Skip navigation

News from Attac Spain

Distribuir contenido
Justicia económica global
Actualizado: hace 2 horas 11 mins

Ocho diferencias entre la banca ética y la banca tradicional

Dom, 17/05/2015 - 09:00

 Javier Alemán – ATTAC Navarra-Nafarroa

La banca ética en España, pese a ser poco conocida, aporta un plus de buenas prácticas que merece la pena sean conocidas y valoradas. Estas son algunas diferencias con la banca tradicional.

En primer lugar, la banca tradicional solamente se preocupa de la rentabilidad económica no de la rentabilidad social, por eso los estudios técnicos que realiza son solo de tipo económico, nunca de tipo ético, social o medioambiental. No importa a quién se le conceda un préstamo, solo importa si lo podrá devolver o no. En la banca ética, la concesión de préstamos pasa un examen económico (no podría ser de otro modo, en caso contrario, el banco quebraría) y, además, otro de tipo ético para valorar si el préstamo solicitado cumple con unos mínimos de justicia social. Así, invierte en creación de empleo, ayuda a discapacitados, primera vivienda, medio ambiente, cultura, y no invierte en armamento, empresas contaminantes, explotación infantil o tabacaleras.

En segundo lugar, la banca tradicional se ha especializado en inversiones de tipo especulativo, que proporcionan grandes beneficios pero no satisfacen las necesidades de la economía real. La banca ética centra sus inversiones en economías locales y en sectores normalmente olvidados por la banca tradicional (bien por no ser productivos, por tratarse de pequeñas operaciones, o de personas carentes de los suficientes avales). Las entidades bancarias transforman la sociedad cuando seleccionan sus ámbitos de financiación, cuando deciden a quién prestar y a quién no, cuando invierten en determinadas empresas y no en otras. En definitiva, cuando deciden quién es digno de crédito. Este tipo de decisiones tienen una carga ética evidente dado que se hacen desde un marco de valores y prioridades determinado. Y en eso es en lo que difieren ambos tipos de banca, en los valores.

La tercera diferencia está en el salario que cobran los trabajadores y directivos de una banca y otra. Mientras la banca tradicional mantiene cifras astronómicas, la banca ética dispone de unos topes salariales como los existentes en Triodos, o los de Fiare, donde los trabajadores son voluntarios y no cobran nada.

En cuarto lugar, la banca tradicional está formada por grandes inversores que exigen una remuneración por sus acciones participativas. La banca ética carece de grandes accionistas, la mayoría son pequeños ahorradores, y muchos de ellos rechazan cobrar ningún tipo de beneficio por el dinero que invierten.

Una quinta diferencia es la dirección de la entidad, mientras en la banca tradicional está formada por un reducido grupo de grandes accionistas que deciden, de forma autoritaria, las acciones de la compañía para conseguir mejores resultados, en muchas entidades de banca ética, el control efectivo de la entidad se ejerce de un modo democrático ya que están organizadas bajo la forma de cooperativas de crédito (Fiare, Cop57).

La sexta diferencia es la transparencia, que para la banca tradicional siempre ha representado un tabú del que no ha podido desprenderse. Sin embargo, para la banca ética, la transparencia es su seña de identidad; todas las operaciones financieras, así como su contabilidad, pueden consultarse de forma pública y gratuita a través de internet.

Otra diferencia más es el ratio de morosidad, el de la banca ética se situó el año pasado por debajo del 4,25%, una tasa muy inferior al del sistema financiero tradicional que alcanzó el 13,42%.

Finalmente, la banca tradicional ha sido intervenida y rescatada con dinero público para seguir funcionando. La banca ética no ha necesitado ningún tipo de ayuda debido a su exclusiva inversión en la economía real, eso da cuenta de su solvencia y viabilidad económica. Es más, ahora son las entidades públicas las que demandan créditos a este tipo de banca al conocer sus índices de solvencia.

Para que estas propuestas terminen siendo una alternativa real se precisa de agregación ciudadana, de masa crítica. Los ciudadanos debemos apoyar estas iniciativas porque nos ofrecen la posibilidad de ser proactivos en la lucha por una soberanía económica efectiva y, de paso, renovar nuestros valores cívicos.

Publicado en eldiario.es

Categorías: Attac Planet

La inmoralidad e ilegalidad de la deuda pública griega

Dom, 17/05/2015 - 07:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Este artículo señala que la deuda pública en Grecia y la manera como se generó viola los básicos derechos humanos escritos en la Agencia de tal nombre que existe en la Unión Europea.

El pasado 4 de abril el Estado griego nombró un Comité parlamentario, The Debt Truth Commitee (Comité de la Verdad sobre la Deuda), para analizar los orígenes de la deuda pública y por qué ha ido aumentando considerablemente durante los años de la Gran Recesión. Este Comité está compuesto por expertos nacionales e internacionales para asesorar en temas de financiación de la deuda pública. Otra dimensión importante de tal Comité es también analizar la legalidad de tal deuda, es decir, ver si los mecanismos que se utilizaron para su establecimiento eran legales o ilegales, tal como se concluyó que fueron en el análisis de las deudas públicas en casos anteriores, como en Cuba en 1898, en Irak en 2003 y en Ecuador en 2007. En estos casos la deuda pública se anuló precisamente por haberse demostrado que en ninguno de ellos se había respetado la legalidad internacional (ver Ozlem Onaran, “Should Greece Pay Back its Debt?”, Social Europe Journal, 23 de abril de 2015). El Comité establecido en el pasado abril debe, pues, ver si el Estado griego respetó la legalidad internacional cuando se endeudó y cuando, más tarde, pagó los intereses de la deuda así como la deuda en sí. Y en la misma línea, el Comité debe también analizar si los que compraron deuda pública griega (fueran los bancos públicos o privados, o los Estados) respetaron las leyes internacionales que rigen tal tipo de compras y ventas.

Pues bien, parece que, como señala Ozlem Onaran en el citado artículo, hay abundante evidencia de que tales leyes internacionales tampoco fueron respetadas en el establecimiento y crecimiento de la deuda pública griega, unas leyes reconocidas por las Naciones Unidas y por la propia Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea. Así, las leyes que rigen el establecimiento de la Seguridad Social Europea han sido violadas sistemática y continuamente en el inicio y engrandecimiento de tal deuda pública. Y todas estas leyes tienen en común un principio básico y es que el Estado no puede intervenir para infringir los derechos humanos de su población. La evidencia acumulada es que durante los años de la Gran Recesión, gran número de Estados –incluido el griego- han tenido un efecto muy negativo sobre estos derechos humanos (como el de la salud y bienestar de sus ciudadanos) con la aplicación de sus políticas.

La violación de los derechos humanos en Grecia y otros países de la Eurozona

Hoy, en la Eurozona, como resultado de las políticas de austeridad, justificadas para reducir la deuda pública, hemos visto:

1. El desmantelamiento de los convenios de negociación colectiva, causando en Grecia un descenso de un 25% del salario real por hora durante el periodo de aplicación de tales políticas.

2. El descenso del salario mínimo griego a niveles de los años setenta.

3. Una reducción de las pensiones públicas griegas, alcanzando las más reducidas unos niveles por debajo del umbral de la pobreza.

4. La extensión de la pobreza al 35,7% de la población, y al 44% de los niños entre 11 a 15 años.

5. Un aumento sin precedentes de las tasas de suicidio.

6. Una disminución del nivel de riqueza del país, con un descenso de un 25% de su PIB durante los años de su recesión, una situación sin precedentes en Europa en tiempos de paz.

Todos estos indicadores –y muchos otros- muestran la violación de las condiciones acordadas en tales leyes, que determinan que los préstamos a un Estado no pueden desestabilizar las sociedades ni afectar negativamente sus derechos humanos. En realidad, estudios han mostrado que si no se hubieran aplicado las políticas de austeridad para pagar la deuda, la economía griega no hubiera perdido el 25% de su PIB como ha ocurrido. Las enormes crisis humanas creadas por estas políticas de austeridad están violando los derechos humanos de la población afectada por ellas.

Soy consciente de que algunos lectores expresarán dudas de la eficacia de tales argumentos legales pues, en general, los derechos de propiedad siempre se respetan más que los derechos humanos. Pero un principio que, al menos en teoría, se aplica para que un Estado permanezca en la Unión Europea, es precisamente el respeto a la democracia y a los derechos humanos, derechos que hoy están siendo abusivamente infringidos en Europa. La pérdida de legitimidad de las instituciones de gobernanza de la Unión Europea se basa, precisamente, en la amplia percepción de que estos principios –que no son solo morales, sino también legales- se están violando sistemáticamente.

Artículo publicado en diariopúblico.es
vnavarro.org

Categorías: Attac Planet

Privatizar los servicios públicos

Sáb, 16/05/2015 - 13:00

Paco Rodríguez de Lecea - nuevatribuna

El patrón de patronos Juan Rosell ha especulado, en la inauguración en Madrid de un Congreso de empresarios de la Hostelería, con la conveniencia de ampliar las áreas de negocio privado ya existentes en la gestión de servicios públicos esenciales. Estas han sido sus palabras exactas, según recoge la prensa diaria: «Tenemos las dos grandes partidas de gasto, que son la Sanidad y la Educación, que seguro que si estuviesen gestionadas por empresarios, con criterios empresariales, yo creo que podríamos sacar mucho más rendimiento y podríamos hacer cosas de mucha mejor manera.»

Estoy seguro de que, predicando con el ejemplo, el señor Rosell ha enviado a sus tres hijos a colegios privados (él mismo estudió con los Jesuitas aunque luego, lástima, hizo la carrera de ingeniero en una institución pública, la Universidad Politécnica); y de que recurre a clínicas privadas de pago siempre que su robusta salud precisa algún chequeo o consolidación del tipo que sea. Pero no es esa la cuestión. La cuestión es si concebimos la salud y la educación como bienes de carácter público y como derechos universales, o si por el contrario consideramos que se trata de actividades sometidas o sometibles a los mecanismos del mercado; es decir, en último término “mercaderías”.

Es indudable que «podríamos sacar mucho más rendimiento» de la gestión de la sanidad y la educación, de someterlas a «criterios empresariales», es decir, a la lógica del beneficio privado. Sacaríamos mucho más rendimiento, claro está, “nosotros los gestores”; es más que dudoso, en cambio, que creciese el beneficio público, el de los supuestos beneficiarios. En particular, el sector más desfavorecido y desprotegido de ellos.

Tenemos por ejemplo en Cataluña el caso Innova: la colocación de prótesis caducadas o no homologadas a unos miles de pacientes. Un negocio redondo, desde el punto de vista de los “criterios empresariales”. ¿Poco ético? ¿Desde cuándo la ética es un argumento de recibo en el área de los negocios privados?

La superioridad de la gestión privada sobre la pública se ha convertido en una leyenda urbana desde el momento mismo en que voces interesadas empezaron a murmurar sobre lo inasumible del gasto social en los presupuestos del Estado y a desmantelar, con más afición que acierto, el noble edificio del estado del bienestar. Lo que hemos tenido desde entonces ha sido un incremento geométrico de la corrupción, un tráfago inaudito a través de las puertas giratorias y un enriquecimiento elefantiásico de determinados gestores con “criterios empresariales” de la gestión pública.

El señor Rosell debería recapacitar sobre cuántos de sus antecesores en puestos directivos de la CEOE están en estos momentos en la cárcel o prófugos en paradero desconocido.

Y callar por prudencia, en lugar de endilgarnos milongas sobre la presunta superioridad de la gestión privada de bienes que son por naturaleza públicos.

Rodríguez de Lecea es escritor
Categorías: Attac Planet

España, ¿neocolonia de una Europa alemana? Nuestro verdadero problema

Sáb, 16/05/2015 - 09:00

Manolo Monereo – cuartopoder

PRESIDENTE DEL EJECUTIVO ESPAÑOL, MARIANO RAJOY, VISITA ALEMANIA

Imagen de archivo de Rajoy y Merkel durante una rueda de prensa conjunta en Berlín. / Sebastian Kahnert (Efe)

Para Suso Díaz, ejemplo, maestro, CCOO.

El Debate Prohibido. Moneda, Europa y pobreza era el título de un libro publicado en 1995 por Jean-Paul Fitoussi, donde –era uno de los pocos– alertaba de los peligros de la Unión Europea para los derechos sociales, para nuestras libertades concretas y, específicamente, para nuestras ya maltrechas democracias. Sigue siendo un debate prohibido. No hay nada más que ver la campaña electoral para entender que nadie quiere entrar en el fondo de una UE que se ha convertido en una poderosísima máquina de expropiación de patrimonios, derechos y libertades de los pueblos europeos y, específicamente, de los pueblos del Sur.

Asombra la soledad de Grecia y que no haya solidaridades efectivas de unas fuerzas progresistas que con la boca llena hablan de que no hay salidas nacionales a la crisis, que son necesarias más convergencias europeas y que necesitamos más Europa; eso sí, a renglón seguido, se dice que tiene que ser diferente a esta. Mientras, repetimos, Grecia está sola frente a todos los demás gobiernos de la eurozona. ¿Dónde quedó el internacionalismo de la llamada izquierda europea?

La paradoja más sobresaliente es que más de siete años de crisis y el tipo de integración resultante justifica, hasta la exageración, las razones por las que algunos nos opusimos a la Unión Europea en general y al euro en particular. No fuimos muchos, es verdad, pero lo que sorprende hoy es que no critiquemos a fondo esta específica construcción europea y no hagamos de esto un elemento central de la crítica al capitalismo neoliberal; ambas cosas, integración europea y neoliberalismo, son parte de un mismo proceso que solamente cabe calificar de regresión e involución civilizatoria.

Hay tres cuestiones que están íntimamente unidas y de cuya solución va a depender el futuro de nuestro país y, especialmente, de las generaciones jóvenes que buscan un mañana de dignidad, justicia y libertad. Estas tres cuestiones configuran un nudo que es necesario cortar, romper en mil pedazos: a) España, periferia del Sur de la UE; b) el modelo productivo configurado por las políticas de austeridad y c) la crisis del régimen del 78. Como se ha dicho, es una sola cosa con tres nódulos que se entrecruzan y se relacionan entre sí.

¿Qué significa ser parte de la periferia de la UE? Decía Eduardo Galeano que la división del trabajo es un mecanismo en el que unos se especializan en ganar y otros se especializan en perder. En la UE, en la zona euro, se ha ido organizando una división del trabajo en torno a un centro, cada vez más fuerte y poderoso, y una periferia cada vez más subalterna y dependiente cuyos modelos productivos se han ido estructurando según las necesidades, objetivos y estrategias de los países centrales.

Los años de crisis no han hecho otra cosa que profundizar este esquema de poder y España, como los demás países del Sur, se está especializando en perder. Resulta patético que se pueda hablar hoy de impulsar de nuevo derechos sociales, laborales y sindicales, es decir, de realizar políticas económicas sociales y democráticas como si la UE no existiera. Algunos hemos insistido hasta la saciedad en esta paradoja: las fuerzas nacional-populares tenemos hoy una gran posibilidad de construir un bloque político y social muy amplio en defensa de los derechos humanos fundamentales y de las libertades básicas, es decir, un programa antineoliberal de reconstrucción nacional, económica y social. La otra cara, la que está sufriendo la Grecia de Syriza, es que los límites para reformas, aunque sean muy moderadas, son enormes. Para decirlo de otra forma, la UE es una estructura de poder funcional a la globalización neoliberal dominante y no admite políticas alternativas aunque estas sean mínimas.

Las personas serias lo sabían y así lo dijeron. La introducción del euro sin una política económica común, una hacienda común y una legislación laboral y social común, es decir, una moneda sin un Estado detrás y con economías extremadamente heterogéneas tendría como consecuencia la profundización de lo que ya antes existía y que hoy es gravísimo: un centro cada vez más fuerte y poderoso y una periferia, los países del Sur, cada vez más dependiente económicamente, más subalterna políticamente y en regresión social y laboral.

El cuento que se nos narra es algo peor que una mentira. Se trata pura y llanamente de bloquear el futuro de nuestro país y conducirnos al subdesarrollo económico, social y político. Si no hay políticas realmente redistributivas en la UE y, específicamente, en la zona euro, estamos condenados a una “devaluación interna” permanente y a ir liquidando lo poco que queda ya de un Estado social que fue siempre débil. Haremos, como siempre, del ajuste salarial la variable clave y ganaremos competitividad rebajando derechos sociales, derechos laborales y precarizando sistemáticamente la fuerza de trabajo.

¿Alguien se imagina al Estado alemán dedicando el 8 o el 10 por ciento de su PIB para ayudar a los países del Sur? ¿Alguien se imagina al resto de los países ricos haciendo algo parecido? ¿De qué federalismo hablamos si no hay redistribución territorial, social y económica de renta y riqueza en nuestra cada vez más desigual e injusta Unión Europea? ¿Qué solidaridad? ¿Qué modelo social? El federalismo es la cobertura que legitima no solo las políticas neoliberales sino que, paradoja de las paradojas, impide la Europa política. Friedrich Hayek siempre defendió esto y no otra cosa.

El modelo productivo que emerge tras las políticas de crisis es cada vez más claro: una industria débil, dependiente y poco integrada en la economía productiva nacional; un sector servicios hipertrofiado, basado en un turismo de masas de bajo coste y, de nuevo –el entusiasmo es irresistible– el ladrillo como mecanismo de futuro, a lo que se añade una agricultura sin impulso y, en muchos sentidos, bloqueada. El asunto es simple, un modelo productivo así configurado no genera pleno empleo con derechos, hace de la precariedad la forma predominante de gestión de la mano de obra y consolida un modelo de relaciones laborales que significa para la mayoría de la población una nueva forma de servidumbre.

Nuestro sistema productivo es, sobre todo, un sistema de poder; ambas cosas están íntimamente relacionadas. No es casual que la crisis económica esté significando una enorme erosión del régimen del 78. Los poderes económicos, una alianza entre la oligarquía española y los poderes europeos, decidieron que los derechos y libertades consagrados en la Constitución de 1978 ya no servían para el capitalismo salvaje y depredador que estaba emergiendo de y desde la crisis. La “Constitución material” fue cambiando a golpe de directivas europeas y Zapatero terminó por convertirla en Constitución formal modificando el artículo 135.

El proceso constituyente, mejor dicho, destituyente, comenzó hace tiempo con una pequeña y singular variante: al margen y contra el pueblo soberano. Ser periferia de una Europa alemana significa más desigualdad, pérdidas concretas de libertades y de poderes reales, en definitiva, una ciudadanía condenada a la inseguridad económica, a la vulnerabilidad social, simples mercancías en un mundo cruel, despiadado y sin alma. No hay que darle demasiadas vueltas. A un modelo económico así configurado le corresponde una democracia cada vez más limitada y oligárquica y una clase política que convierte la corrupción en el modo normal de gestionar la cosa pública.

Al final el nudo se fortalece y se consolida cada vez más. El tipo de Unión Europea que el Estado alemán garantiza, representa una alianza duradera entre élites económicas y políticas, entre oligarquías en guerra de clases contra sus poblaciones. Las élites económico-financieras que hoy mandan en nuestro país, incluidas la burguesía vasca y catalana, están de acuerdo en este modelo de sociedad, con este sistema productivo y con esta estructura de poder resultante. Ellos son los enemigos de España y solo enfrentándose a ellos sistemáticamente estaremos en condiciones de vencer. O ellos o nosotros.

¿Cuándo entenderemos que nuestros pueblos tienen un enemigo común y que solo unidos podemos vencerle?

Categorías: Attac Planet

Pánico en la élite financiera: la economía se hunde como el Titanic, pero sin botes salvavidas

Sáb, 16/05/2015 - 07:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

450_1000No solo Warren Buffett ha declarado que los activos bursátiles están sobrevalorados. Bill Gross, el principal gestor de bonos del planeta también llegó a esa conclusión, advirtiendo que “el mercado alcista de los bonos, que ha durado 35 años, llegará pronto a su fin”. En esa misma línea Robert Shiller, el ganador del Nobel, señaló que el mercado de los bonos se encuentra en niveles “irracionalmente altos”. La burbuja de la deuda mundial se ha hinchado a mas de 76 billones de dolares (U$7600000000000), mientras que las tasas de interés no han sido nunca tan bajas por un período tan prolongado de tiempo. Esto genera una enorme tensión que está sacudiendo los mercados de bonos en Alemania y Estados Unidos cuyo impacto comienza a elevar el costo de la deuda. Toda la burbuja del mercado de bonos amenaza con desplomarse y arrastrar a la baja a todo el mercado.

Ahora ha sido el economista jefe de HSBC, Stephen King, quien advierte que la economía mundial es como un funambulista que intenta mantener el equilibrio sobre una cuerda pero debajo no tiene una red para detener su caída, si esta se produce. Para Stephen King, los bancos centrales y los gobiernos se han quedado sin munición para combatir la próxima crisis financiera que está a la vuelta de la esquina.

Las declaraciones de Stephen King fueron recogidas en Business Insider y el Economista, en la cual explica que “la economía mundial es un transatlántico sin botes salvavidas. Si se produce otra recesión podría ser un golpe realmente duro para políticos y economistas”.

Esta declaración hace referencia a que en anteriores recuperaciones post crisis, las política fiscal y monetaria contaban con un gran margen de maniobra para reponer la munición. Pero la recuperación de la crisis iniciada en 2008 “se está caracterizando por la persistente escasez de municiones”. Ni la política fiscal ni la política monetaria tienen hoy margen de maniobra para contrarrestar los efectos del nuevo tsunami financiero que puede erupcionar en cualquier momento.

Este es el problema que ha comenzado a inquietar a la élite financiera. Hasta el FMI reconoció en abril que un pequeño accidente podría dar lugar a la mayor crisis financiera de la historia. Esto obligó a una reunión urgente de banqueros en Washington, en medio de la crisis de la deuda griega. Aunque la salida de Grecia del euro parece inevitable y hasta el ministro Wolfgang Schauble se ha encargado de minimizarla, lo cierto es que puede amplificar por diez veces los efectos de la quiebra de Lehman Brothers de hace siete años.

En todas las recesiones desde 1970, la Reserva Federal ha tenido margen para recortar los tipos de interés en un mínimo de cinco puntos porcentuales. Esta vez ese estímulo que se ha usado en forma tradicional, está totalmente descartado. Las tasas de interés del cero por ciento solo pueden descender a tasas negativas y esto implicaría el control total del dinero por parte de los bancos centrales. Y la crisis de liquidez que se vive a raíz de la crisis en el mercado de los bonos, es lo que está presionando por el fin del dinero en efectivoSe busca que gobiernos y bancos centrales puedan seguir el curso de cada euro o dólar y así evitar las fugas de capital y la evasión de impuestos.

Posibles orígenes de la primera chispa

La fragilidad de la economía real, el alto desempleo, la baja productividad, la débil demanda y la deprimida inversión indican que estamos lejos de la recuperación. Estos elementos se retroalimentan entre sí y generan una reacción en cadena por el efecto endeudamiento, de los cuales el mercado de bonos presenta todas las características para ser atacado por los especuladores, como está ocurriendo con Alemania.

El debilitamiento de la economía China es otra de las aristas que hunden a la economía mundial. Hasta el momento, China había sido el gran motor de la economía, pero a siete años su ritmo se ha fatigado y el gigante asiático está atrapado en sus propias burbujas. Muestra de su ritmo declinante lo da el hecho de que el banco central de China ha reducido las tasas de interés por tercera vez en seis meses, en un intento por contrarrestar la desaceleración económica y aliviar las presiones de la deuda a las empresas.

Pero a medida que China se contrae, lo hacen también las importaciones y exportaciones y todo el comercio mundial. Esto ha hundido los precios de las materias primas y puede provocar el colapso de varios países emergentes. Por otra parte, si la Reserva Federal sube los tipos de interés, puede provocar de inmediato una nueva recesión en Estados Unidos. Es decir, la Reserva Federal está condenada a mantener las tasas de interés en niveles mínimos por al menos un par de años. Y esta es una medida contraproducente dado que genera altas tensiones por el aumento de las burbujas y el nivel de ganancias de los dueños del dinero.

Asimismo, la crisis y el prolongado desempleo ha asfixiado a las agencias de seguros y los fondos de pensiones que en el futuro próximo no podrán cumplir con sus obligaciones. Esto podría desatar una histeria colectiva por intentar hacer líquidos todos los activos que tienen los agentes, que se verán obligados a vender a cualquier precio.

Como indicamos en La economía mundial vuelve a tambalearse en la cuerda floja, pese a los cientos de miles de millones de euros inyectados al sistema financiero la economía sigue al borde del precipicio. Por eso que las palabras de Stephen King resultan contundentes y aterradoras. Quizá más terroríficas que su homónimo escritor, el autor de El Resplandor. Decir que la economía mundial es como el Titanic, pero sin ningún bote salvavidas, le quita el sueño a cualquiera. Es el pánico que comienza a sentir la élite financiera ante la inminente próxima crisis.

El Blog Salmón

Categorías: Attac Planet

Si prendes una cerilla en papeles impregnados de gasolina…

Vie, 15/05/2015 - 13:00

Rosa María Artal - Comité de Apoyo de ATTAC España

Es asombroso. Tiras un vaso de cristal al suelo y, normalmente, se rompe. Prendes una cerilla en unos papeles untados de gasolina y se encienden. Si no les echas agua, se queman. Dejas de suministrar comida a un pájaro enjaulado y se muere. Le suprimes las medicinas a un enfermo y también, o al menos se siente mal. Dejas un helado al sol y se derrite. Colocas a 23º bajo cero una merluza y se congela. Abres un grifo, en el primer mundo y sin haber privatizado el servicio, y ¡sale agua!  Enseñas a pensar por sí mismas a las personas y son capaces de deducir sobre datos previos. Incluso de relacionar hechos con consecuencias.

España es famosa por haber disuadido el pensamiento racional y el pensamiento crítico en sus múltiples planes de educación, buena parte de ellos ideológicos. Algunos fueron más positivos de lo que se dijo, otros serán más negativos aún de lo que se prevé. Con un brutal atraso educativo, propiciado por los distintos prebostes, recuperó en el último tercio del siglo XX el rumbo. Pero la educación en este país ha dependido mucho del maestro que te tocara y de las luces de la familia o de los propios interesados; algo, bien es verdad, en lo que somos excepcionales.

Las personas que utilizan la lógica coligen que alguien que miente y no le pasa factura, difícilmente dejará de hacerlo. Entienden que quien roba y trampea sin consecuencia negativa alguna, continuará en la tarea que tantos réditos le proporciona. Llegan a la conclusión de que aquellos políticos que solo piensan en su beneficio no obrarán por el bien de la sociedad. Y, los más literales, que en una pocilga no crecen plantas sanas. Ni Perogrullo lo diría con mayor simpleza, pero se observa una clara dificultad en muchos ciudadanos de hacer deducciones de este cariz.

Uno debe plantearse una serie de cuestiones elementales antes de tomar decisiones de trascendencia. Atendamos al caso que está contando eldiario.es sobre los Papeles de Naseiro como ejemplo:

Según esta documentación, un partido político crea una caja B en la que mete dinero sucio, negro, tiznado, de donaciones no declaradas ni aclarados sus fines, de comisiones y trapicheos. Con ese dinero paga sobresueldos a discreción y campañas electorales de lujo que le colocan en situación de ventaja sobre sus competidores. La pone en marcha desde el momento que se funda el partido. Y pasan las décadas y todo sigue igual. Trabajando por los objetivos previstos.

La ley española no ha castigado la financiación irregular. Sí el cohecho pero no es fácil probarlo, especialmente si no se pone mucho empeño en ello. El diseño de la justicia se pergeña deliberadamente politizado al depender de cupos por partidos. Al juez que sale díscolo le caen males diversos ¿por casualidad?

Los gobiernos cuentan con medios económicos (procedentes del erario público que gestionan) para subvencionar a empresas, como las periodísticas, de muy diferentes formas. Apenas ningun medio ha hecho referencia a los graves hechos acreditados por eldiario.es respecto a la financiación en B del PP. ¿Por qué será?

En plena y agobiante campaña electoral ya, se lanzan encuestas como dardos. Y opiniones como si no hubiera mañana. Lo hay, y muy comprometido para todos. Se trata de pescar en el mar revuelto de una sociedad que -según los sondeos- parece mostrar unos vaivenes impropios de una ciudadanía madura y que en puertas de las elecciones mantiene un elevado porcentaje de indecisos. La dificultad de razonar y sacar conclusiones que evidencia un número decisivo de votantes, se ve asistida por quienes les digieren los mensajes. Se ven plumeros de todos los colores y en todas partes. Las personas que saben cuestionar, para deducir, los ven. Muchos otros no.

Múltiples preguntas a hacerse. Si votas privatización de la sanidad ¿es raro que se privatice la sanidad? Si en estadísticas oficiales se comprueba que dos millones y medio de personas dejan de tomar medicamentos porque eligen comer ¿no lo trajo el voto que otorgó ese poder para hacerlo? Si en el mapa de los desahucios farmacéuticos produce más víctimas en donde domina el partido que dictó la ley del copago ¿qué cabe pensar alberga la cabeza de esas personas?

Si se han destruido en esta legislatura más de un millón de empleos y se crean puestos de trabajo en precario y mal pagados, por horas y fecha de caducidad,  si han descendido los sueldos ¿quién se recupera?

Si se potencia el ladrillo y el turismo y se cercena la ciencia y la investigación ¿Será España un país avanzado y con futuro?

Si los recortes en todos los servicios esenciales para un bienestar que nunca alcanzó al de los europeos no han servido para equilibrar la economía y el PP ha aumentado la Deuda Pública a más de un billón de euros, tras desvalijar también la caja de las pensiones, ¿dónde está el milagro económico? ¿Por qué no se resalta en la prensa?

Si se dictan leyes y códigos Mordaza para una sociedad ejemplar en su protesta ¿Qué fin persiguen?

Y hay más, mucho más. Si un partido tiene el mismo programa neoliberal de FAES, es decir, del PP ¿cabe pensar que hará políticas distintas? ¿Con quién pactará en consecuencia y quién obtendrá el poder? Si ha recolectado candidatos por diferentes partidos y esquinas con la única condición de lucir uper class y repeinados ¿ofrece solvencia? ¿Qué intereses defenderá?

Hay otros partidos en liza, claro está. Pero no son por completo de la cuerda dominante del “sálvese quién pueda” que ha triunfado en el Reino Unido y tiene visos de ganar también en España, vía pactos, si la lucidez no lo remedia. Que puede aún remediarlo.

El egoísmo se impone como lema. De ahí que el pobre Adam Smith tratara de sistematizarlo para ser usado y abusado casi tres siglos después. La ley de la selva rige para el más fuerte o el más traidor. El más débil sucumbe aunque pague impuestos para que le pisoteen. Y ni siquiera es regla fija que funcione siempre auparse pisando a los demás. Legiones de jóvenes que enarbolan la bandera de una pretendida libertad absoluta (de mercados, de las otras no hablan) precisarían cambios frecuentes de pañal si les cayera a ellos o sus familias una enfermedad “cara” que no pudieran pagar.

Salvo oportunas huidas a diferentes limbos, nos queda el grueso de la campaña electoral. Caminaremos entre plumas, plumones y plumaje. Hay que preverlo. Y que el escorpión siempre mata a la rana en mitad del río… porque en este caso le esperan en una barca para llevarlo a la otra orilla. Los entusiastas del “yo primero” y el “sálvese quien pueda” en política  ¿se han planteado si quienes la proponen y practican van a favorecer los intereses propios o los de los ciudadanos? Es esencial el pensamiento lógico.

Encender con una cerilla papeles empapados de gasolina solía producir fuego y consunción. Corren a apagarlos sin cuartel, mientras siguen vertiendo carburante. El “Sálvese quien pueda” empieza en estos casos por uno mismo. Las víctimas, no cuentan. Ésas se ahogan en el emplasto, voluntariamente en muchos casos.

Pero imaginemos que todos nos apuntásemos a abandonar la lucha por ese modelo de convivencia que el poder actual y sus colaboradores han destruido. Hasta en el “Sálvese el que pueda”, el más tonto es el último.

Publicado en eldiario.es

El Periscopio

Categorías: Attac Planet

Con tres heridas

Vie, 15/05/2015 - 09:00

Gustavo Duch - Consejo Científico de ATTAC España

duchEsos primeros centímetros de suelo que cargados de nutrientes lo hacen fértil y productivo; las gotas, la humedad que permite a las plantas absorberlos y llevar a cabo la fotosíntesis que las hace crecer; y la sangre que nos mueve. Son los tres elementos básicos que permiten a la humanidad cultivar y cosechar los alimentos que nos dan y garantizan la vida. Pero en muchos lugares del mundo, la tierra, el agua y el sudor -cual tres heridas- son explotados para un propósito muy diferente a la sostenibilidad de la vida: la simple acumulación de capital.

Así vemos cómo los incalculables beneficios económicos que genera el aceite de palma son directamente proporcionales a las enormes pobrezas de países donde crece la palma, como el Congo. Vemos que las muchísimas hambres de Paraguay se corresponden a los muchísimos beneficios de la producción de soja que allí es monocultivo de pocos. O que la economía de Israel genera gran cantidad de ganancias a partir de una agricultura que nada hace por mantener la vida, al contrario, la hiere tres veces, hasta matarla.

Eso podemos concluir cuando leemos el reciente informe de la organización Human Rights Watch (HRW) llamado ‘A punto para el abuso’, en el que se denuncia una vez más cómo las haciendas agrícolas israelís, ilegal e injustamente instaladas enasentamientos en Cisjordania, son un impedimento absoluto para que la población palestina de la zona pueda sacar sus vidas adelante.

Se trata de una economía agraria sustentada en la triple usurpación de los recursos mencionados. Con muros y ejércitos, las haciendas están ocupando las mejores tierras del valle del Jordán. En concreto de sus 160.000 hectáreas, Israel ya se ha apropiado más de 125.000, o lo que es lo mismo, millones y millones de toneladas de materia orgánica, minerales, microorganismos… Ubicadas mayoritariamente sobre los acuíferos de la zona, ejercen un control y acaparamiento del agua casi absoluto para su agricultura de regadío intensivo. Y, duele escribirlo, entre las manos que las trabajan hallamos cientos de niñas y niños palestinos que cambian la escuela por peligrosos y malpagados trabajos en las haciendas para ayudar a sus familias y porque otro futuro ya no creen tener.

Pero su presente son duros trabajos agrícolas y el relato de los 38 menores entrevistados por HRW lo constata: «Dijeron que habían padecido náuseas y mareos. Algunos afirmaron haber sufrido desmayos mientras trabajaban en verano a elevadas temperaturas, que a veces superan los 40 grados a la intemperie, y son incluso mayores dentro de los invernaderos donde trabajan numerosos menores. Otros menores -continua el informe- dijeron que habían sufrido vómitos, dificultades respiratorias, irritación en los ojos y erupciones cutáneas tras haber rociado plaguicidas o haber estado expuestos a ellos, incluso en espacios cerrados. Algunos afirmaron sufrir dolores de espalda tras cargar pesadas cajas con productos o llevar contenedores mochila con plaguicidas».

Y este ultraje, ¿dónde encuentra los réditos? ¿Qué dinero circula para consolidar lo que bien podríamos considerar un segundo apartheid? Gracias a muchas movilizaciones sociales, como por ejemplo la campaña internacional BDS, Boicot, Desinversiones y Sanciones, sabemos que muchas de las verduras y frutas producidas en estos asentamientos son exportadas a Europa y que se ofrecen en muchos comercios y supermercados etiquetados sin ningún rubor con un inofensivo ‘Made in Israel’. El producto estrella son los preciadosdátiles medjoul que nos llevamos a la boca sin saber que la mayor parte de ellos han sido cultivados sobre tierras expropiadas a la población palestina.

El informe de HRW es contundente también en cuanto a sus conclusiones y recomendaciones, afirmando que tanto las políticas israelís de ocupación de territorios con estas fincas como la explotación de menores son graves violaciones de los derechos humanos y que, desde luego, «Israel debería desmantelar los asentamientos y, mientras tanto, prohibir que los colonos contraten a menores, conforme lo exigen las obligaciones asumidas por Israel en tratados internacionales sobre derechos de los niños y los trabajadores»; así como «otros países y empresas deberían concluir las relaciones comerciales con los asentamientos, incluidas las importaciones de productos provenientes de estos».

Situaciones como esta nos hacen entender que el pensamiento hegemónico de reducir la economía a la generación de riqueza monetaria nada tiene que ver con su función de satisfacer las (verdaderas) necesidades humanas. Y añado, que frente a economías de muerte, el boicot se convierte es un gesto de amor para la vida.

Gustavo Duch. El Periódico de Catalunya. 7 de mayo de 2015

Ilustración: Francina Cortés

Categorías: Attac Planet

Eurogrupo y gobierno de Grecia, un conflicto de fondo

Vie, 15/05/2015 - 07:00

Xavier Caño Tamayo -ATTAC Madrid

Desde hace meses, muchos medios de comunicación y voces del FMI, Banco Central Europeo (BCE) y Eurogrupo (reunión de ministros de economía y finanzas de la Unión Europea) moldean de modo torticero una visión nada veraz de las negociaciones del Gobierno griego con el Eurogrupo a propósito del pago de la deuda de Grecia. Voceros del Eurogrupo y FMI han dicho y reiterado cuan mal van las negociaciones, atribuyen a Grecia la responsabilidad del posible fracaso de las mismas y dicen no ver próximo acuerdo alguno.
Aumentan la presión y el acoso a Grecia y se intoxica la opinión pública con informaciones incompletas, textos manipulados y baile de titulares. ¿Preparan el ambiente para dejar caer a Grecia? Lo sorprendente, en este totum revolutum mediático, es el olvido sistemático de que los problemas financieros y la desorbitada deuda de Grecia son clara consecuencia de la actuación de los anteriores gobiernos griegos con la complicidad de BCE y FMI, que miraron a otro lado cuando debían supervisar, controlar y evitar males mayores.

¿No fueron gobiernos griegos, conservador y socialdemócrata (muy partidarios de esta Europa de finanzas y capital), quienes falsearon las cuentas públicas griegas, con la ayuda de esa oscura banca Goldman Sachs, para que Grecia pudiera ingresar en la zona euro? Que no quepa ni sombra de duda de que, más allá de cifras y qué necesita Grecia hoy o el mes que viene, el conflicto entre el Eurogrupo y el gobierno de Grecia es esencialmente político, además de caracterizarse por una desvergüenza intolerable.

La desfachatez llega a cotas inauditas cuando se insinúa que el Eurogrupo se niega a reestructurar la deuda griega porque el 80% de la misma es con el BCE y la eurozona, y reestructurarla supondría pérdidas para los contribuyentes europeos (preferimos llamarlos ciudadanos), incluidos los de países más pobres que Grecia. ¿Desde cuando les ha interesado de verdad la suerte de la gente común? Y, ya puestos, ¿por qué no hablamos de cuánto ha costado y cuesta a los contribuyentes europeos el rescate de la banca?

Intoxicaron la campaña electoral griega del pasado enero con amenazas y chantajes, augurando todo tipo de desgracias para Grecia si triunfaba Syriza, pero no pudieron evitar que el pueblo trabajador lo eligiera para gobernar. Ahora intentan que Syriza fracase, porque no pueden permitir que el Gobierno griego de izquierda tenga éxito, no sea que consiga aún mayor apoyo de la ciudadanía. El Eurogrupo no quiere en absoluto que una Grecia gobernada por la izquierda se salga con la suya y habrá un nuevo camino para afrontar los problemas.

Por eso exigen acelerar las reformas exigidas. ¿Reformas? En España sabemos muy bien qué significan sus reformas. Esas reformas han traído creciente precariedad laboral más desigualdad y pobreza no vistas desde hace décadas. Esas reformas han hecho posible que en el Reino de España haya gente que pasa hambre y que la única comida de muchos niños sea la del mediodía en la escuela y las vacaciones escolares se conviertan en problema, porque en casa no hay para comer todos los días. Poer desgracia, no es el único problema que la dichosa austeridad causa.

Sin embargo, quienes defienden los intereses de los poderosos acreedores exigen al Gobierno griego una reforma laboral con despidos masivos, recortes de pensiones y bajo salario mínimo. ¿Cómo se puede exigir eso cuando la austeridad impuesta ha arruinado la vida de millones de griegos? A la minoría que manda en Europa le importa un rábano la gente y, además, no puede permitir que Syriza triunfe. Porque teme que su modo de gobernar, cambiando las cosas y pensando en la mayoría de la gente, cunda en Europa. Es obvio que el Eurogrupo desvela obscenamente al servicio de quién está. Al de esa minoría que se suele decir es el 1% de la población.

Y ahora cabe finalizar recordando que, además, una parte de la deuda griega es ilegítima. Como la contraída para comprar buques de guerra, submarinos y helicópteros de combate a Francia y Alemania… en tiempos de crisis y austeridad. Y la deuda ilegítima, contraída contra los intereses del pueblo trabajador, no debe ser pagada.

Publicado en elmercuriodigital

Periodista y escritor
Twitter: @xcanotamayo

Categorías: Attac Planet

Ignacio Ramonet: El cambio climático, las armas nucleares y el capitalismo amenazan la humanidad

Jue, 14/05/2015 - 13:00

Ignacio Ramonet – Consejo Científico de ATTAC España

“La victoria sobre el fascismo hace 70 años significó la salvación del planeta, fue una forma de sobrevivir, pero hoy se ciernen sobre el mundo otros peligros, otras batallas que hay que dar”

elmercuriodigital ▫ AVN

El cambio climático, el armamentismo nuclear y la forma de capitalismo neoliberal, ultra liberal amenazan la existencia de la humanidad, por lo que se impone luchar contra esas nuevas amenazas, señaló el periodista e intelectual español Ignacio Ramonet, en declaraciones desde Moscú, Rusia.

Su reflexión la compartió con Prensa Latina antes de partir de Moscú, donde asistió el sábado pasado a la conmemoración del aniversario 70 de la Gran Guerra Patria, como se conoce la victoria del Ejército Rojo de la Unión Soviética contra las fuerzas del nazifascismo alemán el 9 de mayo de 1945.

“La victoria sobre el fascismo hace 70 años significó la salvación del planeta, fue una forma de sobrevivir, pero hoy se ciernen sobre el mundo otros peligros, otras batallas que hay que dar”, insistió.

Ramonet fue uno de los promotores del Foro Social Mundial de Porto Alegre -Brasil- que propuso el lema: “Un mundo mejor es posible”, y es autor de más de 20 libros entre los que sobresalen las entrevistas autobiográficas Cien horas con Fidel y Mi primera vida (testimonio del comandante Hugo Chávez).

Al referirse a la celebración del aniversario 70 de la victoria en Rusia, Ramonet indicó que fue un triunfo de los aliados, pero aclaró que la carga más importante recayó en el ejército y el pueblo soviético, que perdieron más de 20 millones de vidas para salvar al mundo del horror nazi.

Hizo especial mención de la asistencia, entre los mandatarios invitados a los actos centrales del Día de la Victoria, del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro; del mandatario cubano, Raúl Castro, y resaltó de ellos que expresaron la solidaridad de toda América Latina y el Caribe con la victoria contra el nazismo.

“Ellos mismos y sus pueblos, como representantes de la corriente progresista latinoamericana y caribeña, tuvieron que enfrentar otra forma de imperialismo que trataba de dominar a la región, como quiso en Europa la Alemania nazi”, reflexionó el intelectual.

Añadió que 70 años después de la derrota de la Alemania nazi, la humanidad sigue enfrascada en luchas para lograr una sociedad más justa y más solidaria.

Categorías: Attac Planet

¿La rebelión de las masas?

Jue, 14/05/2015 - 09:00

Leopoldo de Gregorio – degregorio.unaeconomiasocial

Como avance de lo que se habrá de iniciar en “Origen, patología, evolución y superación del capitalismo” (IX)

Hoy, 8 de mayo del 2015, cuando me disponía a rediseñar una vieja y recurrente metodología a través de la cual hacer que sea el pueblo el que establezca lo que haya de ser su propio destino, acabo de leer las encuestas que vaticinan quiénes serán aquéllos que en las municipales y autonómicas (como un prolegómeno de lo que haya de ocurrir en la generales) rijan nuestras comunidades.  Ahora, cuando veo los resultados de la intención de voto de los que creemos encontrarnos por encima de los animales, me pregunto si esta creencia ha sido fruto de esa facultad en la que debería fundamentarse el sostenimiento de esta opinión, o si por el contrario no deja de ser más que una manifestación, que recusando dicha facultad, se acomoda  a hacer uso una disposición de naturaleza darwinianamente evolutiva. Ahora, cuando observo que la corrupción que ha podrido las posibles esencias que pudieran haber existido en los partidos de todos los colores  no afecta para nada las decisiones que el pueblo haya de ejercer, empiezo a dudar que en ese pueblo pueda enraizar la semilla que le lleve a rechazar lo que en función de esa supuesta capacidad de razonar tendría que motivarle para que no se comportara como  un hato.

El tratar de evidenciar la estupidez  es tarea harto difícil. Es casi tan difícil como intentar salir indemne de esta pretensión. Sin embargo el objetivo que estamos obligados a alcanzar supera todas las recriminaciones que por hacer patente lo evidente es preciso afrontar. Solemos aceptar con cierta tolerancia y reconocimiento una discapacidad físiológica; sin embargo, en lo que se refiere a cosas de la mente y en función que su rechazo estaría condicionado por nuestra propia capacidad de razonar, rechazamos aquellas discapacidades que pudieran afectar a esa facultad con la que potencialmente podríamos elaborar este rechazo. Poner en entredicho nuestra propia capacidad de valorar, y sobre todo concienciar a aquéllos que a tenor de la existencia de este rechazo no están dispuestos a cuestionarla es extremadamente ingrato.

¿Habéis observado cómo esos que dicen están gobernándonos califican al pueblo de sabio cuando en realidad lo consideran como una masa amorfa que suelen amoldar hasta la estupidez?

imagen 1

Una muestra de la identificación de la piel negra con la sangre azul.

La mayor parte de los seres humanos estamos capacitados para hacer uso de nuestro potencial intelectivo. Lo que ocurre, y es por eso por lo que, los que haciendo uso de él verdaderamente lo practican, nos dicen lo sabio que es el pueblo. A diferencia de éstos, el pueblo, como una entidad impersonal principalmente motivada por las incitaciones que se concitan en una naturaleza gregaria en la que se prefiere dejarse llevar que obligarse a hacer uso de su capacidad intelectiva se desenvuelve en un profundo vacío; un vacío que carente de una voluntad de análisis es aprovechado por los que Ortega definió como el gobierno de los excelentes es rellenado con toda la basura que es capaz de producir los que pretenden mantenerse en el podio.

¿Cómo se desarrolla la conducta de esos que tratan de formarnos a su forma desde elevados y purpúreos púlpitos calificándose como pastores, cuando, con independencia de contemplarnos como ovejas, salvando las distancias que concurren entre el dicho y el hecho no comparten su olor?

Plano de la choza de un pastor.

Plano de la choza de un pastor.

¿Somos conscientes que como consecuencia del esfuerzo que exige relacionarnos mentalmente con aquello que estamos haciendo, la mayor parte de nuestras actividades las materializamos de una forma mecánica? En consecuencia ¿cómo nos va a ser dable superar las arbitrariedades y disposiciones de unas élites que habiendo introyectado en nuestras mentes a través de los más variados artificios la validez de su metodología, tendríamos que hacer el esfuerzo supremo de hacer uso de una capacidad de análisis que no estamos acostumbrados a emplear?  ¿Somos conscientes (aunque para la mayor parte de los mediatizados sea demasiado pedirle), que nos han convertido en autómatas?

Todo lo cual me lleva a una situación tremendamente incómoda. Y no lo digo por los improperios con los que me habrán de obsequiar. Lo digo porque si ante la necesidad de tener que forjar una metodología a través de la cual sea el pueblo el que diseñe lo que haya de su ser su destino, advertimos que aquél, en función de su abulia se encuentra maniatado por aquéllos que piensen por él, en función de la emotividad con la que el pueblo reacciona cuando es consciente de la utilización de que es objeto se manifiesta de una forma violenta, el tratar de encauzar de una manera inteligente lo que con esta concienciación se pretenda conseguir constituye una tarea ímproba. Y esto, en función de la reacción simpático primitiva que tan concluyentemente nos mostró L.S.Vygotski en su obra “El desarrollo de los procesos psicológicos superiores” El pueblo puede ser tan maleable como violento; tan sumiso como heroico. Esto lo saben bien los que tratan de hacer uso de él. Y es por ello por lo que estando de acuerdo con la mayor parte de las exposiciones que hizo Ortega en su obra “La Rebelión de las Masas” debido a los subjetivismos y el control subliminal y material con los que suelen impartir sus mandatos ese selecto grupo de los ·”excelentes”, he puesto en interrogación el título con el que inició su obra.

En concordancia con lo expuesto y a la espera de poder continuar on esta serie, por ahora sólo voy a transcribir algunos pasajes que figuran en algunos de los artículos que con anterioridad he publicado.

“Una comunidad vertebrada (a diferencia de aquélla invertebrada a la que Ortega le adscribió como singularidad la de no contar entre sus filas con unas minorías selectas)  sólo puede ser la que, a través del concierto y del entendimiento entre sus componentes, lo que haya de ir engarzando su espinazo sea gestado en concordancia con las necesidades y las iniciativas de sus miembros. Las excelencias son el destello que surge del chisquero; pero para que este chisque pueda llegar a alumbrar se necesitan unas manos, que materialicen lo que con la colaboración del chisque sea posible conseguir. Su prevalencia siempre deberá estar determinada por la representatividad que democráticamente tenga que ostentar la mayoría. Aprecio que es preciso el concurso de un organismo que legisle y mande ejecutar los conciertos que se hayan podido alcanzar en el conjunto de las asambleas. Pero sólo como una entidad que pondere y que tamice las conclusiones depuradas en las mismas y que a su vez esté ponderada y tamizada por éstas. En este contexto disiento sobre el principio de división de poderes, tal como Montesquieu lo interpretó. La independencia de los poderes tenemos que asumirla como necesaria cuando constituya una función de relación entre poderes que estén representando de manera directa la voluntad del pueblo; cuando estos poderes se hayan alcanzado a través de una representación no puede concurrir la existencia de una independencia entre éstos y la ciudadanía.”

“Hemos de perseguir que el Estado sea una conformación en la que su gobierno sea llevado a cabo por aquéllos que no tengan como su único objetivo el gobernar. Hemos de perseguir que el Estado (rememorando a Webber), no sea la coacción legítima que haciendo uso de la fuerza que como Poder se ha conferido, ejerza el monopolio de la violencia. Y es que al haberlo permitido, hemos consolidado la tiranía de los que se consideran excelentes.”

“De la misma manera que las pasiones que se suscitan en las masas acostumbran degenerar en un caos generalizado, las subjetividades de los excelentes (en contraposición a Ortega), la mayor parte de las veces no hacen más que racionalizar la vigencia de la degeneración racionalmente subjetivada.”

“Una democracia real no es un plato de buen gusto para aquéllos que se consideran superiores. Una democracia real, debido a que en ella se ha de sintetizar una voluntad general, ha de ser estructurada a través de una ponderación y un compromiso por parte de la generalidad; una ponderación y un compromiso que estarían condicionando las megalomanías de los excelentes. Yo opino que lo que haya de ser, lo han de decidir aquéllos que tengan que sufrirlo o disfrutarlo. No unas excelencias que se lo hayan de dar hecho. A mi entender, las funciones que estas excelencias deberán desarrollar, se tendrán que ceñir a mostrarnos la procedencia o en su caso inconveniencias que se pudieran derivar de los supuestos contemplados por la ciudadanía; y una vez decantado y asumido lo que se hubiera considerado como más aconsejable, dejar que sea la ciudadanía la que emita la palabra.”

Categorías: Attac Planet

La manipulación de los medios en su cobertura de lo que ha pasado en las últimas elecciones británicas y su relevancia para España

Jue, 14/05/2015 - 07:00

Vicenç Navarro - Consejo Científico de ATTAC España

Este artículo presenta datos que cuestionan la interpretación muy sesgada que se ha dado en los mayores medios de información y persuasión españoles de las elecciones que tuvieron lugar hace unos días en el Reino Unido.

Ha habido casi un consenso entre los mayores medios de información en la presentación de lo que ha ocurrido en las últimas elecciones británicas, presentándolas como una victoria arrolladora del Partido Conservador, consecuencia del éxito de sus políticas de austeridad, que han consistido en unos enormes recortes del gasto público social -desmantelando y privatizando su Servicio Nacional de Salud- y unas reformas laborales que han llevado a un gran deterioro de su mercado laboral, con un gran incremento de la precariedad y el descenso de los salarios. Se asume que, como consecuencia de estas políticas de austeridad, la economía británica se ha reanimado con uno de los crecimientos económicos más elevados que existen hoy en Europa, lo cual explica el voto tan favorable al Partido Conservador.

Esta gran victoria del Partido Conservador se presenta junto con lo que se define como el gran colapso del Partido Laborista, el cual se atribuye al “izquierdismo” de su dirigente, el Sr. Ed Miliband, que se distanció de la Tercera Vía o Blairismo, que supuestamente ganó las elecciones británicas en tres ocasiones consecutivas aplicando sus políticas de claro corte liberal. Este argumento, a favor de la Tercera Vía, es utilizado constantemente por los grandes medios de comunicación para acentuar la importancia de que los partidos laboristas o socialdemócratas se vayan al centro político, que es donde se asume están la mayoría de votos.

En esta presentación se ignoran u ocultan los datos que muestran el error y/o falsedad de cada uno de sus supuestos. Veamos los datos:

1. Veamos primero el “gran éxito del blairismo”. Como ya mostré en su día (ver mi artículo “Tony Blair y el declive de la Tercera Vía”, Sistema, 16.11.12), las políticas del gobierno Blair fueron enormemente impopulares y sus victorias consecutivas no se debieron al apoyo popular, sino al sistema electoral británico, que es de los menos representativos hoy en la Unión Europea. El Partido Laborista pasó de recibir el apoyo electoral de un 33% del electorado en el inicio de su periodo gobernante, 1997, a un 25% en 2001, y un a 22% en 2005. Si el Reino Unido hubiera tenido un sistema electoral proporcional, el Partido Laborista habría perdido la mayoría parlamentaria ya en las segundas elecciones. Que consiguiera la mayoría hasta el año de su colapso parlamentario, 2005, no fue –como sus ideólogos, como Anthony Giddens, indicaban- resultado de su supuesta popularidad, sino al contrario, como consecuencia del enorme sesgo del sistema electoral y de la crisis del Partido Conservador. Un tanto semejante le ocurrió, por cierto, al partido gobernante socialdemócrata alemán. Todos los partidos socialdemócratas pertenecientes a la Tercera Vía (que eran la mayoría que gobernaban la Unión Europea) han sido derrotados electoralmente con una gran pérdida de su apoyo electoral, perdiendo a su vez un gran número de militantes y simpatizantes. Lejos de ser un éxito, la Tercera Vía ha sido un fracaso electoral de primera magnitud en todos los países donde ha gobernado.

2. El Partido Laborista, en estas últimas elecciones, lejos de sufrir un colapso, aumentó sus votos (737.799), más de los que vio aumentar el Partido Conservador (607.906). En realidad, pasó de obtener el 29% de los votos al 30,4%. A pesar de ello, perdió 26 escaños (pasando de 258 en 2010 a 232 en 2015) debido a la enorme falta de proporcionalidad del sistema electoral. En cambio, el Partido Conservador pasó de tener 307 a tener 331, consiguiendo mayoría absoluta en el Parlamento.

3. El voto del otro partido de izquierdas, situado más a la izquierda que el Partido Laborista, el Partido Nacionalista Escocés, aumentó especialmente (936.050 votos más), pasando de 491.386 votos a 1.454.436, consiguiendo 56 escaños.

4. El voto del Partido Verde, más a la izquierda que el Partido Laboralista, aumentó también espectacularmente, de 285.616 en 2010 a 1.157.613 en 2015.

Sumando las izquierdas, el número de votantes de izquierdas es muy superior al voto de las derechas, siendo su crecimiento mucho mayor que el del Partido Conservador. Y, en cambio, en el Parlamento Británico, el Partido Conservador, que no contó con el apoyo de casi el 70% de los votantes, tendrá mayoría absoluta, presentándose esta mayoría como un indicador del giro a la derecha (que llaman el centro) de la población británica.

Qué ha pasado en realidad en el Reino Unido y su relevancia para España

Es sorprendente que un partido como el Partido Conservador, cuyas políticas han dañado sustancialmente a las clases populares de las distintas naciones que constituyen el Reino Unido (Inglaterra, Escocia, País de Gales e Irlanda del Norte), no solo no descendiera, sino que incluso viera aumentado su apoyo electoral. Y dos fueron las causas de que ello ocurriera (ver “What Went Wrong For Labour In The UK Election?”, de Henning Meyer, 08.05.15, en Social Europe Journal). Una fue que el Partido Laborista, aunque intentó distanciarse del blairismo, no rompió con el marco liberal, y por lo tanto no criticó con suficiente fuerza, contundencia y credibilidad las políticas de austeridad del gobierno conservador, pues incluso su programa (el laborista) aceptó la necesidad de seguir la ortodoxia liberal que exige equilibrar las cuentas del Estado. Lejos de ser demasiado “izquierdoso” (como los mayores medios lo presentaron), el programa todavía estaba enmarcado en muchos elementos de la ortodoxia liberal que dificultó la imagen de cambio que quería dar.

Y la segunda razón es que el Partido Conservador jugó muy fuerte su carta de “defensor de la Patria y de la Nación británica”, alertando al electorado de que la dependencia de un futuro gobierno laborista del apoyo ofrecido por el Partido Nacionalista Escocés, pondría en peligro la unidad del Reino Unido. Dicho partido escocés, que no acentuó su compromiso independentista en su campaña, enfatizando en su lugar su programa claramente a la izquierda del Partido Laborista, había ofrecido su alianza al Partido Laborista para desbancar al Partido Conservador. Como he indicado en la sección anterior de este artículo, sumando todos los votos de las izquierdas, su número es mayor que los del Partido Conservador, con lo cual, en un sistema proporcional, las izquierdas hubieran tenido una clara mayoría.

En España vemos paralelismos con lo ocurrido en el Reino Unido. El Partido Popular continúa siendo uno de los partidos mayoritarios en el país, aunque ha perdido un número muy elevado de sus votantes. Conocedor de la gran impopularidad de sus políticas de austeridad, este partido sigue una estrategia muy parecida a la del Partido Conservador en el Reino Unido. Primero, atribuye el crecimiento de España a las políticas de austeridad, lo cual es claramente falso, pues esta recuperación se debe al propio enlentecimiento y tímida reversión de las políticas de austeridad (habiendo crecido, por ejemplo, el gasto y el empleo públicos este año), al abaratamiento del petróleo, a la devaluación del euro y a las medidas expansivas necesarias del Banco Central Europeo.

La otra estrategia ha sido la de intentar movilizar a su electorado frente a los “rojos” y “separatistas” que amenazan con destruir la unidad de España. Las políticas del Ministro Wert, claramente provocadoras hacia el catalanismo, tienen un objetivo claro: el de acentuar el conflicto Catalunya-España, que les ha ido pero que muy bien a los nacionalistas de ambos lados del Ebro. El PP siempre ha sido un partido minoritario en Catalunya. De ahí que su anticatalanismo vaya orientado al resto de España a movilizar a los defensores de la patria. Y les está yendo muy bien.

Por otra parte, el PSOE no ha roto con su marco liberal. Basta leer u oír al economista asesor del candidato Pedro Sánchez, el Sr. José Carlos Díez, para ver su hostilidad hacia el gobierno Syriza (el gobierno griego que está intentando romper con la austeridad impuesta por una estructura de poder uno de los portavoces de la cual es el laborista holandés Jeroen Dijsselbloem, Presidente del Eurogrupo) o su oposición a políticas redistributivas (“para distribuir hay primero que crecer”, sin ocurrírseles que es al revés, que para crecer hay que distribuir, estimulando la demanda doméstica de las clases populares), entre otros indicadores de su liberalismo. En realidad, el crecimiento de Podemos está muy relacionado con el abandono de las políticas tradicionalmente socialdemócratas por parte de un partido que se autodefine como socialdemócrata.

La gran diferencia, sin embargo, entre España y el Reino Unido, es que Escocia está gobernada por un partido que en España se le definiría como “radical izquierdista”, y que ha obtenido la gran mayoría de los escaños escoceses, mientras que en Catalunya hay un gobierno conservador-liberal que no ha conseguido el apoyo de la mayoría de las clases populares, debido a las políticas de claro corte liberal (de mayor dureza en sus recortes) que han antagonizado a tales clases, al revés que en Escocia. Esta es la realidad ocultada por los mayores medios de información, que son también de persuasión.

Publicado en Público.es
vnavarro.org

Categorías: Attac Planet

La cosa

Mié, 13/05/2015 - 13:00

Jesús García Gualdras

Y el albañil, y la limpiadora, y el carpintero, y la cuidadora, las trabajadoras y los trabajadores de todos los sectores se quedaban sin trabajo…. Porque la cosa empezó a ir mal.

Y la tendera y el tendero cerraron la tienda porque la cosa iba muy mal.

Y había niñas y niños y había enfermos y había dependientes y había violencia de género….pero despidieron a maestras, a médicos, a enfermeras, a trabajadoras sociales porque la cosa iba cada vez peor.

Y unas y otros buscaban trabajo pero la cosa seguía fatal.

Y algunos jóvenes encontraban trabajo……sin paga, becarios se llama la cosa.

Y los jóvenes empezaron a emigrar porque la cosa pintaba mal.

A las familias las echan de sus casas cuando la cosa acaba yendo mal.

Muchas y muchos de los que encuentran faena trabajan diez horas, cobran siete y cotizan por cuatro y la explicación, ya saben….es que la cosa está fatal.

Los ministros, con altavoces, con portadas de  periódicos, armados con informes de los organismos criminales y con muchas luces de neón dicen que la economía, la bolsa y el crecimiento van bien, y que el paro ya….ya se va arreglando, pero que no hay que pedir cosas raras como…… jornadas y jornales normales que permitan vivir dignamente porque la cosa sigue estando mal.

Al final nos meten el miedo en el cuerpo, los que trabajan miedo de perder el salario, y los que no trabajan miedo de no encontrar nunca trabajo, y así está la cosa.

Y la cosa es que todo lo que vemos…… casas, muebles, ropa, libros, comida, bolígrafos, vehículos, cultivos, hospitales, escuelas…..todo lo que se pueda imaginar, todo es naturaleza, trabajo y saberes, emociones y sueños, pero han conseguido que solo veamos dinero.

El dinero dicen que se inventó para facilitar el comercio, y dicen que es una herramienta para representar el valor del trabajo, pero los traficantes que se pusieron el nombre artístico de banqueros lo convirtieron en un tóxico que envenena las relaciones entre las personas, en una droga que nos esclaviza, y en un arma mortífera que nos roba, nos estafa y nos asesina, y que a su vez, nos puede convertir en ladrones, estafadores y asesinos, y los traficantes, además se han quedado con el grifo y dispensan las dosis a su gusto y antojo.

Hay traficantes ilegales de drogas, de mujeres, de niñas y niños, de corrupción, de influencias….. pero todos los traficantes ilegales necesitan al gran traficante legal del dinero para convertir en “ beneficio limpio” el tráfico sucio.

Thomas Jefferson 2º presidente de los EE.UU., allá por el año 1800, dicen que dijo, “si algún día dejamos que los bancos u otras empresas fabriquen el dinero, nuestros hijos se verán una mañana sin techo sobre sus cabezas y sin suelo debajo de sus pies en la tierra que conquistaron nuestros padres”.

Y en eso estamos ahora, a eso hemos llegado y somos nosotras y nosotros, la gente, la que tiene que empezar a comprender, porque saber….sabemos mucho, pero comprender…….comprendemos mal y es necesario comprender para solucionar la cosa, porque los traficantes y sus cómplices comprenden perfectamente que sus negocios van bien………. cuando la cosa va mal.

El genio de Tréveris nos legó su XI tesis sobre Feuerbach, “los filósofos han interpretado el mundo de distintas formas pero de lo que se trata es de transformarlo”, pero él mismo se pasó la vida interpretando y comprendiendo para formular tesis de transformación.

Quizás el pensamiento y la acción deban caminar acompasados, volver a unir emoción y razón para comprender y transformar.

Las últimas palabras de “Las venas abiertas…..” de Eduardo Galeano resumen lúcida y poéticamente lo que se quiere decir, “Hay quienes creen que el destino descansa sobre las rodillas de los dioses, pero la verdad es que trabaja, como un desafío candente, sobre las conciencias de los hombres”.

Categorías: Attac Planet

La carta de Schleicher y la educación del sentido común

Mié, 13/05/2015 - 09:00

José Segovia MartínRebelión

Dicen que Albert Einstein dijo que “el sentido común son los prejuicios a los 18 años de edad”, en justa referencia a todas esas interpretaciones subjetivas del mundo que, al cabo, terminan coincidiendo con las de la gran mayoría, no porque las hayamos pensado con calma, sino más bien por lo contrario. Damos por sentadas la mayor parte de las cosas, pero aun cuando dudamos, sabemos que la satisfacción interior de enfrentarnos a la opinión general por una convicción también supondrá un gran coste. Esta es una consecuencia inherente, más o menos aceptada, de la lucha de clases, y una rémora para la transformación de la sociedad. Y es que, a la manifestación del pensamiento discordante suele imponerse el miedo, la pereza o la amnesia.

Pero el pensamiento crítico que nos permite enfrentar o defender con valentía el orden de las cosas no se desarrolla con salud por sí solo, pues hace falta un medio de cultivo apropiado que permita el florecimiento de la integridad intelectual de los individuos. Es evidente que el modelo educativo es un factor determinante en el desarrollo cognitivo de los ciudadanos. De cómo sea o deje de ser este modelo dependerá, en parte, la visión del mundo de las generaciones futuras.

Hoy, el organismo internacional más influyente en la evaluación de nuestros estudiantes y, por lo tanto, en la percepción de la calidad de nuestro sistema educativo es la OCDE. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos. Sí, sí, ¡económicos!

Conviene recordar en este punto que el objetivo de la OCDE es maximizar el crecimiento económico según los parámetros del actual modelo de desarrollo global. Es más, “liberalizar progresivamente los movimientos de capitales y servicios” es requisito indispensable para los países miembros de la OCDE. Vamos que, se esté a favor o en contra de tal cosa, de ideología en eso, como podrán comprobar, no hay nada de nada, qué va.

Pues bien, el informe PISA (por sus siglas en inglés: Programme of International Student Assessment) es el examen que poco a poco nos han colado como método objetivo de medición del nivel educativo de nuestros adolescentes. Y ya lo habrán imaginado, es la OCDE quien elabora este informe.

Pero, ¿qué se pretende con un informe que cuantifique el conocimiento de nuestros adolescentes a nivel internacional?, ¿bajo qué criterios se diseña?, ¿es realmente objetivo?, y ¿cómo influye en las políticas educativas de los países?

Andreas Schleicher es el subdirector de Educación en la OCDE. Pero se nos juzga por lo que hacemos. Así que, permítanme un inciso. Andreas Schleicher es también miembro del patronato de Teach for All, una organización educativa financiada por corporaciones como HSBC, Visa, DHL o Credit Suisse. Según su propia página web, pretenden combatir la desigualdad y transformar las escuelas mediante el desarrollo del liderazgo. Operan contratando personas jóvenes a las que con pocas horas de formación dicen haber formado en la excelencia. Sin embargo, muchos consideran que el verdadero propósito de esta organización estriba en infiltrar en las escuelas públicas una suerte de misioneros de la causa poco formados pero altamente motivados con el objetivo de inocular una determinada ideología neoliberal. Solo hay que navegar unos minutos por internet para cerciorarse de lo que premeditadamente oculta esta organización. Por aportar un último dato, la filial de Teach for All en España se denomina Empieza por Educar, cuyo patronato está presidido por Ana Patricia Botín. Es más, en 2011 la Consejería de Educación del Gobierno de Esperanza Aguirre concedió subvenciones a esta fundación para el desarrollo de su programa “Refuerza” en institutos de Educación Secundaria de la Comunidad de Madrid, según puede consultarse en la orden 1556/2011 del BOCM.

El caso es que el pasado año Andreas Schleicher recibió una carta abierta firmada por Heinz-Dieter Meyer (State University of New York) y Katie Zahedi (Principal, Linden Ave Middle School, Red Hook, New York), a la que se han sumado decenas de personalidades relevantes del mundo de la educación, como Noam Chomsky o Alfie Kohn, entre otros.

La carta muestra su preocupación por las consecuencias negativas del informe PISA. En primer lugar, por su contribución a un incremento de este tipo de pruebas cuantitativas que etiquetan a estudiantes, profesores y sistemas educativos según los resultados obtenidos en un examen necesariamente imperfecto. Estas etiquetas, según los firmantes, están siendo determinantes en la elección de las políticas educativas de los países, a pesar de las limitaciones manifiestas de la prueba. Resulta evidente que quien legisle en función de las orientaciones de PISA estará legislando según unos pocos aspectos, asumiendo la parte por el todo.

Resalta la carta además que los países han comenzado a aplicar políticas educativas de corto plazo, diseñadas para escalar en la clasificación, cuando se ha revelado en diversas investigaciones que los logros educativos derivados de políticas eficaces tardan años en manifestarse de manera significativa.

Cabe destacar, por otra parte, cuáles son las áreas que pretende medir el informe PISA. A saber, la competencia en matemáticas, comprensión lectora y ciencias naturales. ¿Dónde quedan el resto de facetas? ¿Dónde queda la ética o el arte? Inevitablemente, mientras aumenta la presencia de PISA, se reduce el “imaginario colectivo acerca de lo que la educación es y debería ser”, al tiempo que se empuja a los ciudadanos a establecer –si cabe aún más– categorías de prestigio entre las distintas materias y su contenido.

Por último, cuanto más se impone este sistema de medición, más se estrecha el cerco de lo que debe ser enseñado y aprendido, y más autonomía pierden los maestros. La libertad de cátedra es un fenómeno en peligro de extinción.

En un mundo cuyos sistemas educativos se orientan cada vez más hacia el sistema productivo y el mercado de consumo, estos modelos de examen prefabricado sirven para fomentar un conocimiento específico y dirigido, donde la improvisación vital, la creatividad y la diversidad están siendo aniquiladas en detrimento de la planificación excesiva, la burocracia y el reduccionismo cultural a nivel global. El papel de la educación como motor de transformación social e individual cumple hoy un espacio marginal en el currículo de nuestras escuelas. En muchas ocasiones, los profesores viven ahogados por una ridícula e inservible carga administrativa y no disfrutan de las condiciones necesarias para dedicarse a fondo a lo verdaderamente importante: la agitación de las conciencias y el impulso del pensamiento crítico y constructivo. Eso, obviamente, excede en mucho el conocimiento necesario pero meramente instrumental y ordinario de las materias.

Schleicher contestó a la carta pero, como podrán imaginar, no aceptó ninguna de las consideraciones anteriores. Quizá el sentido común nos lleve a pensar que sus exámenes de conocimiento son necesarios, y que no hay lugar para extender la duda sobre lo que miden, lo que dejan de medir, sus efectos o las intenciones de la OCDE. Pero el pensamiento crítico se inventó para algo, y también se abona fuera de las escuelas.

Categorías: Attac Planet

¿Final del Papá-Estado?

Mié, 13/05/2015 - 07:02

Germán Gorraiz López . ATTAC Navarra-Nafarroa

Aunque previamente ya había diversos indicios que mostraban síntomas de desaceleración, la cruda realidad empezó a plasmarse a partir de enero de 2008 con el inicio del hundimiento bursátil aunado con un escenario inflacionista debido a los galopantes incrementos de los precios de los carburantes y de los productos alimenticios y que finalmente terminaría por desencadenar lo que ha venido a denominarse la crisis económica de 2008. Así, la economía española de la última década se ha basado en la conocida “dieta mediterránea”, (cuyos ingredientes principales eran el “boom” urbanístico, la exportación, el turismo y el consumo interno), fórmula que creaba excelentes platos minimalistas, de apariencia altamente sugestiva y precio desorbitado pero vacíos de contenido culinario y con fecha de caducidad impresa (2008), debido al estallido de la burbuja inmobiliaria y el hundimiento del castillo de naipes de la economía española. En consecuencia, la entrada en recesión de la economía española implementó el estigma de la incertidumbre y la incredulidad en una sociedad inmersa en la cultura del Estado de Bienestar del mundo occidental, derivando posteriormente en un shock traumático al constatarse el vertiginoso tránsito desde niveles de bienestar hasta la cruda realidad de la pérdida del trabajo y posterior desahucio, inmersión en umbrales de pobreza y dependencia en exclusiva de los subsidios sociales, no siendo descartable el finiquito del llamado “Estado Asistencial” en el horizonte del próximo quinquenio.

Instauración del copago sanitario total

El finiquito a la prescripción por principio activo en todo el Sistema Nacional de Salud, reflejado en el primer aumento tras 30 años del porcentaje que tendrán que pagar los beneficiarios de la Seguridad Social que en el caso de los jubilados con pensiones contributivas significará pagar pagar un 10% de los medicamentos, supone la desaparición de otro de los tabúes de la economía española Así, según eleconomista.es, de cada 100 euros que gastan las administraciones públicas, 52,6 euros son transferencias al sector privado, básicamente para pagar pensiones, prestaciones por desempleo y servicios sociales, citando el “Informe Económico de junio 2012” elaborado por el centro de estudios de negocios Esade, no siendo descartable la instalación del copago sanitario total en el horizonte del 2016.

Recordar que la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha advertido a los países europeos que” los recortes económicos amenazan con crear una emergencia sanitaria que, si no se ataja, tendrá graves consecuencias económicas, sociales y de salud en las próximas generaciones, por lo que España que tiene el índice de desempleo juvenil más alto de Europa (52 %), debería adoptar medidas urgentes para evitar lacras futuras”.
Sin embargo, los Presupuestos para Salud del Gobierno central y las Autonomías han experimentado una caída del 11 % desde el 2010, lo que se ha traducido en un recorte de 6.7700 millones € en inversiones (150 € menos por habitante) y que tendría su plasmación en la política de privatización de hospitales y servicios públicos, en la supresión de numerosos consultorios y servicios de guardia médica en zonas rurales que deberán desplazarse hasta los núcleos urbanos más cercanos para recibir asistencia sanitaria y en la aparición de enfermedades emergentes como la malaria o el paludismo que afectan especialmente a la población inmigrante y que en la mayoría de las Comunidades autónomas carecen del derecho a la sanidad universal y gratuita.

Desempleo y exclusión social

Los datos del INE nos recuerdan que el paro de larga duración se habría multiplicado por diez desde 2008, pasando del 11% del total de parados en dicho año 2008 (242.800 personas) al 41% actual (2.419.000 parados) mientras que el número de hogares con todos sus miembros en paro se ha elevado hasta niveles insoportables y cada vez son más los parados de larga duración que pierden todo tipo de subsidio, pues aunque el Gobierno del PP ha prorrogado la ayuda del Plan Prepara debido a la presión social, incluye modificaciones sustanciales que limitarán el acceso de los parados a dichas ayudas en función de su colchón familiar. Así, la renta de todo el núcleo familiar (padres inclusive), servirá para determinar si se tiene derecho a recibir una ayuda que sube a 450 € para los parados de larga duración que tengan al menos tres familiares a su cargo, estableciéndose el listón en los 481 euros mensuales por cada miembro de la unidad familiar y quedando descartado todo solicitante que sobrepase dicha cifra.

Por otra parte, según el Consejo Económico y Social, 422.600 hogares vivían gracias a la pensión de los abuelos con ingresos medios de 840 € y que a pesar de su exigüidad, constituía hasta hoy el último salvavidas de los restos del naufragio económico español , pero teniendo en cuenta que se ha establecido por Ley un mínimo incremento de las pensiones de un 0,25 %, el colchón familiar verá reducido su grosor y se elevará el riesgo de pobreza y fractura social. Así, según el informe de Intermon Oxfam sobre “Crisis, desigualdad y pobreza”,se advierte que de continuar los recortes sociales, la pobreza en España podría llegar a afectar al 40 % de la población en el horizonte de la próxima década (en la actualidad, según dicha ONG, la tasa de pobreza se situaría en el 27% de la población y afectaría ya a 13 millones de personas). Finalmente, añadir que según Cáritas tres millones de personas vivirían ya en situación de “pobreza severa” ( menos de 307 euros al mes) mientras el número de millonarios en España habría aumentado un 13% en el último año según datos de Eurostat, con lo que se está agudizando de forma vertiginosa una fractura social de resultados impredecibles.

¿Colapso del Sistema de pensiones?

Según señala Joel Kotkin en la revista Forbes, durante décadas, los países del Norte (Alemania, Noruega, Suecia, Dinamarca, Holanda , Finlandia y Reino Unido), han compensado las muy bajas tasas de fecundidad y la disminución de la demanda interna con la llegada de inmigrantes y la creación de economías de orientación exportadora altamente productivas y por el contrario, los países periféricos europeos no han desarrollado unas fuertes economías que compensen su desvanecimiento demográfico al basar su economía en la llamada “dieta mediterránea” , cuyos ingredientes principales eran el “boom” urbanístico, el turismo y el consumo interno ,que creaba excelentes platos minimalistas, de apariencia altamente sugestiva y precio desorbitado pero vacíos de contenido culinario y con fecha de caducidad impresa (2008), provocado por el estallido de la burbuja inmobiliaria y el hundimiento del castillo de naipes económicos de los países PIIGS ( despectiva abreviatura anglosajona que englobaría a España, Portugal, Italia, Irlanda, y Grecia) y por mimetismo de Chipre, Malta y Eslovenia.

Según el profesor del Departamento de Economía Financiera y Actuarial de la Universitat de València,Enrique Devesa, el sistema actual “presenta falta de sostenibilidad porque la Seguridad Social ofrece una rentabilidad promedio a todos los cotizantes de casi un 4,5%, lo que significa que las pensiones son elevadas respecto a las cotizaciones que se efectúan al sistema” y por su parte José Ramón Urrutiadeclara que “muchos menos cotizantes con salarios más bajos, hacen que los ingresos vayan cayendo y los gastos en pensiones subiendo más del 4% por los nuevos jubilados provocará que el déficit de la Seguridad Social en el 2015 ronde los 10.000 millones de euros”. La OCDE recomendó “retrasar la edad de jubilación más allá de los 67 años e incentivar las pensiones privadas, incluso con carácter obligatorio, porque prevé que en el futuro se reducirán los beneficios de los sistemas públicos” en un estudio dedicado a analizar las reformas que se han llevado a cabo en los últimos años, pero a pesar de ello y según el Instituto Nacional de Estadística (tomando como fuente Eurostat), el peso sobre el PIB del gasto total en pensiones se ha mantenido estable entre 1990 y 2007, pasando de un 9,1% a un 9%, con un pico del 10,3% en 1996.

Por otra parte y según el pais.com, la pensión pública en España equivale al 81,2 % del último salario percibido frente al 42,2 % de media de la OCDE, lo que explicaría el desinterés de los españoles por invertir en Fondos de Pensiones (el 8,2 % del PIB frente al 30, 7% de media en la UE), por lo que desde las esferas del Gobierno se intentará convencer a la ciudadanía que para garantizar el nivel de vida de los futuros pensionista se deberá complementar “el sistema de reparto”, fomentando el SPP (Sistema Privado de Inversiones) según las posibilidades de cada ciudadano, lo que permitiría que cada trabajador se asegurara la pensión deseada en el momento de su jubilación. Además, el Instituto Nacional de Estadística (INE) prevé que el país pierda un millón de habitantes en la próxima década, una tendencia que va a empeorar a medida que la generación del “baby-boom” comience a fallecer, dibujándose un escenario insostenible para el 2021 en que la “tasa de dependencia” según el INE, crecerá en un 57%, (lo que supone que habrá seis personas inactivas ya sea jubilados, parados o estudiantes por cada persona activa), lo que hará inevitable el agotamiento de los fondos de la llamada “hucha de las pensiones” estimados en la actualidad en 41.634 millones €.

Asimismo, el Gobierno preparará el enésimo Plan para aflorar la economía sumergida pues según un informe elaborado por el instituto Tax Research, (que intenta cuantificar la economía sumergida y los ingresos que pierden los Estados por culpa del fraude fiscal), la economía sumergida en España representa el 22,5% del PIB nacional y si este montante de dinero tributara, el Estado podría recaudar 72.709 millones de euros anuales, con lo que España sería capaz de absorber su deuda pública en 8 años según los autores del informe “Closing The European Tax Gap” encargado por el Grupo de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europeo para analizar la economía sumergida en cada uno de los países de la Unión Europea, de lo que se deduce la necesidad urgente de un nuevo Pacto de Toledo consensuado entre Gobierno, Oposición, Patronal y Sindicatos para consensuar los mínimos asistenciales, las fuentes de financiación y el calendario de aplicación de dicho pacto con el objetivo inequívoco de evitar el colapso de la Seguridad Social en el horizonte del 2.021.

Categorías: Attac Planet

ATTAC Acordem – Taula rodona: “Medi ambient: el compte enrera de la globalització”

Mar, 12/05/2015 - 13:09

El dimarts 19 de maig a les 19 h us esperem a la taula rodona i debat “Medi ambient: el compte enrera de la globalització” al Centre Cívic La Sedeta. C/ Sicilia, 321.

Avançem que el dimecres 27 de maig a les 19 h hi haurà una tertúlia cafè sobre aquest mateix tema del cicle a la seu d’ATTAC Acordem al C/ Indústria, 65.

Globalizacion i medi ambient_A4 (125pp)

Categorías: Attac Planet

ATTAC Acordem – Taula rodona: “Medi ambient: el compte enrera de la globalització”

Mar, 12/05/2015 - 13:09

El dimarts 19 de maig a les 19 h us esperem a la taula rodona i debat “Medi ambient: el compte enrera de la globalització” al Centre Cívic La Sedeta. C/ Sicilia, 321.

Avançem que el dimecres 27 de maig a les 19 h hi haurà una tertúlia cafè sobre aquest mateix tema del cicle a la seu d’ATTAC Acordem al C/ Indústria, 65.

Globalizacion i medi ambient_A4 (125pp)

Categorías: Attac Planet

Bancos centrales planean drásticas restricciones al uso del dinero en efectivo

Mar, 12/05/2015 - 09:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

650_1200 (1)Los bancos centrales están planeando restricciones drásticas del dinero en efectivo para evitar las corridas bancarias y la intensificación de la guerra de divisas. Las ideas de Kenneth Rogoff y Willem Buiter, presentadas en este post, están cobrando fuerza y a fines de este mes se realizará una importante reunión en Londres con representantes de los principales bancos centrales del mundo para trazar el camino hacia el fin del dinero en efectivo. Terminar con las transacciones de dinero en efectivo es una de las acciones más enérgicas contra el lavado de dinero y la evasión fiscal. Pero esta guerra contra el efectivo puede acrecentar aún más la dictadura financiera.

Esto es porque los bancos centrales siguen avanzando hacia tierras desconocidas confirmando que el sistema financiero colapsó hace siete años y aún no logra ponerse de pie. Los planes de rescate han significado un serio deterioro de toda la actividad económica y los magros datos de crecimiento son el anuncio de que la crisis entra en una nueva fase donde no se descarta una nueva recesión global. El enemigo ahora es el pago al contado. Se pretende que todos los pagos se realicen forma electrónica para facilitar la supervisión y la transparencia. La nueva realidad económica estará marcada por la represión financiera y el fin del dinero en efectivo.

Fin al anonimato del dinero

Algunos países ya han comenzado a aplicar medidas específicas para poner fin al anonimato del dinero en efectivo. Francia ha anunciado un endurecimiento drástico del uso de efectivo y a partir de septiembre limitará los pagos en efectivo a mil euros. Los bancos deberán informar a las autoridades de todas las transferencias al interior de la UE que superen los 10 mil euros. En Grecia, todos los pagos mayores a 70 euros deberán realizarse con cheques o tarjetas. El modelo de Suecia, pionero en los pagos electrónicos, será tal vez el futuro de todos los países europeos.

La crisis de liquidez que comienza a sufrir la banca de Estados Unidos también implicará la aplicación de medidas represivas. Como informa Bloomberg, el banco JPMorgan anunció que desde este mes cobrará un 1 por ciento de comisión sobre los depósitos que excedan los fondos requeridos para las operaciones habituales de sus clientes. Esto equivale a una tasa de interés negativa. Se pagará por el privilegio de depositar dinero en efectivo.

Históricamente, los bancos siempre pagaban intereses a los depositantes, como recompensa por el uso del dinero que permitía a los bancos crear más dinero. Ahora, mantener grandes cantidades de dinero en efectivo no se ve como un buen negocio y bancos como JPMorgan comienzan a evitar el efectivo a menos que los depositantes estén dispuestos a pagar por el privilegio de depositarlo.

La aplicación de estas medidas buscan responder a una intensificación de la crisis que puede agudizarse dramáticamente. El miedo a las corridas bancarias globales y la fuga de capitales es también el resultado a la pérdida de confianza global en el sistema. El método más radical para evitar las fugas de capitales es la prohibición del dinero en efectivo. Pero la única manera en que esto funcione es su aplicación simultánea en todo el mundo. Esto es lo que analizarán los banqueros centrales que se reunirán en Londres a fin de mes.

El Blog Salmón

Categorías: Attac Planet

Un plan de acción para la recuperación de Grecia

Mar, 12/05/2015 - 07:00

Yanis Varoufakis - Project Syndicate

ATENAS – Los meses de negociaciones entre nuestro gobierno y el Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea y el Banco Central Europeo han producido pocos avances. Una de las razones es que todas las partes se están centrando demasiado en los compromisos que debe conllevar la próxima inyección de liquidez y no lo suficiente en una visión de cómo Grecia puede recuperarse y desarrollarse de forma sostenible. Si hemos de salir del estancamiento actual, tenemos que apuntar a lograr una economía griega saludable.

Para alcanzar una recuperación sostenible es necesario emprender reformas sinérgicas que destraben el considerable potencial del país y permitan su desarrollo mediante la eliminación de los cuellos de botella en varios ámbitos: inversión productiva, otorgamiento de créditos, innovación, competencia, seguridad social, administración pública, poder judicial, mercado laboral, producción cultural y, por último pero no menos importante, la gobernabilidad democrática.

Estos siete años de deflación por sobreendeudamiento, agravada por la perspectiva de una austeridad sin fin, han diezmado la inversión privada y pública y obligado a los bancos, sumidos en un estado de gran fragilidad y ansiedad, a dejar de otorgar préstamos. Ante una situación en que el gobierno no tiene margen de maniobra fiscal y los bancos griegos se encuentran agobiados por la morosidad, es importante movilizar los activos restantes del estado y destrabar el flujo del crédito bancario a las partes sanas del sector privado.

Para lograr que la inversión y el crédito vuelvan a niveles que permitan que la economía entre en velocidad de arranque, será necesario crear dos nuevas instituciones públicas que trabajen codo a codo con el sector privado y las instituciones europeas: un banco de desarrollo que aproveche los activos públicos y un “banco malo” que permita al sistema bancario salir de la gran carga que significan sus activos improductivos y volver a dar crédito a las empresas rentables y orientadas a la exportación.

Imaginemos un banco de desarrollo que apalanque garantías comprendidas por el patrimonio que el estado haya conservado tras las privatizaciones, además de otros activos (por ejemplo, bienes raíces) que fácilmente se puedan valorizar (y convertir en garantías) mediante la reforma de sus derechos de propiedad. Imaginemos también que este banco vincula el Banco Europeo de Inversiones y los 315 mil millones de euros (350 mil millones de dólares) del plan de inversiones propuesto por el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, con el sector privado de Grecia. En lugar de verse como una venta de liquidación para llenar agujeros fiscales, la privatización sería parte de una alianza por el desarrollo del país entre los sectores público y privado.

Imaginemos además que el “banco malo” ayuda al sector financiero (que en medio de la crisis ha sido recapitalizado generosamente por los atribulados contribuyentes griegos) a cambiar su carga heredada de morosidad y desatascar su entramado financiero. Como consecuencia del efecto beneficioso del banco de desarrollo, regresarían los flujos del crédito y las inversiones a los hasta ahora áridos terrenos de la economía griega, ayudando con el tiempo a que el banco malo vaya dando utilidades y se convierta en “bueno”.

Por último, imaginemos el efecto de todo esto sobre el ecosistema financiero, fiscal y de seguridad social de Grecia: si las acciones de los bancos suben con rapidez, se irían reduciendo y extinguiendo las pérdidas sufridas por nuestro Estado debido al rescate financiero, a medida que se vaya valorizando el patrimonio que tiene en ellos. Mientras tanto, los dividendos del banco de desarrollo se canalizarían a los tan sufridos fondos de pensiones, que fueron abruptamente descapitalizados en 2012 (debido al “recorte” a su cartera de títulos del estado griego).

En este escenario, la tarea de reforzar la seguridad social se completaría con la unificación de los fondos de pensiones, el aumento de las contribuciones por el alza del nivel de empleo, y el regreso al sector formal de los trabajadores condenados a la informalidad por la brutal desregulación del mercado laboral durante los años oscuros del pasado reciente.

Es fácil imaginar una Grecia en fuerte recuperación como resultado de esta estrategia. En un mundo de rendimientos extremadamente bajos, se la vería como una excelente oportunidad y recibiría un flujo constante de inversión extranjera directa. Pero, ¿por qué esto habría de ser diferente de las entradas de capital previas a 2008 que impulsaron el crecimiento financiado por el endeudamiento? ¿Podría realmente evitarse otro esquema Ponzi en lo macroeconómico?

Durante la era de crecimiento a lo Ponzi, los bancos comerciales canalizaron los flujos de capital en un frenesí de consumo, mientras que el estado lo hacía en una orgía de adquisiciones sospechosas y un descarado despilfarro. Para asegurarnos de que esta vez sea diferente, Grecia tendrá que reformar su economía social y su sistema político. La creación de nuevas burbujas no es la idea que nuestro gobierno tiene del desarrollo.

Esta vez, en cambio, el nuevo banco de desarrollo tomaría la iniciativa en la canalización de los escasos recursos generados por el país hacia inversiones productivas bien seleccionadas, como empresas emergentes, compañías de tecnologías de la información que utilicen talento local, empresas agro-orgánicas pequeñas y medianas, compañías farmacéuticas orientadas a la exportación, iniciativas para atraer a la industria cinematográfica internacional hacia lugares de filmación locales, y programas educativos que aprovechen la producción intelectual y los incomparables sitios históricos de Grecia.

Mientras tanto, las autoridades reguladoras griegas estarían muy atentas a cómo se otorgan los préstamos comerciales, al tiempo que el freno a la capacidad de endeudamiento impediría a nuestro gobierno volver a caer en los viejos y perniciosos hábitos que acabaron causando déficits primarios en las cuentas fiscales. Los carteles, las prácticas de facturación anticompetitivas, las profesiones colegiadas insensatamente y una burocracia que tradicionalmente ha convertido al estado en una amenaza pública pronto descubrirían que nuestro gobierno es su peor enemigo.

En el pasado, las barreras para el crecimiento se debieron a una alianza impía entre los intereses oligárquicos y los partidos políticos, prácticas de contratación escandalosas, clientelismo, medios de comunicación que han sufrido intervenciones de forma permanente, bancos demasiado complacientes, autoridades fiscales débiles y un poder judicial sobrecargado y temeroso. Sólo la brillante luz de la transparencia democrática puede eliminar esos obstáculos, y nuestro gobierno está decidido a ayudarla a relucir.

Traducido del inglés por David Meléndez Tormen

Categorías: Attac Planet

Por un Comité Español en Defensa de las Generaciones Futuras

Lun, 11/05/2015 - 13:02

Juan Torres López – Consejo Científico de ATTAC España

Todas las personas y particularmente las instituciones políticas más importantes tomamos decisiones que no solo afectan a quienes vivimos en el presente sino también a las personas que poblarán el mundo en el futuro.

Algunas de estas decisiones son particularmente importantes y condicionan de modo muy directo las condiciones en que podrán vivir las generaciones futuras. Por ejemplo, las relativas al medio ambiente, a la deuda, a las pensiones, a la construcción de infraestructuras, o incluso a los sistemas educativos o de salud.

Sin embargo, no disponemos de mecanismos que permitan tener presente los intereses y necesidades de la población futura. Podríamos decir que quienes todavía no han nacido pero se verán afectados por nuestras decisiones presentes no están representados en los parlamentos que aprueban las leyes que condicionarán sus vidas.

Para evitar los problemas de injusticia futura a que eso da lugar, en algunos países (Alemania, Bélgica, Finlandia, Hungría, Israel, Nueva Zelanda o el Reino Unido) se han creado ya instituciones encargadas de representar y defender los intereses y las necesidades de las personas que habiten nuestra tierra en el futuro.

Como ha dicho el World Future Council que defiende este tipo de propuestas, “representar los intereses de las generaciones futuras significa simplemente garantizar los derechos humanos fundamentales -tal como son definidos actualmente- a todas las personas que nacerán mañana, de manera que estos individuos tengan la oportunidad de vivir vidas plenas y participar significativamente en sus propios procesos de toma de decisiones” (Defensores de las Futuras Generaciones - PDF).

Para ello, se puede recurrir a fórmulas variadas, tal y como ya existen en los países mencionados: defensorías de las generaciones futuras (a semejanza de los actuales defensores del Pueblo), Comités parlamentarios, Comisionados, Fundaciones o incluso cámaras legislativas consagradas exclusivamente a esa labor.

Propuesta: Crear un mecanismo estatal para la defensa de las generaciones futuras en España, formado por una o varias personas de reconocida independencia y prestigio elegidos por mayoría cualificada por el parlamento y cuya evaluación del impacto de cualquier tipo de normas o decisiones sobre los intereses de las generaciones futuras tendría carácter vinculante.

¿Qué temas te preocupan? Participa y ayúdanos a hacer oír la voz de la ciudadanía.

——————————————————————-

‘Programa Ciudadano’ —>

En colaboración con:
HAYSALIDA.org
QUONERS.es

Publicado en Público.es
Ganas de escribir

Categorías: Attac Planet

Los ojos de la gente

Lun, 11/05/2015 - 09:00

Luis García Montero – Comité de Apoyo de ATTAC España

Esta noche empieza la campaña electoral. Mañana no será otro día.

La política debe mirarnos a los ojos. Y la gente debe sostener la mirada de la política.

Son ideas que rondan la cabeza, y la mano cuando se pone a escribir, y los labios cuando entablan una conversación o participan en un mitin, y las piernas cuando van de un sitio a otro. Porque el activismo supone que las ideas salgan de nosotros mismos por piernas.

La política debe mirar a los ojos de la gente. Y es que la política está privatizada. Más que por la rutina parlamentaria, la política oficial se ha separado de la vida real por un proceso de privatizaciones. Conviene tenerlo en cuenta. No sólo se privatiza un hospital, o una universidad, o una compañía telefónica, o las energías de un país, o el agua de una comunidad. También se privatiza la política.

Al fin y al cabo la política es el ejercicio del bien común. Y se trata de eso, de convertir en negocio el bien común. Los grandes partidos se privatizan y luego aprueban leyes domadas y cambian constituciones al servicio de las élites económicas. La soberanía se recalifica, se parcela, se vende.

Por eso son tan importantes las elecciones municipales. No, no se puede empezar la casa por el tejado. La soberanía de los ciudadanos no ha llegado nunca a Europa. La soberanía ya no está en los parlamentos nacionales. La soberanía necesita encontrarse a sí misma y reconocerse en la esquina de una calle. La soberanía necesita volver a sí misma en el ámbito de una mirada.

Hablamos de la raíz humana de la democracia. Ahora vivimos la inercia de una Europa neoliberal construida de forma carroñera por la economía especulativa. Ha contado con la complicidad de los partidos conservadores y socialdemócratas. Europa da órdenes a los gobiernos nacionales, los gobiernos marcan los presupuestos de sus regiones, sus comunidades autónomas o sus estados. Y las regiones fijan el día a día de los ayuntamientos. La soberanía expropiada se esconde en los escombros de una política hueca y las privatizaciones entran así en los domicilios de la vecindad.

Que la política mire a los ojos de la gente significa poner las cosas del revés. En la esquina de una calle, el vecino debe mirar a los representantes de su ayuntamiento. La mirada irá de abajo a arriba, subirá de los municipios hacia las Comunidades Autónomas, los gobiernos nacionales y Europa. La mirada entrará entonces en los despachos de las élites a exigir cuentas y poner orden en su avaricia a través de las leyes.

Que la política mire a los ojos de la gente supone un proceso de nacionalización de aquello que estaba privatizado.

Conviene entonces que la gente sostenga la mirada. Esta noche empieza la campaña electoral, pero mañana no será otro día. Los políticos prometen, tienen ocurrencias, convierten incluso sus palabras en una rifa de soluciones para los unos y las otras. Pero es la movilización diaria de la gente la que impulsa, da energía y obliga resolver los problemas de forma justa. Las promesas políticas no deben servir para desmovilizar a la gente. Sustituir el tiempo de las movilizaciones por el tiempo electoral es otro modo de caer en la privatización de la política.

La decisión política resultará importante siempre que no suponga un corte en el tiempo de la movilización. La soberanía vive en el espacio que va de ayer a hoy después de un proceso electoral, en el modo de hacer presente la mirada de la vecindad en las instituciones. Los políticos están obligados a abrir las ventanas de esas instituciones para que dejen de oler a cerrado. El aire de la calle debe mirarlo todo y convertirse en viento cuando haga falta mover las cortinas y revolver papeles.

Por eso hace falta que la política nos mire a los ojos. Por eso hace falta que la gente sostenga la mirada de la política.

Publicado en Público.es

Categorías: Attac Planet