la confusión en la que se anda que esta misma Plataforma Rural, implacable con Ashoka, ha estado unos 15 años presidida por Jerónimo Aguado, financiado por Asoka durante tres años, mes a mes (y también por Avina). Este hecho es una muestra palmaria de la facilidad con la que el filantrocapitalismo (así llamada a esta actividad de las fundaciones del gran capital) penetra a los movimientos sociales sedicentes alternativos y anticapitalistas.

En España, de momento, se conocen hasta 21 grupos más o menos alternativos en los que: o han nombrado emprendedores, o socios, o han financiado, o están presentes en puestos representativos, o han tenido colaboraciones estrechas. Entre ellos algunos tan nombrados como la Universidad Rural Paulo Freire, Greenpeace, REAS, Fiare, Cifaes de Amayuelas, IU, Plataforma Rural, Fundación Nueva Cultura del Agua, SEO, Fe y Alegría, ACSUR las Segovias, Red Calea, CNT, etc. Efectivamente, hasta en la propia CNT Ashoka ha tenido una notable e injustificada presencia. Es muy sutil y profunda la penetración en muy poco tiempo.

Y comprometidos nombres de prestigio, que duele el nombrarlos, algunos como Jerónimo Aguado y Pedro Arrojo, ya mencionados, Victor Viñuales, Ainhoa Zamora, Sandra Benveniste, Beatriz Fadón, Xavier Pastor, Miren Gutiérrez, Leonardo Boff, etc. Lamentable espectáculo.

4. ¿Qué organizaciones han recibido dinero de este capital? En uno de tus artículos mencionas a la CNT ¿podrías contarnos qué sucedió?

No es solo cuestión de dinero, aunque por supuesto que haberlo hailo, son relaciones, cursos, oportunidades, encuentros, formación, asesoramiento, viajes, contactos, etc. Pedro Arrojo, por ejemplo, se sentía muy orgulloso de haber estado codo con codo con el presidente del Banco Mundial en un encuentro de élites financiado y propiciado por su cooptador, el fundador de Avina Stephan Schmidheiny, el genocida del amianto. Este personaje, que hoy lidera de nuevo movimientos en defensa del agua pública, nunca ha denunciado públicamente al matarife del amianto, su cooptador. Qué credibilidad puede ofrecer.

En el caso de CNT el asunto es más sutil, todo esto tiene también algo de sutil, se ha tratado de facilitarle a Ashoka publicidad en vuestros órganos de difusión. Por ejemplo, que yo sepa ha habido sendas entrevistas a “emprendores” en artículos publicados en las contraportadas de los números 381 y 382 de agosto-septiembre y octubre de 2011, respectivamente. En concreto se entrevistó a Jean Claude Rodríguez Ferrera y Raül Robert (esta entrevista publicada también en la web confederal de CNT http://www.cnt.es/noticias/la-vivienda-como-herramienta-de-transformaci%C3%B3n-social y reproducida lamentablemente por varios medios alternativos), ambos “emprendedores Ashoka”. Pero lo más llamativo ha sido una editorial enigmática en el número 366 de abril de 2010, en donde sin venir a cuento se hacía una defensa cerrada de Jeromo, Beatriz Fadón y García Allut, tres eminentes emprendedores Ashoka, para decir que a los angelitos los habían engañado en su presencia en un video de apoyo a Zapatero. Para hacer esto hay que tener buena mano dentro de la revista.

5. ¿Los movimientos sociales afectados son conscientes de lo que sucede? ¿Qué ha sucedido cuando lo han descubierto? ¿Has tenido que ver o sufrir represalias por ello?

La lucha contra el filantrocapitalismo la empezamos hace ya más de cinco años. Entonces la gente de los movimientos no conocía nada de esto. Hoy todo el mundo la va conociendo y Avina y Asoka andan en retroceso en los movimientos sociales. La recepción de este escracheado dentro de los propios movimientos sociales fue de rechazo, de matar al mensajero Falta de hábitos autocríticos y de dirigentismo intocable. En concreto se nos ha censurado artículos en revistas alternativas y se nos ha difamado en Internet.

Termino con esto: se puede ver en Internet, en la entrada “manifiesto infinito”, cómo desde la dirección de la COAG y de los grupos que integran la Plataforma Rural han tratado de silenciarme. En efecto, bajo la burda argumentación de que estaba montando una campaña de mentiras contra el bendito Jeromo, por denunciar la penetración de las fundaciones en los movimientos sociales con nombres y apellidos, se proponía que: “para ahogar estas falsedades nace este manifiesto infinito (…). Cada comentario será un anexo que convierta al manifiesto en catarata”. No exagero cuando invoco la metáfora del silenciamiento por asfixia.

Raúl Contreras, un eximio miembro de Ashoka, escribía en el citado manifiesto: “ Yo también soy Jeromo (Aguado). Y lo soy porque es MI AMIGO, porque además lo nominé para su selección por Ashoka y porque comparto el cartel y la foto. Porque ambos hemos conocido a tantas personas y tantos proyectos impresionantes que forman esa otra familia, Ashoka, que sólo encuentro motivo de alegría”.

Queda claro.

 

Paco Puche es  investigador del filantrocapitalismo

Fuente: CNT

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

Kategorien: Attac Planet

Hacia el individuo multidimensional

Mi, 20/08/2014 - 09:00

Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra-Nafarroa

El actual sistema dominante o establishment de las sociedades occidentales utilizaría la dictadura invisible del consumismo compulsivo de bienes materiales para anular los ideales del individuo primigenio y transformarlo en un ser acrítico, miedoso y conformista que pasará a engrosar ineludiblemente las filas de una sociedad homogénea, uniforme y fácilmente manipulable mediante las técnicas de manipulación de masas. Así, el sociólogo y filósofo alemán Herbert Marcuse, en su libro “El hombre Unidimensional (1.964), explica que “la función básica de los medios es desarrollar pseudonecesidades de bienes y servicios fabricados por las corporaciones gigantes, atando a los individuos al carro del consumo y la pasividad política”.

Por su parte, Hermann Hesse en su libro “El lobo estepario” (1.927), define al burgués como “una persona que trata siempre de colocarse en el centro, entre los extremos, en una zona templada y agradable, sin violentas tempestades ni tormentas. Consiguientemente , es por naturaleza una criatura de débil impulso vital, miedoso, temiendo la entrega de sí mismo, fácil de gobernar. Por eso ha sustituido el poder por el régimen de mayorías, la fuerza por la ley y la responsabilidad por el sistema de votación”.

Censura y manipulación de las masas

El estadounidense Harold Lasswell (uno de los pioneros de la “mass comunicación research”), estudió después de la Primera Guerra Mundial las técnicas de propaganda e identificó una forma de manipular a las masas ( teoría de “la aguja hipodérmica o bala mágica”), teoría plasmada en su libro “Técnicas de propaganda en la guerra mundial (1.927) y basada en “inyectar en la población una idea concreta con ayuda de los medios de comunicación de masas para dirigir la opinión pública en beneficio propio y que permite conseguir la adhesión de los individuos a su ideario político sin tener que recurrir a la violencia”, fruto del encefalograma plano de la conciencia crítica de la sociedad actual favorecida por una práctica periodística peligrosamente mediatizada por la ausencia de la exégesis u objetividad en los artículos de opinión y el finiquito del código deontológico periodístico que tendría su plasmación en la implementación de la autocensura y en la sumisión “nolis volis” a la línea editorial de su medio de comunicación (fruto del endemismo atávico de la servidumbre a los poderes fácticos del status quo) y que habrían convertido al periodista en mera correa de transmisión de los postulados del establishment.

Frente al monopolio mediático corporativo del establishment dominante aparecen los medios digitales alternativos no corporativos como reducto de una libertad de expresión y cuyo paradigma sería Rebelion.org, medio digital fundado en 1996 y convertido en “referente de los movimientos sociales de izquierdas” al ser uno de los portales más consultados en la red en aquella época (4 millones de visitas anuales según alexa.com). Dichos medios se consideraban a sí mismos como la “quintaesencia de la pureza democrática” y “los guardianes de la ortodoxia del pluralismo informativo”, pero sin embargo muchos de ellos por “contagio mimético “de la mass media dominante, han acabado estableciendo muros virtuales e impermeables a toda suerte de opinión ajena a sus postulados ideológicos (léase censura), mientras siguen ignorando la gravedad de la nueva ola involucionista que se avecina y que tendrá su epílogo en la futura ilegalización del diario vasco Gara por “atentar contra el orden jurídico establecido”, escudados en la creencia de que no serán los siguientes, pero para que no puedan alegar como atenuante ante el juicio de la Historia el desconocimiento por miopía intelectual, me permito parafrasear el poema “Cuando los nazis vinieron” del pastor protestante alemán Martin Niemöller (1.892-1.984): “Primero vinieron a buscar a los filoterroristas y yo no hablé porque no era filoterrorista. Después, vinieron por los separatistas y yo no hablé porque no era separatista. Después, vinieron por los indignados y antisistema y yo no hablé porque no era lo uno ni lo otro. Finalmente, vinieron por mí y los demás troskistas y ya para ese momento no quedaba nadie que pudiera hablar por mí”.

Radiografía del Tardofranquismo

Parafraseando a Charles Wright Mills en su libro “The Power Elite (1.956), el establishment del Estado español estaría formado por las élites financiera-empresarial, política, militar, jerarquía católica, universitaria y mass media del Estado español, herederos naturales del legado del General Franco que habrían fagocitado todas las esferas de decisión (según se desprende de la lectura del libro “Oligarquía financiera y poder político en España” escrito por el ex-banquero Manuel Puerto Ducet), e iniciado asimismo una deriva totalitaria que habría ya convertido a la seudodemocracia española en rehén del establishment y que tendría como objetivo último la implementación del “Estado Tardofranquista” como escenario distópico.

Las distopías se ubican en ambientes cerrados o claustrofóbicos enmarcados en sistemas seudo-democráticos donde la élite gobernante (establishment) se cree investida del derecho a invadir todos los ámbitos de la realidad en sus planos físico y virtual e incluso en nombre de la sacro-santa seguridad del Estado, a eliminar el principio de inviolabilidad (habeas corpus) de las personas, síntoma de una posterior deriva totalitaria del sistema, (plasmada en la instauración de la Ley Antiterrorista y la práctica consentida de la tortura que todavía permanecen vigentes a pesar de la declaración del abandono de la lucha armada por parte de ETA), amparadas por la llamada “espiral de silencio” de los medios de comunicación de masas del establishment. La politóloga alemana Elisabeth Noelle-Neumann en su libro “La espiral del silencio. Opinión pública: nuestra piel social” (1977) , desarrolla la tesis de la “espiral de silencio” como “ fórmula de solapamiento cognitivo que instaura la censura a través de una deliberada y sofocante acumulación de mensajes de un solo signo”, con lo que se produciría un proceso en espiral o bucle de retroalimentación positiva.

Así, estaríamos asistiendo a la progresiva implementación en el Estado español del Tardofranquismo, anacronismo político que bebe de las fuentes del centralismo jacobino francés y del paternalismo de las dictaduras blandas y refrendado por iniciativas como la aprobación de la nueva Ley de Educación (Lomce); el rechazo del Grupo Popular a la proposición no de ley de IU para “sancionar penalmente los actos de apología de la dictadura franquista así como la actividad delictiva de los grupos de ultraderecha”, la previsible modificación del Código Penal para constreñir hasta su nimiedad la libertad de expresión y los derechos de huelga, reunión y manifestación.

Además, no sería descartable la próxima modificación de la actual Ley de Huelga a petición de la CEOE y una nueva y agresiva reforma del Código Penal, en la que se penalizará la resistencia a la autoridad (tanto activa como pasiva) y la convocatoria de concentraciones violentas por cualquier medio de comunicación, (incluido Internet y las redes sociales como Facebook y Twitter), con el objetivo inequívoco de hacer realidad la frase de Fraga en su etapa de Ministro de la Gobernación del régimen franquista (“La calle es mía”), aunado con la adopción en las ciudades gobernadas por el PP como Madrid, de medidas anticívicas calcadas de la Ley franquista de Buen Gobierno (1948) y la posterior implantación en todo el Estado español de un clon de la Ley de Vagos y Maleantes (ley nacida en la II República y adoptada por aclamación por el régimen franquista).

Posteriormente y en el paroxismo de la lógica distópica, se procederá a la implementación de la “Doctrina Aznar” que tendría como ejes principales la culminación de la “derrota institucional de ETA para impedir que el terrorismo encuentre en sus socios políticos el oxígeno que le permita sobrevivir a su derrota operativa” y el mantenimiento de la “unidad indisoluble de España “, lo que se traducirá en el finiquito de la representación institucional lograda por EH Bildu en base al apoyo popular mediante la ilegalización del partido abertzale Sortu antes de las Elecciones Municipales y Forales del 2015 tras la remisión por UPyD a la Fiscalía del TSJPV de una denuncia penal contra el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, al que acusa de «justificar y reivindicar» la actuación de ETA y la prohibición de la celebración del referéndum sobre la independencia en Cataluña previsto para noviembre del 2014, medidas que conllevarán el final de la más larga experiencia seudodemocrática de la historia del Estado española (35 años).

Hacia el individuo multidimensional

Sin embargo, la crisis económica, la desafección política de la sociedad española motivada por los sangrantes casos de corrupción de la élite político-económica y el creciente descrédito de la institución Monárquica han hecho revisar los esquemas idílicos de la Transición y la vigencia de la Constitucióndel 78 en la que se sustenta el actual status quo , por lo que se antoja inevitable un proceso de catarsis y posterior metanoia colectiva.
El término Metanoia, traducido a la actual coyuntura, sería “transformar la mente para adoptar una nueva forma de pensar, con ideas nuevas, nuevos conocimientos y una actitud enteramente nueva ante la irrupción del nuevo escenario socio-político ”, lo que implicaría la doble connotación de movimiento físico (desandar el camino andado) y psicológico (cambio de mentalidad tras desechar los viejos estereotipos económicos y políticos vigentes en las últimas décadas) y que tendrá como efectos benéficos la liberación de la parte indómita del individuo primigenio ( el lobo estepario) que ha permanecido agazapado en un recodo del corazón, sedado y oprimido por la tiranía del actual sistema dominante, neoliberal y constrictor de las libertades democráticas.

Así, gracias a la interactividad que proporcionan las redes sociales de Internet (el llamado Quinto Poder que enlaza y ayuda a la formación de las identidades modernas), se estaría rompiendo el endémico aislamiento y pasividad del individuo sumiso y acrítico de las sociedades consumistas occidentales (Hombre unidimensional) y estaría ya surgiendo un nuevo individuo reafirmado en una sólida conciencia crítica, sustentado en valores caídos en desuso pero presentes en nuestro código atávico como la solidaridad y la indignación colectiva ante la corrupción e injusticia imperantes y dispuesto a quebrantar las normas y las leyes impuestas por el sistema dominante, Individuo Multidimensional generador de un tsunami popular de denuncia del déficit democrático, social y de valores del actual sistema dominante e instaurador del caos constructivo que terminará por diluir el opiáceo inhibidor de la conciencia crítica (consumismo compulsivo), no siendo descartable la adopción de políticas activas de desobediencia civil que podrían conducir a un nuevo Mayo del 68 europeo y que tendrá en el Estado español como efectos colaterales el finiquito del régimen del 78 y la restauración de la República en el horizonte del 2.020.

 

Kategorien: Attac Planet

Caída del comercio mundial acelera la “des-dolarización” del planeta

Mi, 20/08/2014 - 07:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

La desaceleración del comercio mundial continúa a sus anchas a medida que la caída de la demanda configura la tendencia global del declive del comercio. Se han minimizado los efectos de la caída de la demanda, así como se han minimizado los efectos del alto desempleo. Muchos han pretendido hacer creer que “todo continuará igual o mejor” con el alto desempleo. Pero el impacto que el desempleo tiene en la demanda resulta desastroso para el conjunto de la economía mundial. En este aspecto, la caída de la demanda mundial de bienes no solo afecta la producción industrial (que sigue en descenso) sino también la demanda mundial de comercio marítimo y la demanda de las divisas con que este comercio mundial funciona.

650_1000_baltic-dry-index-jul-11

Durante décadas, todo el comercio mundial ha operado con los dolares de Estados Unidos. De hecho, todas las compras de petróleo o gas natural se realizan con dólares. El hecho de que la rusa Gazprom esté sugiriendo a sus clientes comenzar a operar con monedas distintas del dólar rompe una tradición de medio siglo. Si añadimos que el presidente de la petrolera francesa Total SA señaló que “no hay ninguna razón para seguir negociando el petróleo en dólares”, invitando a transar el petróleo en euros, vemos que el declive del dólar está en plena marcha. La compra de petróleo en euros no sólo otorgaría una fuerte apetencia por la moneda europea sino que aceleraría el desplazamiento del dólar.

En las actuales circunstancias, el dólar cae por el significativo descenso del comercio mundial (como refleja el Baltic Dry Index, desde los 4000 puntos en 2010, a los 800 puntos del viernes), y también por el efecto sustitución que comienza a generar en otros países el respaldo a otras monedas como el Yuan chino, el rublo ruso o la rupia india para realizar transacciones. Debemos recordar que durante más de 40 años el petróleo se ha cotizado y transado exclusivamente en dólares, lo que le ha dado a Estados Unidos la hegemonía monetaria y financiera que hoy tiene. Sin embargo, pensar que se pudiera transar en otra moneda era casi una herejía hace una década. Toda la invención de la guerra de Irak con todos los pretextos de arnas químicas o terrorismo no fue más que una guerra en represalia a la intención de Saddam Hussein de transar el petróleo en euros, como se lo formuló a Europa el año 2000. Por eso que decir ahora que “No hay ninguna razón para seguir pagando el petróleo en dólares”, es una señal del cambio de los tiempos y del fastidio que genera la hegemonía monetaria de Estados Unidos.

Estados Unidos puede comenzar a ser aislado por donde más le duele: las relaciones monetarias basadas en el billete verde. Y esta operación anti-dolar puede verse fortalecida esta semana cuando los países BRICS declaren la creación de su propio banco de desarrollo. Un banco que pretende competir con el Banco Mundial y enfocarse en los problemas que al Banco Mundial no le interesan. el desarrollo de los países emergentes y la cooperación a espaldas de las instituciones como el Banco Mundial o el FMI dominadas por Estados Unidos. Las instituciones residentes en Washington siempre ha defendido los intereses de Estados Unidos en desmedro del resto del mundo. Por eso el banco de los BRICS puede significar un cambio radical en la hegemonía del dólar y de Estados Unidos.

El Blog Salmón

Kategorien: Attac Planet

Carta abierta. Científicos piden suspender el uso de transgénicos en todo el Mundo

Di, 19/08/2014 - 18:00

Barometro Internacional

Nosotros, los científicos abajo firmantes, pedimos la suspensión inmediata de todas las emisiones ambientales de cultivos transgénicos y productos derivados de los mismos, tanto comercialmente como en pruebas a campo abierto, durante al menos 5 años; patentes sobre organismos vivos, los procesos, las semillas, las líneas de células y genes deben ser revocadas y prohibidas; y se exige una investigación pública exhaustiva sobre el futuro de la agricultura y la seguridad alimentaria para todos.

Las patentes sobre formas de vida y procesos vivos deberían prohibirse porque amenazan la seguridad alimentaria, promueven la biopiratería de los conocimientos indígenas y los recursos genéticos, violan los derechos humanos básicos y la dignidad, el compromiso de la salud, impiden la investigación médica y científica, y están en contra del bienestar de los animales.
Los cultivos transgénicos no ofrecen beneficios a los agricultores o consumidores. En lugar de ello, traen consigo muchos problemas que han sido identificados, incluyendo fricción de la producción, el aumento del uso de herbicidas, el desempeño errático, y pobres rendimientos económicos para los agricultores. Los cultivos transgénicos también intensifican el monopolio corporativo sobre los alimentos, que está llevando a los agricultores familiares a la miseria, e impidiendo el cambio esencial hacia una agricultura sostenible que garantice la seguridad alimentaria y la salud en el mundo.

Los peligros de los transgénicos para la biodiversidad y la salud humana y animal, ahora son reconocidos por varias fuentes dentro de los Gobiernos del Reino Unido y de Estados Unidos. Consecuencias especialmente graves se asocian con el potencial de transferencia horizontal de genes. Estos incluyen resistencia a antibióticos hasta un punto que podrían volver enfermedades infecciosas hoy controladas en incurables, la generación de nuevos virus y bacterias que causan enfermedades y mutaciones dañinas las cuales pueden conducir al cáncer.

En el Protocolo de Bioseguridad de Cartagena negociado en Montreal en enero de 2000, más de 130 gobiernos se han comprometido a aplicar el principio de precaución y garantizar que las legislaciones de bioseguridad a nivel nacional e internacional tienen prioridad sobre los acuerdos comerciales y financieros de la Organización Mundial del Comercio.

Sucesivos estudios han documentado la productividad y los beneficios sociales y ambientales de la agricultura ecológica y familiar, de bajos insumos y completamente sostenible. Ofrece la única forma para restaurar las tierras agrícolas degradadas por las prácticas agronómicas convencionales, y posibilita la autonomía de los pequeños agricultores familiares para combatir la pobreza y el hambre.

Instamos al Congreso de los EE.UU. a rechazar los cultivos transgénicos ya que son peligrosos y contrarios a los intereses de los agricultores familiares; y que en cambio apoyen la investigación y el desarrollo de métodos de agricultura sostenible que realmente pueda beneficiar a las familias de agricultores en todo el mundo. (Ver los 29 puntos solicitados en edición digital www.elcordillerano.com.ar)

1. Las patentes sobre formas de vida y procesos vivos deberían prohibirse porque amenazan la seguridad alimentaria, promueven la biopiratería de los conocimientos indígenas y los recursos genéticos, violan los derechos humanos básicos y la dignidad, el compromiso de la salud, impiden la investigación médica y científica, y están en contra del bienestar de los animales. Las formas de vida, tales como organismos, semillas, líneas celulares y los genes son descubrimientos y por lo tanto no son patentables. Las técnicas actuales de GM, que explotan los procesos vivos no son fiables, son incontrolables e impredecibles, y no pueden considerarse como invenciones. Además, estas técnicas son inherentemente inseguras, al igual que muchos organismos y productos transgénicos.

2. Cada vez es más claro que los actuales cultivos transgénicos no son ni necesarios ni beneficiosos. Son una distracción peligrosa que impide el cambio esencial hacia prácticas agrícolas sostenibles que pueden proporcionar la seguridad alimentaria y la salud en todo el mundo.

3. Dos características simples representan las casi 40 millones de hectáreas de cultivos transgénicos plantados en 1999. La mayoría (71%) son tolerantes a herbicidas de amplio espectro, desarrolladas por su puesto para ser tolerantes con su propia marca de herbicida, mientras que el resto están diseñados con las toxinas Bt para matar plagas de insectos. Un estadística basada en 8.200 pruebas de campo sobre el cultivo transgénico más popular, la soja, revelo que la soja transgénica rinde un 6,7% menos y requiere dos a cinco veces más herbicidas que las variedades no modificadas genéticamente. Esto ha sido confirmado por un estudio más reciente realizado en la Universidad de Nebraska (4). Sin embargo, se han identificado otros problemas como: el desempeño errático, susceptibilidad a la enfermedad, el aborto del fruto y pobres rendimientos económicos a los agricultores.

4. De acuerdo con el programa de alimentos de la ONU, hay suficiente comida para alimentar al mundo una vez y media más. Mientras que la población mundial ha crecido un 90% en los últimos 40 años, la cantidad de alimentos per cápita ha aumentado en un 25%, y sin embargo mil millones pasan hambre. Un nuevo informe de la FAO confirma que habrá suficiente o más que suficiente comida para satisfacer las demandas globales sin tener en cuenta ningún mejora de rendimiento que pudieran proporcionar los transgénicos hasta bien entrado 2030. Es a causa del creciente monopolio empresarial que opera bajo la economía globalizada que los pobres son cada vez más pobres y pasan más hambre. Los agricultores familiares de todo el mundo han sido llevados a la miseria y el suicidio, y por las mismas razones. Entre 1993 y 1997 el número de explotaciones de tamaño medio en los EE.UU. se redujo en 74.440, y los agricultores están cobrando por debajo del costo promedio de producción de sus productos. La población agrícola en Francia y Alemania se redujo en un 50% desde 1978. En el Reino Unido, 20 000 empleos agrícolas se perdieron en el último año, y el Primer Ministro ha anunciado un paquete de ayuda de 200 millones de libras. Cuatro empresas controlan el 85% del comercio mundial de cereales al final de 1999. Fusiones y adquisiciones continúan.

5. Las nuevas patentes sobre semillas intensifican monopolio empresarial mediante el impedimento a los agricultores guardar y replantar las semillas, que es lo que la mayoría de los agricultores siguen haciendo en el Tercer Mundo. Con el fin de proteger sus patentes, las empresas continúan desarrollando tecnologías terminator para que las semillas cosechadas fruto de una planta sometida a bioingeniería no germinen, a pesar de la oposición mundial de los agricultores y la sociedad civil en general.

6. Christian Aid, una organización benéfica importante trabajar con el Tercer Mundo, llegó a la conclusión de que los cultivos transgénicos provocan desempleo, agravan la deuda del Tercer Mundo, y son una amenaza para los sistemas agrícolas sostenibles además de dañar el medio ambiente. Los gobiernos africanos condenaron la afirmación de Monsanto de que se necesitan los transgénicos para alimentar a los hambrientos del mundo: “Nos oponemos firmemente … que la imagen de los pobres y hambrientos de nuestros países está siendo utilizada por grandes empresas multinacionales para impulsar una tecnología que no es ni segura, ni para el medio ambiente, ni económicamente beneficiosa para nosotros … nosotros creemos que va a destruir la diversidad, el conocimiento local y los sistemas agrícolas sostenibles que nuestros agricultores han desarrollado durante miles de años y … minar nuestra capacidad de alimentarnos. “Un mensaje del Movimiento Campesino de Filipinas ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) de los países industrializados declaró: “La entrada de los OGM seguramente intensificará la falta de tierras, el hambre y la injusticia.”

7. Una coalición de grupos de agricultores familiares en los EE.UU. han emitido una lista completa de las demandas, entre ellas la prohibición de la propiedad de todas las formas de vida; suspensión de las ventas, emisiones al medio ambiente y más aprobaciones de cultivos transgénicos y los productos derivados, pendientes de una evaluación independiente y exhaustiva de los impactos ambientales, de salud y económicos sociales; y que se obligue a las empresas a hacerse responsable de todos los daños y perjuicios derivados de sus cultivos modificados genéticamente y productos para el ganado, sobre los seres humanos y el medio ambiente. También exigen una moratoria de todas las fusiones y adquisiciones de empresas, sobre el cierre de la granja, y un fin a las políticas que sirven a los grandes intereses agroindustriales a expensas de los agricultores familiares, los contribuyentes y el medio ambiente. Han montado una demanda contra Monsanto y otras nueve empresas por prácticas monopólicas y por endosar los cultivos transgénicos a los agricultores sin evaluaciones de seguridad y de impacto ambiental adecuados.

8. Algunos de los peligros de los cultivos transgénicos son reconocidos abiertamente por los Gobiernos del Reino Unido y de Estados Unidos. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAFF) del Reino Unido ha admitido que el traslado de los cultivos transgénicos y el polen más allá de los campos plantados es inevitable, y esto ya ha dado lugar a las malas hierbas resistentes a los herbicidas. Un informe provisional sobre las pruebas de campo patrocinados por el Gobierno del Reino Unido ha confirmado la hibridación entre parcelas adyacentes de diferentes variedades de colza tolerante a los herbicidas modificados genéticamente, lo que dio lugar a híbridos tolerantes a múltiples herbicidas. Además, colza transgénica y sus híbridos fueron encontrados como maleza en los cultivos de trigo y cebada posteriores, que estaban siendo controlados con herbicidas convencionales. Plagas de insectos resistentes al Bt han evolucionado en respuesta a la continua presencia de las toxinas en las plantas transgénicas durante todo el ciclo de cultivo, y la Agencia de Protección del Medio Ambiente de EE.UU. está recomendando a los agricultores a plantar hasta un 40% los cultivos no modificados genéticamente con el fin de crear refugios para los no plagas de insectos resistentes.

9. Las amenazas a la diversidad biológica de los principales cultivos transgénicos ya comercializados son cada vez más claras. Los herbicidas de amplio espectro utilizados con los cultivos transgénicos tolerantes a herbicidas no solo diezman especies de plantas silvestres de forma indiscriminada, sino que también son tóxicos para los animales. El glufosinato causa defectos de nacimiento en los mamíferos , y el glifosato está ligado al linfoma de Hodgkin. Los cultivos transgénicos Bt-toxinas matan insectos beneficiosos como las abejas y las crisopas, y el polen de maíz Bt es letal para las mariposas monarca, así como lo es para los papiliónidos. La Toxina Bt es exudada de las raíces del maíz Bt en la rizosfera, donde se une rápidamente a las partículas del suelo y se convierte en parte del mismo. A medida que la toxina está presente en una forma activada, no selectiva, especies objetivo y no objetivo en el suelo se verán afectadas, causando un enorme impacto en todas las especies sobre la tierra.

10. Los productos resultantes de los organismos modificados genéticamente también pueden ser peligroso. Por ejemplo, un lote de triptófano producido por microorganismos modificados genéticamente se asoció con al menos 37 muertes y 1.500 enfermedades graves. Una hormona genéticamente modificada de crecimiento bovino, se inyecta en vacas con el fin de aumentar la producción de leche, no sólo provoca el sufrimiento excesivo y enfermedades para las vacas, también aumenta de IGF-1 en la leche, que está vinculada a los cánceres de mama y de próstata en seres humanos. Es de vital importancia para el público a ser protegido de todos los productos transgénicos, y no sólo los que contienen ADN transgénico o proteína. Esto es debido a que el propio proceso de modificación genética, por lo menos en la forma practicada actualmente, es inherentemente peligroso.

11. Memorandos secretos Food and Drug Administration de EE.UU. revelaron que se ignoró las advertencias de sus propios científicos de que la ingeniería genética es un nuevo punto de partida e introduce nuevos riesgos. Además, el primer cultivo transgénico liberado para su comercialización – el tomate Flavr Savr – no pasó las pruebas toxicológicas necesarias. El Dr. Arpad Pusztai y sus colaboradores en el Reino Unido plantearon serias dudas sobre la seguridad de las papas transgénicas que estaban probando. Ellos llegan a la conclusión de que una parte significativa del efecto tóxico puede ser debido a la transformación genética o al proceso utilizado en la fabricación de las plantas modificadas genéticamente u ambos.

12. La seguridad de los alimentos transgénicos se disputó abiertamente por el profesor Bevan Moseley, genetista molecular y actual Presidente del Grupo de Trabajo sobre Nuevos Alimentos en el Comité Científico de la Unión Europea sobre la Alimentación. Llamó la atención sobre los efectos imprevistos inherentes a la tecnología, haciendo hincapié en que la próxima generación de los alimentos modificados genéticamente – los llamados ‘nutracéuticos “o” alimentos funcionales “, como la vitamina A del arroz’ enriquecido ‘- planteará aún mayores riesgos para la salud debido al aumento de la complejidad de las construcciones de genes.

13. La ingeniería genética introduce nuevos genes y nuevas combinaciones de material genético construido en el laboratorio en los cultivos, el ganado y los microorganismos. Las construcciones artificiales se derivan a partir del material genético de virus patógenos y otros parásitos genéticos, así como bacterias y otros organismos, e incluyen genes que codifican para resistencia a los antibióticos. Las construcciones están diseñadas para romper las barreras de las especies y para superar los mecanismos que impiden que el material genético extraño de la inserción en los genomas. La mayoría de ellos nunca han existido en la naturaleza a lo largo de miles de millones de años de evolución.

14. Estos constructos se introducen en las células por métodos invasivos que conducen a la inserción aleatoria de los genes extraños en el genoma (la totalidad de todo el material genético de una célula u organismo). Esto da lugar a, efectos aleatorios impredecibles, incluyendo anormalidades en los animales y las toxinas y alérgenos inesperados en cultivos alimenticios.

15. Una construcción común a prácticamente todos los cultivos transgénicos ya comercializados o se someten a pruebas de campo implica un interruptor de gen (promotor) del virus mosaico de la coliflor (CaMV) empalmado junto al gen foráneo (transgén) para hacer sobre-expresan de forma continua. Este promotor CaMV está activo en todas las plantas, en levaduras, algas y E. coli. Recientemente hemos descubierto que es aún activo en el huevo de anfibio y el extracto de células humanas. Tiene una estructura modular y se puede intercambiar, en parte o en su totalidad con los promotores de otros virus para dar a los virus infecciosos. También cuenta con un “punto caliente de recombinación ‘donde es propenso a romperse y unirse con otro material genético.

16. Por estas y otras razones, el ADN transgénico – la totalidad de las construcciones artificiales transferidos en el OMG – puede ser más inestable y propenso a transferir de nuevo a especies no relacionadas; potencialmente a todas las especies que interactúan con el OMG.

17. La inestabilidad de ADN transgénico en plantas modificadas genéticamente es bien conocido. Genes transgénicos a menudo son silenciados, pero la pérdida de parte o la totalidad del ADN transgénico también ocurre, incluso en las generaciones posteriores de propagación. Estamos al tanto de ninguna evidencia publicada para la estabilidad a largo plazo de los insertos transgénicos en términos de estructura o ubicación en el genoma de la planta en cualquiera de las líneas de transgénicos ya comercializados o ensayos de campo sometidos.

18. Los riesgos potenciales de la transferencia horizontal de genes de GM incluyen la propagación de genes de resistencia a antibióticos a los patógenos, la generación de nuevos virus y bacterias que causan la enfermedad y las mutaciones debido a la inserción aleatoria de ADN extraño, algunos de los cuales pueden conducir a cáncer en células de mamíferos. La capacidad del promotor CaMV para funcionar en todas las especies, incluyendo los seres humanos es particularmente relevante para los peligros potenciales de la transferencia horizontal de genes.

19. La posibilidad de que el ADN desnudo o libre para ser absorbidos por las células de mamíferos se menciona explícitamente en los EE.UU. Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de un proyecto de orientación a la industria sobre los genes marcadores de resistencia a antibióticos. En sus comentarios sobre el documento de la FDA, el MAFF Reino Unido señaló que el ADN transgénico puede no transfiere sólo por ingestión, sino por el contacto con el polvo y el polen de plantas transmitida por el aire durante el trabajo agrícola y procesamiento de alimentos. Esta advertencia es tanto más significativa con el reciente informe de la Universidad de Jena en Alemania que los experimentos de campo indicaron genes transgénicos pueden haber transferido vía polen transgénico a las bacterias y levaduras en el intestino de las larvas de las abejas.

20. Planta de ADN no se degrada fácilmente durante la mayor parte del procesamiento comercial de alimentos. Los procedimientos tales como la molienda y molienda dejaron ADN grano en gran parte intacto, al igual que el tratamiento térmico en 90deg.C. Las plantas colocadas en el ensilaje mostraron poca degradación del ADN, y un informe especial del Reino Unido MAFF desaconseja el uso de plantas modificadas genéticamente o residuos vegetales en la alimentación animal.

21. La boca humana contiene bacterias que se han demostrado para captar y expresar ADN desnudo que contiene genes de resistencia a antibióticos y bacterias transformables similares están presentes en las vías respiratorias.

22. Se ha encontrado que los genes marcadores de resistencia a antibióticos de las plantas modificadas genéticamente para transferir horizontalmente para bacterias y hongos del suelo en el laboratorio. Seguimiento sobre el terreno reveló que el ADN de la remolacha azucarera GM persistía en el suelo durante un máximo de dos años después de la plantación de la cosecha de GM. Y hay evidencia que sugiere que las partes del ADN transgénico se transferirán horizontalmente a las bacterias en el suelo.

23. La investigación reciente en la terapia génica y las vacunas de ácido nucléico (ADN y ARN) deja poca duda de que los ácidos nucléicos desnudos / libres se pueden tomar, y en algunos casos, que se incorpora en el genoma de todas las células de mamíferos, incluyendo las de los seres humanos. Los efectos adversos observados ya incluyen shock tóxico agudo, reacciones inmunológicas retraso y las reacciones autoinmunes.

24. La Asociación Médica Británica, en su informe provisional (publicado en mayo de 1999), pidió una moratoria indefinida sobre las liberaciones de OMG a la espera de una mayor investigación sobre nuevas alergias, la propagación de genes de resistencia a antibióticos y los efectos de ADN transgénico.

25. En el Protocolo de Bioseguridad de Cartagena negociado con éxito en Montreal en enero de 2000, más de 130 gobiernos han acordado poner en práctica el principio de precaución, y para garantizar que las legislaciones de bioseguridad a nivel nacional e internacional tienen prioridad sobre los acuerdos comerciales y financieros en la OMC. Del mismo modo, los delegados a la Conferencia de la Comisión del Codex Alimentarius en Chiba Japón, marzo de 2000, han acordado preparar procedimientos reglamentarios estrictos para los alimentos transgénicos, que incluyen la evaluación previa a la comercialización, el seguimiento a largo plazo de los impactos de salud, pruebas de estabilidad genética, toxinas, alérgenos y otros efectos no deseados. El Protocolo de Bioseguridad de Cartagena ha sido firmado por 68 gobiernos en Nairobi en mayo de 2000.

26. Instamos a todos los gobiernos a que tomen debidamente en cuenta la evidencia científica ya sustancial de los peligros reales o presuntos que surgen de la tecnología GM y muchos de sus productos, y para imponer una moratoria inmediata sobre nuevas emisiones al medio ambiente, incluyendo las pruebas de campo abierto, de acuerdo con el principio de precaución, así como la ciencia del sonido.

27. Estudios sucesivos han documentado la productividad y la sostenibilidad de la agricultura familiar en el Tercer Mundo, así como en el Norte. Evidencia del Norte y del Sur indica que las pequeñas fincas son más productivas, más eficientes y contribuyen más al desarrollo económico que las fincas grandes. Los pequeños agricultores también tienden a tomar mejores administradores de los recursos naturales, la conservación de la biodiversidad y salvaguardar la sostenibilidad de la producción agrícola. Cuba respondió a la crisis económica provocada por la ruptura del bloque soviético en 1989 por la conversión de convencional a gran escala, de alta monocultivo de entrada a la pequeña agricultura ecológica y semi-orgánica, lo que duplica la producción de alimentos con la mitad de la entrada anterior.

28. Los enfoques agroecológicos son una gran promesa para la agricultura sostenible en los países en desarrollo, en la combinación de conocimientos y técnicas adaptadas a las condiciones locales con el conocimiento científico occidental contemporánea la agricultura local. Los rendimientos se han duplicado y triplicado y siguen aumentando. Se estima que unos 12,5 millones de hectáreas en todo el mundo ya se cultivan con éxito en esta forma. Es ambientalmente racional y asequible para los pequeños agricultores. Recupera las tierras de cultivo marginales por la agricultura intensiva convencional. Ofrece la única forma práctica de restaurar las tierras agrícolas degradadas por prácticas agronómicas convencionales. Por encima de todo, se faculta a los pequeños agricultores familiares para combatir la pobreza y el hambre.

29. Instamos a todos los gobiernos a rechazar los cultivos transgénicos en la base de que son peligrosos y contrarios a un uso ecológicamente sostenible de los recursos. En su lugar, deberían apoyar la investigación y el desarrollo de métodos de agricultura sostenible que realmente pueden beneficiar a las familias de agricultores de todo el mundo.

http://barometrointernacional.bligoo.com.ve/cientificos-piden-suspender-el-uso-de-transgenicos-en-todo-el-mundo

 

Kategorien: Attac Planet

José Manuel Naredo: “Es imprescindible un saneamiento político de fondo”

Di, 19/08/2014 - 12:26

Entrevista a José Manuel Naredo – Consejo Científico de ATTAC España

Premio nacional de Medio Ambiente.

img_5961“De no lograr que se produzca un cambio sustancial, estamos abocados a un neocaciquismo plagado de operaciones especulativas y macroproyectos urbanísticos. Los políticos que nos han gobernado y gobiernan son tributarios de las grandes constructoras que se han inflado a hacer cosas sin sentido ni dimensión.”

Es la voz más prestigiosa y reconocible de la economía ecológica española, sintetizando en su pensamiento reflexiones globales sobre el papel de la economía, con análisis concretos de cómo el modelo capitalista, “empecinado en el consumismo y el extractivismo, nos conduce a un contexto de colapso biosférico”. Galardonado con el Premio Nacional de Medio Ambiente, con el GEOCRÍTICA y el Panda de Oro, José Manuel Naredo no se muerde la lengua cuando sostiene que “se ha venido abajo la idea lineal de progreso y otras muchas promesas de la sociedad industrial capitalista”.

Leyendo algunas de sus obras da la sensación de que nos aproximamos a un punto de no retorno.
El resultado final del actual sistema económico conduce a nuestro planeta a un contexto de depauperación física y degradación ecológica. Ese escenario, al que denominamos “Tanatia”, será incompatible con la vida, al menos tal y como la entendemos. Se ha venido abajo la idea lineal de progreso y otras muchas promesas de la sociedad industrial capitalista. Estamos viviendo el final de una etapa donde muchas opciones políticas, aparentemente diferentes, coincidían en su óptica productivista y económica.

Y, sin embargo, parece que los grandes poderes se obstinan en mantener esa dirección.
 Proseguir por la senda diseñada desde el capitalismo no es ni posible ni deseable. No es posible porque nuestra forma de extraer recursos naturales y de consumirlos no tiene en cuenta los límites del planeta. El capitalismo ignora el fin del ciclo ecológico. Sus defensores cifran ese ciclo desde la cuna donde se origina un producto, hasta la tumba de ese producto, pero luego obvian lo que haría que el ciclo pudiera ser sostenible, que es la reposición ecológica de lo consumido.

Por otro lado, decíamos que no era deseable, ya que son las grandes transnacionales las que mediatizan y condicionan las políticas en el mundo, negando la democracia a sus habitantes, acaparando y dirigiendo el flujo de recursos y capitales y utilizando el planeta como un sumidero cada vez más incapacitado para producir funciones de reequilibrio ecológico.

Es como si la economía no tuviera en cuenta la finitud del planeta.

El imperialismo del actual modelo económico ha colonizado nuestras mentes hasta separarnos de la Tierra. Se ha trabajado denodadamente en enmascarar la dependencia física del planeta, imbuyéndonos en una cultura consumista donde lo que manda es la capacidad de adquisición ocultando el verdadero coste ecológico de lo consumido. Debemos acabar con la falsa dualidad entre ser humano y naturaleza, porque somos parte de la naturaleza y, como parece evidente, no podremos vivir sin ella.

¿Qué lecciones podemos extraer de la crisis?

Lo primero que deberíamos responder es si cómo sociedad y especie estamos dispuestos a extraer alguna lección que nos haga cuestionar nuestra forma de organizarnos con el planeta. El futuro es innegable, pero de seguir por el camino actual ese futuro puede ir a peor. Si arriesgamos una mirada retrospectiva podremos concluir que en tiempo de dificultades se produce el surgimiento de ideologías autoritarias de corte fascista. Sin embargo, hay que señalar que ante otros momentos delicados de nuestra historia, ahora media un hecho diferencial innegable, que es aquél que guarda relación con la destrucción ambiental, lo que reduce extraordinariamente nuestro margen de maniobra y el tiempo para reaccionar sin entrar en una fase de entropía biosférica.

¿Qué opinión le merecen los augurios gubernamentales que sitúan a España en el comienzo de la recuperación económica?

Tras tantos años de crisis, tantos brotes verdes, volvemos a ver cómo se saluda con gran fanfarria cualquier dato que tomado aisladamente pueda arrojar alguna interpretación positiva. Y todo ello para volver a lo mismo. Pues bien, hay que ser honesto y dejarlo claro: no volveremos a los niveles económicos de antes de la crisis. Pero es que además, no se ha estudiado lo que le ha pasado a este país, ni se han asumido responsabilidades, ni se ha buscado a los responsables. Tomar conciencia de nuestros males es el primer paso para intentar salir de esta situación y, desde luego, esto no se está haciendo. El dinero “a espuertas” celebrado por Botín responde a la liquidez estadounidense que busca la inversión en un país que se ha convertido en una ganga para la especulación con pesadillas como la de Eurovegas. Las mejoras y los beneficios seguirán siendo acumulados por las grandes empresas mientras la sociedad en su conjunto seguirá siendo empobrecida.

¿Cuánto de coyuntural y cuanto de estructural tiene la crisis?

Yo ya he sido testigo de tres burbujas inmobiliarias, lo que quiere decir también burbujas financieras. Estamos viviendo el desastre de los ciclos lógicos del capitalismo, donde tras la euforia especulativa, nos encontramos con una depresión llena de deudas donde la receta que se quiere aplicar es más de lo mismo. El cambio debe venir por una transformación cultural y no se producirá a través de una muda de sombrero político a partir de opciones que de facto comparte, el mismo esquema productivista y especulativo.

¿Qué proyección de futuro hace del capitalismo en España?

De no lograr que se produzca un cambio sustancial, estamos abocados a un neocaciquismo plagado de operaciones especulativas y macroproyectos urbanísticos. Los políticos que nos han gobernado y gobiernan son tributarios de las grandes constructoras que se han inflado a hacer cosas sin sentido ni dimensión. España se caracteriza más que por su neoliberalismo por su neocaciquismo. Ni libre mercado ni mano invisible. Aquí las estaciones del AVE se ponen lejos de las poblaciones para favorecer crecimientos inmobiliarios que van a beneficiar a personas con nombres y apellidos. Todo ello hará que la crisis sea más larga y que tienda a encadenar burbujas especulativas.

¿Qué características debería tener un modelo de economía ecológica para nuestro país?

Una gestión razonable del mundo físico exige ordenar con criterios económicos el reino difuso de los materiales. Dicho de otra manera, debemos desplazar nuestra atención económica hacia los condicionantes físicos como forma de habitar nuestro planeta a través de procesos de cooperación y simbiosis con la naturaleza. Es vital no volver a las andadas para que nuestra ruina no sea irremisible. No podemos volver a caer en un aquelarre inmobiliario y de obras públicas. El monocultivo del ladrillo nos ha empobrecido y ha absorbido todas nuestras energías.

¿Cómo estima los programas económicos de los partidos mayoritarios?

Viendo cuáles son sus prácticas tengo suficiente. Dedico mi tiempo a cosas que considero más útiles. Es imprescindible un saneamiento político de fondo.

¿Hay motivos para la esperanza?

Es necesario seguir teniendo afán por vivir para seguir construyendo de otra manera, con otros objetivos. Es importante seguir apostando por la reconversión mental. Ahora hay mucha gente haciendo muchas cosas para salvar el mundo. Yo personalmente me muevo por cuestiones vitales sin esperar resultados.

José Manuel Naredo se doctoró en economía en la Universidad Complutense de Madrid y se formó también en Estadística e Historia de la estadística, campo en el que desarrolló una labor considerable. Antes de jubilarse, fue director del programa Economía y naturaleza de la Fundación Argentaria. También dirigió el servicio de Análisis de Coyuntura del Instituto Nacional de Estadística y la sección de Estudios y publicaciones del Crédito Agrícola. Luego de su retiro, fue nombrado profesor honorario en el Departamento de Urbanismo de la Universidad Politécnica de Madrid y la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Complutense. En el año 2000 se le concedió el Premio Nacional de Economía y Medio Ambiente y, en enero del 2008, el Premio internacional Geocrítica por el conjunto de sus trabajos. Exiliado en Francia entre los años 1960-1970, colaboró bajo diversos seudónimos con la revista Cuadernos de Ruedo Ibérico.

Artículo publicado en Sin Permiso
Imagen cortesía de Sin Permiso

Fuente: http://constituyentes.org/j-m-naredo-es-imprescindible-un-saneamiento-politico-de-fondo/

Kategorien: Attac Planet

¿Y si fijamos salarios máximos?

Di, 19/08/2014 - 09:00
Juan LabordaVozpópuli.com

La aplicación de las políticas económicas sugeridas por la ortodoxia neoclásica en las últimas décadas ha generado dos dinámicas opuestas. Por un lado, un aumento de la riqueza concentrada cada vez en menos manos. Por otro, un descenso de las renta disponible, especialmente en su componente salarial. Como consecuencia, han provocado un aumento de las desigualdades sociales y un empobrecimiento de gran parte de la población.

El origen de estas desigualdades se remonta a principios de los ochenta cuando desde posiciones neoconservadoras se fomentó un proceso de cambio en el equilibrio del poder político y económico hacia los intereses de la élite. Para incrementar la tasa de ganancia del capital se favoreció un deterioro de gran parte de la industria manufacturera, o bien se promocionó su traslado a países con mano de obra más barata; el movimiento sindical fue atacado y casi diezmado; los salarios se han deprimido y han caído en términos reales a lo largo de más de tres décadas. Esta situación lejos de corregirse se ha visto exacerbada con las respuestas de política económica para hacer frente a la actual crisis sistémica

La acumulación de deuda

Para compensar el vaciamiento de la economía, los bajos salarios y el aumento del subempleo, el crédito se convirtió en la solución a corto plazo para estimular la demanda. Y de aquellos barros estos lodos: una brutal crisis de deuda impagable y un sistema bancario quebrado. En este contexto, lo más llamativo, por no decir que escandaloso, son algunas propuestas actuales de recortes salariales.

En economías que crecen vía deuda, los salarios reales caen. Como consecuencia, la relación negativa entre salarios reales y empleo recogida, por ejemplo, en el estudio del BBVA ¿Puede la moderación salarial reducir los desequilibrios económicos?, conforma en realidad una correlación espuria. Por eso, las recomendaciones de la ortodoxia, la disminución del salario real acabaría siendo contraproducente, acelerará la espiral deflacionista en la que estamos inmersos y hundirá definitivamente al sector bancario.

Salarios mínimos y salarios máximos

El debate sobre la creciente desigualdad cada día atrae más atención, especialmente tras el libro del economista francés Thomas Pikketty, “Le Capitel au XXIe Siecle” publicado por Editions du Seuil. Pero qué hacer para luchar contra esa desigualdad creciente.

Desde estas líneas hemos defendido la imposición de salarios mínimos más altos. Pero, paralelamente, en ámbitos académicos empiezan a preguntarse ¿por qué no imponer un salario máximo? Toda la evidencia empírica, recogida básicamente en Estados Unidos y el Reino Unido, señala que los ingresos del 1% más rico aumentó mucho más rápido que el promedio. El último informe del “High Pay Centre en el Reino Unido, afirma que el sueldo de los directores ejecutivos de las empresas del FTSE 100 representaba alrededor de 20 veces el sueldo del trabajador medio del Reino Unido en la década de 1980, pasando a 60 veces en 1998, y a 160 veces en 2012, el año más reciente del que se dispone de completos.

Este aumento de la desigualdad representa sin duda un fallo del mercado. Incluso el gobierno del conservador David Cameron está de acuerdo con este análisis. Para corregirlo, la solución del gobierno del Reino Unido ha sido intentar dar más poder a los accionistas de la empresa. Sin embargo, hasta el momento, los accionistas no han utilizado sus nuevos poderes para votar en contra de las propuestas de remuneración a ejecutivos de una sola compañía del FTSE 100.

Además de favorecer un salario mínimo digno ¿por qué no introducir un salario máximo para estos ejecutivos? Existe evidencia empírica para Reino Unido y los Estados Unidos de que las altas remuneraciones para cualquiera de los directores ejecutivos impacta de manera negativa en los salarios de los trabajadores.

Pessoa y Van Reenen analizan la brecha entre los salarios reales y la mediana de crecimiento de la productividad en los últimos 40 años para los Estados Unidos y el Reino Unido. En el Reino Unido durante este periodo los salarios reales medios aumentaron un 42% menos que la productividad. Nada de eso se debió a una caída en la participación del trabajo en comparación con las ganancias. La mayor parte fue consecuencia de los beneficios no salariales para los ejecutivos, principalmente contribuciones a fondos de pensiones, y al aumento de la desigualdad. En Estados Unidos los salarios reales medios aumentaron un 63% menos que la productividad, diferencial todavía mayor que en Reino Unido. Hay dos diferencias evidentes en la explicación de que ese diferencial sea mayor en el país norteamericano. Por un lado los beneficios no salariales para los ejecutivos fueron mayores, debido al papel del seguro médico, y en Estados Unidos sí que ha habido una disminución de la participación del trabajo.

En otro estudio, Bell y Van Reenen encuentran que en la década del 2000 en el Reino Unido el aumento de la desigualdad se debió principalmente a los aumentos salariales, incluidos los pagos de bonus, para el pequeño porcentaje de salarios más altos. Así pues se puede afirmar que hay una clara conexión entre el aumento de los ingresos entre la parte superior, los que más ganan, y el hundimiento de los salarios reales en la parte inferior, los que menos ganan. Los argumentos que tratan y sugieren que el aumento desorbitado de las remuneraciones salariales de cualquier director ejecutivo en particular no hace daño a nadie son tan falaces como aquellos que argumentan las rebajas de impuestos no deja a nadie en peor situación. Es una indicación de que la magnitud del aumento de los ingresos del 1% en los últimos decenios ha tenido un efecto significativo en los ingresos de los 99% restante. Por lo tanto, igual sí que tiene sentido imponer un salario máximo a la vez que se incrementa el salario mínimo.

 

Kategorien: Attac Planet

Las sanciones a Rusia las pagan los agricultores y ganaderos de la Unión Europea. Otra política internacional es imprescindible

Di, 19/08/2014 - 07:00

Carlos Martínez – ATTAC Andalucía

Los agricultores españoles no se deben dejar engañar. El origen del boicot ruso a productos frescos españoles está en la decisión de Bruselas, impulsada por Washington y Berlin, de imponer sanciones a Rusia por su apoyo a la rebelión de la población de origen ruso de Ucrania y que supuestamente ellos apoyan.

Por tanto la Unión Europea debe pagar las pérdidas inducidas por sus políticas imperialistas ya pasadas de época y sin posibilidad real de influir sobre Rusia. Estas políticas trasnochadas al final solo perjudicarán a los agricultores y ganaderos europeos y españoles en particular. Europa no puede practicar políticas neoimperialistas y ser tan sumisa a los EE.UU. La UE alemana, neoliberal y dependiente del capitalismo anglosajón, es un fracaso para los pueblos de Europa.

La doble vara de medir nos hace recordar al Estado de Israel, que de forma fehaciente bombardea de forma criminal e indiscriminada. Ejecuta con precisión un holocausto diseñado ya en el siglo XX y sin embargo, actúa con impunidad y se le siguen suministrando armas.

Todo lo que ocurre forma parte de la geoestrategia imperialista del capitalismo y su afán de control mundial a sangre y fuego.

Pero el mundo está cambiando. Rusia accede a nuevos mercados. Los BRICS cada vez están mejor organizados y la crisis capitalista vuelve a repuntar.

Parte de ese repunte de la crisis capitalista se debe al estancamiento alemán y su freno en las exportaciones industriales. También a buen seguro las sanciones a Rusia que han contribuido y contribuirán a la crisis capitalista de mundo occidental.

Todo lo que esta ocurriendo en el sistema-mundo no son sino convulsiones del cambio que esta sufriendo. Situar a la UE entre las potencias decadentes, exige también la decidida reivindicación de que el estado español practique una política internacional radicalmente diferente, en la que el apoyo a la multipolaridad sea un exigencia imprescindible y de primer orden en el avance de la izquierda mosaico española y de las candidaturas populares y de unidad hacía el gobierno del estado. También en la exigencia de una Europa diferente.

Un melocotón de Guadix, una bomba de racimo arrojada sobre Gaza y el estancamiento alemán o una pera de Lleida están más conectados de lo que la gente cree. Mientras ellos -los poderosos sean gobiernos o corporaciones y ricos del mundo- juegan un ajedrez mortal y de control, los pueblos pagamos las consecuencias.

 

Kategorien: Attac Planet

“Queda bonito hablar de igualdad en el mercado laboral y no plantearse quién limpia el váter en casa”

Mo, 18/08/2014 - 18:00

Entrevista 

Amaia Pérez Orozco

Ana Requena Aguilar - eldiario.es

Amaia Pérez Orozco es una de las referentes de la economía feminista, o de “las miradas feministas sobre la economía”, como ella prefiere llamala. Pérez Orozco es economista, participa activamente en movimientos sociales y acaba de publicar “Subversión feminista de la economía”, editado por Traficantes de Sueños. En el libro, hace una crítica profunda del sistema e insiste sobre el concepto “sostenibilidad de la vida”. “Mucha gente dice que eso de poner la vida en el centro no es feminista, que es de sentido común. Sería maravilloso que todo el mudo lo hiciera, pero no es así. Además, es feminista en sentido genealógico porque se vincula con debates históricos del feminismo, entre ellos el de lo personal es político, porque intenta poner en relación las macroestructuras con la vida”, defiende.

¿Qué es la economía feminista?

Es diversa pero podríamos decir que tiene tres elementos definitorios: por un lado, desplazar a los mercados como el eje analítico y de intervención política, es decir, que el centro de atención dejen de ser los flujos monetarios y la creación de valor de cambio y pasen a ser los procesos de sostenibilidad de la vida. Eso implica sacar a la luz todos los trabajos normalmente invisibilizados que están sosteniendo a la vida y que en el sistema capitalista heteropatriarcal permanecen ocultos y están históricamente asociaciados a las mujeres y la feminidad. El segundo elemento es situar el género como una variable clave que atraviesa el sistema socioeconómico, es decir, no es un elemento adicional, sino que las relaciones de género y desigualdad son un un eje estructural del sistema, el capitalismo es un capitalismo heteropatriarcal. El tercer elemento es no creer en la objetividad como neutralidad valorativa: creer que todo conocimiento del mundo está relacionado con una determinada posición política, explicitar tu posicionamiento y crear conocimiento con una clara vocación de transformar el sistema.

Cada cierto tiempo organismos como el FMI hacen informes hablando sobre lo bueno que sería para la economía que las mujeres se incoporaran al mercado laboral, pero al mismo tiempo imponen condiciones que imposibilitan que la igualdad sea real. ¿Qué tiene eso de feminista?, ¿es una forma de añadir el término mujeres porque conviene sin cuestionar el sistema?

Es otro elemento más de la retórica del discurso hegemónico: declaradamente los objetivos son unos pero los reales son los que no se declaran. Con el tema de la igualdad creo que hay una mezcla, que hay gente bienintencionada en esos organismos que cree realmente que la igualdad es posible y buena en términos de crecimiento dentro del sistema capitalista. Lo que pasa es que el análisis que hacemos es que el sistema capitalista es estructuralmente desigual, se construye en base a la desigualdad.

Además, ¿de qué mujeres hablamos al decir eso? Pueden existir márgenes de mejora para determinados sujetos bien situados en el sistema capitalista pero es a costa de otros. Si entendemos el feminismo como un proceso de liberación de todas o de ninguna, entonces es incompatible con esa idea. Se sigue enfocando el asunto hacia los mercados, entonces la incorporación de las mujeres al mercado puede mejorar algunos índices económicos pero eso no significa que la vida mejore porque seguirá habiendo impactos negativos ocultos que se trasladan a otros sujetos, en general a otras mujeres. No se habla, por ejemplo, de las condiciones de vida de las mujeres migrantes.

La apuesta por la incorporación plena de las mujeres al mercado laboral formal ha sido muy fuerte, pero, una vez incorporadas, las desigualdades siguen: brecha salarial, sectores feminizados y desvalorizados, precariedad… ¿Por qué continúa esta situación?, ¿ha sido un error centrarse en ese objetivo sin poner otros sobre la mesa, como el reparto de los cuidados?

La estrategia feminista de emancipación a través del empleo ha sido una apuesta fuerte y eso ha llegado a límites insuperables. Un primer límite es que lo Celia Amorós llama la política de ‘tierra quemada’: cuando no hay un cuestionamiento de las relaciones de desigualdad entre mujeres y hombres, los derechos que adquieres están previamente vacíos de contenido, accedes al empleo cuando ha dejado de ser una fuente segura de ingresos y derechos sociales.

Por otro lado, está el límite de la reformulación de la divisón sexual del trabajo: no es que no se incida en la parte oculta de la economía, es que si las prioridades siguen siendo supeditar el conjunto de las vidas al proceso de acumulación de los mercados capitalistas, eso ataca la vida. Es una lógica que exige que haya trabajados invisibilizados, que no tengan acceso a la ciudadanía, que no reciban remuneración o que ésta sea mísera… Aunque algunas mujeres puedan salir a realizar trabajos socialmente mejor valorados, ¿qué pasa con el resto de trabajos socialmente imprescindibles que necesariamente tiene que permanecer ocultos? Que se adjudican a otras mujeres o bien las mujeres siguen realizando una doble función y volviéndose locas.

De hecho, tú introduces el concepto de “vida que merece la pena ser vivida”, ¿es un cambio de enfoque?

Hay un punto donde el debate es qué entendemos por vida que merece ser la pena vivida, para qué queremos vivir, cuestionar a disposición de qué y de quién pones tu tiempo, tu energía, tu cabeza, tu cuerpo. ¿A disposición de un empleo cuyos resultados me son ajenos, expropiados, que no tiene un significado en términos de bienestar o de utilidad social? Entonces, el objetivo ya no es el empleo entendido como un trabajo alienado, que haces porque te pagan, no porque tenga un sentido. La pregunta es cómo reformular la organización del trabajo de forma que el trabajo responda a las necesidades de la vida y no a las necesidades del proceso de acumulación. Hay un cambio de dónde poner los objetivos de liberación, pero eso se enfrenta a dos tensiones: por un lado, que hoy en día es necesario tener un trabajo para poder vivir y tener autonomía, y, por otro, que no hay que idealizar el mundo fuera del empleo, lo que muchas veces llamamos los cuidados.

Entonces, ¿cuál debería ser la estrategia, cómo combinar los objetivos, qué hacer?

Las estrategias no tienen que ser de un único nivel, tenemos que jugar al nivel reformista, de conseguir mejoras en la vida de la gente a día de hoy, desprecarizar la vida y frenar la exclusión, pero al mismo tiempo tenemos que ser capaces de mirar más allá, de ver hacia dónde queremos ir como conjunto, qué queremos como sociedad. Creo que a futuro el trabajo asalariado debería desaparecer, no el trabajo pagado, sino el que haces porque necesitas un salario para vivir y no por su sentido social. Por otro lado, también hay que ir hacia la destrucción de la cara oculta, de los cuidados, entendidos como el conjunto de trabajos residuales invisibilizados, que está asociados a la construcción de la feminidad y que se hacen para garantizar que la vida continúa en un sistema que la ataca.

¿Y a corto plazo?

A día de hoy, el empleo es imprescindible pero no es lo mismo fomentar la economía social y solidaria que el autoempleo sometido a la lógica de obtención de beneficios. Tampoco es lo mismo sacar fuera de las casas el cuidado de personas dependientes en residenciaa públicas que en privadas. Necesitamos un doble proceso: garantizar ingresos y apostar por los servicios públicos, que el estado vuelva a recuperar responsabilidades sobre el bienestar de la gente. También se pueden cuestionar los modos consumistas de vivir que tenemos. La otra parte sería tomarnos muy en serio la visibilización de los trabajos ocultos. Es muy bonito abogar por la igualdad de género en el mercado laboral y no replantearse quién limpia el váter en casa. Hay que pensar en cómo gestionamos nuestra vida cotidiana, cómo se reparten los trabajos, qué trabajos se valoran y cuáles no, cuáles están sistemáticamente asociados a los hombres y cuáles a las mujeres… Hasta que no nos replanteemos cómo nos entendemos como hombres y mujeres no hay crítica al capitalismo.

¿Qué hacer hoy en día con los cuidados, con ese trabajo oculto, sacarlo fuera de las casas?

La pregunta de qué hacer con los cuidados es la pregunta de qué hacer con la economía, porque los cuidados son al final lo que está ajustando el ciclo económico: pasan una serie de cosas en los mercados y en las instituciones y todo lo demás necesario para que la vida siga adelante son los cuidados. Diría que hay que dar un vuelco sistémico y que la economía tiene que estar al servicio de la gente y no la vida de la gente al servicio de los procesos de acumulación de los mercados. Los cuidados no son una parte más, es donde se juega la responsabilidad de sostener la vida, por eso no pueden ser el último punto del programa electoral ni del manifiesto.

Dentro de los cuidados hay un montón de tareas a las que hay que ir dando respuestas distintas. Por ejemplo, permisos de paternidad y maternidad iguales e intrasferibles, educación infantil, reparto equitativo de las cosas que se hacen en casa entre toda la gente que viva junta y que eso sea un objetivo político de primera magnitud. Así, muchos sujetos que no se enfrentan al problema de qué hacer con todo eso tengan que hacerlo y vean lo dificil que es compatibilizarlo con tener un empleo en el que brillas o al que dedicas cuerpo y alma o con tener una proyección publica fuerte. Un montón de tareas que se hacen dentro de las casas tienen que ir saliendo fuera, como la atención a la dependencia.

Pero por mucho que se saquen los cuidados fuera de las casas siempre quedará algo de trabajo dentro, ¿qué hacer con eso?, ¿cómo asegurar que se redistribuye?

Eso no se puede asegurar a través de leyes o instituciones, sino de un cambio social radical. No puede haber una revalorizción de los cuidados si no los haces, y no los vas a hacer si no los tomas en serio. Revalorización y redistribución van de la mano. Hay que educar, transformar los valores sociales, pero también actuar en la parte material. Los permisos de maternidad y paternidad iguales pueden ser una estrategia importante pero los sindicatos tienen que meterse en la cabeza que lo suyo no es solo incidir en el reparto del trabajo de mercado sino también en el reparto del trabajo no remunerado: el cómo está organizado el primero está en intimísima relación con el reparto del trabajo de fuera del mercado, no puedes incidir en uno sin incidir en el otro.

Pensemos, por ejemplo, en qué tipos de militantes y candidaturas políticas está habiendo ahora: el candidato que está siempre disponible, que sabe de todo, que está siempre ahí. ¿Qué pasa con el resto de su vida, quién le hace la comida, quién limpia su casa, quién se hace responsable de los cuidados que esa persona debería asumir y que no puede hacer porque está siempre disponible para lo otro? Tenemos que preguntarnos si queremos fomentar eso o si cuando apostamos por candidaturas electorales distintas también hay que poner en cuestión eso: para que esos sujetos estén plenamente disponibles hay una ingente cantidad de trabajo oculto que alguien está haciendo sin recibir nada a cambio.

¿Y crees en la idea el salario del ama de casa, de pagar por ese trabajo oculto?

No. Silvia Federici argumenta que más allá de la viabilidad práctica de la medida conseguía mucho conseso y movilización. A mí no me lo parece, así que en términos de estrategia política para llevar el asunto a primera línea de debate no me parece útil. En términos de si eso es deseable, creo que no lo es en una sociedad donde el dinero siga siendo un medio de acumulación. Este debate tiene que ir acompañado de otro sobre el papel del dinero, si queremos que siga un medio de acumulación o un medio de intercambio. Mientras no nos lo replanteemos, remunerar todos los trabajos es imposible.

¿Qué hacer con el empleo doméstico?

Está resolviendo necesidades muy distintas, así que lo que hacer depende de cada una. Lo que tiene que haber en general es un cuestionamiento de los horarios laborales -que se adapten a las necesidades de la vida y no la vida a las necesidades de las empresas-, de los servicios públicos disponibles y reivindicar condiciones laborales dignas para el empleo de hogar en línea con lo que piden las asociaciones de empleadas. Pero a futuro, el empleo doméstico debe desaparecer: es esa amalgama de trabajos mal reconocidos y mal pagados que están resolviendo todas las necesidades de la vida cuando la gente que se lo puede permitir está dedicando su vida a cosas más importantes. No voy a decir que se prohíba mañana, y menos si supone que vuelvan a ser las mujeres las únicas que lo hagan, pero hay que insistir en que el reparto equitativo de las tareas de cuidados debe ser una prioridad política.

¿Estás de acuerdo con la reivindicación de una renta básica para todo el mundo?

Me parece una forma de plantear las reivindicaciones que no pone en primera línea los debates más relevantes. Tiene dos debilidades grandes: no cuestiona el nexo entre calidad de vida y dinero individual, no está hablando de construir una responsabildiad colectiva para poner los medios para vivir sino de que a cada quien se le de un dinero para que invidualmente se las apañe. No cuestionar ese nexo y volver a poner las soluciones en términos indiviualizados de acceso al mercado me parece un problema.

Tampoco cuestiona en qué mercados vamos a consumir, a dónde vamos a ir buscar los bienes y servicios que necesitamos para vivir. Me parece mucho más potente tener servicios públicos fuertes, incluidas cosas que ahora no se consideran como tal, como la vivienda, el transporte, la promoción de la autonomía de las personas con diversidad funcional. Además, puede haber muchos elementos contraproducentes, por ejemplo, puede ser una manera de bajar sueldos: tú das 800 euros y la mayoría de personas no va a vivir solo con eso, así que se fomenta que la gente vaya a trabajar por otros 800.

 

Kategorien: Attac Planet

La falta de rigor de los medios: Argentina no está en una suspensión de pagos convencional

Mo, 18/08/2014 - 13:00

Eduardo Garzón – Consejo Científico de ATTAC España

A lo largo de todo el jueves pasado se difundió mucha información referente al episodio que está viviendo el Estado de Argentina frente a la presión judicial de algunos fondos buitres. La complejidad del asunto, la falta de profundidad en muchas de las noticias y reportajes, la confusión de algunos periodistas a la hora de escribir sobre temas que no conocen muy bien e incluso la poca simpatía que muchos grandes medios sienten por el gobierno de Argentina han contribuido a crear una narración inexacta que da lugar a mucho desconcierto. Argentina no ha entrado en default o en suspensión de pagos, no al menos de la forma convencional referida a la incapacidad de pagar sus deudas. Si el Estado argentino no ha pagado una parte de su deuda es debido a un conflicto judicial y político, no porque no tenga suficiente dinero para hacerlo (que es lo que se desprende al leer la mayoría de noticias que pueblan los grandes medios). Pero empecemos desde el principio.

Tras la grave crisis de 2001 y tras la enorme deuda que había contraído el Estado argentino, el gobierno de Néstor Kirchner negoció una reestructuración de la misma en 2005 (que luego tendría un segundo episodio en 2010). Esta reestructuración consistía en lo siguiente: por cada 100 dólares que debía el Estado argentino a sus acreedores, sólo se devolverían 35 dólares. Evidentemente ésta era una fórmula que beneficiaba mucho al Estado, porque así pagaría menos y por lo tanto aliviaría el peso de su deuda pública. Para los acreedores (bancos y otros agentes financieros) suponía registrar bastantes pérdidas, porque recibirían menos dinero del que prestaron en su momento, pero aún así la inmensa mayoría aceptó el trato: preferían que se les devolviese menos dinero a que no se les devolviese nada.

Sin embargo, un 7% de los acreedores no aceptaron la oferta del gobierno argentino porque querían recuperar todo el dinero prestado. A estos acreedores se les conoce como holdouts, es decir, los que se quedan fuera del trato. La única forma de recuperar todo el dinero prestado es por la vía judicial, demandando al Estado argentino por haber vulnerado sus compromisos de pago y confiando en que algún tribunal del planeta falle a favor de los demandantes y obligue al Estado a devolver el dinero prestado más la penalización correspondiente.

A este tipo de actuaciones es a lo que se dedican profesionalmente los fondos buitre, que son fondos de capital de alto riesgo gestionados por entidades financieras. Estos gestores, que mueven importantes cantidades de dinero, disponen de equipos profesionales de abogados que se conocen todas las artimañas y cuentan con todos los recursos necesarios para ganar en los tribunales las demandas llevadas a cabo contra empresas y Estados. Su actuación no sólo se limita al ámbito judicial sino que también utilizan distintos métodos de presión –que van desde embargos, operaciones de lobby y campañas de prensa desprestigiando a los Estados deudores-. Su denominación de buitre se debe a que atacan a empresas y Estados que tienen dificultades de pago con el objetivo de obtener suculentos beneficios (por ejemplo, en 1996 el fondo buitre Elliott Management Corp se gastó 11 millones de dólares en un pleito contra el Estado de Perú; pero su victoria en los tribunales le supuso ganar 58 millones de dólares).

Desde entonces, los fondos buitres han estado demandando al Estado argentino en varios tribunales. Primero en Bélgica y luego en Alemania, donde la justicia no les dio la razón. Pero recientemente la justicia estadounidense (mucho más permisiva con las “libertades” económicas) falló a favor de estos fondos. Puesto que el fondo buitre que lidera el litigio reclama 1.500 millones de dólares, el juez que lleva el caso ha ordenado la congelación de esa cantidad en una cuenta que tiene el Estado argentino en el banco estadounidense de Bank of New York Mellon. El objetivo es que el Estado argentino no pueda mover ni un dólar de esa cuenta hasta que le pague al fondo buitre demandante. El problema es que en esa cuenta hay dinero que iba destinado a los bolsillos de otros acreedores que sí aceptaron la reestructuración de la deuda argentina (es decir, que no son holdouts). Y el día 31 de julio terminaba el plazo para que Argentina devolviese 539 millones de dólares a esos acreedores. Puesto que la congelación del dinero se lo ha impedido, esos acreedores se han quedado sin cobrar. Técnicamente se trata de una suspensión de pagos selectiva (porque no es general, sino que no se le ha pagado a unos acreedores en concreto), y por eso la rebaja de rating iniciada por Standar and Poor’s y continuada por las otras dos grandes agencias de calificación. Pero lo importante es entender que ha sido una suspensión de pagos forzada, ya que Argentina tiene el dinero pero no lo puede mover por orden judicial estadounidense.

El Estado argentino podría haber evitado la suspensión de pagos selectiva si hubiese pagado esos 1.500 millones de dólares a los fondos buitres. Se hubiese liberado el dinero de la cuenta y se le podría haber pagado a los otros acreedores. Pero no ha querido hacerlo por dos razones: la primera es que no considera justo que así sea, por mucho que lo diga la justicia estadounidense. La segunda es que hacerlo podría sentar un precedente para que el resto de holdouts se vieran animados a seguir pleiteando con más fuerza hasta salirse con la suya. El Estado argentino ha elegido rebelarse frente a los fondos buitres y la justicia estadounidense, y por eso va a recurrir al tribunal internacional de La Haya. El coste de hacerlo es el daño que inflige sobre la credibilidad de su gobierno la propaganda mediática. En menos de 24 horas, la inmensa mayoría de los medios de comunicación se lanzaron a difundir que Argentina había entrado en suspensión de pagos, sin explicar muy bien qué era esto y dando a entender que el país sufría enormes problemas para devolver sus deuda. La mala intención de esta información es evidente, y responde a los numerosos y diversos intereses económicos y políticos que buscan el descrédito de un gobierno argentino que decidió rebelarse hace ya bastante tiempo frente al abusivo poder de la élite financiera.

Saque de Esquina

Kategorien: Attac Planet

Ramiro Pinto: huelga de hambre por la dignidad de los parados

Mo, 18/08/2014 - 09:00

José A. Pérez - ATTAC Madrid

El sentido de la dignidad es, en España, una rara avis, un elemento escaso. Las noticias que  difunden los medios de comunicación son, si cabe, cada vez más vomitivas. En medio de este panorama de ignominia, el ciudadano Ramiro Pinto Cañón se ha declarado en huelga de hambre para reivindicar la dignidad de los desempleados.

En verano, acostumbro a huir algunas semanas a Francia por razones varias, entre ellas el hecho de que la naturaleza otorga mayor verdor y frescura a sus montañas. También, por el descanso que proporciona no escuchar o leer en los medios las cínicas declaraciones de la clase o casta política nacional. Y además, por la tranquilidad que me aporta saber que cualquier trabajador que me atienda en un supermercado o una gasolinera tiene garantizado un salario mínimo superior a 1.500 €. Sin olvidar que el dinero de mi magra pensión que gasto en estos establecimientos, aunque no cambia el mundo, al menos no va a parar a los bolsillos de empresarios pertenecientes a la CEOE.

Apenas regresado a esta triste España sin ventura, que diría Juan del Encina, asolada por la indignidad de sus dirigentes a todos los niveles, tuve conocimiento de que el ciudadano Ramiro Pinto Cañón se encontraba en plena huelga de hambre. Acto de protesta que había iniciado el 15 de julio frente a la Dirección Provincial del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en la ciudad de León. Las razones las explica en un manifiesto del que resalto  algunos párrafos:

[...] La burocracia tritura cualquier acción individual. Está diseñada en el tema del empleo para ser una agresión permanente al desempleado con actitudes sádicas de quitar lo mínimo que puede adquirir una persona para sobrevivir, que le desahucian cuando no puede pagar y embargan sus cuentas, de manera que se aplica una actuación cínica en tanto se quieren ahorrar prestaciones necesarias para la supervivencia, a la vez que se mantienen proyectos y gastos suntuosos. El resultado es una política contra los desempleados y no contra el desempleo, criminalizando a quienes reciben las prestaciones sociales, en un contexto en el que el paro se extiende a la vez que el empleo se hace cada vez más precario.

[...] He comprobado como se atemoriza, se humilla, se desprecia, se chantajea y se quita lo poco que tiene a quienes disponen de menos capacidad adquisitiva. Millones de personas padecemos a diario el dolor y el sufrimiento que genera esta política. Y todo ello sin una respuesta social, necesaria para evitar que continúe.

[...] Espero que sirva de punto de apoyo para una reacción colectiva cuyo objetivo es establecer la supervivencia como un derecho inalienable, de manera que toda persona sin empleo no se quede sin una prestación y que se mida sobre el umbral de la pobreza. Esta es la meta. Hasta la victoria final, siempre.

[...] La agresión a los desempleados sin embargo rompe el marco de lo legal, pues se hace con la ley misma y destruye a miles de personas mediante una violencia sistemática ejercida desde la ley, lo cual no se puede consentir bajo ningún concepto ni por más tiempo. Es necesaria la respuesta en legítima defensa. Y planteo un acción pacífica, contumaz y persistente hasta el cumplimiento de los objetivos haciendo una llamada de atención al conjunto de la sociedad para que no sea cómplice de esta situación degradante e indigna, pero que no degrada a quien padece tal situación, como se quiere hacer creer a quienes sufren sus consecuencias, sino a la sociedad que lo consiente y en la que sucede con toda impunidad.

[...] Mi profundo convencimiento del pacifismo me lleva a usar una herramienta desde la no-violencia para luchar contra las injusticias, haciendo que se hagan visibles el daño ejercido desde el Estado, para que en su crudeza una parte de la sociedad reaccione y hacer desaparecer lo que oprime a millones de personas, para por otra parte mantener los privilegios de quienes se llevan el dinero pública para rescates bancarios, inversiones que llevan el dinero público a los inversores de empresas privadas, o sueldos de lujo para quienes propician este estado de cosas injusto.

Tengo el honor de conocer personalmente al ciudadano Ramiro Pinto, con el que he coincidido en distintos momentos en la defensa de la Renta Básica de Ciudadanía. Ahora, a su larga trayectoria de activismo, Ramiro agrega esa huelga de hambre, una de las máximas expresiones de ese “derecho a sufrir” en el que tratadistas de la desobediencia civil encuentran una fuente de legitimidad para los actos de protesta no-violenta cuyos efectos recaen sobre la persona que los protagoniza.

Enterado de que un grupo de Marchas de la Dignidad 22M organizaba un viaje a León para participar en una concentración de apoyo a Ramiro Pinto me puse en contacto con ellos. Y desde aquí les agradezco que me admitieran entre el pasaje de una de las dos furgonetas alquiladas en las que, el 25 de julio, viajamos los participantes en esta acción solidaria. Un grupo de personas en edad madura, cargado cada cual con el drama de su circunstancia personal en el paro: desahucio de sus viviendas, rupturas conyugales y, sobre todo, estrecheces económicas extremas. Hasta el punto de que había quien, pese a contar con una excelente forma física, no podía llevar a cabo su ilusión de realizar el Camino de Santiago porque, aunque caminar es gratis y los albergues tienen un precio simbólico, ni siquiera para ello alcanzaba su peculio.

Una vez en León, pude saludar al huelguista Ramiro, tan cansado como animoso, y participar en el acto solidario del que el siguiente video recoge algunos momentos:

Durante el regreso a Madrid, en la madrugada del sábado, los medios de comunicación difundían la última (last but not the least) noticia vomitiva: ya saben, la confesión del despreciable personaje que durante décadas se nos presentaba como gran ejemplo del seny catalán y de honorable gobernante que se atrevía a lanzar moralinas contra tirios y troyanos. “No hay pan para tanto chorizo”, se grita en las manifestaciones. Pero la realidad es que no hay pan para los desempleados debido al latrocinio continuado de los chorizos que han ocupado las más altas instancias del país. Y cuyos nombres no escribo aquí para no contaminar la dignidad de este pequeño grupo de gente cuya compañía me brindó refugio frente a tanta indignidad nacional.

Dejo asimismo constancia de otra feliz coincidencia. Al volante de la furgoneta en la que viajé se encontraba Ernesto Sarabia, ex dirigente de USO al que conocí, hace décadas, con motivo de la entrega del Certamen Sindical 1º de Mayo, convocado por ese sindicato, en 1997, en el que mi trabajo Política para los muertos civiles obtuvo el primer premio. ¿Saben de qué trataba esta obra? Del agotamiento de ese artificio llamado empleo, a través del cual el capitalismo desnaturaliza la capacidad del trabajo humano. Y de la necesidad de establecer esa Renta Básica de Ciudadanía a la que en repetidos artículos me he referido en este blog.

____________________________
Pinto abandonó la huelga de hambre el 30 de julio.

Carnet de paro

Kategorien: Attac Planet

Un nuevo comienzo a escala mundial

Mo, 18/08/2014 - 07:05

Federico Mayor Zaragoza – Comité de Apoyo de ATTAC España

Hace tres años, el 13 de agosto de 2011 publiqué el artículo en el Blog “Inaplazable, un nuevo comienzo a escala mundial”

La situación se ha agravado. Nuestras responsabilidades intergeneracionales no se han cumplido. Víctimas civiles, niños y niñas asesinados en Gaza e Irak, con un creciente fanatismo desbocado, con un sistema económico en los “países desarrollados” que ha incrementado las desigualdades, al tiempo que se reducían los recursos para la cooperación internacional, lo que incrementa el número de emigrantes desesperados. Y los fondos para investigación científica y médica -inermes ahora frente a patologías que eran de “países pobres lejanos”- se reducen irresponsablemente; las Naciones Unidas marginadas y suplidas por ridículos e inútiles grupos oligárquicos; la amenaza nuclear invariable “espada de Damocles” sobre el futuro de la Humanidad en su conjunto; y, armados todos hasta los dientes, invirtiendo ingentes recursos en los más sofisticados sistemas de destrucción, al tiempo que mueren de hambre cada día miles de seres humanos, la mayoría niños y niñas de 1 a 5 años de edad…Y, “los grandes”, institucional y personalmente, mirando hacia otro lado. El “gran dominio” (militar, financiero, energético, mediático, digital) olvida los valores éticos pendiente exclusivamente de los bursátiles.Es acuciante un “nuevo paradigma”. Es imperativo conseguir, en breve plazo, con la participación ya afortunadamente insoslayable del poder ciudadano, la movilización suficiente para iniciar el cambio radical, la inflexión histórica de la fuerza a la palabra, de una cultura secular de imposición, violencia y guerra a una cultura de encuentro, conversación, conciliación, alianza y paz.

 

La fuerza de la palabra

Kategorien: Attac Planet

Asistencia a la Universidad de Verano Europea para Movimientos Sociales (ESU)

So, 17/08/2014 - 19:18

Estimados compañeros y estimadas compañeras:

Desde ATTAC-España queremos propiciar el encuentro de todas las personas del estado español que asistan a la Universidad de Verano Europea para Movimientos Sociales (ESU), organizada por la red de los ATTAC de Europa en la Université Paris-VII Diderot (distrito 13).

Como sabéis la acreditación del evento se realizará el martes, 19 de agosto de 14h a 18h en el Hall C del edificio “La Halle aux Farines” de l’Université Paris-VII Diderot.

Para conocernos y poder contrastar la experiencia que vamos a realizar en este encuentro Altermundista os proponemos encontrarnos a las 16:00h en el Hall C del edificio “La Halle aux Farines” de l’Université Paris-VII Diderot, y poder tomar contacto para los ilusionantes días que tenemos por delante.

La Junta de ATTAC-España.

Kategorien: Attac Planet

El impacto de las políticas neoliberales en la salud en África

So, 17/08/2014 - 18:00
Begoña IñarraMundonegro.com

 

Las políticas internacionales son responsables del debilitamiento de los sistemas de salud En las últimas tres décadas, las políticas internacionales de salud y de ayuda a África han sido desastrosas para la prestación de la asistencia sanitaria y su acceso universal. Las políticas internacionales de salud han tenido como resultado una salud cara dirigida a los ricos y servicios fragmentados e ineficientes para los pobres. Como resultado de esto, gran parte de la población continúa padeciendo bajas que podrían ser evitadas, dolor y empobrecimiento.

Una mirada a la historia de la ayuda internacional para la salud puede permitirnos entender lo que pasa hoy en día. En los años 50 y 60, las políticas de ayuda a la salud para África se centraron en el control de enfermedades. Las metrópolis de las antiguas colonias no tenían como prioridad el acceso a la salud. En 1978, una nueva estrategia -la Atención Primaria- fue aprobada en la Conferencia de Alma Ata. Se trataba de promover una atención integral y la participación comunitaria en los servicios públicos. Este concepto llevó a varios enfrentamientos entre la Organización Mundial de la Salud (OMS) y las compañías multinacionales que producían los sucedáneos de leche materna y medicamentos esenciales.

La “estrategia de atención primaria de la salud” de la OMS de 1978 dio un paso atrás tan pronto como Estados Unidos retiró su contribución al presupuesto de la OMS en 1985. Esto causó el retorno a las estrategias de programas verticales de los 50 para los países en desarrollo. Un año después de la Conferencia de Alma Ata, la Fundación Rockefeller y UNICEF, entre otros organismos, discutían sobre una reducción del alcance de la atención primaria en la salud pública planteándose dejarla en cuatro o cinco enfermedades, lo que se llamaría “Atención Primaria de Salud Selectiva”. Los profesionales criticaron esta política selectiva argumentando que una atención primaria integral, que incluía también los objetivos de control de enfermedades, y al mismo tiempo aseguraba el acceso a la atención sanitaria, costaba lo mismo que una atención selectiva. Sin embargo, no consiguieron cambiar la política de Estados Unidos que pronto estaría apoyada por el Banco Mundial.

El Banco Mundial descartó como irrelevante “la prestación de una atención sanitaria integral en los servicios públicos”. Muchos intelectuales apoyaron esta perspectiva neoliberal. Las publicaciones calificaron la atención pública sanitaria como ineficiente. Esta “dirección científica” promovió la privatización de la atención sanitaria distinguiendo entre clientes (pacientes) y proveedores (hospitales, centros de salud), gestión autónoma de los hospitales públicos, externalización de servicios, iniciativas de financiación privada y gestión de la atención. Las Instituciones Financieras (Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial, etc), donantes y organizaciones de ayuda bilateral condicionaron sus préstamos a que se aceptase la limitación de la prestación de los servicios de salud pública al control de enfermedades (lo que se llamó “priorización”) y los gobiernos africanos tuvieron que aceptarlo.

La Organización Mundial del Comercio (OMT) reforzó la privatización de la atención sanitaria y abrió los mercados de la salud de los países en desarrollo a las industrias occidentales de atención sanitaria. En 1995, el acuerdo WTO-GATT de la OMC (de comercio y servicios), impidió que los gobiernos firmantes prestaran bienes y servicios subsidiados en el sector de la salud en los que hubiera demanda de mercado.

La ayuda al desarrollo internacional (donantes) estableció alianzas con el sector privado que recibió parte de la ayuda. La mayoría de esas alianzas eran para enfermedades específicas, asociaciones público-privadas, conocidas como “Iniciativas de Salud Global”. En 2004, de 79 iniciativas al menos 20 eran colaboraciones para vacunas, medicamentos, etc. Actualmente más de 100 asociaciones público-privadas han iniciado infinidad de programas de control de enfermedades en todo el mundo. La proporción de la ayuda al desarrollo invertida a través de Iniciativas de Salud Global ha aumentado significativamente durante la última década, lo mismo que ha sucedido con la ayuda al desarrollo para el sector de la salud en total, pasando de algo más de 6 mil millones de dólares en 1999 a 16,7 mil millones en 2006. El aumento más rápido fue en fondos para programas de HIV/SIDA, pasando de 1,5 mil millones en 2002 a 8,3 en 2006. Esto desvió la parte dedicada al desarrollo de la atención primaria de la salud que bajó del 28% al 15% en el periodo mencionado. El resultado de esta “generosidad” ha sido el debilitamiento de los sistemas de salud nacionales, necesarios para una respuesta eficaz de la atención sanitaria y la prevención de todas las enfermedades.

Los grandes donantes están creando sistemas específicos para el SIDA y otras enfermedades que compiten por los trabajadores de la salud y administrativos de talento, comparten la misma infraestructura, demandan trabajo extra (piden informes) del personal de la salud pública y crean una pérdida de recursos esenciales para el sistema de salud de los países. Los programas de Iniciativas de Salud Global, verticalmente gestionados, tienen el potencial para minar los sistemas de atención sanitaria para la población, así como para exacerbar la desigualdad en materia de salud.

Es vital que los donantes y las organizaciones de salud trabajen para fortalecer los sistemas nacionales de salud, el único medio para facilitar la atención sanitaria para todos.

La reforma neoliberal en África

Estas políticas neoliberales han contribuido a la pérdida del acceso a la atención sanitaria y han agravado el problema de la mercantilización de las necesidades humanas básicas, lo que tiene consecuencias de vida o muerte para las poblaciones más vulnerables. Algunos de los efectos de estas políticas en África son:

1. Recortes en los presupuestos sanitarios e introducción de tarifas a los usuarios. En los 80 y los 90, los Programas de Ajuste Estructural dieron lugar a recortes en los presupuestos en el sector de la salud y a la introducción de tarifas por servicios médicos. La reducción de los gastos de atención a la salud limitó aún más las opciones de atención médica de que disponían los pobres. El resultado fue una mayor tendencia a que los pobres no accedieran a los tratamientos. Las trágicas consecuencias de los Programas de Ajuste Estructural en los servicios de salud aún se hacen notar.

2. La reducción en los servicios públicos, que se han visto limitados para los pobres que no pueden pagar por los servicios. Esto aumenta la brecha entre ricos y pobres y debilita a los sistemas de salud.

3. Reducción de lo que se entiende por “bien común”, limitando la atención de salud al control de ciertas enfermedades mientras se excluyen los elementos que determinan la salud. Cuando lo que predominan son los proveedores, el gobierno se convierte en simple “administrador” de regulación y supervisión. El control de enfermedades acapara la primera línea de atención a la salud pública. Los programas de control de enfermedades, financiados por países occidentales, representan un mercado para el desarrollo de nuevos productos fármacos para compañías que no tienen interés en la salud pública, que principalmente dispensa genéricos y fármacos esenciales.

4. Privatización de los servicios de salud y de la autonomía de la gestión de los hospitales. La transferencia de la atención pública al sector privado con ánimos de lucro está en el centro de la política neoliberal. Incluso intentan que los fondos de dinero público financien el sector privado. Es probable que los proveedores de servicios extranjeros se centren únicamente en el grupo rentable de mayores ingresos. La privatización de los servicios de salud aumenta la desigualdad de acceso favoreciendo a aquellos que pueden pagar por atención sanitaria. También favorece el desplazamiento de personal profesional del sector público al privado, debilitando aún más el sistema nacional.

5. La liberación de los servicios de salud significa que las empresas extranjeras deben ser tratadas como compañías locales, así que los gobiernos no pueden seguir controlando el sector. La liberalización de servicios (GATS) está en contra de que el gobierno ofrezca servicios que están disponibles en el mercado abierto; esto pone en peligro la política de salud pública. El sector público tendrá que competir con el sector privado. La liberalización de servicios sanitarios está avanzando en África. Las compañías internacionales de salud que buscan oportunidades de acceder a otros mercados presionan a sus gobiernos para que liberalice el sector de la salud y se abran las puertas.

6. Comercialización de la salud pública. Se está desarrollando un mercado para la atención sanitaria, los equipos médicos y los medicamentos. Las fundaciones de caridad y algunas ONG son usadas, a menudo, para privatizar y desarrollar el mercado. El mercado de la salud es un sector económico atractivo y en crecimiento, así como una oportunidad de inversión para los actores privados debido al aumento de la clase media.

7. Ayuda extranjera privatizada: asociaciones públicas-privadas. Los donantes establecieron asociaciones privadas-públicas para enfermedades específicas, lo que se conoció como Iniciativas de Salud Global. Como hemos visto, estas asociaciones absorben gran parte de la ayuda internacional extranjera.

8. Endurecimiento en los derechos de propiedad intelectual (patentes, impuestos de aduana, exclusividades, etc…) en los acuerdos de comercio lo que es una barrera al acceso barato de buenos medicamentos genéricos. Dado que la mayoría de los servicios de salud se pagan del propio bolsillo, los precios de los medicamentos son un factor clave para determinar el nivel de atención sanitaria. El actual sistema de patentes dificulta la competencia de los productores de genéricos de bajo coste, elevando los precios de los medicamentos. La competencia de las medicinas reducen los precios entre un 40% y un 80%. Por otra parte, aumentar la propiedad intelectual también impide que los países en desarrollo consigan establecer su propia industria farmacéutica.

9. Límites al control y la regulación del estado. La desregulación en materia de salud impide que los países africanos protejan sus servicios de salud, otorgando poderes plenos a las empresas.

Un “dudoso enfoque científico” está al servicio de estas políticas que benefician a las compañías y las instituciones internacionales. Los académicos supuestamente ofrecen “orientación científica” pero en realidad están promoviendo la privatización cuando desprecian la atención sanitaria pública como ineficiente, burocrática e irresponsable. Los promotores de estas políticas tienen todas las modalidades de publicidad y propaganda a su disposición.

Las consecuencias de esta política en África 

África no alcanzará en 2015 ninguno de los objetivos de salud de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.
La contención de los servicios públicos de salud a un número limitado de enfermedades ha sido un fracaso incluso en el caso de las pocas enfermedades, que como el VIH/SIDA han recibido una gran inversión. El porcentaje de adultos con VIH/SIDA se ha estabilizado desde el 2000 en 33 millones. Sin embargo, hay 2.7 millones de nuevas infecciones cada año (2007). La incidencia de la tuberculosis en África ha aumentado en un 47% entre 1990 y 2007.

Casi la mitad de la población en África (48%) no tiene aún acceso a los medicamentos esenciales, un número muy lejano al objetivo que había para el 2010 del 100%.
La autonomía de la gestión hospitalaria está dirigida a reservar la atención sanitaria hospitalaria al 20% de los pacientes que proceden de la clase media.
El dinero y el personal están desaprovechados por culpa de la burocracia de la ayuda internacional.

Las ONG y otras organizaciones “sin ánimo de lucro” han sido utilizadas, muchas veces sin su conocimiento, como intermediarios entre los servicios públicos y la completa privatización, favoreciendo al mercado de la atención sanitaria.
Al igual que en el resto del mundo, los costes de la atención sanitaria en África son la primera causa que provoca la caída de las familias en la pobreza.

¿Qué podemos hacer para fortalecer los sistemas de salud? 

Podemos:

  • Luchar contra la privatización de la financiación de los servicios sanitarios en nuestro propio país y en el mundo.
  • Oponernos al comercio en los servicios sociales, incluyendo los servicios sanitarios.
  • Participar en el desarrollo de servicios sanitarios no comerciales con objetivos sociales.
  • Trabajar en el desarrollo de sistemas de servicios sanitarios locales integrados.
  • Participar en organizaciones profesionales y socio-políticas preocupadas por la equidad en el acceso a los servicios de atención sanitaria.
  • Desarrollar puentes entre la comunidad académica y las organizaciones socio-políticas preocupadas en los aspectos sociales de los servicios de atención sanitaria.
  • Luchar por la investigación y la educación en la salud independientes de intereses privados.
  • Contribuir al desarrollo de la profesionalización en las universidades, que actualmente está minada por un llamado “cientifismo” al servicio de compañías privadas.

Secretaria ejecutiva de AEFJN
AFRICA EUROPE FAITH AND JUSTICE NETWORK
www.aefjn.org

Traducción del inglés: Gonzalo Gómez 

Kategorien: Attac Planet

Hiroshima y Nagasaki 69 años después

So, 17/08/2014 - 13:00

Amy Goodman / Denis Moynihan - LaMarea.com

“Odio la guerra”, afirmó Koji Hosokawa cuando nos encontrábamos junto a la llamada Cúpula de la Bomba Atómica en Hiroshima, Japón. En un extremo del Parque Conmemorativo de la Paz de Hiroshima se erige el esqueleto de un edificio de cuatro pisos. El edificio fue uno de los pocos que quedaron en pie después de que Estados Unidos lanzara la bomba atómica en Hiroshima el 6 de agosto de 1945 a las 8.15 de la mañana. Tres días más tarde, Estados Unidos lanzó una segunda bomba en Nagasaki. Cientos de miles de civiles murieron, muchos al instante y otros tantos lentamente como consecuencia de quemaduras graves y de lo que más tarde pasó a conocerse como enfermedades provocadas por la radiación.

El mundo observa horrorizado los diversos conflictos militares de la actualidad, que dejan tras de sí solo más destrucción. En Libia y en Gaza, en Siria, en Irak, Afganistán y Ucrania. No muy lejos de los muertos y los heridos de esos conflictos, los misiles nucleares aguardan alertas, en espera del terrible momento en que la arrogancia, un accidente o la falta de humanidad provoquen el próximo ataque nuclear. “Odio la guerra”, reiteró Hosokawa. “Odio la guerra, no a los estadounidenses. La guerra vuelve locas a las personas”.

En 1945, Koji Hosokawa tenía 17 años. Trabajaba en el edificio de la compañía telefónica, a menos de 3 kilómetros de distancia de la zona cero, donde cayó la bomba: “Estaba a tres kilómetros hacia el noreste de esta zona. Allí fui expuesto a la bomba. Había un edificio muy robusto, de modo que sobreviví de milagro”. Su hermana de 13 años no corrió con la misma suerte: “Mi hermana menor también había ido a trabajar y se encontraba a 700 u 800 metros de distancia del hipocentro y allí fue expuesta a la bomba. Estaba con una maestra y los alumnos. En total, las 228 personas que estaban allí junto a ella murieron”.

Caminamos por el parque hacia el Museo de la Paz de Hiroshima. Allí se exhiben las imágenes de la muerte: las sombras de las víctimas quemadas proyectadas en los muros de los edificios, las fotografías del caos que sobrevino a la bomba y de las víctimas de la radiación. Casi siete décadas más tarde, a Hosokawa aún se le llenan los ojos de lágrimas al relatar lo sucedido. “El mayor dolor de mi vida es que mi hermana menor haya muerto por la bomba atómica”, sostuvo.

Un día antes de reunirme con Koji Hosokawa estuve en Tokio, donde entrevisté a Kenzaburo Oe, ganador del Premio Nobel de Literatura. “Cuando era niño, a los 12 años de edad, Japón ingresó en la guerra y fue al final de la guerra que Japón sufrió los bombardeos de Hiroshima y Nagasaki. En aquel entonces sufrí una gran conmoción, pero también mi madre, nuestras familias, todas las personas en aquel entonces estaban azoradas por la bomba atómica. Se trataba de la mayor catástrofe que jamás habíamos experimentado, por eso el sentimiento de tener que sobrevivir a esto, de superarlo y empezar de nuevo fue muy poderoso”.

Ahora, con casi 80 años, Kenzaburo Oe ha reflexionado mucho acerca de la conexión que existe entre la bomba atómica y el desastre de Fukushima, la planta nuclear que colapsó cuando un terremoto y un tsunami devastadores azotaron Japón el 11 de marzo de 2011. El Premio Nobel le dijo al periódico francés Le Monde: “Hiroshima debe quedar grabado en nuestra memoria: es una catástrofe más terrible que los desastres naturales porque fue provocada por el hombre. Repetirla, al mostrar la misma falta de respeto por la vida humana con la construcción de plantas de energía nuclear, es la peor traición a la memoria de las víctimas de Hiroshima”, afirmó.

Tras el desastre de Fukushima, Oe afirmó: “Todos los japoneses sintieron un profundo arrepentimiento …El aire que se respiraba en Japón era casi el mismo que tras la bomba de Hiroshima al finalizar la guerra. Debido a este clima, el Gobierno [en 2011], con el consentimiento de la población japonesa, prometió deshacerse o desactivar las más de 50 plantas nucleares de Japón”, sostuvo el Premio Nobel.

Sobrevivientes de la bomba atómica como Koji Hosokawa, escritores como Kenzaburo Oe, al igual que cientos de miles de personas que ahora son ancianas, han sido testigos del surgimiento de la era nuclear en 1945 y han vuelto a experimentar sus devastadoras posibilidades recientemente en Fukushima. A pesar de plantear riesgos diferentes para la humanidad, hay un vínculo entre los arsenales de armas nucleares y las plantas nucleares, ya que los productos derivados de algunas plantas nucleares pueden utilizarse como material para fabricar ojivas nucleares. Ya sea que se trate de un acto de guerra, de un acto de terrorismo proveniente de un arma nuclear que cayó en manos de un actor no estatal o de un accidente en una planta nuclear, los desastres nucleares son terriblemente destructivos, pero son totalmente evitables. Necesitamos una nueva forma de pensar, un nuevo esfuerzo para eliminar las armas nucleares y pasar a utilizar energía segura y renovable en todo el mundo.

Cuando nos íbamos del Parque de la Paz de Hiroshima, Koji Hosokawa me pidió que me detuviera. Me miró a los ojos y me dijo que no me olvidara de las víctimas: “Todas esas personas vivían aquí”, afirmó. “Vivían aquí”.

© 2014 Amy Goodman

Traducción al español del texto en inglés: Mercedes Camps. Edición: María Eva Blotta y Democracy Now! en español, spanish@democracynow.org

Amy Goodman es la conductora de Democracy Now!, un noticiero internacional que se emite diariamente en más de 800 emisoras de radio y televisión en inglés y en más de 450 en español. Es co-autora del libro “Los que luchan contra el sistema: Héroes ordinarios en tiempos extraordinarios en Estados Unidos”, editado por Le Monde Diplomatique Cono Sur.

 

Kategorien: Attac Planet

Desvergüenzas políticas en la privatización del agua

So, 17/08/2014 - 09:00

Edmundo Fayanas Escuernuevatribuna.es

El servicio público de aguas de ciudades y pueblos de nuestro país se está convirtiendo en un negocio para las multinacionales. Los únicos perjudicados, como siempre, la ciudadanía. Además este tipo de concesiones se ha convertido en lugar común para la corrupción política. El PP, PSOE, CIU, UPN son partidos que abogan por la privatización de los sistemas públicos de agua.

¿Cuál es la situación actual?

En el año 1996, el 63% del servicio de aguas era público. En el 2005, ya sólo era público el 52%; en el 2010 ya baja al 47% y se prevé que al finalizar este año sea del 43%. El agua es mayoritariamente pública en toda Europa, con las excepciones del Reino Unido y, cada vez más, España y Portugal.

El sector privado del agua español, está controlado en un 90% por dos empresas, Agbar y FCC, que son marcas locales de las dos mayores multinacionales del agua en el mundo, las francesas Suez y Veolia  respectivamente.

¿Qué consecuencias tiene la privatización del agua?

Provoca un acceso desigual al servicio. Siempre se produce un aumento escandaloso de tarifas, provocando grandes beneficios, pues se firman las concesiones de privatización con ganancias aseguradas entre el 10-15%. Al mismo tiempo, se produce un deterioro del servicio por falta de inversión en el mismo, lo que provoca una perdida en la calidad del agua, además del nulo respeto por el medio ambiente. Sirva como ejemplo que la privatización del agua en Inglaterra realizado por Margaret Thachter, significó una subida del 95% del recibo en nueve años.

¿Va nuestro país en la buena dirección con la privatización del agua pública?

Evidentemente NO, yendo a contracorriente, pues la tendencia actual es a la remunicipalización del agua como servicio público. Veamos algunos datos: sólo el 10% de las 400 ciudades más grandes del mundo tienen privatizado el sistema de aguas y la tendencia es ir volviendo al sistema público. En los últimos diez años, más de un centenar de grandes ciudades han remunicipalizado el agua: París, Berlín, Budapest, Atlanta, Indianápolis, Buenos Aires, La Paz, Johannesburgo, Dar-es-Salaam

Mientras que en el resto del mundo ya son conscientes de las consecuencias que genera la privatización del agua pública, aquí nuestros políticos nos llevan al desastre hídrico de forma consciente para favorecer a determinadas multinacionales y para llevarse su parte a su bolsillo.

Un ejemplo claro ha sido París, donde la empresa Eau de París que surge como consecuencia de la remunicipalización, ha conseguida bajar un 8% sus tarifas y ha logrado un beneficio de 35 millones de euros en su primer año que han sido reinvertidos íntegramente en la mejoría del servicio de aguas, permitiendo además que además los usuarios evalúen permanentemente la calidad del sistema.

El gobierno italiano de Berlusconi organizó un referéndum en el año 2011, donde se pretendía acabar con la gestión pública del agua para pasarla a manos de multinacionales. El gobierno salió derrotado y la ciudadanía italiana se posicionó claramente para que el agua fuera exclusivamente un servicio público.

Más recientemente, las ciudades griegas de Atenas y Salónica, han impedido la privatización de su servicio público que era una imposición de la Comisión Europea para el rescate griego.

Desde el año 2010, la Asamblea General de la ONU aprobó que el acceso del agua y al saneamiento es un derecho humano. Llama la atención que ningún país de la neoliberal Unión Europea haya adaptado su legislación nacional a dicha resolución. Este es un punto concreto que con el cambio constitucional que se avecina debería ser incluido en ella.

La conferencia de las Naciones Unidas para el Agua y el Medio Ambiente, que se celebró en 1992 en la capital de Irlanda, Dublín, declaró el agua como el oro azul y fue considerado como un bien económico, que posteriormente ha generado a su alrededor un gran mercado económico, basado en la escasez del agua.

En un  informe de un fondo de inversión especulativo elaborado en 2010 decía “La desalación y el reciclaje son áreas en las que se prevén importantes progresos. Los derechos de propiedad, las infraestructuras u la tecnología ofrecen un atractivo potencial desde el punto de vista de la inversión. El agua generará un creciente número de oportunidades de inversión en el futuro. De hecho, podría convertirse en uno de los argumentos de inversión del siglo XXI”.

Como podemos comprobar, el agua se está convirtiendo en el gran negocio para las multinacionales y ante la falta de liquidez que sufren actualmente los ayuntamientos, las empresas les ofrecen la compra de dichas empresas para beneficiarse a su costa. Además son empresas que no tienen competencia local teniendo clientes fijos y buenos pagadores que les proporcionan un flujo monetario fijo y continuado. Es decir, con la privatización del agua, se genera un monopolio natural, donde la competencia sólo se puede dar en el principio de la concesión pública, pero posteriormente desaparece y el usuario esta al libre criterio económico de la empresa.

Hace poco surgió la primera Iniciativa Ciudadana Europea en la defensa del agua pública: “el objetivo es declarar el acceso al agua y al saneamiento un derecho humano en la legislación europea y, por consecuencia, en las legislaciones nacionales, para asegurar de ese modo una gestión pública, democrática, transparente y ecológica”.

La Iniciativa Ciudadana Europea ha sido un éxito. Así el vicepresidente europeo Maros Sefcovic aprobó dicho iniciativa diciendo “la calidad, las infraestructuras, el saneamiento y la transparencia resultarán beneficiosas, a favor de los pueblos de Europa y de los países en desarrollo. Felicitó a los organizadores pro este éxito”. Ningún Estado podrá ya afirmar, que es Bruselas quien les obliga a privatizar, ni por legislación ni a través de Tratados de Libre Comercio.

Debemos acabar YA con los procesos de privatización del agua en nuestro país pues significa un retraso económico y social de gravísimas consecuencias, debiéndose revertir los ya privatizados. Tenemos que demandar que en las próximas elecciones municipales, autonómicas y generales, que todos los partidos políticos lleven en sus programas la exigencia  del agua como un servicio público y que en la próxima reforma constitucional, el agua sea declarado un derecho humano y esté garantizado por el Estado. Luchemos por ello y lo conseguiremos como lo han hecho griegos, italianos y franceses últimamente.

 

Kategorien: Attac Planet