Skip navigation

News from Attac Spain

Distribuir contenido
Justicia económica global
Actualizado: hace 5 horas 5 mins

Comunicado de prensa. Campaña “No al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión”

Jue, 11/09/2014 - 22:37

 Comunicado de prensa – 11 de septiembre del 2014

La Comisión Europea rechaza la petición ciudadana de realizar una recogida de firmas en contra del tratado comercial UE-Estados Unidos (TTIP)

La campaña “No al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión” acusa a la UE de intentar silenciar las voces opuestas a dicho acuerdo secreto

La Comisión Europea ha rechazado hoy la propuesta para realizar una Iniciativa Europea Ciudadana contra los acuerdos comerciales UE-Estados Unidos y UE- Canadá (conocido como TTIP y CETA, por sus siglas en inglés respectivamente). Esta decisión impide a la ciudadanía recoger un millón de firmas para obligar a la Comisión Europea a que revise su política comercial y a que se celebre una audiencia pública en el Parlamento Europeo sobre la materia.

Las negociaciones por parte la Unión Europea de dos peligrosos tratados con Estados Unidos y Canadá, a espaldas de la población, han provocado una fuerte oposición en Europa, los EE.UU. y Canadá. Porque estos tratados proporcionarían un poder sin precedentes a las empresas multinacionales y el capital financiero. Los riesgos serían: la pérdida de más de un millón de empleos directos, mayores recortes salariales, una ola de privatización de los servicios públicos y la eliminación de normas ambientales así como un ataque a los derechos de las y los trabajadores.

Para expresar esta oposición, una alianza de más de 230 movimientos sociales, sindicales y organizaciones ciudadanas que luchan por la justicia social y ambiental, de 20 países europeos, registró la Iniciativa Ciudadana Europea. El objetivo es contribuir a un debate público y democrático sobre las negociaciones y sus consecuencias. También se quería conseguir la suspensión de las negociaciones de los tratados UE-Estados Unidos y UE- Canadá.

La Iniciativa Ciudadana Europea es una de las pocas posibilidades para que la ciudadanía tenga el derecho formal de presentar peticiones sobre los procesos de toma de decisiones de la UE que a menudo son absolutamente antidemocráticos. La Iniciativa Ciudadana Europea  debería recoger por lo menos un millón de firmas de 7 o más Estados de la UE para obligar a la Comisión a responder formalmente a su solicitud y realizar una audiencia pública en el Parlamento Europeo.

“La decisión de la Comisión Europea es escandalosa. Estos tratados comerciales ya se enfrentan a la oposición sin precedentes por su secretismo y opacidad, pero ahora se nos niega incluso el derecho de petición. Lo que muestra el carácter antidemocrático de las instituciones de la UE que solo representan el poder económico y financiero” denuncia la campaña “No al Tratado Transatlántico de Comercio e Inversión”.

Pero advierten: “Nada podría mostrar mejor que estas negociaciones comerciales son un desastre para la democracia y la población. La oposición y el poder popular no temen al poder corporativo ni a las instituciones de la UE – vamos a luchar en contra de esta decisión, y vamos a derrotar a estos acuerdos comerciales”.

- Más información: Tom Kucharz (Telf. 619949053)

Se puede leer la negativa de la Comisión Europea de la Iniciativa Ciudadana Europea:
http://ec.europa.eu/citizens-initiative/public/initiatives/non-registered/details/2041

Categorías: Attac Planet

Mario Draghi confirma el estado de shock de la economía europea

Jue, 11/09/2014 - 13:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

650_1000_inflacion-europaEl Banco Central Europeo no sorprendió a nadie con su última pócima milagrosa de volver a reducir cada uno de sus tres principales tipos de interés, como apuntó Onésimo, y dos nuevos programas para la compra de valores respaldados por activos y bonos garantizados emitidos por los bancos de la eurozona. Hay preocupación de que el período deflacionista puede persistir durante más tiempo de lo pensado (ver imagen) y poner en peligro la recuperación económica de la zona euro. Draghi reconoció que “hemos visto un empeoramiento de las perspectivas de inflación a mediano plazo, y el movimiento a la baja en varios indicadores muestran que la recuperación ha perdido impulso.”

Lo que no se animó a decir Mario Draghi, es que la economía europea se encamina a una nueva recesión y que los últimos “movimientos de ficha” del BCE van rumbo a ninguna parte. La política monetaria está cada vez más arrinconada en el descrédito y la incompetencia dado que tras seis años de crisis no ha podido dar con un camino fiable para la recuperación económica verdadera. Si a esto sumamos la desaceleración en picada que sufre China y Japón, y la debilidad inserta en Estados Unidos, donde, de acuerdo a Janet Yellen, casi la totalidad del empleo creado en ese país en los últimos años es de carácter precario y temporal, podemos esperar que nos hallamos en las puertas de una nueva recesión global. De esta nueva crisis los principales culpables serán los bancos centrales, y las políticas de los gobiernos que dieron rienda suelta a los planes de austeridad que ordenó Angela Merkel. Como al parecer existe eso que algunos llaman “justicia divina”, no deberá sorprendernos cuando el próximo país que siga a Francia e Italia en su nueva entrada en recesión sea Alemania, país que ya comienza a sufrir signos de fatiga con una tasa de desempleo en aumento.

Los datos de la economía europea en su conjunto siguen siendo inferiores a los alcanzados en la víspera de la crisis de 2008. Europa ha caído en la trampa 3D (deflacion, deuda, desempleo) y la compra de activos financieros no ayudará a detener el flagelo de la deflación, quizá la mayor fuente de inestabilidad para el sistema financiero dado que aumenta la carga real de la deuda tanto pública como privada.

Ahora el BCE aboga por el gasto público y por políticas que reviertan las malas reformas estructurales con las que se intentó atacar la crisis. ¿Qué dirá Jean-Claude Trichet, el primero en implementar las políticas que potenciaron el ciclo recesivo? En todos estos años, la política monetaria no ha hecho más que ganar tiempo para generar espacio a la recuperación del sistema financiero. Sin embargo, tras seis años de crisis, el sistema financiero sólo ha hinchado nuevas burbujas que han instalado a la economía mundial al borde del precipicio.

Los planes de austeridad y las políticas del BCE tienen hoy a la economía europea un 20 por ciento por debajo de su tasa de crecimiento tendencial, con el riesgo de varias décadas perdidas que pueden dejar en la sombra la década perdida de Japón. Y si tras la crisis de 2008 China podía convertirse, como lo fue, en el salvador de la economía mundial, hoy el gigante asiático ha perdido fuerza y su desaceleración puede desencadenar una severa depresión mundial. La caída en la demanda interna, y el interés del gobierno chino por pinchar las burbujas especulativas, está generando una fuerte contracción del crédito y la inversión. Este tsunami no tardará en llegar a nuestras costas, con las conocidas consecuencias devastadoras que implica.

Las medidas adoptadas por los bancos centrales han creado las condiciones propicias para una nueva crisis financiera, y mientras la economía real sufre la laceración del estancamiento, los mercados financieros han alcanzado máximos históricos a raíz del estímulo monetario. La bonanza financiera puede revertirse en los próximos meses, cuando la Reserva Federal ponga fin a sus programas de “alivio cuantitativo” y comience a impulsar las tasas de interés. La sola mención de esta posibilidad significará nuevas pesadillas para Mario Draghi.

Las políticas de estímulo cuantitativo no pueden prolongarse indefinidamente dado que generan altos costos a los gobiernos y sus ciudadanos. Como medida inicial para revertir una crisis, pase. Pero, en rigor, no han logrado impulsar la economía real y sólo han incubado las semillas para la próxima crisis, que amenaza con ser mucho más destructiva.

Nota: A propósito de algunos comentarios, y dado que no he podido comentar directamente por alguna falla, recuerdo a los lectores que en este mismo blog -desde el año 2008- he criticado las políticas monetarias de los bancos centrales: ver El adiós a la contrarrevolución monetarista de Milton Friedman, golpe dado en los años 70 para terminar con la revolución keynesiana; o El fracaso de las políticas monetarias de los bancos centrales. Del mismo modo, he sido uno de los más tenaces críticos de los “planes de austeridad” desde su misma implantación, en mayo de 2010: ver Los planes de austeridad conducen al desastre o El fracaso de los planes de austeridad en dos gráficas, entre otros. Todas estas políticas de desmantelación fueron realizadas con la complicidad del FMI que desde los años 70 subestimó en forma creciente los multiplicadores fiscales. Hace dos años el FMI debió dar un giro en 180 grados y reconocer su grave error. Estos son temas que no salen en la prensa pero siempre han estado presentes en este blog.
El fracaso de los planes de austeridad y de la actuales políticas es en toda la linea y la situación irá a peor dado que se ha defendido la ideología neoliberal donde “solo el mercado importa” y se ha buscado por todos los caminos el milagro de que los mercados se autorregulen, inyectando cientos de miles de millones de euros al sistema financiero sin que nada fluya a la economía real. No se ha querido reconocer que el sistema financiero ha muerto víctima de su propio veneno y que su conexión al respiradero artificial está significando un altísimo costo a los gobiernos y los contribuyentes de todo el mundo. Se necesita una banca que preste dinero directamente a los pequeños y medianos productores, sin intereses y sin intermediarios financieros de ningún tipo. Estas son las empresas que crean el 80 por ciento del empleo, y hoy no tienen acceso a ningún tipo de financiamiento dada su lejanía con la oligarquía financiera. Parte de esta propuesta es la que plantea el artículo de Mark Blyth y Eric Lonergan publicado en Foreign Affairs y comentado aquí.

Publicado en www.elblogsalmon.com

Categorías: Attac Planet

¿Una República Islámica en Europa?

Jue, 11/09/2014 - 09:00

Germán Gorraiz López - ATTAC Navarra-Nafarroa

Hasta ahora Turquía ha vivido polarizada entre un nacionalismo laico, propio de los sectores urbanos más desarrollados, y un islamismo tradicional en el que se ha refugiado la población rural más desfavorecida y con el afán de refundar la Turquía moderna, Erdogan, nuevo “padre de la patria” (Atatürk), trata de unir islamismo , nacionalismo y europeismo con su entrada en la UE. El Partido de la Justicia y el Desarrollo (Adalet ve Kalkınma Partisi o AKP); a menudo denominado en Turquía Ak Parti”, ya que sus seguidores emplean el vocablo en turco Ak, (que significa blanco, limpio, o intachable) para identificar a su partido) , sería en sus inicios un partido conservador moderado, de tendencia demócrata-musulmán, a la imagen y semejanza de los partidos demócrata-cristianos europeos, (no en vano es miembro observador del PPE desde 2005), pero tras el desapego afectivo de Erdogan respecto a Occidente, habría evolucionado hacia un partido de corte islamista moderado.

Así, el primer ministro turco Erdogan ha impulsado múltiples medidas reformistas encaminadas especialmente a colocar el estado turco en sintonía con los parámetros que le impone la UE para acoger a Turquía como un estado de pleno derecho dentro de la Unión. Así, la abolición de la pena de muerte y el paulatino progreso en el respeto de los derechos de la población de los Kurdos en el este del país, reformas que sirvieron para que la Comisión Europea aconsejara iniciar el proceso de negociaciones para el ingreso de Turquía a la UE, pues a juicio de la (OCDE), la apertura de negociaciones dinamizaría la economía turca y daría impulso a la inversión extranjera (Turquía posee actualmente el mayor índice de crecimiento de toda la zona de la OCDE y la adhesión de ese país a la UE respondería al interés de las dos partes).

Sin embargo, las discusiones de adhesión, que se iniciaron en octubre de 2005, están prácticamente estancadas y algunos países del bloque, como Francia y Alemania, se oponen a darle a Turquía el estatuto de miembro pleno y prefieren la perspectiva de una asociación, aunque la cuestión de fondo de la firme oposición franco-alemana es el temor a la pérdida de poder político, pues con el nuevo Tratado de Lisboa, la población pasará a ser un elemento determinante para medir la importancia de cada país en la UE.

Así, la gran conquista de Alemania en el nuevo tratado, ( el reconocimiento a su mayor peso tras la reunificación) , se desvanecería a la luz de la bomba demográfica que representa Turquía, pues en la UE vivirían en la actualidad más de 3,7 millones de turcos,( cifra que corresponde casi a la población de Irlanda) y se calcula que en el momento de la adhesión definitiva, la población musulmana de la UE aumentaría del 5% actual a cerca del 20% de la población total. El segundo impedimento para los turcos con vistas a la adhesión es el diferencial de Renta per cápita con respecto a la UE , ( renta per cápita de 19.000 $ que sería la mitad de la media la UE), por lo que existe el temor de que el nuevo socio acapare la mayor parte de los fondos europeos.

Sin embargo, dicha política podría volverse en contra de la UE, pues los procesos de adhesión han funcionado como un instrumento democratizador y reformista del continente y caso de cerrarse el proceso de ampliación, sin Turquía, se corre el riesgo de que los valores democráticos que la UE ha exportado hacia los países de la la extinta URSS, sean reemplazados por los ideales expansionistas de la Nueva Gran Rusia, (con lo que se alteraría notablemente el escenario geopolítico europeo para la próxima década), por lo que el presidente estadounidense Barack Obama apoyó en Praga la candidatura de Turquía a la Unión Europea (UE), al decir que “avanzar hacia la adhesión de Turquía a la UE sería una señal importante de nuestro compromiso con esta agenda y de que seguimos amarrando Turquía a Europa”.

Sin embargo, las relaciones turco-estadounidenses se vieron afectadas en los últimos años por la oposición de Ankara a la intervención de EEUU en Irak y Obama evitó una crisis en la OTAN al conseguir que Turquía aprobase el nombramiento del primer ministro danés Rasmussen como nuevo secretario general de la Alianza Atlántica. Así, los diarios turcos recordaron sus palabras en 2004 en contra de la adhesión de Turquía al bloque,”Los valores universales que están en vigor en Europa, y que son valores fundamentales del cristianismo, perderían fuerza con la entrada de un país musulmán como Turquía”, nombramiento que finalmente Erdogan aceptó debido a que Obama se había declarado “garante” de ciertos compromisos que se abstuvo de detallar pero que podrían comprender un acuerdo tácito de un futuro reparto de los pozos petrolíferos del Kurdistán irakí. Recordar que Turquía era para Obama el paradigma de país islamista moderado y demócrata que desearía exportar al resto de países del Oriente Próximo, por lo que Erdogan contaba con el apoyo incondicional de Obama al convertirse Turquía en elemento de referencia en el laberinto geopolítico de Oriente Próximo.

Mientras, Erdogan proseguiría con su estrategia de implementar el Estado Islamista-Erdoganista, (socavando los pilares del Estado Secular que en 1923 implantó el Padre de la Turquía Moderna, Mustafa Kemal, quien creía que “el secularismo y la europeización de Turquía eran los medios más aptos para transformar su país en una nación industrial moderna”, con lo que el kemalismo dejó como herencia una crisis de identidad en la sociedad turca, (europeizada pero no integrada en las instituciones europeas y musulmana pero extraña al mundo islámico). La implantación del Estado Islamista-erdoganista se plasmaría en pinceladas como la implantación de la enseñanza del Corán en la escuela Primaria, restricciones a la libertad de expresión en forma de encarcelación de periodistas opositores, la polémica restricción de venta de alcohol y el anunciado despliegue de la policía en los campus y residencias universitarias que podría desencadenar un nuevo Mayo del 68.

Por su parte, el Ejército turco (TSK) desempeña un importante papel político en la sombra, puesto que se consideran los guardianes de la naturaleza secular y unitaria de la República siguiendo los postulados kemalistas y los partidos políticos juzgados como anti-seculares o separatistas por el Poder Judicial Turco (a instancias del estamento militar), pueden ser declarados ilegales. Ya en vísperas de la elección de Abdullah Gül como Presidente de Turquía ( agosto del 2007), las Fuerzas Armadas afirmaron que “intervendrán decisivamente en la defensa del laicismo ante los esfuerzos de determinados círculos de socavar los valores fundamentales de la república que han aumentado claramente en tiempos recientes”, advertencia próxima a la retórica del Golpe Militar de 1.980 y que podría extrapolarse a la situación política actual, pues en los últimos años , Erdogan ha asestado varios golpes a la cúpula militar turca, del que sería paradigma la decisión de Erdogan de relegar de su cargo a tres oficiales de alto rango acusados de formar parte de la trama “Ergenekon”, una agrupación ultra-nacionalista compuesta por militares y activistas de marcado carácter laicista, pero también por segmentos de la esfera política, mediática, intelectual y educativa del país y cuyo supuesto cometido habría sido deponer al actual ejecutivo islamista de Erdogan y el pulso Erdogan-TSK habría llegado a su paroxismo con las sentencias condenatorias del caso Erdegon, destacando la dureza de las penas impuestas a 250 de los implicados, 12 de los cuales habrían sido condenados a cadena perpetua.

¿Hacia el golpe de mano?

El mandato de Erdogan como primer ministro finiquitaba en el 2015 sin posibilidad de reelección por lo que tras su cómodo triunfo en la recientes Elecciones presidenciales (51,8% de los votos), tan sólo resta que prospere la reforma constitucional que el propio Erdogan y el AKP proponen ( y para lo que necesitan la mayoría simple en el Parlamento turco), con el objetivo inequívoco de implantar la nueva República Islámica de Turquía en el horizonte del 2016 e instaurar un Gobierno Presidencialista con poderes cuasi ilimitados , con lo que Turquía se convertiría de facto en un régimen autocrático en el que la lealtad a los intereses anglo-judíos en Oriente Próximo estaría en entredicho debido al previsible apoyo de Erdogan a la facción palestina Hamas y a los Hermanos musulmanes y al consiguiente enfrentamiento con Israel y Egipto.

Ante esta situación, tras conocerse las condenas del mediático affaire Ergenekon, (de las que sería paradigma el general retirado Ilker Basbug, antiguo Jefe de Estado Mayor del TSK, condenado a cadena perpetua y su frase premonitoria “La Nación tendrá la última palabra”) y sin el paraguas protector de la UE (al posponer “sine die” la incorporación de Turquía miembro de pleno de derecho de la UE), no sería descartable que el ejército turco (TSK) protagonice un nuevo golpe “virtual” o “posmoderno” que acabaría con el mandato del Primer Ministro Erdogan, (rememorando el ‘golpe blando’ de 1997, cuando los generales kemalistas arrebataron el poder al Gobierno del presidente Necmettin Erbakanpor, quien lideraba una coalición islamista).

Dicho golpe contaría con las bendiciones de Washington al haber dejado Erdogan de ser un peón útil para la estrategia geopolítica de EEUU en Oriente Próximo y significaría el ocaso de la primavera árabe del arco mediterráneo y la posterior inmersión en el llamado otoño árabe, fruto de la nueva estrategia de EEUU para la zona tras el evidente fracaso para sus intereses del experimento de exportación del otrora régimen islamista moderado y pro-occidental de Erdogan a todos los países que componen el tablero gigante del arco árabe-mediterráneo. La nueva estrategia de EEUU consistirá en la implementación de “golpes virtuales o postmodernos“ en los países de la zona con el objetivo inequívoco de sustituir a los regímenes islamistas surgidos de las urnas por regímenes militares presidencialistas en el marco del nuevo escenario geopolítico mundial surgido tras el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría entre EEUU y Rusia, quedando Siria y Marruecos como portaaviones continentales de Rusia y EEUU respectivamente.

 

Categorías: Attac Planet

Muere Emilio Botín, fin de otro de los pilares del sistema

Jue, 11/09/2014 - 07:00

Rosa María Artal – Comité de Apoyo de ATTAC España

botin

Es noticia mundial, no en vano Emilio Botín representaba, al frente del Banco de Santander, una potencia económica. En España gozaba de enorme influencia en los destinos del país. Inolvidable aquella foto con el Rey Juan Carlos de esta guisa. Tan “campechanos” ambos.

botin-rey

Muere Emilio Botín a los 79 años, de un infarto. Inscrito en una saga de banqueros (eso de que empezó de cero y se hizo a sí mismo es otra leyenda del sistema) fue, eso sí, protagonista de una revolución en la banca española. Sus osadas políticas  en los 80´ sacudieron al paquidermo de la competencia y llevaron al  Santander, de ser el séptimo banco de España, al primero. Ha alcanzado también el liderazgo de la zona euro, según dice hoy El País.

En el camino,  varias causas pendientes con la justicia que fueron sobreseídas “milagrosamente”. Llave del dinero y de créditos en circunstancias críticas, partidos y medios han girado bajo su égida. Y se ha notado. Mucho. Él llevaba la batuta.

Negra época del embudo como ley, desahucios, prosperidad y pobreza repartida al modo de los viejos cánones que el progreso y la lucha habían limado. ¿Se termina?

Lo cierto es que, por una causa u otra,  se están produciendo cambios y relevos de enorme significación. Pero no tiene por qué implicar un rumbo diferente, todo lo contrario. En muchos casos el poder no hace sino cambiar a manos idénticas, más jóvenes, con más vida por delante.

Esperanza Aguirre se ha evidenciado impresionada por la muerte de Botín al iniciar una entrevista con Pepa Bueno en la SER. Los creyentes, dice, están en manos de la providencia. Allí cabalgaba de nuevo ahora que la carrera de los despropósitos ha echado a Ana Botella de la alcaldía de Madrid. Rajoy se ha ido con su disco rallado al Congreso –sí, el viejo vinilo que otra cosa no conoce-: Sánchez es culpable de la “herencia” Zapatero. La que él nos deja –si se va porque está empecinado en quedarse a base de “reformas” electorales- es similar a la que dejó Atila.

Los negocios seguirán floreciendo para los amigos del  sistema, hoy tan degenerado, mientras a los ciudadanos nos parte un rayo… o una rama.

Se fue –o lo echaron- el Borbón padre, y Botella y Botín. Crecen brotes verdes de ciudadanía, que no los aplasten, que no se marchiten, que no se pudran.

Elvira Rodríguez ha dicho: “Botín se va con las botas puestas”. Rodríguez es presidenta de la CNMV por ser del PP y tertuliana de la TDT Party. Se le coló el pufo de Gowex, con una actuación vergonzante incluso, y ahí sigue tan tranquila.

Llevamos años viendo que el que se va lo deja todo “atado y bien atado”. Pues, esto es lo que hay que conservar… o cambiar. He ahí el reto. Inaplazable porque ya se plantea en circunstancias críticas.

El Periscopio

 

Categorías: Attac Planet

El banquero que hablará de tú a Dios

Mié, 10/09/2014 - 18:03

Juan Torres López - Consejo Científico de ATTAC España

El fallecimiento de cualquier ser humano es causa de dolor, sea quien sea, y cuando ha muerto Emilio Botín lo primero es manifestar sinceramente el pesar a su familia, hijos y allegados. Pero eso no puede quitar, tratándose de una figura tan relevante como él, que surjan al mismo tiempo otras reflexiones sobre su trayectoria como banquero. Es difícil olvidarse de que Botín refleja mejor que nadie en España el poder de una casta que actúa por encima del bien y del mal y que decide sobre los demás como si nada más que sus propios intereses fuese lo que hay que tener en cuenta.

Hasta en cuestiones aparentemente baladís, como las del protocolo, quiso imponer siempre Botín su impronta y privilegios para saciar su sed de poder y, a la postre, de dinero. Lo saben bien presidentes, ministros, rectores, magistrados, y hasta el propio rey. Su gabinete se encargaba manu militari de que el banquero compareciese siempre por encima de los demás aunque fuese ensombreciendo a quienes por rango y representación estaban muy por encima de él. Aquella foto junto a la Virgen del Pilar imponiendo un manto con el logo de su banco también lo dice todo.

¿Qué ocurriría si los españoles de a pie supieran con pelos y señales de dónde ha salido su fortuna y la de su banco, lo que Botín orquestó para acumular bancos, empresas, inmobiliarias, y para comprar a personas y políticos a su servicio? ¿Cómo reaccionaría si se enterasen de lo que hizo para quedarse con Banesto o cómo engañó a miles de personas con las cesiones de crédito?

Botín ha sido el paradigma de banquero causante de daños y de una crisis descomunal que sale de rositas de cualquier cosa que haga como muestra de que el poder es él y lo que representa, por encima de cualquier otra institución representativa. Ha sido la muestra palpable de que el sistema financiero actual y el capitalismo en general son cada vez más, o quizá ya definitivamente, incompatibles con la democracia y con la división de poderes.

Con el tiempo se supo que la entonces secretaria de Justicia y más tarde todopoderosa vicepresidenta del gobierno y hoy miembro del Consejo de Estado, María Teresa Fernández de la Vega, dio órdenes a la fiscalía para que no se actuara contra él y de él dijo el Tribunal Supremo que “su actuación transgrede la ética y repugna socialmente”, lo que al fin y al cabo es lo peor que puede decirse de uno. Y, desde luego, sin que nadie haya sido capaz de condenarlo por ese tipo de cosas que no tienen efectos simplemente estéticos o morales, sino económicos y patrimoniales muy graves para millones de seres humanos.

Ahora solo cabe esperar que Emilio Botín descanse en paz pero aquí abajo deja una estela de mal hacer, de impunidad y de crisis provocadas por la avaricia bancaria de los banqueros como él que produce sufrimiento y daño a millones de personas.

Catedrático de Economía Aplicada

Artículo publicado en Público.es

Ganas de escribir

Categorías: Attac Planet

Los partidos autodenominados socialistas en Europa: Trabajando para el gran capital

Mié, 10/09/2014 - 13:00

Gregorio López Sanz – ATTAC Albacete

votad-la-desglobalizacion-Arnaud MontebourgEn la primavera del año pasado, por recomendación de Paco Álvarez, leí el libro ¡Votad la desglobalización! Los ciudadanos somos más poderosos que la globalización (2011, Paidós, Barcelona). El autor del mismo es Arnaud Montebourg, que entre abril y agosto de 2014 ha sido efímero Ministro de Economía del Gobierno Socialista de Manuel Valls en Francia.

No conocía la trayectoria anterior de este autor, no obstante, cuando me enteré de su nombramiento como Ministro de Economía de Montebourg me pregunté hasta qué punto sería capaz de impulsar desde el gobierno determinadas políticas coherentes con las reflexiones que apuntaba en su libro, algunas de las cuales cito textualmente a continuación:“Las reducciones de impuestos y de cotizaciones sociales sobre los beneficios de las empresas, sobre las grandes fortunas, sobre los patrimonios y las rentas más altas no han hecho sino extenderse, en una carrera suicida por resultar más atractivos (…) En la competencia fiscal desenfrenada que han iniciado los Estados del norte, no hay otra salida más que la destrucción de la protección social y los servicios públicos, y el incremento estructural de la deuda pública, con las medidas finales injustas que eso conlleva” (páginas 32-33).De ahí que la desglobalización suponga una “reacción a favor del trabajo y contra los dividendos, la reacción a favor de la industria y contra las finanzas, la reacción a favor de la creación contra las rentas” (Montebourg, 2011, 45). Y aquí es donde entraría en juego un “proteccionismo de nuevo cuño”, que “no es un proteccionismo del miedo al otro, sino un proteccionismo cooperativo, de la inteligencia y la generosidad, de la mutación colectiva, un proteccionismo altruista y solidario porque organiza concretamente el renacimiento o la construcción en cada uno de los países de un mercado interior, de una agricultura y una industria fuertes (…) Es un proteccionismo de desarrollo y emancipación, que garantiza a los pueblos el derecho a decidir” (páginas 46-47).“La desglobalización es, por último, un programa para una Europa sin proyectos, zarandeada por las crisis económicas y financieras, que no ve que el libre comercio y la competencia generalizada son para ella el principio del fin. La autodestrucción de Europa está programada, la desglobalización es su salvación. Pero ésta deberá pasar por Alemania” (página 62).Por eso, quienes albergaban alguna ligera esperanza en que los partidos socialistas europeos podrían dar un giro para refundar Europa bajo principios sociales y ecológicos, ya pueden ir convenciéndose de lo contrario. La dimisión de Montebourg como ministro el pasado 25 de agosto puede resumirse con un epitafio lapidario escrito por él mismo en el citado libro: “El ciclo loco de la globalización es un pozo sin fondo, una máquina desajustada cuyo carburante es encontrar continuamente gente más pobre y más dócil (página 19)”.Tan pronto se ha conformado el nuevo gobierno socialista francés se ha anunciado una inminente reforma laboral para mejorar la competitividad de la economía francesa (con trabajadores/as más pobres y más dóciles, claro), así como un firme compromiso con el cumplimiento del objetivo de déficit público (austericidio fiscal).Estas son las políticas socialistas recientes en Francia, calco de las políticas socialistas españolas en el período 2010-2011. Partidos socialistas incapaces de abrir vías de esperanza para la gran mayoría de la población de sus respectivos países, que en vez de plantar cara al desguace controlado de derechos sociales y políticas públicas, asumen un rol de colaboradores necesarios con las rancias directrices neoliberales que campan a su antojo en la Unión Europea.Partidos autodenominados socialistas que traicionan a cada momento los principios socialistas de libertad, justicia social y solidaridad. Partidos que se presentan como alternativa electoral, pero que no son alternativa política.

 

http://gregoriolopezsanz.blogspot.com.es

 

Categorías: Attac Planet

Merkel y Putin: diplomacia ucraniana

Mié, 10/09/2014 - 09:00
Immanuel WallersteinLa Jornada

En los días que corren, está en curso una inmensa cantidad de diplomacia relacionada con la cuasi guerra civil en Ucrania. Pero los únicos actores que realmente importan son la canciller de Alemania, Ángela Merkel, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin. Son también ellos los únicos actores que realmente intentan amainar el conflicto y arribar a algún arreglo político.

Ambos son muy poderosos, enfocados en los asuntos reales y trabajan muy duro en esta difícil tarea. Son poderosos, pero no son todopoderosos. Cada uno tiene que lidiar con otros actores en Alemania, Rusia, Ucrania y otras partes, gente que no quiere un arreglo político y, en cambio, busca intensificar y expandir el conflicto, intentando, por tanto, sabotear cualquier negociación entre Merkel y Putin.

Lo primero que hay que resaltar es que tanto Merkel como Putin mantienen una línea base. La canciller Merkel quiere garantizar que se honrará plena y permanentemente la integridad territorial de Ucrania (con la excepción de Crimea). El presidente Putin quiere garantizar que Ucrania nunca se convierta en miembro de la OTAN.

Cuando uno analiza la retórica de una disputa pública es importante notar no sólo lo que se dice, sino lo que no se dice. Revisemos algunas declaraciones públicas de Merkel, Putin y otros en los últimos días de agosto de 2014.

El 23 de agosto la canciller Merkel hizo su primer viaje a Kiev para encontrarse con el presidente de Ucrania, Petro Poroshenko, y otros. Apuntó que iba a haber pláticas de paz en Minsk entre Poroshenko y Putin el 26 de agosto. Esto era positivo, dijo, pero le recordó a Poroshenko y al mundo que las pláticas no producirán un único avance sustancial. En una entrevista con la televisora alemana ARD, observó: Pero uno tiene que hablar con los otros si uno quiere encontrar soluciones. Luego añadió: Estoy firmemente convencida de que sólo hay una conclusión política, en la cual la Unión Europea y Alemania quieren y deben ayudar. Presten atención a la frase sólo una solución política.

Impartió una conferencia de prensa con Poroshenko, en la cual subrayó esto mismo aún más: Nuestro foco no puede estar puesto en el conflicto militar. Luego añadió estas palabras, que Poroshenko esperó no escuchar: Tiene que haber un cese el fuego bilateral. Poroshenko ha estado llamando a un cese el fuego unilateral, uno exclusivo de las fuerzas separatistas en Donietsk y Lugansk. Poroshenko respondió: Por desgracia, siempre habrá amenazas militares para Ucrania.

Hubo más juegos de palabras. Cuando, después de un considerable retraso, los camiones rusos lograron entregar un paquete de ayuda humanitaria en Lugansk y luego se fueron, Poroshenko llamó a esto invasión. Merkel se unió al presidente estadunidense, Barack Obama, en afirmar que la entrega de ayuda humanitaria por Rusia era una violación de la soberanía de Ucrania, pero con cuidado evitó el término invasión.

Cuando Andriy Lysenko, vocero halconesco del Consejo de Defensa y Seguridad Nacional de Ucrania, acusó a los rusos de sacar el equipo militar para evitar verse expuestos, Oleg Tsarev, vocero del Parlamento de Nueva Rusia –que une las repúblicas de Donietsk y Lugansk–, dijo que los cargos hechos por Lysenko eran estúpidos dado que, argumentaba, si hubiéramos querido hacer eso controlaríamos secciones menos visibles de la frontera y no lo haríamos en un convoy de ayuda humanitaria ante los ojos del mundo.

Finalmente miren esto: cuando Putin replicó a los cargos hechos por Obama de que Rusia envió tropas a Ucrania y alimentaba una escalada del conflicto, respondió diciendo que los rusos y los ucranianos eran prácticamente un solo pueblo. El regalo es el adverbio prácticamente. Le permite a Putin llegar a un acuerdo negociado, que sin el adverbio en cuestión no habría podido lograr.

En este punto, otras voces comenzaron a ser escuchadas. Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la OTAN saliente, de origen danés y conocido halcón, dijo que la OTAN debería tomar la decisión de desplegar, por vez primera, sus fuerzas en Europa oriental. ¿Hay seguridad de que la OTAN decida esto? Hasta ahora los miembros de Europa occidental se han opuesto fuertemente a la idea, considerando que sería una provocación directa para Rusia. Esta renuencia particular altera a los Estados bálticos y a Polonia. En un artículo en The New York Times, Slawomir Sierakowski, un muy conocido analista polaco, acusó diciendo que esta política hace a los Estados de Europa oriental en la OTAN miembros de segunda clase y es una postura de rodillas débiles por los miembros más viejos de la organización, en particular Alemania.

El empuje militar del gobierno ucraniano en las regiones rebeldes ha fallado de manera terrible, exponiendo su débil competencia militar. Aunque cualquier jugada ulterior de Rusia en el área es considerada como nueva ofensiva importante, es probable que los rusos incurran en sólo algunas sanciones ulteriores. No sólo Estados Unidos, sino Gran Bretaña, Francia y Alemania han dejado claro que no están contemplando el envío de tropas a Ucrania por ninguna razón predecible. Sanciones, sí, hasta cierto punto; tropas, no. Pero son tropas lo que el gobierno ucraniano demanda, así como una urgente entrada de la OTAN.

La gran pregunta de hoy es qué lado está siendo más lastimado por las sanciones y contra sanciones. Estados Unidos y Europa occidental esperan poder reducir el ingreso económico real de Rusia comprometiendo radicalmente su capacidad para exportar petróleo y gas. En respuesta, Rusia ha cortado la compra de productos agrícolas y otros procedentes de Europa occidental. Esto no sólo afecta negativamente a los campesinos europeos, sino hay el riesgo de privar a los países de Europa occidental, en el más largo plazo, de sus proyectos de inversión en Rusia. Rusia también ha hecho alusiones de retirar su cooperación en la lucha en pos de reclamos de crudo en el Ártico.

Probablemente, ambos lados se lastimarán económicamente más y más por estas sanciones y contra sanciones. Entretanto, Obama tendrá que decidir qué tanto necesita la cooperación de Rusia en su más nueva prioridad: crear una gran coalición para destruir las fuerzas del califato en Irak y Siria.

¿Escalará el conflicto de Ucrania hacia un conflicto militar, de hecho, basado en los viejos temas de la guerra fría? Hay predicciones de izquierda, de derecha y de centro del espectro político mundial, que dicen que esto ocurrirá. Yo no lo creo –precisamente debido a los esfuerzos de Merkel y de Putin, que persistirán, aun si la retórica se volviera más estridente.

Traducción: Ramón Vera Herrera

© Immanuel Wallerstein

Categorías: Attac Planet

Reflexiones tras la Universidad de Verano Europea de Movimientos Sociales.

Mié, 10/09/2014 - 07:00

Carles Fons Poquet – Co-Coordinador de ATTAC-España

París fue el marco en el que se desarrollo durante los días 19, 20, 21, 22 y 23 de agosto la Universidad de Verano Europea para Movimientos Sociales organizada por la red de ATTAC-Europa. Desde todos los rincones de Europa y de otras regiones del mundo nos dimos cita durante esos días para contrastar nuestras reflexiones y ver de qué forma se puede revertir la angustiosa realidad que vivimos la gran mayoría de la ciudadanía a costa del mantenimiento de los privilegios de unos pocos.

Desde el punto de vista personal ha sido un placer compartir esta experiencia con las personas de ATTAC en el estado español que se desplazaron a este importante evento. Se agradecen y se valoran infinitamente los paseos por las calles de París, las conversaciones distendidas sobre los retos que tenemos por delante, el contraste de nuestros análisis y visiones personales, las utopías compartidas a medio y largo plazo, las estrategias a seguir los próximos meses y los movimientos tácticos que tenemos ante nosotras, tanto desde ATTAC como desde el conjunto de las izquierdas europeas. Sólo por este hecho, de compartir una experiencia de estas características con gente tan sana, vale la pena. Gracias a todas.

Cinco son las ideas que extraigo, en una primera reflexión pública, de mi participación en la ESU2014:

EL MOVIMIENTO ALTERMUNDISTA CONTINÚA ACTIVO Y CON ELEMENTOS QUE APORTAR: 

La primera constatación que hago de mi participación en la ESU2014 es que el Movimiento Altermundista europeo continua estando presente en las luchas por la dignidad, la justicia, la democracia real, la igualdad y la solidaridad de los pueblos que nos tocan librar en este momento histórico.

El movimiento altermundista nacido en las luchas contra el Acuerdo Multilateral de Inversiones en Seattle, las luchas indígenas, sindicales y ciudadanas por la soberanía de los pueblos en Suramérica, el movimiento feminista y ecologista global y otros de respuesta al neoliberalismo salvaje, proclamó en enero de 2001 que “OTRO  MUNDOS ES POSIBLE”. Desde este movimiento desarrollado en el proceso de los Foros Sociales Mundiales, tenemos que constatar que no hemos sido capaces de dar respuesta a uno de nuestros objetivos iniciales: Frenar el proceso de financiarización de la economía global, poniendo trabas a su desarrollo, para recuperar por parte de la ciudadanía la democracia usurpada por los mercados financieros.

Este momento histórico ha pasado y la hegemonía ideológica del neoliberalismo ha sido mayor que el contrapoder que hemos sido capaces de levantar. Pero lejos de caer en derrotismos hemos de constatar a la vez, que hemos sido capaces de identificar esta nueva forma de opresión, aportar análisis rigurosos de cómo impactan los diferentes mecanismos y herramientas de opresión neoliberal, y elaborar propuestas que apunten a la superación de estas. Es decir, hemos contribuido a proporcionar una plataforma ideológica actualizada desde la que elaborar las nuevas experiencias que están dándose en la lucha antipatriarcal y anticapitalista. En breves palabras, y esto es una lectura personal, hemos ejercido, junto con otros, de movimiento de transición entre lo que podríamos llamar la izquierda clásica y la izquierda emergente.

Como apuntaba, y más allá de hacer un ejercicio de auto evaluación, he constatado que el movimiento altermundista europeo esta vivo, incorporando las formas nuevas de participación política de la ciudadanía, incorporando los análisis políticos de los nuevos movimientos ciudadanos y participando de ellos.

ESPAÑA Y GRECIA: ESPERANZA DE LAS IZQUIERDAS EUROPEAS.

Esto liga con la segunda idea que extraigo de mi participación en la ESU2014. En ella, he constatado que hay una gran expectación y ganas de conocimiento por parte de la izquierda europea actual sobre cómo se están dando las dinámicas de creación de los nuevos movimientos en el sur de Europa, concretamente en Grecia y en el estado español, y más concretamente en torno a Syriza y Podemos. Desde mi punto de vista, este elemento nos sitúa en una posición de Responsabilidad Histórica para con nosotras mismas y para con el conjunto de las izquierdas europeas. Esta responsabilidad no la sitúo sólo en quien participa en Podemos, me refiero al conjunto de personas que de una forma u otra estamos movilizadas en cualquier espacio de participación, sea ciudadano, partidista o sindical.

Desde mi punto de vista tenemos una izquierda “clásica” que por diversos factores, como la larga travesía (neoliberal) en el desierto y sus consecuencias emocionales, la falta de alternativas que generaran mayorías en una izquierda más preocupada de no retroceder que de pasar a la ofensiva, la no actualización de sus análisis por fijar la mirada en el corto plazo, y otros elementos, ha reforzado una especie de anclaje en paradigmas ideológicos propios de otras épocas históricas, en las que las relaciones de poder se daban a una escala geográfica distinta a la actual y en la que los mecanismos y herramientas centrales que disponía el capital eran otras a las actuales.

Por otro lado tenemos a una izquierda emergente, que rompe, por coherencia y necesidad, con los consensos existentes hasta este momento, y en determinados análisis sitúan a la izquierda “clásica” como parte responsable del orden actual. Estos movimientos que se encuentran en fase de construcción de nuevos paradigmas ideológicos y nuevas praxis políticas, cuentan con la ventaja y la desventaja de que en su seno participan muchas personas que se acercan a la reflexión política en este contexto, y desgraciadamente no siempre son fáciles de casar y equilibrar la combinación de la ilusión por el cambio y la humildad.

Pero también coexiste la realidad, y creo sinceramente que es mayoritaria,  de quienes participamos tanto de los movimientos “clásicos” como de los “nuevos”, con la convicción de que son espacios complementarios, no contrapuestos, y que la situación actual requiere de Responsabilidad Histórica e Imaginación para reforzar la convergencia de las izquierdas todas, en el estado español, en el resto de estados europeos y en el conjunto de la izquierda europea.

Y esa responsabilidad que tenemos en la izquierda del estado español y de Grecia tiene que ejercer de palanca para ayudarnos a superar escenarios de confrontación pasados, y centrarnos en la posibilidad de arrebatarles la redacción del BOE, de los Boletines autonómicos, las normas municipales y del DOUE (Diario Oficial de la Unión Europea) a las derechas hegemónicas, y de generar otras dinámicas sociales que caminen hacia un escenario de soberanía popular, igualdad, justicia, solidaridad y libertad emancipadora de los pueblos de Europa. Creo sinceramente en esta posibilidad, por tanto creo que hay que hacer un esfuerzo personal por mantener una actitud constante que tienda al consenso, al fortalecimiento del conjunto e incorporando la imaginación y creatividad en los nuevos procesos que están por darse.

EL TTIP: CAMPO DE BATALLA COMÚN CONTRA EL NEOLIBERALISMO POST-CRISIS.

Otra de la conclusiones que realizo a otro nivel, en este caso a nivel pragmático y táctico, es la movilización transversal que está articulándose en toda Europa contra el Acuerdo Trasatlántico de Libre Comercio e Inversiones entre Europa y EEUU (conocido por sus siglas en ingles TTIP). Este mecanismo de opresión de los pueblos que esta negociándose de espaldas a la ciudadanía y que va a condicionar nuestras vidas, esta abordándose desde todos los ámbitos a los que afecta. Movimientos de campesinos, el movimiento ecologista, los feministas, los ciudadanos, de consumidores, sindicales, etc. han situado esta movilización entre las prioritarias. No es para menos, pues va a condicionar de forma directa nuestras vidas, incluso la propia concepción de la democracia liberal, limitándola más aún e incluso suprimiéndola. Esta movilización está siendo promovida, entre otros movimientos, por ATTAC y de hecho hemos tenido y tenemos una gran implicación en la creación de plataformas de campaña No al TTIP por todo el territorio europeo.

No obstante cabe señalar que el TTIP es uno más dentro del conjunto de Acuerdos de Libre Comercio que se están promoviendo a escala planetaria, como el TISA ‘Acuerdo sobre Comercio de Servicios’ entre EEUU, Europa y otros 20 países, el CETA ‘Acuerdo económico y comercial global con Canadá’, el AAE ‘Acuerdos de Asociación Económica negociados entre la Unión Europea y países de África’ y otros. Por tanto hemos de concebir a cada uno de estos acuerdos como la herramienta con la que implementar una lógica común: la del neoliberalismo post crisis que pretende consolidar como normal lo que todavía sigue denominándose como consecuencias de la crisis, es decir, paro masivo estructural, desmantelamiento de los servicios públicos, usurpación de la soberanía de los pueblos en pro de los mercados financieros.. o dicho de otra forma DICTADURAS FINANCIERAS revestidas de democracia formal.

ATTAC-Global AVANZA EN SU CONSOLIDACIÓN.

Por otra parte y pensando en la propia organización, la ESU2014 ha significado para la red de ATTAC-Global el inicio de un punto de inflexión en la propia coordinación de la red. En esta ocasión, ha sido cuando se ha incorporado con voz propia, voluntad de aportar y asumir compromisos el bloque de los ATTACs africanos, en las reuniones contamos con la participación de los diferentes ATTACs de Togo, Gabón, Marruecos y Burkina Faso. Este elemento es fundamental para incorporar a nuestra red una de las realidades más oprimidas históricamente en el mundo. Necesitamos de sus análisis, de sus propuestas, de sus aportaciones para acercarnos más a la articulación de un verdadero movimiento ciudadano global.

Otro de los indicativos que me hacen pensar en nuestro avance colectivo es el compromiso asumido por la red ATTAC Global de actualizar nuestro documentos fundacional, elaborado en 1998, denominado Plataforma del Movimiento Internacional ATTAC. En el se analizaba e identificaba la nueva fase del capitalismo patriarcal, el neoliberalismo, se denunciaban las practicas de financiarización de la economía a escala global y se explicitaba la necesidad de un movimiento como ATTAC. Tras 16 años de andadura y de participación en el desarrollo del movimiento Altermundista, la red de ATTAC Global hemos iniciado un camino de actualización de nuestra carta de principios. Personalmente este hecho me reporta una doble alegría, pues además de constatar que participo en un movimiento que está en constante reflexión y acción, quienes lanzamos a la red la propuesta de esa actualización fuimos ATTAC-España. Con este acuerdo, se abre un proceso que culminará en el Foro Social Mundial de 2015 en Túnez con la aprobación de la nueva carta de principios.

También se ha creado el germen de una coordinación a escala europea de las diferentes comisiones de género y feministas de los diferentes ATTAC. Este hecho es un paso adelante en la incorporación de la perspectiva de género en nuestros análisis y propuestas, hecho que sin duda alguna continuará enriqueciéndolas.

IMPORTANCIA DEL CUESTIONAMIENTO DE LOS MODELOS ORGANIZATIVOS Y CALIDAD DEMOCRÁTICA INTERNA.

Por ultimo expresar otra de las ideas que se me ha visto reforzada, el movimiento ATTAC surgido en 1998 ha de cuestionarse la forma en que se organizó e incorporar los nuevos desarrollos teóricos y prácticos a nuestro funcionamiento interno. Durante la universidad se celebró un taller propuesto por ATTAC-España, en el que se contrastaron los diferentes modelos organizativos de los ATTACs presentes, con el fin de superar las prácticas de participación representativas e ir construyendo nuevas formas de articular la participación de las personas asociadas, más directa, más horizontal, más participada. Esta preocupación, no sólo se da en el estado español, sino que tuve la grata sorpresa de conocer que en Francia y otros lugares están queriendo ser, también, laboratorios de experiencias democráticas para que se puedan lanzar propuestas contrastadas a la sociedad.

Septiembre de 2014

Categorías: Attac Planet

La crisis de la socialdemocracia, no significa la enfermedad terminal del socialismo

Mar, 09/09/2014 - 18:00

Carlos Martínez – ATTAC Andalucía

Que la socialdemocracia sufre una aguda crisis de valores, propuestas, ausencia de alternativas y caídas electorales, es cierto. Que la actual socialdemocracia especialmente la vinculada a la II Internacional, no significa hoy en día ni en lo ideológico, ni en sus políticas, nada más allá que un vago liberalismo progresista, que Susan George bautizó con mucha fortuna como socioliberalismo, también es verdad. Las cúpulas socioliberales carecen de ideas de transformación y el cambio social. No se plantean ni de lejos, combatir el capitalismo. Ya ni siquiera el controlarlo.

Las dirigencias socioliberales, son oligarquías profesionalizadas, cuya principal preocupación es la propia continuidad del sistema y los aparatos económicos y políticos de la democracia liberal, cada vez de peor calidad. Cierto que los partidos de esa rama digamos, conservan sus nombres tradicionales, fruto de la apropiación y control sobre ellos por parte de líderes cada vez más escorados al liberalismo tras la derrota interna de sus izquierdas y facciones sindicales y si bien se denominan Laborista, PSF, PSOE, SPOE o PASOK, entre otros,- teniendo  nombres similares según estados y tradiciones-, también lo es, que ya nada tienen que ver con sus orígenes obreros, sindicales y enraizados en la lucha de clases.

No se puede negar en absoluto y sería falsear la historia que las socialdemocracias obreras y los partidos socialistas obtuvieron importantes avances sociales y en favor de la igualdad en las sociedades europeas avanzadas o no tanto, entre finales del siglo XIX y gran parte del siglo XX. Nacionalizaron industrias, minas, ferrocarriles, bancos y crearon u obligaron a crear la seguridad social y las pensiones o los seguros de desempleo, así como impulsaron y profesionalizaron la enseñanza pública. Formaron parte esencial de Frentes Populares y se enfrentaron al fascismo. No apoyaron en su totalidad la revolución soviética, en muchas ocasiones por cuestiones de método o de ciertas actuaciones y profundas restricciones de la libertad. Cada vez más se decantaron por la práctica parlamentaria como vía de cambio social y de alcanzar el socialismo.  Socialismo en democracia.

Con los recién surgidos partidos comunistas tuvieron relaciones difíciles, pero entre los años treinta y setenta del siglo XX formaron coaliciones, frentes electorales e incluso gobiernos de coalición entre las diferentes socialdemocracias y los comunistas. Cierto que la guerra fría los distanció y mucho. Pero incluso la citada guerra fría no evitó que por ejemplo Laboristas británicos y PCUS mantuvieran una especial relación, por cierto muy desconocida. En América Latina, el caso paradigmático es el Chile de Salvador Allende y el primer ejemplo de gobierno de izquierdas, con programa de izquierdas electo en América Latina. El socialista Allende presidió un gobierno de Unidad Popular, derrocado por un sangriento golpe de estado. Sigue siendo Allende un aviso para navegantes, pues la derecha liberal no es democrática si se le toca su bolsillo y no consiente jamás gobiernos de izquierdas con programas socialistas pues confunde democracia con capitalismo.

La derecha incluso liberal, es golpista si los intereses de las personas, se ponen por encima de los de las grandes empresas y los grandes bancos privados o las grandes fortunas. Es por ello, por lo que muchas socialdemocracias comienzan a negociar, ceder y desdibujarse, aceptando finalmente las imposiciones de “los mercados” y el liberalismo o actualmente el neoliberalismo como inevitables. Diversos factores como la varias veces citada guerra fría, la Europa del desarrollismo y el consumismo o una trayectoria donde la gestión de un capitalismo controlado, es cierto,- en aquellos momentos-, se acabó imponiendo. De hecho al final, se transforman en meros gestores sistémicos y de esa transformación y claudicación el PSOE es otro ejemplo paradigmático. Pero lo que es peor, a partir de inicios de los ochenta del siglo XX, las cúpulas partidarias e intelectuales socialdemócratas abrazan las ideas liberales o se moderan tanto que renuncian definitivamente a la socialdemocracia clásica, con sus nacionalizaciones , la defensa de lo público y control estatal de la economía, incluso de mercado.

A pesar de ello, amplias capas de las clases medias y obreras, de las clases populares han confiado y siguen confiando en una socialdemocracia blanda y escasamente gradualista, muy moderada, pero siempre mejor que una derecha rampante, conservadora, usurpadora de lo público y recortadora de la democracia formal, para sus votantes. Pero en cuyo subconsciente todavía está el que son los suyos, los que lograron incrementar las pensiones o las becas, aunque desde los años setenta se hayan dedicado sobre todo a fortalecer un sistema injusto a cambio de algunas migajas, o simplemente a cambio de estar en el poder, sin más.

Por tanto, respeto a los votantes y a los creyentes. Pero ya ha caído mucho como para no poder juzgar y advertir que lo que existe y se autodenomina socialdemocracia, es una tomadura de pelo envuelta en siglas históricas, decentes, obreristas y republicanas, carentes ya de contenido y de ética.

Por eso el socialismo, las ideas socialistas de Jaurés o de Pablo Iglesias, sufren un doble ataque desde posiciones más o menos progresistas e incluso radicalmente progresistas y es el de la tercera vía, el socioliberalismo de Valls, Hollande, Felipe González, Renzi etc. etc. por un lado y por otro el de formaciones diferentes, nuevas, novísimas o no tan nuevas que desean certificar la muerte del socialismo, no solo como idea, sino también camino de liberación y de justicia, reparto e igualdad en democracia. Se dice por parte de algunos que la socialdemocracia ha muerto cuando comprobamos que todos los programas que hoy se hacen por fuerzas de izquierdas reales o progresismos transformadores, son socialdemócratas. Socialdemócratas cabales, pero más incluso en la línea de Habermas –el líder socialdemócrata alemán, que desde inicios del siglo XX comenzó a proponer la práctica fundamentalmente parlamentaria- que en la de Pablo Iglesias. Curioso.

La transformación social y el reparto de la riqueza -siendo marxiano-, por medio de una combinación de la acción social, ciudadana, sindical y al mismo tiempo la práctica parlamentaria para conseguir el poder y desde el poder democrático, mediante procesos constituyentes, republicas o la libertad real y el empoderamiento de las clases populares, es el objetivo socialdemócrata por excelencia que socialistas y socialdemócratas estuvieron impulsando desde finales del siglo XIX y que ahora siguen impulsando-los socialistas transformadores- en varias repúblicas latinoamericanas. Sin embargo,  parece lo nuevo, lo moderno, lo que toca hacer. Efectivamente, es lo que toca hacer y lo que ocurre es que ante el abandono del campo ideológico socialista, por parte de las oligarquías políticas socioliberales otras personas con todo el derecho del mundo, lo están ocupando en Europa. Es en ese terreno, donde yo planteo que para fotocopia mejor el original y que hay que rescatar el socialismo al objeto de ponerlo a disposición de la transformación social, del cambio y de las personas que sufren empobrecimiento, recortes, pobreza, paro y precariedad laboral y vital. Esa tesis es la que me llevó a escribir el artículo http://cli-as.org/reino-de-espana-hace-falta-un-partido-socialista/  en la que defiendo la necesidad de construir un PARTIDO SOCIALISTA, que sea portador de los valores de reparto de la riqueza, por tanto antineoliberal. Ecosocialista en defensa de la Madre Tierra, por tanto, de la vida en nuestro planeta, sabiendo que el capitalismo la conduce a su suicidio. Republicano federalista y por el fin del patriarcado como elemento clave de movilización y cambio social profundo. Que asuma los nuevos valores ciudadanistas, pero enraizado en la lucha de clases, porque hay ricos y pobres, oligarquía y clases populares, explotadores, especuladores y explotados y engañados. Hay gentes que expropian lo público en beneficio propio y personas que sufren la desposesión y esas personas se resisten y poco a poco se organizan y eso es lucha y como los de abajo son pobres o empobrecidos, mientras otros, los ricos, los utilizan, hay clases y las clases luchan, unos por poseer más y otros por la justicia y por su futuro y el de sus hijos.

Ese partido de los y las socialistas, debe ser construido en el estado español, por todas y todos los que se consideran socialistas al objeto, insisto de ponerlo a disposición de las gentes y del pueblo. Hay diferentes grupos organizados locales, en comunidades, nacionales y estatales que se reclaman del socialismo y del ecosocialismo. Personas incluso dentro del PSOE defendiendo estas ideas. Por tanto hay que invitar a los y las socialistas que quedan en el PSOE no a apuntarse a algo ya existente, sino a construir juntos el partido socialista y ecosocialista, diferente del socioliberal defensor del sistema. Otro partido. El PSOE ya no tiene credibilidad y además como afirma José Chamizo, cae mal, le cae mal a la gente.

Pero eso sí, no para construir un bis del socialiberalismo, sino algo diferente y profundamente antineoliberal y republicano. Personas en grupos procedentes del PSOE o de otras tradiciones pero que han llegado al mismo camino. Hay organizaciones que en la práctica pueden estar en esas perspectivas, pero mi opinión es que primero hay que agrupar a socialistas,- no tan solo de origen en el PSOE-, al objeto de poder presentar una estructura de confianza a mujeres y hombres, que han creído en esa corriente de la izquierda y ahora están decepcionados y en sus casas. Pero la labor de ese partido de los y las socialistas, no sería su propia consolidación como tal y como aparato electoral, sino tal y como hizo el PSOE de Pablo Iglesias la búsqueda de la conjunción con otras fuerzas transformadoras, republicanas y constituyentes. La conjunción, la confluencia, el frente popular al objeto de derrotar la oligarquía cruel y rentista española y un régimen ya caduco y podrido por la corrupción.

Honradamente he de advertir, que el socialismo democrático del estado español, por su tradición, su historia y su aportación al movimiento obrero, la Republica, la construcción del bienestar y las conquistas sociales a pesar de errores, dejaciones y renuncias, no es, ni merece ser la parte, la sección, el circulo, ni la sucursal de nadie. Sería peor al objeto de lograr la confluencia y la conjunción. Sería renunciar para alegría de nuestras oligarquías y de los y las socioliberales a un legado, una memoria y a muchas personas honradas, trabajadoras y luchadoras que tienen mucho que aportar, precisamente demostrándole –entre otras cosas- a lo que queda del régimen de 1978 y a los del 135, que el socialismo, existe y está frente a ellos, con las clases populares y donde siempre debió estar.

El socialismo democrático y transformador, tiene mucho que decir y sobre todo puede contribuir a crear el poso imprescindible para la construcción del pueblo de izquierdas.  También para rescatar a la izquierda.

Cuando estos días escucho o leo que hay importantes núcleos transformadores que no desean ser confundidos con la izquierda, por el daño que el PSOE renovado, pueda haberle hecho a la palabra, me pregunto, que porqué renunciar a algo definitorio que además significa desde la Revolución Francesa de 1789, la libertad, la igualdad, la fraternidad, los derechos humanos y los derechos de ciudadanía. La consecución del ciudadano frente al súbdito, la república de la igualdad y la democracia, la ilustración y la razón. Los revolucionarios franceses de hace más de doscientos años si lo tuvieron claro, pues había que distinguirse de los absolutistas y los partidarios del antiguo régimen y por eso se agruparon todos en un lado de la cámara, de la Asamblea. Resultando ser el lado izquierdo. No citaré, por no provocar a los teóricos del “ni de derechas ni de izquierdas” en el siglo XX. No pretendo acusar a nadie que desde la buena fe y al objeto da cambiar las cosas, entiende que hay que cambiar también este concepto. Pero es que otros antes que ellos, desde sus antípodas ideológicas, ya lo pensaron, lo hicieron y lo teorizaron, e impusieron para desgracia del pueblo obrero y de sus organizaciones.

Por eso mismo, muchas personas, ni renunciamos al socialismo, ni se lo vamos a regalar a los que usurpan tan hermosa palabra. El socialismo además es un concepto, una idea transversal como ahora se dice y por tanto partidos comunistas, trotskistas, socialistas y socialdemócratas la utilizan para presentarse y definirse. Con diversos padres desde el mismo 1789, pero el más aceptado y con razón Karl Marx.

No estamos ante un canto a la nostalgia. Solo pretendemos o pretende el autor y muchas y muchos de sus amigos y compañeros hacer una apuesta por la coherencia, al manos la nuestra y frente a la cultura neoliberal que nos está robando hasta las palabras y los conceptos. Estamos pues ante una lucha no solo social, económica y democrática, sino ante una rebelión cultural y enfrentarse a la alienación ultra-liberal y conservadora, también conlleva no renunciar a nuestra cultura de clase.

Aquellos que afirman que la lucha de clases es antigua, una antigualla, es porque sus beneficios son seis millones de paradas y parados que asustan a las personas que están en el mundo del trabajo o llevan a aceptar la precariedad y sueldos de miseria con tal de encontrar trabajo o bien imponen las privatizaciones o el rescate bancario a costa de nuestro empobrecimiento, nuestra salud y nuestra educación. Ellos si tienen muy claro que son una clase superior y por eso, niegan la mayor.

Ahora en estos días y ante las elecciones municipales, tenemos una nueva oportunidad de construir las y los socialistas, junta al resto de fuerzas sociales y políticas, por el cambio y constituyentes no solo la oportunidad, sino la obligación de levantar algo juntas y juntos al objeto de ganar, de que ganemos los citados comicios y defender la democracia local e impulsar desde los gobiernos locales la democracia real, lo público y el proceso constituyente.

La derecha desde el miedo, está preparando un golpe de estado, sin tanques, pero igualmente violento para con los derechos cívicos y la democracia.

 

Politólogo y co-primer secretario de Alternativa Socialista

 

 

Categorías: Attac Planet

Continúa el saqueo

Mar, 09/09/2014 - 13:00

Xavier Caño Tamayo – ATTAC Madrid

Una ilustración humorística de El Roto muestra a un joven fregando una gran olla mientras dice: “Soy licenciado en física cuántica, pero ahora trabajo de lavaplatos en Londres para pagarme los estudios de camarero en Berlín”. Ironía gráfica que ilustra las peores secuelas de la política de austeridad contra viento y marea en la vieja y caduca Europa: el paro y el trabajo precario que conlleva riesgo real de pobreza.

Pero, por lo visto, los gobiernos de Europa no aprenden. Ángela Merkel y Rajoy, presidente del gobierno español, se han reunido en para reafirmar el compromiso de imponer la austeridad en tanto que Merkel ha aplaudido el afán de Rajoy para hacer reformas. Lo que ellos llaman reformas, que no son tales, porque reforma es lo que se propone, proyecta o ejecuta como innovación y mejora en algo. Que no es el caso. Rajoy, además tiene la pretensión de que “en España empezamos a ver los frutos de las reformas”, haciendo bueno el dicho popular de que no hay peor ciego que quien no quiere ver. Porque los datos y hechos del sufrimiento mayoritario de la ciudadanía están ahí, a la vista. Pero ellos insisten en mantenella e non enmendalla por más que economistas de escuelas diversas y algunos premios Nobel de economía digan alto y claro que la austeridad no es el camino. A lo que añadir los hechos tozudos. Europa no avanza ni se recupera.

Lo inmoral de esta injusticia social generalizada, del saqueo de las clases trabajadoras, es que el armazón del control del déficit público, razón de ser de la austeridad, tiene un fin nada glorioso: que los bancos alemanes, también holandeses y franceses, aunque menos, cobren sin falta los intereses de los abundantes préstamos que concedieron alegremente en el desarrollo de la burbuja inmobiliaria, entre otras irresponsabilidades. Una ecuación sencilla. Para que el sector financiero y sus adláteres mantengan sus beneficios, la ciudadanía lo pasa mal o muy mal.

Pero no sólo Alemania y España están tocadas por la nefasta austeridad. En Francia, el presidente Hollande, que dice ser socialista, ha disuelto el nuevo gobierno porque le habían salido ministros díscolos que se oponían a la corrosiva austeridad. Y, para que no haya dudas del camino elegido, Hollande ha designado como ministro de economía a Emmanuel Macron, brillante neurólogo y economista que, entre otras cosas, fue socio de la banca Rothschild varios años. Varios analistas han escrito que Hollande comete el mismo error que Mitterrand: girar hacia la derecha. A Mitterand le supuso que el Partido Socialista Francés perdiera las siguientes elecciones y , si Hollande se presentara hoy, la derrota sería notable.

Estos socialdemócratas europeos no aprenden.

En el reino de España, paradigma del más rancio y feroz neoliberalismo de recortes presupuestarios, salvo para ayudar de la banca, el déficit no se ha reducido de modo significativo y la deuda pública alcanza ya el billón de euros. Una deuda triplicada en los años de gobierno del Partido Popular. Hoy, más del 98% del Producto Interior Bruto.

La política de austeridad y un consecuente ridículo crecimiento mantiene un paro de un 26%. Con un preocupante aumento del trabajo precario muy mal pagado. Más reducciones salariales sistemáticas de un 2% anual, según la OCDE. Aunque los salarios disminuyeron casi un 10% en los nueve primeros meses de 2013 comparado con el mismo tiempo de 2013. Según el Consejo Empresarial de Competitividad, los costes laborales en España son un 20% inferiores a la media europea, que ya es ser… Y todo incide en el consumo interior. Negativamente, por supuesto. Y si no hay demanda interna… Incluso la OCDE reconoce que las bajadas salariales de esa magnitud causan penurias a los trabajadores y sus familias. ¿Cuánta estrechez soportan los 1.830.000 hogares españoles en los que todos sus miembros están en paro según la Encuesta de Población Activa? En 2008 solo había 180.000.

La reiteración en las llamadas reformas, los recortes sociales y las reducciones salariales, propósito reafirmado en el citado encuentro entre Merkel y Rajoy de este verano, anuncian más dureza, más pobreza y más sufrimiento de más gente. Y, justamente, más resistencia ciudadana, que habrá que ver cómo es y hasta donde llega.


Periodista y escritor
Twitter: @xcanotamayo
xacata.wordpress.com

 

Categorías: Attac Planet

La nueva Guerra Fría que puede convertirse en caliente entre EEUU y la UE contra Rusia

Mar, 09/09/2014 - 09:01

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Leyendo la prensa española (lo cual hago cada mañana, junto con la prensa extranjera) me sorprende y preocupa que parece no haber conciencia en España de que se está creando una situación, con la reavivación de la Guerra Fría, que puede desembocar en un conflicto bélico entre EEUU y sus aliados (y muy en particular la Unión Europea) por un lado, y Rusia por el otro. En este momento, la mayoría de los medios españoles presentan lo que ocurre en Ucrania como un conflicto entre el gobierno ucraniano y unos secesionistas que se presentan como marionetas del gobierno ruso presidido por Putin, al cual se define como un ser casi patológico, caracterizado por sus ansias imperialistas, que es capaz de enormes maldades, como facilitar el derribo de un avión civil cuando atravesaba el territorio ucraniano. De esta manera, los medios, dóciles ante el poder, están haciendo su labor guerrera movilizando a la opinión popular para reafirmar esta visión, como hicieron durante los años de la Guerra Fría, que creíamos que había terminado.

Esto nos ha llevado a una situación en la que uno de los analistas estadounidenses más creíbles, estudioso de la Unión Soviética de antes y de la Rusia de ahora, el profesor Stephen F. Cohen, acaba de escribir un artículo alarmante, “Patriotic Heresy vs. the New Cold War”  en la revista The Nation (27.08.14), en el que indica que “nunca habíamos llegado a una situación de enfrentamiento tan clara entre EEUU y Rusia desde la crisis de los misiles en Cuba del año 1962 (…) de manera que no es inimaginable que pudiera haber una guerra entre los ejércitos de la OTAN, dirigidos por EEUU, y Rusia. En realidad, la situación es más peligrosa incluso ahora que entonces”.

El profesor Cohen lleva razón. Leyendo los mayores medios de información extranjeros, se tiene esta sensación de que estamos ya en un momento enormemente peligroso y preocupante. En España, la mayoría parece repetir el mensaje dominante de que hay que parar el imperialismo ruso, repitiendo los mismos eslóganes y narrativas que cuando hablaban del imperialismo soviético. En toda esta campaña propagandística se ignoran muchos hechos, entre los cuales los más notables son:

1. No es Rusia la que tiene bases militares rodeando todo el territorio estadounidense con misiles apuntando a EEUU. Mire el mapa y se verá que no hay bases militares rusas alrededor del territorio estadounidense. Mire ahora el territorio alrededor de Rusia y verá que está rodeada de bases militares con misiles y bombas nucleares, por todas partes de la frontera: Norte, Centro y Sur. Es Rusia, no EEUU, quien tiene  razones para estar más que preocupada. Es EEUU el que está cercando más y más a Rusia. No a la inversa. Esto, que es obvio, es silenciado en los medios españoles.

¿Quiénes son más responsables por las tensiones?

2.  Quien inició las tensiones en Ucrania no fue Rusia, sino EEUU, en cuyo gobierno hay fuerzas muy poderosas, tanto en el Departamento de Estado como en el Pentágono, que quieren que Ucrania se integre en la OTAN. No se puede entender lo que ocurre en Ucrania sin entender lo que está ocurriendo también en EEUU. En este país hay un agotamiento y rebelión de la población frente al enorme coste que supone la continuidad de guerras y conflictos bélicos que se realizan, con un gran coste humano, incluyendo el bienestar de las clases populares de EEUU. El gobierno federal es el Estado más armado del mundo y es, a la vez, el que ofrece menos seguridad y protección social a sus ciudadanos: EEUU tiene el Estado del Bienestar menos desarrollado de los países de la OCDE (el grupo de países más ricos del mundo). La política del Presidente Obama de deshacerse de las guerras de Irak y Afganistán y su gran resistencia a iniciar otros conflictos bélicos se debe precisamente al rechazo popular a añadir más guerras al largo historial de conflictos bélicos que caracterizan la política exterior de EEUU.

Hoy la industria armamentista y el complejo político que sustenta (que el Presidente Eisenhower denunció en su día como Complejo Industrial Militar) está a la defensiva porque su mayor justificación –la lucha contra la Unión Soviética- ha desaparecido. Tal complejo está ahora intentando por todos los medios que la OTAN continúe expandiéndose a fin de justificar su poder dentro de EEUU. Y Ucrania es la oportunidad. Los belicistas de la Guerra Fría continúan ejerciendo una gran influencia en el Departamento de Estado y en el Pentágono.

3. Uno de estos personajes, heredado de la Administración Bush, es quien dirige la Oficina Europea del Departamento de Estado (equivalente al Ministerio de Asuntos Exteriores) del gobierno federal de EEUU. Se trata de Victoria Nuland, que dirigió la ayuda al golpe en contra del gobierno democráticamente elegido en Ucrania, desplazándose hasta allí, y que, junto con el Embajador de EEUU, estuvo en la plaza Maidan, simbolizando el apoyo al nuevo gobierno que no había sido elegido y cuyas primeras medidas eran claramente hostiles hacia la población rusa que vive en grandes regiones de Ucrania, nombrando también, en puestos claves del gobierno, a militantes nazis herederos de los partidos que habían apoyado la invasión nazi de la Unión Soviética. Imagínese por un momento qué hubiera ocurrido si la persona encargada de asuntos estadounidenses en el gobierno ruso hubiera ido a la plaza de Nueva York donde se inició el movimiento Occupy Wall Street y hubiera animado a los rebeldes estadounidenses a tomar el gobierno federal en Washington. ¿Cree que el gobierno federal de EEUU (rodeado en esta analogía por bases militares con misiles y bombas nucleares en Canadá, en Méjico, en Honduras, en Guatemala o en Bermudas) permanecería pasivo? ¿Quién es el responsable de las tensiones?

No se están respetando pactos que se habían realizado

4. Cuando la Unión Soviética se disolvió, hubo un acuerdo de que la OTAN no se expandiría hacia el Este y quedó claro que Ucrania no se integraría en la OTAN. Esto está claro, e incluso la Sra. Merkel, presionada por los cancilleres Khol y Schmidt, lo ha reconocido. ¿Por qué, entonces, no se denuncia que el Secretario General de la OTAN, siguiendo los deseos de los belicistas del Departamento de Estado y del Pentágono, haya invitado al gobierno ucraniano a que se integre en la OTAN? ¿No ven que esto es un acto de provocación enorme a Rusia?

5. Los supuestos secesionistas y títeres pro rusos no fueron secesionistas en sus orígenes, pues pedían el desarrollo de una Ucrania federal, lo cual es lógico, pues aquel país está compuesto de varias naciones. La intolerancia  del gobierno de Ucrania para negociar esta posibilidad es lo que está llevándoles a posturas secesionistas. Y el hecho de que no son títeres se evidencia en que en varias ocasiones no han seguido los deseos del gobierno Putin. Cuando Putin, creyendo que representaba sus puntos de vista, llegó a una serie de acuerdos que no habían sido consultados con ellos, los supuestos títeres se distanciaron de los acuerdos. En realidad, aunque hay una gran variedad de sensibilidades entre los pro rusos, una gran parte son movimientos de izquierdas herederos de los luchadores antinazis, con un gran componente comunista. Una de las primeras medidas que impuso el nuevo gobierno ucraniano fue precisamente la prohibición del Partido Comunista ucraniano. Lo último que desea Putin es la reavivación del comunismo en Rusia (Léase Elena Koroleva, “Ilegalización del Partido Comunista de Ucrania, una peligrosa farsa en tiempos sangrientos”, Rebelión, 28.02.14).

6. No está claro lo ocurrido con el vuelo 17 de Malaysia Airlines el día 17 de julio de este año, sobre territorio ucraniano. El gobierno federal ha acusado a los rebeldes pro rusos de haber derribado el avión con armas obtenidas del gobierno Putin, lo cual podría ser, pero no se han presentado pruebas que lo confirmen. Los rebeldes pro rusos lo niegan y también lo niega el gobierno Putin y han provisto información, mostrando como el avión se había desviado de la ruta normal y que estaba siendo seguido a una distancia de 3 o 4 kilómetros por un avión militar perteneciente a las fuerzas aéreas del gobierno ucraniano. El gobierno ruso ha pedido que se haga una investigación internacional, petición que no ha obtenido respuesta ni del gobierno ucraniano ni del gobierno federal de EEUU.

La absurdidad de demonizar a Putin

7. La demonización del Sr. Putin es parte de una campaña propagandística que sigue los pasos de un libro de texto de la guerra en los medios de información, pero está dificultando enormemente la comprensión y la solución del problema. Es interesante señalar que algunos de los mayores arquitectos de a 1ª Guerra Fría están ahora en contra de esta 2ª Guerra Fría, considerándola negativa para los intereses de EEUU. Están subrayando que esta demonización de Putin está estimulando que se reavive la alianza geopolítica Rusia-China que amenaza al gobierno de EEUU. Algunas de las voces más críticas de esta demonización de Putin son nada menos que Henry Kissinger, el Sr. Jack Matlock, el embajador de EEUU en la Unión Soviética en la época de Reagan, y la senadora Dianne Feinstein, Presidenta del Comité de Inteligencia del Senado de EEUU, que han indicado que  esta campaña de demonización de Putin y del gobierno ruso va en contra de los intereses de EEUU. Aunque en su lenguaje, intereses de EEUU quiere decir intereses del mundo empresarial estadounidense, la realidad es que esta 2ª Guerra Fría está también perjudicando enormemente (como también lo hizo la 1ª Guerra Fría) el bienestar de las clases populares de EEUU y de Europa, además de las clases populares de Ucrania.

La Unión Europea debería oponerse a esta situación. Como ya indiqué en otro artículo, he criticado extensamente a la Unión Soviética, hasta tal punto que mis libros fueron prohibidos en aquel país durante el gobierno soviético. Y también he escrito críticamente sobre el gobierno Putin, denunciando la falta de libertad y democracia en aquel país. Pero es un suicidio continuar con la estrategia actual, porque el comportamiento del gobierno Putin es lógico y racional y responde a las provocaciones, que, por desgracia, vienen del Oeste.

Debería poder establecerse un Estado federal en Ucrania que incluyera las diferentes naciones y culturas dentro de un país que podría ser, como Finlandia, incluso miembro de la Eurozona si así lo deseara (con los costes que ello implicaría), pero sin pertenecer a la OTAN, cuya desaparición, por cierto, sería un paso positivo para relajar la tensión internacional. Hasta ahora, las intervenciones de la OTAN y/o de las fuerzas militares de EEUU y de las UE en Irak, Libia y Siria han sido auténticos desastres. Hoy, las fuerzas terroristas en cada uno de estos países representan un peligro mucho mayor que antes de que intervinieran. ¿Que no se dan cuenta?

Una última nota personal

8. Una última nota personal. Recibo con cierta frecuencia notas de los lectores de mi blog que, al leer artículos con noticias que no leen en la prensa diaria, me piden que escriba en tales medios para que alcancen una mayor difusión. Agradezco el halago de estas notas, pero, francamente, me irritan, pues parecen desconocer su país. Que mis escritos no aparezcan en los mayores medios no es porque yo no lo desee sino porque no los publican. Les rogaría que, en lugar de escribirme a mí, escriban y denuncien a los medios por vetarme a mí, entre otros, que presentamos visiones críticas con la sabiduría convencional. Como bien dice mi amigo Noam Chomsky en EEUU, el veto de las voces críticas es, por desgracia, una muestra de que llevamos razón. La dictadura mediática (que es incluso más acentuada en España) es el mayor defecto y debilidad de la democracia. Por desgracia, todavía no hay plena conciencia a nivel de la calle de la existencia de esta dictadura. A aquellas personas que crean que estoy exagerando, les invito a que me digan dónde, en los mayores medios de información españoles, aparecen los datos y observaciones que aparecen en mis escritos sobre Ucrania, incluyendo éste. Y verán que prácticamente en ninguno. Así es España.

Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University

Artículo publicado en Público.es
vnavarro.org

Categorías: Attac Planet

La red Global-ATTAC se reune en París. 19 al 23 de agosto de 2014.

Mar, 09/09/2014 - 07:00

attac-org-logoEl pasado mes de agosto tuvo lugar en París el encuentro Global-ATTAC, en el marco de la Universidad Europea de Movimientos Sociales.

En esta reunión, en la que estuvieron los ATTAC de países de hasta cuatro continentes, se han abordado temas variados en relación al papel de nuestra organización en el marco internacional y se ha llevado a cabo una puesta en común de los distintos trabajos que se están desarrollando a nivel mundial. También se ha debatido sobre una propuesta para redactar un nuevo manifiesto de la red Global de ATTAC y se han marcado en el calendario próximas movilizaciones a nivel internacional. Por último, y ya en clave más interna, se han tratado cuestiones sobre coordinación, estructura o presencia en internet.

El documento completo correspondiente al acta de esta reunión en formato pdf puede descargarse desde este enlace (100 KB)

 

Categorías: Attac Planet

Nueva Guerra Fría

Lun, 08/09/2014 - 18:00

Serge Halimi – Director de Le Monde diplomatique’

En 1980, para resumir su visión de las relaciones entre Estados Unidos y la Unión Soviética, Ronald Reagan usó esta expresión: “Nosotros ganamos; ellos pierden”. Doce años más tarde, su sucesor inmediato en la Casa Blanca, George Bush, se congratulaba por el camino recorrido: “Un mundo antes dividido entre dos campos armados reconoce que sólo hay una única superpotencia: Estados Unidos de América”. Fue el fin oficial de la Guerra Fría.

Este periodo, a su vez, ya es pasado. La hora de su muerte sonó el día en que Rusia se cansó de “perder” y estimó que su programado descenso nunca tocaría fondo, dado que cada uno de sus vecinos se veía sucesivamente atraído –o sobornado– por una alianza económica y militar dirigida contra ella. Por otra parte, el pasado marzo, en Bruselas, Barack Obama recordó: “Los aviones de la OTAN [Organización del Tratado del Atlántico Norte] patrullan los cielos sobre el Báltico, hemos reforzado nuestra presencia en Polonia y estamos dispuestos a hacer más” (1). Frente al Parlamento ruso, Vladímir Putin asimiló tal disposición a la “infame política de la contención” que, según él, las potencias occidentales oponen a su país desde… el siglo XVIII (2).

Sin embargo, la nueva Guerra Fría será diferente a la anterior. Ya que, como ha señalado el Presidente de Estados Unidos, “a diferencia de la Unión Soviética, Rusia no lidera ningún bloque de naciones, no inspira ninguna ideología global”. La confrontación que se instala también ha dejado de oponer una superpotencia estadounidense que basa en su fe religiosa la seguridad imperial en un “destino manifiesto” a un “Imperio del Mal” que Ronald Reagan maldecía además por su ateísmo. En cambio, Vladímir Putin corteja –no sin éxito– a los cruzados del fundamentalismo cristiano. Y cuando se anexiona Crimea, recuerda de inmediato que es el lugar “donde fue bautizado San Vladímir (…), un bautismo ortodoxo que determinó los fundamentos básicos de la cultura, los valores y la civilización de los pueblos rusos, ucranianos y bielorrusos”.

Tanto como decir que Moscú no admitirá que Ucrania se convierta en la base de operaciones de sus adversarios. Candente por una propaganda nacionalista, que incluso excede el lavado de cerebro occidental, el pueblo ruso se opondría a ello. Ahora bien, en Estados Unidos y en Europa, los partidarios del gran rearme superan la apuesta: proclamaciones marciales, avalancha de sanciones heteróclitas que sólo fortalecen la determinación del campo contrario. “Quizás la nueva Guerra Fría será aún más peligrosa que la anterior –ya advirtió uno de los mejores expertos estadounidenses sobre Rusia, Stephen F. Cohen–, porque, contrariamente a su predecesora, no encuentra ninguna oposición –ni en la Administración, ni en el Congreso, ni en los medios de comunicación, las universidades, los think tanks (3)–”. La receta comprobada de todos los engranajes…

(1) Discurso de Barack Obama en Bruselas, 26 de marzo de 2014.
(2) Discurso de Vladímir Putin en el Parlamento ruso, 18 de marzo de 2014.
(3) Pronunciada en la conferencia anual Rusia-Estados Unidos, Washington, 16 de junio de 2014. Retomada en The Nation, Nueva York, 12 de agosto de 2014.

 

Categorías: Attac Planet

Draghi o el fracaso de Europa

Lun, 08/09/2014 - 13:00

Juan Torres López – Consejo Científico de ATTAC España

Cuando hace poco más de dos años Mario Draghi puso fin a la especulación que hacía subir tan peligrosamente la prima de riesgo de varios países europeos, entre ellos España, fue aclamado como un héroe al conseguir frenarla con una simple frase: “Haré lo que sea necesario para salvar el euro, y será suficiente”. Yo escribí en este mismo diario que en lugar de aplausos merecía ser procesado porque acababa de demostrar que el Banco Central Europeo podía haber evitado el coste financiero tan impresionante que se estaba generando para los gobiernos y que toda Europa se encaminase de nuevo a la recesión y la crisis (Draghi debe ser procesado).

Ahora vuelve a pasar prácticamente lo mismo. Aplauden a Draghi y al Banco Central Europeo por ser valiente y colocar los tipos de interés en un nivel histórico, suponiendo que así van a facilitar que el crédito por fin fluya a las empresas y que eso permita levantar la economía europea. Pero otra vez se van a equivocar quienes tengan la ingenuidad de creer que las cosas van a ser así.

En realidad, esta medida in extremis del BCE es la manifestación palpable de su fracaso y el de toda la Troika a la hora de manejar la crisis.

La aplicación de políticas de austeridad cuando la economía carecía de alimentación en sus principales motores (el consumo, la inversión privada y las exportaciones) ha sido “procíclica”, es decir, ha agravado la falta de actividad y ha creado más cierres de empresas, más paro y más deuda, llevando a las economías a una nueva fase de recesión. Han querido aliviar los males del enfermo quitándole la vida y ahora se dan cuenta de que se les va sin remedio y aplican una medida que parece radical y contundente pero que sin lugar a dudas va a ser una vez más ineficaz. O mejor dicho, solo favorable a los grandes fondos especulativos que vienen apostando a la baja de tipos desde hace meses.

Será ineficaz, en primer lugar, porque las autoridades europeas no han hecho prácticamente nada por resolver el mal de fondo del sistema financiero  europeo que no es otro sino la quiebra generalizada de los bancos. Por tanto, cualquier dinero añadido que éstos reciban (tal y como ha venido sucediendo hasta ahora) solo será utilizado en una inmensa mayoría para tratar de sanear sus balances y aumentar artificialmente sus cuentas de resultados, tal y como viene  haciendo hasta ahora.

En segundo lugar, porque, aunque con esos tipos más bajo se consiguiera que los bancos aumentaran el crédito a empresas y familias, no se logrará que el coste efectivo de esta financiación sea suficientemente bajo cuando llegue a ellos. Los bancos, gracias a su impresionante poder de mercado, seguirán aplicando márgenes brutales que impedirán que se resuelva realmente el problema de la financiación al conjunto de la economía.

En tercer lugar, porque la carencia de ingresos (de clientes en las empresas y de renta disponible en las familias) les obliga a dedicarse preferentemente a reducir deuda (a “desapalancarse”, como se dice en la jerga). De modo que, mientras que no se tomen medidas que garanticen que la actividad real y la demanda efectiva aumenten para que así vayan ingresos suficientes a los bolsillos de empresas productivas y consumidores, las políticas de tipos de interés seguirán siendo inútiles para hacer que la economía europea levante el vuelo. Podrán llevar el caballo al agua, si acaso, pero no podrán hacer que beba.

Las autoridades europeas han hundido conscientemente a Europa con el único fin de salvar a bancos y grandes empresas y ahora no van a poder levantarla utilizando el mismo procedimiento.

Albert Einstein decía que “la locura es hacer la misma cosa una y otra vez esperando obtener diferentes resultados”. Y eso es lo que les pasa a Draghi y al resto de autoridades europeas: están locos si se creen  que van a conseguir algo distinto haciendo lo mismo de siempre, poner más beneficios en la bandeja de la banca y las grandes empresas.

Europa necesita otra terapia diferente que no cabe en el marco del capitalismo neoliberal que promueven e imponen (por cierto, cada vez más antidemocráticamente) las autoridades europeas.

En primer lugar, es prioritario que se resuelva el problema de la deuda artificialmente generada por la política del BCE y por la acción especulativa de los fondos financieros. Todas las instituciones y políticas europeas funcionan para crear deuda (desde el mismo momento en que se impidió que el banco central financie a coste cero a los gobiernos -naturalmente bajo criterios estrictos de estabilidad a medio y largo plazo) y eso -junto al gran poder político acumulado por la banca- es la fuente de la actual crisis y de las que van a seguir produciéndose.

En segundo lugar, es imprescindible que se recupere la actividad real, los mercados de bienes y servicios, y para ello es obligado forzar un reparto diferente de la renta para que las empresas (y sobre todo las pequeñas y medianas) vuelvan a tener clientes en sus puertas y puedan contratar a nuevos trabajadores. La desigualdad creciente es la fuente de la actual recesión y no podrá evitarse que sea recurrente mientras no se la combata con decisión.

En tercer lugar, es necesario rectificar la orientación productiva impuesta en Europa en los últimos decenios reconduciendo la actividad sectorial, el modo de producir y consumir, y reforzando los mercados locales e internos para acabar con la estúpida estrategia de la competitividad que, como se ve día a día, no es sino una máquina de empobrecimiento mutuo.

Artículo publicado en Público.es

Ganas de escribir

Categorías: Attac Planet

Contracción de Alemania acelera el retorno de Europa a nueva recesión

Lun, 08/09/2014 - 09:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

Las últimas cifras publicadas por la agencia de estadísticas Eurostat confirman que Europa se encamina a una nueva recesión o a un estancamiento prolongado. Los malos datos de Francia y Alemania publicados esta semana por Eurostat, indican que la producción industrial entre abril y junio de este año se redujo en un -0,3 por ciento en la zona euro y en -0,1 por ciento en la Unión Europea de 28 países.

650_1000_pib-alemania-q2-2014

El factor determinante en esta caída fue la contracción de la producción industrial de Alemania. La principal economía europea, con más de un cuarto de la producción de la zona euro, se contrajo un 0,2 por ciento en el segundo trimestre, resultado del debilitamiento de las exportaciones y la caída de la inversión. El desplome de las exportaciones de Alemania refleja a su vez la menor demanda de sus principales mercados, Europa y Asia, confirmando que la economía mundial se dirige a un estancamiento secular.

Alemania ha sido ampliamente descrita como la locomotora de la economia europea, pero esta locomotora está acusando fatiga. El nivel de enfermedad de la economía alemana se refleja directamente en la caída del índice Dax, que perdió cerca de 1.000 puntos (9 por ciento) en el último mes.

La situación del resto de Europa no presenta escenarios muy diferentes. Francia, la segunda mayor economía de la zona euro y el mayor mercado de exportación de Alemania, se estancó entre abril y junio, registrando un crecimiento cero. Este dato llevó al gobierno de Francois Hollande a reducir a la mitad su pronóstico de crecimiento para este año, a sólo el 0,5 por ciento. El gobierno también declaró que no podrá cumplir sus objetivos de déficit presupuestario, lo que pone a toda Europa en una situación tambaleante.

La tercera economía de la zona euro, Italia, se encuentra oficialmente en una nueva recesión. De acuerdo a la oficina de estadísticas italiana Istat, el desempeño económico en el segundo trimestre tuvo una caída de 0,2 por ciento, prolongando el descenso de -0,1 por ciento del primer trimestre. La deuda nacional de Italia alcanzó en junio un nuevo récord de 2 billones de euros y el ratio Deuda/PIB llegará a 140 por ciento este año. La recesión se come los ingresos fiscales hasta el punto de que el primer ministro Mateo Renzi piensa aplicar recortes por 25 mil millones de euros para estabilizar la deuda. Esta tarea es prácticamente imposible y nada evitará que a este ritmo la deuda de Italia llegue al 150 por ciento del PIB. Italia es uno de los principales candidatos para abandonar el euro y volver a la lira.

España, la cuarta economía de la zona euro, sufrió una caída de -0,8 por ciento en la producción industrial, y los indicadores económicos futuros apuntan a un mayor declive. A seis años del estallido de la crisis financiera, la confianza de las empresas se hunde en todo el continente, con los históricamente altos niveles de desempleo que acrecientan el pesimismo económico. La inflación sigue cayendo como resultado de la débil demanda lastrada por niveles de desempleo que lejos de ceder aumenta día a día con los masivos recortes laborales que anuncian, entre otras, las empresas tecnológicas.

Caída de la inversión

El indicador más importante de la nueva catástrofe económica que comienza a sufrir el continente es la caída continua de la inversión empresarial que se contrajo un 0,8 por ciento en toda la zona euro, completando el décimo trimestre consecutivo de descenso. La inversión de los hogares se hundió aún más drásticamente, con un 2,4 por ciento.

Esta nueva contracción de la economía europea y el recorte de millones de puestos de trabajo es el resultado directo de los planes de austeridad impuestos por la troika, que ha significado una pérdida de la calidad de vida para millones de europeos mientras el sistema financiero ha gozado de jugosos rescates e inyecciones de liquidez.

El deterioro también ha sido potenciado por la crisis de Ucrania y las sanciones comerciales esgrimidas contra Rusia. Pese a los numerosos esfuerzos de la prensa y los gobiernos para minimizar los efectos de las sanciones a Rusia ya hay firmes indicios de que la economía comienza a retroceder. Las exportaciones agrícolas de la Unión Europea a Rusia alcanzaron los 15.800 millones de dólares en 2013, cifra que este año no podrá repetirse. Con Alemania, Francia e Italia en serias dificultades y el peligro latente del conflicto bélico en Ucrania, la economía europea se encamina a una nueva recesión.

El Blog Salmón

Categorías: Attac Planet

Entrevista a Lourdes Lucia: “En España hay riqueza suficiente para que puedan vivir bien todas las personas”

Lun, 08/09/2014 - 07:00

Lourdes Lucía – ATTAC Madrid

José María Molas - Wadi-as

Lourdes Lucía, dirige la editorial Clave Intelectual, es una activista experimentada en denunciar la desigualdad, luchando por una mayor justicia social. Licenciada en Derecho, vive en Madrid, pero se desplaza donde haga falta. Fundadora de ATTAC hace quince años, se dedica a la actividad editorial.

Ha tenido a bien contestar las preguntas siguientes intentando aclarar el actual panorama social y económico con el que nos encontramos.

Ha intervenido recientemente en un Curso de verano celebrado en Almería. Su conferencia era: “Propuestas para un nuevo tiempo de esperanza y dignidad”.

¿Cuáles podrían ser esas propuestas de forma resumida?

—En el curso expliqué las propuestas de ATTAC, que a grandes rasgos podemos resumir en:

1.- Económicas financieras: Acabar con los movimientos incontrolados de capitales mediante la regulación de las transacciones financieras, que deben estar sujetas a una tasa (tasa Tobin o lo que actualmente llamamos ITF, Impuesto sobre las Transacciones Financieras); prohibición de realizar operaciones especulativas en mercados de bienes y servicios básicos; eliminación de los paraísos fiscales y una política fiscal progresiva y justa, aumentando los impuestos a los grandes bancos, las transnacionales, grandes empresas y a las grandes fortuna. Deben pagar más quienes más ganan.

Banca pública (me extenderé más adelante)

Defendemos una economía al servicio de las personas y del entorno natural, del medio ambiente.

2. Defensa de los derechos sociales y de los bienes comunes: Sanidad, educación vivienda, transporte, Justicia, y otros servicios públicos, así como una renta básica universal son necesidades sociales que deben ser garantizadas por los poderes públicos. Gran parte de estas medidas están contempladas en la propia Constitución española de 1978, pero ahora desde los poderes financieros y políticos se intenta hacer aparecer estas medidas como imposibles, utópicas, demagógicas. Una política tributaria justa debe garantizar estos servicios (se debe aplicar el principio de suficiencia. Hay que recaudar lo que sea necesario para atender a estos servicios). Garantía de que nadie se apropia de los bienes comunes de la humanidad
(esto lo dice la propia ONU, aunque no se respete) agua, aire, energía. Esto parece de sentido común, sin embargo estos bienes están siendo objeto de apropiación y se están convirtiendo en activos financieros con los que se negocia en los mercados bursátiles. La explotación de los recursos naturales tiene además el agravante de que se está poniendo en peligro la supervivencia del propio planeta, ya que se explotan los recursos a una velocidad mucho mayor que la que tiene la naturaleza (que tiene supropio ritmo) para regenerarlos.

Los ecologistas están advirtiendo de esta amenaza que es real.

3.- Una Auditoría que evalúe la deuda pública y privada con transparencia e imparcialidad. Entendemos que la mayor parte de la deuda es privada, pero la han convertido en pública, haciendo que se pague con dinero público las deudas que adquirieron entidades financieras privadas; por esa razón es una deuda ilegítima; hay que auditar la parte que es legítima y cómo se debe pagar. Es urgente la eliminación del artículo 135 de la Constitución que fue reformado por el PSOE y el PP, colocando el pago de la deuda y de los intereses por encima de las necesidades sociales de la población.

Optaron por satisfacer los intereses de los acreedores (grandes bancos y fondos financieros), siguiendo a ciegas las pautas del FMI, el BCE y la Comisión Europea, en lugar de atender las necesidades de los pueblos, de la ciudadanía de España. Todo esto acompañado de medidas para garantizar la democracia castigar la corrupción y asegurar la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos.

Dé a conocer a los lectores ¿qué es ATTAC? ¿Por qué la crearon en España hace 15 años?

—En 1997, Ignacio Ramonet publicó en Le Monde diplomatique el artículo “Desarmar a los mercados”; en este artículo denunciaba al poder financiero, con la banca a la cabeza, que ha arruinado a los países menos desarrollados, empobrecido a otros y aumentado como nunca hasta entonces la brecha de desigualdad entre pobres y ricos. Denunciaba además que organismos supranacionales no elegidos democráticamente eran los que detentaban el poder en el mundo. Hablamos del FMI, del Banco Mundial, la MC, etc. Y defendía que “El desarme del poder financiero debe convertirse en un objetivo de interés cívico de primera magnitud, si se quiere evitar que el mundo del próximo siglo se transforme en una jungla donde los predadores impongan su ley.” Así nació ATTAC, un movimiento internacional cuyo objetivo principal es desenmascarar a los poderes financieros, denunciar el desastre que han provocado, identificar a sus víctimas, a sus responsables y beneficiarios y proponer alternativas, como las mencionadas más arriba, que entonces hubieran contribuido a impedir la crisis y que hoy, junto a otras propuestas de los movimientos sociales, consideramos que son imprescindibles para evitar que se vuelvan a repetir y para hacer posible la eliminación de un sistema que, por injusto, no puede seguir manteniéndose.

Hoy existimos en los cinco continentes, y en España en todas las comunidades autónomas. El 19 de agosto, se celebra en París la Universidad Europea de Verano que ha organizado ATTAC.

ATTAC está organizado a nivel nacional y por autonomías, ¿la forma de conocer sus comunicados e informes económicos es a través de la red, donde incluso tiene una televisión virtual?

— Desarrollamos una labor doble: de educación popular y de movilización social. Trabajamos a través de observatorios (Justicia Fiscal Global, Servicios Públicos, Género, Renta Básica o más recientemente el que está analizando el TTIP). Su labor es analizar, estudiar las causas que han generado la desigualdad y estudiar propuestas y alternativas viables. Lo hacemos a través de artículos y documentos, también organizamos debates, conferencias, charlas… Tenemos más de 5.000 documentos y hemos organizado cientos de actividades por todo el territorio en las diferentes Comunidades; también tenemos la web de ATTAC España y las de diferentes Comunidades y localidades, así como el canal ATTC TV, que ofrece entrevistas a personajes mundiales, sean o no de ATTAC, que se han caracterizado por su lucha y defensa de un mundo más justo.

Como estamos convencidos de que otro mundo es posible y sabemos que todos y todas somos necesarias para conseguirlo, trabajamos codo con codo con otros movimientos y organizaciones sociales. Por ello participamos, y a veces impulsamos, plataformas como la de defensa de una banca pública y colaboramos con las distintas mareas (blanca de sanidad, verde de educación, azul del agua…). Estos observatorios existen a nivel territorial y también de todo el Estado. Combinamos las reuniones presenciales con la participación en debates a través de Internet. Estas plataformas a veces se crean en un determinado territorio, por ejemplo, la plataforma contra la privatización del Canal de Isabel II y en defensa al derecho público al agua se fundó en Madrid, y luego se coordinan con otras que van surgiendo en otros territorios con objetivos similares. Hay que decir que Attac es un movimiento social, plural, no es un partido político, que aspire a gobernar. Funcionamos con democracia horizontal y nuestros cargos (mejor, responsables) son rotatorios y con un mandato limitado temporalmente. No admitimos subvenciones y mantenemos una independencia total de los poderes públicos, tanto políticos como económicos. Somos flexibles y tratamos de evitar las rigideces burocráticas. Si nos equivocamos, corregimos y ya está.

¿Cómo se analiza, de forma resumida, desde ATTAC la situación actual económica en España?

— Si se mira desde los poderes económicos y financieros, cuyos intereses defiende el gobierno actual del PP, la situación es buena: las empresas del IBEX 35 han ganado mucho con la crisis, especialmente sus directivos (recordemos los balances de los grandes bancos y empresas). Han aprovechado las privatizaciones de empresas públicas y hoy vemos como los fondos buitre son los que se están quedando con las viviendas sociales, los hospitales públicos, etc. Por eso, los “expertos” economistas que defienden a estos poderes y los medios de comunicación que les sirven de vehículo de sus ideas, hablan de que “hay recuperación”, “España está creciendo”, “las medidas que se han adoptado son las correctas”. Incluso dicen que hay que profundizar más en estas medidas. Efectivamente, sus cuentas corrientes seguro que han aumentado y están muy contentos porque han generado mucho miedo en un gran sector de la población, que está dispuesto a aceptar cualquier cosa con tal de tener un “puesto de trabajo” (que más bien es de esclavo).

Pero si lo miramos desde el punto de vista de la población, la situación es muy mala: paro, precariedad en el trabajo, recortes, desaparición de servicios públicos, retroceso histórico en los derechos políticos y sociales, aumento de la desigualdad… ATTAC somos parte de la población, no de los poderes económicos. Por ello nuestro punto de vista es este, denunciamos las políticas del capitalismo neoliberal y proponemos alternativas distintas a las del capitalismo neoliberal.

Hoy día no se puede entender la situación en España sino dentro del contexto europeo, ¿cómo se ve?

— Efectivamente, pero también es posible –o al menos hay que intentarlo–, crear una UE que esté al servicio de la ciudadanía y no de los poderes financieros. Esto se puede conseguir. Hace años que en ATTAC hemos denunciado los paraísos fiscales en la UE y la falta de control y regulación de los movimientos de capitales. Denunciamos a la actual UE como un espacio financiero, con la Comisión Europea, el Banco central Europeo y el FMI, como los organismos que detentan el poder. Se ha dado total hegemonía a los bancos y entidades financieras. Por ejemplo, el BCE es totalmente independiente, no está sometido a ningún control político. Estos organismos (la troika) son los que han impuesto medidas draconianas a gobiernos que han demostrado ser muy cobardes, más pendientes de contentar a los poderosos que de atender a las necesidades de las personas que los votaron (hablo sobre todo del gobierno de Zapatero, el de Rajoy o de los de Grecia, Portugal, Italia. Irlanda, aunque no se escapa ninguno).

¿Qué autonomía puede tener el gobierno español en la actual situación de una economía globalizada?

— La que sea necesaria. Un gobierno realmente democrático tiene que saber defender los intereses de la población, ser realista pero no achantarse ante los poderosos. El eterno y gran chantaje del capital es: o esto o nada. “Si caen los bancos la economía caerá en picado…” Pero, ¿para qué queremos esa economía? Peor de lo que lo han hecho no se puede hacer: paro, desigualdad, pobreza… No van a resolver los problemas de la mayoría de la gente los mismos que los han creado. Hay que quitarse esa idea de la cabeza, Volverán las mismas promesas, crearán otras falsas ilusiones y en poco tiempo sufriremos lo mismo que estamos viendo ahora: la corrupción, el despilfarro, la codicia sin límites, pero las consecuencias para la población y para el planeta serán cada vez más irreversibles. Hay que atreverse a dar un vuelco a esta situación. Nos asiste la razón y la justicia de lo que decimos.

Las cajas de ahorros han sufrido un proceso de reducción, debido a la crisis interna y mala gestión de las mismas, ¿cree que habría que recuperar las cajas según sus fines fundacionales?

—Las cajas de ahorro, que nacieron con fines sociales, han desarrollado durante las últimas décadas una gestión muy similar a la de la banca especulativa; y han aparecido numerosos casos de corrupción, a los que, lamentablemente, no han sido ajenos sindicatos y partidos llamados de izquierda. No podemos olvidarnos de esta experiencia, Pero los principios que conllevaban las cajas de ahorro pueden seguir estando vigentes. Ahora más que nunca, es necesaria una banca cercana al ciudadano más comprometida con el territorio y con la pequeña y mediana empresa, con su obra social, pero con transparencia en su gestión y con unos sueldos de los directivos similares a los que tienen los funcionarios públicos.

Uds defienden o consideran necesaria una banca pública en España, ¿puede indicar los motivos?

— La banca pública es necesaria para salir dignamente de la crisis. Para dirigir el crédito hacia sectores que beneficien a la sociedad en su conjunto. No es ninguna utopía. En España hace años existía una banca pública, que comenzó a ser privatizada por los gobiernos de Felipe González y que fue totalmente entregada a manos privadas durante el mandato de Aznar (veamos, por ejemplo, el caso del BBVA).

Defienden una tasa Tobin a las transacciones financieras, ¿puede explicar por qué?

— Lo he dicho antes: para regular y controlar los movimientos de capitales. Las nuevas tecnologías permiten (las llamadas plataformas de alta velocidad) que se realicen en un cortísimo plazo de tiempo billones de transacciones financieras, no sometidas al menor control, con lo que se especula poniendo en riesgo la economía de países enteros. Un impuesto a estas transacciones frenaría la especulación y además permitiría aumentar la recaudación de ingresos públicos que de deberían destinarse a usos sociales.

El curso que se ha dado en Almería era sobre la desigualdad social, ¿está creciendo la desigualdad?

— Ya no lo niegan ni los que han contribuido a incrementarla. Ha aumentado entre países pobres y países ricos, entre ricos y pobres dentro de los países ricos, entre hombres y mujeres, en definitiva, los más débiles (siempre la mayoría) están resultando muy desfavorecidos en beneficio de los más poderosos (los menos).

El sistema económico capitalista se ha vuelto más duro en los últimos años, ¿cree que es necesario revisar o cambiar este sistema económico?

— Totalmente, este sistema esta basado en la codicia: cuanto más capital se acumula más se quiere seguir acumulando. La riqueza se concentra cada vez en menos manos y la mayoría de la población sufre las consecuencias. Hay que intentar acabar no solo con tanta desigualdad sino con las causas que la han creado.

¿Puede haber conflicto de intereses, enfrentamiento entre el mercado actual y la democracia?

— Ya lo hay. ¿Quién gobierna en España, el Parlamento español o la troika? ¿Quién impone las medidas?

¿Qué capacidad tenemos los hombres y mujeres de España de participar en los asuntos públicos, de exigir responsabilidades a los que gobiernan?

Hoy día se va hacia trabajos de menos horas, o marchar al extranjero, o trabajos temporales… ¿Habría que cambiar el planteamiento del tipo de trabajo en el futuro?

—Hay que garantizar una vida justa para todas las personas, Las nuevas tecnologías deben servir para que todos vivamos mejor, no para favorecer los despidos y la exclusión. En España hay riqueza suficiente para que puedan vivir bien todas las personas, lo que hay que hacer es gestionar y distribuir bien, democráticamente, esa riqueza.

En ATTAC se defiende también la nueva Economía del Bien Común. ¿Puede explicar algo de la misma?

— Hay un grupo que trabaja en ello. Nos interesa conocer las propuestas que hacen otros movimientos y personas, por eso este es un tema actual de debate en nuestra asociación.

¿Por qué se oponen al nuevo tratado económico que se está negociando entre Europa y EEUU?

— Porque es un intento de institucionalizar legalmente los privilegios de las grandes corporaciones transnacionales, de colocarlas incluso por encima de la legislación de cada país. Es un tema al que le damos mucha importancia. Aquí hay poco espacio para tratarlo en profundidad, pero se puede ver en las webs de ATTAC.

Ud trabaja en una editorial, ¿qué libros recomendaría para entender mejor la situación actual en España y el mundo?

— Pues voy a recomendar unos cuantos libros publicados en Clave Intelectual, ya que se nos ofrecen muy pocas posibilidades de aparecer en los medios de comunicación. Tengo que decir que nuestros libros pretenden ofrecer herramientas para que cada lector o lectora pueda incrementar su conocimiento del mundo que nos rodea e incrementar su capacidad de analizarlo.

El casino que nos gobierna (ya va por la 3º edición) y Los lobbies financieros de Juan H. Vigueras son estupendos para entender cómo funciona la economía financiera y especulativa que gobierna el mundo, quién es quién en ese mundo.

¿Dónde está mi tribu? de Carolina del Olmo (acabamos de sacar la 4ª edición). Un estupendo análisis sobre la maternidad y la crianza en una sociedad individualista.

Como estamos a punto de que comiencen los mundiales de baloncesto voy a recomendar El ritmo de la cancha de Jacobo Rivero, 13 relatos sobre el juego del baloncesto alrededor del mundo: desde la NBA en Estados Unidos a un pequeño equipo femenino de Palestina.

Y como mi editorial viene de Argentina, voy a recomendar dos libros que nos permitirán conocer un poco mejor el continente latinoamericano,  Brasil de Lula Dilma: 2003-2013 de Aloizio Mercadante es un análisis muy completo de las transformaciones desarrolladas en Brasil en la última década.

Del juego al estadio. Reflexiones sobre ética y deporte de Claudio Tamburrini y J. Rivero. Claudio, que hoy da clases de ética en el deporte en Suecia, protagonizó la única fuga exitosa de una cárcel de torturas durante la dictadura de Videla en Argentina.

¿Quieres añadir algo más?

— Indicaros nuestra web: www.attac.es .Desde aquí se puede enlazar con las webs de los ATTAC territoriales.

 

Categorías: Attac Planet

El régimen autocrático del Estado español

Dom, 07/09/2014 - 18:00

Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra-Nafarroa

Edward L. Bernays, sobrino de Sigmund Freud y uno de pioneros en el estudio de la psicología de masas, escribió en su libro Propaganda (1.928), “La manipulación deliberada e inteligente de los hábitos estructurados y de las opiniones de las masas es un elemento importante en las sociedades democráticas. Aquellos que manipulan este oculto mecanismo de la sociedad constituyen un gobierno invisible que es el verdadero poder dirigente de nuestro país. Somos gobernados, nuestras mentes están amoldadas, nuestros gustos formados, nuestras ideas sugeridas, en gran medida por hombres de los que nunca hemos oído hablar”. Asimismo, fundamenta el sustento de todos los sistemas de gobierno en la “manipulación de la opinión pública”, al afirmar que “ los Gobiernos, ya sean monárquicos, constitucionales, democráticos o comunistas, dependen de la aquiescencia de la opinión pública para llevar a buen puerto sus esfuerzos y, de hecho, el Gobierno sólo es Gobierno en virtud de esa aquiescencia pública”.

En otro de sus libros, “Cristalizando la opinión pública”, desentraña los mecanismos cerebrales del grupo y la influencia de la propaganda como método para unificar su pensamiento. Así,según sus palabras “la mente del grupo no piensa, en el sentido estricto de la palabra. En lugar de pensamientos tiene impulsos, hábitos y emociones. A la hora de decidir su primer impulso es normalmente seguir el ejemplo de un líder en quien confía. Este es uno de los principios más firmemente establecidos por la psicología de masas”, por lo que la propaganda del establishment será dirigida no al sujeto individual sino al Grupo en el que la personalidad del individuo unidimensional se diluye y queda envuelta en retazos de falsas expectativas creadas y anhelos comunes que lo sustentan.

Así, el estadounidense Harold Lasswell (uno de los pioneros de la “mass comunicación research”), estudió después de la Primera Guerra Mundial las técnicas de propaganda e identificó una forma de manipular a las masas ( teoría de “la aguja hipodérmica o bala mágica”), teoría plasmada en su libro “Técnicas de propaganda en la guerra mundial (1.927) y basada en “inyectar en la población una idea concreta con ayuda de los medios de comunicación de masas para dirigir la opinión pública en beneficio propio y que permite conseguir la adhesión de los individuos a su ideario político sin tener que recurrir a la violencia”, fruto del encefalograma plano de la conciencia crítica de la sociedad actual favorecida por una práctica periodística peligrosamente mediatizada por la ausencia de la exégesis u objetividad en los artículos de opinión y el finiquito del código deontológico periodístico que tendría su plasmación en la implementación de la autocensura y en la sumisión “nolis volis” a la línea editorial de su medio de comunicación (fruto del endemismo atávico de la servidumbre a los poderes fácticos del status quo) y que habrían convertido al periodista en mera correa de transmisión de los postulados del establishment o sistema dominante

¿Hacia un régimen autocrático?

El actual sistema dominante o establishment de las sociedades occidentales utilizaría la dictadura invisible del consumismo compulsivo de bienes materiales para anular los ideales del individuo primigenio y transformarlo en un ser acrítico, miedoso y conformista que pasará a engrosar ineludiblemente las filas de una sociedad homogénea, uniforme y fácilmente manipulable mediante las técnicas de manipulación de masas. Así, el sociólogo y filósofo alemán Herbert Marcuse, en su libro “El hombre Unidimensional (1.964), explica que “la función básica de los medios es desarrollar pseudonecesidades de bienes y servicios fabricados por las corporaciones gigantes, atando a los individuos al carro del consumo y la pasividad política”, sistemas políticos que serían caldo de cultivo del virus patógeno conocido como “autos-kratos” o autocracia.

La autocracia, del griego autos (por sí mismo) y kratos (poder o gobierno), sería la forma de Gobierno ejercida por una sola persona con un poder absoluto e ilimitado, especie de parásito endógeno de otros sistemas de gobierno (incluida la llamada democracia formal), que partiendo de la crisálida de una propuesta partidista elegida mediante elecciones libres , llegado al poder se metamorfosea en líder Presidencialista con claros tintes autocráticos (inflexible, centralista y autoritario), lo que corrobora el aforismo de Lord Acton “El Poder tiene a corromper y el Poder absoluto, corrompe absolutamente”. Los sistemas autocráticos (gobiernos de facto), serían pues una especie de dictaduras invisibles sustentados en sólidas estrategias de cohesión (manipulación de masas) y represión social ( promulgación de Decretos-Leyes que rozarían la constitucionalidad pero que quedarán revestidos por el barniz democratizador del Tribunal Constitucional de turno (Ley Mordaza), síntomas evidentes de una deriva totalitaria que cristalizará en la implementación por el establishment de un régimen Presidencialista autocrático (Tardofranquismo), heredero natural del legado de Franco.

El establishment del Estado español estaría formado por las élites financiera-empresarial, política, militar, jerarquía católica, universitaria y mass media del Estado español, herederos naturales del legado del General Franco que habrían fagocitado todas las esferas de decisión (según se desprende de la lectura del libro “Oligarquía financiera y poder político en España” escrito por el ex-banquero Manuel Puerto Ducet), e iniciado asimismo una deriva totalitaria que habría ya convertido a la seudodemocracia española en rehén del establishment y que tendría como objetivo último la implementación del “Estado Tardofranquista”, anacronismo político que bebe de las fuentes del centralismo jacobino francés y del paternalismo de las dictaduras blandas y refrendado por iniciativas como la aprobación de la nueva Ley de Educación (Lomce); el rechazo del Grupo Popular a la proposición no de ley de IU para “sancionar penalmente los actos de apología de la dictadura franquista, la actividad delictiva de los grupos de ultraderecha”, la previsible modificación del Código Penal para constriñir hasta su nimiedad la libertad de expresión y los derechos de huelga, reunión y manifestación y la controvertida reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral de 1.985.

Además, no sería descartable la próxima modificación de la actual Ley de Huelga a petición de la CEOE y una nueva y agresiva reforma del Código Penal, en la que se penalizará la resistencia a la autoridad (tanto activa como pasiva) y la convocatoria de concentraciones violentas por cualquier medio de comunicación, (incluido Internet y las redes sociales como Facebook, Twitter), con el objetivo inequívoco de hacer realidad la frase de Fraga en su etapa de Ministro de la Gobernación del régimen franquista (“La calle es mía”), aunado con la adopción en las ciudades gobernadas por el PP como Madrid, de medidas anticívicas calcadas de la Ley franquista de Buen Gobierno (1948) y la posterior implantación en todo el Estado español de un clon de la Ley de Vagos y Maleantes (ley nacida en la II República y adoptada por aclamación por el régimen franquista).

Posteriormente y en el paroxismo de la lógica distópica, se procederá a la implementación de la “Doctrina Aznar” que tendría como ejes principales la culminación de la “derrota institucional de ETA para impedir que el terrorismo encuentre en sus socios políticos el oxígeno que le permita sobrevivir a su derrota operativa” y el mantenimiento de la “unidad indisoluble de España”, lo que se traducirá en el finiquito de la representación institucional lograda por EH Bildu en base al apoyo popular mediante la ilegalización del partido abertzale Sortu antes de las Elecciones Municipales y Forales del 2015 tras la remisión por UPyD a la Fiscalía del TSJPV de una denuncia penal contra el presidente de Sortu, Hasier Arraiz, al que acusa de «justificar y reivindicar» la actuación de ETA y la prohibición de la celebración del referéndum sobre la independencia en Cataluña previsto para noviembre del 2014, medidas que conllevarán el final de la más larga experiencia seudodemocrática de la historia del Estado española (35 años).

Sin embargo, la crisis económica, la desafección política de la sociedad española motivada por los sangrantes casos de corrupción de la élite político-económica y el creciente descrédito de la institución Monárquica han hecho revisar los esquemas idílicos de la Transición y la vigencia de la Constitución del 78 en la que se sustenta el actual status quo, por lo que se antoja inevitable un proceso de catarsis y posterior metanoia colectiva que tendrá como efectos benéficos la liberación de la parte indómita del individuo primigenio ( el lobo estepario) que ha permanecido agazapado en un recodo del corazón, sedado y oprimido por la tiranía del actual sistema dominante, neoliberal y constrictor de las libertades democráticas. Así, tras un un parto agónico en el que agonizará lo viejo sin que amanezca lo nuevo, asistiremos al nacimiento del “Individuo Multidimensional” como generador de un tsunami popular de denuncia del actual déficit democrático, social y de valores e instaurador del caos constructivo que terminará por diluir el opiáceo inhibidor de la conciencia crítica (consumismo compulsivo), no siendo descartable la adopción de políticas activas de desobediencia civil que podrían conducir a un nuevo Motín de Esquilache en el horizonte del 2018.

 

Categorías: Attac Planet

Retomar la hipótesis comunista

Dom, 07/09/2014 - 13:05

Brais Fernández / Anxel TestasVientoSur.info

“Cada momento histórico exige las formas adecuadas de movimiento popular y crea por sí mismo formas nuevas, improvisa medios de lucha anteriormente desconocidos, acumula y enriquece el arsenal del pueblo, sin preocuparse de las prescripciones del partido” (Rosa Luxemburg)

Puede sonar provocador el título en un contexto donde la superación de lo “viejo” parece ir acompañada de la renuncia a palabras que han significado tanto. Nuestra intención es toda la contraria: intentar explicar brevemente que no hay nada más novedoso que retomar la “hipótesis comunista”, pero desde el movimiento real, ese movimiento que no atiende a los manuales, a los marxismos de Estado ni a las escolásticas ortodoxas. Creemos que la “hipótesis comunista” está presente en lo cotidiano y que más que un objetivo teleológico es una realidad que resurge una y otra vez.

La dialéctica marxiana entiende que quien genera los puntos de apoyo material para el cambio radical era el propio capital. Es decir, es en el marco del capital, en su desarrollo histórico a través de la confrontación entre clases y la tensión entre estructuras y subjetividades, donde se engendran las fuerzas que potencialmente lo pueden superar. Hablamos de “potencial”, de una posibilidad que se puede dar o no dar, pero recalcando que la superación del capitalismo no es inevitable: depende de la construcción de un sujeto auto-consciente.

La distinción entre “resistencias de tipo polanyiano” y las “resistencias de tipo marxiano” esbozada por la socióloga Beverly J. Silver puede resultarnos útil como punto de partida. Por resistencias polanyianas entendemos aquellas de corte defensivo, articuladas en torno a la necesidad de los explotados de defender la introducción de las lógicas mercantiles en ciertos espacios parcialmente “ocupados” por las conquistas de los subalternos. Por otro lado, entendemos por resistencias de tipo marxiano esas ofensivas de los de abajo por conquistar nuevos espacios, por liberarlos de la mercantilización capitalista, o por lo menos para conseguir mejoras y una correlación de fuerzas más favorable.

Somos conscientes de que los espacios defendidos o a conquistar nunca se libran de la subsunción capitalista: por ejemplo, la educación pública, una de las conquista del movimiento obrero por excelencia, también respondió a la necesidad capitalista de mano de obra cualificada, con el objeto de abastecer al mercado laboral en el contexto de acumulación keynesiano. “Ocupar” espacios bajo el capitalismo no significa poder fugarse de su lógica.

El marco donde se desarrolla la “hipótesis comunista” es en esa tensión entre la necesidad de defenderse y atacar que nunca cesa. Es el hilo que recorre las relaciones entre clases. En la defensa de lo público y de las conquistas laborales se aprecia esa dialéctica que trasciende los intereses particulares de un determinado segmento de la sociedad. Y lo hace cuando pone en practica formas de auto-organización que rompen radicalmente con la lógica de representación burguesa, recuperando para el propio oprimido el “ser y hacer”. La marea social que abrió el 15M, con todas sus ramificaciones y versiones, responde a esa necesidad ya planteada en el “Manifiesto comunista”: la liberación del proletariado será obra del proletariado mismo. Por lo tanto es el movimiento el que plantea en la practica como serán las formas de lucha, pero también el que esboza las formas de organización de la sociedad por nacer.

Porque el comunismo es democracia y auto-organización, no solo objetivos programáticos. Es otra forma de relacionarse, antagónica al canibalismo neoliberal. Huelgas, mareas, ocupaciones de plazas solo no son solo un medio para alcanzar las reivindicaciones, si no que también fijan otro objetivo mayor: ¿queremos vivir de otra forma? ¿podemos sustituir las relaciones de competencia por relaciones de cooperación? Es el capital el que obliga a defenderse y a atacar a los oprimidos, pero son los oprimidos los que lo hacen. Y ese “hacer” es el punto de partida de la hipótesis comunista.

Esa vida basada en lo común está presente y se desarrolla a veces de forma invisible. Reformulando libremente el concepto de E.P Thompson de “economía moral de la multitud” podríamos hablar de “solidaridad moral de la multitud”. Una de las explicaciones de porque no ha habido un estallido social en los países que sufren las políticas de austeridad suele aludir a las redes familiares, de amistad o vecinales informales que sostienen a los que sufren el paro y carecen de ingresos. Esa forma paliativa de afrontar la crisis recompone también formas de relación destruidas por la individualización neoliberal. La soledad se rompe y del “otro” pasamos al “nosotros”. Es ahí cuando comienza la posibilidad de construir otra sociedad.

Hemos querido apuntar de forma breve (con todas los limites y defectos que eso supone) cuales son los puntos de partida para la “hipótesis comunista”. La vieja división que Lenin planteaba en el “¿Que hacer?”, entre la lucha “económica”´(asociada a la organización sindical) y “lucha política (asociada a la idea de partido) ha sido superada por la fusión entre ambas. El modelo neoliberal ha cerrado los margenes para luchas de corte corporativo y las luchas tienden a tratar de superar ese problema buscando nuevos lugares de encuentro popular, como las plazas, que trascienden la soledad , fragmentación y aislamiento que sufre el proletariado en su centro de trabajo o sector productivo.

¿Pero es esto suficiente? Creemos que no. Hace falta una organización de nuevo tipo. Una organización “totalizadora”, en el sentido gramsciano, capaz de ligar a través de los hilos comunes las diferentes resistencias contra la explotación y la opresión. Un instrumento que piense desde todos los espacios de resistencia para alcanzar una visión global, que tenga algo que decir, que proponga estrategias, pero que asuma que las formas organizativas y de relación las dicta el movimiento, no “el partido”. No hay nada más nuevo que retomar “la hipótesis comunista”; esto es, ni más ni menos, construir una nueva sociedad en base a los movimientos reales. Todo lo demás es vieja política. Como decía el filósofo Daniel Bensaid, “la emancipación no es un placer solitario”: son las experiencias comunes de los explotados y oprimidos las que nos permitirán reconstruir la “hipótesis comunista”. Y en eso estamos.

Brais Fernandez y Anxel Testasson militantes de Izquierda Anticapitalista y participan en Podemos. Este texto es una traducción al castellano del publicado originalmente en la edición en papel de la revista gallega de pensamiento político “Tempos Novos”.

 

Categorías: Attac Planet

Attac Canarias: La Asamblea Popular de Gran Canaria y el Llamamiento contra el TTIP del 11 de octubre

Dom, 07/09/2014 - 10:39

En la reunión celebrada ayer sábado 6 de septiembre, la Asamblea Popular de Gran Canaria* ( APGC ), a propuesta de ATTAC Canarias, acordó por unanimidad aprobar la firma del Llamamiento para el día de acción contra el Tratado de Libre Comercio e Inversión ( TTIP por sus siglas en inglés ), del sábado 11 de octubre próximo. Así mismo se creó la Comisión que organizará el evento en Las Palmas de Gran Canaria en dicho día.

Participamos gentes de ATTAC Canarias, Alternativa Antimilitarista.MOC, Avecalta, abogadas laboralistas, Asamblea popular de Fuerteventura, Asamblea canaria por la educación pública, CCOO, COBAS, UGT, Convergencia sindical Canaria, Coordinadora canaria contra las prospecciones petrolíferas, Izquierda abierta, Podemos, REDESSCAN.

Categorías: Attac Planet

Hollande-Valls y el harakiri de la socialdemocracia europea

Dom, 07/09/2014 - 09:01

Tomás Martínez - Izquierda Anticapitalista-Andalucía

Había una vez un señor llamado François Hollande que decía prometer con seguridad a Europa que con el Partido Socialista a la cabeza de Francia a la señora Merkel no le quedaba otra que tener que replantearse su “diktat” austericida. En Mayo de 2012 se convertía en el primer partido socialdemócrata europeo en llegar al poder en medio de la crisis de la deuda en la eurozona y con las primas de riesgo echando humo.

Después de conquistar a la mayor parte del electorado progre con aquella declaración de intenciones rebosante de contenido – “El cambio es ahora” –, tras el confeti y los himnos de celebración, anunció un ajuste duro de 30.000 millones de euros y aplicó una reforma laboral que contó con una inexplicable paz social y el apoyo empresarial. En dos años, sus políticas no han logrado frenar el déficit, la deuda ni el desempleo y han puesto de rodillas a muchos franceses ante Marine Le Pen.

El presidente de la “otra austeridad posible” ha seguido adelante con más ambiciosas reformas encaminadas a facilitar los despidos, aumentar la carga tributaria y la edad de jubilación. Francia asiste a una tragedia política, a la implementación de una agenda sin contenido social, que desmoraliza a la izquierda y contamina a la clase trabajadora.

Así vemos repetirse el ensayo-error de la vieja socialdemocracia europea: destaparse en el gobierno, detrás del envoltorio de bienhechoras promesas electorales, como el escudero más fiel del neoliberalismo cuando al capital le hace falta, concediendo unos contados derechos civiles y unas gotitas social-liberales en época de bonanza. Que lo sepan: para los socialistas de nuestro continente Keynes lleva muchos años muerto, y si alguien pretendía resucitarlo se ha equivocado de partido.

Esta semana quedaba configurado el que es el tercer gabinete de Hollande en el Elíseo, el segundo dirigido por Manuel Valls. A este controvertido liberal, que hizo gala de su mano dura continuando con las masivas expulsiones de gitanos que ya iniciara Sarkozy,  se le confía llevar a cabo la cuadratura del círculo: proseguir con el firme cumplimiento del Pacto de Estabilidad sin abandonar las señas de identidad de los socialistas.

El tremendo varapalo que supuso el descalabro histórico del PS en las elecciones municipales de Marzo debido a sus recetas neoliberales, se llevó por delante al primer ministro Ayrault. La entrada de Manuel Valls, conocido como la “bestia negra de las izquierdas francesas”, supuso la salida de los ecologistas y reforzó el ala derecha de un gobierno a la deriva cuyo objetivo inmediato era un pacto por el empleo a la patronal y un recorte extra de 50.000 millones en tres años. Con el anuncio de una próxima congelación de las pensiones y los salarios de los funcionarios, además del recorte de algunos servicios sociales, un nutrido grupo de diputados en la Asamblea Nacional se rebeló en Abril pidiendo moderar los recortes. Fue el triunfo del Frente Nacional en las elecciones europeas el que encendió las luces de alarma en el socialismo galo.

A esta crítica pública y creciente se ha sumado estas semanas la voz de Monteboug, encargado de la cartera económica y el “electrón libre” del gobierno, junto a las de Hamon (Educación) y Fillipetti (Cultura), que habían censurado las reformas fiscales y la senda de tantos esfuerzos emprendida. Incluso se alertaba de cómo alimentaban a la ultraderecha las políticas impuestas por Berlín. Y llegó el sacrificio ministerial.

Este recambio de estilista ha pasado por integrar en el gabinete al multimillonario exbanquero de Rothschild, Emmanuel Macron, recibido de forma entusiasta por la corte empresarial. Sus primeras palabras aseguraban que “no pelearía contra quienes forman parte del mismo campo”, suponemos que siendo consciente de la siega producida en éste cuando acabe su mandato. Sin embargo promete dar confianza a los inversores desde el timón.

Hollande y Valls han reclamado un cierre de filas a sus nuevos ministros, no fuera a ser que se colase uno de corte “populista”, como llamó El País a los díscolos ministros que habían dicho que hacer tragar tanto al pueblo francés era insostenible. Se conforma de esta manera un nuevo equipo de social-tecnócratas, dispuesto a pisar el acelerador de la ortodoxia neoliberal, más lejos y más rápido en su ruptura con la izquierda.

Un ejemplo. El primer ministro hizo las siguientes declaraciones en la inauguración de la Universidad de Medef, la patronal francesa: “Lo asumo ante ustedes, yo amo la empresa. Este gobierno actúa para las empresas, pero la nación concede un esfuerzo importante. Es por eso que esperamos que los jefes de las empresas sean responsables y cooperen”. Después de estas palabras no sorprende que Macron cuestione ahora la semana de 35 horas, una bandera del socialismo de Mitterrand.

La apuesta convencida por una huida hacia adelante, repitiendo hace unos meses lo del “cueste lo que cueste” de Zapatero, ha llevado a confirmar una vez más los límites, cada vez más estrechos, de la vieja socialdemocracia. Aún más a la derecha si cabe para cumplir con el déficit, el Partido Socialista francés sacrifica a sus voces del ala izquierda, empecinado en no revertir la impopularidad histórica en la que nada.

El gobierno de Valls presentó la dimisión en bloque para sucederse a sí mismo, aunque menos edulcorado, mucho más fiel a la tarea encomendada. La receta de los partidos socialistas no admite reducir la sal de la austeridad. El ajuste es ajuste y no concuerdan con él adjetivos especificativos ni gradación. Para la socialdemocracia en tiempos de crisis, la imposible “refundación del capitalismo”, aquella propuesta macabra de 2008, es la crónica del suicidio anunciado no asumido.

Un virus recorre Europa: la pasokización aguda

Habría que remontarse quizás a 1997 con la victoria de Tony Blair en Inglaterra para señalar una posible vía de no retorno de la socialdemocracia. Reagan había abierto de par en par las puertas de la revolución conservadora, acelerada con la caída del muro de Berlín, y la Tercera Vía traicionaba las ilusiones de las y los golpeados por la “Dama de Hierro” con un programa de liberalismo progresista pero pragmático. Ya el PSOE se había colocado en la vanguardia de la disolución liberal en los 80.

Esta corriente ideológica optaba por desmarcarse de su línea comprometida con el estado del bienestar y reconciliar objetivos antagónicos tales como la justicia social y la efectividad económica en un mundo capitalista cada vez más complejo que ya no era bipolar. Se produjo de este modo un ágil movimiento hacia políticas de desregulación, descentralización y reducción de impuestos, participando en la hábil reingeniería de un sistema mucho más agresivo. Fue paradigmático en Europa el Neue mitte (nuevo centro) de Gerhard Schröeder y el programa de reformas socioeconómicos bajo el título de Agenda 2010, medidas que pusieron la alfombra a Merkel. Con Alemania como locomotora sirviendo leal a las exigencias del mercado europeo y abrazando efusivamente las políticas neoliberales se iniciaba el descrédito del margen izquierdo con responsabilidades de gobierno de los parlamentos del continente.

Podemos decir en definitiva que el “giro accidental” a la derecha, a causa de la crisis, de los socialdemócratas europeos, lo que habría sido una imposición férrea por parte de la troika, se demuestra a todas luces falso: el capitalismo de rostro humano llevaba traicionando dos décadas a las clases populares, aún encandiladas por una retórica sentimental que en parte dejaba engañarse. Partícipe desde el origen de la arquitectura de la UE y entusiasta comprometida con Maastricht, y desde aquél con todos y cada uno de los tratados, a la socialdemocracia, transmutada en social-liberalismo, le estalló hace 6 años una crisis económica que no podía domesticar, vinculada a una moneda única que le impedía cualquier margen de maniobra. Estaba “pringada” hasta el cuello con comisarios europeos y jefes de estado dentro del armazón y no encontró pared en la que apoyarse.

Fue así como al ya sepultado Giorgos Papandreu le tocó la vil tarea de convertirse en el mejor cirujano que ha tenido el capitalismo en muchas décadas, cuando en 2010 se puso la bata blanca y dedicó todo su esfuerzo en empezar a destripar un país y a dejar al que fuera un poderoso PASOK totalmente entubado y con el encefalograma plano. Se lanzaba en paracaídas por el precipicio pero olvidaba abrirlo. La contestación social no fue impedimento para usar el bisturí.

Paralelamente, la terrible crisis de deuda contagió a otro gobierno socialista como era el de José Sócrates, que infectado de la “urgencia reformista” se empleó a fondo en adelgazar salarios y prestaciones sociales a la vez que en abaratar el despido. Igual que su homólogo griego, tuvo que recurrir al flotador de la troika en 2011 pero no le quedó más remedio que dimitir al no contar con la mayoría parlamentaria.

Gordon Brown, ministro de economía del impulsor de la Tercera Vía, antes de entregar el testigo a Cameron, también se había embarcado como primer ministro británico en el navío de la “responsabilidad” en los primeros años de crisis económica, planteando en su programa electoral para la reelección de 2010 recortes “para asegurar el estado social”. Comprobó de primera mano que cuando se juega a ser copia todo el mundo prefiere la marca original. Hipnotizados por su talante, muy pocos de los votantes de Zapatero se imaginaban su caída en desgracia cuando, tras una llamada de Ángela Merkel, se arremangó y sin que le temblara el pulso propuso los recortes sociales más agresivos de la historia hasta la llegada de Rajoy. Nos impuso un “esfuerzo nacional” a sabiendas de sacrificar todo su capital político, cruzó su Rubicón y llevó a las arenas movedizas al PSOE con la reforma del artículo 135 de la Constitución.

La familia socialdemócrata se ha atiborrado del forraje neoliberal convencida de que eso era lo que tenía que hacer y la “pasokización” ha saltado viralmente de frontera en frontera, dejándose contagiar empujada por el caballo indomesticable de la troika que necesita desfogar libre en la llanura del capitalismo más desenfrenado. Todos estos gobiernos se han encontrado con el rechazo de sus votantes, un variable rechazo sindical y sus líderes han finalizado su mandato transformados en espetos.

Además de Hollande y Elio di Rupo en Bélgica, otro contemporáneo en el cargo e igualmente un fiel ajustador del déficit, la última adquisición social-liberal es Matteo Renzi, que salvó los muebles tras las últimas elecciones europeas y ahora tiene las manos libres para dedicarse a unas “reformas estructurales” sin complejos. Bien basta como ejemplo su elogio de la reforma laboral de Rajoy. Adhiriéndose a las consignas dominantes, en estos años de crisis económica han caído los máximos peones del socialismo europeo, si no tambaleándose, quemados en su propia salsa y disueltos en el magma neoliberal que ha abrasado los derechos sociales y laborales de millones de trabajadores. Hace ya demasiado tiempo que no se pone freno al capitalismo más salvaje por quien históricamente estaba para regularlo.

El tablero seguramente volverá a presentar a flamantes líderes en gattopardismo, pero su pasado de gestión debería convertirse en su eterna condena. Y por supuesto al lustroso Pedro Sánchez, liberal y confeso admirador de Felipe González y de Renzi, no hace falta dedicar ninguna línea más. Con el actual ascenso electoral de la izquierda reformista observaremos recomposiciones interesadas para pillar restos del Titanic como El Olivo en Grecia. Nadie tendría que ser parte de la orquesta que les aliente. Moribunda de tanta mácula imposible de expiar, de la socialdemocracia sólo queda un holograma, es un fantasma errante que se alimenta del pasado y de las siglas que un día tuvo, pero también de las migajas y aperitivos que tradicionalmente la izquierda le ha regalado. Ya pasó el tiempo de sumar “fuerzas de progreso” con ella y quien se permita caer en el engaño se verá arrastrado. A estos reciclados viejos socialistas del mundo hay que decirles que se acabó la farsa: que se disuelvan y entreguen sus armas y caretas. Sus manos enfundadas en guantes de seda han masacrado demasiado al conjunto de nuestro bando, que no ha salido indemne de sus infames ataques. Démosle las últimas patadas, arrojemos a Hollande, Renzi y Sánchez y cuantos queden coleando al rincón de la historia.

A la izquierda antineoliberal más vale escarmentar por los históricos apoyos: no cabe darle más aliento. A quienes nos atacaron no se les reanima, se les tumba junto a sus políticas de traición sistemática. Este social-liberalismo es una montaña rusa de fichas de dominó en caída libre y quien ocupa su espacio o se pone detrás no sobrevive.

Artículo publicado en anticapitalistas.org

Categorías: Attac Planet