Skip navigation

News from Attac Spain

Syndicate content
Justicia económica global
Updated: 2 hours 19 min ago

La política internacional neoliberal, la causa de grandes daños a las personas. Consecuencias de las sanciones a Rusia

Tue, 12/08/2014 - 07:00

Carlos Martínez – ATTAC Andalucía

Emir Sader, el prestigioso politólogo brasileño muy comprometido con el Foro Social Mundial, denuncia que las potencias centrales y sobre todo las anglosajonas están practicando una política internacional cada vez más belicosa. El origen de esta política está en su lento, pero constante declive económico y en el surgimiento de nuevos actores que no solo son potencias económicas emergentes, sino al menos tres de ellos potencias militares nucleares. Por esto propone Sader que las izquierdas mundiales, deben recuperar su espíritu anti-imperialista y denunciar la beligerancia del occidente judeo-cristiano y del imperio de los EE.UU, con fuerza, dado que esta posición ideológica, en estos momentos solo la vive activamente la izquierda latinoamericana. Yo añadiría que también algunos movimientos asiáticos y africanos.

Precisamente por mi convicción de la recuperación del anti-imperialismo y por la propuesta de Alternativa Socialista sobre política internacional, que entre otras cuestiones y denuncias propone: “Promover la paz y la no intervención como elemento fundamental en las RRII, además del respeto mutuo como garante de la estabilidad internacional. Apoyar políticas de paz, seguridad desde la justicia y multipolaridad. Negativa a participar en operaciones militares exteriores.”

En nuestras resoluciones sobre política exterior, así como sustentándome en la reflexión de que al ser antineoliberales, también condenamos las políticas de imposición del dogma antineoliberal en cualquier lugar del mundo y las guerras que se provocan, creo que de forma también pedagógica hemos de explicar las consecuencias reales y negativas para la gente humilde y trabajadora de políticas de corte imperialista, neocolonialista, intervencionista y agresivas como las que en estos momentos vuelve a sufrir la humanidad. Por tanto recomienda entre otros el citado Emir Sader ,y yo lo apoyo humildemente, que la exigencia de la multipolaridad debe ser otra de las señas de identidad de una izquierda europea renacida y reorganizada. La socialdemocracia-tercera vía, es profundamente atlantista, por tanto eso la deja al margen de esa izquierda nueva e imprescindible.

Con esto deseo introducir como la guerra imperial, que a veces se hace mediante invasiones o bombardeos, también se hace mediante el comercio. El comercio se utiliza para hacer la guerra desde el siglo XVI de forma organizada de penetración frente al enemigo. Pero también las sanciones o bloqueos económicos. Y al hilo de esto, pienso en las sanciones a Rusia por la anexión de Crimea como excusa.

1 El caso de Ucrania.

No corresponde aquí analizar el caso de Ucrania en toda su complejidad. Veamos alguna pincelada. Unos oligarcas corruptos pro-rusos son sustituidos por otros (oligarcas multimillonarios) pro-Unión Europea, en realidad pro-alemanes y pro-estadounidenses, pero igualmente corruptos y además ultraderechistas cuando no directamente fascistas. Hay un golpe de estado y la mayoría de lengua ucraniana gobernante tras el golpe, propone prohibir la lengua rusa y disminuir las autonomías regionales, precisamente en la tierra madre de la cultura rusa, a raíz de lo cual se inicia el levantamiento pro-ruso y rusófono, permítaseme tantas cacofonías. Eso, además de la anexión de Crimea que era ya históricamente parte de Rusia y que Putin decide anexionarse. Ante esto la OTAN encuentra lo que aspiraba un conflicto en las puertas de Rusia y un foco de tensión para establecer un estado tapón ligado a la OTAN, cuando la multipolaridad imponía fronteras seguras para todos, incluidos los rusos. Además Rusia, se vuelve a encontrar fuerte y rearmada. Nuevamente es potencia militar muy cerca de lo que fue antaño con la URSS.

Obama y Merkel con el inmediato apoyo de Cameron y Hollande, deciden imponer sanciones, analizando equivocadamente que el sistema mundo, sigue siendo el de hace diez años antes o el que hubo tras la caída del  comunismo soviético. Los EE.UU y Alemania, arrastran a la UE a un conflicto en las narices de Rusia, con parte de la población rusa. Apoyándose en nazis y oligarcas, aunque también en la población de habla ucraniana y en la minoría católica  ¿Y piensan que no va a ocurrir nada? No. Es imposible o han medido mal sus fuerzas.

Europa de la Unión, pues por ejemplo Rusia también es Europa, así como los EE.UU han intervenido estos últimos años, en varios estados del mundo al objeto de imponer a tiros la democracia y los derechos humanos y los han acabado transformando en estados fallidos como Libia. Pero es que en su primera aventura conjunta Irak, ocurre algo parecido. Su apoyo a los rebeldes islamistas sirios ha acabado generando una cruel guerra civil y lo que es peor, el conflicto Iraquí más el Sirio ha acabado generando un cruel, se nos dice y parece ser, emirato ultra-fundamentalista en el centro de Irak, que amenaza igualmente a Siria y a Líbano. Pero por si esto fuera poco, la tolerancia cuando no apoyo del holocausto israelí contra el pueblo palestino, acaba siendo la cuadratura del círculo de una región inestable, que amenaza la paz mundial y en la que millones de personas están sufriendo, la guerra, hambre y persecución étnica o religiosa. Todo por culpa de los EE.UU y las potencias dominantes de la Unión Europea, con tres claros protagonistas en ese sangriento cuadro de honor, los EE.UU, Francia, Inglaterra más el estado de Israel. El reino de España juega ahora un papel de comparsa pobre. Pero y vuelvo al principio, en Ucrania también hay ya una guerra. Luego otra intervención militar y otro conflicto civil interno.

2 La estrategia de dominación neoliberal es planetaria.

Ese es el panorama ante el que nos encontramos. En medio de tanta sangre y muerte, británicos, franceses y norteamericanos más el resto de las derechas y los atlantistas europeos se atreven a dar lecciones de democracia y a hablar de valores y de cultura. Pues bien imbuidos de esa superioridad racial y religiosa las potencias centrales deciden sancionar a Rusia de la misma forma que decidieron bombardear Trípoli, arrasar Bagdad o consentir la masacre de Gaza. Se me puede decir, que son asuntos independientes y nada tienen que ver unos con otros y no es así, la estrategia de dominación neoliberal es planetaria. El objetivo controlar la riqueza y las fuentes de energía cercando Rusia, controlando la espalda de la retaguardia china y ocupar los países productores de materias primas mediante gobiernos corruptos y títeres. Evitar que los BRICS creen una nueva moneda. Un nuevo modelo financiero. Los BRICS son un grano y las izquierdas Latinoamericanas otro. Pero granos reales.

Mientras tanto a sus propios pueblos –los pueblos y las clases trabajadoras de las potencias centrales- tratan de controlarlas mediante la alienación cultural e informativa, los recortes sociales y el empobrecimiento o bien mediante el consumismo de las llamadas clases medias. Así como la represión si hace falta y por lo que se ve, al menos en el Reino de España, les hace falta.

Pero las potencias BRICS cada vez están más organizadas así como varias repúblicas latinoamericanas resisten sus embates, sus ataques con fondos buitre o empresas y petroleras buitres, los intentos desestabilizadores y el cerco financiero. Pero resisten y la izquierda europea les debe apoyar, a pesar de su debilidad. Pero volvamos nuevamente al caso de Rusia, como ejemplo concreto de como la guerra neoliberal afecta a las personas europeas.

3 Respuesta Rusa.

Así pues, sanciones a Rusia. Respuesta Rusa. Por ahora todavía no ha entrado el gas natural en juego… Pero, ya vendrá el invierno. El espacio aéreo ruso otro as en la manga. Pero las frutas y hortalizas ya. De repente horticultores holandeses, polacos, franceses, italianos, españoles tiemblan. Rusia es una gran consumidora de productos frescos agrarios, que no produce o no los suficientes, además posee una nueva clase media y unas clases altas muy consumistas y recién enriquecidas dispuestas a pagar no solo Mercedes, también frutas. Rusia, se ha reunido ya con Ecuador, Chile, Uruguay, Argentina y Brasil. Los productos frescos de estos países sustituirán a los europeos y aquí paz y después gloria. De hecho Ecuador ya estaba exportando a Rusia además de petróleo, frutas tropicales y lácteos entre otros.

Así pues unos deciden cercar a Rusia para imponer su dominio mientras esta, encuentra ya estados dispuestos a exportar lo que haga falta y además en el entorno de los BRICS cuando no miembros del club directamente.

Al final los más perjudicados, los agricultores europeos de la UE y los consumidores, pues piénsese en el precio del combustible fósil cada vez más elevado, no solo por la especulación de las petroleras sino por la bajada de producción en Libia e Irak entre otros o las sanciones a Irán que pagamos todos y todas al llenar nuestros depósitos. De las sanciones a Irán solo diremos que el petróleo que dejo de vendes a Italia y el estado español, se lo compra La India.  Si el espacio aéreo se cerrara en su paso hacía Asia como nueva respuesta rusa a las sanciones, pues ya veríamos los precios de los pasajes de avión. Es decir, ellos(los jefes de estado y los poderes económicos), sancionan para controlar el mundo y nosotras pagamos.

No se piense pues que Ucrania, Rusia o Irak y Libia o China, no tienen nada que ver entre si, eso hace tiempo que está superado-muchos años diría yo-, son tan solo distintos teatros de operaciones de la guerra de control neoliberal y del imperio de los EE.UU, junto con sus aliados. Toda esta información la debemos poseer al objeto de no ser peones de un ajedrez en el que estamos tan sometidos como otros pueblos del planeta.

4 El tema agrario y el estado español. Las sanciones.

Pero veamos como ahora nos afecta a personas honradas y trabajadoras, pequeños agricultores y trabajadores agrarios, el juego del dominio mundial en este caso concreto. El tema agrario y el estado español. Por ejemplo solo en la provincia de Lleida se perderán 50 millones de euros en fruta que era exportada a Rusia directamente. La ciudad de Motril en la costa Granadina exporta a Rusia el 10% de su producción agraria y Almería un 7.2% en ambos casos según informaciones de sus “Mercas” y de la federación de cooperativas agrarias. El propio gobierno de España estima en unos 350 millones de euros las pérdidas, según palabras del presidente Rajoy. Pero a esto se puede sumar los productos españoles comercializados por empresas comercializadoras europeas que acaba exportándose a Rusia. Por tanto y al final, las sanciones son para las personas trabajadoras, agricultores, cooperativistas. Se dice en la UE que van a estudiar la situación y paliarla y que la PAC –política agraria común- tiene un fondo para estas contingencias, pero descubrimos que ese fondo es de 400 millones de euros para toda Europa y las exportaciones agrarias a Rusia son unos 5.250 millones de euros, luego ¿Cómo se va a hacer frente a semejante ruina? Si es con créditos extraordinarios, eso quiere decir que los aportaremos de nuestros bolsillos las clases populares europeas. Pero una “técnica” de la UE, una eurócrata ya ha dado con la solución “buscaremos nuevos mercados” mi pregunta es ¿Dónde? En Libia, en Siria, en Irak, en Ucrania, o en países ya exportadores de frescos como Marruecos o Túnez o Argentina ¿Tal vez? Ah puede ser que en Japón o Australia.

Con todo esto, creo que los pueblos hemos de exigir la paz y la multipolaridad. El fin de las guerras por la hegemonía económica mundial. Hemos de construir una alianza internacional de los pueblos. Nos hace falta que los Foros Sociales Mundiales se movilicen más y con más audacia política y que las izquierdas, no solo del estado español, sino del mundo nos entendamos más y mejor.

Pero mientras tanto, nos hace falta y ya un Gobierno que defienda los intereses de los Pueblos del Estado Español y se sepa enfrentar con dignidad a los poderosos y sepa decir no, cuando toque. En resumen un gobierno nuestro y no al servicio de los intereses foráneos o corporativos.

Notas:

http://www.cli-as.org/asamblea/ponencia-ue.pdf

http://blogs.publico.es/emir-sader/2014/08/09/la-nueva-izquierda-en-la-era-neoliberal/

http://www.attac.es/2014/08/09/los-pilares-podridos-del-orden-mundial/

Carlos Martínez es politólogo, socio de ATTAC y co-primer secretario de Alternativa Socialista.

 

Categories: Attac Planet

Mi identificación policial, la intimidación y el foco mediático

Mon, 11/08/2014 - 18:00

Pablo Echenique-Robba – eldiario.es

El pasado miércoles 6 de julio, fui objeto de una identificación policíal al finalizar una rueda de prensa en la calle en la que, justamente, denuncié, junto al conocido activista y profesor Antonio Aramayona, la escalada de intentos de amedrentamiento e intimidación por parte del Gobierno y a través de las fuerzas de seguridad a las personas que se manifiestan pacíficamente para denunciar el robo a gran escala de lo público, la complicidad del poder político con el poder económico en la consecución de dicha estafa y el empeoramiento acelerado de los derechos de todos como lógica consecuencia.

La identificación tuvo cierto recorrido en las redes y en la prensa y me gustaría hacer algunas aclaraciones al respecto:

1. Los dos motivos principales de la rueda de prensa tras la cual se me identificó fueron:

La denuncia contundente a los salvajes recortes en educación que están llevando a cabo tanto el Gobierno de España como el de Aragón, hipotecando el futuro de nuestros niños y de nuestro país en general, así como el apoyo a la lucha que vienen desarrollando en este sentido y desde hace más de un año Aramayona y sus compañeras Marga y Marisol.

El rechazo firme a la ya mencionada escalada de identificaciones y sanciones económicas a activistas sociales, por parte de las fuerzas de seguridad y autoridades administrativas, siendo los casos más recientes en Zaragoza el de los “Jardineros en lucha”, el de STOP Desahucios o el del propio Antonio Aramayona.

2. Considero que situar el foco mediático en la identificación de Pablo Echenique-Robba en tanto que eurodiputado, aún teniendo una cierta importancia (ya que, siendo legalmente preceptivo en multitud de ocasiones, como explicaré más adelante, no veremos nunca identificaciones de políticos de la casta), desvirtúa y oculta en gran medida los dos puntos anteriores, de un alcance infinitamente mayor y en los que deberíamos centrar prioritariamente nuestra atención.

3. La Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión, comienza con una loa, no normativa, a la necesidad de garantizar el derecho constitucional de reunión sin poner trabas administrativas que lo hagan inefectivo para luego declarar, ya normativamente, en su artículo primero, apartado 2, que:

A los efectos de la presente Ley, se entiende por reunión la concurrencia concertada y temporal de más de 20 personas, con finalidad determinada.

Asimismo, en el artículo octavo, podemos leer que:

La celebración de reuniones en lugares de tránsito público y de manifestaciones deberán ser comunicadas por escrito a la autoridad gubernativa correspondiente por los organizadores o promotores de aquéllas, con una antelación de diez días naturales, como mínimo y treinta como máximo. Si se tratare de personas jurídicas la comunicación deberá hacerse por su representante.

Cuando existan causas extraordinarias y graves que justifiquen la urgencia de convocatoria y celebración de reuniones en lugares de tránsito público o manifestaciones, la comunicación, a que hace referencia el párrafo anterior, podrá hacerse con una antelación mínima de veinticuatro horas.

4. De acuerdo con esta ley y teniendo en cuenta que, por un lado y en efecto, la rueda de prensa congregó a más de 20 personas y, por el otro, no fue comunicada a las autoridades, puede parecer a primera vista que la presencia policial y la identificación posterior son preceptivas. Sin embargo, hay dos consideraciones que me hacen dudar de este punto:

En primer lugar, resultaba imposible prever si iban a acudir a la rueda de prensa 12 personas, 17, 28 o 121. Entiendo que esto es cierto de muchas reuniones en la vía pública (incluyendo las que voy a introducir en el párrafo siguiente). No queda claro entonces de qué modo deben actuar los ciudadanos; a menos que se nos esté sugiriendo que todas las reuniones han de ser comunicadas… por si acaso al final aparecen más de 20 personas. No parece que esta exigencia esté muy alineada con el ya mencionado espíritu constitucional.

En segundo lugar, produce cierta sorpresa comprobar que, según la definición en el artículo segundo, son reuniones a las que afecta esta ley y de las que, por tanto, habría que avisar a las autoridades con antelación, las charangas de pueblo, las colas a la entrada de un cine, las excursiones de colegio por la calle, las despedidas de soltero, las congregaciones de padres esperando a sus hijos a la puerta de un colegio —todas ellas habitualmente bloqueando la acera mucho más que la rueda de prensa a la que me refiero en este artículo— y no sigo que me da la risa.

5. El surrealismo que emana de modo evidente del punto anterior lo que nos está diciendo es que la Ley Orgánica 9/1983, de 15 de julio, reguladora del derecho de reunión, no se aplica, sino que se utiliza.

Si se aplicase de un modo homogéneo y a todo el mundo por igual, las calles de España estarían llenas de policías identificando a todo quisqui a velocidades ultrasónicas para que no se les escape el siguiente infractor. Pero eso no es lo que vemos, no. Lo que vemos es que, cuando alguna reunión —aunque sea pacífica, aunque no bloquee la vía pública, aunque esté formada por menos personas que una charanga— contesta a las políticas de rapiña y opresión que nuestros representantes políticos han puesto en marcha siguiendo las órdenes de sus amos financieros, entonces sacan a la policía de paseo para que identifique y multe de un modo muy específico y con un claro objetivo político y de intimidación.

6. En este sentido, es bueno puntualizar que esto no es una crítica a la policía como institución ni, muchísimo menos, a los policías individuales. Al revés, es una defensa de nuestras fuerzas del orden, las cuales desean —no me cabe duda— servir a la ciudadanía a la que se deben y no a los objetivos miserables de unos políticos cobardes que tienen tanto miedo a la gente digna, pacífica y decente como al debate sosegado y a los argumentos. El policía que me identificó a mí, por ejemplo, fue amabilísimo y muy profesional… y algo me dice que tenía muchas más ganas de identificar a un Bárcenas, a un Pujol, a un Blesa o a un Emilio Botín que a un activista de la Marea Verde.

Huelga decir que el torpe intento de intimidación por parte de la Delegación del Gobierno no ha tenido el más mínimo éxito, pero, en cualquier caso, lo importante no es que la policía identifique a un eurodiputado. Lo importante es todo lo demás.

 

Categories: Attac Planet

Las Pirámides contra la transición energética

Mon, 11/08/2014 - 13:00

Emilio Juradonuevatribuna.es

Por descuidado que uno sea, los datos sobre las ventajas de las energías renovables y los logros experimentales en determinados territorios no dejan ya lugar a duda alguna sobre la inminencia de una transición energética, que eso sí, se resiste. Mejor dicho, la resisten, la combaten, la obstaculizan y sobre todo la desprestigian.

Uruguay está demostrando cómo un país puede llegar a la autonomía energética sin recursos fósiles. Y otro tanto ocurre en condados de algunos de los estados ricos en petróleo como Texas en EE.UU sin recurrir a la combustión. Incluso el emirato petroflotante de Qatar está realizando una apuesta total por las energías renovables. Datos inequívocos de que la transición está en marcha.

España ha desplegado parte de sus mejores empresas en el terreno de las energías renovables, tanto en el apartado de desarrollo tecnológico como en el apartado de construcción y mantenimiento de instalaciones, sean huertos solares, parque eológicos o plantas de tratamientos de biomasa. Gamesa, Acciona, Abengoa, etc y ciertos grupos mixtos de construcción y desarrollo de infraestructuras son reconocidos como vanguardia mundial en el campo de las renovables.

Entonces si, amén de los beneficios medioambientales, las soluciones tecnológicas están dadas, si las experiencias en el desarrollo y amortización de las inversiones están garantizadas y si además es una tendencia industrial que beneficia a un país como España, huérfano de otras oportunidades, ¿por qué no se acelera la transición energética?

Pues todo indica que tiene que ver con el modelo de negocio energético y su implicación en la presión política que pueda ejercerse desde él: Las pirámides y la sombra que proyectan. En la actualidad el modelo de negocio basado en la producción de energía a partir de la combustión de petróleo o derivados dispone de una estructura de funcionamiento de tipo piramidal en 3D. Es un negocio piramidal en la composición de la propia cadena de valor, con unas muy pocas empresas que controlan la extracción, la generación y la distribución de la energía. Es asimismo una estructura piramidal respecto de los usuarios o clientes, hay un vértice que está allá, en lo alto y una amplia base de usuarios, clientes financiadores o paganos de este desproporcionado modelo que concentra todo el poder ejecutivo en unas muy pocas manos y diluye la soberanía del comprador en una masa inmensa en la que la toma de conciencia se disuelve en su extraordinaria y múltiple casuística.

Es asimismo una estructura piramidal en su epidermis, en su textura funcional, en su superficie, lo que le permite filtrar y dejar subir muy pocas cosas y hacer rodar hacia abajo las apuestas innovadoras que no sintonizan con el modelo de negocio ejercido y con quien lo detenta. La apuesta por el fracking frente a otras alternativas tiene que ver con el impulso dado a la ingeniería geológica frente a la investigación en materiales acumuladores por ejemplo. Se puede rastrear el monto y el origen de la financiación de unos y otros programas investigadores. Así obtienen la estabilidad instrumental simbolizada en la pirámide, se presentan como algo eterno, para siempre jamás, en perpetuo equilibrio.

Una pirámide tetraédrica de este tipo, concentra en su cénit tal cantidad de poder que llega a rebasar con creces su perímetro de acción básico (el negocio de la energía) para expandirse allá donde pueda multiplicarse la potencia del control adquirido. Enseguida se llega al poder político mediante la injerencia en el desarrollo de políticas industriales que puedan limar el negocio o cuartear la base de la pirámide. Tras esta primera experiencia, el gabinete ejecutivo de estas maquinarias piramidales se apercibe de su enorme poder y lo proyectan a escenarios que poco o nada tiene que ver con su negocio, más bien con su visión del mundo que apoyada en las corrientes tradicionalistas y conservadoras dan y legitiman por bueno un mundo en el que ellos están en la cima.

Como resulta lógico, el proceso de aseguramiento de la posición de preeminencia de que disponen los monopolios energéticos tiende a conferirle mayor poder, de resultas que en la actualidad han dejado de hacer lobby o presión frente al poder político para dirigirlo directamente, como si del departamento de marketing o el de Responsabilidad Social Corporativa se tratara. Los expolíticos en nómina remiten para aumentar la abducción de gobiernos vía fundaciones, mecenazgos o directamente fijación de “astillas”, así por las bravas.

En esta tesitura, se entiende el freno legal y hasta la marcha atrás del gobierno del PP a la transición energética que tan bien podría venirle a un país como el nuestro y tan regular a una sección de la casta que ya aspira a la vida eterna, momificados en una pirámide de las de visitar y fotografiar.

 

Categories: Attac Planet

¿Dónde quedó la ética judía para Israel? Breves apuntes sobre una traición

Mon, 11/08/2014 - 09:00

Víctor Alonso Rocafort – eldiario.es

Más de 1.800 muertos en el último mes, un 85% de ellos población civil. Más de 400 niños asesinados. Cerca de 10.000 heridos, de los que 2.800 son menores. Este es el atroz balance de la violencia estatal ejercida por Israel en el último mes en Gaza. Por el lado israelí hay 67 víctimas mortales, un 96% soldados.

Entre los actos de guerra más espantosos se cuentan los 6 ataques israelíes a escuelas de UNRWA que servían de refugio, principalmente a mujeres y niños.

En 1938, en medio de lo que diversos autores consideran la segunda Intifada árabe en Palestina, la organización paramilitar sionista Irgún reventó, a base de represalias directas contra civiles árabes, la llamada política de contención (havlagah) llevada en un principio por la Agencia Judía. Martin Buber, uno de los grandes filósofos judíos del siglo veinte y exponente del sionismo cultural, escribió entonces un artículo titulado “Sobre la traición”:

“La confusión (…) estalló a causa de actos repugnantes para todo judío que aún sabe algo acerca de qué es el judaísmo y qué quiere decir humanidad (…) Sabemos en nuestros corazones que por más calamidad que amenace a nuestro pueblo desde el exterior, nada podrá destruirlo tanto como la traición interna (…) Voces del pueblo que claman: ‘¡Si no podemos defendernos de los lobos, será mejor que nosotros también nos volvamos lobos!’. ¡Y se olvidan de que emprendimos nuestra causa en esta tierra para volver a ser personas íntegras! (…) El ataque a personas indefensas no puede justificarse como defensa. Y esos maestros de la nación que justifican estos actos como defensivos, actúan contra la Torá (…) ¡Traición al hombre judío, a su judaísmo y a su humanidad!”.

En los 50 años anteriores a 1948 existieron tanto en la Diáspora como en el Yishuv —nombre que se daba a la comunidad judía en Palestina— importantes disidencias a las líneas que se fueron imponiendo dentro del sionismo.

El historiador judío Arno J. Mayer publicó en 2008 un libro que supone una recomendable puerta de entrada a lo que estos críticos, sionistas y no sionistas, defendían. El lamento que expresaron por el abandono de una ética trenzada a lo largo de generaciones, desde la compleja tradición religiosa, cultural e histórica que es el judaísmo, ha resultado ser finalmente profética.

De la lectura de Mayer también sorprende, al menos al lector no especializado, las diversas ramas del sionismo que fructificaron a comienzos del siglo veinte más allá de las líneas que irían marcando figuras como Theodor Herzl, Jaim Weizmann o David Ben Gurión. El caso Dreyfus y los pogromos antisemitas desatados en la Rusia zarista, junto a la decadencia del imperio otomano, habían azuzado en muchos durante el cambio de siglo el sueño del retorno judío a Palestina. Y no había una manera común de afrontarlo.

En los sionistas culturales, donde se encuadraría Buber, estaba la esencia de lo que pudo ser y no fue en Palestina. Ni siquiera los socialistas, creadores de los kibutz, estuvieron finalmente a la altura.

La dificultad de hallar en castellano las obras de Asher Ginsberg –conocido como Ajad Haám, “uno del pueblo”– refleja bien la gran derrota histórica de estos críticos. Primer gran referente del sionismo cultural, sus ensayos políticos reunidos en 1895 comienzan con un artículo de título poderoso e imperativo: “¡No es este el camino!”.

El rechazo del nacionalismo y el militarismo, de los cantos de sirena coloniales e imperiales de la época, suponen el trasfondo de la crítica de Haám. Su énfasis en la importancia de la educación será retomada posteriormente por sus continuadores, así como el papel de los profetas en su lucha contra la injusticia. De estas convicciones había surgido el estudio de Haám sobre Moisés como el gran profeta de Israel, precisamente un judío árabe nacido en Egipto, con todo lo que ello implica.

Y es que para los continuadores del sionismo cultural iniciado por Haám la cuestión árabe iba a ser central. No iban a rehuirla como el resto. La afrontarían apostando por el diálogo, el encuentro, la mutua comprensión y la apuesta por una patria común que no tenía por qué desembocar en un Estado nación al uso.

El libro de Mayer nos introduce también en lo que supuso aquella pequeña organización fundada en 1925, Brith Shalom (alianza por la paz). Conformada por grandes nombres del judaísmo del siglo XX, buscó la cooperación árabe-judía no como un deseo ideal sino como algo, además de necesario, perfectamente posible.

Estos defensores de una patria común para árabes y judíos fueron torpedeados por unos y otros, especialmente a partir de la primera Intifada de 1929. También recibieron apoyos externos importantes, como los de Albert Einstein. Frente al uso político y nacionalista que se estaba dando desde los sionistas de extrema derecha (revisionistas) al Muro de las Lamentaciones, el físico judío afirmó que “la naturaleza esencial del judaísmo [está] en desacuerdo con un Estado judío con fronteras, un ejército y un poder terrenal de alguna clase”.

Heredero directo de Brith Shalom, que se había ido disolviendo entre las fuertes tensiones de los años treinta, surgió en plena Segunda Guerra Mundial (1942) otra organización cuyos postulados hoy siguen resultando relevantes: el Ihud (Unión).

Tras el Informe de la Comisión Angloamericana, el 1 de mayo de 1946, parecía que por vez primera los críticos podrían lograr algo de envergadura. Este Informe asumía prácticamente las propuestas del Ihud. Sin embargo la ola terrorista se intensificó y, apenas dos meses más tarde, el Irgún volaba el Hotel Rey David de Jerusalén. Murieron 91 árabes, británicos y judíos.

De 1945 a 1947 el terrorismo sionista causó 350 muertos. Como escribió Hannah Arendt, se pretendía desatar la cólera de la población árabe a fin de evitar negociaciones.

Recordar quiénes fueron Menachem Begin e Isaac Shamir, líderes entonces de grupos paramilitares como el Irgún y Lehi —fundador el primero del partido Herut (Libertad), embrión del actual partido gobernante en Israel, el Likud— es un ejercicio de memoria también necesario para comprender dónde estamos. No resulta casual que ambos llegaran a primeros ministros de Israel.

Arendt y Einstein ya los criticaron duramente en 1948, en una célebre carta enviada al New York Times. Primo Levi, en 1982 armó un buen revuelo al exigir de forma contundente la dimisión del propio Begin tras las matanzas de Sabra y Shatila. La defensa favorita de Begin, decía Levi, era escudarse en gente como yo, tatuados en Auschwitz. “Niego cualquier validez a esta defensa”, afirmará. Como superviviente de Auschwitz, Levi se vio en la obligación moral de pronunciarse contra estas masacres del Estado de Israel al mismo tiempo que denunciaba el peligroso antisemitismo aún latente en Europa.

Con estas precauciones ha sido escrito un reciente libro donde Judith Butler, autora norteamericana de origen judío, trata de articular una crítica a la violencia estatal israelí desde el judaísmo. Acorde con sus líneas teóricas, Butler insistirá una y otra vez en que las fuentes judías no son las únicas que pueden proporcionarnos estos fundamentos éticos en la región. Así, su diálogo con autores árabes palestinos como Said y Mahmoud Darwish serán parte importante de la obra. E insistirá con acierto en que la relación con lo no judío está inscrita en el mismo corazón de la ética judía.

Butler afronta su ambiciosa tarea recurriendo principalmente —además de los ya citados— a Walter Benjamin, Levinas y la propia Arendt. Conceptos como cohabitación, pluralidad y alteridad; el rechazo arendtiano al Estado nación; o el mesianismo alternativo de Benjamin, centrado en el momento revolucionario en que los oprimidos son capaces de interrumpir la historia, son algunos de los temas que dominarán la obra.

La rectitud exigida por Isaías al pueblo elegido frente a la crueldad de Josué, el papel de la música y el oído en la filosofía judía, o el rol central de los sueños, son otros temas clave de la tradición judía que han sido apartados por la mano militar que gobierna Israel. Indagar hoy en todos ellos es también una forma de resistencia.

Podemos así seguir estudiando, tirando del hilo de una rica y compleja tradición forjada históricamente a base de persecuciones, de una admirable capacidad de supervivencia, y seguiremos encontrando ideas, ejemplos, conceptos, historias, que junto a otras fuentes no judías nos ayuden a conformar el ethos íntegro de una persona, de un pueblo.

¿Cómo compaginar esto con décadas de ocupación militar e injusticia cotidiana, con la matanza indiscriminada de niños? Muchas de las víctimas de Israel el último mes han sido masacradas mientras dormían. Mientras soñaban. ¿Cabe mayor acto de crueldad, de cobardía, de ruptura directa con la tradición que dicen encarnar?

La creación del Estado de Israel en 1948 certificó el triunfo del sionismo nacional, imperial, militar y capitalista que se venía temiendo desde comienzos del siglo veinte. La expulsión de decenas de miles de palestinos, el robo de sus tierras, la ocupación, la creación de una sociedad militarizada y las masacres contra la población civil suponen así, tal y como certifican insignes voces judías de ayer y de hoy, una traición sistemática a los principios éticos del judaísmo.

 

Categories: Attac Planet

Garzón: “La Troika manda más que el Congreso”

Mon, 11/08/2014 - 07:00

 

Juan CruzEl País

Alberto Garzón, diputado de IU. / Samuel Sánchez

¿Qué le abruma del capitalismo? Que lo que producimos, distribuimos y consumimos obedece a la lógica de la ganancia.

¿Cómo tendría que ser? Los sistemas del llamado socialismo real creyeron que todo se podía resolver cambiando las bases materiales de la sociedad, anulando el principio de ganancia. Olvidaron los principios de la Ilustración, el Estado de Derecho. Se descontroló todo.

¿Qué pasa cuando se descontrola todo? Que una pequeña oligarquía puede hacerse con el control de un país y confundir sus deseos con los deseos de la gente.

Venezuela es un país socialista. ¿Qué modelo es? No es un modelo exitoso aquel en el que la gente pasa hambre. En todos los modelos se pasa hambre: EE UU, 40 millones de pobres, en España aumenta la pobreza.

¿Cómo explicaría lo que quiere para esta sociedad? Dejar que la gente decida. Impuestos a los que más tienen, ocupar las casas vacías para los que no tienen casa, luchar contra el hambre y la miseria. Que haya revocatorios para echar a los que lo hacen mal.

¿A quién echaría de IU? ¡Ja, ja, ja! Al que no trabaje. No soy corporativista, podría echar a mucha gente. Echamos a Moral Santín, por ejemplo, consejero de Bankia. Tarde, pero se le echó. Y ahora ha salido Willi Meyer, por su voluntad, en cuanto se supo lo de la Sicav.

Dijo que el Parlamento es un atril devaluado. ¿Es mejor cuando habla usted? No; el atril es el reflejo del propio Congreso. Hemos llegado a votar durante dos horas y media si se pita o no se pita en un estadio de fútbol. Y cuando hemos debido debatir sobre cuestiones claves de la vida cotidiana se nos dice que esas decisiones las toma la Troika.

¿Y qué hacemos, nos vamos de Europa? No, pero habrá que apostar por otra Unión Europea. Los valores con los que se construyó, solidaridad y fraternidad, están totalmente devaluados.

Se tiene la sensación de que los partidos son sectas. ¿Cómo se siente en el suyo? Es un partido político y un movimiento social. Por eso llegué a diputado, sin tener cargo. Tenemos que ser más movimiento social y menos partido. Es uno de mis propósitos en mi nueva función.

Eso lo acerca a Podemos. Podemos es un síntoma de la sociedad; tiene una referencia indiscutible en Pablo Iglesias. En Izquierda Unida tenemos un liderazgo colectivo. Somos muy diferentes.

¿Le gusta Podemos? Es un síntoma positivo de la sociedad. Hay una descomposición del Estado, un incremento de la miseria. Está agotado el sistema político del 78. Podemos es la canalización de gran parte de ese sentimiento. Otra parte, nosotros.

¿Se ve dentro de Podemos? No, eso sí que no, absolutamente no. Creo que el instrumento más sutil para transformar la sociedad y el país es IU. Tenemos historia: la del PCE, la de la resistencia al franquismo, la de los movimientos democráticos, organización, cuadros… No veo en ningún momento esa circunstancia en Podemos.

Dijo que Felipe VI será El Breve. Lo mismo dijo Carrillo de Juan Carlos I… Él se equivocó, lo mío está claro. El pacto del 78 está agotado. Las elecciones han sido un terremoto, después viene el tsunami que se puede llevar por delante a la Casa Real…

¿Se apuesta algo concreto a que acierta y no yerra como Santiago Carrillo? Me apuesto un espeto en el Rincón de la Victoria a que en 2018 la Monarquía ya no está aquí.

 

Alberto Garzón es miembro del Consejo Científico de ATTAC España

Pijus Economicus

 

Categories: Attac Planet

Pepe Mujica y el final de la distopía de Guantánamo

Sun, 10/08/2014 - 18:00

Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra Nafarroa

El término distopía fue acuñado a finales del siglo XIX por John Stuart Mill en contraposición al término utopía, empleado por Tomas Moro para designar a un lugar o sociedad ideal y sería “una utopía negativa donde la realidad transcurre en términos antagónicos a los de una sociedad ideal”.Las distopías se ubican en ambientes cerrados o claustrofóbicos enmarcados en sistemas antidemocráticos, donde la élite gobernante se cree investida del derecho a invadir todos los ámbitos de la realidad en sus planos físico y virtual e incluso , en nombre de la sacro-santa seguridad del Estado, a eliminar el principio de inviolabilidad (habeas corpus) de las personas,síntomas todos ellos de una posterior deriva totalitaria del sistema.

La deriva totalitaria de EEUU

En los sótanos del establishment, se estaba fraguando un verdadero golpe de Estado virtual que tendría su detonante en el impactante atentado de las Torres Gemelas (conocido como 11-S), atribuido a Al Qaeda quedando desde entonces implementada la lucha contra el Eje del Mal (Irak, Irán y Corea del Norte) como leit motiv de la miopía política del nefasto mandato de George W. Busch y entronizando de paso a Bin Laden como icono del Imperio del Mal. Así, un mes después del atentado del 11-S, el gobierno de George W. Bush decidió secretamente anular una de las principales protecciones constitucionales de este país (habeas corpus) mediante la ley conocida como USA- Patriot Act bajo la justificación de su “lucha contra el “terrorismo”, según documentos oficiales revelados a finales de 2005 en una serie de reportajes en el New York Times y la posterior revelación por dicho periódico de la existencia de un programa de escuchas telefónicas altamente clasificado para vigilar correos electrónicos y llamadas telefónicas en todo el mundo para buscar patrones sospechosos, heredera natural de la unidad de contra-inteligencia creada por Rumsfeld y conocido como Talon.

Asimismo, el citado diario informó de la existencia de la red de espionaje electrónica más sofisticada del mundo, (el llamado programa PRISM o Big Brother), herramienta para monitorizar las comunicaciones de ciudadanos no estadounidenses a través de sus metadatos, verdadero monstruo virtual que habría extendido sus tentáculos hasta los servidores de compañías como Google, Apple, Micros Eloft, AOL, Facebook y Yahoo, programas ambos aprobados por el Congreso de EEUU a instancias de la Administración Bush en el 2.007 pero que por inercia apática continuaron bajo el mandato de Obama. Además, según una investigación del Washington Post,desde el 2002 se estableció la Oficina de Apoyo Estratégico (SSB),que trabajó clandestinamente sin limitaciones legales y bajo las órdenes del secretario de Defensa, Ronald Rumsfeld y entre cuyas acciones estarían los sangrantes episodios de vulneración de los Derechos Humanos en Abu Ghraib y Guantánamo, que pasarán a la Historia como paradigmas distópicos de naturaleza real (no ficticia) del siglo XXI.

Como colofón a esta deriva totalitaria de EEUU, estaría la firma con objeciones por Obama de la Ley de Autorización de Defensa Nacional (NDAA), que permite a las autoridades militares la detención indiscriminada de ciudadanos estadounidenses en cualquier parte del mundo (sin especificar los cargos que se le imputan ni el tiempo de detención), reservándose Obama la interpretación personal de la sección 1.021 de dicha Ley para según sus palabras ”asegurarse que cualquier detención autorizada se llevará a cabo conforme a la Constitución y a las leyes de guerra”.

El limbo jurídico de Guantánamo

Tras la significativa erosión de la imagen de EEUU en el mundo tras los sangrantes episodios de vulneración de los Derechos Humanos en Abu Ghraib y Guantánamo, una de las primeras decisiones de Obama tras su investidura en el 2009 fue firmar una orden ejecutiva para exigir el cierre de la prisión en la base naval de Guantánamo en el plazo de un año. Sin embargo, en su segundo mandato sus asesores todavía siguen buscando los mecanismos legales para finiquitar el “limbo jurídico” de Guantánamo, un espacio virtual fruto de la ingeniería jurídica del llamado “Comité de Guerra” ( nombre en clave del selecto grupo de juristas y asesores que trabajaron a las órdenes de la Troika formada por Rumsfeld, Hayden y Cheney), verdaderos detentores del Poder durante el nefasto mandato de George W. Bush.

Por su parte, la mayoría republicana en el Congreso continúa su labor entorpecedora en un desesperado intento para evitar el esperado cierre de la prisión. Así, según prensalatina, el Congreso de EEUU, aprobó una enmienda del congresista republicano Jackie Walorski que prohíbe asignar fondos para la transferencia de los 56 detenidos de nacionalidad yemenita a su país, aduciendo” el posible efecto contagio al radicar en Yemen grupos terroristas asociados a Al Qaeda” .Asimismo ycontinuando con su política obstruccionista, el Congreso rechazó asimismo una enmienda de los demócratas que pretendía eliminar las restricciones de fondos para el traspaso a territorio norteamericano de presos de este limbo virtual, lo que ha favorecido el retraso “sine die “ del esperado cierre de Guantánamo.

¿Hacia la clausura del gulag de Guantánamo?

Obama, en el otoño de su mandato presidencial, estaría pensando seriamente en dejar como legado para la posteridad el finiquito definitivo del estigma impreso por la Administración Bush en los aparatos de poder (establishment). Así, Obama afirmó que “la guerra emprendida por George W. Bush no puede ser eterna” y citó a James Madison al decir que “ninguna nación puede preservar su libertad en medio de una guerra continua” por lo que deberá desinfectar el establishment de los virus patógenos inoculados por los lobbys de presión (lobbys financiero, complejo militar y lobby político judío), siendo una de sus prioridades el finiquito de Guantánamo, deseo quedó refrendado en su reciente discurso desde la Puerta de Brademburgo de la capital alemana donde afirmó que “hemos acabado con las guerras de Irak y Afganistán y Obama Bin Laden ya no está, pero no podemos lograr la paz en una guerra perpetua; tenemos que ir más allá y redoblar los esfuerzos para cerrar Guantánamo”.

Guantánamo ( Gitmo para los norteamericanos), se habría pues convertido en un anacronismo propia de la etapa soviética (gulags), blanco de las críticas de organizaciones defensoras de los Derechos Humanos, como Code Pink, Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI), que han denunciado prácticas inaceptables para la dignidad humana (privación del sueño, encierro de los prisioneros desnudos en habitáculos con bajas temperaturas , interrogatorios extenuantes y suicidios) así como un lastre para el contribuyente, pues según el Congreso de EEUU, el coste de su mantenimiento sería de cerca de 1.000 millones de dólares al año para mantener a los 154 presos que están recluidos en la actualidad desde hace más de una década.

Por su parte, el Departamento de Justicia de Estados Unidos reveló recientemente el estatus de los 154 reclusos del penal de la base naval de Guantánamo (Cuba), tras una petición amparada en la ley de libertad de información (FOIA) y publicada por los diarios The New York Times y Miami Herald. Dicha lista incluye los nombres de los 86 presos de Guantánamo que tienen el visto bueno del Pentágono para ser transferidos a terceros países y eventualmente ser libertados al no existir cargos en su contra así como los nombres de 48 internos que están sujetos a detención indefinida. El estatus de “detenido indefinido” fue establecido por el Congreso de Estados Unidos en 2001 como un tipo de prisionero de guerra kafkiano, pues no pueden ser liberados al suponer según el Pentágono “un serio peligro para la seguridad nacional” ni pueden ser juzgadas, al no existir pruebas suficientes en su contra o estar las evidencias invalidadas tras haber sido obtenidas mediante prácticas inadecuadas, ( léase tortura), quedando tan sólo 32 reclusos con cargos activos en su contra entre los que se encuentra Jalid Sheij Mohamed, autoproclamado cerebro del 11S.

Apoyo de Mujica al plan de Obama para el cierre de Guantánamo

Obama contaría ahora con la inestimable baza del ex-fiscal jefe de la comisión militar de Guantánamo Davis, quien en declaraciones a Change.org recomienda el cierre de dicha prisión, argumentando que “si cualquier otro país estuviera tratando a sus presos como nosotros a los de Guantánamo, lo criticaríamos rotundamente y con razón” además de las afirmaciones del Pentágono que indican que “86 de los actuales recluidos en Guantánamo no representan ningún peligro para la seguridad de EEUU”, por lo que Obama deberá enfrentarse a la maquinaria obstruccionista del Congreso empleando sus atribuciones presidenciales para liberar a 86 detenidos libres de cargos y para designar a un funcionario en la Casa Blanca para que desarrolle un plan para cerrar la prisión. Dicho Plan, incluiría el empleo de Fondos Federales para enviar a territorio extranjero los 86 presos sin cargos activos ( posiblemente Yemen), los 48 que no pueden ser juzgados ni liberados a otros posibles destinos, (5 de ellos serán enviados a Uruguay) y los 32 restantes con cargos en su contra a una prisión de alta seguridad de EEUU a la espera de juicio ( se baraja la opción de Standish en Michigan, al ser una instalación penitenciaria próxima a su cierre y que podría ser reformada para combinar el sistema penitenciario civil con el militar).

Dicho plan contaría con el apoyo explícito del Presidente uruguayo Pepe Mujica, quien en su reciente entrevista con Obama en la Casa Blanca se habría comprometido a aceptar en su país a cinco de los presos de Guantánamo según la agencia Reuters, acuerdo iniciático para otros países que tendría como contrapartida económica la firma de un acuerdo para eliminar los visados que EEUU exige a los uruguayos así como una apertura limitada del mercado estadounidense a ciertos productos uruguayos (carne de cordero y cítricos) y que sería el pistoletazo de salida de una carrera contrarreloj para finiquitar Guantánamo antes del final del mando presidencial de Obama.

Caso de lograrlo, Obama dejaría como legado para la posteridad el finiquito del lacerante episodio de Guantánamo y se granjearía la enemistad vitalicia del establishment , por lo que asistiríamos a una virulenta campaña de descalificación personal y política de Obama en los medios de comunicación dominantes (mainstream media), no siendo descartable la gestación de una trama endógena que podría terminar por reeditar el Magnicidio de Dallas (Kennedy, 1.963) para lograr que EEUU vuelva a la senda de las seudodemocracias tuteladas por el poder en la sombra ( establishment).

Categories: Attac Planet

Mentiras, verdades y negocios sobre el default de Argentina

Sun, 10/08/2014 - 13:01

Juan Hernández Vigueras – Consejo Científico de ATTAC España

En un país como España que acumula una deuda soberana equivalente ya al valor de su producción anual de bienes y servicios (PIB) y con un crecimiento un tanto raquítico, la complicada situación de Argentina (si está o no en suspensión de pagos o default para argentinos), merecería análisis menos sesgados en algunos grandes medios convencionales.

Porque, para empezar, se pretende ignorar el hecho de que una vez emitida la deuda pública se compra y se vende como cualquier otra mercancía; y los instrumentos de la deuda soberana son hoy uno de los negocios financieros más florecientes. Y cuando un fondo de inversiones no busca la rentabilidad comerciando con bonos soberanos adquiridos sino que intenta obtener esa rentabilidad del propio Estado emisor, intentando su abono al valor nominal más los intereses recurriendo a presiones de cualquier tipo, tenemos a un fondo buitre, calificativo que no admiten muchos ortodoxos. Pero esa es la línea de negocio que siguen esos fondos especulativos que acosan a Argentina desde hace varios años y que han creado la complicada situación actual.

A menudo se subraya que la Argentina se declaró en suspensión de pagos en 2001 pero se omite el dato que la enorme deuda que pesaba sobre los gobiernos se había acumulado desde la dictadura militar y se había adecentado por las medidas neoliberales aplicadas durante diez años por el presidente Carlos Menem al dictado del FMI. Como también se suele omitir que en 2005 y 2010 el gobierno argentino acordó la reestructuración de esa deuda acumulada con el 92,4 por ciento de los tenedores de los bonos, que aceptaron el canje de bonos antiguos por los nuevos con recortes del 40 y el 70 por ciento del valor nominal; pero al mejorar las políticas, crecer la economía y la coyuntura mundial, los resultados fueron beneficiosos para ambas partes.

Los problemas surgieron porque un 7,6 por ciento de los bonistas no aceptaron aquel canje de bonos acordado; y vendieron sus bonos devaluados a un grupo de fondos buitres que los adquirieron a 20 centavos el dólar, unos 325 millones de dólares que ahora representan 3250 millones, según algunas fuentes. Y comenzó el acoso implacable de estos fondos buitre liderados por MNL Capital, domiciliado en Las Caimán, filial de Elliot Management, un fondo de inversiones de alto riesgo (hedge fund), propiedad del multimillonario Paul Singer, un influyente y acreditado depredador financiero desde Perú al Congo-Brazzaville. Y desde hace años, los últimos gobiernos argentinos hacen frente a la presión de esos fondos buitre que ha incluido la creación de un lobby financiero en los EEUU, la ATFA (American Task Force Argentina) que, entre otras tareas, ha fomentado la sesgada imagen exterior de Argentina (véase la web oficial de ATFA); el secuestro en Ghana de la fragata escuela Libertad o la ristra de pleitos contra ese país del Cono Sur.

En esta última fase, han logrado que un juez de Manhattan obligue a Argentina a pagarles 1500 millones de dólares a estos fondos, el valor nominal más intereses de los bonos rebajados que compraron; algo que en algún caso supone una ganancia del 1600 por cien, según datos del gobierno. Pero si Argentina pagara esos 1500 millones antes de acabar 2014, en virtud de la ley argentina y de la cláusula de igualdad de trato de los acuerdos de reestructuración (RUFO), las reclamaciones de los tenedores de los bonos reestructurados podrían alcanzar la cifra de 120,000 millones, lo que sí supondría la suspensión de pagos del país.

Lo cierto es que para expertos estadounidenses este fallo judicial favorable a los fondos buitre, resulta cuando menos discutible. El premio Nobel Joseph Stiglitz señalaba también la debilidad de los argumentos de la decisión del tribunal; y destacaba que resulta revelador que el FMI, el Departamento de Justicia de EE.UU. y las ONG de lucha contra la pobreza coincidan en la oposición contra los fondos buitre, (La victoria de los buitres, articulo en Project Syndicate, 4/9/2013)

Finalmente, para complicar más las cosas, el mismo juez neoyorquino ha impedido en julio al Banco Mellon de Nueva York, que es el gestor de los pagos argentinos, el abono a los tenedores de bonos de los 539 millones de dólares de intereses que Argentina entregó en plazo a ese Banco. De ahí la interrogante, ¿puede un juez provocar la suspensión de pagos del Estado argentino? Desde luego hasta el momento de escribir este artículo no puede decirse que ha sido declarada por el gobierno.

Pero hay otro asunto generalmente ignorado por la opacidad del mundo financiero. Y es que, entre tanto, siguen en paralelo otros negocios financieros, porque estos fondos especulativos, que disponen de abundante liquidez, buscan oportunidades en el mercado de derivados del crédito donde se cruzan apuestas sobre las contingencias que afectaran al crédito del que derivan. Son los conocidos CDS (credit default swap) o permutas de impago de créditos, una suerte de seguro sobre el bono soberano adquirido frente al impago de los intereses o del capital (pero carente de regulación ni control público), un contrato convertido en activo financiero que se compra y vende en estos mercados financieros opacos y extrabursátiles.

Por un lado, como se trata de un mercado de notoria volatilidad, le impactan las noticias y rumores espontáneos o fabricados por los propios fondos buitre o medios afines, que dificultan la financiación exterior del país afectado ofreciendo una imagen nociva o distorsionada de su situación. Lo que explicaría el alarmismo y la confusión reflejada en ciertas informaciones o los comentarios repletos de verdades a medias y también de mentiras sobre Argentina en este caso, aprovechando la complejidad de los intereses en juego.

Por otro lado, el hecho es que la decisión judicial haya impedido el pago de intereses a los tenedores de bonos reestructurados, ha acentuado en los últimos días las bajadas en las cotizaciones de los bonos argentinos en los mercados; y al mismo tiempo ha provocado subidas en el coste de los “seguros” de esos bonos, que los días 1 y 2 de agosto dispararon la prima de riesgo de los CDS soberanos argentinos, de los cuales ciertamente una buena cantidad se dice que está en poder de esos propios fondos buitre o de entidades allegadas a sus dueños.

Por lo pronto, la asociación gremial que regula privadamente este mercado de derivados CDS, la ISDA (International Swaps and Derivatives Association), ya ha declarado que ese impago de intereses por Argentina, aunque sea a causa de la orden judicial, es una “contingencia de crédito” (crédit event), lo que faculta a que los tenedores de bonos con CDS soberanos argentinos requieran el pago del “seguro” a la contraparte apostante. Y esas liquidaciones de los CDS ascenderán a un billón (trillion) de dólares según Bloomberg (Argentine Bonds Decline as Default Triggers $1 Billion of Swaps, 2/8/14); es decir, estos fondos buitre habrán logrado pingües beneficios en la cuantía que les toque.

Más aún, como la contraparte de esas apuestas de los derivados CDS suelen ser los grandes bancos, se podrían explicar la noticias de que algunos grandes bancos estén gestionando un posible arreglo del conflicto entre fondos buitre y el gobierno argentino, una inesperable “ayuda”.

Y es que las complejidades del funcionamiento de estos mercados financieros desregulados y descontrolados por el poder público, colocan con frecuencia a los gobiernos en posiciones complicadas, cuando no de debilidad y hasta de subordinación a los mercados globales que intentan gobernarnos.

eldiario.es

La Europa Opaca de las Finanzas

Categories: Attac Planet

¿El bipartidismo? ¡Nunca había estado mejor!

Sun, 10/08/2014 - 09:00

Guillermo ZapataEldiario.es

1. Se publica el CIS y suenan dos tipos de alarmas. Una es de tipo tranquilizador y afirma muy fuerte que el bipartidismo goza de una salud excelente. Mi abuelo, un señor de derechas de toda la vida, me dijo una vez que a uno no le empiezan a hablar de lo bien que está de salud hasta que empieza a estar francamente jodido. Yo me quedé con esa copla y cada vez que sale alguien a hablarnos de la fortaleza de roble de nuestro aparato institucional intuyo que la cosa está muy malita.

La otra alarma es del tipo clásico (o sea alarmista) y se dedica a advertirnos del peligro inminente de los populismos. Los populismos son peligrosos, nos dicen, porque encarnan esa forma de discurso (el populista) que consiste en decirle a la gente lo que está pasando usando las palabras que usa la gente para explicarse lo que está pasando.

Esta es una cuestión importante porque hay una forma de explicar el populismo que es esa que dice que hay que tratar a la gente como si fuera tonta. Y no. Cuando uno nota que su familia y amigos llaman estafa a la crisis y alguien sale por la tele y llama estafa a la crisis no le está tratando a usted y su familia como si usted y su familia fueran tontos, simplemente está hablando el mismo lenguaje que usted y su familia.

Resulta que estas dos afirmaciones, “todo va bien” y “todo está en peligro” emanan de las mismas bocas, se imprimen con la misma tinta en la misma columna y se digitalizan en el mismo post del mismo blog.

2. Hablar el mismo lenguaje es importante en un momento en que, como vemos, hay quien dice lo mismo y lo contrario e intenta llamar a eso ejercicio de coherencia. Pedro Sánchez, por ejemplo, dice que hay que situar al PSOE a la izquierda y a la vez dice que si fuera necesario pactaría con el PP. Artur Mas dice que España ens roba, pero si quien “ens roba” es Jordi Pujol, el asunto se convierte en privado por arte de magia al 3%, que es el porcentaje al que Sherlock Holmes se metía la heroína para olvidarse de que era demasiado listo para llamar a las cosas por su nombre y no por el nombre contrario.

Hubo un tiempo en que decir lo mismo y lo contrario era algo aceptable. Si no, no se entiende que expresiones como “guerra humanitaria” se dijeran con tantísima alegría y paz de espíritu. Hoy, sin embargo, decir que elegir a través de voto directo en clave presidencialista a los alcaldes en las próximas elecciones municipales es un ejercicio de regeneración democrática se ve raro. Si alguien llama a ese apaño, apaño, o pucherazo o jeta de cemento, corre el riesgo de caer del lado del populismo.

Regeneración democrática es la forma educada de llamar a la guerra humanitaria que vivimos aquí, en casa, desde que las constituciones intocables empezaron a tocarse para satisfacer a los mercados financieros en vez de a la gente a las que sirven. Es otra inversión de términos muy populista esa que dice que los instrumentos de la democracia (constituciones, partidos, asociaciones, medios de comunicación) deben servir a las personas y no al revés.

Así que el discurso se tambalea. Los datos, por desgracia, no terminar de mentir tan bien como solían mentir hasta ahora.

3. Max Aub decía en su biografía novelada sobre Buñuel que en España las revoluciones nunca se habían hecho por el talento de los revolucionarios, sino por la miserable estupidez de las oligarquías (oligarquías decía Max Aub, que casi seguro era populista también, populista culto, pero populista). Decía que si hubieran hecho tan solo una de las reformas agrarias que el campo español venía pidiendo a dolor, sudor y sangre (por este orden) desde finales del siglo XIX no habría existido jamás movimiento obrero tan potente en España, ni anarquismo para el caso, niismos en general.

Quizás si alguien hubiera escuchado lo que las calles, plazas y redes ponían encima de la mesa desde (al menos) mayo de 2011 ahora no estaría el bipartidismo esplendoroso de buenísima salud. Pero apenas tres meses después de esa “revuelta cívica”, que es como el PSOE llamaba sin reírse a lo que sucedió el 15M, lo que Zapatero hizo fue reformar la Constitución.

Quizás si Rajoy hubiera entendido que aprobar la ILP de la PAH no era una cesión intolerable sino la forma de evitarle males mayores a un sistema cuya capacidad para el habla presentaba problemas de pronunciación severos, ahora no estaría el CIS haciendo carambolas.

Pero el ejercicio de la escucha y el ejercicio del poder son dos ejercicios que, históricamente, no han ido de la mano. Ni a derecha ni a izquierda. Allí arriba hay demasiado ruido para escuchar algo de lo que sucede aquí abajo.

4. Las elecciones son el arte de la opinión pública en momentos de estabilidad institucional y son el ejercicio de la organización política en contextos de inestabilidad. El bipartidismo cree que afronta un problema de opinión pública, pero tiene un problema de organización política. Y ahora viene el sustaco: los “populismos” están infinitamente mejor organizados para esa pelea. Han entendido el cambio de paradigma que suponen las redes y lo han entendido en dos claves: una de representación y otra de organización.

Las más de 70.000 personas afiliadas (por hablar un momento en ese lenguaje que arriba se estila) a Podemos en apenas unos días o las 30.000 que apoyan en Guanyem en su candidatura municipal no son datos numéricos. No son la expresión de una opinión que se mide cuantitativamente, sino la expresión numérica de una fuerza social que se activa una a una, persona a persona.

Esa es la forma de la organización social en el siglo XXI y solo estáis empezando a ver los primeros retazos de sus formas de articulación política. No habéis sabido verlo porque teníais el control absoluto de los aparatos de producción de realidad y no os habéis dado cuenta de que la realidad ya no estaba allí.

Y ahora… Bueno. Solo os queda esa forma de lenguaje que dice que algo y su contrario son la misma cosa: la mentira. Así podéis decir sin temor a preocuparos que el bipartidismo nunca había estado mejor corriendo tan grave peligro.

@casiopeaexpres

Categories: Attac Planet

¿Viva el decrecimiento?

Sun, 10/08/2014 - 07:00

Vicenç Navarro - Consejo Científico de ATTAC España

Este artículo critica la narrativa del movimiento que favorece el decrecimiento, que puede utilizarse fácilmente por los portavoces del capital financiero, uno de los mayores causantes de la crisis actual. El artículo también critica algunos de los conceptos de tal movimiento.

¿Qué está pasando en España? Los datos lo muestran con toda claridad. Estos datos señalan un enorme desempleo, que va acompañado de una tasa de empleo bajísima (es decir, que el porcentaje de la población adulta que trabaja es muy, pero que muy bajo); un gran aumento de la pobreza (uno de los mayores en la Unión Europea); una bajada de salarios (también de los más bajos de la Unión Europea); una reducción del gasto público en servicios básicos como la sanidad, la educación o la vivienda; y así podríamos añadir más y más hechos que están afectando muy negativamente al bienestar y calidad de vida de las clases populares, que son la gran mayoría de la población. Todos estos hechos están causados en gran medida por el enorme dominio que el capital financiero (y muy en especial las instituciones bancarias) tiene sobre la gobernanza del sistema económico (y, a través de él, del sistema mediático y político del país), anteponiendo sus intereses económicos particulares a los intereses generales de la población. Una consecuencia de este enorme dominio es el escaso crecimiento económico que estamos experimentando resultado de que las instituciones bancarias quieren anteponer el control de la inflación (el enemigo número uno de la banca) al crecimiento económico, facilitando así la destrucción de empleo, la bajada de salarios y la reducción del consumo. Cualquier estudioso y conocedor del sistema económico puede ver que las políticas de austeridad (que están haciendo un enorme daño al bienestar de las clases populares) son parte de las políticas públicas impuestas por el Estado, siguiendo las instrucciones de las instituciones financieras, con el objetivo de optimizar sus beneficios (ver V. Navarro y J. Torres, Los amos del mundo. Las armas del terrorismo financiero, 2012).

Ni que decir tiene que tales políticas son sumamente impopulares. Su aplicación es causa del gran deterioro de la legitimidad de las instituciones democráticas representativas, que de una manera creciente se perciben que no les representan y que no defienden sus intereses. En realidad, el aumento tan notable de las izquierdas radicales en las últimas elecciones al Parlamento Europeo es un claro ejemplo del rechazo popular a dichas políticas de austeridad, así como al intento del capital financiero de disminuir los salarios y la demanda de productos y servicios por parte de las clases populares.

Basado en lo dicho anteriormente, me parecería un profundo error que, inmediatamente después del resurgir de las izquierdas radicales, estas dijeran que este descenso del crecimiento económico y de la demanda es, después de todo, bueno para las clases populares, y que la austeridad es también algo que las beneficia. La utilización, con connotaciones positivas, de estos términos y conceptos, como decrecimiento y austeridad (que han sido promovidos por las derechas más reaccionarias que el país haya tenido durante la época democrática) me parece, además de un profundo error, un acto de suicidio político. Decirles a dichas clases populares que este descenso del crecimiento es bueno para ellas, pues tienen que reducir su consumo (ya muy limitado), aplaudiendo la austeridad con el argumento de que les irá bien para su bienestar, será visto y percibido como un signo de falta de sensibilidad hacia sus necesidades. De ahí que aplaudir el decrecimiento y saludar la austeridad me parecería, no solo un suicidio político, sino también una gran insensibilidad social y desconocimiento del drama que las clases populares están sufriendo.

La necesidad de no utilizar términos y conceptos del adversario

Para evitar esta percepción, parecería aconsejable que las fuerzas progresistas no utilizaran la misma narrativa que utiliza el adversario (cosa que, por desgracia, ocurre con excesiva frecuencia en los discursos de las izquierdas en España). El lenguaje que se utiliza en cada país y en cada situación no es neutro y tiene un significado que le ha dado el contexto político. De ahí que si, en la utilización de estos términos, lo que se quiere subrayar es que el crecimiento motivado por la ética capitalista de beneficio al capital es dañino para el bienestar de la población, entonces el término “crecimiento” debería adjetivarse y definirse como crecimiento capitalista. Hablar sobre el crecimiento, en general, sin más, es olvidar que se puede crecer produciendo tanques, pero también se puede crecer curando el cáncer, se puede crecer consumiendo recursos limitados, y se puede crecer ahorrándolos. El motor de la economía bajo el capitalismo es la acumulación del capital, cosa que la evidencia científica muestra que entra en conflicto con la atención y gestión de las necesidades humanas. Cualquier conocedor de estas últimas es consciente de que las necesidades desatendidas son enormes. Se haga como se haga, su cobertura necesitaría actividad económica, que se traduciría en crecimiento económico.

El tema no es, pues, crecimiento o no crecimiento, sino qué tipo de crecimiento. Ahora bien, frente a este argumento se me dirá, por parte de algunas voces a favor del decrecimiento, que cualquier tipo de crecimiento es malo porque inevitablemente consume recursos finitos. Creo que este argumento maltusiano es erróneo y la evidencia que lo cuestiona es abundante. Basta mostrar lo incorrecto de dicho supuesto mirando lo que ocurre a nuestro alrededor. Veamos la situación en España.

Hay otras formas de crecimiento

Si en lugar de tener (como ocurre en España) una persona adulta de cada diez trabajando en los servicios públicos del Estado del Bienestar (tales como sanidad, educación, servicios sociales, escuelas de infancia, servicios domiciliarios a personas con dependencias, y un largo etcétera) tuviéramos alrededor de una de cada cuatro (como en algunos países nórdicos en Europa, que han tenido históricamente movimientos progresistas, hegemonizados por las izquierdas -que han gobernado aquellos países durante la mayoría de años después de la II Guerra Mundial-), tendríamos seis millones más de trabajadores, eliminando el desempleo. Y si en lugar de trabajar cinco días a la semana lo hicieran cuatro, los nuevos puestos de trabajo serían nueve millones. Estos trabajadores no estarían consumiendo materias finitas, pues estarían proveyendo servicios personales, la parte de la actividad económica que es, por cierto, la menos desarrollada de la economía española, en parte como consecuencia del escaso poder, no solo de las clases populares, sino también de la mujer, que es la que está sobrecargada con este tipo de trabajos (como consecuencia, las mujeres españolas tienen tres veces más enfermedades causadas por el estrés que los hombres).

Se me dirá que, al tener seis o nueve millones de personas trabajando en lugar de estar parados, consumirán, por ejemplo, más recursos que son finitos. Y el caso que siempre aparece es el de las energías no renovables: el petróleo, el carbón, etc. Ahora bien, hay otras alternativas. La mayor fuente de energía hoy existente en el mundo es la energía solar, que, por cierto, está muy poco desarrollada, en parte por el enorme poder que tienen las empresas de energías no renovables sobre los Estados. Como bien indicó el padre del ecologismo progresista en EEUU, el profesor Barry Commoner (que criticó extensamente la visión maltusiana del ecologismo conservador de Paul Ehrlich, el autor más conocido en España, galardonado paradójicamente por el gobierno Tripartito en Catalunya), muchas veces en la historia de la humanidad la definición de finito se ha redefinido, encontrando alternativas (ver los trabajos de Commoner en mi blog www.vnavarro.org).

La búsqueda de alternativas

Hacer esta observación no implica la trivialización del proceso de buscar alternativas, lo cual es un proceso urgente y necesario (ver V. Navarro, J. Torres y A. Garzón, Hay alternativas. Propuestas para crear empleo y bienestar social en España, 2011). Pero de la misma manera que bajo el capitalismo se han podido encontrar alternativas a recursos finitos, habría incluso más posibilidades bajo un sistema socialista. Sé que se me dirá que el “socialismo real” no cambió un ápice del sistema de producción y consumo, lo cual es cierto, pero solo hasta cierto punto. Esta acusación suele hacerse por parte de autores cuyo conocimiento del socialismo es muy limitado. El socialismo se hace o deshace diariamente, incluso bajo el capitalismo. Cuando se establece un programa que atiende a la población cubriendo sus necesidades, siendo financiado con fondos públicos adquiridos según el nivel de renta y propiedad del ciudadano (“a cada uno según su necesidad, de cada uno según su capacidad”), dentro de un sistema en el que tanto las necesidades como los recursos han sido definidos de forma auténticamente democrática, se está construyendo el socialismo, independientemente de cómo se le llame.

El establecimiento del Estado del Bienestar, por ejemplo, fue una gran conquista humana liderada por la clase trabajadora, a la cual le costó sangre, sudor y lágrimas el conseguirlo. Referirse a este establecimiento como una medida que perjudicó a la humanidad porque consumió recursos finitos parece, además de una ofensa a los millones de personas que lucharon con un enorme coste personal para conquistar tales derechos sociales y laborales, una incorrección que los datos no confirman. En realidad, la derrota del fascismo y del nazismo permitió una época (del 1945 al 1980) de grandes conquistas sociales y laborales, consecuencia de la fortaleza del movimiento obrero a nivel internacional, que determinó un aumento del nivel de vida y bienestar social de las clases populares, poniendo al mundo del capital a la defensiva. Su respuesta (el neoliberalismo, iniciado en la década de los años ochenta) intentó, exitosamente, reducir aquellas conquistas sociales y el bienestar de las clases populares. España fue un caso atípico, pues estuvo bajo el fascismo hasta casi el final del periodo 1945-1980, lo cual explica en gran parte su enorme retraso social, con la gran pobreza de su consumo y gasto público, incluyendo el social. El crecimiento económico, por cierto, en la mayoría de países a los dos lados del Atlántico Norte fue menor en el periodo 1980-2012 que en periodo 1945-1980, con lo cual los favorables al decrecimiento favorecerían el segundo sobre el primer periodo. Y aplaudirían la situación de aquellos países, incluyendo España, porque retrasándose en su gasto público favoreciendo su decrecimiento. Tal actitud lleva a negar a los países donde la mayoría de la población es pobre a que puedan salir de la pobreza, pues se les prohibiría que crecieran. El argumento de que el crecimiento de todos estos países crearía una catástrofe, además de condenarlos a la pobreza, niega la posibilidad de que haya otras formas de crecer, lo cual es insostenible basándose en los que hoy conocemos.

Desde el principio del capitalismo hubo voces que alertaron de los peligros del crecimiento de la población, que consumiría los escasos recursos existentes en la Tierra. Thomas Malthus fue el más conocido. En su libro An Essay on the Principle of Population sostuvo la tesis de que el crecimiento de la población era mucho más rápido que el crecimiento de los alimentos, con lo cual vaticinaba la expansión del hambre en el mundo. Hoy, los Estados de los países desarrollados están subsidiando a los campesinos para que no produzcan más alimentos. Y países donde el hambre era enorme pudieron resolver su hambre, cambiando la propiedad de la tierra mediante revoluciones socialistas. Es difícil sostener la tesis de que no hay o no habrá suficiente alimento en el mundo para alimentar a una población varias veces superior a la existente hoy.

El problema es político, no económico

El consumo de recursos finitos no es intrínseco al crecimiento económico, sino al tipo de crecimiento, y es ahí donde la respuesta al problema actual es de carácter político, que es precisamente lo que un gran número de proponentes del decrecimiento ignoran. Lo que la catástrofe climática (y no hay otra manera de decirlo, pues es una catástrofe real) muestra es que el capitalismo (incluida su versión estatal) es incompatible con la sostenibilidad y la calidad de vida y el bienestar de la humanidad. De ahí la necesidad y urgencia de cambiar de sistema de gobernanza de la actividad económica a fin de poner dicha actividad al servicio de la población, en lugar de al servicio de la acumulación de capital. Ello requerirá una transformación profunda de los sistemas políticos, con su masiva democratización, rompiendo el control del poder económico sobre las instituciones políticas. Este es el tema clave que se está evitando al poner los huevos en la cesta del decrecimiento. Los teóricos, como Ivan Illich, que quieren volver nostálgicamente a un pasado idealizado que nunca existió son fácilmente manejables por parte de las estructuras de poder, que no se sienten amenazadas con sus mensajes centrados en cambios de comportamiento y consumo (que, aunque sean necesarios, son dramáticamente insuficientes). Tampoco resuelven el problema controlando el tamaño de la población mundial, como Alan Weisman está pidiendo (La cuenta atrás), y haciendo que las familias puedan tener solo un niño, con lo cual la población mundial retrocedería hasta la que había en el año 1900.

Lo que se requiere son cambios políticos masivos que provoquen una redistribución masiva de recursos, tanto entre países como dentro de cada país. Se dirá –como ya se ha dicho- que esta democratización no resolverá el problema, pues la gente querrá el mismo tipo de consumo y producción que existe. La democratización es, sin embargo, mucho más que votar en elecciones representativas. Es cambiar las estructuras de poder dentro de cada país y a nivel mundial, rompiendo el dominio casi absoluto que el capital, tanto financiero como industrial, tiene sobre las instituciones políticas. La catástrofe climática requiere una revolución democrática a nivel mundial, redefiniendo los sistemas de producción, distribución e información, con cambios de indicadores, desarrollando otras maneras de medir la actividad económica de un país, como el nivel de felicidad y bienestar de la población (ver en www.vnavarro.org, “La economía política de la felicidad”, Sistema, 31.01.14).

Y ahí está uno de los puntos más débiles de las teorías del decrecimiento. Están despolitizando el tema del crecimiento y del tipo de crecimiento. De ahí su visibilidad mediática. Y despolitizan un fenómeno profundamente político, basando sus posturas en la teoría errónea que asume que la división entre derechas versus izquierdas es irrelevante porque afirman que las izquierdas, cuando mandan, hacen las mismas políticas consumistas que las derechas. Además de no ser cierta esta aseveración (ver V. Navarro, “Has socialism failed? An analysis of health indicators under socialism”, International Journal of Health Services), esta postura, rechazando dicha división por “anticuada” (el término más común para marginar a las izquierdas), ignora que la propia evolución del capitalismo está creando las bases para una amplia alianza de las clases populares para llevar a cabo una transformación profunda que permita la generalización del principio (central en el proyecto histórico de las izquierdas) de que “a cada uno según su necesidad, de cada uno según su capacidad”, en procesos auténticamente democráticos. El conflicto hoy es, como siempre ha sido, no sobre los recursos sino sobre el control de tales recursos. Y ahí está el quid de la cuestión. El tema no es, como Malthus indicó, que no haya recursos suficientes para el tamaño de la población, sino el control de tales recursos. Sería importante que las izquierdas radicales no lo olvidaran.

Artículo publicado por Vicenç Navarro en la columna “Pensamiento Crítico” en el diario PÚBLICO

vnavarro.org

Categories: Attac Planet

Los pilares podridos del ‘orden’ mundial

Sat, 09/08/2014 - 18:00

José Antonio Nieto – Público.es

Hace años, cuando estudiaba economía, me decían que el orden internacional establecido tras la Segunda Guerra Mundial se basaba en el buen funcionamiento del sistema de las Naciones Unidas, con el Consejo de Seguridad de la ONU a la cabeza, y en el papel específico atribuido al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al grupo del Banco Mundial (BM). Ya entonces buena parte de los profesores que tuve, y de los autores que leía, se mostraban críticos o muy críticos con esa visión de orden mundial. Y el tiempo, lamentablemente, se obstina en darles la razón. Con la diferencia de que con el paso del tiempo los pilares del orden mundial están cada vez más podridos. Y con la diferencia también de que el ámbito internacional (o globalización) ejerce cada vez más presión sobre nuestra forma de vida, hasta el punto de que podemos intentar cambiar nuestra cotidianeidad política, pero el esfuerzo corre un riesgo muy serio de convertirse en inútil si el orden internacional vigente continúa siendo el mismo.

A todas horas —también en el verano pretendidamente apacible del hemisferio norte— sucede algo que invita a reflexionar muy seriamente sobre la necesidad de reformar en profundidad el sistema de la Naciones Unidas, sin descartar si fuera posible (aunque no sea fácil) su sustitución por otro sistema menos desordenado, asimétrico e injusto que el actual. ¿Hasta qué punto es útil el sistema de la ONU si no puede ayudar a poner fin al genocidio en Palestina? ¿Qué sentido tiene que cinco superpotencias mundiales tengan derecho de veto en el Consejo de Seguridad de la ONU, salvo autosatisfacer sus privilegios y mantener un orden mundial en el que los Estados Unidos siguen imponiendo su hegemonía monetaria, política y mediática?

¿Por qué los fondos buitre están llevando a Argentina, una vez más, a una situación aparente de suspensión de pagos, técnicamente calificable como tal por la ortodoxia financiera, aunque en sentido estricto no se corresponda con una clásica situación de impago de la deuda exterior? ¿Por qué el FMI y el BM no toman cartas en el tema de la redefinición y gestión de la deuda exterior, cumpliendo realmente sus respectivas misiones de centrarse en ayudar a los países con problemas de liquidez internacional y en canalizar recursos para proyectos de desarrollo económico y social? ¿Cómo se puede hablar de orden internacional para referirse a un sistema donde prevalecen los intereses privados de los fondos de inversión sobre los intereses colectivos de millones de personas que han de supeditar su forma de vida a los mecanismos fijados para gestionar y reproducir ad infinitum la deuda exterior de los países?

¿Por qué permitimos que la deuda privada se convierta en deuda pública, y ésta a su vez sirva de pretexto para recortar las políticas sociales, alegando que la austeridad mal entendida es necesaria para reducir el déficit público y recuperar una supuesta senda de crecimiento, que aunque no permita crear empleo digno, ni mejorar la distribución de la riqueza, sirva al menos para recuperar las tasas de acumulación de algunos sectores (precisamente los sectores más privilegiados, con las finanzas a la cabeza)? ¿Sucederá algo parecido en España si los fondos buitre se ceban con la deuda exterior, aunque nuestro Gobierno haya sido un alumno ejemplar en la aplicación de los programas de ajuste que dicta la ortodoxia? ¿Acabaremos aún más empobrecidos por la presión exterior, como si la corrupción interna no fuera ya suficiente? ¿Crecerá el número de países víctimas de unos modelos de crecimiento desigual, insostenibles y supeditados al capital financiero-global, incluso en sus formas intrínsecas de organización política pretendidamente democráticas?

El siglo XXI nació con inequívocos síntomas de desorden mundial: guerras locales impunemente consentidas, hegemonía creciente del capital financiero, y descuido interesado de los problemas del desarrollo económico y social en la mayoría de los países, desarrollados o no. El posliberalismo reinante está contribuyendo a debilitar el margen de actuación de los estados nacionales, sin ayudar a construir paralelamente un sistema de relaciones internacionales que facilite la estabilidad, la eficacia y la equidad en el mundo. Incluso las islas de bienestar, como la Unión Europea, se están hundiendo ante el aumento del nivel de las aguas de la desigualdad y la injusticia en el mundo. ¿Podemos afrontar cambios económicos, sociales y políticos en el ámbito local, olvidando el entorno internacional? ¿Podemos seguir ignorando este modelo de globalización en el que parece que sobramos la mayoría de las personas, porque el bienestar de los seres humanos ya no merece ser un objetivo fundamental ni de las Naciones Unidas, ni de casi nadie, salvo en la retórica de las declaraciones programáticas?

Es difícil imaginarlo, pero ¿hay movimientos sociales capaces de liderar propuestas encaminadas a sentar las bases de un orden internacional distinto? ¿O sería preferible dejar que las termitas del capitalismo en su versión financiera-global carcoman por completo los pilares del actual orden mundial, aunque el hipotético derrumbe ponga en peligro nuestro propio entorno físico, además de los sistemas económicos, la democracia formal y la ansiada pero frustrada felicidad de las personas en tantos lugares del mundo?

Profesor titular de Economía Aplicada en la UCM, miembro de econoNuestra

 

Categories: Attac Planet

Gaza: una “limpieza” étnica

Sat, 09/08/2014 - 13:00

Xavier Caño Tamayo – ATTAC Madrid

Hadil Almajdalawi, una palestina que hoy vive en Madrid, denuncia que “Gaza no se diferencia tanto de la Varsovia ocupada por los nazis. También en Gaza hay superpoblación, no dejan salir a la gente, no llegan alimentos ni medicinas, destruyen las casas y es un lugar cerrado donde se matan civiles”.

Ya ha habido en Gaza más de 1.260 muertos, más de 7.000 heridos, 140.000 palestinos han huido de sus hogares y no pasa día sin que las portadas no rezumen destrucción y muerte en Gaza. No ha habido en el mundo en las últimas décadas ataque más brutal que el de Israel contra Gaza. El pretexto de Israel es que desmantela las bases de lanzamiento de cohetes de Hamás. Pero el historiador Jorge Ramos Tolosa recién ha explicado que “la masacre de Gaza es un episodio más de la limpieza étnica que sufre el pueblo palestino desde décadas”.

Es la clave: limpieza étnica. El último acto de una acción que empezó hace 66 años en el territorio de Palestina. Con mismos métodos o parecidos. Como denuncia la Coalición Nacional de Organizaciones Cristianas de Palestina, “lo que pasa en Gaza no es una guerra sino una masacre de civiles”. Como entonces.

El israelí Ilan Pappé reveló en su libro Limpieza étnica de Palestina (2008) que “el 10 de marzo de 1948, dos meses y cuatro días antes de proclamar el estado de Israel, un grupo de once hombres formado por veteranos líderes sionistas y jóvenes oficiales judíos, dieron los toques finales a un plan para la limpieza étnica de Palestina. Esa misma tarde se enviaron órdenes militares a las unidades de combate para preparar la expulsión sistemática de los palestinos de vastas áreas del país”.

Otro historiador israelí, Simcha Flapan, ha explicado que “la campaña militar contra los palestinos, incluida la conquista y destrucción de las áreas rurales, se concretó en el Plan Dalet”. Y es el propio Ben Gurion, ‘padre’ de Israel, quien en su libro “Renacimiento y destino de Israel” reconoce que “hasta la marcha de los británicos el 15 de mayo de 1948, los palestinos no habían capturado ningún asentamiento judío ni siquiera entrado en ninguno por remoto que fuera, mientras la Haganá capturó muchas posiciones palestinas, por lo que el día de la verdad (la proclamación del estado de Israel) gran parte de Palestina estaba casi libre de árabes”.

Pappé y Flapan forman parte de los “nuevos historiadores”, investigadores israelíes que desde los 80 estudian la fundación del estado de Israel y la denominada guerra árabe-israelí de 1948 tras la desclasificación masiva de documentos archivados en Israel, Cisjordania y occidente. Esos archivos han permitido un conocimiento veraz del nacimiento de Israel. Y lo que sucedió fue limpieza étnica. Lo corroboraron incluso los normalmente silenciosos observadores de la ONU que en octubre de 1948 remitieron un informe al secretario general de la organización donde afirmaban que la política israelí era “expulsar a los árabes de sus aldeas natales en Palestina por la fuerza o por amenazas”.

Y Pappé concluye que “en la creación de su estado, los líderes judíos no libraron una guerra que, trágica pero inevitablemente, significó la expulsión de una parte de la población nativa, sino que su meta era la limpieza étnica de toda Palestina. Se tardó seis meses en completar el plan. Cuando acabó, se habían destruido 531 aldeas y once núcleos o barrios urbanos y se había expulsado a unos 800.000 palestinos, más de la mitad de población nativa de entonces”.

Los nuevos historiadores, que utilizan sobre todo informaciones de archivos militares israelíes desclasificados, demuestran que las “expulsiones masivas de aldeas y ciudades palestinas por las tropas judías se lograron cometiendo un considerable número de atrocidades (como envenenar el agua potable de Acre), incluidas docenas de masacres”.

Tiene razón Hadil Almajdalawi cuando dice que “los israelíes hacen con los palestinos lo mismo que los nazis hicieron con los judíos”. Amnistía Internacional ha acusado a Israel de crímenes de guerra en su informe Plomo fundido y Gatillo Fácil, en los que denuncia las muertes de palestinos en Cisjordania, además de la masacre de Gaza.

Es momento de exigir que los dirigentes de Israel y de sus fuerzas armadas sean procesados y juzgados por limpieza étnica y crímenes de guerra.

CCS, Centro de Colaboraciones Solidarias

Periodista y escritor
Twitter: @xcanotamayo
xacata

Categories: Attac Planet

Ladrones y trileros, fuera

Sat, 09/08/2014 - 09:00

Fernando Luengo - Público.es

No es razonable, ni justo, ni decente realizar el balance de la economía española apelando al último dato publicado por el Instituto Nacional de Estadística, o al penúltimo, o a cualquier otro,con el único propósito de que avale la posición y respalde los intereses de quienes insisten, una y otra vez, que ya estamos saliendo de la crisis económica o que hemos superado la etapa más dura. Bueno, en realidad, como vemos continuamente, sí se puede hacer y se hace, en los últimos meses abundan los ejemplos, con el cinismo y la desvergüenza que caracteriza a este gobierno y a los responsables políticos del Partido Popular, jaleados, como siempre, por los medios de comunicación (intoxicación) que les son afines.

Me duele y me indigna el mensaje –propaganda preelectoral, con las elecciones municipales y generales a la vuelta de la esquina y con el tsumani provocado por la esperanzadora irrupción de Podemos en el mapa político- de que “nuestros esfuerzos han sido recompensados y estamos cosechando los frutos”. ¿Esfuerzos, frutos? Pienso cómo recibirán la buena nueva los que han perdido su empleo, las familias donde no entra ningún salario y los que trabajan más por menos, los que han visto sus viviendas confiscadas por los bancos, los que viven en situación de pobreza y tantos otros cuyas condiciones de vida han empeorado de manera sustancial en estos años, puede que de manera irreversible si seguimos por este camino. Invisibles para este gobierno –lo que no impedirá que, llegado el momento, se les pida el voto- e invisibles para el poder, escucharán, perplejos, frustrados y ojala que indignados, la monserga de la recuperación y el rosario de datos que, supuestamente, la confirman.

No entraré en este debate, aunque no ignoro que es necesario desmontar las falacias, verdades a medias y mentiras completas que, como la carcoma, lo impregnan todo. Me interesa, aquí y ahora, insistir en la necesidad de abordar la reflexión con cierta perspectiva -la perspectiva que no conviene a los partidos del régimen-, la que proporciona contemplar un periodo de tiempo más amplio que el exigido por la “camisa de fuerza” de la coyuntura. Necesitamos dar ese paso para no perder de vista lo mucho que nos estamos jugando y lo mucho que podemos perder, y que ya estamos perdiendo.

La derecha gobierna desde finales de 2011, no sólo los meses en los que la economía remonta ligeramente el vuelo y en los que el empleo, precario y estacional en su mayoría, mejora suavemente. Como si el hundimiento productivo de los últimos años y el desplome de las inversiones, la masiva destrucción de puestos de trabajo y el aumento del desempleo, el colapso del sistema financiero y los rescates bancarios con cargo al dinero público, el crecimiento de la desigualdad y la pobreza, el aumento de la carga fiscal sobre los trabajadores y las clases medias… como si todo este deterioro fuera cosa de otros, o, mejor todavía, formara parte de la herencia dejada por el gobierno de Zapatero, argumento estrella utilizado hasta la saciedad (reconozcamos, en todo caso, que la gestión realizada por el gobierno socialista, errónea, humillante y plegada a los poderosos, forma parte del problema; ¿nada que decir al respecto por los “renovadores” que han tomado el control del PSOE?).

Una estafa, otra más. La crisis es de altos vuelos y exige una reflexión de calado.

En este sentido, tienen razón los que criticaron las denominadas, con el eufemismo de costumbre, políticas de austeridad y devaluación interna porque sólo perseguían que los costes de la crisis financiera, enormes, los soportaran los trabajadores y la ciudadanía, como así ha sucedido. Es correcta la opinión de quienes, más allá del debate sobre la contingencia de las políticas económicas, comprendieron que las elites, aprovechando la histórica oportunidad que les brindaba una crisis de dimensiones colosales, el desconcierto y la indefensión en que sumió a la población, se han puesto manos a la obra para reestructurar el engranaje económico y las relaciones de poder, al servicio de los bancos, las grandes corporaciones, los principales acreedores y deudores y las economías con mayor potencial competitivo. Acertaron aquéllos que vieron, tras el empeño de reformar el entramado institucional de la Unión Económica y Monetaria con el objetivo de dotar de más gobernanza al euro, una verdadera refundación de Europa, crecientemente hegemonizada por Alemania y con un perfil profundamente oligárquico y antidemocrático. Ha sido atinado el análisis de quienes advirtieron que desaparecía de la agenda política, ya ocupaba un lugar muy periférico en las preocupaciones de los gobiernos precedentes, la utilización depredadora de recursos naturales y materias primas no renovables y la degradación de los ecosistemas, lo que nos acerca, o nos sitúa ya, en un horizonte de colapso civilizatorio. Y ha sido, por supuesto, un acierto la denuncia de quienes ponían el acento en el enorme retroceso que se está produciendo en la regulación y el ejercicio de los derechos civiles, privación que nos devuelve a los ciudadanos a la categoría de súbditos y a las mujeres al papel de cuidadoras.

La Gran Recesión está siendo el terreno propicio para impulsar la Gran Regresión, que avanza, hasta ahora, de manera imparable. Esta es la agenda del poder y de los poderosos. No nos perdamos en caminos secundarios; como decía antes, es mucho lo que está en juego.

Miembro del Círculo 3E (Ecología, Economía, Energía) de Podemos y de la asociación econoNuestra.
Profesor de economía aplicada de la Universidad Complutense de Madrid

 

Categories: Attac Planet

Italia cae en su tercera recesión desde 2008. ¿Terminó la recuperación europea?

Sat, 09/08/2014 - 07:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

El producto interno bruto italiano cayó inesperadamente en el segundo trimestre, haciendo que Italia entre en su tercera recesión desde 2008. El producto interno bruto se deslizó un -0,2 por ciento en el segundo trimestre, lejos de la esperada expansión del +0,1 por ciento, sumándose al descenso de -0,1 por ciento del primer trimestre, de acuerdo a los datos del Instituto Nacional de Estadísticas Italiano, Istat, Respecto a la perspectiva anualizada, la caída del PIB italiano es de -0,3 por ciento, acumulando un retroceso de 14 años que instala el nivel del PIB en los niveles del año 2000. Esta mala cifra pone en riesgo el objetivo de crecer 0,3 por ciento durante el año 2014, y pulveriza las proyecciones de crecimiento para el próximo año estimadas en 1,1 y 1,3 por ciento.

650_1000_pib-italia-q2-2014

Con el desempleo juvenil italiano por encima del 40 por ciento y la deuda soberana de unos € 2.000.000.000.000 (2 billones de euros o 2,7 billones de dólares), el primer ministro Matteo Renzi está bajo presión para impulsar rápidamente a la tercera mayor economía de la zona euro. El crecimiento por debajo de lo esperado puede socavar sus planes para dejar el ratio déficit-PIB del país en 2,6 por ciento este año y comenzar a reducir la segunda mayor deuda de Europa. La tensión aumenta dado que con estos datos el déficit podría superar el 3 por ciento.

El diario La Stampa advierte sobre los riesgos que implica esta nueva recesión dado que será difícil alcanzar las metas de crecimiento del año 2015 establecidas entre el 1,1 y 1,3 por ciento, así como los objetivos de déficit. El primer ministro Matteo Renzi ha reconocido que el crecimiento anual del PIB probablemente caerá muy por debajo del 0,8 por ciento, mientras que los planes del gobierno de reducción de la deuda pública también parecen estar dando magros resultados.

Los datos a nivel europeo son decepcionantes en toda la linea demostrando las malas políticas asumidas por la troika para superar la crisis que estalló en 2008. El DAX alemán ha acumulado 2 meses a la baja (hoy llegó a los 9.038 puntos después de superar los 10.030 puntos hace dos meses) y las sanciones que Ángela Merkel está aplicando contra Rusia tendrán el efecto boomerang que hemos anunciado. Alemania y Estados Unidos han aplicado un duro boicot contra Rusia, bloqueando el mercado de capitales y cerrando los préstamos del Banco Mundial.

650_1000_dax-140807

Alemania también verá peligrar el PIB y su producción industrial por el cierre de las relaciones comerciales con Rusia, y a medida que avance el año la situación puede recrudecer. La mala gestión de Alemania frente a la crisis de Ucrania puede llevar su crecimiento a cero. Y esto tendrá un gran impacto en toda la economía europea. Si el estancamiento de Alemania se materializa en el tercer trimestre del año, toda Europa podría deslizarse en una nueva recesión, pulverizando la tesis de la “recuperación económica” que han planteado algunos expertos.

La crisis con Rusia empañará numerosas empresas de Alemania lo que afectará el empleo general de la zona euro, debilitando al resto de las economía europeas. Rusia ha informado que cerrará el espacio aéreo a los vuelos comerciales de Europa, y que prohibirá la importación de una importante cantidad de productos provenientes de Europa. Todo esto en represalia por la escalada que ha tenido la crisis de Ucrania, y por sumarse al coro de Estados Unidos, que acusó a Rusia sin ningún tipo de pruebas del derribo del MH17 de Malaysian Airlines.

El Blog Salmón

Categories: Attac Planet

ATTAC Jerez: Jerez con Palestina

Fri, 08/08/2014 - 20:07

Martes, 12 de agosto, a las 20.00 h., Alameda Cristina hasta Plaza de la Asunción. Allí se leerá manifiesto, se encenderán velas, minuto de silencio… El acuerdo es no llevar banderas de partidos políticos, colectivos… sólo la de Palestina para que se vea claro el motivo de la manifestación.

jerezconpalestina

Categories: Attac Planet

Juan Torres López “El rescate es un robo organizado de la banca y el Estado”

Fri, 08/08/2014 - 18:00
Entrevista a Juan Torres López – Consejo Científico de ATTAC EspañaJoanen CunyatDe Verdad digitalJuan Torres López, granadino, es uno de los más lúcidos economistas españoles, miembro del Consejo Científico de ATTAC y catedrático de Economía aplicada en la Universidad de Sevilla. Autor de más de una treintena de libros, Juan Torres es conocido por sus rigurosos análisis económicos en los que denuncia y desmonta las ideas dominantes acerca de la crisis y la lógica del capitalismo.Pero sus ideas no se quedan en el mundo de la teoría económica. Activo participante en la política de nuestro país desde una posición independiente, ha apoyado incondicionalmente todos los movimientos sociales y las plataformas de lucha surgidas en los últimos años para hacer frente al saqueo que las clases populares estamos sufriendo. Llamando insistentemente a articular todo ese movimiento de lucha en una alternativa política capaz de unir al 90% de la población afectada por los ataques del gran capital financiero nacional e internacional.Con él hemos mantenido la siguiente entrevista donde recorremos desde los últimos acontecimientos del rescate bancario o la nueva reforma fiscal del gobierno hasta los proyectos de futuro de las grandes potencias mundiales y sus oligarquías financieras en torno a la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés) que actualmente negocian EEUU y la Unión Europea.En los últimos días hemos conocido la adquisición del Catalunya Caixa por parte del BBVA. ¿Existe alguna duda a estas alturas de la relación directa entre el dinero de los rescates, que parece que no se recuperará, y los recortes?

Es evidente que no. Los recortes en derechos sociales son porque el dinero va a otro sitio. Y básicamente está yendo a pagar intereses y a rescatar bancos. Esto es la crónica de algo que algunos economistas habíamos escrito hace tiempo. En el año 2007 yo ya estaba escribiendo sobre esto. La banca española y la internacional habían quebrado. El propio Greenspan, el presidente de la Reserva Federal, tardó año y medio en reconocerlo. En septiembre de 2010 es cuando dijo claramente que la banca de EEUU y Reino Unido estaban quebradas, así que el resto también. Entre Francia y Reino Unido se gastaron 800 mil millones para tapar los agujeros y no los han tapado. La banca internacional y la española está quebrada.

¿Qué estrategia pusieron en marcha?, una que ya estaba diseñada. Yo he informado de un documento de la Confederación de Cajas de Ahorros de España de antes de la crisis en el que se puede leer. Las Cajas habían llegado a ser más de la mitad del sistema financiero español, creciendo con el modelo de la banca privada, y la banca privada estaba perdiendo beneficios y solvencia como consecuencia de esa competencia. Cuando llega la crisis y todos están quebrados salvo alguna excepción, la estrategia que se impone es la de tirar de la manta que ocultaba la quiebra de las Cajas de Ahorro, y decir “qué barbaridad, hay que intervenir, se va a hundir la economía”. Se pagó un dineral por parte del Estado, aparte de lo que se le dio a la banca privada.

Estábamos advirtiéndolo, la banca privada está igual porque han tirado de la manta para hacernos creer que esto era un problema de unos cuantos políticos corruptos y lo que van a hacer es quitarse a las Cajas de en medio para luego, a precio de saldo, que se las queden cuatro o cinco bancos, no ya con el 48% de mercado que tenían antes, sino con el 100%.

El caso de Catalunya Caixa es lo mismo. Es un robo organizado de la banca privada y del Estado contra el pueblo. La ciudadanía debería cuanto antes pedir cuentas. Que hubiera un tribunal internacional independiente que juzgara lo que está pasando. De todo esto se deduce que sin esto, y sin los intereses de la deuda, no tendríamos que haber hecho ningún recorte.

¿Otro aspecto no es también el proceso de concentración de capital bancario sin precedentes?, una concentración de capital en menos manos que se da, al mismo tiempo, con una mayor presencia del capital extranjero, principalmente norteamericano y alemán.

Eso es algo que sabemos desde el siglo XIX. Todas las crisis económicas se resuelven con una mayor concentración y centralización del capital. Es una ley económica, la naturaleza de la economía capitalista. Siempre ha pasado así, y va a pasar también así ahora. Mientras la lógica dominante sea la del capital eso se va a dar siempre en la crisis económicas.

Esa mayor concentración va acompañada de los buitres que, en estos procesos de destrucción y creación, aprovechan la ocasión. El proceso de concentración en España no es ajeno al que se produce en todo el mundo. Son los grandes bancos internacionales los que, cada vez de una forma más directa, controlan las finanzas en todo el mundo. Mientras no seamos capaces de imponer una lógica diferente.

El capital extranjero ha entrado en el coto vedado de la oligarquía española. Su presencia ha aumentado en los dos principales bancos del país, Banco Santander y BBVA, pero especialmente en el proceso de liquidación de las Cajas de Ahorros, como hemos visto en Bankia. ¿Es este proceso también un desembarco organizado?

Hay que ir por partes. Las Cajas de Ahorros no eran parte del capital de la oligarquía exactamente. Era un sector inicialmente incluso de ahorro popular y cierto control público, y ha sido degenerado porque la clase política se ha corrompido. Aunque no estoy seguro de que esto se haya hecho también al servicio de la banca privada.

Pero dejando a un lado esto, lo que aparece es que la oligarquía española, que había tenido un componente financiero muy importante, nacido sobretodo en la época de Franco, está perdiendo peso en el sector financiero. Pero en cierta medida es normal. Es la consecuencia de su propia incompetencia pero también al revés, de su propia capacidad de expansión. Cuando un banco como el Santander logra convertirse en una corporación internacional, necesita una inversión que no puede provenir solo de su país de origen. Esto hace que la oligarquía financiera española haya tenido que compartir el sector financiero con el capital extranjero, cada vez en mayor medida.

Y por otro lado, la banca española, para generar un extraordinario negocio, ha necesitado endeudarse mucho con capital extranjero. Cuando todo se ha venido abajo, una de las formas que tiene el capital acreedor de compensar las pérdidas es hacerse con cada vez mayor parte del sector financiero en España. Son procesos diferentes pero que todos terminan en una concentración cada vez mayor y más vinculada al capital extranjero.

Has defendido por diferentes vías que existe una alternativa a los recortes. ¿Es la creación de una banca pública con los bancos y Cajas rescatados una alternativa como motor de la inversión?

La banca privada está quebrada y es incapaz de proporcionar la financiación que necesita la economía. La banca pública ha reproducido la forma de actuar de la privada, porque no basta que sea propiedad del Estado, debe actuar como una entidad de interés público, En cualquier sistema del que hablemos, el capitalismo o el socialismo, la financiación es como la sangre de un cuerpo. Una necesidad tan esencial no puede estar sujeta a algo tan volátil, incierto y peligroso como el simple afán de lucro. Por lo que es fundamental contar con una banca pública para salir de la crisis y evitar que vuelvan a darse situaciones como la que hemos pasado.

Lógicamente, una banca pública no debe dedicarse a ningún tipo de actividad especulativa, más bien centrarse en las necesidades de inversión productiva y de la zona en la que trabaja. Una banca que, bien dirigida por los técnicos que hagan falta, sea transparente y esté bajo un control estricto y democrático de la sociedad. En los países en los que ha habido banca pública funcionando así la crisis prácticamente no se ha notado.

¿Cómo montarlo? Creo que es una cuestión estratégica, porque no basta con que a medio o largo plazo sea como la actual. Hay un cáncer en la economía capitalista que es la banca basada en la reserva fraccionaria, es decir, en la creación de dinero de la nada a cambio de intereses. Con independencia de eso, creo que la banca privada, que debe existir en paralelo a la banca pública y siempre sometida a unas normas de responsabilidad, de transparencia y contribución a la economía productiva, no debería tener el privilegio de crear dinero. Ésta tiene que ser una competencia estricta del poder público.

La deriva del capitalismo hacia la especulación, la misma crisis, no es por la existencia de banca privada, es porque hay una banca privada creando dinero y cobrando intereses por ello. Si no es así, por mucho que exista una banca pública seguirá sometiendo a la sociedad a la dictadura del interés. Es la forma de plantear soluciones inmediatas con una orientación transformadora a medio y largo plazo.

La reforma fiscal del Gobierno baja los impuestos a las grandes fortunas y se lo hace pagar a los trabajadores mediante la subida del IRPF. ¿Cuáles que deben ser las claves de una reforma fiscal que verdaderamente permita la redistribución de la riqueza en beneficio de la mayoría?
Antes de hablar de la importancia de la redistribución fiscal, tenemos que ser conscientes de que la redistribución es un instrumento importante, pero la clave está en la distribución original de la riqueza. Si actuamos en un modelo económico que distribuye la riqueza cada día de una forma más asimétrica entre el capital y el trabajo, tendremos que tomar tales medidas de redistribución que se desarticulará todo. Es mucho más lógico actuar en la distribución. Tengamos salarios justos, empleos que satisfagan las necesidades humanas y no tendremos que inventar fórmulas redistributivas que a veces son imposibles de llevar a cabo.

Dicho esto, lo que está ocurriendo con la reforma fiscal es que redistribuyen cada vez más a favor de los de arriba. No es difícil imaginar cómo acabar con esto, porque los técnicos que trabajan día a día lo dicen permanentemente. Hay que acabar con el fraude, hacer que las grandes fortunas tributen, impedir que las grandes empresas prácticamente no paguen impuestos, que exista un IRPF que no se fundamente sobre todo en las rentas del trabajo más bajas… existe un acuerdo, prácticamente generalizado en las personas honradas, sobre qué es la justicia fiscal. Un país en el que el fraude fiscal lo cometen al 75% las grandes empresas, no hace falta ser un premio nobel de economía para darse cuenta de que las medidas tienen que ir por ahí.

Pero mientras en la distribución de la riqueza las desigualdades entre las rentas del capital y las del trabajo crezcan tanto, ni una perfecta justicia fiscal podrá corregirlo.

El TTIP se ha presentado como una serie de acuerdos que eliminan barreras comerciales entre Europa y EEUU, pero ya se han hecho públicos documentos que ponen encima de la mesa, como sectores de inversión del capital privado, los servicios públicos, o la lista de países donde es más fácil hacerlo, entre los que se encuentra España. ¿Qué puede suponer el TTIP para España?

Este tratado, como muchos otros que se presentan como tratados de libre comercio, es en realidad un tratado de libre comercio para las corporaciones. Ni si quiera es un tratado que sea sincero con el libre comercio que pregona. Y habría que entrar en las supuestas ventajas del libre comercio que solo existen en modelos teóricos que no se dan en la realidad.

El TTIP, de manera muy traicionera, porque ha sido ocultado no solo a la población sino a los propios operadores políticos, recoge una estela que se viene tratando de poner en marcha desde hacia varias décadas, que tiene que ver con la apropiación privada de los servicios públicos en los países más avanzados.

Como es sabido, la fuerza política de las clases trabajadoras después de la IIª Guerra Mundial permitió consolidar en muchos países un sector público bastante potente, servicios públicos de gran alcance, sobre todo en Educación y Sanidad. Son sectores que habían arraigado especialmente por la importancia que tienen para la sociedad. Se habían convertido en nichos de estrategia pública y satisfacción colectiva.

Obviamente hay un yacimiento de beneficios privados muy importante que el capital lleva tratando de buscar desde hace mucho tiempo. No solo por el beneficio extraordinario que hay detrás de ellos, sino también porque son la china en el zapato. Es decir, estos servicios públicos que se corresponden con el ejercicio de derechos universales, son brechas socialistas en el mundo del capitalismo. La Sanidad y la Educación públicas pueden hacer realidad ese viejo lema de “a cada uno según su necesidad y de cada uno según su capacidad”.

La idea es establecer condiciones llamadas “de competencia”, en virtud de las cuales si un Estado da determinados beneficios a servicios públicos quedará obligado a dar el mismo tipo de salvaguardas a empresas privadas que proporcionen esos mismos servicios. Y finalmente, como consecuencia del diferente poder de las clases sociales en EEUU y en Europa, cada sector ha estado en diferentes condiciones en cuanto a protección del consumidor, de la salud o de normas regulatorias. Con este tratado pretenden que nos igualemos todos al escalón más bajo, que es el que existe en EEUU, con normas muy laxas en cuanto a la alimentación o la salud, y obligará a Europa a hacer lo mismo.

¿No debemos enmarcar el TTIP en la imperiosa necesidad de financiación de la deuda de EEUU, del aumento de plusvalías obtenidas por la superpotencia en otros países para mantener su dominio a escala mundial?

Claro. Es que vivimos en un capitalismo que es imperialista. Existe una potencia que actúa con lógica de imperio, con una capacidad efectiva de imponerse al resto de potencias capitalistas. Y ese imperio es EEUU.

A lo largo de la historia hemos conocido muchos imperios, y ocurre como dice ese refrán chino: “no es posible mantenerse mucho tiempo de puntillas”. Y lo que le ocurre a las potencias imperialistas es que se comen el propio terreno que pisan. Y en esa contradicción es en la que anda EEUU. Vive, y sus grandes empresas se privilegian, de la financiación que da a los demás, con una moneda que impone y que genera un endeudamiento generalizado. Somete a los demás, pero eso le dificulta sus propios mercados, y promueve que los demás, en algunas ocasiones, la colonicen en términos comerciales.

Estas son las contradicciones de la lógica imperialista que ha existido en otras fases de otros sistemas económicos, pero que en el capitalismo se da de una manera mucho más aguda. Europa, aunque ha actuado con intereses comerciales e independientes en alguna medida de EEUU, en lo fundamental lo ha hecho con servilismo y esclavitud. Yo no creo que se pueda decir que, hasta el momento, Europa, en el sentido de los grandes poderes financieros y la clase política que utilizan, haya puesto en marcha un proyecto contrario a los intereses de EEUU. Así no ha desarrollado su potencial en otros ámbitos, como el de la política exterior.

Es inconcebible que una potencia económica como Europa, con un espacio económico y político protagonista en el mundo, no tenga política exterior. Es expresión de la supeditación con la que nace el propio proyecto europeo.

EEUU, dentro de esta lógica, se ve compelida a alimentarse cada día más de las economías que están a su servicio, abarcando cada vez más espacios. En realidad la geoestrategia de EEUU pasa ahora principalmente por el Pacífico. Por lo que no le conviene que en Europa quede nada, convirtiéndola en un patio trasero sin ningún tipo de trascendencia.

¿Te refieres a que EEUU busca también, a través del TTIP, frenar el avance de las potencias emergentes encabezadas por China?, que por otra parte están dando pasos firmes como hemos visto con la creación del Banco de Desarrollo.

Claro. Es que los países emergentes están observando la estrategia de expansión de EEUU, una vez liquide el espacio de Oriente Medio. Aunque la situación se está complicando. Israel se está exacerbando como Estado criminal en la medida en la que ve cómo EEUU se desentiende, y puede que eso tenga un efecto rebote contra Israel. Pero una vez allane estas contradicciones, creo que EEUU va a centrarse en su estrategia en el Pacífico.

Los países emergentes, o los que encabeza China, necesitan algún tipo de instrumento porque se les va a empezar a negar todo en el terreno económico, financiero… el Banco de Desarrollo es una especie de frontera que era inexcusable que pusieran en marcha. De otra manera no tenía sentido que siguieran haciendo ver una estrategia que está al servicio de las potencias que están intentando socavar la posición de EEUU en el mundo.

Ganas de escribir

Categories: Attac Planet

Repito, ¡no hay ninguna recuperación económica!

Fri, 08/08/2014 - 13:00

Juan Laborda - vozpópuli.com

Mi asombro ante el análisis de economistas sesudos y periodistas de distinto pelaje ya no alcanza límites. El dato de la EPA del segundo trimestre implica que el crecimiento económico continúa siendo negativo, reflejando en realidad la mayor precarización del factor trabajo de nuestra historia democrática. La situación actual se antoja absolutamente insostenible. En España se puede afirmar de manera rotunda que trabajar no garantiza salir de la pobreza.

En un excelente análisis en Nueva Tribuna, Enrique Negueruela lo explica muy claro. “Cuando se está modificando el tipo de jornada habitual, hay que tener mucho cuidado con las cifras, y no confundir creación de empleo con precarización del existente. Si se destruyen mil empleos a jornada completa y se crean 1.500 a media jornada, en realidad no hay más trabajo porque se destruye en horas el equivalente a 250 puestos de trabajo. Según la EPA se han perdido casi cuatro millones de horas de trabajo y hay 128.800 ocupados más.”

Más adelante el propio Negueruela, afirma a partir de los propios datos de la EPA, “en un año se han perdido el 0,7% de las horas trabajadas aunque el número de ocupados aumente el 0,8%. Este aumento de ocupados se produce exclusivamente en el sector servicios. En ese sector aumentaron las horas un 0,2% y el número de empleos un 1,7%. La industria ha perdido un 1,8% de las horas trabajadas. La industria manufacturera, concretamente, perdió un millón y medio de horas y diez mil ocupados. Una vez más se manifiesta una gran debilidad por falta de sectores tractores de una recuperación que aún no ha comenzado. En este sentido los datos del trimestre pasado eran más esperanzadores: aumentó el número de horas trabajadas respecto al año anterior.”

Mi propuesta al INE

Con el fin de evitar erróneas interpretaciones del dato de la EPA, le propongo al INE una solución. Por favor imiten al Bureau of Labour Statistics de los Estados Unidos, y publiquen distintas medidas de tasa de paro que reflejen tal precarización. Los economistas que analizan la economía estadounidense suelen utilizar una medida de tasa de paro muy conocida por sus siglas, U6, o “unemploment 6” y que refleja mejor la realidad del mercado laboral.

A la tasa de paro convencional se añade, por un lado, aquellas personas que actualmente ni están trabajando ni están buscando trabajo, pero indican que quieren y están disponibles para un trabajo y han buscado empleo en algún momento en los últimos 12 meses. Por otro, se incorpora además los trabajadores desalentados, aquellos que han dado una razón relacionada con el mercado de trabajo para no estar buscando empleo. Finalmente se incluyen las personas empleadas a tiempo parcial por razones económicas, es decir, aquellas que desean y están disponibles para trabajar a tiempo completo, pero han tenido que conformarse con un horario a tiempo parcial. Si la tasa de paro oficial, denominada en Estados Unidos U3, se reduce pero la tasa de paro U6 se incrementa no hay ninguna recuperación del mercado laboral. Esa sería la situación actual del mercado laboral español.

El cacao mental del Gobierno

Una vez que se ha desmontado las chorradas de mejora de la competitividad para impulsar un nuevo modelo de crecimiento económico vía sector exterior, la Alemania del Sur, vuelven a las andadas, un crecimiento financiado con deuda y un intento de reavivar el consumo privado vía crédito. No saben de comercio exterior, no han analizado qué factores idiosincráticos y macroeconómicos determinan y explican la probabilidad de exportar de la industria patria, y cuáles la intensidad de las exportaciones. El “repentino” e intenso empeoramiento de nuestro sector exterior durante los últimos trimestres les ha devuelto a la cruda realidad. Se ha incrementado de nuevo la deuda externa neta de España hasta alcanzar un nuevo récord histórico, nada más ni nada menos que 1,021 billones de euros, el 99,8% del PIB. Aún no hemos salido de la crisis y una nueva crisis de balanza de pagos se cierne sobre nuestra economía.

Y ahora pretenden impulsar el consumo privado cuando las rentas, la riqueza y la deuda impiden cualquier recuperación sostenible del mismo. Lo intentarán hacer vía crédito y con su chapucera reforma fiscal. Nada nuevo. No analizan, no estudian, no calculan. En nuestra querida España, después de más de seis años de intensa recesión, ninguna de las causas que originaron la actual crisis sistémica, un volumen brutal de deuda y una banca insolvente, se han solucionado. Se ha vuelto a reactivar una dinámica de retroalimentación del proceso de endeudamiento con nuevas burbujas financieras como único camino de superación de la crisis.

Sin embargo hay una notoria diferencia respecto a 2008. Mientras que en 2008 la mayoría de la deuda era privada, los procesos de resolución de la crisis bancaria y otros paralelos de socialización de pérdidas privadas ha disparado el volumen de deuda pública a niveles inasumibles. Cuando los mercados financieros aumenten la aversión al riesgo todo el chiringuito se desmontará y la culpa será tanto de la incompetencia estructural de la ortodoxia como de la defensa de los intereses de la superclase por parte de nuestros políticos.

 

Categories: Attac Planet

Fondos buitre: en Argentina ayer, hoy en España

Fri, 08/08/2014 - 09:00

Juan Carlos Monedero - Consejo Científico de ATTAC España

 

 

No os perdáis el anuncio de Hollywood que sale en esta entrevista. Los medios de comunicación, la academia, los economistas, contra la soberanía popular. La pelea que tiene ahora mismo Argentina contra los fondos buitre (fondos que tienen tanto dinero que compran bienes devaluados y luego, con la ayuda de los jueces, quieren cobrarlos, sin prisa alguna, a precios multiplicados por mil) es la pelea de cualquier demócrata. En cualquier lugar del mundo. Su victoria será, también en España, un empujón para auditar la deuda y exigir que no nos cobren a los ciudadanos los desmanes de otros. El gobierno argentino va ganando. No hace falta apoyar todo lo que hace ese gobierno. Apenas nos atreveríamos a defender lo que hacemos cada uno cada día. Pero esa pelea es histórica. Es hermosos saber que la pelea a ambos lados del Atlántico es la misma. El sistema no nos pregunta la nacionalidad para robarnos y hablamos un mismo idioma y sufrimos unos golpes idénticos. Hace más de dos décadas que saben allá qué significa la dación en pago, la prima de riesgo, los bonos a diez años, el FMI que no se presenta a las elecciones pero organiza los países. Me produce mucho orgullo haber estado en Argentina y saber que la lucha que tenemos en España con Podemos es la misma lucha que el pueblo argentino tiene contra el neoliberalismo y el mal gobierno. Los fondos buitre ya están operando en España comprando viviendas de protección oficial. Los latinoamericanos, cuando vienen a España, dicen: “vengo del futuro”. Aprendamos. O repitamos el dolor. Un bálsamo podría curarnos. Saber que los pueblos, como los rebeldes, se encuentran en el camino.

http://www.comiendotierra.es

Categories: Attac Planet

Consejos de administración interconectados y medios de comunicación

Fri, 08/08/2014 - 07:00

Juan Pedro Masdemont – ATTAC Sevilla

manipulacion-mediaticaAfortunadamente el concepto de puertas giratorias va introduciéndose poco a poco en el imaginario social y los discursos políticos y económicos para explicar el servilismo de nuestra “casta” política hacia los intereses financieros y empresariales. Pero existe otro fenómeno del que todavía la mayoría de la gente es muy poco consciente y que ayuda enormemente a explicar el funcionamiento del sistema en la actualidad, además de sugerirnos ciertas cuestiones que resultan poco menos que siniestras. Hablamos de los Consejos de Administración Interconectados, que además afectan de una manera particularmente grave a los medios de comunicación, el ámbito que centra habitualmente nuestras investigaciones.

En un anterior artículo (1) intentamos sintetizar el por qué la inmensa mayoría de los medios de difusión tiene la función principal de favorecer y defender los intereses del capital privado, ya que están en manos de grandes empresas transnacionales y grupos financieros. En él mencionamos brevemente este asunto de los consejos de administración, aquí nuestra intención es desarrollarlo algo más para ver hasta qué punto es clave en la configuración actual de la estructura mediática y en general de la estructura de poder a todos los niveles. La reciente noticia del nombramiento del nuevo presidente de Vocento (uno de los grandes grupos de comunicación en España, propietario del diario ABC y varios diarios regionales y locales), Rodrigo Echenique, que también es consejero del Banco Santander, nos puede servir como punto de partida. El propio redactor de la noticia realiza una crítica a este hecho, preguntándose si es posible la independencia informativa en unos medios marcados por dicha situación. Que, por otra parte, no tiene nada de nueva ni de única.

A continuación hacemos un breve repaso, sin ánimo de exhaustividad, por los consejos de administración de los cinco principales grupos empresariales de comunicación que operan en España, seleccionando algunos de sus miembros y apuntando su presencia en los consejos de administración de otras grandes empresas, muchas de otros sectores económicos, y en algunos casos como veremos del mismo sector, es decir, repiten en el consejo de otro gran grupo de comunicación. Esta información es de acceso relativamente sencillo, en la mayoría de casos está disponible en las páginas web de estas empresas de comunicación, en el resto se puede comprobar en webs que aportan información mercantil pública. Con esto queremos resaltar que estamos ante un problema que tiene más que ver con una toma de conciencia de lo que significa, más que un problema de desconocimiento o de ocultación.

Vocento

- Este grupo pertenece en gran parte a la burguesía vizcaína (las familias de Neguri). Encontramos en su consejo a Santiago de Ybarra y Churruca, que es a su vez el administrador de Mezouna, gran empresa inmobiliaria. También a Juan Ramón Urrutia Ybarra, el vicepresidente de Vocento y miembro del consejo de administración de Noster Partners, firma financiera y de seguros, y de Norbega, embotelladora de bebidas que a principios del pasado 2013 se fusionó con otras seis embotelladoras formando Coca-Cola Iberian Partners. Meses después esta empresa resultado de la fusión anunció un proceso de reestructuración que implicaba un ERE para más de mil trabajadores y el cierre de cuatro fábricas en España.

- Otro ejemplo es el de Santiago Bergareche Busquet. En la actualidad es co-presidente de Cepsa, vicepresidente primero del Grupo Ferrovial, presidente de Dinamia Capital Privado (sociedad de capital-riesgo), consejero de Deusto Business School… Antes ha sido director general y miembro del Comité de Dirección del BBVA, presidente de Metrovacesa y presidente de Agromán.

Prisa

- Su consejero delegado es Fernando Abril-Martorell. Habitual en los consejos de entidades financieras, en la actualidad forma parte del consejo de Banca March, habiendo estado antes en Credit Suisse o JP Morgan. También fue consejero delegado de Telefónica, en la web de Prisa presumen de que él lideró la privatización de la compañía. Apuntemos además que su padre presidió la comisión que redactó el Informe Abril en 1991 por encargo del gobierno del PSOE para evaluar el sistema sanitario público español. En su momento fue muy criticado por aconsejar medidas que suponían la privatización del sistema, aunque ya en el siglo XXI muchas de sus recomendaciones han ido adoptándose.

- Claudio Boada Pallarés aparece como consejero independiente. Pascual Serrano hablaba de este ejemplo en la edición de diciembre de 2013 de sus perlas informativas: “Sin embargo, no parece que sea tan independiente en su sentido amplio. Compruebo que es miembro del Consejo Asesor de la empresa energética Abantia y de la aseguradora Aegón. Presidente del Consejo Asesor de la informática SAP España, senior advisor para España y Portugal de la multinacional financiera Blackstone y del banco británico HSBC, donde también es miembro de su Consejo Asesor Europeo. Y también es presidente de honor del Círculo de Empresarios, institución que presidió desde 2004 hasta marzo de 2012. Con consejeros así de independientes consigue Prisa ser un medio también independiente.” (2)

- Juan Arena de la Mora también aparece como consejero independiente, mientras repite en los consejos de Ferrovial, Sol Meliá o Fundación Everis.

- Por último queremos resaltar la presencia en este consejo de Arianna Huffington, por ser presidenta y directora de otro gran grupo mediático internacional, el Huffington Post Media Group.

Planeta Corporación

- Su presidente, el marqués José Manuel Lara Bosch, tiene intereses en muchos sectores económicos a través de su gigante financiero Inversiones Hemisferio. Por eso está en los consejos de administración del Banco Sabadell, de Plasmia Biotech, de Ylirio 2012 (gestión financiera), o de Iniciativas Empresariales Sierra Norte de Sevilla.

- José Creuheras, vicepresidente de Planeta, es el presidente de Inversiones Hemisferio. Aunque también preside Gamma Ventures y Treva Investment (inversión financiera).

- Otro miembro del consejo de Planeta, Acisclo Pérez Moral, es el apoderado o administrador de un buen puñado de empresas: Instalaciones Hoteleras, Cadena Menta, Barcelona Projects

Mediaset

- El grupo de Silvio Berlusconi es presidido desde hace décadas por Alejandro Echevarría, consejero a su vez de Endesa, de Consulnor (servicios financieros), del Diario El Correo (uno de los diarios regionales del grupo Vocento), o de Compañía Vinícola del Norte de España.

- Echevarría no es el único hombre que conecta a Mediaset con Endesa, el propio presidente de la eléctrica, Borja Prado, es consejero de Mediaset. Añadan a su CV su presencia en Karlovy (industria agroalimentaria) o Portman Baela (inmobiliaria).

- Mario Rodríguez Valderas se sienta en la mesa de Premiere Megaplex (juegos y apuestas, muy presentes en las madrugadas de los canales de TV del grupo) y de DTS (la empresa editora de Canal+, o sea de Prisa, hasta hace nada que la ha comprado Telefónica). Aunque la interrelación con Prisa llega al paroxismo con la presencia de Juan Luis Cebrián, presidente de Prisa, en el consejo de Mediaset, y con Manuel Polanco, vicepresidente de Prisa, repitiendo cargo en Mediaset.

Unidad Editorial (Unedisa)

- El consejero Ignacio De La Rica Aranguren es a su vez consejero de Fomento para la Innovación y el Desarrollo Sostenible (sic, sociedad de capital riesgo), de Hepacyl Therapeutics (industria farmacéutica) y de QStore (comercio mayorista). Aunque la mayoría de consejeros de Unedisa son italianos, pues pertenece al grupo de comunicación Rizzoli Corriere della Sera (RCS).

- Como curiosidad, el actual ministro de economía del estado español, Luis De Guindos, además de ex-Lehman Brothers, estuvo en el consejo de Unedisa en 2012.

Los hombres de los que hablamos (pues casi todos son hombres) son los dueños y los gestores del capital privado. Tenemos interiorizado el dogma de que en el sistema capitalista las empresas compiten entre ellas. La realidad nos muestra que, como hemos visto, el orden corporativo está claramente interconectado, no sólo a través de la propiedad sino también, y de manera aún más amplia, a través de los consejos de administración. Ben Bagdikian se preguntaba si esto era una manera que tienen los controladores del sistema económico de controlarse entre ellos. (3) Pero la lógica nos hace pensar en una respuesta más sencilla: en realidad no compiten, sino que cooperan. Cuando notamos esta situación no dejamos de pensar en que, detrás de esta lista de grandes empresas, hablamos de una única súper-corporación. Y en cierto modo se puede ver así: el capitalismo ha evolucionado hasta el momento actual en el que la concentración de capital llega al límite pero se distribuye en red, como una telaraña que alcanza todos los rincones del planeta. Y estas personas son las conexiones. Si añadimos su influencia absoluta en los gobiernos y organismos políticos nacionales e internacionales, a través de financiación, grupos de presión, organismos asesores o las puertas giratorias que mencionábamos al principio, pues nos encontramos con el Poder con mayúsculas, la clase capitalista. (4)

Y también resulta evidente que los medios de comunicación son una parte más de este Poder, de hecho son una de sus principales armas. Pensar en la posible independencia de estos medios es cuando menos una enorme ingenuidad. Acabamos de ver que los hombres que imponen la estrategia de acción de las empresas mediáticas y que contratan y despiden al personal que controla las noticias y demás información pública, también representan los intereses de las demás grandes empresas. Esto agrava aún más la cuestión del control de los medios por parte del capital privado: no es que favorezcan sólo a sus propietarios directos, o a sus anunciantes directos, es que favorecen necesariamente al sistema de grandes empresas, que como vemos es una red. En un sistema que se pretende democrático la pluralidad en la difusión de información y de ideas es básica; si sólo hay un puñado de dueños de la información con la misma visión del mundo, la del neoliberalismo, no puede haber democracia.

Hay que situar este enorme problema en el centro del debate público. Afortunadamente, estamos en un momento en el que esto empieza a suceder. Los movimientos sociales, los medios alternativos y las redes sociales están ayudando a que la ciudadanía sea consciente del control privado de la información y de sus consecuencias, y conocidas figuras políticas como Pablo Iglesias y Alberto Garzón también están dando un fuerte impulso. Y no hablamos de un camino inexplorado para solucionarlo, varios países de América Latina han empezado ya a andarlo y nos pueden servir de guía. En las luchas por la soberanía ciudadana y la democracia, secuestradas por el Poder económico y financiero, la democratización de los medios de comunicación es clave. (5)

Notas

(1) Juan Pedro Masdemont, Qué son los medios de comunicación. Attac.es, 26 de julio de 2013: http://www.attac.es/2013/07/26/que-son-los-medios-de-comunicacion/

(2) Recomendamos encarecidamente el trabajo de Pascual Serrano en sus Perlas informativas mensuales, como una de las formas más sencillas y pedagógicas de comprobar los efectos en la información del control de los medios por parte de grandes empresas y grupos financieros.

(3) Ben H. Bagdikian, El monopolio de los medios de difusión, Fondo de Cultura Económica, México, 1986.

(4) Los académicos Peter Phillips y Brady Osborne han realizado una investigación exhaustiva sobre los consejeros de las 13 mayores corporaciones empresariales y financieras del planeta, comprobando su presencia en otros consejos como hemos hecho nosotros, pero profundizando mucho más y atendiendo a muchas más variables. Aquí hacemos nuestras sus conclusiones. Pueden ver un resumen del estudio en: Phillips y Osborne, Exposing class (The Daily Censored, 11 de septiembre de 2013: http://www.dailycensored.com/exposing-financial-core-transnational-%E2%80%A8capitalist-class/). Recomendamos también un fantástico proyecto de la Fundación Civio, Quién Manda, que permite visualizar (literalmente) lo que estamos contando: http://quienmanda.es.

(5) De nuevo hacemos referencia a Pascual Serrano para profundizar en este tema (eldiario.es, 05 de julio de 2014: http://www.eldiario.es/zonacritica/Pablo-Iglesias-control-publico-medios_6_277932223.html).

Categories: Attac Planet

Que no te engañen con titulares manipulados: ahora hay menos trabajadores que cuando Rajoy llegó a la Moncloa

Thu, 07/08/2014 - 18:00

Eduardo Garzón – Consejo Científico de ATTAC España

Ayer los medios de comunicación convencionales volvieron a demostrar la impresionante habilidad que tienen manipulando la información al destacar como titular: “El paro, por debajo de la cifra que encontró Mariano Rajoy al llegar a La Moncloa”. ¡Y esto incluso a pesar de que el paro sin tener en cuenta los efectos de calendario aumentó de junio a julio! El cinismo y la desfachatez son aterradoras.

Recordemos que el paro registrado (la variable que ha utilizado la maquinaria propagandística) se refiere simplemente a aquellas personas que se registran como parados en el Servicio Público Empleo Estatal (el antiguo INEM). Hoy día hay menos personas registradas en el paro que cuando Rajoy llegó a la Moncloa. Vale, ¿y qué? Eso no quiere decir que los que dejaron de estar registrados estén ahora trabajando.

Vamos a ver cuántos trabajadores había cuando Rajoy llegó a la Moncloa y cuántos ahora, utilizando además dos indicadores para reforzar el análisis: número de ocupados de la EPA y número de afiliados a la Seguridad Social.

1) Cuando Rajoy ganó las elecciones había 17.807.500 trabajadores; ahora hay 17.353.000.

2) Cuando Rajoy ganó las elecciones había 17.229.921 afiliados a la Seguridad Social; ahora hay 16.747.102.

¡Qué sorpresa, estamos peor que cuando Rajoy llegó a la Moncloa!. No lo parece al leer los manipuladísimos titulares de unos medios de comunicación que están al servicio del gobierno. Tenemos que estar alerta para que no nos engañen.

Saque de Esquina

Categories: Attac Planet

Lo que los ministros de Economía españoles nunca hubieran dicho

Thu, 07/08/2014 - 13:03

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

En noviembre del año pasado, uno de los arquitectos de la política económica y fiscal del gobierno federal de EEUU, el Treasury Secretary (equivalente al ministro de Economía y Finanzas del gobierno), el Sr. Larry Summers, durante la época Clinton (y más tarde, principal consejero económico del Presidente Obama), dio una conferencia en la reunión anual del Fondo Monetario Internacional, el FMI, que fue sorprendente. Ni que decir tiene que pasó desapercibida en la prensa española, incluyendo la financiera. No me puedo imaginar que su equivalente español en los gobiernos españoles, incluyendo los socialistas —desde Miguel Boyer, Carlos Solchaga, Pedro Solbes a Elena Salgado—, hubiera hecho un discurso semejante.

El Sr. Summers, que fue uno de los responsables de las políticas públicas que contribuyeron a crear la enorme crisis (conocida como la Gran Recesión), admitió indirectamente que su lectura de la crisis, así como de sus causas y consecuencias, no era del todo acertada. Y vino a decir —a reconocer— que algunas de las voces críticas (definidas como heterodoxas por el establishment económico) llevaban razón. Ni que decir tiene que no lo dijo tan claro como yo lo estoy escribiendo, pero el que sepa leer entre líneas puede ver que dijo lo que yo digo. Vayamos por partes.

Comenzó el discurso indicando lo que es obvio: que las economías de EEUU (y de los países más ricos) se habían estancado desde hace tiempo, solo sostenidas por un enorme endeudamiento. Ello ocurría desde finales de los años setenta y principios de los ochenta. La economía estaba funcionando muy por debajo de su potencial. Concretamente, un 10% por debajo de lo que podría y debería estar. El crecimiento económico había sido bajo, y, en ocasiones, mucho más bajo de lo que podría haber sido. Y ello a pesar de que continuaba el crecimiento de la productividad. Pero este crecimiento no se traducía en un crecimiento paralelo de la economía o en un aumento de la riqueza del país, medida por su PIB. ¿Por qué ello era así?

La autocrítica de Larry Summers

Larry Summers dio la explicación que no había dado antes. Este estancamiento se debía a un bajón de la demanda, que reflejaba, a su vez, una disminución de los salarios. Es decir, que la riqueza creada por el aumento de la productividad iba al 1% de la población (los miembros de la Corporate Class o clase corporativa) en lugar de ir al mundo del trabajo. En realidad, el enorme crecimiento de la concentración de la riqueza, conseguida a costa de un empobrecimiento de la clase trabajadora, era la responsable del descenso de la demanda (y, podría haber añadido, del endeudamiento de las familias). El Sr. Summers lo insinuó durante su discurso, pero, frente a las preguntas que le hicieron durante la sesión posterior a su discurso, lo expandió y queda clara su explicación.

Lo que es interesante de este discurso es que lo dio uno de los economistas que siguió más de cerca las recetas neoliberales que se habían iniciado con el Presidente Reagan en 1981 (en realidad, se iniciaron en 1977 con el Presidente Carter) en EEUU, y con la Sra. Thatcher en el Reino Unido un par de años antes, y que fueron responsables de este enorme crecimiento de las desigualdades. Es más, el Sr. Summers fue el que, siguiendo dichas recetas, inició la desregulación del capital financiero, eliminando la Ley Glass-Steagall, que facilitó la especulación financiera, responsable de la crisis financiera.

La respuesta del establishment

Y por si fuera poco, el Sr. Summers criticó cada una de las explicaciones que la ortodoxia liberal ha dado sobre las causas de la crisis y que todavía hoy los gurús mediáticos ultraliberales (con o sin chaquetas llamativas) continúan proveyendo en los medios para explicar la crisis y el elevado desempleo, a saber: la supuesta rigidez del mercado, su falta de adaptabilidad a las necesidades de la economía, la escasa formación de los que entran en el mercado de trabajo, la insuficiencia del capital humano, y otras tesis que han probado ser insuficientes para explicar la falta de crecimiento y la falta de producción de empleo. En realidad, nunca antes los mercados de trabajo habían estado tan desregulados, nunca antes había estado la juventud tan formada como ahora, y nunca antes el nivel educativo había sido mayor. Y, sin embargo, nunca antes el desempleo había sido mayor.

Ni que decir tiene que el discurso cayó como una bomba. Mientas que Paul Krugman, Premio Nobel de Economía 2008, y columnista del New York Times, lo aplaudió, muchos en los fórums financieros y económicos lo condenaron, presentándolo como una “traición”. Fue semejante a que el Papa hubiera dicho que los contraceptivos son buenos y necesarios para tener actividad sexual, o que el aborto es un derecho de la mujer, o que las mujeres pueden ser sacerdotes. Los dogmáticos neoliberales acusaron a Summers de blasfemia.

Ahora bien, el Sr. Summers se quedó corto, supongo que por limitado conocimiento. Pero podría haber añadido que tales políticas neoliberales estaban diseñadas para conseguir lo que están consiguiendo: una enorme concentración de la riqueza, a base de debilitar a la mayoría de la población trabajadora y su bienestar y calidad de vida. En otras palabras, dichas políticas no son el resultado de un error o ignorancia, sino consecuencia de un diseño capaz de una enorme insensibilidad hacia el dolor que tales políticas neoliberales están causando a las clases populares. El control de los medios de información y persuasión por parte de empresas financieras explica que tales políticas pasen a ser parte de la “sabiduría convencional”, que las promueve, presentándolas como necesarias y las únicas posibles, tal como todos los Ministros de Economía y Finanzas de los sucesivos gobiernos españoles (incluyendo los socialistas) han ido enfatizando, tanto durante su mandato como después, sin nunca reconocer que tales políticas no eran ni necesarias ni las únicas posibles.  Spain, después de todo, is different.

Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

Artículo publicado en Público.es
vnavarro.org

Categories: Attac Planet