Skip navigation

News from Attac Spain

Syndicate content
Justicia económica global
Updated: 5 hours 1 min ago

Le llaman tratado de “libre comercio” pero no lo es

Fri, 10/04/2015 - 07:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

La gran mayoría de la población española no ha oído ni leído prácticamente nada sobre el llamado Tratado de Libre Comercio entre EEUU y la Unión Europea. Y lo poco que habrá leído u oído le habrá parecido que es un tema que debería favorecerse, pues un tratado con este título seguro que aumentará el comercio entre los dos lados del Atlántico Norte, y con ello la actividad económica y la creación de empleo. Los mayores medios de información y persuasión, en manos de grandes grupos financieros y empresariales, o bajo el control de opciones políticas próximas a estos intereses, seguro que proveerán las cajas de resonancia para que el lector, el oyente y el televidente de tales medios saque esta percepción de dicho tratado.

Y ahí está el problema, pues tal tratado afectará a la gran mayoría de la población en términos desfavorables a sus estándares de vida y al nivel de protección social que ha adquirido, protección que se debilitará considerablemente con la aplicación de ese tratado. Y la causa de que ello ocurra así y no de otra manera es consecuencia del enorme poder que los grandes conglomerados económicos y financieros tienen sobre el Estado federal de EEUU y sobre los Estados miembros de la Unión Europea. Y existe evidencia muy robusta de que ello será así. Solo basta mirar otros tratados semejantes para ver quién se ha beneficiado de ellos y quién ha salido perjudicado.

La experiencia de otros tratados de libre comercio

Hace algo más de un mes, el Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz escribió un artículo en el New York Times (31.01.15), significativamente titulado “No negocien con nuestra salud” (“Don’t Trade Away our Health”), en el que detallaba cómo la industria farmacéutica, una de las más poderosas en EEUU (y en Europa), estaba, en realidad, escribiendo las reglas del nuevo Tratado de Libre Comercio de la Asociación Trans-Pacífico (Trans-Pacific Partnership, TPP), que regula el intercambio internacional de fármacos en los países del Pacífico. El objetivo de dicha industria es crear sistemas de propiedad monopolística (que entran en conflicto, por cierto, con el libre comercio) que imposibiliten medidas que rompan con tal monopolio. Y la manera de conseguirlo es dar a la industria el poder para definir el precio de los productos farmacéuticos mediante el establecimiento de patentes, por un lado, e imposibilitando el desarrollo, venta y distribución de productos genéricos, no sujetos a patentes, por otro. Tener una patente quiere decir que la industria que ha producido el fármaco patentado tiene pleno control de la producción y distribución del producto durante un largo periodo de tiempo, lo cual le permite pedir el precio que quiera por el fármaco. El caso más conocido es la producción de la medicina que cura la Hepatitis C, cuyo precio en EEUU es nada menos que de 84.000 dólares por paciente, mientras que en la India, una versión genérica (no patentada) del fármaco se vende por menos de un 1% de ese precio.

De libre, tal comercio tiene muy poco

La intención del Tratado de Libre Comercio, desde el punto de vista de la industria farmacéutica, controlada por las grandes empresas estadounidenses y europeas, es dificultar al máximo la introducción de los productos genéricos no patentados. Y lo están consiguiendo. Como Stiglitz menciona, las normas del TPP en el comercio de fármacos las están escribiendo las grandes empresas farmacéuticas que, en la práctica, controlan la agencia federal de EEUU a cargo de regular el comercio internacional de fármacos, las cuales utilizan la gran influencia comercial y diplomática del gobierno federal de EEUU para aplicar estas normas a los once países del área del Pacífico que forman parte del tratado, donde la extensión de los genéricos ha alcanzado niveles alarmantes para las grandes empresas. Un tanto semejante ocurre en el propio EEUU, donde los genéricos, para muchos productos farmacéuticos, representan ya el 86% de todas las ventas de fármacos, lo cual ha significado un ahorro para el gobierno federal de nada menos que de 100.000 millones de dólares.

De ahí la movilización de tales grandes empresas farmacéuticas para revertir este proceso, utilizando como argumento la necesidad de aumentar el comercio, cuando, en realidad, la aplicación de sus propuestas es precisamente lo opuesto a lo que indican. Su exigencia a los Estados de permitirles un comportamiento monopolístico se basa en la necesidad de recuperar el dinero supuestamente invertido en el descubrimiento y producción del nuevo fármaco, argumento sobre el que varias investigaciones académicas, creíbles y rigurosas, muestran su gran falsedad, pues la mayoría de lo que definen como producción son, de hecho, gastos de marketing y promoción. En realidad, gran parte del conocimiento científico sobre el cual se producen los nuevos fármacos procede de universidades y centros de investigación, como los famosos Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health), que son financiados públicamente, lo cual explica que un número creciente de economistas, como Dean Baker, Codirector del Center for Economic and Policy Research de Washington, estén proponiendo el final de las patentes, asignando a las autoridades públicas la tarea de producir tales fármacos, lo cual resultaría más económico para los Estados, pues se librarían de tener que pagar unos precios tan altos.

Una última observación. La única defensa que la ciudadanía tiene es hacer valer su influencia sobre las instituciones democráticas que, al menos en teoría, representan sus intereses, para exigir plena transparencia en la preparación de esos tratados, rompiendo con una opacidad que intenta ocultar el maridaje y la complicidad de los intereses particulares de lobbies económicos con las agencias reguladoras públicas cautivas de tales intereses.

Artículo publicado en Público.es
vnavarro.org

Categories: Attac Planet

El Trabajo Garantizado como arma para combatir el capitalismo

Thu, 09/04/2015 - 13:00
Eduardo Garzón – Consejo Científico de ATTAC España

En todas las economías capitalistas existen amplios espacios en los que no opera la ley del valor; es decir, espacios donde la actividad económica no se rige por la dinámica mercantil sujeta a la lógica de la rentabilidad privada. Me refiero al ámbito del trabajo de los cuidados, al del trabajo voluntario, al de los bienes y servicios públicos… Aunque los adoctrinadores capitalistas nos hayan intentado convencer de lo contrario, todos esos espacios forman parte de la actividad económica. La economía es aquello que nos permite vivir mejor; aquello que reporta utilidad al ser humano; aquello que tiene valor de uso independientemente de que tenga o no valor de cambio. Aunque una parte de esta economía invisible le es funcional a la economía mercantil (la de los cuidados) y otra parte le es indiferente (la del trabajo voluntario), existe una que le es directamente contraria: la de los bienes y servicios públicos. De ahí el interés histórico del capital por reducir su volumen y amplitud.

Las experiencias que han buscado fortalecer lo público y con ello debilitar el espacio mercantil siempre se han encontrado una fuerte oposición desde la oligarquía, que en no pocas ocasiones ha recurrido a la fuerza bruta para doblegar, encarcelar o incluso aniquilar a los defensores de los trabajadores y de lo público. Su poder actual sigue siendo desorbitado, lo cual hace verdaderamente difícil proyectar un horizonte en el cual la clase trabajadora pueda salir victoriosa plantándole cara directamente al capital. Quizás por ello en esta lucha de clases haya que utilizar otro tipo de movimientos menos directos pero más astutos, así como las fuerzas bélicas que se saben en inferioridad militar recurren a la guerra de guerrillas para poder combatir a su poderoso enemigo. Quizás por ello en esta lucha de clases haya que utilizar el Trabajo Garantizado.

Trabajo para todos

El Trabajo Garantizado consiste en que el Estado crea de forma directa tantos puestos de trabajo como sean necesarios para emplear a todas las personas que no han podido encontrar un puesto de trabajo en el sector privado o en el sector público tradicional, garantizando trabajo a toda la población. Esos nuevos puestos de trabajo tienen una naturaleza diferente a la convencional, y es que deben tener una remuneración fija coincidente con el salario mínimo que se quiera establecer en la economía. Esta peculiaridad es importante por dos cosas: la primera es que así funciona como salario de referencia para el sector privado: ningún capitalista pagará menos a sus trabajadores puesto que éstos siempre tendrán la posibilidad de trasladarse a un empleo del Trabajo Garantizado mejor pagado. La segunda es que así se acaba con la función del ejército industrial de reserva, puesto que con un Trabajo Garantizado lo que ocurre es que el ejército de parados se transforma en un ejército de trabajadores, pero seguirá siendo la alternativa menos afortunada por el hecho de contar con el salario más bajo (en un mundo de pleno empleo), de forma que el poder de negociación de los trabajadores a la hora de establecer el salario en el mercado privado se verá limitado por ese miedo a ser despedido y ser expulsado a un empleo de Trabajo Garantizado.

Esto último, que es la principal debilidad del Trabajo Garantizado, es al mismo tiempo su mayor fortaleza. Todos sabemos que cuando el poder de los trabajadores se vuelve demasiado importante el capital contraataca ferozmente con todas sus armas, y es lo que en última instancia acaba provocando la derrota de la clase trabajadora a través de guerras, golpes de estado, o leyes opresoras. Si en vez de encararnos directamente y con pocos recursos al capital lo que hacemos es mantenernos más o menos en la misma situación pero al mismo tiempo incrementamos el volumen de trabajadores, la cosa cambia.

Visibilizar las ventajas de lo público

La estructura económica es lo que acaba explicando la superestructura. Para lograr un derrumbe del sistema capitalista necesitamos que la clase trabajadora no sólo aumente su fuerza (en forma de cantidad de trabajadores y en masa salarial total) sino que lo demande, y eso se consigue en parte visibilizando las intrínsecas ventajas de lo público frente a lo privado. El Trabajo Garantizado emplea a toda la mano de obra ociosa en la realización de actividades que van en beneficio social y ecológico. Esto hace que aumente el número de bienes y servicios con valor de uso (y sin valor de cambio) y que se creen y consoliden nuevas estructuras productivas e institucionales que no harán sino fortalecer la posición de los trabajadores al mismo tiempo que están mejorando su nivel de vida y el del planeta. Es importante destacar que todo ello ocurriría de forma paralela a la dinámica normal del capital, que no se vería demasiado perjudicado por la existencia de un Trabajo Garantizado, de forma que no tendría por qué levantar demasiadas ampollas. Así se ganaría tiempo para ir construyendo y fortaleciendo lo público, consiguiendo a su vez que la población comience a valorar cosas que antes ni siquiera conocía.

¿Qué países son aquellos en los que su población valora más sus servicios públicos? Aquellos en los que estos existen y se desarrollan de forma importante. Por ejemplo, los estadounidenses apenas valoran la sanidad pública porque desgraciadamente no cuentan con servicios de buena calidad. En cambio, en el Estado español, la sanidad pública –con todos los defectos e inconvenientes– está muy bien vista y es también muy defendida por la población, incluso por sectores conservadores. Esto se explica porque su propia existencia ha demostrado a los usuarios que lo público puede estar muy bien gestionado además de ofrecer resultados de muy buena calidad.

Esto mismo es lo que se trata de hacer con un Trabajo Garantizado: generar nuevos servicios públicos y fortalecer otros de forma que su simple existencia y buen funcionamiento vaya concienciando a la población de que son útiles y valiosos. El respeto medioambiental, el cuidado de niños, ancianos y espacios públicos, el fomento de los servicios de educación, sanidad, cultura, ocio, deporte… todo ello permitirá mejores condiciones de vida al mismo tiempo que brindará la posibilidad de que la clase trabajadora se conciencie de lo importante que es lo público.

El Trabajo Garantizado aprovecha los resquicios que dejan las economías capitalistas para empoderar a la clase trabajadora por la puerta de atrás, sin provocar demasiados daños a corto plazo a la clase capitalista, sin tocarle demasiado las cosquillas. Pero lo importante es el medio y largo plazo, cuando lo público demuestre su superioridad, cuando la clase trabajadora tenga suficiente fuerza en amplitud e intensidad para arrebatarles a los capitalistas lo que ellos le arrebataron al planeta y a nuestros antecesores.

Artículo publicado en el Nº 282 de la edición impresa de Mundo Obrero marzo 2015

Saque de Esquina

Categories: Attac Planet

¿Hacia la Tercera Crisis del Petróleo?

Thu, 09/04/2015 - 09:00

Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra-Nafarroa

La Doctrina Carter inspirada por Brzezinski (1980), tenía como objetivo la implementación en Oriente Próximo y Medio del llamado “caos constructivo”, concepto que se basaría en la máxima atribuida al emperador romano Julio César “divide et impera”, para lograr la instauración de un campo de inestabilidad y violencia en la zona (balcanización) y originar un caos que se extendería desde Líbano, Palestina y Siria a Iraq y desde Irán y Afganistán hasta Pakistán y Anatolia (Asia Menor). Dicha proceso de balcanización de la zona estaría ya en marcha y tendría su plasmación en países como Irak , devenido en Estado fallido y desangrado por la reavivación de la guerra civil chií-suní; en la endémica división palestina plasmada en la imposible reconciliación nacional de las facciones de Hamás y la OLP; en la anarquía reinante en Libia con el wahhabísmo salafista instaurado en Trípoli mientras grupos takfiríes (satélites de Al-Qaeda), dominan tribalmente el interior de Libia y en la aplicación de la yihad suní contra el régimen laico de Al Assad y sus aliados chiíes, Irán y Hezbolá que por efecto mimético habría convertido ya al Líbano en un país dividido y presto para ser fagocitado por Israel y a Yemen en el nuevo escenario geopolítico del pulso irano-saudí, quedando el régimen teocrático chíita del Líder Supremo Ayatolah Jamenei como única zona todavía impermeable a la estrategia balcanizadora de Brzezinski.

El Estado Islámico (EI) y el acuerdo Irán-G 5+1

El llamado Estado Islámico (EI) o enésima forma de la hidra yihadista financiada desde sus comienzos por Arabia Saudí y Emiratos Árabes, declaró el Califato Islámico de Sham con Abu Bakr al-Baghdadi como emir y con capital en Mosul, que abarcaría desde la parte ocupada de Siria (Alepo) a las ciudades suníes de Ramadi, Faluya, Mosul, Tal Afar y Baquba ( triángulo suní), pero tras una intensa campaña mediática de denuncia en la mass media occidental de sus execrables asesinatos, habría provocado la reacción de Obama en forma de ataques aéreos masivos contra los feudos del EI en Irak y Siria. Dicha campaña mediática seguiría la técnica de manipulación de las masa conocida como teoría de “la aguja hipodérmica o bala mágica”, plasmada en el libro de Harold Lasswell “Técnicas de propaganda en la guerra mundial (1.927) y basada en “inyectar en la población una idea concreta con ayuda de los medios de comunicación de masas para dirigir la opinión pública”, con lo que habría conseguido horrorizar a los países occidentales y lograr la formación de una Coalición Internacional contra el Califato de Sham.

Sin embargo, la necesidad de incorporar a Irán a dicha Coalición Internacional contra la nueva forma de la hidra yihadista, podría lograr que EEUU dé su visto bueno a las actividades de enriquecimiento de uranio de Irán “siempre que se supedite a la estricta supervisión de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA)” . Dicho acuerdo incluiría el beneplácito de Washington para que Teherán enriquezca su uranio y lo transforme en combustible para el reactor iraní, (siempre bajo control de la OIEA), lo que permitiría un mejor control del stock de uranio enriquecido de Irán y fuente de inquietud entre los occidentales e Israel, que temen que Teherán lo pueda emplear para fabricar armas atómicas, (acusaciones que Irán ha desmentido siempre categóricamente).
Recordar que Irán posee según los expertos, las terceras mayores reservas probadas del mundo de petróleo y gas pero carecería de la tecnología suficiente como para extraer el gas en los yacimientos más profundos y necesita una urgente inversión multimillonaria para evitar un deterioro irreversible en sus instalaciones, pues de acuerdo con el quinto plan quinquenal 2010-2015 , el Gobierno iraní estaría obligado a invertir unos 155.000 millones de dólares para el desarrollo de la industria petrolera y gasística pero el contencioso nuclear con EEUU y las sanciones internacionales en forma de inanición financiera exterior habrían dejado obsoleto dicho plan.
En el supuesto de lograrse la resolución del contencioso nuclear de EEUU-Irán y el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países , Rowhani conseguiría su objetivo de que se reconozca el papel de Irán como potencia regional, logrando de paso el incremento de cooperación irano-estadounidense y la resolución del avispero sirio e iraquí, (Conferencia de Viena y Plan Biden), pero si fracasa la vía diplomática de Obama, aumentará la presión del lobby pro-israelí de EEUU ( AIPAC) para lograr la desestabilización de Irán y Siria por métodos expeditivos.

¿Nueva Guerra en Oriente PROME?

El inesperado triunfo de Netanyahu en las recientes elecciones supondrá la formación de un Gobierno de Guerra totalmente contrario a la existencia de dos Estados independientes (Israel y Palestina) que acelerará la construcción de nuevos asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este y presionará a la Administración Obama para conseguir el ataque militar a Irán y la destrucción de sus instalaciones nucleares. Sin embargo, el mensaje diáfano de la Administración Obama hacia Israel sería que “la paz en Oriente Próximo y Medio (Oriente PROME) es posible a través del diálogo y que Israel y Estados Unidos tienen que negociar con Irán y con Siria, dos actores cruciales en la política de Oriente Próximo”, postulados que serían un misil en la línea de flotación del Gobierno de Netanyahu y de la Cuarta Rama del Poder de EEUU que aspiran a resucitar el endemismo del Gran Israel (Eretz Israel), doctrina en la que se basarían los postulados de la futura coalición de Gobierno israelí liderado por Netanyahu quien aspira a convertir a Jerusalén en la “capital indivisible del nuevo Israel”, tras la invasión de su parte oriental tras la Guerra de los Seis Días (1.967), con lo que Obama se convertiría en el último obstáculo para diseñar la arquitectura del Nuevo Gran Oriente.

En consecuencia, tras la aprobación del Congreso y Senado de EEUU de una declaración preparada por el senador republicano Lindsey Graham y el democráta Robert Menéndez que señala con rotundidad que “si Israel se ve obligado a defenderse y emprender una acción (contra Irán), EEUU estará a su lado para apoyarlo de forma militar y diplomáticamente” y la posibilidad de la firma de un acuerdo definitivo del G 5+1 con Irán sobre el contencioso nuclear iraní que no contaría con el visto bueno de Netanyahu , asistiremos al aumento de la presión del lobby pro-israelí de EEUU ( AIPAC) para proceder a la desestabilización de Siria e Irán por métodos expeditivos, no siendo descartable que Obama, (tras la pérdida del control del Senado en las pasadas e lecciones de medio término y en la recta final de su mandato Presidencial), acepte el pulso del lobby judío y adopte una suicida conducta transgresora que podría reconsiderar el tradicional veto de EEUU en el Consejo de Seguridad de la ONU ante propuestas “nocivas para el Estado israelí”.

Así, asistiremos al inicio de una intensa campaña de descalificación personal y política de Obama en los medios de comunicación dominantes o “mainstream media”, (especialmente virulenta en los medios manejados por los “think tank” Heritage Foundation y Cato Institute), preludio de la gestación de una trama endógena que podría terminar por reeditar el Magnicidio de Dallas (Kennedy,1.963) para lograr que EEUU vuelva a la senda de las seudodemocracias tuteladas por el poder en la sombra (Cuarta Rama del Poder). Caso de consumarse el magnicidio de Obama, Joe Biden, el tapado de la AIPAC, se vería obligado a asumir la Presidencia del País aunque su mandato quedará presumiblemente marcado por la Guerra de los 6 años. Dicha guerra será un nuevo episodio local que se enmarcaría en el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría EEUU-Rusia e involucrará a ambas superpotencias teniendo como colabores necesarios a las potencias regionales (Israel, Egipto, Arabia Saudí e Irán), abarcando el espacio geográfico que se extiende desde el arco mediterráneo (Libia , Siria y Líbano) hasta Yemen y Somalia y teniendo a Irak como epicentro ( rememorando la Guerra de Vietnam con Lindon B. Johnson (1963-1.969).Así, Siria, Líbano e Irak serían tan sólo el cebo para atraer tanto a Rusia como a China y tras desencadenar una concatenación de conflictos locales (Siria, Irak y Líbano), desembocar en un gran conflicto regional que marcará el devenir de la zona en los próximos años y cuyo desenlace podría tener como efectos colaterales el diseño de una nueva cartografía favorable a los intereses geopolíticos de EEUU, Gran Bretaña e Israel con la implementación del Gran Israel (“ Eretz Israel”).

Hacia la Tercera crisis del petróleo

En una entrevista a Brzezinski realizada por Gerald Posner en The Daily Beast (18 de septiembre de 2009) afirmó que “una colisión estadounidense-iraní tendría efectos desastrosos para Estados Unidos y China, mientras Rusia emergería como el gran triunfador, pues el previsible cierre del Estrecho de Ormuz en el Golfo Pérsico donde atraviesa el transporte de petróleo destinado al noreste asiático (China, Japón y Sur-Corea), Europa y Estados Unidos, elevaría el precio del oro negro a niveles estratosféricos y tendría severas repercusiones en la economía global , pasando a ser la UE totalmente crudodependentiente de Rusia”. Así, un previsible ataque israelí a Irán provocaría un inmediato bloqueo del estrecho de Ormuz por el que pasa un tercio del tráfico energético mundial lo que podría agravar la recesión económica mundial y debilitar profundamente todo el sistema político internacional pues según estimaciones de la AIE (Agencia Internacional de la Energía), 13,4 millones de barriles por día (bpd) de crudo pasarían a través del estrecho canal en buques petroleros, (lo que representaría el 30 % del suministro de crudo que se comercializa mundialmente), bloqueo que por mimetismo se extendería al paso del Canal de Suéz , considerado como uno de los puntos más importantes para el comercio mundial ya que transporta 2,6 millones de barriles de crudo al día (lo que representa casi 3% de la demanda mundial diaria de petróleo) y asimismo es una ruta relevante para el gas natural licuado (GNL), pues cerca de 13% de la producción mundial de dicho gas transitó por ella en el 2010 y su hipotético cierre provocaría la interrupción del suministro de alrededor de 2,6 millones de barriles diarios y al Golfo de Adén que conecta a través del Canal de Suéz el Océano Índico con el Mar Mediterráneo y con un tránsito de más de 18.000 buques según estadísticas oficiales citadas por el diario económico búlgaro, Capital.

El colapso del paso por dichos estrechos provocará la Tercera crisis del Petróleo que llevará aparejada una psicosis de desabastecimiento y al incremento espectacular del precio del crudo hasta niveles del 2008 (rondando los 150 $) y que tendrá su reflejo en un salvaje encarecimiento de los fletes de transporte y de los fertilizantes agrícolas lo que aunado con inusuales sequías e inundaciones en los tradicionales graneros mundiales y la consecuente aplicación de restricciones a la exportación de commodities agrícolas de dichos países para asegurar su autoabastecimiento, terminará por producir el desabastecimiento de los mercados mundiales, el incremento de los precios hasta niveles estratosféricos y la consecuente crisis alimentaria mundial que afectaría especialmente a las Antillas, México, América Central, Colombia, Venezuela, Bolivia, Egipto, Mongolia, Corea del Norte, India, China, Bangladesh y Sudeste Asiático, ensañándose con especial virulencia con el África Subsahariana y pudiendo pasar la población atrapada en la inanición de los 1.000 millones actuales a los 2.000 millones estimados por los analistas.

Analista internacional

Categories: Attac Planet

TTIP ‘DELENDA EST’

Thu, 09/04/2015 - 07:01

Francisco Morote – ATTAC Canarias

Sí, el Tratado Transatlántico de Libre Comercio e Inversión entre Estados Unidos y la Unión Europea ( TTIP, por sus siglas en inglés ), debe ser destruido.

Lo ha dicho, con su habitual lucidez, Susan George, la admirada autora de los Informes Lugano : “No hay que cambiar el Tratado de Libre Comercio e Inversión entre EEUU y la UE, tenemos que librarnos de él porque es peligrosísimo”.

Un botón de muestra de su peligrosidad, sólo en el campo de la alimentación humana: ¿Quieren ustedes que a partir del momento en que el Tratado entre en vigor, al igual que sucede ya en Estados Unidos, comamos pollo clorado (lavado con lejía), carne de animales hormonados y medicados con antibióticos, frutas y verduras tratadas con pesticidas y otros tóxicos permitidos en EEUU pero prohibidos hasta ahora en la Unión Europea?

Pues eso es lo que ocurrirá si el dichoso Tratado se aprueba a lo largo de este año o el año que viene. Por no hablar de un sin fin de riesgos más entre los que llama la atención la posible autorización en Europa de la técnica del fracking (fractura hidráulica) para la explotación de los hidrocarburos y que en Estados Unidos no solo contamina las aguas subterráneas hasta hacerlas imbebibles, sino que, como certifica la prestigiosa revista Science, provoca ¡seismos!

En fin, por si todo esto fuera poco resulta que si se firma el TTIP sus normas alcanzarán un rango superior y, por consiguiente, deberán ser acatadas por los Estados europeos. Así, por ejemplo, la reciente prohibición del uso de la técnica del fracking en Alemania, quedaría anulada caso de aprobarse esta técnica como una regla propia del Tratado.

Y la guinda del pastel, la posibilidad de que las verdaderas beneficiarias de este inicuo acuerdo que debemos destruir, las empresas transnacionales, puedan demandar con reclamaciones millonarias, ante tribunales de arbitraje ¡ privados ! internacionales, a los Estados, cuando consideren que sus ” derechos ” han sido vulnerados, por ejemplo, por el cambio de una legislación que reduzca sus beneficios presentes o futuros.

En definitiva, como afirma Susan George no es cuestión de cambiar el Tratado Transatlántico, sino de librarnos de él.

¿Pero, cómo? La solución ya está en marcha, mediante la movilización masiva en ambas orillas del Atlántico de la ciudadanía europea y estadounidense exigiendo la suspensión de las negociaciones y el abandono del proyecto de Tratado. En Europa la ciudadanía ya se manifestó masivamente en contra el 11 de octubre de 2014 y en diciembre más de un millón de firmas contrarias al Tratado le fueron entregadas al Presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker. En ese mismo mes de diciembre de 2014 la coalición STOP TTIP, formada por más de 320 organizaciones europeas, se marcó como objetivos recoger dos millones de nuevas firmas más para ser entregadas en el Parlamento Europeo y realizar un Día de Acción Global contra el TTIP y otros tratados comerciales el 18 de abril de 2015.

Concluyendo, el intento de sacar adelante el Tratado Transatlántico entre Estados Unidos y la Unión Europea puede hacerse fracasar, como ya sucedió en 1998 cuando una coalición de organizaciones europeas hizo fracasar el intento de imponer otro tratado comercial, el Acuerdo Multilateral sobre Inversiones ( AMI ), que al igual que el TTIP pretendía otorgar todos los poderes y todos los derechos a las empresas transnacionales y todas las obligaciones a los Estados.

Categories: Attac Planet

El multiplicador monetario y la oferta de dinero

Wed, 08/04/2015 - 13:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

650_1200

El proceso por el cual los bancos crean dinero es tan simple que es repelido por la inteligencia. 
John Kenneth Galbraith

Sólo hace falta proteger los secretos pequeños. Los grandes se mantienen secretos debido a la incredulidad de la opinión pública.
Marshall McLuhan

Uno de los malentendidos más frecuentes de la economía contemporánea es la respuesta a las preguntas ¿de donde viene el dinero? y ¿quien crea el dinero? Se piensa que la oferta monetaria es creada por los bancos centrales. Pero los bancos centrales sólo crean la Base Monetaria (M0), mientras la oferta sería más bien la suma de todos los agregados monetarios: M0 + M1 + M2 + M3. Sin embargo, desde noviembre de 2005 la Reserva Federal de Estados Unidos dejó de llevar la estadística sobre M3, que compilaba desde 1959 y que es el indicador más amplio de la oferta de dinero. El abandono de este indicador, que ofrecía la mejor señal de la actividad económica y la inflación, puede estar directamente relacionado con la incapacidad de la Reserva Federal para prever el colapso del sistema financiero de 2008. Este fue el último dato de la Reserva Federal que incluyó M3, también conocido como dinero en la sombra.

650_1200 (1)

Con esa decisión de la Reserva Federal, 3,3 billones de dólares (U$3.300.000.000.000, la diferencia entre M2 y M3) desaparecieron de las estadísticas y del radar del mercado. M3 era considerado el salvaje oeste de la oferta monetaria y consideraba la contabilidad de numerosos valores respaldados por activos (RMBS, CMBS, ABS), obligaciones con garantía prendaria (OCE) y obligaciones garantizadas por derivados (CDO). Estos repos no están sujetos a reservas, lo que permite a los bancos asumir altos niveles de apalancamiento de 30:1, 40:1 y hasta 50:1, como lo hizo Lehman Brothers. Es muy probable que si la Fed hubiese hecho un seguimiento a los repos en el período 2006-2007 hubiese podido advertir la crisis antes de su estallido.

M3, en todo caso era una estadística muy imperfecta porque no capturaba toda la extensión de su influencia. Mucho dinero se desviaba hacia los paraísos fiscales y se estima que el total de la oferta monetaria de Estados Unidos llegaba, en noviembre de 2005 a 12 billones de dólares, un 20 por ciento más de lo que reconocía oficialmente. En otras palabras, la oferta monetaria era 15 veces superior a la base monetaria.

Dinero de alto poder expansivo

¿Cómo creció tanto la oferta monetaria?. Para comprender este hecho debemos relacionar base monetaria (BM), multiplicador monetario (m) y oferta de dinero (M). La base monetaria es el dinero que crean los bancos centrales; el multiplicador monetario es el inverso de las reservas (m=1/r) y la oferta de dinero es el resultado de la multiplicación de ambos: M = BM x m. De ahí que la base monetaria sea también conocida como dinero de alto poder expansivo. Si la tasa de reservas es de 10 por ciento (como en Estados Unidos), la oferta monetaria es 10 veces la base monetaria (m=1/0,1). Si la tasa de reservas es de 20 por ciento (como en China), la expansión monetaria multiplica por cinco veces la base monetaria. Si el encaje es del 1 por ciento, como en Europa, la oferta monetaria es 100 veces la base monetaria.

Muchas personas se sorprenderían al saber que incluso entre banqueros, economistas y políticos, no hay un entendimiento común sobre la creación de dinero, quien lo crea y cómo se crea. Esto genera varios problemas que impiden las reformas al sistema financiero. La banca siempre se hace pasar como un mero intermediario entre depositarios y prestatarios, amparándose en el concepto de la economía neoclásica que el dinero es neutral. Sin embargo, ¿puede ser neutral el dinero cuando la banca comercial crea el 97 por ciento del dinero?. De acuerdo a informes de los propios bancos centrales, los bancos centrales crean sólo el 3 por ciento del dinero existente.

Hay varias maneras contradictorias de describir lo que hacen los bancos. La versión más simple es que los bancos tienen el dinero de los ahorradores, y prestan el dinero a quien lo pide, ganando con ello un interés. Pero esto no es del todo cómo funciona el proceso. Los bancos no tienen que esperar a un cliente para depositar el dinero antes de que puedan hacer un nuevo préstamo a otra persona. De hecho, es exactamente lo contrario; la realización de un préstamo crea un nuevo depósito en la cuenta del cliente, y la banca gana con cada nuevo préstamo que hace. De ahí que en la euforia especulativa la banca prestó dinero a quienes no tenían como devolverlo, a los ninjas (acrónimo de no income, no job, no asset; sin ingresos, sin empleo, sin activos).

¿Por qué no hay hiperinflación?

Cuando comenzaron los planes de flexibilización cuantitativa (QE) o inyecciones de liquidez a la banca, muchos apuntaron a la hiperinflación que se estaba creando con el aumento descomunal de la oferta de dinero. Esta idea viene de laTeoría Cuantitativa del dinero (TQM) que dice que “todo aumento de la oferta monetaria se traducirá de inmediato en un aumento de los precios”, es decir, en una inflación galopante. A siete años de los primeros rescates a la banca la predicción de la TQM no solo no se ha cumplido sino que lejos de inflación el mundo vive una seria y problemática deflación.

Una de las razones para comprender este fenómeno (ver este artículo de Martin Wolf en Financial Times) está justamente en la esencia del sistema monetario moderno. La banca creó dinero de la nada en su creciente ambición por generar préstamos que vulneraban todos los niveles de confianza. Las masivas inyecciones de dinero realizadas más tarde por la Reserva Federal y el Banco Central Europeo no han aumentado la oferta monetaria. Solo han llenado las arcas ficticias que crearon los bancos comerciales en su desmedida operación de crear dinero.

Una versión sofisticada en la creación de dinero lo aporta el concepto de “banca de reserva fraccional”. Esta descripción reconoce que los bancos pueden prestar a cabo muchas veces más que la cantidad de dinero en efectivo que reciben y las reservas que mantienen en el Banco Central. Esta es una imagen más precisa, pero es aún incompleta y engañosa. Implica un fuerte vínculo entre la cantidad de dinero que los bancos crean y la cantidad que ellos tienen en el banco central, por lo que si se quiere calcular el volumen de la oferta monetaria solo hay que multiplicar BM x m. Este enfoque asume que los bancos centrales tienen un control significativo sobre la cantidad de reservas que los bancos mantienen y con la creación de dinero. Pero los bancos vulneraron esa confianza al no respetar el nivel de la tasa de reservas (impuesto por la Fed en 10%) y llevarlo a niveles inferiores al 1 por ciento (0,5% – 0,1%) multiplicando por 500 y mil veces el dinero real. Con estas prácticas, destruyeron el sistema.

El Blog Salmón

Categories: Attac Planet

La violencia de género y la desigualdad

Wed, 08/04/2015 - 09:00

Luis García Montero – Comité de Apoyo de ATTAC España

La Guardia Civil no se entera. Es muy grave que las fuerzas de orden público desconozcan el sentido de su trabajo y el enemigo al que se enfrentan.

El Gobierno del PP se entera y trabaja de forma minuciosa en lo suyo: la perpetuación de la desigualdad. En la salud y en la enfermedad, en la educación y en la ignorancia, en el empleo y en el desempleo, en los recortes y en la inversión, en el amor y en el odio, en la vida y en la muerte, la tarea del Gobierno está destinada a perpetuar la desigualdad. Sus leyes, sus campañas publicitarias, sus nombramientos, tienen la desigualdad por bandera.

La campaña de la Guardia Civil contra la violencia de género supone un síntoma gravísimo de desorientación. Lo confirmo leyendo el informe que acaba de redactar Miguel Lorente, antiguo Secretario de Estado en el Ministerio de Igualdad, una referencia social e intelectual que participa ahora en el Consejo Cívico de la candidatura de Izquierda Unida a la Comunidad de Madrid.

En el año 2008 el Ministerio de Igualdad elaboró un cartel que se hizo famoso por su impacto. Sobre el primer plano de un rostro masculino, mitad foto de ficha policial, mitad foto de seductor guapo y duro, se imprimió un mensaje: “Cuando maltratas a una mujer, dejas de ser un hombre. Ante el maltratador, tolerancia cero”. Se trataba no sólo de denunciar la violencia, sino de romper una identidad masculina tradicional identificada con el machismo.

La Guardia Civil tiene la ocurrencia en esta Semana Santa de aceptar un cartel paralelo con rostro de mujer: “Cuando maltratas a un hombre, dejas de ser una mujer. Ante la maltratadora, tolerancia cero”. Aquí la imagen no está diseñada entre lo policial y la seducción. Parece el rostro en búsqueda y captura de una terrorista peligrosa. En el tuit oficial de la Benemérita se añade además este lema: “Tolerancia cero al maltrato en todas sus variantes y formas, Denuncia, no lleves la procesión por dentro”.

Pero resulta que las procesiones de la desigualdad suelen llevarse por dentro. Esto ocurre precisamente porque las normas sociales injustas procuran ocultar la desigualdad bajo falsas apariencias de igualdad. Reconocer la desigualdad es la primera tarea a la hora de combatir una injusticia. La desigualdad es el caldo de cultivo de la violencia de género, su causa, su campo de actuación, su cómplice. Al asumir una falsa igualdad en la violencia de género, la Guardia Civil no sólo demuestra que no se entera de nada, sino que contribuye a alimentar la cultura patriarcal y la reacción posmachista que tiende a cuestionar todos los avances en Igualdad, relativizando el drama y repartiendo culpas.

La equiparación es grave porque falsifica los datos y minimiza una tragedia real: gracias a la Macroencuesta de 2011, sabemos que 593.038 mujeres sufren cada año violencia de género en España. ¿Sabe la Guardia Civil cuantos hombres sufren maltrato? Debería comunicarnos las cifras que le han llevado a semejante equiparación.

Pero hay más. La Organización Mundial de la Salud insiste desde hace tiempo en que la violencia de género es un problema de salud motivado por unos hechos con consecuencias judiciales. Más que una agresión puntual y un parte de lesiones, se trata de denunciar el marco social en el que se produce cotidianamente el deterioro de la salud física y psicológica de una persona como consecuencia de vivir bajo la violencia. ¿Existe ese marco por igual para hombres y mujeres?

Y otra cuestión. Vuelvo a los datos que ofrece Miguel Lorente. El 80% de las mujeres asesinadas no habían puesto una denuncia por maltrato. Respecto a las órdenes de protección, en el 2014 sólo se concedieron el 57 % de las solicitadas. Un detalle más: el 20% de las denuncias no sirvieron para salvar la vida de las víctimas, ya que la Justicia no supo garantizar la protección.

La denuncia es necesaria, pero no es la solución. Su exigencia se convierte a veces en un problema. La mayoría de las normativas exigen hoy la denuncia para que las mujeres puedan acceder a los servicios sanitarios y sociales destinados a ayudarlas cuando sufren violencia de género. Esta perspectiva retrasa en la práctica el inicio de las ayudas y hace dudar a muchas mujeres a la hora de acudir en busca de una asistencia necesaria para ellas y para sus hijos. La ayuda de los profesionales debe acabar en una responsabilidad judicial cuando existan motivos, pero no puede depender de ella para ponerse en marcha.

Así que esta campaña de la Guardia Civil contra la violencia de género desconoce la realidad y alimenta la confusión. La Guardia Civil, claro está, tiene sus responsables políticos. Una vez más la tarea del PP se resume en la perpetuación sistemática de la desigualdad. Para ese empeño nada es más útil que la creación de falsas igualdades.

Publicado en Público.es

Categories: Attac Planet

La democracia y sus viejos y nuevos vicios

Wed, 08/04/2015 - 07:00

Javier Echeverría Zabalza – ATTAC Navarra-Nafarroa

Desde hace un tiempo, casi todas las organizaciones políticas hacen esfuerzos por fomentar su democratización interna, aunque muchas veces se trate más de apariencia que de realidad. Sin embargo, mientras el sistema explota, expropia, privatiza, elimina o reduce derechos de todo tipo y extiende el hambre, el sufrimiento y la desesperación a sectores sociales cada vez más amplios, en las organizaciones políticas, y también en las sindicales y sociales, todavía siguen predominando los intereses individuales y de grupo, los objetivos personales y oportunistas o las guerras de facciones por encima del trabajo conjunto por la justicia social y ecológica, y por una democracia de verdad.

El término democracia es uno de esos significantes vacíos que se puede llenar con el contenido que a cada cual le convenga. Desde la democracia liberal-formal, que es utilizada fundamentalmente como apariencia y engaño para una mejor dominación social por parte de las élites financiero-económicas y políticas, hasta la democracia participativa que se propugna por parte de los sectores más conscientes de la sociedad, pasando por concepciones intermedias que ponen el acento en la representación partidaria, casi siempre limitada a la participación electoral de la ciudadanía cada cuatro años y al manejo de los aparatos con muy limitada participación de la base.

Como tipo ideal, podríamos concebir la democracia en base a una serie de principios que, sin ánimo de ser exhaustivo, se podrían resumir en los siguientes. En primer lugar, una democracia real sólo puede existir sobre la base de individuos conscientes, críticos y participativos, para lo cual hay que educarse y educar en esos valores y fomentarlos en todos los ámbitos de la vida desde la más tierna infancia; todo lo contrario a lo que se hace hoy. La democracia, para que sea tal y beneficie al conjunto de la sociedad, requiere personas abiertas a escuchar a las demás y a cambiar de posición ante argumentos más convincentes que los propios. El objetivo fundamental de la democracia debería ser el bien común por encima de cualquier interés particular o de grupo. Además, la confianza debería cultivarse como el ambiente en el que contrastar las opiniones para tomar las decisiones más adecuadas y conseguir el mejor gobierno. En las deliberaciones se debería tender al máximo consenso e integración posible para acercarse a la decisión más compartida socialmente, tan sólo limitada en cada situación concreta por un racional juego de mayorías y minorías con el fin de lograr una necesaria eficacia en el funcionamiento social. La negociación y la mediación, por tanto, deberían formar parte sustancial de la práctica política democrática en todos los ámbitos de la sociedad.

Pero ya sabemos que los tipos ideales no existen. La realidad es bastante más complicada y hasta repugnante que nuestras imaginaciones y deseos, debido precisamente a todo ese entramado de intereses individuales o de grupo citados. Todos conocemos el arraigo de algunos grandes y viejos vicios de los partidos y organizaciones al utilizar las instituciones en beneficio sobre todo de las élites económicas y políticas, así como las terribles consecuencias antidemocráticas, antisociales y de corrupción que se derivan de ellos. Pero también han reportado consecuencias nefastas algunos viejos vicios muy arraigados en las organizaciones y militancia de izquierdas, populares o sociales. Entre ellos destaca el sectarismo, es decir, el creerse en posesión de la verdad y mostrarse inflexible con otras ideas y organizaciones; incluso las más próximas. Esto lleva a la frecuente utilización del “todo vale” para imponer las ideas propias o para conseguir los objetivos de grupo o particulares. Un cáncer sociopolítico y una enorme contradicción de las organizaciones o personas que decimos querer cambiar el mundo en beneficio de la mayoría. Vicios viejos que siguen muy presentes.

Pero, con la puesta en práctica de nuevas formas de democracia participativa, se están desarrollando también nuevos y graves vicios a los que hay que poner remedio cuanto antes. Recientemente he denunciado los raiding o “asaltos” de gente de organizaciones externas en las decisiones de algunos partidos con el fin de condicionar tales decisiones de manera favorable a sus intereses.

Junto a éste, también está apareciendo otro vicio, quizás más pintoresco, que consiste en la incrustación dentro de una organización de otros grupos u organizaciones más pequeñas que funcionan en torno a un líder. Al igual que los asaltos, tiene importantes efectos en las decisiones cuando el número de electores no es muy grande. La metáfora que podría ilustrar este vicio es la del rebaño dirigido por su pastor. Si el sectarismo se basa en concepciones religiosas o ideológicas cerradas e inflexibles, en el caso de los rebaños ni siquiera se funciona en torno a ideas. No hace falta pensar, basta con servir al líder para la consecución o ejercicio del poder. Es el pastor quien dice qué hay que hacer, cuándo y cómo. Los rebaños están organizados para ganar el poder de las organizaciones a las que entran en beneficio fundamentalmente del líder, pero también de algunos miembros del rebaño. En este sentido, la institución a la que más se parecen es el caciquismo.

Si a este funcionamiento gregario se añade el “todo vale” y se utilizan diferentes formas de juego sucio (difamación, coacción, exhibiciones de fuerza y otras), la dinámica puede adquirir características más propias de organizaciones que poco tienen que ver con la política y mucho menos con la democracia. Los rebaños se convierten entonces en máquinas de destruir personas y a la propia organización en la que están incrustados. Es evidente que este tipo de comportamiento constituye un esperpento político que es la antítesis de la democracia, ya que predomina el gregarismo, la sumisión y la destrucción frente a la individualidad crítica, consciente y constructiva.

Si en el tema de los “asaltos” proponía la necesidad urgente de establecer mecanismos o filtros que los eviten al máximo posible, en el caso de los rebaños lo que planteo es que este tipo de prácticas se incluyan en los códigos éticos de las organizaciones como un atentado a los criterios básicos del funcionamiento democrático y que se adopten las medidas oportunas para impedirlas. Me consta que ya se ha comenzado a implantarlas, pero sería necesario establecer un proceso de mejora continua de las fórmulas de participación con el fin de eliminar estos vicios y asentar las nuevas formas de funcionamiento democrático que necesitan los partidos actuales.

Categories: Attac Planet

ATTAC A Coruña – Palestra: “O TTIP ou como dar aínda máis poder ás grandes empresas transnacionais”

Tue, 07/04/2015 - 22:31

Ricardo García Zaldívar é presidente de ATTAC-España (Asociación para la Tributación de las Transacciones Financieras y la Acción Ciudadana). Doutor en Estudios Territoriais e Urbanos (U. Paris-Sorbonne, 1974) e en Economía (U. de Bilbao, 1979) foi profesor universitario e consultor en temas ambientais e territoriais.

http://www.attac.es/

ENTRADA LIBRE, ATÉ COMPLETAR AFORAMENTO.

Páxina das Xornadas: http://recuperarsoberania.besaba.com/pec-events/palestra-ricardo-garcia-zaldivar/

Grazas por colaborar!!: http://goteo.org/project/desarmar-o-ttip

Organiza: http://ecoarglobal.org/

Facebook: https://www.facebook.com/events/1014621008548116/

ANUNCIO-FSM--final

Categories: Attac Planet

Una manifestación de hologramas: El colmo de las #LeyesMordaza

Tue, 07/04/2015 - 13:00

nosomosdelito.net

¿Cómo y por qué participar en la manifestación de hologramas por la libertad? Sobran las razones, una muy clara es hacer que la ciudadanía, que cada persona se pregunte ¿¡Hasta cuándo?! ¿Hasta cuándo soportar esta situación absurda? Lo intolerable nos afecta a todas. Únete a la  manifestación de hologramas contra las #LeyesMordaza. ACTÚA ahora, no esperes al futuro.

Con la campaña hologramas por la libertad queremos poner en evidencia la situación de represión de nuestros derechos como personas libres, como ciudadanos y ciudadanas que viven en una supuesta democracia. Las normas penalizadoras de las libertades y los derechos humanos de las #LeyesMordaza, recientemente aprobadas en el congreso de los diputados, nos convierten en una ciudadanía fantasmal, holográfica, que sólo cuenta en la política para acatar las voluntades de los que se han encaramado ahí arriba, de los que dictan leyes por encima de todas, incluido el poder judicial. Leyes que violan nuestros derechos humanos y que nos impiden ejercer nuestro derecho a participar en los asuntos de la vida pública. Con un paquete legislativo totalitario que pretende someter la voluntad del pueblo soberano, un pueblo que, no lo olvidemos, es quien entrega su poder de representación a la clase política.

Con #HologramasLibres narramos un futuro surrealista en el que para manifestarnos tendremos que descarnarnos y convertirnos en una sociedad ficticia, en formas de luz en tres dimensiones (hologramas). Con esta distopía o antiutopía que representa la manifestación de hologramas, queremos denunciar la situación real que se nos presenta. La manifestación de hologramas desvela que las personas no podremos expresarnos en la calle con mensajes contrarios a la clase política dominante, no podremos pensar libremente, pues el pensamiento libre depende de la posibilidad  de reunirse para hablar con libertad, expresarse en las plazas, en los mercados, en las calles… No podremos ser nosotros y nosotras mismas. La tendencia represiva actual lleva a nuestra sociedad a situaciones de silencio, situaciones de miedo totalmente indeseables. Pensamos que esto no es sólo una situación nacional, sino global, debido a las políticas económicas que se pretenden implementar en el futuro próximo, como por ejemplo el Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión, más conocido como TTIP.

Pero ¿de quién es el miedo? El miedo que se cierne sobre la sociedad pertenece a este gobierno, a una clase política con miedo a la democracia. Es el miedo al despertar de una ciudadanía que participa con alegría en los asuntos públicos, miedo a los que protestamos defendiendo nuestra dignidad, a los que bloqueamos sus recortes inhumanos como la injusticia de los desahucios. El miedo es suyo y quieren hacer de nosotros una sociedad callada, diseñando leyes a la medida de estas necesidades, para poder llevar las riendas del país con mano de hierro, sin ninguna interferencia. Nos atemorizan con historias de terrorismo para enemistarnos entre nosotras, acusando a los disidentes de “terroristas”. Con el nuevo Pacto Antiterrorista situaciones propias de la protesta social podrán ser consideradas terrorismo, ¿es todo esto casual? O  es que acaso, ¿ tienen miedo de la mala imagen que se descubre mediante esas protestas que les señalan, miedo a que la contestación social les quite votos?

Esta representación antiutópica que hoy lanzamos en forma de manifestación de hologramas será el mundo del mañana que nos quieren imponer a través del control social y la coacción represiva a la que dan vía libre las Leyes Mordaza. Pero nosotras hemos decidido seguir interfiriendo, seguir contestando a este ataque con la expresión de las verdades. Porque no se le pueden poner puertas a la inteligencia, al apoyo mutuo y a la unión de la gente. No se le pueden poner compuertas a este agua de vida que son los sueños nacidos por la reunión de las personas en las plazas. Convivir, NO ES DELITO.

DIFUNDE  esta iniciativa con el KIT DE DIFUSIÓN de #HOLOGRAMAS LIBRES

PARTICIPA entrando a la web hologramasporlalibertad.org donde puedes colaborar de varias maneras: haciéndote tu propio holograma para compartirlo en redes o dejando un mensaje tanto de audio como por escrito. El día de la manifestación de hologramas haremos que se difundan estos mensajes. 

Categories: Attac Planet

Polémico tratado supremacista de libre comercio de EU con la Unión Europea

Tue, 07/04/2015 - 09:00

Alfredo Jalife-RahmeLa Jornada

Estados Unidos, el país bioceánico más poderoso del planeta, mueve en forma diligente los proyectos de sus dos brazos armados mercantilistas: del lado del océano Pacífico, la Asociación Transpacífica (ATP), y del lado noratlántico, la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés).

Los dos flamantes proyectos irredentistas –más geofinancieros que mercantilistas– de EU comportan características geopolíticas que tienen como objetivo aniquilar a los BRICS.

Parte de la hegemonía estadounidense radica en su irredentismo geofinancierista y mercantilista global, que se ha visto mermado con el ascenso irresistible de China, con su manufactura, e India, con su software.

Para contener a China, Estados Unidos utiliza su ATP de 12 países, del que México forma parte, donde su ciudadanía no ha sido consultada –como sucedió con el TLCAN, el Aspan foxiano y el Plan Mérida calderonista.

Otro proyecto del irredentismo geofinanciero y mercantilista estadunidense es el TTIP –del que también México forma parte, sin tampoco consultar a su ciudadanía–, que tiene dos propósitos ontológicos: asfixiar a Rusia y controlar a la Unión Europea (UE), de 28 países, para que Alemania se abstenga de veleidades libertarias y no se atreva a conectar con la Unión Económica Euroasiática que domina Rusia –junto con Bielorrusia y Kazajstán–, ni mucho menos a China, en su seductora ruta de la seda terrenal y marítima belt and road (correa y ruta).

El ATP comporta aspectos secretos, expuestos por Wikileaks (http://goo.gl/1zg0Q5X) –que somete las anacrónicas leyes nacionales a las leyes supranacionales de las trasnacionales–, así como el TTIP que contiene cláusulas hieráticas de espaldas a los ciudadanos europeos, quienes temen la privatización de la salud pública y la desregulación financierista.

Las negociaciones del TTIP, para no decir imposiciones, entre Washington y Bruselas deben ser concluidas antes de la elección presidencial de Estados Unidos en 2016.

Entre los puntos más conflictivos, que son legión, está el controvertido fracking (http://goo.gl/xy5M16), mediante el cual Estados Unidos, con sus más de 500 mil pozos, contempla abastecer a la Unión Europea, con el fin de implantarlo luego en suelo europeo.

Según Joan Josep Nuet, diputado por Barcelona en las Cortes Generales de España, no hay información suficiente de qué es exactamente lo que se está negociando cuando “el polémico tema del fracking está en la mesa de negociación”.

Las críticas en Europa van in crescendo conforme avanza la presión estadounidense sobre la EU (http://goo.gl/6sT3tk), mientras 380 organizaciones europeas pretenden detener las negociaciones y han conseguido más de millón y medio de firmas de rechazo en sólo dos meses (http://goo.gl/zCy1cg).

La Autorganizada Iniciativa Ciudadana Europea lanzó la petición Stop TTIP (http://goo.gl/fCja49) y alega que dará un poder sin precedente a las trasnacionales, que pondrán en riesgo la democracia y el estado de derecho, así como el medio ambiente y los derechos de los consumidores.

El anteproyecto del TTIP no permitirá a los gobiernos (¡supersic!) aprobar leyes para la regulación de la banca, los seguros, telecomunicaciones y servicios postales, a grado tal que, frente a cualquier expropiación y/o renacionalización, las trasnacionales podrán entablar juicios a los estados exigiéndoles la devolución de sus inversiones con compensaciones e intereses.

En una redición desregulada del outsourcing, el TTIP permite la libre circulación de los capitales con cuotas para la circulación y/o colocación de los empleados (http://goo.gl/HmRKA9).

Desde Barcelona, el portal El Periódico se asusta de que las multinacionales dispararán sus demandas judiciales a los estados, ya que el Tratado de Libre Comercio de la UE con Estados Unidos prevé dar más poder a los tribunales cuando “las reclamaciones millonarias contra los gobiernos han proliferado en años recientes (http://goo.gl/dmrvBM)”.

Tales tribunales inquisitoriales de solución de controversias inversor-estado (ISDS, por sus siglas en inglés) son paneles privados de arbitraje que permiten a las multinacionales y los fondos extranjeros reclamar compensaciones millonarias a los Estados cuando consideran que los cambios en la legislación o en la política oficial dañan sus expectativas de beneficio, lo cual puede ser en cualquier ámbito: laboral, medioambiental, regulación bancaria o política energética. ¡La demencial privatización de la justicia al más puro estilo anglosajón!

El portal catalán cita a Gus Van Harten, especialista en comercio internacional de la Universidad de York (Canadá): las ISDS han desbordado su actuación cuando han pasado a ser un mecanismo de poder a disposición de los inversores extranjeros para escrutar todo lo que un país hace.

George Monbiot, connotado analista del medio ambiente del rotativo británico The Guardian, define el TTIP como un pleno asalto frontal a la democracia y fustiga que Bruselas ha estado tranquila sobre un tratado que dejará subvertir nuestras leyes, derechos y soberanía nacional a las empresas rapaces.

Chris Cummings, de The Wall Street Journal, juzga al TTIP una gran oportunidad económica que puede crear más de 740 mil empleos con un incremento en las exportaciones (http://goo.gl/WGNT6z).

Se trata de un evento transformador en los ámbitos geofinanciero y mercantilista que asocia a dos de los principales bloques comerciales del planeta entre la UE (PIB: 18.12 millones de millones de dólares) y el TLCAN (PIB: 20.87 milllones de millones de dólares; FMI; 2014), más que EU (PIB: 17.14 millones de millones de dólares) propiamente dicho.

Ya que andamos en cuentas alegres, tanto el ATP como el TTIP contemplan descolgar, respectivamente, 40 y 46 por ciento del PIB global, que relegarían a los BRICS (PIB: 32.22 millones de millones de dólares).

Mientras los ciudadanos en Europa se insurgen al TTIP, las trasnacionales se volcaron en elogios ditirámbicos durante el Foro Económico Mundial de Davós (http://goo.gl/dKGkYW).

El israelí-estadounidense Michael Froman, representante comercial de Estados Unidos –anterior funcionario de Citigroup y evasor fiscal en las islas Caimán–, arguye que el TTIP provee un bastión a Europa frente al resurgimiento de Rusia.

El TTIP representa una OTAN económica, que profundizaría las sanciones económicas contra Rusia y el objetivo de marginar a la Unión Económica Euroasiática (http://goo.gl/oqUQ9c).

¡Nada más que se les atravesó el banco chino AIIB (http://goo.gl/dM1FYc)!

No falta el moralismo supremacista anglosajón del TTIP cuando Europa y Estados Unidos, que cuentan con la mitad del PIB global, colocan parámetros para el resto del mundo (Léase: controlar a China con la hipócrita semántica ambientalista y de derechos humanos).

El TTIP rezuma la estadounización y financiarización anglosajona de Europa, que perdería su alma con un vulgar acuerdo que la daña más de lo que la beneficia, por lo que los conscientes ciudadanos europeos se han rebelado a su cupular imposición antidemocrática cuando no siempre los irredentistas proyectos geofinancieros y mercantilistas estadounidenses son exitosos, como los sonoros fracasos del Plan Puebla-Panamá y el ALCA.

AlfredoJalife.com

Twitter: @AlfredoJalife

Facebook: AlfredoJalife

Categories: Attac Planet

Los siete fraudes inocentes capitales de la política económica

Tue, 07/04/2015 - 07:00

Alejandro Nadal – Consejo Científico de ATTAC España

Las falsificaciones históricas son un instrumento indispensable para mantener el poder y asegurar la explotación de los oprimidos. Cuando una parte importante de la población piensa que el orden social es resultado de una evolución natural, aún cuando dicho orden social sea a todas luces injusto, el resultado será la resignación y la sumisión a los dictados de los poderes establecidos. Es posible que las falsificaciones históricas sean el mejor aliado de las clases dominantes.

Pero las falsificaciones históricas adoptan muchas formas. Una de ellas se encuentra en la evolución de la teoría económica. Y aquí es donde se inserta el tema central de la obra de Warren Mosler.

Los Siete fraudes inocentes capitales de la política económica que analiza Mosler con gran rigor y no sin sentido del humor constituyen falsificaciones de dimensiones históricas que juegan un papel fundamental a favor de las clases dominantes. Estos fraudes inocentes están basados en sendos errores de teoría macroeconómica. Cubren un territorio muy amplio que va desde una visión equivocada sobre la naturaleza, estructura y dinámica de las finanzas públicas, hasta las distorsiones provocadas por la desatinada visión que se tiene sobre el funcionamiento del sistema bancario y la política monetaria. De la aguda mirada de Mosler no escapa la percepción dominante sobre las causas y la lucha contra la inflación, ni las distorsiones existentes sobre los distintos componentes de la balanza de pagos. Su examen cubre todos los campos de la teoría y la política macroeconómica y contribuye a desmitificar siete de los mitos más destructores que marcan la política fiscal, monetaria, crediticia y cambiaria en la economía contemporánea.

La terminología es muy importante. ¿Por qué se denominan fraudes inocentes? Mosler nos dice que la respuesta se encuentra en el libro de John Kenneth Galbraith La economía del fraude inocente, publicado en 2004. En esa obra, Galbraith aclara que la presunción de inocencia proviene del hecho de que los académicos, tecnócratas y políticos que sostienen estas ideas no conocen su error y, por el contrario, están convencidos de tener la razón y de contar con un análisis certero. Para Galbraith, los que así piensan ni siquiera aceptarían su error porque eso los llevaría ipso facto a incriminarse, cosa que nadie en su sano juicio haría. Por eso califica a estos fraudes de inocentes.

Los fraudes inocentes en macroeconomía permiten construir una imagen distorsionada de la economía de un país, de sus relaciones sistémicas fundamentales y, sobre todo, hacen posible manipular la opinión y las creencias de la población sobre la conducción de los asuntos públicos.

Especialmente importante es la manipulación que permiten los fraudes inocentes en el ámbito del análisis de los orígenes de las crisis y las recetas políticas para enfrentarlas. El terreno de la política macroeconómica es particularmente fértil para que surjan estas falsificaciones y las recetas basadas en fraudes inocentes. Quizás la razón reside en el hecho de que la teoría macroeconómica se encuentra en un estado “de flujo”, como dijeran en 1989 Blanchard y Fisher en la introducción a sus Lecciones de macroeconomía. Para estos autores la teoría macroeconómica es un espacio activo y dinámico en el que los conceptos fundamentales siguen siendo sometidos a un examen riguroso, como en toda ciencia que se respeta a sí misma. Esa publicación tiene ya más de veinte años, pero la mayor parte de los académicos que se dedican a la macroeconomía piensan lo mismo al día de hoy. Me temo que yo tengo otra interpretación.

El campo de la teoría macroeconómica ha sido, desde que John Maynard Keynes publicara su Teoría general, el terreno de una batalla en la que las principales armas han sido, precisamente, el fraude inocente y la falsificación teórica. Más que encontrarse en “estado de flujo”, la teoría macroeconómica es un espacio en el que las clases dominantes y sus corifeos en la academia han desplegado su talento para distorsionar, manipular y engañar al público en general sobre la estructura y dinámica de las economías capitalistas.

Y es que los atisbos e intuiciones fundamentales de Keynes llevan a una conclusión central: las economías capitalistas son esencialmente inestables. Ésta es la conclusión que el establishment académico no le podía perdonar. Más allá de la irritación que pudo provocar la crítica de Keynes a la ley de Say, la importancia otorgada a la incertidumbre, su teoría de la demanda efectiva o su visión sobre la no neutralidad del dinero y la creación monetaria (tema que abordó en su Tratado sobre la moneda), la conclusión sobre la inestabilidad intrínseca de las economías capitalistas fue el detonador de la ofensiva en contra del pensamiento keynesiano.

El significado profundo de esta característica inherente al capitalismo tiene tres componentes. El primero es que la inestabilidad implica el desperdicio de recursos y, en especial, el desempleo, la gran preocupación de Keynes. El segundo es la propensión a las crisis periódicas, tanto en el ámbito de los mercados financieros, como en la economía real (no financiera). Y el tercero, finalmente, es el más importante: la inestabilidad requiere de la intervención de agentes extra-económicos para evitar el colapso no sólo de ‘la economía’, sino de toda la sociedad. En un contexto de inestabilidad intrínseca del aparato económico, la intervención sólo puede provenir de agentes extra-económicos. Y eso vulnera el principio de la autonomía del ‘lo económico’ frente a la esfera de la política. De pronto, el análisis de Keynes implica el rechazo a la idea de que el mecanismo de lo económico puede analizarse sin referencias a la política y la ética.

La necesidad de una intervención externa es, por supuesto, el corolario de los dos primeros componentes mencionados en el párrafo anterior. Si lo que Polanyi llamara el ‘mercado autorregulado’ no puede asegurar por sí solo las condiciones de producción y distribución que requiere la sociedad, las bases mismas de la noción de economía de mercado se destruyen. Es más, los fundamentos de la teoría económica misma se desvanecen. Es obvio que la academia tenía que reaccionar. Las órdenes de marchar contra el enemigo incluyeron todas las argucias y embustes del manual de doctrina militar. Como el ataque frontal no era fácil debido a la popularidad que alcanzaba el análisis de Keynes (sobre todo en los años que siguieron a la crisis de 1929), la estratagema preferida fue la distorsión y ‘recuperación’ del pensamiento de Keynes. El objetivo fue extirpar los elementos juzgados como los más subversivos en su obra. El resultado fue la síntesis neoclásica que abrió las puertas a la crítica que vendría vestida de neo-monetarismo y de expectativas racionales. La teoría macroeconómica se convirtió en un baile de máscaras en el que los enemigos de Keynes se disfrazaron de keynesianos y neo-keynesianos para abrirle el espacio central en la pista de baile a la nueva macroeconomía clásica en cuyos postulados se encuentra la negación absoluta de toda la obra de Keynes. En este ballo in maschera, la música la proporciona la orquesta de fraudes inocentes.

Por fortuna subsistieron los pensadores y académicos que han sido agrupados bajo el nombre de post-keynesianos, comenzando con Joan Robinson y los colegas y colaboradores originales de Keynes, hasta llegar a los trabajos de Wynne Godley, Hyman Minsky, Victoria Chick y Paul Davidson, entre otros. Para estos pensadores, pensar en la inestabilidad intrínseca del capitalismo no quita el sueño, lo que permite por la mañana, cuando sale el sol y las sombras del oscurantismo se retiran, pensar en soluciones para problemas como prevenir la crisis o, si ésta ya ha estallado, superarla sin causar más daños al cuerpo social. Mosler hace referencia a este cuerpo de pensamiento y destaca la importancia de las alternativas de política macroeconómica que se desprenden de este análisis.

Cabe hacer un pequeño paréntesis para traer al frente del escenario uno de los fraudes inocentes más importantes de todos los tiempos. La idea de que en alguna parte del universo existe una teoría que demuestra que las fuerzas competitivas en el mercado conducen a la formación de precios de equilibrio es quizás la falsificación más extendida. Aunque hoy sabemos que la teoría neoclásica del mercado en su versión más desarrollada, la teoría de equilibrio general, nunca pudo ni podrá demostrar que los precios de equilibrio se forman por las fuerzas del mercado, este secreto se conoce en un reducido círculo en la academia. La falacia persiste y cabalga por todos los paisajes, desde los planes de estudio que insisten en engañar al estudiante de Economía, hasta el imaginario popular y, por supuesto, los corredores de los ministerios de economía en todas partes. Este otro fraude inocente es parte de los siete fraudes a los que se refiere Mosler. Es parte, a fin de cuentas, del esfuerzo por destruir el pensamiento macroeconómico y reducir todo a la “microeconomía”. Es algo así como el regreso al dictado de la señora Thatcher, “la sociedad no existe, sólo existen individuos”. La teoría de equilibrio general se ha convertido, a través del proyecto de darle ‘micro-fundamentos’ a la teoría macroeconómica, en uno de los fraudes inocentes más importantes.

Éste no es un libro reservado para tecnócratas o para políticos. Es un libro para todos. El quehacer ciudadano necesita este tipo de referencias para rebasar el muro de las falsificaciones históricas y los fraudes inocentes. Polanyi ha demostrado cómo, en una economía de mercado, todas las relaciones sociales se encuentran subordinadas a las relaciones mercantiles. Este libro es un instrumento para comprender cómo podemos comenzar a reorganizar el espacio social y recuperar el tiempo de la fraternidad y la solidaridad.

Prefacio a la edición española del libro Los Siete fraudes inocentes capitales de la política económica de Warren Mosler, que puede leerse on line en la página web de su autor en este enlace:
content/pdf/7DIF-spanish.pdf

Nota de edición: el libro en PDF también puede descargarse de la web de ATTAC España (columna de la derecha)

Categories: Attac Planet

El comité que auditará la deuda griega identifica 53.000 millones “potencialmente ilegítimos”

Mon, 06/04/2015 - 13:00

Pau Collantes - El Diario.es

La comisión internacional compuesta por una treintena de expertos y que empezará a trabajar en Atenas en abril separa las garantías contenidas en el Fondo de Estabilidad de los préstamos bilaterales entre estados miembros

Alemania y Francia acaparan el 50% de los créditos, que podrían atentar contra el artículo 125 del Tratado de la UE, de acuerdo con la propuesta que presentará el comité

“Nosotros no estamos aquí para decir a Grecia cómo tiene qué hacer la quita; estamos aquí para saber qué parte de la deuda es ilegítima, ilegal, odiosa o insostenible”, explica el presidente de la comisión, el belga Eric Toussaint

Parlamento-debate-facilitar-devolucion-deudas_EDIIMA20150320_0293_13

 

El comité internacional para auditar la deuda pública de Grecia, de cuyos ambiciosos planes dio cuenta eldiario.es esta semana, tiene ya avanzadas varias ideas sobre la naturaleza de su trabajo, que arrancará en Atenas a principios de abril tras una breve exposición de esta semana en el Parlamento heleno. Uno de sus objetivos se centrará en analizar cada detalle de la deuda estatal, que ascendía al 185% del PIB a finales de 2014. Y ciertos trabajos preliminares de este grupo asesor apuntan ya a varias conclusiones.

El comité, compuesto por una treintena de expertos y convocado por el Parlamento griego, ha identificado 53.000 millones procedentes de préstamos bilaterales de hasta 14 Estados Miembros de la Unión. Se trata de préstamos “potencialmente ilegales o ilegítimos”, en espera de una conclusión final.

Los préstamos no tienen que ver –aparte de la supuesta intención de ayudar financieramente a Grecia desde que arrancaron las turbulencias en 2009– con el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF). El FEEF ha contribuido con casi 150.000 millones de euros a la recapitalización de los bancos griegos con el aval de los países miembros.

La mitad exacta de los 53.000 millones corresponde a préstamos entregados directamente por Alemania (15.000 millones, el 28,6%) y Francia (11.000, el 21,5%). A continuación vienen los créditos bilaterales concedidos por Italia (10.000 millones) y España (6.600). Más abajo aparecen Holanda, Bélgica, Austria, Portugal, Finlandia, Irlanda, Eslovenia, Luxemburgo, Chipre y Malta. Estos cinco últimos países aportaron menos del 1% cada uno.

¿En qué se sustentaría la ilegalidad e ilegitimidad de los préstamos directos entre Estados de la UE? Según el comité, en el artículo 125 del Tratado de Lisboa, que impide a un Estado miembro asumir los compromisos financieros de otro Estado miembro. De acuerdo con el artículo 125, “los Estados miembros no asumirán ni responderán de los compromisos de los Gobiernos centrales, autoridades regionales o locales u otras autoridades públicas, organismos de Derecho público o empresas públicas de otro Estado miembro, sin perjuicio de las garantías financieras mutuas para la realización conjunta de proyectos específicos”.

Según el borrador inicial presentado por el comité en la Cámara Baja helena esta semana, entre 2010 y 2012 gran parte de estos préstamos bilaterales fueron concedidos a tipos de interés que iban del 4% al 5,5%. “¿Los prestamistas públicos en 2010 respetaron acaso el principio de autonomía que pertenece al deudor, es decir Grecia? ¿O aprovecharon su desamparo ante los ataques especulativos de los mercados financieros para imponerle contratos que iban en contra de su propio interés?”, se pregunta el documento, que lleva estampada la firma del politólogo belga Eric Toussaint.

Préstamos bilaterales

Toussaint, presidente del comité internacional y a su vez fundador del Comité para la Anulación de la Deuda del Tercer Mundo (CADTM), tiene un largo recorrido trabajando con países latinoamericanos que reestructuraron su deuda la pasada década, caso de Ecuador (un modelo en el que se ha fijado Podemos), Argentina o Paraguay. A su regreso de Atenas y mientras viaja en tren desde Lieja (ciudad en la que reside y de cuya universidad es profesor) a Bruselas para tomar un avión rumbo a Túnez, Toussaint atiende brevemente por teléfono a este medio.

“Evidentemente, estos 53.000 millones no son la única cantidad a la que están expuestas Alemania o Francia”, indica Toussaint. Pero la recapitalización bancaria del sistema financiero heleno vía el FEEF mediante garantías o avales de los demás estados es de otra naturaleza jurídica que ya tocará analizar, añade el politólogo. “Es como si Bankia en España o Dexia en el caso belga entran en bancarrota y el país afectado asume las pérdidas. En este caso es distinto: son préstamos bilaterales a un interés probablemente injusto”.

Toussaint insiste en que el dinero comprometido en el Fondo de Estabilidad así como en la madeja imposible de mecanismos creados en Bruselas desde que estalló la crisis “es dinero que puede ser asumido por el BCE”, de tal forma que las garantías se podrían mutualizar por ejemplo. Sin embargo, prefiere centrarse en los préstamos bilaterales antes que adentrarse en hipótesis.

“Nos queda mucho trabajo, y nosotros no vamos a decir al Gobierno griego qué es lo que tiene que dejar de pagar y cómo debe de hacerlo”, remacha. “Nos han llamado para hacer una auditoría en la que identificaremos qué parte de la deuda pública griega es ilegal, ilegítima, odiosa o insostenible. La decisión de la quita es una decisión política que no nos corresponde”.

Categories: Attac Planet

Trampas y palabras; palabras y trampas

Mon, 06/04/2015 - 09:00

 Jesús García Gualdrás

Siguiendo al profesor Monedero en su obra, “El gobierno de las palabras”, éste mantiene que las palabras no sólo hablan sino que nos hablan conduciendo nuestro discurso e incluso determinándolo.

De los muchos ejemplos me llama particularmente la atención la percepción de que la expresión “mercado de trabajo”, tan extendida  en los discursos políticos (da igual el sesgo ideológico), en los ámbitos económicos (por descontado)  pero también sociales,  en conversaciones de calle, incluso y ya es el colmo, en el discurso sindical, de que aparentemente una convención lingüística, (para entendernos), es desde el primer momento que se usó ( me gustaría saber cuándo se utilizó por vez primera) y por lo tanto se consintió ingenuamente, sin darle importancia, una pérdida estratégica de la iniciativa por parte de los sindicatos de clase, y en general de  la izquierda, a favor del discurso mediático-político y/o  granempresarial-capitalista.

Por más que un líder sindical, o un sindicalista de base, o un trabajador manual, un diputado, o un profesional de la información, o un economista pretenda cuestionar una determinada política laboral, por más que pretenda defender los derechos de los trabajadores, por más que se empeñe en demostrar que la regulación del “mercado de trabajo” a través de la negociación colectiva no es la culpable de la ¿crisis?, por más que intente articular un discurso combativo en defensa de salarios dignos, por mucho que se desgañite argumentando que la tal crisis es un gigantesca estafa para la desposesión de los derechos que dan acceso a la base material de la subsistencia digna de las clases populares, se ha perdido la primera batalla que es la del lenguaje, y está perdida porque estamos jugando, sin saberlo,  con unas reglas aparentemente inocuas pero que nos van conduciendo a otras  trampas subsiguientes.

Si para polemizar  con un indeterminado interlocutor de pensamiento neoliberal  (capitalismo integrista)   aceptamos discutir sobre “mercado de trabajo”, estamos admitiendo de entrada la siguiente trampa, que también tiene su palabra apropiada “flexibilidad” y claro, es evidente que  siguiendo la única dirección marcada en este mapa llegamos a otra trampa que a su vez conlleva otra palabra mágica, ”competitividad”, ya vamos estando cerca  de la meta pero todavía queda alguna etapa con su trampa-palabra  correspondiente, “crecimiento” para conseguir el  objetivo “CREACIÓN DE EMPLEO”, la lógica es apabullante,  entrecomillo “creación de empleo” para destacar que en este contexto y siguiendo esta lógica no es más que otra trampa-palabra, eso sí, en forma de zanahoria-premio que nunca se alcanza, salvo en forma de zanahoria   podrida, lease,  empleo-basura flexible y competitivo.

Si admitimos que el capitalismo está cimentado en tres concepto-palabras, a saber, mercado, competitividad y crecimiento sostenido, siguiendo el hilo argumental, cuando  se habla de mercado de trabajo es muy difícil sustraerse a la lógica oferta-demanda y a su vez a su corolario, el precio, que a su vez ha de ser flexible, para llegar a ser competitivos y poder crecer para crear empleo de las características anteriormente expuestas.

Se dará cuenta el lector lo que ha dado de sí el concepto “mercado de trabajo” y adonde nos ha conducido. Si usáramos, por ejemplo, la expresión “ acceso al empleo y condiciones laborales básicas”, sería muy complicado añadir “flexibilidad” sin romper la coherencia del discurso y el oponente se vería obligado a sustituir toda una lógica a la que llevan acostumbrados durante décadas, es decir, perdería su “sentido común”.

No se acaba de comprender cómo es posible que los que nos oponemos a la lógica de los mercados, los que no entendemos que la economía sea un fin en sí mismo, los que nos hemos pasado la vida manifestando que las personas son lo importante, hayamos perdido la perspectiva y olvidado de que tenemos las herramientas argumentales necesarias en términos históricos, sociales, políticos,  filosóficos,   económicos y además jurídicos para construir una defensa de las condiciones laborales de los trabajadores cimentada en un discurso tan sencillo y tan claro como la letra A del punto 1º de la Declaración de Filadelfia, base de la Constitución de la Organización Internacional del Trabajo, la cual dice sin más,

       – EL  TRABAJO NO ES UNA MERCANCÍA-

Esta simple frase nos da pie para argumentar en el terreno de la lógica político-jurídica sobre la necesidad de colocar en el sentido común colectivo la centralidad del ser humano en sus interrelaciones y su simbiosis con y en la naturaleza.

La declaración en cuestión es la manifestación de un hecho objetivo incluído en una norma de derecho internacional de obligado cumplimiento por ser España estado firmante, y por otra parte es básico entender que este hecho objetivo es el origen de toda la serie de derechos del ámbito social y  laboral explicitados en la Declaración Universal de los DD.HH, básicamente arts 22 y ss ;  Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales, Culturales, Civiles y Políticos, básicamente la parte III, arts. 6 y ss.; de la propia  Constitución Española de 1978, arts 33, 36,40, 45, 47, 128, ……..

Habiendo quedado patente, repasando declaraciones  y textos legales que tienen tras de sí toda una tradición histórica, filosófica y revolucionaria de reconocimiento de derechos que son el colofón, hasta ahora, de  la lucha de las gentes desde siglos. ¿Cómo es posible que consintamos sin revolvernos, la impostura ilegítima que desde los discursos políticos, desde los medios de comunicación se trate a los trabajadores cómo mercancía?, que además debe ser flexible cómo los chicles, es más,  cometemos la enorme torpeza, desde posiciones de izquierda y además, para más duelo, desde el discurso sindical de discutir sobre la regulación  y/o  la reforma del “ MERCADO  DE TRABAJO”.

Un mercado por muy regulado que esté  sigue siendo un mercado, en el cual se comercia con mercancías a razón de un precio. Pues bien, si a través de la filosofía normativa es evidente que el centro es el ser humano y sus condiciones de vida, es todo lo demás lo que debe ser “flexible”, es la propiedad privada(o pública), es la tasa de ganancia, es la economía, es la propia producción la que debe adecuarse a los derechos de las personas en cuanto trabajadores, dicho de otra manera, estando ya definidos políticamente los derechos del ser humano: alimento, vestido, vivienda, sanidad, educación, etc. Es el ingreso monetario de las personas lo primero que hay que definir y mantener, bien recortando (flexibilizando queda más técnico),   la tasa de ganancia, bien a través de definición política para que cumpla los objetivo-derechos previstos.

Por tanto,  los movimientos sociales, las izquierdas en general, y el movimiento sindical en su conjunto deben retomar los orígenes del debate y colocarlo donde ha estado siempre, en la defensa a ultranza de los derechos de la enorme mayoría de las personas  a través de un discurso sencillo, básico y no contaminado de términos tramposos, que sin saber muy bien cómo se  han introducido, nos conducen a contradicciones entre lo que queremos y lo que decimos,  o bien entre lo que queremos decir y lo que decimos realmente.

Tenemos que convencernos a nosotros mismos de que somos la mayoría y además tenemos  mejores argumentos que esos “mercados” que ya sabemos cómo se llaman y a que se dedican,   porque tenemos la razón ética de millones de personas sobreviviendo en la precariedad, cuando no en la indigencia, para ¿ avergonzarlos? (es una ingenuidad, lo sé).

Porque el mercado puede ser una parte de la ciudad pero no la ciudad en toda su extensión.

Porque tenemos que empezar a conjugar el verbo repartir, y democratizar el acceso a la enorme cantidad de recursos que jamás debieran haber estado acumulados en tan poquísimas manos, y no pasarnos la vida conjugando, como un mantra, el verbo crecer, sobre el cual deberemos decidir  si podemos ó no, si queremos ó no,  y en qué bienes y servicios.

Porque tenemos derecho a que la vida de las personas y las bases materiales de su subsistencia estén totalmente alejadas de “sus mercados”.

Porque debemos tener claro  que aún teniendo mucho recorrido la creación de empleo en servicios socio-sanitarios y dependencia, educación y cultura, medioambiente, energías alternativas y transversalmente investigación (es una lista abierta), con el nivel actual de la técnica, nivel de producción y límites ecológicos y medioambientales no hay, ni va haber, lo diga quien lo diga, empleo digno, a tiempo completo, (jornada de ocho horas), para todos y todas, por  lo que habrá que repartir el que haya.

Y porque a la vista de todo lo dicho ha llegado el momento de estudiar, definir e implementar una RENTA  BÁSICA  PERSONAL  E  INCONDICIONAL, para hacer posible la eliminación de la pobreza y la angustia de la precariedad desde  una  visión innovadora y comprometida con la LIBERTAD REAL y la VIDA de las PERSONAS.

Y ya para terminar me gustaría, abusando de la comprensión y la paciencia del hipotético lector, si es que lo hubiere, reproducir literalmente el Considerando 3º del Preámbulo de la solemne DECLARACIÓN UNIVERSAL  DE LOS DERECHOS HUMANOS. 

 “Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de Derecho, a fin de que el hombre no se vea compelido al supremo recurso de la rebelión contra la opresión y la tiranía”……………………”.La  Asamblea General proclama la presente Declaración  Universal de los  DD. HH.”

-No se puede decir más claro.

Categories: Attac Planet

La privatización del agua en Jerez llega hasta Bruselas

Mon, 06/04/2015 - 07:00

Movimientos sociales se dan cita para coordinar un frente común para defender el agua como derecho humano y bien público.

Un portavoz de la Coordinadora del Agua y el alcalde de Torrecera, en nombre de las tres pedanías que llevan más de dos años oponiéndose a la privatización del agua de sus ciudadanos, representaron a Jerez en Bélgica.

Coordinadora-agua

Coincidiendo con la celebración de la IV Conferencia del Agua, organizada por la Comisión Europea los días 23 y 24 de marzo, diferentes grupos y plataformas, entre los que se encuentra la Coordinadora del Agua de Jerez y la Marea Azul del Sur, han organizado un encuentro para reivindicar el agua como derecho humano y bien público, y no como una simple mercancía con la que hacer negocio. Por ello, exigen que se legisle desde las instituciones europeas en este sentido. Los ciudadanos se sienten desprotegidos ante el avance de la privatización de servicios tan básicos como el agua, especialmente en los países del sur, en donde es una condición de la troika para ofrecer financiación a estos países.

Denuncian que la Comisión no haya contemplado en su programa dentro de la IV Conferencia del Agua un tema de tanto calado, sobre todo teniendo en cuenta la situación de crisis económica actual, en la que la privatización de los servicios de abastecimiento y saneamiento hace más vulnerables a los que ya lo son. La ciudadanía avaló a través de la Iniciativa Ciudadana Europea con la presentación de 1.800.000 firmas, la necesidad de que se lleven a cabo reformas legislativas en este sentido. Asimismo, los colectivos señalan que la Directiva Marco del Agua declara en su primer considerando que el agua no es un bien comercial. Por lo que señalan que se debería haber incluido entre los temas tratados en esta Conferencia el derecho humano al agua y la situación de indefensión de los ciudadanos ante las políticas privatizadoras.

En España estas reivindicaciones se están canalizando a través del Pacto Social por el Agua, dentro de lo que se ha llamado la Iniciativa 2015. En nuestro país más del 54% de los municipios tienen privatizado el servicio del agua con un modelo en el que se repiten determinadas características entre las que destacan: la privatización sin justificación a pesar de la oposición masiva de los vecinos; contratos a largo plazo en régimen de monopolio; opacidad en la tramitación de los procesos con presunta corrupción en muchos casos; financiación encubierta a los ayuntamientos a través del canon concesional; contratos lesivos para el interés de los ciudadanos que dificultan enormemente la remunicipalización; endeudamiento de los ayuntamientos con las empresas que gestionan el agua; absoluta falta de participación ciudadana; ausencia de mecanismos de control y de rendición de cuentas a los ciudadanos; cortes de agua por imposibilidad de pago, y por último, adjudicación de obra pública relacionada con la urbanización y no con el agua. Por todo ello, invertir en agua se convierte en un negocio de alta rentabilidad para todas estas empresas.

La protesta de los colectivos sociales europeos en Bruselas los pasados días 23 y 24 se visualizó en una manifestación desde la Plaza de Luxemburgo hasta la puerta del edificio de la Comisión, en donde se celebraba la 4ª Conferencia. Además, se llevaron a cabo distintas mesas redondas en donde se concluyó que es necesario formar un frente ciudadano unitario para enfrentarse a las políticas de la Unión Europea que conducen cada vez más a la liberación y privatización del conjunto de los servicios públicos, entre ellos el del agua. Por encima de todo se subrayó que el agua es un bien público esencial, cuya gestión requiere de un modelo de gestión democrático, transparente y participativo y con el que se pueda preservar el abastecimiento como derecho humano, además de los requerimientos medioambientales de los ecosistemas hídricos, tal y como la Directiva Marco del Agua propone.

Noticia publicada en La Voz del Sur

Categories: Attac Planet

ATTAC Acordem

Sun, 05/04/2015 - 17:03

Si voleu coneixer l’opinió sobre les causes de la situació actual i les mesures d’avant de la crisi que proposem els partits, us hi esperem.

  Preguem la seva difusió   EN EL MARC DE LA PREPARACIÓ DEL FÒRUM D’ALTERNATIVES A L’ATUR, LA POBRESA I LA DESIGUALTAT   CONVOCATORIA ACTE DIJOUS 9 D’ABRIL A LES 19 HORES:   Sala d’actes del Centre Cívic “PARC – Sandaru”, C Buenaventura Muñoz, 21, cantonada amb c / Nàpols. A prop de l’estació de metro Arc Triomf “ELS REPRESENTANTS POLÍTICS DAVANT L’ATUR, LA POBRESA I LA DESIGUALTAT”     Amb la participación de representants de:   BARCELONA EN COMÚ, CUP, ERC, EUiA, ICV, PODEM, PROCÉS CONSTITUENT i PSC Grup Promotor Forum d’alternatives a l’atur, pobresa i desigualtat
Categories: Attac Planet

Los destructores de la felicidad

Sun, 05/04/2015 - 13:00

José Antonio Pérez – ATTAC Madrid

…Que todos los hombres son, por naturaleza, igualmente libres e independientes y tienen ciertos derechos innatos, de los que, cuando entran en estado de sociedad, no pueden privar o desposeer a su posterioridad por ningún pacto, a saber: el goce de la vida y de la libertad, con los medios de adquirir y poseer la propiedad y de buscar y obtener la felicidad y la seguridad…

Como hay gente para todo y días para todos los gustos, el 20 de marzo, ha sido declarado por la ONU como Día Internacional de la Felicidad. La cual, decían los antiguos, consiste en la ausencia de dolor. Es un concepto que contiene amplios matices en los que no entraremos hoy, pues es ardua cuestión. También se ha dicho que las cosas buenas de la vida, las que contribuyen a hacernos felices, no cuestan dinero. De manera que es a los individuos a quienes compete buscar su felicidad.

Pero, a la hora de la verdad, hay demasiadas trabas sociales que se oponen a la felicidad. Por lo que ésta se convierte en una utopía, es decir, la situación en la que desearíamos encontrarnos si cesaran las causas que llevan a vivir en su antagónico: la infelicidad del momento presente. Algo que sí puede definirse a partir de la propia experiencia.

La institución política del Estado no puede garantizar la felicidad individual, pero el individuo que vive dentro de su ámbito tiene derecho a ser protegido para que nada, ni nadie, entorpeza su derecho a buscar su propia felicidad. Este es un viejo principio formulado por primera vez en 1776. La guerra de las colonias inglesas en América del Norte contra la metrópoli consagró los principios del derecho natural en los diversos textos de corte constitucional que sirven de prolegómenos a la declaración de independendencia de los Estados Unidos de América. El 12 de junio de 1776 la Declaración de Derechos del Buen Pueblo de Virginia afirma en su artículo I:

Que todos los hombres son, por naturaleza, igualmente libres e independientes y tienen ciertos derechos innatos, de los que, cuando entran en estado de sociedad, no pueden privar o desposeer a su posterioridad por ningún pacto, a saber: el goce de la vida y de la libertad, con los medios de adquirir y poseer la propiedad y de buscar y obtener la felicidad y la seguridad. 

De esta manera, el Bill of Rights de Virginia realiza la primera formulación expresa de los derechos, entonces llamados del hombre y que hoy resulta más acertado decir de la persona: vida, libertad y búsqueda de la felicidad y seguridad (life, liberty and pursuing happiness and safety), de los que hace derivar otro derecho fundamental, el de la resistencia política frente a todo gobierno que no los garantice, explicitado en su artículo III:

Que cuando un gobierno resulta inadecuado o es contrario a estos principios, una mayoría de la comunidad tiene el derecho indiscutible, inalienable e irrevocable de reformarlo, alterarlo o abolirlo de la manera que se juzque más conveniente al bien público.

Virginia_map_1606

Sobre este punto es mucho más precisa la Declaración de Maryland (1776), cuando declara en su artículo IV:

La doctrina de la no resistencia al poder arbitrario y a la opresión es absurda, es propia de esclavos y destructiva para el bien común y la felicidad del género humano. 

Después de las primeras operaciones militares de Lexington, Concord y Bunker Hill, iniciadas por los colonos en 1775 contra las tropas reales, el Segundo Congreso Continental, dirigido por el gobierno revolucionario denominado The Association, acordó proclamar su separación de la corona inglesa. En Filadelfia, el 4 de julio de 1776, era aprobada una Declaración de Independencia de los trece Estados Unidos de América redactada por Jefferson, en la que se recogían todos los principios formulados anteriormente por las corrientes enciclopedistas y apuntados en las declaraciones precedentes.

Sostenemos por evidentes, por sí mismas, estas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; entre los cuales están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad; que para garantizar estos derechos se instituyen entre los hombres los gobiernos, que derivan sus poderes legítimos del consentimiento de los gobernados; que siempre que una forma de gobierno se haga destructora de estos principios, el pueblo tiene derecho a reformarla o a abolirla, e instituir un nuevo gobierno que se funde en dichos principios, y a organizar sus poderes en la forma que a su juicio sea la más adecuada para alcanzar la seguridad y la felicidad.

En España, un gobierno en concreto, el actual gobierno del Partido Popular, ha hecho casi todo cuanto estaba a su alcance para obstaculizar el derecho de la mayoría a buscar la propia felicidad. Pues, aun considerando la tesis ya apuntada de que las mejores cosas de la vida no cuestan dinero, no es menos cierto que la falta de un mínimo sustento material que posibilite cubrir las necesidades básicas de las personas, éstas no podrán transitar los caminos que conducen a la felicidad.

El PP ha destruido las bases materiales de los millones de desempleados, cuya cifra total ha aumentado bajo el mandato de Rajoy, al recortar sensiblemente el subsidio por desempleo, que ahora apenas lo perciben la mitad de los afectados. Ha destruido las esperanzas de emancipación de los jóvenes, cuya tasa de paro se ha incrementado desde el 48,7% de finales de 2011 hasta el 51,4% del pasado diciembre. Ha sembrado en los jubilados la inquietud por el futuro de las pensiones al reducir el llamado Fondo de Reserva retirando de manera creciente un total de 32.651 millones de euros de los 66.881 millones que había antes de que el PP metiera mano a la hucha.

Si a todo esto se añaden los salvajes recortes en Sanidad, Educación y ayuda a la Dependencia, no es extraño que los españoles declaren ser la población menos feliz de Europa. Así se pone de manifiesto en un estudio de Eurostat, la oficina estadística de la UE, sobre la satisfacción ciudadana con sus condiciones de vida. En el mismo se constata que la salud y factores como la situación económica y las relaciones sociales están muy relacionados con la percepción del bienestar individual. “Estar en riesgo de pobreza o en situación de falta de recursos es especialmente relevante”, señala en su análisis Eurostat. Y añade: “Sin embargo, es la mala salud la que impacta de manera más negativa en la satisfacción con la vida”.

En Andalucía, las elecciones autonómicas celebradas el 22-M han puesto de manifiesto que el electorado ha castigado al principal destructor de la felicidad en España. ¿Cundirá el ejemplo en los próximos comicios municipales y autonómicos en Madrid?

Carnet de Paro

Categories: Attac Planet

Europa y el síndrome Chernobyl

Sun, 05/04/2015 - 09:00

Germán Gorraiz López - ATTAC Navarra – Nafarroa

Uno los factores que más repercute en la dependencia energética de un país es la cantidad de petróleo y gas que debe importar para la industria y transporte, estando la media europea en el 52% y al ser Rusia el principal abastecedor de gas , petróleo y carbón de la UE (con un 42%, 33% y 26% respectivamente), se deduce que la UE sufre de rusodependencia energética severa que le hace extremadamente vulnerable al chantaje energético de Putin. Así, acuciada por la elevada dependencia energética (más del 50%), la alta volatilidad de los precios del gas y petróleo debido a factores geopolíticos desestabilizadores y la imperiosa necesidad de la garantía de un aprovisionamiento seguro de energía, la UE implmentó una estrategia energética basada en los acuerdos preferenciales con Rusia y Argelia para el suministro de gas, en la utilización de obsoletas centrales nucleares en lugar de reactores atómicos de nueva generación EPR (European Pressurized Water Reactor)y en el extraordinario impulso de las energías renovables (1º productor mundial), con el objetivo inequívoco de lograr el Autoabastecimiento energético y de recursos hídricos en el horizonte del 2.020.

Asimismo, se aprobó el ambicioso Programa Europeo sobre el Cambio Climático en el horizonte del 2020 (el Triple 20), con el compromiso de recortar las emisiones de dióxido de carbono en un 20%, mejorar la eficiencia energética en otro 20% y lograr que el 20% de la energía consumida proceda de fuentes renovables aunado con la Reorientación del Transporte de mercancías terrestres por las nuevas Autopistas del Mar y Vías férreas de Alta Velocidad mediante la imposición de tasas ecológicas al transporte por carretera y a los vehículos sin etiqueta ECO. Sin embargo, según Marie-Helene Fandel, analista del European Policy Centre, “la política energética de la UE adolece de una elevada dependencia del exterior debido a su escasez de recursos y su limitada capacidad de almacenamiento” lo que aunado con la incapacidad de los Veintisiete para desarrollar una verdadera política energética común, ralentizará todo el proceso y hará inviable la utopía de la Autodependencia energética europea en el horizonte del 2.020.

La rusodepencia energética europea

El proyecto del gasoducto conocido como Nabucco West proyectado por EEUU para transportar el gas azerí a Europa a través de Turquía, Bulgaria, Rumania y Hungría y así evitar el chantaje energético ruso, fracasó al haberse inclinado Turkmenistán, Uzbekistán y Kazajistán por el proyecto ruso del gasoducto South Stream y tras retirarse finalmente Azerbaiyán del proyecto en junio de 2013, siendo elegida la vía alternativa del gasoducto transadriático, (TAP, Trans Adriatic Pipeline), mediante el cual Azerbaiyán exportará su gas hacia Europa a través de Grecia, Albania e Italia pero que sólo puede transportar un tercio del proyecto Nabucco, por lo que no supone ninguna amenaza para los intereses de Rusia.

Por parte rusa, en el 2007 presentó el proyecto del gasoducto South Stream, gasoducto de 39.000 millones de dólares que recorrería Rusia, Bulgaria, Serbia, Hungría, Eslovenia e Italia y que debería comenzar a construirse en Junio del 2014, garantizabá el suministro de gas ruso a la UE evitando el paso por la inestable Ucrania tras la crisis del gas del invierno del 2.006 y los recortes de suministro producidos en incontables países de la UE (el 80% del total del gas que la UE importa de Rusia pasa por Ucrania y abastece en más de un 70% a países como los Países bálticos,Finlandia, Eslovaquia, Bulgaria, Grecia, Austria, Hungría y República Checa).

Sin embargo, dicho proyecto dormirá en el limbo de los sueños tras la negativa de Bulgaria a participar en el mismo debido a las presiones recibidas por parte de EEUU, cuyo objetivo inequívoco es sustituir la rusodependencia energética europea (30% del gas que importa la UE procede de Rusa) por la frackingdependencia, inundando el mercado europeo con el GNL (gas natural frackeado en EEUU y transportado mediante buques gaseros) para hundir los precios del gas ruso así como impulsar la utilización de la técnica del fracking en todos los países de la Europa Oriental, el llamado “arco del fracking europeo” que se extendería desde los Países Bálticos hasta la Ucrania europea, pasando por Polonia, República Checa, Eslovaquia, Hungría, Rumania y Bulgaria y que dependerá de la tecnología de empresas estadounidenses como Chevron o Shell.

Por último, la coalición de intereses ruso-alemanes ideó el proyecto Nord Stream que conectará Rusia con Alemania por el mar Báltico, con una capacidad máxima de transporte de 55.000 millones de metros cúbicos (bcm) de gas al año y con una vigencia de 50 años. Dicha ruta se estima vital para Alemania y los Países Nórdicos, por lo que ha sido declarado de “interés europeo” por el Parlamento Europeo, nefasta para la geopolítica de EEUU y crucial para la geoestrategia energética rusa pues con dicha ruta se cerraría la pinza energética rusa al descartar a las Repúblicas Bálticas y Polonia como territorio de tránsito, descartado asimismo el oleoducto BTC de filiación clintoniana. Rusia conseguirá así su doble objetivo geoestratégico de asegurar un flujo ininterrumpido de gas hacia Europa por dos vías alternativas y convertir de paso en “islas energéticas” tanto a Ucrania como a las Repúblicas Bálticas, por lo que no sería descartable un posterior intento ruso de fagocitar a dichas ex-repúblicas soviéticas utilizando el chantaje energético para resquebrajar la unidad comunitaria, en la certeza de que Alemania y Francia no dudarán en sacrificar a dichos países en aras de asegurar su abastecimiento energético.

¿Argelia como alternativa?

Según onemagazine.es, el gas argelino podría ser la alternativa a la rusodependencia energética europea. En la actualidad, Argelia exporta su gas a través de tres gasoductos: dos Argelia-España (uno de ellos pasando por Marruecos) que no están conectados a la red europea y un tercero Argelia-Túnez-Italia y tras la crisis de ucrania, los dirigentes de la UE habrían establecido como prioridad la necesidad de mejorar la conexión gasista con la Península Ibérica mediante un gasoducto que conecte a España con Francia a través de Cataluña (gasoducto Midcat) por el que España haría llegar a la red energética europea el gas de Argelia,(equivalente a la mitad del que llega desde Rusia a través de Ucrania), no siendo descartable la intensificación de las acciones armadas de los grupos yihadistas en Argelia, (teledirigidos por EEUU) con el objetivo inequívoco de sabotear los citados gasoductos que abastecen a la Unión Europea.

Ello tendrá como efectos colaterales una psicosis de desabastecimiento lo que aunado con la actual situación anémica del euro respecto al dólar imposibilitará a los países periféricos europeos asumir el coste añadido y les obligará a la explotación de obsoletas minas de carbón, a la utilización de la controvertida técnica del fracking y a la reapertura de fosilizadas centrales nucleares para satisfacer una minimalista demanda energética tras el retorno a escenarios ya olvidados de economía autárquica, no siendo descartable la reedición de un nuevo Chernobyl en España tras la reapertura de la polémica central nuclear de Garoña, aquejada de una grave menopausia funcional tras 43 años de vida útil.

Categories: Attac Planet

España no es de ningún modo una economía modelo

Sun, 05/04/2015 - 07:00

Entrevista a Susan George – Presidenta de honor de ATTAC Francia

M. Sío DopesoLa Voz del Galicia

susangeorge

Susan George tiene 81 años y las ganas de cambiar el mundo de una universitaria. La politóloga y escritora norteamericana, afincada en París desde 1954, lleva toda la vida, agitando conciencias. En los noventa lo hizo desde Greenpeace, y en los últimos 15 años desde ATTAC, la Asociación para la Tasación de las Transacciones Financieras y la Ayuda al Ciudadano (promueve el control de los mercados financieros) de la que es presidenta de honor.

La autora de las dos entregas de El Informe Lugano está de gira mundial para presentar Los usurpadores: cómo las empresas transnacionales toman el poder, el libro con el que abandera su última batalla personal: impedir la aprobación del tratado trasatlántico de libre comercio (TTIP, por sus siglas en inglés) que negocian la Unión Europea y EE UU.

En su cita en Vigo con La Voz de Galicia, se presenta con un pañuelo anudado a modo de mordaza, para protestar contra la nueva Ley de Seguridad Ciudadana. «Es contraria a la constitución de cualquier país moderno», afirma

-En «Los usurpadores» alerta de que grandes corporaciones están a punto de controlar los gobiernos y el propio planeta. ¿No lo están haciendo ya?

-Si dejamos que se apruebe el tratado trasatlántico de libre comercio las cosas serán peor. Significará que las grandes corporaciones tomarán el poder legislativo y judicial. Las multinacionales pondrán las reglas. Eso afectará a las reglas alimentarias y medioambientales; a las condiciones de trabajo, a los salarios, al acceso a la sanidad, a la propiedad intelectual… Las compañías quieren poner los estándares y las reglas porque dicen que las actuales normas les están costando miles de millones. Preparan un tratado a su medida de sus intereses que quiere que firmemos.

 -Pero las multinacionales necesitarán la complicidad o el visto bueno de los gobernantes para imponer sus intereses.

-Tal como ahora está planteado el tratado, los gobiernos nacionales solo podrían decir sí o no; solo tendrían la posibilidad de retirarse, de no firmarlo. Y no es muy probable que lo hagan si no hay una mayoría que lo suscriba. Es un tratado que estará por encima de las leyes nacionales, incluso de la Constitución de cada país firmante.

-Compañías transnacionales, «lobbies»… ¿No cree que es algo muy alejado del ciudadano medio? ¿Por qué debe preocuparme el tratado? ¿En qué me afecta?

-Pregúntese si quiere comer pollo clorado. Pregúntese si quiere comer carne de animales hormonados y medicados con antibióticos; si quiere respirar aire o beber agua contaminados; si quiere pagar por sus medicinas el doble. No sabemos exactamente lo que está sobre la mesa, pero sí sabemos que quieren armonizar las regulaciones de las dos economías al nivel de Estados Unidos y eso significa rebajar la regulación europea. Es malo para las familias, para los consumidores y para los trabajadores. Cuanta más gente se entere, y cuanta más gente lo rechace, más se hablará de esto. Tenemos 1,6 millones de firmas de apoyo y espero llegar a los 3 millones.

-¿Cómo ve España? ¿Ha mejorado la imagen de país en crisis?

- La veo mal gobernada. Las políticas de austeridad no van a funcionar. Lo siento mucho por los españoles, como lo siento por los griegos. Por supuesto que la crisis no ha terminado. Pregúntele a la población española que no tiene trabajo si se ha terminado.

-Me refiero a que hace dos años España era un país en riesgo de quiebra y ahora está creciendo.

-No soy economista, pero España no es de ningún modo una economía modelo, con el actual índice de desempleo que sigue teniendo. Lo que hay que preguntarse es por qué crece España ahora. Tal vez la respuesta es que se trata de un crecimiento como el de Estados Unidos, que va todo para un 1 % de la población.

-Dicen que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades.

-Los que promovieron las hipotecas son los que vivieron por encima de sus posibilidades. Cuando se quieren utilizar políticas de austeridad hay que buscar culpables, y a los españoles les han hecho creer eso, pero no lo son. Nunca vivimos por encima de nuestras posibilidades.

-¿Qué arreglo le ve al problema del paro en España?

-El Gobierno tiene que empezar a gastar, tiene que impulsar el empleo e invertir. Es algo que no se puede solucionar nunca con políticas de austeridad. Hay que utilizar soluciones keynesianas, lo opuesto a la austeridad.

-Después de tantos años de lucha contra la desigualdad y la globalización, ¿sabe ya por qué este mundo está como está?

-Es simple. Hemos permitido al capitalismo hacerse con cada aspecto de la existencia humana. Tenemos un sistema financiero fuera de control, y ninguna autoridad parece querer controlarlo; y hay una carrera entre las multinacionales para hacerse con los recursos que quedan, ya sea energía, comida, tierra, agua, metales, oro… y para ser más poderosas.

Categories: Attac Planet

El ataque al Gobierno de Syriza con la complicidad de los medios

Sat, 04/04/2015 - 13:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Lo que estamos viendo en Grecia es un ataque frontal por parte de la Troika –el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional- y de los gobiernos conservadores, liberales y socialdemócratas –comprometidos con las políticas de austeridad- al gobierno Syriza, forzándolo a renunciar a sus políticas anti-austeridad en base a las cuales fue elegido en las últimas elecciones. Ni que decir tiene que hay diferencias en cómo los distintos gobiernos y los componentes de la Troika han intentado presionar al gobierno Syriza para que abandone su programa electoral, diferencias que he analizado en un artículo anterior (“Lo que se desconoce de las negociaciones con Syriza”, Público, 19.03.15). Pero, a pesar de las diferencias, el ataque, liderado por la Troika (y muy en particular por el BCE), ha sido despiadado y con mala leche (no hay otra manera de definirlo), extralimitándose en la brutalidad de sus intervenciones, mostrando que su intención era destruir al que consideran su enemigo: el gobierno Syriza y sus políticas antineoliberales, opuestas y alternativas a las desarrolladas por tales gobiernos, todos ellos de sensibilidad neoliberal.

El primer acto de “guerra” (y es la manera de definirlo) se produjo ya diez días después de las elecciones, cuando el BCE cortó de pronto y a rajatabla su liquidez a los bancos griegos, en las condiciones que antes había recibido el gobierno anterior. Fue una decisión cruel, de enorme hostilidad y totalmente innecesaria, pues el acuerdo aceptado por el anterior gobierno griego permitía la continuación de dicha liquidez hasta más de tres semanas más tarde. La intención de tal decisión del BCE era provocar la huida de capitales de Grecia, desestabilizando la economía y generando un colapso financiero. Este era el objetivo de una decisión tomada, repito, solo diez días (ha leído bien, diez días) después de que el gobierno Syriza fuera elegido. El BCE quería la rendición rápida del gobierno griego.

Dicho gobierno tuvo que ceder en algunos puntos importantes, como renunciar a la reestructuración de la deuda. Pero (y es un importante pero) no abandonó ni renunció a la mayoría de sus medidas anti-austeridad, hecho ocultado en los mayores medios de información y persuasión españoles (incluyendo los catalanes). Es más, en febrero de este mismo año, el gobierno Syriza, contando entonces con el apoyo del 80% de la población griega, forzó un aplazamiento de cuatro meses en el vencimiento del mal llamado “rescate” que había firmado la Troika con el gobierno griego anterior. Pongo “rescate” entre comillas, porque tal dinero no rescató a la población griega, sino a los bancos alemanes y franceses entre otros (cuando la Troika y los gobiernos europeos, incluyendo el gobierno Rajoy, les compraron la deuda pública griega que tenían a fin de que no tuvieran grandes pérdidas), anteponiendo, una vez más, el rescate de los bancos a la ayuda a las personas, en este caso, a las clases populares griegas.

Ahora bien, la Troika y los gobiernos del Eurogrupo exigieron al gobierno griego que señalara los cambios que haría para asegurarles que recibirían tal dinero, dándole de tiempo para presentar las medidas hasta finales de abril de este año, prometiendo que se prestarían entonces al gobierno griego 7.200 millones de euros, como parte del rescate. Pero mientras se hacía esta propuesta, el BCE añadió otra medida que dañó todavía más la economía griega: se negó a permitir que los bancos griegos tuvieran acceso al crédito en las condiciones acordadas con el gobierno anterior, creando un enorme problema para el gobierno griego y para el país. El intento era ahogar a la economía griega.

La cobertura de este ataque por los medios de información españoles

Esto es lo que está ocurriendo en Grecia. Es importante resaltar que las cantidades que se están manejando son extraordinariamente pequeñas para el BCE. Pero lo que el BCE quiere es escarmentar y castigar al gobierno griego y, ni más ni menos, destruirlo con la ayuda del gobierno Rajoy (y, por desgracia, también de voces importantes del PSOE y economistas y columnistas próximos a él, que ven al Podemos griego, Syriza, como su enemigo). Léanse el artículo del peripatético economista José Carlos Díez, asesor de Zapatero (“Frenazo brusco en Grecia”, El País, 27.03.15), donde cita lo que él llama el colapso del crédito y de la economía griega, sin citar en ninguna parte las medidas hostiles y negativas del BCE y de la Troika, atribuyendo el parón a la supuesta incompetencia del gobierno griego. Otro ejemplo es el artículo de José Ignacio Torreblanca (“El error de Tsipras”, El País, 27.03.15), que llega a escribir que el gobierno Rajoy estaba dispuesto a ayudar al gobierno griego a fin de derrotar “los dogmas con los que Alemania asfixia el crecimiento económico”, entre los cuales destacan las políticas de austeridad. Tengo que reconocer que tuve que leer este párrafo dos veces, pues el grado de ignorancia de la postura que el gobierno Rajoy ha adoptado en las negociaciones con Grecia es enorme. Como han documentado varios participantes en las negociaciones entre el Eurogrupo y Syriza, el gobierno Rajoy fue el máximo defensor de aquellas políticas de austeridad lideradas por el gobierno alemán, oponiéndose con gran dureza al gobierno Syriza. ¿Cómo puede la ignorancia o la manipulación alcanzar tales niveles?

Una última observación sobre la cobertura de la situación en Grecia por parte de los medios españoles. Han aparecido muchísimos artículos críticos con el gobierno griego, algunos escritos con una gran hostilidad. Pero he leído muy pocos, repito, muy pocos (dos), en los mayores medios de información escritos y en papel que intentaran entender o presentar una versión distinta, en su defensa. Invito al lector a reflexionar sobre este hecho, pues debería preguntarse: ¿existe libertad de prensa en este país? Hemos estado viendo y leyendo una avalancha mediática en contra del sistema político existente en Venezuela, siendo presentado por los dos partidos mayoritarios del país como una dictadura. Y, sin embargo, en aquel país hay medios, tanto escritos como televisivos, de todos los colores, siendo la mayoría de derechas. Cualquier lector puede comprobarlo. Comparen luego con España. Solo dos artículos favorables al gobierno Syriza en los cinco mayores rotativos del país. De ahí que invito al lector a que se pregunte: ¿qué tipo de democracia tenemos en España? ¿No cree que la respuesta es que se trata una democracia enormemente limitada e insuficiente? Le sugiero que se movilice protestando y enviando denuncias de esta situación a los medios. Hoy, un pueblo, el griego, está siendo atacado por el propio gobierno español, y los medios están apoyando este comportamiento, con un sentido de militancia digno de una mejor causa. Por favor, proteste.

Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y ex Catedrático de Economía Aplicada. Universidad de Barcelona

Artículo publicado en Público.es
vnavarro.org

Categories: Attac Planet

Islandia arremete contra el poder exclusivo de los bancos privados en la creación de dinero

Sat, 04/04/2015 - 09:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

650_1200 (1)

El Gobierno de Islandia está considerando eliminar el poder de los bancos privados para crear dinero y dejar esta atribución exclusivamente al banco central. La propuesta es revolucionaria y toca un aspecto altamente sensible cual es la responsabilidad de la banca privada en la creación de dinero. Como hemos explicado en varios post no son los bancos centrales los responsables de la expansión masiva de dinero. En las finanzas modernas, los bancos centrales son los creadores de la base monetaria, pero son los bancos privados, a través del multiplicador monetario, quienes tienen la atribución de crear dinero, a través de los préstamos y las líneas de crédito. De ahí que incluso un informe del FMI sugiera eliminar la banca privada por su rol en la creación de dinero de la nada.

Dependiendo de la tasa de reservas o encaje, los bancos privados multiplican el dinero en razón inversa a su tasa de reserva. Si la tasa de reserva es de un 20 por ciento, el banco privado multiplica por cinco veces la cantidad de dinero de depósitos (1/0,2). Pero si la tasa de reservas es del 1 por ciento, el banco privado multiplica por 100 veces el dinero de depósitos (1/0,01). Consta que antes del estallido de la crisis la banca privada tenía tasas de reserva incluso menores al 1 por ciento. Con una tasa de reservas del 0,5 por ciento, Citibank y Goldman Sachs creaban 200 millones de dólares a partir de un millón de dolares, en una sola operación.

Durante varios años este procedimiento no tuvo inconvenientes dado que todos los valores se movían al alza y nunca se enfrentaban pérdidas masivas. El problema es que bastaba una caída del 1 por ciento en forma sostenida, para que el dinero realmente existente, el millón de dólares de depósito, se diluyera y solo quedara el dinero ficticio, todo aquello creado artificialmente por los banqueros. Esto explica por qué las masivas inyecciones de liquidez realizadas a la banca por los bancos centrales (más de 60 billones de dólares), no han conducido al restablecimiento del orden y la recuperación económica. Solo han permitido dar cuerpo real a esos miles de millones de dólares que fueron creados de la nada.

De ahí que la propuesta del gobierno de Islandia es completamente revolucionaria para los tiempos que corren y marca un quiebre de la teoría monetaria moderna. De acuerdo a un estudio realizado por el banco central, Islandia ha tenido más de 20 casos de crisis financieras de diferentes tipos desde 1875, con seis graves episodios de crisis financiera, cada 15 años en promedio. Para el parlamentario Frosti Sigurjonsson, creador de esta nueva iniciativa monetaria que se llama Un mejor sistema monetario para Islandia, el problema de los auges de crédito surge con fuerza en los períodos de gran expansión económica. Es decir, los bancos privados no son capaces de terminar la fiesta y prosigue hasta que la borrachera reviente. Los bancos centrales, con el simple manejo de la tasa de interés, llegan usualmente tarde a tratar de terminar la fiesta.

En Islandia, como en todas las economías de mercado modernas, el banco central controla la creación de billetes y monedas, pero no la creación del dinero fiduciario, que se produce tan pronto un banco comercial ofrece una línea de crédito o genera un préstamo. El banco central sólo puede influir en la oferta de dinero con sus instrumentos de política monetaria, pero no el cantidad de dinero que la banca privada crea de la nada. Si la propuesta de Frosti Sigurjonsson es aprobada por el parlamento, Islandia será el primer país en el cual su banco central crea dinero directamente para uso de los contribuyentes.

El Blog Salmón

Categories: Attac Planet