Skip navigation

Attac Planet

Schlager ja, G20-Demo nein?

News fo Attac Germany - 1 hour 15 min ago
Hamburger Senat stellt Heiligengeistfeld nicht zur Verfügung
Categories: Attac Planet

Die Debatte um gerechte Welthandelsregeln stärken!

News fo Attac Germany - 1 hour 15 min ago
Alternatives Handelsmandat jenseits von Freihandel und Protektionismus
Categories: Attac Planet

Widerstand gegen CETA geht auch im Ratifizierungsprozess weiter

News fo Attac Germany - 1 hour 15 min ago
Bewegung gegen undemokratische Freihandelsabkommen trifft sich in Kassel
Categories: Attac Planet

LEAK: EU verhandelt TTIP-Zwilling mit Japan

News fo Attac Germany - 1 hour 15 min ago
EU verfolgt weiterhin Handels- und Investitionspolitik, die nur Konzernen nützt
Categories: Attac Planet

Globale Solidarität statt G20

News fo Attac Germany - 1 hour 15 min ago
Alternativgipfel am 5. und 6. Juli in Hamburg
Categories: Attac Planet

Schäuble und G20-Kollegen setzen weiter auf Deregulierung, Sparpolitik und ungerechten Welthandel

News fo Attac Germany - 1 hour 15 min ago
Protest gegen G20-Finanzministertreffen in Baden-Baden / Keine gerechten Antworten zu erwarten
Categories: Attac Planet

Steueroasen schließen, Steuerkonkurrenz stoppen!

News fo Attac Germany - 1 hour 15 min ago
Prominent besetzte Pressekonferenz des Europäischen Attac-Netzwerkes zu G20-Finanzministertreffen
Categories: Attac Planet

Asamblea ordinaria anual de ATTAC España

News from Attac Spain - Mon, 27/03/2017 - 10:24

 

ATTAC España se ha reunido este fin de semana en asamblea ordinaria anual para establecer las líneas estratégicas de trabajo a medio y largo plazo que desarrollen su objetivo básico como movimiento social que es desarmar los mercados financieros a fin de recuperar los espacios democráticos hurtados a los ciudadanos

En los debates mantenidos, se ha ido concretando su estrategia en una serie de objetivos operativos que podríamos resumir en los siguientes:

(*) Coadyuvar a frenar el descontrol y la desregulación de los movimientos financieros  mediante la regulación de los movimientos de capital a través de la Imposición a las transacciones financieras (ITF), la eliminación de los paraísos  fiscales y la prohibición de las operaciones especulativas sobre las materias primas y los alimentos

(*) Insistir en la defensa de lo público frente a las privatizaciones mediante el establecimiento de una fiscalidad que asegure una redistribución justa de la riqueza y garantice a la ciudadanía el acceso a los bienes y servicios públicos y la búsqueda de una estructura financiera beneficiosa para la sociedad en la que la banca pública juegue un papel esencial.

(*) Contribuir a terminar con la esclavitud de la deuda mediante el abandono del recurso insistente al endeudamiento, tanto de naturaleza pública como privada, y planteamientos que sepan contemplar las diversas situaciones personales en lo referente la deuda privada, especialmente para la limitación de desahucios y la neutralización de la pobreza energética.

(*) Rechazar los acuerdos neoliberales que amenazan los derechos de los ciudadanos, la democracia y la sostenibilidad del planeta, en concreto los acuerdos y tratados de comercio internacional TTIP, CETA, TISA etc.)

(*) Avanzar en la búsqueda de un escenario de oportunidades y seguridad para las personas mediante los Ingresos básicos universales (Renta básica universal) y la eliminación de la pobreza en todas sus formas (incluida la energética)

(*) Contribuir a la búsqueda de un modelo económico alternativo capaz de frenar el cambio climático y la amenaza a la vida sobre el planeta.

La Asamblea procedió también a la renovación de responsabilidades de ATTAC España, siendo elegidas Cuca Hernández, Coordinadora, y María Fernanda Gadea, Vice coordinadora, Alberto Górriz Secretario y Ricardo García Zaldívar, Tesorero.

Madrid, 26 de marzo de 2017

Categories: Attac Planet

Attractivité française : transformer l'essai Les Français, ignorants de l'économie ?

News from Attac France - Mon, 27/03/2017 - 10:03

Dimanche 26 mars, Domonique Plihon (porte-parole d'Attac France) intervenanit aux côtés de Catherine Lubochinsky (Cercle des économistes) sur France Info dans l'émission Debrief Eco.

Categories: Attac Planet

De la Dictadura genocida a la concentración y miserabilización actual

News from Attac Spain - Mon, 27/03/2017 - 09:01

Julio C. Gambina – Consejo Científico de ATTAC España

A 41 años del golpe genocida del 24 de marzo de 1976 hay que hacer memoria y recuperar los objetivos entonces propuestos por las clases dominantes para considerar cuanto lograron y como los profundizan en nuestra cotidianeidad.

Con el terror de Estado se ejerció la “necesaria” violencia para reestructurar la economía, el estado y la sociedad, por eso, la cultura del miedo, represión explícita mediante, para obtener una férrea disciplina social. Por eso no debe sorprender la argumentación ideológica en el presente contra la movilización social en defensa de los derechos de los de abajo. Es la cultura represora de la dominación que defiende el derecho a circular junto a los de propiedad, contra los de las/os trabajadoras/res, sus salarios y las condiciones de empleo.

Hay matices en 41 años, sí, no es lo mismo la dictadura que los gobiernos constitucionales, no necesariamente “democráticos”; pero existen algunas regularidades institucionales que atraviesan todo el periodo.

La más importante es la ofensiva del capital sobre el trabajo y la flexibilización y precariedad laboral constituye una constante en el periodo. El tercio de irregularidad en el empleo es menos que la máxima hacia 2001/02, pero refleja la voracidad de la impunidad empresarial que deteriora derechos y condiciones de vida de las/os trabajadoras/es.

Producto de la ofensiva capitalista cambió la relación cotidiana entre trabajadoras/es y sus empleadoras/es, con la clara intencionalidad de restringir la capacidad de protesta y organización sindical, que no es mayor producto del empecinamiento de una cultura social y sindical en la Argentina, con tradición histórica en diferentes identidades político ideológicas anti capitalistas.

Los instrumentos de la ofensiva capitalista fueron variados, no solo para transformar la relación laboral, sino el tipo y función del Estado, por eso las privatizaciones y el incentivo a la iniciativa privada. Una lógica que hoy se reitera con la pretensión de normalizar la educación privada, mientras que en la escuela pública se “cae” por no haber alternativa para los más empobrecidos.

Con la mercantilización capitalista se organiza la cotidianeidad, en la salud y la educación, en la vivienda, la cultura, la seguridad o la justicia; pero a no olvidar que ese propósito formulado en tiempos dictatoriales se materializó con gobiernos constitucionales y persiste.

La deuda pública es un mecanismo en origen que se potenció en tiempos y turnos constitucionales, con una incambiada “ley de entidades financieras” que rige desde 1977 y cuyo objetivo de concentrar la banca se concretó con creces, más su extranjerización.

No puede pensarse en el modelo productivo actual, readecuado en estas décadas desde el propósito explicitado por el Plan de Martínez de Hoz en abril de 1976, cuyo eje rector tuvo impulso bajo la orientación de Cavallo con presidentes peronistas y radicales.

Los objetivos de la dictadura no solo se materializaron bajo condición de golpe de Estado, sino también con legislación aprobada por el Parlamento, sean las leyes de la impunidad o la ley antiterrorista, antecedente de cualquier protocolo de represión contemporáneo.

Este trayecto es el que permite explicar el 33% de pobreza y la concentración en pocos multimillonarios del petróleo, la construcción o las finanzas. Remito a Alejandro Bulgheroni, Eduardo Eurnekian, Alberto Roemmers, Gregorio Pérez Companc, Jorge Horacio Brito, Eduardo Costantini, o Marcos Galperin. Argentina replica lo que pasa en el mundo, con 8 fortunas individuales que tienen la misma riqueza que el 50% de la población mundial.

Resulta de interés recuperar la memoria, sí, pero también considerar las continuidades esenciales en tiempos constitucionales para hacer funcional a la Argentina al orden capitalista mundial, ahora desafiado en el marco de la crisis a su propio reordenamiento. Este se manifiesta en las críticas a la globalización capitalista desde sus propias clases dominantes, caso del BREXIT o el triunfo de Trump, o la expansión visible de las derechas mundiales que se ofrecen para reformar en su beneficio el capitalismo actual.

Son reformas para relanzar la lógica de la ganancia, de la acumulación y la dominación. Por eso hay que pensar en términos alternativos, lo que supone la crítica a los procesos de cambios que se procesaron o procesan en nuestra región y discutir la necesaria transición desde el orden actual hacia formas sociales de organización de la producción y la cotidianeidad colocando por delante los derechos humanos y los de la naturaleza.

La gigantesca manifestación de recuperación del acontecimiento que supuso el genocidio puede servir para construir subjetividad y propuestas programáticas para una crítica del pasado y el presente, junto al debate sobre el futuro cercano de emancipación social.

Buenos Aires, 23 de marzo de 2017

 

Miembro del Consejo Académico de ATTAC-Argentina

Publicado por

Categories: Attac Planet

Las desigualdades sociales matan

News from Attac Spain - Mon, 27/03/2017 - 07:02

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Este artículo analiza el enorme coste humano que conlleva la aplicación de las políticas neoliberales, que han generado un enorme crecimiento de las desigualdades sociales que se ha visto reflejado también en un descenso muy significativo del bienestar social, calidad de vida y salud de la población. El artículo también señala las fortalezas y debilidades que se han aplicado en el intento de reducir tales desigualdades, subrayando que un elemento clave para su reducción es la recuperación de la categoría de clase social como elemento de intervención (además del género y la raza).

Las desigualdades sociales han experimentado un crecimiento enorme en el periodo histórico (desde los años ochenta del siglo pasado) en el que el neoliberalismo ha sido el pensamiento dominante en el mundo capitalista, liberado de cualquier freno como resultado de la derrota del otro polo en la Guerra Fría, la Unión Soviética. En este último país, la derrota significó un coste humano enorme sin precedentes en tiempos de paz. La transición desde lo que se llamaba “socialismo real” al capitalismo, y las enormes desigualdades creadas en tal proceso, costaron más muertos que los que han causado las Guerras Calientes de Irak y Siria puestas juntas. Solo en el periodo 1990-95, el incremento en el número de muertes en lo que había sido la Unión Soviética fue de casi dos millones de personas. Y durante toda la década de los años noventa fue de cuatro millones, algo que fue consecuencia, repito, del enorme crecimiento de las desigualdades causadas por la transición, como se ha documentado extensamente en la literatura científica (ver Shkolnikov, V. M., y Cornia, G. A., Population Crisis and Rising Mortality in Transitional Russia, en The mortality crisis in transitional economies, Oxford University Press, 2000). Mientras la esperanza de vida (años que una persona vive) de las personas con elevadas rentas y niveles de estudios superiores continuaba aumentando en lo que había sido la Unión Soviética, la mortalidad entre las clases populares en aquel país sufrió un elevadísimo incremento como resultado de las políticas públicas de masiva privatización de los mayores medios de producción y de la destrucción de la protección social, que incrementaron espectacularmente las desigualdades sociales. Esta realidad apenas ha sido reflejada en los mayores medios de información del mundo occidental. No hay duda de que si hubiera ocurrido en un país en el que la transición hubiera sido del “capitalismo real” al socialismo, tales hechos hubieran sido la noticia del siglo. Lo fue en dirección contraria, y apenas fue noticia en los mayores medios de información.

Pero el enorme coste humano del neoliberalismo aparece también dentro del propio capitalismo, como consecuencia de la imposición de las políticas neoliberales. En EEUU las políticas de tal sensibilidad neoliberal, aplicadas por la mayoría de los gobiernos federales en EEUU a partir del presidido por el Sr. Ronald Reagan, también han tenido un elevado coste humano. La esperanza de vida de la clase trabajadora blanca (tanto para hombres como para mujeres) ha ido descendiendo. Y, como consecuencia, la esperanza de vida promedio de toda la población se ha estancado y ha dejado de crecer.

La gran mayoría de las políticas antidiscriminatorias no han mejorado el bienestar de las clases populares, pues tales políticas no estaban orientadas a ellas

Es interesante señalar que esta situación detallada en los párrafos anteriores se ha producido en EEUU a la vez que las políticas antidiscriminatorias federales, que intentan corregir las desigualdades por raza y por género, se han establecido y desarrollado, lo cual parecería ser paradójico, ya que, a la vez que se intenta favorecer a los grupos discriminados en la sociedad (y por lo tanto más vulnerables), la calidad de vida, bienestar y salud de las clases populares se habría ido deteriorando, como lo prueban las cifras de esperanza de vida que he citado anteriormente. Esta paradoja se aclara, sin embargo, si uno se da cuenta que en el diseño y aplicación de estas políticas antidiscriminatorias no se tuvo en cuenta la categoría de clase social, centrándose solo en raza y género. Como consecuencia de ello, los grupos sociales que se han beneficiado más de tales políticas antidiscriminatorias han sido los pertenecientes a las clases de renta alta y media alta. La estructura de poder ha cambiado y diversificado su color y su género (hay más afroamericanos y latino, y más mujeres, en las instituciones representativas de EEUU y en las instituciones de poder decisorio en la sociedad civil), sin que ello haya beneficiado sustancialmente a las clases populares (incluidos los grupos discriminados, la mayoría de los cuales pertenecen a tales clases populares).

Las implicaciones de esta realidad son enormes, pues la plutocracia que manda en el país (la casta política y el entramado existente entre los poderes financieros y económicos por un lado, y las instituciones políticas y mediáticas, por el otro) puede ser diversa y variada en cuanto a color y género, y sin embargo, no mejorar el bienestar de las clases populares; solo en el caso de que las políticas públicas incluyan en su diseño y desarrollo el intento de cambiar las relaciones de clase, además de género y raza, habrá un mejoramiento del bienestar de las clases populares.

Las limitaciones de las políticas antidiscriminatorias

Lo dicho en el apartado anterior debería llevarnos a ver la desigualdad como un concepto multidimensional, analizando las desigualdades en base a la ubicación de la persona en la estructura social, consecuencia de una discriminación hacia el grupo al cual el individuo pertenece; por ejemplo, que una persona negra o una mujer sufra mayor desigualdad por el hecho de que él o ella pertenezcan a tal grupo discriminado. La mayoría de políticas antidiscriminatorias tienen como objetivo disminuir la distancia social, y están encaminadas a integrar al sujeto discriminado en el orden existente. Las políticas públicas de la candidata demócrata Hillary Clinton iban en esta dirección. Pero el hecho de que en su campaña no empleara un discurso ni promoviera políticas públicas que se centraran en la clase social como sujeto de intervención, explica que la mayoría de mujeres de las clases populares no votaran su candidatura, haciéndolo en su lugar por los candidatos Sanders y Trump, que enfatizaron el discurso de clase social, además de raza y género, aun cuando la utilización de estas dos categorías (raza y género) fue diametralmente diferente y opuesta entre estos dos candidatos. Trump recurrió a un discurso, además de clasista (presentándose como defensor de los trabajadores olvidados), racista y misógino, mientras que Sanders fue, además de un defensor de la clase trabajadora, defensor de las mujeres y de las minorías. Las encuestas mostraban que el único candidato del Partido Demócrata que podría haber vencido al candidato Trump era el socialista Sanders.

Explotación como generador de desigualdad

La segunda dimensión de la desigualdad es, además de la discriminación, la explotación, concepto raramente discutido o presentado en los medios por poner en evidencia al orden establecido, y del que, comprensible y predeciblemente, los beneficiarios de tal orden no quieren ni oír hablar. Es interesante ver que, ahora, cuando el tema de las desigualdades parece estar de moda (incluso Davos, centro del pensamiento reaccionario neoliberal, decidió centrarse en este tema), la palabra explotación no aparezca por ninguna parte. Y ello a pesar de que es sumamente fácil de detectar. El agente A explota al agente B cuando A vive mejor a costa de que B viva peor (A y B pueden ser clase social, género, raza, nación, o lo que fuera).

Cuando un empresario paga a su empleado o trabajador un salario menor en valor monetario al valor que el trabajador ha aportado al producto o servicio, lo está explotando. Y cuando una pareja, en la que ambos trabajan, llega a casa y uno de ellos se sienta a ver la televisión, mientras que el otro va a la cocina a preparar la cena, el primero explota también al segundo. La explotación es una de las realidades más fáciles de detectar, y sobre la cual se habla (y escribe) menos. Y ahí, la intervención no es la integración en el sistema, sino el cambio del sistema explotador. Y de ahí que el Estado sea mucho más reacio a intervenir en esta dirección de las desigualdades generadas por la discriminación de clase que en las otras formas de discriminación, pues la explotación de clase es el centro del “capitalismo real”.

Lo mismo está ocurriendo en Catalunya y en el resto de España

Una situación semejante está ocurriendo también en Catalunya y en el resto de España. En realidad, tanto una como la otra sufren un retraso político y cultural considerable (resultado de haber sufrido cuarenta años de una dictadura ultraderechista, que científicamente debería ser definida como fascista) en comparación con la mayoría de países europeos, lo que se traduce en el retraso en el surgimiento de movimientos progresistas como el movimiento de liberación de la mujer. Solo ahora está surgiendo un movimiento feminista de gran importancia que, sin lugar a dudas, tendrá un efecto positivo para toda la sociedad. Pero el debilitamiento de los partidos históricamente enraizados en la clase trabajadora explica que la respuesta de las estructuras de poder económico, financiero, político y mediático frente a estos movimientos feministas haya estado más orientada hacia su integración en el sistema de poder que no hacia el fin de la explotación de género y de clase.

Como resultado de ello, nos encontramos, de nuevo, con la situación paradójica que a la vez que hay más mujeres (predominantemente de clase social de renta alta o mediana-alta) en las instituciones, hay un gran crecimiento de las desigualdades por clase social como resultado de la aplicación e imposición de las políticas neoliberales, siendo Catalunya y España el lugar donde han sido impuestas con mayor ahínco y dureza dentro de la Unión Europea de los Quince (UE-15), el grupo de países más ricos de la Unión Europea. A modo de ejemplo, en Catalunya se vio un descenso en el aumento de la tasa de crecimiento de la esperanza de vida con el estallido de la Gran Recesión, algo que sucedió a partir de 2007. En realidad, la tasa de mortalidad en Catalunya creció un 10%, pasando de 7,98 a 8,77 defunciones por cada 1.000 habitantes entre 2010 y 2015 (cuando había descendido en años anteriores). Una situación semejante ha ocurrido en el promedio de España, tanto en el descenso de la tasa de crecimiento de la esperanza de vida como en el aumento de la tasa de mortalidad.

Estos cambios han ocurrido a la vez que aumentaban las desigualdades de mortalidad entre ciudades (de distintos niveles económicos) y entre barrios (también de niveles económicos diferentes) dentro de las mismas ciudades. En Catalunya, la diferencia de esperanza de vida de ciudades de elevada renta como Sant Cugat del Vallès era de ocho años más que en ciudades obreras del cinturón de Barcelona como El Prat de Llobregat o Sant Adrià de Besòs. Y dentro de Barcelona, los barrios con rentas superiores como Pedralbes registraron durante el periodo 2009-2013 una esperanza de vida de 11 años más que el barrio obrero de Torre Baró, que tiene la esperanza de vida más baja de Barcelona.

Y es ahí donde los partidos progresistas deberían tomar como bandera la reducción de las desigualdades sociales, enfatizando las desigualdades por clase social, además de las desigualdades por género y raza. Y ahí hay todavía mucho camino por recorrer. Pero hay que reconocer y aplaudir aquellas autoridades políticas, como las nuevas izquierdas que gobiernan los mayores centros urbanos de España, que están haciendo pasos en esta dirección. Y esto no es un comentario partidista, sino científico. Vean las políticas públicas que se están llevando a cabo y lo verán. En contra de lo que se está diciendo, la dicotomía izquierda versus derecha continúa siendo muy válida cuando se analizan las políticas públicas desarrolladas por las distintas sensibilidades políticas existentes en el país. En Europa se ve claramente que, a mayor poder político de las izquierdas (el norte de Europa), las políticas son más redistributivas que en aquellos países donde las izquierdas son más débiles, como en el sur de Europa. Y las desigualdades sociales son mucho menores en el norte que no en el sur. Así de claro.

Publicado en Público.es

vnavarro.org

Categories: Attac Planet

Evidentemente están al servicio del 0,1 %

News from Attac Spain - Sun, 26/03/2017 - 09:00

Xavier Caño Tamayo – ATTAC Madrid

En los últimos tiempos se han investigado en el Reino de España créditos sospechosos, ilegales y excesivas remuneraciones, opaca comercialización de productos bancarios, inexplicables cesiones de crédito, maniobras para alterar el precio de acciones… La crisis de la banca y todo lo que la rodea llega a los juzgados. Afecta por ahora a 274 banqueros y consejeros de las antiguas cajas de ahorros y bancos que han sido acusados.

Sucede cuando se hace público que el Tribunal de Cuentas calcula el coste para el Estado por salvar a los bancos españoles en 60.718 millones de euros. Casi un chiste, pues aún suenan las palabras de Mariano Rajoy asegurando que el recate bancario no costaría ni un euro a la ciudadanía. Mariano faltó a la verdad, porque ha costado todo ese dinero que el Estado no recuperará. Y otros 122.000 millones más de recursos comprometidos, garantías, avales… Para salvar a la banca, no a la gente.

Esos miles de millones de euros graciosamente entregados hacen de la banca española la cuarta entidad financiera que más fondos ha recibido directamente desde que estalló la crisis en Europa. Solo superada por banca de Reino Unido, Alemania e Irlanda.

Pero podría ser más dinero aún pues, como el propio organismo público informa, podría resultar que el coste del rescate fuera de más de 75.000 millones. Porque no se han considerado todas las ayudas públicas a la banca, como la generosa financiación del Banco Central Europeo (BCE), ni los créditos fiscales ofrecidos por el ministerio de Economía, ni el aval a depósitos bancarios…

Como recién han publicado algunos periódicos, por diversos conceptos (que no son entrega directa de dinero), el Gobierno español ha movido más de 350.000 millones de euros en ocho años para mantener los bancos a flote. Y los medios lo recuerdan precisamente cuando aparece una noticia que esclarece aún más de que lado están quienes gobiernan la Unión Europea. El BCE, tras gastar cientos de miles de millones de euros en rescatar a la banca europea, ahora compra bonos de deuda de las mayores empresas a bajo interés.

El Tratado de Maastrich prohíbe que el BCE compre deuda directamente a los Estados y, cuando más generoso ha sido con la deuda pública, ha comprado deuda estatal sí, pero a través de bancos privados en el llamado mercado secundario. El Estado paga intereses más altos por la deuda que coloca y los bancos hacen un buen negocio. Y ahora el BCE compra bonos de deuda de corporaciones multinacionales. Ha empezado con Telefónica, la aseguradora italiana Generali y la francesa Engie. Según el BCE, la compra de deuda emitida por corporaciones es para empujar la recuperación de la eurozona. El BCE pretende que, dando dinero a las corporaciones, esa compra repercuta en los préstamos bancarios. En plata, el BCE pretende reactivar la concesión de créditos a empresas y familias que continúa adormecida a pesar de todos los rescates y ayudas. Pero no aprenden y siguen, olvidadas las empresas no tan grandes.

Algunos analistas apuntan que el BCE dedicara 600.000 millones de euros durante varios años a comprar deuda de grandes corporaciones. Una vez más el BCE y la UE pretende reactivar la economía no con ayudas directas a las empresas medianas y pequeñas, que son muchas y en España, por ejemplo, proporcionan el 75% de empleo. Tampoco ayudas a la gente, que es la que aumentaría la demanda interna con otra situación económica. Esa contumaz ayuda indirecta recuerda que el Nobel de economía, Joseph Stiglitz, aseguró que si el gobierno federal de EEUU y la Reserva Federal hubieran entregado dinero a quienes tenían deudas hipotecarias para poder pagarlas, no hubiera sido necesaria la billonaria cantidad para que bancos y aseguradoras financieras no se hundieran. Ni se hubieran envenenado millones de títulos con hipotecas incobrables, porque éstas se hubieran abonado y no hubiera habido esta crisis.

En la vieja Unión Europea, de 2008 a 2015, los Estados miembros han gastado 747.000 millones de euros en rescates y ayudas al sector financiero, y han comprometido más de un billón de euros en garantías de pasivos. Con tales cifras, a final del año pasado la ciudadanía europea había perdido más de 210.000 millones de euros, que no se recuperarán. Y ahora el BCE decide dedicar 600.000 millones de euros a asegurar los beneficios de grandes corporaciones.

¿Cuándo le tocará a la gente?

¡Por razones!

Categories: Attac Planet

Semana de acción global contra los paraísos fiscales

News from Attac Spain - Sun, 26/03/2017 - 07:02

Plataforma fiscalitat justa

1 AL 7 DE ABRIL 2017

MANIFIESTO

 

Sus paraísos fiscales, nuestros infiernos sociales

Somos gente común, que colabora con sus impuestos al bienestar colectivo.

Somos los que honestamente deseamos poner nuestros ahorros o pequeños capitales a trabajar para la sociedad, que no queremos especular con ellos utilizando paraísos fiscales.

Somos gente a la que se niega su derecho al trabajo, a pensiones dignas, a la vivienda, a servicios o suministros básicos; la gente empobrecida por la crisis generada por la codicia de la especulación inmobiliaria y financiera, mayoritariamente a través de Paraísos Fiscales.

Somos la gente más vulnerable de la sociedad. En un Estado de derecho todo el mundo tendría aseguradas sus necesidades básicas si, en vez de evadir dinero a paraísos fiscales, las empresas pagasen sus impuestos en las sociedades en las que operan.

Las pequeñas y medianas empresas, que son las que crean trabajo, tienen dificultades para mantener plantillas y pagar impuestos, mientras que las grandes corporaciones siguen acumulando beneficios que, eso sí, desvían hacia los paraísos fiscales.

Pedimos transparencia y cuentas claras.  Son las élites políticas y económicas las que dominan y sacan provecho de un sistema corrupto, favorecido por la opacidad de los paraísos fiscales.

Queremos una sociedad sana, cohesionada y segura; sin embargo la economía criminal, el terrorismo, el tráfico de personas, el comercio de armas y el narcotráfico, juegan con la vida de la gente, ocultando y lavando sus beneficios vía paraísos fiscales.

Las cifras son suficientemente elocuentes:

  • Desde 2015 el 1 % más rico de la población mundial posee más riqueza que el 99% restante.
  • Todas las empresas del IBEX 35 poseen filiales en paraísos fiscales.
  • Más de la mitad del comercio mundial pasa por paraísos fiscales

 

Los paraísos fiscales son los buques insignia de la actual economía de casino, constituyen una burla a la legalidad internacional y no poseen ninguna base económica de interés para el bien común, sólo sirven a los intereses espurios de las élites económicas, delincuentes financieros y criminalidad organizada. Son auténticas lacras económicas que profundizan la desigualdad, contribuyen a crear desequilibrios, crisis económicas y corroen la democracia. Por lo tanto han de ser erradicados por la comunidad internacional.

Los ciudadanos, ciudadanas y organizaciones firmantes, constituidos en una comunidad de interés, animamos a la sociedad en su conjunto a organizarse para dar una respuesta férrea e inflexible contra los paraísos fiscales; además exigimos a nuestros representantes que emprendan acciones para ir avanzando en el camino de su necesaria abolición, entre ellas:

  • Presionar desde todos los ámbitos administrativos, empezando desde los municipios, para que se aprueben mociones en las que se declaren ZLPF (Zonas libres de paraísos fiscales)
  • Exigir que la ley de Contratación Pública, actualmente en trámite parlamentario, incorpore criterios para penalizar a empresas o bancos vinculados a paraísos fiscales, en la línea de la iniciativa “Zonas libres de paraísos fiscales”.
  • Reclamar a nuestros representantes políticos que presionen a la Unión Europea para que se creen sanciones que penalicen a los países o territorios que conservan el secreto bancario y la opacidad en la propiedad de las sociedades, en perjuicio de las arcas públicas de los estados; así como a aquellos países que utilizan su sistema tributario para realizar dumping fiscal.
  • Obligar a las empresas y corporaciones a que informen anualmente de sus inversiones, beneficios e impuestos pagados país por país, y no globalmente como en la actualidad ocurre, de modo que no puedan esconder sus ganancias.
  • Se debe exigir un ITF (Impuesto a las transacciones financieras) capaz de disuadir el enorme flujo especulativo que se negocia desde estas plataformas opacas.

Queremos hacer visible nuestro rechazo a estas cloacas financieras apoyando las acciones previstas para el 3 de abril, declarado día de acción global contra los paraísos fiscales.

¡Sus paraísos fiscales, nuestros infiernos sociales!

¡Los paraísos fiscales vulneran nuestros derechos y socavan la democracia,  juntos lucharemos hasta su desaparición!

Categories: Attac Planet

Le Grain de sable à CKRL 89,1 FM - Saison en cours

Attac Québec - Sat, 25/03/2017 - 16:00

Au programme de l'émission du 25 mars : Dominique Bernier nous parle de la Semaine mondiale d'action contre les paradis fiscaux et du Petit guide d'Attac France pour en finir avec l'évasion fiscale, Jean Cloutier est au Salon du livre de Paris et nous fait connaître les projets de Didier et Jacques des AmiEs de la Terre Belgique.

C'est à écouter en baladodiffusion sur le blogue de l'émission.

Le Grain de sable est diffusé en direct tous les samedis de 14 h à 15 h. Suivez sa page Facebook. Infos : attac.capitale@gmail.com

Voir en ligne : http://legraindesableqc.wordpress.com/
Categories: Attac Planet

¿Existió alguna vez la época dorada del capitalismo?

News from Attac Spain - Sat, 25/03/2017 - 10:00

Alejandro Nadal – Consejo Científico de ATTAC España

En muchos círculos de todo el espectro político se habla de una época dorada del capitalismo. La referencia es al periodo que arranca con el Nuevo Trato impulsado por la administración Roosevelt durante los años de la gran depresión y termina hacia finales de la década de los años 1970.
Entre 1945 y 1970 la economía estadounidense experimentó un incremento sostenido en el ingreso promedio de la población y una expansión casi sin precedentes de la clase media. Casi todos los observadores concuerdan en que durante esos años se consolidó una especie de paz social en la que capital y trabajo convivieron para generar un auge económico sin precedente. Hoy la nostalgia por la época dorada hace soñar a muchos a lo largo de todo el espectro político

Pero, ¿realmente existió esa época dorada? Es una pregunta importante y compleja. Nuestra visión sobre la evolución del capitalismo en los tiempos que corren depende de la respuesta. Los objetivos estratégicos de la acción política de partidos, sindicatos y todo tipo de organizaciones también están condicionados por ella. Para simplificar el análisis podemos hacer referencia en primer lugar a la economía de Estados Unidos. No es casualidad que la referencia geográfica para ese periodo de auge sea ese país pues en él nunca existió otra cosa que el modo de producción capitalista.

Para empezar hay que reconocer que entre 1945-1970 la economía de Estados Unidos efectivamente mantuvo altas tasas de crecimiento de manera sostenida. Y durante esos años se alcanzó algo muy cercano al pleno empleo y el crecimiento de los salarios fue constante. Por esos resultados se considera que fueron los años dorados del capitalismo, tanto en círculos conservadores como en espacios más críticos y hasta radicales.

Son muchos los factores que explican este proceso de crecimiento. Uno de ellos tiene que ver con las nuevas oportunidades de rentabilidad que se abrieron para la inversión. Otro se relaciona con el mantenimiento de una demanda agregada apuntalada por salarios que acompañaron los aumentos en productividad. La reproducción de la fuerza de trabajo pudo realizarse gracias a ese crecimiento de los salarios.

Por otra parte, las élites en Washington fueron muy hábiles para explotar la hegemonía estadounidense en la posguerra. En especial, el sistema de Bretton Woods ofreció ventajas singulares a la economía estadounidense al mantener una demanda constante de dólares. No fue sino hasta la primera mitad de la década de 1970 que el régimen de Bretton Woods se desintegró y Estados Unidos tuvo que inventar otro sistema para asegurar la demanda artificial de dólares. Eso lo logró a través de un acuerdo con Arabia Saudita para que sus ventas de petróleo se hicieran en dólares, pero esa es otra historia.

En las narrativas que hablan sobre la época dorada aparece un común denominador. Se dice que el régimen económico estuvo basado en una tregua entre capitalistas y trabajadores. El respiro en la lucha entre clases habría nacido con el Nuevo Trato de Roosevelt diseñado para afrontar los efectos de la gran depresión. Pero un análisis más detallado revela que la supuesta tregua no fue sino una guerra de posiciones y de preparación para la ofensiva final del capitalismo.

Al inicio de la depresión el movimiento sindical en Estados Unidos era débil. Pero entre 1937-1947 la membresía sindical se multiplicó por un factor de cinco y alcanzó los 15 millones de trabajadores. Entre 1945-1970 estallaron más de cien huelgas importantes en sectores estratégicos: estibadores, trabajadores ferroviarios y obreros industriales en diversas ramas. Una de las huelgas más importantes fue estallada a escala nacional por trabajadores de General Electric en 1946. De ahí nació en la empresa un modelo para promover negociaciones directas con los trabajadores a nivel individual y así marginar a sindicatos y organizaciones obreras.

Las estructuras empresariales nunca vieron con buenos ojos las políticas del Nuevo Trato. Para 1945 sus objetivos pasaron a la destrucción de las bases de la contratación colectiva y a la recuperación del control sobre el proceso de trabajo en talleres y fábricas. La guerra ideológica se llevó a las universidades a través de organizaciones que financiaron todo tipo de proyectos sobre las virtudes del libre mercado y los peligros del autoritarismo y la corrupción sindical. Al arrancar la guerra fría el capital buscó recuperar la hegemonía ideológica, al acusar al sindicalismo y a la intervención estatal de acercarse al comunismo. Al final de la década de los setenta, el movimiento sindical había comenzado a fragmentarse y debilitarse.

En síntesis, las condiciones económicas que dieron lugar a la llamada época dorada del capitalismo fueron excepcionales y no volverán a repetirse. La supuesta tregua entre capitalistas y trabajadores corresponde a una mala interpretación de los hechos. Hoy que estamos en plena crisis del neoliberalismo no hay que hacerse ilusiones sobre un pretendido regreso a una mítica época dorada del capitalismo.

Twitter: @anadaloficial
La Jornada

Categories: Attac Planet

La sociedad civil se movilizará contra la ratificación del CETA

News from Attac Spain - Sat, 25/03/2017 - 08:00

NoalTTIP

CETA-642x336

La sociedad civil se movilizará contra la ratificación del CETA

24/3/2017

La campaña ‘No al TTIP, CETA, TiSA, pide a los grupos parlamentarios tiempo suficiente para un escrutinio exhaustivo de un tratado que impactaría directamente en la población e hipotecaría gravemente su futuro.

Hoy el Consejo de Ministros tiene previsto remitir el tratado comercial entre la Unión Europea y Canadá (CETA) a las Cortes. Es uno de los primeros pasos en el proceso de ratificación estatal después de la firma en octubre y que una mayoría del Parlamento Europeo diera luz verde al tratado el pasado 15 de febrero.

“Tal como habíamos anunciado en febrero cuando el Parlamento Europeo votó sobre el acuerdo con Canadá, nos movilizaremos para impedir la ratificación del CETA en el trámite parlamentario”, comunica la campaña No al TTIP, CETA, TiSA, formada por más de 350 organizaciones sociales, sindicales y políticas opuestas a los tratados comerciales neoliberales.

“El Congreso de los Diputados y el Senado deberían dedicar el tiempo necesario para examinar con detalle este tratado de 1.600 páginas y asegurar que las preocupaciones sobre un texto de tal envergadura sean consideradas bajo la lupa del interés general. Hay graves controversias, por ejemplo, relacionadas con la gestión de los servicios públicos, la posibilidad que tienen los inversores para desafiar leyes con un tribunal de arbitraje específico, el encarecimiento de medicinas con las reglas de propiedad intelectual, la precarización laboral mediante la movilidad temporal de trabajadoras y trabajadores, la prohibición de regular servicios financieros que pueden causar nuevas quiebras bancarias y financieras, los impactos en la contratación pública de los municipios o los capítulos de regulación nacional que rebajan estándares ambientales o ponen en peligro la salud”, señala la campaña.

El mundo rural, las pequeñas y medianas empresas (pymes) y los servicios públicos están entre los grandes perjudicados del tratado comercial con Canadá, así como las personas afectadas por las hipotecas (PAH), las preferentes o las cláusulas suelo.

Las organizaciones integrantes de la campaña solicitan a los grupos parlamentarios la creación de una comisión de estudio del CETA y el encargo de un estudio de impacto independiente.

Portavoces de la campaña han añadido: “Son asuntos de gran peso que merecen ser estudiados y debatidos con el máximo rigor. Asimismo, todas las partes interesadas deben tener la posibilidad de presentar sus análisis ante las y los representantes parlamentarios. Es fundamental que la ciudadanía tenga la oportunidad de ser escuchada en cuantas audiencias hagan falta en sede parlamentaria. Sin estudios previos para conocer los impactos del CETA en el Estado español y sin consultas con la sociedad, es imposible cumplir con la función legislativa y de control parlamentario, es decir, no habría ni transparencia ni democracia”.

Por todo ello, se hace un llamamiento a toda la sociedad a sumarse a la campaña de presión política hacia los grupos parlamentarios para dar a conocer los múltiples peligros que tendría el CETA.

Se pide también a los representantes de parlamentos autonómicos y ayuntamientos que informen de las consecuencias del CETA en su ámbito y expliquen cómo restringiría el derecho a regular y limitaría la autonomía local y la soberanía parlamentaria.

Además de una campaña de información y difusión en medios, se convocarán diferentes movilizaciones para expresar, antes de la votación en las Cortes, el rechazo a un tratado diseñado para los intereses de grandes grupos empresariales y no para los de la mayoría social.

Categories: Attac Planet

¿Por qué crece la economía española?

News from Attac Spain - Fri, 24/03/2017 - 10:00

Albino Prada - Comisión JUFFIGLO de ATTAC España

Para el bienio 2015-2016 el INE estima un crecimiento económico en España del 3,2%, con una aportación de la demanda nacional del 3,3% en 2015 y del 2,8% en 2016. Lo que implica una contribución negativa de la demanda externa en 2015, y muy reducida en el 2016. Según el INE más del noventa por ciento de nuestro crecimiento descansó en la demanda interna para el conjunto del bienio.

El motor externo

A pesar de su muy reducida aportación al crecimiento de la economía española debe anotarse en la demanda externa algún aspecto a destacar. Así el conjunto de la balanza de bienes y servicios  ha pasado de fuertemente negativa, antes de la crisis, a ser positiva en casi un tres por ciento del PIB el año 2016. Esto podría ser síntoma de una mejora de nuestra competitividad comercial, pero ¿ha sido así?

De entrada el saldo total de la balanza comercial seguía siendo negativo en 2016. Pero debe añadirse que, aunque dejemos a un lado el saldo energético (que se ha tornado menos desfavorable por razones exógenas y se ha reducido a la mitad en los últimos años, de ser negativo por 45.000 millones a serlo solo en 16.000), el saldo comercial no energético aún sigue siendo negativo. De manera que nuestra competitividad comercial explica en escasa medida la mejora del saldo externo total.

Porque si dejamos a un lado el viento de cola que ha supuesto el abaratamiento de los hidrocarburos en este pasado bienio, la mejora del saldo externo total debe ser imputado sobre todo a los servicios, y dentro de ellos a los turísticos (muy favorecidos por la devaluación salarial interna y la demanda centroeuropea).Una balanza de servicios que anotó en 2016 un saldo positivo por casi un 4.5% del PIB, saldo que compensa sobradamente el, decreciente, déficit de la sub balanza energética y del resto de mercancías. Podría decirse que la devaluación salarial interna no habría mejorado tanto nuestra competitividad comercial cuanto nuestro negocio turístico.

Cabe incluso matizar aquella mejora del saldo comercial no energético en un sentido problemático: ya que el factor decisivo ha sido la congelación nominal de las importaciones a niveles del año 2007 (otro efecto de la devaluación interna) como se observa en el siguiente gráfico con un índice 122 en 2016prácticamente igual al 121 de 2007.Lo que quiere decir que si la tendencia de nuestras importaciones no energéticas continuase en la senda anterior a la crisis abría neutralizado y absorbido toda la mejora exportadora.

Evolución del comercio exterior de mercancías en España

Evolución del comercio exterior de mercancías en España

De manera que la, con todo, reducida aportación del motor externo al crecimiento ha de imputarse, por un lado,a la buena coyuntura de los precios de los hidrocarburos (que abarata nuestras elevadas importaciones), y, por otro, a una devaluación interna que ha frenado las importaciones no energéticas y ha impulsado al mismo tiempo nuestra balanza de servicios turísticos.

En ausencia de estos comportamientos nuestra mejora en el desempeño comercial exportador habría sido insuficiente para mejorar la aportación de nuestra demanda externa al crecimiento del PIB. O, dicho de otra forma, la devaluación interna (salarial, laboral y de rentas) aplicada a la economía española no habría activado el motor externo a pesar de haber contado con el abaratamiento de las importaciones no energéticas y provocado la congelación de las no energéticas.

El motor interno

Analicemos ahora el factor sin duda determinante de la recuperación en el bienio 2015-2016: la demanda interna. Con un crecimiento medio en torno al tres por ciento es aquí donde se sitúan las mayores luces, y también las sombras, de nuestro modelo de recuperación. Y ello aunque comprobemos que mientras en el último trimestre del 2015 dicha demanda crecía a tasas del 3,8%, apenas lo hacía ya al 2,2% en el último trimestre del 2016.

En cualquier caso se agolpan las preguntas: ¿porque crece tanto la demanda interna española?, ¿y cómo lo puede hacer en un país con la mayor tasa de paro y de desigualdad social de la UE?.Tres vectores explicarían, de forma desigual, ese impulso de la actual recuperación. Los recogemos en una gráfica trimestral para el conjunto del bienio.

Desglose de la demanda interna en España (tasas de variación interanual)

Desglose de la demanda interna en España (tasas de variación interanual)

El primer vector, en cuanto a crecimiento interanual, habría sido la inversión empresarial hasta mediados del pasado año. Una inversión empresarial en bienes de equipo (cabe suponer que producto de una recuperación de los márgenes empresariales y de las rentas no salariales en el PIB que también confirma el INE) que sería un factor determinante de primer orden hasta ese momento, pero que en la actualidad ya crece menos intensamente que el conjunto de la economía. Tampoco en el otro vector tradicional de la inversión (la constructora) anota tasas de crecimiento superiores al 2% en 2016. En suma: el conjunto de la inversión presenta una fuerte tendencia a la desaceleración en los últimos trimestres.

Un segundo vector que ayudó a nuestra recuperación fue el consumo público, pero soloa consecuencia de la suavización del ajuste de las cuentas públicas a lo largo del año electoral de 2015. Esta segunda fuerza habría entrado en agudo declive ya a lo largo de todo el año pasado. El retorno a la senda austericida que marca, y supervisa, Bruselas estaría detrás de esa tendencia hacia el crecimiento cero que recoge la gráfica.

De manera que, a finales del pasado año, solo nos restaba una fuerza impulsora del crecimiento: el consumo doméstico o de los hogares. Consumo que se movía según el INE en perfecto ajuste al del PIB total de nuestra economía.

Es éste el factor explicativo menos diáfano y coherente con la elevada tasa de paro, de bolsas de pobreza y de desigualdad del país. Podrían identificarse –sin embargo- dos factores que, pese a ello, explicarían su crecimiento: que sean las rentas medias-altas las que protagonicen ese empujón, y que esta magnitud se vea afectada por las rentas de hogares de residentes extranjeros inactivos.

Aun así no deja de ser una anomalía que el consumo de los hogares en España crezca a tasas muy superiores a las que lo hace en una economía como la alemana como bien se observa en otro gráfico.

Consumo de los hogares (tasas interanuales)

Consumo de los hogares (tasas interanuales)

En mi opinión esto sólo cabe imputarlo a un efecto riqueza derivado de la devaluación salarial y de la deflación de precios en favor del cuarenta por ciento de hogares de mayor renta (ya que en el resto de los hogares son mayoría los que llegan con dificultades a fin de mes). Si se quiere un ejemplo: un aumento del consumo en hogares de renta media alta derivado de los ahorros en pago de servicios domésticos que se habrían abaratado mucho en los últimos años.

Resumen final

La actual recuperación de la economía española finalizó el año 2016 con una dependencia casi absoluta del motor interno vinculado al consumo de los hogares de rentas media-altas. Ni la inversión, ni el consumo público, ni la demanda externa están contribuyendo significativamente a dicha recuperación.

Es éste un modelo de recuperación que confirma al menos dos cosas. Que la devaluación interna solo está beneficiando la actividad turística y de contratación de servicios personales cada vez más precarios, y que los ajustes fiscales impiden que la inversión pública tome el relevo de la inversión privada.

De mantenerse ambas políticas, devaluación laboral-salarial interna y ajustes fiscales, el crecimiento se irá desacelerando necesariamente, dependiendo cada vez en mayor medida del consumo de los sectores de la población de mayor renta. Un problemático modelo de crecimiento ya que alimenta -y está alimentado- por la desigualdad social.

Publicado en Infolibre

Categories: Attac Planet

Salvemos el ITF

News from Attac Spain - Fri, 24/03/2017 - 08:00

Óscar Iglesias Fernández - Diario 16

bolsas-696x464

“España respalda totalmente la propuesta, pero no podemos seguir debatiendo el proyecto eternamente”. Estas palabras, del ministro de Economía español, Luis de Guindos, muestran claramente la situación de bloqueo en la que se encuentra la puesta en funcionamiento del impuesto a las transacciones financieras.

En junio de 2011, el Euro-barómetro del Parlamento Europeo, Los Europeos y la Crisis, hacía la siguiente pregunta: “El Parlamento Europeo ha aprobado recientemente la introducción de un impuesto sobre los Transacciones a nivel mundial, o al menos en la UE al principio. Este impuesto sería muy bajo: 0,05% en cada transacción financiera. No se aplicaría al público en general, sino a las transacciones entre actores financieros (bancos, hedge funds, etc.). Por favor, dígame si usted está a favor o en contra…”. La respuesta de los europeos no dejó lugar a dudas. El 61 por ciento afirmaba apoyar el impuesto; un 26 por ciento se oponían; y un 13 por ciento no expresan su opinión.

En este contexto, hace cuatro años, la voluntad política nos ofreció una noticia positiva en medio de una Europa devastada por el sufrimiento, la angustia y el dolor. Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea, en su reunión del Ecofin, habían aprobado por fin, la puesta en marcha de la tasa a las transacciones financieras (ITF) en once países europeos (Alemania, Francia, España, Italia, Austria, Bélgica, Portugal, Eslovenia, Grecia, Eslovaquia y Estonia). Para conseguirlo, utilizaron el Mecanismo de Cooperación Reforzada. Una figura importante para el progreso presente y futuro del bienestar en nuestro continente, que evitaba que una minoría bloqueara avances como al que nos estamos refiriendo.

En un momento de clamoroso rechazo a las políticas burocráticas de Bruselas, parecía que se producía un cambio de rumbo guiado por la opinión de los europeos, que era tenida en cuenta. Pero, cuatro años después, parece que los largos pasillos de Bruselas y de Estrasburgo están logrando derrotar, o cuanto menos aplazar, de nuevo, la puesta en funcionamiento del impuesto a las transacciones financieras.

Un error económico de primera magnitud, en una UE que no pudo extender el acuerdo a todos los países por la negativa o abstención de países como el Reino Unido (que tiene su propia tasa sobre operaciones de acciones) Suecia, República Checa, Malta y Luxemburgo. Y que ahora se enfrenta al Brexit y unos populismos que quieren acabar con la Unión.

Pero también un error político, porque alimenta un discurso fácil contra la conveniencia de seguir perteneciendo a una Unión Europea que identifican con unas elites económicas y políticas que van contra el bienestar de los europeos de a pie. Olvidando, que es la mayor y mejor construcción humana de paz y de bienestar, aunque necesite de una reorientación ante las políticas de la última década principalmente.

La puesta en funcionamiento del impuesto es necesaria ya, incluso para un sistema financiero que necesita mejorar su reputación ante los ciudadanos, y contribuir a la equidad en Europa. Algo lógico dentro del contrato social que fundamenta nuestra sociedad. Pero aún más, si se recuerda que los europeos han aportado más de 5 billones de euros al sector financiero en los últimos años.

La puesta en funcionamiento del impuesto es necesaria ya, precisamente ahora que se incrementan las incertidumbres políticas en Europa, ya sean por los posibles impactos que puede traer el Brexit; las elecciones en Holanda, Francia y Alemania, o la desregulación del sector financiero que anunció el presidente de EE.UU.

Ya lo afirmé en su momento. Era un primer paso. Y, los ciudadanos tenían que seguir presionando a los gobiernos, que ellos han elegido con su voto, para que se pusiera en funcionamiento, se extendiera y fuera el comienzo para acabar con los paraísos fiscales. Primero, con los que existen en Europa, para dar ejemplo, y después, o en paralelo, con los del resto del mundo.

La puesta en funcionamiento del impuesto es necesaria ya. Y hay que presionar para que en la reunión del Ecofin de marzo se ponga una fecha, sin más excusas ni dilaciones. Este paso, servirá para recuperar una concepción de la democracia donde el ciudadano y su bienestar están por encima de unas oligarquías que vacían de contenido la democracia para solo mantener la ficción de su nombre. Este paso será una forma de decir que queremos otro tipo de sociedad y ya no vamos a parar hasta conseguirlo.

Como dijo Roosevelt, el 4 de marzo de 1933 en su toma de posesión como Presidente de los Estados Unidos de América, “necesitamos dos garantías para impedir que vuelvan los males anteriores: debe haber supervisión estricta de todas las operaciones bancarias, así como de los créditos e inversiones; hay que poner término a las especulaciones que se hacen con el dinero de la gente y contar con una disposición que establezca una moneda corriente, adecuada y firme”

¡Salvemos del ITF!

Categories: Attac Planet

Luxleaks: Die erneute Verurteilung ist ein Skandal

News fo Attac Germany - Fri, 24/03/2017 - 07:50
Attac fordert Whistleblower-Gesetz und Transparenz bei Konzernsteuern / Veranstaltung mit Antoine...
Categories: Attac Planet

Aurélie Trouvé sur l'évasion fiscale à l'Apple Store d'Opéra

News from Attac France - Thu, 23/03/2017 - 16:17

Apple ne paie presque pas d'impôts en France, et c'est pour notre bien !

(function(d, s, id) { var js, fjs = d.getElementsByTagName(s)[0]; if (d.getElementById(id)) return; js = d.createElement(s); js.id = id; js.src = "//connect.facebook.net/fr_FR/sdk.js#xfbml=1&version=v2.8"; fjs.parentNode.insertBefore(js, fjs); }(document, 'script', 'facebook-jssdk'));

Apple ne paie presque pas d'impôts en France, et c'est pour notre bien !

Publié par franceinfo vidéo sur jeudi 23 mars 2017

Categories: Attac Planet