Skip navigation

News from Attac Spain

Syndicate content
Justicia económica global
Updated: 4 hours 16 min ago

Las tiritas no curan la pobreza

Fri, 26/09/2014 - 08:00

Àngels Martínez Castells – Consejo Científico de ATTAC España

 

“Las tiritas no curan la pobreza”, un excelente video de la Coordinadora de ONGD de Euskadi, analiza diversas causas generadoras de pobreza y desigualdad. Entre ellas, la responsabilidad de algunas empresas transnacionales al controlar algunos sectores clave como la energía y el agua; o el papel de instituciones como el Fondo Monetario Internacional o el Banco Mundial que con sus decisiones perjudican a los países más empobrecidos. También pone sobre la mesa el expolio de sus recursos naturales al que estos países más pobres se han visto sometidos por parte de los países del Norte más enriquecidos, precisamente aquellos a quienes tienen que devolver la deuda externa ilegítima. Las políticas neoliberales son las responsables de que una pequeña parte de la población pueda mantenerse en la opulencia mientras otra gran parte vive en situaciones de pobreza y exclusión. Vivimos en un sistema injusto que se nutre de la opresión de las mujeres y del empobrecimiento de los países del Sur.

Este es el segundo vídeo de la campaña ¿Quién es quién?, que tiene como fin explicar a la ciudadanía, de una manera sencilla y pedagógica, las principales consecuencias del sistema neoliberal y patriarcal tanto a nivel global como local, identificando a sus principales responsables y proponiendo alternativas que nos lleven a un sistema más solidario y justo para todas las personas.

Punts de Vista

Categories: Attac Planet

La movilización feminista frena la reforma reaccionaria del aborto

Fri, 26/09/2014 - 06:00

Carmen Castro - Coordinadora del Consejo Científico de ATTAC España

Esta mañana se anunciaba uno de los mayores éxitos de la movilización feminista y social actual en el estado español: la retirada del anteproyecto de reforma de la Ley de aborto. Ya de por sí era motivo de alegría, porque el anteproyecto, de nombre Ley Orgánica de Protección del Concebido y los Derechos de la Embarazada,  es considerado el mayor ataque machista y reaccionario en democracia. Pero la tarde empezó aún mejor, y el ministro que se creía el rey de los úteros presentó su dimisión anunciando el abandono de la política.

feminismo-te-quiero-libre 

Hoy lo celebramos, haciendo una parada en el camino para saborear los resultados de la movilización y de las alianzas que hemos ido tejiendo desde la articulación feminista. Y es que, desde que el 20 de diciembre de 2013 el ministro que no amaba a las mujeres presentó su reforma de ley del aborto, la movilización feminista ha insistido en la calle y en las redes sociales alertando de la grave restricción de los derechos fundamentales de las mujeres, la pérdida de la soberanía de las mujeres y una involución de más de 30 años.

Y hoy nos reafirmarnos también en la necesidad de seguir alimentando la estrategia multidimensional de pactos feministas por los derechos y libertades de las mujeres, de resistencia desde la acción política individual y colectiva y de movilización en las calles y en las redes por los derechos humanos y los derechos de las mujeres.

Hay unanimidad en el movimiento feminista: se avecina una nueva etapa de movilizaciones; que el gobierno haya tenido que retirar su proyecto de ley más ideológico, con el que han hecho bandera el sector más ultracatólico y reaccionario; así que es previsible que realizarán algunas reformas a través de otros mecanismos. El propio Ejecutivo ha señalado que reformará la normativa vigente para asegurar que las menores de 16 y 17 años necesiten del consentimiento paterno para interrumpir su embarazo. Otra vía será la judicialización, ya que está pendiente el dictamen del TC respecto al recurso de inconstitucionalidad que el partido en el gobierno presentó a la Ley de Derechos Sexuales y Reproductivos y de Interrupción Voluntaria del Embarazo, vigente de 2010. Y probablemente otra vía será la futura Ley de protección de la Familia que ha anunciado el gobierno, y que, si sigue el referente de la aprobada en Galicia será un nuevo ataque a los derechos fundamentales de las mujeres en toda regla.

Así pues, la #AlertaFeminista sigue activa y desde el movimiento feminista se hace un llamamiento a la movilización este próximo 28 de Septiembre, Día de Acción Global por la Despenalización del Aborto.

Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir

¡Con los derechos de las mujeres no se negocia!

Algunos de los momentos más significativos en este último año de movilización feminista:

tren_libertad3

Sin género de dudas

Categories: Attac Planet

Las caras de una geopolítica brutal: Monstruos, esquizofrenia, incompetencia, violencia sin sentido y caos

Thu, 25/09/2014 - 17:00

Miguel Guaglianone Rebelión.org

El surrealismo que parece mostrar el antetítulo surge meramente de colocar en sucesión algunas de las caras de la actual política exterior estadounidense en el mundo, que está llevando a nuestro globalizado planeta a una situación que apunta directamente a la devastación y el colapso final.

Los monstruos

Mary Shelley, narradora, dramaturga, ensayista y esposa del también escritor y poeta Percy Shelley, escribió en 1815 la novela Frankenstein o el moderno Prometeo, dónde relató la creación de un monstruo por parte del científico Víctor Frankenstein y cómo ese monstruo generó una voluntad propia y se rebeló contra su creador, quien se vio obligado a perseguirlo para intentar darle muerte. Algo muy similar viene sucediendo hace varias décadas con los poderes que manejan los EEUU y sus intenciones de control mundial.

Una larga serie de “monstruos” han sido creados, estimulados, promovidos y financiados por la Casa Blanca, el Pentágono y las Agencias de Inteligencia, para ser herramientas de sus intereses hegemónicos a lo ancho de todo el mundo. La lista es larga, y casi todos esos monstruos han seguido el camino de Frankenstein, han rechazado la tutela de su creador y tomado sus propias decisiones y aquel ha debido combatirlos y en varios casos eliminarlos. Para capturar a Antonio Noriega fue necesaria la invasión a un país latinoamericano acompañada de muerte y destrucción; para matar a Saddam Hussein necesitaron una guerra total de devastación en Irak; para acabar con Bin Laden bastó con un comando especial violando la soberanía de Pakistán. Pero si bien en principio el creador lograba matar o anular a sus monstruos, en los últimos tiempos viene fracasando sistemáticamente en hacerlo y aquellos sobreviven y actúan.

Las distintas facciones armadas por los EEUU y la OTAN para tumbar a Kadaffi por ejemplo, se han vuelto tan incontrolables que no solo han llegado a matar diplomáticos estadounidenses, sino que han convertido lo que fuera el Estado-nación libio en un territorio abierto, sin más organización ni ley que el enfrentamiento entre ellas.

Su último monstruo, el Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), promovido y financiado por Washington primero para ser un brazo armado en la Primera Guerra del Golfo y más tarde para combatir el gobierno de Bashar Al-Assad en Siria se ha transformado en un gran dolor de cabeza para sus promotores, ya que no sólo desarrolló una agenda propia a mediano y largo plazo que incluye la instalación de un Califato al estilo de los antiguos imperios árabes, sino que respalda esa intención con sucesivos éxitos militares (frente a combatientes poderosos como el ejército de Siria que hace varios años viene derrotando a los mercenarios y grupos fundamentalistas que intentan derrocarlo con el apoyo de EEUU, o las milicias kurdas en Irak, que fueron capaces de resistir el propio Saddam Hussein en la cima de su poder) y con la progresiva anexión de territorios para su expansión y consolidación.

Parafraseando a Don Juan, “Los monstruos que vos creáis, gozan de buena salud”

Esquizofrenia y disociación

Algunas formas de la esquizofrenia, y el Trastorno de Identidad Disociativo, –graves enfermedades mentales– se caracterizan por desarrollar en los individuos una doble o múltiple personalidad. Una persona puede ser a la vez dos personas diferentes, con conductas, ideas y visiones del mundo distintas. El poder central en los EEUU hace tiempo viene sufriendo una enfermedad de este tipo. En la actualidad el mejor representante de ello es el propio presidente Barak Obama.

Por un lado este personaje tiene una “personalidad mediática” que lo muestra a través de las cadenas corporativas de medios como un “humanista progresista”, convencido de que los Estados Unidos tienen un Destino Manifiesto que los obliga a intervenir en el resto del mundo para llevar a los “pueblos bárbaros” los valores civilizados de la Democracia y los Derechos Humanos. Ese hombre tiene un discurso de muy clara dicción y de imagen razonable y comprensiva y se presenta como un adalid del progreso de la Humanidad y la búsqueda de un mundo mejor. Al mejor estilo esquizofrénico, define siempre un mundo presente que no es el real, sino aquel que se ajusta a sus intenciones y propósitos.

Por otro lado está el Barak Obama que señala en una lista que le proporcionan sus Agencias de Inteligencia a quienes serán el blanco de “asesinatos selectivos”, el que envía drones a atacar países que no son enemigos y que siempre dejan bajas civiles inocentes (“daños colaterales” inevitables en la defensa de los intereses de los EEUU). El mismo hombre que contempla por TV desde la Casa Blanca el asesinato de Bin Laden y su familia como si fuera un “reality show” cualquiera y sale muy complacido; el que respalda automáticamente el genocidio que el Estado de Israel realiza en la Franja de Gaza; el que da la orden directa a su aviación de bombardear poblaciones civiles; o en forma más indirecta ordena a su “brazo armado” de la OTAN devastar un país o llevarnos a todos a una nueva posibilidad de guerra nuclear con la intervención en Ucrania y el cerco progresivo a la Federación Rusa.

Incompetencia

En el año 1969 el Dr. Laurence J. Peter escribió su libro “El Principio de Peter” donde, estudiando las estructuras jerárquicas del poder, mostró en forma muy clara y amena como “En una jerarquía, todo integrante asciende hasta llegar a su nivel de Incompetencia (la nata sube hasta cortarse)”. Sus corolarios llegaban a conclusiones inquietantes, uno de ellos sobre todo mostraba como toda jerarquía tiende inevitablemente a estar manejada por incompetentes.

Esto parece estar pasando hoy en los gobiernos de los Estados Unidos, sobre todo en los últimos de George W. Bush y Barak Obama. Pareciera que a la primera magistratura de la gran potencia han llegado finalmente personas con un alto nivel de incompetencia, sin importar cual sea su imagen pública. Esto se trasluce en las sucesivas “metidas de pata” que los gobiernos de la Casa Blanca vienen realizando recurrentemente en los últimos tiempos.

Ejemplos sobran y en lo que respecta a guerras, los éxitos de las intervenciones armadas que EEUU realizó en todo el mundo a partir del fin de la Segunda Guerra Mundial empezaron a convertirse en fracasos a partir de la derrota en Vietnam y vienen haciéndose sistemáticos. Las “guerras nunca ganadas” de Afganistán e Irak son paradigmas al respecto. Los fiascos en las intervenciones de nuevo tipo pueden ejemplificarse con Libia, donde aún hoy el objetivo de apoderarse de su petróleo no ha podido ser cumplido (lo que queda de Libia solo produce el 20% del crudo que producía cuando Kaddafi). Sólo la balcanización y el caos ha sido el resultado de sus intervenciones, como en la propia Libia, en Ucrania o en Irak. En los dos primeros casos, cualquier análisis político previo serio mostraba que no era posible provocar rupturas institucionales en estos Estados-nación sometidos a grandes tensiones internas, sin provocar inevitablemente su balcanización. Hacer desaparecer a Kadaffi y a Yanukovich, que eran los factores estabilizadores de esas tensiones, provocó un efecto centrífugo que cualquiera con “dos dedos de frente” o un mínimo de competencia hubiera previsto fácilmente. La incompetencia también se muestra en la imposición de gobiernos “títeres” sin ningún tipo de apoyo interno, destinados al fracaso. En otras épocas los EEUU buscaban en las sociedades que intervenían a factores de poder internos que pudieran mantener “gobiernos amigos” estables, hoy no sólo no son capaces de lograrlo, sino que muestran que ni siquiera lo tienen en cuenta antes de actuar.

Violencia sin sentido y caos

Todas las acciones anteriores provocan unos resultados finales terribles. Los Estados Unidos desatan con brutalidad sobre el mundo actual una violencia sin sentido que no solo no concreta sus planes de dominación, sino que provoca un caos generalizado y deja detrás solamente una secuela de muerte y destrucción e imprevistos “efectos dominó”. El “elefante en una cristalería” o el “mono con una hojilla de afeitar” parecen ser las metáforas indicadas (con el perdón de los elefantes y los monos). Las consecuencias las pagamos todos los habitantes del planeta, un planeta tan globalizado e interdependiente que los muertos en Irak o Palestina golpean de inmediato en Latinoamérica o en la Polinesia. Todo el sistema parece estar en estado caótico, con las impredecibles consecuencias que esto implica.

¿Por qué?

Lo que hay detrás de estas erráticas estrategias pareciera ser un cierto sentido de desesperación e impotencia. La caída de la influencia de los EEUU en el mundo y el surgimiento de nuevos actores en la escena geopolítica parecen inevitables. Esto llega a provocarles un comportamiento compulsivo, repitiendo monótonamente la brutalidad y la violencia en un clásico ejemplo de “huída hacia delante”.

La historia nos muestra que cuando los Imperios entran en su fase de desintegración este comportamiento errático es característico. Basta estudiar los sucesos del Imperio Romano entre el 250 y el 350 D.C. (con la breve excepción del período de Adriano) para encontrarnos con esa violencia sin sentido como única respuesta a la pérdida del poder interno y externo. Este ejemplo se repite cuando estudiamos los colapsos y desintegraciones de otros Imperios.

Lamentablemente este análisis nos lleva a nuestro futuro inmediato. La desintegración de los imperios ha sido siempre seguida por oscuros períodos de terror y caos sin control, que los historiadores llaman interregnos. Estos períodos pueden llegar a ser prolongados, hasta que comienzan a aparecer nuevas estructuras de poder e instituciones que restauran los procesos sociales y políticos desaparecidos. Todo parece indicar que estamos dirigiéndonos hacia allí. Corremos el riesgo que el colapso nos arrastre a todos.

Por eso la tarea consiste hoy en prepararnos para resistir la dispersión. Consolidar las nuevas estructuras sociopolíticas de poder nacientes y promover las visiones culturales propias y los sistemas de valores alternativos que surgen del seno de nuestros pueblos emergentes, como las armas más adecuadas para enfrentar la situación.

 

Categories: Attac Planet

Los dioses de la deuda odiosa

Thu, 25/09/2014 - 12:00

Blai Colladonuevatribuna.es

Imaginemos que despertamos mañana y leemos las declaraciones de Mariano Rajoy: “vamos a tomar el toro por las astas: anuncio que el Estado suspenderá el pago de su deuda externa” seguido de una  impetuosa exclamación: “¡lo primero es la vida, después la deuda!”. Algunos retirarían sus ahorros a la misma velocidad que Esperanza Aguirre huyendo de un agente de tráfico; otros -los que no tenemos tantos ahorros- nos pellizcaríamos hasta sangrar deseando que no fuera un sueño. De uno u otro modo, si nos atenemos a los antecedentes históricos de impago de la deuda, la idea de que España deje de pagar a sus acreedores internacionales no es tan descabellada como parece.

Para entender estos antecedentes es preciso conocer la teoría de la deuda odiosa o ilegítima, que sostiene que la deuda externa contraída por un gobierno y considerada como odiosa no tiene por qué ser pagada. En todo caso, ésta podría considerarse como contraída a título personal, con lo que serían el monarca, el presidente, el director del banco central nacional o los ministros los que deberían responder al pago. Para determinar si una deuda es odiosa o no lo es, la definición teórica más aceptada es la que estableció en 1927 el jurista ruso Alexander Sack, quien identificó 3 requisitos: (1) que se haya contraído sin el conocimiento ni la aprobación de los ciudadanos; (2) que se destinen a actividades no beneficiosas para el pueblo; y (3) que el acreedor conceda el préstamo aún siendo consciente de los dos puntos anteriores.

Esta es la teoría que se esconde tras el concepto de deuda odiosa, pero -como suele ocurrir en política- entre la teoría y la práctica hay un abismo. Tenía razón Mao Tse-Tung cuando dijo que “si quieres conocer el sabor de una pera debes darle un mordisco”, así que en este artículo nos proponemos hacerlo con piel y no dejar ni la semilla. Veamos cómo se ha comportado la deuda odiosa en la práctica.

1. La deuda odiosa de los imperios colonizadores

Entre 1327 y 1832 se consideran 4 casos de impago: Inglaterra en dos ocasiones, España y Portugal. En todos los casos los reyes regentes renunciaron a pagar la deuda contraída por sus antecesores porque consideraban reprobable el uso que se le había dado (invadir Francia, expulsar a los judíos de Inglaterra, financiar la Guerra civil de las Dos Rosas y costear las guerras coloniales en América). Los principales perjudicados por estos impagos fueron los acreedores de la vieja Europa -los Bardi, los Peruzzi, los Medici, los Fugger, los Outrequin y los Jauge-, todos ellos viéndose forzados a quebrar o cerrar gran parte de sus sucursales. La conclusión que podemos extraer de estos casos tiene mucho que ver con algo que pronunció siglos más tarde el economista John Maynard Keynes: “si un ciudadano le debe mil libras a un banco, el ciudadano tiene un problema. Si le debe al banco diez millones de libras, quien tiene un problema es el banco”.

2. La deuda odiosa por la independencia de Sudamérica

Entre 1821 y 1923, Perú, Méjico, Cuba y Costa Rica se atrevieron a plantar cara a los imperios. El motivo fue común: la renuncia a devolver los préstamos concedidos a los colonizadores, que fueron utilizados para invadirles, someterles e intentar evitar su independencia. Los damnificados en estos procesos fueron el imperio español, el francés y el de Gran Bretaña, que habían financiado guerras y regímenes dictatoriales en estos países. A diferencia de los antecedentes previos, estos casos se ciñeron con cierta fidelidad a la definición que dio Sack de la deuda odiosa. A pesar de ello y de que pueda parecer que fueron claras victorias de pueblos liberados -como nos gustaría pensar-, a la hora de juzgar los hechos no debemos olvidar que no hubieran sido posibles sin la ayuda de los Estados Unidos, lo que no significó más un cambio de un dueño europeo por uno americano.

3. La deuda odiosa de las Guerras Mundiales

Las grandes guerras dieron paso a una nueva pauta de deuda odiosa, esta vez protagonizada por la Rusia de Lenin y la Alemania de Adenauer. En 1918 el Partido Comunista ruso se negó a pagar la deuda que el anterior régimen zarista había utilizado para financiar su participación en la Primera Guerra Mundial. Habiéndose declarado pacifista y opuesto a la guerra desde el comienzo, el nuevo gobierno renunció a la deuda concedida por los bancos de París, Londres y Nueva York. El caso de Alemania ocurrió en 1953, cuando se negó a devolver un 60% de una deuda que había servido para financiar su intervención en las dos guerras. Los dos casos tienen idiosincracias distintas: recordemos que Rusia no contó con la aprobación de los Estados Unidos, mientras que Alemania tuvo un claro apoyo de las potencias del momento a uno y otro lado del Atlántico en clave de la Guerra Fría que iba a devenir. A pesar de todo tienen un aprendizaje en común y es que cuando existen conflictos de tal envergadura como una Guerra Mundial y que provocan un cambio de régimen tan evidente -del feudalismo al comunismo en Rusia y del nazismo a la socialdemocracia en Alemania- se reconoce el anhelo del nuevo régimen de romper con el pasado, incluyendo la renuncia a la herencia de la deuda.

4. La deuda odiosa de Argentina y Ecuador

Ya en el siglo XXI aconteció el mayor default de la historia. Es el caso de Argentina, donde el elevado déficit fiscal fue carne de cañón para un FMI que ofreció su apoyo a cambio de la imposición de severas medidas de ajuste. La aplicación de políticas neoliberales -que facilitó la especulación de bancos extranjeros y empresas multinacionales- yendo de la mano de una más que reprobable gestión por parte de los gobiernos del momento tuvo como consecuencia la suspensión de pagos de Adolfo Rodríguez Saá en el año 2001. Ecuador se encontró en una situación muy similar en 2008 y fue capaz de no someterse a presiones. El gobierno de Rafael Correa -que disponía de mayor independencia económica gracias a sus reservas de petróleo- se enfrentó a las amenazas del Banco Mundial y expulsó a los enviados del FMI del Banco Central de Ecuador, ganándose así el odio de las esferas neoliberales. Estos casos demuestran que en el siglo XXI la capacidad economía ha sido más clave que nunca en la consideración de la deuda odiosa, ya sea mediante el apoyo de bancos e instituciones internacionales como hizo Argentina o la posesión de recursos naturales codiciados mundialmente como hizo Ecuador.

5. La deuda odiosa de George Bush en Irak

En 2002, previo a la Guerra de Irak y la invasión de los Estados Unidos, George Bush decidió que el primer gobierno provisional de Irak debía declarar la suspensión del pago de la deuda con la excusa de que no debía cargarse sobre los ciudadanos, aunque la verdadera razón fuera que no querían administrar un país con una enorme deuda que les impediría actuar con libertad y sacar el máximo beneficio económico a sus reservas de petróleo. Estados Unidos hizo todo lo posible para que no se utilizara el término deuda odiosa ya que su argumento en Irak podía ser utilizado en muchos otros países con conflictos similares. De hecho, el miedo a la utilización del término fue tal que el principal acreedor -una Francia que había sido la gran suministradora de armamento de Saddam Husein- aceptó la reducción de la deuda con el acuerdo de no mencionar la expresión deuda odiosa y evitar así que se expandiera la idea entre sus protectorados en África.

6. La deuda odiosa del terremoto de Haití

En el año 2010 Haití fue protagonista de un nuevo argumento: el de los desastres naturales. El terremoto del 12 de enero puso en evidencia la imposibilidad del país para pagar la deuda externa contraída a lo largo de muchas décadas por gobiernos dictatoriales y corruptos como los de la familia Duvalier bajo el pleno conocimiento de sus acreedores. A raíz del terremoto, incluso el Club de París -que comprendía los principales países acreedores- alentó la condonación de la deuda externa haitiana ante las evidentes dificultades financieras de este país agravadas por la devastación del terremoto.

Atendiendo a estos 14 antecedentes, lo que evidencia la praxis es que a la hora de declarar una deuda como odiosa la definición original de Sack no es más que una coartada. Lo cierto es que los impagos de deuda externa han tenido éxito cuando han sido orquestadas (a) por un imperio con mayor poder que sus acreedores; (b) bajo la custodia de un imperio con intereses económicos, políticos y estratégicos como el de los Estados Unidos o de instituciones del mismo calibre como el FMI; (c) con un anhelo de pasar página ante grandes guerras con consecuencias devastadoras; (d) gracias a la independencia económica que ofrece la posesión de recursos naturales; y (e) tras la miseria provocada por impredecibles desastres naturales.

Hay que reconocer que no es sencillo imaginar a Rajoy esgrimiendo las palabras con las que introducíamos este artículo (cuyos autores fueron Adolfo Rodríguez Saá en 2001 y de Rafael Correa en 2008). Lo que es cierto es que en el año 2011 Grecia, Portugal, Irlanda y España reclamaron la auditoría de su deuda externa ante la hostilidad del statu quo occidental y, consecuentemente, de la opinión pública. Y pese a no encontrarse ninguno de ellos en ninguna de las situaciones descritas anteriormente, la historia demuestra que el concepto de deuda odiosa es tan efímero que de forma natural estimula a estos países a querer escribir un nuevo capítulo en el libro de la deuda odiosa; un libro que se empezó a redactar en el siglo XIV y no dejará de hacerlo hasta que las sociedades humanas tomen una nueva forma aboliendo las relaciones de explotación a nivel tanto personal como institucional; un nuevo capítulo que nos gustaría titular como “7. La deuda odiosa del sur de Europa contra la Troika”.

No forma parte de este artículo el discutir qué parte de la deuda externa del país es odiosa o no lo es, lo único que pretendemos es poner el debate sobre la mesa con el anhelo de que algún día -más pronto que tarde- demos un golpe sobre esta misma mesa y nos atrevamos a auditar la deuda contraída en las últimas décadas. Sólo de este modo seremos capaces de mirar cara a cara a los dioses de la deuda odiosa.

Si queréis saber más acerca de la deuda odiosa, os recomendamos las referencias utilizadas para la elaboración de este artículo: “The money lenders” de Anthony Sampson; “Kingship and masculinity in Late Medieval England” de Katherine J. Lewis; “Historia inaudita de España” de Pedro Voltes; “Deuda externa ilegítima argentina: la estafa” de Alejandro Olmos Gaona; “Los crímenes de la deuda: deuda ilegítima” de Laura Ramos; ”Deuda externa y ciudadanía” de Jaime Atienza Azcona; “50 respuestas sobre la deuda, FMI y el Banco Mundial” de Damien Millet y Éric Toussaint y “Grecia-Alemania: ¿Quién debe a quién?” de Eric Toussaint. Además de los documentales “Debtocracy” y “Catasrtoika” de Katerina Kitidi y Aris Chatzistefanou.

 

Categories: Attac Planet

“Cómo enfrentar a los fondos buitre y el imperialismo financiero”

Thu, 25/09/2014 - 08:00

Éric Toussaint – CADTM

Discurso pronunciado en el Foro Internacional en Caracas (Venezuela): “Alternativas al imperialismo financiero y los fondos buitre”

El moderador de la mesa: «Nos acompaña el Dr. Éric Toussaint proveniente de Bélgica. El Dr. Éric Toussaint nació en Namur en el año 1954. Es historiador, economista, politólogo, Dr. en Ciencias Políticas, miembro de la Comisión Presidencial de Auditoría Integral de Crédito Público (CAIC) de Ecuador, miembro del Secretariado Internacional de la IV Internacional, presidente del CADTM (Comité Internacional para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo) y profesor titular de la Universidad de Lieja (Bélgica).»

DISCURSO DE ÉRIC TOUSSAINT

Muy buenas tardes. Estoy muy contento de estar con ustedes.
Gracias a los organizadores por haberme invitado.

Voy a comenzar inmediatamente el tema, a partir de una mirada sobre los “fondos buitre”. En primer lugar diría que los “fondos buitre” son la versión extrema del capitalismo financiero. La versión extrema, es decir, que es la vanguardia y detrás están los batallones: que se llaman Goldman Sachs, Santander, J. P. Morgan, BBVA, City Bank, etc.
La sentencia del Juez Griesa intenta hacer retroceder a América Latina a la situación de final del siglo XIX y de la primera parte del siglo XX, cuando Estados Unidos tenía la posibilidad de intervenir, al igual que otros acreedores, de manera directa para forzar el pago de la deuda.
Así pues, es un desafío muy importante haber colocado en el programa, como lo hicieron los organizadores el tema en término de alternativa de la doctrina Drago |1|, efectivamente, es un elemento importante. ¿De qué se trata la Doctrina Drago? El Canciller Elías Jaua ya mencionó y subrayó el aporte de Drago en el conflicto Venezuela con los acreedores en 1902 (ver aquí).
Hay en realidad dos doctrinas: la Doctrina Drago y la Doctrina Calvo |2|, ambos eran juristas argentinos. Calvo, el primero que emitió la doctrina, dijo que los países de América Latina tenían que arreglar los litigios con extranjeros vía su jurisdicción nacional y no podían delegar a la justicia de EE.UU o de otro país dictar una sentencia sobre un litigio.
Drago, que en 1902 ejercía como ministro de Relaciones Exteriores de Argentina, retomó una parte de la Doctrina Calvo, la hizo suya y añadió que no se podía utilizar la fuerza militar para exigir el pago de una deuda externa. En la época supuso todo un debate diplomático porque, por supuesto, EE.UU estaba totalmente en contra, tanto de la Doctrina Drago como de la Doctrina Calvo.
Mientras tanto, los países de América Latina en los años veinte y treinta comenzaron a adoptar e incorporar en sus Constituciones nacionales elementos de las doctrinas Drago y Calvo.
Y todo el tema de la ofensiva neoliberal desde los años ochenta por estas tierras ha sido destruir la aplicación de esa doctrina lo que hace que, por ejemplo, en la Constitución argentina está todavía claramente presente la doctrina Drago y Calvo, pero, en la práctica, a partir de la dictadura cívico-militar 1976, Argentina renuncia en los contratos de emisión de bonos de deudas a su soberanía y a su inmunidad. Y desde entonces delega a la justicia de EE.UU la posibilidad de dictar sentencia.
Lo que está ocurriendo con el juez Griesa claro que debemos condenarlo. Tenemos que condenar esa injerencia de EE.UU y del juez en asuntos de Argentina, pero para enfrentar esta injerencia es necesario para los países de América Latina volver a poner en la práctica las doctrinas Calvo y Drago. Es decir, cuando los países de América Latina emiten bonos deben colocar en el contrato que en caso de litigio es la justicia local, la justicia nacional, la que tiene que dictar sentencia.
Esto es fundamental, sería un primer paso para enfrentar la situación actual y evitar una extensión de la ofensiva tipo Griesa contra otros países de América Latina.
Creo también que, hablando de alternativas es importante convencer a otros países de América Latina acerca de seguir el camino elegido por Bolivia, Venezuela y Ecuador, que decidieron salir del tribunal del Banco Mundial |3|.
Estos tres gobiernos, comenzando por Bolivia, que toma esa decisión en 2008, decidieron renunciar a su participación como parte del tribunal del Banco Mundial sobre litigios en materia de inversiones.
Y sería muy bueno para América Latina que un país como Argentina tomara esa misma decisión. Brasil había tomado esa decisión antes, ya que no reconoce la competencia del CIADI. Quizá Brasil es de los países de América Latina que, por tradición como superpotencia regional, es la que afirma más su soberanía y firma pocos tratados que deleguen su soberanía a otras jurisdicciones.
Pero más allá de esto… como lo subrayó Luis Bilbao, abordar la problemática de los “fondos buitre” nos obliga a volver sobre el tema de la deuda externa. Una deuda externa que en gran parte es deuda ilegítima.
Una parte de la deuda contratada que paga hoy Argentina es una herencia de la deuda contratada por la Junta militar entre 1976-1983…. Es una herencia de la deuda contratada por Carlos Menem en los años noventa, cuando implementó una política neoliberal brutal.
Es una herencia del Megacanje organizado por Domingo Cavallo en el año 2001 cuando era ministro de Economía del gobierno de De La Rúa… que cayó bajo la presión de la calle….”de la rúa” en diciembre 2001.
Qué hizo el presidente Rodríguez Saa, presidente durante una semana, la última semana de diciembre 2001: decide una suspensión unilateral del pago de la deuda, manifestando (si mal no recuerdo) que: “mientras no haya pleno empleo en el país, suspendo el pago de la deuda”.
Se suspendió el pago de una deuda comercial por unos 90 mil millones dólares durante el período que va de 2001 a 2005. Gracias a esto Argentina logró recuperar el nivel económico y, aprovechando el aumento de los precios de sus exportaciones, a partir de 2003, pudo invertir en desarrollo económico y tener una verdadera recuperación.
Hubo entonces la reestructuración de deuda, a partir de 2005, a través de la cual Argentina realizó un canje de deuda, logrando con ello una quita importante de ésta pero, al mismo tiempo, aceptó reconducir la delegación de la jurisdicción y la renuncia a la soberanía, y aceptar la inmunidad en los nuevos contratos. Y, luego en el 2010 reabrió el canje de deuda, con iguales características.
Entonces, claro, denunciamos a los “fondos buitre”. Pero hay que darse cuenta que si nosotros mismos cometemos errores, los enemigos van a aprovecharse de esos errores. Pueden apoyarse en estos errores de estrategia o de táctica para imponer, en la práctica, sus intereses.
Quiero volver al tema de la deuda, ya que se convierte, nuevamente, en un poderoso instrumento para tratar de subordinar a los pueblos de América Latina. Que va ser un instrumento en los años venideros para tratar de obligar a volver a políticas neoliberales como se está haciendo en Europa. El lugar de donde vengo y que hoy en día es el epicentro de la ofensiva del capital contra el trabajo; de los acreedores contra los deudores.
Creo no es descartable una nueva crisis de la deuda externa en los años venideros, que puede afectar a América Latina por dos razones: EE.UU va a aumentar la tasa de interés a nivel internacional Es ya una decisión, lo anunció. Lo hace por etapas y, si bien todavía la tasa de interés es muy baja, el aumento va a venir en los próximos meses y años, es absolutamente claro. Y el otro tema es la reducción de los precios de las materias primas. Eso también es una posibilidad para el futuro. Si coincide un aumento de la tasa de interés internacional y una baja en los precios de las exportaciones de petróleo, de soja (de Argentina), de minerales, etc., otra vez América Latina puede caer en la trampa de la deuda pública soberana como ocurrió en los años ochenta. Y para salir de esto creo que hay combinar varias estrategias. Estamos aquí discutiendo alternativas.
Creo que lo que nos demuestra la historia es que, a través de actos soberanos unilaterales basados en el derecho internacional, un país puede obtener el respeto de los intereses de su pueblo.
Y eso remonta ya al siglo XIX, cuando el primer presidente de raíz indígena de América Latina, Benito Juárez, indígena zapoteca, decidió en 1861 como presidente de México suspender el pago de la deuda con Francia y Londres, lo que implicó luego una intervención militar francesa para imponer al emperador Maximiliano, que fue más tarde derrumbado por la resistencia del pueblo mexicano y la victoria de Benito Juárez. Ese emperador impuesto por Napoleón III fue ejecutado en 1867 por el ejército mexicano victorioso contra Francia.
Recordar también, porque estoy haciendo un poco de historia, que Carlos Marx escribió (en 1867) en el capítulo 31 de Libro I de El Capital lo siguiente: «la Deuda Pública, en otros términos, es la alienación del Estado ya sea despótico, Constitucional o Republicano, marca con su impronta la era capitalista. La deuda pública opera como uno de los agentes más enérgicos de la acumulación primitiva. Con las deudas públicas nace un sistema de crédito internacional que oculta a menudo una de las fuentes de la acumulación primitiva capitalista».
Volvemos de nuevo a la deuda pública, que puede transformarse en los años venideros en un instrumento de dominación.
Pero pasando al siglo XX recordar que, cuando se inició la revolución mexicana, en 1914, una de las primeras decisiones de Emiliano Zapata y Pancho Villa fue la suspensión del pago de la deuda. |4|.
México suspendió el pago entre los años 1914 y 1942 y logró imponer a los acreedores una quita de la deuda del 90% tal como existía en 1914, es decir, sin ningún interés agregado. Una victoria total que demuestra la importancia de un acto soberano unilateral frente a los acreedores.
En los años treinta, catorce países de América Latina suspendieron los pagos de su deuda externa: Cuba, en 1933; Brasil con Getulio Vargas (1933) organizó una auditoria de la deuda y logró a partir de la misma una quita de deuda a través de una reestructuración en 1943, con una quita del 60% |5|.
Y si se hace una comparación entre los países que suspendieron el pago de la deuda en los treinta y los que siguieron pagando, son los que suspendieron el pago quienes, a pesar de represalias, lograron un crecimiento más alto que los demás países.
En los últimos años, tomemos el caso de Ecuador. Formé parte de la Comisión Presidencial de Auditoría de la Deuda creada por el presidente Rafael Correa en 2007 |6|. La misma estuvo integrada por 18 personas, 12 de las cuales fueron ecuatorianos y 6 de ellas internacionales. Alejandro Olmos Gaona de Argentina, entre otros.
Esta Comisión analizó la deuda contratada por Ecuador entre 1976 y 2006 y luego de 14 meses de trabajo remitió el resultado al gobierno de Rafael Correa |7| que, en noviembre de 2008, decidió suspender el pago de manera unilateral de una parte de la deuda comercial. Tenía el dinero para pagar pero dijo: «Es una deuda ilegítima, no hay razón para pagar una deuda ilegítima» y logró imponer a los acreedores, basado en el resultado de la auditoria, una quita de 70% en junio de 2009. Aquí hubo una diferencia entre las decisiones que se tomaron en la Argentina de los años 2000 y Ecuador, que hizo una auditoría y, a partir del resultado de la misma, una recompra de títulos (no un canje) recomprando a 30 centavos de dólares los títulos de deuda externa.
De esta manera no existió la posibilidad de que Ecuador fuese enjuiciado por EEUU, ya que los títulos dejaron de existir. No hubo canje. De lo que cabe sacar una importante lección.
Tercer ejemplo, Europa se ha convertido, como ya se mencionó, en el epicentro de una brutal ofensiva neoliberal capitalista de los últimos años.
Grecia se convirtió en un país similar a los de América Latina o de Asia de los años ochenta-noventa. Es decir, sometido a los dictámenes del FMI y de los acreedores.
Hay una experiencia poco conocida. Tanto en Europa como en el resto del mundo y es el caso de Islandia que en 2008 vio la bancarrota total de su sistema bancario como lo había conocido Ecuador en 1999. Islandia, con una movilización popular muy fuerte, decidió no pagar su deuda externa a Reino Unido y Países Bajos.
Reino Unido protestó de manera muy ruidosa contra la decisión unilateral de no pago y consideró a Islandia como un país terrorista equivalente a Al Qaeda, congelando los haberes de Islandia en Reino Unido.
A pesar de esto, a partir de una movilización popular y de dos referéndums, la población de este país obligó a su gobierno a no pagar la deuda desde el 2008 hasta la fecha, tanto a Reino Unido como a Países Bajos, convirtiéndose en un acto soberano unilateral, que permite a Islandia un crecimiento económico mayor que el resto de Europa. Y podemos comparar a Islandia, que se rebeló frente a los acreedores, con Grecia que aceptó la dominación por parte de los acreedores y que como consecuencia tiene una caída del PIB del 20 % comparable a la que tuvo Argentina entre 1999 y final del 2001 e inicio de 2002.
Entonces, un argumento muy fuerte es que los países tienen el derecho de adoptar o tomar actos soberanos unilaterales.
Imaginar que una justicia internacional va a dar la razón a Venezuela, a Argentina, a Ecuador es soñar con un mundo que todavía no existe. Se deben tomar actos soberanos unilaterales. EE. UU lo hace todos los días. Toma actos soberanos unilaterales cada día, por malas razones: embargo contra Cuba o el apoyo a Israel, por ejemplo. Israel multiplica los actos soberanos unilaterales, que lo lleva casi al genocidio del pueblo palestino. Y, sin embargo, no ocurre nada…
Por qué no actuar de manera soberana unilateral pero fundado en argumentos de derecho internacional para respetar la deuda social contratada con el pueblo y combinar esto con acelerar, a nivel de América Latina, la activación del Banco del Sur, instituir el control del movimiento de capitales donde no exista, mantener o instituir el control cambiario, atacar a la banca privada para socializarla, decretar el monopolio público sobre comercio exterior.
Creo que Luis Bilbao terminó diciendo: no hay solución sin programa o revolución socialista. Esto forma parte de la reivindicación socialista transitoria hacia el Socialismo. Es preciso ir más allá de la denuncia del imperialismo a nivel retórico y de los fondos buitre, para pensar cómo hacer la integración de los pueblos y volver al camino indicado por Hugo Chávez, cuando llamaba a la construcción del Banco del Sur, a la integración de los Pueblos y a la institución de mecanismos de integración en favor de los Derechos Humanos.

Muchas gracias por su atención.

Notas
|1| La doctrina Drago recibe su nombre por el ministro de Relaciones Exteriores argentino, Luis María Drago, quien la anunció en 1902. El motivo fue el bloqueo naval contra Venezuela llevado a cabo por las armadas de Reino Unido, Alemania e Italia ante el impago de la elevada deuda externa acumulada por Venezuela y cuyo presidente Cipriano Castro se negaba a pagar. Pese a que la doctrina Monroe lo exigía, Estados Unidos se negó a defender a Venezuela con el argumento de que no ayudaría en casos de negativa de pagos de deuda. Frente a esto, la doctrina Drago estableció que ningún país extranjero podía utilizar la fuerza para hacer pagar una deuda. Si bien la doctrina Drago se inspiró en la también argentina doctrina Calvo, ambas no deben ser confundidas.

|2| La doctrina Calvo de Derecho Internacional hace referencia al jurista argentino Carlos Calvo (1824-1906). Ésta señala que quienes viven en un país extranjero deben realizar sus demandas ateniéndose a la legislación local de ese país, sin recurrir a presiones diplomáticas ni intervenciones armadas. En cuanto a las vías diplomáticas internacionales, no podría recurrirse a ellas hasta que no se hubieran agotado las vías jurídicas locales. Varias Constituciones de América Latina recogen esta doctrina Calvo.

|3| Este tribunal del Banco Mundial es el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, CIADI.

|4| Ver Éric Toussaint, “México : El escándalo silencioso de la deuda externa y del modelo neoliberal”, publicado en julio de 2002, http://cadtm.org/Mexico-El-escandal…

|5| Éric Toussaint. “Retorno al pasado: puesta en perspectiva de la crisis de la deuda”. En el libro: La bolsa o la vida. Las finanzas contra los pueblos. Éric Toussaint. CLACSO, Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, Buenos Aires, Argentina. 2004. p. 448. ISBN: 987-1183-04-6 Disponible en la World Wide Web: http://bibliotecavirtual.clacso.org…

|6| Ver http://www.auditoriadeuda.org.ec/in…

|7| Ver el informe final de la CAIC http://www.auditoriadeuda.org.ec/in…

Participaron como ponentes a este foro internacional: Delcy Rodríguez, ministra de Comunicación e Información; Elías Jaua, canciller de la Republica Bolivariana de Venezuela; Carlos Cheppi, embajador de Argentina en Venezuela; Éric Toussaint, CADTM; Luis Bilbao, Revista America XXI, Argentina, … Ver la introducción dada por Delcy Rodriguez: http://www.youtube.com/watch?v=KRNe…

Éric Toussaint es miembro del Consejo Científico de ATTAC Francia

 

Categories: Attac Planet

La reforma abortada de la ley del aborto

Thu, 25/09/2014 - 06:00

“Tal vez, el mérito del movimiento feminista en la lucha contra la reforma de la ley del aborto, aunando tantas sensibilidades diferentes, es haber sabido no desenfocar la mira del verdadero enemigo con los matices de las discrepancias.”

Gallardón presenta su dimisión a Rajoy y deja atrás 30 años de carrera política

Patricia Olascoaga – ATTAC-País Valencià

Sin tiempo apenas para hacer una reflexión sosegada, después del anuncio hoy de Rajoy de retirar la ley del aborto, se impone hacer un pequeño “homenaje” a la lucha feminista.

Si miramos hacia atrás, hay un año de luchas, desde el mismo día del anuncio por parte del gobierno en voz de su Ministro de Justicia Alberto Gallardón de esta ley. Hacen falta todas las letras, citar al gobierno y el nombre de “su” ministro; porque es costumbre bastante habitual cuando las cosas salen mal, “cargarle el muerto” a un chivo expiatorio y que los demás se salgan de rositas.

No conviene olvidar que el señor Gallardón fue elegido Ministro de Justicia por el gobierno del PP, para aplicar las reformas en el ámbito judicial que este gobierno decidiera, por lo que además de la Ley del aborto llevó adelante desde su cartera, la Ley de tasas judiciales y la retirada de la Ley de Justicia Universal. Ambas de un gran calado en la regresión democrática y pérdida de derechos sociales y civiles que sufrimos en esta legislatura.

Median durante este año y meses, acciones repartidas por todo el estado español, incluídas Ceuta y Melilla, los confines del estado. A lo ancho y a lo largo del país el movimiento feminista ha conseguido mantener la tensión constante , combinando tenacidad y buen hacer, en la organización de una campaña que consiguió lo que nadie hubiera soñado: que este gobierno de ordeno y mando con su mayoría absoluta, retirara una ley pactada con los poderes fácticos más conservadores de la sociedad.

El anteproyecto de la Ley del aborto del PP, concebida pero no nacida, nace con un error de apreciación: menospreciar la madurez de las mujeres en su proceso de empoderamiento personal y colectivo: ya no estábamos dispuestas a ceder un centímetro en la defensa de nuestros derechos.

No es un hecho baladí, sin duda,la retirada de esta ley y a una le surgen preguntas ¿y si esto se hubiera hecho frente a la reforma laboral entre otras?, ¿en qué situación estaríamos ahora?

Sabemos que el posibilismo histórico no existe ni tiene rigor de análisis, pero viene bien darle otras perspectivas a nuestras autocríticas e incentivarnos la capacidad de aprendizaje mirando hacia nuestras compañeras de viaje,el movimiento feminista.

Máxime en estos momentos de efervescencia política y social donde la convergencia y la unión están como prioridades en las agendas de los movimientos sociales y fuerzas políticas, con varias e interesantes iniciativas.

¿Qué se puede aprender, entonces? Que aporte algo de luz en el cómo hacer en estas iniciativas de convergencia.

En primera instancia habría que resaltar la heterogeneidad del movimiento feminista, que en su configuración asume la diversidad como riqueza y no como una tara o un obstáculo para plantearse objetivos y metas comunes. Esta valoración de la diversidad como riqueza le ha permitido empoderarse, gestando múltiples estudios, teorías y discursos, que a su vez, lo hace más fuerte, rico y fresco. Las discrepancias, que las hay, no generan fisuras sino bien al contrario, un debate que amalgama este movimiento incorporando las diferentes realidades y sumando sinergias.

A partir de esta premisa de la aceptación positiva de la diversidad y la meta común, la gestión de los egos, que los hay como en cualquier grupo humano, se desarrolla dentro de una dialéctica que prima lo común en términos básicos cuando es necesario; por lo que no fractura el movimiento, sino que le aporta la estrategia eficaz de solucionar los personalismos como obstáculo, en correa de trasmisión del objetivo común. En este movimiento no se habla de “la mujer”, sino de “las mujeres”, plurales y diferentes. Sin una cabeza visible, se visibilizan todas.

Se mantuvo viernes a viernes la “alerta feminista”: convocatoria de concentraciones en todas las ciudades en caso de ser anunciada la aprobación de la ley por el consejo de ministros. Se trasmitió que estábamos en “alerta” , y se estaba; nivel rojo como en las alertas por peligro de incendios, el ataque de esta ley a los derechos de las mujeres era máximo. Alerta roja., ni naranja ni amarilla. Respuesta inmediata y contundente, proporcional al ataque o el peligro.

Entre tanto las iniciativas de acciones denunciando esta ley fueron desde concentraciones y debates al uso, con una gran demostración de capacidad de movilización en el tren de la Libertad, hasta novedosas formas como registrar el cuerpo en los Registros de la propiedad. Creatividad no les falta, desde luego, pero con fundamento. Esta acción, como otras, incidía en el eje de la concepción patriarcal del cuerpo de las mujeres como objeto, tutelado por “los otros”.

Tal vez, el mérito del movimiento feminista en la lucha contra la reforma de la ley del aborto, aunando tantas sensibilidades diferentes, es haber sabido no desenfocar la mira del verdadero enemigo con los matices de las discrepancias.

Patricia Olascoaga es psicóloga especializada en temas de género y coordinadora de ATTAC-PV

Categories: Attac Planet

Escocia, cuando al sistema le importa algo realmente

Wed, 24/09/2014 - 17:01

Rosa María Artal – Comité de Apoyo de ATTAC España

escocia-resultadosLa Congregación de Notables respira tranquila: Escocia ha votado permanecer en el Reino Unido, por más de 10 puntos de ventaja sobre los independentistas. Cameron ha prometido más autonomía para Escocia. Y que se la dará también a Gales, Irlanda e Inglaterra. El NO tenía un precio. Por lo menos, algo han salido ganando. Además de votar. Rajoy dijo que “consultar traía pobreza y recesión”, ahora el PP cree que “se ha impuesto el sentido común” ¿en qué quedamos?. El líder del PSOE, dentro de su campaña de lo que entiende por su promoción personal, que “el NO de Escocia es una buena noticia”. Por ceñirme a los partidos pro-tinglado.

Leo #ScotlandDecides, Escocia Decide. Sí, contra el gobierno de Londres y sus políticos de diferentes signos, la UE, los mercados, las 7 plagas de Egipto, huracanes, tornados y erupciones volcánicas, los periódicos y periodistas de todo el sistema europeo. Muy meritorio que, pese a eso, casi un 45% se haya resistido a las presiones, a tantas presiones. Desde la amenaza a la coacción emocional.

Hicieron lo mismo con Grecia y Syriza. Se tragaría la tierra a las islas si osaban votar a la formación de izquierdas. Iban como almas en pena –igual que ahora-. Condenaban a unos ciudadanos ya esquilmados a la misma receta. A la deriva también. Nada dijo la Congregación de Notables de la irrupción del neonazismo de Amanecer Dorado en su política, pero Syriza era la bestia negra.

Cuando a los que dirigen el tinglado les importa algo, vaya si se mueven. ¿Les ha visto alguien igual dedicación para solucionar el problema del paro, las desigualdades, la educación, la salud..? ¿Salen en tromba y aprietan todas las clavijas? ¿Hacen concesiones reales como Cameron? Sus prioridades están claras: que nada se mueva, ni una fisura, los términos de la estafa deben seguir inalterables. Porque hay mucho canelo que no se da cuenta.

¿No lo observan, se hacen preguntas y sacan conclusiones? Muchos actos de nuestra vida, desde votar a comprar un periódico están secundando esta situación.

Categories: Attac Planet

Montoro y el fraude fiscal

Wed, 24/09/2014 - 12:00

Juan Francisco Martín Seco – Consejo Científico de ATTAC España

Ante la proximidad de elecciones y con la finalidad de recuperar votos, el Gobierno está empeñado en presentar un mapa idílico, no solo en el aspecto macroeconómico, en el que Rajoy adopta permanentemente un tono triunfalista, sino por lo visto también en materia fiscal. Con ese fin, el ministro de Hacienda -además de pretender pasar por progresiva una reforma fiscal injusta y conservadora- intenta convencernos de que la lucha contra los defraudadores es un éxito. La pasada semana, en su comparecencia en el Congreso para dar cuenta del caso Pujol, hizo un panegírico de la Agencia Tributaria y de los éxitos cosechados en la persecución de los defraudadores. En el colmo de la exageración, llegó a declarar, ofreciendo una retahíla de cifras al respecto, que nunca en toda la historia de la Administración tributaria se había recaudado tanto en la lucha contra el fraude fiscal, datos por otra parte difíciles de constatar y además ya se sabe que el papel lo aguanta todo. Lo cierto es que no parece que esta sea la opinión de los trabajadores de la Administración tributaria. Ahí está el sindicato de los técnicos de Hacienda (GESTHA) que ha proporcionado cifras muy diferentes.

Pero en cualquier caso, la eficacia de la Agencia Tributaria y de la Inspección de Hacienda no consiste en lo que recauden directamente por actas de inspección sino en el efecto disuasorio ejerzan sobre el contribuyente, es decir en su actuación preventiva frente al fraude. El posible defraudador debe entender que el riesgo que corre no compensa el beneficio inmediato que puede obtener con la ocultación. Y a decir verdad esto es lo que falla en el sistema actual, sobre todo en lo referente a las grandes rentas y patrimonios.

Cuando nos movemos en el campo de las grandes fortunas, que cuentan con expertos asesores fiscales, muchos de ellos provenientes del campo de la Administración, y con el consejo financiero -cuando no con la complicidad- de los bancos, la probabilidad de que sea descubierta la evasión es muy baja. Y en el caso de que ocurriese alguna vez, la sanción y el coste que tendrían que soportar serían casi siempre inferiores a las ganancias obtenidas de los fraudes no detectados. La esperanza matemática siempre juega a favor del defraudador.

Tal vez el único elemento disuasorio efectivo sean las penas de prisión. Pero el delito fiscal no ha gozado nunca de demasiado éxito en España. Ha padecido siempre una concreción defectuosa en nuestro código penal, como si se tratase de un delito menor; pero sobre todo ha faltado la voluntad política de aplicarlo. Así, en casi todos los casos en que ha saltado a la opinión pública la escandalosa evasión fiscal de un personaje famoso, sea artista, banquero o jugador de futbol, todo parece terminar con el ingreso en Hacienda de una determinada cantidad de dinero, sin que en ninguna ocasión connote penas privativas de libertad.

No existe una intención clara de los gobernantes de acabar con el fraude fiscal, por lo menos con el de alto standing. Eso explica que el Ministerio de Trabajo haya instituido un mecanismo de denuncia anónima para el posible fraude en el seguro de desempleo (que es un fraude menor) y que el Ministerio de Hacienda no haya hecho lo propio con el fiscal (de una relevancia infinitamente mayor). Es más, cuando hace bastantes años, allá por 1985, se quiso establecer desde la Administración tributaria un sistema parecido, toda la prensa, creadores de opinión y entidades sociales (esas que llaman de la sociedad civil pero que suelen ser de la mercantil) se rasgaron las vestiduras, y clamaron con todas sus fuerzas que se quería implantar la delación. Hubo alguno incluso que llego a tildar la iniciativa de inquisición tributaria. Como se puede apreciar, el comportamiento ahora respecto al desempleo ha sido por completo distinto.

No es únicamente el Gobierno el que carece de la voluntad de combatir el fraude, sino la mayoría de la sociedad en su conjunto. La ideología dominante ha creado un estado de opinión que minimiza la gravedad de este delito comparado con otros. Se juzga mucho más severamente (y no solo desde la óptica penal sino también desde la social) al que ha robado 5.000 euros que al que defrauda a Hacienda varios millones. El eslogan de “Hacienda somos todos”, hoy no se lo cree nadie.

Es sintomática la reacción de la sociedad ante los fraudes conocidos y confesos de sobresalientes personajes públicos. Ni el banquero pierde su consideración social, ni el artista a sus seguidores, ni el jugador de fútbol a sus forofos. Es más, en muchos casos, una gran parte de los ciudadanos no tiene inconveniente en tomar partido contra la Administración tributaria. Algún artista hubo que en lugar de avergonzarse de su delito se jactaba de ello y ridiculizaba y escarnecía al Ministerio de Hacienda con el regocijo de la mayoría de los espectadores. Y artista hubo también que nunca había declarado a Hacienda y que organizó una cuestación pública para financiar el “desafuero” de la Administración tributaria de querer cobrarle los impuestos.

No obstante, me temo que el problema no solo es español, aunque quizás en nuestro país sea más acusado. Hemos vistos que en países como Francia, cuando el Gobierno ha querido incrementar la tributación de las grandes fortunas, determinados ídolos populares han amenazado, y en algunos casos lo han realizado, con trasladar el domicilio fiscal a terrenos más benignos, sin que perdiesen por ello el menor apoyo popular. ¿Y acaso la Unión Europea no está permitiendo dentro de sus fronteras los paraísos fiscales?

Resulta indignante, aunque muy ilustrativo, el auto del juez andorrano cuando autoriza que se proporcionen a la Audiencia Nacional española los datos bancarios de Jordi Pujol Ferrusola, pero advierte de que Andorra solo facilita información en causas en las que se investiguen delitos de blanqueo de capitales vinculados a otros de corrupción como cohecho o tráfico de influencias, pero no si se persigue únicamente el fraude fiscal. Parece que el fraude fiscal no es delito. Y eso que Andorra acaba de conseguir que la OCDE la excluya de la lista de paraísos fiscales. En su comparecencia, Montoro se jactó del número de condenas por delito fiscal. Sería muy interesante saber cuántas de ellas han sido exclusivamente por este tipo de delito sin que estuviese asociado a ningún otro.

Artículo publicado en República.com

www.martinseco.es

Categories: Attac Planet

ATTAC Canarias. La Sala San Borondón ofrece un debate sobre el TTIP

Wed, 24/09/2014 - 11:56

Miércoles 24 / 09- 19:00 h.

Universidad Libre del Atlántico. Ciclo “Los Cimientos de un Mundo Sostenible. La Alternativa Democrática y Social”
Charla-coloquio: “El Acuerdo Trasatlántico de Libre Comercio. Una Amenaza para la Ciudadanía Europea” a cargo de Juan Espino y Luis Alsó , de ATTAC en Canarias.

Categories: Attac Planet

Jornadas sobre el TTIP en Barcelona: “Soberanía secuestrada – Derechos en peligro”

Wed, 24/09/2014 - 08:46

Los próximos días 10 y 11 de octubre tendrán lugar en Barcelona las jornadas sobre el Tratado de Libre Comercio entre los Estados Unidos y la Unión Europea (TTIP) “Soberanía secuestrada – Derechos en peligro”, organizada por la campaña “No al TTIP” en Barcelona en el marco del Día de Acción Global contra el TTIP y el Fracking.

 

Para asistir a las jornadas, de carácter gratuito, es necesario inscribirse antes del 8 de octubre de 2014 a través de este enlace: http://goo.gl/SLgXJS

Tienes más información a través del correo: barcelona.no.ttip@gmail.com o través de Facebook: facebook.com/noalttip

Para su difusión adjuntamos cartelería y programa.

TTIP programa castellà

TTIP programa català

TTIP-cartell català

http://noalttip.blogspot.com.es/

Categories: Attac Planet

La visión del búho de Minerva

Wed, 24/09/2014 - 08:00

Noam Chomsky La Jornada

No es agradable contemplar los pensamientos que deben de pasar por la mente del búho de Minerva cuando, al caer la noche, ella emprende la tarea de interpretar la era de la civilización humana, que ahora tal vez se acerque a su nada glorioso final.

La era comenzó hace casi 10 mil años en la Media Luna Fértil, que se extendía desde las tierras entre el Tigris y el Éufrates a través de Fenicia hacia la costa oriental del Mediterráneo, y de allí al valle del Nilo, a Grecia y más allá. Lo que ocurre en esa región ofrece dolorosas lecciones sobre las profundidades a las que la especie es capaz de descender.

La tierra entre el Tigris y el Éufrates ha sido escenario de indecibles horrores en años recientes. La agresión de George W. Bush-Tony Blair en 2003, que muchos iraquíes compararon con las invasiones mongolas del siglo XIII, fue un golpe letal más. Destruyó mucho de lo que sobrevivió a las sanciones de la ONU impulsadas por William Clinton contra Irak, condenadas porgenocidas por los distinguidos diplomáticos Denis Halliday y Hans von Sponeck, quienes las administraban antes de renunciar en señal de protesta. Los devastadores informes de Halliday y Von Sponeck recibieron el tratamiento que se suele dar a los hechos indeseables.

Una consecuencia terrible de esa invasión se muestra en la guía visual a la crisis en Irak y Siria del New York Times: el cambio radical de los vecindarios en que convivían diversas religiones, en 2003, a los actuales enclaves sectarios, atrapados en un odio profundo. Los conflictos incendiados por la invasión se han extendido y ahora reducen toda la región a escombros.

Gran parte de la zona del Tigris y el Éufrates está en manos del Isil y su autoproclamado Estado Islámico, sombría caricatura de la forma extremista del Islam radical que tiene asiento en Arabia Saudita. Patrick Cockburn, corresponsal de The Independent en Medio Oriente y uno de los analistas mejor informados sobre el Isil, lo describe como una horrible organización, en muchos sentidos fascista, muy sectaria, que mata a todo el que no cree en su particular versión rigurosa del Islam.

Cockburn destaca también la contradicción en la reacción occidental al surgimiento del Isil: esfuerzos por cortar su avance en Irak, junto con otros para socavar al principal opositor del grupo en Siria, el régimen brutal de Bashar Assad. Entre tanto, una importante barrera a la propagación de la plaga del Isil en Líbano es Hezbolá, odiado enemigo de Estados Unidos y su aliado Israel. Y para complicar más la situación, Estados Unidos e Irán tienen ahora en común una justificada preocupación por el ascenso del Estado Islámico, como otros en esta región tan conflictiva.

Egipto se ha hundido en uno de sus tiempos más oscuros bajo una dictadura militar que continúa recibiendo apoyo de Washington. Su destino no fue escrito en las estrellas: durante siglos rutas alternativas han sido bastante viables, pero no con poca frecuencia una pesada mano imperial ha bloqueado el camino.

Luego de los renovados horrores de las semanas pasadas, debe ser innecesario comentar sobre lo que emana de Jerusalén, considerada un centro moral en la historia remota.

Hace 80 años, Martin Heidegger ensalzó a la Alemania nazi por aportar la mejor esperanza de rescatar la gloriosa civilización de los griegos de manos de los bárbaros de Oriente y Occidente. Hoy los banqueros alemanes aplastan a Grecia bajo un régimen económico diseñado para mantener la riqueza y el poder que poseen.

El probable fin de la era de la civilización se atisba en el borrador de un nuevo informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (PICC), el observatorio, conservador en general, de lo que ocurre en el mundo físico.

El informe concluye que incrementar las emisiones de gases de efecto invernadero conlleva el riesgo de impactos graves, generalizados e irreversibles para las personas y los ecosistemas en las próximas décadas. El planeta se acerca a la temperatura en la que la pérdida de la vasta capa de hielo sobre Groenlandia será incontenible. Eso, junto con el derretimiento del hielo del Antártico, podría elevar los niveles del mar hasta inundar ciudades importantes y planicies costeras.

La era de la civilización coincide de cerca con la edad geológica del holoceno, que comenzó hace unos 11 mil años. El periodo anterior, pleistoceno, duró 2.5 millones de años. Ahora, científicos sugieren que una nueva era empezó hace 250 años, llamada antropoceno, en la cual la actividad humana ha tenido un impacto dramático en el mundo físico. El ritmo de cambio de las edades geológicas es difícil de pasar por alto.

Un índice del impacto humano es la extinción de especies, que ahora se estima del mismo ritmo que hace 65 millones de años, cuando un asteroide golpeó la Tierra, lo cual se presume que fue la causa del fin de la era de los dinosaurios, que abrió el camino a la proliferación de mamíferos pequeños y, a la larga, de los humanos modernos. Hoy los humanos somos el asteroide que condena a gran parte de la vida a la extinción.

El informe del PICC reafirma que la vasta mayoría de reservas conocidas de combustibles deben quedar en el suelo para evitar riesgos intolerables a las generaciones futuras. Entre tanto, los principales consorcios energéticos no ocultan su objetivo de explotar esas reservas y descubrir otras.

Un día antes de presentar un resumen de las conclusiones del panel, el New York Times reportó que grandes existencias de granos en el medio oeste de Estados Unidos se pudren porque los ferrocarriles están ocupados transportando los productos del boom petrolero de Dakota del Norte a los puertos de embarque hacia Asia y Europa.

Una de las consecuencias más temidas del calentamiento global antropogénico es el derretimiento de las regiones de hielo permanente. Un estudio en la revista Science advierte queincluso temperaturas ligeramente más elevadas (menos de las previstas para los próximos años) podrían comenzar a derretir la capa de hielo, con posibles consecuencias fatales para el clima global.

Arundhati Roy sugiere que la metáfora más apropiada para la insania de nuestros tiempos es el glaciar Siachen, donde soldados indios y paquistaníes se han matado en el campo de batalla de más altitud en el mundo. El glaciar se está derritiendo y revela miles de proyectiles de artillería usados y tambos de combustible vacíos, hachas para hielo, botas viejas, tiendas y muchos otros desperdicios que miles de combatientes humanos generan en conflictos sin sentido. Y mientras los glaciares se derriten, India y Pakistán enfrentan un desastre indescriptible.

Triste especie. Pobre búho.

Noam Chomsky es profesor emérito de lingüística y filosofía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Cambridge. Su libro más reciente es Power Systems: Conversations on Global Democratic Uprisings and the New Challenges to U.S. Empire. Interviews with David Barsamian. 

Distributed by The New York Times Syndicate

Fuente: http://www.jornada.unam.mx/2014/09/13/mundo/022a1mun

Traducción: Jorge Anaya

Categories: Attac Planet

Doble amenaza: El CETA y el TTIP

Wed, 24/09/2014 - 06:00

David Hervás – ATTAC Castelló

El Acuerdo Transatlántico de Comercio e Inversiones, conocido por las siglas TTIP [1] empieza ser conocido por la opinión pública, sobre todo gracias a la campaña ciudadana [2] que se ha puesto en marcha en su contra y por la difusión de artículos [3] y declaraciones [4] de representantes de la izquierda política parlamentaria. Sin embargo, el estreno ante los medios de comunicaciones de las negociaciones que se remontan a noviembre de 2011 se produce en el Discurso del Estado de la Unión [5] pronunciado por Barack Obama del 12 de febrero de 2013. En dicho discurso el inquilino de la Casa Blanca expresa su intención de impulsar dos acuerdos regionales de comercio, uno con los países a ambos lados del Pacífico (TPP o Trans-Pacific Partnership) y otro con la Unión Europea.

Ante este anuncio de inmediato se organizan campañas contra ambos acuerdos y ya el 17 de marzo de 2013 anunciamos en las páginas de este blog el nacimiento de una campaña [6] contra el TTIP, que entonces aún era conocido como TAFTA [7].

¿Porqué el TTIP no es un simple Tratado de Libre Comercio?

El TTIP no es sólo un tratado arancelario. Si lo fuera sería prácticamente inútil, ya que las tarifas arancelarias entre la UE y los EE.UU. ya son muy bajas, salvo en el sector agrícola donde son mayores que la media. El TTIP se llama tratado de inversiones porque pretende acordar una regulación para proteger las inversiones que las empresas extranjeras hacen en un país. Es decir, para proteger el dinero que invierten las-empresas multinacionales.

Los objetivos del TTIP son:

1. Lograr la convergencia regulatoria: las normas de comercio e inversión de los EE.UU. y Europa han de armonizarse. Dado que se considera que dichas normas son barreras no arancelarias, se pretende armonizarlas a la baja, para maximizar los beneficios de las empresas. Esto es lo que han pedido los negociadores:

-La Unión Europea ha pedido la derogación de la regulación bancaria, la Ley Dodd-Frank que tanto costó aprobar a la administración Obama y que está diseñada para evitar los abusos que provocaron las quiebras de los bancos de inversión de Wall Street que fueron la espoleta de la crisis en 2008. Quien más presiona es el gobierno del Reino Unido y el de Alemania, actuando de defensores de la City y de Frankfurt respectivamente. Por el momento EE.UU. se ha negado, pese a las presiones de Wall Street [8].

-Los EE.UU. quieren incluir la normativa laboral. Hay que recordar que el mercado laboral americano está desregulado, que los EE.UU. no han firmado 6 de los 8 convenios de la Organización Internacional del Trabajo. Además, en 24 estados norteamericanos rigen las llamadas leyes right-to-work que prohíben los convenios colectivos.

-Asimismo, los norteamericanos quieren la autorización del cultivo y del consumo humano de organismos genéticamente modificados (transgénicos) y la eliminación de la obligación de informar de su presencia en las etiquetas de los productos.

-Los EE.UU. quieren levantar las prohibiciones, moratorias o restricciones sobre la fracturación hidráulica (fracking).

-Las empresas norteamericanas quieren la derogación de la normativa REACH [9] sobre uso de productos químicos tóxicos, y así como el abandono del Principio de Precaución [10] europeo que permite impedir la distribución de productos que puedan entrañar un peligro para la salud o incluso proceder a su retirada del mercado, en caso de que los datos científicos no permitan delimitar los riesgos para la salud humana, animal o vegetal, o para medio ambiente.

-Las Big Pharma [11], quieren conseguir de Europa el alargamiento de la duración de las patentes, limitar o eliminar la potestad de los gobiernos de fijar los precios de los medicamentos y limitar la transparencia de los ensayos clínicos [12].

-En el sector agrícola, además de la rebaja de los aranceles, los EE.UU. solicitan la eliminación de las Denominaciones de Origen Protegidas y las Indicaciones Geográficas Protegidas [13] porque dicen que impiden a las empresa americanas producir, por ejemplo, vino de Rioja o queso de Roquefort [14].

-Determinadas prácticas muy discutidas de la industria agroalimentaria norteamericana, inadmisibles en Europa, verán levantada su prohibición, en virtud de la “convergencia regulatoria”: carne bovina de reses tratadas con hormonas de crecimiento (cuyo consumo se relaciona con el cáncer en humanos), aves bañadas en cloro (prohibido en la UE desde 1997), alimentos contaminados con pesticidas.

-Además, los controles europeos sobre los disruptores endocrinos [15] que actualmente bloquean el 40% de las exportaciones de alimentos norteamericanos [16] están sobre la mesa de negociaciones.

2. Afianzar la liberalización de los mercados de servicios. Este es un eufemismo que suena muy bien, pero que empieza a sonar muy mal cuando se entra en detalle de las aspiraciones de los negociadores:

-Apertura a las multinacionales [17] de la contratación de las administraciones públicas.

-Privatización del suministro de agua potable, que interesa tanto a las multinacionales europeas como a las norteamericanas.

-Los norteamericanos han confirmado su intención de negociar la apertura de los servicios públicos de sanidad y educación, aprovechando la demencia privatizadora que afecta a los gobiernos europeos.

-No sólo los americanos quieren sacar tajada, pues la Unión Europea pretende eliminar las disposiciones Buy American de ciudades, condados y estados de EE.UU., que favorecen los empleos locales en la contratación de las administraciones públicas.

3. La privacidad está amenazada porque se está intentando aprobar el ACTA por la puerta trasera.

El Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación, conocido como ACTA [18], era un acuerdo multilateral voluntario destinado a proteger la propiedad intelectual, combatir la falsificación de bienes, los medicamentos genéricos y la piratería en Internet. Para ello, este acuerdo aumentaría la vigilancia fronteriza y obligaría a los Proveedores de Servicios de Internet a vigilar todos los paquetes de datos que fueran cargados o descargados desde Internet. El usuario infractor podría ser sancionado con multas, con la pérdida del derecho a la conexión a la red, o con penas de prisión.

El ACTA fue rechazado por el Parlamento Europeo el 4 de julio de 2012, por 478 votos en contra y tan solo 39 miserables votos a favor. Sin embargo, se teme que a cambio de dejar entrar a operadores europeos en mercados como el de internet, dominado por multinacionales norteamericanas, se ponga en la mesa de negociación la privacidad de internet, siendo claro que por el lado americano la MPAA (Asociación de la Industria Cinematográfica) y la RIAA (Asociación de la Industria Discográfica) presionarán por sus intereses.

Es evidente que negociar el tráfico transatlántico de datos pone en desventaja a los europeos en cuanto a la privacidad de sus datos, ya que en EE.UU. no hay ninguna ley que proteja la privacidad de los datos, mientras que la Directiva Europea de Protección de Datos solo permite transferir datos a un país tercero si este garantiza su privacidad.

4. Introducir un marco jurídico para las relaciones entre estado u empresas que socava los principios de la democracia.

Desde el principio el TTIP prevé la inclusión de un Mecanismo para la Resolución de Disputas entre Inversores Extranjeros o ISDS [19] que permitirá a las multinacionales demandar a un Estado soberano ante un Tribunal de Arbitraje Internacional si considera que una nueva Ley perjudica sus intereses económicos en el país en cuestión. Estos tribunales, que están al margen de la justicia europea o internacional e integrados por abogados de firmas privadas, suelen condenar a los países a pagar sumas desorbitadas por promulgar leyes, sanitarias sociales o medioambientales que “perjudican” los “beneficios futuros”[20] que las empresas esperaban obtener. Sus sentencias son inapelables.

Esto significa que se pone un precio a la soberanía nacional, precio que hay que pagar a las empresas multinacionales. Los Estados pueden aprobar las leyes que quieran, incluso con rango constitucional, pero han de indemnizar a los inversores extranjeros que sostengan que pueden dejar de ganar dinero por culpa de esas leyes [21]. Muchas veces empresas nacionales han abierto sucursales en un país firmante de un Tratado para así poder demandar a su propio gobierno[22].

Por todo ello, las reclamaciones contra los estados se han convertido en un negocio para las multinacionales y también para las firmas de abogados especializadas en este tipo de pleitos[23].

Para evitar los pleitos, se quiere introducir un mecanismo que también socava los principios de la democracia: el Consejo de Cooperación Regulatoria. Dicho consejo efectuaría un control previo de la legislación que vayan a aprobar los Parlamentos, y estaría formado por un funcionario en nombre del Comisario de Comercio, otro en nombre del Representante de Comercio de los EE.UU., un representante empresarial norteamericano y en representante empresarial europeo. Su misión es hacer converger las legislaciones.

Ante la inquietud generada, la Comisión Europea anunció en enero de 2014 una consulta ciudadana sobre el ISDS, pero la experiencia de otras consultas hacía sospechar que se trataba de una cortina de humo [24]. Los hechos posteriores demuestran lo acertado de dicha sospecha:
El 23 de julio de 2014 se ratificó por el Parlamento Europeo un Reglamento sobre la responsabilidad financiera relacionada con los tribunales de resolución de litigios entre inversores y Estados, que entró en vigor el 17 de septiembre de 2014. Esto se ha hecho para evitar que algún estado miembro alegue que no puede introducirse el ISDS en algún Tratado de los que están negociando porque no se ha regulado previamente, como desarrollo necesario del Tratado de Lisboa [25].
El 10 de septiembre de 2014 la Comisión Europea rechazo la inscripción de una Iniciativa Ciudadana Europea para le recogida de firmas contra la inclusión del ISDS y la cooperación regulatoria en el TTIP y otros tratados.

Negociaciones en secreto

Una de las características de los tratados de comercio que negocia la Unión Europea es el secretismo. De hecho antes del anuncio de Barack Obama, funcionarios de la Comisión Europea y de las EE.UU. formaron un grupo de trabajo en noviembre de 2011 que ha tenido más de un centenar de reuniones en secreto con cabilderos[26] de empresas y organizaciones empresariales. Por supuesto, el anuncio de Obama y el posterior anuncio del Presidente de la Comisión Europea José Manuel Durão Barroso no ha cambiado para nada esta política: las reuniones son secretas, el acceso a los documentos está restringido, incluso a los funcionarios y representantes de los gobiernos de les Estados Miembros[27], y tampoco se permite a los parlamentarios electos de los Estados miembros conocer las pretensiones de los negociadores de los EE.UU. que afectan a sus propios estados [28].

La opacidad es mayor en la Unión Europea que en los EE.UU. donde la administración Obama remitió con tres meses de antelación al inicio de las negociaciones una carta al speaker de la Cámara de Representantes [29] en el que se informaba detalladamente de los objetivos que pretende conseguir el gobierno de los EE.UU. en las negociaciones.

Alguno pensará que con tanto secretismo ¿no se nos estará pasando algo por alto? Pues sí, existen una serie de tratados que se están negociando en secreto desde hace tiempo sin que hayan tenido una respuesta de la sociedad en su contra tan instantánea como el TTIP: el CETA y el TiSA.

Los negociadores del TTIP

Al frente de la delegación europea se encuentra el Comisario de Comercio, el flamenco Karel De Gucht, al cual la administración fiscal belga ha tenido que denunciar ante los tribunales para reclamarle 900.000 euros en concepto de fraude fiscal[30].

Por el lado norteamericano tenemos al Representante de Comercio de los Estados Unidos, Michael Froman. En el libro Inside Job, de Charles Ferguson, basado en el documental ganador de un Óscar, se nos explica que Froman era ejecutivo de Citigroup Alternative Investments, una unidad que estuvo profundamente implicada en la crisis financiera de 2008 y provocó pérdidas de miles de millones de dólares. Froman empezó a trabajar en el equipo de transición de Obama y fue gratificado con un bonus tras anunciarse su toma de posesión como alto cargo de la Casa Blanca. Bajo la presión de la prensa donó parte a obras benéficas, pero se embolsó alrededor de 7 millones de dólares[31]

El CETA: el Caballo de Troya

El Acuerdo Integral Económico y de Comercio, conocido por las siglas CETA [32], es un tratado que se ha estado negociando entre Canadá y la Unión Europea desde el 6 de mayo de 2009. Las negociaciones concluyeron el 1 de agosto de 2014, y se decidió que el tratado se había de presentar oficialmente el 25 de septiembre de 2014 por el primer ministro canadiense Stephen Harper y José Manuel Durão Barroso. Pese al secretismo, la cadena de televisión pública ARD filtró el texto del acuerdo[33] el 14 de agosto.

El acuerdo está listo para su ratificación por el Parlamento Europeo y por los Parlamentos de los 28 Estados Miembros.

A la vista del acuerdo filtrado del CETA y por lo que se ha ido conociendo del contenido del TTIP por declaraciones de los negociadores y funcionarios de la Comisión Europea, así como por las filtraciones de documentos [34], el CETA es un auténtico Caballo de Troya del TTIP, ya que tiene prácticamente el mismo contenido que el TTIP:

-El CETA incluye el ISDS (Mecanismo para la Resolución de Disputas entre Inversores Extranjeros).

-La capacidad del Gobierno y del Banco Central de Canadá de regular la actividad financiera queda inoperante frente a las entidades europeas que utilizaran el ISDS para burlar unas normas, que recordemos hicieron que Canadá no tuviera una crisis bancaria en 2008, al contrario que Estados Unidos y Europa [35].

-En la negociación del CETA, la Unión Europea ha rechazado incluir mecanismos coactivos (multas, demandas judiciales) para asegurar los derechos laborales.

-En el CETA se restringe la autonomía de los gobiernos regionales y locales para utilizar los contratos públicos como palanca del desarrollo económico de las regiones o ciudades.

-A partir de la entrada en vigor del CETA será imposible renacionalizar los servicios privatizados o desarrollar nuevos servicios públicos.

-La Unión Europea podrá importar de Canadá hidrocarburos extraídos de arenas bituminosas, fracking, tight oil y otras técnicas muy contaminantes, que tienen un alta incidencia en el calentamiento global.

-Se introducen en la regulación de la propiedad intelectual disposiciones cortadas y pegadas del ACTA [36], precisamente las más polémicas y represivas que provocaron su rechazo por el Parlamento Europeo.

Y por supuesto, cualquier empresa norteamericana puede beneficiarse del CETA estableciendo una sucursal en Canadá, ya que existe un tratado de libre comercio e inversiones entre los Estados Unidos, Canadá y México desde el 1 de enero de 1994, conocido como NAFTA [37]. En caso de no aprobarse el TTIP, si se aprueba el CETA será utilizado como Caballo de Troya por las empresas multinacionales norteamericanas.

Se ha llegado una situación muy reveladora del secretismo de las negociaciones, pero también de la desorientación del la sociedad civil europea: contra el TTIP se inició una campaña desde el mismo momento que se conoció oficialmente, mientras que las negociaciones del CETA se anunciaron oficialmente en la cumbre Canadá-Unión Europea que tuvo lugar en Praga el 6 de mayo de 2009. En cinco años, a la opinión pública europea no le ha inquietado la existencia de las negociaciones, habiéndose incorporado recientemente como un anexo a la campaña anti TIPP la protesta contra el CETA, cuando este ya estaba casi listo para ser presentado a los parlamentos para su ratificación.

Puede haber dos causas para esta movilización tardía contra el CETA: 

Un defecto común al movimiento antiglobalización, a la izquierda europea y latinoamericana: un antiamericanismo automático, que centra la atención en lo que hace el tío Sam y no presta atención a lo que hacen otros actores del tablero de juego internacional [38].

Una cierta prepotencia por parte de grupos de intereses europeos y de la opinión pública europea, que piensa que un país como Canadá (menos poblado que España y con PIB 10 veces inferior al de la Unión Europea) no puede ser causa de problemas para algo tan “grandioso” como la Unión Europea.

El despertar tardío de la conciencia ciudadana europea nos deja la sensación de que nos han pillado a todos a contrapié. Por ejemplo, al percatarnos de que las victorias de las sociedad civil que suponen la moratoria al fracking en Francia, o la prohibición del fracking en Cataluña, serán papel mojado en cuanto se ratifique el CETA, pues las empresas implicadas son canadienses [39]. Luego nos enteramos del interés por resucitar el ACTA de una industria multimillonaria que la mayor parte de les europeos desconoce que se concentra en la provincia canadiense de Quebec: los videojuegos.[40] Por si fuera poco, los ecologistas tienen motivos para preocuparse no sólo por las petroleras, ya que en Canadá se concentra el sector de la megaminería a cielo abierto.

Teniendo en cuenta además que el CETA servirá para utilizar Canadá como puerta de atrás por las empresas multinacionales en caso de no firmarse el TTIP, debe intensificarse su denuncia ante la opinión pública de cara a su presentación oficial en la próxima cumbre Canadá-UE, que tendrá lugar el 26 de septiembre en Ottawa y Toronto.

ADVERTENCIA: en las notas al pie no se enlaza a  medios afiliados a la AEDE (Asociación de Editores de Diarios Españoles)

[1] Siglas de Transatlantic Trade and Investment Partnership.[2] http://noalttip.blogspot.com.es/[3] Alberto Garzón y Desiderio Cansino  50 preguntas y respuestas sobre el Tratado de Libre Comercio http://attaccastello.blogspot.com.es/2014/06/50-preguntas-y-respuestas-sobre-el.html[4] Declaración de Lola Sánchez Caldentey: http://www.youtube.com/watch?v=MKAza5wMTaw&feature=youtu.be[5] Mathew Rimmer,  The two treaties:Obama, trade and the State of the Union. The Conversation, 14 de febrero de 2013 (incluye un video del discurso) http://theconversation.com/the-two-treaties-obama-trade-and-the-state-of-the-union-12197[6] http://attaccastello.blogspot.com.es/2013/03/attac-pv-apoya-el-manifiesto-de-seattle.html[7] Siglas de Transatlantic Free Trade Area  o Área Transatlántica de Libre Comercio. En Francia se le sigue llamando por ese nombre. Ha habido intentos de consolidar unas siglas en español (ACTI), que aparecen en las versiones en español de los documentos oficiales de la Unión Europea, pero afortunadamente no han prosperado, pues podría aumentar la confusión reinante dada la proliferación de siglas.[8] Para ver el nivel de opacidad  bancaria y financiera de las plazas bursátiles de la City londinense, Frankfurt y Wall Street, comparado con el de paises considerados paraisos fiscales , ver este informe de Tax Justice Network :http://www.financialsecrecyindex.com/introduction/fsi-2013-results[9]  http://echa.europa.eu/es/regulations/reach/understanding-reach[10] http://europa.eu/legislation_summaries/consumers/consumer_safety/l32042_es.htm[11] http://en.wikipedia.org/wiki/Pharmaceutical_lobby[12] Análisis de la “carta a los Reyes Magos” de las Big Pharma en español aquí : http://www.saludyfarmacos.org/lang/es/boletin-farmacos/boletines/may2014/p2014330/[13] http://www.magrama.gob.es/es/alimentacion/temas/calidad-agroalimentaria/calidad-diferenciada/dop/default.aspx[14] Sin embargo, los EE.UU. piden protección para las marcas (como la de Coca-cola que se produce en EE.UU. en concentrado y fuera  de sus fronteras no se  puede producir, solo se añade agua y se embotella), para las patentes de transgénicos (que impiden a los agricultores producir sus propias semillas) y para la propiedad industrial (que impide producir medicamentos genéricos baratos)[15] Un disruptor endocrino u hormonal, también llamado interruptor endocrino u hormonal, es una sustancia química, ajena al cuerpo humano o a la especie animal a la que afecta, capaz de alterar el equilibrio hormonal de los organismos de una especie, es decir, de generar la interrupción algunos procesos fisiológicos controlados por hormonas, o de generar una respuesta de mayor o menor intensidad que lo habitual. Para conocer sus efectos en los humanos y en la biosfera, puede consultarse el siguiente informe de la Organización Mundial de la Salud : http://www.who.int/ceh/publications/endocrine/en/#[16]  Así lo cuenta la  patronal de la química agrícola norteamericana CropLife America el 21 de noviembre de2013, quejándose  de la regulación europea:   http://www.croplifeamerica.org/news/cla/US-Agricultural-Exports-Threatened-EU-Pesticide-Regulation[17] No cabe duda que hablamos de una multinacional cuando hablamos de una empresa de California que puja por un contrato de mantenimiento de las aceras o del mobiliario urbano de una ciudad epañola. Lo mismo ocurre a la inversa: una empresa española que aspire a un contrato con Chicago.[18] Siglas Anti-Counterfeiting Trade Agreement. Al mismo tiempo que se negociaba el ACTA, la administración Obama intentó aprobar dos leyes que también afectarían a la privacidad de internet, como la ley  SOPA y la ley  PIPA paralizadas por el Congreso de los EE.UU. el 14 de enero y el 20 de enero de 2012 respectivamente.  Obama, que empezó llenando internet con hermosos eslóganes electorales, ha terminando llenando internet de siglas ridículas.[19] Siglas de Investor-State Dispute Settlement[20] En la jerga del derecho de comercio internacional existe el concepto “Expropiación indirecta” que permite a los inversores reclamar compensaciones como resultado de una regulación, ley, política, medida u otra decisión gubernamental que tenga como efecto la reducción o eliminación de las oportunidades de conseguir beneficio por parte de la empresa.[21] Hay muchos ejemplos de estas demandas de Empresas Multinacionales contra Estados:a) La tabacalera Philip Morris reclama indemnizaciones multimillonarias contra dos Estados que han impuesto medidas contra al tabaquismo (limitaciones a la publicidad y avisos en las cajetillas): Australia y Uruguay.b) La eléctrica sueca Vattenfall reclama 3.700 millones de euros a Alemania por haber abandonado la energía nuclear:http://www.tni.org/sites/www.tni.org/files/download/vattenfall-icsid-case_oct2013.pdf[22] Los dos casos más conocidos con:a) La petrolera canadiense Lone Pine Resources utiliza un filial en los EE.UU.( concretamente al Estado de Delaware, que es un paraíso fiscal) para reclamar 250 millones de dólares canadienses a Canadá .al amparo del Tratado de Libre Comercio de América del Norte por la moratoria que aprobó sobre el fracking la provincia de Quebec: http://www.italaw.com/sites/default/files/case-documents/italaw1596.pdfb) La papelera canadiense AbitibiBowater utilizó una filial en los EE.UU. para demandar a Canadá por la expropiación de sus propiedades efectuada por la provincia de Newfoundland y Labrador, y acabó consiguiendo del gobierno federal una indemnización de 130 millones de dólares canadienses: http://www.thecourt.ca/2010/08/27/canada-settles-abitibibowaters-nafta-claim/[23] Pia Eberhardt y Cecilia Olivet, Cuando la injusticia es negocio Cómo las firmas de abogados, árbitros y financiadores alimentan el auge del arbitraje de inversiones  Amsterdam: Corporate Europe Observatory y Transnational Institute, 2012. Disponible aquí:http://www.tni.org/sites/www.tni.org/files/download/cuando_la_injusticia_es_negocio-web.pdf[24] Leo Nolleti La consulta popular como cortina de humo, Le Monde Diplomatique en español, Julio de 2014, pag. 22.[25] El artículo 3, apartado 1, letra e) del Tratado de Lisboa dice que la Unión dispone de competencia exclusiva en materia de política comercial común y puede ser parte en acuerdos internacionales que contengan disposiciones sobre inversión extranjera directa.[26] Cabildero es la expresión utilizada desde hace años para traducir la palabra inglesa  lobbyist, persona que trabaja para un grupo de presión.[27] A estos  solo se les permite la lectura en salas vigiladas en las que está prohibido  sacar o copiar los documentos.[28] John Hilary, El Acuerdo Transatlántico sobre Comercio e Inversión. Rosa Luxemburg Stiftung, Bruselas , mayo de 2014 http://rosalux-europa.info/userfiles/file/TTIP_ES.pdf[29] http://www.ustr.gov/sites/default/files/03202013%20TTIP%20Notification%20Letter.PDF[30]  Bélgica reclama en los tribunales al comisario europeo de Comercio 900.000 euros por fraude fiscal. Europa Press,8 de noviembre de 2013:  http://www.europapress.es/economia/fiscal-00347/noticia-economia-ampl-belgica-reclama-tribunales-comisario-europeo-comercio-900000-euros-fraude-fiscal-20131108124300.html[31] Charles Ferguson, Inside Job, Oneworld, 2012. Págína 303.  Además tiene la pasta en paraisos fiscales: Jonatha Weisman, US Trase Nominee Has $490.000 in Cayman Fund , The New York Times, 4 de junio de 2013:http://www.nytimes.com/2013/06/05/us/politics/trade-nominee-has-500000-in-cayman-islands.html?_r=0[32] Siglas de Comprehensive Economic and Trade Agreement. En Quebec se le conoce por AÉCG:
Accord Économique et Commercial Global.[33]  http://www.tagesschau.de/wirtschaft/ceta-dokument-101.pdf[34]  http://keionline.org/node/1984[35] Les Whitington. EU trade pact could weaken Ottawa’s power to regulate banks. Toronto Star.07/09/2014:http://www.thestar.com/news/canada/2014/09/07/eu_trade_pact_could_weaken_ottawas_power_to_regulate_banks.html[36] Comparativa del ACTA y del CETA   https://wiki.laquadrature.net/Comparison_ACTA_CETA[37] Siglas de North American Free Trade Agreement (en español: Acuerdo de Libre Comercio de América del Norte).[38] Este tipo de antiamericanismo irreflexivo llega a extremos vergonzosos, como el de estar defediendo desde tribunas y publicaciones regímenes y autócratas criminales considerados como contrapesos a la hegemonía yanqui, error que se hace más visible y vergonzoso cuando a los pocos años dichos regímenes y autócratas se pasan al bando pronorteamericano.[39] Les prohibicions del fracking, paper Mullat? Mèdia.cat, 29 de octubre de 2013: http://www.media.cat/2013/10/29/les-prohibicions-de-fracking-paper-mullat/[40] Ulysse Bergeron y Jean-François Nadeau. En Canadá, una industria que se siente como en casa. Le Monde Diplomatique en español. Diciembre 2013.
Categories: Attac Planet

¿Después de Escocia, Catalunya?

Tue, 23/09/2014 - 17:00

Esther Vivas - Consejo Científico de ATTAC España

Escocia ya ha votado, ¿Catalunya lo va a hacer? El parlamento catalán ha aprobado este viernes la ley de consultas que así lo permite. Un 78,5% de la cámara le ha dado su apoyo. Y lo que es más importante: un millón 800 mil personas lo exigieron el pasado 11 de septiembre en una masiva movilización en la capital catalana.

Sin embargo, el Reino Unido no es España, ni David Cameron es Mariano Rajoy. No lo digo porque tenga una especial simpatía por el “Imperio británico” ni por su primer ministro, más bien al contrario, no olvidemos el pasado opresor y colonial del Imperio y la política de recortes de los conservadores. Pero sí que estos días hemos visto que en algunos países hay una democracia de primera y en otros una de segunda. Y la democracia española, visto lo visto, está a años luz de jugar la Champions.

Aunque esto tampoco nos tendría que sorprender. El mismo presidente y su partido que no permite el derecho a los catalanes a votar es el que no quiere tampoco manifestaciones frente al Congreso de los Diputados. A algunos el derecho a decidir, ya sea de los pueblos o de las personas, les da miedo, mucho miedo. Su partido acólito, aquel que se viste de renovación para que todo cambie sin que nada cambie, esto del “derecho de los pueblos” también le pone nervioso, en la línea del nerviosismo que gasta con aquellos que ocupan calles y plazas, ya lo vimos con el Sr. Zapatero y el 15M.

Apelan a la legalidad de la Constitución, pero ¿qué Constitución? ¿Aquella que garantiza el derecho a la vivienda, pero desahucia a miles de familias mientras agacha la cabeza ante la banca? ¿La que se aprobó en una Transición tutelada por los militares? Se llenan la boca de legalidad, pero ¿qué legalidad? ¿Aquella que permite que miles de personas sean estafadas con total impunidad con las preferentes? Si el movimiento de los indignados nos enseñó algo es que ante la “legalidad” de unos pocos prevalece la legitimidad de los muchos.

Ocupar una vivienda vacía en manos de la banca es ilegal, sin embargo es del todo legítimo tener un techo bajo el cual vivir y acostarse, y más aún cuando esta misma banca es la que te ha echado de tu propia casa y endeudado de por vida. Que un pueblo pueda votar tal vez sea ilegal, así lo han anunciado por todo lo alto estos días el Sr. Rajoy y sus secuaces, que lo han dejado todo atado y bien atado para ilegalizar la Consulta, pero un pueblo tiene derecho a decidir libremente su futuro.

Defender el derecho del pueblo catalán a votar y defender la Consulta no es defender ni el Gobierno de CiU ni el de aquellos que señalan que Madrid nos roba. En Catalunya, como bien ha demostrado el Caso Pujol, tenemos los ladrones en casa. Y esto, a pesar de lo que digan algunos, no hace sino reforzar el proceso soberanista, porque señala claramente cuál es la antítesis del país que queremos. Más que nunca, las aspiraciones sociales se unen con las nacionales, unas y otras son inseparables, y es imprescindible fortalecer este vínculo.

Queremos votar porqué es nuestro derecho como pueblo y queremos votar para intentar construir un país mejor. Conseguirlo, no será fácil. Pero, el debate sobre el derecho a decidir y la independencia abren la puerta a intentarlo. No olvidemos que la crisis de régimen se da en un contexto de crisis política, económica y social, que permite intuir lo imposible como posible. Si el 9 de noviembre pierde Rajoy y la Consulta se celebra, no solo gana el pueblo catalán, ganan también todos los ciudadanos del Estado español contrarios a un gobierno autoritario y a su política de recortes.

Después de Escocia, ¿le llega el turno a Catalunya? Así, muchos lo esperamos. Y anhelamos contar con el apoyo de las “hermanas y hermanos” del resto del Estado. Con aquellos que más allá del Ebro quieren también otro país y otra democracia. La solidaridad de los de abajo frente al autoritarismo de los de arriba.

Artículo publicado en Público.es

esthervivas.com

Categories: Attac Planet

Un relámpago en la niebla: Cataluña y el Reino de España tras el escándalo Pujol

Tue, 23/09/2014 - 12:00

Antoni Domènech / G. Buster / Daniel Raventós – Sin Permiso

Es verdad: la sensacional confesión de Jordi Pujol el pasado 27 de julio constituye un nuevo jalón en la esperpéntica saga de episodios con que viene escenificándose desde la primavera de 2010 la crisis de la Segunda Restauración borbónica.

No falta ninguno de los ingredientes acostumbrados. La enésima evidencia de que las cúpulas de los partidos del arco dinástico se han comportado sistemáticamente como bandas delictivas organizadas. El mismo mal gusto jactancioso, pompa terne de nuevo rico corrompido, desfachatez de matasiete: índices inconfundibles de la sensación de impunidad largamente disfrutada. Las mismas grandes empresas privadas corruptoras, logreramente entregadas a la extracción políticamente mediada de rentas oligopólicas, inmobiliarias y financieras. Síntomas patológicos, todos, de la fragua de un verdadero cártel de amiguetes políticamente promiscuos, que en eso cristalizó la portentosa economía política de la Transición. Desplomado el prodigio en 2008, quedó a la vista el espectáculo de una ruina. Un país ecológico-urbanísticamente saqueado y rebosante de peajes rentistas, inútiles obras faraónicas por doquiera, un sistema financiero insolvente, una cuarta parte de la población activa en paro, más de la mitad de sus jóvenes sin perspectivas de empleo y unas clases populares terriblemente apalancadas en la deuda. En apenas un lustro, España pasó de ser un país de inmigrantes a serlo –otra vez— de emigrantes; lo nunca visto. Y unos grupos dirigentes políticos y económicas convertidos en tenores huecos, sin otro norte que el de utilizar la coartada de la pertenencia a una UE a la deriva y en pleno proceso de contrarreforma para perpetuar el statu quo en el Reino. Desde mayo de 2010 –de la manera más clara, tras contrarreforma bipartidista de la Constitución perpetrada en el verano de 2011—, con políticas procíclicas de austeridad fiscal y drástico recorte de derechos sociales y civiles que vienen a subvertir abiertamente los fundamentos mismos del Estado Democrático y Social de Derecho mal que bien consagrado por la Constitución de 1978.

El affaire Pujol viene a confirmar del modo más palmario –precisamente con un melodrama familiar tan sórdido como ridículo— que la “crisis catalana”, lejos de ser un brote epidémico de sentimientos identitarios y “nacionalistas”, es parte fundamental y aun principal de la “crisis española”. De una terrible crisis de legitimación popular en que comenzó a entrar en 2010 aquel proyecto de España como nación que había mantenido en lo esencial unido al arco político-económico dinástico constructor y beneficiario de la Transición al posfranquismo.

Hace ya cerca de un año escribimos para SP un artículo titulado “Independentistas en la niebla” sosteniendo precisamente esta tesis. Pero eso no quiere decir que el escándalo de la familia Pujol no aporte buenas “novedades” a la evolución de la crisis de la Segunda Restauración borbónica y a su comprensión. En cierto sentido, es como un rayo que ha venido a arrojar cierta luz en la niebla.

El mito del Jordi Pujol antifascista y la realidad del pujolismo postantifascista.

Una de las características diferenciales de la derecha nacionalista catalana era su pedigrí antifascista: los dos años de cárcel de Jordi Pujol fueron el símbolo de eso. Nada que ver con un partido como el PP, fundado por un antiguo ministro franquista y construido sin solución de continuidad con la herencia del franquismo: ni siquiera se han avenido nunca a condenar expresis verbis el “alzamiento nacional” del 18 de julio de 1936.  Lo que no quiere decir que el PP sea un partido “retro” y  “franquista”. Al contrario; el PP se ha configurado en las últimas dos décadas como un partido a la altura de los tiempos que corren en Europa: como un partido –dígase así— “postantifascista”. Como el partido de Berlusconi, como el último “socialismo” italiano de Craxi, como el postgaullismo de Sarkozy. Esencial en la “narrativa” postantifascista es la interpretación revisionista, en clave daltónicamente anticomunista, banalizadora de unos fascismos europeos presentados como autoritarismos o aun “totalitarismos” desde luego criticables, pero “modernizadores”: respuestas seguramente equivocadas, pero comprensibles, a democracias demasiado radicales (Weimar, la I República austriaca, la II República española), y por lo mismo, inermes ante la amenaza “totalitaria” bolchevique, etc. No hará falta decir que la empresa cultural de construcción de esa narrativa postantifascista se ha convertido en una próspera industria generosamente subvencionada crematísticamente y espléndidamente retribuida en especies y honores.

En una época muy parecida a la nuestra, dejó dicho Karl Kraus algo así como que “en el crepúsculo del sol de la cultura, son los enanos quienes proyectan las sombras más largas”. Pues bien; si se compara el núcleo de sus respectivos peritos en legitimación (periodistas, tertulianos, intelectuales generosamente subvencionados y aun sobrepublicitados académicos pretendidamente frei schwebende), las diferencias entre las sombras proyectadas por los enanos del PP y los de CiU en este punto son prácticamente inexistentes. El centroderecha (y parte del sedicente centrozquierda) nacionalista catalán se ha “modernizado” a marchas forzadas en los últimos lustros para adaptarse al postantifacismo. Ha sido verdaderamente patológica, por poner un ejemplo menor, pero muy ilustrativo, la obsesión de los enanos postantifascistas catalanes –generosamente subvencionados con dinero público y privado, entre otras, por la Fundación Jordi Pujol, especializada en ética política— por difamar y destruir el legado cultural de la resistencia antifranquista catalana del PSUC, el principal y, a trechos, casi único partido que resistió de verdad, no pocas veces –Manuel Sacristán, Josep Fontana, Feliu Formosa, Francesc Vicenç…—, con enorme solvencia intelectual, y siempre, arrostrando penas y sinsabores infinitamente superiores a los dos años de cárcel del banquero Pujol. Para que el lector se haga una idea de esas obsesiones nacidas de la deriva postantifascista del nacionalismo convergente, nada mejor que recordar ahora la elegante denuncia de nuestro difunto amigo Paco Fernández Buey en Carta al Director de El País (“Respeto a las personas y a las palabras”, 16 de octubre de 2004):

“Con motivo de la presentación de las Memòries de Raimon Galí, El País del pasado 6 de octubre reproduce e inserta el siguiente párrafo: ‘Las universidades catalanas fueron gobernadas por profesores marxistas de valía, como Manuel Sacristán y Pierre Vilar, que durante muchas generaciones permitieron triturar nuestra memoria histórica e impideron a la juventud catalana ver y juzgar rectamente su pasado’.

“He esperado unos cuantos días a ver si la memoria histórica de hoy funcionaba y alguien levantaba la voz para recordar lo que pasó in illo tempore. En vano. Y, como he esperado en vano, querría recordar desde aquí lo que debería ser obvio, pero ya olvidado. La juventud catalana de hoy debe saber, en primer lugar, que Manuel Sacristán y Pierre Vilar no ‘gobernaron’ nunca las universidades catalanas. Al contrario: fueron censurados y perseguidos por quienes las gobernaban in illo tempore (y por algunos que entonces hacían la vista gorda ante la injusticia para gobernarlas después). Y, en segundo lugar, que aquellos marxistas no permitieron triturar nuestra memoria histórica ni impidieron juzgar rectamente nuestro pasado.

“Al contrario: los jóvenes de entonces aprendimos historia de Cataluña leyendo a escondidas (y contra los que gobernaban de verdad) las obras de Pierre Vilar; y aprendimos a juzgar rectamente, si es que se puede aprender una cosa así, escuchando y leyendo a Manuel Sacristán (quien tuvo que pasar casi diez años expulsado de la Universidad de Barcelona precisamente por ser marxista, a pesar de que todo el mundo, en la Cataluña de entonces, reconocía su valía intelectual)”.

Eso pasaba en 2004, con un nacionalismo conservador virulentamente reactivo a su desalojo del govern por un malhadado tripartito de las izquierdas que ahora, por contraste, hasta podría empezar a verse como honorable… Pero lejos de amainar, la sectaria campaña truhanescamente mendaz contra los verdaderos resistentes antifranquistas siguió. Particularmente escandalosas han resultado recientemente las exitosas intrigas para negar a Josep Fontana –uno de los más destacados historiadores europeos vivos— el doctorado honoris causa por la Universitat Autònoma de Barcelona en 2011. Por no hablar de las sumamente reveladorasreacciones de los hooligans novo-independentistas al escepticismo crítico expresado a propósito del proceso soberanista en curso por un grande entre los grandes de la resistencia cultural de la izquierda antifranquista catalana: Raimon.

La expresión política de esa “narrativa”, o mejor dicho, la práctica política a la que esa “narrativa” ha venido a dar cobertura, es el giro abiertamente neoliberal de CiU en los últimos años. Nada más llegar al govern en 2010, Mas y su equipo dels millors se jactaron de ser más chulos que un ocho y más radicales que nadie en materia de “liberalismo” sin complejos –la CDC de los primeros tiempos de Pujol se presentaba como “socialdemócrata”, respetuosa de la lucha antifranquista comunista y admiradora de Olof Palme (sic!)—, austeridad fiscal, privatización de los servicios públicos, recorte de derechos sociales y autoritarismo policial.

No es seguramente injusto decir que la inopinada deriva independentista de estosmillors, herederos intelectuales y políticos de un Pujol tan millor, que hasta en su chapucera carta de confesión y despedida –¡enano condigno de sus enanos a sueldo!— se le han colado faltas de ortografía y graves errores de sintaxis catalana, tiene que ver con el evidente desgaste de popularidad que le generaron dos años de políticas antisociales y represivas. CiU buscó encaramarse a la enorme ola democrática popular por el dret a decidir, que fue, nos guste o no, la forma que cobró en Cataluña la protesta popular contra la ofensiva política antidemocrática desplegada por las oligarquías europeas luego de 2008. Y es verdad que esa operación de subirse a un carro popular en marcha les ha reportado ciertos beneficios: ha enmascarado o puesto en un relativo segundo plano sus políticasprivatizadoras y corruptas en el ámbito de la sanidad pública catalana, sus políticas educativas reaccionarias (indistinguibles de las del PP, por ejemplo, en materia de apoyo y subvención a la enseñanza privada religiosa, aun a la segregacionista opusina), o esas políticas de amedrentamiento de la población mediante la brutalidad represiva más desapoderada concebidas por uno de los personajes más turbios y desagradables de la política catalana reciente, el inefable Felip Puig (del que, dicho sea de paso, oiremos hablar mucho en los próximos meses por sucercanía al pinyol del mundo de los negocios de la familia Pujol). Compárese la resistencia de la población catalana a esas políticas con el auge de las distintas “mareas” en la comunidad madrileña, y se tendrá una medida aproximada de este relativo éxito de los millors a la hora de poner sordina a la protesta social popular. La responsabilidad del principal partido de la “oposición” en el Parlamento catalán, la ERC del señor Junqueras y la señora Marta Rovira, así como –en la llamada “sociedad civil”— de una parte de la dirección de la ANC, clama al cielo y seguramente empezará a partir de ahora a pasarles la debida factura.

Siendo todo eso verdad, también lo es esto: el auge soberanista catalán y la enorme movilización popular que lo sostiene se han convertido en la manifestación más llamativa y amenazante de la crisis de la monarquía española restaurada en 1978. Entender bien por qué, resulta esencial. Como ha observado agudamente el constitucionalista sevillano Javier Pérez Royo, lo que se restauró en 1978 no fue la democracia con una forma de Estado monárquico-parlamentaria, sino que se restauró la monarquía y se le dio a esa restauración forma parlamentaria:

“… lo que dificulta la supervivencia de la Monarquía no son tanto esos errores [de la Corona] como el agotamiento del sistema político con el que se hizo la Transición, diseñado para garantizar el asentamiento de la Restauración. El objetivo era la Restauración. El instrumento era pasar de la dictadura a la democracia. A finales del siglo XX no podía ser de otra manera. Pero el objetivo era la Restauración, al servicio del cual se diseñó el instrumento: el tipo de democracia que debería hacerla posible sin riesgos” (“Monarquía insostenible”, El País, 28 junio 2014.)

Es decir, que se impuso al pueblo la restauración borbónica, ofrecida de la única forma vividera en la Europa de 1978: como un régimen político de libertades públicas y derechos sociales. Eso hurtó a todos los pueblos de España el ejercicio pleno del derecho de autodeterminación política. Hurtado ese derecho a todos ellos de consuno, necesariamente debía hurtárseles a cada uno de ellos en particular: la izquierda que entró en el arco político dinástico (PSOE-PSC y PCE-PSUC) renegó o se olvidó, con la República, del programa tradicional de toda la izquierda antifranquista (¡incluido el PSOE de Suresnes!), programa en el que figuraba el ejercicio de ese derecho, cuando menos, por parte de catalanes, vascos, navarros y gallegos. No tenía mucho que ver con la supuestamente sacrosanta “unidad de España”, ni menos con las posibles ventajas o desventajas de la misma. No es por el huevo, sino por el fuero: no se trata de las probabilidades de ganar o perder un referéndum de autodeterminación. (El independentismo vasco y no digamos catalán eran fenómenos claramente minoritarios en 1978, y un referéndum vasco –con las oportunas garantías internacionales— habría ahorrado décadas de vesánica carnicería terrorista y contraterrorista). Se trata de que el sólo hecho de celebrarlo pondría eo ipso en cuestión la Restauración y abriría una irrestañable vía de agua en el zozobrante esquife de la monarquía borbónica.

Así, pues, en resolución, lo que está en causa en el proceso soberanista catalán es, por lo pronto, la existencia misma de la Monarquía de 1978. ¿Qué perspectivas se ofrecen a ese proceso tras el estallido del affaire Pujol?

La Realpolitik nacionalista neolib y sus intelectuales

Si hasta ahora habíamos visto grandes semejanzas entre la decantación político-ideológica de la derecha española del PP (y en buena medida, de UPyD y deCiutadans) y la deriva postantifascista de la CiU de los últimos años (neoliberalismo básico en la visión de la vida económica, europeísmo acrítico en el peor momento de la UE, sionismo y atlantismo ciegos en política internacional, etc.), el affaire Pujol ha venido a revelar una diferencia nada despreciable. Ésta: los políticos y los hombres y mujeres de negocios experimentados y con experiencia de Estado –sean o no “estadistas”— usan y financian a sus intelectuales como peritos en legitimación, pero raramente les hacen caso a la hora de tomar decisiones prácticas. El mundo del PP está lleno de enanos de larga sombra y de energuménicos botarates que sostienen las tesis más grotescamente irrealistas: desde las emanaciones venenosas de un Jiménez Losantos o el locoide filosionismo caiga quien caiga de Tertsch a las ridículamente pretenciosas fabricaciones pseudohistóricas de Pedro Jota o César Vidal, pasando por las “ralladas” excogitaciones económicas austro-anarco-capitalistas de ese nene tan encorbatadito y tan seriecito del think tank que usurpa desde hace años el glorioso nombre de Juan de Mariana. Pero los “intelectuales” que de verdad cuentan para los poderosos suelen ser otros: técnicos comerciales del Estado, inspectores de la hacienda pública, peritos contables, diplomáticos con largo ejercicio a las espaldas, abogados del Estado, funcionarios de los servicios de inteligencia, etc. Es decir, gentes down-to-earth, experimentadas en el mundo real y sus cloacas y en muy buena medida ajenas a la nube en que viven ideólogos, tertulianos y periodistas directa o indirectamente influidos por una ciencia social académica arrastrada desde hace más de tres décadas por una tendencia gravemente degenerativa.

El analista poskeynesiano Thomas Pilkington lo expresó certeramente así hace unos pocos días:

“Aunque las variaciones más extremas de esa tendencia se manifiestan en elanarco-capitalismo de Rothbard, se pueden encontrar variantes menos extremas en las distintas formas de las humanidades que se cultivan hoy en la vida académica. El grueso de la teoría económica actual revela esa misma ingenuidad pueril (…) Sólo en contadas disciplinas, como el Derecho, sigue la vida académica directamente vinculada a la realidad”.

Pues bien; si Pujol y sus compinches de la dirección de CiU, en vez de creerse los cuentos de la lechera de sus distintos Consells de tertulianos, publicistas, académicos a la violeta y pop-economists que no han acertado un solo pronóstico en su puñetera vida, hubieran dispuesto de intelectuales down-to-earth, habrían sabido inmediatamente que su inopinada deriva soberanista –cualquiera que fuere su motivación— les iba a poner en rumbo de choque directo con un viejo Estado que, como acaba de recordar el analista conservador Antonio Zarzalejos, sí dispone en abundancia de esos “intelectuales” con los pies en el suelo que las matan callando. Que alguien con el largo y siniestro pedigrí delictivo de Pujol y su entorno –que lo ha sido todo, absolutamente todo, en CiU—, no tuviera en cuenta este pequeño detalle, lo dice todo del realismo y la calidad técnico-pericial (dejemos ahora la “moral” y la “ética” para los Pujol-boys) de los dirigentes políticos del nacionalismo nostrat. Lo cierto es que se lanzaron a la batalla transportados por la fantástica idea, según la cual la lucha por el derecho de autodeterminación del pueblo de Cataluña podía terminar siendo un proceso versallescamente negociado con el gobierno de la monarquía española en el agradable entorno de una UE apacible, democrática y complaciente, felizmente inserta en un mundo venturosamente “globalizado” en el que las “soberanías” habrían perdido importancia. Porque el fondo del fondo del insensato cuento neoliberal de la lechera que ha querido darse a entender esta patulea de millors i més assenyats era ése, y no era otro que ése.

Ironías de la historia, y para escándalo de bienpensantes de varia laya, el gran historiador al que los petimetres del nacionalismo catalán postantifascista se avilantaron a negar sectariamente el doctorado honoris causa previno a su debido tiempo, con el realismo político habitual de la izquierda marxista culta e inteligente,contra los cuentos pseudoberanistas de la lechera recordando que raramente ha habido en la historia independencias sin guerras de independencia.

Pujol, que lo ha sido todo, no sólo en la Cataluña de los últimos 34 años, sino en el sistema político de la Segunda Restauración, debe de estar en posesión de una ingente cantidad de inconfesables secretos de familia y de informaciones muy comprometedores para mucha gente principal, de la Casa Real para abajo. No es imposible que contara incautamente con ese valiosísmo “activo” para salir impune del desafío al Estado español. Y no es imposible que, despechado y desengañado, se resuelva en las próximas semanas a tirar de la manta a la desesperada. Pero tampoco es imposible que opte por prestar un último servicio a la “causa” y ayude a su entorno –Mas y su govern dels millors, para empezar—  a servirse de ese “activo” para negociar con Rajoy, también en beneficio personal, una retirada política honrosa (que es lo que parecen haberle exigido los grandes empresarios catalanes durante la comida ampurdanesa del pasado sábado en la boda de la hija de Vilarrubí). ¡Quién sabe!

Una cosa es segura, al menos para los descreídos de los cuentos de la lechera versión neolib o versión pasturets: luego del affaire Pujol, la suerte del proceso catalán del dret a decidir ha quedado inextricablemente soldada a la suerte de la Segunda Restauración: mors tua vita mea. No habrá “república catalana”, si llega a haberla, sin III República española. Conste aquí que lo avisamos modestamente hace varias semanas, a propósito de la abdicación de Juan Carlos:

“Pase lo que pase, los republicanos españoles siempre tendrán que agradecer al pueblo catalán la inestimable ayuda democrática prestada en este final de tragicomedia chabacana de la Segunda Restauración. Pero queda a los demócratas catalanes –también en provecho propio— un último esfuerzo por realizar, acaso el más difícil y delicado: acompasar republicano-fraternalmente y sin tardanza su justa lucha por el ‘derecho a decidir’ del pueblo catalán con la lucha por el ‘derecho a decidir’ de todos los pueblos de España. Ojala sepamos todos estar a la altura de las circunstancias. Porque, como dice el refrán chino que tanto le gustaba a Hobsbawm, no se nos ahorrará vivir en ‘tiempos interesantes’.”

Antoni Doménech es el editor de SinPermisoGustavo Buster y Daniel Raventós son miembros del Comité de Redacción de SinPermiso.

Categories: Attac Planet

Quisiera que en mi país no hubiese héroes

Tue, 23/09/2014 - 08:00

Antonio Aramayona – ATTAC España

Quisiera que en mi país no hubiese héroes, que nadie descollase entre la población por sus hazañas o virtudes, pues todos ya estaríamos siendo y haciendo lo que deberíamos ser y hacer. Famoso fue, por ejemplo, hace año y medio, un bombero que se negó a colaborar en el desahucio de una anciana de A Coruña. En el fondo, se negó a atentar contra el derecho de todo ser humano a una vivienda digna, tal como proclaman el artículo 25.1 de la Carta Universal de la ONU y el artículo 47 de la Constitución Española de 1978. Pero si todos los bomberos gallegos, españoles y del mundo hiciesen lo mismo que ese bombero, Roberto Rivas, es decir, dar preferencia a su conciencia frente a las órdenes recibidas, no habría más héroes bomberos o de cualquier otro tipo, y mi país funcionaría de maravilla.

Según la Subdelegación del Gobierno, aquel bombero alteró el “orden público” al negarse a cortar una cadena que impedía la entrada a la vivienda de la anciana desahuciada, por lo que se le impuso una multa de 600 euros y se le llevó al banquillo de los acusados. Pero si la población española se preguntara entonces de qué le sirve un orden que priva de uno de los derechos fundamentales (y obrara en consecuencia), mi país iría como la seda.

Sueño con que un día no muy lejano el Cuerpo de Bomberos y los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y los funcionarios públicos y toda la ciudadanía en general antepongan los derechos fundamentales a las leyes y normativas dirigidas a lesionar tales derechos, y no renieguen de su conciencia ética frente a unas normativas y unas leyes que benefician primordialmente a los intereses de las grandes fortunas y las grandes empresas.

Cuentan las crónicas que, al llegar el día de la vista del juicio de aquel bombero de A Coruña, se congregaron en el Juzgado portavoces, viceportavoces, concejales y personalidades políticas de la ciudad apoyando al bombero sancionado y pugnando quizá también por salir en las fotos de portada y en las primeras noticias de los telediarios nacionales y locales. Sin embargo, quedaban lejos de allí las lágrimas, la desesperación y los suicidios de otros miles de damnificados por desahucio y de las víctimas de la sordomuda indiferencia de la maquinaria legal y gubernamental.

He asistido a vergonzantes juicios en los que la maquinaria del sistema tritura hasta el último hueso de víctimas indefensas. Por ejemplo, un juicio por denuncia de un hipercorpulento policía local, presuntamente lesionado (varias semanas de baja) por un minúsculo inmigrante de unos cuarenta y muchos años y de apenas cincuenta y pocos kilos, que un mediodía, al llegar a casa, vio todos sus enseres en la calle y su casa cerrada a cal y canto por cumplimiento de un desahucio. Aquel pobre hombre subsahariano acabó multado y en la calle, con la única compañía de sus compañeros de Stop Desahucios, y la lacerante ausencia de unos supuestos representantes políticos locales y autonómicos (que minutos antes habían hecho declaraciones a la prensa, fotos incluidas, y se habían largado raudamente después por donde habían venido, en cuanto desaparecieron los medios).

Dicen que Nelson Mandela afirmó que “los verdaderos líderes deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo”, y de esa clase de líderes solo restan los vestigios históricos de algunas personas que lucharon incondicionalmente por los derechos de la gente en el pasado. Por consiguiente, sueño igualmente con que en mi país no haya un solo héroe político, porque todos y cada uno de ellos se dedican a luchar denodadamente, día y noche, por salvaguardar y fomentar los derechos y las libertades fundamentales de la gente que les ha votado y que les paga para ello con el poco dinero que aún les resta.

Hoy, lamentablemente, casi todos los dirigentes están medio aletargados o totalmente adormecidos entre los plácidos engranajes del sistema. No basta decirse de izquierdas, hay que encabezar activamente los movimientos y las luchas diarias para oponerse al desmantelamiento de los derechos y las libertades que aún restan a la ciudadanía. No basta apoyar mediante una nota escrita las protestas y las acciones de la ciudadanía que combate y que sufre, también hay que estar y luchar incondicionalmente con el pueblo a pie de calle, y no solo a pie de alguna pancarta de relumbre con el fin de que los medios dejen constancia de su imagen y de su nombre.

No obstante, sin duda quedan héroes en mi país. Entre otros, conozco a tres: Diana, Diego y Jara, con quienes tú también puedes contactar fácilmente en el portal de Internet Esto no es una escuela e incluso, si quieres, mandarles un abrazo.

Artículo publicado en El Huffington Post

La Utopía es posible

 

Categories: Attac Planet

Apuntes sobre la aplicación práctica de una renta básica. Aclarando confusiones

Tue, 23/09/2014 - 06:00

Lluís TorrensSinPermiso.info

A lo largo del pasado mes de agosto se inició un debate sobre determinados aspectos de la Renta Básica entre Eduardo Garzón, por una parte, y Jordi Arcarons, Lluís Torrens y Daniel Raventós por la otra. El último artículo que publicamos en Sin Permiso fue uno de Daniel Raventós sobre una confusión frecuente al tratar la RB. Garzón respondió después un artículo para intentar explicar que, según sus palabras, “no estoy confundido con el aspecto de la financiación”. Esta aportación de Lluís Torrens explica de forma sencilla y con la esperanza de aclarar frecuentes errores en la financiación de la RB, aprovechando alguna afirmación del último artículo mencionado, el coste económico y cómo podría aplicarse la RB. [SP]

Aprovechando una nueva réplica al debate sobre si el trabajo garantizado (TG) que propone Eduardo Garzón es una mejor solución en que una Renta Básica Universal (RB) contra la pobreza y desigualdad social y como coautor de la primera réplica que ha originado este debate continuado, voy a hacer una sencilla explicación del coste económico y de gestión de la RB y de paso expondré algunas ideas más que sirvan espero para aclarar algunos malentendidos. Decía Garzón en su última réplica:  

“Cuando yo afirmé que con la RB hay que movilizar dinero para 47 millones de personas me refería a que 1) el Estado debe emitir cada mes un pago por el valor correspondiente (670 euros al mes en mi ejemplo) a cada una de las cuentas bancarias de los 47 millones de españoles, que verán aumentar su nivel en esa cantidad (independientemente de que algunos de ellos –los más ricos- salgan perdiendo porque pagarán más impuestos); y 2) por lo tanto el Estado ha de extraer de algún lado todo ese dinero y de la forma que sea para llevarlo a otro.”

Veamos. En primer lugar, cerca del 90% de la población está sujeta al IRPF, sea directamente (a través de su declaración y de sus nóminas, facturas de autónomo o profesional, rendimientos de actividades económicas o ingresos financieros) o indirectamente (como persona dependiente -descendiente, cónyuge o ascendiente- de un declarante). Así por ejemplo, según la AEAT (no incluye las haciendas forales o sea ni ciudadanos vascos o navarros) en el 2012 más de 27 millones de personas percibieron alguna renta del trabajo, pensión o subsidio de desempleo. Y en el 2010 más de 7,5 millones de descendientes y ascendientes sin ingresos fueron incorporados en las declaraciones de renta. La suma de población sujeta, en nuestros estudios de Cataluña cubre más del 85 % de la población (incluyen la mayoría de menores por ejemplo).

En segundo lugar es frecuente en los artículos sobre este tema confundir rentas percibidas con base imponible o liquidable del IRPF. La base imponible se calcula, “grosso modo”, restando de los rendimientos brutos (sueldo bruto cobrado por ejemplo) los gastos fiscalmente deducibles como las cuotas de la Seguridad Social a cargo del trabajador o una deducción general por trabajo. Y la base liquidable, sobre la que se aplica la tarifa del IRPF para calcular la cuota íntegra, se obtiene restando de la base imponible algunas deducciones y los mínimos personales y familiares (por cada hijo por ejemplo). No estamos hablando de poco dinero, en la página 225 de este informe de la AEAT se presenta un resumen de todas las reducciones y deducciones que se aplican a partir de la base imponible (los datos no incluyen las haciendas forales). Fijémonos que solo los mínimos personales y familiares aplicados (una parte no se aplicó por insuficiencia de la base imponible y porque el IRPF no permite bases negativas) alcanzaron el 2010 los 112.000 millones de euros.

¿Son estos mínimos personales y familiares “vitales” reconocidos por el IRPF el equivalente o presentan similitudes a una RB? Sí y no. Sí porque abarcan todos los miembros de la unidad familiar que dependen del declarante; y no porque al menos un 15% de la población no tiene suficientes ingresos para declarar el IRPF o su base imponible es insuficiente y por lo tanto no se beneficia en todo o en parte de estos mínimos (y por lo tanto pierde la universalidad) y tampoco no porque al aplicarse antes del cálculo de la cuota hace que estos mínimos sean regresivos (el ahorro en la cuota del IRPF que provocan estos mínimos es mayor a mayor renta declarada, como si la RB fuera más alta para los ricos).

A continuación se aplican las otras deducciones (hipotecas, etc.) que se descuentan de la cuota (ya no son tan regresivas como los mínimos personales, aunque también se observa que estadísticamente la mayoría se concentran en las rentas altas) hasta llegar a la cuota líquida (antes de retenciones) y la diferencial (después). Cualquiera que tenga una declaración de IRPF a mano puede observar esta secuencia en cascada.

Visto esto, ¿cómo se aplicaría de manera simplificada una RB “de verdad” al 85% de la población declarante o declarada en un sistema similar al que proponemos por el que la RB se financia mediante el IRPF?

Para las personas con nómina, pensión o subsidio de desempleo se podría aplicar directamente sobre su hoja de ingresos: al ingreso bruto se le añadiría la RB y se le restaría la (nueva) retención por IRPF y SS correspondiente, como se hace ahora. El cálculo incluiría la RB de los hijos menores dependientes (en la proporción que toque, también como se hace ahora al calcular el tipo de retención).

¿Cómo variaría la cantidad monetaria líquida a cobrar en la nómina, pensión o subsidio respecto a la situación actual? Para las simulaciones de Catalunya, un 70% de los actuales declarantes cobrarían más, entre un 15 y un 20% se quedarían más o menos igual y entre un 10 y 15% pagarían más. O sea, el coste “cero” de la RB que mencionábamos en la réplica anterior acoge a este 10-15% superior de población (y sus familiares dependientes) y que en nuestro modelo son quienes financian el grueso de la RB.

Cualquier cambio en la situación laboral, familiar o residencial que afectara a la RB a cobrar siempre podría ser recogido y liquidado en la declaración anual del IRPF, exactamente como sucede ahora.

¿Implica esto gestionar 45 millones de pagas mensuales de renta básica? Ya vemos que no. Únicamente habría que gestionar la paga de la parte del 15% de la población que es adulta, no está sujeta al IRPF y no percibe prestaciones públicas (obviamente la RB de los menores sería pagada a sus tutores legales).

¿Provoca esto un problema irresoluble de financiación anticipada de la RB? Ni mucho menos. En el Reino de España la recaudación por IRPF se hace efectiva en su inmensa mayoría a lo largo del año a través de las retenciones que practican mensualmente los pagadores de rentas y que liquidan mensualmente o trimestralmente a la agencia tributaria (de hecho se recauda mensualmente más de lo debido y por eso las declaraciones resumen anual generan cantidades a devolver). Por lo tanto, si el IRPF se calcula para que en un año recaude adicionalmente lo necesario para pagar la RB, solo puede generarse algún desfase entre recaudación y pago dependiendo del mes en el que se inicie el pago de la RB. Por ejemplo, con datos de la recaudación mensual de la AEAT de 2013, el máximo desfase sería de unos 5.000 millones de euros en junio de financiación adicional si la RB se inicia en enero (en diciembre quedaría a cero), una minucia en el océano billonario de deuda pública.

¿Complica esto la gestión tributaria de las empresas? No especialmente más que ahora: las empresas deberán ingresar a su agencia tributaria las retenciones practicadas a sus empleados menos las RBs pagadas. Este mecanismo puede generar que empresas con concentración de salarios bajos o a tiempo parcial tengan liquidaciones negativas con la agencia tributaria. En este caso, al igual que ya pasa con el IVA en sectores como el exportador, deberían articularse sistemas de reintegro inmediato a las empresas para no comprometer su liquidez o incluso crear una cuenta fiscal única  que se compensara con los pagos a la Seguridad Social.

En resumen, sin una comprensión de que la RB está estrechamente ligada al sistema fiscal (y en particular en nuestro modelo al IRPF -la RB se financia en gran parte a través de éste- y su peculiar sistema de gastos, reducciones, mínimos personales y familiares, desgravaciones y deducciones) es fácil confundirse y pensar que hace falta confeccionar cada mes 45 millones de cheques para cada residente en el Reino de España y generar ingentes cantidades de recursos para efectuar los pagos. Los cheques solo serán necesarios para los adultos que ahora no tienen relación con la Agencia Tributaria a través de empresas u otros organismos pagadores.

Y el esfuerzo fiscal neto positivo solo lo hacen los que van a pagar más en términos netos (pagarán más impuestos deducida su renta básica), una cifra que ni por asomo son los 145.000 millones que hemos leído acerca de la propuesta de Podemos ni lo que costaría garantizar un trabajo a todo el mundo a 10 euros la hora (extrapolando los datos de Cataluña nos quedaríamos en menos de un tercio de esta cantidad). Y se puede financiar de manera sencilla sin tentaciones inflacionarias o difíciles de aplicar dentro de la disciplina de la zona euro (tampoco entramos a discutir otras alternativas).

Y para finalizar solo recordar que el difunto Emilio Botín (EPD) en su declaración de renta y gracias al susodicho sistema peculiar de reducciones, mínimos, etc. ya cobraba implícitamente centenares de rentas básicas cada año. Nosotros proponemos que cobrara solo una, y del mismo importe que la de cualquier adulto y a su vez pagara más impuestos. Cosas de la igualdad.

Lluís Torrens es economista, profesor asociado de la Escuela Superior de Negocios Internacionales-Universitat Pompeu Fabra, gerente del Public-Private Sector Research Center del IESE. Colabora con iniciatives pel decreixement que impulsa un nuevo modelo económico sostenible y estacionario.

 

Categories: Attac Planet

El dolar es el principal enemigo de la economía de Estados Unidos

Mon, 22/09/2014 - 17:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

La posición de dólar como moneda de reserva mundial es una de las principales causas del estancamiento económico de Estados Unidos. La acumulación de dólares que hace el resto del mundo lleva al billete verde a una constante presión revaluatoria que termina asfixiando sus exportaciones e incentivando las importaciones y destruyendo miles de empleos que debilitan la economía de Estados Unidos. Este es el lado más oscuro de la guerra de divisas, donde Estados Unidos siempre llevará las de perder, dado que al ser el dólar la moneda de reserva todos los países buscarán los mecanismos para atesorar dólares y hacer que éste se mantenga elevado. El resto del mundo puede articular mecanismos más eficientes para devaluar sus monedas y esta es una ventaja que no posee el dólar. Recordemos que tras el quiebre de Bretton Woods el dolar se convirtió en la moneda de reserva sin ningún respaldo en oro ni en nada. Esto favoreció a Estados Unidos cuando su sector industrial permitía generar abultados superávit en la balanza comercial. Pero a medida que Japón, primero, y China, después, comenzaron a dar vuelta la balanza comercial, Estados Unidos comenzó a ceder terreno sin pensar que ser dueño de la divisa podría ser un arma de doble filo.

Hoy se confirma que el dólar es un obstáculo para la recuperación económica de Estados Unidos dado que al ser la moneda de reserva sufre una constante presión revaluatoria que genera al mismo tiempo las burbujas especulativas. De ahí que el economista Kenneth Austin, en su trabajo en elDiario de Economía Poskeinesiana (Journal of Post Keynesian Economics), señale que Estados Unidos debe renunciar a la condición del dólar como moneda de reserva mundial, si se quiere facilitar la recuperación económica del país. El artículo de Austin ha encontrado gran acogida en Jared Bernstein, economista jefe entre 2009 y 2011 del vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, y miembro del equipo económico de Barack Obama.

El papel del dólar como moneda de reserva mundial pasó a ser “un principio fundamental de la política económica de Estados Unidos”, declara Jared Bernstein en el New York Times, sin importar que el interés principal del país debería ser que su moneda está en manos de bancos y gobiernos extranjeros como moneda de reserva, algo que en realidad hoy “es malo para la economía de Estados Unidos”

“Una nueva investigación (dice Bernstein refiriéndose al trabajo de Austin) muestra que lo que antes era un privilegio hoy en día es una carga. Los déficit presupuestario y comercial solo permiten inflar las burbujas financieras y no hacen nada por el empleo. Si se quiere poner a la economía estadounidense en el camino correcto, el gobierno debería terminar su compromiso con el estatus del dólar como moneda de reserva y permitir su caída”.

Bernstein señala que en las actuales circunstancias, países como China, Singapur y Corea del Sur consiguen reducir fácilmente el valor de sus monedas frente al dólar de Estados Unidos dado que logran comprar grandes cantidades de dólares lo que aumenta el valor relativo del billete verde. Como resultado de esta acumulación de reservas en dólares, el déficit comercial de Estados Unidos alcanzó el año pasado 475 mil millones de dólares. Sólo con China Estados Unidos tuvo un déficit comercial de 318 mil millones de dólares.

Terminar con el dólar como moneda de reserva

Si Estados Unidos quiere hacer sus exportaciones más baratas al resto del mundo, debe terminar con el dólar como moneda de reserva. Mientras el dólar siga como moneda de reserva Estados Unidos va a continuar acumulando déficit en su balanza comercial dado que siempre saldrá derrotado en la guerra de divisas que le han declarado Japón, Europa y otros países asiáticos. Mientras el dólar se mantenga sobrevaluado, Estados Unidos no podrá exportar y el sector industrial y sus trabajadores seguirán siendo los grandes perdedores.

Mientras el dólar siga siendo la moneda de reserva, Estados Unidos puede empeorar su déficit comercial, aunque no actúe directamente en el comercio. Por ejemplo, si Corea del Sur tiene un superávit comercial con Brasil, Corea del Sur podrá transformar su superávit en bonos del Tesoro de Estados Unidos. Esto refuerza el valor del dólar frente a las otras monedas, y aumenta el déficit comercial de Estados Unidos, aunque la transacción original no tenía nada que ver con los Estados Unidos”.

Esta es una vuelta de campana a algo en lo que sí tuvo que ver Estados Unidos. Tras el quiebre de Bretton Woods, Estados Unidos inundó al mundo con dólares y bonos del gobierno durante décadas y los hizo pasar como “lo más parecido al oro”. Esto fue lo que permitió a Estados Unidos gozar de una enorme prosperidad durante décadas. Sin embargo tras la crisis todo eso se ha revertido y hoy tiene una demanda interna insuficiente en el propio mercado del trabajo de Estados Unidos. Es decir que el trabajo en Estados Unidos es relativamente caro. La estimación de Kenneth Austin, indica que en Estados Unidos se perdieron más de 6 millones de puestos de trabajo desde el estallido de la crisis en 2008.

El Blog Salmón

Categories: Attac Planet

¡GANEMOS nuestros pueblos y nuestras ciudades!!

Mon, 22/09/2014 - 12:00

Carles Fons PoquetLentoperoviene.org

No he podido dejar de emocionarme al escuchar el discurso de Ada Colau, definiendo los y las agentes que están detrás de la experiencia que han iniciado nuestros hermanos y hermanas barcelonesas alrededor de Guanyem Barcelona.

 

Soy consciente que es un discurso que ya forma parte de nuestra historia, de esa que estamos siendo capaces de escribir colectivamente, nosotros y nosotras, el pueblo, la ciudadanía, los movimientos sociales, los trabajadores y las trabajadoras, los pequeños y pequeñas comerciantes, las personas nacidas en nuestra tierra y las inmigrantes, las mujeres, las que ya participábamos y las que lo están haciendo ahora, las que trabajan en un sector público deteriorado, las que lo hacen a las empresas en condiciones de precariedad y las que no pueden hacerlo aunque lo necesitan, las jóvenes que han vivido engañadas por la falaz ilusión del sueño americano a la europea y no pueden emanciparse o deciden intentarlo fuera, los vecinos y las vecinas que año tras año, lucha trás lucha han mantenido viva la llama de la movilización, la ciudadanía.

Después de la emoción y la ilusión por liberar mi imaginación y proyectar hasta donde podemos andar atendiendo a la profundidad y la solidez que tienen las palabras de Ada, me viene a la cabeza el reto colectivo que tenemos de aterrizar esa proyección en Organización Ciudadana que nos posibilite acceder a nuestras instituciones. Y hay que hacer mucho trabajo.

Un trabajo tan ilusionante como complejo.

Tenemos que ser capaces de generar espacios amplios de encuentro, donde quepamos todos y todas. Tengamos la ilusión de hacer realidad el llamamiento del subcomandante Marcos: “Creemos una organización donde quepamos muchas organizaciones”. Y una idea clave para conseguirlo va a ser someter a libre examen nuestros análisis y certezas, para posibilitar las necesarias concesiones que nos separan hoy. Todos y todas tendremos que hacer cesiones para romper con la divergencia que nos condena a ser espectadoras y consumidoras de un modelo de sociedad desintegrador. Este punto tal vez sea uno de los más complejos de lograr, porque precisamente en este punto la izquierda clásica organizada encontramos subterfugios psicológicos encaminados a activar el mecanismo de la “profecía autocumplida”, para no complicarnos mucho la vida y continuar en nuestra “zona de confort”. Condenados a la oposición perpetúa, pero en nuestra zona de confort. Lo expresa muy bien lo Niega cuando dice “La izquierda lleva tanto tiempo en la seguridad y el confort de la derrota que asomarse al precipicio de la victoria le produce náuseas, el mareo de lo desconocido, de lo incierto, de aquello en lo que la identidad y los símbolos se diluyen como lágrimas en la lluvia”

Estas cesiones no serán de cariz programático, como mucha gente está reclamando, repitiendo consignas de otras épocas. No hay programas alternativos. Hay un cuerpo común de propuestas, y son de propiedad intelectual colectiva y si se tuviera que atribuir alguna autoría, esa lo ostentan los movimientos sociales, en su diversidad. Hay posicionamientos diferenciados y matices que mantienen el necesario debate vivo, pero no hay diferencias sustanciales que justifican la divergencia. En el espacio de Ganemos caben todos los planteamientos y propuestas que se oponen a la perpetuación del Régimen del 78. No, por aquí no está la complejidad. La complejidad está en las cesiones que se tienen que hacer en el plano organizativo, procedimental.

Las costumbres y culturas políticas de las personas que participamos de las fuerzas clásicas (que provienen de la travesía en el desierto, de la “larga noche neoliberal”) tenemos que comprender que esas fórmulas no han sido válidas hasta hoy para generar frentes amplios ganadores. Tenemos que comprender que es el momento de la participación ciudadana y que esto tiene una profundidad que afecta incluso a cómo nos organizamos internamente en nuestras históricas estructuras. Que no es un elemento discursivo más, que hay que implementarlo transversalmente en todos los ámbitos de la estructura organizativa. Y esto pasa hoy porque los procesos de elección de las personas que van a poner su bagaje y trabajo a disposición del proyecto, tienen que ser diferentes a como se han venido haciendo las cosas hasta hoy. Que no tienen cabida las cuotas, las corrientes, las familias. Que lo que tiene que primar es la voluntad de profundizar en la democratización de los procesos. Que hoy disponemos de tecnología que nos permite avanzar muchísimo en la discusión horizontalidad-operatividad. Que es la ciudadanía la que tiene que elegir en base a los nuevos liderazgos que se están conformando, potentes, empoderadores, transparentes, representativos. Y que si no los encontramos a “pies quietos”, habilitar procesos para que afloren, porque sí existen. Cuando Ada Colau pronuncia un discurso es incontestable, es un liderazgo que emancipa y libera.

Pero también tenemos que tener en cuenta no embriagarnos de éxito y creernos que somos las mejores por haber respondido a un llamamiento empoderador y que hasta ahora tiene una fuerza movilizadora incontestable, pero que tenemos que ser capaces de aterrizar a nivel práctico en el ámbito local. Y esto sólo es posible hacerlo desde la humildad, el respeto y el reconocimiento de aquellos y aquellas que han estado manteniendo la llamita de la rebeldía viva, mientras la sociedad atravesaba los momentos de la “ilusión neoliberal”. Porque en esos espacios esta la acumulación del conocimiento de las movilizaciones del siglo pasado que es fundamental para entender el mundo que vivimos.

Todas tenemos que someter nuestra visión política a libre examen. Porque estamos en un escenario nuevo. No nos proponemos hacer una experiencia libre de cargas de aparatos, como ha sido el proceso de Podemos, porque los queremos dentro. Pero tampoco podemos querer imponer nuestras prácticas a una ciudadanía que no estaba con nosotros precisamente por esas prácticas y costumbres desmovilizadoras. Sólo de esta forma podremos avanzar en la consolidación de un movimiento verdaderamente revolucionario por la vía democrática.

Tenemos que huir de egos y personalismos, de discursos triunfalistas individuales o parciales, de creernos que somos los únicos que estamos haciendo bien las cosas. Tenemos que acercarnos desde la confianza con el otro. Sin más reticencias que desvelar el intrusismo fascista a nuestras filas, que lo tendremos. Tenemos que convertirnos en un “bloque de hielo” que cuanta más gente aglutine más difícil sea deshacernos. Blanco puro, transparente, que flote por su capacidad de retroalimentación del inmenso potencial que tenemos la ciudadanía, cuando cristaliza la idea de colectivo a nuestros quehaceres.

Hagamos hincapié en resolver diferencias, no en explicitarlas. Acerquémonos a este espacio quien realmente esté convencida/do que es posible. No pongamos piedras en el camino. Vivimos momentos históricos. De lo que ocurra ahora dependen nuestras vidas y las de nuestros hijos e hijas.

Me gustaría mandar un mensaje a quien se sitúa en posiciones contrarias a este proceso, ya sea por el lado de la “vanguardia revolucionaría” o por quien mantiene posiciones excluyentes desde los nuevos movimientos: Dejadnos hacer la experiencia propuesta a quien si creemos realmente que es posible. A quienes no tenemos miedo de experimentar, a quienes no tenemos la razón absoluta y queremos someter las certezas, consolidadas por nuestra experiencia, a libre examen. Reconociendo a quien se ha despertado políticamente y está incrementando su grado de comprensión de la realidad de forma cualitativa, a quien venimos participando desde que tenemos uso de razón habiendo mantenido la llama viva sin más éxito que ese. Dejadnos hacer la experiencia.

Si lo hacéis, si quien no se crea el espacio se hace a un lado, yo Carles Fons Poquet, me comprometo a que si no nos sale la experiencia, demostrándose que estábamos equivocados y equivocadas, continuar batallando para intentarlo de otra forma, como vosotros digáis. Pero en este momento histórico no hagaís fuerza hacia una dirección que coincida con el bloque reaccionario que si va a constituir la derecha, tanto la económica, como la moral/religiosa, la financiera y la mediática, pretendiendo mantener el “status quo” del Régimen del 78.

Somos parte del movimiento destituyente. Somos la ciudadanía y vamos a Ganar nuestros pueblos y nuestras ciudades.

Carles Fons Poquet, altermundista.

Categories: Attac Planet

En las calles de NY, la reunión clave sobre cambio climático

Mon, 22/09/2014 - 08:00

La ONU convocó a una cumbre el martes; día de acción global

David Brooks - Periódico La Jornada

Nueva York, 19 de septiembre.

La Organización de Naciones Unidas ha convocado una cumbre sobre el cambio climático el próximo martes para impulsar acciones inmediatas ante esta emergencia que está a punto de provocar daños irreversibles al planeta, pero para algunos la reunión más importante sobre el asunto será la que se llevará a cabo en las calles de Nueva York el domingo.

Sus organizadores esperan que decenas de miles participen en La marcha del pueblo sobre el clima, así como en cientos de acciones y otros encuentros alrededor del mundo. Será la marcha sobre cambio climático más grande de la historia, dicen.

La iniciativa tiene entre sus consignas para cambiar todo, necesitamos a todos, y con ello, se ha convocado a una muy amplia gama de participantes, desde agrupaciones ambientalistas nacionales tradicionales hasta ecologistas radicales, desde liberales de Wall Street a activistas que aún se identifican como Ocupa Wall Street. La idea es expresar que todos enfrentan la misma emergencia [http://peoplesclimate.org/esp/].

Los organizadores dicen que más de mil 400 grupos de todo tipo están colaborando en esta iniciativa. “Nuestra demanda es: acción, no palabras –tomar la acción necesaria para crear un mundo con una economía que funciona para el pueblo y el planeta– ahora”, afirman los organizadores en lo que llaman un día de acción global. De hecho, señalan que esto no se limita a la marcha en Nueva York, sino que se realizarán acciones en decenas de otros lugares alrededor del mundo, incluyendo actos masivos en Río de Janeiro, Bogotá, Londres, Berlín, París, Ámsterdam, Lagos, Delhi, Melbourne, Estambul y Johannesburgo.

El propio secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon ha indicado que se sumará a la marcha en Nueva York. Entrelazaré brazos con aquellos marchando por acción sobre el clima. Estamos con ellos del lado correcto de este tema clave para nuestro futuro común, declaró en conferencia de prensa el miércoles.

Algunas agrupaciones que participarán en la marcha anunciaron que, además, realizarán acciones para enfocar la atención sobre los que acusan son los más responsables de la crisis ambiental: el sector financiero-empresarial, pues afirman que las inundaciones, entre otros desastres, se han intensificado alrededor del mundo como resultado de las políticas del gran empresariado industrial y financiero. Los activistas –entre ellos veteranos de Ocupa Wall Street– han invitado a todos a vestirse de azul e inundar a Wall Street el lunes [http://floodwallstreet.net].

Brechas y conflictos

El secretario general de la ONU programó la cumbre sobre el cambio climático un día antes del inicio del debate anual de la Asamblea General, y se espera la participación de decenas de mandatarios, incluyendo a Barack Obama, con el propósito de promover avances en las medidas para reducir la emisión de gases de invernadero en preparación de la cada vez más clave reunión mundial en París el año próximo, cuyo objetivo es un acuerdo universal sobre el clima.

Aunque la previa reunión mundial sobre cambio climático en Copenhague 2009 marcó la primera vez en que Estados Unidos acordó fijar metas de reducción de emisiones y que algunas de las principales economías en desarrollo (China e India, entre ellas) se comprometieran a limitar las suyas; la conclusión de esa reunión también ilustró enormes brechas y conflictos entre países y regiones.

Europa –a diferencia de casi todos los demás– es la única región que se comprometió a un plan concreto para reducir en 40 por ciento las emisiones para año 2030.

La idea de la cumbre en Nueva York es buscar cómo superar esos obstáculos antes de la próxima reunión en París en 2015, cuyo objetivo es instaurar un nuevo acuerdo para reducir emisiones de gases de invernadero después del año 2020, cuando caducan los compromisos actuales.

Sin embargo, algunos gobiernos aún no se han comprometido a enviar a sus líderes a la cumbre del martes, entre ellos los de China e India, jugadores clave en todo esto, mientras que el gobierno de Obama aún no ha dejado en claro si se comprometerá a metas más extensas y concretas que las de ahora, donde ha ofrecido más retórica y medidas limitadas –mientras amplía su producción de hidrocarburos– en torno al cambio climático.

Desde hace 25 años científicos han advertido lo que algunos llaman colapso sistémico causado por el cambio climático. Informe tras informe de los expertos mundiales, cada uno más alarmante que el anterior, documentan que el mundo ya se encuentra en el proceso de colapso y el informe más reciente del grupo de expertos de la ONU, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático, dejó claro que los fenómenos relacionados ya están afectando todos los continentes y océanos del mundo; un borrador filtrado de su último informe concluye que sin mitigación, el calentamiento global llegará a tener impactos severos, amplios e irreversibles por todo el planeta a finales de este siglo. La semana pasada, científicos concluyeron que el pasado mes de agosto fue el más caliente jamás registrado a nivel mundial.

Sin embargo, aunque casi todos los gobierno y los sectores empresariales y financieros están conscientes de que ponen la sobrevivencia planetaria en jaque, aún no hay los acuerdos necesarios a escala mundial para frenar el fenómeno y rescatar el futuro.

El elenco de líderes mundiales ha fracasado, por ahora, en hacer lo que la comunidad científica considera necesario para evitar la aceleración de un desastre ya anunciado, generando poca confianza en que se logrará algo ahora. Tal vez por esa falta de credibilidad en los políticos no sorprende que el secretario general Ban Ki-moon ha nombrado a Leonardo DiCaprio mensajero de la paz de la ONU dedicado al tema de cambio climático y que el actor dará el discurso inaugural de la cumbre el martes.

Pero como comentó una fuente de La Jornada al enterarse: “Bueno, es apropiado que la estrella de Titanic sea mensajero oficial sobre el cambio climático… aunque ese viaje no terminó bien”.

 

Categories: Attac Planet

Juzgar el franquismo, asignatura pendiente

Mon, 22/09/2014 - 06:00

Xavier Caño Tamayo – ATTAC Madrid

Los 150.000 desaparecidos en la guerra civil española y en la dictadura franquista constituyen el segundo genocidio del siglo XX después de la segunda guerra mundial, tras las masacres de Camboya. La ONU ha vuelto a denunciar al gobierno español por esos desaparecidos.

Los topetazos del gobierno de España con la ONU vienen de antiguo. En 1946, la Asamblea General condenó el franquismo porque “el Gobierno fascista de Franco en España fue impuesto al pueblo español por la fuerza con la ayuda de la Alemania nazi y la Italia fascista y no lo  representa”. Entonces se retiraron los embajadores en España de casi todos los países y ésta no fue admitida en Naciones Unidas ni otro organismo internacional.

El 17 de marzo de 2006, otra instancia internacional, la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa condenó de nuevo el franquismo, por haber “suficientes pruebas de numerosas y graves violaciones de los Derechos Humanos cometidas por el régimen franquista. La evaluación del franquismo debe incluir una condena del mismo sin ambigüedades”.

Y hace unos días, el relator especial de la ONU sobre la dictadura franquista, Pablo de Greiff, presentó su informe sobre la misma y sus víctimas ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. El informe denuncia al Estado español por no resarcir a las víctimas de la guerra civil y dictadura y por no investigar los crímenes de la dictadura.

El Gobierno español ha calificado el informe de erróneo e inexacto, pero sin aportar dato alguno, con una absurda defensa de la Transición. El principal pretendido argumento del gobierno del Partido Popular ha sido que el olvido y el perdón son la única vía para la “reconciliación”.

Pablo de Greiff ha denunciado también al gobierno del Partido Popular por no ha cumplir las normas internacionales que obligan a España por haber firmado y ratificado la Convención Internacional para la Protección de las Personas contra Desapariciones Forzadas, así como la Convención para la Prevención y la Sanción del Delito de Genocidio.

El gobierno del Partido Popular, como hiciera un tanto el del PSOE de Zapatero, arguye que la Ley de Amnistía de 1937 impide juzgar a nadie por delitos cometidos durante la guerra civil o la dictadura. Pero no hay ley de amnistía que valga para los delitos de lesa humanidad, que no prescriben jamás, y son los perpetrados por la dictadura que hay que juzgar. Y no pueden acogerse a amnistía alguna y se han de juzgar sí o sí porque así lo ordena el Estatuto de Roma, que creó la Corte Penal Internacional, firmado y ratificado por el Reino de España.

El nuevo informe de Naciones Unidas es claro: “Es importante y urgente que España asuma su responsabilidad y elabore una política integral por la verdad y justicia a las víctimas”. Y propone al gobierno del Partido Popular 42 recomendaciones, dándole 90 días para concretar cómo aplicarlas. Como ha hecho hasta ahora, el gobierno solo niega la validez del informe, pero ahí se queda. El Partido Popular discrepa siempre de los informes de la ONU sobre los crímenes de la Guerra Civil y del franquismo. Pero no solo eso. También ha invalidado de hecho la Ley de Memoria Histórica, que en parte ofrecía reparación a las víctimas del franquismo, sin pasar por el Parlamento ni siquiera con un decreto ley sino por el miserable modo de no atribuirle financiación alguna para el cumplimiento de esa ley.

¿Por qué? Porque este gobierno y el partido que lo sustenta son hijos, sobrinos, nietos y parientes de franquistas de pro. No son sucesores sociológicos del franquismo, como apuntó algún periodista hace años, son los herederos incluso biológicos de quienes armaron y mantuvieron una de las peores dictaduras que han asolado Europa.

A los problemas que ocasiona la crisis, la austeridad, los recortes… hay que sumar en España el espíritu y cultura franquistas del gobierno y del partido que lo sustenta. Y mientras no se elimine ese franquismo enquistado, tampoco habrá resolución económica y menos aún social.
Periodista y escritor
Twitter: @xcanotamayo
xacata

Artículo publicado en Centro de Colaboraciones Solidarias, CCS

 

Categories: Attac Planet