Skip navigation

News from Attac Spain

Syndicate content
Justicia económica global
Updated: 5 hours 6 min ago

Enfrentados a gorgojos

Fri, 23/01/2015 - 18:00

Gustavo Duch – Consejo Científico de ATTAC España

En algunas escuelas el alumnado tiene que ponerse en fila india y se encargan ellas y ellos mismos de servirse. En otras, esperan las hostiles bandejas metálicas ya sentados en la mesa. Dos rituales que parecidos son idénticos de cómo se les educa respecto a la alimentación: desde el enfrentamiento.

Enfrentados a bandejas estériles que sin ningun cariño ni calor, reciben pedazos de carne de pollo casi crudo, guisantes que no han sido correctamente descongelados, verduras mal lavadas, incluso algunas lechugas ya pudriéndose, y esos filetes de pescado blanco sin espinas llegados de ríos contaminados del Vietnam, el panga.

Y todo esto en el mejor de los casos, porque como estamos observando en las últimas semanas, la alimentación escolar de ‘catering’ ya no es solo una muy deficiente forma de alimentar y educar si no que se está convirtiendo también en un problema de seguridad alimentaria.

Y es que si una única empresa de catering, como el caso de Serunión, prepara cada día en una única cocina de Málaga, 32.000 platos de sopa de pasta, y si la pasta se la hace traer de un único proveedor de Zaragoza, y si finalmente la sopa viaja a varias escuelas de Segovia y León donde simplemente se calentará, no es de extrañar que en ella se puedan encontrar, como así ha sucedido, larvas de gorgojo. Ni es de extrañar que la misma empresa, en un circuito similar, sirva en Navarrete, La Rioja, platos de alubias blancas con zanahorias con, de nuevo, el ingrediente estrella de Serunion: gorgojos.

¿Dónde quedó la preparación de la comida en las propias escuelas?, o incluso, ¿qué paso con aquellas pequeñas empresas de tipo familiar de elaboración casera de comidas para pequeñas colectividades? Pues que nuestro modelo neoliberal que todo lo privatiza ha favorecido a los gigantes más despiadados hasta conseguir -por el momento- que solo 3 grandes empresas multinacionales controlen el 30% de todas las comidas que se sirven en escuelas, universidades, geriátricos, prisiones, etc. No es más que el resultado de una globalización que se ha extendido desde el desprecio hacia lo campesino, lo rural y consecuentemente también hacia la comida.

 3’6 menús por segundo.

Serunion, que factura más de 350 millones de euros al año, prepara cada día 314.000 comidas, es decir: 3’6 menús por segundo.

A este paso, que nadie sufra por si habrá o no comida en los próximos años. La comida del futuro será comida a propulsión, menus de formula 1, con sobredosis de gorgojos.

La Fertilidad de la Tierra. Invierno 2014. Gustavo Duch

Palabre-ando

Categories: Attac Planet

¿De cuánta energía podremos disponer realmente?

Fri, 23/01/2015 - 13:00

Margarita Mediavilla - ATTAC Castilla y León

El hecho de que el precio del petróleo esté cayendo en los últimos meses no debería hacernos olvidar que la crisis energética sigue avanzando por debajo de las fluctuaciones del mercado. Los cambios tecnológicos y sociales profundos requieren décadas, y desde esa perspectiva deberíamos ver la crisis energética: estudiando el agotamiento de los combustibles fósiles décadas antes de su inicio y buscando alternativas también con décadas de adelanto.

La mejor forma de conocer cuánta energía nos queda realmente es dejar de lado la inmediatez de la prensa y las declaraciones interesadas de las compañías energéticas, y echar un vistazo a las publicaciones científicas. Para ello, el Segundo Congreso sobre el Pico del Petróleo organizado recientemente por la UNED en Barbastro es un escaparate privilegiado que, además, puede consultarse en diferido en los vídeos y documentos de su  página web.

En este congreso, el sueco Mikael Höök, uno de los mayores expertos en petróleo y gas del mundo, proporcionaba datos de los 38 estudios científicos de estimaciones de agotamiento del petróleo publicados hasta la fecha en revistas científicas sujetas a revisión por pares, los 18 publicados para el gas natural y los también 18 publicados para el carbón. Los datos se despliegan en diferentes curvas debido a la incertidumbre y la cautela que suelen acompañar los resultados científicos, pero la mayor parte de estas curvas indican el estancamiento y posterior declive de la extracción mundial de petróleo en torno a 2020, sobre 2030 para el gas, y en torno a 2040 para el carbón (figuras 1, 2 y 3).

Se pueden ver ya, además, algunos hechos que confirman estas previsiones. La propia Agencia Internacional de la Energía ha reconocido que el petróleo convencional -es decir, el barato, de buena calidad y fácil extracción-, alcanzó su techo en 2006 y su extracción ha empezado a disminuir. También se puede observar en los datos históricos (figura 1, línea negra) que la producción de petróleo ha sufrido un estancamiento desde esa fecha (que no se debe a la falta de demanda por crisis económica, ya que el consumo de carbón y gas natural siguió creciendo en esas fechas a buen ritmo -figuras 2 y 3) mientras los tímidos aumentos de extracción de petróleo que se han realizado desde 2006 se deben al uso en EEUU y Canadá de la fractura hidráulica y las arenas asfálticas: tecnologías caras, contaminantes y con bajo retorno energético.

Estimaciones-II-Congreso-Petroleo-Barbastro_EDIIMA20150112_0318_5

Figura 1: Estimaciones de extracción de petróleo de diversos autores aparecidas en revistas científicas revisadas por pares (fuente: M. Höök, II Congreso sobre el Pico del Petróleo, Barbastro 2014).

Figura 1: Estimaciones de extracción de petróleo de diversos autores aparecidas en revistas científicas revisadas por pares (fuente: M. Höök, II Congreso sobre el Pico del Petróleo, Barbastro 2014).

Estimaciones-II-Congreso-Petroleo-Barbastro_EDIIMA20150112_0314_5

Figura 2: Estimaciones de extracción de gas natural de diversos autores aparecidas en revistas científicas revisadas por pares (fuente: M. Höök, II Congreso sobre el Pico del Petróleo, Barbastro 2014).

Figura 2: Estimaciones de extracción de gas natural de diversos autores aparecidas en revistas científicas revisadas por pares (fuente: M. Höök, II Congreso sobre el Pico del Petróleo, Barbastro 2014).

Estimaciones-II-Congreso-Petroleo-Barbastro_EDIIMA20150112_0316_5

Figura 3: Estimaciones de extracción de carbón de diversos autores aparecidas en revistas científicas revisadas por pares (fuente: M. Höök, II Congreso sobre el Pico del Petróleo, Barbastro 2014).Estimaciones de extracción de carbón de diversos autores aparecidas en revistas científicas revisadas por pares (fuente: M. Höök, II Congreso sobre el Pico del Petróleo, Barbastro 2014).

Figura 3: Estimaciones de extracción de carbón de diversos autores aparecidas en revistas científicas revisadas por pares (fuente: M. Höök, II Congreso sobre el Pico del Petróleo, Barbastro 2014).

Ante estos datos, la pregunta que inmediatamente una se hace es si existen energías alternativas que puedan cubrir el hueco que van a dejar los combustibles fósiles. El estudio que presentamos –en este mismo  Congreso de Barbastro–aborda esta cuestión y lo hace con un modelo matemático que nos sirve para reunir gran cantidad de datos sobre combustibles agotables y energías renovables. Este estudio utiliza curvas similares a las recopiladas por Höök y además presta especial atención a los ritmos de sustitución. No sólo nos interesa saber, por ejemplo, si una tecnología renovable funciona, sino también si vamos a poder implantarla a tiempo y si va a servir para los usos en los cuales utilizamos ahora el petróleo, el gas o el carbón. Aunque a largo plazo nadie puede saber cómo va a evolucionar la tecnología, a corto plazo sí sabemos que su desarrollo requiere tiempo y su introducción en el mercado también, de forma que podemos estimar hasta qué punto alternativas como la energía fotovoltaica, la eólica, los biocombustibles o los vehículos eléctricos, van a poder cubrir la demanda que requeriría una economía mundial en continuo crecimiento cuando las energías fósiles se vayan agotando.

Las conclusiones que se extraen de nuestro estudio no son demasiado halagüeñas. Una de las cosas que más claramente observamos es que no tenemos tiempo para sustituir el declive del petróleo, especialmente en el sector del transporte. En la actualidad, prácticamente todo el transporte mundial depende de combustibles líquidos extraídos del petróleo y las posibles alternativas como los vehículos eléctricos o de hidrógeno son muy débiles desde el punto de vista tecnológico. En la figura 4 se puede ver el resultado de comparar la energía disponible para el transporte y la demanda que requeriría la economía mundial bajo dos escenarios: el BAU (business as usual, una extrapolación de las tendencias actuales) y el escenario 2, un escenario “tecno-optimista” con fuerte desarrollo de alternativas como los vehículos híbridos, eléctricos y de gas, combustibles líquidos extraídos del gas y el carbón y una fuerte apuesta por la eficiencia. Se puede ver que, incluso en el escenario más optimista, las curvas de energía disponible y demanda para el transporte dejan de coincidir antes de 2020 (figura 4). No llegamos a tiempo de evitar el declive del petróleo en esta década porque las alternativas no están creciendo al ritmo necesario.

También se ve claramente que el papel de la energía nuclear es irrelevante. Por una parte, no es una energía crítica, ya que apenas proporciona el 6% de la energía comercial consumida y sólo se utiliza para el sector que menos problemas tiene (la electricidad). Por otra parte, un desarrollo a gran escala de la actual energía de fisión encontraría pronto el límite del agotamiento de las reservas de uranio; además, tecnologías como la fusión o las llamadas nucleares de cuarta generación no se prevé que puedan estar en el mercado en las próximas décadas y, por ello, no entran dentro de nuestro horizonte temporal del estudio.

El modelo también nos muestra que en el sector de la electricidad los problemas son menos acuciantes, ya que el declive del carbón es un poco más tardío y existen tecnologías renovables con potenciales de desarrollo importante (figura 5). Todavía estaríamos a tiempo de sustituir buena parte del consumo de electricidad mundial con energías renovables, pero para ello deberíamos comenzar a invertir en esta década y, al no ser el eléctrico un sector problemático en estos momentos, corremos el peligro de no realizar las inversiones necesarias.

A pesar de todo ello, el modelo también muestra que el cambio climático no deja de ser un problema. Aunque algunos de los peores escenarios de emisiones previstos por el IPCC no son compatibles con los límites de los combustibles fósiles, sí existen escenarios muy preocupantes que lo son.

Los resultados que hemos obtenido con este modelo dibujan un panorama mucho más sombrío del que suele presentarse en los medios de comunicación y, probablemente, del que la mayor parte de las personas tienen en mente (incluso más pesimista que el que teníamos nosotras/os antes de realizar el estudio). Aunque ningún modelo es un oráculo ni debe ser tomado como tal, los modelos son herramientas muy útiles para mostrar aspectos que quedan ocultos entre la abundancia de datos. Es posible que las fechas y datos concretos que prevemos varíen debido a los errores que todo estudio lleva consigo, pero ello cambia muy poco las conclusiones básicas.

Los datos científicos apuntan a que, en las próximas décadas, el continuo crecimiento del consumo de energía que hemos disfrutado desde mediados del siglo XVIII se va a acabar. Vamos a tener que realizar una gran transición hacia una sociedad que no dependa de los combustibles fósiles y cada vez más científicos/as estamos alertando de que ésta no va a poder basarse únicamente en cambios tecnológicos. En esta misma década, para poder reaccionar frente al pico del petróleo, vamos a tener que emplear herramientas de todo tipo: sociales, económicas, políticas, etc., medidas que casan muy mal con nuestra economía de mercado y que van a requerir importantes niveles de conciencia ciudadana y voluntad política.

La crisis energética es uno de los problemas más importantes a los que nos enfrentamos y no podemos esperar a que la escasez de energía sea evidente para empezar a solucionarlo. Si esperamos unos años hasta estar completamente seguros de que las predicciones de los geólogos se cumplen, nos encontraremos en un escenario de energía escasa, crisis económica y conflictos por los recursos en el cual será muy complicado invertir en tecnología y emprender medidas colectivas. Debemos empezar la transición energética ahora. Al fin y al cabo, si nos adelantamos y realmente hubiera más energía fósil de lo que los científicos decimos, es muy poco lo que perdemos; pero, si llegamos tarde, el resultado será, sin duda, catastrófico.

También publicado en Eldiario.es 

transporte1

Figura 4: Estimaciones de la energía de diversas fuentes disponible para el transporte comparadas con la demanda bajo dos escenarios: BAU, que extrapola las tendencias actuales, y escenario 2, con fuerte desarrollo de las alternativas tecnológicas (Fuente: Capellán-Pérez, I. y col.  Fossil fuel depletion and socio-economic scenarios: An integrated approach. Energy, Volume 77, 1 December 2014, Pages 641–666 2014).

electricidad

Figura5: Estimaciones de la energía de diversas fuentes para la generación de electricidad comparadas con la demanda bajo dos escenarios: BAU, que extrapola las tendencias actuales, y escenario 2, con fuerte desarrollo de las alternativas tecnológicas (Fuente: Capellán-Pérez, I. y col. Fossil fuel depletion and socio-economic scenarios: An integrated approach. Energy, Volume 77, 1 December 2014, Pages 641–666 2014).

Margarita Mediavilla pertenece al Grupo de Energía y Dinámica de Sistemas

Categories: Attac Planet

¿Complot contra Obama?

Fri, 23/01/2015 - 09:00

Germán Gorraiz López - ATTAC Navarra-Nafarroa

Obama estaría pensando seriamente en el otoño de su Presidencia (Lame Duck), en borrar definitivamente el estigma impreso por la Administración Bush en los aparatos de poder (establishment) tras afirmar en su viaje a Berlín que “la guerra emprendida por George W. Bush no puede ser eterna” y citando a James Madison añadir que “ninguna nación puede preservar su libertad en medio de una guerra continua”. Así, tras la significativa erosión de la imagen de EEUU en el mundo tras los sangrantes episodios de vulneración de los Derechos Humanos en Abu Ghraib y Guantánamo, una de las primeras decisiones de Obama tras su investidura en el 2009 fue firmar una orden ejecutiva para exigir el cierre de la prisión en la base naval de Guantánamo en el plazo de un año, pero en su segundo mandato sus asesores todavía siguen buscando los mecanismos legales para finiquitar el “limbo jurídico” de Guantánamo, espacio virtual fruto de la ingeniería jurídica del llamado “Comité de Guerra” ( nombre en clave del selecto grupo de juristas y asesores que trabajaron a las órdenes de la Troika formada por Rumsfeld, Hayden y Cheney),verdaderos detentores del Poder durante el nefasto mandato de George W. Bush.

Con respecto a Cuba, Obama ordenó en enero del 2011 la restitución de las políticas de la administración Clinton reduciendo las restricciones de viajes y envíos de dinero desde Estado Unidos a Cuba , pero tras estas maniobras de distracción, subyacerían las conversaciones secretas entre el cubano-judío y Profesor de la Universidad de Denver, Arturo López -Levy y las autoridades cubanas para negociar el trueque de Gross por los 3, lo cual representaría eliminar un significativo escollo en el largo camino para restablecer la normalidad en las relaciones entre EEUU y Cuba y granjearse la enemistad del exilio anticastrista de Miami.

Por último, el mensaje diáfano de Obama hacia Israel sería que “la paz en Oriente Próximo y Medio (Oriente PROME) es posible a través del diálogo y que Israel y Estados Unidos tienen que negociar con Irán y con Siria, dos actores cruciales en la política de Oriente Próximo”, postulados que serían un misil en la línea de flotación del Gobierno de Netanyahu que aspira a resucitar el endemismo del Gran Israel (Eretz Israel), doctrina que tendría como principal adalid a Isaac Shamir al defender que “Judea y Samaria (términos bíblicos de la actual Cisjordania) son parte integral de la tierra de Israel. No han sido capturadas ni van a ser devueltas a nadie”, y en la que se basarían los postulados actuales del partido Likud liderado por Netanyahu quien aspira a convertir a Jerusalén en la “capital indivisible del nuevo Israel”, tras la invasión de su parte oriental tras la Guerra de los Seis Días (1.967).

Dada la pérdida del control del Senado por parte del Partido Demócrata tras las elecciones legislativas de medio término (midterms), del 4 de Noviembre, Obama adoptará una conducta transgresora en el tramo final de su mandato. Así, Obama podría intensificar su particular “operación profiláctica” de los agentes patógenos del establishment (Cuarta Rama del Gobierno) así como reconsiderar el tradicional veto de EEUU en el Consejo de Seguridad de la ONU ante propuestas “nocivas para el Estado israelí”, lo que sería en un serio obstáculo para diseñar la arquitectura del Gran Israel-Eretz Israel. En consecuencia, Obama será considerado la “bestia negra” del establishment anglo-judío tras-nacional quien procedrá a la implementación de una intensa campaña de descalificación personal y política de Obama en los medios de comunicación dominantes o “mainstream media”, (especialmente virulenta en los medios manejados por los “think tank” Heritage Foundation y Cato Institute), preludio de la gestación de una trama endógena que podría terminar por reeditar el Magnicidio de Dallas (Kennedy,1.963).

Dicho complot será una auténtica obra de ingeniería laberíntica que tendrá como cerebros a la Homeland Security-CIA y al Mossad israelí con el objetivo inequívoco de lograr que EEUU vuelva a la senda de las democracias formales tuteladas por el establishment anglo-judío y tras su asesinato, aumentará la presión del lobby pro-israelí de EEUU ( AIPAC) sobre su sucesor , el actual vicepresidente Joe Biden, para proceder a la desestabilización de Siria e Irán por métodos expeditivos, momento que será aprovechado por la Trilateral EEUU-Gran Bretaña-Israel para proceder a rediseñar la cartografía del puzzle inconexo formado por los actuales países de Oriente Próximo y Medio y así lograr unas fronteras estratégicamente ventajosas para Israel, siguiendo el plan orquestado hace 60 años de forma conjunta por los gobiernos de Gran Bretaña, Estados Unidos e Israel y que contaría con el respaldo de los principales aliados occidentales, ingresando mientras Obama en el Olimpo ingrávido de los mitos tras la estela de John F. Kennedy.

Germán Gorraiz López es analista internacional

Categories: Attac Planet

Desigualdad de género en las pensiones: ¿por el buen camino?

Fri, 23/01/2015 - 07:00

María Pazos Morán – Consejo Científico de ATTAC España

Según el dato que acaba de publicar la Agencia Tributaria sobre todas las pensiones públicas percibidas en 2013 (excluyendo orfandad), la pensión media masculina es un 41% superior a la femenina.

A estas alturas ya existe una amplia conciencia de que estos datos reflejan, en diferido, la desigual situación de las mujeres en el mercado de trabajo. La cuestión es qué hacer para arreglar semejante injusticia y si vamos por el buen camino. Para encontrar la respuesta, es necesario antes disolver dos malentendidos que flotan en el ambiente:

1) La desigualdad en las pensiones va disminuyendo en la medida en que más mujeres se van jubilando.  Es decir existe un efecto de las cohortes. ¿Cierto o falso?

Esta creencia es lógica, pues solemos pensar que vamos evolucionando a mejor, y más en un país como España en el que la incorporación de las mujeres al empleo formal y la asunción del principio de igualdad son fenómenos relativamente recientes. Pero esta creencia, a pesar de ser comprensible, es radicalmente falsa: si comparamos cohortes según la Agencia Tributaria, en 2013 la brecha para el intervalo de 66 a 75 años es del 48%, y para mayores de 75 años es del 35%; es decir, la brecha es mayor para la cohorte más joven.

Los datos de la Seguridad Social sobre pensiones de jubilación nos ofrecen el mismo panorama: la brecha de género se amplía con el tiempo para todos los tramos de edad:

Desiguales-Anuarios-Estadisticas-Laborales-Ministerio_EDIIMA20141125_1006_5

Fuente: Pazos (2013): Desiguales Por Ley. Capítulo 4. (Cálculos a partir de los Anuarios de Estadísticas Laborales del Ministerio de Trabajo)

Este agravamiento de la desigualdad es fundamentalmente el resultado de las sucesivas reformas que han ido reforzando la contributividad, es decir, aumentando la penalización de las lagunas de cotización y endureciendo las reglas de cálculo de la pensión en función de las cotizaciones. La reforma de 2011 ha supuesto un salto cualitativo terrible en este sentido.

2) Existen países en Europa donde las mujeres interrumpen su permanencia en el mercado laboral por maternidad y no se les penaliza, reciben lo que se denomina créditos. ¿Cierto o falso?

Es vedad que en las últimas décadas muchos países han ido estableciendo nuevas figuras para la adquisición de derechos de pensión en base al cuidado (fundamentalmente reconocimiento de periodos cotizados por hijos/as y por cuidado de dependientes). España, aunque con cierto retardo, también va por el mismo camino.

Estos mecanismos atenúan en cierta medida las desigualdades, pero ni mucho menos las compensan porque en todos los países su importancia es ridícula en comparación con la pérdida de cotizaciones. Además, nada puede compensar a una mujer que nunca ha tenido criaturas ni piensa tenerlas por el letrero de “menos disponible para el empleo” que llevará en la frente al menos durante toda su vida fértil y mientras continúe el actual sistema.

Así pues, el problema no se solucionará mientras el sistema de cuidados siga basado en el abandono (total o parcial) del mercado de trabajo por parte de las mujeres, que es el determinante fundamental de la brecha de género en pensiones. En el gráfico siguiente se puede observar cómo la brecha es mayor precisamente en los países en los que estas medidas “compensatorias” tienen más protagonismo, como por ejemplo Alemania, mientras que es menor en los países en que las mujeres permanecen en el empleo durante toda su vida adulta, como Dinamarca o Suecia.

Desiguales-Capitulo-Elaboracion-Ministry-Eurostat_EDIIMA20141125_1007_5

Fuente: Pazos (2013): Desiguales Por Ley. Capítulo 4. (Elaboración propia a partir de datos de Federal Ministry for Family Affairs, 2011.- Nótese que Eurostat no ofrece regularmente esta desagregación por sexo de las pensiones medias)

La conclusión es clara y meridiana: es necesario cambiar la organización social para que todas las personas, incluidas todas las mujeres, puedan mantenerse en sus puestos de trabajo a tiempo completo de manera continuada. Esto es lo que les concederá ingresos, derechos laborales y pensiones; suficientes y en igualdad.

El cuidado existe, pero se puede organizar de otra manera. Si los servicios públicos de atención a la dependencia alcanzaran cobertura universal, ninguna persona tendría que sacrificar su empleo por cuidados de larga duración.  Si la jornada máxima fuera de 35 horas semanales con cómputo semanal, si la educación infantil desde los 0 años fuera un derecho universal y si se establecieran medidas para que los hombres asumieran su mitad del cuidado (como los permisos iguales, intransferibles y pagados al 100%), no serían necesarias las excedencias, las reducciones de jornadas o los abandonos del empleo por parte de las mujeres.

Es cierto que, además de periodos cortos por emergencias familiares, el nacimiento o adopción de una criatura requiere permisos por maternidad y paternidad, pero si estos estuvieran pagados al 100% (como lo está el permiso de maternidad y como es lo normal) no supondrían merma en las cotizaciones. Ese es el camino para igualar las pensiones, y la historia demuestra que no hay otros.

http://mariapazos.com/

Categories: Attac Planet

Cronología de la deuda pública griega. La banca siempre gana

Thu, 22/01/2015 - 18:00

Eduardo Garzón Espinosa y Carlos Martínez - Fundación Europa de los Ciudadanos

Grecia ya presentaba una abultada deuda pública antes de la crisis económica (109,3% PIB al finalizar 2008; muy por encima de la media europea: 78,9%), resultado de un déficit público crónico causado a su vez por una clara insuficiencia de ingresos públicos (38% del PIB aproximadamente durante los años anteriores a la crisis, mientras la media europea rondó el 44%). Sin embargo, la elevada y creciente deuda pública no suponía demasiados problemas porque el coste de financiación no era demasiado alto ya que los países del euro gozaban de una buena reputación (la prima de riesgo griega con respecto al bono alemán -que era la más elevada de todos los países del euro- raramente superó los 50 puntos). Durante todo este tiempo los bancos europeos (incluidos los griegos) hicieron un buen negocio prestando dinero al Estado griego. Entre ellos, destacaron los franceses y los alemanes, tal y como se puede observar en el gráfico 1 [1].

Captura-de-pantalla-2015-01-19-a-las-13.12.20

La quiebra del banco de inversión estadounidense Lehman Brothers en octubre de 2008 dio un susto importante al mercado de deuda pública y la prima de riesgo griega sufrió un ascenso notable, pero en cuestión de meses volvió a niveles aceptables (ver gráfico 2). Sin embargo, un año más tarde confluyeron dos eventos que desataron la guerra contra la deuda pública griega. El primero de ellos fue que el 20 de octubre de 2009 el primer ministro griego informó a Bruselas de que el déficit de Grecia de ese año sería del 12,5% sobre el PIB y no del 3,7% como se había anunciado en un principio (más tarde se supo que las trampas contables –que llevaban tiempo produciéndose– habían sido diseñadas por el banco Goldman Sachs). El segundo acontecimiento se produjo dos semanas más tarde, cuando el emirato de Dubai declaró una moratoria de pagos. La posibilidad de que un Estado no pagara su deuda se hizo presente a nivel internacional y se disparó el miedo entre los inversionistas privados, quienes vieron en Grecia la próxima economía que no podría devolver su deuda. Por ello, los inversores exigieron mucha más rentabilidad a los bonos públicos griegos y la prima de riesgo inició una senda ascendente que alcanzaría su máximo en marzo de 2012.

Captura-de-pantalla-2015-01-16-a-las-17.36.38

A pesar de que el Banco Central Europeo (BCE) podría haber detenido el ascenso de la prima de riesgo de muchas formas diferentes, el bloqueo institucional que provocó fundamentalmente un gobierno alemán interesado en escarmentar al país heleno  para que acometiera determinadas reformas (tal y como luego se hizo con el resto de países periféricos), tuvo como consecuencia que la prima de riesgo rozase los estratosféricos 300 puntos en febrero de 2010. A pesar de ello, hasta marzo de 2010 no se comunicó el primer acuerdo propuesto por la Comisión Europea y secundado por el Fondo Monetario Institucional, el presidente del BCE y la canciller alemana (lo que se vino a denominar la Troika). El 11 de abril el Eurogrupo anunció los primeros préstamos bilaterales de los socios, secundados por otros préstamos del FMI, acompañados por supuesto de “sugerencias” de recortes en gasto público y de reformas estructurales. Sin embargo, fue un vano intento para calmar a los inversionistas.

Es importante hacer notar que durante toda esta época los bancos europeos obtenían financiación del BCE a tipos muy baratos y en condiciones muy favorables, para luego prestarlo al Estado griego [1] a tipos de interés sobresalientes, con lo cual obtenían suculentos beneficios a costa del estrangulamiento de las finanzas griegas.

A principios de mayo se aprobaron nuevos y cuantiosos préstamos con la condición de aplicar un nuevo plan de “consolidación fiscal” (es decir: recortes y reformas regresivas) que no hacían sino revelar lo obvio: el Estado griego no podía refinanciar su deuda a aquellos costes tan desorbitados en el mercado de deuda pública. Al mismo tiempo, el BCE activó por fin una compra de bonos en el mercado secundario [2], aunque fue tan tímida que no tuvo mucha repercusión.

Por último, se aprobó la creación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, mecanismo temporal que se utilizó para financiar al Estado griego a precios levemente inferiores a los de mercado, utilizando las garantías del resto de Estados miembros. Las garantías no suponen un desembolso de dinero por parte de los Estados (y por lo tanto un aumento del déficit  público), a no ser que se incumplan las obligaciones de pago. Es decir, en caso de que Grecia no devuelva ese dinero el coste lo deberán asumir el resto de países de la UE. La capacidad máxima del fondo asciende a 440.000 millones. Los Estados se comprometen a avalar el 165% del principal y los intereses, es decir, hasta 726.000 millones. El compromiso del aval español es del 12,75% (unos 92.544 millones). El desembolso de los préstamos que obtenía Grecia del fondo estaban sometidos al cumplimiento de planes de ajuste y de recortes.

Lo más insultante de todo es que los préstamos otorgados por la troika seguían siendo enormemente caros, como reconoció Christine Lagarde, en aquel momento ministra de finanzas de Francia, señalando que Francia prestaba a Grecia al 5% con dinero obtenido a un coste muy inferior. En otras palabras: los países socios de Grecia estaban obteniendo beneficios a costa del sufrimiento griego. En el gráfico 3 se puede observar cómo la carga de la deuda griega (intereses pagados en proporción al PIB) alcanzó cotas vejatorias del 7,3% en el año 2011. Las movilizaciones sociales internacionales y protestas de los gobiernos griego, irlandés y portugués fueron tan numerosas e importantes que los países prestamistas tuvieron que dar marcha atrás en junio de 2011, momento en el cual incluso devolvieron a Grecia todo el dinero obtenido por intereses. A partir de entonces los países europeos redujeron el tipo de interés de los préstamos a Grecia, y la carga de deuda fue reduciéndose a niveles más moderados.

Captura-de-pantalla-2015-01-19-a-las-13.13.19

No obstante, durante este periodo de tiempo se fue produciendo lo que en última instancia debían de buscar los gobiernos europeos: trasladar el riesgo de impago griego desde los bancos a los Estados europeos. A pesar de que ya en 2010 se puso de manifiesto que Grecia no podría pagar su deuda y que tarde o temprano debería reestructurarla, la Troika decidió ganar tiempo para que los bancos europeos pudiesen ir deshaciéndose de los títulos de deuda pública al mismo tiempo que los Estados europeos y el BCE pasaban a ser propietarios de los mismos. Por ello, cuando se hizo finalmente la reestructuración de la deuda pública en abril de 2012 (¡dos años más tarde!) buena parte de los bancos europeos no perdieron nada porque ya se habían retirado del negocio. Incluso el propio FMI reconoció que lo lógico e ideal para atajar el problema cuanto antes y no continuar con la dinámica expansiva de la deuda hubiese sido hacer la reestructuración en 2010 y no en 2012, lo que refuerza la sospecha de que se buscó ganar tiempo para que determinados acreedores se deshicieran del riesgo y no la solución más eficiente.

Por otro lado, la reestructuración tampoco alivió mucho el problema de la deuda pública, ya que tan sólo en año y medio su volumen recuperó todo lo que se había cancelado con la negociación (ver gráfico 4). Ahora bien, eso no quiere decir que los acreedores no tuviesen que registrar pérdidas, y la crisis de Chipre en marzo de 2013 así lo evidencia, ya que fue originada precisamente porque muchos bancos chipriotas poseían títulos públicos de Grecia.

Captura-de-pantalla-2015-01-19-a-las-13.13.27

Tras la reestructuración hasta la actualidad se ha seguido sucediendo el mismo fenómeno: retirada de los acreedores privados (en su inmensa mayoría entidades financieras) e incorporación de los Estados Europeos a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera. Tal es así, que en septiembre de 2014 (últimos datos disponibles) este fondo suponía un peso gigantesco del 68,4% sobre toda la deuda pública (ver gráfico 5).

Captura-de-pantalla-2015-01-19-a-las-13.13.38

Comparando el gráfico 1 con el gráfico 5 se puede constatar fácilmente que la estrategia de socializar los riesgos privados ha funcionado a la perfección: en el año 2010 el Estado griego estaba endeudado fundamentalmente frente a bancos privados europeos, y en la actualidad está endeudada fundamentalmente a través del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, detrás del cual están los Estados europeos. A pesar de que fueron los bancos privados quienes realizaron malas inversiones al prestar dinero a un agente económico que más tarde se declaró insolvente, hoy día son los contribuyentes del resto de economías europeas las que van a sufrir los costes de la inevitable reestructuración que ha de acometer el Estado griego, tarde o temprano, de la mano del gobierno de Syriza o de cualquier otro gobierno. En definitiva, la banca siempre gana.

 

[1] Y a otros como el Estado español.

[2] El mercado secundario es el ámbito en el que los inversionistas que poseen los bonos griegos se los intercambian entre ellos, sin que en estas compraventas pueda intervenir el Estado Griego. La prima de riesgo queda establecida en este mercado, que sirve luego como referencia al mercado primario (cuando el Estado emite nuevos bonos). Si la prima de riesgo es elevada, al Estado le costará mucho volver a endeudarse en el mercado; y al revés. Pero mientras el Estado no acuda al mercado privado de deuda pública y se financie por otras vías (préstamos del FMI, de Estados europeos, etc.) el nivel de prima de riesgo no le afectará.

[1] En cambio, los bancos españoles tuvieron una limitadísima participación no superior al 2% de los acreedores extranjeros.

Categories: Attac Planet

Nuevo informe Oxfam: El 1% más rico posee más de la mitad de la riqueza mundial

Thu, 22/01/2015 - 13:00

Marco Antonio Moreno –  Consejo Científico de ATTAC España

La riqueza que posee el 1% más rico de la población mundial (70 millones de personas), podría superar el año que viene la que acumulan conjuntamente los más de 7.000 millones de personas restantes (el 99 por ciento de la población), de acuerdo al último informe de Oxfam Tenerlo todo y querer más. Oxfam hizo público este informe ayer lunes en vísperas de la reunión anual del Foro Económico de Davos. Este es su primer párrafo:

La riqueza mundial se concentra cada vez más en manos de una pequeña élite. Esta élite rica ha creado y mantenido su vasta fortuna gracias a las actividades que desarrollan por defender sus intereses en un puñado de sectores económicos importantes, como el financiero y el farmacéutico y de atención sanitaria. Las empresas de estos sectores destinan millones de dólares cada año a actividades de lobby dirigidas a favorecer un entorno normativo que proteja y fortalezca aún más sus intereses. La mayoría de las actividades de lobby que se llevan a cabo en Estados Unidos trata de influir sobre cuestiones presupuestarias y fiscales, es decir, sobre recursos públicos que deberían orientarse a beneficiar al conjunto de la ciudadanía, en lugar de reflejar los intereses de los poderosos lobistas.

650_1000_oxfam2

A día de hoy, señala el informe, una de cada nueve personas carece de alimentos suficientes y más de mil millones de personas viven con menos de 1,25 dólares al día. El aumento “descontrolado” de la desigualdad está lastrando la lucha contra la pobreza a nivel mundial. “Este último año hemos visto cómo líderes mundiales de la talla de Barack Obama o Christine Lagarde han hablado sobre la necesidad de combatir la desigualdad extrema, pero aún estamos esperando que muchos de ellos prediquen con el ejemplo. Ha llegado el momento de que nuestros líderes se enfrenten a los intereses creados que impiden lograr un mundo más justo y próspero”, afirma la directora ejecutiva de la organización, Winnie Byanyima, que copresidirá este año la cita de Davos.

650_1000_oxfam3

Oxfam quiere aprovechar la reunión de Davos, para hacer un llamamiento a tomar medidas urgentes que frenen el aumento de la desigualdad, empezando por poner fin a la evasión y elusión de impuestos por parte de grandes empresas e impulsar un acuerdo global contra el cambio climático. La investigación de Oxfam muestra cómo la riqueza acumulada por el 1% más rico de la población se ha incrementado en los últimos años, pasando de un 44% en 2009 a un 48% en 2014. Esto confirma que los ricos han sido los grandes beneficiados con la crisis, y que la crisis ha acentuado las desigualdades que se dispararon en los años 80.

Una brecha que aumenta a gran velocidad

Del 52% restante de la riqueza mundial, la mayor parte (el 46%) está en manos del 20% más rico. El 80% restante de la población comparte tan solo el 5,5% de la riqueza mundial: 3,851 dólares de media por adulto, lo que equivale a 1/700 parte de la riqueza media del 1% más rico de la población mundial. Byanyima apunta:

“¿De verdad queremos vivir en un mundo en el que solo un 1% de la población posea tanta riqueza como el resto de nosotros? La magnitud de la desigualdad a nivel global es impactante y, a pesar de todos los problemas que dominan la agenda internacional, debemos tener en cuenta que la brecha entre ricos y pobres se está acrecentando a gran velocidad… Que la élite más poderosa siga actuando como hasta ahora es una opción que supone un elevado coste para el resto. Si no combatimos la desigualdad, la lucha contra la pobreza podría retroceder décadas. El aumento de la desigualdad perjudica doblemente a las personas pobres: no sólo tienen menos, sino que hay menos que repartir puesto que la desigualdad extrema frena el crecimiento mundial”

Los sectores farmacéutico-sanitario, financiero y de seguros son en los que más ha crecido el número de milmillonarios en los últimos años. El 20% de los milmillonarios tiene intereses en los sectores financiero y de seguros y vieron cómo el valor de su fortuna aumentó un 11% en los doce meses anteriores a marzo de 2014. Estos sectores son además los que más dinero invierten en labores de lobby. En 2013, emplearon 550 millones de dólares en financiar a grupos de lobbistas para influir sobre las políticas que se deciden desde Washington y Bruselas. En esta misma línea, los sectores farmacéutico y sanitario gastaron en lobby unos 500 millones de dólares y se han convertido en dos de los que más se enriquecen, puesto que la fortuna de los milmillonarios con intereses en estos campos se incrementó en un 47% en el último año.

650_1000_oxfam4

Oxfam fue noticia en Davos el año pasado con un estudio que muestra que las 85 personas más ricas del planeta tienen la misma riqueza que el 50% más pobre(3500 millones de personas). En este nuevo informe, Oxfam constata que la comparación es ahora aún más acentuada: sólo 80 personas poseer la misma cantidad de riqueza que el 50 por ciento de la población, frente a 388 en 2010.

El tema de la desigualdad se ha instalado en la agenda política durante los últimos cinco años, a medida que la recuperación económica desde el estallido de la crisis mundial en 2008 ha significado más ajustes y apretones en el nivel de vida de la gente mientras los ricos aumentan su riqueza en forma imparable. El Papa Francisco y la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, han advertido también que la creciente desigualdad dañará la economía mundial si no se controla. Este es también el tema del libro de Thomas Piketty, Capital en el siglo 21, que señala que el tema de la desigualdad puede hacer retroceder a nuestra sociedad a los albores del siglo 19.

La organización internacional ha hecho un llamamiento a los Gobiernos a adoptar un plan de siete puntos para luchar contra la desigualdad:

  • Frenar la evasión y la elusión fiscal por parte de grandes empresas y los más ricos.
  • Invertir en servicios públicos gratuitos y universales, como la educación o la sanidad.
  • Distribuir el esfuerzo fiscal de forma justa y equitativa, trasladando la carga tributaria del trabajo y el consumo al patrimonio, el capital y las rentas
  • Fijar un salario mínimo para que todos los trabajadores alcancen un nivel de vida digno
  • Lograr la igualdad salarial y promover políticas económicas a favor de las mujeres
  • Garantizar sistemas de protección social adecuados para las personas más pobres incluido un sistema de garantía de ingresos mínimos
  • Hacer de la lucha contra la desigualdad un objetivo internacional

Este informe deja en claro que la riqueza extrema es un serio problema para el desarrollo económico y que es necesario detener el manejo del mundo que hacen las élites para defender sus propios intereses. Parte importante de la riqueza se transmite de generación en generación y las élites dedican enormes recursos y esfuerzos para que los estándares globales se diseñen a su favor. Existen cada vez más evidencias, tanto del Fondo Monetario Internacional como de otros organismos, de que la desigualdad extrema no sólo perjudica a los más pobres, sino que también erosiona el crecimiento económico y el empleo.

El Blog Salmón

Categories: Attac Planet

En Carrefour, tú no cuentas

Thu, 22/01/2015 - 09:00

Esther Vivas – Consejo Científico de ATTAC España

En Carrefour, nos dicen, “todo cuenta”. Así lo repite una y otra vez su última campaña publicitaria, con descuentos para familias numerosas y personas mayores de 65 años. Sin embargo, cuando miramos a las bambalinas de la mayor cadena de supermercados en Europa, la segunda del mundo, después de Wal-Mart, y la número dos en el Estado español, tras Mercadona, observamos que la realidad es otra. Porque en Carrefour, digan lo que digan, tú no cuentas.

Abusos laborales, competencia desleal con el pequeño comercio, fraude en el etiquetaje, malas prácticas comerciales… son solo algunos de los trapos sucios de su currículum vitae.

El hipermercado llega a Europa

La historia de los hipermercados es la historia de Carrefour. No en vano, en 1963, los empresarios franceses Marcel Fournier y Denis Defforey inventaron el concepto de hipermercado, inspirados en los nuevos métodos de venta norteamericanos, después de un viaje a Dayton (Ohio) donde entraron en contacto con uno de los gurús de la gran distribución moderna, Bernard Trujillo, quien les animó a crear nuevas “fábricas de venta” al otro lado del Atlántico. Se trataba de utilizar fórmulas e ideas simples. Algunas de las más conocidas: “El éxito descansa en tres patas: auto-servicio, precios bajos y espectáculo. Si una falla, el resto se derrumba”; “los carteles de los establecimiento serán los mejores vendedores. Solo se les paga una vez, y no se toman vacaciones”. Y la célebre: “Sin parking no hay negocio”, en un momento de auge y expansión del uso del automóvil.

Tomando dichas ideas, y contando con una larga trayectoria familiar en el ámbito comercial, Marcel Fournier, Denis Defforey y su hermano Jacques Defforey inauguraron, en 1963, en la ciudad de Sainte-Geneviève-des-Bois, en el sur de París, el primer hipermercado en Europa, cuatro años después de fundar la sociedad Carrefour y abrir previamente otros establecimientos, en formato supermercado. Los conceptos clave del nuevo comercio eran: todo bajo el mismo techo, autoservicio, precios bajos y estacionamiento gratuito. Los expertos del sector vaticinaron el fracaso empresarial: “demasiado grande, demasiado lejos, demasiado norteamericano” -decían.

Nunca antes se había visto nada igual: edificio de una sola planta, 2.500m2 de superficie de venta, 450 puestos de aparcamiento, más de cinco mil artículos, catorce cajeros, setenta empleados. Se trataba de unas dimensiones gigantescas, tres veces más grande que la de los supermercados de la época, y con un horario inusual: de 10h a 22h, “non stop”, mañanas de domingo incluidas. Un nuevo concepto de venta, donde podías comprar de todo en un mismo espacio: desde frutas y verduras frescas a productos del hogar, de bricolaje, etc. Su objetivo: atraer a los clientes de las ciudades cercanas, a quienes no les importaba conducir entre 20 y 40 kilómetros para gozar de una amplia gama de descuentos, posibles gracias a los grandes volúmenes manejados, el auto-servicio y las condiciones de pago a los proveedores.

Contra todo pronóstico, el proyecto funcionó. El día de su inauguración, el 15 de junio de 1963, más de dos mil personas se abalanzaron en el establecimiento para comprar, gastando tres veces más que en los supermercados convencionales. Negocio redondo. El primer año, el nuevo comercio ya daba beneficios, y el tercero quedaba amortizada la inversión inicial. De este modo nacía, lo que en un primer momento se llamó una “gran tienda de autoservicio”, y que pocos años después recibiría el nombre de “hipermercado”.

Número uno

En poco tiempo, el modelo se expandió a otros países. Carrefour abrió nuevos hipermercados en Bélgica en 1969, en el Estado español en 1973, en Brasil en 1975, en Argentina en 1982, en Estados Unidos y Taiwan en 1989, en Grecia en 1991, en México y Malasia en 1994, en China en 1995… Hasta contar a día de hoy con más de diez mil establecimientos, de estos 1.300 son hipermercados, en 34 países distintos. Tras su fusión con el grupo francés Promodès, en 1999, la cadena de distribución se convirtió en la número uno en Europa. Y su expansión global la colocó en la segunda posición a nivel mundial, tras el gigante Wal-Mart. Se calcula que cada día, unos diez millones de compradores pasan por caja en Carrefour.

En el Estado español, Carrefour llegó en 1973 con la apertura de un primer hipermercado en El Prat de Llobregat, cerca de Barcelona. Toda una novedad en aquella época. Aunque aquí su modelo se extendió a partir de finales de los años 70, tras su fusión con la sociedad de almacenes Simago, y la apertura de los hipermercados Pryca, acrónimo de “precio y calidad”, al considerar que este apelativo podía conectar mejor y era más fácil de pronunciar para los consumidores locales. En el año 2000, dichos comercios adoptaron el nombre definitivo de su empresa matriz: Carrefour. Y a raíz de la fusión internacional con el grupo Promodès, en el mismo período, los hipermercados de este último, Continente, cambiaron también su denominación por la del nuevo grupo al que entraron a formar parte: Carrefour.

Más allá de hipermercados, el grupo Carrefour cuenta en el Estado español con establecimientos en formato supermercado y supermercado de proximidad, que se identifican actualmente con el apelativo de Carrefour Market (antes llamados Champion) y Carrefour Express. En total, el grupo tiene abiertos 456 establecimientos, de los cuales 172 son hipermercados, 118 supermercados y 166 supermercados de proximidad, con datos del 2013.

Lado oscuro

Sin embargo, tras la aureola de modernidad, creación de empleo, facilidades de compra, diversidad de productos…, Carrefour esconde un lado oscuro. Las denuncias de abusos laborales, no publicitados obviamente, acompañan desde hace años a la multinacional. A pesar de que la compañía enarbola desde su logotipo los colores de la bandera francesa, parece no tener la misma estima por las cajeras de los hipermercados de su país. Igual política sigue en otras latitudes.

El 25 de marzo de 2005, en Francia, se llevó a cabo una de las huelgas más importantes en Carrefour que afectó entre 60 y 120 centros, según fuentes sindicales, principalmente en las regiones de Marsella, Toulouse, Burdeos y algunas tiendas de París, donde se movilizaron entre el 50 y el 80% de su plantilla, especialmente mujeres. Los sindicatos convocantes, CFDT y CGT, instaron a la movilización tras “el fuerte descenso del poder adquisitivo” de los trabajadores y para exigir la reapertura de las negociaciones salariales con el objetivo de conseguir una revalorización real de los salarios. Otras filiales de Carrefour en Francia, como la central de compras LCM (Logidis-Comptoirs Modernes) han sufrido protestas parecidas.

El Estado español, no es una excepción. Varios han sido los conflictos y las denuncias laborales contra Carrefour. La más reciente ayer, cuando se llevaron a cabo concentraciones simultáneas de trabajadores a las puertas de sus establecimientos en Catalunya, Andalucía, País Valencià, Madrid, Galicia y Murcia. La convocatoria, realizada por CCOO, protestaba por las nuevas exigencias de la compañía que propone: el traslado del personal entre centros y secciones en función de las necesidades de la empresa, el aumento de los turnos partidos, el mantenimiento de las jornadas laborales en domingo y el aviso de los cambios de turno con solo cinco días de antelación. Unas medidas que el sindicato considera: “Una desregularización salvaje de la jornada”, a la vez que imposibilitan la conciliación entre la vida personal y la laboral. Además, según CCOO, la empresa anuncia, en una estudiada estrategia de marketing, la intención de firmar 3 mil nuevos contratos indefinidos en el transcurso de este año, sin indicar “la calidad de estos contratos”. Una ofensiva empresarial difícil de tumbar cuando la principal fuerza sindical intercentros corresponde al sindicato corporativo Fetico.

La protesta contra la apertura de Carrefour en festivos ha sido otra constante. A finales del año pasado, los sindicatos ELA, LAB, CCOO y UGT en el País Vasco pusieron en marcha una campaña contra la apertura de cuatro Carrefour Express en domingo y festivos. Los sindicatos denuncian que esta política significa una degradación de las condiciones laborales e imposibilita el derecho a la conciliación. Movilizaciones contra estas mismas prácticas se dan periódicamente en otros establecimientos Carrefour del Estado. En abril del 2014, una “batalla” se ganó en esta dirección: el Tribunal Supremo condenó a Carrefour por aumentar los días de trabajo a su plantilla, incluyendo domingos y festivos, aprovechando la liberalización de horarios comerciales, sin consultarles. La sentencia del Supremo señalaba que era necesario un periodo de consultas con los trabajadores antes de cambiar las condiciones laborales.

Las acusaciones por despido improcedente y persecución sindical se dan periódicamente. A finales del 2013, el sindicato aragonés OSTA denunció cómo Carrefour despidió disciplinariamente en uno de sus hipermercados en Zaragoza a una trabajadora con una discapacidad física superior al 60%, que llevaba años pidiendo que le adaptaran el puesto de trabajo, alegando “ineficiencia de su rendimiento”. En 2011, la multinacional tuvo que readmitir en el centro Carrefour Express de Pilar de la Horadada, en el País Valencià, a una de sus trabajadoras, delegada sindical de CNT, después de que un juzgado de Elche declarara nulo su despido al considerar que las razones que lo indujeron fueron “totalmente inventadas”. A principios del 2008, varias fueron las protestas en Carrefour Dos Hermanas en Sevilla tras el despido de dos delegados sindicales de CCOO. El sindicato acusó a la empresa de despedirlos por su actividad y afiliación al sindicato y acusó a la empresa de persecución sindical.

Otros fraudes

Los fraudes en el etiquetaje son una más de las críticas vertidas sobre la compañía, y que no distan mucho de las prácticas de otras grandes superficies. En octubre del 2014, unos 80 expertos y 30 sociedades científicas en Francia publicaron un artículo en la revista Journal International de Médecine denunciando el sistema de etiquetado nutricional que proponía Carrefour, al considerar que la información presentada quedaba “reducida a una cuestión de marketing” y al ser elaborada, según los expertos, con criterios “científicamente indefendibles”. Carrefour animaba, por ejemplo, con dichos parámetros a comer pizza con queso una vez al día. Los autores del artículo apelaban a Carrefour a ceñirse a un sistema nutricional unificado y validado por las instituciones públicas. En el Estado español, algunas webs denuncian fraudes en las ofertas anunciadas en sus establecimientos o en los packs ahorro, donde los carteles de colores promocionan ofertas que no son tales.

“En Carrefour sabemos que todo cuenta” -nos dice el último anuncio de la empresa. Tal vez así sea, todo cuenta para hacer negocio. Todo cuenta menos tu.

@esthervivas |facebook.com/esthervivas| www.esthervivas.com

Artículo publicado en Público.es

Categories: Attac Planet

ATTAC Andalucía: “Andalucía en una nueva encrucijada. Perspectivas y alternativas económicas”

Thu, 22/01/2015 - 07:02

Conferencia:  Andalucía en una nueva encrucijada. Perspectivas y alternativas económicas, por Juan Torres López, economista, miembro del Consejo Científico de ATTAC España y catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla.

Martes 27 de enero, a las 18:30 h. en la sala Bolivar, Edificio Constitución 1812 (antiguo aulario La Bomba). Avda. Carlos III, nº 3. Cádiz.

 

CARTEL 315

Categories: Attac Planet

La democracia en Atenas y el espectro del Grexit

Thu, 22/01/2015 - 07:00
Alejandro Nadal – Consejo Científico de ATTAC España

 

El domingo 25 de enero habrá elecciones en Grecia y no es exagerado afirmar que el mundo va a contener la respiración hasta conocer el resultado. Lo que está en juego es de extraordinaria importancia tanto para la crisis en Europa, como para la economía mundial. Las elecciones podrían ser el anuncio de un episodio determinante en la historia del capitalismo contemporáneo.

En 2010 los poderes establecidos en Europa impusieron en Grecia un esquema de austeridad como condición para rescatar la economía del atribulado país. La deuda se presentaba como insostenible (alcanzaba 129.7 por ciento del PIB) y el gobierno de Papandreou formalmente solicitó el rescate al Banco Central Europeo (BCE), la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional. Desde entonces estas instituciones han puesto a disposición de Atenas un total de 240 mil millones de euros para hacer frente a sus obligaciones financieras, pero al mismo tiempo han impuesto un paquete de intervención similar al utilizado en América Latina en la década de los años ochenta. El objetivo: rescatar a los bancos europeos más expuestos y, de este modo, socializar las pérdidas privadas. Al igual que en América Latina hace 30 años, esto requería el sacrificio de la población.

En 2010 la troika y la comunidad financiera estaban preocupados por la posible salida de Grecia de la unión monetaria. La perspectiva del posible contagio sobre España o Italia era suficiente para mantener toda la presión sobre el pueblo griego. Había que contener la crisis y asegurar el pago de vencimientos mientras se trasladaba el costo del rescate hacia los contribuyentes.

En los últimos cuatro años el gobierno griego ha buscado acatar los lineamientos del brutal programa económico impuesto por la troika. El presupuesto sufrió recortes extraordinarios, el salario mínimo se redujo más de 60 por ciento y el PIB sufrió una contracción superior a 30 por ciento. El desempleo supera la tasa de 26 por ciento y para los jóvenes este indicador supera 55 por ciento.

En diciembre pasado el gobierno griego anunció el nuevo presupuesto para este año afirmando que por primera vez se había alcanzado un presupuesto con balance positivo en 2014. La realidad es que ese resultado depende de un cálculo engañoso en el que se omitió incluir los gastos impuestos por la troika para capitalizar la banca. Como bien afirma Yanis Varoufakis, uno de los asesores económicos (y ahora también candidato a diputado) de Syriza, el programa impuesto a la nación griega equivale a una austeridad Ponzi porque mantiene las apariencias de que la deuda puede pagarse si se mantiene la austeridad, pero al fin de cuentas, la deuda sigue aumentando. Y en efecto, la deuda como porcentaje del PIB no sólo no se redujo, sino que aumentó y en 2014 alcanzó 174.9 por ciento. Para los candidatos de Syriza, la evidencia es innegable: la deuda es impagable.

¿Qué quiere Syriza frente a este panorama? En primer lugar, los dirigentes de Syriza, con Alexis Tsimpras a la cabeza, no plantean la salida del euro. Los asesores económicos del partido consideran que esta medida sería catastrófica e implicaría una devaluación automática de todos los activos, lo que a su vez acarrearía una enorme salida de capitales. En segundo lugar, Syriza propone la renegociación radical de la deuda externa que en los hechos llevaría a una cancelación de pasivos superior a 50 por ciento. Finalmente, Tsimpras rechaza absolutamente el programa de austeridad impuesto por la troika. Entre las primeras medidas que aprobaría el gobierno de Syriza se encuentra el aumento del salario mínimo, el arranque de un ambicioso programa de inversión pública y una serie de medidas concretas para aliviar las condiciones de emergencia de la población más necesitada.

La victoria de Syriza es probable y plantea una situación inédita en lo que va de la crisis europea. La salida de Grecia del euro no se descarta: el espectro del ‘Grexit’, neologismo formado de la combinación de las palabras Grecia y ‘Exit’, ha regresado. Si la troika rechaza una nueva negociación o si la señora Merkel denuncia las decisiones que Syriza adoptaría, la confrontación sería inevitable.

Hace unos días la Merkel señaló que su gobierno no quiere ver a Grecia abandonar el euro, pero al mismo tiempo afirmó que esperaba que Atenas mantuviera sus compromisos en referencia obvia al inhumano paquete de austeridad económica. En relación con la deuda griega, los acreedores y la troika rechazarán en una primera instancia cualquier petición de cancelación y a cambio propondrían la extensión del plazo de vencimiento a, digamos, 30 años. Esa contrapropuesta mantiene el súper oneroso pago de intereses sin proporcionar condiciones de crecimiento económico. Aquí es donde podría atascarse la negociación.

Los poderes establecidos en Europa hablan de los peligros derivados de las elecciones en Grecia. Se habla mucho de democracia en Europa, pero lo cierto es que hoy, como en los días de Pericles, la democracia griega es temida por sus enemigos.

Twitter: @anadaloficial

Artículo publicado en La Jornada

Categories: Attac Planet

¡No!, ¡por favor! ¡Otro Bush sería demasiado!

Wed, 21/01/2015 - 18:00

Federico Mayor Zaragoza – Comité de Apoyo de ATTAC España

BushLos ex Presidentes G. Bush padre y G. Bush hijo han dejado no sólo huellas imperecederas de incompetencia y estulticia sino, en algunos casos, como la mortífera guerra de Irak, basada en la simulación y la mentira, de una obcecación gravemente patológica.

La hegemonía de los Estados Unidos, con su Partido Republicano al frente, lo justifica todo. Ellos han sido los grandes artífices del neoliberalismo más antisocial y excluyente. A Bush padre se le debe, entre otras lindezas, que los Estados Unidos no suscribieran en 1989 el Convenio de Derechos Humanos de la Infancia. Es el único país del mundo que sigue sin aprobar y aplicar estas pautas esenciales para los cambios radicales que el mundo requiere con apremio. Y luego, paladín de las más rancias políticas del poder absoluto, favoreció a los grupos plutocráticos que han distanciado progresivamente a “Nosotros, los pueblos” de su papel crucial en el multilateralismo democrático, al tiempo que situó a la Organización Mundial del Comercio, desde el principio, fuera del ámbito de las Naciones Unidas.

De Bush hijo, la invasión de Irak, las torturas de Abu Gadib, Guantánamo… le reflejan suficientemente. Su fotografía en las Islas Azores con Tony Blair y José María Aznar quedará siempre como símbolo de uno de los grandes agravios a la humanidad en su conjunto, una auténtica ignominia. Y luego la debacle ética, ideológica, financiera, de la “crisis” del 2007… Son sólo algunos “botones de muestra”.

¿Y ahora Jeb, el hermano de George Jr., eximio Gobernador de Florida donde, por un puñado de votos dio la victoria a su hermano sobre Al Gore? No, por favor. Sería demasiado. Por cierto, sobre la amenaza que representa el Partido Republicano de los Estados Unidos, especialmente mirando las próximas elecciones, les aconsejo que lean el artículo publicado por Paul Krugman en “El País” el 11 de enero de 2015 (http://economia.elpais.com/economia/2015/01/09/actualidad/1420816051_554861.html ).

La fuerza de la palabra

Categories: Attac Planet

Lo que nos jugamos en Grecia

Wed, 21/01/2015 - 13:00

Gerardo Pisarello / Jaime Pastor – Público.es

Impulsores del Manifiesto “Con el pueblo griego, por el cambio en Europa”

El próximo 25 de enero, las miradas y esperanzas de millones de personas estarán puestas en el pequeño país del sur Europa. Como escribimos en un Manifiesto reciente, Grecia se ha convertido en el laboratorio político y económico por excelencia de las élites europeas. Estas élites han sembrado por doquier miseria y desigualdad. Pero también hartazgo. Y ese hartazgo ha dado sus frutos. Ahora, por fin, existe una oportunidad única de echar a los responsables políticos del saqueo.

Los poderes dominantes lo saben. Por eso impidieron que la ciudadanía griega pudiera votar en referéndum los ajustes impuestos por la Troika. Por eso intentaron evitar a toda costa que hubiera elecciones e impusieron tecnócratas vinculados a las corporaciones financieras. Y por eso, también, están desplegando una brutal guerra sucia contra Syriza, la formación en la que hoy se concentra la voluntad de cambio de la mayoría del país.

El objetivo es evidente: ocultar, como decíamos en nuestro Manifiesto, que el golpe de Estado financiero que se está produciendo en el sur de Europa no es el producto de leyes inmutables. Que es el producto de decisiones e intereses concretos y de políticas que ni son irreversibles ni son las únicas. Y ocultar, especialmente, que las cosas pueden ser de otro modo.

Esta campaña de miedo no ha hecho sino intensificarse en las últimas semanas. Con la excusa de los trágicos acontecimientos de París, muchos gobiernos de la Unión Europea están impulsando limitaciones a la libertad de expresión y a otros derechos civiles y políticos propias de un Estado de excepción. Esta política, lejos de contribuir a la cohesión de Europa, inoculará en ella el virus del racismo y de la desconfianza entre pueblos, dando alas a formaciones de extrema derecha como la que representa en Grecia Aurora Dorada.

Nada de esto puede sernos ajeno. El espejo griego es el espejo en el que encuentran reflejo la mayoría de países de la eurozona, incluido el Estado español. Los propios abanderados de los ajustes austeritarios lo entienden así desde hace tiempo. Por eso Rajoy visita Atenas. Y por eso se abraza a Antonis Samarás. Porque ambos representan a una minoría que ha hecho de la corrupción y del vaciamiento de los derechos sociales y políticos un modus operandi normalizado. Esta minoría presume de rigor y siempre está dispuesta a reprimir las exigencias de los más vulnerables. No obstante, es la misma que se inclina de manera servil a los dictados del capital financiero.

Permanecer indiferentes ante la situación de Grecia nos convertiría en cómplices de los que amenazan el futuro de todos. Urge, pues, construir desde ya un amplio movimiento de solidaridad con el pueblo griego. Un movimiento que de apoyo a las diferentes formas de resistencia y auto-organización de la población. Y que ayude, al mismo tiempo, a un eventual gobierno presidido por Alexis Tsipras y dispuesto a acabar con el estado de emergencia social y policial que rige en su país a superar las dificultades y chantajes de todo tipo que tendría que afrontar.

Muchas de estas amenazas ya se hicieron manifiestas cuando Syriza y otras candidaturas independientes consiguieron hacerse con algunos gobiernos regionales y municipales en zonas como Ática o Tesalónica. Si estas iniciativas han generado la reacción feroz de los grandes poderes políticos y económicos ha sido, precisamente, porque han mostrado que la ruptura democrática puede comenzar por medidas locales muy concretas: frenar la privatización del servicio de basura, impedir los cortes de electricidad a los colectivos más vulnerables, recuperar el control público del agua, reforzar las cooperativas de salud o de alimentos, frenar la corrupción, plantar cara a los grandes lobbies y corporaciones.

Una victoria de Syriza, pues, sería la nuestra. Pero su derrota también. Por eso es fundamental apuntalar el nuevo internacionalismo que se está generando, desde abajo, entre los distintos pueblos de Europa. A diferencia del internacionalismo clásico practicado con otros países de África, Asia o América, este se está gestando dentro del continente europeo y con el más débil de sus países, como han recordado hace poco Cédric Durand, Razmig Keucheyan y Stathis Kouvelalis.

Este nuevo internacionalismo es una respuesta de indignación y esperanza frente a la devastadora globalización del capital. Y no solo eso: es el reconocimiento de los enormes y admirables esfuerzos que el pueblo griego ha estado haciendo en los últimos años para resistir al saqueo. Una tarea que no se ha basado solo en movilizaciones y protestas de distinto tipo sino también, como se apuntaba antes, en experiencias institucionales defensoras de la economía social y solidaria en el ámbito local.

Por todo esto, la organización de actos de solidaridad en el Estado español y el envío de delegaciones de apoyo a Grecia en los próximos días pueden ser una demostración directa a su gente de que no está sola. De que en su valiente desafío, cuentan con muchas personas que queremos aprender, junto a ellas y ellos, cómo enfrentarnos a esta nueva “Santa Alianza”. Lo que está en juego no es poco: si el pueblo griego consigue emprender una primera rebelión democrática contra el neoliberalismo, su gesta resonará en los demás pueblos de Europa e incluso más allá de las fronteras del viejo continente. Contra la estrategia del miedo, contra la tiranía de la deudocracia, y a favor de la justicia, de la libertad, de la vida.

Gerardo Pisarello es miembro del Consejo Científico de ATTAC España

Categories: Attac Planet

A las puertas de un cambio de envergadura histórica

Wed, 21/01/2015 - 11:17

Alexis Tsipras – Sin Permiso

image009Grecia se encuentra a las puertas de un cambio de envergadura histórica. Syriza ya no es sólo una esperanza para Grecia y los griegos.

Representa también la expectativa de un cambio de rumbo para toda Europa. Porque a menos que cambie su política, Europa no saldrá de la crisis, y la victoria de Syriza en las elecciones del 25 de enero no hará más que robustecer a las fuerzas del cambio. Porque el callejón sin salida de Grecia es el callejón sin salida de la Europa de hoy.

El 25 de enero el pueblo griego será convocado a cambiar la historia con su voto, a delinear un espacio de cambio y de esperanza para todos los pueblos de Europa, condenando los desastrosos memorándums de la austeridad, y demostrando que cuando la gente quiere, cuando se atreve y cuando vence su miedo, las cosas pueden cambiar.

En Grecia la expectativa de una transformación política ya ha empezado, por sí sola, a cambiar las cosas en Europa. 2015 no es 2012.

Syriza no es el coco ni la gran amenaza para Europa sino más bien la voz de la razón. Es el despertar que sacará a Europa del letargo y del sonambulismo. Por esto es por lo que ya no se considera a Syriza un grave peligro, como en 2012, sino un estímulo para el cambio. ¿Por parte de todos?

Por parte de todos, no. Una pequeña minoría, que tiene su centro en la dirección conservadora del gobierno alemán, y en una parte de la prensa populista, insiste en reciclar viejas historietas y leyendas sobre el Grexit [abandono del euro por parte de Grecia]. Pero, como el señor Samarás, no consiguen convencer a nadie. Ahora que los griegos han probado lo que es su gobierno, saben distinguir las mentiras de la verdad.

El señor Samarás no ofrece ningún cambio que no sea proseguir con el desastroso memorándum de aplicación de la austeridad. Se ha comprometido él mismo y los demás a efectuar posteriores recortes de sueldos y pensiones y posteriores aumentos de impuestos en el marco de reducciones salariales y superimposiciones fiscales acumuladas durante seis años enteros. Pide a los ciudadanos que voten por él con el fin de poder aplicar el nuevo memorándum. Y puesto que se ha consagrado a la austeridad, él mismo no consigue interpretar el rechazo de esta política desastrosa y destructiva salvo como un presunto gesto unilateral.

En substancia, está ocultando el hecho de que Grecia, en tanto que miembro de la eurozona, se ha comprometido a lograr algunos objetivos y no, más bien, a evaluar los instrumentos políticos necesarios para su consecución.

Por esta razón es por la que, a diferencia del partido en el gobierno, Nea Dimokratía, Syriza ha asumido ante el pueblo griego el compromiso de aplicar, ya desde los primeros días de lo que será su administración, un programa concreto eficiente en términos de costes y fiscalmente equilibrado, el “Programa de Salónica”, y esto independientemente de la negociación con nuestros financieros.

Mediante una serie de acciones encaminadas a atajar la crisis humanitaria. Por medio de la justicia fiscal, de modo que a esa oligarquía financiera a la que ni se ha rozado desde hace cuatro años, le toque finalmente pagar. Por medio de un plan de relanzamiento de la economía, la lucha contra una tasa de desempleo sin precedentes y una vuelta al crecimiento.

Mediante reformas radicales en el modus operandi del Estado y del sector público, porque nuestro objetivo no se cifra en volver al 2009 sino en cambiar todo lo que ha puesto al país al borde de una bancarrota económica pero también moral.

El clientelismo, un Estado hostil a sus propios ciudadanos, la evasión fiscal, la elusión fiscal, los fondos “negros”, el contrabando de carburante y tabaco, estos son sólo algunos de los aspectos de un sistema de poder que ha gobernado el país durante muchos años. Este es el sistema que ha llevado el país a la desesperación y hoy continúa gobernando en nombre de la emergencia nacional y en el del miedo a la crisis.

En realidad, sin embargo, esto no es temor a la crisis sino miedo al cambio . Ese miedo y ese sentido de culpa del establishment que han llevado al pueblo griego a una tragedia sin precedentes.

En cuanto a aquellos a los que se considera responsables, si tienen un mínimo conocimiento de las antiguas tragedias griegas, tendrán motivos de temor, ¡porque después de la hybris viene la némesis y la catarsis!

Pero el pueblo griego, como los europeos, no tendrá nada que temer. Porque Syriza no desea que se derrumbe el euro sino que se salve. Y para sus estados miembros salvar el euro será imposible mientras la deuda pública esté fuera de control.

El problema de la deuda no es sólo griego sino europeo. Y Europa en su conjunto tiene una deuda con el debate y con la investigación de una solución europea sostenible.

Syriza y la Izquierda Europa sostienen que, en el marco de un acuerdo europeo, debe cancelarse la inmensa mayoría del valor nominal de la deuda, será necesario imponer una moratoria a la devolución y se hará preciso introducir una cláusula para el crecimiento que se refiera a la parte restante de la deuda, de modo que puedan dedicarse los recursos restantes al crecimiento.

Reivindicamos condiciones de devolución [de la deuda] que no lleven al país a ahogarse en la recesión y que no empujen a la gente hacia la desesperación y la pobreza.

Adhiriéndose a una posición según la cual la deuda griega sería sostenible, el señor Samaras perjudica a Grecia. No se limita a rebajar el listón de la negociación sino que rechaza por completo la negociación. Por lo demás, si se admite que la deuda es sostenible y que el memorándum es “una historia de éxito”, ¿qué es lo que queda negociar?

Frente al futuro europeo estamos hoy en condiciones de distinguir dos estrategias diametralmente opuestas. Está por una parte el punto de vista del señor Schäuble, según el cual, independientemente del hecho de que funcionen o no leyes y principios acordados, tendremos que seguir aplicándolos . Está, por otro lado, la estrategia del “cueste lo que cueste” — expresión empleada por vez primera por quien encabeza el BCE – para salvar el euro. En realidad, las inminentes elecciones griegas representan un choque entre estas dos estrategias diferentes.

Estamos convencidos de que será esta última la que ha de prevalecer, por una razón ulterior. Porque Grecia es el país de Sófocles, que con Antígona nos ha enseñado que hay momentos en los que la justicia es la ley suprema.

Alexis Tsipras es el presidente del partido unificado de la izquierda radical griega Syriza, la novedad sin duda más interesante, programática y organizativamente, de las izquierdas europeas de las últimas décadas. Es candidato a la presidencia del Gobierno heleno en las elecciones del próximo 25 de enero.

Traducción para www.sinpermiso.info: Lucas Antón

Categories: Attac Planet

A las puertas de un cambio de envergadura histórica

Wed, 21/01/2015 - 11:17

Alexis Tsipras – Sin Permiso

image009Grecia se encuentra a las puertas de un cambio de envergadura histórica. Syriza ya no es sólo una esperanza para Grecia y los griegos.

Representa también la expectativa de un cambio de rumbo para toda Europa. Porque a menos que cambie su política, Europa no saldrá de la crisis, y la victoria de Syriza en las elecciones del 25 de enero no hará más que robustecer a las fuerzas del cambio. Porque el callejón sin salida de Grecia es el callejón sin salida de la Europa de hoy.

El 25 de enero el pueblo griego será convocado a cambiar la historia con su voto, a delinear un espacio de cambio y de esperanza para todos los pueblos de Europa, condenando los desastrosos memorándums de la austeridad, y demostrando que cuando la gente quiere, cuando se atreve y cuando vence su miedo, las cosas pueden cambiar.

En Grecia la expectativa de una transformación política ya ha empezado, por sí sola, a cambiar las cosas en Europa. 2015 no es 2012.

Syriza no es el coco ni la gran amenaza para Europa sino más bien la voz de la razón. Es el despertar que sacará a Europa del letargo y del sonambulismo. Por esto es por lo que ya no se considera a Syriza un grave peligro, como en 2012, sino un estímulo para el cambio. ¿Por parte de todos?

Por parte de todos, no. Una pequeña minoría, que tiene su centro en la dirección conservadora del gobierno alemán, y en una parte de la prensa populista, insiste en reciclar viejas historietas y leyendas sobre el Grexit [abandono del euro por parte de Grecia]. Pero, como el señor Samarás, no consiguen convencer a nadie. Ahora que los griegos han probado lo que es su gobierno, saben distinguir las mentiras de la verdad.

El señor Samarás no ofrece ningún cambio que no sea proseguir con el desastroso memorándum de aplicación de la austeridad. Se ha comprometido él mismo y los demás a efectuar posteriores recortes de sueldos y pensiones y posteriores aumentos de impuestos en el marco de reducciones salariales y superimposiciones fiscales acumuladas durante seis años enteros. Pide a los ciudadanos que voten por él con el fin de poder aplicar el nuevo memorándum. Y puesto que se ha consagrado a la austeridad, él mismo no consigue interpretar el rechazo de esta política desastrosa y destructiva salvo como un presunto gesto unilateral.

En substancia, está ocultando el hecho de que Grecia, en tanto que miembro de la eurozona, se ha comprometido a lograr algunos objetivos y no, más bien, a evaluar los instrumentos políticos necesarios para su consecución.

Por esta razón es por la que, a diferencia del partido en el gobierno, Nea Dimokratía, Syriza ha asumido ante el pueblo griego el compromiso de aplicar, ya desde los primeros días de lo que será su administración, un programa concreto eficiente en términos de costes y fiscalmente equilibrado, el “Programa de Salónica”, y esto independientemente de la negociación con nuestros financieros.

Mediante una serie de acciones encaminadas a atajar la crisis humanitaria. Por medio de la justicia fiscal, de modo que a esa oligarquía financiera a la que ni se ha rozado desde hace cuatro años, le toque finalmente pagar. Por medio de un plan de relanzamiento de la economía, la lucha contra una tasa de desempleo sin precedentes y una vuelta al crecimiento.

Mediante reformas radicales en el modus operandi del Estado y del sector público, porque nuestro objetivo no se cifra en volver al 2009 sino en cambiar todo lo que ha puesto al país al borde de una bancarrota económica pero también moral.

El clientelismo, un Estado hostil a sus propios ciudadanos, la evasión fiscal, la elusión fiscal, los fondos “negros”, el contrabando de carburante y tabaco, estos son sólo algunos de los aspectos de un sistema de poder que ha gobernado el país durante muchos años. Este es el sistema que ha llevado el país a la desesperación y hoy continúa gobernando en nombre de la emergencia nacional y en el del miedo a la crisis.

En realidad, sin embargo, esto no es temor a la crisis sino miedo al cambio . Ese miedo y ese sentido de culpa del establishment que han llevado al pueblo griego a una tragedia sin precedentes.

En cuanto a aquellos a los que se considera responsables, si tienen un mínimo conocimiento de las antiguas tragedias griegas, tendrán motivos de temor, ¡porque después de la hybris viene la némesis y la catarsis!

Pero el pueblo griego, como los europeos, no tendrá nada que temer. Porque Syriza no desea que se derrumbe el euro sino que se salve. Y para sus estados miembros salvar el euro será imposible mientras la deuda pública esté fuera de control.

El problema de la deuda no es sólo griego sino europeo. Y Europa en su conjunto tiene una deuda con el debate y con la investigación de una solución europea sostenible.

Syriza y la Izquierda Europa sostienen que, en el marco de un acuerdo europeo, debe cancelarse la inmensa mayoría del valor nominal de la deuda, será necesario imponer una moratoria a la devolución y se hará preciso introducir una cláusula para el crecimiento que se refiera a la parte restante de la deuda, de modo que puedan dedicarse los recursos restantes al crecimiento.

Reivindicamos condiciones de devolución [de la deuda] que no lleven al país a ahogarse en la recesión y que no empujen a la gente hacia la desesperación y la pobreza.

Adhiriéndose a una posición según la cual la deuda griega sería sostenible, el señor Samaras perjudica a Grecia. No se limita a rebajar el listón de la negociación sino que rechaza por completo la negociación. Por lo demás, si se admite que la deuda es sostenible y que el memorándum es “una historia de éxito”, ¿qué es lo que queda negociar?

Frente al futuro europeo estamos hoy en condiciones de distinguir dos estrategias diametralmente opuestas. Está por una parte el punto de vista del señor Schäuble, según el cual, independientemente del hecho de que funcionen o no leyes y principios acordados, tendremos que seguir aplicándolos . Está, por otro lado, la estrategia del “cueste lo que cueste” — expresión empleada por vez primera por quien encabeza el BCE – para salvar el euro. En realidad, las inminentes elecciones griegas representan un choque entre estas dos estrategias diferentes.

Estamos convencidos de que será esta última la que ha de prevalecer, por una razón ulterior. Porque Grecia es el país de Sófocles, que con Antígona nos ha enseñado que hay momentos en los que la justicia es la ley suprema.

Alexis Tsipras es el presidente del partido unificado de la izquierda radical griega Syriza, la novedad sin duda más interesante, programática y organizativamente, de las izquierdas europeas de las últimas décadas. Es candidato a la presidencia del Gobierno heleno en las elecciones del próximo 25 de enero.

Traducción para www.sinpermiso.info: Lucas Antón

Categories: Attac Planet

La Comisión Europea hace oídos sordos a los resultados de su propia consulta sobre el TTIP

Wed, 21/01/2015 - 09:00

La inmensa mayoría rechazó los tribunales de arbitraje en tratados como el TTIP. Ahora la Comisión Europea anuncia que consultará solo a agentes “especializados” - nuevatribuna.es

La Comisión Europea hace oídos sordos a la opinión de la la inmensa mayoría (el 97% de los encuentos rechaza el Tratado Transatlántico de Libre Comercio) sobre los tribunales de arbitraje entre inversores y Estados, a pesar de que fue esa institución la que lanzó una consulta al respecto. A partir de ahora sólo pedirá asesoramiento a agentes “especializados”. Se trata de una burla a la población europea que refleja la falta de democracia y transparencia de los tratados de libre comercio como el TTIP, según Ecologistas en Acción.

El ISDS (por sus siglas en inglés) es un mecanismo de arbitraje presente en tratados de libre comercio que permite a grandes empresas inversoras extranjeras denunciar a un Estado ante un tribunal de arbitraje privado si considera que alguno de sus “derechos” ha sido vulnerado. Este mecanismo está contemplado en el tratado de libre comercio UE-Canadá (CETA), pendiente de aprobación en el Parlamento Europeo, y en las actuales negociaciones del Tratado Transatlántico de Libre Comercio entre la UE y Estados Unidos (TTIP).

La oposición ciudadana a estos mecanismos, que ponen en peligro la soberanía de los Estados, es creciente. Por ello, la Comisión Europea decidió lanzar el pasado verano una consulta pública al respecto.

Las preguntas de la consulta eran extremadamente técnicas, pero aun así se registró un récord de participación. Casi 150.000 personas respondieron  y una inmensa mayoría, 97%, rechazó la inclusión del mecanismo de arbitraje ISDS en el TTIP  y otros tratados comerciales.

Este martes se publicaron oficialmente los resultados de la Consulta Ciudadana sobre la Protección de las Inversiones. Continuarán las consultas, pero a partir de ahora sólo con agentes especializados. Y se reformarán los mecanismos de protección de las inversiones para que no supongan un límite al derecho a legislar, como ya se ha hecho en CETA, según anunció la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström.

Lo cierto es que los cambios anunciados no solucionarán el problema en absoluto. Tal y como ocurre en el caso de CETA, las multinacionales seguirán teniendo más derechos que las empresas locales o los ciudadanos y tres jueces privados, que obtienen un lucro sustancial durante el proceso, seguirán decidiendo qué políticas son correctas o incorrectas, desacreditando la soberanía nacional.

“Los resultados de la consulta demuestran que  la ciudadanía se organizó para responder y demostró el enorme rechazo que generan esos tribunales de arbitraje“, explica Luis Rico, de Ecologistas en Acción. “Ahora,  la Comisión desoye estas voces, diciendo que continuarán las consultas sólo con agentes especializados. Esto supone una auténtica burla a la democracia”.

Las negociaciones del TTIP son un caballo de Troya para que las multinacionales tengan cada vez más poder a ambos lados del Atlántico frente a la soberanía de los Estados, los derechos laborales y sociales, la protección ambiental. Las maniobras para mantener los tribunales de arbitraje en el tratado lo demuestran.

La inclusión del mecanismo ISDS en el TTIP abriría las puertas a que empresas estadounidenses realizaran demandas como las llevadas a cabo contra Uruguay, donde una tabaquera denunció al Gobierno por la prohibición de fumar, o Egipto, donde otra multinacional recurrió al tribunal de arbitraje por la subida del salario mínimo obligatorio.

Categories: Attac Planet

La Comisión Europea hace oídos sordos a los resultados de su propia consulta sobre el TTIP

Wed, 21/01/2015 - 09:00

La inmensa mayoría rechazó los tribunales de arbitraje en tratados como el TTIP. Ahora la Comisión Europea anuncia que consultará solo a agentes “especializados” - nuevatribuna.es

La Comisión Europea hace oídos sordos a la opinión de la la inmensa mayoría (el 97% de los encuentos rechaza el Tratado Transatlántico de Libre Comercio) sobre los tribunales de arbitraje entre inversores y Estados, a pesar de que fue esa institución la que lanzó una consulta al respecto. A partir de ahora sólo pedirá asesoramiento a agentes “especializados”. Se trata de una burla a la población europea que refleja la falta de democracia y transparencia de los tratados de libre comercio como el TTIP, según Ecologistas en Acción.

El ISDS (por sus siglas en inglés) es un mecanismo de arbitraje presente en tratados de libre comercio que permite a grandes empresas inversoras extranjeras denunciar a un Estado ante un tribunal de arbitraje privado si considera que alguno de sus “derechos” ha sido vulnerado. Este mecanismo está contemplado en el tratado de libre comercio UE-Canadá (CETA), pendiente de aprobación en el Parlamento Europeo, y en las actuales negociaciones del Tratado Transatlántico de Libre Comercio entre la UE y Estados Unidos (TTIP).

La oposición ciudadana a estos mecanismos, que ponen en peligro la soberanía de los Estados, es creciente. Por ello, la Comisión Europea decidió lanzar el pasado verano una consulta pública al respecto.

Las preguntas de la consulta eran extremadamente técnicas, pero aun así se registró un récord de participación. Casi 150.000 personas respondieron  y una inmensa mayoría, 97%, rechazó la inclusión del mecanismo de arbitraje ISDS en el TTIP  y otros tratados comerciales.

Este martes se publicaron oficialmente los resultados de la Consulta Ciudadana sobre la Protección de las Inversiones. Continuarán las consultas, pero a partir de ahora sólo con agentes especializados. Y se reformarán los mecanismos de protección de las inversiones para que no supongan un límite al derecho a legislar, como ya se ha hecho en CETA, según anunció la comisaria de Comercio, Cecilia Malmström.

Lo cierto es que los cambios anunciados no solucionarán el problema en absoluto. Tal y como ocurre en el caso de CETA, las multinacionales seguirán teniendo más derechos que las empresas locales o los ciudadanos y tres jueces privados, que obtienen un lucro sustancial durante el proceso, seguirán decidiendo qué políticas son correctas o incorrectas, desacreditando la soberanía nacional.

“Los resultados de la consulta demuestran que  la ciudadanía se organizó para responder y demostró el enorme rechazo que generan esos tribunales de arbitraje“, explica Luis Rico, de Ecologistas en Acción. “Ahora,  la Comisión desoye estas voces, diciendo que continuarán las consultas sólo con agentes especializados. Esto supone una auténtica burla a la democracia”.

Las negociaciones del TTIP son un caballo de Troya para que las multinacionales tengan cada vez más poder a ambos lados del Atlántico frente a la soberanía de los Estados, los derechos laborales y sociales, la protección ambiental. Las maniobras para mantener los tribunales de arbitraje en el tratado lo demuestran.

La inclusión del mecanismo ISDS en el TTIP abriría las puertas a que empresas estadounidenses realizaran demandas como las llevadas a cabo contra Uruguay, donde una tabaquera denunció al Gobierno por la prohibición de fumar, o Egipto, donde otra multinacional recurrió al tribunal de arbitraje por la subida del salario mínimo obligatorio.

Categories: Attac Planet

Elecciones y cambio político

Wed, 21/01/2015 - 07:00

Xavier Caño Tamayo – ATTAC Madrid

En el Reino de España habrá en 2015 elecciones municipales, regionales y generales. En las encuestas de intención de voto, la nueva formación política Podemos se afianza como una de las que serían más votadas y, últimamente, la más votada. Si se suma que el partido griego Siryza aparece como vencedor de las próximas elecciones griegas, algunos analistas ya predicen un panorama de cambio en Grecia y España y tal vez en Europa después.

Sin embargo, como afirma el diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón, “pretender transformar la sociedad solo por unas elecciones, no es ilusión, es ilusionismo“. Aserto que completa la reflexión de Juan Torres de que “es necesario obtener buenos resultados en las elecciones, que no pueden ser un fin en sí mismo, pues solo estar en las instituciones puede ser ineficaz y frustrante si no hay un poder popular de la gente organizada desde abajo en constante movilización”.

La mayoría ciudadana, especialmente la clase trabajadora, ha de tener muy presente que un cambio real no se logra solo con un buen resultado electoral. Porque cambiar significa acabar con los desmanes e injusticias institucionalizados por la acción gubernamental durante años. Porque esas acciones u omisiones gubernamentales han convertido pobreza, desigualdad y recorte de libertades en elementos centrales de la situación económica, social y política del país.

Cambiar la política, la economía, el país, es ardua tarea que no se resuelve solo con mayoría parlamentaria, aunque ésta sea imprescindible. Porque no se trata de gobernar como siempre, pero mejor que PP y PSOE (que no es tan difícil), sino de terminar con el régimen monárquico bipartidista. Y hay que hacerlo desaparecer porque, como ha reiterado Pérez Royo, ese régimen del 78 no es una restauración de la democracia, como se proclama, sino una restauración de la monarquía con formas democráticas, que no es lo mismo. Hay que conseguir democracia de verdad, no solo formas democráticas. Y para lograrlo, además de mayoría parlamentaria, es imprescindible la movilización masiva de conciencias. Pero esa conciencia crítica colectiva no se logra por ganar elecciones. Se ganan elecciones si ha habido una movilización masiva de conciencias. Gramsci tenía razón al escribir que “la conquista del poder cultural es previa a la del poder político”. Poder cultural que es la hegemonía de la libertad, justicia, solidaridad y cooperación para que los derechos de la inmensa mayoría sean prioritarios. Pero para que primen los derechos de la inmensa mayoría es preciso un cambio profundo, una revolución democrática. Es establecer una democracia de verdad y no autoritarismo maquillado de formas democráticas; libertad de expresión con verdadero derecho a la información y no mayoría silenciada; servicios públicos en vez de salud, educación y pensiones como mercancía; economía productiva al servicio de la mayoría y no especulativa para las élites… y, muy especialmente, participación ciudadana. Porque democracia es más, mucho más, que votar cada cuatro años.

Alexis Charititsis de Syritza concreta por donde ha de caminar una democracia que necesariamente ha de ser participativa para ser democracia real. Es necesario un sistema con derecho de revocación, consultas públicas, referendos, auditorías civicas, consejos de trabajadores, comisiones ciudadanas… Para cambiar las reglas de juego. Otras reglas que no son reformar y parchear la actual Constitución (como quiere el PSOE, por ejemplo), sino redactar otra Constitución de abajo hacia arriba como reivindican los movimientos ciudadanos, sociales y la izquierda que merece tal nombre. Una Constitución que dé verdadero poder a la ciudadanía, que garantice la justicia social, que recupere libertades y las afiance. Y también que resuelva cuestiones pendientes, como el inaceptable trato de favor a la iglesia católica o investigar los crímenes del franquismo, procesar a los culpables y ofrecer reparación a las víctimas de la dictadura.

Parece difícil, pero se puede y hay esperanza. Como decía Nelson Mandela, siempre parece imposible hasta que se logra. Y él tenía experiencia en lograr lo que parecía inalcanzable.

El filósofo John Locke escribió que “cuando un gobierno usurpa las libertades, se corrompe o conduce la sociedad de modo distinto al que ha prometido, la resistencia y la desobediencia ciudadanas están plenamente justificadas”. Con la ciudadanía resistente, movilizada y organizada, además de ganar las elecciones, se pueden cambiar las cosas.

Periodista y escritor
Twitter: @xcanotamayo
Artículo publicado en CCS, Centro de Colaboraciones Solidarias

Categories: Attac Planet

Elecciones y cambio político

Wed, 21/01/2015 - 07:00

Xavier Caño Tamayo – ATTAC Madrid

En el Reino de España habrá en 2015 elecciones municipales, regionales y generales. En las encuestas de intención de voto, la nueva formación política Podemos se afianza como una de las que serían más votadas y, últimamente, la más votada. Si se suma que el partido griego Siryza aparece como vencedor de las próximas elecciones griegas, algunos analistas ya predicen un panorama de cambio en Grecia y España y tal vez en Europa después.

Sin embargo, como afirma el diputado de Izquierda Unida Alberto Garzón, “pretender transformar la sociedad solo por unas elecciones, no es ilusión, es ilusionismo“. Aserto que completa la reflexión de Juan Torres de que “es necesario obtener buenos resultados en las elecciones, que no pueden ser un fin en sí mismo, pues solo estar en las instituciones puede ser ineficaz y frustrante si no hay un poder popular de la gente organizada desde abajo en constante movilización”.

La mayoría ciudadana, especialmente la clase trabajadora, ha de tener muy presente que un cambio real no se logra solo con un buen resultado electoral. Porque cambiar significa acabar con los desmanes e injusticias institucionalizados por la acción gubernamental durante años. Porque esas acciones u omisiones gubernamentales han convertido pobreza, desigualdad y recorte de libertades en elementos centrales de la situación económica, social y política del país.

Cambiar la política, la economía, el país, es ardua tarea que no se resuelve solo con mayoría parlamentaria, aunque ésta sea imprescindible. Porque no se trata de gobernar como siempre, pero mejor que PP y PSOE (que no es tan difícil), sino de terminar con el régimen monárquico bipartidista. Y hay que hacerlo desaparecer porque, como ha reiterado Pérez Royo, ese régimen del 78 no es una restauración de la democracia, como se proclama, sino una restauración de la monarquía con formas democráticas, que no es lo mismo. Hay que conseguir democracia de verdad, no solo formas democráticas. Y para lograrlo, además de mayoría parlamentaria, es imprescindible la movilización masiva de conciencias. Pero esa conciencia crítica colectiva no se logra por ganar elecciones. Se ganan elecciones si ha habido una movilización masiva de conciencias. Gramsci tenía razón al escribir que “la conquista del poder cultural es previa a la del poder político”. Poder cultural que es la hegemonía de la libertad, justicia, solidaridad y cooperación para que los derechos de la inmensa mayoría sean prioritarios. Pero para que primen los derechos de la inmensa mayoría es preciso un cambio profundo, una revolución democrática. Es establecer una democracia de verdad y no autoritarismo maquillado de formas democráticas; libertad de expresión con verdadero derecho a la información y no mayoría silenciada; servicios públicos en vez de salud, educación y pensiones como mercancía; economía productiva al servicio de la mayoría y no especulativa para las élites… y, muy especialmente, participación ciudadana. Porque democracia es más, mucho más, que votar cada cuatro años.

Alexis Charititsis de Syritza concreta por donde ha de caminar una democracia que necesariamente ha de ser participativa para ser democracia real. Es necesario un sistema con derecho de revocación, consultas públicas, referendos, auditorías civicas, consejos de trabajadores, comisiones ciudadanas… Para cambiar las reglas de juego. Otras reglas que no son reformar y parchear la actual Constitución (como quiere el PSOE, por ejemplo), sino redactar otra Constitución de abajo hacia arriba como reivindican los movimientos ciudadanos, sociales y la izquierda que merece tal nombre. Una Constitución que dé verdadero poder a la ciudadanía, que garantice la justicia social, que recupere libertades y las afiance. Y también que resuelva cuestiones pendientes, como el inaceptable trato de favor a la iglesia católica o investigar los crímenes del franquismo, procesar a los culpables y ofrecer reparación a las víctimas de la dictadura.

Parece difícil, pero se puede y hay esperanza. Como decía Nelson Mandela, siempre parece imposible hasta que se logra. Y él tenía experiencia en lograr lo que parecía inalcanzable.

El filósofo John Locke escribió que “cuando un gobierno usurpa las libertades, se corrompe o conduce la sociedad de modo distinto al que ha prometido, la resistencia y la desobediencia ciudadanas están plenamente justificadas”. Con la ciudadanía resistente, movilizada y organizada, además de ganar las elecciones, se pueden cambiar las cosas.

Periodista y escritor
Twitter: @xcanotamayo
Artículo publicado en CCS, Centro de Colaboraciones Solidarias

Categories: Attac Planet

Alerta Feminista en Ecuador por la misoginia de Correa

Tue, 20/01/2015 - 18:00

Carmen Castro – Coordinadora del Consejo Científico de ATTAC España

El gobierno ecuatoriano del señor Correa lanza un nuevo ataque a los derechos de las mujeres, concretamente a los derechos de la salud sexual y reproductiva de las mujeres, lo que ha activado nuevamente la #AlertaFeminista en Ecuador por la misoginia de Correa.

La ‘ocurrencia’ última del gobierno ecuatoriano ha sido establecer oficialmente que el enfoque de la igualdad de género es una corriente del feminismo radical, ideológica y no científica que pone en peligro a la sociedad ecuatoriana. Rezuma misoginia el comportamiento de Correa. Y no se trata de una ‘extravagancia’ del mandatario, si no de una grave violación de la constitución de la República ecuatoriana, referida a  la ética laica y la igualdad que cimienta la República, así como una violación de los compromisos del estado ecuatoriano con la Convención para la Eliminación de toda Discriminación ejercida contra las Mujeres (CEDAW) y el Pacto por los Derechos Económicos, Sociales y Culturales  de Naciones Unidas

AlertaFeministaEcuador

El Presidente Correa ha decretado que todo lo que tiene que ver con la salud sexual y reproductiva de las mujeres -amparada por la Constitución Ecuatoriana- pasa ahora a control directo de la Presidencia de la República y ha sido puesto en manos de una asesora, persona vinculada a movimientos de fundamentalismo religioso tipo Opus Dei, que está sometiendo a revisión los manuales que se empleaban para tal fin y fijando los criterios de la política gubernamental en la materia.

¿A esto se refería su ‘Plan de Buen Vivir’?

Nos hacemos eco de esta llamada de #AlertaFeminista por los peligros que conlleva y el grave riesgo de involución en los Derechos de las Niñas, Adolescentes y Mujeres; y desde esta web nos solidarizamos con la movilización ecuatoriana exigiendo al Presidente Corre la rectificación de este acto de pura misoginia institucional.

#ENIPLASinOpusDei

______________________________

Carta al Presidente de la República de Ecuador por el tema de la ENIPLA

Señor Presidente:

Las representantes de las organizaciones de mujeres reunidas en la ciudad de Quito el 27 y 28 de noviembre de 2014, nos dirigimos a usted para llamar su atención y rechazar el alarmante incumplimiento de la garantía constitucional del Estado laico y la ética laica, establecida en el Artículos 1 y 3, numeral 4 de la Constitución de la República y los derechos garantizados por la misma, atentando contra los deberes fundamentales del Estado establecidos en el Art. 3 de la Constitución.

Su decisión de trasladar la Estrategia Nacional Intersectorial de Planificación Familiar y Prevención del Embarazo Adolescente (ENIPLA) a la Presidencia de la República, mediante Decreto Ejecutivo 491, del 26 de noviembre del 2014, atenta contra los derechos constitucionales establecidos en el Art. 66 numeral 2, 3, 4, 5, 8, 9, y 10; el art. 18, 25, 32, rompe con la institucionalidad y las políticas públicas establecidas en el Plan del Buen Vivir 2013 – 2017. Al quitarle la competencia sobre el tema a los Ministerios de Salud Pública, Inclusión Económica y Social, Desarrollo Social y Educación, y dejar en manos de una asesora presidencial, Señora Mónica Hernández de Phillips, activista de la organización Rosario Provida, que responde a intereses confesionales y promoverá los enfoques moralistas, religiosos y sectarios, en detrimento de los enfoques constitucionales de derechos, género, interculturalidad e intergeneracionalidad. Legitimando así, la presencia de los grupos anti-derechos de las mujeres en las decisiones presidenciales y en la gestión de una política pública de la más alta prioridad para el país y en particular para las mujeres, adolescentes y jóvenes.

La influencia de las creencias religiosas de pocas personas en la construcción e implementación de políticas públicas, atenta contra el ejercicio de los Derechos Humanos y genera formas de discriminación y exclusión social.

Como hemos visto en situaciones concretas como la discusión del COIP, se ha impuesto formas de disciplinamiento y control sobre legisladoras/es, decisoras/es y operadoras/es de política en relación a diferentes normativas y políticas públicas vinculadas con los derechos sexuales y los derechos reproductivos garantizados en la Constitución de la República y en los Instrumentos Internacionales de Derechos Humanos ratificados por el país. Lo cual tiene graves consecuencias para el ejercicio de los derechos de las niñas, adolescentes y mujeres, y genera el riesgo de aumento del embarazo en adolecente, la morbi-mortalidad materna, el aborto en condiciones inseguras, el suicidio en niñas, adolescentes y mujeres, entre otras.

Exigimos, por tanto que explique las razones por las cuales se ha tomado esta decisión que pone en riesgo la salud, la vida y los derechos de la población, especialmente de las mujeres, adolescentes y grupos LBGTTIQ y rectifique esta medida de conformidad con la Constitución.

 

Firma (enviar a Foro Salud Pública de Ecuador forospecuador[@]gmail.com)

Nombre y Apellidos

Organización

Nº Identificación:

 

 

______________________________

Publicado en http://singenerodedudas.com/

Categories: Attac Planet

Stiglitz muestra que un impago de la deuda puede beneficiar a un país y a su población

Tue, 20/01/2015 - 13:00

Éric Toussaint – Consejo Científico de ATTAC Francia

Joseph Stiglitz, premio del Banco de Suecia en economía en memoria de Alfred Nobel en 2001, presidente del consejo de economistas del presidente Bill Clinton de 1995 a 1997, economista jefe y vicepresidente del Banco Mundial de 1997 a 2000, aporta serios argumentos a aquellos que abogan por la suspensión del reembolso de las deudas públicas. En un libro colectivo publicado en 2010 por la universidad de Oxford, Stiglitz afirma que Rusia en 1998 y Argentina durante los años 2000 ofrecieron la prueba de que una suspensión unilateral del reembolso de la deuda puede ser benéfica para los países que tomaran esa decisión: «Tanto la teoría como la práctica sugieren que la amenaza del cierre del grifo del crédito probablemente haya sido exagerada» (p. 48).

Cuando un país consigue imponer una reducción de la deuda a sus acreedores y redirecciona esos fondos, destinados anteriormente a ese reembolso, hacia la financiación de una política fiscal expansionista, eso produce resultados positivos: «En ese escenario, el número de empresas locales que quiebran disminuye porque los tipos de interés locales son más bajos que si el país hubiera continuado pagando su deuda , y al mismo tiempo porque la situación económica general del país mejora. Puesto que la economía se refuerza, la recaudación de impuestos aumenta, lo que mejora el margen presupuestario del Gobierno. […] Todo eso significa que la posición financiera del Gobierno se refuerza, haciendo más probable (y no menos) que los prestamistas quieran de nuevo concederle préstamos.» (p. 48).

En efecto, una de las condiciones del FMI cuando va a ayudar a un país al borde de la cesación de pagos es aumentar los tipos de interés locales. Si un país escapa a las condiciones fijadas por el FMI, podría, por el contrario, bajar los tipos de interés con el fin de evitar lo máximo posible la quiebra de empresas.

La obra citada agrega: «Empíricamente, hay muy pocas pruebas que acrediten la idea de que una cesación de pagos conlleve un largo periodo de exclusión del acceso a los mercados financieros. Rusia pudo pedir prestado de nuevo en los mercados financieros dos años después de su cesación de pagos, que había sido decretada unilateralmente y sin una consulta previa a los acreedores. […] Muy al contrario, en la práctica, la amenaza de ver el grifo del crédito cerrado no es real.» (p. 49).

Según Joseph Stiglitz, algunos piensan que uno de los papeles centrales del FMI es el de imponer el precio más elevado posible a los países que quisieran declarase en cesión de pagos. Muchos países actúan como si se creyeran esta amenaza. Stiglitz considera que han errado el camino: «El hecho de que Argentina haya salido tan bien de su cesación de pagos, incluso sin el apoyo del FMI (o precisamente porque no tuvo el apoyo del FMI), puede conducir a un cambio en esta creencia.» (p.49).

Joseph Stiglitz también cuestiona claramente a los banqueros y otros prestamistas que concedieron créditos masivamente sin verificar seriamente la solvencia de los países prestatarios o, aun peor, que prestaron sabiendo perfectamente que el riesgo de cesación de pagos era muy fuerte. Agrega que ya que los prestamistas exigen a algunos países tipos elevados en virtud de los riegos que deben asumir, es totalmente normal que tengan que afrontar pérdidas debidas a una abolición de la deuda. Estos prestamistas sólo tenían que utilizar los intereses elevados que perciben como provisión para posibles pérdidas. También denuncia los préstamos «depredadores» concedidos a la ligera por los banqueros a los países deudores (p. 55).

En resumen, Stiglitz aboga por que los prestamistas asuman los riesgos de sus acciones (p.61). Al final de su contribución, considera que los países que entran en la vía de la cesación de pagos o de la renegociación para obtener una reducción de la deuda deberían imponer un control temporal de cambios y/o tasas para disuadir la salida de capitales (p.60). Retoma la doctrina de la deuda odiosa por su cuenta y afirma que ese tipo de deuda debe ser anulado (p.61).

Stiglitz defendió esta posición en numerosas ocasiones en el curso de los últimos diez años. Véase especialmente su libro El malestar en la globalización, Taurus ediciones, Madrid, 2003.

En un artículo publicado por el Journal of Development Economics titulado «The elusive costs of sovereign defaults», Eduardo Levy Yeyati y Ugo Panizza, dos economistas que trabajaron para el Banco Interamericano de Desarrollo presentan los resultados de sus minuciosas investigaciones sobre las cesaciones de pago correspondientes a unos cuarenta países. Una de sus conclusiones es la siguiente: «Los períodos de cesación de pagos marcan el comienzo de la recuperación económica».
No se puede explicar mejor.

Éric Toussaint, doctor en ciencias políticas, es portavoz del Comité para la Anulación de la Deuda en el Tercer Mundo (CADTM internacional). Es autor de Bancocracia, Icaria editorial, Barcelona, 2014; Una mirada al retrovisor. El neoliberalismo desde sus orígenes hasta la actualidad, Icaria editorial, Barcelona, 2010

Artículo publicado en Público.es

Categories: Attac Planet

El BCE ante la deflación de la Eurozona

Tue, 20/01/2015 - 09:00

Juan Francisco Martín Seco – Consejo Científico de ATTAC España

Día a día, a la Eurozona se le va complicando el escenario económico. La tasa de inflación del mes de diciembre ha sido del -0,2%. Es cierto que ello obedece en buena medida al descenso del precio del petróleo y que quizá no se puede hablar aún de deflación en sentido económico estricto, pero no es menos verdad que la tasa de inflación de la Eurozona lleva más de un año muy alejada del 2% que el BCE fijó como meta teórica para mantener la estabilidad monetaria.

El BCE, con Draghi a la cabeza, se ha revelado como un artista en la amenaza y el amago, pero sin decidirse nunca a disparar por completo la artillería, al menos cuando se trata de realizar una política expansiva, porque si la desviación se produjese al revés, y el nivel de precios llevase mucho tiempo superando ese objetivo del 2%, los halcones de la austeridad con el Bundesbank a la vanguardia ya habrían puesto el grito en el cielo exigiendo al BCE medidas restrictivas y que aplicase el torniquete monetario.

El estado actual de la Eurozona, próximo a la deflación, con estancamiento económico y tasas negativas de precios, proyecta el fantasma del Japón, que sufre esta situación desde hace casi dos décadas y despierta los peores augurios para los países del Sur que ven cómo les resulta imposible reducir su endeudamiento.

Rajoy, sin embargo, se ha mostrado satisfecho porque la tasa de inflación de la economía española se haya situado en el -1%. La razón es la misma en la que se ha basado la política económica aplicada por el Gobierno, la llamada deflación competitiva, encaminada a incrementar la cuota de mercado en el exterior. Con ese fin se aprobó la reforma laboral y se propició la reducción generalizada de salarios. El planteamiento (aun cuando se sabe que gran parte del efecto se pierde al ir a incrementar el excedente empresarial) puede tener algún sentido siempre que los otros países no apliquen la misma política. De nada sirve, de cara a ganar competitividad, tener tasas reducidas de inflación si el resto de las economías las tienen parecidas, al igual que difícilmente se va a conseguir un superávit en el sector exterior si las naciones que adquieren nuestro productos apenas crecen.

Los resultados de esta política no se han hecho esperar y ha bastado que nuestra economía comenzara a recuperarse, aunque haya sido ligeramente, para que la balanza por cuenta corriente cambie de signo en 2014 y retorne a ser negativa, con lo que la deuda exterior vuelve a incrementarse; es decir, que una vez más crecemos a crédito, situación que, dado nuestro nivel de endeudamiento, no podrá mantenerse mucho tiempo. El sector exterior será de nuevo el factor que estrangule la incipiente reactivación.

La situación próxima a la deflación que mantiene la economía de la Unión Monetaria constituye un nuevo desafío para el BCE. Todo el mundo espera que actúe el próximo 22 de enero y que adopte por fin esa medida tantas veces anunciada pero jamás puesta en práctica, lo que la Reserva Federal de EE. UU. ha denominado Quantitative Easing (QE), es decir, la compra de bonos soberanos (deuda pública de los distintos países de la Unión) en mercado abierto.

Conviene recordar a este respecto que en septiembre de 2012, en plena ofensiva de los mercados, el Banco Central Europeo (BCE) aprobó ya un programa de adquisición de bonos soberanos que fue bautizado con el nombre de Transacciones Monetarias Directas (OMT, por sus siglas en inglés), solo que subordinado a múltiples condiciones, principalmente a que el país que desease la compra por el BCE de su deuda debería pedir el rescate y someterse a los dictados de la Troika. Desde Alemania se dudó de la legalidad de la medida y recurrieron al Tribunal Constitucional germánico que, con buen criterio, se declaró incompetente (hubiera sido escandaloso someter la legalidad de la Unión al dictamen de un tribunal nacional) y remitió el caso al Tribunal de Justicia de la Unión Europea, que aún no se ha pronunciado, aunque hace unos días el abogado general de la institución se manifestó a favor. Todo ello es bastante indicativo de que las decisiones que se vayan a tomar el día 22 están aún por determinar y sometidas a múltiples disputas.

Por lo que hasta ahora se ha filtrado, es el Bundesbank el que como siempre pone los mayores obstáculos y es de prever que, una vez más, el acuerdo acabe descafeinado. Así, se están barajando una serie de opciones, todas ellas inaceptables. La primera cuestión hace referencia a la clase de deuda a comprar. Parece ser que dentro del Consejo del BCE hay quien defiende la opinión de que sean solo títulos de máxima solvencia (AAA) los que puedan ser adquiridos, con lo que quedarían excluidos los de la mayoría de los países de la Eurozona. Otros, menos rigurosos, sitúan la división en la calificación BBB, en cuyo caso serían Grecia y Chipre los que paradójicamente resultarían relegados. Cualquier alternativa que no englobe los títulos de todos los países sería vejatoria, aumentaría la discriminación y ahondaría aún más la escisión entre el Norte y el Sur.

La segunda cuestión apunta a quién asume el riesgo, si el BCE o los bancos centrales de los diferentes países, en proporción a la deuda adquirida de cada uno de ellos, lo que dice mucho de cómo en el fondo ni los mismos mandatarios europeos, a los que se les llena la boca hablando de la moneda única, creen en ella. La prueba es que se pretende que el riesgo esté bien distribuido por países, por si al final la Unión Monetaria se rompe.

Detrás de estas alternativas descafeinadas se encuentra la negativa de Alemania de avanzar en cualquier tipo de socialización, ni siquiera se acepta compartir el riesgo. Alemania desea apropiarse de los beneficios de la moneda única sin asumir ninguna cuota del coste. Bien es verdad que es la incoherencia de los Tratados la que se lo permite. Pero esta postura hace inviable la Unión Monetaria porque ahonda progresivamente la división entre unos y otros países y, antes o después, los perdedores se sublevarán. Citemos un ejemplo, mientras Italia (por no referirnos a Grecia, Portugal o España) alcanza una tasa de paro récord del 13,4%, desconocida en su historia económica al menos desde el año 60, la de Alemania se sitúa en el 5,5%, la más baja que este país ha tenido desde los años ochenta.

Es por esto por lo que de alguna forma resulta irrisorio oír hablar al secretario general del PSOE de mutualización de deuda y de eurobonos. Estamos a años luz de esa posibilidad. Alemania jamás lo permitirá. Esta y otras muchas cosas son las que se tendrían (debería decírselo a su amigo Felipe González) que haber planteado en Maastricht antes de haber firmado el Tratado por el que se creaba la moneda única. Más hiriente todavía es escuchar al señor Draghi afirmar que una unión monetaria solo es eficaz y viable si se acompaña de integración fiscal, al tiempo que añadía a este aserto la demanda de que se avance en la constitución de una verdadera hacienda pública europea. ¿Nos lo dice o nos lo cuenta? ¿Pretende acaso tomarnos el pelo? El es testigo de excepción de que estamos a años luz de ese objetivo y sabe muy bien cuánto le está costando afianzar cualquier paso, por pequeño que sea, en la integración. No se acepta compartir el riesgo, como para compartir la bolsa…

www.martinseco.es

Categories: Attac Planet