Skip navigation

News from Attac Spain

Inhalt abgleichen
Justicia económica global
Aktualisiert: vor 4 Stunden 47 Minuten

Eurogrupo contra Grecia, la moral del gángster

Mo, 06/07/2015 - 13:00

Xavier Caño Tamayo – ATTAC Madrid

“Aunque el gobierno de Grecia ha propuesto ajustes adicionales, que no impliquen mayor sacrificio de su población, los poderes que dictan la política económica en las naciones europeas mantienen una postura irreductible y sostienen que no es aceptable ninguna fórmula que se aleje del mandato neoliberal: la salud de los indicadores macro-económicos aún a costa del sufrimiento de las mayorías”.

Así denuncia el conflicto entre el Eurogrupo y el gobierno de Grecia un editorial del diario mexicano La Jornada, mientras Rodríguez de Lecea acusa que “llaman ‘negociación’ a una ceremonia de escarmiento donde las víctimas son culpables y se predican recetas de austeridad a un país que ya no puede soportarlas, tras ocho años de repetidos fracasos con la austeridad como remedio”.

La Plataforma por la Auditoría Ciudadana de la Deuda denuncia que Grecia es hoy mucho más pobre tras los años de ‘rescate’ por la Troika. Paro 26% de población activa, pensiones reducidas 45% (y pretenden rebajarlas más), pobreza infantil más del 40% y deuda equivalente al 178% del PIB. Han aumentado un 25% los suicidios y resurgido enfermedades erradicadas, como tuberculosis, además de un 45 % más de casos de sida. Por los recortes presupuestarios y despidos masivos que han desmantelado la sanidad pública.

Economistas de diversas escuelas denuncian que la actuación de la Troika con Grecia es un disparate porque la austeridad ha fracasado. Pero la implacable y neoliberal eurozona no baja del burro e incluso hablan de posible expulsión de Grecia del euro. Aunque mentes lúcidas, como Wolfgang Münchau de Der Spiegel, razona que “salir del euro sería para Grecia un gran golpe ahora, pero se recuperaría a largo plazo. Para los alemanes, lo contrario. A corto plazo, costes mínimos, pero a largo plazo, decadencia de la Unión Europea y lo que conlleva. Impedir la salida de Grecia del euro debería ser prioridad de la política alemana y europea”, recomienda. Pero Eurogrupo y Troika hacen oídos sordos.

Entonces, cabe preguntarse, como hace Paul Krugman: ¿El objetivo es quebrar Syriza? Antón Losada recuerda que “esta crisis ha sido provocada por la codicia, pero también por la idiotez de unas élites tan cerradas como insaciables”. Y Javier Doz denuncia sin disimulos que “la actuación del FMI y Eurogrupo busca la derrota política del Gobierno de Syriza”. Porque un buen acuerdo para Grecia dará alas a movimientos sociales y nuevos partidos de izquierda que quieren cambiar esta Europa egoísta y ciega. Pero, más allá del ruido mediático de cifras y noticias mareantes sobre Eurogrupo y Grecia, si acuerdan algo o no, para repetir lo mismo mañana, lo preocupante es si habrá democracia en la vieja, errática y patética Europa a partir de ahora. O se disolverá, olvidando ya sin tapujos que democracia es poder del pueblo.

No es un exceso retórico cuando el presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker, dice sin rubor que “no puede haber ninguna elección democrática contra los tratados europeos”, y así descalifica gratuitamente el referéndum griego y otorga a los tratados lo indiscutible de la Biblia para un calvinista. ¡Claro que puede haber referendos contra cualquier tratado! Si hay democracia y no un remedo. Pero para neoliberales como Juncker, no cuenta la voluntad ciudadana. Ni contará. Así se le escapó a la ministra de Agricultura del neoliberal gobierno que preside Rajoy: ¡Ojo, que las urnas son peligrosas!

La actuación de Troika y Eurogrupo contra Grecia recuerda historias de gángsteres en Estados Unidos. Gotti, Maranzaro, Luciano, Anastasia, Al Capone, Nitti, Genovese, Bonnano… Enemigos frontales de cuanto huela a social. Ultraconservadores. Acérrimos partidarios del enriquecimiento veloz. Feroces adversarios de cualquier control, supervisión o regulación. Puros neoliberales. Como la minoría que forma el poder financiero y sus fieles servidores del BCE, Comisión Europea, Eurogrupo y FMI.

Además, escribe Carlos Berzosa, esta Unión Europa “ha sido incapaz de resolver sus problemas más acuciantes. Ha actuado mal en la crisis económica. Y de modo catastrófico en Ucrania. No da respuesta a los refugiados ni evita que el Mediterráneo se convierta en cementerio. Una Europa donde crece la desigualdad y la riqueza se concentra en pocas manos. Y con paraísos fiscales en su territorio”.

¿Para qué queremos esta Unión Europea? Tal vez el rechazo a esa Europa hace alzar una creciente ola de solidaridad ciudadana con el pueblo griego y el gobierno de Syriza.


Periodista y escritor
Twitter: @xcanotamayo

 Publicado en CCS, Centro de Colaboraciones Ciudadanas

Kategorien: Attac Planet

Grecia abandona la caverna de Platón

Mo, 06/07/2015 - 11:11

Juan Carlos Monedero – Consejo Científico  de ATTAC España

Video saludando la victoria del Gobierno de Syriza

Cuando llegamos a callejones sin salida, solo hay dos soluciones: la autoritaria y la democrática. Tsipras se ha atrevido con lo que no se atrevió la izquierda durante el siglo XX: confiar en el pueblo. Hoy empieza una nueva fase en Europa. Tiene como misión recuperar la senda que se perdió en el Tratado de Maastricht. Tiene enfrente a un enemigo muy poderoso. Recordemos que los principales responsables de las finanzas europeas vienen de Lehmann Brothers y Goldman Sachs, responsables de la crisis que estamos pagando los que no la hicimos. Eso es lo que nos está recordando Grecia. Y por eso el ensañamiento con este pequeño país. No vaya a ser que Podemos siga insistiendo en que Europa necesita otro camino y que ese camino sea cada día más posible.

Nos corresponde a todos nosotros exigir a la eurozona, a la Troika, a la Comisión Europea, al FMI que respeten la democracia que está en el corazón del proyecto europeo y que podemos empezar a recuperar gracias al coraje del pueblo griego. Varufakis fue expulsado de la reunión del eurogrupo, un organismo que hace y deshace sin ningún respaldo democrático. Europa ya no es ni siquiera educada. Otro tanto para la Troika, participada por el FMI. Aunque teniendo como directores a Stauss-Kahn, a Rato o a Lagarde, hoco que añadir. El pueblo griego ha hablado teniendo la información adecuada de la situación. Pese al miedo que han sembrado los mafiosos y sus voceros. Tsipras tiene hoy mucha más fuerza. Lo ha entendido Samaras, el lider de Nueva Democracia, el partido de la derecha a quien fue Rajoy a apoyar. No lo ha entendido el socialdemócrata que gobierna con Merkel en Berlín. Tampoco lo ha entendido el PP. Rajoy sólo está dispuesto a entender lo que le ayuda en su huida hacia delante.

Mucho por hacer. Y no es fácil. Los griegos han hecho su parte. Desencadenados, han salido de la caverna donde se confunden las sombras con la realidad. Es hora de que la ciudadanía europea empiece, por su parte, a hablar.

Publicado en Público.es

Kategorien: Attac Planet

El argumento tramposo de la Troika sobre las pensiones griegas

Mo, 06/07/2015 - 09:00

Eduardo Garzón Espinosa – Consejo Científico de ATTAC España

Uno de los motivos que ha llevado al gobierno griego de Syriza a convocar un referéndum es la imposición de la Troika a volver a recortar las pensiones. El argumento de la Troika es que éstas son mucho más elevadas que las del resto de países atendiendo a su gasto en relación al PIB. Pero este argumento es tramposo; veamos por qué.

Kategorien: Attac Planet

El contrasentido común

Mo, 06/07/2015 - 07:00

Boaventura de Sousa Santos – Público.es

En 1926, el poeta irlandés W. B. Yeats lamentaba: “A los mejores les falta convicción, mientras que los peores están llenos de intensidad apasionada”. Esta afirmación resulta más verdadera hoy que entonces. Supongamos, hipotéticamente, que los mejores en el plano personal, moral, social y político son la mayoría de la población y que los peores son una minoría. Como vivimos en democracia, no debería preocuparnos el hecho de que los peores estén llenos de convicciones que, precisamente por ser adoptadas por los peores, tenderán a ser peligrosas o perjudiciales para el bienestar de la sociedad. Al fin y al cabo, en democracia son las mayorías las que gobiernan. La verdad es que hoy se viene generalizando la idea de que las convicciones que dominan en la sociedad son las suscritas apasionadamente por los peores, y que esto es la causa o consecuencia de estar gobernados por los peores. La conclusión de que la democracia está secuestrada por minorías poderosas parece ineludible. Pero si a los mejores les falta convicción, probablemente también no están convencidos de que esta conclusión sea verdadera, por lo que les será difícil movilizarse contra el secuestro de la democracia. Es, por tanto, urgente averiguar de dónde viene en nuestro tiempo la falta de convicción de los mejores.

La falta de convicción es la manifestación superficial de un malestar difuso y profundo. Surge de la sospecha de que lo que se difunde como verdadero, evidente y sin alternativa, de hecho, no lo es. Dada la intensidad de la difusión, se vuelve casi imposible para el ciudadano común confirmar la sospecha y, a falta de confirmación, los mejores acaban paralizados en la duda honesta. La fuerza de esta duda se expresa como aparente falta de convicción. Para confirmar la sospecha, el ciudadano común tendría que  recorrer a conocimientos a los que no tiene acceso y no ve divulgados en la opinión publicada, porque también está al servicio de los peores. Veamos algunas de las convicciones que se están convirtiendo en sentido común y que, por ilusorias y absurdas, constituyen el nuevo contrasentido común:

La desigualdad social es la otra cara de la autonomía individual. Por el contrario, más allá de ciertos límites la desigualdad social permite a quienes están en los niveles más altos cambiar las reglas del juego con el fin de controlar las opciones de vida de quienes están en los más bajos. Sólo es autónomo quien tiene condiciones para serlo. Para el desempleado sin prestación de desempleo, el jubilado empobrecido, el trabajador precario, el joven obligado a emigrar, la autonomía es un insulto cruel.

El Estado es por naturaleza mal administrador. Muchos Estados (europeos, por ejemplo) de los últimos cincuenta años demuestran lo contrario. Si el Estado fuera por naturaleza mal administrador, no sería invocado tan a menudo para resolver las crisis económicas y financieras provocadas por la mala gestión privada de la economía y la sociedad. El Estado es considerado mal administrador siempre que pretende administrar sectores de la vida social donde el capital ve oportunidades de beneficio. El Estado sólo es verdaderamente mal administrador cuando quienes lo controlan consiguen ponerlo impunemente al servicio de sus intereses privados por medio del fanatismo ideológico, la corrupción y el abuso de poder.

Las privatizaciones permiten eficiencia que se traduce en ventajas para los consumidores. Las privatizaciones pueden o no generar eficiencia, siendo siempre cuestionable lo que se entiende por eficiencia, qué relación debe tener con otros valores y a quién sirve. Las privatizaciones de los servicios públicos casi siempre se traducen en aumentos de las tarifas, sea en el transporte, el agua o la electricidad. Las privatizaciones de los servicios esenciales (salud, educación, seguridad social) se traducen en la exclusión social de los ciudadanos que no pueden pagarlos. Si lo privado fuese más eficiente, las sociedades público-privadas deberían haberse traducido en beneficios para el interés público, al contrario de lo que ha sucedido. El engaño de la proclamada excelencia del sector privado en comparación con el público alcanza el paroxismo cuando una empresa del sector público de un Estado es vendida a una entidad pública de otro Estado, como ocurrió recientemente en Portugal en el sector eléctrico, vendido a una empresa pública china; o cuando la adquisición de un bien público estratégico por parte de un inversor extranjero puede ser financiada por un banco estatal de ese país, como ocurre en el caso de la venta en curso de la compañía aérea TAP (Transportes Aéreos Portugueses), con la posible financiación de la compra del inversor brasileño por parte del banco estatal brasileño BNDES (Banco Nacional de Desenvolvimento Econômico e Social).

La liberalización del comercio permite crear riqueza, aumentar el empleo y beneficiar a los consumidores. Tal como se ha venido negociando, la liberalización del comercio concentra la riqueza que crea (cuando la crea) en una pequeñísima minoría, mientras que los trabajadores pierden empleo, sobre todo el empleo decentemente remunerado y con derechos sociales. En las grandes empresas norteamericanas que promueven la liberalización, los directores ejecutivos ganan 300 veces el salario medio de los trabajadores de la empresa. Por otro lado, las leyes nacionales que protegen a los consumidores, la salud pública y el medio ambiente serán consideradas obstáculos para el comercio y, sobre esa base, cuestionadas y probablemente eliminadas. Hay en marcha tres importantes tratados de libre comercio: el Acuerdo Estratégico Trans-Pacífico de Asociación Económica (TPP, por sus siglas en inglés), el Acuerdo sobre Comercio de Servicios (TiSA) y el Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión (conocido como TTIP). Por las razones expuestas crece en Estados Unidos (y en Europa, en el caso del TTIP) la oposición a estos tratados.

La distinción entre izquierda y derecha ya no tiene sentido porque los imperativos globales de gobernanza son inevitables y porque su alternativa es el caos social. Mientras haya desigualdad injusta y discriminación social (y ambas han aumentado en las últimas décadas), la distinción tiene pleno sentido. Cuando se dice que la distinción no tiene sentido, sólo es puesta en cuestión la existencia de la izquierda, nunca la de la derecha. Sectores importantes de la izquierda (partidos socialistas) cayeron en la trampa de este contrasentido común, y es urgente que se liberen de ella. Los “imperativos globales” no permiten alternativas hasta verse obligados a ello por la resistencia organizada de los ciudadanos.

La política de austeridad busca sanear la economía, disminuir la deuda y llevar el país al crecimiento. En los últimos treinta años, ningún país sujeto al ajuste estructural consiguió tales objetivos. Los rescates se han hecho en interés exclusivo de los acreedores, muchos de ellos especuladores sin escrúpulos. Por eso los ministros que aplican “con éxito” las políticas de austeridad son frecuentemente contratados por los grandes agentes financieros y las instituciones a su servicio (FMI y Banco Mundial) cuando abandonan las funciones de gobierno.

Portugal es un caso de éxito; no es Grecia. Este es el mayor insulto a los mejores (la gran mayoría de los portugueses). Basta leer los informes del FMI para saber lo que le está reservado a Portugal después del saqueo de Grecia. Más recortes en las pensiones, más reducción de salarios y mayor precarización del empleo serán exigidos y nunca serán suficientes. Las “arcas llenas”[1] pregonadas por el actual gobierno conservador portugués son para vaciarse ante el primer estornudo especulativo.

Portugal es un país desarrollado. No es verdad. Portugal es un país de desarrollo intermedio en el sistema mundial, condición que tiene hace siglos. Esa condición hizo que Portugal fuese simultáneamente el centro de un vasto imperio y una colonia informal de Inglaterra. Debido a esa misma condición, las colonias y excolonias tuvieron a veces un papel decisivo en el rescate de la metrópoli. Así como Brasil rescató la independencia portuguesa durante las invasiones napoleónicas, la inversión de una excolonia (Angola) viene hoy tomando a su cargo los sectores estratégicos de la economía de la exmetrópoli. En los últimos treinta años, la integración en la Unión Europea creó la ilusión de que Portugal (también España y Grecia) podía superar esa condición semiperiférica. El modo en el que está siendo “resuelta” la actual crisis económica y financiera muestra que la ilusión se deshizo. Portugal está siendo tratado como un país que se debe resignar a su condición subalterna. Los portugueses deben contribuir al bienestar de los turistas del Norte, pero deben contentarse con el malestar del trabajo sin derechos, de la creciente desigualdad social, de las pensiones públicas desvalorizadas y sujetas a constante incertidumbre, y de la educación y la salud públicas reducidas a la condición de programas pobres para pobres. El objetivo principal de la intervención de la troika fue bajar el nivel de protección social a fin de crear las condiciones para un nuevo ciclo de acumulación de capital más rentable, o sea, un ciclo en el que los trabajadores ganen menos que antes y los grandes empresarios (no los pequeños) ganen más que antes.

La democracia es el gobierno de las mayorías. Ese es el ideal, pero en la práctica nunca fue así. Primero, se impidió que la mayoría tuviese derecho al voto (restricciones al sufragio). Después, se intentó con varios mecanismos que la mayoría no votase (restricciones fácticas al ejercicio del voto: voto en día laborable, intimidación para no votar, costos de transporte para ejercer el derecho al voto, etcétera) o lo haga en contra de sus intereses (propaganda engañosa, manipulación mediática, inducción al miedo por las consecuencias del voto, encuestas sesgadas, compra de votos, interferencia externa). En los últimos treinta años, el poder del dinero pasó a condicionar decisivamente el proceso democrático, especialmente a través del financiamiento de los partidos y de la corrupción endémica. En algunos países la democracia ha sido secuestrada por plutócratas y cleptómanos. El caso paradigmático es Estados Unidos. ¿Y alguien puede afirmar de buena fe que el actual Congreso brasileño representa los intereses de la mayoría de los brasileños?

Europa es el continente de la paz, la democracia y la solidaridad. En los últimos ciento cincuenta años, Europa fue el continente más violento y aquel en el que los conflictos causaron más muertes: dos guerras mundiales, ambas provocadas por la prepotencia alemana, el holocausto, y los genocidios y masacres cometidos en las colonias de África y de Asia. El prejuicio colonial con el que Europa continúa mirando al mundo no europeo (incluyendo las otras Europas dentro de Europa) vuelve imposibles los diálogos verdaderamente interculturales, generadores de paz, democracia y solidaridad. Los valores europeos del cristianismo, de la democracia y de la solidaridad son en teoría generosos (pese a ser etnocéntricos), pero han sido frecuentemente usados para justificar agresiones imperiales, xenofobia, racismo e islamofobia. El modo en el que la crisis financiera del sur de Europa ha sido “resuelta”, el vasto cementerio líquido en el que se transformó el Mediterráneo, el crecimiento de la extrema derecha en varios países de Europa, son el desmentido de los valores europeos. En Europa, como en todo el mundo, la paz, la democracia y la solidaridad, cuando son apenas un discurso de valores, buscan ocultar las realidades que los contradicen. Para ser vivencias y formas de sociabilidad y de política concretas, tienen que ser conquistadas por la vía de las luchas sociales contra los enemigos de la paz, la democracia y la solidaridad.

[1] Se refiere a la expresión de la ministra de Estado y de Finanzas de Portugal, Maria Luís Albuquerque, quien recientemente afirmó que su país tiene las “arcas llenas” para honrar compromisos en la eventualidad de que surjan perturbaciones en el funcionamiento del mercado (nota de los traductores).

Traducción de Antoni Aguiló y José Luis Exeni Rodríguez

Kategorien: Attac Planet

Europa no existe

So, 05/07/2015 - 13:01

Javier Gallego – eldiario.es

La única certeza en este pandemonio en el que se han convertido las negociaciones entre Grecia y el Eurogrupo, es que Europa no existe. Hablamos de ella como si fuera una realidad política cuando es poco más que una unidad fronteriza y monetaria asimétrica y frágil. No es real la Unión Europa, no existen los Estados Unidos de Europa. Seguimos siendo inmigrantes en Alemania y Grecia es tratado como enemigo en lugar de socio aliado. Europa no es más que el nombre del continente pero no existe como contenido. Lo único que existe es la Europa de los mercados, lo que nos une es el Banco Central Europeo. La crisis griega lo ha dejado claro una vez más. La paradoja es que la ruptura de Tsipras con el resto de Europa es un intento de hacer Europa realidad.

Para algunos -muchos me temo- lo que acabo de decir puede resultar insostenible e inaceptable, pero creo firmemente que la rebelión del gobierno griego nos acerca al sueño europeísta más que todos los pactos del Eurogrupo. Tsipras está luchando por salvar a sus ciudadanos de la austeridad que ha resultado catastrófica no sólo para los griegos, también para las clases más desfavorecidas de toda la Unión Europea. Como prometió cuando fue elegido, está cuestionando a la Europa de la desigualdad que antepone los intereses financieros a la integridad de las personas. Está desafiando un modelo europeo que es un modelo de negocio. No está rompiendo Europa, está intentando construirla.

Lo dijo claramente anoche en su discurso en televisión cuando defendió el “no” frente a las imposiciones de la Troika: No significa romper con Europa sino volver a la Europa de los valores. Significa presionar a los acreedores para solucionar la deuda y no destruir la unidad europea. Significa presión para negociar para los más pobres”. Es cierto que ahora la presión está sobre los más pobres. Para evitar que les tiren por el precipicio les ha llevado hasta el borde. Una maniobra tan temeraria como inteligente. Él da el primer paso, sí, pero para que Europa se retracte o se retrate y Europa se ha retratado obligándoles a dar un paso más hacia el abismo del corralito y la salida del euro. Si vamos a caer, pensó el griego, que todos vean que han sido ellos quienes nos empujaron.

También Tsipras ha sentido el vértigo y por eso envió hace dos noches una carta al Eurogrupo, revelada por el Financial Times, en la que aceptaba las líneas básicas del plan de ajuste pero seguía reclamando la necesidad de la reestructuración de la deuda. No hubo respuesta. Llegados a este punto, Europa prefiere esperar a ver si el los griegos se estrellan solos sin necesidad de derribarlos. Por si quedaba alguna duda de que ése es el objetivo, nuestro presidente lo cascó el otro día cuando dijo que esperaba que Syriza-Podemos perdiera el referéndum para poder negociar con otro gobierno. Como no sabe idiomas, Rajoy no se enteró cuando le dijeron en Bruselas que lo de cargarse a Tsipras era secreto.

La oposición griega también ha aprovechado el plebiscito para pedir su cabeza. No se vota sí o no a Europa, se vota sí o no a Syriza, como explicaba el Nobel de economía, Paul Krugman en un artículo que desmontaba las mentiras con las que se quiere desacreditar a los griegos. Es falso que Grecia no haya hecho los deberes que le impuso la Troika. Los ha seguido y han sido desastrosos. También es falso que sus pensiones estuvieran por encima en la media europea. Estaban por debajo de las alemanas y aún así aumentaron la edad de jubilación y Tsipras proponía ahora subirles los impuestos. Pero en lugar de hablar de eso, los periódicos nos muestran en sus portadas a los jubilados peleándose por coger su subsidio para que pensemos que Syriza los lleva al caos. Nos quieren convencer de que los gobiernos populistas son el problema para que no pensemos que el problema son nuestros gobiernos. Nos quieren hacer pensar que nuestro problema son los griegos. Como dice Owen Jones, nos enfrentan con los de abajo para que no nos enfrentemos con los de arriba.

Los de arriba se niegan a reestructurar la deuda de momento porque quieren ahogar a Syriza y evitar que cunda su ejemplo. Pero saben que terminarán haciéndolo si no quieren que Grecia se eche en brazos de Rusia y Putin conquiste territorio europeo. Lo harán como se ha hecho más de 600 veces desde la posguerra. Contémoslo todo. La mayor parte de la deuda griega ha sido nacionalizada. Nos hemos comido las deudas de los acreedores privados, bancos alemanes y franceses sobre todo, para salvarlos a ellos pero no estamos dispuestos a salvar a los ciudadanos aunque podríamos. Los acreedores pueden esperar, como asegura otro Nobel de Economía favorable al “no”, Joseph Stiglitz, y como demuestra el hecho de que Grecia no ha pagado al FMI pero los mercados no han enloquecido. Los acreedores claro que pueden esperar, los que no pueden esperar son los griegos.

No nos engañemos, Europa puede asumir su salida del euro porque no representa más que el 2% del PIB europeo. Hasta Merkel lo ha dicho: “El futuro de Europa no está en juego”. Lo que está en juego el concepto de Europa. Todo este lío no es por un 2% sino porque el 99% se rebele contra el 1%. Aunque traten de minimizarlo, si gana el no, pierden ellos.

Ya sabemos la Europa que tenemos, ahora tenemos que preguntarnos si ésa es la Europa que queremos. Los griegos tienen la oportunidad única de demostrar que se puede decir no a la Europa de los mercados y sí a la de los pueblos.

Javier Gallego es el director de Carne Cruda, el programa de eldiario.

Kategorien: Attac Planet

Grecia contra los hombres de gris

So, 05/07/2015 - 09:00

Juan Carlos Monedero – Consejo Científico de ATTAC España

Hay una incompatibilidad entre democracia, soberanía y economía financiera global. Venía tiempo diciendo la academia que hay que escoger solamente dos de ellas. Pero era un análisis amable. Lo que sobra, en cualquier caso, es la democracia. Dicen los funcionarios del FMI que no soportan la arrogancia de las autoridades griegas. ¿Qué es esa mierda de preguntarle al pueblo? ¿Queremos regresar a la URSS o qué? Y echan de la sala de reuniones a Varufakis, que estaba representando a todo un pueblo. Hay sitios en donde si miras al carcelero a los ojos te ganas una paliza. O un tiro.

Los burócratas de la Troika se caracterizan por ser implacables con los débiles y obsequiosos con los fuertes. Les va en ello cambiar de corbata y subirse el sueldo. Peor se pone el asunto si pensamos que el sueldo se lo pagamos nosotros. ¿Por qué es posible exigir a cualquier trabajador que cumpla con sus obligaciones menos a estos paniaguados de los organismos financieros internacionales? Insultan al gobierno legítimo griego y las empresas de medios de comunicación jalean el “intolerable mal comportamiento” del gobierno de Syriza. Claro, si los bancos se ha hecho con el control de los medios. ¿Van a criticar a sus jefes?

Venimos, como siempre, de la historia. Alemania cedió su más preciada pertenencia, el deutsche Mark, en 1990 a cambio de que Francia le concediera la soberanía para la unificación. Nacía la moneda única. La Segunda Guerra Mundial terminó con una rendición incondicional del III Reich, de manera que la unión de la RFA y la RDA tras la caída del Muro de Berlín sólo era posible si las potencias ganadoras firmaban un tratado de paz. Eso fue el Tratado Dos más Cuatro (las dos Alemanias y las cuatro potencias vencedoras) firmado en septiembre de 1990. La primera respuesta de la Alemania unificada fue forzar a la UE el reconocimiento de Eslovenia y Croacia -ya empezaban a regresar al concepto de “patio trasero”- adelantándose a hacerlo. Lo que pasó en Yugoslavia ya lo sabemos.

Alemania ahora intenta forzar la salida de Grecia de la Eurozona. Esa salida, inevitablemente, forzaría la salida de Portugal, que forzaría la salida de Italia, que traería consigo la salida de España. Al final, otra vez, cuando Francia estuviera a solas con Alemania, Merkel podría recuperar su moneda, reforzada durante todos estos años por un mercado único a su servicio y una financiación de sus inversiones gratis al haberla pagado el resto de Europa con la altísima prima de riesgo. Y todo el sueño europeo, que nos ha traído decenios de paz interna después de la terrible primera mitad del siglo XX, regresará a la angustia de los años treinta. No se trata de hacer oscuras predicciones. Se trata de no volver a equivocarnos.

Que Alemania se comporte como ha venido haciendo desde que derrotó a Austria en la batalla de Sadowa a finales del XIX puede entrar dentro de lo comprensible. Todos los países son deudores de su trayectoria (la path dependence en términos de la ciencia política). Europa lo entendió y por eso la ancló en el proyecto comunitario desde la creación en 1951, en el Tratado de París, de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero. Ese año, en la inmediata posguerra, comenzaría igualmente un acuerdo para perdonarle a los alemanes sus deudas de guerra, que culminaría en el Tratado de Londres de 1953. Lo incomprensible es que Europa vuelve ahora a dejar suelta a Alemania. Algo que sólo se entiende por las características de la economía financiera global, que convierte a nuestros países en protectorados de Alemania guiados por un afán colaboracionista que sólo beneficia a las élites que forman parte del 1% que está saqueando la despensa del 99%.

Es el momento de los pueblos. Los que quieren recuperar la capacidad de consumo para reactivar la economía, terminar con el desempleo y reinventar una senda de crecimiento que tendrá que ser respetuosa con la naturaleza. Estar hoy con Grecia es estar con la democracia. Es momento de exigir que la democracia y los derechos humanos estén por encima de la codicia financiera, para que no vuelva a caer la noche sobre Europa. En el caso de España preocupa que los que ayudaron a echar el manto negro sobre nuestro país sean vistos con indulgencia por quienes nos gobiernan. En 1936 Europa no estuvo a la altura y cuando reaccionó en 1939 ya era tarde. Lo que está pasando con Grecia no es ninguna broma. Nos estamos jugando la paz del continente. Ayudemos a Grecia contra los hombres de negro que, en verdad, son los hombres vestidos de pardo y correajes de siempre.

Publicado en Público.es

Kategorien: Attac Planet

El asesinato de Grecia

So, 05/07/2015 - 07:00

Pedro Luis Angostonuevatribuna.es

2015070116445269504

En 1801 el oficial británico Thomas Bruce, que también era conde de Elgin, pidió permiso al sultán otomano que ocupaba Grecia para escarbar –no era otra cosa lo que sabía hacer- en el Partenón y sus alrededores. Guiado por esa codicia tan insaciable como abominable que algunos llaman patriotismo, pergeñó un plan para destrozar el mayor santuario de la civilización grecolatina: La Acrópolis de Atenas. Lejos de organizar una excavación científica para restaurar las dañadas ruinas helénicas, Bruce pensó que lo mejor para preservar aquel incomparable patrimonio de la Humanidad, era robarlo, y se puso a ello. Con la excusa de hacer vaciados y reproducciones de esculturas, pinturas y relieves, el conde de Elgin se dirigió de nuevo al sultán en 1802 para que le diese más tiempo alegando la dificultad de la empresa: En 1803 los primeros frisos del Partenón esculpidos por Fidias salían de Grecia rumbo al domicilio del conde británico, después seguirían otros setenta metros y decenas de esculturas y relieves de otros templos de la acrópolis. Arruinado Elgin por su vida de lujo y desenfreno, en 1830 vendió todo lo expoliado al Estado, quien desde entonces lo expone en una sala del Museo Británico. No se trataban de esculturas que hubiesen aparecido a veinte metros bajo el suelo después de años de arduas búsquedas e investigaciones, no, eran los frisos que el más grande escultor de todos los tiempos, Fidias, hizo por orden de Pericles para el Partenón, que no está situado en la city londinense sino en la sagrada colina de la Acrópolis ateniense; no eran piezas desperdigadas o perdidas en los abismos de la mar océano, sino metopas que estaban en el mismo lugar y en el mismo edificio para el que las hizo el genio ateniense. Aquello fue, y sigue siendo, un expolio incalificable que no ha sido rectificado como manda la justicia, el derecho de gentes y el respeto a la historia. Grecia, a quien debemos la democracia, la filosofía y el arte clásico, fue saqueada por los turcos, después por ingleses y alemanes, más tarde por norteamericanos que dispusieron que los Karamanlis y los Papandreu se turnaran pacíficamente en el poder salvo que los griegos quisiesen el retorno de los coroneles, siempre dispuestos allí también a darlo todo por la patria.

En 1953, Grecia perdonó a Alemania miles de millones de la deuda que el país que dio origen al nazismo ocasionó con la ocupación: Los nazis no sólo arrasaron el patrimonio monumental griego –que hoy sigue estando en los grandes museos de Berlín para sonrojo del mundo- sino que sometieron a la esclavitud a millones de griegos y pusieron toda la economía del país –de acuerdo con la burguesía nativa- al servicio de la causa hitleriana. Cuando hoy el gobierno griego alude a esa deuda o al expolio al que ha sido sometida a lo largo de los últimos dos siglos por las potencias “democráticas” europeas, los gobiernos, las instituciones y los medios regimentales, haciendo gala de un desconocimiento y de una inmoralidad supina, lo tachan de irresponsable, populista y demagógico, cuando lo único que ha hecho es contar lo que pasó y exigir justicia.

Atenas -mal que les pese a los ignorantes que hoy, arrasando Grecia y a los griegos, tratan de dar un escarmiento a quienes seguimos creyendo que la democracia es el gobierno del, por y para el pueblo- está enclavada en ese país, y en ningún otro nacieron Anaxágoras, Empédocles, Anaximandro, Heráclito, Parménides, Diógenes, Herodoto, Demóstenes, Sócrates, Pitágoras, Homero, Sófocles, Platón, Tucídides, Pericles, Praxíteles, Lisipo, Mirón, Cresilas, Polícleto o Fidias. Mientras en Alemania, Suecia, Inglaterra o Francia destripaban terrones y apenas sabían comunicarse con sonidos diferentes a los gruñidos o los golpes, en Grecia inventaban la democracia y creaban una de las cimas de la civilización universal, en muchos aspectos todavía no superada; mientras en la Grecia del siglo VI a.c. Parménides y Pitágoras descubrieron que la tierra era redonda y giraba sobre su eje, en la Europa del Cuatrocientos dominada por la Iglesia seguían hablando del abismo que se abría más allá de las Azores y un poco después, en 1600, quemaban a Giordano Bruno vivo en la hoguera por decir que la Tierra giraba alrededor del sol. Durante más de mil cien años, desde la conversión de Teodosio al cristianismo hasta la aparición de las primeros luces del Renacimiento con Ficino, Ariosto o Picco de la Mirandola gracias a Averroes y los sabios de la Córdoba califal, reyes, nobles, militares y clérigos mantuvieron a su súbditos en la más absoluta de las oscuridades, negando como herejía todo lo que la civilización griega había aportado al mundo. ¿Es Grecia quien debe, o somos nosotros quienes se lo debemos casi todo a Grecia?

Desde el momento en que se supo que Syriza había ganado las elecciones en Grecia, eso que llaman “los mercados” y que no es otra cosa que el fascismo moderno, decidió que el pueblo se había equivocado. Europa era una tierra armoniosa en la que sólo se oía –con esporádicas excepciones en España y algún otro país- el balar silencioso y resignado de los borregos y el grito silente de angustia de los excluidos. Nada importaba que en España hubiesen ganado los neofranquistas, que promoviesen leyes ultramontanas, que devaluaran al país, que fuesen muy obedientes y dóciles con los fuertes y en extremo duros con los necesitados, nada que en Irlanda, país mimado por la UE y EEUU, se hubiese producido una quiebra bancaria sin precedentes, al fin y al cabo también sabían obedecer y callar para seguir viviendo del privilegio que da eximir de impuestos a las transnacionales contra la legalidad europea, nada que Alemania tuviese superávit a costa del déficit de los países mediterráneos, nada que Gran Bretaña se mantuviese fuera del euro para así poder seguir dirigiendo paraísos fiscales desde la city londinense, el problema era que el pueblo griego se había equivocada y había que someterlo utilizando con toda crueldad la fuerza y el chantaje de la Troika. En ningún momento de las negociaciones, ni al principio ni al final, pese a las cesiones que fue realizando el gobierno heleno, hubo voluntad de llegar a un acuerdo por parte de las “instituciones”, el plan era otro. Si aceptamos que Grecia tiene un gobierno democrático –se decían los de la Nomenklatura al servicio del gobierno global corporativo- y que la democracia es un sistema de gobierno legítimo aunque nosotros no necesitemos votos de ninguna clase, mañana tendremos otra Syriza en España, luego otra en Italia, otra más en Francia y quién sabe si en Alemania y el Reino Unido. Hay que cortar el mal de raíz, y la forma de cortarlo es asfixiar y expoliar de nuevo al pueblo griego, cortar cualquier tipo de fluido financiero, permitir que los capitales salgan del país y amenazar con el hambre y el tormento eterno a quienes osen defender a sus pueblos. En pocas palabras, durante los últimos meses hemos asistido a unas negociaciones inexistentes porque según la troika no había nada que negociar, sólo obedecer. El gobierno Tsipras, aún sabiendo las condiciones, cedió hasta poner en peligro su subsistencia sin obtener casi ninguna concesión de Bruselas. Se trataba de hacer saber a todos los pueblos de Europa que la democracia, que las elecciones democráticas sólo tienen valor si ganan quienes aceptan la “doctrina del shock” y el sacrificio de sus pueblos en las aras del Dios Neocon, que no hay alternativa al ordeno y mando, empero, algo diferente hemos aprendido muchos, que esta Unión Europea ha muerto y que Grecia es el camino.

Kategorien: Attac Planet

Libertad, autorrealización personal y Renta Básica Universal

Sa, 04/07/2015 - 18:00

Ernesto Ruiz Uretanuevatribuna

Martín Luther King decía que la solución de la pobreza es abolirla directamente e indicaba que la medida para lograrlo sería la renta garantizada: “Habrá un montón de cambios psicológicos positivos que resultarán de una seguridad económica generalizada. La dignidad del individuo florecerá cuando las decisiones que afectan a su vida estén en sus propias manos, cuando tenga la seguridad de que sus ingresos son estables y ciertos, y cuando sepa que tiene los medios para su autodesarrollo[1]”.

Abraham Maslow gran investigador social se hizo famoso por su pirámide de las necesidades y ya nos decía que sin cubrirse las necesidades básicas no es posible el desarrollo del ser humano. Maslow identificó cinco niveles distintos de necesidades, dispuestos en una jerarquía piramidal, en la que las necesidades básicas o “instintivas” se encuentran debajo y las superiores o “racionales” arriba. Dicha jerarquía piramidal intenta expresar la idea de que las necesidades básicas resultan perentorias respecto de las superiores, que no constituirían auténticos elementos motivadores mientras las inferiores se mantengan insatisfechas. A su vez, según el enfoque de Maslow, cuando un tipo de necesidad queda satisfecha deja de motivar el comportamiento respecto de ese nivel, liberando energía para que la persona se dedique a la resolución de una instancia superior de necesidades respecto de la satisfecha. Por consiguiente, si la persona viera amenazada la satisfacción de un nivel inferior, se dedicaría prioritariamente a éste, postergando la superior.

2015062217153690832El título de ciudadano obliga al Estado a remover todos los obstáculos para garantizar su dignidad y desarrollo como persona. Sin embargo, el Estado neoliberal ha optado  por el arréglate como puedas y por reducir servicios públicos con el único objeto de mejorar los beneficios privados y la acumulación de riqueza, ha concedido a la empresa privada  la provisión pública de servicios, y “ha facilitado así las bajadas de impuestos y los subsidios para intereses selectos, a lo que ha ayudado apelar a la buena voluntad de la gente para llenar el vacío a base de caridad[2]”. Cuando, es de necesidad, que el propio Estado debe implantar “un sistema global de protección social, que debería basarse en la compasión, la solidaridad y la empatía más que en la pretensión de controlar y penalizar a los más desfavorecidos[3]”. La Renta Básica Universal es una herramienta que permite de una forma sencilla otorgar los requisitos mínimos a cada ciudadano para que puedan desarrollar su libertad y autonomía. Sin un derecho como la Renta Básica que ofrece unos mínimos de salida, crecerá sin duda la inseguridad, el endeudamiento y la desigualdad y su existencia, por tanto, se demuestra imprescindible para ejercer los demás derechos.

Nos dice Carlos Rodríguez Braun en el prólogo del libro Contra la Renta Básica de Juan Ramón Rallo que “Lo básico no es la renta. Lo básico es la libertad”. ¿Quién niega la importancia de la libertad en el desarrollo del individuo? Pero la libertad en una comunidad no se consigue en una lucha individual y encarnizada de todos contra todos ya que el resultado termina siendo el contrario del buscado. Se consigue salvando las necesidades básicas del individuo, las necesidades fisiológicas y de seguridad, para que así pueda descubrir otros motivos que le permitan su crecimiento y su vida en armonía con sus semejantes. La libertad es un concepto muchas veces etéreo y boomerang. La RBU, sin embargo, es una herramienta clara y fácil de administrar, aunque requiere la construcción de un ethos basado en los grandes valores de la compasión y la empatía.

Escribe Juan Ramón Rallo en el libro mencionado que “Lo que rechazamos, pues, no es tanto la redistribución de la renta per se cuanto la redistribución coactiva de la misma”. La propiedad, se afirma, es sagrada, pero no hay que investigar mucho para darnos cuenta de que el reparto actual de la riqueza no está basado en los méritos de los poseedores, por contra, en muchos casos ha supuesto la acumulación coactiva de los poderosos extrayéndola de los derechos de los demás.

La RBU imagina un mundo más allá del empleo retribuido y ensalza precisamente la libertad de todos. Por ello “Afirmar que la gente tiene el deber de trabajar implica que tiene la obligación de dedicar su tiempo a servir a los intereses de los demás[4]”, lo que no supone ninguna libertad. Y siempre son “Los pobres [los que] tienen el deber de trabajar para justificar que los ricos les proporcionen un sustento, de beneficencia[5]”. El trabajo puede ser necesario, para el crecimiento económico o por cualquier otra razón. Pero no debería ser un deber. [...] la coacción es divisiva y socava el compromiso con el trabajo, forzando a la gente a hacer un trabajo que no desea hacer y puede que no tenga interés en hacer[6]”.

El capitalismo está lleno de contradicciones y lo que sí ha demostrado es que facilita la desigualdad en la riqueza, en el reparto de la renta y en las oportunidades para competir en régimen de igualdad. Además, tiene la grave tendencia de eliminar puestos de trabajo allí en donde ve la menor posibilidad. Así David Harvey nos llega a decir “No se puede excluir por completo la posibilidad de que el capital pudiera sobrevivir a todas [sus] contradicciones […] pagando un cierto precio. Lo podría hacer, por ejemplo, mediante una élite oligárquica capitalista que dirigiera la eliminación genocida de gran parte de la población sobrante y desechable, al mismo tiempo que esclavizara al resto y construyera unos entornos artificiales cerrados para protegerse contra los estragos de una naturaleza externa que se hubiera vuelto tóxica, inhóspita y devastadoramente salvaje[7]”.

Es verdad que estas palabras nos pueden parecer duras pero sólo hay que mirar con intención de ver para darnos cuenta que la imagen presentada por Harvey ya la estamos viviendo en este mundo globalizado en el que la economía y el interés comercial mandan. “Estamos atrapados en un planeta que pensábamos ilimitado, al que seguimos sin reparar las costuras abiertas del hambre, la desigualdad, la contaminación y el deterioro ambiental, las guerras y la explotación sin piedad de personas y recursos. La inercia de instituciones y poderes que hemos puesto en marcha, espoleadas por el espíritu competitivo y la codicia nos acerca peligrosamente al límite[8]”.

La Renta Básica Garantizada o la Renta Básica lo que pretende es simplemente dar la oportunidad a todos y a cada uno de nosotros de llegar a conocernos y a que busquemos nuestro camino en esta vida. Ya que en un mundo, dónde no todos pueden emplearse, el trabajo remunerado no puede ser el Todopoderoso que decida entre la vida y la muerte, entre vivir desahogado o vivir con penurias. Trabajar es mucho más que el empleo y debiera ser una realidad creativa, de mejora social y no alienante. Por ello Gorz insistía incansablemente que el trabajo, “no es solo la creación de riqueza económica; es al mismo tiempo un medio de autocreación[9].

[1] Standing, Guy (2014: 367-68). Precariado. Una carta de derechos. Capitán Swing.

[2] Ibídem pág. 359

[3] Ibídem pág. 323

[4] Ibídem pág. 259

[5] Ibídem pág. 256

[6] Ibídem pág. 269

[7] Harvey, David (2014:257). Diecisiete contradicciones y el fin del capitalismo. Editorial  IAEN, Quito.

[8] Alegre, Joaco. Economía colaborativa: un salto cuántico. Economistas Frente a la Crisis. 4 junio de 2015.

[9] Harvey, David (2014:263). Diecisiete contradicciones y el fin del capitalismo. Editorial  IAEN, Quito.

Kategorien: Attac Planet

Thomas Piketty afirma que “la salida de Grecia del euro sería el principio del fin”

Sa, 04/07/2015 - 13:00

eldiario.es - EFE

Thomas Piketty afirma que "la salida de Grecia del euro sería el principio del fin".

Thomas Piketty afirma que “la salida de Grecia del euro sería el principio del fin”.

El economista francés Thomas Piketty, autor del exitoso ensayo sobre el incremento de la desigualdad “El capital en el siglo XXI”, aseguró hoy que la salida de Grecia del euro sería “catastrófica” y que la solución pasa por “reestructurar el conjunto de deudas de la zona euro”.

“El plan que han propuesto los acreedores es malo y recesivo. Luego si se trata de saber si el plan es bueno para Grecia, la respuesta es claramente no”, señaló en una entrevista con Efe Piketty (Clichy, 1971).

El impulsor y profesor de la Escuela de Economía de París, cuyo afamado estudio ha vendido desde 2013 más de dos millones de copias en todo el mundo, comprende “que a muchos griegos les tiente el ‘sí’” en la consulta, dadas “la violencia de las amenazas de expulsión” y la “política de asfixia del Banco Central Europeo (BCE)”.

“Mi convicción es que las amenazas no son creíbles. Pase lo que pase en el referéndum, se celebre o no, los países europeos deberán resolverlo volviendo a las negociaciones y aceptando una reestructuración”, agregó el también profesor de la Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales (EHESS) de París.

Piketty se expresa a través de un correo electrónico justo después de que el primer ministro griego, Alexis Tsipras, anunciara que mantendrá el referéndum y que pedirá a sus conciudadanos que voten “no” al plan de los acreedores, aunque no cuestionase la permanencia de Grecia en la eurozona.

“Los que piensan que la expulsión de un país permitiría disciplinar y estabilizar la zona euro son aprendices de brujo. En realidad, la salida de un país haría más frágil el conjunto de la zona. Sería el principio del fin”, añadió Piketty.

El teórico, de 44 años, recordó que en 2012 los dirigentes europeos “habían prometido llevar a cabo una reestructuración de la deuda griega cuando el país se encontrara en situación de excedente presupuestario primario”, es decir, antes del pago del servicio de la deuda.

Pero “en 2014 traicionaron su promesa”, lo que “condujo a la caída del gobierno en diciembre y a la llegada de Syriza al poder en enero de 2015″.

“Desde hace seis meses, los dirigentes europeos se niegan a poner esa cuestión sobre la mesa y mantienen que el objetivo de excedente primario para Grecia será del 4 % del producto interior bruto (PIB) a partir de 2017-2018 y en las próximas décadas. Todo el mundo sabe que no es realista, pero se niegan a hablar. Es una pena”, agregó.

Sin embargo, las consecuencias “de un ‘Grexit’ (salida de Grecia del euro) serían tan catastróficas” que Piketty cree “en un final feliz” y propone dos remedios para que la situación financiera del país heleno y del conjunto de sus socios de la eurozona se recupere.

“Primero, hay que convocar una conferencia sobre la deuda que permita reestructurar el conjunto de deudas de la zona euro”, aseguró el economista, cercano al Partido Socialista (PS) francés aunque crítico con el presidente de Francia, François Hollande, en parte por no lograr una solución europea para el problema griego.

Piketty, que redactó su tesis doctoral sobre la redistribución de la riqueza en la London School of Economics (LSE) y a los 22 años era docente del Massachusetts Institute of Technology (MIT), pidió que no se soslaye que “Europa se construyó sobre el olvido de las deudas públicas del pasado, antes de invertir en el futuro”.

“Alemania, el país que no ha pagado sus deudas en el siglo XX, haría bien en recordarlo e inspirarse”, lanzó.

Como segunda medida, Piketty aboga por crear “una cámara parlamentaria de la zona euro, constituida por representantes de los parlamentos nacionales, en proporción de la población de cada país”.

Ese parlamento, según la misma teoría, tendría por misión “regular de manera democrática la elección del nivel de déficit y de inversión pública y supervisar la unión bancaria y el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE)”.

“La crisis ha mostrado la opacidad y la ineficacia de las instituciones europeas actuales”, concluyó.

Kategorien: Attac Planet

Grecia y Argentina, similitudes y diferencias

Sa, 04/07/2015 - 09:00

Julio Gambina – Consejo Científico de ATTAC España

Es común que en los análisis de la situación actual de Grecia se remita a la realidad de Argentina en el 2001. Sin embargo conviene ver las diferencias y precisar las consideraciones para pensar en superar los problemas que asume el pueblo griego, incluso el argentino.

Impago a privados o al FMI

Argentina en diciembre del 2001 declaró la cesación de pagos de la deuda en manos de tenedores de bonos públicos y mantuvo en situación regular los pagos a los Organismos Internacionales. La Argentina nunca estuvo en cesación de pagos con el FMI u otros organismos internacionales. Es más, casi la mitad de los bonos en cesación de pagos estaban en manos de los fondos de pensión, las AFJP, que administraban los aportes previsionales de las/os trabajadoras/es.

Grecia, el 30 de junio decidió incumplir un pago al FMI por lo que está en MORA y no en cesación de pagos. El proceso administrativo del FMI para llegar al default griego llevará un par de años. El incumplimiento griego es con el FMI, mientras que la Argentina incumplió el pago a los tenedores privados de la deuda pública. Claro que el FMI está asociado a la autoridad política de la Eurozona y al Banco Central Europeo, la denominada Troika.

Insistamos, en el caso de Argentina se incumplió con acreedores privados, mientras que Grecia lo hace con Organismos regionales y mundiales.

Esa es la razón del gran escándalo con el presente griego. Los impagos con inversores privados se reconocen el riesgo, pero incumplir con el gobierno del sistema financiero mundial y el de una de las regiones del capitalismo desarrollado es otra cosa.

Los privados pueden ir a juicio y de hecho, el conflicto de la Argentina hoy se circunscribe al 7% de la deuda impaga en 2001, con demandas ante la justicia de Nueva York. El poder de la troika no admite la indisciplina de un miembro y es más, ni siquiera tiene contemplado en sus normas qué hacer, pues ni expulsar a un país indisciplinado está contemplado en la normativa de la Unión Europea o la Eurozona

Origen y proceso de la deuda

Veamos otras diferencias. El origen de la deuda pública de Argentina provenía desde el acrecentado volumen de deudas en tiempos de la dictadura (1976.1983), incluida la estatización fraudulenta de la deuda externa privada. En tiempos constitucionales y en sucesivas reestructuraciones de la deuda, los bancos privados, principalmente extranjeros, canjearon préstamos por títulos que se diseminaron por el mercado mundial. Como señalamos, parte importante de esos bonos quedaron en manos de los fondos de pensión, administrados por la privatización previsional entre 1994 y la re-estatización en 2009.

Mientras que en Grecia, el problema deviene de la forma de resolución de la crisis del 2007/2010, la que encontró salida en el rescate de la troika a los bancos expuestos en Grecia. A cambio de ello se explica el fuerte endeudamiento deliberado del Estado, el que hoy se manifiesta como imposibilidad de pago.

En Argentina los privados transfirieron su deuda al Estado Nacional, mientras los Bancos expuestos con créditos incobrables del Estado Nacional los canjearon por títulos públicos vía Plan Brady en 1992. Nicholas Brady era el Secretario del Tesoro de EEUU por esos años, algo así como el Ministro de Economía de la potencia imperialista.

Por ende, el Estado Nacional de la Argentina estatizó la deuda privada y facilitó el salvataje de la banca transnacional para transferir a inversores privados un riesgo que se expresó en menos de 10 años, entre el canje de 1992 y la crisis de impago del 2001. Una verdadera estafa que liberó a los bancos transnacionales, responsables del endeudamiento ilegitimo, ilegal, insostenible y odioso asumido en tiempos de la dictadura genocida.

Si observamos la situación en Grecia del 2010, nos encontraremos con un despliegue de la crisis con especial afectación a bancos expuestos a créditos incobrables. De ahí el millonario rescate destinado al salvataje de los bancos, vía transferencia del problema a manos del Estado griego, que desde entonces, para pagar, renovar e incrementar la asistencia crediticia y cumplir con los vencimientos de la deuda pública asumida viene ejecutando un brutal ajuste sobre trabajadoras/es y el conjunto del pueblo.

Auditoría y referéndum

Ese ajuste fue enfrentado con movilizaciones callejeras y demandas de cambios profundos, estado de situación que permite explicar la llegada al gobierno de SYRIZA en alianza con ANEL, más allá de considerar el cumplimiento de ese programa a pocos meses de asumido el gobierno de coalición. El programa electoral anunciaba la confrontación al ajuste ejercido hasta comenzado el gobierno actual en enero del 2015. Hasta ahora, a mediados del 2015 se transitó el camino de la negociación con la troika. Ahora aparece la novedad del impago al FMI y la convocatoria al referéndum para el que pueblo decida el ajuste o no, anunciando el gobierno la campaña por el no.

Vale incluir en el análisis que el pasado 17 de junio se expidió la Comisión parlamentaria de la Verdad sobre la Deuda Griega, descalificando el proceso desde el 2010 hasta al presente, validando de hecho el impago y coincidiendo con demandas al interior de Grecia e incluso de la minoría del Partido de gobierno (la plataforma de izquierda) por suspender los pagos en forma unilateral, sin negociación ni asistencia de la troika.

Esa es otra de las diferencias. El impago griego está asociado a una Auditoría de la deuda. Es recién ahora un proceso encarado por la Argentina, tras negar la necesidad de la misma por más de 30 años de gobiernos constitucionales. La auditoría y la consulta popular son diferencias entre una situación y otra. La primera confirma la estafa y la segunda libera la potencia de la soberanía popular.

Una expectativa es que la Comisión bicameral de la Argentina asuma el Juicio Olmos, que en pocos días cumplirá 15 años de una sentencia que denuncia los fraudes por deuda entre 1976 y 1983, más cuantiosas causas en la Justicia de la Argentina contra los fraudes en tiempos constitucionales. Pero también podemos demandar la consulta al pueblo de la Argentina para terminar con el cáncer de la deuda.

Lo común

Es el corralito, medida desesperada al final de la convertibilidad y 5 años de recesión profunda en la Argentina entre 1998-2002 para ganar tiempo en la imposición de mayor ajuste, pero con un pueblo movilizado que desató las jornadas del 19 y 20 de diciembre del 2001 y reabrió un ciclo inconcluso en la disputa por organizar un nuevo modelo productivo y de desarrollo. La pesificación asimétrica con fuerte costo para las/os trabajadoras/es fue la resurrección capitalista que hoy vuelve a discutirse para definir las fracciones beneficiarias del poder capitalista.

Grecia acude a las mismas restricciones bancarias y no puede devaluar como la Argentina, ya que está prisionera del euro. Solo puede hacerlo desconociendo la subordinación que impone la Europa Unida al mando del capital concentrado. Además, Grecia no tiene la coyuntura de los precios internacionales que favoreció la recuperación Argentina entre 2002 y 2013 y menos las ventajas de una demanda mundial de materias primas. Solo tiene, quizás, el turismo como fuente destacada de apropiación de divisas.

El problema no es la deuda en sí misma, sino el orden capitalista, que utiliza a la deuda como mecanismo de chantaje a los pueblos de Grecia y de Argentina.

No alcanza con el impago, ni aquí ni allá, lo que hace falta es ir contra el sistema de la deuda y el capitalismo para crear las condiciones de posibilidad para un orden económico social sustentado en la satisfacción de las necesidades sociales y no en la obtención de ganancias, la acumulación y la dominación.

Con el sistema de la deuda ganan las transnacionales, incluidos los bancos y especuladores privados o institucionales; que al acumular esas ganancias intervienen más aún en la regulación de los Estados capitalistas y el sistema mundial para favorecer el sostenimiento de la seguridad jurídica de los inversores capitalistas.

Son en definitiva mecanismos para la reproducción de la dominación que recrea las condiciones de la explotación de las/os trabajadoras/es, el saqueo de los bienes, la depredación de la naturaleza y la condena a la vida miserable de los pueblos.

En Grecia y en Argentina resulta imprescindible organizarse y luchar contra el flagelo de la deuda y sus consecuencias en la afirmación del orden y la lógica del capital. Por eso, más allá de los comodities y los precios internacionales, la devaluación o las cesaciones de pago, lo que importa es la organización y lucha para pensar en otro orden, no capitalista, con el eje en la soberanía de los pueblos. La solidaridad con el pueblo de Grecia es hoy sustancial y puede reanimar la expectativa de cambio político que alumbró el Siglo XXI en Nuestramérica.

Buenos Aires, 2 de julio de 2015

Publicado por

Kategorien: Attac Planet

La crisis en Grecia, el fracaso del euro y el mito de la unidad europea

Sa, 04/07/2015 - 07:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

650_1200

Si algo ha dejado en claro la crisis griega es el absoluto fracaso de la moneda única europea y de los planes para diluir este fracaso por parte de la troika. En este sentido Angela Merkel y Christine Lagarde son la crónica falaz de una Europa que no ha logrado afianzar los principios solidarios y camina directo al despeñadero. Tras cinco años de dimes y diretes en los que Grecia se ha humillado obedeciendo los dictados de Merkel y Lagardé, la situación griega es mucho peor que al principio y sin ninguna vía de salida. El 30 por ciento de la población griega vive en la miseria mientras el 20 por ciento de la población padece de hambre. La compra de alimentos ha caído en un 28,5 por ciento, y así y todo la troika quiere subir el iva a los alimentos. El desempleo se ubica en el 25 por ciento y llega al 60 por ciento entre los más jóvenes. Más de un millón de personas han perdido su trabajo en estos cinco años de sumisión a la dictadura de la troika. La tasa de suicidios ha aumentado un 45 por ciento, y la situación griega empeora minuto a minuto.

Los problemas de Grecia son de larga data y a lo largo de la crisis ni la troika ni Alemania han hecho algo para aliviarlos. Al contrario, las políticas implantadas desde 2010 solo buscaron aliviar la presión de la banca, agudizando los problemas sociales. Como hemos afirmado desde el estallido de la crisis, Grecia tiene una deuda que es matemáticamente impagable. De ahí que los planes para que Grecia pague su deuda no dejan de ser ingenuos, arrogantes e irrisorios. Merkel y Lagardé no solo han dado muestras de nulo humanismo e insano salvajismo, sino también de un avanzado desconocimiento en temas económicos. Ahora están dando muestras de que la democracia tampoco les interesa. Merkel cierra el puño y promete un golpe de estado contra el gobierno griego. Hoy no se requieren ejércitos para derrocar gobiernos. Basta con cerrar la Asistencia de Liquidez de Emergencia (ELA) del Banco Central Europeo.

El crimen se cometió en 2010

Desde el año 2010 el FMI y Alemania saben que Grecia nunca podrá pagar su deuda. Lo reconoció Phillipe Legrain, ex asesor del ex presidente de la UE, José Manuel Durao Barroso. Para Legrain, el crimen original fue cometido hace cinco años, cuando se hizo evidente que el país era insolvente; que a su deuda había que aplicarle amplios recortes, que el saldo final de la deuda debía reestructurarse totalmente, y que estas acciones no solo eran necesarias sino también justas porque los prestamistas habían incurrido en la imprudencia de riesgos excesivos. Sin embargo, Dominique Strauus-Kahn, a la sazón director del FMI, no quiso complicaciones y generó el mayor préstamo de la historia al país Heleno. Todos estaban subsumidos en la idea de que la crisis era temporal y tenía fácil solución. Strauss-Kahn no quiso complicaciones porque ansiaba convertirse en presidente de Francia, para lo que en 2010 tenía el camino despejado. Las palabras de Legrain han sido rescatadas por James Galbraith y Vicenç Navarro, y dan cuenta de tópicos hasta hoy desconocidos de la crisis del euro.

Esto indica que a cinco años de haberse esclarecido el crimen original de la economía Helena, que tuvo toda la complicidad de la banca europea, la troika no ha hecho nada para salir del pantano en que está sumergida. Solo ha sabido exigir austeridad, recortes y más austeridad, asfixiando al pueblo griego y sumergiéndolo en una recesión de largo alcance, con pérdidas que han debilitado todo el entorno europeo. Y todo, por rescatar a los bancos alemanes y franceses que fueron los que más especularon con los préstamos. La troika ha sometido a Grecia a la esclavitud de la deuda mediante el chantaje y la extorsión. Lejos de buscar el alivio, Merkel y Lagardé quieren exprimir al pueblo griego y ante este abuso se ha levantado Alexis Tsipras en su llamado a referéndum.

La Troika presiona al choque de fuerzas

La crisis en Grecia, después de años de austeridad y miseria, ha llegado a su punto de no retorno que pondrá en juego la peligrosa fuerza del poder económico de la troika, con la fuerza del pueblo griego que ya ha tenido suficiente castigo. La troika buscará destruir al gobierno de Syriza para dar una lección a todos los gobiernos que vayan en contra de sus dictados. El pueblo griego ha luchado heroicamente pero necesita un liderazgo claro y audaz sin las vacilaciones que hasta el momento ha tenido el gobierno de Tsipras. Pare Grecia, puede ser el mejor momento de abandonar su relación con la moneda única. Como indica Wolfgang Munchau en Financial Times (traducción aquí), a corto plazo los costos para Grecia sería enormes, mientras para el resto de Europa serían despreciables. Pero al largo plazo, la salida de Grecia de la moneda única permitiría al país superar la crisis demostrando y confirmando que “hay vida después del euro”. Esto alentaría a otros países como Italia, España y Portugal, a salir de la moneda única desmembrando a una Europa que ha carecido de unidad, solidaridad y justicia social. Prueba de esto es el vergonzoso aumento de la desigualdad en los países europeos y el alto desempleo que ha llevado a la miseria a más de 30 millones de personas.

Las políticas de austeridad no han terminado con la crisis sino que la han profundizado. La experiencia de Grecia demuestra la lógica del sistema donde las grandes crisis terminan siendo transferencias de los trabajadores y las clases medias a los más ricos. La troika, en Grecia, no ha cesado de pedir recortes hasta asfixiar al país e inmovilizar al gobierno. Prueba de ello es que los pensionistas, que son la principal fuente de ingresos para casi la mitad de las familias griegas, han visto una caída del 61% en sus pagos de pensiones. Antes del estallido de la crisis en 2008 las pensiones griegas eran muy generosas. En algunos sectores, las pensiones podían ser el 100% del sueldo final, con algunos trabajadores que se jubilaban a los 50 años. Esto siempre lo supo la Unión Europea y el FMI. Asi como también se sabía que más del 20 por ciento de los griegos son mayores de 65 años, el promedio de edad más alto de Europa. Esto era así cuando Grecia entró al euro, y nadie puso reparos. Tras el estallido de la crisis la “generosidad” de las pensiones se ha revertido en forma brutal y las pensiones son hoy un tercio de lo que eran hace ocho años. Así y todo, una de la imposiciones de la troika a Grecia la semana pasada era por aplicar nuevas reducciones a las pensiones.

Destrucción de la salud y el sector público

Si el tema de las pensiones es relevante es porque casi la mitad de los pensionistas viven por debajo de la línea de la pobreza, con menos de 665 euros al mes. La pobreza alimentaria está empeorando la salud de las personas y la tasa de muerte fetal ha llegado al 21% mientras la mortalidad infantil ha aumentado en un 45 por ciento. Las tasas de tuberculosis se han duplicado mientras la malaria ha resurgido después de casi medio siglo de haber sido erradicada del país. Como la atención de salud es financiada por el seguro de trabajo, cuando las personas pierden su trabajo también pierden su atención médica. Los recortes presupuestarios en la financiación estatal han obligado al cierre de hospitales y esto ha destruido la asistencia sanitaria y la economía de los servicios de salud. Miles de médicos han abandonado el país y los que siguen reciben un sueldo de unos 12.000 euros al año. Muchas de las clínicas y hospitales ahora dependen de voluntarios y médicos que trabajan a cambio de nada. Pero necesitan insumos y equipamiento de los que Grecia carece.

Esta forma de destrucción del sector público fue implantada en Grecia por el Fondo Monetario Internacional y seguida a pie juntillas por los gobiernos de Papandreu, Papademos y Samaras. Estos gobiernos, que contaban con el beneplácito de la troika (Papademos fue impuesto por Ángela Merkel), mantuvieron la senda de la corrupción en los altos niveles con el clientelismo político y los sobornos para ocultar el descontento social. Ni en Papandreu ni en Papademos ni en Samaras hubo signos veraces de modernización y justicia social, solo devastación y barbarie… avalados por la troika y Jean Claude Juncker que este lunes tuvo el cinismo de decir que “La UE jamás ha pedido a Grecia reducir sus pensiones”. Pero la realidad, aunque pese a Juncker y su mala memoria, es que ahora Grecia vive de los comedores sociales y de las clínicas de caridad.

Los cambios que el mundo necesita

Por eso llegó Syriza al poder en enero de 2015, un gobierno enfocado en realizar los cambios que Grecia necesita, no para satisfacer los deseos de la UE, sino las necesidades de su propio pueblo. Alexis Tsipras, el primer ministro griego, desde un principio dijo que “No está en nuestros planes abandonar el euro”, dado que éste es un tema que, al menos en el corto plazo, provocaría un pánico innecesario en Europa que podría revivir la escalada de colapsos financieros desatada tras la quiebra de Lehman Brothers. Este punto, sin embargo, no lo toma en cuenta la Troika, que apuesta sin más por presionar a Grecia y mostrar a todo el mundo su barbarie política y económica.

Sin embargo, desde la llegada de Syriza Grecia sufre una asfixia económica sin precedentes por parte del Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, con el objetivo de doblegar el interés del Gobierno de poner fin a la austeridad y restaurar la prosperidad y la justicia social en el país. La troika exigió a Grecia el respeto de los acuerdos que tomaron los gobiernos anteriores, cuyas políticas económicamente ineficaces y socialmente desastrosas fueron rechazadas mayoritariamente por el pueblo griego, que decidió votar por Syriza en enero de este año. De ganar el “NO” (OXi, en griego), en el referendo de este domingo, Grecia dará un golpe frontal a las devastadoras y brutales políticas implantadas por Ángela Merkel y Christine Lagardé.

El Blog Salmón

Kategorien: Attac Planet

ATTAC Acordem: Concentració i vigília per Grecia aquest cap de setmana

Fr, 03/07/2015 - 19:54

Nosaltres amb Grècia

Concentració unitària, divendres 3 de juliol a les 20 h. Passeig de Gràcia, 90, davant les oficines de la UE.

Vetlla per Grècia, dissabte 4 de juliol a les 21’30 h. a la Plaça Sant Jaume.

queesfotilatroika_REDUX

Kategorien: Attac Planet

Comunicado de ATTAC España de apoyo a Grecia

Fr, 03/07/2015 - 19:41

Mediante este comunicado, ATTAC España se suma a la ola de solidaridad europea con el pueblo griego y con el gobierno de Syriza

logoattacchapaAnte el chantaje y los ultimátums que el FMI, la Comisión Europea y el Banco Central Europeo (la “Troika”) están lanzando contra Grecia, ATTAC España quiere expresar su reconocimiento y apoyo al gobierno legítimo de Syriza. Consideramos que la difícil labor negociadora que están llevando a cabo, en solitario y contra los poderes financieros y políticos internacionales, es fiel con el mandato democrático que recibieron en las elecciones celebradas el pasado 25 de enero, y en las que estuvo cerca de obtener la mayoría absoluta.

Este próximo 5 de julio, la ciudadanía griega volverá a votar. Desde ATTAC España apoyamos la NO ACEPTACIÓN de las condiciones austericidas que pretende imponer la Troika, y animamos a la ciudadanía griega a continuar por la senda de dignidad que se abrió en las elecciones de enero. Syriza es una guía para los pueblos de Europa que pretenden dejar de estar sometidos a la dictadura de los mercados financieros.

Austericidio neoliberal

Como en anteriores comunicados, ATTAC España denuncia el ataque económico que lleva sufriendo el pueblo griego desde el inicio de la crisis. Las consecuencias de este ataque se traducen en altos niveles de paro y pobreza, con un sector público desmantelado. Los datos macroeconómicos resultantes del estrangulamiento financiero al que ha sido sometida Grecia muestran caídas propias de países en guerra. Las políticas de austeridad no han servido para revertir la situación, y la ingente deuda en que ha incurrido el país no ha sido útil para mejorar las condiciones del pueblo griego sino, en su mayor parte, para salvar los balances de la gran banca.

Desde dentro, han sido las políticas de reducción del estado las que han agravado esta situación. Medidas, por cierto, auspiciadas por los mismos agentes políticos y financieros que ahora exigen la profundización en los recortes sociales. Hace unos años, el actual director del BCE y el anterior gobierno heleno manipularon la contabilidad para engañar tanto a la ciudadanía griega como al resto de países europeos. Esta circunstancia se encuentra en el origen de la crisis actual, que paradójicamente pretende ser resuelta por los mismos agentes que la han provocado.

En ATTAC tenemos un compromiso claro con la democracia y con la dignidad y soberanía de los pueblos. Grecia es un caso claro de cómo los poderes financieros someten a los gobiernos democráticos, una situación que solo puede ser revertida con una ciudadanía empoderada y poseedora de información veraz. Para este efecto, creemos que un instrumento como la Auditoría de la Deuda está siendo útil para desenmascarar la injusta realidad de la deuda griega y, por tanto, para rebatir todas estas falsedades que pretenden condenar al pueblo griego a pagar por los errores de la gran banca.

Manipulación mediática

A este ataque económico se suma el ataque mediático de los últimos meses, cuyo único objetivo es acabar con el gobierno legítimo de Syriza. Desde ATTAC España también queremos denunciar este sinfín de informaciones falsas e interesadas y defender la democracia de un pueblo que ha optado por la dignidad, en vez de por arrodillarse ante los poderes financieros.

Este ataque mediático tiene, además, otros objetivos no declarados, como extender el miedo en la sociedad europea para evitar que haya cambios similares en otros gobiernos. En especial, estos ataques se centran en España, donde en noviembre se abre la puerta a que el pueblo elija un gobierno que luche por el bien del pueblo y no por el enriquecimiento genocida de los poderes financieros.

 

Otra Europa Es Posible

Kategorien: Attac Planet

El terrorismo financiero contra Grecia

Fr, 03/07/2015 - 13:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Estamos hoy viendo un ataque frontal del capital financiero, hegemonizado por el alemán, y vehiculado primordialmente a través del Banco Central Europeo (BCE), en contra del pueblo griego, ataque que intenta evitar cualquier atisbo de rebelión frente a las políticas de austeridad que están destruyendo el bienestar de las clases populares de todos los países de la Eurozona y muy en particular de Grecia, cuyo gobierno Syriza ha sido el primero en decir “BASTA YA” frente a lo que no hay otra manera de llamarlo como terrorismo financiero (ver el libro del Profesor Juan Torres y yo, titulado Los amos del mundo, las armas del terrorismo financiero). Es en estos momentos cuando hay que entender el contexto político e histórico de lo que está ocurriendo, comenzando por las semejanzas existentes entre lo acontecido en Grecia ahora con lo que sucedió en España en el año 1936.

España 1936, Grecia 2015

Existen momentos en la historia de Europa en los que la lucha por la justicia social y por la democracia en un país es también la lucha por la justicia y por la democracia para todos los países del continente europeo. La lucha, mal llamada Guerra Civil en España (entre 1936 y 1939), fue un ejemplo de ello. En el territorio español, un golpe militar en nombre de las minorías que controlaban el país, tuvo lugar el 18 de julio del año 1936, con el apoyo de las tropas nazis alemanas y fascistas italianas, frente a la gran mayoría de las clases populares de los distintos pueblos y naciones de España, que resistieron tal golpe heroicamente durante más de tres años, con escasa ayuda militar de los países gobernados por partidos que se autodefinieron como demócratas, mostrando una gran traición a los principios democráticos que decían sostener.

La derrota de las fuerzas democráticas españolas significó también la derrota de la democracia en la Europa Occidental con la victoria del nazismo y del fascismo en muchos países de aquella Europa, iniciándose la II Guerra Mundial. Y en España, aquella victoria significó el inicio de un régimen dictatorial que se caracterizó por su enorme brutalidad (por cada asesinato político que cometió Mussolini, el dictador Franco cometió 10.000, según el mayor experto en el fascismo europeo, el profesor Malefakis, de la Universidad de Columbia en la ciudad de Nueva York) y que impuso un enorme retraso económico, político, social y cultural en  España. En 1936, España e Italia tenían semejante nivel de desarrollo económico. En 1978, fecha en la que terminó aquel horrible régimen dictatorial, el PIB per cápita español era solo el 62% del italiano. Este fue el coste económico de tal régimen.

¿Qué está pasando en Grecia?

Salvando las diferencias que existen en cada hecho histórico, lo cierto es que en Grecia hemos estado viendo una situación semejante, en que la lucha por la justicia social y por la democracia en aquel país es la lucha por la justicia social y por la democracia en todos los países de la Europa Occidental. La pervivencia de la justicia social y de la democracia en los países de la Unión Europea se está jugando hoy en aquel país. Su derrota limitará enormemente, hasta anularlas, tanto la una como la otra, completando un proceso que se inició hace años con la construcción de un sistema de gobierno de la Eurozona, dominado por el capital financiero (hegemonizado por el alemán), que, en una coalición de las minorías gobernantes en cada país, han estado agrediendo al pueblo griego, destruyendo el 25% de su riqueza nacional o PIB, con el desmantelamiento de su ya escaso Estado del Bienestar, saqueándolo, robándole sus propiedades y atacando a sus clases populares, y muy en particular a su clase trabajadora, asalto que se ha estado realizando en colaboración con las élites corruptas y antidemocráticas que han gobernado Grecia durante muchísimos años. Este ataque (y no hay otra manera de definirlo) se ha llevado a cabo en alianza con las minorías que representan a las clases dominantes de los países miembros de la Unión Europea, siendo un aliado importante en esta lucha de clases que está teniendo lugar a nivel continental, las élites corruptas gobernantes del Estado español, herederas de las que dominaron la dictadura fascista en España.

La rama política de este capital financiero –los partidos conservadores y liberales, con la inestimable ayuda de los partidos socioliberales- (que todavía tienen la osadía de autotitularse socialdemócratas, tras haber abandonado cualquier atisbo de parecerse a tal tradición política), han establecido una dictadura en la Unión Europea que ha estado imponiendo políticas sumamente impopulares que carecían de mandato popular (pues no estaban en sus programas electorales), alcanzando su máximo desarrollo en Grecia. Hoy, la riqueza destruida en aquel país, todavía pobre en Europa, es mayor que la riqueza destruida en Francia y en Alemania durante la I Guerra Mundial. Sus pensiones y sus servicios públicos del Estado del Bienestar están siendo diezmados, y los convenios colectivos que defienden al mundo del trabajo están siendo enormemente debilitados, todo ello como consecuencia de las políticas neoliberales impuestas por el establishment neoliberal europeo que controla el gobierno de la Unión Europea y de la Eurozona, con la asistencia del Fondo Monetario Internacional. Es un ejemplo más del terrorismo financiero que es tan dañino como el terrorismo militar, y que es mucho más extenso.

El objetivo político del establishment europeo es destruir cualquier rebelión frente a esta d¡ctadura financiera

Lo que está ocurriendo hoy es el intento de destruir a Syriza, el primer gobierno que, representando los intereses de las clases populares, ha intentado parar tanta barbarie, rebelándose frente a las políticas públicas de austeridad, tal como le mandó  el pueblo griego. Como he indicado en artículos anteriores, lo que la dictadura financiera quiere es no expulsar a Grecia del euro, sino expulsar a Syriza del gobierno. Y cuenta para ello con la clase política griega, corrupta hasta la médula, que controla la gran mayoría de los medios de información y persuasión de aquel país, como también ocurre en España.

Grecia ha sido la mayor víctima de este sistema terrorista que se está aplicando en la Eurozona, causando el mayor desastre social que se conoce en la Europa Occidental desde 1945. De ahí la urgencia y necesidad de ayudar a las fuerzas democráticas griegas, saliendo a la calle, enfrente de las delegaciones de la UE en España, para mostrar el rechazo hacia este terrorismo. La Europa que era el sueño de la resistencia antifascista durante los años de clandestinidad es ahora, una pesadilla, como consecuencia del deterioro tan marcado de la democracia y de la solidaridad, resultado de aquel terrorismo financiero que domina hoy este continente.

¿Qué está pasando en estos momentos?

Como era de esperar, la mayoría de los medios de gran difusión en España, altamente financiados por el capital financiero, han responsabilizado de lo que está ocurriendo nada menos que a la víctima de tal terrorismo. Frente a tanta mentira, es importante señalar:

1. La enorme necesidad y urgencia de responder a tanta falsedad, denunciando a los medios por falsificar la realidad, tanto de lo que ha estado ocurriendo como de lo que ha pasado estos días.

2. Que el Banco Central Europeo (BCE), que ya mostró su hostilidad hacia el gobierno Syriza solo dos días después de ser elegido, ha amenazado con destruir el sistema bancario griego cerrando toda transferencia a sus entidades bancarias.

3. Que las exigencias de las Instituciones Europeas (formado por, además de lo que se había llamado la Troika –el BCE, la Comisión Europea y el FMI-, el Eurogrupo), que incluyen el pago de la deuda, son un ataque frontal a la supervivencia de Grecia, pues es imposible que se pague tal deuda y a la vez reactivar la economía griega. Tales demandas han llegado a niveles escandalosos, como exigir que haya una reducción de las pensiones públicas que signifique un recorte equivalente a un 1% del PIB, a la vez que las mismas instituciones se oponen a la demanda de Syriza de aumentar los impuestos a las clases más pudientes, vetando también un gravamen a los grandes yates de tales clases.

4. Que la aplicación de las políticas de austeridad ha causado un auténtico desastre social y económico, generando a la vez un aumento y no una disminución de la deuda pública, de la cual solo se han beneficiado los bancos extranjeros, y muy en particular los alemanes y franceses, pero también los españoles.

5. Que cuando estos bancos estuvieron en riesgo de perder sus enormes beneficios generados por los intereses que Grecia estaba forzada a pagar, y que no podría pagar, fueron los gobiernos de la Eurozona los que les rescataron, bajo la falsa excusa de que intentaban ayudar a Grecia.

6. Que han sido las instituciones del establishment europeo, que desde el primer día del gobierno Syriza mostraron una enorme rigidez, las que han ignorado las demandas de este gobierno, que no eran ni más ni menos las que se habían permitido al Estado alemán cuando su deuda le estaba ahogando. En estas condiciones se hizo una quita de un 50% de la deuda pública alemana y se condicionó el pago del resto de la deuda al crecimiento de la economía alemana. Las instituciones del establishment europeo sistemáticamente se opusieron, e incluso se negaron, a considerar esta alternativa que había señalado el gobierno Syriza.

7. Que el BCE, en alianza con la clase corrupta dominante en Grecia, que controla la mayoría de los medios de información, está intentando que estos días, antes del referéndum del próximo fin de semana, haya un caos en la situación financiera griega, a fin de movilizar la oposición al gobierno Syriza en el referéndum, con la intención de conseguir lo que siempre desearon, echar a Syriza del gobierno.

8. Que la derrota de Syriza será una derrota de la lucha contra la austeridad en la Eurozona. Syriza no tenía ninguna otra alternativa a hacer lo que ha hecho, pedir la opinión del electorado griego, pues Syriza fue escogido para terminar con las políticas de austeridad. Si las instituciones europeas no le dejan hacer lo que prometió es una muestra más de su compromiso y coherencia democráticos el que Syriza considere necesario pedirle al pueblo griego que decida si acepta los cambios sugeridos por el establishment europeo o si desea que el gobierno desobedezca tales propuestas.

9. Que todo lo que está pasando en Grecia afecta directamente a las clases populares de todos los pueblos y naciones de España. De ahí que el gobierno Rajoy haya sido el mayor aliado en el Eurogrupo, del Ministro de finanzas alemán -el halcón del Eurogrupo-, pues dicho gobierno español ha sido de los que han llevado a cabo tales políticas de austeridad con mayor dureza, presentándose como el modelo a seguir en la Eurozona. El tsunami político ocurrido en este país en las últimas elecciones municipales ha asustado a ese establishment neoliberal que gobierna la Eurozona, contribuyendo a aumentar su rigidez negociadora, pues quieren, por todos los medios, que Syriza fracase. Intentan así asustar a la población española, cada vez más asqueada con las políticas neoliberales promovidas por el establishment español (y aquí en Cataluña, por el establishment catalán) y sus medios de información y persuasión. El miedo es, una vez más, la estrategia seguida por la estructura de poder ante el número creciente de ciudadanos que quieren tomar el control de su presente y futuro. De ahí el enorme temor de que la ciudadanía sea consciente de que se pueden cambiar las realidades que le oprimen si se organiza para ello. Y esto es lo que el establishment neoliberal europeo no puede permitir. Así de claro.

Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y ex Catedrático de Economía. Universidad de Barcelona

Publicado en Público.es
vnavarro

Kategorien: Attac Planet

¿Están subiendo los salarios en España?

Fr, 03/07/2015 - 09:00

Eduardo Garzón Espinosa – Consejo Científico de ATTAC España

El gobierno, algunos analistas y muchos tertulianos afirman que los salarios comienzan a subir en España porque el coste salarial ha aumentado un 1,4% el primer trimestre de 2015. En este vídeo analizamos en qué medida esta afirmación es cierta.

Saque de Esquina

Kategorien: Attac Planet

Economía para la Ciudadanía – T5 – Grecia

Fr, 03/07/2015 - 07:02

ATTAC Sevilla

Programa número 192 elaborado por ATTAC Sevilla y Radiópolis y emitido en Onda Local de Andalucía. Hoy iniciamos el programa hablando sobre la entrada en vigor de la ley Mordaza y lo centramos en analizar la situación de Grecia con el economista y miembro del Consejo Científico de ATTAC España, Eduardo Garzón.

Escuchar audio podcast

Kategorien: Attac Planet

La crisis de Grecia, negocio para fondos buitre

Fr, 03/07/2015 - 07:00

Juan Hernández Vigueras - Consejo Científico de ATTAC España

Mientras prosiguen las negociaciones entre el gobierno griego de Syriza y la Troika (denominación ahora abandonada como concesión al nuevo interlocutor), la incertidumbre política sigue siendo fuente de negocios lucrativos en el casino financiero global, que amparan las instituciones europeas y el FMI (EEUU).

Bajo el rótulo “Los inversores buitres están al acecho sobre Grecia” (Vulture Investors Loom Over Greece), hace unas semanas Bloomberg News TV (véase video aquí) entrevistaba a una experta en mercados de deuda soberana, que abordaba cómo los “fondos de inversión en deuda deprimida”, denominación técnica para fondos buitre, habían comprado o estaban adquiriendo deuda griega aprovechando la incertidumbre de unas duras negociaciones, que todo el mundo sabe tienen que incluir la reestructuración de la insostenible deuda griega.

E incluso mencionaba tres fondos buitre potentes (Distressed Debt Investors)  que estaban apostando por lograr beneficios con deuda griega devaluada como Perry Capital, Knighthead Capital Management y Monarch Alternative Capital. Alegaba esta especialista entrevistada que sobre Grecia habían acudido mucho menos fondos que sobre Argentina y sobre Puerto Rico; pero todos ellos habían comprado esa deuda de manos privadas cuando había sido ofrecida a la venta tras la reestructuración de 2012. Y aunque el FMI quiere que todo se desarrolle con tranquilidad – dice en el video – se prevé una próxima reestructuración de esa deuda, en la que no piensan participar por las quitas que implicarán. Al ser un mercado de riesgo elevado y reducido resulta poco “liquido”, lo que traducido quiere decir que escasean las transacciones diarias.

¿Cómo se puede hacer negocio con la deuda de un país empobrecido y próximo a la bancarrota?

DeudocraciaDesde la reestructuración de 2012 casi el 90 por ciento de la deuda griega pasó a manos de instituciones oficiales como el FMI, el BCE y la Comisión (el fondo de rescate europeo), puesto que los euros del rescate fueron a manos de los bancos alemanes y franceses que eran los grandes acreedores históricos de Grecia, como ha recordado hace días Joseph Stiglitz en un artículo en The Guardian.

Y el caso es que todos los 18 bancos globales designados por el Banco de Grecia y el Ministerio de Finanzas como promotores del mercado de bonos griegos, han abandonado este mercado. Algo importante puesto que sus departamentos especializados son el puntal del mercado de bonos soberanos; pero los bonos griegos se han vuelto muy arriesgados y por eso su compraventa se ha secado casi, según los analistas.

Sin embargo, aunque reducido y volátil, puede ser un mercado muy rentable siguiendo estrategias refinadas. Sobre las peculiaridades del mercado de los bonos griegos, la prensa financiera estadounidense viene ofreciendo análisis y comentarios. Y ha resaltado su escasa dimensión, el volumen de bonos soberanos griegos comercializados supone solo en torno a 34.000 millones, mientras el volumen de los bonos soberanos italianos es muchísimo mayor, en torno a 1,8 billones de euros. Pero las cotizaciones se han devaluado, ya en mayo pasado los bonos a diez años se habían llegado a vender a 56 céntimos o menos el dólar, es decir, un 44 por ciento por debajo de sus valor nominal. Y en las últimas semanas el descuento sobre el valor nominal está siendo mucho mayor.

Además, los actuales tenedores de deuda griega ni los posibles nuevos inversores  son los ahorradores corrientes. Antes de 2012 eran bancos europeos, fondos de inversiones ordinarios y compañías de seguros, que vendieron sus carteras de esa deuda a fondos especializados en mercados emergentes; en otras palabras, dieron entrada a fondos buitre con gran potencial financiero que asumen grandes riesgos con la perspectiva de obtener grandes beneficios, sea porque la inestabilidad del mercado pueda producir una súbita elevación de las cotizaciones o porque la previsible reestructuración de una deuda insostenible con una quita importante, les permita queda al margen y reclamar judicialmente el valor nominal que figura en los bonos, y que se sitúa muy por encima de su valor en el mercado secundario. Es una especulación sofisticada como acredita la experiencia ya vivida en 2010 y 2012. Los negocios lucrativos montados sobre las reestructuraciones de deuda soberana insostenible de los Estados endeudados y empobrecidos, son la especialidad de los buitres financieros, como muestran todos los casos analizados en Los fondos buitre, capitalismo depredador, incluida las anteriores reestructuraciones de la deuda griega.

 

La Europa opaca de las finanzas

Kategorien: Attac Planet

25 verdades de Alexis Tsipras sobre el chantaje del lobby financiero internacional

Do, 02/07/2015 - 13:00
Salim LamraniALAI, América Latina en Movimiento

Fiel al mandato que le ha dado el pueblo, el primer ministro griego decidió someter el ultimátum del Fondo Monetario Internacional, de la Unión Europea y de la Comisión Europea a referéndum el 5 de julio de 2015.[1]

1. Desde la llegada de Syriza al poder en enero de 2015, Grecia sufre una “asfixia económica sin precedentes” por parte del Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional, con el objetivo de doblegar al Gobierno progresista e impedirle “poner fin a la austeridad y restaurar la prosperidad y la justicia social”.

2. El objetivo de las negociaciones era conseguir un acuerdo viable “que respetara tanto la democracia como las normas europeas” para salir definitivamente de la crisis.

3. La troika exigió a Grecia el respeto de los acuerdos que tomaron los gobiernos anteriores, cuyas políticas económicamente ineficaces y socialmente desastrosas fueron rechazadas mayoritariamente por el pueblo griego, que decidió votar por Syriza.

4. En ningún momento el Gobierno griego ha cedido a las amenazas de las instituciones europeas y del FMI.

5. Tras casi seis meses de negociaciones, el Eurogrupo presentó “un ultimátum a la República Helena y al pueblo griego”. Este ultimátum “contraviene los principios fundadores y los valores de Europa”.

6. Europa presentó “una propuesta que suma nuevas cargas insoportables al pueblo griego y socava la recuperación de la sociedad griega y de su economía, no sólo manteniendo la incertidumbre, sino llevando aún más lejos los desequilibrios sociales”.

7.  Estas medidas imponen una “fragmentación del mercado laboral” con una mayor precariedad de los contratos, “recortes de pensiones, nuevas reducciones en los salarios del sector público y un aumento del IVA en alimentos, restaurantes y turismo, con la eliminación de las deducciones fiscales en las islas”.

8. “Estas propuestas claramente violan las normas sociales europeas y el derecho fundamental al trabajo, la igualdad y la dignidad”.

9.  El objetivo de la troika y de algunos miembros del Eurogrupo no es “conseguir un acuerdo viable y beneficioso para ambas partes, sino la humillación de todo el pueblo griego”.

10.  El objetivo es “castigar una voz diferente en Europa”.

11.  El Fondo Monetario Internacional está obsesionado por la austeridad y las medidas de castigo.

12.  La crisis griega afecta toda Europa y amenaza la unidad continental.

13.  YanisVaroufakis, ministro griego de Finanzas, fue arbitrariamente excluido de la reunión del Eurogrupo, en violación de la legalidad europea.

14.  “La responsabilidad histórica en favor de las luchas del pueblo helénico y de la protección de la democracia y de nuestra soberanía nacional [...] nos obliga a responder a este ultimátum con la voluntad del pueblo griego”.

15.  Un referéndum tendrá lugar el 5 de julio de 2015 para que “el pueblo griego decida de forma soberana”. “Ante este ultimátum y chantaje, os convoco para que decidáis de forma soberana y con orgullo, como dicta la historia de Grecia, sobre la aceptación de esta austeridad estricta y humillante, que no ofrece ningún fin a la vista ni opción que nos permita recuperarnos social y económicamente”.

16.  “En la cuna de la democracia no pediremos la autorización al señor Dijsselbloem [presidente del Eurogrupo] ni al señor Schaüble [ministro alemán de Finanzas]” para celebrar el referéndum.

17.  Este referéndum “no es un intento de escisión de Europa sino de escisión de las prácticas que son una afrenta para Europa”.

18.  “Ante esta dura austeridad autocrática, debemos responder con democracia, serenidad y determinación”.

19.  “Grecia, el crisol de la democracia, debe enviar un claro mensaje democrático a Europa y a la comunidad internacional”.

20.  “El pueblo griego dirá un gran no al ultimátum, pero al mismo tiempo un gran sí a la Europa de la solidaridad”.

21.  Al día siguiente de este “no”, “la fuerza de negociación del país se verá reforzada”.

22.  Sea cual fuere el resultado de esta consulta se respetará la voluntad del pueblo griego.

23.  Esta consulta “enviará un mensaje de dignidad a todo el mundo”.

24.  Europa es la casa común de todos sus pueblos. “No hay dueños ni invitados en Europa”.

25.  “Grecia es y continuará siendo una parte indispensable de Europa y Europa será una parte indispensable de Grecia. Pero Grecia sin democracia estaría en una Europa sin identidad ni dirección”.

 

Doctor en Estudios Ibéricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor titular de la Universidad de La Reunión y periodista, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su último libro se titula Cuba, the Media, and theChallenge of Impartiality, New York, Monthly ReviewPress, 2014, con un prólogo de Eduardo Galeano.

http://monthlyreview.org/books/pb4710/

Contacto: lamranisalim@yahoo.fr ; Salim.Lamrani@univ-reunion.fr

Página Facebook: https://www.facebook.com/SalimLamraniOfficiel

Notas

[1] Alexis Tsipras, «Discurso», 27 de junio de 2015.http://www.eldiario.es/internacional/discurso-Tsipras-referendum-Grecia_0_403159823.html; Infobae, «Grecia: Tsipras instó a ‘un enfático NO’ en el referéndum sobre la oferta de los acreedores», 27 de junio de 2015. http://www.infobae.com/2015/06/27/1738104-grecia-tsipras-insto-un-enfatico-no-el-referendum-la-oferta-los-acreedores

Fuente:  Al Mayadeen

http://espanol.almayadeen.net/Study/k_5FGBskZUmHXqTGARlsCg/25-verdades-de-alexis-tsipras-sobre-el-chantaje-del-lobby-fi

Kategorien: Attac Planet

La insostenible banca privada

Do, 02/07/2015 - 09:00

Una banca pública transparente, democrática, ética,
con control social y orientada a la ciudadanía
es un instrumento imprescindible para intervenir
contra la desigualdad, la exclusión social
y la irracionalidad del mercado.

Plataforma por una Banca Pública

Javier Jimeno – ATTAC Navarra-Nafarroa / Carlos Sánchez Mato -  ATTAC Madrid

Hace pocos días, en el curso desarrollado por la UIMP, bajo el titulo “El nuevo modelo económico. Lecciones de la crisis”, José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, explicaba que la banca pública es insostenible. “A veces pienso que tenemos una memoria frágil. Pensemos qué era Bankia y cuál era su gobierno corporativo hace tres años” dijo sin ruborizarse.

No era otra su intención que abundar en la tesis oficial que, de forma interesada,  ha culpabilizado a las cajas de ahorro de lo ocurrido al tiempo que eximía a los bancos privados.  Es evidente que las cajas han mostrado en la actual crisis una enorme debilidad y prácticas deplorables cuando no delictivas de sus directivos. Pero es falso que su situación patrimonial fuera peor que la de las entidades bancarias privadas. Ni su morosidad[1] era más elevada ni su gestión peor que la de los bancos pero se enfrentaban al abismo sin posibilidades de captar capital para asumir los quebrantos y con enorme ansia por parte del resto del sector de acceder a la cuota que estas entidades tenían en créditos y depósitos[2]. El resultado de esta crisis ha sido su eliminación que, ni ha resuelto el problema de fondo, ni ha evitado otros efectos negativos de enorme magnitud como la destrucción de la obra social, que había aportado un considerable dividendo al conjunto de la sociedad[3].

Profundizando en el tema, no podemos menos que asombrarnos de que el presidente de un banco que solo puede existir gracias a las ayudas públicas, diga que la banca pública es insostenible. Memoria “frágil” la de Goirigolzarri que olvida que las ayudas públicas directas a Bankia para su recapitalización han sido 22.424 millones de euros y las ayudas indirectas mediante avales, créditos fiscales, adquisición de activos y préstamos del Banco Central Europeo han ascendido a 125.386 millones de euros. En total 147.810 millones de euros.

Si tuviera la tentación de argumentar que las ayudas se destinaron solo a las cajas de ahorro, habría que recordarle al presidente de Bankia que,  el sector bancario  al completo es absolutamente dependiente de las ayudas públicas. Si al lucrativo negocio obtenido de la operativa con deuda pública y los préstamos a las Administraciones Públicas, unimos el beneficio que obtienen las entidades bancarias por el aval implícito a los depósitos de los ahorradores protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos, el beneficio de la banca privada se esfuma.

Sin embargo Goirigolzarri dijo algo muy cierto en su conferencia, “el sector financiero es clave para el futuro de la sociedad”. Pero lo que parece olvidar es que también ha sido clave para el presente, pues la crisis del sistema financiero internacional que comenzó en 2008 con la quiebra del banco Lehman Brothers y las tristemente famosas hipotecas subprime, fue el detonante de la peor crisis económica del capitalismo mundial desde la gran depresión de 1929.  El que fuera el detonante no lo convierte en el origen del problema y cometeríamos un grave error si consideramos que fue éste momento el inicio de la crisis. Ésta venía gestándose desde hacía tiempo y, aunque no podemos desligarla de la hipertrofia del sector financiero[4], es inevitable relacionar la sobredimensión del mismo con la incapacidad de la llamada economía real para ofrecer una tasa de ganancia atractiva a los poseedores de capital.

La pretendida auto-regulación de los mercados financieros ha brillado por su ausencia y ha generado burbujas especulativas que, como en el caso español, han concentrado las inversiones de capital en sectores como el inmobiliario, las grandes infraestructuras y la internacionalización de las grandes compañías, con una deficiente asignación de recursos en otros ámbitos. La deriva de ese funcionamiento del sistema ha tenido como consecuencia el excesivo e insostenible endeudamiento de los agentes económicos.

Hay dos lecciones importantes que sacar de esta crisis, estas son: que lo único que ha impedido que sistema financiero privado internacional haya quebrado han sido las astronómicas ayudas públicas recibidas. Y que con esas ayudas públicas se ha salvado a los grandes accionistas mientras se ha condenado a una gran parte de la población al paro y la pobreza.

En octubre de 2008, el primer plan de rescate de Wall Street presentado por el secretario del Tesoro, Hank Paulson implico: 250.000 millones dólares para recapitalizar bancos, 500.000 millones de avales a empresas en crisis, 500.000 millones para la compra de hipotecas basura, 500.000 millones para salvar planes de pensiones privados… ¿alguien cree que sin esta masiva intervención del estado el sector financiero de Estados Unidos habría sobrevivido?

Pero Europa no se queda atrás. Entre diciembre de 2011 y febrero de 2012 el Banco Central Europeo (BCE) prestó más de 1 billón de Euros (1.000.000.000.000€) a  unos 800 bancos europeos, a un plazo de 3 años y al 1% de interés, no teniendo que pagar los intereses hasta el final de la vida del prestamos. Este programa lleva el nombre de LTRO (Long Terme Refinancing Operations).

A esto se puede añadir unos 2 billones de euros (2.000.000.000.000€) de ayudas de los gobiernos para la recapitalización de los bancos europeos mediante inyecciones de capital y garantías publicas de los gobiernos de la Unión Europea para asumir las deudas bancarias en caso de necesidad. Y en esta línea se enmarca la nueva política del Banco Central Europeo de adquisición de activos que está cebando una nueva bomba que terminará estallando. Cuando lo haga, los mismos que contribuyeron a su explosión, mostrarán asombrados gestos de incredulidad ante los efectos de esta nueva burbuja y dirán una vez más que nadie lo supo ver.

La contrapartida a estas ayudas masivas a la banca privada ha sido el crecimiento exponencial de las desigualdades sociales. El caso griego es paradigmático. A cambio de unos paquetes de rescate de unos 226.500 millones de Euros (comparen esta cantidad con las anteriormente mencionadas), a Grecia se le han exigido unos planes de austeridad que han provocado que un tercio de su población caiga en la pobreza y la exclusión social. Recientemente Christine Lagarde, presidenta del FMI, comenzaba un discurso diciendo que “el mes pasado casi me atraganto con mi yogur del desayuno cuando vi la primera página de un periódico económico”. El motivo fue leer que el gestor de fondos de alto riesgo mejor pagado del mundo había ganado el año pasado (2014) 1.300 millones de dólares. Y que los 25 gestores mejor pagados habían ganado 25.000 millones. Es comprensible que casi se atragantase pues la “pobre” Christine tiene un sueldo anual libre de impuestos de solo 467.940 dólares. Tanto el FMI como la OCDE reconocen abiertamente que durante esta crisis la desigualdad entre ricos y pobre ha crecido a favor de los primeros, hasta el punto de considerar que el crecimiento de la brecha de la desigualdad está poniendo en riesgo la incipiente recuperación económica. Según los estudios de la OCDE, actualmente el 10% de la población más rica de los países de la OCDE gana 9,6 veces más que el 10% menos favorecida. En la década de los 80 la diferencias era de 7 a 1, en los 90 la diferencia era de 8 a 1 y en la pasada década de 9 a 1.

El resultado final de esta edición de la lucha de clases está todavía por definir pero, es evidente a la luz de los datos anteriores, que la clase dominante está obteniendo un éxito total hasta ahora. Para que las tornas cambien es preciso que las clases populares, la mayoría social, reivindique otro sistema y se convenza de que hay alternativas a la deriva que solo ocasiona exclusión y sufrimiento. Y como elemento central de esa alternativa está la imprescindible necesidad de domeñar al sistema financiero. Como dice Eric Toussaint[5],  “el oficio de bancario es demasiado serio para ser dejado en manos del sector privado. Es necesario socializar el sector y ponerlo bajo control ciudadano, pues debe estar sometido a normas de un servicio público y las rentas que su actividad genere utilizadas para el bien común. La deuda pública contraída para rescatar los bancos es claramente ilegítima y debe ser repudiada”.

Tenemos un reto clave para abordar la crisis y es abordar la conformación de una banca pública y el fortalecimiento de un sector público que busque el desarrollo integral y planificado de los recursos económicos y su control democrático, dando prioridad a la satisfacción de las necesidades sociales y no a la explotación de los trabajadores; una utilización racional de los recursos naturales y no su expolio. En definitiva, se trata de establecer bases de cooperación entre países que permita un desarrollo integral de todos, en lugar de la competencia en beneficio de los más poderosos. Son las respectivas clases dominantes de cada país las que nos están imponiendo medidas de ajuste, a sus trabajadores y a los de los demás países, en su propio beneficio y son ellas las que están alimentando la posibilidad de nuevos enfrentamientos entre las naciones.

Una Unión Europea realmente democrática, con unos pueblos dueños de sus propios recursos y de su moneda común, sería una fuerza imparable, que podría abrir la puerta a unas relaciones de cooperación real entre los pueblos en beneficio mutuo, en lugar de la competencia por el máximo beneficio privado.

 

[1] En 2010 la morosidad de las cajas de ahorro era del 5,82% frente al 5,83% de las entidades bancarias. Las cooperativas de crédito tenían indicadores mejores (4,48%). Fuente: Banca Pública, rescatemos nuestro futuro.

[2] Las cajas de ahorro tenían el 47,6% de créditos y depósitos en 2010.

[3] En el período 2000-2010, las cajas de ahorro aportaron a sus obras sociales un total de 13.954 millones de euros (24,98% de su beneficio).

[4] El volumen de los activos de los bancos privados europeos en relación al Producto Interior Bruto se disparó, sobre todo en la última década del siglo XX. En 2011 han alcanzado 3,5 veces el PIB de la UE-27 con alumnos aventajados como Irlanda cuyos bancos inflaron su activo hasta 8 veces su PIB.  De manera paralela, las deudas de los bancos privados de la zona euro representan igualmente 3,5 veces el PIB. En concreto, los pasivos del sector financiero británico multiplican por 11 el PIB del Reino Unido mientras que la deuda pública era de alrededor del 80% del PIB.

[5] Bancocracia. Editado por Icaria

Kategorien: Attac Planet

ATTAC Canarias: Declaración de la Plataforma Canaria Contra la Criminalización de la Protesta Ciudadana

Do, 02/07/2015 - 07:02

Declaración de la Plataforma Canaria Contra la Criminalización de la Protesta Ciudadana sobre la Ley de Seguridad Ciudadana y la Reforma del Código Penal

attac-org-logoCon prisa, premeditación y alevosía, y porque ha llegado la primavera el gobierno del Reino de España y las cámaras legislativas que hoy refrendan (en pleno uso de sus facultades mentales y su mayoría absoluta -181 votos a favor-), toda orden y razón que emana de aquella autoridad suprema, omnisciente e infalible, han aprobado la enésima reforma, y atentado de nuevo (más alto, más lejos, más fuerte), contra nuestros derechos y libertades fundamentales.

Legislar en contra de la mayoría social y a favor del sometimiento, la exclusión y el miedo se ha convertido en práctica habitual de quienes nos gobiernan, de quienes detentan la soberanía a pierna suelta, sin sonrojo, temblor ni duda. Y no solo a fuerza de decretos de urgencia supuestamente inaplazable, es decir, faltando a la sustancia y al rigor de los procedimientos y técnicas establecidas, sino también por medio de leyes orgánicas que hoy amparan solo a quienes las firman, sus acólitos y resto de instituciones de naturaleza ejecutora.

Las reformas impuestas el pasado 26 de marzo abundan en esta práctica, perpetrada a estas alturas ya sin disimulo ni disfraz de ningún tipo (y ofendiendo abiertamente nuestra común inteligencia), en muestra de la rampante escalada de soberbia y autoritarismo de este Leviatán redivivo, cada vez más absoluto, crecido y orgulloso de su nombre. El monstruo anda suelto y ya no se conforma con despojarnos de nuestros medios de subsistencia, de los bienes y derechos más básicos y necesarios para la vida; ahora exige que nos disolvamos, por las buenas o por las malas. Y para que se cumplan sus mandatos no hay escrúpulo, reparo ni excusa que valga. Somos peligrosos, disentimos y nos rebelamos contra la injusticia y la desigualdad, luego nos merecemos todo el rigor y la fuerza de las leyes penales y administrativas. Que nos corten la cabeza. Porque no estamos a la altura de sus expectativas, porque insistimos en reclamar y proclamar nuestra dignidad.

Llegados a este punto, cometida esta osadía, debemos, en favor de la paz y la cohesión social, ya sea a fuerza de pelota de goma, valla y cuchilla, porra, golpes, vejaciones, público oprobio, injurias, coacciones, amenaza de multas y sentencias de prisión, etc., disolvernos (con suerte) o ser castigados con la severidad que corresponde.

Porque protestar, indignarse, exponer la verdad y reivindicar lo que nos pertenece, aquello que ningún gobierno que se reconozca legítimo puede arrebatarnos, deviene en grave violación de un indeterminado y tan vago como peligroso concepto de orden público. No, ya no vale, ya no cuela el recurso a eufemismos de esta calaña. Porque el olvido está lleno de memoria y las víctimas nos interpelan.

Un orden de cementerio, y tan equitativamente repartido que protege solo a los mismos que hacen, deshacen y deciden sin control democrático alguno. Estado social y democrático de derecho. De ahí que resulte legal y de obligado cumplimiento por los poderes públicos conculcar la Constitución Española, la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos (luego y además de infringir también a mansalva el de Derechos Económicos, Sociales y Culturales), la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea y otros tratados y pactos de los que el reino de España es parte. Juez y parte.

Somos y en adelante seremos sospechosos habituales. Estamos y estaremos a un tris de que, en cualquier momento y lugar, nos persigan, reduzcan, detengan y declaren reos a perpetuidad de delitos cometidos por quienes nos atropellan y agreden. Ya antes de la próxima entrada en vigor de la Ley Orgánica de Protección de la Seguridad Ciudadana y de la reforma de la Ley Orgánica del Código Penal. Preventivamente, como corresponde a estos tiempos de pesadilla. Es la guerra, ya se sabe, la continuidad de los negocios por otros medios.

¿Debemos callar entonces?, ¿escondernos, resignarnos, claudicar como ejemplares ciudadanos? El miedo, sí, anda suelto. Existen razones, sí, para sentirse inseguro e indefenso, pero no son las señaladas en las exposiciones de motivos de las últimas normas (y tampoco de las penúltimas, ni de las anteriores). Los verdaderos motivos proceden de la precisa fuente de la que aquellas emanan, del corazón de la bestia. Tienen nombre y apellidos e historia, fortuna, honores, privilegios y responsabilidad política y jurídica.

Por eso, y porque también es responsabilidad nuestra, no perdamos ocasión de recordarles que son meros fiduciarios del poder que la ciudadanía les ha concedido de forma provisional y condicionada, y retirémosles definitivamente nuestra confianza. Exijamos hoy y mañana, y pasado mañana, que respondan de sus decisiones y abusos. Detengamos la masacre cotidiana, la que cometen y prometen cometer en el futuro. Combatamos sus mentiras con la rotundidad del diccionario. Y retomemos con nuestra presencia, rescatemos de manos de los usurpadores del bien común, nuestro espacio, el que siempre fue y será, por más leyes que vengan, de todos y todas.

Las Palmas de Gran Canaria

martes, 30.06.2015

image-1

Kategorien: Attac Planet