Skip navigation

News from Attac Spain

Syndicate content
Justicia económica global
Updated: 1 hour 18 min ago

Los bancos centrales no tienen armas efectivas para luchar contra el mercado

Sat, 16/01/2016 - 13:00

ELECONOMISTA.ES / BLOOMBERG - www.eleconomista.es

  • Son cada vez más incapaces de devaluar o fortalecer sus monedas
  • La devaluación de China pone el mundo patas arriba sin remedio

Yuan-maquina

Los últimos acontecimientos en los mercados mundiales están mostrando la dificultad que entraña para países pequeños intentar controlar su tipo de cambio. Ejemplos como México, Suecia, Suiza o Brasil muestran que en un entorno de creciente guerra de divisas, los daños colaterales son muy difíciles de evitar.

China y su devaluación del yuan ha sido la última medida que está generando quebraderos de cabeza a banqueros centrales de todo el mundo que tampoco pueden adaptarse a las subidas de tipos de interés de EEUU. En un entorno hostil, el tamaño importa. El caso de Suiza el año pasado, cuando aceptó su derrota poco después de que el BCE lanzará su estímulo-bomba y abandonó el techo que había establecido contra el euro, parece esperar también a otros países, tanto si lo que quieres es devaluar su moneda como si por el contrario quieren apreciarla para amoldarse, por ejemplo, al desplome de los precios del crudo.

Tanto desde dentro de los países como inversores internacionales están reconociendo esta realidad. La firma Cantor Fitzgerald aseguraba el viernes pasado que los esfuerzos de México para fortalecer el peso eran “fútiles”, mientras que Citigroup apostaba por la corona sueca como oportunidad de inversión pese a los intentos de devaluación por parte del Riksbank. Mientras, funcionarios del banco central de Brasil reconocían que no había pruebas de que su programa de intervención estuviera afectando a la volatilidad del real.

“Hay un gran interrogante sobre la capacidad de los bancos centrales, particularmente los de economías pequeñas y abiertas, para influenciar realmente sobre el tipo de cambio con sus intervenciones”, explica Ken Dickson, director de inversiones en divisas de Standard Life. Sobre Suecia añade que “es muy difícil que el banco central luche contra el mercado”.

En este caso, la corona ha caído un 1% frente al euro desde que el Riksbank anunciara el 30 de diciembre su intención de intervenir, pero sigue subiendo frente a la mayoría de divisas. Los analistas consultados por Bloomberg también apuestan por una subida.

Suiza, el canario en la mina

“Es muy difícil para un banco central sostener un tipo de cambio artificial durante un periodo largo de tiempo. Lo vimos muy claramente en Suiza, de una forma muy alarmante y dramática: lo que pasa cuando estiras tu buena suerte durante demasiado tiempo. Generalmente es muy caro y no funciona particularmente bien”, alerta Peter Rosenstreich, director de estrategia de mercados del banco suizo Swissquote.

Prácticamente se cumple año desde que el Banco de Suiza se viera forzado a dejar de intervenir en el mercado para debilitar el franco por el alto coste que le suponía. A cambio, implementó una política mixta agresiva con ventas de francos y tipos de interés negativos, pero con escaso resultado: la moneda suiza está un 10% por encima de los 1,20 por euro que había fijado como tope. Su decisión provocó conmoción en los mercados, tal y como lo está haciendo la política de China ahora. Y podría haber más intervenciones.

La guerra de divisas, en la que se busca devaluar la divisa para impulsar las exportaciones, ha subido de intensidad con los movimientos de China. Sin embargo, a diferencia de lo que venía ocurriendo prácticamente desde el inicio de la crisis financiera, el objetivo de muchos países hoy es tratar de evitar un colapso de la moneda, fortalecerla.

Además, muchos bancos centrales han optado por no intervenir más para proteger sus reservas de divisas (el arma principal). Colombia, Brasil o México son algunos de los países que han intervenido o se lo están planteando para combatir la caída de sus monedas frente al dólar.

El Hotel Plaza y la coordinación

Ante la situación, vuelven a surgir las voces que piden un nuevo acuerdo global, como el que se alcanzó en 1985, el célebre Acuerdo del Hotel Plaza en el que EEUU y otras grandes potencias se coordinaron para devaluar el dólar. Jeffrey Frankel, profesor de Harvard, sostiene en una investigación realizada el año pasado que esa coordinación es la clave junto a la sorpresa para conseguir una intervención en el mercado exitosa.

En cualquier caso, tampoco garantiza el éxito si el mercado está determinado a enviar la moneda en la dirección contraria a la deseada. Por ejemplo, el esfuerzo conjunto en 2011 para devaluar el yen japonés tras el terremoto y el tsunami tan solo provocó leves caídas en la divisa, caídas que además se revirtieron a los dos meses.

“Hay episodios en los que la presión del mercado es básicamente superior que la voluntad o la capacidad de un banco central para luchar contra ella”, sentencia Ulrich Leuchtmann, director de estrategia de divisas de Commerzbank. “La libra fue un buen ejemplo”, añade al recordar lo ocurrido en 1992, cuando la divisa británica se vio forzada a abandonar el Sistema Monetario Europeo, precursor del euro, tras la apuesta del mercado, liderada por el famoso inversor George Soros, por un hundimiento de la libra.

Ese año, España también devaluó tres veces la peseta, y como diría el entonces ministro de Economía, Carlos Solchaga, “cuando la especulación arrecia, no hay banco central que aguante la sangría de divisas”.

Categories: Attac Planet

EEUU tras la asfixia económica de Rusia

Sat, 16/01/2016 - 09:00

Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra-Nafarroa

La irrupción mediática de Edward Snowden, ex-técnico de Booz Allen, sub-contrata de la CIA, confesando ser el autor material de las filtraciones a The New York Times y The Guardian sobre el programa PRISM (espionaje de las telecomunicaciones a cargo de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), habría desatado todas las alarmas en la CIA ante el peligro evidente de destapar los secretos inconfesables de los sótanos secretos del establishment.
Putin habría jugado con maestría sus bazas y tras conceder a Snowden el asilo temporal, apareció ante el Mundo como adalid de la defensa de los Derechos Humanos, diluyendo de paso su imagen de represor en el conflicto checheno, aunque consciente de la nueva dinámica acción-reacción propia de escenarios de Guerra Fría en la que verán envueltas las relaciones ruso-estadounidenses a partir de este momento. En cuanto al contencioso sirio, consciente de que jugaba con ventaja ante la incapacidad de EE UU y sus aliados europeos de marcar la iniciativa en los conflictos de Oriente Medio y Próximo (Egipto, Siria, Palestina e Irán), Putin aprovechó la gran oportunidad que se le presentó de recuperar la influencia internacional que Rusia había perdido en los últimos años para fijar su posición como colaborador ineludible en la búsqueda de acuerdos internacionales con Siria e Irán. Asimismo, la división de Ucrania en dos mitades casi simétricas y separadas por el meridiano 32 Este, quedando el Sur y Este del país (incluida Crimea) bajo la órbita rusa mientras el Centro y Oeste de la actual Ucrania navegarán tras la estela de la UE, significó “de facto” el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría Rusia-EEUU basado en el principio de “acción-reacción”, produciéndose por parte de EEUU la implementación de la estrategia kentiana en el plano económico.

Dicha estrategia bebería de las fuentes de la teoría expuesta por Sherman Kent en su libro “Inteligencia Estratégica para la Política Mundial Norteamericana” y publicado en 1949 donde anticipaba que “la guerra no siempre es convencional: en efecto, una gran parte de la guerra, de las remotas y las más próximas, ha sido siempre realizada con armas no convencionales: [...] armas [...] políticas y económicas. La clase de guerra en que se emplean [...] (son la) guerra política y la guerra económica.” Los fines de estos tipos de guerra fueron descritos por este autor de la siguiente manera: “en estas guerras no convencionales se trata de hacer dos cosas: debilitar la voluntad y la capacidad de resistencia del enemigo y fortalecer la propia voluntad y capacidad para vencer” y más adelante añade que los instrumentos de la guerra económica “consisten en la zanahoria y el garrote”: “el bloqueo, la congelación de fondos,el ‘boicot’, el embargo y la lista negra por un lado; los subsidios, los empréstitos, los tratados bilaterales, el trueque y los convenios comerciales por otro”. En este contexto, asistimos a la imposición de sanciones comerciales por parte de EEUU y la UE contra Rusia tras la crisis de Ucrania que supondrán una aumento en las partidas de gasto en la compra de equipos, componentes y electrónica occidentales aunado con la jugada maestra del hundimiento del precio de los hidrocarburos, medida que contaría con Arabia Saudí como colaborador necesario y que sería un misil en la línea de flotación de la supervivencia económica del Gobierno de Putin y que tendría como efecto mediato el desplome del rublo frente al dólar (más del 50%) así como serias dificultades para conseguir financiación externa a pesar de la subida de tipos de interés del Banco Central Ruso hasta la barrera ionosférica del 11% (según el Banco Internacional de Pagos (BIS) de Basilea (2013), la exposición de los bancos de la UE a los bancos rusos superaría ya los 200.000 millones de dólares).

El Talón de Aquiles de Putin

Putin estableció como prioridad tras su primer nombramiento como Presidente en el año 2000, la Modernización de Infraestructuras de Transporte y Energéticas y el Desarrollo de Nuevas Tecnologías,(aeroespacial; robótica; bio-medicina; bio-combustibles y nano-tecnología) aprovechando la exuberante liquidez proporcionada por los ingresos del petróleo pero tras la fracasada ofensiva de los países BRICS para cambiar de patrón monetario mundial y sustituir el papel del dólar como moneda de referencia , asistiremos a una reforma monetaria consistente en dejar flotar libremente al rublo en los mercados internacionales y así evitar la continuada sangría de divisas del Banco de Rusia en sus esfuerzos por mantener la paridad del rublo ( reservas estimadas de 350.000 millones $, la más baja desde 2010). Así pues, la economía seguirá siendo el Talón de Aquiles de Putin pues la estructura económica rusa controla solo 2,5% de las exportaciones mundiales y adolece de una excesiva dependencia de las exportaciones de gas y petróleo ( casi el 50 % de sus ingresos provienen de estas vías), la devaluación del rublo respecto al dólar ( más del 50 % desde que comenzara la crisis de Ucrania) , una inflación galopante del 13% y un Déficit Presupuestario del 30% en el 2015 a lo que habría que añadir la obsoleta planificación estatal herencia de la época jruscheviana, pues el complejo militar, los proyectos espaciales y las subvenciones a la agricultura siguen acaparando la mayoría del presupuesto ruso condenando a la inanición financiera a la industria ligera y la producción de alimentos. Así, para el Banco Mundial, la economía rusa seguirá en escenarios de recesión en el 2016 (crecimiento negativo del 0,7%) debido al hundimiento del precio del crudo ( rozando los 30 $), descenso que tendría como efectos colaterales un nuevo desplome del rublo frente al dólar (1 $ valdría ya 80 rublos), una reducción del 4 % en el PIB anual, una inflación desbocada así como un incremento del desempleo hasta el 9% (tasa de paro del 5,9 % en diciembre del 2015).

¿Nueva Revolución Naranja?

Según se deduce de la intervención del Jefe de Gobierno Medvédev en el Foro Económico Gaidar, asistiremos a la implementación de un nuevo modelo económico que implicará una drástica reducción del sector público y la consiguiente merma de las prestaciones sociales para el 2016 , lo que conllevará el hundimiento de la clase media y la agudización de la fractura social al quedar amplias capas de la población obligadas a vivir en umbrales de pobreza y depender de los subsidios sociales ( 30% de la población), debiendo destinar amplias partidas de las reservas para subsanar el rampante Déficit del Plan de Pensiones y acelerar la anunciada Reducción de la Burocracia y quedando así diluidos los efectos benéficos de sus objetivos de impulsar la Vivienda y Sanidad Públicas, Reducción de Impuestos y el Cambio de tendencia Demográfica (la población de Rusia es de 145 millones y adolece de un crecimiento negativo desde 1.991 que se ha traducido en una reducción de 5 millones de personas en la última década.

Por otra parte, a pesar de ser Rusia es uno de los graneros mundiales ( 8% de la producción mundial de trigo), en el 2010 sufrió una sequía sin precedentes que afectó a la parte occidental de Rusia y que provocó que el 20% de sus 10 millones de Has. de sus tierras cultivables quedaran arruinadas, con el que en el supuesto de producirse un desabastecimiento de grano y productos básicos, Putin deberá recurrir a una masiva importación de productos del exterior y dada la depreciación galopante del rublo respecto al dólar, podríamos asistir a una Revolución Naranja que movilizará a la sociedad rusa para protestar contra la carestía de la vida, pudiendo reeditarse los disturbios y protestas sucedidas con Jruschov debido a la carestía de la vida (represión del levantamiento de obreros de Novocherkaask, 1962), con lo que EEUU conseguiría que se debilite el otrora poder omnímodo en el Partido y en la Administración, no siendo descartable la gestación de una conspiración para apartarlo del poder. Dicha trama estaría alentada por la CIA y por oligarcas judíos defenestrados por Putin y obligados a exiliarse en el extranjero (Berezovksy y Jodorkovski ) y en la misma, Putin será acusado de los mismos cargos con los que decapitó a la camarilla oligarca: abuso de poder, corrupción y delitos fiscales, ( reviviendo el golpe de mano contra Jruschov en 1964 y su sustitución por Leoniv Brézhnev tras ser acusado de culto a la personalidad y errores políticos), lo que imposibilitaría el sueño de Putin de gestar la Nueva Gran Rusia en el horizonte del 2020, hija del atavismo de Pedro el Grande.

 

Analista internacional

Categories: Attac Planet

Una nueva oportunidad: Política real o la de Villa y Corte

Sat, 16/01/2016 - 07:00

Rosa María Artal – Comité de Apoyo de ATTAC España

Hace un par de siglos, el año 1816 no tuvo verano según cuentan las crónicas. El tiempo se alteró por una violenta erupción volcánica, explican. Napoleón languidecía en la isla de Santa Elena. Dicen que el frío, precisamente, frenó varias veces su carrera imperial. En España teníamos de vuelta al rey, Borbón, Fernando VII. Aquí también patinaron los ejércitos napoleónicos, gracias a la labores entre otros de Juan Martín Díez, El Empecinado, a quien el rey felón terminaría ajusticiando por su coherencia y dignidad. Fernando VII había derogado ya la Constitución de Cádiz y el Trienio liberal dio pasó a la Década Ominosa, con la restauración del Absolutismo. Reciente aún la Revolución Francesa, habían crecido – sobre las brasas de la libertad- los Bonaparte. Y se llegaron hasta España. La reacción popular a esa invasión, también derivaría hacia ese Borbón que fue símbolo de involución como pocos. Hay algo en la España actual que evoca de alguna manera esos tránsitos diabólicos que sacuden a esta sociedad de cuando en cuando.

En los últimos años, el hartazgo de la política, del ejercicio de la ‘Política’, de las secuelas económicas que dejaron los errores y trampas, llegó al límite. Y hubo una movilización social –marcadamente pacífica- y algo cambió. Se visualizó en los ayuntamientos nacidos en 2015 y, en estos días, en el nuevo Congreso de los Diputados. La Cámara que representa a la soberanía nacional, empieza a parecerse algo más al pueblo que la ostenta –aunque tantos lo olviden-. Pero el viejo régimen, su esencia más genuina, no se conforma. Todo lo contrario: rabia. Hasta arrojando bilis por la boca. Y, por ejemplo, convierte en tema de debate nacional el que una diputada acudiera a la sesión que inauguraba la legislatura con su hijo en brazos. Los graves problemas que aquejan a esta sociedad quedan aparcados ante tamaño acontecimiento, que ni siquiera es la primera ni la única vez que ha sucedido. Teniendo allí mismo, en el hemiciclo, a un diputado del partido del Gobierno en funciones investigado por presunta pertenencia a organización criminal en la cuestión habitual de la ‘mangancia’ y la corrupción. Los cronistas palaciegos tienen gran parte de responsabilidad en ello.

Una a manera de bonapartismo influye en la vida de Europa también ahora. El imperio buscado es económico. Y mandan afilar la tijera porque conviene a las arcas del poder y porque, aquí, las cuentas no se hicieron como cuentan que se hicieron. Que una boyante economía casa mal con deber más de un 1 billón de euros – tras su increíble y rápido engrosamiento-, y, sobre todo, con casi un 30% de pobres ya, más de 4 millones de parados, unos salarios reformados que no alcanzan a pagar las facturas de muchos trabajadores y una emigración que no ve cómo volver.

En las altas esferas de la Corte –léase en sentido prioritariamente metafórico- ocurren escenas de vodevil, si no fueran tan serias en sus resultados. Tenemos al territorio del noreste dirigido por un amplio sector que quiere independizarse y, al no tener porcentaje de votos suficiente, ha elegido un atajo que no le han dado las urnas. Hay urnas ahora, a veces se duda de si sirven cuanto debieran, por una serie de factores. El presidente saliente así lo dice: han corregido las urnas con un pacto. La nueva parte contratante firma un texto en el que se le obliga a pública confesión de sus errores, en acto de contrición; a echar a un par de personas y a prestar a dos más para que voten con el titular. Y se muestran encantados. Y tan increíble actitud no se comenta de forma especial en las crónicas de la Corte.

El Rey, en esta ocasión de forma textual, decide no recibir a la presidenta del Parlamento que inicia, con estas premisas, su desconexión a 18 meses vista. Y, tanto él como el Gobierno, despiden al presidente saliente con un cese en el BOE sin agradecerle los servicios prestados como suele suceder. Así se hizo con otros presidentes -Cospedal, Fabra, Monago- pero es de entender que estos sí prestaron servicios. De hecho, Artur Mas también, pero al final se malogró un poco.

Pendientes de la formación de gobierno en España, sin mayorías absolutas, las gacetas palaciegas eligen composición. Viejo Régimen, Napoleones, Fernandos genuinamente VII, al gusto de las campañas europeas y de sus propios intereses. Y uno de los principales cronistas de la Corte decreta quién y cómo se debe gobernar y que, si acaso, el Rey que reina pero no gobierna, gobierne. O, peor aún, influya en que el plan salga como debe, sin interferencias. Básicamente, se refieren todos ellos a Podemos y las Mareas. A la izquierda. A los que han acudido nuevos al Congreso, en bici, en ropa sencilla, rastas que espantan a la laca de los cerebros, con mochila, banda de música, o niño en brazos. No convienen. Y los tratan como intrusos, cuando son muchos de ellos los que están quedando fosilizados en las paredes. Cierto que la política no ha nacido estos días, pero que no tengan la menor duda de que si a sus señorías de siempre no les gusta lo que le ven, es porque ellos mismos se lo han buscado.

Este folklore nos pilla pendientes de un juicio por delitos fiscales –al menos- de la hermana del Rey. Y nos topamos con que la Fiscalía –la ¡Fiscalía!-, la abogacía del Estado, y Hacienda trabajan con ahínco para liberar a la infanta del proceso. Se admitieron facturas falsas. Se sabe de feos abusos –hasta utilizando a niños discapacitados para evadir dinero- por parte del marido y socio de la aludida, pero esa misma Administración de Tributos nos dice que “Hacienda somos todos”, solo era una eslogan publicitario.

Todo esto está pasando y se concatena para describir ese escenario de tapices roídos y mucha porquería, aunque lo vaporicen con perfume caro. Como ese gobierno que se apremia a formar desde fuera de la política -porque el periodismo o los empresarios no se presentan a las elecciones- y que implica retornar a Luis VI y María Antonieta, al Napoleón que llamaron temerosos de la libertad, al Fernando VII que volvió al Absolutismo o simplemente al PP de los últimos 4 años. Con apéndices Ciudadanos. Existe ese riesgo. No ganó la suma de la derecha en las urnas y, de entrada, así figura en la composición de las mesas del Congreso y el Senado. En la Cámara Alta, la decisión del PSOE de ceder una plaza al PNV (con 7 senadores) negándosela a Podemos que es la terecera fuerza allí es demasiado evidente. Los hechos desmienten la búsqueda del acuerdo que dicen ofertar los socialistas. Queda mucho por ver, sin embargo. El PSOE es un partido que juega con pistolas de ruleta rusa en su propio seno y sus errores pueden resultar dramáticos. Es quien más tiene que ganar y quién más tiene que perder.

España anda enzarzada, sin embargo, con el niño de Bescansa, las rastas, los olores, el ruido dirigido que suele utilizarse para distraer. A quienes se dejan distraer, naturalmente

La gente ha recibido bocanadas de cambio. La política real, la auténtica, sin miriñaques y pelucas. Sin el hedor de los afeites y perfumes, sin jabón. Sin las máscaras para el carnaval de intereses. Algunos ciudadanos, asustados, ya empiezan a susurrar “Vivan las Caenas”, como hicieron sus ancestros con Fernando VII, porque hay personas a las que el aire libre les da miedo. O lo harán pronto porque la maquinaria de la propaganda funciona a jornada completa. Otros temen volver a ver cómo se desvanecen las esperanzas. Muchos grados de madurez y decencia en las cúspides ayudarían.

Hubo verano el año pasado. Parecía que no habría invierno, pero ya ha llegado el frío. Puede detener y derrotar la regresión o helarnos el alma.

El Periscopio

Categories: Attac Planet

Un Plan B para Europa

Fri, 15/01/2016 - 15:00

Llamamiento para construir un espacio de convergencia europeo contra la austeridad y para la construcción de una verdadera democracia

En julio de 2015 asistimos a un Golpe de Estado financiero ejecutado desde la Unión Europea y sus Instituciones contra el Gobierno griego condenando a la población griega a seguir sufriendo las políticas de austeridad que ya habían rechazado en dos ocasiones a través de las urnas. Este golpe ha intensificado el debate sobre el poder de las instituciones de la Unión Europea, su incompatibilidad con la democracia y su papel como garante de los derechos básicos exigidos por los europeos.

Sabemos que existen alternativas a la austeridad. Iniciativas como “Por un Plan B en Europa”, “Austerexit” o DiEM25 (Democracy in Europe Movement 2025) denuncian el chantaje del tercer memorando de entendimiento impuesto a Grecia, el fracaso económico que supondrá y el carácter antidemocrático de la UE. Reconocido por el mismo presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien declaró: “No puede haber decisiones democráticas contra los tratados europeos”.

También somos testigos de la respuesta insolidaria (en ocasiones hasta xenófoba), de las Instituciones Europeas y de los Estados Miembros ante la llegada de refugiados procedentes de Oriente Medio y África, y ante el drama humano que ello conlleva. Remarcando la hipocresía del discurso de la UE respecto a los DDHH, que de forma indirecta, a través de la venta de armas o con políticas comerciales, es un actor clave en los conflictos que han provocado las recientes crisis humanitarias.

El régimen de crisis de la UE, iniciado hace ocho años y basado en la austeridad, privatiza los bienes comunes y destruye los derechos sociales y laborales en lugar de hacer frente a las causas iniciales de la crisis; la desregulación del sistema financiero y la captura corporativa de las instituciones de la UE a través de los grandes lobbies y las puertas giratorias. La UE promueve soluciones falsas negociando, con gran opacidad y sin apenas control democrático, tratados de comercio e inversión como el TTIP, el CETA o el TiSA, que eliminan lo que consideran barreras al comercio: los derechos y normas que protegen a la ciudadanía, a los trabajadores o al medio ambiente. Es el golpe definitivo a nuestras democracias y al Estado de Derecho, especialmente a través de los mecanismos de protección al inversor.

La actual UE está gobernada de facto por una tecnocracia al servicio de los intereses de una pequeña, pero poderosa, minoría de poderes económicos y financieros. Todo ello ha provocado el resurgimiento del discurso de la extrema derecha y de posiciones xenófobas y nacionalistas en muchos países de Europa. Los demócratas tenemos la responsabilidad de reaccionar ante esta amenaza e impedir que los fascismos capitalicen el dolor y el descontento de la ciudadanía, la cual a pesar de todo ha demostrado solidaridad ante la tragedia humanitaria que sufren cientos de miles de personas refugiadas.

La sociedad ya se ha puesto a trabajar por un cambio radical en las políticas de la UE. Movilizaciones sociales, como Blockupy, la campaña NO al TTIP, el Alter Summit, la huelga general europea en 2012, las Euromarchas, o el ingente trabajo realizado por numerosas plataformas ciudadanas y ONG’s, suponen un valioso capital humano, intelectual e ideológico por la defensa de los Derechos Humanos, el respeto a la Tierra y a la dignidad de las personas por encima de intereses políticos y económicos. Creemos, sin embargo, que es necesaria una mayor coordinación y cooperación práctica para la movilización a nivel europeo.

Hay muchas propuestas en marcha para acabar con la austeridad: una política fiscal justa y el cierre de paraísos fiscales, sistemas de intercambio complementarios, la remunicipalización de los servicios públicos, el reparto igualitario de todos los trabajos incluidos los cuidados en condiciones de dignidad, la apuesta por un modelo de producción basado en las energías renovables, y reformar o abolir el pacto fiscal europeo – formalmente Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria.

El ejemplo de Grecia nos ha mostrado que para hacer frente a la actual coyuntura debemos aunar esfuerzos desde todos los Estados Miembros y desde todas las esferas: política, intelectual y de la sociedad civil. Nuestra visión es solidaria e internacionalista.

Por estos motivos, queremos generar un espacio de confluencia en el que todas las personas, movimientos y organizaciones que nos oponemos a al modelo actual de Unión Europea y consensuar una agenda común de objetivos, proyectos y acciones, con el fin último de romper con el régimen de austeridad de la UE y democratizar radicalmente las Instituciones Europeas, poniéndolas al servicio de la ciudadanía.

Para ello proponemos convocar una conferencia europea los días 19, 20 y 21 de febrero en Madrid, y llamamos públicamente a participar en los debates, grupos de trabajo y exposiciones que allí se organizarán.

Primeras firmas Lola Sánchez Eurodiputada, Podemos Miguel Urbán Eurodiputado, Podemos Marina Albiol Eurodiputada, Izquierda Plural Javier Couso Eurodiputado, Izquierda Plural Susan George Presidenta del Transnational Institute Yanis Varoufakis Economista, ex-Ministro de Finanzas griego Ada Colau Alcaldesa de Barcelona Eric Toussaint Portavoz CADTM Zoe Konstantopoulou Abogada, ex-Presidenta del Parlamento griego Catherine Samary Économiste altermondialiste, France Ken Loach Film director, UK Mariana Mortagua Diputada Parlamento de Portugal Noam Chomsky Lingüista, Filósofo y Activista, USA Alexandra Strickner Presidenta de ATTAC Austria Alberto Montero Diputado de Podemos Adoración Guamán Profesora de derecho del trabajo. Universitat de València, miembro del consejo científico de Attac Alda Sousa Ex-députée européenne, Bloco de Esquerda, Portugal Alexandra Fernandez Diputada al Congreso por la Marea Alexis Cukier Philosophe, Fondation Copernic, France Alfred de Zayas Relator Independiente de la ONU para DD.HH Ana Benavente Sociologue, IAC, Portugal Andrej Hunko Diputado Die Linke al Bundestag Andy Storey University College Dublin Angela Wigger Associate Professor, Radboud University, The Netherlands Anna Gabriel Diputada/o autonomico de las CUP Antonio Baylos Catedrático de Derecho del Trabajo. Universidad de Castilla la Mancha. Antonio Sanabria Profesor de economía de la Universidad Complutense Antonis Ntavanelos DEA – consejo político de unidad popular Beatriz Talegon Abogada, ex-Secretaria General de la Unión Internacional de Jóvenes Socialistas Bibiana Medialdea Profesora de Economía de la UCM Bodo Ellmers Eurodad, Brussels Bruno Bosteels Cornell University Carlos Sanchez Mato Concejal de Economía y Hacienda de Madrid Carmen San José Diputada Podemos CAM Cédric Durand Economista, Centre d’Economie de l’UniversitéParis-Nord-École des Hautes Études en Sciences Sociales, EHESS Céline CAUDRON Militante féministe (Belgique) Cem Oyvat Lecturer, University of Greenwich Chris Hedges Pulitzer Prize – Journalism Christina Laskaridis Miembro del Comité de la Verdad de la Deuda Griega Christine Pagnoulle President of ATTAC Liége Christine Poupin Portavoz del NPA, Francia Christine Vandendaelen Féministe, membre du secrétariat international du CADTM et CADTM Belgique Corine Gobin Politologue á lÚLB, Belgium Costas Lapavitsas Profesor de Economía en SOAS, Londres Creston Davis Founder, Director &Professor of Philosophy, The Global Center For Advanced Studies, GCAS Daniel Munevar Asesor Yanis Varoufakis y Miembro CADTM Daniel PIRON Ancien secrétaire interprofessionnel de la FGTB-Charleroi-Sud Hainaut (Belgique) Daniel Tanuro Ecosocialist Network David Fernández Diputada/o autonomico de las CUP David Wagner Député – déi Lénk, Luxembourg Dimitris Sotiropoulos Open University, UK Eduardo Garzón Economista Ernest Urtasun Eurodiputado de ICV,Grupo de Los Verdes/ALE Eugénia Pires Economist, Portugal Fabio di Masi Member of the Euro Parliament, Die Linke Fátima Martín Periodista y Miembro de la PACD Fernando Luengo Profesor de Economía Aplicada de la UCM y CCA de Madrid de Podemos Florent Marcellesi Portavoz de EQUO en el Parlamento Europeo , Grupo de Los Verdes Francisco Louça Bloco de Esquerda, Portugal Freddy MATHIEU Ancien secrétaire interprofessionnel de la FGTB Mons-Borinage (Belgique) Gerardo Pisarello Primer Teniente de Alcalde Barcelona Gilbert Achcar Professeur, SOAS, Université de Londres Gilbert Lieben General Secretary CGSP Wallonne, Trade Union Gustave Massiah Membre Fondateur de IPAM France Heikki Patomäki Professor of World Politics, University of Helsinki,Member of Board Vasemmistoliitto -Vänsterförbundet – The Left Alliance Hilary Wainwright Co-editor Red Pepper and Fellow of Transnational Institute, UK Hugo Braun Attac Germany Huáscar Sologuren PACD Madrid Ioanna Gaitani Ex diputada de Syriza-Red Network Isabel Serra Diputada Podemos CAM, Anticapitalistas Jaime Pastor Polítólogo y Editor de la revista Viento Sur James Petras Bartle Professor Emeritus, Binghamton University Jean-Francois Ramquet General Secretary FGTB Liege, Trade Union Jérôme Duval Miembro PACD y CADTM Joana Mortágua Economista, Diputada del Parlamento del Portugal Joao Camargo Precários Inflexíveis, Portugal John Hillary Director de War on Want, UK John Weeks Professor Emeritus, SOAS, University of London Jonathan Stevenson Jubilee Debt Campaign Jordi Sebastiá Eurodiputado por Compromís, Grupo de Los Verdes Jose María González (Kichi) Alcalde de Cádiz Jose Máría González Suarez Presidente de la Fundación por una Europa de los Ciudadanos Josep Manel Busqueta Ex-Diputado autonómico de la CUP Josep María Terricabras Eurodiputado Grupo Los Verdes Juan Torres Catedrático de Teoría Económica y Economía Política. Universidad de Sevilla Justa Montero Activista feminista y miembro de la Asamblea Feminista Katerina Sergidou Red Network Kenneth Haar Corporate Europe Observatory, Denmark Lídia Senra Rodríguez Diputada por Alternativa Galega de Ezquerda (Galiza) no Parlamento Europeo Lina Gálvez Catedrática de Historia e Instituciones Económica. Universidad Pablo de Olavide Lourdes Benería Profesora Emerita Dpto. Planificación Urbana y Reginal Cornell University Ludovica Rogers Member of Debt Resistance UK Luís Fazenda Bloco de Esquerda, Portugal Luka Mesec Leader of Parliamentary Group of Zdruzena Levica, (United Left), Slovenia Luke Cooper Another Europe is Possible, UK Malin Björk Eurodiputada Partido de Izquierda, Grupo GUE/NGL – Suecia Mamadou Ba Bloco d´Esquerda Manolo Garí Economista, Anticapitalistas Manolo Monereo Doctor en Ciencias Políticas y licenciado en Derecho Maria Bolari Ex diputada de Syriza-Red Network Maria Lucia Fatorelli National Coordinator of Citizen Debt Audit Brazil Marga Ferré Ejecutiva IU Mauricio Valiente Concejal Ahora Madrid Mehmet Ugur Professor in Economics and Institutions,International Business and Economics, University or Greenwich Michael Hardt Duke University Michael Hudson ISLET: Institute for the Study of Long-Term Economic Trends, USA Michael Lowy Reseau Ecosocialiste International, France Miguel López SKP-Finlandia Michel Husson Économiste,membre de la commission pour la vérité sur la dette grecque (France) Miska Seppaelae Vasemmistoliitto -Vänsterförbundet – The Left Alliance Moisis Litsis Journalist, Greek Committee Against Debt, CADTM Mónica Oltra Compromís – Vicepresidenta de la Generalitat Valenciana Montserrat Galcerán Catedrática emérita de filosofía, Concejala de Ahora Madrid Myriam Martin Portavoz de Ensemble y Diputada Regional Myriam Vander Stichele (TNI/SOMO) The Netherlands SOMO esCenter for Research on Multinational Corporations Nacho Álvarez Secretario de Economía de Podemos Natalia Munevar Plataforma Auditoría Ciudadana de la Deuda – PACD Nick Dearden Director de Global Justice UK Nikolaos Chountis Eurodiputado Unidad Popular (Grecia) Olivier Besancenot Ex-candidato a las presidenciales del NPA, Francia Ozlem Onaran Professor of Economics and Director of GreenwichPolitical Economy Research Center, University or Greenwich Pablo Carmona Concejal Ahora Madrid Patrick Saurin Portavoz del Sindicato Sud del Banco BPCE,Francia.Miembro del Comité de la Verdad sobre la Deuda Griega Paul Murphy Irish Socialist Party. Anti-Austerity Alliance Dublin, Ireland Pauline FORGES Enseignante, déléguée syndicale, membre de la LCR-SAP (Belgique) Penelope Duggan Editor International Viewpoint, UK-France Peter VELTMANS Syndikalist ACOD Financiën, lid van de SAP-LCR (Belgium) Philippe Marlière Profesor de política europea en University College, London Pierre Galand Président du Forum Nord Sud, Belgique Pierre Khala Coprésident de la Fondation Copernic, France Pierre Vanek Député – Membre de Solidarités, Suisse Quim Arrufat Diputada/o autonomico de las CUP Rastko Mocnik Sociologist, Ljubljana, Belgrade Rafael Escudero Profesor de filosofía del derecho. Universidad Carlos III de Madrid. Raúl Camargo Diputado Podemos CAM, Anticapitalistas Richard Wolff The New School Rommy Arce Concejala Ahora Madrid Rui Viana Pereira Membre de CADPP, Portugal Ruth Rubio Marín Professor of Constitutional andPublic Comparative Law European University Institute Sebastían Martín Profesor de Historia del Derecho. Universidad de Sevilla Sergi Cutillas PACD, Miembro Comité de la Verdad sobre la Deuda Griega Sofia Sakorafa Member of the Euro Parliament, Greece Sol Sanchez Diputada IU-UP en el Congreso Sonia Farré PACD, En Comú Podem Sonia Mitralia Membre du CADTMet de l’Initiative “Femmes contre la dette et les mesures d’austerité” Soren Sondergaard MP for the Red-Green Alliance, Denmark Srecko Horvat Croatia – UK Stanislas Jourdan Mediaactivist, Basic Income, Quantitative Easing Stathis Kouvelakis Profesor en Kings College, Londres Stavros Tombazos Professeur d’économie politique, Université de Chypre Stefan Zgliczynski Editor of le Monde Diplomatique, Poland Tariq Ali New Left Review Teresa Rodriguez Secretaria General de Podemos y Diputada en Andalucía Thomas WEYTS SAP-LCR ,Belgique Xabier Benito Eurodiputado Podemos Tom Kucharz Miembro de Ecologistas en Acción, Spain Yago Álvarez PACD Madrid Yayo Herrero Ecologistas en Acción Yorgos Mitralias Promoteur “Manifeste Antifasciste Europeen” Zbigniew Marcin Kowalewski Chercheur et Editeur, Pologne

878

Si deseas firmar puedes hacerlo aquí:

http://planbeuropa.es/llamamiento/
Últimas Firmas
Francisco

Cortes Sanchez
Marta

Terán García
Juan Antonio

Haro Urquízar
Benito

Ganfornina Marín
Enrique

Claveria
Felipe

PereiraGarcia
Carrizo

Garcia. Ruben
Ascension

Lago Chumillas
Jessica

G.
Daniel

Sanz

Categories: Attac Planet

Deseos Amazon

Fri, 15/01/2016 - 13:03

Gustavo Duch – Consejo Científico de ATTAC España

 

amazon

Deseo que no se pueda comprar leche a precios que no permiten producirla;

deseo que no la pueda servir ni un dron volador ni mensajeros esclavizados;

deseo que no la vendan con sistemas de comercio electrónico que destruyen el comercio local;

deseo que para llegar a donde se almacene esa leche, y tantos otros productos, no se construyan nuevas carreteras que destruyan huertos;

deseo que no se sueñe con cementar lo que es tierra fértil.

En realidad, espero que tengamos energía y movilización para que AMAZON no se instale junto al parque agrario del Llobregat, porque la Generalitat de Artur Mas y el Ayuntamiento de El Prat de ICV están haciendo lo posible para que así sea. Es su deseo.

Las 15 hectáreas donde está prevista la instalación del gran bazar Amazon podrían ser huertas para siete u ocho familias y alimentar a más de 500 con productos ecológicos, sanos y locales.

Y eso Amazon, no lo sabe hacer.

Palabre-ando

Categories: Attac Planet

China sí importa y desencadenará la próxima ‘Gran Recesión’ económica

Fri, 15/01/2016 - 09:00

elEconomista

China es la segunda economía más importante del mundo. El Producto Interior Bruto del gigante asiático representa casi el 17% de la economía mundial. Hace años se decía que cuando EEUU estornudaba el resto del mundo se resfriaba, ahora quizá sea momento de vigilar también los estornudos que vienen de Oriente. Algunos de los economistas y expertos más influyentes están apostando a que China será la protagonista de la próxima recesión económica.

Martin Wolf, economista y uno de los periodistas financieros más influyentes del mundo, señala en su último artículo publicado por el Financial Times, que “China es la economía emergente más importante. La agitación que viven sus mercados están reduciendo la confianza en su liderazgo, hay que entender que sus problemas no se pueden solucionar de forma rápida. China tiene una economía muy desequilibrada, con elevadas tasas de ahorro, un elevado gasto en inversión y un alto endeudamiento”.

Wolf cree que la situación que vive China y los flujos de capital que están saliendo de su economía están fortaleciendo el dólar y desequilibrando otros países. Además. la Reserva Federal de EEUU podría estar amplificando esta situación endureciendo la política monetaria y haciendo más atractivo el dólar. Y es que, “lo que está ocurriendo en los países emergentes afecta directamente a la vida de miles de millones de persones, y por supuesto, tiene una importancia global. Otro conjunto de burbujas de crédito en las economías emergentes pueden desencadenar un fuerte estallido”, asegura el periodista británico.
La Fed y su efecto en los mercados

Según Albert Edwards, estratega global de Société Générale, “el quantitative easing de la Reserva Federal no ha hecho demasiado por la economía de EEUU, pero sí ha ayudado a inflar el precio de los activos globales hasta la estratosfera”. explica el economista a la CNBC. El dinero barato y la baja rentabilidad de muchos activos en EEUU han llevado el capital hacia países como China. La entrada masiva de flujos de capital en estas economías ha podido ayudar a la creación de burbujas. Ahora, la importancia relativa de estas naciones en la economía mundial es grande y sus problemas son también los nuestros.

Tanto Edwards como Wolf creen que el yuan podría ser objetivo de varias devaluaciones. Si esto se produce, Edwards sostiene que se creará una ola de deflación que “podría enviar al S&P 500 hasta los 550 puntos, un 75% de caídas desde el reciente pico de los 2.100 enteros. Estos será obviamente una catástrofe para la economía a través del ‘efecto riqueza’ y las políticas de Fed se volverán en contra”.

En la misma corriente de pensamiento está Santiago Carbó, profesor de Economía y Finanzas en la Bangor Business School. Este experto señala que este es “el peor comienzo de año en las bolsas europeas desde la década de 1970, el desajuste chino y sus previsiblemente ominosas consecuencias, la debilidad de otras economías emergentes, la nueva caída del precio del crudo, las tensiones geopolíticas, ni rastro de la ansiada inflación en EEUU y la Eurozona… Demasiados ingredientes negativos como para seguir pensando que 2016 va a ser un buen año para la economía global”, explica el economista español.

Carbó asegura en el blog de Funcas que “en la escena internacional preocupa y mucho que las reservas de China vayan cayendo como un reloj de arena que cuenta atrás hacia el colapso del gigante. Será difícil que cuando suceda se hable sólo de crisis asiática, porque el impacto global será considerable y debemos prepararnos”, sentencia Santiago Carbó.

Wolf culmina su artículo en el Financial Times de la siguiente forma: “Sería importante encontrar un nuevo motor de demanda… Pero no está clara que se vaya a lograr. El resto del mundo está esperando a que EEUU proporcione la solución, pero por desgracia esto no ocurriría ni aunque la Fed no hubiera iniciado el endurecimiento de su política. El ajuste de una economía adicta a las burbujas de crédito va a ser difícil. Probablemente no será un desastre, pero tampoco va a ser algo divertido”, sentencia el prestigioso economista y periodista.

Categories: Attac Planet

Vuelve Varoufakis

Fri, 15/01/2016 - 07:00

www.elviejotopo.com

El político griego está de vuelta, y lo hace presentando el próximo 9 de febrero, en Berlín, en la plaza Rosa Luxemburg, el Movimiento Diem 25, siglas de Democracia en el Movimiento Europeo 2025. Este es su manifiesto fundacional.

varoufakis

DiEM25 – ¡La Unión Europea ha de democratizarse o desaparecerá!

Captura-de-pantalla-2016-01-12-a-les-21.48.58

UN MANIFIESTO POR LA DEMOCRATIZACIÓN DE EUROPA

Un fantasma recorre Europa y obsesiona a las potencias europeas; una fuerza a la que siempre han temido y a la que han pretendido eludir, cooptar, corromper, confundir y en definitiva suprimir: la visión de la democracia.

El gobierno de los pueblos de Europa, el gobierno por el demos, es la pesadilla compartida por:

▪ La totalidad de los burócratas de Bruselas (y sus 6.000 lobbystas)

▪ El escuadrón de choque del cuerpo de inspectores de la Troika y el conjunto de “tecnócratas” no electos de otras instituciones internacionales y europeas.

▪ El poderoso Eurogrupo, cuyo poder no se fundamenta en ninguna ley o tratado.

▪ Los banqueros (a menudo en bancarrota), los gestores de fondos de inversión y las oligarquías resurgentes.

▪ Los partidos políticos que apelan de boquilla al liberalismo, la democracia, la libertad y la solidaridad, y que niegan la sustancia de los mismos cuando están en el gobierno.

▪ Los gobiernos que alimentan una cruel desigualdad imponiendo una austeridad contraproducente.

▪ Los magnates de los medios de comunicación, que han convertido la provocación del miedo en una forma de arte y en una magnífica fuente de poder y de beneficios.

▪ Las organizaciones empresariales confabuladas con los organismos públicos secretistas que utilizan este mismo miedo para fomentar el hermetismo y una cultura de la vigilancia pensada para doblegar a la opinión pública a su voluntad.

La Unión Europea fue un logro excepcional, y consiguió unir de forma pacífica a unos pueblos europeos que hablan diferentes lenguas y que están inmersos en diferentes culturas, demostrando que era posible crear un marco compartido de derechos humanos en un continente que, no mucho antes, estaba dominado por un chovinismo homicida, el racismo y la barbarie. La Unión Europea podía haber sido el proverbial Faro entre la Niebla y mostrar al mundo que la paz y la solidaridad podían ser arrebatadas de las fauces del conflicto y la intolerancia.

Por desgracia, una burocracia común y una moneda común dividen a Europa. Una confederación de funcionarios económicamente ingenuos y de “expertos” financieramente incompetentes está desacreditando a Europa y provocando una peligrosa reacción antieuropea. Unas naciones orgullosas se están volviendo unas contra otras. El nacionalismo, el extremismo y el racismo se están despertando de nuevo.

Las economías de la Eurozona están siendo llevadas una tras otra hacia el precipicio de la austeridad competitiva. El resultado es el estancamiento y la recesión en los países más débiles, una baja inversión en los países centrales, una desigualdad inenarrable, y una pérdida de la ilusión en todos ellos. Mientras, los estados miembros de la UE que no pertenecen a la Eurozona están alienados y buscan socios e inspiración en otros lugares.

Una “Europa” ineficiente, autoritaria e ilegítima se está fragmentando. Los europeos se debaten entre dos falsas opciones: replegarse en la burbuja de su nación-Estado o rendirse a la zona libre de democracia de Bruselas. Las consecuencias de este repliegue en la nación-Estado o de aferrarse a la UE existente serán terribles para Europa, para los europeos y para los europeístas. Tiene que haber otro camino. ¡Y lo hay! Es la Europa oficial la que se resiste con toda la fuerza y los procedimientos de su mentalidad de cártel. El antídoto al autoritarismo que corrompe a la Unión Europea y a sus instituciones es una OLEADA DE DEMOCRACIA.

Nuestro movimiento, DiEM-25, pretende propiciar esta oleada. La democratización de la UE tiene que empezar inmediatamente para que sea posible ir minando la resistencia institucionalizada, que tiene que ser vencida antes de que Europa vaya más allá del punto de no retorno.

Le damos una década, hasta el año 2025.

Si fracasamos, la UE se desmoronará a causa de su orgullo desmedido, se fragmentará y su caída provocará incalculables dificultades en todas partes, no solo en Europa. Y si Bruselas consigue impedir su democratización, necesitará ser derrotado como un enemigo de la dignidad humana, del futuro de Europa, de la prosperidad compartida y de la libertad política.

¿Por qué Europa está perdiendo su integridad y su alma?

En las décadas de posguerra durante las cuales la UE fue inicialmente construida, las culturas nacionales fueron revitalizadas en un espíritu de internacionalismo, desaparición de fronteras, prosperidad compartida y elevados niveles de calidad que cohesionaron a los europeos. Pero el huevo de la serpiente estaba presente en el mismo corazón del proceso de integración.

Desde un punto de vista económico, la UE inició su camino como un cártel de la industria pesada (cooptando más tarde a los propietarios agrícolas) decidida a fijar precios y a redistribuir los beneficios oligopólicos mediante su burocracia en Bruselas. Este cártel, y sus administradores afincados en Bruselas, temían al demos y desdeñaban la idea del gobierno-por-el-pueblo.

Paciente y metódicamente, se puso en marcha un proceso de despolitización de la toma de decisiones, el resultado del cual fue un lento pero incesante avance hacia la difuminación del demos de la democracia y el encubrimiento de la toma de decisiones bajo el omnipresente manto de un fatalismo seudotecnocrático. Los políticos nacionales fueron espléndidamente recompensados por su aquiescencia a convertir la Comisión, el Consejo, el Ecofin, el Eurogrupo y el BCE en zonas libres de política. Todos los que se opusieron a este proceso de despolitización fueron tildados de “antieuropeos” y tratados como una disonancia discordante.

El engaño está en la base del intento obviamente político de la burocracia de la UE de acabar con la democracia pretendiendo que la toma de decisiones verticalmente es… apolítica. El tratamiento de las decisiones políticas como problemas técnicos oculta la priorización de unas “normas” cuyo verdadero objetivo es mantener a la mayoría de europeos alejados del poder real sobre el dinero y la economía. Pero estas normas, y la falta de responsabilidad democrática de quienes las perpetran y las imponen, son las que engendran las crisis económicas.

No tiene nada de sorprendente que las instituciones políticas y económicas de Europa hayan llevado a unas circunstancias económicas desastrosas y a unas dificultades evitables.

▪ Las normas tienen que estar al servicio de los europeos y no al revés.

▪ Las divisas tienen que ser instrumentos, no un fin en sí mismo.

▪ Un mercado único es consistente con la democracia solo si incluye mecanismos de defensa de los europeos más débiles y del entorno, mecanismos que tienen que ser democráticamente elegidos y gestionados.

▪ La democracia es esencial para mantener bajo control las endémicas tendencias autodestructivas del capitalismo.

En respuesta a la inevitable crisis de la economía social cartelizada de Europa, las instituciones de la UE causantes de la crisis han recurrido a un autoritarismo cada vez mayor. Cuanto más asfixian a la democracia menos legítima se vuelve su autoridad política y más necesitan recurrir al autoritarismo. De este modo los enemigos de la democracia ven renovado su poder al mismo tiempo que pierden legitimidad y restringen la esperanza y la prosperidad a unos pocos (que solo pueden disfrutar de ellas detrás de las verjas y las rejas necesarias para protegerlos del resto de la sociedad).

Este es el proceso invisible por el que la crisis de Europa está provocando el ensimismamiento de nuestras naciones, enfrentándolas unas a otras, extendiendo por doquier el patrioterismo y la xenofobia. La privatización de la ansiedad, el miedo al “otro”, la nacionalización de la ambición y la re-nacionalización de la política amenazan con una desintegración tóxica de los intereses comunes que no puede traer nada bueno. La lamentable reacción de Europa a la crisis humanitaria griega, a los refugiados sirios y a los ataques terroristas en París son ejemplos de lo que sucede cuando la solidaridad pierde su significado.

▪ El aplastamiento de la Primavera de Atenas y la imposición al gobierno griego democráticamente elegido de un programa de “reformas” económicas que estaba destinado a fracasar, hirió a Europa como un todo. Ningún estado miembro de la Unión Europea puede ser democrático y libre en la medida en que uno solo de sus miembros se vea forzado a acatar de antemano todo aquello que decidan un grupo no electo de burócratas.

▪ La escandalosa actitud de la mayoría de los estados miembros de la UE a involucrarse en la solución del problema de los refugiados que llegan a nuestras costas es un mero reflejo de la forma en que un modelo de gobernanza europea roto produce un deterioro ético y una parálisis política.

▪ La facilidad con que, después de los repugnantes ataques terroristas en París, los gobiernos europeos decidieron que la solución estaba en la erección de nuevas fronteras cuando la mayoría de los atacantes eran ciudadanos de la UE, es otra muestra del pánico moral causado por una Unión Europea incapaz de hacer que los europeos den respuestas comunes a problemas comunes.

¿Qué hacer? Nuestro horizonte

La democracia en toda Europa es un requisito esencial para una Unión Europea que funcione y que prospere. Nosotros creemos que a la Unión Europea se le está acabando el tiempo rápidamente. El cambio tiene que empezar inmediatamente y la nueva unión democrática tiene que ser una realidad antes del año 2025.La burocracia de la UE, que hoy manifiesta un desprecio profundo por la democracia, tiene que ser democratizada. De lo contrario, tendrá que desintegrarse.

Una idea simple y radical es la fuerza motivadora que está detrás del movimiento DiEM·25:

¿Democratizad a Europa! La democracia no es (no puede ser) un lujo al alcance de los acreedores y prohibido a los deudores.

El realismo exige que trabajemos con el propósito de alcanzar unos hitos determinados en un período de tiempo razonable. Por esto el DiEM·25 se plantea su objetivo en cuatro fases: de inmediato, en seis meses, en dos años, y finalmente, pretende haber alcanzado una Europa funcional y plenamente democrática antes del año 2025.

Ahora bien, hoy mismo los europeos se están enfrentando a esta situación en todas partes. Desde Helsinki a Lisboa, desde Dublín a Creta, desde Leipzig a Belfast. Nos estamos uniendo para reescribir las normas que ponen en peligro la democracia y que hacen imposible una prosperidad paneuropea compartida. Democratizar las estructuras de poder europeas es la única forma de evitar la autodestrucción de la Unión Europea.

Si se nos pregunta qué queremos en la práctica y cuándo lo queremos, nuestra respuesta es:

En el muy corto plazo: Transparencia absoluta en la toma de decisiones.

  • Las reuniones del Consejo de la UE, del Ecofin, del FTT y del Eurogrupo han de ser transmitidas en directo.
  • Las actas de las reuniones del consejo de gobierno del Banco Central Europeo serán publicadas unas semanas después de que las reuniones hayan tenido lugar.
  • Todos los documentos relativos a las negociaciones de la TTIP (Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión) que afecten en cualquier sentido al futuro de los ciudadanos europeos serán colgados en la Web.

A corto plazo (en un plazo de doce meses). Abordar la crisis económica en curso utilizando las instituciones existentes y en el marco de los Tratados en vigor de la UE.

La crisis inmediata de Europa se despliega en cuatro frentes simultáneamente: el de la deuda pública, el de la banca, el de una inversión inadecuada y el de la pobreza creciente. Los cuatro frentes se dejan actualmente en manos de unos gobiernos nacionales que son impotentes para actuar sobre ellos. DiEM·25 presentará propuestas políticas detalladas para europeizar los cuatro frentes y para retornar al mismo tiempo el poder a los Parlamentos nacionales, a los concejos regionales, a los ayuntamientos y a las comunidades.

A medio plazo (en un plazo de dos años): Asamblea Constituyente

Los pueblos de Europa tienen el derecho y el deber de considerar el futuro de Europa. Para ello ha de convocarse una Asamblea de sus representantes. DiEM·25 promoverá una Asamblea Constituyente formada por representantes elegidos en listas transnacionales. Hoy que las universidades solicitan a Bruselas fondos para la investigación, es preciso que formen alianzas transnacionales. Asimismo, las elecciones para la Asamblea Constituyente requerirán listas que incluyan candidatos de al menos quince países europeos. La Asamblea Constitucional resultante tendrá el poder de decidir sobre la futura constitución democrática que sustituirá a todos los Tratados Europeos existentes.

A largo plazo (antes de 2025): Promulgación de las decisiones de la Asamblea Constitucional

¿Quién traerá el cambio?

Nosotros, los pueblos de Europa, hemos decidido recuperar el control sobre nuestra Europa que ahora está en manos de unos “tecnócratas” irresponsables.

Constituimos el movimiento DiEM·25 con la intención de avanzar desde una Europa de “Nosotros, los gobiernos” y “Nosotros, los tecnócratas”, hasta una Europa de “Nosotros, los pueblos de Europa.”

Cuatro son nuestros principios:

▪ Ninguna nación europea será libre en tanto en cuanto la democracia en otra sea profanada.

▪ Ninguna nación europea podrá vivir en dignidad mientras a otra le sea denegada.

▪ Ninguna nación europea podrá aspirar a la prosperidad si otra se ve forzada a una insolvencia y a una depresión permanentes.

▪ La prosperidad requiere un crecimiento consistente con el desarrollo humano y el equilibrio ecológico.

Formamos parte de una magnífica tradición de conciudadanos europeos que han luchado durante siglos contra el concepto de que la democracia es un lujo y que los débiles han de sufrir porque es lo que se merecen.

Con el corazón y la mente imbuidos en estos compromisos, y determinados a cambiar las cosas, declaramos que:

Nuestra promesa

Nosotros, los abajo firmantes, hacemos un llamamiento a nuestros conciudadanos europeos para que se unan a nosotros de forma inmediata para crear el movimiento europeo que hemos llamado DiEM·25

▪ Para democratizar a la Unión Europea.

▪ Para acabar con la reducción de todas las relaciones políticas a relaciones de poder disfrazadas de decisiones meramente técnicas.

▪ Para someter a la burocracia de Bruselas a la voluntad de los pueblos soberanos de Europa.

▪ Para re-politizar las normas que regulan nuestro mercado único.

▪ Para devolver la soberanía a ayuntamientos y Parlamentos.

Consideramos obsoleto el modelo de los partidos nacionales que forman alianzas poco sólidas al nivel del Parlamento Europeo. Los demócratas europeos tienen que reunirse primero, establecer una agenda común, y encontrar luego la forma de conectarla con las comunidades locales y a nivel nacional.

Venimos de diferentes partes del continente y estamos unidos por diferentes culturas, lenguas, acentos, afiliaciones políticas de partido, ideologías, color de piel, creencias religiosas y concepciones de lo que es una buena sociedad.

Nuestro objetivo general de democratizar a la Unión Europea está entrelazado con la ambición de promover el autogobierno (económico, político y social) a nivel local, municipal, regional y nacional; de abrir los pasillos del poder a la ciudadanía; de confluir con los movimientos cívicos y sociales; y de emancipar a todos los niveles de gobierno del poder burocrático y corporativo.[1]

Aspiramos a una Europa de la Razón, la Libertad, la Tolerancia y la Imaginación que será posible mediante una Transparencia integral, una Solidaridad real y una Democracia auténtica. Aspiramos a:

▪ Una Europa Democrática en la que la autoridad política nazca de los pueblos soberanos de Europa.

▪ Una Europa Unida cuyos ciudadanos tengan tanto en común entre las naciones como dentro de ellas.

▪ Una Europa Descentralizada que utilice el poder central para maximizar la democracia en el lugar de trabajo, en los pueblos, ciudades, regiones y estados.

▪ Una Europa Social que reconozca que la libertad necesita no solo ausencia de interferencias, sino también los bienes básicos que hacen que todos estén libres de la necesidad y de la explotación.

▪ Una Europa Pluralista de regiones, etnias, creencias, naciones, lenguas y culturas.

▪ Una Europa Transparente en la que todas las decisiones se tomen ante la atenta mirada de los ciudadanos.

▪ Una Europa Culta que aproveche la diversidad cultural y que celebre no solo su valiosísimo patrimonio, sino también el trabajo de artistas, músicos, escritores y poetas disidentes de toda Europa.

▪ Una Europa Realista que utilice de la mejor manera posible los medios de que dispone.

▪ Una Europa Productiva que dirija la inversión en aras de una prosperidad ecológica y compartida.

▪ Una Europa Tecnológica que ponga las nuevas tecnologías al servicio de la solidaridad.

▪ Una Europa consciente de su historia, que luche por un futuro mejor sin ocultar su pasado.

▪ Una Europa creativa que fomente la capacidad innovadora de la imaginación de sus ciudadanos.

▪ Una Europa Liberada en la que los europeos nazcan con el mínimo de roles estereotípicos, tengan las mismas oportunidades para desarrollar su potencial y sean libres de elegir a sus compañeros en la vida, el trabajo y la sociedad.

 

[1] Por ejemplo, la lucha del pueblo de Barcelona contra el turismo depredador, las campañas para frenar desahucios en Madrid, el movimiento irlandés para impedir la mercantilización del agua, la cruzada para proporcionar oportunidades de educación superior a los estudiantes portugueses, la movilización de ciudadanos en Calais y Hungría en contra de la xenofobia.

Categories: Attac Planet

Ejemplos nefastos de la mal llamada Economía Cooperativa

Thu, 14/01/2016 - 13:00

Vicenç Navarro - Consejo Científico de ATTAC España

Una de las consecuencias de la aplicación de las políticas neoliberales (que han incluido reformas laborales responsables del descenso de los salarios y del aumento de la precariedad de los puestos de trabajo, así como recortes de gasto y empleo públicos) ha sido la reducción muy notable de la capacidad adquisitiva de grandes sectores de la población, forzados a intentar obtener más ingresos para poder mantener su nivel de vida.

Una de las maneras de conseguirlo es alquilando su coche o su vivienda. Un ejemplo de ello son los “taxistas” a tiempo libre, sin que, en realidad, sean taxistas. Es decir, sin pertenecer a una corporación o asociación profesional que las autoridades públicas hayan autorizado para realizar esta función. En esta nueva actividad, es la persona propietaria de un automóvil la que –a través de una asociación mercantil que promueve tal tipo de prácticas- se ofrece a utilizar su propio coche para llevar a pasajeros de un lugar a otro. Es lo que usted, lector, conocerá como el negocio de Uber.

Y aparentemente es muy fácil. Usted, propietario del coche, se pone en contacto con la compañía para ofrecerse a que cuenten con usted cuando lo necesiten. El usuario contacta con la compañía cuando necesita tal servicio, y esta le envía al supuesto taxista. Es, en realidad, como si utilizara un taxi, pidiéndolo a través de una aplicación del teléfono y siendo recogido por un vehículo donde usted quiera. Ahora bien, hay una gran diferencia entre un taxi y un coche de Uber. En el segundo caso es una relación individual entre el propietario del coche y la compañía, que lo pone en contacto con el usuario. Naturalmente que esta compañía que pone a los dos –al propietario del coche y al usuario- en contacto cobra una cantidad de donde saldrá el pago al propietario, dependiendo del número de servicios. Esta compañía se ha extendido enormemente y representa ahora a nivel mundial un negocio de 40.000 millones de dólares.

En teoría la idea parece excelente y encaja en la filosofía neoliberal de favorecer el mercado, poniendo en contacto directamente al proveedor con el usuario o consumidor. Los economistas neoliberales aman este planteamiento y lo promueven. Y puesto que la población está quejosa, con razón, de las dificultades de encontrar taxis en ciertos momentos del día o de la semana, este nuevo sistema se está extendiendo en Europa y en Norteamérica.

Ahora bien, este sistema de economía mal llamada cooperativa tiene un grave problema que deriva del hecho que los trabajadores, es decir, los taxistas –que no son en realidad taxistas-, actúan de forma individual en sus negociaciones con las empresas Uber, con lo cual su capacidad de negociación es nula. Y por lo tanto, sus salarios y su protección y beneficios sociales son bajísimos o inexistentes.

De esta manera, estas compañías se saltan y eliminan todas las conquistas laborales que habían obtenido los colectivos de taxistas. Es así como los salarios continúan bajando y la protección social continúa desapareciendo. El supuesto taxista ingresa mucho menos dinero que el taxista real. Y el usuario, aunque en ocasiones –no siempre- puede que pague menos, está menos cubierto en cuanto a riesgos, pues el seguro proveído por la compañía Uber es mucho menor que el que ofrece una compañía normal de taxis.

Los pisos turísticos: otro deterioro de los servicios 

Una situación casi idéntica está ocurriendo con los pisos turísticos. Personas que tienen dificultades para llegar a fin de mes, que son propietarias de pisos, los alquilan por días, por semanas o por meses a los turistas, que en lugar de ir a hoteles, van a estos pisos que son mucho más baratos. De nuevo, una compañía pone en contacto a los propietarios con los turistas. Y de nuevo parece un arreglo que en teoría aparenta ser razonable, ofreciendo a unos cuantos propietarios la posibilidad de conseguir algún dinero y permitir, por otra parte, a un turista pagar menos que por la vía normal, el hotel.

El problema (y es un problema de grandes dimensiones) es que el vecindario de aquel piso turístico paga un enorme coste en incomodidades, ruidos, suciedad o lo que fuera durante todo el año, como bien saben los vecinos de la Barceloneta (el barrio portuario en la ciudad de Barcelona). El propietario no ofrece los servicios que provee un hotel, ni tiene que tener las condiciones o cumplir con las exigencias que se le piden al establecimiento ‘oficial’. Es, como en el caso de Uber, una relación individual entre el propietario y el consumidor a través de una compañía que no requiere ningún tipo de aseguramiento o inversión en la protección del vecindario o del usuario. En realidad, los pisos turísticos son una amenaza para los vecindarios, pues es la extensión a nivel colectivo de los costes e inconvenientes del turismo. Los ayuntamientos progresistas deberían prohibirlo.

Este tipo de economía mal llamada cooperativa es el resultado de la enorme desregulación de la actividad económica. Se salta, así, tanto las conquistas sociales como la protección al consumidor que la sociedad ha ido conquistando, con la excusa de que se abaratan los servicios y se estimula la actividad económica.

Es obvio que lo que tiene que hacerse es contrario a lo que se hace. Regular más la promoción de servicios por parte de las autoridades públicas, a fin de proteger tanto a los usuarios como a los vecinos. Ni qué decir tiene que hay muchos elementos positivos de economía cooperativa. Ahora bien, es importante subrayar los peligros que la expansión de esta dimensión económica pueda tener si se saltan los derechos de los trabajadores y de los usuarios conseguidos a base de luchas y presiones tanto sindicales como vecinales.

 

Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra. Ex Catedrático de Economía. Universidad de Barcelona

Publicado en Público.es
vnavarro.org

Categories: Attac Planet

España va bien (II)

Thu, 14/01/2016 - 09:00

 Leopoldo de Gregoriodegregorio.unaeconomiasocial

España va tan bien que en 2015 (fecha que en mi bitácora figura como el año del cambio) hemos tenido que pagarle a los que han utilizado hasta la extenuación aquello que en economía se conoce como la “Reserva Fraccionaria” que deben respetar los bancos, la escasamente importante cantidad de 100 millones de euros diarios.

España va tan bien, que como en ella ha encontrado el gobierno la nada despreciable suma de 47.854.040 millones de idiotas, todas las triquiñuelas (por no decir una palabra mucho más descriptiva), que lleve a cabo tanto éste como el capital serán debidamente subvenidas por los leales súbditos del reino.

España va tan bien, que a cada españolito se nos ha endilgado una deuda que en el tercer trimestre de 2015 ascendía a 22.875 euros. Y esto, sin haber tenido que reconocer con nuestra firma el montante con el que nos hemos endeudado. Son cosas de la democracia “representativa”

Como quiera que a pesar de que sobre los efectos devastadores de la Deuda se ha escrito hasta la saciedad; y hasta la saciedad se ha defendido (sin hacer concesiones sobre ciertos aspectos de su naturaleza) que hemos de hacer honor a “nuestros” compromisos, someto a vuestra consideración unos párrafos que figuran en un artículo de la anteriormente mencionada bitácora. Dice lo siguiente:

 

Una vez que han sido someramente contempladas las razones por las cuales las obligaciones con las que nos determina la existencia de una Deuda que ha sido financiada tanto por un capital improductivo como por la creación de un dinero bancario derivado de la desregulación de los coeficientes de caja de los bancos, hemos de establecer las formas con las que a través del control de la masa monetaria podamos impedir la desposición que se genera a través de una avenida de medios de cambio virtuales que no se corresponden con el valor real de los bienes y servicios existentes; un aluvión que hunde sus raíces en la utilización de un cúmulo de agregados monetarios que en función de una representatividad fundamentada en humo, ocasiona que aquéllos que los han creado, lleven a cabo una desposesión de los que viéndose obligados a tener que aceptar su validez, han de pagar unos intereses por una utilización cimentada en la urdimbre de unos apuntes bancarios.

Pero es que además ocurre que con independencia de las obligaciones con las que nos hipoteca esta Deuda, con esta avenida no sólo se engendra una inflación que en primera instancia afecta tanto al poder adquisitivo de los asalariados como al valor de los activos físicos de cualquier economía. Accesoriamente y como consecuencia de la tendencia a ser utilizada en operaciones financieras más rentables que la tasa de ganancia obtenida por la inversión productiva, a través de la reducción de la cuantía que debería ser invertida en este sector se genera un efecto contrario al que anteriormente denominamos como inflacionario. Y es que como segunda instancia, al disminuir la velocidad de rotación del dinero relacionada con el sector productivo (una reducción que no solo afecta a la oferta sino al mismo tiempo a la demanda), este sector, al menguar su actividad ha de tender a  reducir sus gravosos apalancamientos. Con lo cual, al estar reintegrándose a los acreedores de esos medios de cambio virtuales una parte substancial de los que se habían venido empleando en el sector de la producción y del consumo, esta tendencia se traduce en lo que conocemos como deflación por deuda. Una deflación que estando ocasionada por la existencia de esta Deuda, tanto los ilustres personajes que están gobernándonos como la ilustre camarilla que contribuye a su esplendor, nos informan que podremos superarla si prevaleciendo sobre los factores que nos están condicionando, asumimos la obligatoriedad que representa aquello que la ha ocasionado.

Esta es la alternativa que nos vendieron, que siguen vendiéndonos y estamos padeciendo. Pagar en intereses lo que otros crearon de la nada. Pagar recurriendo a recortes y privatizaciones. Incluso llevando a cabo una reforma de la Constitución. Todo ello aunado a una legislación laboral tan canallesca como las mentes de los que las gestaron. Y en función de la necesidad de seguir endeudándonos como consecuencia de la estructura de un modelo económico en el que los beneficios se los reparten exclusivamente los de arriba, asegurar un negro futuro a nuestros descendientes.

A mi entender hemos de concienciarnos que para superar las canalladas de este modelo tendremos que llevar a cabo una profunda transformación del mismo. Una transformación que como primera providencia habrá de requerir el diseño de una banca pública que al estar comprometida de manera exclusiva con el proceso productivo deje para la privada lo que ha venido siendo su mayor fuente de ingresos. Una transformación que (ante la evidencia del poder que el capitalismo ejerce sobre las políticas económicas y administrativas que practican los gobiernos) para materializarla, será preciso incluso modificar las estructuras que conforman el Estado. Y esto, a tenor de lo espurio de una representatividad que al no ser consubstancial con los derechos y deberes que han de asistir a la ciudadanía, cuestiona las estructuras de una Administración que ha sido conformada en muchas ocasiones en contra de los derechos y deberes de los ciudadanos.

Categories: Attac Planet

El índice Big Mac y la contradicción de las devaluaciones competitivas

Thu, 14/01/2016 - 07:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

1366_2000Este fin de semana la revista The Economist publicó su habitual Índice Big Mac, un indicador que se ha convertido en un oráculo para algunos economistas dado que permite comparar en términos simples el poder adquisitivo en diferentes países. Este indicador fue desarrollado por primera vez en 1986 y utiliza el precio de un Big Mac de McDonald (expresado en dólares estadounidenses) en diferentes países del mundo para medir el poder adquisitivo de los consumidores y hacer la teoría del tipo de cambio un poco más digerible.

El Índice Big Mac se basa en la teoría de la paridad del poder adquisitivo, según la cual el tipo de cambio debe igualar el precio de una canasta de bienes en diferentes países. Este índice, en vez de canastas de alimentos, toma la hamburguesa estándar que produce McDonalds en todas partes. Según la medición de enero de este año, Suiza tiene el Big Mac más caro del mundo, con 6,44 dólares, mientras Venezuela tiene el más barato con 0,66 dólares.
El costo del Big Mac en Estados Unidos es 4,93 dólares. Si en la conversión de la moneda local a dólares su precio está por debajo de este nivel, entonces la moneda está subvaluada. Como indica el resultado, a enero de 2016 sólo Suiza, Suecia y Noruega tienen un Big Mac “más caro” que en Estados Unidos. La mayoría de las monedas están infravaloradas frente al dólar y el Big Mac resulta “más barato” (en dólares de EEUU) en el resto de los países de la lista. Según The Economist ésto se debe a la decisión de la Reserva Federal de elevar las tasas de interés en diciembre último, mientras que los bancos centrales de Japón y la zona euro continúan debilitando sus monedas con una política monetaria laxa. La decisión de la Fed ha fortalecido el dólar y el euro está devaluado en un 19% frente al dólar, mientras el yen está devaluado en un 37%.

1366_2000 (1)

Un factor que se debe tener en cuenta en el debilitamiento de las monedas es el continuo descenso de los precios de las materias primas desde mediados de 2014. La reducción de la demanda de China y el exceso de oferta de materias primas han reducido drásticamente el valor de las exportaciones de Australia, Brasil y Canadá, entre otros países, haciendo que sus monedas se debiliten. Esto ha hundido el valor de sus monedas en 24%, 32% y 16%, respectivamente, desencadenando precios más altos para las importaciones y estimulando la inflación. En teoría, el aumento del costo de las importaciones debería alentar a los consumidores a cambiar a los productos nacionales y estimular la producción local. Al mismo tiempo, una moneda debilitada como resultado de las devaluaciones competitivas, debería estimular las exportaciones.

Sin embargo las profundas devaluaciones de los últimos cuatro años, que superan el 10 por ciento en promedio, apenas han aumentado las exportaciones en 1,5 por ciento en el largo plazo. Y la mayor parte de la mejora es producida en el primer año.

Este punto aporta un dato clave: las devaluaciones actuales no han dado lugar a un aumento de las exportaciones. A modo de ejemplo, el Big Mac en Japón en 2013 fue un 20% más barato que en Estados Unidos y ahora es 37% más barato, lo que muestra la depreciación del yen. Sin embargo, el volumen de las exportaciones niponas no ha cambiado: se mantienen igual pese al hundimiento de la moneda. El FMI reconoce que las exportaciones japonesas serán aproximadamente un 20% menor a lo que cabría esperar dada la caída del yen. La devaluación en otros países, entre ellos Sudáfrica y Turquía, también resultó decepcionante.

La contracción mundial del comercio en términos de dólares está destruyendo todas las ventajas de las devaluaciones competitivas. En la crisis actual la debilidad de las monedas no implica una oportunidad para aumentar sus exportaciones. En otras palabras, el concepto de devaluaciones competitivas está obsoleto.

Esto es porque la caída del comercio mundial simplemente es más fuerte y no importa lo bajos que estén los precios. Ejemplo de ello es el petróleo: está en el precio más bajo de los últimos 12 años pero su demanda, al igual que la mayoría de las materias primas, no despega. El estancamiento económico y el descenso en el comercio mundial está borrando nociones económicas que parecían fuertemente arraigadas. Ahora vemos que no tienen asidero.

La actual crisis nos hace cuestionar 250 años de una teoría económica errónea. Ahora vemos que la demanda y la oferta pueden correr por caminos diferentes. Las dos hojas de la tijera de Alfred Marshall podrían nunca encontrarse.

 

El Blog Salmón

Categories: Attac Planet

Acabar con la miseria

Wed, 13/01/2016 - 13:00

Laura Zamarriego Maestre - CCS, Centro de Colaboraciones Solidarias

 Sergio Ferrari

Foto: Sergio Ferrari

Las áreas de actuación propuestas por los Objetivos para el Desarrollo Sostenible (ODS) abarcan desde la caza furtiva hasta la acidificación de los océanos, pasando por el reciclaje, el turismo, la vivienda, la desigualdad, la industrialización, la formación, la irrigación, la mutilación genital, los accidentes de tráfico y el retraso en el crecimiento de los niños.

“La ambición queda de manifiesto tanto en la escala como en las miras. Algunos de los avances sugeridos para 2030 son pasmosos. El utopismo desnudo de los objetivos propuestos abre el interrogante de cuál es su utilidad”, sostiene Charles Kenny, miembro del think tank Center for Global Development.

Las mismas críticas recibieron los Objetivos de Desarrollo del Milenio aprobados en el año 2000 y que ahora relevan los ODS. Pero, si bien la complejidad y profundidad de los segundos (17 objetivos y 169 metas) es mucho mayor que la de los primeros (8 objetivos), hay un dato que no podemos perder de vista: en 1990, alrededor de 1.900 millones de personas vivían con menos de 1,25 euros al día; desde entonces, esa cifra se ha reducido en más de 1.000 millones.

Pero si algo nos dejaron los ODM fueron lecciones. Sin atajar la desigualdad no puede garantizarse el fin de la pobreza. Hoy, el 10% más rico de la población se queda hasta con el 40% del ingreso mundial total, mientras el 10% más pobre obtiene solo entre el 2% y 7%. En los países en desarrollo, la desigualdad ha aumentado un 11%.

“La estrategia de los ODM fue construida de Norte a Sur y eso es un error”, afirma la presidenta de la Coordinadora Española de ONG para el Desarrollo, Mercedes Ruiz-Giménez. Un status quo que los BRICS (países emergentes), constituidos como grupo en 2009, están permitiendo desestabilizar. “El PIB agregado de los BRICS es hoy mayor que el de las economías avanzadas cuando se crearon las instituciones de Bretton Woods”, recuerda el premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz. Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica representan una cuarta parte de la economía mundial y casi el 94% del crecimiento económico internacional entre 2007 y 2014.

África es probablemente el ejemplo más claro de los desequilibrios de nuestro sistema de desarrollo: mientras seis de los diez países que experimentaron un mayor crecimiento durante la última década son africanos, diez de los países más pobres del mundo pertenecen a este continente.

“El hecho de que algunos países ‘pobres’ sean ahora potencias mundiales demuestra que la pobreza es un fenómeno muy complejo», explica Luisa Gil, de Economistas Sin Fronteras.

“Pobreza es vivir por debajo de un ingreso mínimo diario —1,78 euros es el umbral que acaba de fijar el Banco Mundial—, pero también lo es no recibir atención médica, no poder ir la escuela, no tener acceso a agua potable o combustible para cocinar. Los ODM se dirigían a los países en vías de desarrollo como si acabar con la pobreza fuese solo responsabilidad suya”, afirma Luisa Gil, del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).

En la nueva Agenda, la contribución de los países ricos ya no se limita a su aportación en la ayuda al desarrollo y se pretende que los países empobrecidos puedan generar recursos a nivel nacional que repercutan en su propio desarrollo.

Los ODM planteaban una cifra mínima para la ayuda oficial al desarrollo: un 0,7% del PIB de los países ricos. Sólo Dinamarca, Luxemburgo, Noruega, Suecia y Reino Unido han alcanzado el objetivo marcado. La cantidad total de inversión por parte de los países con más recursos aumentó, no obstante, un 66% en términos reales entre los años 2000 y 2014, según datos de la ONU.

Según Intermón Oxfam, cada año los países en desarrollo pierden al menos 100.000 millones de dólares por abusos fiscales de grandes multinacionales. Solo en 2011, «los flujos financieros ilícitos ocasionaron a los países en desarrollo pérdidas por valor de más de 630.000 millones de dólares, equivalente al 4,3% de su PIB», indica un reciente informe del Parlamento Europeo. Sorprende que en la cumbre de Addis Abeba no se aprobase la propuesta del G77 —una coalición de estados en desarrollo— de crear un comité tributario de la ONU capaz de presionar a las compañías multinacionales para impedir la evasión fiscal.

La cuenta atrás ha empezado, pero aún es pronto para saber si el diplomático italiano del siglo XIX Carlo Dossi estaba en lo cierto cuando decía que “la utopía de un siglo a menudo se convierte en la idea vulgar del siguiente”.

Categories: Attac Planet

Balance del gobierno de Rajoy en materia económica y laboral

Wed, 13/01/2016 - 09:00

Eduardo Garzón Espinosa – Consejo Científico de ATTAC España

Este mes termina la legislatura del PP de Mariano Rajoy, tras cuatro años (y un mes de regalo) repletos de inestabilidad económica, social y política en los que el gobierno ha aprobado gracias a su mayoría absoluta un total de 244 leyes (un tercio de ellas mediante decretos leyes -una fórmula pensada para situaciones de urgencia-), lo que supone un impresionante récord histórico. La mayoría de las leyes han sido de carácter económico y laboral y han sido siempre presentadas como condición necesaria e imprescindible para crear empleo y salir de la crisis: reformas del sector financiero, reformas del mercado laboral, recortes de gasto público, aumentos de impuestos… Ahora que han transcurrido cuatro años y la legislatura termina estamos en condiciones de ver si estas medidas económicas han cumplido el objetivo para el que fueron ideadas. Para ello compararemos cómo han cambiado los indicadores económicos más importantes durante estos cuatro años [1].

Infografia_33

Rajoy acaba la legislatura con una tasa de paro levemente inferior a la que se encontró. Pero que nadie se confunda: la tasa de desempleo se ha reducido porque hay ahora mucha menos gente buscando empleo (población activa) que hace cuatro años, no porque haya más gente trabajando. La menor población activa se debe fundamentalmente a la emigración, a las prejubilaciones provocadas por la reforma laboral, y a la pérdida de esperanza en encontrar empleo.

De hecho, ahora hay unos 400.000 trabajadores menos que cuando Rajoy llegó al poder. O por decirlo de otra forma: durante el gobierno de Rajoy se han destruido más puestos de trabajo de los que se han creado. Y la responsabilidad de la poca creación de empleo no se debe al gobierno, ya que éste podría haber creado puestos de trabajo directamente a través del sector público, pero en vez de eso lo que ha hecho ha sido destruir unos 380.000 empleos públicos. Han sido las familias y las empresas las que han creado algo de empleo y pese a las políticas del gobierno, no gracias a ellas.

Hoy hay 18 millones de horas trabajadas a la semana menos que cuando Rajoy llegó al poder. Esto supone que se trabaja menos y que se paga menos por salarios que hace cuatro años. Lo peor de todo es que a pesar de que se trabaje menos en total, las horas extraordinarias semanales han aumentado en casi un millón. Esto quiere decir que las personas que trabajan lo hacen más; o expresándolo de otra forma, que la explotación laboral ha aumentado. Y todo ello sin hablar de las horas extraordinarias no pagadas ni de las que no se declaran.

La proporción de trabajadores a jornada parcial ha aumentado sobre el total, y lo mismo ha ocurrido con los trabajadores de contrato temporal. Además, también ha aumentado la cantidad de trabajadores a tiempo parcial que preferirían trabajar con una jornada a tiempo completo, así como su peso sobre el total de ocupados a tiempo parcial. Por último, los derechos de los trabajadores son en la actualidad mucho peores que los de hace 4 años, ya que la reforma laboral de Rajoy abarató la indemnización por despido improcedente. Ahora el despido no sólo es libre para el empleador (te puede expulsar cuando quiera y por lo que quiera), sino que es muy barato. Los contratos indefinidos tienen ya prácticamente las mismas pésimas condiciones laborales que los contratos temporales.

Los parados también están mucho peor que hace cuatro años: hay muchos más de larga duración, son muchos menos los que cobran prestación, y los que lo hacen cobran menos.

El déficit público es bastante menor que hace 4 años, pero ello no se ha conseguido a través del incremento de ingresos a las capas más acaudaladas (los ingresos apenas se han inmutado en estos 4 años a pesar de los más de 40 incrementos de impuestos), sino a través de recorte en todo tipo de gastos: pensiones, educación, sanidad, prestaciones sociales, etc. Lo único en lo que no ha recortado ha sido en el pago de intereses de deuda pública que reciben en su mayoría bancos. Y a pesar de todo ello, la deuda pública se ha disparado hasta límites estratosféricos.

En definitiva, el balance económico y laboral del gobierno de Rajoy es desastroso: se ha llevado por delante un buen trozo del Estado del Bienestar y de los derechos de los trabajadores y a pesar de ello la economía española está mucho peor. Sin embargo, Rajoy no es tan incompetente como parece: hay cosas que hace estupendamente, y es que hay que tener mérito para conseguir que después de 4 años de pésima y abominable gestión económica y laboral sólo se hable de Cataluña.

[1] Al no tener datos oficiales posteriores al tercer trimestre de 2015, utilizaremos como punto de partida el tercer trimestre de 2011 para que las comparaciones sean homogéneas en términos estacionales (pagando el peaje derivado de que todavía quedaban dos meses para que empezase la legislatura).

Artículo publicado originalmente en el número 33 de La Marea en diciembre de 2015

Saque de esquina

Categories: Attac Planet

La deuda, mucho más que un negocio especulativo

Wed, 13/01/2016 - 07:00

Xavier Caño Tamayo – ATTAC Madrid

En España de 2010 a 2015 se recortaron casi 19.000 millones de euros en Sanidad y Educación.  Cediendo a las imposiciones de la Unión Europea. Pagados por la ciudadanía con derechos insatisfechos y vulnerados. Recortes para pagar deuda pública y reducir el déficit presupuestario.

Si crear deuda es negocio de la banca, mejor si es pública. Para la banca. El actual sistema de deuda es sospechoso y letal. En diez años, por ejemplo, América Latina pasó de una deuda pública de 440.000 millones de dólares a otra de 800.000 millones. Casi el doble. Según Naciones Unidas, América Latina pagó de 1982 a 1990 cuatro veces su deuda y, tras dieciséis años de pagar, su deuda era el triple de la de 1982. Un negocio de fábula para los acreedores.

A medida que avanzaba la ofensiva neoliberal, y con ella la constante rebaja de impuestos a los ricos y grandes empresas, aumentó de modo insoportable la deuda pública. En Europa fue exponencialmente desde el Tratado de Maastricht que prohíbe a los bancos centrales prestar a los estados miembros. Reducidos los ingresos estatales por rebajas fiscales a los ricos, los gobiernos piden préstamos a la banca privada que los da a interés considerable. Pero si esa deuda pública hubiera sido financiada por bancos centrales con los mismos tipos de interés con los que prestan generosamente a la banca privada, la deuda pública europea sería mínima.

Ya le tocó a Europa, pero la deuda ha sido poderosa palanca para forzar a América Latina a aplicar políticas neoliberales, despedir funcionarios, privatizar lo público, rebajar salarios… Como denuncia Eric Toussaint, “con complicidad de los gobiernos, Comisión Europea, Banco Central Europeo y FMI, el sector financiero, responsable innegable de la crisis, especula con las deudas de los Estados y exige implacable su reembolso imponiendo una austeridad salvaje”. En Europa. El caso de Grecia es esclarecedor. Si te mueves, no sales en la foto.

Utilizar la deuda para dominar es antiguo. Como cuenta el historiador Eugene Rogan en Los árabes, hace casi ciento cincuenta años, Jair al-Din, dimitido presidente del Gran Consejo de Túnez por negarse a solicitar el primer préstamo de su país a un banco extranjero, denunciaba con amargura que, tras la concesión del préstamo, las exigencias de los acreedores llevaron a Túnez a la bancarrota: “El gobierno entró en la ruinosa senda de pedir prestado para pagar préstamos y en menos de siete años, Túnez, que nunca debió nada, sufrió la abrumadora carga de millones de piastras de deuda”. Además de ser forzado a ceder la soberanía a una comisión financiera internacional que supervisaba la economía tunecina para asegurar el pago de intereses. Ocurrió lo mismo en Egipto y también le pasó por ese tiempo al gobierno central del Imperio Otomano. La ruina por deuda.

¿Qué hay tras la implacable dictadura de reducir el déficit e imponer recortes? Negocio seguro y fácil para la banca, por supuesto, más fraude y elusión fiscales. Y fiscalidades muy regresivas que son parte del negocio. En plata, quienes tienen más y más atesoran pagan muy pocos impuestos. O no pagan. Si el Estado no llega, que se endeude.

The New York Times denuncia que unos pocos estadounidenses muy ricos negocia en privado constantemente con el Servicio de Impuestos Internos federal para reducirlos. Esa presión clandestina permanente ha creado de hecho un sistema fiscal privado, solo al alcance de unos pocos miles. Curiosamente, son quienes más aportan a candidatos de campañas electorales.  Cuando Bill Clinton fue elegido presidente, los 400 ciudadanos más ricos de EEUU pagaban un 27% de sus ingresos en impuestos federales. Pero en 2012, esa cantidad ya era menos del 17%. Y Paul Krugman denuncia la actual injusticia y regresividad de la fiscalidad estadounidense al recordar que en los años 60, el 0,01% más rico pagaba un impuesto sobre la renta de más del 70%.

La democracia no lo es sin impuestos progresivos, justos y suficientes, que incluyan gravámenes y tasas al capital y a la especulación financiera. Pues no puede haber libertad sin existencia material garantizada y, de no acabar con el atraco del déficit, deuda pública y austeridad ni redistribuir la riqueza con impuestos justos, progresivos y suficientes, no hay vida libre posible. Ni democracia. Además, no pagar la deuda o pagar solo parte, que es lo exigible y justo, es práctica tan antigua como la humanidad. Las primeras anulaciones y reestructuraciones de deuda se hicieron en tiempos de Hammurabí. Hace tres mil años. Un ejemplo a seguir.

xacata

Categories: Attac Planet

Juicio por manipular el Euríbor

Tue, 12/01/2016 - 13:00

Andrés ReyDirigentes digital

Once banqueros de Deutsche Bank, Barclays y Societé Générale se sientan en el banquillo de los acusados por manipular el Euríbor en la Corte de Westminster en Londres. Se enfrentan a penas de prisión y las entidades a millonarias multas.

El Reino Unido abre la última etapa judicial de manipulación del mercado por parte de grandes bancos de inversiones que se abrió con la investigación de los reguladores estadounidenses en 2008.  En Londres comienza el juicio contra once operadores de Deutsche Bank, Barclays y Societé Générale por fijar precios del Euríbor, el principal índice de referencia de tipos de interés del euro.<

En el banquillo de acusados se sentará el operador estrella de Deutsche Christian Bittar, junto a sus compañeros  Achim Kraemer, Andreas Hauschild, Ardalan Gharagozlou, Joerg Vogt y Kai-Uwe Kappauf. Por parte de Barclays lo harán Philippe Moryoussef, Colin Bermingham, Dane Sisse Bohart y Carlo Palombo. También está imputado Stephane Esper de Société Générale.

El Reino Unido se sumó a la investigación en 2012 a través de la Oficina Contra el Fraude (SFO) que inició el procedimiento penal contra los acusados.

Los operadores se enfrentan a penas de prisión. El pasado agosto, un tribunal de Londres condenó a 14 años de prisión al británico Tom Hayes, antiguo agente financiero de las firmas UBS y Citigroup, por participar en la manipulación del tipo de interés interbancario Libor entre 2006 y 2010.

Hayes se convirtió en la primera persona condenada a raíz del escándalo que estalló en 2012, cuando los reguladores británico y estadounidense multaron a Barclays con 441 millones de dólares por manipular el Libor y su equivalente europeo Euribor entre 2005 y 2009 a raíz la investigación iniciada en Estados Unidos, al ser hallado culpable de los ocho cargos a los que se enfrentaba por haber “conspirado” para amañar a su favor ese índice.

Desde que se desveló la trama diez bancos de inversión han sido sancionados en Europa y los Estados Unidos, entre los que se encuentran, además de las citadas entidades,UBS, Lloyds, JPMorgan, Citigroup y HSBC.

Deutsche Bank fue multado con 2.500 millones de dólares en abril pasado, como parte del acuerdo con la justicia al aceptar las acusaciones de fraude y asociación ilícita.

Categories: Attac Planet

El año del mono adelantó su maldición para los mercados

Tue, 12/01/2016 - 09:01

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

1366_2000 (3)

Aunque el año nuevo comienza en China el 8 de febrero, al parecer la maldición del “año del mono” se ha adelantado. La catarsis de los mercados se ha hecho imparable y el comienzo de este 2016 se ha convertido en el más pesadillezco de la historia. Los interruptores y frenos automáticos están a la orden del día en la bolsa de Shanghai. Pero ni siquiera los cierres e interrupciones bursátiles han aliviado el estruendo de la tormenta perfecta que se cierne sobre la economìa mundial. Cada día China ha devaluado el renminbi en 0,5 por ciento, acelerando la guerra de divisas que golpea a los mercados asiáticos, europeos y americanos. No hay tregua a la vista para esta auténtica debacle lacerada por el alto endeudamiento y un crecimiento que cada día se hace más débil.

En este contexto las reservas de divisas se están reduciendo en China a un ritmo récord. Según datos del Banco Popular de China, en diciembre las reservas cayeron en 107.900 millones de dólares. Las autoridades están tratando de evitar una fuerte devaluación del yuan pero si siguen gastando reservas en sostener a la “moneda del pueblo” (significado de renminbi) quedará en la ruina. China está gastando 3.500 millones de dólares al día (2,4 millones de dólares por minuto) para apuntalar su moneda. A fines de 2015 el volumen de reservas de China se redujo en 512.600 millones de dólares. Un descenso sin precedentes si consideramos que las reservas totales de China llegan hoy a 3.330.000 millones de dólares. La mayoria de los fondos fue para apoyar el yuan y evitar el colapso a gran escala del mercado de valores. Un paquete de estímulo que, al igual que en occidente, solo ha hinchado burbujas especulativas.

La locomotora se ralentiza

En rigor, el colapso actual de las bolsas refleja el pinchazo a la burbuja y el impacto de su desaceleración que explicamos en septiembre con cinco gráficas. La especulación está sucumbiendo en una auténtica carnicería que dejará en pié solo a los más fuertes, como siempre. Por eso los mercados sobrerreaccionan y desatan el pánico. Es la forma en que se hace actualmente la guerra económica. La desaceleración no es el problema. El problema lo tienen quienes apostaron que la economía crecería infinitamente por los siglos de los siglos. Los especuladores se atrincheraron en la economía más pujante de las últimas tres décadas pensando que el gigante asiático seguiría creciendo a tasas de dos dígitos. Pero ese crecimiento que llevó a China a ser la segunda economía del planeta, se ha ralentizado y cada punto de caída en el PiB tiene un impacto en el PiB global.

Por eso que esta nueva crisis no debe tomarse a la ligera. China fue el motor económico mundial tras la crisis occidental 2008/2009 y su empuje amortigüó en gran parte el colapso del sistema. Mientras Europa y Estados Unidos se hundían en una crisis que no se veía desde los años 30 del siglo pasado, China aceleró las compras e impulsó a los países emergentes convirtiéndose en el salvavidas para los países productores de materias primas. Ahora que China se contrae, al unísono de Europa, Asia y Estados Unidos, los países emergentes como Brasil comienzan a sufrir las consecuencias de una confianza desmedida. Brasil, la séptima economía del planeta,entró en una profunda recesión en 2015 y ahì se mantendrá hasta 2017.

Uno de los indicadores claves a la hora de ver el desempeño económico global, como hemos explicado en varios post, es el Índice Baltic Dry. Pues bien, este índice sigue su descenso imparable y este jueves (7 de enero) llegó a los 445 puntos; su mínimo desde que fue creado en los años 80.

1366_2000 (4)

Las cosas no pintan bien y a China no le queda otra alternativa que devaluar fuertemente el yuan para evitar seguir diezmando sus reservas por complacer a los especuladores. Y ésto, tendrá serias repercusiones globales dado que acelerará el proceso deflacionario instalado por los bancos centrales con sus tasas de interés al cero por ciento.

En algo ha acertado el FMI al señalar que el crecimiento en 2016 será decepcionante. La primera semana del año ha dejado muy en claro cómo se vienen los próximos meses. Al parecer, el año del mono cumplirá su fatalismo.

El Blog Salmón

Categories: Attac Planet

Los BRICS: una fábula de nuestro tiempo

Tue, 12/01/2016 - 07:00

Immanuel Wallerstein - La Jornada

La historia de los BRICS es extraña. Comienza cuando Jim O’Neill, en ese momento coordinador de la gestión de activos en Goldman Sachs, la gigante casa de inversiones, escribió un artículo ampliamente comentado acerca de lo que hemos venido a llamar economías emergentes. O’Neill destacó a cuatro países –Brasil, Rusia, India y China–, todos los cuales son lo suficientemente grandes en tamaño y territorio como para tener un peso notorio en el mercado mundial. Los llamó los BRICs.

O’Neill argumentó que sus activos crecían a un ritmo tal, que llegarían a controlar colectivamente el valor de los activos mantenidos por los países del G-7, durante mucho tiempo considerados los países más ricos del sistema-mundo. O’Neill no dijo con exactitud cuándo habría de ocurrir esto –a más tardar hacia 2050. Pero ubicó el surgimiento de los BRICs como más o menos inevitable. Dada la posición de Goldman Sachs, en esencia le estaba diciendo a los clientes de dicha firma que ubicaran partes significativas de sus inversiones en estos cuatro países mientras sus activos siguieran vendiéndose baratos.

Los argumentos prendieron, aun al interior de los cuatro países en cuestión. Los cuatro países de los BRICs decidieron asumir el nombre y crearon estructuras para celebrar reuniones anuales a partir de 2009, con el fin de transformar su fuerza económica emergente en una fuerza geopolítica. El tono de sus sucesivas declaraciones colectivas fue hacer valer el sitio del Sur contra el Norte, en especial Estados Unidos, en el sistema-mundo. Hablaban de reemplazar el dólar como divisa de reserva, con una nueva divisa basada en el Sur. Hablaron de crear un banco de desarrollo con sede en el Sur para que asumiera muchas de las funciones que eran de la competencia del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. Hablaron de redirigir los flujos de comercio mundial, enfatizando los intercambios Sur-Sur.

Hablaban de todas estas cuestiones, pero de algún modo nunca lograron instrumentar estas propuestas. En cambio, desde 2010 se concentraron en gozar de los frutos del alto nivel de los precios de las mercancías de exportación, lo que permitió a los cuatro países aumentar significativamente los niveles de ingreso de los estratos medios y altos, y aun incrementar algunos beneficios para los estratos inferiores.

Los tiempos parecían buenos, y no sólo para los BRICs. En 2009, Sudáfrica se las arregló para convencer a los cuatro miembros de los BRICs que lo admitieran como quinto miembro del grupo. El nombre cambió entonces de BRICs a BRICS, con la S final referida a Sudáfrica. Sudáfrica en realidad no cumplía con los criterios económicos que O’Neill especificara, pero en términos de geopolítica permitió al grupo decir que tenían un miembro africano.

Entretanto, otros países comenzaron a mostrar características económicas semejantes a aquellas de los BRICS. Los periodistas comenzaron a hablar de MINT –México, Indonesia, Nigeria y Turquía. Aunque este grupo también incluía economías emergentes, nunca se convirtieron una estructura formal. Otro miembro era un miembro obvio: Corea del Sur. Sin embargo, Corea del Sur ya había sido admitido en el club de los acaudalados –La Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE)– y como tal no vio la necesidad de impulsar más su estatus geopolítico.

Luego, de pronto, la fuerza económica de los BRICS dio un giro hacia empeorar en la década de 2010. No era que los países del G-7 estuvieran acelerando su crecimiento de nuevo, sino que los BRICS mostraban cifras disminuidas en sus activos. El rápido ascenso de los BRICS pareció desvanecerse.

¿Qué había ocurrido? Una mirada a la economía-mundo de la primera década del siglo XXI muestra que el auge económico mundial estaba impulsado en gran medida por la industrialización y la construcción sin restricciones. Esto creó una enorme demanda de insumos de todo tipo, que China obtuvo de los países de los BRICS y de otras partes. El auge de China se construyó sobre algunas irresponsables y endebles políticas de préstamos de un gran número de bancos regionales que comenzaron a existir, auxiliados y permitidos por una considerable corrupción. Cuando el gobierno chino buscó reparar el daño, su tasa de crecimiento se desplomó pese a que siguió relativamente alta.

Además, el intento de China por afirmar su poderío geopolítico sobre sus vecinos en Asia oriental y sudoriental ha conducido a tensiones acumuladas. Aunque se dice que esto es parte de la rivalidad entre China y Estados Unidos, tanto China como Estados Unidos han sido cuidadosos en no dejar que la rivalidad vaya tan lejos que amenace las posibilidades de más largo plazo para una sociedad.

Los ajustes de China se sintieron en otros lados de inmediato, y en especial en los otros países de los BRICS, lo que resultó endeble económicamente y por tanto en una vulnerabilidad política. La dramática caída de los precios mundiales del crudo cobró su cuota. Uno tras otro, los países de los BRICS se hallaron en problemas, cada uno de modo diferente.

Las políticas económicas de Brasil, que habían combinado políticas macroeconómicas neoliberales con importantes transferencias al tercio más pobre de la población –el famoso Fome Zero o Hambre Cero–, ya no funcionaron. Las fluidas y siempre cambiantes alianzas políticas en la legislatura brasileña se volvieron un escenario turbulento, que amenazó la estabilidad política. En este momento los dos bandos principales están buscando someter a juicio al líder del otro bando. Y la imagen de la persona que construyera las exitosas políticas previas de Brasil –Lula, el anterior presidente Luiz Inácio Lula da Silva– se manchó de mal modo.

Las políticas rusas de pesada inversión en lo militar combinadas con una redistribución económica auxiliada por el Estado quedaron fuertemente amenazadas por la caída en el precio del gas y del crudo. Su asertividad geopolítica en Ucrania y Medio Oriente condujo a varios tipos de boicots que lastimaron su ingreso económico nacional marcadamente.

El intento de India por ponerse al corriente, no sólo con Occidente sino con China, resultó en un daño ecológico masivo y en una disminución de las inversiones de su diáspora en América del Norte y Europa occidental. El actual gobierno, encabezado por el primer ministro Narendra Modi, está encontrando que es difícil cumplir las promesas que condujeron a su avasalladora victoria reciente.

En Sudáfrica, la abrumadora mayoría del Congreso Nacional Africano (CNA) amaina finalmente, conforme una creciente proporción del electorado es demasiado joven para recordar la lucha contra el apartheid. En cambio, la política se torna cada vez más una política basada en lo étnico. Y el CNA es amenazado por una corriente emergente anti-blanca entre los votantes más jóvenes, tan ajenos a las políticas anti-raciales del CNA. Además, los vecinos de Sudáfrica se inquietan cada vez más por la mano dura de Sudáfrica en su política interna.

¡Ay, cómo caen los poderosos! Cualquiera duda de lo que permanece de las aspiraciones geopolíticas de los BRICS.

Traducción: Ramón Vera Herrera

© Immanuel Wallerstein

Categories: Attac Planet

Los finlandeses abren la puerta a la Renta Básica Universal

Mon, 11/01/2016 - 13:00

Miguel OrdovásExpansión

La cuantía de esta renta ascendería a 800 euros mensuales por persona, sin cargos adicionales ni quita de impuestos.

El instituto de la seguridad social finlanés (KELA) ha sorprendido anunciando un experimento que tendrá lugar a lo largo del próximo año, y que estará encaminado a instaurar de cara a 2017 el pago de una prestación universal que garantice un ingreso básico a la ciudadanía.

El objetivo de este estudio es reformar de manera estructural la seguridad social finlandesa, “en respuesta a los cambios en el mercado de trabajo”. Así, este ingreso ayudaría a aquellos trabajadores con baja remuneración, y a la vez serviría como recompensa e incentivo al resto de la sociedad finlandesa. Las pruebas analizarán los efectos de una renta básica en distintos grupos de población para hacer una evaluación estimada de los costes que ésta conllevaría.

Según explica el propio instituto en su página web, este experimento se enmarca en la búsqueda de fórmulas para hacer un sistema más “robusto y enérgico”, y también como una manera de ofrecer “incentivos al trabajo”.

La misma institución explica que la evaluación preliminar, basada en los resultados de propuestas similares hechas en otros países, será presentada en la primavera de 2016. En ese momento tendrá lugar el lanzamiento del modelo de prueba, por el cual varios grupos de población recibirían una renta básica de 550 euros. El lanzamiento definitivo de la medida está previsto para el año 2017, después de la evaluación de resultados.

Propuestas similares en España

Este tipo de iniciativas, pioneras en un país ya acostumbrado a un prolífico sistema del bienestar, parece ser una tendencia generalizada en las propuestas políticas de corte garantista en Europa.

En España, la única promesa cercana a esta iniciativa la da Podemos. Si bien desde este partido llevan meses advirtiendo la necesidad de una prestación de estas características, en su programa apuntan a una renta garantizada por hogar que, en función de ingresos y número de beneficiarios, no superaría los 1290 euros al mes por unidad de convivencia. La diferencia entre ambas estriba en el carácter individual de la prestación finlandesa, frente a la ayuda por unidad familiar que propone Podemos.

Por su parte, Ciudadanos aboga por ofrecer un complemento salarial para garantizar un mínimo de renta por trabajador. Su programa destaca que la renta garantizada desincentiva el trabajo, así que únicamente coincide con la formación morada en dicho complemento salarial, que está también incluido en su programa junto con la renta garantizada.

Aunque en España podría repuntar el debate sobre este tipo de prestación, es la condición de ayuda individual e incondicional, así como la exención de obligaciones a cambio de percibirla, lo que hace de la renta universal finlandesa una verdadera renta universal.

¿Incentiva una renta básica?

En varias encuestas realizadas desde 2002 y publicadas en el blog de la KELA, parece demostrado que la gran mayoría de los finlandeses están de acuerdo con algún tipo de prestación de estas características. Se trataría de simplificar el sistema, modificando tanto la forma de recaudar como la de beneficiarse de estas ayudas.

Mientras aún no es posible confirmar sobre el terreno las funciones y disfunciones reales de esta medida, hasta que no se conozcan los resultados, todo apunta a que, al menos, sí es posible estudiar la viabilidad de la renta básica universal. El primer ministro finlandés, del liberal Partido del Centro, Juha Sipilä, ya declaró estar a favor de la iniciativa, que le pareció “una forma de simplificar el sistema de la seguridad social”.

 

Categories: Attac Planet

El enorme coste del olvido histórico

Mon, 11/01/2016 - 09:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Este artículo analiza los enormes costes que ha significado para las fuerzas progresistas y democráticas de España la falta de recuperación de la memoria histórica.

Una de las grandes victorias de las fuerzas conservadoras, que dominaron la dictadura y la transición, fue la de mantener la versión falsa y tergiversada de la historia reciente de este país, impidiendo y dificultando la recuperación de la historia real del pasado que hubiera facilitado la comprensión del presente. Este deliberado olvido y ocultación ha empoderado enormemente tales fuerzas conservadoras y sus herederas, pues la versión dominante de este pasado, promovida en los mayores medios de difusión y persuasión del país, desde las Reales Academias a los grandes medios televisivos y a los mayores rotativos del país, ignora hechos fundamentales de nuestro pasado. De conocerse, éstos debilitarían enormemente tales fuerzas conservadoras, mostrando la falsedad y nula credibilidad de sus argumentos y su enorme responsabilidad en el daño que sus antecesores causaron a este país, condenándolo a un gran retraso económico, social, político y cultural, del que España todavía no ha salido. Hay múltiples ejemplos de ello.

La falsedad de los argumentos utilizados contra los supuestos “separatistas”

Uno de los más marcados es el de sostener que el golpe militar de 1936 tenía como objetivo salvar “la unidad de España” frente a los separatistas que querían dividirla. De ahí surge gran parte del mito de que Cataluña siempre haya querido independizarse de España (confundiendo su deseo de reconocimiento y de defensa de su identidad con una voluntad separatista), mito que también han reproducido las voces derechistas dentro del PSOE a partir de su renuncia al compromiso con la plurinacionalidad de España que había tenido durante la clandestinidad. La historia real, ocultada por tales voces, es que lo que los mal llamados “separatistas” (como el Presidente Companys y su gobierno de la Generalitat de Cataluña) querían no era la desunión, sino la redefinición de España, deseando el establecimiento de un Estado plurinacional que conllevara otra visión del país, más sensible a la diversidad existente en ella.

Algunas voces de izquierda que se han opuesto a tal redefinición han estado asumiendo erróneamente que el reconocimiento de la diversidad llevaría a la desigualdad. De ahí su apoyo al Estado central uninacional con el fin de garantizar la igualdad. El mejor indicador de la escasa (por no decir nula) credibilidad de este argumento es que España ha sido durante muchas décadas uno de los países más desiguales de Europa, habiendo sido a la vez uno de los países más centralizados, situación que continúa dándose en las políticas fiscales del Estado español. Suecia, por el contrario, uno de los países con menos desigualdades, tiene una de las políticas fiscales más descentralizadas que existen en este continente. En realidad, una de las causas de las grandes desigualdades en España es precisamente la captación del Estado central por parte de las élites económicas y financieras que dominan o ejercen una enorme influencia en la vida económica, mediática y política del país.

La falsa equidistancia en las responsabilidades de lo ocurrido en España durante la Guerra Civil y durante la Dictadura que se impuso

Otro ejemplo del coste elevadísimo de olvidar la historia es la resistencia a eliminar todos los símbolos de la dictadura en las calles y en la vida pública de España, argumentando que hay una incoherencia entre querer suprimir a los personajes de la Dictadura y a la vez mantener, o incluso promover, a personajes –como Santiago Carrillo o la Pasionaria, dirigentes del Partido Comunista- que son equiparados a los líderes de las fuerzas políticas que realizaron y apoyaron el golpe militar, formando más tarde parte de la dictadura. Se asume así una equidistancia en cuanto a la asunción de responsabilidades, justificada en la necesidad de tener una visión equilibrada de nuestra historia, mirando no solo a un lado, sino también al otro. Esta visión es hoy la más extendida en los medios de influencia y persuasión y es la que se presenta también, con mayor intensidad, para apoyar la postura de que es mejor “no mirar al pasado”, pues todos cometieron barbaridades.

Esta supuesta neutralidad es, sin embargo, profundamente injusta y antidemocrática, además de ser sesgada, pues se pone en la misma categoría a los que destruyeron la democracia (los que establecieron y colaboraron con la dictadura) y a los que la defendieron. El Partido Comunista defendió la República y más tarde se distinguió en la lucha contra la Dictadura, liderando la resistencia frente a ella. Que el Partido Comunista cometiera errores y realizara prácticas denunciables (muchísimo menores que las realizadas por el Ejército español y por la Falange) durante el periodo de la Guerra Civil no niega la labor importante que realizó en defensa de la República y en contra de la Dictadura. Poner a la Pasionaria y a Carrillo en la misma categoría que al General Millán-Astray me parece de una aberración antidemocrática extrema, que solo se puede entender en un país con una escasísima cultura democrática, en donde todavía hay un enorme monumento al Dictador que ha sido responsable del mayor número de asesinatos de españoles y de demócratas (como porcentaje de la población) que haya existido en Europa. Según el Profesor Malefakis, de la Universidad de Columbia, Nueva York, experto en fascismo europeo, por cada asesinato político que cometió el régimen fascista liderado por Benito Mussolini, el régimen liderado por el General Franco cometió 10.000. ¿Cómo puede España definirse como un país demócrata, cuando tiene un monumento a tal asesino y el Estado supuestamente democrático (que no significó una ruptura, sino una adaptación) no haya hecho nada? ¿Se imagina un monumento a Hitler en Alemania o a Mussolini en Italia? Esta situación debiera ofender a toda persona con sensibilidad democrática, sensibilidad que, a la luz de los hechos, parece muy poco desarrollada en los establishments político-mediáticos de España. Así de claro.

Artículo publicado en Público.es

vnavarro.org

Categories: Attac Planet

Carnicería en Arabia Saudita

Mon, 11/01/2016 - 07:00

Robert FiskLa Jornada

La orgía de decapitaciones de Arabia Saudita –47 en total, entre ellas la del erudito clérigo chiíta jeque Nimr Baqr al-Nimr, seguida por una justificación coránica de las ejecuciones– fue digna del Estado Islámico. Tal vez era la idea.

Porque este extraordinario baño de sangre en la tierra de la monarquía musulmana sunita Al Saud, que llevaba la clara intención de enfurecer a los iraníes y a todo el mundo chiíta, una vez más sectarizó un conflicto religioso que el EI ha hecho tanto por promover.

Todo lo que faltó fue el video de las decapitaciones, aunque las 158 ejecutadas el año pasado en el reino estaban perfectamente a tono con las enseñanzas wahabitas de ese grupo. La frase de Macbeth, la sangre tendrá sangre, se aplica sin duda a los sauditas, cuya guerra al terror, al parecer, ahora justifica cualquier cantidad de sangre, sea sunita o chiíta.

Pero, ¿con qué frecuencia los ángeles de Dios misericordioso se aparecen al ministro saudita del Interior, el príncipe heredero Muhammad bin Nayef? Porque el jeque Nimr no sólo era un viejo sagrado. Pasó años como erudito en Teherán y Siria, era un reverenciado líder chiíta de las oraciones del viernes en la provincia saudita de oriente y un hombre que se mantenía al margen de los partidos políticos, pero exigía elecciones libres y era detenido y torturado con regularidad –según su relato– por oponerse al gobierno sunita wahabita saudita.

El jeque Nimr decía que las palabras eran más poderosas que la violencia. La enigmática insinuación de las autoridades de que no había nada sectario en el baño de sangre de este sábado –sobre la base de que decapitaron a sunitas y chiítas por igual– fue clásica retórica del EI.

Después de todo, el EI corta la cabeza a apóstatas sunitas sirios y soldados iraquíes con la misma dedicación con que masacra chiítas. El jeque Nimr habría recibido de los esbirros del Estado Islámico exactamente el mismo trato que tuvo de los sauditas, si bien sin la farsa de un juicio seudolegal que suscitó la queja de Aministía Internacional.

Pero la matanza de este sábado representa mucho más que el odio saudita hacia un clérigo que se regocijó de la muerte del ex ministro del Interior Nayef Abdul-Aziz Al-Saud, padre de Muhammad bin Nayef.

La ejecución del jeque Nimr revigorizará la rebelión hutí en Yemen, país que los sauditas invadieron y bombardearon el año pasado en un intento por destruir el poder chiíta allí. Ha enfurecido a la mayoría chiíta en Bahrein, gobernado por los sunitas. Y los propios clérigos iraníes han afirmado que la decapitación causará el derrocamiento de la familia real saudita.

También presentará a Occidente el más vergonzoso de los problemas de Medio Oriente: la persistente necesidad de humillarse con servilismo ante los ricos autócratas del Golfo a la vez que expresa inquietud por la grotesca carnicería. Si el EI hubiera cortado la cabeza a sunitas y chiítas en Raqqa –en especial la de un sacerdote chiíta problemático como el jeque Nimr– de seguro David Cameron habría tuiteado su disgusto ante un acto tan odioso. Pero el hombre que humilló la bandera británica para marcar la muerte del último rey del ridículo Estado wahabita usará evasivas al abordar este episodio de cabezas cercenadas.

Por muchos hombres sunitas de Al Qaeda que también hayan perdido la cabeza, literalmente, ante verdugos sauditas, la pregunta se hará tanto en Washi-ngton como en capitales europeas: ¿se proponen los sauditas destruir el acuerdo nuclear iraní obligando a sus aliados occidentales a apoyar incluso este escándalo reciente? En el mundo obtuso en el que viven –en el que el joven ministro de la Defensa que invadió Yemen detesta al ministro del Interior–, los sauditas aún glorifican a la coalición antiterrorista de 34 naciones en su mayoría sunitas que supuestamente forman una legión de musulmanes opuestos al terror.

Sin duda las ejecuciones son una forma sin precedente de dar la bienvenida al Año Nuevo. Sin embargo, fuera de las implicaciones políticas, existe una pregunta obvia que hacer a la casa de Saud, que busca perpetuarse: ¿acaso los gobernantes del reino han perdido el juicio?

© The Independent

Traducción: Jorge Anaya

Categories: Attac Planet

El electorado español rechaza el bipartidismo que ha provocado la austeridad y el desempleo masivo

Sun, 10/01/2016 - 13:00

Mark Weisbrot - Público.es

Las elecciones del pasado domingo en España, en las que los dos partidos que han gobernado el país durante más de tres décadas sufrieron grandes descalabros, tienen importantes consecuencias para el futuro no sólo de España sino de Europa. Representan un ejemplo más de por qué y cómo la Eurozona permanece en un estado de agitación política, seis años después de la recesión mundial.

La política económica europea ha fracasado totalmente, incluida la austeridad —que es el motivo por el que la Eurozona registra índices con mayor desempleo que en los de Estados Unidos—. Pero los dirigentes que deciden la política económica no están ofreciendo alternativas viables; por el contrario, quieren más ajustes fiscales y cambios regresivos.

El Gobierno del Partido Popular, de derechas, bajo el liderazgo del crecientemente impopular Mariano Rajoy, obtuvo 123 escaños (el 28.7% de los votos). El PSOE, de centro-izquierda, que fue derrotado por el PP en 2011 por haber respaldado la austeridad, obtuvo 90 escaños. Debido a que ninguno de los dos partidos está cerca de la mayoría simple, está por verse aún si será posible formar un gobierno estable.

Aunque la economía española ha estado creciendo desde hace un año y medio, esa recuperación no ha permeado a la mayoría de la población. El desempleo alcanza el 21,6%, uno de los porcentajes más altos de todos los países desarrollados, y asciende al 47,7% entre los jóvenes. Cerca del 60% de los parados, son desempleados de larga duración que llevan sin trabajo más de un año. Desde 2007, más de 3 millones de personas se han sumado a las filas de quienes corren riesgo de caer bajo la línea de pobreza y de exclusión social.

El primero en aguarle la fiesta al bipartidismo fue Podemos, que superó a las encuestas obteniendo 69 escaños en las votaciones del domingo pasado. Podemos es un partido de izquierdas que tiene menos de dos años de vida, surgido de las protestas de masas contra la austeridad, el desempleo y la corrupción del PP (y del propio Rajoy).

Bajo el liderazgo de Pablo Iglesias —un profesor universitario de 37 años vestido con vaqueros de bajo coste y con pelo largo recogido con una cola de caballo—, Podemos llegó a ser el partido con el mayor número de seguidores en noviembre de 2014. Pero en ese momento apareció un nuevo partido, del que a veces se habla como el Podemos de la derecha. Basado en astutas estrategias de mercadeo y apelando a la juventud, Ciudadanos ascendió rápidamente al estrellato mediático y terminó consiguiendo 40 escaños en estas elecciones. Pero el Podemos de la izquierda fue el que ofreció un programa económico alternativo al fracaso actual, que incluye medidas para incrementar el empleo, la inversión pública y las oportunidades educativas, así como una reforma fiscal progresiva y el fin de la austeridad.

Aun cuando hay otros asuntos políticos de interés en juego, por ejemplo la cuestión de la independencia de Catalunya, la economía es el gran tema a tratar. España acumuló una enorme deuda privada (no pública) en el período previo a la crisis financiera mundial y la recesión, y su burbuja inmobiliaria era aún más grande que la de Estados Unidos, correlativamente al tamaño de su economía. España fue duramente golpeada cuando estalló su burbuja inmobiliaria (y su bolsa de valores). Pero tras algunas medidas iniciales de crecimiento en 2009, el Gobierno fue presionado por las autoridades europeas a adoptar políticas de austeridad que empujaron a la economía a una nueva recesión y a un creciente desempleo.

Un aspecto central de la política de austeridad es lo que los economistas denominan devaluación interna. Dado que el país había adoptado el euro, no podía devaluar su moneda. Pero sí puede rebajarle su valor (en términos reales) sumergiendo los salarios y bajando la inflación. Para lograr eso se requiere que haya desempleo masivo y recesión, algo que el gobierno promovió exitosamente. La desaceleración también barrió con las importaciones debido al desplome del gasto interno, que contribuyó a reducir el déficit comercial. Es, obviamente, una estrategia brutal, pero a los españoles se les dijo que no había otra alternativa mientras se mantuvieran en la Eurozona.

El Gobierno del PP también recortó el gasto social y modificó la legislación laboral para restringir el poder de negociación de los trabajadores. Y para enfrentar la protesta, aprobó la Ley mordaza contra las concentraciones no autorizadas, con multas de hasta 650.000 euros, y se tornó crecientemente represivo.

El PP seguirá siendo por ahora el partido más numeroso en el Congreso. Pero lo más significativo de los comicios fue el rechazo del electorado a la austeridad y la política actual de la Eurozona. Con la economía del país creciendo, el PP trató de convencer a los votantes —en consonancia con las autoridades de la Eurozona y el FMI— de que la austeridad estaba finalmente “funcionando”. La gran mayoría de los votantes rechazó ese argumento, y tenían razón.

Las cifras indican, en realidad, que el retorno reciente a la senda del crecimiento fue consecuencia, en gran parte, de la distensión presupuestal que dispuso el gobierno anterior, así como de factores externos: la caída de los precios del petróleo (que les dejó a los consumidores más dinero para gastar), la decisión del Banco Central Europeo de bajar las tasas de interés (mediante una expansión monetaria cuantitativa), y la depreciación del euro (que contribuye a bajar las importaciones y aumentar las exportaciones). Además, según estimaciones del FMI, la economía española recuperará el pleno empleo dentro de algunos años, No obstante, habría más de un 16% de desempleo.

Claro está que el electorado en Grecia rechazó la austeridad en enero, y de nuevo arrolladoramente en junio en un referéndum nacional, aunque las autoridades europeas, a la postre, la impusieron a la fuerza. Pero la economía griega representa menos del 2% de la Eurozona, y los nuevos dirigentes del Gobierno de izquierdas Syriza —aunque se opusieron categóricamente a la austeridad— dejaron claro que nunca abandonarían la Eurozona, sin importarles las consecuencias. España, que es la cuarta mayor economía de la Eurozona, tiene potencialmente un poder de negociación mucho mayor.

El rechazo del electorado español a la tesis de Rajoy de que deben mantenerse fieles al programa de austeridad porque “está funcionando”, es un mensaje de vital importancia para toda Europa. Y el resultado de estas elecciones podría acercar a España un paso más a la meta de recomponer su economía con o sin la aprobación de las autoridades europeas.

Codirector del Centro para la Investigación Económica y Política en Washington DC

Categories: Attac Planet