Skip navigation

News from Attac Spain

Distribuir contenido
Justicia económica global
Actualizado: hace 1 hora 37 mins

Deuda mundial llega a 200 billones de dólares, ¿se acerca el mundo a la quiebra?

Sáb, 14/02/2015 - 10:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

El mundo está hoy más inundado de deuda que antes del estallido de la crisis financiera en agosto de 2007 y el peligro latente de la inestabilidad perdurará por mucho tiempo. De acuerdo al último informe de la consultora Global McKinsey, la deuda global en relación al producto interno bruto es hoy mucho más abultada de lo que era hace siete años. Esto confirma que las políticas implantadas por la troika han sido un fracaso en toda la línea. La austeridad, los recortes presupuestarios y los salvatajes al sistema financiero no han hecho más que disparar la deuda a niveles insostenibles. En los 22 países industrializados y las 25 principales economías emergentes que investiga el informe, la deuda ha aumentado en 57 billones de dólares, pasando de los 142 billones de dólares de fines del 2007, a los 199 billones de dólares a mediados de 2014.

650_1000_global-debt-2014

El endeudamiento en manos de los ciudadanos, empresas y gobiernos se elevó al 286% del PIB mundial, frente al 269% de 2007. Es decir que la deuda, lejos de reducirse como esperaban quienes promovieron las políticas de austeridad y recortes presupuestarios, aumentó. Más que reducir su deuda, las principales economías están hoy mucho más endeudadas que antes de la crisis y esto genera nuevas amenazas para la estabilidad financiera dado que podría socavar el crecimiento mundial y llevar al mundo a la quiebra. La deuda desempeña un rol crucial en los ciclos de auge y caída y una deuda muy elevada en condiciones de estancamiento económico aumenta las fluctuaciones y las vulnerabilidades de la economía.

China entre los más endeudados

Los países donde más se ha disparado la deuda son Irlanda, donde creció un 172% con relación al PIB entre 2007 y 2014, seguida por Singapur (129%), Grecia (103%) y Portugal (100%). En España, donde antes de la crisis la deuda pública se situaba en torno al 34%, aumentó al 92 por ciento. Pero es en China donde la deuda se cuadruplicó entre 2007 y 2014 hasta llegar al 282 por ciento del PIB, principalmente por el abultado volumen de la deuda financiera y el explosivo desarrollo de la banca en la sombra.

La deuda de China pasó de 7 billones de dólares en el año 2007 (U$ 7.000.000.000.000) a 28 billones de dólares a mediados del año pasado, impulsada por el negocio inmobiliario y la banca en la sombra. La carga de la deuda china en relación al PIB es ahora más grande que la de Estados Unidos o Alemania y hasta el momento el gobierno chino ha logrado hábilmente una desaceleración del crecimiento económico al pinchar y poner fin a la burbuja inmobiliaria. Si China será capaz de evitar una corrección más aguda es una de las principales incógnitas que se cierne sobre la economía mundial.

El caso de Japón también es inquietante. La nación más endeudada del mundo tiene una relación deuda/PIB de 400 por ciento. Desde 2007 la deuda subió 64 puntos porcentuales, confirmando que sus problemas son anteriores al estallido de la última crisis. Sus costos de endeudamiento siguen siendo asombrosamente bajos, lo que se refleja en la deflación de sus precios y la fuerte demanda interna de bonos del gobierno. La tercera economía del mundo también es una gran incógnita dado que la abultada deuda ha menguado su fortaleza.

El informe de McKinsey señala que hay pocos indicios de que la trayectoria creciente de la deuda vaya a cambiar en el corto plazo y este hecho puede abrir nuevas vulnerabilidades en el sistema financiero. Los altos niveles de deuda pueden hacer más difícil a los bancos centrales “normalizar” la política monetaria sin interrumpir la economía real. La Reserva Federal de Estados Unidos planea elevar este año las tasas de interés por primera vez desde el año 2006 dado que los altos niveles de deuda son un signo de problemas estructurales serios. La postergación de este momento ha incubado nuevas burbujas, pero el inevitable incremento de las tasas desatará nuevos miedos.

El Blog Salmón

Categorías: Attac Planet

La curiosa “colaboración” de la banca en la recaudación de impuestos en España

Sáb, 14/02/2015 - 08:00

Sandra Soutto – ATTAC Castelló

rescate-bancaEl pasado martes 3 de febrero se publicó en el BOE una modificación normativa en relación con las entidades de crédito que prestan el servicio de colaboración en la recaudación de la AEAT (1), en la que el gobierno otorga un trato preferencial más a la banca. Ahora bien, para valorar en su justa medida esta nota hemos de tener en cuenta que, los ingresos tributarios durante el 2013 ascendieron a 168.847 millones de euros (2), esta modificación se realiza en consonancia con las conclusiones de la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (3), y que regula el ingreso en el Tesoro de las cantidades recaudadas que son ingresadas sólo a través de las entidades de crédito.

Digo “sólo”, porque en la séptima legislatura(2000-2004), con el Sr. Montoro como ministro de Hacienda, arguyendo la socorrida eficacia, se eliminaron las ventanillas de caja que existían en las distintas administraciones y delegaciones de la AEAT, gestionadas por la banca pública, que por aquel entonces era Argentaria (4). En ellas, los contribuyentes podíamos ingresar nuestras deudas con el fisco y en pocas horas veíamos aplicado dichos ingresos a nuestras deudas. De esta manera, habiendo pagado la deuda, si necesitábamos un certificado, levantar los embargos a los que hubiera dado lugar la gestión de su cobro (casas, vehículos, acciones,…), o recuperar la libre disposición de los bienes ofrecidos en garantía para la obtención del aplazamiento-fraccionamiento de dicha deuda (avales, hipotecas, prendas), lo teníamos sin mayor dilación. Entre otras cosas, porque al estar la caja en la misma Delegación o Administración donde se gestionaba el cobro del expediente la comprobación del ingreso entrañaba menos dificultades.

Sin embargo, de acuerdo con los argumentos esgrimidos por el gobierno, la banca pública no resultaba eficiente (recordemos que desde el punto de vista administrativo, la eficiencia se da cuando se utilizan menos recursos para lograr un mismo objetivo, o al contrario, cuando se logran más objetivos con los mismos o menos recursos), por lo que el gobierno eliminó las ventanillas de cajas y redirigió la recaudación de los ingresos a los bancos privados, a los que llama entidades colaboradoras.

Lo cierto es que el resultado, a día de hoy tras numerosas modificaciones normativas, no parece muy eficiente si tenemos en cuenta lo que ha supuesto este cambio para los contribuyentes y para los trabajadores de la AEAT, puesto que a pesar de los adelantos tecnológicos y de creación de la Administración Electrónica, las entidades de crédito no transfieren los ingresos de la recaudación de la AEAT diariamente a la cuenta del Tesoro, ni tampoco se vuelca la información de dichos ingresos a las bases de dato de las distintas Administraciones con celeridad y eficacia. De ahí que, el ingreso de la deuda no sea suficiente para satisfacer las necesidades de los obligados, que una vez pagadas sus deudas necesitan obtener: certificados positivos de estar al corriente de obligaciones con el fisco (ya sea para contratar, percibir becas, subvenciones …), ni la liberación de las devoluciones a las que pueda tener derecho el obligado (lo que le proporciona algo de liquidez), ni el levantamiento de las cargas de los bienes y derechos sobre los que la administración haya ordenado el embargo (cuentas bancarias, sueldos, pensiones….).La modificación introducida por la citada orden se incorporará al ordenamiento jurídico en dos etapas. La primera corresponde a los apartados: dos, tres y cuatro, que entró en vigor al día siguiente de su publicación (4 de febrero de 2015), dirigida a adaptar la normativa existente; y la segunda, comprende los apartados: uno, cinco, seis, siete y ocho (más de la mitad de la orden), que no entrará en vigor hasta el inicio de la segunda quincena de mayo de 2015 (6 de mayo), dirigida a minimizar las distorsiones que pudieran producir los errores cometidos por los obligados al pago y las entidades colaboradoras durante el pago (las que impiden aplicar las cantidades ingresadas a las deudas que se pretenden pagar). En esta nota, por cautela, hablaremos de la primera y dejaremos la segunda para más adelante, cuando, una vez en marcha dicha modificación, sea posible evaluar sus efectos prácticos, y en que medida aporta alguna solución, aunque parcial, a los problemas aquí planteados. En todo caso, la recaudación del Estado seguirá en manos de la banca privada entre 25 y 30 días, como veremos seguidamente.En síntesis, el gobierno reguló el ingreso de la recaudación del Estado en la cuenta del Tesoro para las entidades colaboradoras, centralizando las operaciones de ingreso durante las quincenas [Art. 29 del Reglamento General de Recaudación (5)], que finalizan los días 5 y 20 de cada mes o inmediato hábil posterior, si éstos son inhábiles. Hasta aquí podríamos pensar que se trata de dar a la banca el mismo trato que a los contribuyentes, ya que de acuerdo con la normativa vigente los pagos de la deuda tributaria resultante de las liquidaciones practicadas por la Administración, también se regula por quincenas [véase el Art. 62 de la Ley General Tributaria (6)].Pero no es así. En realidad se producen algunas asimetrías, ya que el gobierno le otorga a la banca unos cuantos días más:

  1. Considera los sábados como día inhábiles, cuando los contribuyentes no gozan de ese privilegio. ¿Por qué?
  2. Con la centralización de los ingresos, la norma considera que el vencimiento de la quincena es único a nivel nacional y coincidirá con la finalización de la misma, salvo que ese día sea festivo en la localidad de alguna de las Delegaciones de la AEAT, en cuyo caso el vencimiento será el día hábil siguiente. Otra vez, más días para la banca.
  3. Los ingresos correspondientes a la primera quincena (hasta el día 5) deberán ser ingresados en la cuenta del Tesoro el día 18 de ese mes o inmediato hábil anterior (más de 7 días hábiles más), y los ingresos correspondientes a la segunda quincena (hasta el 20) deberán ingresarse el penúltimo día hábil del mes. ¿Por qué?

Indudablemente esta regulación permite a la banca disponer durante casi 30 días, en la primera quincena y casi 25 días en la segunda, de la recaudación del Estado, perjudicando al contribuyente, que en plena crisis y aún pagando sus deudas con el fisco, no puede obtener ni en el mismo momento de su pago ni al día siguiente de éste, la libre disposición de los bienes y derechos que se hayan podido ver afectados por los embargos practicados durante el procedimiento, y que cada vez más afecta a la subsistencia de las personas, sobretodo cuando el embargo se ha realizado sobre los escasos recursos de los que disponen para vivir. Tampoco podrán recuperar las garantías constituidas a favor del Estado para la obtención del aplazamiento-fraccionamiento de su deuda, ni podrán cobrar las devoluciones a las que puedan tener derecho, ni podrán obtener los certificados de estar al corriente de sus obligaciones tributarias que puedan necesitar para desarrollar su actividad económica y profesional.Con esto pretendo reflexionar sobre el efecto perverso que tiene esta legislación sobre la actividad económica, ya que tanto en el desarrollo de la misma como en su inicio, cuando los obligados no disponen de los certificados (de deuda, de ingresos, de estar al corriente de pagos,…), o de sus bienes y derechos libres de cargas, pueden verse desanimados en el ejercicio de la misma, o recurrir a un mayor endeudamiento, o, incluso, al retrasarse los pagos de los que penden esos certificados, podrían provocar más incumplimientos.

En definitiva, esta situación no beneficia a nadie más que a la banca, y la citada modificación constituye un mero parche para armonizar la normativa existente, ya que las modificaciones introducidas más importantes son que:

  • La banca dispondrá de más días para ingresar la recaudación del Estado en la cuenta del Tesoro.
  • Los obligados continuarán sin ver aplicados sus ingresos de forma inmediata, a menos que las modificaciones que entren en vigor el próximo 6 de mayo consigan resolver los problemas técnicos que lo impiden.

Y digo yo, qué problema hay en volver a tener una Banca Pública que sirva al interés público y reactive la economía local y regional facilitando el crédito a bajo coste. ¿A caso es más importante que la banca disponga de estos saldos en lugar de acudir al mercado interbancario?

____________________________________________________________________

NOTA

(1) Orden HAP/122/2015, de 23 de enero, por la que se modifica la Orden EHA/2027/2007, de 28 de junio, por la que se desarrolla parcialmente el Real Decreto 939/2005, de 29 de julio, por el que se aprueba el Reglamento General de Recaudación, en relación con las entidades de crédito que prestan el servicio de colaboración en la gestión recaudatoria de la Agencia Estatal de Administración Tributaria. http://www.boe.es/boe/dias/2015/02/03/pdfs/BOE-A-2015-939.pdf

(2) Informe anual de recaudación tributaria 2013. AEAT: http://www.agenciatributaria.es/static_files/AEAT/Estudios/Estadisticas/Informes_Estadisticos/Informes_Anuales_de_Recaudacion_Tributaria/Ejercicio_2013/IART_13.pdf

(3) Informe de la Comisión de Reforma de la Administración Pública (CORA): http://www.fsc.ccoo.es/comunes/recursos/99922/doc157140_Informe_de_la_Comision_de_Reforma_de_la_Administraciones_Publicas_%28CORA%29.pdf

(4) Argentaria: http://es.wikipedia.org/wiki/Argentaria

(5) Real Decreto 939/2005, de 29 de julio, por el que se aprueba el Reglamento General de Recaudación. http://noticias.juridicas.com/base_datos/Fiscal/rd939-2005.t1.html#a29

(6) Ley 58/2003, de 17 de diciembre, General Tributaria (Vigente hasta el 01 de Junio de 2015. http://noticias.juridicas.com/base_datos/Fiscal/l58-2003.t2.html#a62

 

Sandra Souto es economista

Categorías: Attac Planet

El #14F, Día de las AMORdazadas

Vie, 13/02/2015 - 20:53

Colectivos de activistas y juristas convocan una maniFIESTAcción contra las Leyes Mordaza

Archivo adjunto al mensajeLa Plataforma ciudadana No Somos Delito, informa de nuevas movilizaciones para este fin de semana en rechazo a la Ley de Seguridad Ciudadana y la Reforma del Código Penal (Leyes Mordaza), con las que el gobierno pretende criminalizar la protesta ciudadana y a las personas en riesgo de exclusión social.

Este 14 de febrero en Madrid hay convocada a las 12h una “ManiFiesta” con el recorrido de Plaza España a Sol, coincidiendo con el día de los/as enamorados/as (San Valentín) y con la fiesta de carnavales. “El 14F Día de las AMORdazadas declararemos nuestro amor a las libertades de expresión y reunión pacífica así como a los Derechos Humanos”.

No Somos Delito ha invitado a todas las ciudades del Estado Español así como del extranjero a convocar acciones descentralizadas ese mismo fin de semana para luchar contra estas reformas a punto de ser aprobadas en el Senado. Ya hay convocadas manifestaciones y concentraciones en más de 20 ciudades de dentro y fuera de España, el 12 de febrero en Montevideo, el 13 de febrero en Pinto (Madrid), el 14 de febrero en Salamanca, Granada, Gijón, Pamplona, Santiago, Málaga, Murcia, Bilbao, Almería, Ibiza, París, Estrasburgo, Stuttgart y Lima, el 15 de febrero en Sevilla, Alcalá de Henares (Madrid), Gran Canaria y en Viena y  el 19 en Valencia.

Para ampliar información contactar con Alba V. (637873604) o Arantxa Freire (657852927) o al email (nosomosdelito@gmail.com)

Consultar el dossier de prensa de No Somos Delito.

cartel general 14F

Categorías: Attac Planet

La partida de ajedrez geopolítica EEUU-Rusia

Vie, 13/02/2015 - 19:00

Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra -Nafarroa

A pesar del acuerdo alcanzado entre Rusia, Ucrania y la UE por el que se comprometían a garantizar el suministro de gas ruso y su tránsito por Ucrania hacia territorio comunitario hasta marzo de 2015. Así, Putin aprovechará la deuda pendiente de Ucrania estimada en unos 2.300 millones $ para mediante un audaz movimiento de sus torres en la partida de ajedrez geopolítica que se estaría desarrollando en territorio ucraniano, reeditar la guerra del Gas ruso-ucraniano del 2006.

Dicha jugada tendrá como efectos colaterales importantes recortes de suministro en varios países de la UE, (el gas ruso abastece en más de un 70% a países como los Países bálticos, Finlandia, Eslovaquia, Bulgaria, Grecia, Austria, Hungría y República Checa y más del 80% del total del gas que la UE importa de Rusia pasa por Ucrania), lo que aunado con la intervención del Ejército ruso estacionado en la base de Sebastopol (Crimea), provocará la división de Ucrania en dos mitades casi simétricas y separadas por el meridiano 32 Este, quedando el Sur y Este del país (incluida Crimea) bajo la órbita rusa mientras el Centro y Oeste de la actual Ucrania navegarán tras la estela de la UE, episodio que significará “de facto” el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría Rusia-EEUU regida por el axioma “acción-reacción” y que tendrá su plasmación en la aplicación de nuevas sanciones económicas contra Rusia por parte de EEUU y la UE y la culminación de la cuarta fase del despliegue del escudo antimisiles en Europa (Euro DAM).

Conviene recordar que el cerebro geopolítico de Obama, Brzezinski, en la revista National Interest ya señalaba en el año 2.000 que “los europeos estarán más inmediatamente expuestos al riesgo en caso de que un imperialismo chauvinista anime nuevamente la política exterior rusa”, con lo que esbozó un plan que pasaría por la expansión de la OTAN hasta límites insospechados en la década de los 90 y la implementación del nuevo sistema europeo de defensa anti-misiles,( European Phased Adaptative Approach (EPAA). Dicho sistema en realidad se trata de un escudo anti-misil global en el que los misiles interceptores emplazados en plataformas móviles pueden abatir blancos en un espacio común (a base de datos transmitidos por todos los radares y sistemas de reconocimiento opto-electrónico) , con el fin maquiavélico de tras un primer ataque sorpresa de EEUU que destruiría el potencial nuclear ruso en su propio territorio, neutralizar posteriormente la réplica rusa por medio de los misiles estacionados en Polonia.

Tras los desacuerdos surgidos entre EEUU y Rusia por la declaración unilateral de independencia de Kosovo, Agfasia y Osetia del Sur, Barack Obama habría aparcado el proyecto del Escudo de Misiles Antibalísticos (NDM), sustituyéndolo por “un nuevo sistema de defensa anti-misil móvil” con la intención de convertir a Rusia en colaborador necesario en la salvaguarda de la paz y estabilidad mundiales. Sin embargo, en septiembre de 2009 el presidente Obama ( presionado por el Cuarto Poder (poder en la sombra de EEUU), aprobaba la implementación del nuevo sistema europeo de defensa anti-misiles,( European Phased Adaptative Approach (EPAA), que en realidad se trata de un escudo anti-misil global en el que los misiles interceptores emplazados en plataformas móviles pueden abatir blancos en un espacio común (a base de datos transmitidos por todos los radares y sistemas de reconocimiento opto-electrónico).

En un principio, Rusia y la OTAN acordaron cooperar en la creación del escudo anti-misiles para Europa en noviembre de 2010 en la Cumbre Bilateral de Lisboa, pues para Moscú era vital que la OTAN ofreciera garantías reales de que ese sistema no apuntaría a Rusia y disponer de un documento jurídicamente vinculante al respecto, pero la Administración Obama siguiendo la inercia mimética de la Administración Bush de ningunear a Rusia,ha rehusado hasta el momento ofrecer dichas garantías por escrito.

En consecuencia, tras la crisis de Ucrania y el retorno a escenarios de guerra fría EEUU-Rusia, es previsible que EEUU utilice las peticiones de Polonia como excusa para completar la cuarta fase del despliegue del escudo antimisiles en Europa (Euro DAM), lo que tendría como réplica por parte rusa la instalación en Kaliningrado del nuevo misil balístico intercontinental de 100 Tm, (“el asesino del escudo antimisiles de EEUU” en palabras del viceprimer ministro ruso Dmitri Rogozin) así como la reactivación de la carrera armamentista entre las dos grandes potencias. Así, según rt.com, Rusia estaría negociando instalar sus bases militares con Cuba, Venezuela, Nicaragua, Seychelles y Singapur con el objetivo inequívoco de ampliar el radio militar ruso, pues según el analista Lajos Szaszdi ”la apertura de la bases en el exterior es necesaria para la disuasión estratégica de Rusia, la inteligencia, así como para verificar los acuerdos del desarme y también determinar qué planes hay de parte del Pentágono en caso de operaciones o intervenciones en el extranjero”, no siendo descartable la firma de un nuevo Tratado de Colaboración militar ruso-cubana (rememorando el Pacto Secreto firmado en 1.960 en Moscú entre Raúl Castro Y Jruschov) que incluiría la instalación de una base de Radares en la abandonada base militar de Lourdes para escuchar cómodamente los susurros de Washington y la instalación de misiles Iskander , pudiendo revivirse la Crisis de los Misiles Kennedy-Jruschev (octubre, 1.962) y la posterior firma con Jrushchov del Acuerdo de Suspensión de Pruebas Nucleares (1962).

Categorías: Attac Planet

Chomsky: Europa es hoy una de las mayores víctimas del neoliberalismo

Vie, 13/02/2015 - 14:00

RPP Noticias – Perú

“Europa es hoy una de las mayores víctimas” de las políticas neoliberales, que empezó a aplicarse a finales de los años 70 y despegó con Ronald Reagan y Margaret Thatcher, afirmó el destacado lingüista estadounidense Noam Chomsky.

Durante una entrevista que ofreció a CTXT, el filósofo sostuvo que las medidas de austeridad  implantadas en esa región “están desmantelando el Estado del Bienestar y debilitando a los trabajadores para aumentar el poder de los ricos y los privilegiados”.

“Es delirante la forma en que la Troika (formado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) está tomando decisiones en Europa. Se puede calificar de delirante si se tienen en cuenta las consecuencias humanas, pero desde el punto de vista de los que diseñan la política no es delirante, a ellos les va estupendamente. Son más ricos y poderosos que nunca, y están acabando con el enemigo, que es la población en general”, señaló el activista político.

“Un mundo sin reglas en el que los poderosos hacen lo que quieren. Y, donde, milagrosamente, todo sale a la perfección. Es interesante comprobar cómo Adam Smith planteó esto en la famosa expresión ‘mano invisible’. Ahora vemos que, cuando el capital carece de cortapisas, particularmente los mercados financieros, todo salta por los aires. A eso es a lo que se está enfrentando hoy Europa”, sostuvo el profesor emérito de Lingüística en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

“El capitalismo es intrínsecamente sádico; de hecho, Adam Smith reconoció que cuando se le da rienda suelta y queda liberado de ataduras externas, su naturaleza sádica se manifiesta porque es intrínsecamente salvaje. ¿Qué es el capitalismo? Maximizar tus beneficios a expensas del resto del mundo (…)”, explicó el filósofo norteamericano.

El autor de “Los guardianes de la libertad” pone la vista en América Latina como ejemplo de resistencia ante la “invasión neoliberal”. “Durante 500 años, Sudamérica sufrió la dominación de las potencias imperiales occidentales, la última de ellas, EEUU. Pero en los últimos 10 o 15 años ha empezado a romper con eso”, refiere.

Chomsky consideró que Syriza, liderado por Alexis Tsipiras, es un partido de izquierdas “para los patrones actuales” pero que, por el contrario, su programa no lo es. “Es un partido anti-neoliberal; no exigen que los trabajadores controlen la industria…”.

“Y esto no es una crítica, creo que es positivo. Y lo mismo pasa con Podemos: son partidos que se levantan contra el asalto neoliberal que está estrangulando y destrozando a los países periféricos”, agregó.

Categorías: Attac Planet

Las ignoradas o silenciadas causas de la elevada deuda pública en España y en Grecia

Vie, 13/02/2015 - 10:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Entrevista realizada por estudiantes de la Universidad Pompeu Fabra al Profesor Navarro sobre la Deuda Pública

I. ¿QUÉ ES LA DEUDA PÚBLICA Y CÓMO SE GENERA?

(Pregunta) ¿Qué es la deuda pública?

(Respuesta) Tenemos que comenzar esta entrevista explicando qué es la deuda pública, sobre la cual hay bastante confusión. Y lo primero que hay que hacer es entender qué es la deuda pública y cómo se genera. Deuda pública es el dinero que un Estado debe porque lo ha pedido prestado, al tener unos gastos superiores a sus ingresos. Como cualquier familia, el Estado necesita hacer grandes gastos –como en infraestructuras físicas o sociales para preparar el futuro- que no puede pagar de golpe, y los van pagando a medida que se va teniendo el dinero. De ahí que necesite que le presten dinero con el cual pagar las infraestructuras, y luego, más tarde, ir pagando al que le prestó el dinero –por ejemplo, un banco- poco a poco, en varios años, hasta que devuelva todo el dinero, además de los intereses que genera la deuda. De ahí que para conocer la carga que representa para este Estado esta deuda, es importante saber cuánto dinero debe, cuándo tiene que pagarlo, los intereses que genera y debe pagar, y a quién tiene que pagarle.

(P.) ¿Cómo se genera la deuda pública?

(R.) Una de las causas más importantes es que el Estado gasta más de lo que ingresa y, por lo tanto, va acumulando una deuda a lo largo del tiempo. Ahora bien, no hay que confundir Estado con país. Esta confusión aparece constantemente cuando se dice, por ejemplo, que España se ha gastado más de lo que puede o de lo que tiene. Se confunde en esta declaración, que se hace frecuentemente en los medios de mayor difusión, que España se presenta como homólogo al Estado español. El Estado español es pobre y no tiene recursos, pero España no lo es, tiene amplios recursos que el Estado podría recoger y que no recoge, forzándole a tener que pedir dinero prestado. Este punto debe subrayarse constantemente.

(P.) ¿Es esta la causa de que España tenga una deuda elevada?

(R.) Sí, es una de las principales causas de la elevada deuda pública. Tanto España como Grecia tienen unas de las deudas públicas más grandes de la Eurozona. Lo mismo ocurre con Portugal e Irlanda. Y ello se debe, en parte, a que todos ellos tienen Estados muy pobres, con pocos ingresos. Y de ahí que tengan que pedir prestado mucho dinero. La deuda pública, tanto por habitante como por porcentaje del PIB, es en todos estos países superior al promedio de la UE-15 y al de la eurozona.

(P.) ¿Y por qué estos Estados son tan pobres?

(R.) Porque históricamente han sido muy dominados por fuerzas profundamente conservadoras representantes de los mayores poderes financieros y económicos del país, así como de sus clases dominantes, que configuraron unos Estados que favorecieran sus intereses, entre los cuales predominaban unas políticas fiscales muy regresivas. Es decir, que las rentas del trabajo pagan impuestos mucho más altos que las rentas del capital sin olvidar que son Estados en los que existe una enorme impunidad y tolerancia hacia el fraude fiscal en el que incurren predominantemente aquellos grupos y aquellas clases. Esto ocurre en España y en Grecia, y también en Portugal e Irlanda, donde los ingresos al Estado, incluso hoy, han sido más bajos que el promedio de la Eurozona. Recordemos que estos países –conocidos en la terminología anglosajona como PIGS- estuvieron gobernados por dictaduras fascistas o fascistoides durante muchos años, y que el sistema democrático que las sustituyó no significó una ruptura con el Estado anterior, sino una adaptación o modificación, sin cambiar la enorme influencia que aquellos grupos financieros y económicos y las clases dominantes tenían sobre sus Estados. Irlanda, por cierto, no estuvo gobernada por una dictadura, pero si por un gobierno ultraconservador, muy ligado a la Iglesia Católica irlandesa. Este contexto histórico-político explica el porque de los bajos ingresos al Estado y su necesidad de endeudarse profundamente, sobre todo en momentos de crisis como los actuales.

(P.) Pero se dice que los Estados son pobres porque los países son pobres.

(R.) Esto no es cierto. Estos Estados son mucho más pobres de lo que deberían ser, y de lo que su país permitiría. Por ejemplo, el nivel de riqueza de España al inicio de la crisis, medido por el PIB per cápita, era el 94% del promedio de los países de la UE-15, el grupo de países más ricos de la Unión Europea. En cambio, su gasto público social per cápita era solo el 74% del promedio de la UE-15. España se gastaba 66.000 millones menos de lo que debía gastarse en su Estado del Bienestar por el nivel de desarrollo económico que tenía. España tenía y continúa teniendo estos recursos. Lo que pasa es que el Estado no los recoge, y no lo hace porque las fuerzas conservadoras y sus instrumentos políticos tienen un enorme poder, situación que se remonta a épocas históricas anteriores y que ha configurado el Estado español.

 

II. EL ESTADO ESPAÑOL, FRUTO DE LA TRANSICIÓN INMODÉLICA

(P.) De ahí que usted haya criticado extensamente la Transición española de la dictadura a la democracia, definiéndola como inmodélica.

(R.) Sí, no se puede entender el presente sin entender el pasado. La gente debe preguntarse por qué el Estado español, treinta y seis años después de haber establecido una democracia, continúe siendo un Estado pobre, poco redistributivo, con escasa sensibilidad social y que además, por cierto, no ha reconocido todavía la plurinacionalidad de España. La respuesta a esta pregunta es fácil de ver: el enorme dominio que las fuerzas conservadoras han tenido y continúan teniendo sobre el Estado español. Y lo mismo ocurre en Grecia, en Portugal y en Irlanda.

(P.) En España se promovió el mensaje de que la Transición fue modélica, estableciendo un sistema democrático homologable al de cualquier otro Estado de la Unión Europea.

(R.) En el momento de la Transición no había un equilibrio en el país entre las derechas –que controlaban el aparato del Estado y la gran mayoría de los medios de información y persuasión- y las izquierdas, que lideraban las fuerzas democráticas –que acababan de salir de la cárcel o de volver del exilio-. Era imposible hacer una Transición modélica.

(P.) Usted ha recibido mucha hostilidad, incluso por parte de algunas voces de izquierdas, por haber criticado que a la Transición se la definiera como modélica.

(R.) Sí, algunos de los protagonistas de aquella Transición con los cuales había tenido una cierta amistad dejaron de hablarme. Se sintieron muy molestos y casi ofendidos personalmente. Me supo muy mal porque definir la Transición como inmodélica no implicaba una crítica a las izquierdas. Es probable que no hubieran podido hacer otra cosa. Pero en mi libro Bienestar insuficiente, democracia incompleta. Sobre lo que no se habla en nuestro país, donde mostré las enormes deficiencias democráticas del Estado español, acentué que era un gran error de las fuerzas democráticas referirse a la Transición como modélica, pues parecían asumir que el producto de aquella Transición era ya modélico. Y era fácil de mostrar que el Estado español era escasamente democrático, escasamente social, muy poco justo, y radial. Esta realidad era fácil de evidenciar, pero difícil de ver en la televisión o de leer en la prensa española, debido a la falta de vocación crítica de los mayores medios de información y persuasión del país, claramente controlados por intereses económicos y financieros. Ni que decir tiene que muchísimos avances han tenido lugar durante estos años de democracia. Y así lo he reconocido y así lo he documentado. Avances que se han hecho sobre todo en los periodos de gobierno socialista. Pero estos avances, hoy claramente cuestionados, no han variado significativamente la relación de fuerzas dentro del Estado español. Y la adaptación del PSOE a ese Estado diluyó su vocación transformadora. Así, su respuesta a la crisis fue típicamente neoliberal. De ahí que hoy España continúe siendo un Estado pobre, un Estado represivo, poco democrático y que no reconoce la plurinacionalidad de España. Es lógico, pues, que hayan protestas populares, y que se exija que se haga una segunda Transición que lleve el país a una democracia más completa, más justa, más participativa, y que acepte la plurinacionalidad del Estado, con el derecho de autodeterminación de sus pueblos y naciones, como las izquierdas españolas –y no solo las catalanas- habían reclamado durante la clandestinidad, derecho importante para asegurarse de que la unión de España es voluntaria y no forzada. El hecho de que aparezca como forzada es lo que genera constantemente estas tensiones que las derechas, tanto centrales como periféricas, utilizan para perpetuarse en el poder.

 

III. DE LO QUE NO SE HABLA CUANDO SE HABLA DE LA DEUDA PÚBLICA

(P.) De todos estos temas no se habla cuando se analiza la deuda.

(R.) Bueno, se habla indirectamente. Por ejemplo, incluso la Presidenta del FMI, la Sra. Christine Lagarde, hizo referencia a los 2.000 personajes de la vida financiera, económica y política griega que tenían sus cuentas en Suiza. Y el Financial Times acaba de escribir un editorial en el que apoyaba las medidas de Syriza de enfrentarse a los oligarcas griegos para que paguen sus impuestos. Y algo parecido ocurre en España. La corrupción tan extendida y masiva de la dirección del Partido Popular, heredero de las fuerzas que dominaron el Estado dictatorial, tiene sus bases en la cultura dominante en la dictadura, desarrollada en un Estado corrupto hasta la médula. Los Estados de estos países –España, Grecia, Portugal e Irlanda- son la continuación de aquellos Estados. En Grecia, las oligarquías que impusieron las dictaduras militares continúan dominando aquel Estado. Y lo mismo ocurre en España. Está bastante bien documentado en este país que los grupos financieros y económicos que ejercían una enorme influencia sobre el Estado dictatorial, continúan ejerciendo una influencia determinante. Y a estos grupos se han añadido los nuevos grupos económicos, resultado de la privatización de las empresas públicas, repartidas entre las élites de los partidos gobernantes. Este es el background que hay que tener en cuenta para entender por qué el Estado es tan pobre y tan sesgado a favor del capital, elementos clave para entender ahora el llamado “problema de la deuda”.

(P.) ¿Cómo se ejerce esta influencia, que usted ha definido como consecuencia del poder de clase de los grupos dominantes?

(R.) Hay varias maneras. Una de ellas es la política fiscal muy regresiva, que explica que, por ejemplo, en el IRPF la gran mayoría de ingresos al Estado procedan de las rentas del trabajo, y muy poco de las rentas derivadas del capital. Al inicio de la crisis, un trabajador de la manufactura pagaba proporcionalmente en impuestos algo parecido a lo que pagaba el trabajador de la manufactura en el promedio de la UE-15. Solo ligeramente por debajo. Los españoles súper-ricos -el 0,5% de la población- pagaban, sin embargo, solo el 6% de lo que pagaban sus homólogos en la UE-15. El hecho de que el déficit público haya aumentado tan rápidamente en España –y con ello la deuda pública- se debe precisamente a que el número de trabajadores ha bajado, y los salarios también. Por cierto, una de las mayores falsedades promovidas por los gurús económicos neoliberales que tienen grandes cajas de resonancia en los medios españoles es el de indicar que la crisis en España se debió al excesivo gasto público. Es fácil de demostrar la frivolidad y falsedad de dicha teoría. El Estado español estaba en superávit, no en déficit, cuando empezó la crisis. Y cuando ésta comenzó, como consecuencia del estallido de la burbuja inmobiliaria, el déficit se disparó, resultado de la rápida destrucción de empleo y reducción de los salarios.

(P.) ¿Se repiten estas causas en Grecia?

(R.) Sí, pero con algunas diferencias. En realidad, la concentración de poder financiero y económico es incluso más concentrada que en España, alcanzando dimensiones caciquiles. Esto es lo que ocurre en países pequeños gobernados por fuerzas ultraconservadoras. En Grecia se alcanzan unos niveles de caciquismo y de redes clientelares de poder, que ahogan al país. Y tal caciquismo está sostenido por una fuerza militar que consume una enorme cantidad de recursos, que se justifican por su conflicto con Turquía. El gasto militar sobresale en su gasto público, gasto público que, fuera del militar, es muy deficiente. De ahí que Grecia haya tenido un déficit público muy elevado durante mucho tiempo. Cuando la Gran Recesión empezó, Grecia tenía ya un déficit elevado. Una de las razones que, por cierto, explicaría la necesidad de reestructurar la deuda pública en aquel país es precisamente la necesidad de hacer una auditoría y ver cuánto de la deuda se debe a tener ese desproporcionado gasto militar. Ese Ejército, por cierto, jugó un papel clave –como también ocurrió en España- en la derrota de las fuerzas antifascistas que estaban a punto de gobernar Grecia una vez terminó la Segunda Guerra Mundial, y que fueron vencidas por el Ejército con la ayuda de los gobiernos británicos y de EEUU. Es muy importante observar que el primer acto que ha hecho el nuevo Presidente de Grecia ha sido homenajear a las fuerzas antifascistas que fueron asesinados por los nazis y sus colaboradores –las oligarquías griegas-. Hoy, en España, estos héroes continúan olvidados. Nuestros antifascistas son los grandes olvidados de nuestra historia, un hecho debido, de nuevo, al gran dominio de las fuerzas ultraconservadoras –herederas de la dictadura- sobre el Estado español.

 

IV. LA OTRA GRAN CAUSA, SILENCIADA E IGNORADA, DE LA ELEVADA DEUDA PÚBLICA: EL SISTEMA DE GOBERNANZA DEL EURO

(P.) ¿Por qué la deuda pública ha crecido tanto?

(R.)  En la primera parte de la entrevista ya he indicado una de las mayores causas del crecimiento de la deuda pública: la escasez de ingresos al Estado. Pero otra causa muy importante es el hecho de que los Estados en la Eurozona no están protegidos frente a la especulación de los mercados financieros. Y esto ocurre como resultado de la manera en que se diseñó el euro, que tenía como objetivo favorecer a los intereses financieros, predominantemente alemanes, que ejercen una enorme influencia sobre las instituciones de decisión y gobernanza de la Eurozona. No es por casualidad que el Banco Central Europeo (BCE) esté situado al lado mismo del Bundesbank, el banco central alemán, que actúa en la práctica como el gran lobby del capital financiero alemán.

(P.) ¿Y cuáles son las consecuencias de este sistema de gobierno del euro?

(R.) Que las políticas del BCE favorecen sistemáticamente a la banca privada a costa de los Estados.

(P.) ¿Qué quiere decir esto?

(R.) No hay pleno reconocimiento en los medios de información, incluyendo los de información económica, de que el BCE no es un banco central, como lo es el banco central estadounidense, llamado Federal Reserve, o el Banco de Inglaterra. Lo que hace un banco central es imprimir dinero, y con ello comprar deuda pública de su Estado para forzar que los intereses de esta deuda bajen. Pero el BCE no ha estado haciendo esto. Lo que ha estado haciendo ha sido imprimir dinero, dinero que se lo prestaba a unos intereses bajísimos a los bancos privados, los cuales compraban con este dinero la deuda pública de los Estados, que tenían que pagar unos intereses enormes (de incluso el 13% en el caso de Grecia), para conseguir dinero pues no lo podían conseguir del BCE. De ahí que no tuvieran ninguna protección frente a la especulación de los bancos. De esta manera, los bancos privados conseguían y continúan consiguiendo dinero a unos intereses bajísimos. Y con este dinero compraban deuda pública que les aseguraba unos intereses elevadísimos. Fue el “chollo” del siglo. De ahí surgió el enorme crecimiento de la deuda pública, sobre todo en los países PIGS. Ello supuso unos enormes, y repito, enormes beneficios de la banca privada y su descomunal crecimiento. El caso de la banca española es un claro ejemplo de ello. España tiene uno de los sectores bancarios más extensos en los países más ricos del mundo. Proporcionalmente es tres veces superior al tamaño del sector bancario en EEUU. Este sector es demasiado grande en España. Absorbe una enorme cantidad de recursos y gran parte de su expansión se debe a actividad especulativa.

(P.) Y para pagar esta deuda pública a los bancos se han estado haciendo estos recortes de gasto público.

(R.) Así es. El presidente del BCE, el Sr. Draghi, lo dijo claramente. Europa tiene que terminar con la Europa Social. Lo ha dicho así de claro, sin tapujos. Y la banca española, desde el Santander a La Caixa, han ido siguiendo esta consigna. Exigiendo “disciplina fiscal”, una de las expresiones más utilizadas en su discurso. Y también añaden la necesidad de hacer “reformas estructurales”, que quiere decir, hacer reformas en el mercado laboral encaminadas a bajar los salarios. Esto es lo que definen como necesidad de “ser disciplinados y tranquilizar a los mercados financieros”.

(P.) Usted ha definido esta narrativa como una farsa

(R.) No hay otra manera de definirla. El que, en la práctica, define los intereses de la deuda pública, es el BCE, no los mercados financieros. El primero utiliza a los segundos para presionar el desmantelamiento de la Europa Social. La mejor prueba de lo que digo es lo que ocurrió hace poco, cuando los intereses de la deuda griega y española estaban alcanzando unos niveles más que preocupantes. Se decía que “el euro estaba en peligro”, una expresión utilizada muy frecuentemente. Ante esa realidad, el Sr. Draghi citó solo una frase: “Haré todo lo que haga falta para salvar al euro”. Con esta frase, los intereses bajaron en picado.

 

V. LA ORIENTACIÓN NEOLIBERAL DEL ESTABLISHMENT EUROPEO

(P.) Y hoy estamos viendo que el BCE estará comprando masivamente deuda pública.

(R.) Frente a una situación preocupante debido al disparo de la deuda pública, el BCE interviene, comprando deuda pública. Pero lo hace comprándosela a la banca privada. Lo ha hecho en el caso griego y lo hará ahora en toda la Eurozona. Es un paso positivo, pero dramáticamente insuficiente. Lo que el BCE debería poder hacer es comprar deuda pública directamente a los Estados. Es más, para ayudar a los Estados a recuperarse, se necesita un gran estímulo económico, a base de aumentar los salarios y el gasto público, lo contrario de lo que el BCE está proponiendo y presionando.

(P.) Usted ha sido muy crítico de estas propuestas del BCE.

(R.) Sí, y la experiencia ha demostrado el desastre de estas políticas. Ha sido un fracaso. Hoy hay casi consenso fuera de España de que las políticas de austeridad han sido contraproducentes. La bajada de salarios y los recortes del gasto público han hecho un enorme daño. Pero hay que entender que el BCE actúa según criterios políticos, no monetarios o económicos. Sé que lo que digo sorprenderá. Pero la ortodoxia neo liberal responde a criterios políticos. Es el pensamiento neoliberal el que domina las instituciones de gobernanza del euro. Y según este pensamiento, bien reflejado en las posturas del gobierno Merkel, del gobierno Rajoy y del gobierno Mas en Catalunya, es que el retraso de estos países se debe a su falta de competitividad, que atribuyen a unos salarios excesivos y a un Estado del Bienestar demasiado desarrollado. Y su solución es reducir los salarios y la protección social. Y a eso lo llaman las “reformas estructurales” que el establishment europeo continúa exigiendo.

 

VI. LA GOBERNANZA DEL EURO COMO PROBLEMA. EL BCE ES UNA INSTITUCIÓN POLÍTICA

(P.) El problema está, pues, en la arquitectura de la gobernanza del euro y en el comportamiento del BCE.

(R.) Naturalmente. Y esto responde a unas decisiones políticas generadas por una ideología que ha alcanzado la categoría de dogma. Incluso hoy, en la sección “Clase de Economía” del programa Divendres de la televisión pública catalana, el economista de la casa, un ultraliberal, niega que el problema del estancamiento económico de España sea el problema de falta de demanda, atribuyendo la crisis a la excesiva intervención pública. ¡Extraordinario! Y todo el mundo callado.

(P.) Usted y Juan Torres han sugerido en su programa para Podemos que haya una reestructuración de la deuda pública. Lo mismo ha sugerido Alexis Tsipras en Grecia. La respuesta de los medios de publicación ha sido muy hostil, indicando que ello destruiría la confianza de los famosos mercados, creando dificultades enormes a los pensionistas y a otros ciudadanos.

(R.) Ha habido bastantes reestructuraciones de la deuda pública, sin que en ninguna de ellas se haya presentado dicha catástrofe. Hay una gran confusión sobre el hecho de la reestructuración. En primer lugar, según la propia normativa de la Unión Europea, cualquier reestructuración tiene que ir precedida por una auditoría de la deuda pública. En base a esta auditoría, se puede llegar a la conclusión de que, por ejemplo, ciertos componentes de la deuda pueden continuar tal como están y otros no.

(P.) Pero le dirán que hoy la gran mayoría de la deuda pública griega la tienen organismos públicos –el BCE, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera y el FMI-

(R.) Pero el que hoy sean estas entidades públicas es precisamente porque el sistema bancario privado que se había forrado de dinero con la deuda pública griega estaba ahogando al Estado griego, corriendo el riesgo de que si el Estado griego colapsara la banca privada saldría muy dañada. De ahí que las intervenciones públicas quisieran asegurarse de que el sistema no colapsaría. Y no colapsó. Pero el hecho de que no colapsara se debió a los enormes sacrificios del pueblo griego. En el fondo del problema están las causas citadas antes: la enorme concentración del poder económico y financiero existente en Grecia, y la alianza de esta estructura de poder, lo que Syriza llama los oligarcas, y en España se le llamaría la casta, aliada con la casta financiera europea, que ejerce una patológica influencia sobre los Estados.

(P.) ¿Cómo es que todo esto no aparece en los medios de información?

(R.) Porque estos están controlados precisamente por estos intereses. Vean ustedes quienes son los gurús que aparecen como economistas en sus programas. Desde TV3 a la Sexta Noche, todos son distintas variedades el liberalismo imperante. Esto está cambiando en otros países. Pero en España, las derechas de distintos colores dominan los medios.

Vicenç Navarro ha sido Catedrático de Economía Aplicada en la Universidad de Barcelona. Actualmente es Catedrático de Ciencias Políticas y Sociales, Universidad Pompeu Fabra (Barcelona, España).Es también profesor de Políticas Públicas en The Johns Hopkins University (Baltimore, EEUU) donde ha impartido docencia durante 35 años. Dirige el Programa en Políticas Públicas y Sociales patrocinado conjuntamente por la Universidad Pompeu Fabra y The Johns Hopkins University. Dirige también el Observatorio Social de España.Es uno de los investigadores españoles más citados en la literatura científica internacional en ciencias sociales Entrevista publicada en Público.esvnavarro.org
Categorías: Attac Planet

Crisis en Europa: transferencias y lucha de clases

Vie, 13/02/2015 - 08:00

Alejandro Nadal – Consejo Científico de ATTAC España

En 1941 la Wehrmacht nazi aniquiló en unas cuantas semanas la resistencia griega. La ocupación fue brutal: más de 325 mil civiles murieron en Grecia antes de que concluyera la guerra. Durante la ocupación, Berlín impuso un préstamo forzoso a Atenas por 476 millones de marcos, con lo que el pueblo griego acabó pagando el costo de su propia ocupación por las tropas nazis. El préstamo nunca fue reembolsado.

En 2013 una comisión del gobierno griego concluyó que Alemania debía 160 mil millones de euros a Grecia para cubrir aquel préstamo y los daños de la ocupación. La cancillería alemana respondió que el tratado de 1990 sobre la reunificación había cerrado el tema.

El informe de la comisión griega fue un subterfugio demagógico del ex primer ministro Antonis Samaras para legitimarse ante el electorado griego. Hoy el nuevo gobierno de Alexis Tsipras ha hecho alusión a este tema: en estricto rigor jurídico el tratado de 1990 no cierra el caso (Grecia no fue parte de él) y el asunto podría seguir envolviendo las tensas negociaciones entre Atenas y Berlín.

Las crisis del capitalismo en Europa (y en el mundo) llevan la marca de colosales transferencias de recursos en el plano internacional y entre clases dentro de cada país. El que estos grupos sean de una u otra nacionalidad es accidental. La historia económica muestra que estas transferencias son crónicas en Europa y con frecuencia han sido impuestas después de una guerra por los vencedores a los vencidos.

De aquí se desprende una narrativa equivocada, pues se piensa que las transferencias son entre países. Así, hoy se afirma que Grecia (o España) debe pagar sus deudas. Pero las palabras Grecia o Alemania se refieren a una abstracción. Si nos adentramos en el análisis, veremos que en cada uno de estos espacios nacionales hay obreros, capitalistas, terratenientes, banqueros y financieros, así como políticos corruptos.

El tema de la transferencia debe ser analizado con rigor para entender la crisis en Europa y la manera de superarla. El programa de austeridad impuesto en Grecia y España conlleva un inmenso flujo de transferencia de recursos que es soportado por ciertas clases sociales en beneficio de otros grupos o clases en esos y otros países (por ejemplo, del norte de Europa).

Es necesario superar la narrativa que ve en estas transferencias simples vínculos entre Estados nacionales e ignora la dinámica de las relaciones de clase. Las transferencias de recursos en Europa (y en el mundo) dependen de fuertes ajustes en la estructura de clases al interior de cada país.

Por eso una aportación interesante es el trabajo del analista financiero Michael Pettis, (http://blog.mpettis.com). Pettis examina el proceso de estancamiento en el crecimiento del salario real en Alemania a partir de 1995 como precursor de la crisis. Al constreñirse el crecimiento salarial se forzó la reducción del consumo y, dice Pettis, creció el ahorro forzado. Los bancos alemanes no podían invertir el exceso de ahorro en Alemania y enfocaron la mira hacia países como España, Italia y Grecia. Los bancos alemanes buscaron y encontraron prestatarios ávidos de obtener créditos baratos para todo tipo de proyectos, algunos poco viables y otros especulativos.

Cuando estalla la crisis, los bancos alemanes observan el aumento de su cartera vencida e incobrable. El lobby financiero hace lo que sabe hacer muy bien: busca que los gobiernos trasladen el costo del ajuste a las clases media y trabajadora a través de la devaluación interna.

Observa Pettis con razón: antes de la crisis los trabajadores alemanes pagaron las burbujas griega y española al aceptar un crecimiento muy bajo del salario real (en un contexto en el que la productividad en Alemania se mantenía constante). Y después de la crisis los trabajadores españoles y griegos se vieron obligados a pagar el costo de la explosión a través de salarios deprimidos y desempleo.

Pero el análisis de Pettis es incompleto y sólo toca la punta del iceberg. La capacidad de creación monetaria de los bancos en Europa encontró un gigantesco espacio de rentabilidad con la unión monetaria. Así que no sólo se trasladó el ahorro forzado de países como Alemania hacia bancos y prestatarios en Grecia o España. Bajo la unión monetaria los bancos más fuertes pudieron ejercer su capacidad de creación monetaria en todo el euro espacio y fueron capaces de generar burbujas como las que estudia Minsky en su modelo de crisis bancarias.

Hoy la clase trabajadora en Europa se enfrenta a un escenario desfavorable: los bancos alemanes, franceses, holandeses e ingleses tienen grandes necesidades de recapitalización y ello necesitará de apoyo público, es decir, de una masiva transferencia de recursos de las clases medias y trabajadoras del continente hacia el sector financiero.

Los funcionarios del gobierno griego tienen razón cuando afirman que luchan no sólo por el ciudadano griego promedio, sino por el ciudadano europeo en general. La recuperación del alma social de Europa pasa por una exitosa renegociación de la crisis en Grecia.

Twitter: @anadaloficial

Artículo publicado en La Jornada

Categorías: Attac Planet

Una narrativa griega sobre moralidad

Jue, 12/02/2015 - 19:00

Joseph Stiglitz - El NACIONAL

Cuando la crisis del euro comenzó hace media década, los economistas keynesianos predijeron que la austeridad que se imponía a Grecia y a los demás países en crisis sería un fracaso. Predijeron que la austeridad ahogaría el crecimiento y aumentaría el desempleo –y que incluso fracasaría en su propósito de reducir la relación deuda-PIB–. Otros economistas –en la Comisión Europea, el Banco Central Europeo, y en algunas universidades– hablaron de contracciones expansivas. Pero, incluso el Fondo Monetario Internacional sostuvo que las contracciones, como por ejemplo los recortes en el gasto público, eran solamente eso, políticas contractivas.

Nosotros casi ya no necesitábamos de una evidencia probatoria adicional. La austeridad había fallado de manera repetitiva: desde cuando se la usó hace ya bastante tiempo atrás durante la administración del presidente estadounidense Herbert Hoover –en dicha ocasión, la austeridad convirtió un desplome del mercado bursátil en la Gran Depresión– hasta cuando se la impuso en la forma de “programas” del FMI implementados en el Este de Asia y en América Latina durante las últimas décadas. Y, a pesar de todo, cuando Grecia se metió en problemas, de nuevo se intentó usarla.

En su gran mayoría, Grecia siguió las medidas dictadas por la “troika” (la Comisión Europea, el BCE y el FMI): convirtió un déficit presupuestario primario en un superávit primario. Sin embargo y de manera previsible la contracción del gasto público ha sido devastadora: 25% de desempleo, una caída de 22% en el PIB desde el año 2009, y un aumento de 35% en la relación deuda-PIB. Y ahora, con la abrumadora victoria en las elecciones de Syriza, el partido antiausteridad, los votantes griegos han declarado que se hartaron de la situación.

Entonces, ¿qué se debe hacer? En primer lugar, seamos claros: se podría culpar a Grecia por sus problemas si fuera el único país donde la medicina de la troika hubiese sido un completo y triste fracaso. Sin embargo, España tenía un superávit y un ratio bajo de deuda antes de la crisis, y este país, también, se encuentra en una depresión. No es tan necesaria una reforma estructural dentro de Grecia y España, en comparación con lo necesaria que sí es una reforma estructural en el diseño de la eurozona y un replanteamiento de los fundamentos de los marcos de políticas que han llevado al desempeño espectacularmente malo de la unión monetaria.

Grecia también nos ha recordado una vez más la magnitud de la necesidad que tiene el mundo en cuanto a contar con un marco de reestructuración de la deuda. La deuda excesiva no causó solamente la crisis del año 2008, sino que también causó la crisis del este de Asia en la década de los noventa y la crisis de América Latina en la década de los ochenta. En la actualidad, continúa causando sufrimientos indecibles en Estados Unidos, donde millones de propietarios de viviendas han perdido sus hogares, y en la actualidad, la deuda amenaza a millones más de personas en Polonia y en otros lugares a consecuencia de que dichas personas pactaron préstamos en francos suizos.

Si se toma en cuenta la cantidad de angustia que provoca la deuda excesiva, uno podría preguntarse por qué las personas y los países se han puesto, repetidamente, en dicha situación. Al fin de cuentas, esas deudas son contratos –es decir, son acuerdos voluntarios– así que los acreedores son tan responsables de dichas deudas como lo son los deudores. De hecho, podría decirse que los acreedores son aún más responsables: por lo general, estos acreedores son instituciones financieras sofisticadas, mientras que los prestatarios con frecuencia están en mucha menor sintonía con las vicisitudes del mercado y los riesgos asociados a los diferentes acuerdos contractuales. De hecho, sabemos que los bancos estadounidenses en realidad se aprovechaban de sus prestatarios, usufructuando su falta de sofisticación financiera.

Cada país (avanzado) se ha dado cuenta de que para hacer funcionar el capitalismo se requiere otorgar a las personas un nuevo comienzo. Las prisiones de deudores del siglo XIX fueron un fracaso, por inhumanas y porque realmente no ayudaban a garantizar el pago. Lo que sí ayudó fue brindar mejores incentivos para que realicen buenos créditos, esto se logró al hacer que los acreedores sean más responsables de las consecuencias de sus decisiones.

A escala internacional, todavía no hemos creado un proceso ordenado para otorgar a los países un nuevo comienzo. Incluso desde antes de la crisis de 2008, las Naciones Unidas, con el apoyo de casi todos los países en desarrollo y emergentes, ha estado tratando de crear un marco de este tipo. Pero Estados Unidos se ha opuesto rotundamente; tal vez quiere volver a instituir las prisiones de deudores para encarcelar a las autoridades de los países excesivamente endeudados (si es así, puede que se estén desocupando espacios en la Bahía de Guantánamo).

La idea de restablecer las prisiones de deudores puede parecer descabellada, pero va en sintonía con las actuales ideas sobre riesgo moral y responsabilidad. Existe el temor de que si a Grecia se le permite reestructurar su deuda, dicho país simplemente se meterá nuevamente en problemas, al igual que ocurrirá con otros.

Dichos temores son un disparate. ¿Alguien en su sano juicio cree que algún país estaría dispuesto a atravesar voluntariamente lo que Grecia ha tenido que atravesar, solo con el objetivo de conseguir ventajas de sus acreedores?  Si existiese un riesgo moral, dicho riesgo estaría relacionado a los prestamistas –sobre todo a aquellos en el sector privado– quienes han sido rescatados en repetidas ocasiones. Si Europa ha permitido que estas deudas se desplacen desde el sector privado al sector público –un patrón bien establecido durante el último medio siglo–  es Europa, no Grecia, la que debe soportar las consecuencias. De hecho, la difícil situación actual de Grecia, incluido el enorme aumento del ratio de deuda, se debe en gran parte a los programas mal guiados que la troika ha impuesto a este país.

Por lo tanto, lo que es “inmoral” no es la reestructuración de la deuda, sino la ausencia de dicha reestructuración. No hay nada particularmente especial en lo que se refiere a los dilemas que Grecia  enfrenta hoy en día; muchos países han estado en la misma posición. Lo que hace que los problemas de Grecia sean más difícil de abordar es la estructura de la eurozona: la unión monetaria implica que los Estados miembros no pueden devaluar su moneda con el objetivo de salir de sus problemas; sin embargo, el mínimo de solidaridad europea que debe acompañar a esta pérdida de flexibilidad en cuanto a la aplicación de políticas simplemente no está presente.

Hace setenta años, al final de la Segunda Mundial, los Aliados reconocieron que ellos debían brindar un nuevo comienzo a Alemania. Entendieron que el ascenso de Hitler tuvo mucho que ver con el desempleo (no con la inflación) que sobrevino a consecuencia de que a finales de la Primera Guerra Mundial se impuso más deuda sobre los hombros de Alemania. Los Aliados no tomaron en cuenta la estupidez asociada a la acumulación de dichas deudas, ni tampoco hablaron sobre los costos que Alemania había impuesto sobre los hombros de los demás. En cambio, no solo perdonaron las deudas; en los hechos, los Aliados proporcionaron ayuda, y las tropas Aliadas estacionadas en Alemania proporcionaron un estímulo fiscal adicional.

Cuando las empresas entran en quiebra, un canje de deuda por acciones es una solución justa y eficiente. El enfoque análogo para Grecia es convertir sus bonos actuales en bonos vinculados con el PIB. Si a Grecia le va bien, sus acreedores recibirán más del dinero que invirtieron; si no le va bien, recibirán menos. Ambas partes tendrían un incentivo poderoso para aplicar políticas que favorezcan el crecimiento.

Rara vez las elecciones democráticas dan un mensaje tan claro como el que se dio en Grecia. Si Europa le dice no a la demanda de los votantes griegos en cuanto a un cambio de rumbo, está diciendo que la democracia no es de importancia, al menos cuando se trata de asuntos económicos. ¿Por qué simplemente no se anula la democracia, tal como lo hizo Terranova de forma efectiva cuando entró en suspensión de pagos antes de la Segunda Guerra Mundial?

Se tiene la esperanza de que prevalezcan quienes entienden de asuntos económicos relacionados con la deuda y la austeridad, y que también lo hagan aquellos quienes creen en la democracia y los valores humanos. Aún está por verse si serán ellos quienes prevalecerán.

 

Copyright: Project Syndicate, 2015.
www.project-syndicate.org

Categorías: Attac Planet

Tiembla la oligarquía madrileña y española / Los principios, nuestro mapa

Jue, 12/02/2015 - 14:00

Alberto Garzón – Consejo Científico de ATTAC España

Tiembla la oligarquía madrileña y española

Hoy sabemos con certeza que las bases del llamado milagro económico español fueron la burbuja inmobiliaria, el endeudamiento y la corrupción. No en vano, en los últimos treinta años se ha producido una transformación radical de nuestra estructura productiva. En este tiempo el peso de la industria ha caído desde el 28% hasta el 15%, mientras que la actividad inmobiliaria y la construcción ha crecido desde el 17% hasta el 29%.

Pero el ladrillo y cemento se propulsaban gracias a la actividad financiera. El papel del sistema financiero –bancos y cajas de ahorro- ha sido fundamental para alimentar la burbuja inmobiliaria y la actividad económica derivada. Y el lugar de España dónde más peso ha tenido y tiene el capital financiero es sin duda Madrid. De hecho la comunidad madrileña es una anomalía dentro de España. Mientras el peso medio del sector financiero en la economía regional española era antes de la crisis del 5%, en Madrid superaba el 7%. Madrid ha sido el corazón de las finanzas españolas, muy dependientes a su vez de las relaciones establecidas con las empresas constructoras e inmobiliarias y de las relaciones políticas.

De ahí que las cajas de ahorro hayan sido el instrumento central que casaba los intereses políticos con los empresariales. Eliminada su función social originaria, las cajas han sido el nido de corrupción que engrasaba el crecimiento económico a la española. Y hablar de Madrid es también hablar de su principal caja de ahorros, CajaMadrid-Bankia. Y hablar de Madrid es hablar de las grandes empresas de la construcción como FCC, Acciona o OHL. Todas ellas muy bien relacionadas políticamente, hasta el punto de absurdos como el que llevó a OHL a anunciar antes que el ministerio de Fomento una ley de rescate de las autopistas madrileñas quebradas –y que obviamente beneficiaba a la propia OHL. Su crecimiento económico les ha permitido, además, expandir sus negocios fuera de las fronteras españolas y también fuera de sus sectores originales. Hasta el punto que podría decirse que dejaron de ser, en esencia, empresas constructoras. Y ello ha alimentado ampliamente la concentración del poder económico en toda España, quedando así en manos de una élite económica rentista que por lo general es parasitaria del poder político y de sus favores. Una clase empresarial del siglo XIX encubierta por la retórica posmoderna. Un puñado de millonarios que determinan el destino de la población española en reuniones celebradas en palcos vip de fútbol y en oscuras negociaciones en despachos oficiales.

Madrid, la comunidad del tamayazo, sabe mucho de eso. Es consciente de que la oligarquía madrileña, ese matrimonio clientelar entre el poder económico y el poder político, va a usar todo su inmenso poder para evitar cualquier cambio político. Hasta ahora han conseguido determinar qué rescates económicos son prioritarios, como los de la banca, la autopistas o la empresa Castor. Y ello mientras se recorta en Sanidad y Educación. Miles de millones públicos que de forma democrática van directos a los bolsillos de la oligarquía. Un saqueo democrático orquestado por esa oligarquía. Pero también sabe la oligarquía madrileña que tiene que cerrar el paso a cualquier alternativa, sea con el clásico transfuguismo o usando a todos los poderes del Estado. Ello incluye, claro está, el uso arbitrario de la –mal llamada- justicia. Una oligarquía que está más débil que nunca, pero que mantiene aún una influencia que penetra con enorme fuerza en parte de las organizaciones políticas dominantes. Sólo así se puede entender el fenómeno de las tarjetas black, que es sólo la anécdota de una gran estafa que pagamos entre todos. Blesa, Granados, Bárcenas, Moral Santín y el resto de ladrones y cómplices silenciosos son sólo simples piezas de un tablero de ajedrez mucho más amplio al que tenemos que dar una patada.

Hay una ventaja, una esperanza: no claudicaremos. Quienes pensamos que este país merece una oportunidad, para la decencia y para la transformación social, sabemos que es indispensable acabar con el poder de esta oligarquía. Que el poder ha de ser devuelto al pueblo. Las grandes empresas y sus representantes políticos vasallos temen, por encima de todo, la democratización de la economía. Temen una alternativa de izquierdas que devuelva los recursos y el poder al pueblo.

Sabemos, por eso mismo, que enfrentamos innumerables obstáculos. Las élites no sólo han corrompido las instituciones democráticas, que necesitamos recuperar, sino que sus estrategias y tácticas son más propias de la mafia. Pero unidos somos más fuertes. Nos jugamos un modelo de sociedad; nos jugamos la capacidad de satisfacer nuestras necesidades más básicas; nos jugamos nuestros empleos; nos jugamos la democracia. Apartemos egos, apartemos liturgias y concentrémonos en la oportunidad histórica que tenemos por delante.

 

Los principios, nuestro mapa

Muchos de quienes participamos en el movimiento 15-M pensábamos que estábamos ante un cambio de época. Cuatro años después hemos constatado que, efectivamente, teníamos razón. Hoy han dejado de tener sentido las viejas certezas. Vivimos un tiempo en el que, como decía el filósofo Jonh Calhoun, entre lo viejo y lo nuevo surge «incertidumbre, confusión, error y salvaje y feroz fanatismo». Esos son nuestros tiempos, en lo personal y en lo político.

Es normal que la gente dude, pues todos somos humanos. Los antiguos mapas ya no iluminan nada. Pero es precisamente ahora más necesario que nunca que prevalezcan los principios y los valores. Son los cimientos de todo pensamiento político. Son el sostén de nuestra identidad, del quiénes somos. Es imposible predecir qué pasará en adelante, pero sí es posible garantizar que todo será mejor si nos mantenemos fieles a nuestros principios y valores. Nuestra sociedad, nosotras, lo necesitamos.

Pijus Economicus

Categorías: Attac Planet

Los mercados temen a Podemos

Jue, 12/02/2015 - 10:00

Francisco Morote Costa - ATTAC Canarias

¿Qué relación hay entre los mercados y la política? ¿Entre las entidades financieras y las decisiones democráticas de la ciudadanía?

Los mercados, es decir, los presidentes y otros altos directivos de fondos de inversión, de pensiones, de alto riesgo, de la banca de inversión y comercial y de las agencias de calificación de riesgos, entidades financieras fundamentalmente estadounidenses y europeas, temen a Podemos.

Como botones de muestra veamos algunas opiniones de cualificados representantes de esas élites financieras.

Ralf Preusser, director de análisis de crédito en Europa de Merril Lynch, propiedad actualmente del Bank of America de Estados Unidos, decía el año pasado: “El riesgo político ha regresado a escena con Grecia, por lo que preferimos países que no presentan grandes posibilidades de vuelco electoral el año próximo. Preferimos Portugal sobre España, e Italia sobre España, para sortear el riesgo que puede suponer el incremento de apoyo a Podemos “.

Michael Krautzberg, director de inversiones de renta fija en Europa de la estadounidense Blackrock, el mayor fondo de inversiones del mundo: “Es posible que las agencias de ráting le suban ( a Portugal ) la calificación este año, y además hay más estabilidad política que en España, al no haberse producido el auge de partidos populistas “, ha dicho este inversor en clara alusión a Podemos.

Bosco Ojeda analista de UBS ( Unión de Bancos Suizos ) el mayor banco suizo especializado, sobre todo, en la gestión de riquezas : “en términos relativos sin duda el escenario político va a restar a España parte de la ventaja que tiene actualmente frente a Italia y Portugal…” , para añadir a continuación, “La incertidumbre política es un riesgo, y mas si va de la mano de políticas no ortodoxas como el populismo… “.

En definitiva, los mercados, ese eufemismo tras el que se ocultan las élites financieras, temen un triunfo electoral de Podemos en España en el año 2015. Y cabe preguntarse el por qué de ese temor.

La respuesta es sencilla. La hemos advertido en las opiniones de los altos directivos de las entidades financieras que acabamos de mencionar. Para ellos Podemos es, sin ninguna duda, un riesgo político, un partido populista capaz de poner en práctica políticas no ortodoxas, como está haciendo Syriza en Grecia, sin ir más lejos.

Estas cosas a los mercados, ya saben de quienes estamos hablando, les disgustan mucho, porque ellos son partidarios de las políticas ortodoxas de austeridad, recortes sociales, privatizaciones y deudocracia, que en la Unión Europea imponen con mano de hierro la Comisión Europea y el Banco central Europeo, con la ayuda inestimable del Fondo Monetario Internacional y de los gobiernos neoliberales de derechas y de ex-izquierdas.

¿ Qué pueden hacer entonces los mercados ante estas situaciones ?

La solución, según explicaba recientemente en el Foro Económico Mundial de Davos, Laurence Fink, presidente, precisamente, del mencionado fondo de inversión estadounidense Blackrock, consiste en ” educar a la población [en Europa] para que vote al líder correcto que tome las medidas correctas”.

Al cortar el crédito a los bancos griegos para forzar otro rescate por parte del nuevo gobierno griego es lo que está haciendo el Banco Central Europeo con la población helena, para que aprenda, la letra con sangre entra, que hay que votar ” al líder correcto que tome las medidas correctas “.
Insistamos, pues, está claro que los mercados se injieren con parcialidad en la vida pública , y ni son apolíticos, ni apartidistas. Prefieren las políticas ortodoxas o sea neoliberales, y los líderes correctos, como el señor Draghi, que tomen las medidas correctas, aunque éstas sean lesivas para las clases populares.

En fin España les preocupa mucho y ya anuncian la pérdida de confianza que un posible triunfo electoral de Podemos les inspira.

No obstante creen, o al menos esa es la opinión del ya citado Bosco Ojeda, analista de UBS, que “Lo mas probable es que haya un gobierno de coalición que al final lleve a cabo políticas ortodoxas de acuerdo con Bruselas…”. Idea que comparte la agencia de calificación Fitch que augura ” una gran coalición ” entre PP y PSOE después de las elecciones generales.

¿ Ve ahora el lector la relación que hay entre los mercados y la política ? ¿ Entre las entidades financieras y su poder y las decisiones democráticas de la ciudadanía ?

Los mercados han tomado partido. Ya sabemos, por anticipado, lo que quieren. Temen a Podemos y, por consiguiente, ejercerán una presión ¿irresistible ? sobre el PSOE para que se coaligue con el PP. Si así lo hace, para llevar a cabo las políticas ortodoxas de Bruselas, corre el peligro de seguir los pasos del PASOK, el Movimiento Socialista Panhelénico, que ha dejado de ser relevante por tomar partido no por las clases populares, sino por los dictados de las élites capitalistas y sus mercados financieros.

Categorías: Attac Planet

Declaración de la Red Europea de ATTAC después de las elecciones griegas

Jue, 12/02/2015 - 08:00

La esperanza ganó en las elecciones. Mantengámoslo vivo y extendámoslo por la UE

La esperanza ha ganado al  miedo y a la resignación en las elecciones griegas del 25 de enero de 2015, ofreciendo la posibilidad por primera vez a los ciudadanos griegos de ser gobernados por un gobierno de izquierda. Esta victoria está generando esperanzas no sólo para el pueblo griego, sino para todos los ciudadanos europeos  que expresaron su solidaridad en la lucha contra la austeridad impuesta por la Troika.

Esta solidaridad estuvo bien representada durante la campaña electoral no sólo a través de una presencia física en las reuniones celebradas en Grecia, sino también a través de acciones en toda Europa. En cierta manera  todos participamos en esta histórica victoria. El resultado es alentador para todos nosotros: a través de estas elecciones los ciudadanos han reclamado recuperar democráticamente su derecho a decidir.

Las primeras acciones y declaraciones de esta nueva mayoría popular confirman su determinación de luchar contra las políticas de austeridad en Grecia y en Europa, para liberar a los ciudadanos de la carga de la deuda pública utilizada para imponer políticas neoliberales que niegan los derechos democráticos y cualquier sentido de la justicia social. La lucha será difícil y requerirá apoyo permanente. La Red Europea de ATTAC (EAN) se compromete a ofrecer apoyo a esta lucha, que es nuestra lucha común para el cambio de políticas en Europa

Nada será fácil y a veces pueden expresarse críticas desde algunas opciones políticas.  EAN mantendrá un ojo crítico en las decisiones tomadas por el gobierno encabezado por SYRIZA. Los principales criterios de apoyo en este difícil ejercicio del poder político será que las medidas tomadas  contribuyan a detener las políticas de austeridad, profundizar las instituciones democráticas, sacar los derechos de los ciudadanos de las manos de las fuerzas del mercado, aplicar una transición ecológica y restablecer  la justicia social en toda la UE.

Más específicamente, reconociendo que el problema de la deuda pública en Europa es motivo de preocupación para todos nosotros y que es de vital importancia para Grecia, que se enfrenta a un nivel insostenible de la deuda, nosotros haremos campaña a favor de una Conferencia Europea sobre la deuda pública en base a las líneas trazadas en la  Conferencia de Londres de 1953 en relación con la deuda de Alemania antes y después de la guerra.  Lo usaremos para promover una redefinición de las funciones y del poder en las instituciones comunitarias.  Nuestro objetivo es la solidaridad europea, sirviendo a los intereses de la mayoría de los ciudadanos en lugar de que las élites impongan su voluntad sobre todo.

Categorías: Attac Planet

El contagio del nacionalcatolicismo se asienta en La Zarzuela

Mié, 11/02/2015 - 19:00

Antonio Aramayona – ATTAC España

Expiraba el siglo XV cuando el ejemplar Papa Alejandro VI concedió a Fernando de Aragón e Isabel de Castilla el título de “Católicos”, que se vería refrendado por el Papa León X a principios del siglo XVI en la persona del emperador Carlos I. Desde entonces y hasta nuestros días, la monarquía hispana ostenta entre sus incontables títulos el de “católica”. No hay que olvidar que España pasó cuarenta años de dictadura dominada por el nacionalcatolicismo y regida por un general que se autodenominó “Caudillo de España por la gracia de Dios” con la anuencia monolítica de la iglesia católica.

No obstante, pensé y esperé, ingenuo de mí, que los tiempos habrían cambiado tras la abdicación del último rey, que juramentó públicamente los Principios del Movimiento Nacional. Sin embargo, leí recientemente que el pasado 26 de enero la reina consorte del actual jefe del Estado, Leticia Ortiz (ahora su majestad la reina), había enviado una carta al hermano mayor de la cofradía sevillana de Jesús de la Pasión que decía lo siguiente: “Su Majestad la Reina ha tenido a bien aceptar el nombramiento de hermana mayor honoraria de la Archicofradía del Santo Sacramento y Pontificia y Real de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de la Pasión y Nuestra Madre y Señora de la Merced”. Para colmo, su majestad la reina jurará en próximas fechas a concretar las reglas de la Cofradía. ¿Veremos en la llamada semana santa al jefe del Estado español y su consorte en las próximas procesiones católicas sevillanas?

Hurgando, hurgando en la misma noticia y en las santas tradiciones, me entero de que la reina Isabel II, devota de Jesús de la Pasión (en el paroxismo del contagio del nacionalcatolicismo en la tradicionalmente miope y maltrecha monarquía hispana) concedió licencia a la Cofradía para “hacer la estación de penitencia el viernes santo” y a sus cofrades vestir la túnica morada y negra”. Isabel II fue así Hermana Mayor de la Cofradía, como lo es ahora doña Leticia. Desde entonces abundaron los hermanos, hermanas, camareras… en el seno de las sucesivas Familias Reales.

Por el contrario, el contagio nacionalcatólico ha comenzado a ser atajado en nuestra hermana en desventuras, Grecia. Como es bien sabido, el 26 de enero pasado el primer ministro griego, Alexis Tsipras, se reunía al mediodía con el arzobispo de Atenas y líder de la Iglesia de Grecia, Ieronimos, para comunicarle que no iba a prestar juramento religioso en la toma de posesión de su cargo. Tsipras se convirtió así en el primer jefe de Gobierno griego que prescindía de un ritual confesional en tal acto. Al día siguiente, los miembros del nuevo Gobierno griego tomaron, a su vez, posesión de sus cargos en una ceremonia dividida en dos, una con presencia de símbolos religiosos (ANEL, socio de Gobierno) y otra exclusivamente civil (SYRIZA).

Lo que debía ser normal en el mundo plural y global donde vivimos se convirtió así en noticia, especialmente en España, donde ni dios osa realizar actos públicos de tal calibre sin símbolos, ritos y representantes de la confesión católica, por miedo a perder votos y clientela. Como botón de muestra, vivo en una ciudad cuyo alcalde, J. A Belloch, ha unido su cargo a la presencia de un artístico crucifijo sobre la mesa de presidencia, a su derecha, en los plenos municipales, que ha dedicado una calle al fundador del Opus Dei y que no se pierde una misa solemne o una procesión, a las que asiste con todo boato y charanga en calidad de su cargo. Jamás los miembros socialistas del consistorio zaragozano (no digamos los ediles del PP) han dicho ni mu en contra de tal desvarío confesional.

Así las cosas, ni que decir tiene que el artículo 16.3 de la Constitución Española

“Ninguna confesión tendrá carácter estatal”

suena a chiste, a un triste chiste (una auténtica tomadura de pelo), comenzando por la sede de la Casa de su Majestad el Rey, el Palacio de la Zarzuela.

Twitter: www.twitter.com/antaramayona

La Utopía es posible

Artículo publicado en El Huffington Post

Categorías: Attac Planet

La guerra económica de Alemania contra Grecia es un arma de doble filo

Mié, 11/02/2015 - 14:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

El nuevo gobierno griego y los líderes del euro están llegando a un nivel de enfrentamiento que puede significar el desmoronamiento de la moneda única. El gobierno de Syriza ha dejado claro que no va a continuar aplicando las políticas que ha exigido la troika en los últimos años dado que han sido un fracaso. La troika ha declarado una brutal guerra económica contra Grecia y solo habla de extender los plazos de vencimiento de los créditos; Grecia pide un alivio real de la deuda dado que no tiene sentido extender el plazo a planes que han fracasado. Grecia quiere emprender los programas sociales de ayuda a los pobres, los desempleados y las pequeñas empresas en lugar de apoyar a los bancos y los oligarcas de Europa, como exige la troika.

domino-euro_ebs

Tsipras prometió que su gobierno sanará las heridas provocadas por los planes de austeridad, ofreciendo comida gratis y electricidad a los que han sufrido, así como restablecer a los funcionarios públicos que fueron despedidos como parte de los “planes de rescate” propuestos por la troika. El gobierno griego debe más de 273 mil millones de euros al FMI y el BCE y los bancos griegos y las empresas deben otros 200 mil millones de euros a los bancos extranjeros.

Lo de Grecia es el ejemplo vivo del fracaso de las políticas de la troika y el nuevo gobierno griego no quiere seguir reproduciendo esos errores. Hasta el momento, Europa no ha demostrado ninguna voluntad de satisfacer las demandas de Tsipras, por el temor de que otros países como Irlanda, Portugal, España e Italia se sumen a las demandas de Grecia y prosigan su ejemplo. La tensión recrudece a medida que los líderes europeos endurecen su posición y toman decisiones tan brutales como inauditas. El Banco Central Europeo señaló que a partir del 11 de febrero no aceptará los títulos públicos griegos cerrando toda posibilidad de financiamiento a Grecia y declarando una guerra abierta al gobierno de Tsipras.

Arma de doble filo

Esta estrategia es un arma de doble filo que solo aumenta las posibilidades de que Grecia abandone la zona euro y ponga en peligro la estabilidad europea. Grecia ha sido el único país que se ha animado a decir la verdad: la deuda es impagable y el país está en la quiebra. Hasta el momento, los países europeos que están en situación de quiebra la han negado porque resulta políticamente inconveniente asumir la bancarrota, dejando que el costo lo paguen los desempleados o el estancamiento económico.

El gobierno de Syriza ha hecho un cambio radical en la política al llamar a las cosas por su nombre. Tsipras ha dicho que las grandes cantidades de deuda acumulada por Grecia, facilitadas por las bajas tasas de interés en los inicios del euro y por los programas de impresión de dinero de los bancos centrales tras el estallido de la crisis, son simplemente impagables. Esto no debería sorprender a nadie dado que la deuda de Estados Unidos, Japón, Francia o el Reino Unido -al igual que la deuda de Italia, Portugal y España- es impagable y la deflación que sufre Europa la hace aún más monstruosamente impagable. Por cierto que a los líderes europeos no les gusta que se diga la verdad en forma tan descarnada, dado que gustan de la fantasía del ¿mundo feliz? del euro.

Si Grecia es empujada a abandonar la zona euro y volver al dracma, la nueva moneda griega tendría -con suerte- un valor del 50 por ciento del euro. Esto significa que las pérdidas superarían los 200 mil millones de euros que los gobiernos, los bancos y las corporaciones del resto de Europa deberán absorber. Solo Alemania podría sufrir una pérdida de 75 mil millones de euros. Por eso que el programa puente por mil millones de euros y el alivio de la deuda solicitado por Yanis Varoufakis es la mejor opción que tiene Europa para evitar el estallido de una espiral destructiva que pondría a Europa fuera de control.

La crisis financiera iniciada hace siete años toma ahora una nueva dimensión que deja al descubierto la brutalidad de las políticas emprendidas por la troika. Todos los planes de contención que permitieron a Angela Merkel postergar las decisiones con el respiradero artificial de los rescates para prolongar la agonía de la moneda única puede estar llegando a su fin. Alemania no va a ceder ante Grecia porque de inmediato España, Portugal e Italia exigirían condiciones similares… Pero la salida de Grecia del euro puede ser un paso adelante que de cuenta de las falencia del proyecto imperialista creado por Alemania. El euro no ha sido una unión entre iguales, y la dureza de la crisis ha demostrado que una unión monetaria carece de sentido sin una unión fiscal.

Categorías: Attac Planet

Estamos con Grecia y Europa

Mié, 11/02/2015 - 10:00

La Junta Directiva de Economistas Frente a la Crisis EFC, en representación de sus asociados, se suma a este manifiesto que reproducimos a continuación en su traducción al castellano:

Manifiesto internacional

Viernes 6 de febrero de 2015

Colectivo

[Trescientos economistas y académicos de todos los continentes, de James Galbraith a Stephany Griffith-Jones, deJacques Sapir a Dominique Meda, llaman a los gobiernos europeos y a las instituciones internacionales a “respetar la decisión del pueblo griego” y a “entablar negociaciones de buena fe con el nuevo gobierno griego para resolver la cuestión de la deuda”.]

Llamamos a los gobiernos de Europa, a la Comisión Europea, al Banco Central Europeo y al FMI, a respetar la decisión del pueblo griego de emprender una nueva vía y a entablar negociaciones de buena fe con el nuevo gobierno griego para resolver la cuestión de la deuda.

El gobierno griego sostiene con razón que se impone una profunda reorientación, pues las políticas aplicadas hasta ahora son un completo fracaso. No han traído la recuperación económica ni la estabilidad financiera, ni empleo y ni siquiera inversiones extranjeras directas. Han hecho mucho daño a la sociedad griega y debilitado sus instituciones. El enfoque aplicado ha sido lisa y llanamente nefasto y no ha dado pie a ningún avance que convenga preservar. Pedimos a los socios europeos que tomen nota de esta realidad, que está en el origen de la elección del nuevo gobierno griego.

Grecia necesita medidas humanitarias inmediatas, un salario mínimo más elevado, la creación de puestos de trabajo, inversiones y medidas que permitan restaurar y mejorar servicios básicos como la sanidad y la enseñanza. Necesita dotarse de un sistema fiscal más robusto y un tipo tributario más progresivo, que se alimente menos del IVA y permita gravar los ingresos y los patrimonios. El nuevo gobierno también debe combatir, castigar y erradicar la corrupción. Para llevar a cabo estas políticas y darles tiempo para que demuestren su eficacia, el país requiere cierto margen presupuestario. Mientras tanto, necesita una refinanciación del Banco Central Europeo a fin de estabilizar su sistema bancario. Pedimos a las autoridades europeas y a los gobiernos que dejen que Grecia cuente con esos márgenes presupuestarios y aseguren su refinanciación.

El gobierno griego exige con razón que se anule la deuda que tiene con socios europeos. Esta deuda es insostenible y no será devuelta jamás, pase lo que pase. Por tanto, los demás países y sus contribuyentes no sufrirán ninguna pérdida económica. Al contrario, un nuevo comienzo de Grecia permitirá relanzar la actividad, incrementar los ingresos y crear puestos de trabajo, beneficiando de este modo a los países vecinos. Instamos a los acreedores de Grecia a que aprovechen esta oportunidad para exponer clara y honestamente estos hechos a sus poblaciones.

Esto es lo que está en juego, y no se trata únicamente de la suerte de Grecia, sino del futuro de Europa en su conjunto. Una política de amenazas, de ultimatos, de obstinación y de chantajes significará a los ojos de todos el fracaso moral, político y económico del proyecto europeo. Instamos a los líderes europeos a rechazar y condenar todo intento de intimidación y de coacción sobre el gobierno griego y el pueblo de Grecia.

A la inversa, el éxito de Grecia puede indicar un camino hacia la prosperidad y la estabilidad en Europa. Daría pie a la renovación de la democracia y abriría el mecanismo electoral a otros cambios constructivos. Estamos con Grecia y con Europa, por la democracia y el cambio. Los dirigentes europeos han de reconocer la decisión democrática tomada por el pueblo griego en circunstancias extremadamente difíciles, proceder a una evaluación realista de la situación y emprender sin demora la vía de una negociación razonable.

Enlace al comunicado y lista de firmantes

Viento Sur.info

Categorías: Attac Planet

ATTAC Madrid: Manifestación NoSomosDelito

Mié, 11/02/2015 - 08:02

Desde No Somos Delito convocamos una ManiFiesta contra las #LeyesMordaza, este 14F en Madrid a las 12h con el recorrido de Plaza España- Sol.

Ya hay convocadas manifestaciones  en Salamanca, Granada, Perú, Asturias, Sevilla (15F) y sumando… Invitamos a todas las ciudades de España a convocar acciones descentralizadas ese mismo fin de semana. Y a los que estáis en Madrid, os animamos a asistir a la Asamblea del Lunes 9  para preparar La Mani del 14F, necesitamos de vuestras manos para que la Manifestación sea enorme.

Estamos en un momento clave ya que cada vez queda menos para que se aprueben las Leyes Mordaza. Pronto se acabarán los trámites en el Senado y es probable que en marzo-abril comience su puesta en vigor. Su aplicación, aunque sea por unos meses, supone grandes consecuencias para los movimientos sociales. Así que ahora, más que nunca, es el momento de salir a la calle porque que mejor manera de defender nuestro derecho a protestar, que protestando. Tenemos que seguir manifestándonos contra estas Leyes para que no se apliquen si no queremos que mañana nos frían a multas y la represión sea todavía mayor.

Tenemos preparada la respuesta para pararla, pero necesitamos tu ayuda. La ayuda de todas. Este 14F sal a la calle a defender a aquellas a las que quieres, a defender aquello en lo que crees, a defender tus libertades y derechos.

Convocatoria del 14F en Facebook: https://www.facebook.com/events/421114138054260/

¡¡Cuando el Pueblo alza su voz nada lo puede detener!!

El #14F Día de los AMORdazados nos declaramos amantes de la libertad. Manifiéstate!!!

IMG-20150208-WA0000

Categorías: Attac Planet

TTIP: El fin de la democracia y de la soberanía

Mié, 11/02/2015 - 08:00

Sol Sánchez Maroto - Coordinadora de ATTAC España

El próximo lunes 8 de Febrero en Bruselas se inicia la octava ronda de negociaciones del Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones más conocido como TTIP (por sus siglas en inglés). Este Tratado crearía la mayor zona de libre comercio del planeta, con cerca de 800 millones de consumidores, que representará casi la mitad del Producto Interior Bruto (PIB) mundial y un tercio del comercio global.

El objetivo declarado de este Tratado es la eliminación de todas las barreras arancelarias y no arancelarias entre ambas economías, pero su objetivo real se encuentra en las no arancelarias. Y eso significa la eliminación de las trabas a los beneficios de los inversores que supongan las normativas y leyes que regulan y protegen nuestra convivencia y derechos.

¿Y cómo se consigue ejecutar todo eso? En primer lugar a través de la llamada armonización normativa que básicamente consiste en quedarse con la más baja de las protecciones sobre cada materia, vigente en uno u otro lado del Atlántico, y extenderla a ambos. Por eso decimos que los y las perdedoras estamos en ambos bloques, somos las clases trabajadoras, las clases populares y la ciudadanía en general en la UE o EEUU quienes perdemos porque siempre se aplicará la peor de las opciones para nuestros intereses frente a los intereses de las corporaciones transnacionales.

Pero la armonización normativa es solo el principio. La estructura de estos Tratados los dota de una seguridad jurídica aplastante donde los derechos de los grandes inversores quedan clara y nítidamente protegidos pero sus deberes, completamente difuminados. Poseen perversos mecanismos que se convierten en verdaderos jaque mate a los principios democráticos fundamentales, socavan la soberanía, y en definitiva dinamitan el estado de derecho y el derecho de los estados. Dos de ello son, la cláusula de resolución de conflictos inversor estado ISDS (por sus siglas en inglés), y el Consejo de Cooperación Reguladora.

La cláusula de resolución de conflictos entre Inversor y Estado (ISDS)

La cláusula de Resolución de Conflictos entre Inversor y Estado, ISDS, da potestad a los inversores para impugnar las leyes establecidas en el mejor interés de cada nación, procediéndose en tribunales privados de arbitraje formados por tres abogados, donde se piden compensaciones por las pérdidas reales o “potenciales” que dichos inversores estimen que puedan provocar estas nuevas leyes. Es, de facto, un sistema de justicia privado sólo para el beneficio de las grandes corporaciones transnacionales, que carece de transparencia y burla con suma facilidad los estándares legales internacionales, y donde no hay siquiera igualdad ante la ley porque solo pue- den presentar demandas los inverso- res extranjeros. Sus decisiones son inapelables y no responden ante ninguna instancia superior.

Además aunque los negociadores de la Comisión Europea la quieran vender como accesible incluso a PYMES, difícilmente un pequeño inversor podrá costearse el acceso a este mecanismo. Y es que los costos legales y arbitrales de una disputa en estos tribunales suponen una media de 8M$, que suben con extrema facilidad hasta los 30M$ o incluso los 58M$ que, por ejemplo, le costó la defensa al gobierno filipino en el largo proceso contra el operador aeroportuario alemán Fraport.

Es fácil advertir las consecuencias de “enfriamiento legislativo” que puede suponer la amenaza constante de esos costos por posibles demandas sobre los Estados, y cómo pueden ser la perfecta excusa de gobiernos mediocres o timoratos para no tomar medidas progresistas a favor de sus poblaciones.

Hace décadas, esta cláusula se introducía en los acuerdos comerciales internacionales cuando se hacían con algún país que carecía de un sistema legal fuerte y para evitar casos de abuso. Sin embargo, estos procedimientos legales se han disparado en los últimos diez años y se han demandado a países con un fuerte sistema legal; según datos de CIADI, de 38 casos en 1996, pasamos a 514 casos en 2013.

Y es que ha proliferado una lucrativa “industria” del arbitraje de inversiones, donde la presunta imparcialidad e independencia es totalmente ilusoria: los abogados que componen los equipos jurídicos ganan de media 1.000$/hora y los salarios percibidos por los árbitros llegan al Millón$., las leyes y las demandas están determinadas en gran medida por las mismas firmas de abogados, árbitros e incluso especuladores financieros que ganan astronómicas cifras de dinero con los pleitos. No en vano el 74% de las juntas editoriales en derecho de inversiones están ocupadas por estos mismos abogados, dándole todo el sentido al di- cho popular: quien hace la ley, hace la trampa… Y cada vez hay más interconexiones entre el arbitraje de inversiones y las finanzas especulativas, existiendo ya fondos de inversión que financian los costos de las disputas a cambio de un porcentaje de la indemnización final. Ejemplos de ello son Buford Capital (EEUU) y Jurídica Invesment (UK) que invierten una media de 8M$ y 7,5M$ por caso respectivamente y declaran una rentabilidad de entre 30% – 50%.

Consejo de Cooperación Regulatoria (CCI)

Pero para el gran capital transnacional lo anterior no parece suficiente, y para asegurarse de que posibles cambios de políticas y gobiernos no le agüen la fiesta, incluye dentro de los términos del TTIP la creación de un organismo para la institucionalización y profundización de los términos del Tratado: el Consejo de Cooperación Regulatoria. Esta idea supone un fenómeno nuevo porque reclama para los grandes lobbies corporativos una silla en la mesa donde se dará el visto bueno a las leyes antes siquiera de que se discutan en los parlamentos, y convertirá nuestras ya maltrechas -si no vacías- democracias, en la nada más absoluta.

La propuesta que hizo la propia Comisión Europea en diciembre de 2013 y que fue filtrada incluía características y competencias como: negociación y diálogo permanente (sector privado/ UE/ EEUU) lo que de facto significa Tratado vivo y en continuo crecimiento e implica que si algo como la cláusula ISDS no se incluye inicialmente se pueda añadir de forma posterior a la firma del propio Tratado; mecanismo de alerta anticipada sobre cualquier proyecto legislativo que ade- más podrá ser paralizado; la posibilidad de modificar leyes, normativas y reglamentos anteriores al Tratado que supone que ningún derecho, ninguna protección que creemos hoy consolidada esté realmente a salvo; la vigilancia de los Estados miembros en to- dos los niveles de gobierno pudiendo amonestar desde a la UE a un modesto ayuntamiento; y el derecho de los lobistas a participar directamente en las propuestas de elaboración de las regulaciones.

Altos funcionarios no elegidos y lobistas de las grandes corporaciones, constituirían por tanto un gobierno en la sombra que condicionaría y se im- pondría a la actuación de los gobiernos elegidos por los pueblos europeos democráticamente.

Conclusión

De firmarse el TTIP, soberanía nacional, estado de derecho, separación de poderes y cualquier forma de legitimidad democrática se convertirán automáticamente en conceptos para los libros de historia. Debemos parar este Tratado (y todos aquellos a los que subyace este mismo modelo) porque lo que contiene realmente es un golpe de estado de alcance transatlántico del capital financiero transnacional.

Artículo publicado en Mundo Obrero

Categorías: Attac Planet

La división de Ucrania y sus efectos colaterales

Mar, 10/02/2015 - 19:00

Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra-Nafarroa

La ex-república soviética de Ucrania tendría una población cercana a los 50 millones de habitantes y estaría marcada por el estigma del enfrentamiento crónico entre las tendencias filo y fobio-rusas. Así, el segmento de población filorusa estaría formada por los rusohablantes del este y sur del país (incluida Crimea) que apoyaban al régimen oficialista de Yanukóvich, mientras que en el oeste y en el centro del país, dominarían los sentimientos nacionalistas prooccidentales, representados por la ex-Primer Ministra Timoshenko y el ex-Presidente Viktor Yushchenko, quienes consideraban que la ampliación de la permanencia de la base rusa de Sevastopol hasta el 2042 como “una traición a los intereses nacionales”. La agudización de las tensiones latentes entre el oficialismo filo-ruso de Yanukovich y la oposición filooccidental se desataron tras la decisión del gobierno ucraniano de “interrumpir los preparativos” de la firma de un acuerdo de asociación y libre comercio con la UE, convenio que tenía previsto firmarse en la reciente Cumbre de Vilna y que preveía la integración de Ucrania, Moldavia, Georgia y Ucrania según los acuerdos de la cumbre de Praga del 2009, pero en una cumbre de la Comunidad de Estados Independientes (países postsoviéticos) celebrada en Minsk, Putin ya avisó a Ucrania que “tras la firma del tratado de Asociación Ucrania perderá sus barreras aduaneras y será invadida por productos occidentales. Ese desarme arancelario afectaría a Rusia, si Ucrania fuera también miembro de la Unión Aduanera y, resultaría muy peligroso e inaceptable”, instando asimismo a Kiev a sumarse a la Unión Aduanera, que incluye a Rusia, Bielorrusia y Kazajistán. Sin embargo, tras el fallido intento de la adhesión de Ucrania a la tratado de Libre Comercio con la UE, subyacería la grave situación económica ucraniana, plasmada en la necesidad urgente de la actualización del tejido productivo ucraniano a los estándares y requisitos técnicos europeos ( estimada en unos 160.000 millones de dólares en un proceso que se prolongaría hasta 2017, con una inversión de 20 millones $ anuales dedicados en exclusiva a la actualización de los estándares), empresa harto complicada debido al brutal colapso económico que habría sufrido la ex-República soviética y que rozaría ya el umbral del default o suspensión de pagos por lo que la UE habría prometido al Gobierno interino ucraniano un préstamo de 15.000 millones € con el objetivo inequívoco de lograr que su peón, el magnate petrolero Petro Poroshenko, fuera investido nuevo Presidente de Ucrania.

Putin mueve sus peones energéticos

Putin se encargará de desbaratar la hoja de ruta diseñada por la UE y EEUU y procederá a restringir las importaciones metalúrgicas y de productos alimenticios y a aumentar los aranceles aduaneros sobre Ucrania con el objetivo inequívoco de doblegar al sector europeísta ucraniano mediante la asfixia económica y la inanición energética, al tiempo que utilizará el arma del chantaje energético a la UE para resquebrajar la unidad comunitaria, en la certeza de que tanto Alemania como Francia no dudarán en sacrificar a Ucrania en aras de asegurar su abastecimiento energético.
Así, a pesar del acuerdo alcanzado entre Rusia, Ucrania y la UE por el que se comprometían a garantizar el suministro de gas ruso y su tránsito por Ucrania hacia territorio comunitario hasta marzo de 2015, Putin aprovechará la deuda pendiente de Ucrania estimada en unos 2.300 millones $ para mediante un audaz movimiento de sus torres en la partida de ajedrez geopolítica que se estaría desarrollando en territorio ucraniano, reeditar la guerra del Gas ruso-ucraniano del 2006.

Dicha jugada tendrá como efectos colaterales importantes recortes de suministro en varios países de la UE, (el gas ruso abastece en más de un 70% a países como los Países bálticos, Finlandia, Eslovaquia, Bulgaria, Grecia, Austria, Hungría y República Checa y más del 80% del total del gas que la UE importa de Rusia pasa por Ucrania), lo que aunado con la intervención del Ejército ruso estacionado en la base de Sebastopol (Crimea), provocará la división de Ucrania en dos mitades casi simétricas y separadas por el meridiano 32 Este, quedando el Sur y Este del país (incluida Crimea) bajo la órbita rusa mientras el Centro y Oeste de la actual Ucrania navegarán tras la estela de la UE, episodio que significará “de facto” el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría Rusia-EEUU regida por el axioma “acción-reacción”.

Categorías: Attac Planet

El BCE interviene en política para asfixiar a Grecia

Mar, 10/02/2015 - 14:00

Rosa María Artal – Comité de Apoyo de ATTAC España

El BCE ha recordado a los griegos que están internados en una prisión de la que no pueden escapar fácilmente. Y los alcaides del centro penitenciario (también llamado eurozona) no sólo tienen las llaves sino la firme voluntad de que nadie pueda saltar los muros. Ni tampoco mejorar las condiciones de vida en las celdas”. Es el demoledor comienzo del artículo firmado por Íñigo Sáenz de Ugarte, guerra eterna.

Las fuerzas del neoliberalismo, la UE de Merkel, han decidido segar de raíz la rebeldía de Grecia, a través de su BCE, ese llamado Banco Central Europeo que actúa como Banco de los bancos privados. Y que, por su peculiar estatuto no responde ante nadie, ni puede prestar dinero a los Estados directamente sino a sus bancos privados -insistamos- para  que sean ellos los que lo faciliten a los gobiernos, si es el caso, y  se saquen unos dineros con la gestión. Así se diseñó.

El artículo de Guerra Eterna tiene un significativo título: 252 palabras del BCE contra dos millones de votos. Y alude a ese comunicado del BCE del que hablamos anoche, en la entrada anterior del blog, para cortar las alas al nuevo gobierno griego.

“En la noche del miércoles, el Banco Central Europeo ha emitido un comunicado de 252 palabras con el que pretende neutralizar los 2.246.064 votos obtenidos por Syriza en las últimas elecciones. En otras palabras, no es culpa del BCE si los votantes eligieron al partido equivocado. Ya no aceptará la deuda griega como garantía de los préstamos que concede a los bancos de ese país para prestarles dinero con el que salvaguardar su liquidez. Es decir, para que puedan seguir operando con normalidad.

Como es habitual con el BCE, la decisión está disfrazada con la terminología habitual que siempre se refiere a las normas de la institución. Se levanta una excepción que hacía posible algo imposible: el estatus crediticio de esa deuda ofrecida por los bancos no estaba a la altura de los mínimos exigidos, pero se les había concedido ese derecho como parte del programa de rescate del país. Dado que el nuevo Gobierno ha anunciado que el mantenimiento de ese sistema condena al país a la pobreza y quiere cambiar las condiciones, el BCE dice que la excepcionalidad toca a su fin. ”Actualmente no es posible asumir una conclusión exitosa de la evaluación del programa”, dice el comunicado en ese lenguaje frío que intenta hacer ver que se trata de una decisión forzada por las circunstancias, casi un fenómeno natural inevitable, como la crecida de los ríos que sucede a una fuerte tormenta o deshielo.

El comunicado no es en sí mismo el inicio del Armagedón bancario. Los bancos griegos no dependen por completo de la deuda pública de su país para presentar garantías. Pero el BCE les dice, también con palabras finas, que las necesidades de liquidez de esos bancos tendrán que ser satisfechas por su banco central correspondiente, que es el que tiene su sede en Atenas. No es mi problema. No vengan aquí a pedir ayuda.

¿Está apostando el BCE por una fuga masiva de depósitos, no ya de las grandes empresas, sino también de los ciudadanos? Sería de una irresponsabilidad increíble y además hay que recordar el anterior párrafo. Desde principios de enero, ha habido una retirada importante, no masiva, de fondos del sistema financiero griego, y eso no ha causado el pánico”.  Seguid leyendo aquí, merece la pena, es de lo mejor del día. 

Mario Draghi, recordemos, era vicepresidente y presidente para Europa de Goldman Sachs, la empresa que ayudó a los muy corruptos conservadores griegos a maquillar sus cuentas para entrar en el euro. La decisión actual contra Syriza es totalmente diáfana. A Merkel se le ha acabado la paciencia -tiene poca según vemos- y pretende quitarse de encima, por aplastamiento, a la mosca griega.  Y de paso disipar la nube que en España crece con Podemos.

No nos engañemos, nosotros estamos en la misma cárcel. En ella nos han metido el PP de Rajoy  y el PSOE de Zapatero -cuando aceptó el chantaje-. Debemos tenerlo en cuenta, no son anécdotas. Lo patético es que Pedro Sánchez se haya aprestado a colocarse de lacayo del principal carcelero local. A unos niveles de degradación que, francamente, no entiendo cómo no hacen saltar al partido entero, a las personas decentes que debe haber ahí. Ved, si no, esto, el día que se supo la pérdida de 200.000  empleos en el mes de enero. La firmeza de las convicciones de este tipo también.

Estamos en uno de los momentos más críticos de nuestra historia reciente, y de los más decisivos. El mando no tolera insurrecciones a sus postulados: tijera y miseria para el lucro de quienes cuentan para ellos.

La democrática UE está abocando a la Grecia de Syriza a buscar el dinero que le niegan (con notable arbitrariedad, ya que Draghi va a repartir una enorme cantidad a su antojo, excluyendo a Grecia) fuera: en Rusia, en China, en inversores privados incluso. La ambición ciega de quien comanda esta Europa va camino de esa devastación. Hasta Obama recomendó facilitar el camino a Grecia para ayudar a su reconstrucción, incluso estima por experiencia que así afrontaría mejor sus deudas. Merkel, Draghi, Rajoy, De Guindos, (con el desustanciado del PSOE de comparsa) buscan la asfixia ejemplarizante.

Asombra que ciudadanos normales sigan apoyando esta sinrazón con sus votos. En España también. Una pesada maquinaria propagandística actúa a favor. Pero no es eximente.

Estamos en una de las más vitales encrucijadas de nuestra historia. Lo más suicida es mirar para otro lado. Porque lo cierto es que todas las cartas están expuestas, no hay engaño ya.

El Periscopio

Categorías: Attac Planet

Sobre el terror en París

Mar, 10/02/2015 - 10:00

Ignacio Ramonet– Consejo Científico de ATTAC España

Como siempre, la irrupción del terrorismo y su violencia arrolladora obligan a una sociedad a interrogarse sobre sí misma. Igual que Estados Unidos después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 (o España después de las explosiones de Atocha, en Madrid, el 11 de marzo del 2004; o el Reino Unido después de las bombas en el metro de Londres, el 7 de julio de 2005; o Noruega después de los atentados de Oslo y Utoya el 22 de julio de 2011), Francia se sintió en “estado de shock”.

Y mil interrogantes han surgido de repente. En torno, por ejemplo, a la cohesión nacional. ¿Qué ocurrió para que tres jóvenes nacidos en Francia y educados en las escuelas de la República, hayan sido seducidos por ideas oscurantistas y medievales, y se hayan tornado en verdugos de sus propios conciudadanos? ¿En qué medida la crisis económica y las medidas de restricción del gasto público han acentuado la marginalización de las periferias urbanas y la segregación de sus habitantes, esencialmente inmigrantes, de donde surgieron los tres terroristas? ¿Cómo ha podido la República, que únicamente reconoce a ciudadanos iguales, permitir que se constituyan en su seno comunidades por afinidades religiosas, y que cada vez más se hable de “comunidad musulmana” o “comunidad judía” o “comunidad cristiana”?

Obviamente, en los minutos que siguieron a los atentados, en torno a François Hollande (hasta entonces el presidente más impopular de la V República) se constituyó una suerte de “unión sagrada” de todos los partidos del abanico parlamentario (con la excepción del Front National, extremista de derechas). Y, de inmediato, casi cinco millones de ciudadanos se lanzaron a las calles por todo el país para expresar –en la manifestación más multitudinaria jamás vista– su repugnancia contra la barbarie.

De hecho, las autoridades barruntaban que una acción yihadista estaba en preparación en territorio francés. Desde la víspera de las festividades de fin de año, el nivel de alerta antiatentados había sido alzado a casi el máximo nivel. Se temían represalias. Porque Francia está interviniendo militarmente contra el islamismo radical en por lo menos tres frentes: Malí (“operación Serval”, iniciada el 11 de enero de 2013), República Centroafricana (“operación Sangaris”, lanzada el 5 de diciembre de 2013), e Irak (“operación Chammal”, comenzada el 19 de septiembre de 2014, contra las fuerzas de la organización Estado Islámico, en el marco de una coalición internacional de unos cuarenta países liderada por Estados Unidos). Además, la red yihadista Al Qaeda, y en particular su rama yemenita Al Qaeda en la Península Arábiga (AQPA)1 [1. Los hermanos Kouachi, autores de los atentados contra Charlie Hebdo, admitieron explícitamente que actuaron en nombre de AQPA. Y en un vídeo que se difundió una semana después de la masacre en las oficinas del semanario en París, un comandante de AQPA, Nasr Ibn Ali al Ansi se adjudicó el ataque: “Hemos dejado claro al mundo islámico que quien eligió el blanco, trazó el plan, financió la operación y designó a su emir es la dirigencia de nuestra organización.” El ataque fue una venganza contra la revista por sus caricaturas del profeta Mahoma, señaló.] lanza desde 2009 llamamientos para “castigar a los franceses por combatir a Alá, su mensaje y sus creyentes”. Algo iba pues a ocurrir.

El semanario Charlie Hebdo llevaba años amenazado. En particular desde que, el 8 de febrero de 2006, reprodujo las caricaturas de Mahoma publicadas el 30 de septiembre de 2005 por el diario danés Jyllands-Posten (una de ellas representaba al profeta del islam con un turbante en forma de bomba con una mecha encendida) y que habían desencadenado en todo el mundo musulmán decenas de manifestaciones de repudio, algunas de ellas muy violentas, y amenazas de muerte contra el diario danés y los dibujantes de las caricaturas. Charlie Hebdo no solo reprodujo las ilustraciones danesas sino que, para mayor inri, añadió sus propias imágenes irreverentes realizadas por su equipo de dibujantes.

El objetivo del semanario –que acabó costándole la vida a buena parte de la redacción– era reafirmar la libertad de expresión y la libertad de creación. Obviamente un objetivo muy noble, y que se ha comentado mucho, en Francia y en el mundo, en los innumerables debates de después de los atentados. Como lo han subrayado varios participantes, si bien es cierto que, en las democracias occidentales, la libertad de expresión es una conquista irrenunciable y un derecho fundamental, también es cierto que esa libertad, en esas mismas democracias, no es ilimitada ni infinita, está acotada, circunscrita y restringida por la ley o las costumbres2 [2. En los días siguientes a los atentados de París, el humorista provocador francés Dieudonné –a quien ya en enero de 2014, la Justica francesa había prohibido un espectáculo en Nantes por temor a un “eventual desorden público”, lo cual había sido celebrado por el ministro francés del Interior (Manuel Valls) en los siguientes términos: “La República no puede tolerar el odio hacia el otro, el racismo, el antisemitismo, el negacionismo”– fue detenido por haber escrito, valiéndose de su supuesta libertad de expresión, en su página de Facebook, que se sentía “Charlie Coulibaly” (apellido del autor del odioso atentado antisemita que causó la muerte de cuatro personas en un supermercado kosher de París) y será sometido a juicio, acusado, como lo prevé la ley, de “apología del terrorismo”.].

En cuanto a la blasfemia (ofensa contra la majestad divina), hay que recordar que ha sido la piedra de toque central en el enfrentamiento entre razón y religión en Occidente desde finales del siglo XVIII. En esa época, los autores racionalistas de la Ilustración, y muy particularmente Voltaire, osaron denunciar ese pretendido delito y, arriesgando su vida, combatir la religión como una mera superstición. En los países occidentales, la lucha –esencialmente contra el cristianismo y sus poderosas instituciones– ha sido larga y dolorosa, jalonada de disputas, de juicios, de enfrentamientos, de violencias… téngase en cuenta que, en España, el delito de blasfemia no fue abolido hasta 1988…

Dos siglos han tenido que pasar, en Occidente y entre personas que comparten la cultura (si no la religión) cristiana, para alcanzar el frágil consenso actual3 [3. Regularmente, en los países de tradición cristiana, grupos de militantes cristianos agreden o amenazan a autores que proponen una representación –considerada como “blasfematoria”– de las principales figuras del cristianismo. Por ejemplo, en 2006, una bomba de fabricación casera fue colocada junto al camerino del artista Leo Bassi en el Teatro Alfil de Madrid, poco antes de que comenzara la representación de su espectáculo “La Revelación”. En 2008, un festival punk en Suecia pegó pósters que mostraban a Satanás defecando sobre Jesús en la cruz. La publicación del cartel en el periódico local Östgöta Correspondenten provocó amenazas de muerte de fanáticos cristianos contra el editor en jefe. Y en 2012, el cantautor español Javier Krahe fue sentado en el banquillo acusado de un delito de escarnio contra los sentimientos religiosos por un vídeo titulado “Cómo cocinar un cristo”.] en torno a la cuestión de la blasfemia. Por eso, como también se ha subrayado estos días en Francia, puede resultar a la vez ingenuo y presuntuoso, por parte de algunos caricaturistas occidentales, querer hacer aceptar sin más ni más, así de repente, a los musulmanes la blasfemia anti-islam en nombre de una idealizada “libertad de expresión”. En cierta medida y salvando las distancias, es el dilema de las “guerras napoleónicas”. A principios del siglo XIX, Napoleón se propuso exportar las generosas y avanzadas ideas de la Revolución Francesa. Pero lo hizo a base de cruentas guerras y violencias, arrasando las estructuras jerárquicas (feudalismo, caudillismo) y espirituales (cristianismo) de las sociedades invadidas que no podían entender que semejantes destrucciones fuesen un “progreso”. Resultado: en las más retrógradas de esas sociedades (España, Rusia), los potenciales beneficiarios del nuevo orden napoleónico (campesinos y siervos) se aferraron a sus opresores ancestrales (aristocracia, latifundistas, Iglesias católica y ortodoxa) para defender (con éxito en ambos casos) lo que consideraban ser sus “tradiciones”. Tanto España como Rusia quedaron traumatizadas por esa violenta penetración del progreso en el marco de una invasión extranjera. En ambos casos, la consecuencia fue que las fuerzas más reaccionarias se afianzaron largo tiempo en el poder.

Los colonialismos del siglo XIX resultaron otra suerte de “guerras napoleónicas”, se justificaban pretendiendo “llevar el progreso a sociedades arcaicas”. Fracasaron. Y más cerca de nosotros, los conflictos de George W. Bush en Afganistán y en Irak también fueron, a su manera, “guerras napoleónicas” que pretendían imponer, a base de despiadados bombardeos, “las luces de la democracia a sociedades oscurantistas”. Naufragaron.

Las mentalidades cambian, no cabe duda. Pero cambian más lentamente de lo que se cree. Y el ritmo del cambio no se decreta. Querer acelerarlo a base de provocaciones es, en algunas circunstancias, el mejor modo de ralentizarlo. Lo que llamamos islamismo, o sea el integrismo islámico (y más aún el islamismo radical o yihadismo), no es sino una reacción agónica de defensa frente a la marcha ineluctable de la modernidad. Muy violenta a veces porque sabe que tiene los días contados. Los adelantos de la ciencia y de la técnica van a seguir provocando mutaciones que también afectarán a las religiones, incluido el islam. Ni siquiera unos atentados, por criminales y abyectos que sean, podrán detener duraderamente esa evolución.

Fuente: Le Monde diplomatique.

Categorías: Attac Planet

La pobreza en España: cómo debería prevenirse

Mar, 10/02/2015 - 08:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Acaba de publicarse un artículo en la revista Journal of European Social Policy titulado “The Capacity of Social Policies to Combat Poverty Among New Social Risk Groups”, escrito por Allison E. Rovny, del Centre for European Research (CERGU), de la Universidad de Gotemburgo, Suecia, que tiene una gran relevancia para un debate existente en España sobre cómo prevenir la pobreza, un tema que adquiere una gran importancia y urgencia en este país, pues es uno de los países con mayor pobreza en la Unión Europea.

El artículo incluye un análisis de cuáles son las políticas públicas más eficaces para prevenir la pobreza en 18 países de la OCDE, el grupo de países más ricos del  mundo, que incluye también a España. La población estudiada incluye los grupos más vulnerables en riesgo de pobreza, incluyendo jóvenes, así como mujeres y hombres en el grupo etario de 55 a 64 años. Las intervenciones evaluadas más importantes son: 1) intervenciones activas orientadas a facilitar la integración de las personas en el mercado de trabajo; 2) intervenciones pasivas, como el seguro de desempleo; 3) medidas de protección y mantenimiento de empleo; 4) programas de ayuda familiar, incluyendo escuelas de infancia públicas; y 5) transferencias públicas, bien de carácter universal o de naturaleza asistencial.

Es interesante subrayar que los resultados de este trabajo confirman aquellos obtenidos por muchos otros trabajos científicos realizados recientemente a los dos lados del Atlántico Norte, y que comienzan a ser ya aceptados por los mayores centros de investigación en Política Económica y Social en el mundo desarrollado. Resaltan, entre otros, los siguientes datos:

– Todas estas intervenciones impactan, de una u otra manera, en el nivel de pobreza de un país. Pero su relevancia depende del grupo vulnerable de la población al cual se apliquen, y también de su complementariedad con otras intervenciones económicas y sociales desarrolladas en el país. Unas medidas pueden ser más eficaces para ciertos grupos que para otros, observación que es una obviedad, pero que no siempre se tiene en cuenta.

– De todas estas intervenciones, unas que son de especial importancia son lasintervenciones relacionadas con el mercado de trabajo. Países con mercados laborales de escasa calidad (como los países del sur de Europa) tienen altos niveles de pobreza, y viceversa, en los países con mercados de trabajo de alta calidad (con un elevado nivel salarial y un alto nivel de protección social), tal como ocurre en los países escandinavos (donde el movimiento sindical y los partidos progresistas han tenido mayor influencia sobre los Estados), la pobreza es muy menor.

– De ahí se deriva que las políticas activas de empleo (que incluyen también la provisión de servicios que facilitan la incorporación al trabajo, así como la integración del trabajador y de su familia en la comunidad en la que vive (tal como la provisión de vivienda, o escuelas para sus niños, o servicios domiciliarios de ayuda a las familias) tienen un gran impacto en la prevención de la pobreza. Estos servicios tienen incluso mayor importancia para facilitar la integración en el mercado de trabajo de la mujer, un punto de enorme relevancia para prevenir la pobreza en la mujer.

– Como parte de las medidas facilitadoras de la integración en el mercado de trabajo, están las medidas que no permiten bajos salarios, bien a través de la ley —el salario mínimo— o bien a través de los convenios colectivos, con una gran capacidad de influencia de los sindicatos. A menor salario mínimo, mayor pobreza, y viceversa. Y a mayor capacidad de influencia sindical, menor pobreza. Salarios pobres son indicadores de baja influencia sindical.

– Las transferencias de fondos públicos de carácter universal, siendo importantes (sobre todo para reducir la pobreza absoluta), tienen mucho menos impacto en reducir la pobreza relativa (que es la más extendida).

– Las transferencias de fondos públicos de carácter selectivo y específico, relacionadas con las condiciones del mercado de trabajo (tales como el seguro de desempleo), pueden ser particularmente eficaces para evitar la pobreza entre personas de los grupos etarios más avanzados (55-64 años). Otro ejemplo son los programas de la Seguridad Social, sin los cuales la mayoría de los pensionistas serían pobres. Las pensiones de la vejez son el caso más claro. Sin pensiones públicas, el 68% de los ancianos serían pobres.

Por cierto, aprovecho estas notas para denunciar el sesgo conservador de muchos medios de información que transmiten información no verídica con la intención de justificar políticas públicas de recortes. Un ejemplo es la información distribuida por la televisión pública catalana, TV3, promoviendo una rueda de prensa de Michele Boldrin, investigador sénior de Fedea (Fundación financiada por la gran banca y empresas del IBEX35), en la que tal economista indica que “Esabsolutamente locura pensar que tú vas a ser un país moderno, que puede crecer, que puede gestionar fases de crisis, si tienes un subsidio de paro ultrageneroso que dura una cantidad de tiempo descomunal”. Esta declaración llena de hipérboles, exageraciones y también falsedades, necesita una corrección, pues una comparación objetiva de las prestaciones de paro españolas con las del resto de países de la Unión Europea encontramos que España tiene unas ayudas situadas en la media de estos países como muestra el estudio Unemployment Benefits in EU Member States publicado por la Dirección General de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea. Los mínimos y máximos de prestación son comparables, como también lo es la duración del beneficio, siendo por otra parte muy inferior al promedio de la UE el porcentaje de trabajadores con cobertura del seguro de desempleo. Lejos de la supuesta exuberancia, los trabajadores españoles están en situaciones de gran pobreza. Esta pobreza es incluso muy acentuada cuando se toma la cantidad que recibe el trabajador que tiene seguro de desempleo, pues, aun cuando el porcentaje de reposición es comparable al promedio de la UE, el salario, en cambio, es mucho menor. Ni que decir tiene que TV3 no ha publicado ninguna corrección, situación que lamentablemente es bastante común en los medios de mayor difusión del país, donde la mayoría de gurús mediáticos en temas económicos son de sensibilidad neoliberal.

Hecha esta aclaración, es importante concluir que a partir de estos estudios se puede entender que aquellos países que tienen menor pobreza adulta e infantil son aquellos que facilitan la ocupación (incluyendo como ocupación remunerada labores realizadas por personas, predominantemente mujeres, que hoy no reciben ninguna compensación), unos salarios altos, un elevado nivel de protección social, extensos servicios de ayuda y apoyo a las familias, con transferencias públicas a aquellas personas que por circunstancias ajenas a su voluntad (como personas discapacitadas, o enfermos, o cuidadores de otras personas) no tienen una renta que les permita vivir con dignidad, lo cual puede significar unas transferencias mayores que las transferencias asistenciales encaminadas a prevenir la pobreza, pudiendo alcanzar niveles semejantes a los que tenía antes de dejar de trabajar.

Estas son las medidas que deberían considerarse y que, por cierto, Juan Torres y yo propusimos en el documento que preparamos a petición de Podemos, “Democratizar la Economía para salir de la Crisis, mejorando la Equidad, el Bienestar y la Calidad de Vida. Una propuesta de debate para solucionar los problemas de la economía española”, distribuido por el partido como “Un proyecto económico para la gente”, documento que previsiblemente creó gran hostilidad por los portavoces de las estructuras responsables de la gran pobreza que existe en España.

Catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

Artículo publicado en Público.es
vnavarro.org

Categorías: Attac Planet