Skip navigation

News from Attac Spain

Distribuir contenido
Justicia económica global
Actualizado: hace 6 horas 14 mins

La gran estafa.¿quien paga las deudas de los equipos de futbol españoles?

Dom, 16/03/2014 - 08:00

Alberto Martínez – ATTAC Castilla–La Mancha

Me gusta el fútbol, tengo que reconocerlo. También reconozco que el fútbol es movilizacion. Consigue movilizar a tantas personas como ningún otro movimiento,injusticia o denuncia social.

Al gobierno también le gusta el fútbol. Aunque eso del fin social del fútbol es más que discutible. Reconozco que las personas tenemos necesidad de distraernos, de disfrutar de las cosas que nos gustan y que entre ellas, esta el fútbol. Un deporte, mucho menos salvaje que aquellos “espectáculos” que utilizan animales como divertimento.

El fútbol al servicio de la sociedad y no para adoctrinar y aborregar  a las personas. Ojalá cunda el ejemplo y cada evento UEFA, FIFA o LFP sea el altavoz para lo que casi nunca se quiere oír, esas situaciones en el que este deporte perjudica a cientos de personas, y que los organizadores se afanan en tapar tras los cartelones de las empresas multinacionales.

El fútbol es un bien publico, mientras tanto la sanidad y la educación estn pasando a ser bienes privados.

Amparados en ese supuesto bien social que se le supone al fútbol, los gestores de equipos y federaciones han creído que estaban por encima de la ley, han considerado que ellos no están obligados a pagar impuestos o que podían buscar fórmulas para evadirlos, se han beneficiado de ayudas públicas, han aprovechado sus cargos para hacer negocios particulares, han utilizado esos clubes como plataforma de blanqueo de dinero.Las administraciones han colaborado en ello. Ayuntamientos endeudados han pagado deudas para salvar a su equipo de fútbol o para construir un estadio, administraciones como la Hacienda o la Seguridad Social han hecho la vista gorda  durante muchos años a  millonarias deudas , obligaciones de pago en concepto de  impuestos, recalificaciones de terrenos o  planes urbanísticos.

El futbol es espectaculo,pero revisando las cuentas, es algo mas que es o, porque lo equipos españoles deben a la Agencia Tributaria mas de 673 millones de euros. Una cifra a la que hay que añadir la deuda acumulada de los equipos de Primera División al conjunto de acreedores que supera los 3.500 millones de euros.

 ¿Pasa esto en Europa?

No. Por este motivo la Comisión Europea ha abierto una investigación formal sobre siete clubes de fútbol españoles por haber recibido presuntamente ayudas públicas ilegales.

La situación adoptada en España con los clubes es excepcional y en el resto de países de nuestro entorno no se permiten acuerdos con la Agencia Tributaria. Es el caso del histórico Glasgow Rangers de escocia. El equipo se encuentra en concurso de acreedores por deber 93 millones de euros en impuestos. A esto hay que añadir las quejas que han llegado de otros equipos como el del Bayern de Munich que lamenta la impunidad que existe en el fútbol español. Desde la UEFA se están introduciendo además nuevas reglas financieras para no permitir que los clubes tengan unan unas pérdidas de más de 45 millones de euros a lo largo de tres temporadas, aunque esas normas no se aplicarían a los retrasos ya existentes en el pago de impuestos.

Pidamos al gobierno que exija el pago inmediato de los equipos de fútbol.

Gran parte de la ciudadanía esta callada. Cualquier cosa con tal de que nuestro gane,suba a primera división, mantenga la categoría o fiche al futbolista revelación. Esta es una situación que entre todos y todas debemos cambiar. Los ciudadanos venimos sufriendo en los últimos dos años recortes en sanidad y educación unido a  subidas de impuestos y de servicios básicos. Sin embargo las cifras astronómicas de los clubes de fútbol son asimiladas con normalidad.  El gobierno apela al esfuerzo  y repite una y otra vez que debemos apretarnos el cinturón , pero el gobierno no ejemplariza con un control fiscal a los equipos de fútbol de una industria multimillonaria en España.

El gobierno tímidamente insta a los clubes a pagar su deuda , mientras desahucia y recorta en educación y sanidad sin contemplaciones.

 El Congreso de los Diputados aprobó a finales de marzo una nueva instancia para que se siga persiguiendo a los clubes “morosos”, y que se regulen ajustes presupuestarios de estas entidades “en el plazo más breve posible”. 

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) y el Consejo Superior de Deportes (CSD) puesto sobre la mesa un proyecto para  de desarrollar un “plan” para que los equipos de fútbol que no liquiden su deuda con Hacienda en tres años no puedan seguir compitiendo.

Pero un texto que “inste a perseguir” no es suficiente. Ni un calendario de pagos a tres años vista (mínimo) para estas sociedades. Debemos exigir que los clubes de fútbol salden sus cuentas con las arcas públicas del Estado de inmediato.

El fútbol es un negocio muy rentable pero lo es a costa de los derechos de las personas. Después de estos datos, parece que hasta ahora, Hacienda no somos todos.

Categorías: Attac Planet

Vídeo de la tertulia sobre Desiguales Por Ley

Sáb, 15/03/2014 - 19:00

María Pazos Morán – http://mariapazos.com/

El debate en La Marabunta fue muy interesante. No hay como estar entre amigxs para sentirse relajadxs. Estoy muy agradecida a toda la gente que allí había, y en especial, por supuesto, a Luis Miguel Saez, a Carmen Castro y a Maty Sy que grabó y colgó en YouTube.

Categorías: Attac Planet

Déficit democrático

Sáb, 15/03/2014 - 14:00

Federico Mayor Zaragoza – Comité de Apoyo de ATTAC España

Por el interés general, la democracia debería, para ser auténtica, disponer de los mecanismos que no permitieran que la “mayoría parlamentaria absoluta” (la palabra “absoluta” es incompatible con “democracia”) aprobara leyes que cuentan con el rechazo unánime de la oposición y que, por tanto, durarán lo que dure el partido en el gobierno, aumentando la objeción de conciencia y la desobediencia ciudadana.

Para impedir el funcionamiento del “rodillo” mayoritario, especialmente en leyes relativas a aspectos esenciales, pilares de la democracia, como la educación, la justicia, la sanidad, los derechos humanos…, que afectan a toda la sociedad, es apremiante incorporar los valores democráticos como ejes del comportamiento cotidiano de los ciudadanos.

Democracia política, social, económica, cultural, internacional: éstas son las principales dimensiones que incluye la Declaración que hemos elaborado para que, en poco tiempo, sean realmente “los pueblos” y no unos cuantos encumbrados en inapropiadas estructuras de representación, los que tomen en las manos las riendas del destino común. El poder ciudadano –ahora, por fin, gracias a las nuevas tecnologías, capaz de expresarse libremente- debe, en una inflexión histórica de la fuerza a la palabra, sustituir los andamiajes actuales por sólidas estructuras democráticas.

Empezando, a escala local, por asegurar la independencia de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial en España; siguiendo, en Europa, por la construcción de una Unión política y económica, para que las arbitrariedades de una unión monetaria (se empezó la casa por el tejado) cesen de inmediato; y acometiendo, acto seguido, la eliminación de los grupos oligárquicos y plutocráticos que el neoliberalismo impuso en lugar de unas Naciones Unidas fortalecidas…

Haber centrado el futuro en el mercado, debilitando el Estado-nación y las instituciones multilaterales, es un error con un precio social enorme, que no puede disimularse en los flecos de la macroeconomía…

Sólo en un contexto genuinamente democrático la justicia social prevalecerá. Y se pondrán plenamente en práctica los derechos humanos.

http://federicomayor.blogspot.com.es
Categorías: Attac Planet

¿Comer pescado es tan saludable?

Sáb, 15/03/2014 - 10:00

Esther Vivas – Consejo Científico de ATTAC España

Nos dicen que comer pescado es de lo mejor. Nos aporta ácido graso omega 3, vitaminas B, calcio, yodo… Sin embargo, ¿comer pescado es tan saludable? ¿Seguro que es beneficioso para nosotros y el medio ambiente? ¿Qué efectos tiene en los fondos y especies marinas? ¿Y en las comunidades locales? ¿Quién sale ganando con su creciente demanda? Aguas turbias se mueven en las bambalinas de la industria pesquera.

El consumo de pescado va a más. Su producción mundial batió un nuevo récord en 2013 alcanzando los 160 millones de toneladas, con la pesca de captura y la de piscifactorías, frente a los 157 millones del año anterior, según la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO). Una tendencia que se sustenta en una sólida demanda en los mercados internacionales y en un aumento de la misma en Asia Oriental y el sudeste asiático, especialmente en China. En Europa, el Estado español es uno de los mayores consumidores, con una media de 26,8 kilos de pescado por persona y año, según datos de Mercasa de 2011, a pesar del descenso que su consumo ha sufrido en los últimos tiempos debido a la crisis.

Una demanda creciente que se ha visto satisfecha por la expansión de la acuicultura intensiva, o lo que sería lo mismo “granjas de pescado” o piscifactorías. Calco y copia del modelo de ganadería industrial, aplicado en esta ocasión a la pesca. Hoy, uno de cada dos peces que comemos procede de dicha producción. Se trata de un modelo en auge que, se calcula, en el 2030 suministrará casi dos tercios de todo el pescado consumido en el mundo, según el informe La pesca hasta 2030: Perspectivas de la pesca y la acuicultura del Banco Mundial y la FAO. Sin embargo, el negativo impacto social y medioambiental de este modelo, desde su instalación al “cultivo” y procesado de los peces, es la otra cara de la moneda.

Pez come pez

La lógica del capital impacta de pleno en su producción. Se crían las especies de alto valor económico, las más demandadas para el consumo. En Noruega, el salmón; en el Estado español, la dorada, la lubina, la trucha, el atún. La mayoría, peces carnívoros: pescado que a su vez necesita de otro para su engorde. El periodista Paul Greenberg, en su obra ‘Cuatro peces. El futuro de los últimos alimentos salvajes’, lo dejaba claro: para producir 1 kilo de salmón se necesitan 3 kilos de otras especies de pescado y para 1 kilo de atún, nada más y nada menos, que 20 kilos. Lo que genera una mayor sobreexplotación de los recursos pesqueros. Unos bienes, a menudo, sustraídos de las costas de países del Sur, mermando así bienes imprescindibles para su alimentación. El resultado es un producto de lujo a merced de los bolsillos que lo pueden costear y consumir.

Los tratamientos que se aplican en las piscifactorías para combatir las enfermedades infecciosas de los peces son otro factor de riesgo para la salud medioambiental y el consumo humano. Un ejemplo son los baños de formol, con una función antiparasitaria, y el subministro preventivo de antibióticos, que se acumulan en los órganos internos del animal, y su uso sistemático facilita la aparición de patógenos resistentes. Las condiciones en las que se encuentran los peces no ayuda. El hacinamiento en piscinas y jaulas está al orden del día y permite fácilmente la propagación de enfermedades por fricciones, estrés o canibalismo.

Su impacto en el territorio y las comunidades es, también, importante. Las mismas instalaciones, grandes superficies de piscinas, compiten con el uso de dicho terreno por parte de la población local, ya sea para el cultivo, el pastoreo. Las aguas de estos emplazamientos, con altas dosis de productos químicos y sustancias tóxicas, contaminan los suelos y el entorno acuático, y la introducción de especies exóticas y la fuga de ejemplares afecta a las especies nativas.

De la costa a mar adentro

La  pesca de captura a gran escala, por su parte, desde la costa hasta las aguas más profundas, tiene asimismo consecuencias muy negativas tanto para los propios recursos pesqueros como para el medio ambiente. En el Mediterráneo, el 92% de las poblaciones de peces están sobreexplotadas, el 63% en el Atlántico, según datos de Ecologistas en Acción. Varias especies marinas se ven amenazadas y en peligro de extinción. La sobrepesca ha sido la práctica dominante y su consecuencia: la disminución de peces en el mar.

A parte, la contaminación del agua incide en dichos animales. La presencia de mercurio en los peces es la más conocida y amenaza el ecosistema y nuestra salud, al tratarse de una sustancia tóxica que afecta al cerebro y al sistema nervioso. Según Ecologistas en Acción, el pescado contiene cada vez más mercurio. En 2013, en la Unión Europea se notificaron 96 casos de pescado contaminado, frente a los 68 del año anterior. La organización ecologista denuncia que los límites de mercurio permitidos por la Unión Europea no son suficientes, porque no tienen en cuenta ni el consumo medio ni las características corporales del consumidor. Los máximos permitidos por la FAO y la Organización Mundial de la Salud, en cambio, son más restrictivos. Nuestra salud, en juego.

El medio ambiente se ve también perjudicado, especialmente por técnicas como la pesca de arrastre, que a través del uso de redes que barren el suelo del mar, destruye los fondos marinos, acaba con hábitats naturales como arrecifes de coral y captura, más allá de los peces objetivo, ejemplares inmaduros y pescados no deseados que acaban siendo descartados, y lanzados de nuevo, muertos o casi muertos, al agua. En la pesca de arrastre de cigala en el Mar del Norte, por ejemplo, se estima, según datos de Ecologistas en Acción, que las capturas no deseadas y descartadas alcanzan el 98% del total. Una práctica que igualmente se da en otros modelos de pesca en teoría más selectivos como la del palangre, con miles de anzuelos con cebos que cuelgan de líneas que pueden medir metros o kilómetros. En el Mar Adriático, los descartes de dicho modelo de pesca pueden llegar hasta el 50% de la captura. La pesca industrial con grandes embarcaciones aumenta el riesgo de contaminación a causa de derrames de petróleo y combustible. El agua, parece, lo engulle todo. Sin embargo, la vida en el mar se agota.

Otro impacto de la pesca industrial se da en tierra firme, en las comunidades. La tan magnífica como dura película de Hubert Sauper ‘La pesadilla de Darwin‘ lo muestra con toda crudeza. La vida de 25 millones de personas alrededor del Lago Victoria, más de la mitad en situación de desnutrición, recogen las migajas de la boyante industria de procesado y comercialización de perca del Nilo destinada al mercado extranjero. Se trata de la cara oculta, y más dramática, de lo que aquí en la pescadería o el supermercado nos dicen es “filete de mero”, y que compramos a un módico precio. Cada día, según la campaña No te comas el mundo, dos millones de personas en Occidente consumen perca del Nilo. Lo que equivaldría a satisfacer las necesidades de proteína de 1/3 parte de la población desnutrida de alrededor del Lago Victoria.

En pocas manos

Unas pocas empresas empresas se reparten el jugoso pastel de la pesca industrial. Se trata de grandes compañías que compran a otras de pequeñas con el objetivo de ejercer un mayor control de la industria integrando cría, procesado y comercialización. Actualmente, por poner un caso, cuatro empresas controlan más del 80% de la producción mundial de salmón: la noruega-holandesa Nutreco es la número uno, seguida de las también noruegas Cermaq, Fjord Seafood y Domstein que, tras fusionarse en 2002, ocupan la segunda posición.

Otras grandes compaññías como Pescanova, de origen gallego, optan por la compra de cuotas invirtiendo en producción de salmón en Chile, tilapia en Brasil, rodaballo en Portugal, camarón en Nicaragua, etc. Sin embargo, del éxito a la bancarrota: hoy Pescanova se encuentra en la cuerda floja, acuciada por las deudas y a merced de la banca. Un modelo industrial que acaba con la pesca artesanal y a pequeña escala, que no puede sobrevivir en un sistema pensado por y para la pesca intensiva y a gran escala.

Llegados a este punto, volvemos a preguntar: ¿Comer pescado es tan saludable para nosotros y el medio ambiente? Saquen conclusiones.

Artículo en Público.es

esthervivas.com

Categorías: Attac Planet

Red de agua pública. Por una gestión pública democrática y participativa del agua

Sáb, 15/03/2014 - 08:00

 INTRODUCCIÓN

 El agua es un bien común y el acceso al abastecimiento y al saneamiento es un derecho humano. La consideración del agua como un bien común conlleva considerarla como un patrimonio del planeta, que debe ser gestionada con criterios de solidaridad, cooperación mutua, acceso colectivo, equidad, control democrático y sostenibilidad, que son, a todas luces, incompatibles con cualquier aproximación mercantil que está, por su propia naturaleza, imbuida de expectativas de lucro privado y beneficio personal, cuanto más a corto plazo, mejor.

 El concepto de bien común está, pues, radicalmente enfrentado con las políticas neoliberales que imperan en el contexto de la globalización económica, basadas en el fundamentalismo del mercado y que promueven y favorecen la privatización de los recursos naturales y genéticos y la gestión mercantil de los servicios asociados a sus usos potenciales. Consecuentemente, nos oponemos a la privatización de los servicios de agua y de los ríos y demás masas superficiales y subterráneas.

 El derecho humano al agua y al saneamiento está plenamente reconocido por las Naciones Unidas y se lo considera legalmente vinculante para los Estados en tanto que es parte de la legislación internacional. El derecho humano se configura como un derecho de provisión de servicios de agua y saneamiento con unos niveles de servicios que tienen que ser equitativos y accesibles para el conjunto de la ciudadanía, y que tienen que ser gestionados con criterios que garanticen la participación, el acceso a la información, la transparencia, la rendición de cuentas y la sostenibilidad. Asumimos plenamente el derecho humano al agua en tanto que establece las bases conceptuales para la gestión democrática y de calidad de los servicios de agua y saneamiento.

Por lo anterior, la oposición a la privatización trasciende a la reivindicación de la titularidad pública y tiene que considerar, además, la gestión de los servicios que, en ningún caso, deben orientarse a la consecución del lucro ni realizarse con criterios mercantiles que aplican  doctrinas comerciales, dando más importancia al valor de cambio de un servicio que a su valor de uso, priorizando los análisis de costo-beneficio en la toma de decisiones y utilizando técnicas de administración propias del sector privado, como el establecimiento de salarios en función del rendimiento o en la consideración de criterios estrictamente económicos -beneficio y voluntad de pago-, en vez de otros relativos a la  equidad social -capacidad de pago- en la definición de las políticas tarifarias.

Con estos planteamientos, la lucha contra la privatización y la definición de alternativas a la misma debe tener en cuenta escenarios más complejos que la mera reivindicación de la titularidad pública del servicio, sino que deben contemplarse el tipo de gestión que se realiza, tanto en los servicios públicos como privados. En este sentido, en cada caso deberán configurarse modelos de gestión de los servicios atendiendo a las condiciones específicas, sin que sea deseable definir un modelo universal.

 CRITERIOS PARA LAS ALTERNATIVAS A LA PRIVATIZACIÓN

Reivindicamos que las distintas alternativas a la privatización de los servicios de abastecimiento y saneamiento tengan en cuenta los criterios siguientes:

Por una gestión del ciclo integral. Los servicios de abastecimiento y saneamiento deben realizarse por una única organización funcional ya que se favorece la consideración de los aspectos cuantitativos y cualitativos del recurso. Consecuentemente, la actividad de los servicios debe circunscribirse al ciclo integral del agua, integrando la aducción, distribución, alcantarillado y depuración.

 Por la titularidad pública de los servicios. La titularidad del servicio debe ser 100% pública.

Por una gestión 100% pública y no mercantil. La gestión de los servicios debe ser 100% pública y realizarse con criterios y procedimientos no mercantiles y sin ánimo de lucro, primando la equidad social. En consecuencia, la gestión financiera del servicio se debe orientar a garantizar su sostenibilidad y no a la consecución de beneficios o excedentes económicos. En caso de existir excedentes económicos, deberán reinvertirse en el servicio para su mejora técnica, social o medioambiental y conseguir su sostenibilidad.

Por una gestión orientada al usos sostenible del agua. La gestión de los servicios debe estar orientada a alcanzar la buena salud de todas las aguas, buen estado ecológico y químico de las aguas superficiales y cuantitativo y químico de las subterráneas.

Por una legislación que no favorezca la mercantilización del servicio, que garantice la financiación justa de los ayuntamientos, que son los titulares de los servicios. Propugnamos la retirada de la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local por ir en contra, precisamente de lo anterior. Las ordenanzas y reglamentos relativos a los servicios deberán concretarse teniendo en cuenta este criterio.

Por la equidad tanto en la definición de los niveles de servicio como en la gestión de los servicios y el establecimiento de las políticas tarifarias. En este sentido, reivindicamos el establecimiento gratuito de un mínimo vital de agua asegurado y la imposibilidad de cortes en el suministro por cuestiones económicas o sociales.

Por la participación pública. Abogamos por la participación directa y equitativa de la ciudadanía en los órganos directivos y decisorios; los reglamentos y ordenanzas deberán recoger y desarrollar  convenientemente las condiciones de participación.

Por la eficiencia en el suministro del servicio desde el punto de vista de los recursos (por ejemplo, pérdidas de agua, costos administrativos, impactos ambientales). En ningún caso las mejoras en eficiencia se conseguirán socavando otros posibles resultados positivos (por ejemplo, equidad, asequibilidad, medio ambiente, salarios, salud y seguridad, calidad, etc).

Por la calidad del servicio, abogando por el establecimiento de indicadores técnicos, financieros, sociales, medioambientales y patrimoniales que permitan valorar objetivamente la propia calidad del servicio.

Por la rendición de cuentasde los gestores y encargados de formular las políticas y los proveedores del servicio ante los usuarios finales; por una rendición de cuentas formalizada, fidedigna, comprensible y verificable.

Por la transparencia que garantice el conocimiento puntual de las decisiones en materia de políticas y planes sobre el servicio, presupuestos comprensibles y a disposición general.

Por la sostenibilidad financiera, técnica y tecnológica y social de los servicios.

Por unas condiciones laborales justas y equitativas, en la medida en que un servicio público de alta calidad precisa de una plantilla de personal suficiente y cualificada, con bajo índice de precariedad, con derechos y condiciones de trabajo justas y equitativas para todo el personal. También necesita de la participación de los trabajadores en la gestión cotidiana del servicio.

Por la solidaridad     con la sociedad y la cooperación internacional para el desarrollo.

Documento firmado en la reunión de Zaragoza de la Red Agua Pública.

 

Categorías: Attac Planet

El persistente nacionalcatolicismo

Vie, 14/03/2014 - 19:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Estamos viendo hoy en España una avalancha de políticas públicas de clara orientación ultraliberal que están dañando el bienestar y calidad de vida de la ciudadanía. Estas políticas incluyen recortes del gasto público social que están empobreciendo e incluso desmontando el ya escasamente financiado Estado del Bienestar español, uno de los que tiene el gasto público social por habitante más bajo de la Unión Europea de los Quince (UE-15), el grupo de países de la UE de semejante nivel de desarrollo al de España. Estos recortes van acompañados de reducciones sin precedentes de derechos laborales, sociales e incluso políticos, afectando muy negativamente a la calidad del sistema democrático (ya en sí, uno de los menos desarrollados en la UE-15). Hoy se están revertiendo las conquistas sociales que se habían conseguido durante el periodo democrático postdictatorial, siendo el caso más llamativo el de la eliminación de los derechos de la mujer de controlar su propio cuerpo, una de las conquistas más significativas alcanzadas por el movimiento feminista en España.

Nunca antes, durante el periodo democrático, se había visto un ataque tan frontal al bienestar de la población y, muy en particular, de las clases populares, y, sin embargo, el partido político responsable de llevar a cabo tales políticas ganaría las elecciones legislativas hoy según muchas encuestas, en caso de que estas se convocaran. Ni que decir tiene que ha sufrido un descenso en su apoyo electoral, pero lo sorprendente es que continuaría ganándolas, un caso único en la Unión Europea, donde la gran mayoría de partidos gobernantes que han impuesto estas políticas de austeridad y reducción de derechos laborales y sociales han sufrido enormes descalabros y perdido las elecciones. Es, pues, paradójico que el partido gobernante español, que ha sido el partido que ha aplicado políticas más duras y políticas sociales más reaccionarias (no hay otra manera de definirlas), todavía cuente con el considerable apoyo popular que tiene. ¿Por qué?

La continuidad del nacionalcatolicismo

Para responder a esta pregunta hay que remontarse a un debate que ha tenido lugar sobre la naturaleza del sistema dictatorial que existió en España desde 1939 hasta 1978, y de la Transición de aquel sistema dictatorial al actual democrático. Este debate sobre la naturaleza de aquel régimen dictatorial ha sido entre politólogos, habiendo sido considerado por muchos de ellos (siendo el más prominente el Profesor de Ciencias Políticas de Yale, EEUU, el Sr. Juan Linz) como un sistema autoritario pero no totalitario, entendiéndose por esto último un sistema claramente ideológico que intentaba configurar todas las dimensiones del ser humano. Según la interpretación del Profesor Linz y sus seguidores, el régimen dictatorial no era totalitario. Era meramente autoritario, es decir, su objetivo era primordialmente reproducir, siguiendo medidas autoritarias, incluso coercitivas, el orden social existente, sin desear configurar la ideología y manera de ser de la sociedad.

Frente a esta interpretación había los autores –incluyéndome a mí- que señalábamos que el régimen era mucho más que autoritario: era totalitario, es decir, que intentaba abarcar y configurar todas las dimensiones del ser humano, a través de una ideología totalizante que normativizaba la gran mayoría de las actividades humanas, desde el sexo hasta el lenguaje que la ciudadanía utilizaba, y ello lo hacía a través de la promoción de una ideología que entraba en todos los entresijos del orden social. Dicha ideología incluía un nacionalismo extremo, dominante, y que era percibido como asfixiante para cualquier otra visión de España distinta de la que tuviera el orden dominante. Este nacionalismo iba acompañado de un catolicismo enormemente fundamentalista y conservador, y sumamente intervencionista en todas las esferas de la actividad humana. Este nacionalcatolicismo invadía todas las dimensiones de la sociedad. Frente a esta interpretación de la dictadura como régimen totalitario, el Profesor Linz y otros autores, sostenedores de la tesis de que el régimen era meramente un régimen autoritario, contestaban que, si bien era cierto que el nacionalcatolicismo podría haber imbuido aquel régimen muy al principio de su existencia, esta característica desapareció, convirtiéndose en un régimen meramente autoritario.

El nacionalcatolicismo durante el periodo democrático

Pues bien, la realidad muestra que no solo el nacionalcatolicismo configuró aquel régimen, sino que esta ideología ha permanecido durante el periodo postdictatorial como la ideología dominante en los mayores medios y fórums del establishment español conservador. Ni que decir tiene que la cultura política y mediática en el país ha cambiado mucho y los elementos progresistas de la cultura, apoyados por las fuerzas progresistas del país, han conseguido cambios notables. Pero la estructura ideológica dominante, reproducida en el establishment político-mediático-económico y cultural español, es una evolución del nacionalcatolicismo, que adquiere mayor prominencia en la cultura de las derechas españolas, las cuales, en el abanico político del espectro europeo, equivalen a las ultraderechas. No hay diferencias notables en la cultura política entre las ultraderechas españolas y las europeas y estadounidenses (como el Tea Party, por ejemplo). Las derechas del establishment español conservador son herederas de las derechas gobernantes durante la dictadura. Y su comportamiento –desde sus tics autoritarios, su falta de sensibilidad democrática, su tolerancia cuando no participación en la corrupción (rampante durante la dictadura), su nacionalismo españolista, su catolicismo reaccionario– es continuista con el de las derechas del régimen dictatorial.

Naturalmente que hay algunas peculiaridades que las distinguen. Hoy, por ejemplo, las ultraderechas en Europa están, en general, en contra de la Unión Europea y del euro, mientras que el Partido Popular está a favor, siendo uno de sus mayores promotores. Ello se debe a que la articulación de la ultraderecha española con la gran patronal (tanto financiera como industrial) es más intensa en España que en los otros países.

Pero en la mayoría de las políticas económicas y sociales, las semejanzas son más intensas que las diferencias. Definir a este partido, como hacen la mayoría de medios en España, como de centroderecha es una manera incorrecta de definir su orientación política (si consideramos el panorama europeo como el punto de referencia).

Lo que llama la atención es que este nacionalismo españolista es el único en España que no se considera nacionalista. Niega la plurinacionalidad de España –una de sus características-, presentándose con distintas variedades, desde la extrema –muy común en la Iglesia Católica y el Ejército- a la más moderada –que aparece en gran número de medios de comunicación y persuasión con sede en la capital del reino, Madrid.

La mayor parte de este nacionalismo va acompañado de la versión católica profundamente conservadora, aunque existe también en nacionalismo españolista no católico, como es el C’s y UPyD, que no tiene nada que envidiar al nacionalismo extremo. C’s y UPyD representan también el nacionalismo extremo (de sensibilidad económica liberal), y son los aliados naturales del PP. En realidad, algunos de sus portavoces en Catalunya proceden de la extrema derecha.

Este nacionalcatolicismo o su rama meramente nacionalista tiene todavía una enorme capacidad de movilización, pues paradójicamente las fuerzas políticas que se identifican con él se presentan como las más “patrióticas” (y digo paradójicamente porque han sido responsables de las políticas públicas que han dañado más a las clases populares de este país). Este “patriotismo” que define a todos los que tienen otra visión de España como antiespañoles es hegemónico en grandes sectores del territorio central del país.

La población, incluidas las clases populares, es fácilmente movilizada a nivel electoral, pues sus sistemas de influencia continúan inalterados. Son incluso las mismas capas sociales, herederas del régimen anterior, las que continúan dominando el Partido Popular, clases muy provincianas, de escasísima cultura democrática (o cultura en general) y de limitadísima experiencia internacional (ver mi artículo “La Marca España”, El Plural, 24.02.14), que continúan dominando la España de siempre.

El enorme error de las izquierdas

Las izquierdas españolas se adaptaron a este sistema, y no cuestionaron la hegemonía que este pensamiento tenía y todavía tiene en la cultura del establishment español. Ni que decir tiene que tuvieron lugar avances considerables. Pero las izquierdas no presentaron una visión plurinacional y laica, alternativa a la dominante. Se me dirá, con razón, que mucho se consiguió en el periodo de gobiernos socialistas en el avance de los derechos sociales, políticos, y laborales. Pero en el terreno cultural –un terreno clave para configurar la subjetividad popular- el cambio fue muy limitado, en parte debido al enorme control que las fuerzas conservadoras tenían y continúan teniendo de los medios de información y persuasión. Las autoridades responsables de la política cultural de los gobiernos socialistas, incluido el ministro Jorge Semprún, no tuvieron como objetivo cambiar radicalmente la cultura hegemónica del país. Ha contribuido a ello que España sea uno de los países con unos medios más derechizados y con menos diversidad ideológica de la UE-15. Y ahí está el meollo de la cuestión. Es sorprendente la falta de atención de las izquierdas hacia este punto, situación que podrían haber resuelto si hubiera habido conciencia del problema y voluntad política de resolverla. El caso de la inviabilidad económica del diario Público es un ejemplo de ello. En contra de lo que constantemente se lee, Público dejó de publicarse en papel porque no tuvo apoyo entre las instituciones progresistas del país. Si los movimientos sociales como los sindicatos y los partidos progresistas lo hubieran apoyado, hoy este diario (el único que existía de izquierdas en el país) continuaría dando una visión de izquierdas en España.

Como consecuencia, hoy existe en España un dominio casi absoluto de los medios por parte de una ideología nacionalcatólica ultraconservadora que, tanto en su versión original como en su deriva exclusivamente nacionalista, domina el sistema reproductor de valores, y que, respondiendo a los intereses económicos que la promocionan, es neoliberal en sus políticas económicas. No es de extrañar que el gobierno central español esté utilizando su nacionalismo (negando que sea nacionalismo) para atacar a los “nacionalismos periféricos”, a los que define como la anti España, ocultando así el enorme ataque frontal al Estado social que está realizando, y está siendo exitoso en este empeño.

Artículo publicado en El Plural.
www.vnavarro.org

Categorías: Attac Planet

12 de abril: alegato por un cambio profundo

Vie, 14/03/2014 - 14:02

Iñaki Arzoz /Javier Echeverría /Jesús Garijo /Tere Sáez /José Luis Úriz – Asamblea por el Cambio Social en Navarra

Compañeras y compañeros, queremos escribiros un texto. Un texto en el que vamos a hablar de política. De política grande, como la que estamos haciendo en la Asamblea por el Cambio Social en Navarra.

2014/03/10

Hace mucho tiempo que la política, la actividad más noble y necesaria que hay en la sociedad, se la hemos dejado a unas pocas personas. ¡Y así nos va! De esas pocas personas, un grupo muy reducido tiene mucho poder, y el resto tiene muy poco poder. Y ese grupo muy pequeño hace lo que le manda un grupo mucho más pequeño aún que nadie ha elegido nunca, ni siquiera formalmente, ni siquiera en unas elecciones de sainete: son los poderes financieros y los grandes grupos económicos.

Como decíamos, el resto de políticos tienen muy poco poder y están metidos en una ruleta de ritos, rutinas, competición y votos. Demasiado alejados de la gente durante la mayor parte del tiempo y demasiado obsesionados con ganar nuestros votos en las próximas elecciones. Aunque cueste reconocerlo, sobre todo a ellos, hacen «pequeña política». La política grande la estamos haciendo la gente de abajo, la gente corriente y decente. La hacemos cuando nos reunimos y tratamos de organizarnos para cambiar este cada vez más horroroso e injusto mundo. Cuando nos juntamos gentes de distintas sensibilidades porque nos estamos haciendo conscientes de que cada grupo por su lado no podemos ser capaces de cambiar de raíz este mundo. Cuando salimos juntas a la calle.

Esta política grande se tiene que extender por toda Navarra y por todos los rincones de la sociedad. Porque quienes nos están saqueando y amargando la existencia se tienen que enterar. Se tienen que enterar de que tenemos mucho más poder que ellos. Ellos son muy poderosos, pero son muy pocos y son indecentes y criminales. En cambio, nosotras y nosotros somos la inmensa mayoría y nos importa la gente, toda la gente. Mientras ellos quieren todo para ellos, nosotros queremos «para todos todo y nada para nosotros», como dice el lema zapatista. Pero, para hacer efectivo nuestro poder, nos tenemos que enterar también nosotras de que lo tenemos. Y esa es nuestra tarea. Grande y difícil, pero la única que nos puede salvar. Es la gran política: reunirnos, reflexionar y debatir conjuntamente, organizarnos desde abajo en un gran auzolan, movilizarnos juntas cada vez más y de formas diferentes, cambiarnos y cambiar estructuras, dinámicas y formas de vida…

¡Se puede, si queremos! El querer, la voluntad, es fundamental para lograr nuestra fuerza. Y necesitamos mucha más de la que tenemos. Tenemos que dar un giro a nuestro trabajo. Necesitamos darle más importancia a esta gran política y bastante menos –aunque sin despreciarla en absoluto- a la pequeña política. El poder debe estar en la sociedad organizada y cooperativa. Y las instituciones deben ser una herramienta de la gente, de esa sociedad. Darle la vuelta: tiene que mandar la gente a los políticos, no al revés.

Si lo enfocamos así, algún día nos vamos a enterar de nuestro gran poder, y entonces ellos se van a enterar. Parafraseando a Monedero, se van a enterar de los asesinatos de la gente a la que hacen morir 10, 15 o 20 años antes porque la han dejado sin trabajo y sin medios para cuidarse. Se van a enterar de la gente que asesinan de hambre por su avaricia. Se van a enterar de la desesperación de muchas familias y personas que no saben si van a poder comer mañana. Y de los niños y las niñas que no van a poder crecer adecuadamente por las penurias en los años de su desarrollo. Se van a enterar del sufrimiento de la gente desesperada que es empujada al suicidio porque los bancos y las instituciones a su servicio les echan de sus casas y les roban para siempre su futuro. Se van a enterar de los asesinatos de las mujeres que han perdido su vida y su dignidad porque el sistema les empuja a ser sumisas, débiles o prostitutas; o porque les roban el derecho a abortar en condiciones. Se van a enterar de los asesinatos de los compañeros y compañeras que mueren en el Estrecho o en muchos otros estrechos. O de la gente que matan en sus odiosas e innumerables guerras. Se van a enterar del destrozo que supone para la vida de los y las jóvenes el que les dejen sin futuro y sin un proyecto digno de vida. Se van a enterar de los asesinatos de gente que es obligada a respirar aire sucio, a comer alimentos envenenados o a beber agua contaminada. Se van a enterar…

Y vamos a sumar todos los asesinatos y todo el sufrimiento y ¡se van a enterar! ¡Se tienen que enterar de que no se lo vamos a seguir permitiendo! Cambiará el miedo de bando, ¡tiene que cambiar! Y entonces se hará justicia. Justicia social y de la otra. Pero para eso nos tenemos que enterar nosotros y nosotras de nuestro poder y de qué es lo principal y qué lo secundario. Y tenemos que cambiar y participar, organizarnos y movilizarnos todas juntas y cada vez más.

El día 12 de abril empezaremos en la Plaza del Castillo. Pero eso solo debe ser el comienzo. Hay que hacer que la siguiente sea pronto y seamos más. Y la siguiente, más aún, y de forma cada vez más transversal e inclusiva. Y seguiremos trabajando cada día y cada vez más gente hasta que consigamos que se enteren de que el poder lo tenemos la gente decente. Se van a enterar, porque pronto nos vamos a enterar también nosotras y nosotros del inmenso poder que tenemos cuando vamos todas juntas. ¡Claro que podemos, si realmente queremos!

Artículo publicado en naiz.info

 

Categorías: Attac Planet

Hacia la acción política contra el poder financiero

Vie, 14/03/2014 - 10:11

Antonio Fuertes EstebanATTAC Acordem

La liberalización y desregulación de los mercados en un marco de competencia han llevado a la concentración oligopólica y a la financiarización de una economía globalizada. Las grandes corporaciones y en especial las finanzas dominan la economía.

Esta constatación llevó ya a ATTAC desde su fundación en 1998 a hablar de una dictadura de los mercados sobre la política y la sociedad, secuestrando y socavando la democracia, y a plantear la necesidad de ejercer desde la política una regulación y control de estos mercados. Bajo este cometido ATTAC ha ido haciendo, desde entonces, diversas propuestas. Si bien silenciadas ante el avance del neoliberalismo.

Desde hace décadas sabemos que las crisis originadas en el mundo financiero provocan grandes trastornos a la economía y la sociedad. Ya aprendimos las lecciones de 1929 o la actual de 2008 y la secuela de problemas que originan a la sociedad en su conjunto, para el beneficio de unos pocos detentadores y el papel que estas crisis juegan en la transferencia de rentas de los más a los menos.

Y sin embargo estas crisis están anunciadas y marcadas a fuego en los ordenamientos legislativos europeos, avalados por los parlamentos nacionales, desde hace décadas. CECA, Acta Única, Maastrich, Niza,  Lisboa.

Consideramos necesario un cambio radical en las políticas institucionales para que pueda revertirse el signo antisocial de la actual globalización, empezando por Europa, para ello es imprescindible la construcción de una mayoría social y política de izquierda que pueda dar el giro democrático y social a las políticas y tratados neoliberales.

La unión social y política contra el capitalismo financiero es una exigencia de las clases populares. En este sentido hay que apelar a las fuerzas sociales y políticas de cambio a que unan sus fuerzas en un programa de mínimos, antes que debatir sobre sus perfiles de distinción ideológica. Hoy la contradicción capital- trabajo sigue vigente, aunque la contradicción fundamental sea ciudadanía-mercados financieros. Los mercados como agresores de los derechos humanos.

La estrategia popular necesariamente ha de orientarse a la lucha política por recuperar espacios democráticos y derechos perdidos, esta pugna será larga y conquistando posiciones sucesivas, no se visualizan cambios insurreccionales que puedan ser auténticos cambios dado el gran poder de control del actual sistema. El sistema actual es cambiable en el sentido gramsciano de cambiar de signo la hegemonía cultural, esto llevará tiempo.

La perspectiva estratégica integral permite la complementación de alternativas autogestionarias, sociales y solidarias con luchas sociales y alternativas políticas de forma coordinada, integrando en un proyecto común a actores políticos y colectivos sociales que persiguen diversos objetivos.

Una estrategia popular por ir recuperando los espacios democráticos, la dignidad del ser humano, la justicia social y derechos perdidos, al mismo tiempo que vaya implantando nuevas alternativas sociales y económicas se ha de construir desde diversos ejes, cada agente social ha de aportar los suyos y en ATTAC queremos aportar al conjunto desde estos ejes:

  • Eje del internacionalismo y cosmopolitismo: La globalización capitalista se desarrolla y afianza en un marco de competencia (divide et impera). Los agentes sociales y políticos de cambio han de orientar la acción hacia la apertura de fronteras físicas, culturales y mentales; mediante la cooperación, armonizando espacios económicos para combatir la competencia y el dumping, federando espacios políticos. El proyecto democrático  y social en el mundo global no puede ser nacionalizado, ha de abrirse a lo global. ATTAC estructura su red, consciente de ello, a nivel internacional.

 

  • El eje de la cultura cívico-política, de tener opinión formada e informada (medios alternativos, asociaciones educación cívico-política, universidades populares). Este es el eje de acción prioritario de ATTAC, como asociación de educación popular orientada a la acción y al cambio de valores. Es fundamental profundizar en promover la cultura cívico-política capaz de que los sujetos puedan pasar del yo al nosotros, al sentido colectivo amplio, del interés particular al interés general y a la acción política consciente para defender la res publica. Es necesario saber lo que nos une como comunidad de vecinos o barrio, pero es también necesario ayudar a comprender el mundo y enseñar a visualizar que algunos intereses particulares han de supeditarse al bien común del conjunto de la ciudadanía, local o con frecuencia hoy global. Al mismo tiempo asumir que determinados temas políticos solo se pueden gestionar a niveles superiores o globales.

 

  •  La estrategia de recuperar las instituciones: Mediante la apuesta imperiosamente necesaria de crear un amplio  bloque popular y político antineoliberal avalado por la lucha social y que oriente la lucha política desde las instituciones europeas a recuperar espacios para la democracia social, combatiendo el poder de los poderes económicos y derogando las actuales leyes y tratados antisociales. La primera meta es La construcción democrática de Europa, derogando su arquitectura neoliberal y promoviendo paulatinamente una Europa más social, solidaria y democrática.

 

  •   Afianzar una estrategia global de lucha contra el poder financiero: Si queremos recuperar derechos y asentar la democracia es necesario visualizar la forma actual del capitalismo financiarizado y un proyecto para combatirlo. Medidas como la auditoria y quita sobre la deuda, la banca pública, la introducción de impuestos disuasores a la especulación, la abolición de los paraísos fiscales, las medidas hacia la justicia fiscal y otras han de abrirse paso en la conciencia y reivindicaciones populares como medio para recuperar los derechos sociales políticos y económicos. La fiscalidad y las finanzas constituyen un bien social de primera necesidad.

 

  • El eje de la participación y acción cívico-política como forma de organización y acción política, democracia participativa y de control ciudadano (parlament ciutadà, procès constituent…). Es absolutamente necesario ir construyendo estos espacios de debate y participación política de la ciudadanía.

ATTAC comparte otros ejes de lucha con otros movimientos sociales y políticos a nivel transversal (igualdad de género, ecología, economía social y solidaria, antimilitarismo, soberanía alimentaria…etc, ) pero hoy he querido hacer énfasis en estos.

Categorías: Attac Planet

¿Se acerca otro crash?

Vie, 14/03/2014 - 08:00

3058009462_f59cb3ed1aJuan Torres López - Consejo Científico de ATTAC España

Mientras que el gobierno español sigue empeñado en hacernos creer que la economía española levantará cabeza este año se vuelven a recrudecer los peores pronósticos sobre el futuro inmediato del sistema financiero y de la economía mundial.

En realidad, no tiene mucho mérito anticipar que se está gestando un crash mucho peor que el que provocó la crisis de las hipotecas subprime cuyos coletazos todavía sentimos con casi toda intensidad.

No puede ocurrir otra cosa cuando prácticamente no se ha hecho nada para bloquear los factores de riesgo que ocasionaron esta última crisis y que, por tanto, van a volver a provocar otras sucesivas, cada vez de mayor envergadura y peligrosidad.

Las principales circunstancias que permiten augurarlo son las siguientes:

1) El volumen materialmente impagable que ha alcanzado la deuda pública y privada en todo el mundo.

Es inevitable que, antes o después, se produzcan suspensiones de pagos en casos concretos o en serie y, además, de modo muy desordenado, por dos razones principales. En primer lugar, porque no existen instituciones ni mecanismos de arbitraje a nivel mundial que pudieran abordar el problema estableciendo quitas o reestructuraciones equilibradas. Y, en segundo lugar, porque es imposible que la deuda acumulada se pueda metabolizar por el sistema, ni siquiera a muy largo plazo, sin producir un bloqueo fatal de la actividad productiva, dada su magnitud.

Los conflictos por esta causa pueden comenzar a darse muy pronto, en el mismo momento en que se produzcan subidas, que ni siquiera tendrían que ser muy grandes, en los tipos de interés, bien generalizadas o incluso solo en algunos países. A partir de ahí, muchos países entrarían en situación de default, al no poder hacer frente a los pagos de sus obligaciones por deuda y eso arrastraría a los demás sin remedio.

La deuda mundial y la de los diferentes países se viene duplicando cada siete o diez años más o menos (en algunos incluso en la mitad de tiempo), lo que indica que no es posible “digerirla” esperando a que lo haga el crecimiento de la actividad económica y del ingreso, no solo porque éstos serán siempre globalmente insuficientes sino porque, además, se concentran cada vez más.

Y las suspensiones de pagos no vendrán solas sino acompañadas de movimientos de capital muy rápidos y caóticos, como los que han surgido en las últimas semanas en torno a algunos de los llamados países emergentes y que llevarán consigo crisis cambiarias y perturbaciones grandes y graves con efectos inevitables sobre la economía real.

2) La insolvencia generalizada de la banca internacional que provocará otro estallido del sistema financiero.

El salvamento de los bancos ha consistido en permitir que vuelvan a actuar “como si”, es decir, aparentando que han saneado sus balances gracias a mentiras y trampas contables y a las ayudas regulatorias que permiten registrar beneficios con independencia de su verdadera situación patrimonial y, más concretamente, sin contabilizar los verdaderos quebrantos que han sufrido sus activos.

Gracias a las ayudas multimillonarias de los bancos centrales y de los gobiernos se ha podido reciclar una parte de los activos tóxicos que habían contaminado hasta la parálisis a la inmensa mayoría de las grandes entidades financieras, pero aún queda una buena parte de ellos en los balances, disimulada gracias a que se siguen valorando a precios de adquisición como si no hubiera ocurrido nada en estos últimos años. La prueba es que prácticamente en ningún sitio se ha recuperado la financiación a la economía.

Y no solo no han desaparecido los activos tóxicos de los bancos sino que éstos ha aumentado su exposición a los peligros de los derivados financieros con los que se alimentan un buen número de burbujas que siguen produciendo beneficios ingentes de la nada a las entidades financieras. El gigantesco saco sin fondo de donde procederá la chispa que provoque de nuevo una crisis financiera.

3) La falta de regulación de las finanzas internacionales que multiplica la inestabilidad y las crisis.

Tampoco se ha hecho nada por evitar que la especulación y la generación de burbujas se siga generalizando en la economía internacional, consumiendo recursos y desestabilizando todo lo que hay a su alrededor. Las tensiones en las bolsas son constantes y están apuntando a una caída vertiginosa que puede ir acompañado del estalido de las burbujas que se vienen generando en diversos ámbitos y países.

Además de estos factores que son de carácter más coyuntural, es decir, que pueden provocar un estallido en cualquier momento, hay que tener en cuenta otros tres estructurales que crean un permanente caldo de cultivo para la inestabilidad y las crisis, pues empujan y dan fuerza a los anteriores.

El primero es la desigualdad creciente que tiene tres efectos: deteriora la actividad productiva por falta de recursos, alimenta el ahorro que se dirige a la especulación financiera y desincentiva la innovación y el equilibrio social que podría llevarnos hacia modelos productivos más estables y menos dados a la crisis.

El segundo, son los límites insuperables que impone la naturaleza y el uso que hacemos de los recursos. El capitalismo podría hacerse más estable, como ocurriera tras la larga época de crecimiento posterior a la segunda guerra mundial, pero eso solo sería viable (en el marco del actual sistema de propiedad y bajo el imperativo del lucro) a costa de intensificar aún más la explotación de la naturaleza y de las fuentes de energía, lo cual es también ya materialmente imposible sin provocar un destrozo de consecuencias verdaderamente incalculables.

Finalmente, hay que tener en cuenta que las crisis que estamos viviendo casi sin cesar en los últimos doscientos años no son episodios resultantes de fenómenos naturales o de meras incidencias casuales sino el efecto de una sociedad que se organiza sin organizarse, que se deja llevar por la ganancia y no planifica, que no respeta los límites de la naturaleza, que separa la necesidad de las estrategias de producción, que concibe la propiedad como una frontera, que entroniza el dinero y lo convierte en el eje alrededor del cual ha de girar la vida y que, así, está condenada a sufrir recurrentemente el divorcio entre la oferta y la demanda, entre lo que necesitan los seres humanos y lo que éstos producen con los recursos.

Y por si todo esto fuese poco no hay que olvidar que vivimos en una situación política y social extraordinariamente inestable, con democracias (donde las hay) limitadas y vigiladas, sin gobierno mundial y sometidos al dictado de los grandes poderes económicos, bajo la amenaza constante de guerras y en medio de continuos conflictos de baja o media intensidad. En otros momentos de la historia, las guerras solucionaban situaciones de deuda impagable o de insuficiencia de demanda y falta de rentabilidad pero hoy día la magnitud de los problemas que he mencionado es tan grande que ni una guerra de dimensiones colosales podría solucionarlos.

Nos encontramos al borde del abismo y lo comprobaremos muy pronto.

Publicado en Público.es
ganas de escribir

Ilustración del artículo cortesía de Bitzcelt. Utilizada bajo licencia Creative Commons.

Categorías: Attac Planet

ATTAC Acordem

Jue, 13/03/2014 - 23:45

16.03.14: Inici Campanya per una Banca Pública, Ètica i Social

Amigues i amics,

Us anunciem que aquest diumenge dia 16 tenim preparada una gran festa reivindicativa a la que esperem que no falteu: la inauguració de la Campanya per una Banca Pública, Ètica i Social, fruit del treball i la unió de diverses entitats i moviments socials!

A les 11.30 del matí estarem a Plaça Universitat, i entre tots farem possible el primer Correbancs de Barcelona! Que què és? Doncs una ruta turística per les millors runes de la ciutat: els bancs!

Cap a la 13.15 arribarem a la Plaça Antoni Maura, es llegirà el comunicat de Presentació de la Campanya, i compartirem un vermut popular.

En el marc d’aquesta Campanya iniciem també la recollida de firmes, enfocada a la divulgació entre la opinió pública i a exercir la pressió política. Diumenge podreu manifestar el vostre suport també d’aquesta forma, i properament estarà operativa la recollida de firmes al web http://www.bancapublica.org/

Enfront de la banca privada especuladora proposem la creació d’una banca pública, ètica i amb control social. Exigim recuperar les caixes reprivatitzades i nacionalitzades i els actius de Sareb per posar-los al servei de la societat, per convertir els serveis financers en un servei públic.

Us invitem a que passeu aquest correu a tots els vostres contactes, que ens feu viatjar per les xarxes a través de https://twitter.com/FemlaNostra o https://www.facebook.com/femlanostra i que vingueu a gravar la festa amb els vostres mòbils per compartir-ho amb tothom!

Us esperem a totes i tots aquest diumenge!!

Moviments Socials per una Banca Pública: 15M La Marina ZF, 500×20, ATTAC Acordem, Desbanka, EstafaBanca, Estafats x la Banca, FAVB, Iai@flautas, Xarxa d’Economia Solidària.

desbanka web

Categorías: Attac Planet

ATTAC Acordem

Jue, 13/03/2014 - 23:45

16.03.14: Inici Campanya per una Banca Pública, Ètica i Social

Amigues i amics,

Us anunciem que aquest diumenge dia 16 tenim preparada una gran festa reivindicativa a la que esperem que no falteu: la inauguració de la Campanya per una Banca Pública, Ètica i Social, fruit del treball i la unió de diverses entitats i moviments socials!

A les 11.30 del matí estarem a Plaça Universitat, i entre tots farem possible el primer Correbancs de Barcelona! Que què és? Doncs una ruta turística per les millors runes de la ciutat: els bancs!

Cap a la 13.15 arribarem a la Plaça Antoni Maura, es llegirà el comunicat de Presentació de la Campanya, i compartirem un vermut popular.

En el marc d’aquesta Campanya iniciem també la recollida de firmes, enfocada a la divulgació entre la opinió pública i a exercir la pressió política. Diumenge podreu manifestar el vostre suport també d’aquesta forma, i properament estarà operativa la recollida de firmes al web http://www.bancapublica.org/

Enfront de la banca privada especuladora proposem la creació d’una banca pública, ètica i amb control social. Exigim recuperar les caixes reprivatitzades i nacionalitzades i els actius de Sareb per posar-los al servei de la societat, per convertir els serveis financers en un servei públic.

Us invitem a que passeu aquest correu a tots els vostres contactes, que ens feu viatjar per les xarxes a través de https://twitter.com/FemlaNostra o https://www.facebook.com/femlanostra i que vingueu a gravar la festa amb els vostres mòbils per compartir-ho amb tothom!

Us esperem a totes i tots aquest diumenge!!

Moviments Socials per una Banca Pública: 15M La Marina ZF, 500×20, ATTAC Acordem, Desbanka, EstafaBanca, Estafats x la Banca, FAVB, Iai@flautas, Xarxa d’Economia Solidària.

desbanka web

Categorías: Attac Planet

De huellas y olmos viejos….Antonio Machado siempre

Jue, 13/03/2014 - 19:00

Gregorio López Sanz - ATTAC Albacete

En los últimos años, las clases medias y bajas de los países capitalistas de segunda división (España entre ellos), están experimentando en propias carnes una mayor precariedad y falta de esperanza en el futuro. El 80% de la población mundial, arrinconada y explotada en los países empobrecidos, ya estaba instalada en una crisis permanente desde mucho tiempo atrás, pero eso no era un problema acá.

Aquella máxima de que el crecimiento económico resolvería los males de todos/as, de los de arriba por la progresiva acumulación y de los de abajo por el rebosamiento de la opulencia, ya no tiene más recorrido. Además de ser profundamente inhumana e injusta, y sólo por eso estar condenada a ser reconsiderada (por las buenas) o dinamitada (por las malas), también nos hemos percatado de que la explotación a gran escala de los recursos naturales (materiales y energéticos) en que se basaba, ha llegado ya a su cénit, y ahora sólo cabe prepararnos para un futuro donde si hay algo seguro es que nuestros estilos de vida ya no serán continuación de los que han tenido lugar durante el último siglo de uso masivo de petróleo y envenenamiento de la Naturaleza.

Creo que las metáforas de Machado, sobre las huellas y el camino, sobre el olmo viejo, nos dan pistas para repensar nuestras vidas personales y sociales, en la perspectiva de un nuevo mundo. Nuestra libertad, si realmente hacemos uso de ella (que ese es otro cantar), nos permite poner nuestros pies allá donde queramos. Aunque desde arriba se nos construya una autovía de gran capacidad y se nos lance por el carril de aceleración, para transitar por caminos marcados donde la prisa nos distrae de la vida, las gentes pueden juntarse, abajo, para intuir estelas de dignidad, que a ras de tierra, tomando lo mejor de aquellas culturas que nos precedieron en el espacio, revitalizar nuestros territorios, rompiendo el maleficio de la uniformidad y de la globalización mercantil que siembran la alienación por doquier.

El olmo viejo es el espíritu trascendente de la humanidad, garantía de convivencia, respeto y cooperación. Al final, las hojas verdes (que no brotes del mismo color, que eso suena a neoliberalismo puro y duro), son la vida, que cada primavera acude puntual a su cita con todos los bichos y matojos. La primavera, en nuestras culturas rurales olvidadas y despreciadas, es la explosión de la vida sin ataduras, y sólo domesticada un poco para conseguir el sustento de las personas. Porque las personas no estamos hechas para competir a muerte unas con otras, sino para cooperar. Lo monetario no debe convertirse en el fin último de nuestras vidas, y cuando así ocurre, mucha gente, comenzando por nosotros/as mismos/as, lo pasamos mal. El olmo viejo (sabio por viejo) es la victoria de la vida, al que le bastan las lluvias de abril y el sol de mayo para resucitar de su letargo. Aún no estamos muertos, y vivos no podemos descansar en paz mientras las injusticias aporrean la aldaba de nuestras conciencias, mientras nuestras formas de estar y de ser alientan dichas injusticias.

Ni a leñadores ni a carpinteros sin escrúpulos debemos vender la vida que nos rodea y la vida que somos. En mi tierra los almendros ya han florecido y prometen fruto si logramos alejar el frío de la indiferencia.

http://gregoriolopezsanz.blogspot.com.es

Categorías: Attac Planet

Las consecuencias de la alemanización de la UE

Jue, 13/03/2014 - 14:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Una postura ampliamente generalizada en los círculos económicos de mayor prominencia en la Unión Europea es que para salir de la Gran Recesión hay que adoptar medidas parecidas a las que los gobiernos alemanes han estado aplicando (a partir de las reformas iniciadas por el canciller Schröder y continuadas por las de los gobiernos dirigidos por la Sra. Merkel) en su país. La extensión de esta postura se debe a la gran influencia que el gobierno alemán tiene en las instituciones que gobiernan la Unión Europea, así como en los países miembros de dicha colectividad.

¿Por qué el modelo alemán se presenta como el modelo?

La evidencia que se aporta para apoyar la ejemplaridad del modelo alemán es lo ocurrido en Alemania en la primera década del s.XXI, que se atribuye a la aplicación de las medidas conocidas como las reformas Hertz. Se subraya que Alemania pasó de ser el “sick man of Europe” (el enfermo de Europa) a finales de la década de los años noventa y principios de los años dos mil (con una tasa de crecimiento económico de solo un 1,2% del PIB por año y un desempleo de un 11%), a convertirse en la estrella y punto de referencia europeo, con un desempleo del 7,7% en 2010 -habiéndose reducido el desempleo de 5 millones en 2005 a 3 millones en 2008-. Y lo que se considera más exitoso es que durante la Gran Recesión (2008-2009), y a pesar del gran declive de su PIB, el desempleo apenas varió, en contraste con la gran mayoría de los países de la Unión Europea. Ello se interpreta como resultado de la desregulación del mercado de trabajo y la reducción salarial que caracterizaron a las reformas Hertz realizadas durante los gobiernos Schröder y más tarde Merkel, reformas todas ellas encaminadas a incrementar la competitividad de su economía. Alemania se presenta así como el gran éxito que tiene que ser emulado por todos los otros países de la UE.

Alemania, la cuarta potencia económica mundial, atribuye su éxito al elevado nivel de competitividad, que le garantiza unas elevadas exportaciones (el 7,7% de todas las exportaciones del mundo) basadas en su alta productividad, resultado, en gran parte –según los defensores del modelo alemán-, de su moderación salarial en relación con el nivel de productividad del país, que es la manera amable de definir el estancamiento salarial, cuando no descenso. De esta lectura del milagro alemán se concluye la necesidad de lo que se llama la devaluación doméstica, que es, en otras palabras, la necesidad de bajar los salarios para aumentar la productividad, tal como han hecho los alemanes, y poder así competir con Alemania, saliendo así de la crisis. Hasta aquí el dogma. Y como todo dogma, se reproduce a base de fe en lugar de evidencia científica.

Los datos no avalan lo que dicen los defensores del modelo alemán

Hay ya numerosos estudios que muestran la falta de credibilidad de esta postura, estudios, por lo visto, desconocidos en nuestro país, donde el dogma ha alcanzado mayor intensidad, debido, en gran parte, a la gran derechización de los medios de información y persuasión. Veamos los datos (un artículo especialmente interesante es el de Christian Dustmann, Bernd Fitzenberger, Uta Schönberg y Alexandra Spitz-Oener “From Sick Man of Europe to Economic Superstar: Germany’s Resurgent Economy”. Journal of Economic Perspectives. Vol 28. N. 1. Winter 2014, 167-188, del cual extraigo la mayoría de datos).

Y comencemos por aclarar que el sistema de gobernanza –es decir, las reglas, conductas y comportamientos de los agentes sociales, es decir, empresarios y sindicatos- es en Alemania muy, pero que muy diferente, del español. Los sindicatos son mucho, mucho más fuertes y los trabajadores en las empresas tienen mucho más poder de decisión en el gobierno de éstas que en España (y en la gran mayoría de países de la UE). El sistema de cogestión –en el que los trabajadores participan en la gestión de las empresas– es un modelo prácticamente desconocido en España (excepto en las empresas del sector cooperativista), profundamente opuesto por la gran patronal. En Alemania, el 92% de todos los empleados y trabajadores en empresas que tienen más de 50 trabajadores están integrados dentro de sistemas de cogestión, es decir, que los representantes directos de los trabajadores participan en la gestión de las empresas (el 18% de las empresas con un número de empleados menor de 50 tienen también cogestión).

Esta situación coloca a la clase trabajadora en una posición de gran influencia en las empresas, y es clave para entender el bajo desempleo en Alemania, pues forzaron que en lugar de despidos (la típica solución en España) hubiera una redistribución de las horas trabajadas de manera que cada trabajador trabajara menos horas para así mantener los mismos puestos de trabajo. Esta elevada (forzada) colaboración entre empresario y trabajador explica también la mucho menor conflictividad laboral. En Alemania hay solo 5 días al año perdidos por cada 1.000 trabajadores en huelgas y otros conflictos, comparados con los 32 días en EEUU, los 30 días en el Reino Unido, los 73 en Francia, los 158 en Italia, y los 164 en Canadá. Esta situación de colaboración y cogestión es impensable en España. Ni que decir tiene que cuando en España se habla de alemanizar el mercado de trabajo, se piensa única y exclusivamente en reducir salarios, y no en aplicar lo cogestión.

Los salarios en el sector exportador son altos

Lo cual me lleva a la segunda aclaración: en contra de lo que se dice o escribe, los salarios en el sector exportador, el supuesto eje del modelo alemán, no han ni disminuido ni han permanecido estables. Todo lo contrario, han crecido. Ahora bien, han crecido menos de lo que hubieran podido crecer como resultado del aumento de la productividad, lo cual explica que los costes laborales unitarios (los “unit labor costs”) hayan permanecido casi constantes. El punto que debe contestarse, pues, es por qué ha crecido tanto la productividad y la competitividad alemana, tanto en términos absolutos como en términos comparados con otros países tanto de dentro de la eurozona (como Francia, Italia o España) como de fuera (como EEUU). Y la respuesta tiene muy, pero que muy poco que ver con las famosas reformas Hertz.

De nuevo, veamos los datos. Y para ello hay que remontarse al inicio de la nueva y unida Alemania, y al establecimiento del euro. Primero la unidad de Alemania, uno de los fenómenos políticos y económicos más importantes de la historia europea reciente. La caída del muro de Berlín significó un cambio muy importante en las relaciones laborales de Alemania, pues permitió la entrada en el mercado laboral de un número ingente de trabajadores altamente formados (los regímenes comunistas del este de Europa, incluida la Alemania del Este, habían priorizado la formación profesional) y con salarios mucho más bajos que los existentes en la Alemania occidental. Es más, la caída del muro de Berlín coincidió con la disgregación de la Unión Soviética y la apertura al Oeste, y muy en particular a Alemania. Ello significó la expansión del comercio alemán al Este y la expansión de la producción también al Este. La manufactura, por ejemplo, se expandió al Este, con la subcontratación de partes de la maquinaria producida en el Oeste a países del este de Europa. En este sentido, la caída de la Unión Soviética significó una gran bonanza para la economía alemana.

De esta manera se transformó la manufactura alemana, de modo que el centro de la manufactura permaneció en Alemania (con elevados salarios) pero partes de la producción se trasladaron al este de Europa. Esta deslocalización y descentralización ha jugado un papel clave en el supuesto “milagro alemán” (el 21% de la manufactura alemana se hace en países del este de Europa). Esta deslocalización no ha impactado primordialmente en el centro de la manufactura (aun cuando ha sido responsable de lo que se define como moderación, es decir, de un crecimiento salarial menor del que correspondería por el crecimiento de la productividad), pero sí que lo ha hecho en la industria subalterna y dependiente de la manufacturera (empresas más pequeñas que producen partes para la manufactura), donde el descenso salarial ha sido masivo, un descenso que ha afectado a todos los sectores de la economía, creando un sector de salarios muy bajos (minijobs), que abarca casi una tercera parte de la fuerza laboral, donde las condiciones de trabajo se han deteriorado enormemente. De ahí la propuesta del Partido Socialdemócrata alemán de establecer un salario mínimo para parar este descenso salarial tan marcado.

Estos hechos explican la enorme polarización del mercado de trabajo alemán, con un considerable deterioro de las condiciones de vida y trabajo de un sector muy importante de la población. Otra consecuencia de esta deslocalización ha sido el debilitamiento de los sindicatos, máximo objetivo de las reformas Hertz, permitiendo y facilitando la descentralización de los convenios colectivos, en la que la negociación se centra menos a nivel nacional y en el sector económico, y más en las propias empresas a través de la cogestión. Y es ahí donde los límites de la cogestión aparecen, pues el peso negociador del mundo del trabajo, aunque pactado, tiene menos capacidad de influencia.

La exportación a España de este sistema implica la descentralización de los convenios colectivos, con un enorme debilitamiento de los sindicatos, sin que este debilitamiento sea compensado por los sistemas de cogestión que continúan existiendo en Alemania. Es más, el debilitamiento de los sindicatos implica una total ausencia de protección para todos los trabajadores, tanto los que están integrados en los sistemas de cogestión como los que no.

El modelo alemán se beneficia a costa de la debilidad de los países periféricos de la eurozona

La disminución de los salarios, punto central de lo que se percibe (erróneamente) en España como la condición para salir de la crisis, es de escaso valor para reavivar la economía. En realidad la empeora, pues contribuye a aumentar la falta de demanda, que es la raíz de la falta de recuperación. Creer que la bajada de salarios es una condición para salir de la crisis es asumir que el problema de la economía española es un inexistente alto nivel salarial. En realidad, los salarios en España están entre los más bajos de la Unión Europea. Es más, España no tiene un problema con las exportaciones, pues estas no solo se han mantenido, sino que han aumentado durante la Gran Recesión. Es más, el precio de los productos depende, en parte, de los costes de producción, así como de la distribución de las rentas generadas en el proceso de producción, distribución entre el factor capital y el factor trabajo. En otras palabras, el precio depende de la distribución de las rentas entre el propietario y gestor, y el trabajador. En España, el problema es que esta distribución ha beneficiado sistemáticamente a las rentas del capital, lo que ha requerido un descenso de las rentas del trabajo.

El euro actúa como obstáculo a la recuperación económica, pues la competitividad que se desea, mediante la reducción de precios, no puede realizarse a través de una devaluación de la moneda, al compartir todos el euro. Esta situación beneficia considerablemente a Alemania, pues parte de su éxito exportador se basa en su ventaja competitiva, resultado de los factores indicados en el texto. La europeización y alemanización de la Unión Europea ha supuesto la polarización de Europa, estableciéndose una ventaja diferencial centro-periferia que es imposible remontar. De ahí que los que están recomendando que se siga el modelo alemán están, en realidad, contribuyendo a mejorar la situación de la economía alemana a costa de la economía de los demás. Así de claro.

Artículo publicado en Público.es
vnavarro.org

Categorías: Attac Planet

El nuevo virus patógeno de la economía española

Jue, 13/03/2014 - 10:00

Germán Gorraiz López - ATTAC Navarra-Nafarroa

La economía española se ha basado en el último decenio en la conocida “dieta mediterránea”, (cuyos ingredientes principales eran el “boom” urbanístico, la exportación, el turismo y el consumo interno), fórmula que creaba excelentes platos minimalistas, de apariencia altamente sugestiva y precio desorbitado pero vacíos de contenido culinario y con fecha de caducidad impresa (2008), debido al estallido de la burbuja inmobiliaria y el hundimiento del castillo de naipes de la economía española.

A pesar de las palabras del vicepresidente de la Comisión Europea y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, de que “la economía española ofrece signos de un cambio de tendencia en el 2013 que permiten apreciar algunos brotes verdes, aunque frágiles”, se estaría larvando en el mercado un nuevo virus patógeno, (el DDD), con un ADN dotado con las tres enzimas D (Deuda desorbitante, Deflación en ciernes y Desempleo estratosférico) que podría derivar en una plaga que podría acabar por arrasar con todo rastro de brotes verdes en la economía española.

Deuda privada

El director del Departamento de Asuntos Monetarios del FMI, José Viñals, ha subrayado durante la presentación del informe del FMI sobre Estabilidad Financiera, que “la abultada deuda empresarial de los países periféricos europeos puede afectar al sistema bancario a través de pérdidas en los préstamos a empresas”. Según Viñals, “cerca del 40% de la deuda en España está  en manos de empresas que serían incapaces de hacer frente a sus deudas a medio plazo a menos que hagan ajustes como una reducción de la deuda, de los costes operativos o de los gastos de capital,( “debt overhag” en inglés), lo que sumado a la debilidad de los bancos españoles, provocará que el crédito siga sin fluir con normalidad a unos tipos de interés.

Así, según el Informe Mundial de Estabilidad Financiera (GFSR, en inglés), el ratio de deuda sobre EBITDA de las empresas españolas( cifra que se obtiene tras dividir la deuda total de las empresas por sus ingresos operativos sin restarles los intereses de la deuda, amortizaciones o impuestos), sería del 5,5, muy por encima del listón del 3 establecido para indicar dificultades en el mantenimiento de la solvencia de las compañías.

Además, resalta en su informe el complicado escenario en el que se produce el desendeudamiento de las empresas , pues “aunque el desendeudamiento es necesario, demasiados recortes de capital pueden seguir socavando las perspectivas de crecimiento en la periferia del euro” , por lo que según El Financial Times , el BCE presidido por Mario Draghi tendría ya preparado un plan de choque que podría contemplar la implementación de tipos negativos para la facilidad de depósitos, lo que obligaría los bancos de la Eurozona a pagar por dormir su dinero en el BCE.

Inestabilidad financiera

Recordar que la bajada de tipos de interés  hasta el 0,25% y la continuación de la política de barra libre (LTRO) por el BCE  ha aliviado los problemas de liquidez de las entidades financieras e incrementado el beneficio de las mismas debido al diferencial entre lo que deben pagar para lograr liquidez del BCE (el 0,5%) y los intereses que marcan en la adquisición de deuda de Estado (cercanos al 5%), beneficios que no han tenido traslación a la economía real en forma de financiación del tejido productivo ( pymes y autónomos), sino que se han destinado a la refinanciación de las grandes empresas y los pagos de intereses de deudas contraídas.

Por otra parte, según cincodias.com, la Autoridad Bancaria Europea (EBA, en sus siglas en inglés) anunció que los tests de estrés del 2014 computarán como riesgo toda la cartera de deuda pública y que los títulos de la cartera de vencimiento (aquellos que la entidad no tiene pensado vender, sino mantenerlos hasta que el Estado redima la deuda) se someterán a un cambio en su ponderación riesgo, con lo que la decisión de la EBA ya coloca en una tesitura delicada a la banca española cuya cartera de vencimiento a cumula 246.733 millones de euros en deuda pública, según los datos de octubre de 2013 del Tesoro, lo que tendrá como efectos colaterales una posible constricción de sus ganancias y por ende del reparto de dividendos e impedirá que el crédito siga sin fluir con normalidad a unos tipos de interés reales a pymes y particulares.

Ello unido a la sustitución de la tradicional doctrina económica del equilibrio presupuestario del Estado por la del déficit endémico (práctica que por mimetismo han adoptado los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas), contribuirá a que el déficit público continúe desbocado y la prima de riesgo se mantenga en niveles próximos a los 250 puntos, lo que unido a las sucesivas rebajas de la calificación de la Deuda del Estado podría incrementar las dificultades para obtener financiación exterior. Finalmente, la necesaria aplicación de políticas de racionalización de servicios y optimización de resultados acelerará las previsibles fusiones de los Bancos más expuestas a los activos inmobiliarios y el cierre de incontables sucursales hasta dibujarse un escenario de 5 grandes Bancos  en el horizonte del 2.020.

¿Deflación en ciernes?

Según el indicador adelantado sobre la evolución de precios en España ofrecido por el INE, el IPC de Febrero habría caído en febrero tres décimas respecto al de enero, rozando ya escenarios de deflación ( la tasa interanual sería del -0,1%), tasa que sería la más baja desde que comenzó la serie histórica en 1.961, cumpliéndose así los temores del FMI que consideraba a España es el país con mayor riesgo de caída de precios después de Grecia. Por deflación se entiende “la caída mantenida y generalizada de los precios de bienes y servicios durante un mínimo de dos semestres”, según el FMI y conjugada con una tasa de desempleo tan bestial como la española (estimaciones del 26,9 % para finales del 2013), podría dar lugar a la aparición de un cóctel explosivo en la economía española de final incierto,(el  DDD),  ya que dichos factores económicos se retro-alimentan.

Así, las empresas se ven obligadas a estrechar sus márgenes de beneficios  para seguir siendo competitivas lo que   les impide mantener sus  beneficios empresariales así como realizar las necesarias inversiones en Bienes Equipo y que tiene como efecto secundario  una congelación o reducción del sueldo de los trabajadores que hace reiniciarse la espiral deflactiva, alimentada por la subsiguiente reducción del consumo. Así, asistiremos al finiquito del consumismo compulsivo imperante en la pasada década debido a la pérdida del poder adquisitivo de los trabajadores por la congelación de sus salarios o  la dramática reducción de los mismos, lo que unido a la ausencia de la cultura del ahorro doméstico agravará la ya severa contracción del consumo interno.

Desempleo endémico

Según los datos ofrecidos por Eurostat, la tasa de paro en España en enero del 2014 habría descendido una décima, (pasando del 25,9 al 25, 8%), mejoría exigüe que no impide que España siga liderando el ranking del desempleo en la Eurozona, tras Grecia y según las estimaciones del FMI, España podría concluir el ejercicio económico del 2014 con una tasa de paro superior al 26%, citando como factores negativos la continuación de la subida de salarios en España tanto en los bienes manufactureros como en la construcción y los servicios, por lo que el ajuste económico español se habría producido mediante la caída de la producción y el incremento del paro, pero “insuficiente en el lado de los salarios hasta fechas recientes”, por lo que receta un drástico recorte de  los salarios nominales (brutos) del 10% y una rebaja de las cotizaciones sociales en 1,75 puntos para crear 1,2 millones de empleos en los tres próximos años.

Por otra parte, según cccv.es, “la disminución de la inversión en Obra Pública en el Bienio 2010-2012, habría sido de 22.100 millones €  y habría supuesto la pérdida de de 235.000 empleos , pero con una inversión en Obra Pública de Infraestructuras Pública de 10.000 millones € ( equivalente al 1% del PIB ), se podrían crear 230.000 empleos nuevos, entre directos, indirectos e inducidos ya que cada millón de Euros invertido en Obra Civil generaría 12 empleos directos, 6 indirectos y 5 inducidos”.  Por ello, la patronal de las grandes constructoras (Seopan) en su revista “El Monitor”, ha propuesto al Gobierno reactivar en el 2014 una tercera parte de las obras de infraestructura contratadas pero pendientes de ejecución,para lo que se requiere una inversión adicional de 8.000 millones € y que supondría la creación de unos 145.000 empleos y el retorno fiscal de unos 5.000 €, según sus estimaciones.

Además, según un informe realizado por Asefma y la Asociación Española de la Carretera (AEC) “la crisis ha provocado que la red de carreteras presente un estado infame” (similar a la Década de los 90) y señala que “para devolver los firmes a un estado mínimamente adecuado, se necesitaría una inversión superior a 5.200 millones €” y dado que en el caso de España, la CE ya avaló el retraso hasta 2016 del plazo para reducir el déficit por debajo del 3 % del PIB incluido en el programa de estabilidad, dicha dilación en la fecha del déficit excesivo podría ser aprovechado para incrementar la inversión estatal en Obras Públicas.

Caso de que la Deuda Pública y privada prosigan su vuelo por la estratosfera, que los salarios sigan congelados o con incrementos inferiores al IPC,que el crédito bancario siga sin fluir con normalidad a unos tipos de interés reales a pymes, autónomos y particulares y no se aproveche la dilación en los plazos para reducir el déficit hasta el 2016 en incrementar la inversión en Obra Pública y reducir el desempleo, la economía española se verá abocada a un peligroso cóctel explosivo,(el DDD), cuyos ingredientes sería una deflación en los precios que impedirá a las empresas conseguir beneficios y a los trabajadores incrementar sus sueldos, una deuda privada imposible de asumir por las empresas y un desempleo estratosférico (rondando el 26%), lo que podría generar una década de estancamiento en la economía española, rememorando la Década perdida de la economía japonesa.

Categorías: Attac Planet

Ruido bélico por Crimea tensiona crisis de Ucrania y desata el miedo en bolsas mundiales

Jue, 13/03/2014 - 08:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

rtsi_140303Los temores de una guerra en la península ucraniana de Crimea hicieron tambalear a las bolsas mundiales y provocaron un hundimiento general. Ante el recrudecimiento de una crisis que ha sido fuertemente alentada por Alemania y Estados Unidos, muchos inversionistas retiraron su dinero de Rusia y el índice RTS de la Bolsa de Moscú se redujo en más del diez por ciento, mientras el rublo cayó a un mínimo histórico. En Frankfurt, Londres y Nueva York los precios se fueron en picada. El DAX perdió un 3,4 por ciento, el FTSE un 2,15 por ciento; el IBEX 35 un 2,33 por ciento y el Dow Jones un 0,98 por ciento. Casi todos los índices mundiales cerraron en números rojos. Como es la costumbre, los inversores huyeron al oro y a los bonos de los gobiernos de Alemania y Estados Unidos.

ibex35-1403003Aunque Mario Draghi había señalado que la crisis de Ucrania no implicaba ningún riesgo económico, lo cierto es que esta crisis se está convirtiendo en un polvorín de largo alcance que puede tener enormes consecuencias. Los acontecimientos de los últimos días, tras el golpe de Estado de los neonazis y la extrema derecha ucraniana, han elevado las tensiones en la zona y la respuesta de Rusia, que puede quedar aislado geopolíticamente no se ha hecho esperar y ha movido sus piezas en la península de Crimea donde el 60% de la población se declara de origen ruso (censo de 2012).

dax_140303Crimea, Roosevelt y Catalina la Grande

Crimea fue anexado a Rusia por Catalina la Grande en 1780 y cuando Franklin Délano Roosevelt la visitó en 1945 sabía que estaba pisando territorio ruso. Fue Nikita Krushev en un acto controversial quien se desprendió de Crimea en 1954, en la distención del bloque soviético, y se la cedió a Ucrania, con la condición de que Rusia mantendría el puerto de Sebastopol, importante salida a los mares de aguas cálidas que permiten el transporte marítimo todo el año. Los puertos del norte de Rusia están congelados gran parte del año. De ahí la trascendencia que tiene para Rusia la península de Crimea.

ftse_140303Por eso que las actuales maniobras pueden ser el inicio de una escalada bélica que tendría en el este de Europa su escenario central y podría ocasionar más daño a un mundo que aún está fuertemente golpeado por la crisis. Las empresas rusas fueron las que más cayeron en este nuevo golpe bursátil encabezados por las acciones de Gazprom, que se desplomaron casi un 14 por ciento. Lukoil y Rosneft perdieron 7,4 y 5,4 por ciento, mientras el título de la mayor institución financiera de Rusia, el Sberbank se sumió en pérdidas de casi un 15 por ciento.

dowjones_140303El IBEX 35 se deslizó 2,33 por ciento y el Dow Jones lo hizo en -0,98 por ciento. A su vez, el precio del oro subió 2,2 por ciento a un máximo de cuatro meses quedando en 1.354,80 dólares la onza troy (31,1 gramos). Las especulaciones sobre la escasez en el suministro de energía elevaron el precio del petróleo hasta un 3 por ciento, alcanzando los 112,39 dólares el barril. Y aunque Mario Draghi insista en que lo que ocurre en Ucrania no tendrá efectos en la economía, los temores a una escasez en el suministro de los alimentos elevaron el precio del trigo en un 7 por ciento y el del maíz en un 5 por ciento. Las consecuencias no se están haciendo esperar y el ruido bélico puede adquirir mayores connotaciones.

Publicado en www.elblogsalmon.com

Categorías: Attac Planet

El incierto futuro de las democracias de América Latina

Mié, 12/03/2014 - 14:00

 Germán Gorraiz López - ATTAC Navarra-Nafarroa

La importancia de la Alianza del Pacífico fue destacada por el analista y economista Jorge González Izquierdo, quien dijo a la AFP que este bloque en lo político “es un contrapeso al grupo que quiso formar el presidente Hugo Chávez de Venezuela”, en alusión a la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), integrada por Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Ecuador, San Vicente y Las Granadinas y Antigua y Barbuda. Así, según explica Patricio Carvajal Aravena en dossiergeopolitico.com,“América para los americanos debe constituir la base de una geopolítica genuinamente americana, lo que implica la presencia inequívoca de EE.UU en la Alianza del Pacífico”.

Así, tras una fachada neoliberal, se escondería un refinado proyecto de ingeniería geopolítca cuya finalidad última sería dinamitar el proyecto integracionista representado por la UNASUR e intensificar la política de aislamiento de los Gobiernos progresista-populista de la región, en especial de Venezuela tras quedar huérfana del alma mater de la Revolución Bolivariana (Chávez).
Dicha estrategia fagocitadora tendría como objetivos a medio plazo aglutinar el Arco del Pacífico para integrar además a Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá e incorporar por último al Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay) , siguiendo la teoría kentiana del “palo y la zanahoria “ expuesta por Sherman Kent en su libro “Inteligencia Estratégica para la Política Mundial Norteamericana” (1949).

Para entender la finalidad última de la nueva estrategia geopolítica de EEUU en América Latina, debemos acudir a Sherman Kent, quien en su libro “Inteligencia Estratégica para la Política Mundial Norteamericana” publicado en 1949, expresó: “La guerra no siempre es convencional: en efecto, una gran parte de la guerra, de las remotas y las más próximas, ha sido siempre realizada con armas no convencionales: [...] armas [...] políticas y económicas. La clase de guerra en que se emplean [...] (son la) guerra política y la guerra económica.”

Los fines de estos tipos de guerra fueron descritos por este autor de la siguiente manera: “en estas guerras no convencionales se trata de hacer dos cosas: debilitar la voluntad y la capacidad de resistencia del enemigo y fortalecer la propia voluntad y capacidad para vencer” y más adelante añade que los instrumentos de la guerra económica “consisten en la zanahoria y el garrote”: “el bloqueo, la congelación de fondos,el ‘boicot’, el embargo y la lista negra por un lado; los subsidios, los empréstitos, los tratados bilaterales, el trueque y los convenios comerciales por otro”.

Así, en el discurso de Obama ante el pleno de la VI Cumbre de las Américas celebrado en Cartagena (Colombia) en el 2012, recordó que la Carta Democrática Interamericana declara “que los pueblos de América Latina tienen derecho a la democracia y sus gobiernos tienen la obligación de promoverla y defenderla, por lo que intervendremos cuando sean negados los derechos universales o cuando la independencia de la justicia o la prensa esté amenazada”, advertencia extrapolable a Ecuador y Venezuela.
Por otra parte,la revista Foreign Policy, (edición de enero-febrero, 2012), publicó un análisis de Brzezinski titulado “After America” (”Después de América”), donde analiza la tesis de la decadencia de los EEUU debido a la irrupción en la escena global de nuevos actores geopolíticos (China y Rusia) y de sus posibles efectos colaterales en las relaciones internacionales.

Respecto a México, Brzezinski afirma que “el empeoramiento de las relaciones entre una América (EEUU) en declinación y un México con problemas internos podría alcanzar niveles de escenarios amenazantes”. Así, debido al “caos constructivo” exportado por EEUU y plasmado en la guerra contra los cárteles del narco iniciada en el 2.006, México sería un Estado fallido del que sería paradigma la ciudad de Juárez, (la ciudad más insegura del mundo con una cifra de muertes violentas superior al total de Afganistán en el 2009), por lo que para evitar el previsible auge de movimientos revolucionarios antiestadounidenses se procederá a la intensificación de la inestabilidad interna de México hasta completar su total balcanización y sumisión a los dictados de EEUU.
En Centroamérica, EEUU podría estrechar lazos comerciales y militares con el presidente dominicano Danilo Medina ante el peligro de contagio mimético de los ideales revolucionarios chavistas al depender el país dominicano de la venezolana Petrocaribe para su abastecimiento energético.
En Nicaragua, China habría asumido el reto de construir el Gran Canal Interoceánico para sortear el paso del estrecho de Malaca, pues dicho estrecho es vital para China al ser la ruta principal para abastecerse de petróleo pero se habría convertido “de facto” en una vía marítima saturada y afectada por ataques de piratas.
Sin embargo, dicha iniciativa contaría con la oposición de múltiples organismos nicaragüenses por su presunto impacto medioambiental, lo que aunado con el litigio que Nicaragua mantiene con Costa Rica por la posesión de la isla Portillos o Harbour Head, (a pesar de la decisión del Tribunal de la Haya de 2011 favorable a las tesis de Costa Rica) y la reciente entrega al Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, por los gobiernos de Colombia, Panamá y Costa Rica de una carta en la que alertaban “de los planes expansionistas de Nicaragua”, será aprovechado por EEUU para desestabilizar el gobierno de Daniel Ortega dentro de su estrategia geopolítica global de secar las fuentes energéticas chinas.
Respecto a Panamá, la joya de la corona del Canal tendría un tránsito estimado de 14.000 barcos mercantes y una carga de 300 millones de Tm anuales (5% del comercio mundial), según datos de la Autoridad del Canal de Panamá. Sin embargo, las cifras de tránsito de los últimos años adolecen de un constante deterioro pues el canal de Suez le habría arrebatado parte de su segmento de mercado natural, aunque la prevista inauguración para el 2015 del nuevo Canal de Panamá ampliado que debería servir de revulsivo para recuperar el mercado perdido al permitir el tránsito de cargueros de más de 400 metros de longitud y 50 metros de ancho (los llamados post-Panamax) deberá aplazarse hasta el 2017 tras e contencioso Safyr-Autoridad del Canal de Panamá.
En Venezuela, tras las reñidas elecciones presidenciales en Venezuela en las que Maduro se habría impuesto a Capriles por el estrecho margen de 200.000 votos, asistiríamos a una división casi simétrica de la sociedad venezolana que será aprovechado por EEUU para implantar “el caos constructivo de Brzezinski” mediante una sistemática e intensa campaña desestabilizadora que incluirá el desabastecimiento selectivos de artículos de primera necesidad, la amplificación en los medios de la creciente inseguridad ciudadana, la toma de las calles por la oposición burguesa y la posterior llamada al Ejército para que se erija en rector del destino de Venezuela, estrategia diseñada por la CIA y que contando con la inestimable ayuda logística de Colombia (convertida en el portaaviones continental de EEUU) terminará por finiquitar el régimen post-chavista.
Así, el acuerdo chino-venezolano por el que la empresa petro-química estatal china Sinopec invertirá 14.000 millones de dólares para lograr una producción diaria de petróleo en 200.000 barriles diarios de crudo en la Faja Petrolífera del Orinoco, (considerado el yacimiento petrolero más abundante del mundo), sería un misil en la línea de flotación de la geopolítica global de EEUU (cuyo objetivo inequívoco sería secar las fuentes energéticas de China), por lo que no sería descartable un intento de golpe de mano de la CIA contra Maduro.
En cuanto a Cuba, las medidas cosméticas tomadas por la Administración Obama (relajación de las comunicaciones y el aumento del envío de remesas a la isla así como el inicio de una ronda de conversaciones sobre temas de inmigración), dejan intacto al bloqueo y no cambian sustancialmente la política de Washington aunque reflejan el consenso de amplios sectores del pueblo norteamericano a favor de un cambio de política hacia la Isla auspiciado por la decisión del régimen cubano de terminar con el paternalismo estatal y permitir la libre iniciativa y el trabajo por cuenta propia.
Tras estos preliminares, subyacerían las conversaciones secretas entre el cubano-judío y Profesor de la Universidad de Denver, Arturo López-Levy y las autoridad cubanas para negociar el trueque de Gross por los Cinco, lo cual representaría eliminar un significativo escollo en el largo camino para restablecer la normalidad en las relaciones entre EEUU y Cuba. Recordar que Arturo López-Levy realizó un curso de postgrado de verano del Instituto Carter en Atlanta, (Georgia) y tendría acceso directo a Raúl Castro al estar su primo (hijo de un general de las FAR) casado con una hija del mandatario cubano.
Sin embargo, la renovación automática por parte de EEUU por un año más del embargo comercial a la isla podría suponer para Cuba pérdidas estimadas en cerca de 50.000 millones de $ y abocar al régimen de Raúl Castro a la asfixia económica, no siendo descartable la firma de un nuevo tratado de colaboración militar con Rusia que incluiría la instalación de una base de Radares en la abandonada base militar de Lourdes para escuchar cómodamente los susurros de Washington y la instalación de bases dotadas con misiles Iskander, pudiendo reeditarse la Crisis de los Misiles (octubre 1962).

Respecto a Brasil, la decisión de la presidenta brasileña Dilma Rousseff de posponer su visita de Estado a Washington programada para el 23 de octubre (decisión avalada por los principales asesores de Rousseff, entre ellos su antecesor y mentor Lula da Silva), entraña el riesgo de una peligrosa confrontación entre las dos grandes potencias del continente americano, pues según Lula “los americanos no soportan el hecho de que Brasil se haya convertido en un actor global y en el fondo, lo máximo que ellos aceptan es que Brasilia sea subalterno, como ya lo fue”.
Así, Rousseff tras afirmar que “el espionaje ilegal representa una violación de soberanía incompatible con la convivencia democrática entre países amigos”, exigió a Estados Unidos explicaciones convincentes de las razones de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) para presuntamente violar las redes de computadoras de la petrolera estatal Petrobras y tras su enérgico discurso en la apertura de la 68 Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU), se habría granjeado la enemistad de la Administración Obama que procederá a la implementación del “caos constructivo” en Brasil para desestabilizar su mandato presidencial, no siendo descartable un estrechamiento de relaciones ruso-brasileñas.
Recordar que Brasil, forma parte de los llamados países BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) y aunque se descarta que dichos países forman una alianza política como la UE o la Asociación de Naciones del Sureste Asiático (ASEAN), dichos países tienen el potencial de formar un bloque económico con un estatus mayor que del actual G-8 (se estima que en el horizonte del 2050 tendrán más del 40% de la población mundial y un PIB combinado de 34.951 Billones de $).
El objetivo inequívoco de Putin sería neutralizar la expansión de EEUU en el cono sur americano y evitar la posible asunción por Brasil del papel de “gendarme de los neoliberales” en Sudamérica, pues Brasil juega un rol fundamental en el nuevo tablero geopolítico diseñado por EEUU para América Latina ya que le considera como un potencial aliado en la escena global al que podría apoyar para su ingreso en el Consejo de Seguridad de la ONU como miembro permanente, con el consiguiente aumento del peso específico de Brasil en la Geopolítica Mundial.
Finalmente, recordar que el Gobierno norteamericano felicitó efusivamente a CFK por el resultado electoral a través del portavoz para los asuntos de América Latina de EEUU, William Ostick quien transmitió la voluntad de la administración de Obama de “trabajar productivamente” con el gobierno argentino tras los últimos desencuentros entre ambas administraciones.
No obstante, en el encuentro privado que mantuvieron en Cannes CFK y Obama en el marco del G-20, la mandataria argentina no habría sido sensible a las tesis de Obama y no habría aceptado la reanudación de ejercicios militares conjuntos con EE.UU en territorio argentino coordinados por EEUU, pues de facto habría significado la ruptura de la nueva doctrina militar diseñada para la región por los gobiernos que suscribieron la UNASUR, cuyo primer Secretario General fue precisamente Néstor Kirchner.
Sin embargo, tras la constatación de la entente económica YPF-Chevron, (jugada maestra de Chevron ya que con una exigüe inversión de 1.500 millones $ habría obtenido el megacontrato del siglo que incluiría una extensión de 38.500 km2 de pozos petrolíferos con una expectativa de extracción de 1.600.000 millones $), quedaría perfilada la estrategia de EE.UU. para reconducir los pasos del Gobierno argentino y lograr su ingreso en la Alianza del Pacífico.

Caso de no ser sensible los Gobiernos díscolos a las tesis de EEUU, no sería descartable el retorno a la política del Big Stick o “Gran Garrote”, (cuya autoría cabe atribuir al presidente de Estados Unidos Theodoro Roosevelt), sistema que desde principios del siglo XX ha regido la política hegemónica de Estados Unidos sobre América Latina, siguiendo la Doctrina Monroe ,“América para los Americanos”.

Así, a comienzos de los años sesenta, el miedo al mimetismo cubano había llevado a los EEUU a apoyar los golpes militares del que serían paradigmas en Centroamérica los casos de El Salvador , (donde una junta militar se apoderó del poder en 1961), de Guatemala (el presidente Idígoras Fuentes fue derrocado por los militares en marzo de 1963) y Honduras (el presidente Villeda, acusado de poca firmeza frente a la subversión comunista, fue derrocado en octubre de ese mismo año) mientras en Nicaragua se perpetuaba la dictadura de los Somoza ( 1.936-1979).

Asimismo, los militares tomaban el poder en Perú en julio de 1962; el presidente ecuatoriano Otto Arosemena era derrocado a su vez en julio de 1963 por “complacencia ante el castrismo”; el ejército boliviano tomó el poder en noviembre de 1964; en Argentina el general Onganía hizo lo propio en junio de 1966 y finalmente en Brasil, el 31 de marzo de 1964 las fuerzas armadas derrocaban a Goulart .

De todo ello, se deduce que estaríamos en vísperas de la irrupción en el escenario geopolítico de América Latina de una nueva ola desestabilizadora cuyos primeros bocetos ya están perfilados y que terminará de dibujarse en esta década) y que tendrán a Honduras, Paraguay, Nicaragua, Ecuador, Bolivia, Granada y Panamá como paradigmas de los llamados “golpes virtuales o postmodernos “que protagonizará EEUU en esta década en el nuevo escenario panamericano que surgirá tras el retorno al proteccionismo económico y consiguiente finiquito a la economía global.

Categorías: Attac Planet

“Los gobiernos que quieran hacer políticas progresistas no podrán permanecer en el euro”

Mié, 12/03/2014 - 10:00

“La estabilización de la economía europea se ha producido más bien por destrucción: la economía está destruida, el desempleo se incrementa”, dice el economista griego Costas Lapavitsas

“Un Gobierno radical en Grecia debería dejar de pagar una parte importante de la deuda, que de otra manera es insostenible”

Nuria Alabao / Xavier Ferrer – eldiario.es

Costas Lapavitsas es profesor de economía en la Universidad de Londres. Su último libro Profiting without producing constituye una radiografía imprescindible para entender lo que llama la financiarización, el crecimiento incontrolado del sistema financiero y la imposición de sus intereses a toda la sociedad. En español ha publicado Crisis en la Eurozona, donde carga contra las medidas de austeridad en la eurozona. Tiene muchas esperanzas en Syriza, pero advierte de que su principio de permanecer en la eurozona encuentra serias resistencias dentro de sus propias filas. Lapavistas acaba de estar en Barcelona invitado por la Plataforma de Auditoría Ciudadana de la Deuda, el Observatorio de la Deuda y el Seminario Taifa.

¿Cómo será el voto griego para las europeas?

En este momento hay mucho descontento y rabia, existe al mismo tiempo desesperación y falta de capacidad organizativa. No sé si la gente en Europa lo entiende, pero los griegos están muy frustrados pero también muy desilusionados y se sienten débiles. Es posible que el Pasok –el viejo partido de gobierno socialdemócrata– desaparezca completamente, y Nueva Democracia –el partido de derechas en el poder– sufra importantes pérdidas. Es probable que Syriza crezca y llegue a ser el más votado aunque no sé si podría gobernar en solitario. Es de prever un crecimiento del partido fascista hasta situarse como segundo o tercer partido.

Las elecciones europeas combinadas con las municipales en Grecia –se producirán al mismo tiempo– van a ser un acontecimiento político significativo. Las elecciones europeas pueden suponer una transformación completa del mapa político y electoral griego. Si el voto de la coalición gobernante de la derecha y el Pasok se desploma, será muy difícil para ellos seguir gobernando con estabilidad y llevar a cabo las medidas que exige la Troika.

Y esto sumado a la candidatura de Alexis Tsipras, el líder de Syriza, a la presidencia de la Comisión Europea.

Creo que es un error que Tsipras acceda a la presidencia europea, es muy peligroso. En cualquier caso, es extremadamente importante que Syriza lo haga bien, especialmente si se convierte en el partido más votado en Grecia, porque está generando mucha esperanza, tanto en Grecia como en el resto de Europa. Esto se produce por algunas razones: la izquierda por fin puede ser un actor fundamental, no tiene que ser marginal. Es decir, puede constituirse en una verdadera alternativa de gobierno. Pero hay que tener claro lo que Syriza es capaz de hacer y lo que no.

Syriza tendrá que enfrentar grandes dificultades si es elegida. En parte por su propio funcionamiento interno, su composición, y también por algunos problemas objetivos con los que se encontrará tanto en el país como fuera. Si Syriza no cumple las expectativas, pierde el control sobre su propia formación o no da la talla, la situación para la izquierda será muy complicada. La apuesta es muy alta.

En el 2012, hubo en Grecia un default. A partir de los resultados de este proceso, ¿podemos deducir que el impago es una variable política?

La manera en que los griegos hicieron su default en 2012 es la peor manera posible. Ningún otro país de Europa, o del mundo, debería manejar un default de esa manera. Si se da, ha de ser soberano y tiene que estar pensado desde las necesidades del deudor, no desde las necesidades del prestamista.

El default griego fue organizado por la Troika y por eso fue tan malo. Lo que pasó en Grecia es que el impago fue de la deuda privada y no de la pública. Así que los grandes perdedores fueron los prestamistas griegos, bancos griegos, propietarios de bonos y fondos de pensiones griegos. Como consecuencia, el Estado tuvo que endeudarse otra vez para rescatar a los bancos que estaban en apuros tras el default. Esta debe ser la primera vez en la historia que un país hace un defaultcontra sí mismo, en vez de hacerlo contra prestamistas extranjeros con el objetivo de restaurar su economía. Grecia reestructuró su deuda y complicó aún más su situación. Es increíble. Por lo tanto, el default es un elemento muy importante, pero tiene que ser organizado de otra manera. Tenéis razón, la política aquí es muy importante. La forma política de hacerlo es que sea en interés del deudor con presión desde abajo.

En España la visión más generalizada ahora mismo es que estamos a salvo de esa situación. El Gobierno, basándose en algunos indicadores macroeconómicos positivos, afirma que la crisis ha terminado y que estamos creciendo.

Dos cosas han cambiado en Europa de forma parecida en España y en Grecia respecto a 2010 e incluso a 2012. La primera es que en la periferia el déficit en cuenta corriente ha decrecido por la recesión. Las importaciones descienden, por lo tanto el déficit exterior se ha reducido. Lo segundo es que el déficit presupuestario también ha decrecido por la recesión. Entonces se ha producido cierta estabilización por el lado fiscal y por el de cuenta corriente. Además esta situación se reforzó gracias a la actuación del Banco Central Europeo hace algo más de un año, cuando Draghi dijo que haría lo que fuese necesario hacer. Entonces la combinación entre la contracción del déficit y Draghi estabilizando los mercados financieros ha dado como resultado que no hay una presión inmediata de default. Los mercados financieros se han calmado.

Pero si miramos la economía real podemos ver que en realidad, esta estabilización se ha producido más bien por destrucción: la economía está destruida, el desempleo se incrementa, la recesión está siendo muy profunda. Esto es lo que está estabilizando a los mercados. No es una situación sostenible porque es poco probable que haya un crecimiento rápido que repare las pérdidas. Todas las evidencias indican que las economías de la periferia se estancarán. Esto no es resolver la crisis, sino transformar una aguda crisis financiera en una crisis duradera de la economía real que es lo que han producido las medidas de austeridad

En Grecia se acaba de prorrogar la moratoria por la cual no se puede desahuciar una primera vivienda. La situación en España es distinta, ¿a qué se debe?

En Grecia la situación es bastante turbia. La Troika está presionando en favor de la suspensión de la moratoria para que los bancos puedan deshacerse de algunas de sus inversiones inmobiliarias. Dice que así podrán sanear sus balances para que cuando lo hayan hecho puedan empezar a prestar otra vez. Esta lógica es tan intrincada que no engaña a nadie: los bancos prestarán si les permitimos que echen a la gente de sus casas porque esto es bueno para los balances. Sólo el FMI podría inventar algo así. Es una idea demasiado manufacturada.

El Gobierno griego no quiere suspender la moratoria aunque está bajo presión. Y no quiere hacerlo, no porque sienta simpatía por los propietarios o inquilinos, sino porque se da cuenta de que suspender la moratoria sería dinamita política. Como España, Grecia tiene una de las proporciones de propietarios más altas de Europa. Es una cuestión cultural, asociada a la idea de éxito social. Empezar a echar gente de sus casas porque se retrasan en sus pagos implicaría un incremento enorme de la conflictividad política. Y el Gobierno lo sabe, así que se está resistiendo. Esto demuestra la diferencia de posibilidades de acción política en contextos distintos como Grecia y España.

La posición de Syriza no es la mayoritaria dentro de la izquierda porque se opone a la austeridad pero con una fuerte apuesta por la moneda única y la UE. ¿Qué supone esta postura en el marco político de la UE?

Para mí es exactamente lo que la clase dirigente europea desea. Porque Syriza dice: “Nosotros queremos permanecer en el euro y vamos a permanecer pase lo que pase y además vamos a ser radicales”. Pero clase dirigente sabe que esta opción es imposible. Lo realmente peligroso de Syriza es que contiene una corriente de izquierda radical –un 40% de la coalición– que no está de acuerdo con esta propuesta y que puede llegar a suponer un peligro de ruptura. En otras palabras, Syriza no es un cuerpo político fiable. Es impredecible. Y es esta posibilidad de una radicalización de la coalición lo que preocupa realmente a la clase dirigente europea.

Por otra parte, si Syriza resulta elegida, habrá un crecimiento de las demandas populares, incluso aunque la gente esté pesimista y pasiva. Si hay un Gobierno de Syriza, querrán medidas en relación a sus salarios, pensiones, trabajo, etc, todo tipo de demandas. Esto sí supone una amenaza para la clase dirigente europea. Además, otros países europeos pensarán: nosotros podemos hacer lo mismo. Por eso Syriza encarna una promesa pero también supone un riesgo enorme.

Parece que identifica “izquierda” con la postura que propugna salir del euro. ¿Por qué?

A mi entender, esta postura es la única que abre la posibilidad de hacer políticas de izquierda radical que cambien la relación de fuerzas en favor del trabajo y contra el capital; políticas que son necesarias para restablecer el daño infligido a los países europeos en los últimos años debido a la crisis. Son políticas sensatas, fundamentales, como redistribución, control o nacionalización de los bancos, reorganización de la producción. Estos cambios son imposibles, en mi opinión, dentro de la unión monetaria y significan lo contrario de lo que significa hoy la Unión Europea.

Puedo ser más específico: un Gobierno radical en Grecia debería dejar de pagar una parte importante de la deuda, que de otra manera es insostenible, así como cambiar las políticas fiscales y monetarias. No podemos asumir la austeridad, no podemos apostar por superávits fiscales. Tiene que haber políticas diferentes, que permitan el crecimiento de la economía. Un Gobierno radical debería nacionalizar la banca y crear bancos públicos que dieran soporte a la reorganización de la producción. Si atendemos a estas propuestas, nos damos cuenta de que no pueden darse dentro de la estructura de la unión monetaria hoy.

¿No cree que si llegamos a la situación en la que un Gobierno pueda aplicar esas medidas, la situación política europea habrá cambiado tanto que podría pensarse en cambios en la propia arquitectura de la UE?

A veces la izquierda necesita al Estado nación para proteger los derechos de los trabajadores y los derechos democráticos, y no puede hacerse de otra manera. El Gobierno de Grecia o de Portugal no puede cambiar la estructura de la Unión Europea, pero sí puede intervenir en Grecia y Portugal. Por supuesto, el mío no es un argumento nacionalista. En ocasiones puedes utilizar los mecanismos del Estado nación para crear una corriente internacional.

Si en 2010 se hubiera dado la posibilidad de una serie de gobiernos de izquierda en varios países de Europa hablaríamos, pero ahora ya llevamos cuatro años de crisis. Y en estos cuatro años Grecia ha sido destrozada, Portugal y España están muy mal. No estamos discutiendo sobre casos ideales. Y sabemos que Syriza tiene una posibilidad real de estar en el Gobierno y tiene que decidir qué hacer aquí y ahora.

Si llegas al poder sin un plan, pensando que vas a cambiar la UE, la consecuencia será el caos. Pero sí hay una serie de cosas que puedes hacer. Y tienes que preparar a tu gente, mantenerles informados de lo que es posible. Puedes involucrar a la gente en este proceso, porque al final de ahí es de donde proviene tu fuerza.

¿Cómo se pide que se enfrenten a las consecuencias negativas de un tipo de transición así, por ejemplo, con los costes de volver a una moneda nacional?

Tienen que entender que hay que elegir entre una muerte lenta, que es lo que han estado experimentando, o un shock controlado del que vamos a salir después. Si ese es el caso, el shock y su gestión serán más fáciles: podrás intervenir sobre la circulación monetaria, nacionalizar los bancos y ponerlos bajo control público e imponer medidas para impedir la fuga de capitales. Intervenir en los mercados de petróleo, medicinas y alimentos. Habrá que hacer provisión para cubrir las necesidades inmediatas por un corto periodo de tiempo hasta que la demanda vuelva a normalizarse. Todo esto se puede implementar de forma controlada si el Gobierno de izquierdas está seguro de que tiene que hacerlo.

Gran parte de su trabajo se centra en la financiarización. ¿Puede explicar qué significa y qué consecuencias tiene en el capitalismo contemporáneo?

Financiarización es un término que hace referencia al crecimiento del sistema financiero que podemos ver en el mundo capitalista desarrollado en las últimas tres o cuatro décadas. Un crecimiento enorme de las finanzas, relacionado con el resto de la economía. Al mismo tiempo, hay un aumento del beneficio financiero. Una enorme, inusitada proporción de beneficios proviene ahora de las finanzas. Lo podemos comprobar en los EEUU y en otros países donde lo hemos medido. También sabemos que el tipo de estrato social que obtiene estos beneficios financieros es ahora muy diferente del anterior. Sabemos que hay una pequeña minoría de gente asociada con el sistema financiero que obtiene una buena parte de estos beneficios a través de bonos, salarios y demás, no por prestar dinero, sino como remuneración por trabajar en las finanzas. Esto cambia la estratificación social porque este grupo de gente tiene un gran poder de influencia sobre las políticas públicas.

Mi visión es que esto se produce de forma más profunda de lo que parece y que supone una transformación histórica, una transformación estructural del capitalismo. Podemos descubrir básicamente tres tendencias. Primero, negocios no financieros industriales y comerciales se han financiarizado, lo que supone que no se apoyan tanto en los bancos para sus inversiones y que obtienen beneficios de su participación directa en el sistema financiero. Segundo, los bancos también se han transformado y han empezado a obtener beneficios de otros bancos, tanto apostando en los mercados financieros como prestando dinero a individuos y familias. Y el tercer elemento es que las propias familias e individuos –la gente trabajadora de países desarrollados– también se han financiarizado. Se endeudan más y tienen más activos financieros.

Hay un problema importante y es que los servicios públicos como la educación, la salud, las pensiones o la vivienda –la fundamental– han sufrido recortes, y ahora hay una gestión privada de estos servicios públicos que está mediada por las finanzas. Y por supuesto, no puedes dejar a las finanzas gestionar derechos o necesidades básicas. Por tanto, los salarios están financiarizados, los ahorros están financiarizados y el sistema financiero obtiene beneficios de ellos.

¿Entonces si la financiarización significa un gran cambio en el capitalismo, cómo deben adaptarse las luchas a este cambio?

Esta es una buena pregunta sobre la que la izquierda tiene que empezar a pensar. Porque la historia es importante, tenemos que construir sobre lo que hubo, pero debemos adaptar las luchas a las condiciones presentes y a las transformaciones que ha sufrido el capitalismo. Tenemos que pensar en cómo oponernos a la financiarización y como revertirla. Necesitamos pensar en maneras de restaurar los servicios públicos. Por supuesto, hay que planear cómo revertir la financiarización y cómo crear banca pública, y encontrar maneras de controlar los flujos de capital, poniendo restricciones a su circulación. Y también hay que pensar en formas de reorganizar la economía productiva. Para mí, luchar contra la financiarización, revertirla, es la forma fundamental de luchar hoy contra el capitalismo.

 

Categorías: Attac Planet

11M, aquellas aguas turbulentas

Mié, 12/03/2014 - 08:00

Rosa María Artal – Comité de Apoyo de ATTAC España

Marzo de 2004. Cuatro días infinitos. Madrid es el corazón del mundo. Desde el último confín se sobrecogen con nuestra tragedia. A partir de la terrible madrugada del jueves 11, hemos estado pendientes de cada detalle. Sangre, muerte, dolor, llanto, gritos, solidaridad absoluta. Imágenes para saturar la emoción. Uno tapa al otro con una cazadora, el que puede andar arrastra a quien no logra hacerlo. Empezamos a ver duras escenas de orfandad tan densa y enorme que se convierte en universal. Los rostros inolvidables de quienes se quedan para soportar el vacío agudo de la ausencia sin retorno. Tras volcarse en ayudar sin miedo a nada, los ciudadanos han regresado a sus casas y la ciudad se sume en el silencio. Luego, el grito sordo de condena de más de 11 millones de personas en un viernes que llueve por toda la eternidad.

¿Quién ha sido? ¿Por qué tuvo que mezclarse la sospecha de la trampa en tan inmenso dolor, en tan firme resolución de condena? El domingo hay elecciones. Las encuestas dan ganador al Partido Popular que presenta a Mariano Rajoy. Perderá, frente a José Luis Rodríguez Zapatero. Por la ostentosa política de ocultación de la autoría de los atentados que ha desarrollado. Esa inusitada rapidez en atribuirlos a ETA descartando toda duda, ese empecinamiento. Por manipular hasta forzar condenas a ETA en la ONU de las que la ONU se arrepiente porque jamás había obrado con tal precipitación y sin pruebas contundentes. Lo dicen los medios extranjeros.

La portada de Libération al día siguiente de las elecciones no pudo ser más expresiva: “El precio de la mentira”, sobre Aznar votando. En Le Monde, el presidente saliente de España apareció dos veces con nariz de Pinocho.

New YorK Times escribe: “Al parecer, Al Qaeda ha conseguido derribar a su primer gobierno democrático. Por supuesto ha estado ayudado por la actitud furtiva, asustadiza e inepta con la que el gobierno de Aznar ha manejado la investigación de los atentados del pasado jueves. En el desesperado intento por mostrar que el terrorismo vasco de ETA era el responsable, ofendió a muchos votantes que se sintieron manipulados”.

El Financial Times británico tituló un artículo el 26 de Marzo: “Un día en la historia de la infamia”. En él afirmaba que el Gobierno de Aznar puso en riesgo a Europa por retener información e insistir en la falsa autoría de ETA.

Nunca nos habíamos visto los españoles tan observados, tan analizadas nuestras actitudes. En un flujo de cuerpo único, España también irradiará hacia el resto de los países los matices y controversias del momento en que vivíamos. Reciente la invasión de Irak, políticas conservadoras, neoliberales y belicistas tras los atentados del 11S. Las extrapolaciones hacia Europa y EEUU de lo ocurrido en España no se cumplieron: nada se movió. En lo político no, pero el islamismo terrorista sí golpearía Londres un año después.

Sobre los cadáveres y heridos del 11M, sobre el inmenso dolor de un pueblo, la eterna derecha española demostró que en su ideario solo figura gobernar o maniobrar para seguir gobernando. Es entonces cuando se inicia la etapa dura de la manipulación mediática llegada al extremo en nuestros días. Barra libre, todo vale. Un presidente de gobierno –José Mª Aznar- que cambia titulares de grandes y sólidos medios –como lo era entonces El País-. La ignominia de El Mundo inventando una conspiranoia como medio de influencia y lucro. Impunemente. Una encarnizada batalla mediática sobre quién tiene la culpa… de la derrota del Partido Popular, según parece a la postre. Curiosamente, La Razón, sobria, todavía no ha entrado en el terreno del ridículo al que le ha llevado su director desde 2008. La SER –tan denostada por la propaganda conservadora- brinda informaciones esenciales. Contra los intentos de desactivarlas. Aquellos días se vivió una auténtica lucha por la información.

Es entonces también, hace 10 años, cuando al Cuarto Poder le sale un vástago que hoy crece vigoroso. Como en los viejos tiempos, hemos tenido que informarnos fuera de nuestras fronteras, pero dentro existe ya el periodismo de Internet. Un blog que he descubierto poco tiempo atrás –Escolar.net- está contando otra cosa diferente a los medios oficiales y enfoca lo que interesa. Y radiocable.com. Por allí también anda guerraeterna.com. E Iblnews que, al contrario de los otros, no tardaría en perder el pulso.

La gente también ha tomado las riendas. Enorme coraje y sensatez en todo el convulso drama. Dimos ejemplo al mundo de valentía y solidaridad, como fue ampliamente resaltado. Gran pueblo cuando se le necesita y pierde la abulia y el miedo. Modélico, frente a la bajeza del gobierno y algunos medios.

Como cada semana, un periódico nacional ofrecía a sus lectores el domingo 14 de Marzo un compacto. Aquél, era el viejo disco de Simon & Garfunkel, “Puente sobre aguas turbulentas”. Su letra, escrita desde cualquier tiempo y lugar, nos confirma que, por mucha que sea la desolación, por mucho que enceneguen todos los presentes, siempre hay una vía para salir… un puente que se despliega, hasta con tintes de consuelo, abriendo el horizonte.

Artículo publicado en eldiario.es
El Periscopio

Categorías: Attac Planet

La crisis perpetua

Mar, 11/03/2014 - 14:00

Luis García Montero – Comité de Apoyo de ATTAC España

La salida de la crisis no es una salida real, sino la santificación de un tiempo nuevo que podemos definir como crisis perpetua. Las meditaciones de Kant sobre la paz necesitaron debatir unas circunstancias capaces de asegurar la concordia definitiva. No bastaba con la posibilidad de una tregua, había que conseguir un futuro sin herencias bélicas. Paz perpetua… Con la misma ambición, parece que la política española, medida a medida, se ha empeñado en instaurar una crisis perpetua. Lo que se justificó como consecuencia de una coyuntura difícil, se define ya como la costumbre del futuro. El porvenir se confunde con una realidad precaria.

El poder es, antes que nada, un profesor de filología. Le saca punta a las palabras, analiza la semántica de sus sílabas, la coloca, la desordena, la recoloca. Pidió sacrificios en nombre de la palabra crisis porque significaba escasez, carestía, situación dificultosa o complicada. Pero ocultó en lo que pudo el verdadero sentido de sus letras: mutación importante, proceso de cambio físico, histórico o espiritual. De la escasez a la mutación, la crisis ha sido un tiempo de acercamiento a la precariedad definitiva. Ahora salimos de la crisis, porque el proceso de mutación ha concluido y la desigualdad más insolente está fundada.

Cada vez que el presidente de gobierno, o la ministra, o el secretario de Estado, o el experto de las tertulias, hablan de buenos síntomas se produce una redefinición de la verdad. Los puestos de trabajo creados que tanto se aplauden son en realidad una conquista no sólo escasa, sino también muy triste. Si miramos con los ojos de un pasado inmediato, los ojos que buscaban unas condiciones laborales dignas, el panorama es aterrador.

Bajo el gobierno del PP, en España se han hecho 34 reformas que afectan al Estatuto de los Trabajadores, el empleo y las pensiones. En España hay 23 millones de personas en riesgo de pobreza y exclusión social. En España se ha impuesto la desigualdad más alta de la Unión Europea hasta el punto de que una pequeña población rica tiene un ingreso 7 veces mayor que una inmensa población pobre. En España no basta con encontrar trabajo para salir de los índices de pobreza, porque los salarios son tan bajos que no sirven para cubrir unas necesidades mínimas. En España baja de manera notable el empleo a tiempo completo y suben el contrato basura y las condiciones miserables de los autónomos. Y en España decir estas cosas empieza a ser propio de los aguafiestas… Mientras todo el mundo busca la luz, parece que uno no quiere reconocer la salida de la crisis. Molesta la conciencia de que no hay salida de la dificultad, sino mutación en un estado de dificultad perpetua.

El poderoso Filólogo quiere redefinir, imponer, decretar la palabra alegría. La dignidad es un valor que sólo se pueden permitir los afortunados. Poner un ejemplo futbolístico nunca está de más en España, porque es el único fenómeno social que se resiste a la desvertebración. Carles Puyol, el admirable central barcelonista, se ha despedido de la afición y de su club esta semana. Se retira de forma muy digna. Las lesiones y la edad han castigado su rendimiento. En vez de amarrarse al banquillo y a la ficha, renuncia a dos años de contrato. Es sin duda una postura honesta. ¿Pero quién puede permitirse la honestidad? ¿Hubiera podido anunciar Puyol su despedida estando en unas condiciones adversas? La dignidad personal es inseparable de la situación social de los individuos.

En España no están las cosas para renunciar a un contrato, aunque sea basura, aunque se rebaje el poder adquisitivo, aunque las condiciones laborales conviertan al trabajador en una cosa de usar y tirar. Se juntan, además, el hambre con las ganas de comer. 6 millones de parado definen bien una realidad en la que ni siquiera el dinero resulta lo más importante. Llegar a fin de mes es decisivo, por supuesto; pero hace más daño el estado de ánimo que la situación económica. Sentirnos inútiles, una carga para los demás, unos excluidos, nos degrada el carácter, nos deja huecos por dentro. Sólo en un país de muertos vivientes resulta posible que un presidente de gobierno se atreva a borrar la experiencia de la gente para vender el triunfo de la precarización como el final de la crisis.

Y la gente está tan necesitada, tan angustiada, que corren peligro las voces empeñadas en recordar la dignidad. No hablo de luchadores, sino de rutina común. Hace pocos años existía una sociedad en la que se tomaba en serio el derecho de los trabajadores y el salario como factor indispensable en el reparto de la democracia y de la riqueza. Ahora ese recuerdo es una molestia para disfrutar del “justo y necesario final de la crisis”. Y otra aclaración: no estoy hablando de ningún paraíso pasado, sino del infierno presente, del infierno que le dejamos a nuestros hijos.

Peor que la crisis misma es esta salida de la crisis.

Artículo publicado en Público.es

Categorías: Attac Planet

La macroeconomía va mal señor Presidente del Gobierno

Mar, 11/03/2014 - 10:00

Carlos Berzosa – Consejo Científico de ATTAC España

El discurso del presidente del Gobierno en el Debate del Estado de la Nación ha sido todo menos un adecuado balance de la situación del país. Un discurso hueco, sin fundamento, y tergiversando la realidad hasta cotas insospechadas. No abordó temas fundamentales como la nueva ley del aborto, la cuestión de Cataluña, el fin de ETA, la ley de seguridad ciudadana que están preparando, los muertos en Ceuta, la política migratoria, el derecho de asilo, el estado de la sanidad pública y la educación, el incumplimiento de la ley de la dependencia, el futuro de las pensiones, el IVA sobre la cultura, la corrupción, y algo tan fundamental como la crisis política y de valores por los que atraviesa nuestro país.

La mayor parte de su discurso se centró en la economía, que quiso presentar como un gran logro de su gestión. Si realmente considera que el estado de la economía actual lo puede presentar como un éxito de su Gobierno, cuando las cosas están tan mal, esto demuestra que no se ha hecho nada positivo en más de dos años de mandato, al tiempo que pone de manifiesto la incompetencia para afrontar los graves problemas que se padecen. Lo más preocupante de un presidente de Gobierno que da un discurso de esta naturaleza, tan alejado de las privaciones y carencias que se están padeciendo, es o bien porque padece un gran desconocimiento de la realidad, lo que no es nada de extrañar, o bien que se pretende conducir a la gente hacia un gran engaño, distorsionando los hechos.

Pero resulta muy difícil engañar cuando son los propios ciudadanos los que están padeciendo las consecuencias de la crisis económica y de las erróneas políticas económicas practicadas, tanto por la Unión Europea como en nuestro país. Se buscan excusas para justificar lo realizado y los malos resultados obtenidos, como la herencia recibida y que España estaba al borde del abismo. Se presentan como positivos la bajada de la prima de riesgo y que haya mejorado la calificación que una agencia de valoración ha dado a nuestro país. También se presenta como favorable el que la recesión se ha dejado atrás y empieza a haber crecimiento que en un futuro supondrá mejoras en el empleo.

¿A quién se pretende engañar con estas exposiciones?, cuando una gran mayoría de los ciudadanos están padeciendo la pérdida de poder adquisitivo, la precariedad en el empleo, la incertidumbre sobre su puesto de trabajo, la bajada de las pensiones, la subida desmesurada de la luz, el recorte en los servicios sociales esenciales, y el elevado paro, que afecta de una u otra manera a casi todas las familias. Lo que observo a mí alrededor es una gran preocupación por el presente, que no mejora y que no admite esperas, así como por el futuro de los hijos y nietos, y también del propio con las pensiones, que en ocasiones está sirviendo para mantener a toda una familia.

En algunas ocasiones, tanto el Gobierno como los medios de comunicación afines, en su labor de propaganda que no de información, tratan de convencernos que es de día cuando es de noche. Se señala que estas leves mejoras se irán notando entre los ciudadanos, como si en economía hubiera una relación estrecha entre estas variables (prima de riesgo y valoración de la deuda) y la creación de empleo. Tampoco funciona la teoría de la filtración, esto es, que el crecimiento por sí mismo genera mejoras económicas y sociales. Un premio nobel como Stiglitz, entre otros, ha razonado en sus diferentes libros con argumentos sólidos que la idea de la filtración no funciona automáticamente.

A pesar del buen comportamiento de las exportaciones y del turismo, el crecimiento de la economía española sigue siendo muy débil. En el cuadro macroeconómico que ha presentado la Comisión Europea, sobre los resultados de 2013 y previsiones para los años 2014 y 2015, acerca del crecimiento del PIB, inflación, desempleo y déficit público, la economía española no sale bien parada. En todos ellos, salvo el de la inflación, se obtienen unos indicadores peores no ya que la media de la zona euro y del conjunto de la Unión Europea, sino de la mayor parte de los países. La inflación que se encuentra relativamente baja y más acorde con los otros países y la media, no es tan buen dato pues lo que viene a reflejar es la atonía en el que la economía española se encuentra con riesgo incluso de acercarnos a la deflación.

Si se atiende a lo que ha sido el centro de la política económica, como es la bajada del déficit público, los objetivos no se han cumplido. Un fracaso más, que está teniendo unos costes sociales muy elevados. El déficit público puede cerrar el año, según esta información, con un 7.2% sobre el PIB. Las previsiones tampoco son muy alentadoras. Se está causando un gran daño al Estado del bienestar, se recortan de forma abusiva los derechos de los trabajadores y de la ciudadanía, para no conseguir que la economía española salga hacia adelante, y lo que es peor se encuentra entre los peores comportamientos de la Unión Europea.

Un discurso de estas características contribuye a alejar aún más a los ciudadanos de la política, a deteriorar la imagen de los políticos, y a desconfiar de sus palabras, que no coinciden con la realidad que se vive día a día. Los partidos de la oposición, por lo general, sí pusieron los pies sobre la tierra, y, a mi modo de ver, Rubalcaba estuvo bien. Hace tiempo que no escuchaba desde las filas socialistas un discurso de este tipo. El problema al que se enfrenta Rubalcaba es la credibilidad que pueden tener sus palabras, al haber sido ministro y vicepresidente de un Gobierno que no supo afrontar la crisis, y, cuando lo hizo, estuvo alejado de posiciones socialdemócratas. Los tres oradores de izquierda plural bien también, pues más allá de la oratoria sí pusieron el dedo en la llaga en cuestiones candentes y denunciaron los numerosos daños y destrozos que este Gobierno está haciendo.

Publicado en Sistema Digital

Categorías: Attac Planet