Skip navigation

News from Attac Spain

Syndicate content
Justicia económica global
Updated: 36 min 58 sec ago

¿Volver a 2007?

Tue, 29/07/2014 - 07:00

Lina Gálvez – Consejo Científico de ATTAC España

Todas y todos queremos que pase ya la crisis. Hay quien quiere recuperar su trabajo, una comida y oportunidades dignas para sus hijas e hijos, o volver a recuperar su sueldo y unas jornadas de trabajo que le dejen tiempo libre para estar con su familia, tener la certeza de que si se pone enfermo o va a perder su autonomía va a tener un trato digno, y habrá quien quiera también comprar una segunda residencia lo más cerca posible de la playa y tener armarios que contradicen las leyes de la física, independientemente del deterioro medioambiental y de las condiciones laborales que sustenten ese consumo. La mayoría quiere volver a 2007.

En cuestiones de igualdad, la añoranza de 2007 es aún más clara, sobre todo en España. En aquel año, acabábamos de aprobar una ley que nos ponía a la vanguardia del mundo en legislación en pro de la igualdad, que seguía a otra de violencia de género y a la de Dependencia, en la que por primera vez se reconocía el valor –aunque muy subestimado-, del trabajo de cuidados no remunerado realizado por las mujeres en los hogares, y cuando se preparaba una ley de plazos para la interrupción del embarazo para garantizar la salud reproductiva de las mujeres y su derecho a decidir.

La crisis, y sobre todo la gestión austericida que se ha hecho de ella, ha abierto de nuevo fallas sistémicas gigantescas, que ya existían desde mucho tiempo atrás pero de las que casi nadie quiso hablar cuando se disfrutaba de prosperidad, eso sí, endeudada e insostenible material, social y ambientalmente, como los hechos han demostrado.

En 2007 nos encontrábamos insertos, como ahora, en un modelo de crecimiento deshumanizado y pro-pobre, depredador con el medio ambiente, generador de desigualdades y desintegrador de la democracia.

En igualdad, se había avanzando en derechos y en presupuesto, aunque menos en esto último y menos aún en verdadera transversalidad, pues la política económica siempre se mantuvo ajena de las propuestas necesarias para avanzar a hacerla materialmente efectiva. Hacerlo, habría supuesto cambiar la pauta distributiva y redistributiva en el sentido contrario al que se venía haciendo, desmercantilizar partes importantes de la vida y, en definitiva, caminar hacia un modelo económico que situara el bienestar, las personas y los cuidados y el respeto por el medio ambiente en el centro de la actividad económica. Demasiado, incluso para los tiempos de aquella gran bonanza.

Es por todo eso que limitarse simplemente a tratar de volver a las condiciones de 2007 es algo mucho peor que insuficiente.

Hay que superar las fallas que provocaron el cataclismo de insostenibilidad y desigualdad que produjo la crisis y para eso es imprescindible generar una nueva imagen del mundo al que aspiramos. No nos vale el viejo modelo. Y hay que buscar para ello nuevas alianzas, nuevas formas de hacer política y de tejer sociedad para imponer un nuevo pacto social en el que todas las personas cuenten, donde cada una seamos un fin en nosotras mismas.

Lina Gálvez, Catedrática de Historia e Instituciones Económicas de la Universidad Pablo de Olavide, pertenece al Consejo Asesor de la Fundación Alfonso Perales.

linagalvez.com

Categories: Attac Planet

Carisma, laicismo, república

Mon, 28/07/2014 - 18:00

Santiago Alba Rico – Consejo Científico de ATTAC España

La única justificación posible para reconocer la existencia de un rey es que haya sido elegido por Dios. De hecho, mientras Dios existió era él quien los escogía. El famoso pasaje bíblico de Samuel ante Saúl es el que inspira toda una tradición de poder intangible y absoluto asociado a la institución monárquica: el profeta unge la frente del elegido marcando así el carácter sobrenatural de su autoridad temporal. Esa unción de aceite -crisma- es lo que en griego se llama “carisma”, término del que deriva también la palabra Cristo. El rey es el ungido, el escogido en una ceremonia teiscitaria (en oposición a plebiscito) que es, por tanto, inseparable de la aceptación parapolítica de su divinidad por parte de la totalidad de un pueblo. Ante los reyes uno se inclina espontáneamente, sobrecogido por el resplandor que lo ha separado, y lo mantiene separado, del resto de los hombres. El poder de los reyes o es religioso o no lo es, como lo han sabido bien en Marruecos, donde sólo ahora, y bajo una presión plebeya muy elocuente, los reyes han renunciado en la nueva constitución a su condición sobrenatural. Este carisma es lo que los gitanos llaman “duende”: una sustancia exterior intangible que no ha elegido ni el cantaor ni el oyente y ante la cual se arrodillan los dos. Camarón lo tenía. Enrique Morente lo tenía. También -no sé- Um Kalzum, los Beatles o incluso Shakira. No se puede cantar o bailar sin duende. Tampoco se puede reinar sin él. La diferencia, sin embargo, es clara. Se puede -y hasta se debe- mezclar a los dioses con la música, la danza, el arte y también con el fútbol y el sexo, pero cuando se mezcla con la política y se convierte la unción celestial en la fuente de una autoridad política, el resultado se llama “teocracia”. La contradicción radical entre democracia y monarquía presupone una anterior entre monarquía y laicismo. Una monarquía constitucional es, en efecto, un oxímoron: no se puede constituir desde el pueblo un “duende” que lo domine -al pueblo- desde fuera. El laicismo puede ser dictatorial, pero la democracia sólo puede ser laica y, por lo tanto, republicana.

España no es, desde luego, una teocracia. Juan Carlos gozó de una especie de “duende” circunstancial, como heredero de un autócrata semidivino y como catalizador de consensos bellacos en un contexto muy concreto de violencias reales e instrumentales. El “duende” circunstancial, que Juan Carlos además dilapidó obscenamente, no se transmite. ¿De dónde va a sacarlo el hijo? ¿De Dios? ¿Del linaje? La convicción de que los españoles no pueden creer ni en una cosa ni en la otra es la que ha llevado a la “casta” -por utilizar la sucinta cifra de Podemos- a buscar un “acercamiento de la corona al pueblo”. Pero este “acercamiento” es la aceptación y la aceleración de la muerte del carisma: la autoridad de la corona sólo puede estar lejos, cuanto más lejos mejor, y si se la acerca a la plebe es para matarla del todo. Una monarquía moderna es como una iglesia sin crucifijo. Al querer acercar la corona al pueblo sencillamente se la priva de su única legitimidad, que sólo puede ser parapolítica y parademocrática.

“Quiero ser el rey de todos los españoles”, manifestó Felipe VI en su coronación, súplica -más que declaración- emanada de un “querer” que no tiene ningún fundamento en ninguna parte. Cualquier loco podría pretender lo mismo en su lugar. En medio de la chapucera, semiclandestina y vergonzante transmisión del trono, la ceremonia del Parlamento tuvo un aire de representación escolar de fin de curso. Como sabemos los padres, esas fiestas escolares están pensadas y sólo tienen sentido para las familias. A los ojos de los extraños están investidas de un aura enternecedora y dolorosamente patética: si no se tratase de niños, se llamaría “vergüenza ajena”. Sólo la familia (y la casta) podía no sentir vergüenza ajena el pasado 18 de junio ante ese señor disfrazado de Capitán General que se proclamaba a sí mismo, sin preguntar, “rey de los españoles”. De hecho esta expresión “rey de los españoles” suena ya tan mitológica, pomposa y casi paródica como la de “rey de los siete reinos” pronunciada por los Baratheon en Juego de Tronos .

Felipe VI pretende justificar su papel invocando “la independencia de la Corona, su neutralidad política y su vocación integradora ante las diferentes opciones ideológicas” que “le permiten contribuir a la estabilidad de nuestro sistema político”. En democracia, la “independencia” por encima de los “conflictos ideológicos” debe estar depositada en el Tribunal Constitucional y en el poder judicial y cualquiera otra o es redundante o es amenazadora -porque es extrajurídica y extrapolítica. La única “independencia” que podría alegar Felipe VI lo sitúa fuera del propio orden constitucional, en el terreno del “duende” y la religión. Pero Dios, si existe, ya lo hemos dicho, no elige, no puede elegir a los gobernantes. Los reyes, por tanto, no existen.

Cuando llegue la República, seguirá habiendo reyes ante los que nos arrodillaremos: cantaores, bailaores, amantes, hasta futbolistas. Habrá “reyes del rock” y “reyes del balón” y llamaremos “mi rey” o “mi reina” a nuestros enamorados y “príncipes” y “princesas” a nuestros hijos. Es bueno que la cursilería y la exaltación puedan recurrir a este regio patrimonio verbal. Pero ninguna autoridad política democrática podrá pedirnos que nos arrodillemos ante ella, ni siquiera figuradamente. La paradoja es ésa: que un rey es alguien ante cuyo “duende” uno se arrodilla; un rey que no puede obligarnos a arrodillarnos no es un rey. La ceremonia privada del pasado 18 de junio revela de hecho que ya no tenemos rey. Es muy probable que cuando se publiquen estas líneas no haya llegado aún la república, pero en realidad a Felipe la historia -y la casta- lo han destinado a enterrar una institución que permanece muerta e insepulta desde el 14 de abril de 1931.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Fuente: Atlántica XXII

Categories: Attac Planet

¿Qué tienen en común las guerras simultáneas de Ucrania, Gaza, Irak, Siria y Libia?

Mon, 28/07/2014 - 13:00

Alfredo Jalife-Rahme - La Jornada

Los cronogramas, organigramas, infogramas y genealogías son seminales para el análisis geopolítico. Dos días antes del letal misil misterioso que derribó en el cielo tempestuoso ucraniano al avión de Malaysia Airlines –como todo lo recóndito que ha ocurrido con sus dos recientes vuelos–, fue clausurada la sexta cumbre histórica del BRICS y su conexión con Unasur, donde concurrieron notablemente Colombia y Perú (http://www.alfredojalife.com/momento-brics-en-fortaleza/).

Un día antes del misil letal, Obama elevó la puja de las sanciones contra Rusia y su binomio inextricable de la banca y los energéticos. Coincidiendo el mismo día con el letal misil misterioso en los cielos de Ucrania, Netanyahu, jefe de un Estado nuclear, ordenaba a su ejército invadir la franja de Gaza: apreciación sugerente de Fidel Castro, quien en su filípica acusa de provocación insólita al gobierno golpista de Ucrania bajo la férula de Estados Unidos (EU) (http://actualidad.rt.com/actualidad/view/134369-fidel-castro-derribo-avion-malasio-granma-ucrania).

¿Qué sabrá perturbadoramente el caribeño viejo zorro de mil batallas?

Mientras el misil misterioso derribaba el vuelo de Malaysia Airlines, el Estado racista/paria/ apartheid de Israel invadía la franja de Gaza, lo cual le han puesto en desacato de las resoluciones de la ONU y de aislarse con la opinión pública mundial, como señala el ex presidente Bill Clinton (Afp, 17/7/14) y coincide marcadamente con mi opinión en la radio mexicana (https://www.youtube.com/watch?v=CMr5__THg70&list=UUaJPQb99OLcME6qPubP1W1w).

Al unísono de la coincidencia (Castro dixit) de las agendas geopolíticas de Ucrania y Gaza, arreciaban los enfrentamientos sectarios y energéticos en tres países árabes: Libia, Siria e Irak –tildados de fallidos por los estrategas de EU–, sin contar las guerras de Yemen y Somalia.

En Libia –balcanizada y vulcanizada como consecuencia de la intervención humanitaria de Gran Bretaña (GB) y Francia, con EU hipócritamente instalado en el asiento trasero–, dos días antes al letal misil misterioso en Ucrania, las milicias rebeldes de las brigadas Zintan cerraron el aeropuerto internacional de Trípoli (la capital), mientras recrudecían los enfrentamientos entre clanes rivales en Bengazi, de donde salieron las armas para abastecer a los yihadistas de Siria e Irak, en medio del extraño asesinato del embajador de EU.

Más allá de la interconectividad del torrencial flujo de armas entre Libia, Siria e Irak en la geografía de Al-Qaeda/Al Nusra y el nuevo califato Daesh (http://elhorizonte.mx/a/editorial/6501), lo fundamental para las trasnacionales petroleras/gaseras/acuíferas de EU/GB/Francia radica en el control de las materias primas (gas y agua fresca) de Libia (http://www.jornada.unam.mx/2011/08/28/opinion/014o1pol), donde Rusia y China se dejaron embaucar inocentemente.

Resulta aburridamente tautológico abundar sobre la captura del petróleo de Irak, también balcanizado y vulcanizado, lo cual le ha valido una guerra de 30 años de parte de la dupla anglosajona de EU/GB.

En mi reciente estadía en Damasco, donde fui entrevistado por Thierry Meyssan, el director del portal galo Red Voltaire, me confió que la súbita voltereta de “Occidente ( whatever that means)” contra Bashar Assad se debió en gran medida –más allá del gas en su costa del mar Mediterráneo– a sus pletóricos yacimientos de hidrocarburos en tierra firme, que hoy se encuentran controlados por el “nuevo califato Daesh del siglo XXI”.

La interconectividad petrolera/gasera vuelve a resaltar en Gaza cinco años después del operativo Plomo Endurecido (http://www.jornada.unam.mx/2009/01/28/index.php?section=opinion&article=018o1pol), cuya estrategia es refrendada por la operación Escudo Defensivo (sic) en curso, sin una investigación concluyente sobre la culpabilidad del deleznable asesinato de tres jóvenes israelíes –como había previsto premonitoriamente el visionario jefe del Mossad, Tamir Pardo (http://www.voltairenet.org/article184699.html) y que fue pretexto desproporcionado para la enésima invasión israelí en Gaza con sus atrocidades de infanticidio masivo.

Manlio Dinucci, del rotativo italiano Il Manifesto (http://www.voltairenet.org/article184782.html), aduce que una de las causas del irredentismo israelí se debe a los pletóricos yacimientos gaseros que Gaza posee en su zona marítima (http://www.alfredojalife.com/?p=1220).

Asimismo, el pletórico gas shale (gas esquisto) en la República Autónoma de Donetsk –que busca la separación y/o la federación con Ucrania– muy bien vale la feroz guerra sicológica de propaganda entre los multimedia pro EU y pro Rusia para echarse la culpa del derribo del avión de Malaysia Airlines. ¿El derribo del avión de Malasia Airlines pudo haber sido un operativo de falsa bandera del gobierno ucraniano que con grabaciones, que muy bien pueden ser editadas, culpabiliza el terrorismo de los separatistas para aplastarlos higiénicamente?

Hace dos meses, Russia Today (RT), cada vez más consultada en Latinoamérica para contrastar la intoxicación desinformativa de los multimedia israelí-anglosajones –lo cual le ha valido el exorcismo del secretario de Estado estadounidense, John Kerry– destaca la importancia del gas shale en Donetsk (la parte oriental de Ucrania que busca su separación) y pregunta si los intereses de las petroleras gigantes occidentales se encuentran detrás de la violencia (http://rt.com/news/159588-east-ukraine-shale-deposits/).

El oriente de Ucrania, hoy en plena guerra civil, posee “carbón y pletóricos yacimientos de gas shale en la cuenca Dnieper-Donets”. En Donetsk la petrolera británica Shell firmó en febrero de 2013 un acuerdo de reparto de utilidades por 50 años con el gobierno de Ucrania (nota: el anterior gobierno depuesto por los golpistas neonazis apuntalados por EU) para explorar y extraer su gas shale”.

RT argumenta que tales son las ganancias que Kiev no desea perder, por lo que ha emprendido una desproporcionada campaña militar contra su propia población.

Chevron firmó un acuerdo similar el año pasado (con el mismo gobierno depuesto) por 10 mil millones de dólares.

Hunter Biden, hijo del vicepresidente de EU, acaba de ser nombrado en el consejo directivo de Burisma, el mayor productor privado (¡supersic!) de gas en Ucrania, lo cual “coloca la explotación del gas shale ucraniano en una nueva perspectiva”, porque posee licencias que cubren la cuenca de Dnieper-Donets. Kerry no se queda atrás en el reparto de utilidades y Devon Archer, su anterior asesor y compañero de recámara de su hijastro, pertenece desde abril a la polémica Burisma.

¿Sirven las licencias de enajenación catastral para explotar el gas shale ucraniano como licencias para asesinar inocentes?

¿El fracking del gas shale fractura a Ucrania? Tal ha sido la tónica de la trágica historia de los hidrocarburos en el siglo XX y su explotación por las petroleras occidentales.

Que conste que en todos los frentes bélicos enunciados –Ucrania, Gaza, Irak, Siria y Libia– el común denominador son los hidrocarburos.

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

 

Categories: Attac Planet

Trabajo, empleo… ¿para qué hoy, para qué mañana?

Mon, 28/07/2014 - 11:05

Federico Mayor Zaragoza – Comité de Apoyo de ATTAC España

¿Cómo pasar de una economía de especulación, deslocalización productiva y guerra a una economía basada en el conocimiento, para procurar un desarrollo global sostenible y humano?

Los empleos son trabajos que proporciona una empresa. El trabajo –de los autónomos, de las pequeñas asociaciones y cooperativas, del inicio de muchas pymes- lo “busca”, halla, descubre o inventa uno mismo.

Hace 25 años las industrias, ya automatizadas en buena medida, tenían operarios que “vigilaban” cada cuatro o cinco máquinas. Hoy tienen robots. A los robots, también hace poco, los supervisaba una persona. Hoy lo hace un código de barras. La “mano de obra” es cada vez menor y reducida a actividades que, aún ya muy mecanizadas, requieren el concurso humano (destrezas y talento).

Hemos pasado en pocas décadas de un contexto rural a un contexto urbano, a un contexto digital.

Hasta hace muy poco los seres humanos eran invisibles, anónimos, obedientes, sumisos, silentes.

Se hallaban confinados intelectual y territorialmente en espacios muy limitados. Hoy ya no son, progresivamente, espectadores sino actores, súbditos sino ciudadanos plenos y educados que -según la insuperable definición de la UNESCO- significa ser “libres y responsables”. Pueden saber, además, inglés o química, pero esto es capacitación adicional, no educación.

Insisto en cuanto antecede porque es imprescindible, cuando nos referimos al empleo y al trabajo, saber bien que estamos ante una nueva situación, unas nuevas generaciones que requieren, conceptual y prácticamente, nuevos enfoques. Estamos iniciando una nueva era y se pretenden aplicar las mismas pautas que en el pasado.

Estos seres humanos ya pueden participar, ya pueden expresarse, ya pueden conocer lo que acaece en su entorno, cómo vive su prójimo, próximo o lejano. Ya pueden comparar, apreciar lo que tienen y apercibirse las precariedades ajenas. Puede anticiparse, puede prevenir…

Estos seres humanos “activos” ya no son mayoritariamente hombres. La igualdad de género –piedra angular del “nuevo comienzo” que vivimos- está avanzando de forma prodigiosa y no mimética.

En resumen: el mundo en el que hoy vivimos y al que debemos, por tanto, tener en cuenta, está siendo sucesivamente des-velado, habiendo adquirido buena parte de los seres humanos una conciencia global, una ciudadanía mundial. El número de mujeres que influyen con las facultades que les son inherentes en la toma de decisiones aumenta sin cesar. Los medios digitales, bien utilizados, permiten, además de una participación democrática insólita, alcanzar la ciudadanía plena, es decir, llevar a efecto la transición esencial de súbditos a ciudadanos.

El tiempo del temor y del silencio ha concluido. Ahora todos pueden reclamar la igual dignidad y el bienestar, que sigue siendo privilegio de unos cuantos.

Ahora ya pueden todos, en un gran clamor en el ciberespacio, exigir la desaparición de desigualdades lacerantes, contrarrestar las arbitrariedades del “gran dominio” (militar, energético, financiero y mediático…). Ahora ya pueden recoger millones de firmas en favor de la transición de una cultura de imposición, dominio y violencia a una cultura de encuentro, conciliación, alianza y paz.

Ahora ya puede llevarse a efecto la transición de la fuerza a la palabra, la gran inflexión histórica.

Ahora ya es posible, en un gran clamor, contribuir a una democracia –el único contexto en que los derechos humanos se ejercen plenamente- a escala mundial (mediante la refundación de las Naciones Unidas, con voto ponderado pero sin veto, para un multilateralismo efectivo), regional (para que Europa deje de ser sólo una unión monetaria y pase a ser una Unión política y económica, con un sistema de seguridad autónomo), nacional (de modo que en una España federada se asegure el autogobierno de las CCAA, la independencia de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial, para la adecuada y ágil actuación de los mecanismos correctores de mayorías absolutas, de la corrupción y falta de decencia en el ejercicio de las funciones directamente relacionadas con la voluntad popular), local (en las ciudades, que es donde viven los ciudadanos y donde el ejemplo municipal es más necesario) y personal (reflejado en el comportamiento cotidiano, gracias a una educación de calidad durante toda la vida).

Una democracia que se inspire en la imaginación juvenil y la experiencia propia de la longevidad, gran logro inexplorado del progreso de la ciencia.

Sí, grandes clamores, presenciales y digitales, para que los mercados se subordinen a la justicia social y no vuelvan a producirse nunca más vergüenzas como la de haber designado gobiernos sin urnas en la misma cuna de la democracia.

Sí, grandes clamores para que, superando el cortoplacismo y la obcecación de intereses inmediatos, la humanidad cumpla con su supremo compromiso intergeneracional, y se ocupe de la habitabilidad de la Tierra, del medio ambiente, de la calidad de vida para todos.

Para que asegure que nunca más pueda invadirse un país, con inmensos y sangrientos “efectos colaterales”, basándose en la mentira… para asegurarse el abastecimiento de energía.

Para que de una vez por todas no se permita a Israel matar impunemente a más de 300 personas, muchas de ellas niños y niñas, escudando sus terribles represalias en los cohetes “inocuos” que se disparan desde Gaza…

Poder ciudadano, voz y grito en favor del 80% de la humanidad que nunca ha podido hallar albergue en el barrio próspero de la aldea global.

“Nosotros, los pueblos… hemos resuelto construir la paz para evitar a las generaciones venideras el horror de la guerra” y el horror de un planeta Tierra desvencijado… Reaccionamos. Los grandes desafíos para el por-venir que está por-hacer son la igual dignidad -¡compartir!- y el medio ambiente.

“Nunca hay buen viento para quien no sabe a dónde va”, dice un refrán marinero que me gusta repetir. ¿A dónde vamos? ¿En qué direcciones se va a paliar el paro?

Una nueva era requiere, como expresé en “Un mundo nuevo” (2000), cuatro nuevos contratos: social, natural, cultural y ético.

En nuestro caso, debería formularse un “plan España” que permitiera convertirnos, en muy pocos años, en la “California de Europa” e incrementar el número de visitantes en atenciones y servicios personalizados; aumentar el número de segundas residencias propias en un país que consta de una península y dos archipiélagos; unos servicios de salud que faciliten esta gran afluencia y, como sucede en California, convertirnos en un espacio privilegiado de I+D+i, lo que facilitaría, así mismo, una oportuna “relocalización industrial”.

Para hacer posible cuanto antes este plan, la comunidad académica, científica, artística, creadora, en suma, debería tener un papel crucial ya que, hasta el momento, las decisiones de parlamentos y gobiernos se adoptan más en virtud de las opiniones de los “lobistas” que del conocimiento. Y así van las cosas.

Una nueva era. “Un nuevo comienzo”, como preconiza la “Carta de la Tierra”. Y actuemos.

http://federicomayor.blogspot.com.es

Categories: Attac Planet

Elogio del militante

Mon, 28/07/2014 - 09:03

Luis García Montero – Comité de Apoyo de ATTAC España

El pensamiento que intenta responder a los momentos de crisis, ya sea afirmativo o negativo, debe ser vigilante de sus propios límites. Acomodarse en el  o en el no es un peligro a la hora de reconocer el estado de la realidad. Por eso uno siente con frecuencia el deseo de matizar, incluso la necesidad de desdecirse o de establecer una dinámica del sí, pero no y del no, pero sí.

Con todo el derecho del mundo, la sociedad española ha puesto en tela de juicio en los últimos años la labor de los políticos profesionales. Hemos sufrido un espectáculo metódico de corrupciones, docilidad, gregarismo sectario, renuncia a la propia conciencia, disciplina a la hora de obedecer para no quedarse fuera de la fotografía, selecciones inversas en los aparatos y consignas inseparables de una repetición ordenada de la mentira. La España oficial se ha ido separando así de la España real.

Es muy difícil que un joven que vive arrojado en la incertidumbre laboral de la selva se pueda identificar con otro joven que accede a una concejalía en su ayuntamiento, y pasa después, por obediencia debida, a un parlamento autonómico, y después al Congreso de los Diputados, y más tarde al Senado, sin respirar otro aire que el de la política, los cargos públicos y la confianza de los jefes. Es muy difícil también, por ejemplo, que un juez o un periodista con voluntad de independencia respeten una situación basada en el corporativismo de los servicios prestados al poder.

Se nota en seguida cuándo una conversación responde al puro compromiso ideológico de los ciudadanos interesados en la política y cuándo responde a la mezcla de ideas y de cálculos de los profesionales que deben equilibrar sus opiniones con su situación en un aparato. La necesidad de flotar suele ser más imperiosa que la de nadar hacia una orilla.

Todo esto es verdad. Pero estas críticas necesarias se convierten en un peligro cuando sirven para facilitar la falta de compromiso sólido y para reivindicar una política en perpetuo estado gaseoso. Por eso hay que vivir en el sí, pero no o en el no, pero sí. El reto es la formulación de pensamientos que sirvan para corregir errores, no para liquidar raíces fundamentales en una sociedad democrática. Después de criticar al profesional de la política, tiene uno ganas de elogiar al ciudadano que entrega su vida al compromiso político más allá de una cita ocasional en una plaza de 7 a 9 de la tarde.

Una cosa es lo que quieren imponer las modas sociales y otra lo conveniente para una transformación real de la sociedad. Después de criticar las malas prácticas políticas, resulta conveniente el elogio del militante que decide organizarse, formar parte de un colectivo, sentirse miembro de algo más que un simple impulso momentáneo. Indignarse, acudir a una plaza, formar una asamblea y pasar una tarde de protesta está muy bien. Pero esta realidad sin vínculos es a veces sólo una consecuencia de otra realidad triste: el compromiso sólido, en un partido, en un sindicato, resulta cada vez más difícil. Militar en una organización obrera te pone en un compromiso en el puesto de trabajo o en los ámbitos institucionales. Ir a gritar a una plaza, fuera de tu horario laboral, compromete mucho menos, implica menos riesgo, menos responsabilidad personal. Los que no se atreven a apoyar una huelga en su centro de trabajo, se desahogan después como pueden.

El estado movedizo y sin raíces es tan importante en España que ha afectado incluso a los nervios de las encuestas y las previsiones de votos. Los partidos tradicionales han perdido su blindaje. Muchos electores no se sienten comprometidos con su voto anterior. Pero harían mal las nuevas propuestas en confiar en la solidez de las modas, porque la falta de vinculación puede afectar también a las novedades. Más que nunca, lo sólido se desvanece en el aire.

Por eso creo que es muy importante elogiar el compromiso militante y la lealtad. Primero para devolverle el prestigio a la militancia sistemática contra la explotación, el militarismo, las oligarquías económicas y los responsables de la desigualdad. Militar por la paz, por la cultura libre, por los derechos humanos, por los derechos civiles, por las exigencias ecológicas, por el socialismo… Y, después, para devolverle el prestigio a la palabra Organización. Si Podemos es consciente de la necesidad de darle solidez a sus círculos; si Izquierda Unida es consciente de la importancia de reforzar la pluralidad y la energía de su organización; si los movimientos sociales y las convocatorias cívicas son conscientes de la necesidad de organizarse para intervenir en política, será más fácil desembocar en la convergencia de una militancia común contra la barbarie impuesta por la derecha sobre la piel de España.

El Frente Amplio no es una promesa de alianzas difusas o un gazpacho de siglas, sino una alternativa que debe fundar su unidad en la conciencia de estas dos palabras: militancia y organización.

Artículo publicado en Público.es

Categories: Attac Planet

La levedad de la recuperación

Mon, 28/07/2014 - 07:02

Juan Francisco Martín Seco – Consejo Científico de ATTAC España

España-doctor-680x365Como se acercan tiempos de elecciones anda el Gobierno empeñado en vender la recuperación de la economía y para ello nos ofrece un dato incontestable: que el PIB ha dejado por el momento la senda negativa y se adentra en tasas de crecimiento moderadamente aceptables. Pero en Economía no todo se reduce al PIB -variable convencional y relativa hasta el punto de que ahora, tras la última modificación, pueda incrementarse por el simple avance de la prostitución y la droga- y mucho menos a que esta variable presente durante algunos trimestres tasas positivas.

Desde luego, es evidente que los millones de ciudadanos que a lo largo de estos años se han incorporado al ejército de parados no se han reintegrado a sus puestos de trabajo, ni los funcionarios han recuperado el poder adquisitivo perdido, ni los jubilados su derecho a que sus pensiones evolucionen al menos al mismo ritmo que lo hace la inflación; ni los salarios, ni la sanidad, ni la educación, ni el gasto en dependencia, etc., han recobrado los niveles que tenían con anterioridad a los recortes. Todo hace pensar que muchas de esas cosas se han ido para no volver y que tendrá que pasar una temporada muy larga para que otras retornen a las cotas anteriores a la crisis.

Pero, es más, desde una perspectiva puramente macroeconómica son muchas las incertidumbres que se ciernen sobre la economía española como para afirmar que hemos salido de la crisis o que ha llegado la recuperación. Incluso cabría afirmar que los desequilibrios y las amenazas continúan intactos, de modo que en cualquier momento pueden invertir de nuevo la tendencia.

Pervive sin duda nuestro gran pecado que es el de habernos endeudado en una moneda que, si bien en teoría era la nuestra, el euro, no controlamos, lo que origina la mayor de las incertidumbres, al encontrarnos al albur de los mercados internacionales y a expensas de que el Banco Central Europeo quiera auxiliarnos. El stock de endeudamiento exterior que desencadenó la tormenta y nos hundió en el abismo se mantiene a los mismos niveles, aproximadamente el 100% del PIB. Tan solo ha cambiado la composición, disminuyendo la deuda privada a costa de incrementar sustancialmente la pública, lo que nos hace más vulnerables si cabe a las presiones y caprichos de los flujos financieros internacionales.

Pero también subsiste la causa del endeudamiento exterior, la debilidad de nuestra balanza de pagos. Durante todo este tiempo en el que la actividad económica se encontraba en coma, el Gobierno, empeñado en presentar la mejor imagen posible de la realidad, colocaba en primer plano el comportamiento del sector exterior, el cual ciertamente se había modificado de manera sustancial, ya que de un déficit de la balanza por cuenta corriente insoportable del 10% del PIB habíamos pasado al equilibrio y en los últimos meses a un saldo positivo.

España-doctor-680x365Algunos, aun a riesgo de ser tildados de agoreros, señalamos hace tiempo que esta evolución positiva tenía mucho de espejismo ya que se debía en buena medida precisamente a las dificultades por las que pasaba la actividad económica, la baja demanda reducía la importaciones y la dificultad de vender en los mercados nacionales forzaba a los empresarios a la exportación; pero que bastaba que se invirtiese el ciclo económico para que la balanza de pagos cambiase también de signo, convirtiéndose, como ha venido siendo habitual, en el factor estrangulador del crecimiento.

Hace unos días la Fundación de las Cajas de Ahorros (FUNCAS) ha advertido en el último número de ‘Cuadernos de Información Económica’ de que la caída de las exportaciones y el aumento de las importaciones, y su consiguiente impacto en el déficit por cuenta corriente, pueden poner en peligro la recuperación económica, dado que volvería a aparecer la tendencia creciente de la deuda. Era algo que cabía esperar.

A pesar de los enormes sacrificios padecidos por la sociedad española, poco o nada se ha ganado en competitividad exterior. En el ámbito de la Eurozona –puesto que esa misma política austericida se ha querido aplicar a todos los países–, todos quieren robar un trozo de pastel al vecino, con lo que al final apenas se producen cambios en la posición relativa del comercio exterior. Ahora bien, lo que sí se deprime en su conjunto es la economía de la zona euro y cambia la distribución de la renta (en contra de los salarios) en los distintos Estados.

Fuera de la Eurozona tampoco se gana competitividad porque la continua apreciación del euro frente a las otras monedas ha compensado con creces todos los esfuerzos deflacionistas. Ciertamente, la política del Banco Central Europeo, siempre fiel a los intereses de las fuerzas más conservadoras de Alemania, no ha ayudado, pero a medida que su política va siendo más agresiva y heterodoxa se va confirmando también la sospecha de que, a pesar de todos los cañones de que dispone, le va a resultar difícil lograr la depreciación del euro, mientras Alemania se empecine en mantener un superávit por cuenta corriente del 6 ó del 7%.

Artículo publicado en República.com

www.martinseco.es

Categories: Attac Planet

Al borde de la democracia

Sun, 27/07/2014 - 18:00

Manuel Herrero - ATTAC Jerez

Enlace al informe de Amnistía Internacional España: el derecho a protestar ¡Amenazado!

AmnistiaInternacionalInformeProtesta-copiaHace poco ha salido un informe de Amnistía Internacional, 92 paginas, sobre nuestro país, España.

Los que llevamos ya bastante tiempo en esto de vivir, recordamos el logotipo de la vela encendida rodeada de alambre de espino como un sello de garantía, de seriedad. Una institución de denuncia contra ésos regimenes de paises lejanos con dictadores sanguinarios y sin escrúpulos. Nos imaginamos un chaval con gafas de pasta, barba rizada y pañuelo palestino al cuello, investigando cárceles y comisarías entre junglas, desiertos, rodeados de monos o jaguares y nos quedamos de piedra cuando leemos que el pais que se analiza no está en una jungla ni un desierto perdido, es el nuestro, nuestra democrática y moderna España.

Con la solvencia y rigor que le caracteriza, AI, desgrana caso a caso, con detalles concretos, incontestables, sin artificios ni subjetividades, documentadas y investigadas, y pone los pelos de punta el relato de la actuación de la policía en manifestaciones, deshaucios y cualquier movilización por pequeña que sea, la brutalidad, el ensañamiento, la arbitrariedad, las torturas en comisaría, el incumplimiento continuo de cualquier ley, como la de identificación, o la de detención, incluso a cargos electos, en fin algo que ya sabíamos, pero que leerlo en un informe de AI, nos pone más al borde de la democracia, muy lejos de un pais civilizado.

Este demoledor informe termina con unas conclusiones y seis páginas de recomendaciones, para un país que se jacta de ser una democracia, un estado de derecho, sería una barbaridad tener sólo un párrafo, pero AI le da seis páginas de recomendaciones a éste estado o como le gusta más a alguno, reino. A algunos políticos, tertulianos o periodistas voceros del poder, que tanto les gusta relacionar a sus opositores con regímenes como Cuba o Venezuela, que ellos ponen como ejemplo de dictaduras aberrantes, habrá que preguntarles que opinan de un sistema, el de nuestro país, España, al que una organización internacional que vela por los derechos humanos crítica tan duramente y le da tantas recomendaciones de actuación.

En las conclusiones del informe, aparece este párrafo, que aún es más preocupante, porque lo que dice es que a la policía no se les instruye en la defensa de los derechos de los ciudadanos:

“Las normas y los programas de formación de la policía deben dejar claro que la tortura y otros malos tratos no se tolerarán, ni tampoco el uso excesivo de la fuerza, y que esas prácticas darán lugar a procedimientos disciplinarios o penales según se considere oportuno.”

Que en España, se deba recordar a la policía algo tan elemental es muy penoso, pero más penoso, si cabe, es recordar que ésa responsabilidad era, hasta hace tres años, del PSOE, de Alfredo Rubalcaba.

Pero si nos llena de rabia ésa constatación de como actúa nuestra policía, peor aún es leer como ha actuado la administración y la justicia después, no se investigan los abusos, se extravían los casos, no existen órganos de investigación o control de la policía, se multa indiscriminadamente, sin comprobar las denuncias, en fin, tal despropósito que el informe de AI, le recuerda al gobierno del PP algo tan elemental como que sólo hay que cumplir las normas que hemos aceptado y firmado todos los países que queremos que nos llamen civilizados:

“Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley deben ajustarse en todo momento al derecho y las normas internacionales de derechos humanos relativos a la actuación policial, el particular el Código de Conducta de la ONU para Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley y los Principios Básicos de la ONU sobre el Empleo de la Fuerza y de Armas de Fuego por los Funcionarios Encargados de Hacer Cumplir la Ley, y en especial deben respetar, proteger y garantizar el derecho a la vida, la libertad, la seguridad personal y la integridad física, y el derecho a la libertad de expresión, reunión pacífica y asociación.”

Pero lo peor de este documento, está aún por llegar, leamos este párrafo:

“dejar de utilizar la legislación penal y administrativa para disuadir a la gente de participar en manifestaciones como medio de expresar sus opiniones, y no intentar acallar por otros medios las críticas contra las autoridades;”

Esta frase, es la constatación de que hay una línea de actuación diseñada, un guión definido, que se está siguiendo al milímetro, el objetivo de esa línea de actuación es clara, les estorba la democracia, la libertad de expresión, los medios de comunicación independientes, los ciudadanos organizados, incluso internet, todo aquello que pueda poner al descubierto sus abusos y maniobras, sus corruptelas y su nepotismo, y desde las últimas elecciones europeas, temen además perder lo que más necesitan, el poder absoluto en las instituciones.

Y tienen prisa, saben que la gente está harta, que la ciudadanía no les aguanta mas, ven que las manifestaciones cada vez son mas numerosas, que los partidos que apoyan su política cada vez son menos votados y apoyados por la gente, por ello quieren cambiar las cosas mientras pueden, por eso no paran de sacar leyes, modificarlas, AI, también se refiere en su informe a éstas modificaciones:

“Amnistía Internacional considera que el gobierno no ha demostrado ni la necesidad ni la proporcionalidad de las disposiciones propuestas que afectarían al ejercicio de la libertad de reunión y de expresión. Tal como ha reconocido el propio gobierno, sólo en el 0,7 por ciento de las 14.721 manifestaciones en las que se desplegaron policías en 2012 hubo actos de violencia.220 Además, en una encuesta realizada por el Centro de Investigaciones Sociológicas, órgano vinculado al Ministerio de la Presidencia, sólo el 0,2 por ciento de la población española expresó preocupación por el mantenimiento del orden público en España.221″

No hacen falta muchos comentarios a éste párrafo, si no se ha demostrado la necesidad de esas modificaciones ¿para que las hacen?.

En definitiva, el informe, que no tiene desperdicio, pone a nuestro país, como dice el titulo de este artículo, al borde de la democracia, si a esto sumamos la reciente entrada en prisión de Carlos y Carmen y los miles de procesos que se están llevando a cabo contra activistas o sindicalistas por ejercer sus derechos, las modificaciones que proponen en la eleccion de alcaldes, la eliminación de municipios o de representantes publicos, la manipulación de medios de comunicación, nos empuja algo más allá de la frontera que separa un país democrático del que no lo es, nos situa al borde de la democracia, pero por fuera.

 

Categories: Attac Planet

Un precio muy alto para obtener escasos resultados

Sun, 27/07/2014 - 11:00

Carlos Berzosa – Consejo Científico de ATTAC España

El paro en la economía española está descendiendo levemente, según las cifras que proporcionan el paro registrado y las más fiables de la Encuesta de Población Activa. Esta mejora ha llevado al Gobierno a lanzar las campanas al vuelo presentándolo como un éxito de la política económica puesta en práctica. Se reconoce que ha habido que efectuar sacrificios pero ha merecido la pena, pues ya se empiezan a ver los resultados. Además, se añade, las drásticas medidas tomadas han sido necesarias por la herencia recibida del Gobierno socialista. Se ha evitado el rescate, una verdad a medias, y se ha conseguido no caer en el abismo. Todo este discurso lo que trata es de encubrir el fracaso de la política económica llevada a cabo.

El Gobierno del Partido Popular lleva dos años y medio en la dirección de país, sin embargo, la impresión que produce en ocasiones es que sigue en la oposición, culpabilizando de todos los males al Gobierno socialista, en lugar de asumir sus propias responsabilidades en la toma de decisiones. Lo que pretende por todos los medios es la forma de encontrar justificaciones que le sirvan para defender su incumplimiento electoral y para no enfrentarse a la realidad de los daños causados con su gestión.

La incapacidad que ha mostrado en la gestión de la crisis, los escasos frutos obtenidos en su solución y la frustración que ha creado entre su propio electorado al no haber resuelto ni siquiera parcialmente los problemas derivados de la recesión, cuando entre sus promesas electorales estaba el que con ellos todo se solucionaría de la noche a la mañana, no es otra cosa que un mal resultado como Gobierno. La idea que trataron de difundir es que con el PP en el Gobierno se resolvería el principal problema de la crisis, que era principalmente de confianza. Con un partido conservador en el Gobierno volvería a restablecerse la inversión empresarial, bajaría la prima de riesgo, y se incrementaría el consumo. Nada de eso ha sucedido, de ahí la frustración que han sufrido muchos de sus votantes. La prima de riesgo de hecho aumentó en sus primeros meses de Gobierno y si luego ha tendido al descenso, no es por méritos propios, sino por la actuación del Banco Central Europeo (BCE).

La crisis tiene raíces más profundas y su desconocimiento es lo que ha conducido a tomar medidas equivocadas, tanto en la Unión Europea como en España. Las causas de la crisis han dado lugar a una literatura notable y abundante, que sí ha sabido desentrañar las razones de por qué ha tenido lugar un hecho de esta naturaleza, cuando los Gobiernos y la mayor parte del pensamiento económico, antes de que estallara la Gran Recesión, se asentaban en lo que Galbraith bautizó, con acierto, la cultura de la satisfacción. Pero parece que esta literatura, que va desde posiciones convencionales, críticas eso sí con la economía de libre mercado que se ha impuesto en los últimos años, hasta las visiones más heterodoxas, no se encuentra entre los libros de cabecera de los dirigentes actuales.

De todas maneras, a pesar de la existencia de esta buena y rigurosa literatura económica, como estamos en periodo de vacaciones y no se trata de recomendar libros sesudos sobre la crisis, no porque en verano seamos más tontos sino por ser días de relajación, desconexión, deporte, paseos, marchas, diversión y de pereza, les voy a proponer una novela, que trata sobre la crisis financiera actual, acerca del origen del Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, ahora que se cumplen setenta años de la creación de estos organismos económicos internacionales, con caza de brujas incluida, Memorial del engaño de Jorge Volpi (Alfaguara, 2014) . Una novela en la se mezcla ficción con hechos y personajes reales, escrita por un autor mexicano que tiene otros libros notables como En busca de Klingsor y No será la tierra.

Tras este paréntesis literario, lo que muestran las acciones de política económica practicadas es que se han combinado la ignorancia de lo que hay que hacer ante una crisis de esta envergadura conjuntamente con la defensa de los intereses económicos dominantes, grandes corporaciones y las finanzas. Sin embargo, conviene matizar, pues si bien esto es una tendencia general, hay diferencias entre los países, aunque desde luego lo hecho está muy claro en España, sobre todo con el Partido Popular.

Así, sin entrar a juzgar las medidas de austeridad tomadas por el Gobierno socialista francés, que son muy criticables, sin embargo requiere matices. En una entrevista realizada en el diario El País al primer ministro francés, Manuel Valls, este afirma: “Asumimos nuestras opciones prioritarias: reducir el déficit a la vez que mantenemos nuestras prioridades con 60.000 empleos nuevos en cinco años en la Educación nacional; empleos suplementarios en la policía, la gendarmería o la justicia, a la vez que mantenemos la investigación y las universidades. Pocos países han seguido esta senda equilibrada”. En España, se ha hecho lo contrario: destrucción de puestos de profesores, personal sanitario, recortes a la investigación y a las universidades.

Los recortes se hacen sin establecer prioridades y no se afronta una verdadera reforma fiscal, no la que está preparando el Gobierno, que sea capaz de abordar los principales problemas: la baja capacidad recaudatoria del sistema impositivo y el enorme fraude.

Un libro lúcido que expone de una manera clara las insuficiencias del sistema fiscal español es el de Francisco de la Torre Díaz ¿Hacienda somos todos? (Debate, 2014). El autor pone el dedo en la llaga de esas insuficiencias, aunque no se esté de acuerdo en todo con él, pero no cabe duda de que puede servir como una guía para saber qué reforma fiscal convendría llevar a cabo.

Se crea empleo, lo que sin duda es positivo, pero muy lentamente frente al grave problema padecido, y lo que es peor, en unas condiciones laborales precarias y sin apenas derechos. Esta política económica estrecha de miras y sesgada hacia los grandes intereses no sirve para volver a la situación de bienestar que tenía este país antes de que se produjera el cataclismo económico. Los daños causados por la crisis y la política económica han sido muy graves hasta el punto de que en un país que se sitúa, según la clasificación del Banco Mundial, en el grupo minoritario de ingresos altos esté sufriendo privaciones y situaciones precarias típicas de otras épocas de la historia pasada y triste de nuestro país.

Artículo publicado en nuevatribuna.es

Categories: Attac Planet

La nueva izquierda en la era neoliberal

Sun, 27/07/2014 - 09:00

Emir Sader - Página/12

Las referencias fundamentales para entender el mundo contemporáneo vienen de la hegemonía imperial norteamericana y del modelo neoliberal dominante. Ser de izquierda en la era neoliberal es luchar por un mundo multipolar y por la construcción de un modelo de superación del neoliberalismo, de un modelo posneoliberal.

Son referencias globales, que afectan a todos nuestros países y pueblos, cualquiera que sea el continente donde se encuentren. El final de la Guerra Fría resultó en un mundo unipolar bajo la hegemonía imperial norteamericana, que ya no encontraba límites para ejercer su dominación. El tiempo de la pax americana es un tiempo de más guerras, que afectan la vida de gente de todos los continentes, de forma directa o indirecta. Es un tiempo de un poder que busca militarizar los conflictos para tratar de resolverlos por medio de la fuerza.

El modelo neoliberal surgió del agotamiento del modelo de desarrollo industrial comandado por las grandes corporaciones, que marcó el ciclo más grande de expansión económica del capitalismo.

La izquierda se reorganizó para resistir al modelo neoliberal y a la acción imperial norteamericana con éxitos distintos. Si el neoliberalismo había tenido en América latina el continente donde más se había propagado, y en sus modalidades más radicales, fue justamente ahí que la resistencia y la reacción fueron más fuertes. Después de las crisis de México en 1994, de Brasil en 1999 y de la Argentina en 2001/2002 –sus economías más grandes–, el fracaso del modelo neoliberal y las luchas de resistencia permitieron elegir gobiernos posneoliberales en Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay, Bolivia y Ecuador –gobiernos que siguen dirigiendo a sus países hasta hoy–.

Se constituyó así una nueva izquierda, que ha incorporado la comprensión de las nuevas condiciones de luchas en el marco de las grandes y regresivas transformaciones por las que había pasado el mundo, en el final de la Guerra Fría y en el ascenso del modelo neoliberal. Líderes como Hugo Chávez, Lula, Néstor Kirchner, Evo Morales, Rafael Correa pertenecen a esa nueva izquierda.

Lo mismo no sucedió en otros países de la región, el caso más significativo es el de México. Uno de los países pioneros en la introducción del neoliberalismo en Latinoamérica, a pesar de todos los daños que el país sufrió y sigue sufriendo, su izquierda no ha logrado todavía llegar al gobierno. Fue una izquierda que no logró, al contrario de otros países del continente, colocar el modelo neoliberal y sus fracasos en el centro del debate, favoreciendo la alternancia entre los partidos de derecha, en lugar de una victoria de la izquierda.

Esos gobiernos y fuerzas de izquierda de América latina viven cierto nivel de aislamiento a escala internacional, a pesar del reconocimiento de sus éxitos, aun en el marco internacional de supervivencia del neoliberalismo. Que es uno de los elementos de debilidad de esos gobiernos, pero que no depende de ellos, sino de que la comprensión que esas fuerzas han tenido se propague hacia otras regiones del mundo, especialmente hacia la izquierda europea.

Esta fue una víctima concentrada de las transformaciones que ha vivido el mundo con el fin de la Unión Soviética, sus efectos sobre las alianzas en la izquierda, así como la adhesión de la socialdemocracia al modelo neoliberal –lo cual ha desfigurado completamente la izquierda como históricamente se había constituido en las décadas anteriores en Europa–. El resultado es una debilidad como nunca había tenido la izquierda desde hace mucho tiempo. Sea la incomprensión del rol de la hegemonía imperial norteamericana, sea las trampas en que ha caído respecto del neoliberalismo –en la Unión Europea–, lo cierto es que la izquierda del siglo XXI, posneoliberal, da ahora sus primeros pasos para constituirse, en países como Grecia y España, entre otros.

Del fortalecimiento, constitución y la articulación entre los distintos sectores de la nueva izquierda –la izquierda del siglo XXI, la izquierda post neoliberal– depende la superación de la hegemonía imperial norteamericana y del modelo neoliberal.

 

Categories: Attac Planet

La potencia de fuego del lobby financiero

Sun, 27/07/2014 - 07:00

Juan Hernández Vigueras - Consejo Científico de ATTAC España

 En los últimos tiempos, ha crecido la atención al peso de las finanzas sobre la Unión Europea que le venía prestando el Observatorio de las Corporaciones en Europa, Corporate Europe Observatory (CEO). Esta fundación sin ánimo de lucro, residente en Ámsterdam, constituye un grupo activista y de investigación que trabaja para exponer y denunciar la desmesurada influencia de que gozan los grandes grupos empresariales, incluidos los bancos y firmas financieras, en la elaboración de las políticas de la UE. Con noticias, campañas e informes este Observatorio denuncia lo que muchos venimos criticando desde hace más de una década, particularmente la captura de Bruselas por los grupos financieros que controlan los procesos de decisiones europeas. Un control que ha llegado al punto en que el Presidente del Banco Central Europeo, un hombre de Goldman Sachs, sea el gobernante europeo con mayor poder e influencia que ejerce, por ejemplo, sobre el nivel de la mal llamada prima de riesgo o nivel de rentabilidad (yield) exigida por los inversores a los bonos soberanos españoles en el mercado secundario; y cuya bajada se atribuye a si mismo el gobierno español actual.the_firepower_of_the_financial_lobby_infographic_final_en-1 (2)Sobre la tremenda influencia de la banca sobre las instituciones europeas, hace unos meses este Observatorio ha publicado un informe con el título de The fire power of financial lobby,disponible en pdf, del que ofrecemos traducida la introducción:  “La enorme influencia y el poder destructivo de los mercados financieros se hicieron evidentes con el colapso económico mundial de 2008 que alimentó una crisis financieras de la que Europa aún tiene que recuperarse. Estos hechos pusieron de manifiesto la extrema necesidad de normas más estrictas en los mercados financieros. Pero la reforma ha resultado difícil, particularmente debido al éxito de las campañas emprendidas por el lobby financiero en la Unión Europea, con su “potencia de fuego” para resistir las reformas que le desagradan, ha sido demasiado evidente en cuestiones como la regulación bancaria, los derivados, las agencias de calificación de crédito, las normas contables, y muchas más.Los resultados son impresionantes. En total, el sector financiero gasta más de 120 millones de euros al año en cabildeos en Bruselas y emplea a más de 1.700 lobistas. El sector financiero presionó sobre la regulación post-crisis  de la UE a través de más de 700 organizaciones de lobby; superando en número a las organizaciones de la sociedad civil y a los sindicatos por un factor de más de siete, con un predominio aún más fuerte cuando se tienen en cuenta la cuantía de los gastos del lobismo y personal. En suma, el lobby financiero supera masivamente en gastos a otros intereses (públicos) en términos de grupos de presión de la UE, por un factor de más de 30.En el curso de nuestra encuesta  siempre tomamos las cifras más conservadoras, con el fin de que resulte una estimación segura. Los números reales son probablemente mucho más altos. Esta subestimación se debe también a la falta de un registro obligatorio en el ámbito de la UE que proporcione información fiable para un seguimiento adecuado del lobismo del sector privado. Por último, una mirada a la presencia del lobby financiero en los grupos de asesores oficiales en la UE, que ayudan a conformar las políticas, revela su predominio masivo, en el que estaban dominados por el sector financiero 15 sobre 17 grupos de expertos que se incluyeron en la investigación. En suma, el lobby de la industria financiera dispone de enormes recursos y disfruta de acceso privilegiado a quienes toman las decisiones. Teniendo en cuenta el fracaso en abordar de raíz algunos de los problemas en el corazón de la crisis financiera, y el impacto negativo de la crisis sobre los ciudadanos europeos, esta situación representa un grave problema democrático que los políticos deben abordar con rapidez, especialmente para evitar la repetición.”El referido informe  sobre los grupos de presión en la UE aporta detalles de interés  y abunda en el análisis que se ofrece el capítulo  sobre La lobicracia de Bruselas  en el libro Los lobbies financieros, tentáculos del poder.La Europa opaca de las Finanzas
Categories: Attac Planet

Ahora es Alemania la que está en la mira de EE.UU. ¿Son soberanos los países europeos?

Sat, 26/07/2014 - 18:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

Después de acosar a la banca del Reino Unido, Suiza y Francia, ahora le toca el turno a Alemania. Commerzbank, el segundo mayor banco de Alemania, está en la mira de Estados Unidos por sus transacciones comerciales con Irán, Siria, Sudán, Cuba, Corea del Norte y Myanmar, países que están en la lista negra de Estados Unidos. Hasta el momento, la multa llega a los 500 millones de dólares y es una auténtica bofetada en la cara a Ángela Merkel, que nada dijo a Estados Unidos tras el escándalo de espionaje. Por ello el liderazgo de Ángela Merkel está siendo fuertemente cuestionado y Francia elabora un plan para “liberar a Europa de la hegemonía estadounidense”.

El Commerzbank ha sido amenazado por hacer negocios con países que han sido proscritos por Estados Unidos, como Irán, Cuba, Sudán, Corea del Norte y Mianmar. La multa llega hasta el momento a los 500 millones de dólares y el Commerzbank se dispone a pagar para cerrar el tema cuanto antes y evitar que las sanciones escalen al nivel de BNP Paribas, donde la multa llegó a los 8.970 millones de dólares con -además- la prohibición de realizar transacciones en dólares en cualquier parte del mundo. ¿Por qué Europa no buscó mecanismos para deshacerse del dólar y valorar su propia moneda, con el resto del mundo?

De acuerdo a New York Times, las negociaciones del Commerzbank con el gobierno de Estados Unidos ya están en marcha. Estados Unidos dice tener pruebas del dinero ilícito que el Commerzbank destinó hacia aquellos países proscritos, y a los que hay que negarles la sal y el agua. Para Estados Unidos, estas son “auténtica violaciones a sus regulaciones”, lo que pone a esta banca en calidad de cómplice de las actividades de estos países. Para la ley de Alemania, sin embargo, no están prohibidas estas transacciones. ¿Cual es el problema entonces? Que las transacciones se hicieron en dólares de EE.UU. ¿Por qué no las hizo en euros el Commerzbank? Esto es porque al parecer la banca alemana no cree en su propia moneda!

Para el Commerzbank, así como para el BNP Paribas y los otros bancos europeos penalizados por Estados Unidos, el castigo llega en el peor momento posible: cuando hay dudas sobre la veracidad de las pruebas de esfuerzo practicadas a la banca europea y que pueden hacerla temblar en cualquier momento. De acuerdo a estas pruebas, la banca europea debería haber ya salido de la crisis y tener limpios sus balances. Sin embargo la situación financiera sigue siendo precaria y la banca puede requerir nuevos rescates dado que la banca sigue siendo el gran problema de Europa. Commerzbank es uno de los bancos rescatados por el BCE, y a pesar de sus exiguas ganancias, es uno de los patrocinadores de la Copa Mundial de Fútbol. Esto indica que cuando estalle la burbuja financiera del fútbol será uno de los primeros en caer.

El Blog Salmón 

 

Categories: Attac Planet

El tormento de Gaza y los crímenes de Israel son nuestra responsabilidad

Sat, 26/07/2014 - 13:00

Noam Chomsky - La Jornada

A las tres de la madrugada del 9 de julio, en medio del más reciente ejercicio de la barbarie israelí, recibí la llamada telefónica de un joven periodista palestino en Gaza. Al fondo podía escuchar los gritos de su hijo pequeño en medio de las explosiones y el rugir de los jets que disparaban contra cualquier civil que se moviera, y también contra hogares.
Este joven acababa de ver estallar por los aires a un amigo suyo, quien circulaba en un vehículo claramente marcado como de prensa. Alcanzaba a escuchar los gritos que provenían de la casa vecina, tras la explosión, pero no pudo salir por temor a convertirse en blanco.

Se trata de un barrio tranquilo. No hay objetivos militares… a excepción de los palestinos, quienes son el blanco de la maquinaria de alta tecnología que Israel posee gracias a que Estados Unidos se la proporciona.

Mi amigo dijo que 70 por ciento de las ambulancias fueron destruidas, y que de todos los muertos y heridos cerca de dos tercios son mujeres y niños. Muy pocos activistas de Hamas han sido víctimas de los bombardeos. Siempre son las víctimas acostumbradas.

Es importante entender lo que es la vida en Gaza cuando Israel se comporta de maneramoderada entre una crisis y otra. Una buena representación de esto la reportó el representante de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados, Mads Gilbert, el valiente físico experto de nacionalidad noruega, quien ha trabajado mucho tiempo en Gaza y vivió la cruel y asesina operación Plomo endurecido. En todos aspectos, la situación es desastrosa.

Sólo en lo que respecta a los niños, Gilbert reporta: “Los niños palestinos en Gaza sufren inmensamente. Gran cantidad padece desnutrición por las condiciones impuestas por el gobierno israelí, debido al bloqueo al territorio palestino de Gaza. La anemia es común en todos los mayores de dos años, a los que afecta en 72.8 por ciento. Desnutrición, baja talla y bajo peso afecta, respectivamente, a 34.3, 31.4 y 31.45 por ciento de todos los niños del territorio. Estos índices empeoran, según cada nueva medición.

Cuando Israel se porta bien al menos dos niños palestinos son asesinados cada semana, y este patrón se ha mantenido durante los últimos 14 años.

La causa de fondo es la ocupación criminal de los territorios palestinos y todas las medidas que se adoptan en Gaza para que su población sobreviva apenas, mientras los palestinos de Cisjordania son obligados a mantenerse dentro de cantones inaccesibles, todo lo cual pone a Israel en una violación flagrante del derecho internacional y resoluciones explícitas del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, por no hablar de una mínima decencia humana.

Y así continuará mientras Israel sea apoyado por Washington y tolerado por Europa, para nuestra vergüenza eterna.

Noam Chomsky es profesor emérito de lingüística y filosofía en el Instituto Tecnológico de Massachusetts, en Cambridge, Mass.

Traducción: Gabriela Fonseca

Categories: Attac Planet

Salario mínimo y empleo juvenil: otra farsa del FMI

Sat, 26/07/2014 - 11:00

Juan Torres López – Consejo Científico de ATTAC España

El Fondo Monetario Internacional se acaba de sumar a las propuestas de la patronal de reducir el salario mínimo con la excusa de que así disminuiría el paro juvenil. Y para ello, como le ocurre casi siempre, oculta evidencias y recurre a prejuicios bastante alejados de la realidad.

La discusión sobre la influencia de los salarios mínimos en el empleo es antigua y hoy día tenemos evidencias indiscutibles, aunque no por ello exentas de polémica. Quienes asumen como punto de partida las hipótesis del modelo de mercados perfectos concluyen que un salario mínimo superior al de equilibrio hace que las empresas sustituyan trabajo por capital, disminuyendo, por tanto, el empleo. Quienes abordan el problema desde otras posiciones teóricas llegan a conclusiones diferentes: los salarios mínimos pueden tener efectos positivos si llevan consigo un aumento de la productividad o de la demanda global, o pueden tenerlos neutros o inciertos, según el caso. Las evidencias empíricas disponibles más bien tienen a demostrar esto último, es decir, que su efecto general puede ser inconcluso pero no negativo: positivo, nulo o sin apenas relevancia sobre el empleo (sobre este debate, se puede ver mi artículo Más engaños del Banco de España).

Sin embargo, no ocurre lo mismo con el efecto de los salarios mínimos sobre el empleo juvenil. La evidencias empíricas son más complejas.

Así, los economistas más cercanos a las hipótesis ortodoxas suelen aceptar que, en términos generales, un incremento del 10% en el salario mínimo puede llevar consigo un aumento de entre el 1% y el 3% en el paro juvenil, dependiendo de las diferentes franjas de edad. Pero esto se pone en cuestión en estudios que toman en consideración periodos de expansión económica, como ha ocurrido en España entre 2000 y 2008, cuando se ha podido apreciar que la subida en el salario mínimo no influyó en el desempleo juvenil (Maite Blázquez, Raquel Llorente and Julián Moral. Minimum Wage and Youth Employment Rates in Spain: New Evidence for the Period 2000-2008).

Aunque el efecto del salario mínimo sobre el empleo y el paro juvenil es, por tanto, más complejo que el que tiene sobre el empleo en general, tampoco se pueden establecer conclusiones definitivas, sobre todo, en escenarios abiertos y dispares o de largo plazo.

Para justificar la reducción del salario mínimo como forma de disminuir el paro juvenil en Europa se recurre a una evidencia: los países que no tienen salario mínimo legal tienen una tasa de paro juvenil mucho más baja que los que sí lo tienen. Efectivamente, los cinco países que no tienen salario mínimo legal y que registran menos paro juvenil —Alemania, Austria, Dinamarca, Finlandia y Suecia— tienen una tasa media de paro juvenil del 14,1%. Por el contrario, los cinco con salario mínimo legal y mayor tasa de paro —Grecia, España, Croacia, Portugal y Eslovaquia— tienen una tasa media del 45,5%.

Pero incluso ese hecho cierto es discutible como argumento para asegurar que la disminución del salario mínimo genera más empleo juvenil. Primero, porque, en realidad, casi todos los países que no tienen salario mínimo legal tienen mínimos salariales por la vía de la negociación, lo que en la práctica viene a ser lo mismo. Y, además, porque hay países de este grupo, como Italia o Chipre, que también tienen un nivel muy elevado de paro juvenil (43% y 37,3% respectivamente). Y otros, como Holanda, que tienen poco paro juvenil (10,8%) y salario mínimo muy elevado (1.469,40 euros). E incluso podría añadirse que el país con menos paro juvenil, Alemania, ha aprobado ya el salario mínimo.

¿Por qué pretender entonces que España se asemeje a la peor de las combinaciones?

Por otro lado, hay que tener en cuenta que los países con más desempleo entre sus jóvenes no son precisamente los que tienen niveles de salario mínimo más altos (los arriba mencionados entre los que se encuentra España tienen salarios mínimos que se encuentran más o menos en la mitad del espectro). Por el contrario, los países que tienen salarios mínimos más elevados, por encima de 1.200 euros mensuales, son los que tienen una tasa de paro juvenil por debajo de la media europea. Lo cual también dificulta admitir que el recorte en el salario mínimo sea el instrumento que garantice que aumente el empleo juvenil.

El caso español es significativo. Tenemos un salario mínimo bastante bajo (752,85 euros mensuales). En valores absolutos es más o menos de la mitad de los más altos (el 40% del de Luxemburgo y el 50% del belga). Y también es bajo en relación con el salario medio de todos los trabajadores (el 35% en España, 13 puntos menos que en Francia, donde el salario mínimo se acerca más al salario medio). Y, además, nuestro salario mínimo sólo es vinculante para muy pocos trabajadores (el 2%) porque la gran mayoría se encuentra cubierta por convenios colectivos.

Por todo ello, no es fácil demostrar que el salario mínimo existente en España suponga una barrera de entrada considerable al mercado de trabajo en general o en todas las circunstancias y ni siquiera para los jóvenes.

Por el contrario, sí que hay evidencias de la vinculación de nuestro paro juvenil, como del europeo, con otro factor que el FMI y otros defensores de los recortes salariales no contemplan: la relación del paro juvenil con el nivel de actividad.

Diversos estudios demuestran, como he avanzado más arriba, que existe una relación muy estrecha entre el desempleo juvenil y las fases de ciclo económico, aumentando claramente en los procesos de crisis y en los de recesión. De hecho, en el caso europeo reciente es fácil comprobar que los países con nivel del desempleo juvenil más elevado (Grecia, España, Croacia, Italia, Chipre, Portugal) han sufrido una caída muy grande en el PIB en la última etapa de crisis y recesión en la que el salario mínimo ha permanecido prácticamente estancado, mientras que mantuvieron niveles más aceptables de empleo en la anterior fase de expansión, cuando hubo salarios mínimos al alza. Y al revés: los países con menor tasa de paro juvenil han sido los que han sufrido menos caída en la actividad económica durante la crisis.

Por tanto, frente a la tesis en la que, no por casualidad ni por primera vez, coinciden la patronal, el Banco de España y ahora el FMI, se pueden establecer, por el contrario, otras tres primeras conclusiones:

- No está demostrado ni se puede afirmar categóricamente que el nivel español de salario mínimo sea la barrera de entrada principal al empleo para los jóvenes y mucho menos para los desempleados en general.

- Lo que sí parece estar claramente vinculado al enorme incremento del paro juvenil es la disminución tan grande que se ha producido en el nivel de actividad económica, sobre todo, si se compara nuestra situación con la de otros países europeos.

- Por tanto, el mejor remedio para incentivar la creación de empleo juvenil no es reducir el ingreso de la población que gasta una mayor proporción de su renta en consumo, sino poner en marcha medidas de estímulo que, aumentando el gasto y la financiación, permitan que aumente la oferta productiva de las empresas.

Sin embargo, estas tres conclusiones no pueden obviar un fenómeno real: es cierto que muchos de los jóvenes que se acercan por primera vez al mercado de trabajo tienen menos experiencia y posiblemente una productividad más baja, lo que plantea la posibilidad de que sea más conveniente que su incorporación se realice a través de salarios diferenciados.

Es una cuestión bastante realista pero tampoco de solución inmediata y sólo vinculada al recorte del salario mínimo. Las evidencias empíricas no permiten confirmar que la solución sea precisamente reducirlo, sobre todo, cuando es ya tan bajo como el español. Así lo demuestra el hecho de que en los países de la OCDE donde hay salarios mínimos diferenciados para jóvenes haya resultados muy diferentes en cuanto a tasas de paro juvenil.

Lo que plantea esta cuestión, por consiguiente, no es tanto la necesidad de abaratar el trabajo de los jóvenes como la de favorecer su entrada al mercado de trabajo en las mejores condiciones posibles en cuanto a experiencia y productividad. Y eso es algo que se resuelve mejor mediante la política educativa que a través de una política salarial de empobrecimiento salarial que genera otros efectos perversos colaterales (desincentivos, fomento de las actividades de baja productividad, desigualdad…). Es decir, generando incentivos no sólo dirigidos a su inserción en el mercado de trabajo, sino también a su permanencia en el sistema educativo y, sobre todo, diseñando bien el tipo de formación que deben tener y su vinculación con la actividad productiva en el periodo de formación.

Nada de eso se consigue recortando aún más salarios que ya son de por sí muy bajos. De hecho, una buena parte de los jóvenes empleados tiene ya ingresos por debajo del salario mínimo. Concretamente, ocurre eso con el 34% de los contratos de trabajo suscritos por jóvenes como consecuencia del gran número de empleos a tiempo parcial a los que se añaden normalmente un buen número de horas extraordinarias no remuneradas.

Por todo eso se puede afirmar que la propuesta de la patronal, del Banco de España y del Fondo Monetario Internacional no proporciona soluciones a la escasez de empleos, sino que se orienta a otro objetivo: seguir modificando el sistema productivo para basarlo en el máximo abaratamiento del trabajo con el único fin de aumentar la ganancia del capital aunque sea a costa de hacerlo cada día más rentista y periférico, menos productivo y más empobrecido y empobrecedor. Y en donde si acaso hay más empleos lo son de cuasi esclavitud.

Artículo publicado en Público.es

Ganas de escribir

Categories: Attac Planet

Cómo disminuir las desigualdades y salir de las crisis

Sat, 26/07/2014 - 09:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

He indicado en artículos anteriores (ver mi artículo “Capital-Trabajo: el origen de la crisis actual”, Le Monde Diplomatique, julio de 2013) que el incremento de las desigualdades ha sido una de las principales causas de las crisis financiera y económica actuales. Las políticas neoliberales llevadas a cabo por los gobiernos Thatcher y Reagan primero, y extendidas más tarde a otros países, causaron una gran concentración de las rentas derivadas de la propiedad del capital a costa de un descenso muy marcado de las rentas del trabajo. Esto último determinó una disminución de la demanda y del crecimiento económico, con lo cual disminuyó el porcentaje de personas trabajando, a la vez que creció el desempleo. No es casualidad que los países más desiguales en Europa, como España y Grecia, estén también entre los que están en una situación económica peor.

De esta explicación de las causas de las crisis debería derivarse que la reducción de las desigualdades tendría que estar en el centro de las políticas económicas y sociales de los gobiernos de los países en crisis. Y una de las medidas más eficaces para reducir las desigualdades es llevar a cabo políticas de pleno empleo. No es tampoco casualidad que los países europeos con menos desigualdades (como los países escandinavos) tengan también menos desempleo, un mayor porcentaje de población empleada y que estén entre los que tienen un mayor crecimiento económico. La explicación de ello es que el pleno empleo aumenta las rentas del trabajo, disminuyendo proporcionalmente las rentas del capital, con lo cual disminuyen las desigualdades. Y puesto que el crecimiento de las rentas del trabajo estimula más la demanda y el crecimiento económico que el crecimiento de las rentas del capital, las políticas orientadas a incrementar las primeras ayudan al país a salir de la recesión, ese agujero que está dañando enormemente la calidad de vida de las clases populares.

La causa de que la creación de empleo origine este círculo virtuoso se debe a que el pleno empleo empodera al mundo del trabajo, permitiendo que aumente su seguridad y su nivel de exigencias. A menor desempleo, mayor es el nivel salarial. En EEUU, por ejemplo, una disminución de la tasa de desempleo de un 1% se traduce en un incremento de los salarios de los trabajadores de menor renta (las dos decilas inferiores) de un 12,4%.

Cómo conseguir el pleno empleo

Una de las medidas más eficaces para alcanzar el pleno empleo son las inversiones públicas en infraestructura social y física del país. Así, si en España, en lugar de tener a una persona adulta de cada diez trabajando en los servicios públicos del Estado del Bienestar (como educación, sanidad, escuelas de infancia, servicios asistenciales y otros) tuviéramos una de cada cuatro (como ocurre en Suecia), se crearían seis millones de puestos de trabajo, con lo cual se eliminaría el problema. Otra área en la que hay una gran necesidad es en la inversión en temas de mantenimiento y ahorro de energía, como en los sistemas de distribución eléctrica y en intervenciones encaminadas a la descontaminación. Todo ello crearía empleo, a la vez que se ahorrarían recursos. La administración Obama creó en el año 2009, con su estímulo de gasto, de 2 a 3 millones de puestos de trabajo en algunos de esos servicios, que mejoraron la situación económica del país (aunque el estímulo no fue suficiente, pues se necesitaban de 10 a 12 millones).

Otra medida es la subida de los salarios, siendo esta una de las mejores medidas para hacer crecer la demanda y estimular la producción de empleo. Para que ello ocurra es necesario que no haya desempleo, pues de haberlo, los trabajadores no se atreverán a ser exigentes y perderán capacidad de influencia. Igualmente eficaz para estimular el pleno empleo y con ello la demanda, es la reducción del tiempo de trabajo por trabajador. Esta es una de las causas del bajo desempleo en Alemania, el compartir las horas de trabajo. Así, si los nuevos puestos de trabajo (que resultarían de tener a uno de cada cuatro españoles trabajando en los servicios públicos del Estado del Bienestar) tuvieran jornadas de ocho horas en cuatro días en lugar de cinco, el número de estos nuevos puestos de trabajo sería de 9 en lugar de 6 millones.

También se ha propuesto como una medida incentivadora del crecimiento de la demanda la reducción de impuestos, la medida preferida por los políticos conservadores y liberales, como el actual gobierno Rajoy, cuya eficacia depende primordialmente del tipo de impuestos que se reduzcan y a qué grupo social dicha reducción afecte. Cuando las rebajas de impuestos afectan primordialmente a las rentas superiores y a las rentas del capital, tal como ha ocurrido en las rebajas de impuestos del gobierno español, tal medida no es una medida muy efectiva, pues, por regla general, los grupos sociales que se benefician con esas reducciones de impuestos son los grupos más pudientes, los cuales dedican el dinero extra que consiguen menos al consumo de lo que lo harían otros sectores de la población, menos afectados por dichas reducciones de impuestos.

La garantía de crédito

La capacidad de endeudarse en términos razonables juega también un papel determinante en el estímulo de la demanda. El comportamiento especulativo de la banca es uno de los mayores obstáculos para la garantía del crédito, función que tradicionalmente había realizado la banca pero que, como consecuencia de su desregulación, ha dejado de hacer, habiendo perdido su razón social de ser. De ahí la importancia de establecer instituciones públicas que garanticen el crédito, gravando a la vez las actividades especulativas del sector financiero. Así pues, la continuidad del actual sistema financiero, cuyo objetivo principal es incrementar sus rentas a base de especulación, no sirve al propósito de facilitar el crédito, la demanda y la producción de empleo. Las políticas del gobierno Rajoy (y del gobierno anterior) en cuanto a mantener el sistema financiero actual son un obstáculo para alcanzar políticas de pleno empleo.

Estas medidas, detalladas en este artículo, jugarían un papel importante en la disminución de las desigualdades y en la recuperación económica, pero ninguna de ellas está siendo considerada por el gobierno español (excepto la reducción de impuestos).

Vicenç Navarro es Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

Artículo publicado en elplural.com
vnavarro.org

Categories: Attac Planet

Rutinaria apología del terrorismo

Sat, 26/07/2014 - 07:00

Santiago Alba Rico – Consejo Científico de ATTAC España

Palestina genera siempre una doble y contradictoria unanimidad: unanimidad de la solidaridad internacional, que rechaza los crímenes de Israel, y unanimidad de los medios de comunicación, que los justifica o hasta los aplaude. Grandes medios y grandes agencias que pueden discrepar en otros asuntos (Le Monde, El País, The New York Times, AFP, Reuters) e incluso organizaciones de derechos humanos muy severas en otros casos (HWR o AI) aceptan y difunden como evidencias los dos mitos fundamentales de la propaganda israelí.

Israel nunca “mata” directamente, sino que aparece ligada de manera misteriosa a la aparición de cadáveres palestinos.

El primero es el de que los bombardeos sobre Gaza son una “respuesta” a una agresión palestina. Aquí la manipulación sintáctica juega un papel fundamental: “Israel bombardea Gaza tras el lanzamiento de cohetes sobre Tel Aviv y Hai­fa” o “Hamás lanza tres cohetes sobre Israel y la aviación israelí golpea Gaza”. Este retorcimiento sintáctico se aplica asimismo para atenuar la responsabilidad de Israel en la muerte de víctimas civiles. Israel nunca “mata” directamente, sino que aparece ligada de manera misteriosa a la aparición de cadáveres palestinos, los cuales, como sujetos gramaticales de las frases, parecen de algún modo culpables de su propia muerte: “Diez niños muertos a continuación de un bombardeo israelí”. ¡A continuación! ¡Como si los niños hubieran elegido pérfidamente ese momento para morir de pulmonía o de un accidente de juego!

En una reyerta de bar es difícil saber quién empezó. Pero en una relación colonial no: es siempre la fuerza ocupante, la que controla directa o indirectamente la vida de los nativos, la que ha empezado. El imperativo ético y profesional de unos medios de comunicación responsables e interesados en ayudar a resolver un “conflicto” tan largo y doloroso debería ser el de recordar una y otra vez la agresión original de la ocupación. Pero al mismo tiempo deberían reproducir con fidelidad los cronogramas –los primeros cohetes desde Gaza se lanzan en respuesta a una brutal operación del Ejército concebida para infligir un castigo colectivo a los palestinos tras el asesinato sin aclarar de tres jóvenes colonos israelíes– y ayudar a denunciar la política de Israel, que bombardea cuando quiere y porque quiere, en un rutinario acto de autoafirmación existencial, con independencia de la resistencia de sus víctimas. En lugar de eso, los grandes medios difunden con Israel la versión de la “reyerta de bar”, en la que se pierden las pistas históricas y se invierten los cronogramas de la violencia. La idea de que Israel “se defiende” implica dos falsas evidencias: la de que Israel es “defendible” como proyecto y la de que está sometida al implacable asedio de un enemigo irracional.

En una reyerta de bar es difícil saber quién empezó. Pero en una relación colonial no. En esta “reyerta de bar” es muy importante alimentar una segunda ilusión: la de la proporción o igualdad de fuerzas. Hay una “escalada”, un “intercambio”, una “guerra” entre dos “ejércitos” equivalentes. Para eso hace falta, entre otras cosas, convertir los cohetes Qassam en misiles o, en cualquier caso, exagerar su fuerza de destrucción o insistir en el número de lanzamientos (¡600!) como si hubiera alguna posible proporción entre 600 mosquitos y 600 botes de insecticida (como insectos tratan a los palestinos) aplicados masivamente sobre un panal. Es escandaloso, por ejemplo, que Le Monde publique un artículo titulado “Cuáles son las capacidades militares de Hamás”, convirtiendo así a Hamás en el enemigo y además en un enemigo peligroso, mientras que no dice nada de las armas del cuarto Ejército más potente del mundo. Esta “proporción” obliga además a restar importancia, si no silenciar, a las casi 200 víctimas palestinas, muchas de ellas niños y mujeres, y a llamar la atención, en cambio, sobre las víctimas israelíes: nueve heridos y 52 crisis nerviosas. La búsqueda de “proporción” obliga a aceptar que un israelí herido vale tanto como 20 palestinos muertos. Si son insectos, parece incluso una concesión excesiva.

Lo malo es cuando, además de ser el más fuerte, se quiere ser también el más bueno
Uno de los pensamientos del filósofo Blaise Pascal es una pregunta retórica: ¿por qué me matas si eres el más fuerte? Se podría pensar que Pascal considera innecesario el asesinato allí donde se tiene suficiente poder. Pero se puede interpretar también que Pascal sugiere una respuesta tautológica: ¿por qué me matas si eres el más fuerte? E Israel responde: “Precisamente por eso, porque soy el más fuerte. Porque puedo matarte, porque tengo los medios para hacerlo, porque matarte confirma mi existencia”.

Lo malo es cuando, además de ser el más fuerte, se quiere ser también el más bueno. Si se tienen los medios para matar, se mata. Si se tienen los medios para matar y se quiere ser el más bueno, se hace propaganda. Una larga historia de culpabilidades occidentales y de presiones israelíes ha configurado un gigantesco aparato de propaganda dedicado rutinariamente a convertir al asesino en cordero y al cordero en asesino. Nuestros grandes medios siguen entrando al trapo. La gente no. Casi nadie cree ya en la bondad corderil de un Estado que se salta a la torera las leyes internacionales, ocupa desde hace 60 años territorios que no le pertenecen, convierte Gaza en un gueto sin salida y bombardea desde el aire sus hospitales y mezquitas. Será el más fuerte, pero no, desde luego, el más bueno. La propaganda ya no funciona. Israel, como Bashar Al-Assad (Netanyahu de su propio pueblo), sólo se apoya en la fuerza desnuda y, a medida que pierda definitivamente el respeto de los que ya no se dejan engañar, más la usará y de manera más destructiva. Los medios de comunicación no deberían seguirle por ese camino, en cuyas cunetas se han quedado ya los cadáveres de la justicia, el derecho, la democracia y el de su propia credibilidad.

Artículo publicado en www.diagonalperiodico.net

Categories: Attac Planet

El decretazo energético

Fri, 25/07/2014 - 18:00

Ladislao Martínez López – ATTAC Madrid

El Ministro de Industria del actual gobierno llegó diciendo que el problema energético prioritario era el déficit eléctrico, y no sólo no ha conseguido resolverlo tras más de 2 años de ejercicio, sino que además ahora debe reconocer la existencia de un déficit gasístico. Así se contempla al menos en el Real Decreto Lay (RDL) 8/2014 aprobado a principio de Julio.

Queda palmariamente refutada la idea de que el déficit era sólo un problema del gobierno anterior o que tenía que ver con el desbocado desarrollo de las energías renovables, como durante mucho tiempo ha mantenido el PP. El déficit se ha desarrollado con el PP en el gobierno y en el sector gasista no hay energías renovables. Antes bien en este RDL se establece como causa principal del déficit gasista la abrupta caída de la demanda de gas natural ocasionada por la crisis energética que hace que los costes fijos de suministro (almacenamiento, regasificación, transporte y distribución) deban repercutirse entre una demanda apreciablemente menor. La norma precisa que la mayor demanda de energía se produjo en 2008 y que la actual, tras un primer semestre cálido que la ha hecho bajar abruptamente, está a los niveles de 2004. La demanda máxima histórica además no se superará hasta 2020…si es que se cumplen las previsiones actuales del gobierno.

Existe déficit y el RDL lo califica de estructural. Era de 326 millones de euros (ME) en 2013 y podría llegar a los 800 ME en 2014. El gobierno ha difundido que con las medidas contempladas en la norma el déficit de este año rondaría los 600 ME. El secreto es reducir los derechos reconocidos a todos los agentes del sector gasista.

Se repercutirá además sobre los usuarios el coste de 164 ME en 5 años por el laudo dictado por la Corte Internacional de Arbitraje de París por el gas que llega por el gasoducto del Magreb. Este reconocimiento se produce contra el criterio casi unánime de todas las instituciones implicadas por un laudo de 2010.

El tratamiento que se da a este déficit guarda notable similitud con el del déficit eléctrico. Son los agentes del sistema gasista quienes tienen que financiarlo y lo recuperarán en los próximos 15 años. El déficit se reconoce pero por el momento no existe nada parecido al fondo de deuda eléctrica, que cuenta con el aval del Estado.

También como en el sector eléctrico se anuncian subidas futuras de precios pese a que se han incrementado significativamente y se reconoce que los precios se sitúan por encima de la media europea y también con el argumento de mantener la estabilidad financiera del sistema. No hay grandes dudas de que sobre el sector doméstico y las pequeñas empresas recaerá el grueso de estas subidas. En el futuro habrá que subir automáticamente los peajes gasistas si el déficit de un año supera el 10% de la facturación total del sector, o la deuda total acumulada de varios años supera el 15%. En el sector eléctrico la subida debe producirse automáticamente cuando el déficit sea superior al 2%, pero su situación financiera es mucho más delicada ya que la deuda acumulada es superior a los 2/3 de la facturación anual.

La analogía con el sector eléctrico se extiende también a la figura de empresas eficientes y bien gestionadas, o a considerar el valor actualizado neto de una instalación como base de cálculo para fijar su retribución, o al periodo de 6 años que se establece para cambiar los aspectos retributivos básicos de la legislación.

En el RDL se avanza en el cumplimiento del acuerdo comunitario de reducir el consumo energético en un 20% de energía final para 2020. La cantidad de ahorro a conseguir es de 16 Millones de Toneladas Equivalentes de Petróleo (MTep). Para este fin se crea el Fondo Nacional de Eficiencia Energética (FNEE) al que contribuirán con el 1,5% de su facturación las compañías comercializadoras de gas y electricidad y los operadores al por mayor de productos petrolíferos y gases licuados de petróleo. El gobierno a través del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía implantará las normas técnicas para la consecución de este ahorro. Se definirán posteriormente los mecanismos de apoyo económico y financiero, asistencia técnica, formación e información u otras medidas encaminadas a aumentar la eficiencia energética en los diferentes sectores.

Se fijan además las normas básicas para la acreditación del ahorro a través de los Certificados de Ahorro de Energía (CAE). A efecto de computar el efecto de una determinada medida de ahorro se tendrá en cuenta el momento de su aplicación tal y como indica la UE.

Se establece también la obligación de todos los edificios de disponer de sistemas de contabilizar individualmente su consumo energético. Sea este calor o frio. Dado que todas las nuevas construcciones ya lo cumplen desde 2007, se trata de empezar actuar sobre el parque de viviendas ya existente instalando, por ejemplo, contadores individuales de las calefacciones colectivas. Se trata de una modificación reseñable que deberá resolverse en los próximos años.

El propio gobierno explica las razones de urgencia de esta parte de la norma cuando reconoce que la Directiva 2012/27/UE debería haber sido traspuesta antes de Junio de 2014. Con esta norma se da cumplimiento parcial a esta Directiva, pero queda todavía bastante por implantar.

En la decisiva cuestión de la mejora de la eficiencia el ministerio actúa arrastrando los pies y empujado por la UE, haciendo sólo lo que juzga mínimamente imprescindible para evitar reconvenciones de la UE. Nada ambicioso por tanto en un asunto que debería serlo.

Ladislao Martinez es miembro de ATTAC Madrid, pertenece al Consejo Asesor de VIENTO SUR y participa en Podemos.

Categories: Attac Planet

Ante la venta de Catalunya Bank al BBVA

Fri, 25/07/2014 - 09:48

10006282_477765129016715_2027902502_n-300x198Comunicado de prensa de

Campaña por una banca pública, ética y social:

Ante la reprivatización y venta de Catalunya Bank al BBVA, los movimientos sociales convocantes de la Campaña ¡FEM-LA NOSTRA! a favor de una Banca Pública, Ética y Social, queremos comunicar lo siguiente:

- Denunciamos este nuevo regalo del gobierno del PP, disfrazado de subasta, cuyo coste ha sido 0 para el BBVA. A Catalunya Bank se le inyectaron casi 12.000 millones de euros, y ahora el BBVA paga 1.187 millones cuando su patrimonio está valorado en 2.630 millones de euros.

Una vez más se regala al poder financiero una entidad bancaria “rescatada” con el dinero de todos los ciudadanos. Catalunya Bank tiene 39.991 millones en depósitos de clientes, 3.553 millones en créditos fiscales, 1.009 oficinas y marca consolidada (a pesar del saqueo realizado por sus cúpulas directivas).

Pero además, BBVA tiene la garantía del Estado de hacerse cargo de las deudas generadas por créditos que no se paguen, por preferentes, clausulas suelo etc. Con este nuevo expolio a la ciudadanía, el BBVA incrementa su cuota de mercado en Catalunya hasta el 23%.

- Denunciamos esta nueva pérdida de 11.839 millones de euros para los ciudadanos, que sumadas a las anteriores de NovaCaixaGalicia, Unim, Cam y Banco de Valencia suman ya ¡50.000 millones de dinero público perdido!. Y esto no se ha acabado cuando son 170.000 millones las ayudas públicas que se han destinado al rescate bancario.

- Denunciamos las mentiras y el cinismo del gobierno del PP. El ministro de economía Luis de Guindos, ha dicho en alguna ocasión que se trataría de recuperar el dinero público aportado por el Estado en el rescate bancario. Pero de momento lo conseguido es aumentar las pérdidas. Por otra parte, se argumenta que se ha vendido Catalunya Bank por el riesgo de que si no se hacía, habría que liquidarla. Si fuera así, que existiera ese riesgo ¿ la compraría el BBVA que espera obtener beneficios para el 2018?

- Denunciamos al Gobierno catalán de Artur Mas, que no se ha manifestado sobre la venta, dando la callada por respuesta, cuando se trata de una Caja, donde el 80% está radicada en Catalunya.

- Nos llama la atención por negativo, la tibieza o poca respuesta de la mayoría de fuerzas sindicales. En el caso de CCOO hacemos una crítica a las sorprendentes declaraciones de un representante de la central que da la bienvenida y le tranquiliza la operación, porque el banco negociará con los sindicatos los ajustes de plantilla al comprar Catalunya Bank, como hizo con Unim. Olvidándose de los 11.839 millones de euros que tendremos que pagar todos los ciudadanos.

- Hoy más que nunca es necesaria una Banca Publica Ética y Social, por ello continuamos con nuestro objetivo y aspiramos a confluir en la creación de una mayoría social y política que haga frente al poder financiero y recupere lo robado a la ciudadanía.

- Las organizaciones y movimientos sociales que formamos ¡FEM-LA NOSTRA! Campaña por una banca Pública, Ética y Social y contra las reprivatizaciones de las Cajas rescatadas, hacemos un llamamiento al conjunto de la ciudadanía, a las organizaciones y movimientos sociales, partidos políticos y sindicatos a rechazar esta “reprivatización” y a convocar lo más pronto posible, de forma unitaria, acciones ante la sede de Catalunya Bank y BBVA.

Barcelona 23-7-2014

bancapublica.org

Categories: Attac Planet

Aquí se ve el progresivo retroceso de la democracia

Fri, 25/07/2014 - 09:00

Xavier Caño – ATTAC Madrid

El Reino de España sufre un plus de despotismo respecto al autoritarismo progresivo de Europa. Veamos una muestra que explica lo dicho. El 15 de junio de 2011, el 15 M convocó en Barcelona una protesta ante el parlamento autonómico de Cataluña porque aprobaba recortes presupuestarios que eran más ataques contra los derechos de la gente.

Miles de ciudadanos y ciudadanas se concentraron ante ese parlamento y dificultaron la cómoda entrada de los diputados autonómicos a la cámara. Intervinieron los antidisturbios de los Mossos d’Esquadra, la policía catalana, con la agresividad y provocación que los caracteriza y hubo algunos incidentes. Pero los medios presuntamente informativos transmitieron una violencia que no existió. Una manipulación mediática de manual. A pesar de que las televisiones no habían grabado imágenes de la inexistente violencia denunciada, porque no hubo tal, emitieron una y otra vez el abucheo contra algunos diputados y el lanzamiento de una botella de agua contra un furgón de la policía, mientras algunos diputados declaraban que había habido conductas nazis (que nunca se vieron), kaleborroka (terrorismo callejero de ETA que no apareció) y guerrilla urbana (totalmente ausente).

Diecinueve ciudadanos y ciudadanas, acusados por la policía, fueron imputados y, días después, detenidos a la brava en el interior del edificio de los juzgados de la Ciudad de la Justicia de Barcelona por una cincuentena de Mossos d’Esquadra, encapuchados y fuertemente armados, donde habían acudido voluntariamente para ser interrogados por los jueces.

Tres años después y tras minuciosa investigación, la Audiencia Nacional ha absuelto a 18 de los acusados de atentado contra las Instituciones del Estado para los que el fiscal pedía hasta 6 años de prisión. La única sentencia ha sido para una persona que se ha de presentar en comisaría durante cuatro días por una falta de daños -que no delito- por haber manchado con un espray la gabardina de una diputada.

¿Cómo han reaccionado la mayoría de políticos, incluidos los presuntos socialistas, ante la absolución? Lejos de la frase habitual, casi ritual, de que “acatan las sentencias judiciales” se han lanzado en tromba contra la sentencia absolutoria con lindezas como “es un precedente peligroso”, “es un producto de jueci-flautas”, “(los jueces) quieren cargarse el sistema”, “es una invitación a la intimidación de una minoría”…

Les ha enfadado tanto como la absolución la contundente defensa del derecho de manifestación. “La protesta ciudadana expresada en la presencia masiva en las calles -dice- es una forma de participación política que de ningún modo puede considerarse delictiva”.

Consecuentes con su miseria moral, nada democrática, la mayoría del parlamento autonómico catalán (con el voto contrario de los grupos de izquierda ICV y CUP) ha aprobado recurrir la sentencia ante el Tribunal Supremo. Aunque ésta señale con claridad que no hay prueba alguna de participación de los acusados en ningún tipo de violencia, excepto la falta sentenciada.

La clase política española ha quedado a la altura del betún, si hablamos de democracia. Tras los aspavientos de la mayoría de políticos catalanes ha habido la no menos autoritaria reacción de la clase política española. Pero ¿qué esperar de políticos que han aplaudido mayoritariamente sin fisuras la figura del rey abdicado y lo han aforado con urgencia? Sin olvidar que ese rey fue designado por el dictador Franco como sucesor suyo en la Jefatura del Estado.
Los representantes del pueblo, pues eso son y nada más, han olvidado que la ciudadanía es su patrona. Se han rodeado de privilegios, que no derechos, y han olvidado que no son los depositarios del poder político sino los representantes de quien sí lo es: el pueblo.

La reacción ante la sentencia de la Audiencia Nacional muestra, una vez más, que esta monarquía bipartidista española es un régimen cada vez menos democrático y cada vez más ilegítimo. Ya denunciaba Locke hace más de tres siglos a los gobiernos que, “usurpan las libertades, entregan el gobierno a poderes extranjeros, se corrompen o conducen el país de modo distinto al prometido”.

Como recuerda Fernández Liria, esta gente respeta (o simula respetar) la democracia mientras sirve a sus intereses. Si no es así, cambian las tornas y, en el caso que nos ocupa, les importa un rábano la independencia judicial. ¿Respetar y proteger los derechos humano? ¿Una justicia independiente? Eso no está en la hoja de ruta de la minoría que explota a la ciudadanía ni en la de sus cómplices necesarios como gobiernos y medios.

Periodista y escritor
Twitter: @xcanotamayo

xacata.wordpress.com

Categories: Attac Planet

Paraísos Fiscales ¿qué son y cómo funcionan?

Fri, 25/07/2014 - 07:00

Robert Gonpane - ATTAC Madrid

Entrevista en Aragón radio que me hicieron ayer y que parece que no fue muy tranquilizadora para el entrevistador, que sin duda esperaba otra cosa.

En 12 minutos he tratado, en nombre de ATTAC, de explicar la magnitud del problema que representan los PPFF, que son noticia por unos días por varios artículos publicados sobre famosos como Plácido Domingo o Mel Gibson, que aparecen como inversionistas de fondos que trabajan en la isla de Jersey.

Me irrita en cierto modo que por estas minucias sean noticia los PPFF, pero no podemos permitirnos el lujo de perder ninguna oportunidad de levantar la voz contra los PPFF.

http://www.aragonradio2.com/radio?reproducir=109361

Saludos

@robergonpane

No es lo mismo

P.D. Enlaces relacionados con la entrevista e información rescatada que resulta muy ilustrativa.

Excelente vídeo para comprender como los Paraísos Fiscales son responsables de la crisis y de los recortes sociales. La isla de Jersey es otro Paraíso Fiscal que depende de Reino Unido y ¡el principal importador de banana de Europa!

http://youtu.be/zz8LSCL19NQ

El vídeo que explica fácil, gráfica y rápidamente como los Paraísos Fiscales permite a los defraudadores no pagar impuestos y como ponen así la estabilidad presupuestaria de los países, que tienen que se ven obligados a aplicar recortes en los servicios sociales para contener el gasto.

La existencia de Paraísos Fiscales influye directamente en nuestras vidas, obligándonos a pagar a todos más impuestos y generando más desempleo porque retira liquidez de la economía productiva que se ahoga por falta de financiación.

http://www.elmundo.es/economia/2014/07/09/53bd87dd22601dac118b45b3.html

http://www.abc.es/estilo/gente/20140709/abci-placido-domingo-paraiso-fiscal-201407092040.html

http://cincodias.com/cincodias/2014/03/14/economia/1394803514_888703.html

http://www.financialsecrecyindex.com/introduction/fsi-2013-results

http://www.noeslomismo.org/2011/11/piratas-del-canal-de-la-mancha.html

http://www.noeslomismo.org/2012/04/las-tres-edades-de-la-pirateria_3843.html

 

Categories: Attac Planet

El mito de los fondos europeos

Wed, 23/07/2014 - 18:00

Juan Francisco Martín Seco – Consejo Científico de ATTAC España

A propósito de un artículo que publiqué en estas páginas, “La Unión Europea genera xenofobia y racismo”, me escribía un amigo alemán trasladándome a su vez la opinión de un colega argentino: “El artículo me parece cuando menos parcial, viniendo como viene de un español. Ahora sienten el “corsé”, pero durante mucho tiempo se beneficiaron con las enormes sumas de dinero que recibían de la Unión Europea, con las cuales construyeron enormes aeropuertos y autopistas innumerables… Me parece que no se puede aprovechar un sistema para denostarlo cuando te has gastado su dinero”. Si traigo a colación estas observaciones es porque me parecen representativas de una opinión muy generalizada, que tanto en España como fuera de ella pretende compensar los desaguisados y desequilibrios que está generando la Unión Monetaria con la supuesta contrapartida de los bienes obtenidos por los fondos de cohesión y los estructurales.

En España se maneja un auténtico mantra sobre la ingente cantidad de recursos que se han recibido de Europa. Tal mito se mantiene gracias a una política inteligente de la UE que ha venido obligando a publicitar la marca “Europa” en toda obra o actividad financiada, aunque lo fuese muy parcialmente, por dichos fondos, y a una propaganda interior empeñada en cantar las excelencias de la Unión Europea y en proclamar lo mucho que nos estábamos aprovechando de nuestra pertenencia a ella.

Nadie, sin embargo, se ha preocupado de explicarnos que buena parte de esos recursos habían salido antes de España. Los fondos de la Unión Europea no caen del cielo, sino de la contribución de todos los Estados miembros, entre los que se encuentra España. El sistema presupuestario de la Unión es, además, el peor de los posibles porque, amén de su escasa cuantía, no son los ciudadanos los que en función de su capacidad económica contribuyen y reciben las ayudas, sino los Estados, explicitando de forma automática los países que son receptores y contribuyentes netos. De esta manera se da pie al victimismo -del que tanto sabemos en España- empleado profusamente por Alemania y algún otro país del Norte, cuyos ciudadanos se sienten paganos, cuando la instrumentación mediante impuestos propios de la Unión tendría un efecto redistributivo mucho mayor como resultado no de la generosidad de los países ricos, sino de la aplicación automática de un principio admitido de forma indiscutida, al menos en teoría, por los sistemas fiscales de todos los países, la progresividad en los impuestos, según la cual se grava a los ciudadanos en función de cuál sea su renta y de forma más que proporcional.

Los recursos recibidos de Europa hay que considerarlos por tanto en términos netos y, así tomados, los que ha recibido España no han llegado en media anual al 1% del PIB. La creencia extendida de que nuestro país ha sido el principal receptor es infundada, ya que en porcentaje del PIB, que es tal como hay que contemplarlo, las cantidades recibidas por Irlanda, Grecia y Portugal han sido muy superiores. Por otra parte, los recursos han podido tener un efecto secundario negativo. Se trataba de ayudas finalistas que debían ser invertidas en determinados objetivos, forzando a los Estados miembros a dedicar una parte de sus presupuestos a dichas finalidades, no solo por la contribución realizada a la UE, sino también por la parte de la inversión o actividad que debía financiar la hacienda pública estatal. En muchas ocasiones, la elección no ha sido la más acertada. Eso explica, por ejemplo, el formidable desarrollo que han experimentado las infraestructuras, algunas de ellas sin demasiada justificación, en detrimento de los gastos de protección social. Hay que añadir, además, que muchos de esos recursos vienen a compensar -y de forma no demasiado apropiada- las renuncias que en materia agrícola se han impuesto a determinadas producciones.

A pesar de la enorme propaganda y el desbordado voluntarismo con el que el entonces presidente del Gobierno español, Felipe González, quiso presentar los fondos de cohesión como el gran triunfo español en Maastricht, lo cierto es que son un parche insignificante para paliar los desequilibrios y desigualdades que la Unión Monetaria iba a crear entre regiones y países. A ello me refería ya entonces en un artículo, entre otros, publicado el 17 de diciembre de 1991 en el diario El Mundo. Tales observaciones se confirman totalmente cuando se observa que el presupuesto comunitario nunca ha sobrepasado el techo del 1,24% del PIB global de la Unión, cantidad absolutamente ridícula e inoperante si se compara con el presupuesto de cualquier Estado, por muy liberal que sea, lo que es tanto más cierto si se tiene en cuenta que en ese porcentaje están incluidos los gastos de la burocracia comunitaria y toda la política agrícola, ganadera y de pesca, que se lleva la parte del león de ese presupuesto.

La parquedad de las aportaciones se evidencia cuando especulamos acerca de en qué se habría convertido la unión alemana si se hubiese regido por las mismas pautas que se intentan imponer para la Unión Europea. Supongamos que entre la Alemania del Este y la Federal se hubiese creado un espacio de libre competencia, libre circulación de capitales, una moneda única emitida por una institución aséptica y neutral -dominada lógicamente por los principios del Bundesbank-, pero sin integración en materia presupuestaria y fiscal; imaginemos que la única canalización de recursos de la Alemania occidental a la oriental fuese el 1% anual del PIB de esta última (equivalente a los fondos comunitarios). Además, y en consonancia con los sacrosantos principios de la convergencia, se hubiese obligado a los alemanes orientales a someterse a una dura disciplina monetaria y a limitar su déficit y su capacidad de endeudamiento. ¿Podemos siquiera sospechar cuál hubiera sido el nivel de desempleo alcanzado por la Alemania del Este?, ¿qué grado de miseria y pobreza se habría generado?, ¿hasta qué límite habría llegado el desmantelamiento de su tejido productivo?

La única solución factible para la Unión Monetaria pasa por constituir una verdadera unión económica en todos sus aspectos. Se precisa una hacienda pública común capaz de asumir una adecuada función redistributiva entre las regiones, una autentica unión fiscal. Ahora bien, Alemania nunca aceptará una transferencia de recursos tan cuantiosa entre países ricos y pobres como la que se seguiría de tal integración. Quizá sea lógico, pero en tal caso Alemania no debería haber planteado nunca una unión a la que no está dispuesta y, sobre todo, los gobiernos de los demás países no deberían haber aceptado jamás un modelo que conduce a las economías de sus respectivos Estados al abismo, ni deberían continuar mareando la perdiz con medidas que, lejos de solucionar la situación, la empeoran de cara al futuro. Sin esa unión fiscal, la Unión Monetaria deviene imposible porque lo que ahora se está produciendo es una transferencia de fondos -quizá de cuantía similar- en sentido inverso, transferencia a través del mercado, opaca y encubierta, pero no por eso menos real. El mantenimiento del mismo tipo de cambio entre Alemania y el resto de los países empobrece a estos y enriquece a aquella; genera un enorme superávit en la balanza de pagos del país germánico mientras que en las de las otras naciones se provoca un déficit insostenible; se crea empleo en Alemania y se destruye en los demás países miembros.

Artículo publicado en República.com

www.martinseco.es

Categories: Attac Planet