Skip navigation

News from Attac Spain

Syndicate content
Justicia económica global
Updated: 2 hours 10 min ago

Madrid se dispone a recibir las Marchas por la Dignidad

Sat, 22/03/2014 - 08:02

José A. Pérez – ATTAC Madrid

Miles de personas, caminando desde diversos puntos de España, se acercan a la capital, donde convergerán en una gran manifestación el sábado 22 a las 17.00 horas. Reclaman servicios públicos, empleo digno, el derecho a la vivienda, que se vaya la troika y que no se pague la deuda.

Los participantes de las Marchas por la Dignidad se dirigen hacia Madrid para mostrar el rechazo unánime a las políticas aplicadas por el Gobierno de Mariano Rajoy, “que ahogan a los ciudadanos y les abocan a la pobreza”. A estos caminantes les mueve el convencimiento de que la crisis se puede y se debe gestionar de otra manera y quieren visualizar su enfado y su reproche en lo que esperan que sea una de las manifestaciones más multitudinarias vistas hasta la fecha en la capital de España. Quieren tomar Madrid el día 22 de marzo y reclamar bien alto esos derechos fundamentales, “pan, trabajo y vivienda de los que se está privando a gran parte de la ciudadanía”. Pues privatizar servicios públicos se traduce privar de ellos a los que más lo necesitan.

Marchas_puebloMientras grandes sectores de la ciudadanía madrileña se disponen a recibir a estas marchas con la dignidad que traen en su lema, la derecha en el poder se apresta a reprimirlas de palabra y obra. Así, Ignacio González, presidente de la Comunidad de Madrid y gran vampirizador de la Sanidad pública de esta región, ha arremetido contra un movimiento que, según su torticera versión, “bajo la apariencia de reivindicar empleo, sanidad o derechos” propone, “un llamamiento a la revolución, a la subversión del orden constitucional, al incumplimiento de la ley y de los compromisos internacionales y a tomar la calle”. En su cínica desmesura, González ha llegado a comparar a los protagonistas de las marchas con el movimiento nazi griego Amanecer Dorado. Aunque, conociendo sus orígenes, no es difícil imaginar que, llegado el caso, sería precisamente Nacho el que se apresuraría a lucir el uniforme con correajes que guarda en su ático.

Por su parte, la Policía prepara un gran dispositivo de seguridad. En total serán movilizados alrededor de 2.200 agentes. En concreto, 40 grupos de la Unidad de Intervención Policial (UIP), es decir, unos 1.600 efectivos antidisturbios, y seis grupos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) que suponen otros 180 agentes con funciones también de antidisturbios. También se ha activado a 240 funcionarios (y a otros 180 en reserva) de la Brigada Móvil, encargada de supervisar los desplazamientos de los manifestantes hasta Madrid y por el interior de la capital. En total, 2.020 policías estarán el sábado en las calles de la ciudad vigilando la evolución de las marchas, sin contar con los integrantes de los servicios de información, los agentes del Servicio de Medios Aéreos y los efectivos de seguridad ciudadana que también han sido convocados. Sin contar a los habituales provocadores infiltrados.

Demasiada polizia molto arabbiata, demasiado despliegue de potencial represivo frente a un movimiento que, entre sus reivindicaciones, incluye la Renta Básica de Ciudadanía. Una propuesta para eliminar la pobreza sobre la que Attac Madrid cuenta con un Observatorio específico en el que sus miembros venimos trabajando desde el año 2000. Y también en este blog pueden encontrarse varios artículos al respecto.

Marcha_rbCarnet de Paro

Categories: Attac Planet

ATTAC en las Marchas por la Dignidad

Fri, 21/03/2014 - 21:08

logoattacchapanegraATTAC quiere estar bien visible en la manifestación del sábado por lo que os pedimos que nos apoyéis con vuestra presencia tras la gran pancarta que vamos a llevar. La cita del sábado 22 es a las 16:30 en el portal de nuestra sede, calle Príncipe 10, desde donde nos sumaremos a la manifestación en el Paseo del Prado.
También necesitamos manos para repartir octavillas.

Sal a la calle, manifiestamente, te necesitamos.
Categories: Attac Planet

Caminar para quitarnos el cansancio

Fri, 21/03/2014 - 20:30

Isaac Rosa - Comité de Apoyo de ATTAC España

Si cualquiera de las cientos de mujeres y hombres que llevan semanas sumando kilómetros en las Marchas de la Dignidad dijesen que están cansados, lo comprenderíamos. El problema es quienes estamos cansados sin haber andado un solo kilómetro, quienes nos agotamos solo de pensar en el camino, quienes nos quedamos sentados o arrastramos los pies con una fatiga de años.

Ellos no, los que mañana llegan a Madrid vienen frescos, nadie diría que han caminado desde tan lejos, que llevan semanas fuera de casa. Al contrario, están más fuertes que cuando salieron, traen mejor cara, han ido cogiendo energía por el camino, de cada pueblo por el que pasaron han salido menos cansados, se han ido dejando la fatiga por el camino.

Pero míranos a nosotros, a quienes no hemos marchado junto a ellos y todavía nos estamos pensando si ir mañana sábado a recibirlos; nosotros que acabaremos yendo pero sin fuerzas, andando despacio como si nos costase cada paso que damos.

¿De dónde nos viene este cansancio?, nos preguntamos. Y pensamos que estamos cansados por haber andado demasiado, por haber salido tantas veces a la calle, por llevar años manifestándonos, en mareas y en rodeos, en acampadas y en concentraciones, en desahucios y en huelgas, en todos los formatos y recorridos posibles, contra los recortes, contra la reforma laboral o la de pensiones, contra la regresión en el aborto, por la vivienda, por la república, por los derechos y libertades, contra la impunidad de los corruptos, contra el saqueo.

Creemos que estamos cansados de protestar mucho para conseguir tan poco a cambio; hacemos balance y en un plato de la balanza ponemos lo logrado con esas protestas y en el otro todo lo perdido en estos años, y entonces nos entra esa fatiga, se nos van las fuerzas, se nos quitan las ganas de levantarnos.

Hasta que llegan las columnas a Madrid y comprobamos que no están cansados, que al contrario, parecen más fuertes, llevan días tomando carrerilla y ahora no les basta con llegar y recorrer un par de calles, el cuerpo les pide mucho más, por el camino han encontrado durante días todo eso que quienes no marchamos solo hemos conocido a ráfagas, en manifestaciones breves y sin continuidad en el tiempo: solidaridad, unidad, dignidad, fuerza colectiva.

Y quizá esa carrerilla de días y kilómetros, ese impulso de quienes han empujado en cada pueblo, haga que ya no se detengan, que sigan marchando, que su rebeldía no se agote mañana, que esta marcha no sea una más, otra pegatina para la colección de los últimos años, sino que nos arrastre a su paso, también a nosotros, los cansados, y sea la buena, la definitiva, la que buscábamos y no esperábamos ya.

Por eso nosotros, los que nos hemos cansado demasiado pronto, deberíamos estar con ellos mañana en la calle. A ver si andando a su lado, aunque sean solo unos cientos de metros, se nos quita este cansancio, recuperamos las fuerzas.

Artículo publicado en eldiario.es

Categories: Attac Planet

¿Qué reforma fiscal?

Fri, 21/03/2014 - 19:00

María Pazos - Consejo Científico de ATTAC España

Los impuestos tienen dos funciones fundamentales: la recaudatoria y la redistributiva (reducción de la desigualdad social mediante la progresividad, es decir la mayor imposición a las rentas altas). Además, no deben provocar agravios comparativos ni fomentar actividades perniciosas para las personas o para el sistema económico. Estos aspectos están estrechamente relacionados. Por ejemplo, para que un impuesto tenga suficiente capacidad recaudatoria debe ser generalizado, y para ello la población debe percibir que es progresivo y que se utiliza para mantener buenas prestaciones sociales y servicios públicos. Por ello, el sistema debe ser analizado en su conjunto.

Conviene recordar estos principios básicos porque hoy están amenazados. A lo largo del siglo XX se fue perfilando un consenso social que permitió a algunos países, como España, implantar sistemas de impuestos y prestaciones modernos a pesar de las resistencias por parte de una  minoría muy poderosa. Hoy, organismos como el Banco Mundial, el FMI y la Comisión Europea abogan por la privatización de servicios públicos, por la desregulación indiscriminada de los mercados laborales, por rebajar los impuestos y las cotizaciones empresariales, reducir la progresividad de los impuestos y aumentar el IVA.

Este camino no nos lleva a ningún sitio nuevo sino a la situación que aún se vive en la mayoría de los países del mundo. El protagonismo de los impuestos sobre el consumo es problemático porque aplican el mismo tipo impositivo a cada persona, lo que supone gravar proporcionalmente más a quien menos tiene (hay que tener en cuenta que los pobres consumen una proporción más alta de sus ingresos que los ricos). Por otro lado, una imposición directa débil no proporciona recaudación suficiente para mantener una buena protección social. Así, se deslegitima el sistema y aumenta la economía sumergida, sin derechos para las personas trabajadoras y sin posibilidad de control sobre los productos y servicios por parte de la ciudadanía.

Es cierto que aún le quedan asignaturas pendientes a nuestro sistema fiscal. Una muy importante es la inclusión generalizada de las mujeres en el empleo formal; el trabajo en el hogar es sumergido, pues ni genera impuestos ni derechos laborales y sociales para las personas. Para esta inclusión, hay que universalizar los servicios públicos de educación infantil y de atención a la dependencia; conceder a los hombres derechos para el cuidado (empezando por los permisos iguales, intransferibles y pagados al 100%); reducir la jornada legal máxima; y eliminar los incentivos a la permanencia de las mujeres en el hogar o en la economía sumergida (entre ellos, la tributación conjunta de los matrimonios). Estas medidas ya reducirían la pobreza infantil, pero también es urgente establecer importantes prestaciones universales por hijos/as y para familias monoparentales.

Por otro lado, hay que eliminar desgravaciones regresivas y perjudiciales para la economía real, por ejemplo por tributación conjunta de los matrimonios o por planes de pensiones privados. También aumentaría la recaudación si se eliminara el trato de favor fiscal a las SICAVs, si se combatiera efectivamente el fraude fiscal  (especialmente grave en España) y los paraísos fiscales, para lo que es necesario un acuerdo internacional.

Probablemente la Comisión de Expertos nombrada por el Gobierno (vulnerando la Ley al no incluir ni a una sola mujer entre sus 9 miembros) no se ocupará de estos problemas sino que propondrá seguir por un camino que nos lleva al desastre. En particular, subir el tipo general y los tipos reducidos del IVA profundizaría los ya funestos efectos de las fuertes subidas recientes, el más grave de los cuales es la deslegitimación del sistema y el consiguiente aumento de la economía sumergida.

Por otro lado, puede sonar atractiva una rebaja generalizada del IRPF, que efectivamente se reflejaría en las nóminas, pero ese es justamente el canto de sirena neoliberal que no debemos escuchar. Consideremos que esa propuesta siempre va indisolublemente ligada a la de reducción del gasto social. Y ello, como estamos viendo, conduce al desmantelamiento del sistema de impuestos, prestaciones y servicios públicos.

Publicado en Alternativas Económicas

http://mariapazos.com/

Categories: Attac Planet

La dignidad imprescindible

Fri, 21/03/2014 - 14:00

Esther Vivas - Consejo Científico de ATTAC España

La rabia, el hartazgo, la indignación, pero, también, la solidaridad, el apoyo mutuo, la dignidad son el combustible de las Marchas de la Dignidad, que desde finales de febrero y principios de marzo recorren todo el Estado y que mañana sábado llegan a Madrid. Ante el expolio de nuestros derechos y la supeditación política a los designios de la “santísima” Troika, las Marchas exigen empleo y vivienda digna, que se paren los recortes y no se pague una deuda ilegítima. Sobran motivos para caminar.

Hoy, en el Estado español hay tres millones de personas que viven con menos de 307 euros al mes, el doble que en 2007 justo antes del inicio de la crisis, según datos del último informe del Observatorio de la Realidad Social de Cáritas. La pobreza se convierte en severa y crónica: dos millones de mujeres y hombres llevan más de dos años en paro y 3,5 más de uno. Según la organización, del total de personas que atienden una de cada tres pide ayuda desde hace más de tres años. Cifras que desgarran.

Nos dicen que las actuales medidas de salida a la crisis generan empleo. Sin embargo, los datos contradicen dichas afirmaciones. Entre los años 2007 y 2013, cada semana 13 mil personas perdieron su trabajo en el Estado español, según datos de la OCDE, la mayor tasa de destrucción de empleo en toda Europa. Un triste récord que se suma al de la caída de ingresos en los hogares, 2.600 euros menos por persona, entre 2008 y 2012, una de las más fuertes del continente.

El “tsunami” de la pobreza, que arrasa con nuestras vidas y nuestro futuro, no tiene nada de natural. Los números así lo indican. El empobrecimiento no es patrimonio de un país o unos pueblos, sino, según la sagrada doctrina del capital, de una determinada clase social. En el Estado español, el 10% más pobre ha visto disminuir sus ingresos, entre 2007 y 2010, un 14% anual, la media de empobrecimiento de este sector en Europa se sitúa en un 2% al año; mientras, los ingresos del 10% más rico aumentaron un 1%, según la OCDE. Haciendo cuentas, el Estado español se ha convertido en el país donde la brecha entre pobres y ricos es mayor, a la cabeza de las desigualdades en Europa, tras Letonia.

Ante tanta injusticia, las calles deberían estar “en llamas”. Sin embargo, nos inoculan el miedo, el escepticismo, la apatía. El número de suicidios, aunque a menudo se quiera silenciar, aumenta. En 2012, las muertes por lesiones autoinfligidas creció un 11,3% respecto al año anterior, superando la cifra más elevada de muertes por suicidio de 2004, y siendo la primera causa externa de mortalidad, según el Instituto Nacional de Estadística. De aquí, que la recuperación de la dignidad, el “sí se puede”, por el que luchan los imprescindibles de las Marchas de la Dignidad, y tantos otros, sea tan importante. O resignación o rebeldía, o muerte o vida, ésta es la cuestión.

Los marchantes que llegan a Madrid de todo el Estado y, también, del extranjero, no olvidemos a aquellos jóvenes que el mercado ha expulsado, son el mejor ejemplo de que ante tanta barbarie no queda otra que arrimar el hombro con el de al lado y luchar. Solo así tenemos opciones de ganar.

Artículo publicado en Público.es

 www.esthervivas.com

Categories: Attac Planet

Un ratoncito que piense

Fri, 21/03/2014 - 10:00

Manuel Millera - ATTAC Navarra-Nafarroa

Un ratoncito blanco es colocado delicadamente por una mano invisible dentro de una rueda. Por simple instinto comenzará a andar y luego a trotar. Se moverá cada vez más deprisa pensando que en algún momento conseguirá su objetivo. Correrá y correrá, según sus fuerzas, y no parará hasta quedar exhausto… su pequeño cerebro no le permite sacar conclusiones. Entonces, la mano no tendrá remordimientos. Tomará con suavidad al ratoncito de la cola y lo sustituirá por otro, tan blanco e inocente como el primero. Podemos poner nombre a esa mano, pero ¿podemos hacer pensar al ratón?

Nuestras mentes parecen cegadas por el discurso del eterno crecimiento. Parece claro que el capitalismo ha conseguido una importante victoria ideológica, aparte de la política, económica o militar. A la ciudadanía, el término deuda no le disgusta, le sirve para comprar coche o piso. El banco encantado. La entrada de la mujer al trabajo, y el aumento de la esperanza de vida, le ha permitido inventar los créditos a cincuenta años, una trampa interminable. Y la posible quiebra de los bancos, no deja de provocarnos un cierto temblor de rodillas.

Se considera deuda ilegítima u odiosa la obtenida por un gobierno en contra de los intereses de sus habitantes, y tiene mucho que ver con la deuda militar. O bien cuando el gobierno es democrático, pero la deuda se asume no para el bien de su ciudadanía, sino para enriquecimiento privado. La deuda pública española asciende a un billón de euros (12 ceros), cerca del 100 % del PIB (cuando hace sólo 5 años era del 40%) y estamos pagando los intereses, que representan el 2º gasto del Estado, después de la SS. El crecimiento de la misma está descontrolado, por lo que hasta cualquier mal economista suspendido, sabe que es impagable ¿Y de donde consiguen dinero los bancos para pagar esta deuda? De un ente público como es el BCE. Se lo presta hoy al 0,25%, y luego el banco se lo presta al gobierno al 3,73 % o en Grecia incluso al 17%. Una cuestión política, no económica.

¿Por qué el BCE no presta directamente a los estados al 0,25% para evitar que intermediarios privados obtengan beneficios por nada y abaratar la factura de intereses? El Estado español ha pagado ya en intereses tres veces la deuda pública que tenía en 2000 y a día de hoy debe todavía casi el triple. En toda la Unión Europea se pagan 350.000 millones de euros anuales a la banca privada solo por el interés.

Se tienen datos sobre deuda desde hace 5.000 años, y según Bibiana Medialdea en «Qué hacemos con la deuda», conviene sacar 3 lecciones básicas. 1/ Cuando el deudor no puede pagar, no paga. 2/ La forma que adquiere el impago puede ser muy variada: retrasos, búsqueda de contrapartidas, renegociación o simplemente quita parcial o incluso total. 3/ El resultado del impago depende de la relación de fuerzas entre ambas partes, o sea, es un problema político. En Cuba en 1898, Rusia en 1917, la deuda alemana tras la 2ª GM, Cuba en 1959, o la deuda irakí, tras la invasión de EEUU. Toda la ayuda financiera anunciada en el terremoto 2004 de Haití ya está comprometida en el pago de la deuda. Los casos de Argentina en 2001 y Ecuador en 2007 ilustran que estas medidas pueden ser instrumentos útiles para garantizar el desarrollo económico futuro.

Cuenta Eric Tousaint que en Bélgica (2007) se logró algo: el Senado adoptó por mayoría, (34 vs 29), una resolución que pedía al gobierno presentase un informe sobre su participación en los organismos internacionales y la propuesta de anular unilateralmente las deudas odiosas. ¿Sabía que según una de las revistas científicas más acreditadas en salud, murieron 4,47 millones de niños durante el periodo 1990-2002 como consecuencia de las políticas de austeridad del FMI, casi tantos como judíos en el holocausto?

Además, Alemania tiene una importante deuda con el Estado español. En efecto, el acuerdo de Londres de 27 febrero 1953 permitió la anulación de gran parte de la deuda que Alemania contrajo por su ataque ilegal contra Europa. En este caso, el tema es doblemente sangrante porque fue la ayuda de Hitler a Franco lo que decidió la balanza hacia el lado fascista en la guerra civil (36-39) como un laboratorio cómodo para engrasar su maquinaria. El Estado español nunca pidió indemnizaciones de guerra a Alemania. ¿Cuánto valen 40 años de retraso?

Recapitulando. El Estado español recauda cada año 370.000 millones y gasta 470.000. Si alguien ganase 3.700€ y gastara 4.700€ (por ej. al trimestre) estaría muy preocupado, porque su déficit es del 27%. Pero no, el Estado lo divide por el total de su PIB y dice que es «solo» del 7%. Antes de los recortes, perdimos en un año 120.000 millones anuales, ahora con los recortes «solo» perdemos 100.000 millones. ¿Cuánto deberían recortar, según su teoría para equilibrar cuentas? Seis veces más. Demencial, imposible.

Parece claro que estos 5 años y medio desde la quiebra de Lehman Brothers nos han hecho más sensatos, ahorradores y previsores, pero ahora es preciso dar un salto cualitativo. Nuestro cerebro es mayor que el del roedor, pero no siempre nos permite dejar de correr. Casi ningún representante público se plantea el no crecimiento. ¿Somos capaces de salir de la rueda? Una banca pública es posible, y los políticos pueden, si quieren, acabar con los privilegios de la banca. Capitalismo y democracia son incompatibles. No hay otra alternativa: o la deuda, o nosotros y nosotras. Rescatemos el futuro. Primero una tarea política: identificar deuda ilegítima de manera democrática, y luego, una tarea técnica, que permita cuantificarla con el máximo rigor. ¿Nos ponemos a la tarea ya? ¿O prefiere seguir corriendo como el ratoncito hasta quedar agotado?

Datos revisados por Joan Josep Bosch

Artículo publicado en Naiz- Iritzia

Categories: Attac Planet

Tres lecciones sobre la crisis en Europa

Fri, 21/03/2014 - 08:00

Alejandro Nadal – Consejo Científico de ATTAC España

La narrativa de la derecha para explicar la crisis en Europa tiene dos vertientes. Primero, considera que los gobiernos fueron irresponsables en el gasto y por ello incurrieron en una crisis de deuda soberana. Segundo, insiste en que los altos costos salariales en los países de la periferia europea provocaron el deterioro de su competitividad y llevaron a un déficit insostenible en la cuenta corriente. Se supone que esto provocó los desequilibrios estructurales entre economías superavitarias y países deficitarios. Ambas visiones de la crisis están equivocadas, pero la derecha insiste en mantenerlas como verdad absoluta y los medios de (des)información han machacado tanto esta historieta que mucha gente ha terminado por creer que algo tiene de verdad.

Para la derecha esta visión de las cosas es útil porque gobiernos y trabajadores salen mal parados: los primeros gastaron más de la cuenta, los segundos (a través de sus sindicatos) distorsionaron los salarios en el mercado laboral. Ambos, gobiernos y trabajadores, deben por lo tanto soportar el ajuste derivado de la crisis. De ahí se deriva la idea de que la austeridad y la devaluación fiscal son medidas justas y correctivas. Ambas acciones han hundido a Europa en la peor crisis de su historia.

Los datos no apoyan la idea de la irresponsabilidad fiscal: en 2007, el año en que estalla la crisis en Estados Unidos, las cuentas públicas de los miembros de la Unión Europea muestran un buen panorama. El déficit público agregado en la UE era de 0.8 por ciento del PIB (y 0.6 en la zona euro). La mayor parte de los países que después sufrieron de manera más fuerte la crisis tenía un buen desempeño fiscal y se habían ajustado a los criterios del tratado de Maastricht y del Pacto de crecimiento y estabilidad. Pero a medida que la crisis afectó los sectores reales de la economía las cuentas públicas comenzaron a deteriorarse: el menor crecimiento afectó los ingresos fiscales y los planes de estímulo incrementaron el gasto. Para 2008 el déficit público en la UE y la zona euro pasó a 2.3 y 1.9 por ciento, respectivamente. Es decir, el deterioro fiscal es producto de la crisis, no su causa.

Aquí entra la segunda vertiente en la cosmogonía derechista sobre la crisis: es la idea de que trabajadores y sindicatos distorsionaron los salarios, provocaron pérdidas de productividad y eso condujo a la crisis en las cuentas externas de los países de la periferia europea. Según esto los costos laborales en la mayor parte de los países de la periferia europea se incrementaron mucho más que en Alemania y eso explicaría el déficit en la cuenta corriente de aquellos países. El corolario de política económica que se desprende de este diagnóstico es sencillo: hay que imponer restricciones salariales.

Pero ahora el Banco Central Europeo (BCE) acaba de dar a conocer un estudio sobre la relación entre el déficit en la cuenta corriente y los costos salariales en los países de la Unión Europea. Es un análisis que echa por tierra todas las interpretaciones oficiales sobre la crisis y las políticas aplicadas para enfrentarla, en especial las políticas de austeridad fiscal.

Utilizando técnicas estadísticas estándar, el trabajo del BCE establece que para el periodo 1995-2012 los cambios en el saldo de la cuenta corriente precedieron a los cambios en los costos salariales unitarios. Al mismo tiempo, el análisis demuestra que los cambios en los costos laborales tuvieron muy pocos efectos sobre los cambios en los saldos de la cuenta corriente. El deterioro en las cuentas externas de los países de la periferia no se debió a los aumentos en los costos salariales. Así que no es cierto que el deterioro en las cuentas externas se deba a que los sindicatos presionaron irresponsablemente y eso condujo a la pérdida de competitividad.

Este punto es importante: ya son 23 los países europeos que firmaron el pacto Euro Plus que está basado en la idea de que el deterioro en competitividad (por aumentos salariales) explica los desequilibrios entre países con superávit y aquellos con déficit. El euro plus establece que los países firmantes deben adoptar medidas para mejorar su competitividad de costos. Una vez más se demuestra que las bases neoliberales de este pacto no tienen fundamento.

Los datos revelan que la crisis no provino de una postura irresponsable en materia fiscal, y tampoco fue provocada por aumentos salariales insostenibles. En cambio, uno de los factores más importantes es el de los flujos de capital: el estudio del BCE concluye que los flujos de capital están más relacionados con el deterioro de competitividad. Y esto no sorprende: en el contexto de una actividad bancaria a la que se le quitaron las regulaciones, los créditos bancarios y el boom inmobiliario efectivamente generaron una fuerte distorsión salarial. La conclusión es que es necesario controlar los flujos de capital, pero la derecha prefiere castigar a los trabajadores que limitar la voracidad del capital financiero.

Artículo publicado en La Jornada
Twitter: @anadaloficial

Categories: Attac Planet

Una recuperación tan débil

Thu, 20/03/2014 - 19:00

Julio Rodríguez López – Consejo Científico de ATTAC España

Según la Contabilidad Nacional Trimestral de España del INE (CNTr), la prolongada fase de recesión del último ciclo económico de España tocó fondo en el primer semestre de 2013. La nueva etapa de recuperación se inició en el segundo semestre de 2013. Hasta el momento la recuperación citada se caracteriza por su debilidad.

La evolución de la economía española en 2013 fue paralela a la del conjunto de la economía mundial, que empezó a “tirar” en dicho ejercicio, impulsada por el fuerte crecimiento de algunas economías avanzadas, especialmente Estados Unidos, y de algunas de las economías emergentes. Como sucede tras las crisis financieras prolongadas, la recuperación resulta todavía frágil (Comisión Europea, “European Economic Forecast, Winter 2014”).

Lo más destacado de la composición del crecimiento en los primeros meses de 2014 es que la demanda interna está registrando una evolución más firme, compensando el agotamiento que, especialmente en el caso de España, parecieron mostrar las exportaciones al final de 2013.

En los casi seis años de recesión de la economía española (2008-2013) se pueden distinguir dos periodos diferenciados. En el primero, que se desarrolló en los primeros tres años de la recesión, fue decisivo el impacto de la crisis financiera y la consiguiente restricción crediticia. dicha evolución explicó el abrupto descenso de las ventas de viviendas y de la nueva construcción residencial. Dicho retroceso se extendió después al conjunto del sector de la construcción, cuya expansión había sido el principal motor de la fase previa de expansión de la economía.

Los mayores descensos del empleo y los más acusados aumentos del paro tuvieron lugar en 2007-10 en los territorios que habían sido el mayor exponente de la “burbuja inmobiliaria”, esto es, el arco mediterráneo (Alicante, Castellón, Murcia), Canarias y la periferia de Madrid (Guadalajara y Toledo). En la primera fase de la crisis las ciudades más afectadas por el citado modelo de crecimiento sufrieron de lleno el impacto. En cambio, las ciudades con mayor diversificación económica y con más presencia del sector público registraron un impacto atenuado del descenso de la actividad y del empleo (Ricardo Méndez Gutiérrez del Valle, “Crisis económica, vulnerabilidad urbana y desempleo en España”, Ciudad y Territorio, Mº de Fomento, nº 178).

La segunda fase de la recesión, situada entre 2010 y 2012, se caracterizó por la relevancia de las políticas económicas deflacionistas adoptadas por los gobiernos de la Eurozona para hacer frente a la crisis de la deuda. El sector de la construcción siguió retrocediendo en esta etapa a un ritmo sustancialmente menos acusado. El protagonismo de la recesión se desplazó en este periodo al sector público, que deprimió su demanda, con lo que los principales centros administrativos experimentaron los mayores aumentos del paro registrado.

Los mayores ajustes a la baja del gasto público se dejaron sentir en las autonomías con mayor reducción del gasto, como se advierte en numerosos ciudades de Castilla-La Mancha. En cambio, las ciudades con mayor peso del turismo mantuvieron un mayor nivel de ocupación, tras superar el retroceso del empleo en la primera parte de la crisis (Ricardo Méndez, op.cit.).

En los dos últimos trimestres de 2013 el empuje de la economía mundial llegó, pues, a España. Como en el resto de la Eurozona, la expansión de las exportaciones y la caída de las importaciones habían contrarrestado entre 2007 y 2013 el impacto negativo que sobre la actividad ejerció la débil demanda interior. Pero el empuje de la actividad en la segunda mitad de 2013, que supuso el final de la recesión, se derivó del comportamiento más dinámico de la demanda interior (consumo privado e inversión en capital fijo, según la CNTr), puesto que las exportaciones no aportaron nada al crecimiento en este periodo.

La devaluación interna (descensos salariales acusados, provocados por los cambios en la normativa laboral) parece haber agotado pronto sus efectos “beneficiosos” sobre el crecimiento: los menores salarios frenan el consumo, reducen los ingresos por IVA y aumenta el déficit público (Anselmo Calleja, “¿Es ya la hora del optimismo?”, CincoDias, 7.3.2014).

Lo anterior explica la fuerte debilidad del proceso de recuperación y lo injusto e insuficiente que resulta apoyar en exceso la estrategia económica en las reformas del mercado de trabajo. Tal estrategia puede llegar a complicar la situación de la seguridad social y la financiación de las pensiones.

A principios de 2014 algunos indicadores han registrado débiles aumentos sobre el año precedente. Dicha evolución implica que tardará bastante tiempo en superarse las consecuencias del pavoroso ajuste de la actividad y del empleo sufrido en los largos años de recesión. Así, desde 2007 se han perdido unos 2,9 millones de afiliaciones a la Seguridad Social. A fines de febrero de 2014 había 73.900 afiliados a la Seguridad Social más que en la misma fecha de 2013. A ese ritmo anual se tardarían casi 40 años en recuperar los empleos perdidos. Resulta necesario, pues, reforzar la recuperación, extendiendo el ámbito de la política económica.

http://julrodlop.blogspot.com.es

Categories: Attac Planet

¿Hay recuperación económica?

Thu, 20/03/2014 - 14:00

Juan Hernández Vigueras – Consejo Científico de ATTAC España

El Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial afirman que hay indicios de que este año la economía mundial se fortalecerá. Consideran que, después de cinco años de crisis financiera mundial, las economías de ingresos altos finalmente al parecer estar saliendo del atolladero. Incluso, el BM afirma que el fortalecimiento de los países ricos impulsará la demanda de las importaciones procedentes de las naciones en desarrollo.

Pero ya conocemos por las experiencias de los últimos años el valor limitado que tienen estos informes sobre las perspectivas económicas. A pesar de que tímidamente reconozcan el potencial existente para un brote renovado de perturbaciones en los mercados financieros, como consecuencia de la anunciada reducción de los estímulos monetarios que “generosamente” la Reserva Federal estadounidense ofrece a la gran banca.

Lo cierto es que, atendiendo los intereses ideológicos y económicos que predominan en estas instituciones internacionales, tanto el FMI como el Banco Mundial nos ofrecen una visión convencional de la economía que pretende ignorar el actual dominio de unas finanzas en gran parte opacas y, por tanto, descontroladas.

Un par de ejemplos:

Los mercados globales de los derivados financieros extrabursátiles u OTC, que se negocian fuera de las bolsas oficiales, han vuelto a alcanzar niveles superiores a los que tenían cuando el estallido de la crisis de Wall Street, con un volumen de referencia de 692 billones (trillion) de dólares.

Y según la Comisión Europea, las actividades bancarias fuera del alcance de la supervisión de los bancos centrales, la llamada banca en la sombra, alcanzan la cifra global de 53 billones de dólares y de más de 16 billones para la Eurozona.

¿Quién es capaz de prever las consecuencias en las economías reales de esos volúmenes de actividad financiera fuera del control de las autoridades públicas?

Entre otras consecuencias, en España las reformas bancarias y recortes sociales del actual gobierno se han traducido en una mayor dependencia presente y futura de los mercados financieros internacionales, como ya he anotado en este blog.

Atendiendo la invitación de Globalmedia, participé en la mesa de debate sobre la anunciada recuperación económica para el programa El color de dinero del canal latinoamericano de Hispan TV , cuya grabación tuvo lugar el 29 de enero de 2013 en Madrid y cuyo vídeo podemos ver aquí.

www.laeuropaopacadelasfinanzas.com

Categories: Attac Planet

Otras democracias son posibles: la Comuna de París

Thu, 20/03/2014 - 10:00

Antoni AguilóPúblico.es

Acaban de cumplirse 143 años de la proclamación de la Comuna de París, una de las experiencias de democracia obrera participativa más iluminadoras de la historia contemporánea de Occidente, pero también, y al mismo tiempo, una de las más trágicas que se han conocido.

Al final de la guerra franco-prusiana, con una Francia derrotada, su primer ministro, Adolphe Thiers, advirtió la importancia de desarmar inmediatamente París para imponer el humillante armisticio firmado con Prusia. El 18 de marzo de 1871, bajo el pretexto de que las armas eran propiedad del Estado, Thiers ordenó al ejército la retirada de los cañones que la Guardia Nacional tenía en las colinas Montmartre. Entonces una multitud indignada de mujeres y hombres de clase trabajadora se opuso al desarme, que dejaría indefensa la ciudad. Una parte de las tropas enviadas por el Gobierno se negó a disparar contra la gente y muchos de los soldados acabaron confraternizando con el movimiento de resistencia, que se alzaba en armas contra la Asamblea Nacional, desencadenando un proceso revolucionario que enfrentaba al proletariado parisino con la gran clase de terratenientes, rentistas y campesinos ricos que dominaba la Asamblea francesa.

Tras el intento fallido de desarme, el gabinete de Thiers huyó a Versalles. Los sublevados instituyeron un gobierno municipal provisional que después de las elecciones del 26 de marzo se transformó en la Comuna de París. Se constituía, así, una alcaldía rebelde de fuerte base obrera. El ejemplo de París se extendió por otras ciudades y pueblos provinciales, como Lyon y Marsella, donde se proclamaron comunas insurgentes rápidamente aplastadas por Versalles.

Más allá de sus tropiezos, la Comuna de París nos legó uno de los ejercicios de construcción de poder popular desde abajo más relevantes de la historia reciente. ¿Qué aprendizajes de la Comuna en materia de democracia pueden contribuir a iluminar las actuales luchas por democracias reales? ¿En qué medida estas luchas pasan por una práctica política revolucionaria que amplíe el poder efectivo de las clases populares y otros colectivos históricamente afectados por la discriminación? A mi juicio, como embrión de democracia revolucionaria, la Comuna de París proporciona algunas enseñanzas clave que abren caminos poco explorados para el avance de democracias al servicio de la emancipación social:

Democracia de base: la pretensión era la creación de un Estado desde la base formado por autogobiernos municipales federados entre sí con un gobierno central con escasas funciones de coordinación. Un Estado nuevo que contribuyera a deshacer la relación entre gobernantes y gobernados, donde obtener mejores condiciones de vida y trabajo, en el que la gente se sintiera reconocida y que estuviera dispuesta a defender.

Democracia obrera de inspiración socialista. Los comuneros eran conscientes de la necesidad de romper con las viejas formas de dominación política (el parlamentarismo liberal y el Estado capitalista burgués), lo que los llevó a experimentar formas alternativas de política y sociedad. Aunque la Comuna no acabó con el Estado capitalista, su gran mérito fue arrebatar completamente su control a la burguesía, transformándolo en un organismo nuevo que permitía el acceso al poder a quienes tradicionalmente habían sido apartados de él. Ya no era el gobierno de las clases elitistas dominantes, sino de las mayorías populares no representadas, los obreros, cuya bandera roja, símbolo de la fraternidad internacional de los trabajadores, ondeaba por primera vez en la sede del Gobierno, el Hôtel de Ville.

En este punto adquiere especial relevancia el componente socialista de la Comuna, presente en el tipo de democracia que estableció: una democracia no meramente formal, sino sustantiva, participativa, que combinaba democracia representativa con democracia directa. Una democracia que representaba un proceso más allá de la toma coyuntural del poder, ya que aspiraba a sustituir el aparato burgués del Estado por otro en correspondencia con los intereses de la clase trabajadora. En otras palabras, la democracia obrera de la Comuna permitió la inversión del poder, desplazando el poder político clasista y elitista acaparado por propietarios para poner en manos de la clase trabajadora la capacidad efectiva de deliberar, decidir y organizar la sociedad.

La democracia de la Comuna se articulaba en torno a cinco principios: 1) elección por sufragio universal de todos los funcionarios públicos. 2) Limitación del salario de los miembros y funcionarios comunales, que no podía exceder el salario medio de un obrero cualificado, y en ningún caso superar los 6.000 francos anuales. 3) Los representantes políticos estaban umbilicalmente ligados a los electores por delegación y mandato imperativo. 4) Cualquier representante podía perder la confianza de los electores y ser depuesto de inmediato; de ahí que la Comuna instituyera la revocabilidad del mandato, acabando con la perversidad de un sistema representativo liberal que, como en la actualidad, permitía suplantar la voluntad de los representados y promovía la profesionalización de la política. La Comuna se cuidó, de este modo, de hacer un uso contrahegemónico de la democracia representativa en el que los representantes obedeciesen y no, a diferencia de lo que ocurre hoy, donde los que mandan no obedecen y los que obedecen no mandan. Este tipo de democracia representativa consagraba el derecho popular a pedir cuentas, exigir responsabilidades y controlar a los representantes, lo que asestó un duro golpe a la aún tan en boga comprensión parasitaria de la política, vista como un trampolín para obtener privilegios, hacer carrera profesional y olvidarse del electorado. 5) Transferencia de tareas del Estado a los trabajadores organizados, como la promoción de la autogestión obrera mediante la socialización de las fábricas abandonadas por los patrones.

Nuevas medidas emancipadoras. Las iniciativas para socializar el poder político no fueron las únicas. También se acompañaron de atrevidas medidas de carácter social, entre las que cabe destacar la separación entre la Iglesia y el Estado, garantizando el carácter laico, obligatorio y gratuito de la educación pública; la expropiación de los bienes de las iglesias; la supresión del servicio militar obligatorio; la aprobación de una moratoria sobre los alquileres de vivienda que abolía las anteriores leyes en esta materia, confiscaba las viviendas vacías y cancelaba las deudas por alquiler, poniendo la vivienda al servicio de las necesidades sociales y el bienestar general; la supresión del trabajo nocturno en las panaderías y la prohibición de la práctica patronal de multar a los empleados, una estrategia habitual para reducirles el salario.

Sin embargo, la burguesía francesa no permitió que el nuevo sistema político prosperase. Con la colaboración de las tropas prusianas que cercaban París, el gobierno de Versalles envió más de 130 mil soldados que el 28 de mayo de 1871, tras 72 días intensos y fugaces de autogobierno popular, aniquilaron la Comuna. Se estima que en la batalla murieron más de 20.000 parisinos y que unos 43 mil combatientes fueron capturados; unos 13 mil fueron condenados a prisión, 7 mil de los cuales fueron deportados a Nueva Caledonia.

La Comuna de París representa no sólo la última de las grandes revoluciones populares del siglo XIX, sino también el primero de los democraticidios de la era moderna, algo apenas mencionado en la historia “oficial” de la democracia. Lamentablemente, hoy también son tiempos de democraticidio, de exterminio de saberes y prácticas democráticas. El capitalismo ha fulminado la democracia representativa en buena parte de Europa, donde los Parlamentos y las elecciones, como en Italia, son prescindibles. Pero también son, entre otras cosas, tiempos de experimentalismo político, de grietas abiertas en el poder constituido, de protestas populares, de organización colectiva y de luchas por un poder popular constituyente que, como nos recuerda la Comuna de París, nace en las calles como exigencia de cambio de las viejas estructuras políticas y económicas que oprimen a la gente y coartan la construcción de otras democracias posibles.


Filósofo político y profesor del Centro de Estudios Sociales de la Universidad de Coímbra. Investigador de la UIB

Categories: Attac Planet

¿Cuántos botones estamos dispuestos a apretar?

Thu, 20/03/2014 - 08:00

Rosa María Artal – Comité de Apoyo de ATTAC España

El español era hasta hace muy poco el quinto sistema de salud más eficiente del mundo, pero las noticias sobre su profundo deterioro son cada día más alarmantes. Sobre todo se aprecia un profundo cambio de concepción: hay que guiarse por criterios de rentabilidad y no todos los ciudadanos merecen el gasto de curarles. Lo incomprensible sigue siendo por qué lo acepta la sociedad.

Fuentes médicas alertan de instrucciones en el Hospital de Toledo para no ingresar a los mayores de 80 años, dos ancianos murieron en pasillos en ese mismo centro en diciembre. Crecen las denuncias por el aumento de las listas de espera, por el traslado de enfermos a la sanidad privada, por la privatización encubierta. Hasta por trampas como la de ofrecer el adelanto de una operación pagando más de 9.000 euros. Podrán marear los datos pero uno elige los que presentan mayor verosimilitud y proceden de fuente fiable y rechaza la propaganda. Desde el poder están hundiendo la sanidad pública.

Los profesionales libran una dura batalla. Saldada con éxito espectacular en Madrid al lograr detener la privatización de 6 hospitales. La maquinaria arrasadora continúa, sin embargo. Al punto de que algunos médicos, metidos a gestores, se están dejando influir en toda España por la política del recorte. Ya afinan presupuestos y deciden que los tratamientos caros no se pueden malgastar en ciertos pacientes. Ya dicen que no llegan los recursos para proporcionar a todos lo que precisan. Parece que no se preguntan qué viene después, qué vida les espera.

Se empieza con los ancianos y débiles, se sigue por los malos pacientes que no tienen un estilo sano de vida frente a los buenos que se cuidan, se pasa a distinguir entre enfermedades caras y baratas, y se continúa –se está llegando ya- con los pobres, con los que no pueden pagar y repagar. El neoliberalismo ha abierto una especie de cámara de gas para las víctimas del sistema. Los sanos y ricos –clase que consideran superior- se libran de ella.

De alguna manera, la mayor parte de la sociedad está aceptando que la tijera ha venido para quedarse y anda “ahorrando”. Sin preguntarse qué ha cambiado en realidad a partir de aquél día que nos contaron que una financiera norteamericana, Lehman Brothers, quebraba. Desde una comunidad de vecinos a lo vital como es la salud, todos recortando gastos… o inversiones en los seres humanos. El gasto se pierde, la inversión en salud o educación por ejemplo es una ganancia de presente y futuro.

¿Crisis? Esto es un plan perfectamente diseñado para que unos pocos se enriquezcan obscenamente a costa de la mayoría de la población. En eso y nada más se basa el sistema. A eso y nada más se encaminan todas las reformas y se entregan nuestros derechos. Los recortes en prestaciones esenciales se van a pagar esa deuda pública, por ejemplo, que Mariano Rajoy ha aumentado del 68.5% al 94% en un tiempo récord. Nadie en la historia logró semejante récord, y ahí está él y están sus voceros diciendo que España va como un tiro.

La gente sabe y siente que su vida ha empeorado y mucho. Descerebrados que atribuyan a Zapatero esta bancarrota, posterior incluso en dos años a su gestión, ya van quedando pocos. Y así  llegamos una y otra vez al mismo punto: ¿por qué se acepta? ¿Por qué se acepta si nos va la vida en ello?

Habrá que recurrir a la psicología, más allá de todos los condicionantes que nos marcan históricamente.  A aquel experimento revelador de Stanley Milgram, publicado en 1963, en los tiempos en los que indagar en estos comportamientos importaba. Un estudio con voluntarios en los que el maestro –que es en realidad el sujeto analizado- llega a infligir insoportables dolores alalumno que yerra. Escuchando sus gritos, alguno quiere parar, pero le ordenan que siga y continúa apretando el botón de las descargas eléctricas. El 65% de los participantes llegaron a aplicar 450 voltios a sus víctimas aunque se sintieran incómodos al hacerlo, aunque los vieran fingiendo –eran actores- estertores. Ni uno solo de los convocados exigió detener el estudio. La autoridad le mandaba seguir. Y lo hacía. Como lo habían hecho los alemanes ante el nazismo.

Y como explicación complementaria alguna variante de la indefensión aprendida, aquellos perros que otro psicólogo, Martin Seligman, demostró incapaces de saltar una pequeña valla que les libraba de descargas eléctricas arbitrarias.  La pasividad, el sentimiento de impotencia, subjetivo,  ante los atropellos que uno cree no puede cambiar. Esas personas que aceptan cuanto castigo tengan a bien inferirles como está ocurriendo ahora. También aprietan botones de dolor y muerte. No solo para sí mismos, para otros.

Todo el que hoy se inhibe está dejando sin cama a los mayores que acuden al hospital de Toledo, está dejando morir a ancianos en los pasillos, prolongando las listas de espera, matando a los que vayan quedando fuera del círculo de los buenos pacientes para el neoliberalismo. O los buenos estudiantes dóciles. O los niños de buena familia. O los corruptos cum laude autores del diseño.

¿Dónde para esta deriva? ¿Cuántos botones más estamos dispuestos a apretar?

Publicado en eldiario.es
El Periscopio

Categories: Attac Planet

Precios de la vivienda en España caen 40% desde máximos en 2007

Wed, 19/03/2014 - 19:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

Una caída del 40 por ciento desde sus máximos en diciembre de 2007 registran los precios de la vivienda en España. De acuerdo a los datos de la empresa de tasación inmobiliaria Tinsa, que registra los precios mes a mes, estos han disminuido a niveles de enero de 2003, retrocediendo 11 años. El recorte llega al 40 por ciento en el índice general mientras en la costa mediterránea roza el 46 por ciento y llega al 43 por ciento en las áreas metropolitanas.

imie-variacion-acumulada

La caída de los precios inmobiliarios sigue erosionando la riqueza de las familias españolas. Esta riqueza se ha reducido y ha pasado de representar el 548 por ciento del PIB de 2007 a solo el 400 por ciento del PIB de 2013, como indica elInforme del 2013 y perspectivas para el 2014 elaborado por Inveco. Estos datos indican que la riqueza inmobiliaria de la familias se ha reducido en alrededor de un billón de euros, es decir el equivalente a todo el PIB español, desde que tocara máximos en junio de 2008.
imie-enero-2001-enero-2014
Si los precios han caído en un 40 por ciento, las ventas lo han hecho en un 60 por ciento, desde las 775.300 transacciones de 2007 a las 311.000 transacciones de 2013. Esto confirma la magnitud que alcanzó la burbuja inmobiliaria en España, que hoy tiene un excedente de un millón de propiedades sin vender y con los precios que continúan en caída libre.

imie-variacion-anual

Aunque la caída de los precios tendió a atenuarse durante el año pasado, la tendencia decreciente persiste. La recuperación está lejos de llegar al sector inmobiliario, dado que mientras los precios no se restablezcan la inversión seguirá paralizada. Como indica la Q de Tobin, nadie invierte si el valor del activo es menor a su precio de reposición. La caída de la vivienda de segunda mano en España también se ha desplomado y alcanza un descenso de 41,3 por ciento desde su máximo histórico alcanzado en abril de 2007 con un valor de 2.952 euros el metro cuadrado.

El Blog Salmón

Categories: Attac Planet

La economía de Rajoy: liquidar empresas, salvar banqueros

Wed, 19/03/2014 - 14:00

Juan Torres López – Consejo Científico de ATTAC España

Los gobernantes de la derecha suelen presentarse siempre como grandes defensores de las empresas y del funcionamiento más eficaz posible de la economía pero hay muchas pruebas que demuestran lo contrario. Son las políticas económicas que aplican las que destruyen el tejido empresarial orientado a crear riqueza y empleo, y lo hacen, casi siempre, en aras de defender a los bancos y al capital financiero en general.

En estos momentos tenemos una prueba más de ello con el Decreto Ley de Medidas Urgentes de Refinanciación y Reestructuración de deuda comercial que previsiblemente será aprobado por el Consejo de Ministros de hoy viernes.

Dicho Decreto se presenta, como suele hacer casi siempre este gobierno, como el instrumento necesario para conseguir un objetivo loable, en este caso ayudar a que gran número de empresas puedan “retomar la senda de la rentabilidad” facilitando acuerdos de refinanciación. Pero se oculta que en realidad tiene otras verdaderas pretensiones. Ahora, y una vez más, hacer un traje a medida a la banca española a costa, de nuevo, de toda la economía española y del tejido empresarial más en concreto.

Aunque el Decreto es farragoso y entra en detalles que serían difíciles de explicar claramente en un artículo resumido como éste, lo que se propone realmente y sus razones se pueden exponer breve y lo más claramente posible de la siguiente manera.

El negocio de los bancos es prestar y en los años anteriores a la crisis hicieron todo lo que estuvo en su mano para establecer un modelo económico basado en el crédito precisamente para aumentar como fuese su negocio. La consecuencia fue, como todo el mundo sabe ya, que prestaron por encima de sus posibilidades y que ahora se encuentran, como hemos dicho, con una cartera de activos muy deteriorada.

Cuando eso sucede, el equilibrio patrimonial de los bancos se resiente y si se quiere que la contabilidad lo refleje fielmente se debería corregir el valor contable de esos activos, disminuyéndolo en la misma medida de la pérdida que esté suponiendo el fallido que se produzca. O, como procedimiento alternativo, generar “provisiones” (es decir, algo así como unos fondos que se “guardan” en previsión de que ocurra algo, como en este caso que no se llegue a cobrar el crédito) a medida que se vaya percibiendo la morosidad o la mayor probabilidad de no cobro.

Sin embargo, los bancos son muy reacios a actuar de ese modo, es decir, a minusvalorar sus activos o a establecer provisiones realistas puesto que eso disminuye su rentabilidad, dado que, en el primer caso, los hace menos solventes, o porque inmoviliza fondos cuantiosos, cuando se dotan provisiones.

La banca ha presionado desde que estalló la crisis para que no se le obligase a provisionar todos los fondos que hubieran sido necesarios ante el descalabro patrimonial que sufrió. Y también para que la Unión Europea cambiase la normativa contable y le permitiera valorar sus activos a precio de adquisición en lugar de mercado (es decir, para que no tuviera que reflejar la pérdida de valor que han ido sufriendo), lo que claramente supone una falsedad flagrante, gracias a la cual los bancos pueden presentar balances más saneados cuando en realidad están todos quebrados.

Pues bien, lo que se busca verdaderamente con el Decreto que hoy aprueba el gobierno, que como he dicho se justifica como una medida para ayudar a las empresas, es dar una vuelta de tuerca más y proporcionar a la banca un nuevo colchón permitiéndole que haga desaparecer de sus balances la basura que representan miles de créditos de dudoso o imposible cobro resultado de su irresponsabilidad y mala gestión en los últimos años.

Así, el Decreto establece que las empresas en dificultades por tener créditos con los bancos estarán obligas a llegar a acuerdos de financiación con sus acreedores (los bancos) en virtud de los cuales las deudas que tengan con ellos pasarán a ser inversiones de éstos en el capital de las empresas.

La operación es perfecta. Al transformar los activos podridos en inversión en el capital de las empresas deudoras, pasan de ser sus acreedores con pocas expectativas de cobrar a ser sus dueños. Y así matan varios pájaros de un tiro.

Por un lado, en lugar de la posibilidad de perderlo todo si la empresa deudora entra en concurso de acreedores, se convierten en sus propietarios. Y además lo consiguen sin demasiado riesgo, porque el Decreto establece que si la empresa entrase más adelante en concurso, el banco dejaría de nuevo de ser inversor para pasar a ser otra vez acreedor y así poder ponerse en la cola para cobrar.

Por otro lado, al hacer eso, los créditos morosos que los bancos tenían antes en su balance (y por los que tenían que establecer costosas provisiones) o aumentar su capital, desparecen, porque ahora ya no son deudas de improbable o imposible cobro sino inversiones. Así podrán aparecer como entidades saneadas en las pruebas de stress y seguir dando beneficios a pesar de que materialmente están igual de quebrados que antes.

Se podría decir que con este procedimiento se ayuda a las empresas porque se les permite que lo que antes eran deudas que tenían contraídas con los bancos se conviertan ahora en su propio capital. Pero eso es solo una mejora aparente por varias razones.

En primer lugar, porque la existencia futura y la rentabilidad de la empresa no van a depender solo de tener más capital (y menos cuando éste es en cierta medida ficticio, como ocurre con la operación que el gobierno contempla el Decreto a propuesta de los bancos) sino mejores expectativas y posición en el mercado, algo que no depende solo de que la empresa sea ahora controlada por un banco o por un fondo especulativo. La historia reciente demuestra que la lógica de rentabilización del capital financiero es muy diferente de la del capital productivo. Por eso es fácil deducir que lo que producirá esta medida, en el mejor de los casos, es una dependencia mucho mayor de las empresas participadas de la estrategia global de los bancos y, en el peor, su liquidación o gestión para aumentar su valor. ¿Alguien cree que los fondos buitre que con toda seguridad van a estar detrás de este tipo de operaciones van a ser los que de verdad estarán interesados en recuperar seriamente a las empresas españolas en dificultades para que de nuevo se dispongan a crear riqueza y empleo? ¿No es más razonable y realista pensar que su estrategia será aumentar simplemente su valor de mercado para liquidarlas más adelante, que es lo que generalmente suelen hacer en su práctica diaria?

La realidad es que hay tantas empresas españolas con dificultades, en primer lugar, porque los bancos llevaron a cabo muy mal su política de financiación. Y, en segundo lugar, porque la crisis creada por los bancos las ha dejado sin demanda y sin mercado. Por eso, lo que necesitan las empresas no es que bancos o fondos especulativos pasen ahora a ser sus dueños, porque eso con toda seguridad no se traducirá mejor actividad productiva. Lo que requieren es financiación más barata y sin condiciones que impliquen dejar que sus gestores dejen de serlo y más ingresos en la economía para que tengan demanda. Y lo que hace el gobierno es justamente lo contrario de lo que habría que hacer pues se limita a poner en marcha un mecanismo para que los bancos (que las han llevado a la ruina) sean ahora las que las gestionen para rentabilizar la deuda que tenían con ellos.

La banca, como siempre, va a ganar de nuevo a costa de toda la economía y de las empresas en particular pero no por casualidad sino gracias a la ayuda de un gobierno que, para colmo, se llena permanentemente la boca con palabras de apoyo a las empresas.

Artículo publicado en Público.es
ganas de escribir

Categories: Attac Planet

Las Marchas de la dignidad o el reinicio de las movilizaciones generalizadas

Wed, 19/03/2014 - 08:47

13219714885_bbb57422b8_nCarlos Martínez – Presidente de ATTAC Andalucía

Las Marchas de la Dignidad tienen orígenes difusos y plurales como todo lo que últimamente nace con empuje. Hay tras ellos movimientos de parados del Levante y Extremadura y muy pronto se forma una coordinadora inicial de un grupo de personas y sindicatos alternativos como las Intersindicales o el SAT entre otros. También fuerzas cívicas como el Frente Cívico, ATTAC Andalucía, la PAH y otras, así como algunos partidos políticos. Todos ellos figuran en las actas y en http://marchasdeladignidad.org/. Unas reuniones en la Parroquia de San Carlos Borromeo de Entrevías, ya de por si todo un símbolo, comienzan a poner en marcha algo difuso todavía pero que tiene la férrea voluntad de hacer visibles a los invisibles, las personas paradas y el amplio precariado, así como denunciar las políticas impuestas por la Troika y los recortes de los gobiernos, tanto el central como los autonómicos.

Somos los dignos y las dignas, las víctimas de la crisis que no se resignan, caminando hacia Madrid. Hacia el centro financiero y político, sede de la mayor parte de la oligarquía cruel y rentista que domina el Reino de España. Hacia la sede de los bancos culpables, rescatados con dinero público pero que desahucian, provocan el cierre de pequeños negocio e incrementan el paro y le niegan créditos a la economía productiva en manos de empresas familiares provocando cierres y más paro. Pero también el centro del bipartidismo que dos años antes en alianza han modificado el artículo 135 de la Constitución, en muy pocas horas, al objeto de situar la deuda y los intereses financieros por encima de los derechos humanos. El déficit es el nuevo pecado mortal de la iglesia neoliberal y el Gobierno de entonces y el de ahora con fidelidad perruna sigue los dictados de la Alemania de Merkel y de la Troika.

Pero vamos a lo que considero más interesante. En un momento de reflujo de las movilizaciones, tras la dureza y éxito digamos mediano de dos huelgas generales tradicionales, realizadas en medio de tremendas dificultades, un grupo inicial de no más de sesenta personas, en una iglesia muy poco convencional, lanzan una llamada a caminar para seguir la lucha. Una nueva forma de lucha generalizada y sostenida, con un proceso muy difícil y que tiene que movilizar a los más débiles con apoyo de los que tienen la suerte de tener trabajo y de unas sesenta organizaciones. En un estado en el que no hay libertad sindical real, pues en las pymes, la hostelería y el amplio y variado sector comercio, con trabajadores y trabajadoras precarios, la huelga está prohibida. Cerca de un 70% al menos de la masa laboral del Reino de España, carece de derechos de huelga, reunión y negociación colectiva eficaz.

Los sindicatos mayoritarios, tras las huelgas generales, pero también tras su no reconocida debilidad provocada por la propia crisis, el fin del pacto social y la desafección de mucha gente joven fundamentalmente, debido a su tibieza y su al menos más que aparente conformismo, están noqueados. No son ajenos a esta debilidad las fuertes campañas de las derechas política, económica y mediática en su contra, es cierto, pero su falta de garra y de empuje, es evidente. Es en ese momento cuando aparece una novedosa forma de luchar frente al autoritarismo patronal y un gobierno, que encima de estar implicado hasta las trancas en casos de corrupción gobierna en beneficio de parte de forma dura e intransigente. Es el gobierno de los bancos y de los poderosos y hay que hacerle frente  exigiendo su dimisión. Cosa que otros actores políticos y sindicales no han hecho. Exigirles que se vayan, porque ni nos representan, ni defienden al pueblo.

Por tanto ya que no se puede hacer una huelga general de éxito y total, iniciamos formas diferentes e inclusivas de lucha. Yo vislumbro un antecedente en las marchas de la India por su independencia. Las marchas indígenas en Latinoamérica. Las marchas campesinas. Las marcha internacional de las mujeres. Las marchas de parados de los EE.UU cuando la gran depresión de 1929. Pero con consignas de ahora, claro. Por tanto y por primera vez en una movilización global de todo el estado, el tema de la deuda, es uno de los ejes centrales. Mientras pagar la deuda sea lo prioritario no habrá dinero para la protección social y la educación pública, pero tampoco para hacer inversiones y apoyar a pymes y economía social. Encima la mayor parte de la llamada deuda pública es privada como sabemos y por tanto se está recortando para fortalecer las grandes fortunas y rescatar bancos y empresas del IBEX y esto es sencillamente criminal.

La deuda es impagable, pero es un sistema excelente para que los poderosos y los gobiernos de la Troika opriman a sus pueblos y los conviertan en seres sin derechos, luchando simplemente por la comida del día siguiente. La deuda es un arma de destrucción masiva de la democracia. Ante todo esto las Marchas de la Dignidad gritan rebelión cívica y democrática y denuncian la represión y autoritarismo del partido de las derechas que prepara leyes para dominar y asustar al pueblo trabajador que exige sus derechos.

Las Marchas deben ser el inicio de algo. Se sabe que CCOO comienza a verlo y muchas de sus secciones sindicales a apoyarlas, incluso personas de UGT lo están haciendo a nivel individual. Es lógico, las Marchas no van contra nadie, solo exigen el fin de la austeridad, la dimisión del Gobierno, techo y pan. Pero esta nueva forma de movilización debe permanecer en el tiempo y tal se intenta. Además hay un hecho muy significativo y es que por primera vez todas las fuerzas sociales y sindicales alternativas de todo el Reino de España, caminan juntas en una movilización. Sindicatos y movimientos sociales nacionalistas que hasta ahora han organizado sus propias huelgas generales nacionales, en estos momentos se movilizan y caminan ya hacía Madrid. Porque a pesar de la censura de la prensa y medios corporativos, las marchas ya están a la hora de salir este artículo en las carreteras.

Los peligros que pueden acechar a las Marchas son el sectarismo y el viejo vanguardismo incluso con nuevos nombres y k por medio. Aquellas y aquellos que puedan pensar que pueden decidir sobre las Marchas por derecho imagino que divino-pues otro…- así como quienes vean en las Marchas de la Dignidad su “frente de masas” o incluso quienes sufran el espejismo de pensar que ya es el día, se equivocan. Por eso las provocaciones son un peligro que los organizadores tenemos en cuenta y sobre el que advertimos. Las Marchas necesitan ser un éxito, mostrar músculo y capacidad. Pero también ser permanentes al objeto de seguir luchando y concienciando con el ejemplo a millones de personas paradas, pobres e invisibles de este estado y además lograr la unidad de todas y todos, tanto organizaciones, como personas dispuestas a cambiar la situación y demostrar que todo se puede hacer de otra manera. De despertar a quienes temen a los poderosos o se conforman con su pobreza y venden su dignidad.

Las Marchas de la Dignidad, Madrid 22 de Marzo pueden y deben ser el inicio de una nueva etapa de resistencias y de movilizaciones, que aúnen a todas las luchas dispersas y en muchos casos exitosas que se están produciendo a lo largo y ancho del Estado frente a ayuntamientos autoritarios, multinacionales sin escrúpulos, deslocalizaciones, EREs fraudulentos, privatizaciones de lo público así como ventas tramposas de patrimonio público o leyes injustas represoras, patriarcales, ultra-conservadoras o talibán-católicas. Todas esas luchas deben converger y pueden converger. Lo que partidos políticos y plataformas electorales no han logrado para batir con éxito a los que sirven a sus amos, se ha logrado por un puñado de movimientos sociales, sindicatos llamados minoritarios y las izquierdas consecuentes y alternativas. Pero esto va a depender no de nuestra capacidad de imponer o llevarnos el gato al agua en una asamblea, sino de nuestro ejemplo, capacidad de sacrificio, inteligencia y capacidad de ser inclusivos y no sectarios. También de nuestra coherencia antineoliberal y social.

Ilustración del artículo cortesía de Comando Madreña. Utilizada bajo licencia Creative Commons.

Categories: Attac Planet

Hola, ¿me abres? Soy un perroflauta motorizado

Wed, 19/03/2014 - 08:00

Antonio Aramayona - ATTAC España

Era un lunes, tres de junio de 2013. La decisión había ido madurando en mí sin prisas a lo largo del tiempo: ya no me bastaba acudir algún día a la semana a manifestaciones y concentraciones, secundar huelgas de un día convocadas cada semestre (¿qué hacer antes de ese día? ¿y después?), ocupar con unas cuantas personas más y portando sendos carteles críticos Bancos, Cajas de Ahorro o Delegaciones de Hacienda, escribir artículos sesudos que suelen aplaudir solo los ya convencidos. Me sentía ahíto de hablar, escribir y criticar en tertulias y reuniones, sin plantear cómo, dónde y cuándo llevar a cabo las ideas. Buscaba hacer lo que debo todos los días en algún lugar y por una causa que hiciese daño, desde la noviolencia, al poder y a los gobernantes. Me he dedicado casi toda mi vida profesionalmente a enseñar Ética y Filosofía en Centros de Secundaria de Madrid y Zaragoza. El círculo se fue cerrando, pues, con naturalidad: la acción debía girar en torno a la educación, la cultura, la defensa de la escuela pública y laica, la lucha abierta y diaria contra los recortes en educación…

Un lunes, tres de junio de 2013, algo nervioso, envuelto en incertidumbre y una cierta vergüenza por presentarme de tal guisa en una de las calles más céntricas de Zaragoza, enfundado en una camiseta de Marea Verde que me venía estrecha, un cartel (“Enseñanza Publica, sí. Recortes, no”; después, también expliqué en otro cartel que allí vive la Consejera que está perpetrando la demolición de la enseñanza pública mediante recortes salvajes), me aposté en el portal de la Consejera de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Mª Dolores Serrat Moré. Allí llevo diez meses y más de doscientos días todas las mañanas, de lunes a viernes, de 11 a 13 horas. Con el tiempo ha crecido en mí la convicción de estar haciendo y siendo lo que debo, que coincide plenamente con lo que quiero. Solo me resta que haya muchos otros portales como ese en mi ciudad y en mi país, que la acción sea contagiosa, que la ciudadanía resuelva llevar a cabo cada día lo que su conciencia ética personal y social le diga.

No han sido fáciles estos diez meses de perroflauta motorizado (un médico amigo de DMD, Derecho a Morir Dignamente, me “bautizó” “perroflauta” por mi actividad callejera diaria y “motorizado”, porque mi vida va sobre ruedas desde 2006, las ruedas de una silla eléctrica, debido al cúmulo de enfermedades cardiovasculares que me han acompañado a lo largo de casi toda mi vida). Dura ha sido la indiferencia de buena parte de la gente, aunque hay siempre personas que se detienen, leen el cartel, hablan, animan y comentan, y también otras que expresan pública y violentamente su rechazo desde posturas ultras de todo tipo y condición. El perroflauta motorizado sabe cómo son los tórridos mediodías del verano aragonés y el soplido del cierzo en mañanas invernales a menos de 0º. Llegado a casa, escribe diariamente su “Diario de un perroflauta motorizado”, que da a conocer a quien quiera leerlo. Descansa después a conciencia para que su maltrecha salud de hierro le permita regresar al portal al día siguiente.

Sin embargo, ese perroflauta motorizado casi nunca ha estado solo, pues son muchas y muchos los que también han acudido diariamente al portal de la Consejera, entre quienes destacan sobremanera Marisol Ibáñez (socia también de ATTAC) y Marga, sin olvidar a Adrián, Noemí, Víctor, Carmen, Jonathan…

La policía ha estado en el portal numerosas veces identificando, desalojando…. y multando a los manifestantes que se negaban a ello (Marisol y yo hemos sido sancionados con una multa de 200 euros -que personalmente no tengo la menor intención de pagar voluntariamente- por desobediencia a la autoridad al negarnos a irnos del portal). Entretanto, la Consejera no ha dicho esta boca es mía, salvo para musitar alguna vez un tímido saludo en el portal al entrar o salir, bien escoltada por guardaespaldas.

¿Hasta cuándo en ese portal? Hasta que rectifique la Consejera de sus recortes y su política demoledora de la escuela pública, hasta que ella misma y/o el Delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, bajen a la calle con algún cartel y se unan al perroflauta motorizado por la escuela pública y contra los recortes; o si les parece mejor, hasta que vayamos los tres al portal de la Presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, a defender lo público y denunciar la estafa global a la que estamos sometidos. En otras palabras, hasta que las ranas críen pelo.

Debo seguir allí como testimonio público de que no hay que resignarse, que no basta hablar y quejarse en las reuniones y las tertulias, que no basta decir y escribir lo que está mal, sino indicar cómo se lucha contra ello y cómo puede/debe hacerse ese combate, estando a la cabeza de la ciudadanía combatiente el conferenciante, el escritor, el intelectual, el dirigente…

¿Para qué sirve estar en ese portal? Sirven los lapiceros, las lavadoras, los ordenadores o los relojes, pero las personas y sus acciones superan la dimensión de lo útil/inútil, pues pertenecen al ámbito de lo valioso. Las personas y sus acciones no solo sirven para…, sino que sobre todo valen. Por eso el perroflauta motorizado y sus compañeros/as siguen en el portal de la Consejera.

Personalmente, nada temo ya. Tengo muy poco que perder y cada día metabolizo dentro de mí el valor de ese día. No quiero echar a perder lo que me resta de vida, sino hacer de cada día, hora e instante de mi vida un regalo a mí mismo y a quien, al considerarlo igualmente valioso, decida sumarse o crear otro portal con los seres humanos de su entorno. La vida es un portal. Solo es preciso abrir los ojos y decidir vivir en él. Allí moran millones de personas más que quieren lo mismo y abominan de lo mismo que el perroflauta motorizado.

La Utopía es posible

Categories: Attac Planet

ATTAC Castilla y León

Wed, 19/03/2014 - 08:00

El próximo jueves día 27 de marzo a las 19 horas tenemos la suerte de tener con nosotros a Agustín Turiel Martínez, en el salón de actos de la Biblioteca Pública de Palencia (C/ Eduardo Dato). Nos hablará sobre el tema “La deuda pública ilegítima derivada del rescate bancario”.

Agustín Turiel Martínez es Inspector de Hacienda del Estado y Profesor de Derecho Tributario de la Universidad de León.

ATuriel27marzo

Categories: Attac Planet

Rajoy no quiere enterarse de que reducir cotizaciones sociales no sirve para generar empleo

Tue, 18/03/2014 - 19:00

Eduardo Garzón – Consejo Científico de ATTAC España

Durante el pasado debate del estado de la nación Rajoy anunció una serie de medidas que va a implantar su gobierno en muy poco tiempo. En estos “debates” (que de debate no tienen nada; en realidad son mítines) el presidente del gobierno siempre se reserva un as en la manga que atrae toda la atención y deja interesadamente en un segundo plano otras cuestiones más problemáticas, como el famoso cheque bebé de Zapatero en 2007. La medida estrella de Rajoy esta vez ha sido la tarifa plana de 100 euros de cotizaciones sociales por parte del empresario. De esta forma, todos los empresarios que quieran ampliar la plantilla de trabajadores podrán hacerlo pagando únicamente 100 euros por trabajador en concepto de cotizaciones sociales durante los dos años siguientes.

Dejando a un lado lo regresivo e injusto de su aplicación (pues pagaría 100 euros de cotización tanto el gran empresario que puede pagar mucho más como el pequeño empresario que anda con la soga al cuello) y algún que otro detalle, no paro de escuchar muchas voces de una y otra orientación política que señalan lo positivo que puede ser esta medida. El argumento suele ser que si al empresario le sale más barato contratar a un nuevo trabajador, entonces es más probable que lo haga. Algunos van incluso más lejos y se atreven a afirmar que no se trata de probabilidad sino de certeza: el empresario contratará más trabajadores si puede hacerlo a un coste tan bajo como el citado.

Pero el problema es que estas personas están opinando sin haber siquiera ojeado los datos disponibles. Y lo que es peor, están opinando influenciados por la teoría económica convencional (la que se enseña en las universidades y la que se respira frecuentemente en los grandes medios de comunicación) que nos viene a decir que el principal obstáculo a contratar es el coste de producción en general y el coste laboral en particular. El mensaje es que si un empresario no contrata es básicamente porque sufreimpuestos muy altos o porque sufre salarios muy elevados. Aunque son factores que pueden ser muy importantes, ni son los únicos ni tienen por qué ser los más relevantes.

Para ver cuánto de verdad hay en esas afirmaciones es necesario atender a los datos disponibles. El Banco Central Europeo realiza una encuesta a las empresas de la zona euro para saber cuál es su principal problema. Según esta encuesta, hoy día el 28% de las pequeñas y medianas empresas españolas (que son las que generan el 63% de todo el empleo en España) sostienen que su principal problema es la falta de clientes. Para el 23% de las pymes españolas es la falta de acceso a la financiación. El 17% declara que es la elevada competencia empresarial. En cambio, sólo el 15% de las pymes españolas sostiene que su principal problema son los costes de producción y laborales, entre los que se encuentran los impuestos y los salarios.

En el caso de las grandes empresas la encuesta sólo ofrece datos agregados para el conjunto de la Eurozona, y no por países. En cualquier caso el problema más importante también es la falta de clientes (lo es para el 28% de las grandes empresas), mientras que en segundo lugar y a bastante distancia se encuentran los costes de producción y laborales (porcentaje del 15%).

Por lo tanto, parece que los costes de producción y laborales –que son los que intenta enfrentar el gobierno– no conforman ni de lejos el problema más acuciante. Más bien todo indica que los problemas más graves y los que habría que abordar para fomentar la creación de empleo son 1) la falta de clientes y 2) la dificultad en el acceso a la financiación. El primer problema queda también reflejado por el índice de utilización de capacidad productiva que emplea el Banco de España. Este indicador aproxima la proporción de instalaciones que utilizan las empresas industriales sobre el total de instalaciones existentes. En la actualidad el índice está en el 75,5% cuando en épocas de crecimiento económico supera el 80%. Esto quiere decir que las empresas utilizan menos instalaciones de las que normalmente usan porque no disponen de suficientes clientes como para venderles todo lo que podrían producir si pusiesen a mayor rendimiento sus instalaciones.

Por lo tanto, medidas como la anunciada en el pasado debate del estado de la nación no atacan a la raíz del problema, y por lo tanto las repercusiones positivas que pudiera tener respecto a creación de empleo serán muy limitadas (si es que las hubiere). Si el gobierno quisiese de verdad aumentar la plantilla de las empresas lo que haría sería aumentar la capacidad adquisitiva de la población, de forma que ésta invertiría y consumiría más y por lo tanto las empresas contratarían más trabajadores para satisfacer una demanda creciente. Sin embargo, las políticas de austeridad que aplica el gobierno consistentes en reducir los salarios de la población y en recortar el gasto público no hacen sino todo lo contrario, empeorando todavía más las cosas.

En definitiva, medidas como la anunciada no tendrán ningún impacto o lo tendrán muy limitado mientras las políticas de austeridad sean protagonistas en la agenda del gobierno. No se puede estar empobreciendo a la población y a la vez decir que se pretende fomentar la creación de empleo.

Artículo publicado en Andalucesdiario.es
Saque de Esquina

 

Categories: Attac Planet

El ataque mediático contra los gobiernos de Venezuela y Ecuador

Tue, 18/03/2014 - 14:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Existe en EEUU una revista que ejerce una función esencial en un sistema democrático. Se llama Extra!, que es la revista del Media Watch Group, un grupo de analistas de los medios de información estadounidenses que muestra los errores, mentiras y manipulaciones que aparecen en dichos medios. Sería deseable que existiera una organización semejante que hiciera lo mismo en España, un país conocido también internacionalmente por la escasa calidad democrática de sus medios de información, altamente derechizados (con un número notable de excepciones).

En uno de sus últimos números, la revista Extra! muestra la manipulación que la prensa y los principales canales de televisión de EEUU llevan a cabo en su cobertura de los países de América Latina gobernados por las izquierdas. Esta manipulación, por cierto, se da incluso con mayor intensidad en la gran mayoría de los medios españoles. Hemos visto estos días la enorme movilización de El País en su intento de desestabilizar a un gobierno democráticamente elegido, favoreciendo lo que, en caso de ser exitoso su intento, sería un golpe de Estado contra el gobierno de un partido que ganó las elecciones con un comportamiento escrupulosamente democrático, tal como atestiguó el centro de análisis de elecciones presidido por el ex presidente de EEUU, el Sr. Jimmy Carter, el cual, a pesar de indicar algunos elementos criticables de las elecciones, consideró que el resultado reflejaba la voluntad popular.

Ahora bien, los medios internacionales, dominados por intereses financieros hostiles a los gobiernos de izquierda, están estimulando ese golpe de Estado, con un comportamiento carente de escrúpulos y de la más mínima ética periodística. Por ejemplo, The New York Times, en su intento de mostrar que en Venezuela no hay democracia, escribió el pasado 24 de febrero que solo había en Venezuela un canal de televisión crítico con el gobierno presidido por Maduro, dato que inmediatamente se distribuyó a lo largo y ancho de los medios de comunicación del mundo. La falsedad de este escrito es evidente, pues la mayoría de televisiones en Venezuela son privadas (cuentan con casi el 75% de la audiencia) y su gran mayoría son contrarias al gobierno venezolano, tal como ya documentó el Carter Center en su informe sobre las elecciones presidenciales en abril de 2013. Este dato es sumamente fácil de documentar. Vea la televisión privada en Venezuela, que es la mayoritaria, y se dará cuenta. Es interesante indicar que El País, por cierto, también presentó la misma información manifiestamente errónea. Y como era predecible, Mario Vargas Llosa, en su artículo “La libertad en las calles” (El País, 09.03.2014), también escribió que “el único canal de televisión independiente que sobrevivía —Globovisión— fue sometido a un acoso tal…”. Vargas Llosa es bien conocido por su labor más propagandística que informativa, sin prestar mucha atención a los datos que utiliza. En realidad miente frecuentemente, pues es casi imposible que este Premio Nobel de Literatura no supiera que la mayoría de canales de televisión en Venezuela son privados y que casi todos son contrarios al gobierno.

Ahora bien, cabe resaltar que El País no hizo, sin embargo, lo que hizo The New York Times, el cual, ante la evidencia del error (recibió 13.000 notas de protesta), publicó una corrección escribiendo que “una versión anterior (24.02.14) de este artículo se refirió a Globovisión de una manera imprecisa… en realidad, tal canal no fue el único existente crítico con el gobierno” (26.02.14) (ver el interesante artículo de Mark Weisbrot sobre la cobertura de los medios sobre Venezuela, en CounterPunch, 05.03.14).

Contra el gobierno ecuatoriano

En el último número de Extra!, Peter Hart, uno de los periodistas más creíbles e interesantes de EEUU, escribe sobre otra manipulación parecida en la cobertura del gobierno Correa del Ecuador, otro de los presidentes demonizado por los medios de información españoles y de Estados Unidos. El origen de dicha hostilidad y virulencia es una ley propuesta por el gobierno Correa que tiene como objetivo prevenir directa o indirectamente el oligopolio o monopolio en la propiedad de los medios de comunicación. Como han informado Periodistas sin Fronteras (Reporters without Borders, RWB), la ley actual sustituye a la ley impuesta por el régimen dictatorial en los años setenta. Dicha ley fue revisada en los años noventa, pero según RWB, el impacto de tal ley fue precisamente consolidar la propiedad de los medios en un número muy reducido de propietarios. De ahí la intención de diversificar esos medios. La ley fuerza la diversidad dentro de los medios con pluralidad de opiniones, lo que, según Peter Hart, hoy apenas existen en tales medios. Dicha ley prohíbe también que un propietario de un medio (por ejemplo, un canal televisivo) pueda tener otro (por ejemplo, un rotativo), y señala que cada medio debe tener un defensor de la audiencia que publique y atienda a las quejas, una ley que estaría muy bien que se aplicara en España también. Yo no sé si hay comités que controlen la práctica periodística en los colegios de periodistas en España. Pero algo profundamente erróneo ocurre en nuestro país. Baste contrastar el silencio sobre la horrible falta de libertad existente en Colombia, Honduras, Dubái, Arabia Saudí, Jordania, y un largo etcétera, con la hostilidad hacia los países gobernados por las izquierdas en América Latina. Y a eso le llaman libertad de prensa.

Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

Artículo publicado en Público.es

vnavarro.org

Categories: Attac Planet

¿Nueva ola desestabilizadora mundial?

Tue, 18/03/2014 - 10:00

Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra-Nafarroa

Muchas de las elecciones democráticas de la última década han estado marcadas por acusaciones de fraude electoral (Nigeria, Ucrania, México, Bielorrusia, Honduras, Costa de Marfil, Tailandia, Paquistán y Afganistán), aislamiento internacional de los gobiernos democráticamente elegidos (Bolivia, Ecuador, Venezuela, Nicaragua y Franja de Gaza); pseudo-elecciones para intentar edulcorar golpes de mano blandos (Honduras, Ucrania, Egipto y Paraguay) y aceptación por la comunidad internacional de sistemas políticos devenidos en meros gobiernos autocráticos ( Georgia y Rusia).

De todo ello se deduce que estaríamos en vísperas de la irrupción en el escenario geopolítico de la nueva ola desestabilizadora mundial originada por causas económicas (el ocaso de la economía global); culturales (el declive de las principales democracias formales occidentales debido a la cultura de la corrupción; el déficit democrático de EEUU plasmado en el Programa Prism llevado a cabo por la Administración Obama y la pérdida de credibilidad democrática de incontables gobiernos de países occidentales y del Tercer Mundo) y geopolíticas (la irrupción de un nuevo escenario geopolítico mundial que surgirá tras el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría entre EEUU y Rusia).

Olas de democratización

Como explica el escritor Samuel Huntington en su libro “The Third Wave,” (Tercera Ola, 1.991), el mundo ha pasado por tres olas de desestabilización y democratización. Según Huntington, una ola de democratización sería “un conjunto de transiciones de un régimen no democrático a otro democrático que ocurren en determinado período de tiempo y superan a las transiciones en dirección opuesta durante ese período y que también implica la liberalización o la democratización parcial de sistemas políticos”. Así, en el mundo moderno se habrían producido tres olas de democratización y cada una de ellas habría afectado a un número escaso de países y durante su transcurso algunos regímenes de transición fueron en una dirección no democrática; pero no todas las transiciones hacia la democracia ocurren durante las olas democráticas.

La primera ola comenzó en el siglo XIX y se extendió hasta la Gran Guerra y la segunda se produjo en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial y ambas fueron seguidas por una ola inversa, con países como Brasil, España, Portugal, Grecia, Granada, Brasil y Panamá que debieron realizar una posterior transición hacia la democracia , completado en la década de los 90 con la democratización de los países de la extinta URSS y Sudáfrica y ya en el siglo XXI por Irak y Afganistán.

Tercera ola de democratización (1974-1990)

En su análisis de la tercera ola mundial de las transiciones a la democracia (iniciada en 1974 con la Revolución de los Claveles en Portugal), Samuel Huntington observó que las posibilidades de democratización aumentaron cuando estos países salieron de la pobreza y alcanzaron un nivel intermedio de desarrollo socio-económico, momento en el cual ingresaron en una zona de transición política. Recordar que entre 1974 y 1990, mas de treinta países en el sur de Europa, América Latina, el este de Asia y la Europa del este pasaron de un régimen autoritario a disfrutar de un sistema democrático de gobierno, todo ello en el marco de un tsunami global que quizá sea el acontecimiento político más importante de las postrimerías del siglo XX.

Según la tesis de Huntington, dicho sprint democrático se explicaría porque tras darse por finiquitada la distopía virtual de la Guerra Fría, las dictaduras militares habrían dejado de ser de ser un instrumento útil para EEUU en la lucha contra el comunismo y ya no serían la solución sino el problema. Además, a pesar de que en los citados países no existía una tradición de cultura democrática, rápidamente entendieron que si el poder continuaba residiendo en una élite que desconfiaba del sistema igualitario exportado por EEUU, siempre gravitarían alrededor de la égira de los intereses de dicha élite, lo que imposibilitaría sine die la asunción del poder por la sociedad civil.

Así, en 15 años la ola democratizadora se trasladó por Europa del Sur, saltó a Latinoamérica, se trasladó a Asia y finiquitó los sistemas autoritarios de los países postsoviéticos, (de lo que sería paradigma el hecho de que en 1974, ocho de los 10 países sudamericanos tenían gobiernos no democráticos y en 1990, 9 tenían gobiernos democráticamente elegidos), y según Freedom House, el 39% de la población mundial vivía en países libres en 1990, disminuyendo por primera vez la cantidad absoluta de estados autoritarios.

¿Nueva ola desestabilizadora mundial?

La llamada “Primavera árabe” (que tuvo su detonante en Túnez y se extendió por mimetismo al resto de países árabes del arco mediterráneo durante el trienio 2010-2013), sería la primera oleada de protestas laicas y democráticas del mundo árabe en el siglo XXI, movimiento popular sin precedentes caracterizado por la exigencia de libertades democráticas frente a regímenes corruptos y dictatoriales y la mejora de las condiciones de vida de una población sumida en una pobreza severa y un desempleo estratosférico, contando además en el caso de Túnez y Egipto con el apoyo del Ejército.

Con dicha revolución asistimos a la llegada a los países árabes del arco mediterráneo de la Tercera Ola mundial de transiciones a la democracia , aunque Huntington no otorgó en la década de los 90 ningún potencial revolucionario a los países islámicos, a pesar de reconocer “la fuerza de la revuelta islámica y las raíces tan débiles de sus respectivas democracias”. Sin embargo, el golpe de mano realizado por el Ejército egipcio contra Morsi podría tener como efecto mimético la traslación a las calles turcas y tunecinas de una campaña de presión contra los últimos Gobiernos islamistas del arco mediterráneo para lograr la intervención del Ejército , con lo que asistiríamos al ocaso de la primavera árabe y a su posterior inmersión en la nueva estrategia de EEUU para la zona tras el evidente fracaso del experimento de exportación del régimen islamista moderado y pro-occidental de Erdogan a todos los países que componen el tablero gigante del arco árabe-mediterráneo.

Dicha estrategia consistirá en la implementación de “golpes de mano blandos“ con el objetivo inequívoco de sustituir a los regímenes islamistas surgidos de las urnas por regímenes militares presidencialistas,estrategia que por mimetismo se extrapolará a los llamados “patios traseros” de EEUU y Rusia produciendo un goteo antidemocrático que tendría a Honduras, Paraguay , Egipto y Ucrania como paradigmas de los llamados “golpes virtuales o postmodernos” que protagonizarán la próxima década en el nuevo escenario geopolítico mundial.

Categories: Attac Planet

Algo grande está pasando: Marchas a Madrid #22M

Tue, 18/03/2014 - 08:00

Àngels Martínez Castells – Consejo Científico de ATTAC España

Y ¿qué es noticia, pues?  Que mientras se inician desde todos los rincones de España las marchas de la dignidad hacia Madrid,  Esperanza Aguirre, la ex- Presidenta de la Comunidad madrileña, se ha montado su particular marcha carnavalesca (de breve ida y vuelta) a una sala aneja al Parlamento británico para informarnos de que en Londres hay un club taurino y de que a ella, supuestamente, le va el fair-play  (sin preguntarse claro, qué dirían sus admirados británicos de su ascenso a la Presidencia de la Comunidad vía Tamayazo, y su vergonzosa huída dejando las prendas que deja al frente de un territorio barrido por escándalos, desde los lobos adjuntos a su Patronal hasta sus ayuntamientos peperos más conspicuos).

22m_marchas_dignidadNo sé si las Marchas llegan a Madrid para quedarse, o abrirán debates con la ciudadanía, o se irán poco después. Lo que si sé es que se unirán a nuevas y grandes mareas multicolores, a la gente de bien, solidaria y harta de tanta mentira y corrupción. Gente sencilla, que se alegra de que los proyectos “estrella” de Esperanza como el de Eurovegas, tan próximo a las mafias, fracasen con estrépido. Gente sensata, que no acepta que la política sea esa trivialidad que esconde latrocinios y desvío de fondos de formación a empresarios, ni  representación burlesca en la que los protagonistas que más blasonan de dedicarse al servicio público, disfrutan de excelentes rentas, poca transparencia sobre cómo las consiguen, e impunidad total si se descubre que su acción fue delictiva. ¿Quieren más datos? Pues diríjanse a esta página de 20minutos y vayan tomando apuntes.

Ojalá el 22M sea una especie de tsunami que barra tanta inmundicia como pueda, llevándose tras de sí a tanto vividor de la política, a tanto corrupto en sentido lato y estricto, diga lo que diga y mienta como mienta Alberto Ruiz-Gallardón, el pío e hipócrita ministro de Justicia.

Punts de Vista

Categories: Attac Planet