Skip navigation

News from Attac Spain

Syndicate content
Justicia económica global
Updated: 4 hours 13 min ago

El IBEX puede dormir más tranquilo

Wed, 13/04/2016 - 13:00

Carlos Martínez – Consejo Científico de ATTAC España

Ahora todas y todos nuestros políticos institucionales, parlamentarios, andan a la gresca culpabilizando al otro de su fracaso e incapacidad para implementar un gobierno. Todos han cometido errores, han tenido cálculos puramente partidistas cortoplacistas y tacticistas, siendo todos sin excepción culpables de la situación. Aunque ahora sus fans en las redes se dediquen a culpabilizar a los demás menos a su jefe o lider, discutible o indiscutible y plenipotenciario, que siempre será perfecto.

Si no son capaces, tienen miedo, son autoritarios o autosuficientes o son prisioneros del IBEX lo más honrado es que se vayan. Ya han tenido su oportunidad y han fracasado. Mientras tanto, sigue el paro, los ERE, los desahucios, el terrorismo machista, los recortes y estamos en manos de un gobierno en funciones, golpista, irresponsable y corrupto.

Lo cierto es que esta batalla la está ganando el sistema. El sistema corrupto, injusto y no democrático, es el vencedor, al menos por ahora. Toda esta demostración de aferrarse al sillón presidencial como garantía de supervivencia, la prepotencia e impostación innecesaria con su dosis de falsa búsqueda del acuerdo o la chulería de los neoderechistas, me lleva a reafirmarme que solo el socialismo democrático y por un cambio de sistema, nos puede llevar al éxito, que será recuperar la senda de la lucha por el estado social, igualitario y republicano.

Pero si es por estos, el IBEX puede dormir tranquilo. No quería gobierno de cambio ni siquiera en su versión más suave y ligera y parece que lo ha conseguido.

Categories: Attac Planet

La tríada agroecológica

Wed, 13/04/2016 - 09:00

Esther Vivas – Consejo Científico de ATTAC España

A menudo al hablar de los negativos impactos del modelo agroalimentario, nos preguntamos qué hacer. ¿Cómo actuar ante un agronegocio depredador que acaba con la biodiversidad y el campesinado? ¿Qué hacer frente a un sistema agrario adicto al petróleo y a los “alimentos viajeros”? ¿Qué alternativas tenemos cuando la comida nos enferma?

La respuesta es triple. Si tres son los colores primarios, si el cristianismo explica la naturaleza de Dios a partir de la santísima trinidad, si el fervor blaugrana adora el tridente Messi, Suárez y Neymar y si los más pequeños sueñan con los tres cerditos, en la agroecología, cuando se plantea una alternativa al modelo agrícola y alimentario dominante, la respuesta también está en el tres.

Uno. Agricultura de proximidad, o lo que es lo mismo local o de kilómetro 0. ¿Por qué comer tomates, naranjas, manzanas, garbanzos, uva, brócoli, almendras o espárragos que vienen de la otra punta del mundo, cuando los producimos aquí? ¿Por qué tantos mercados en los países del Sur se encuentran “invadidos” por leche, arroz, aceite y maíz subvencionado en Europa, Estados Unidos o Canadá, que se vende por debajo de su precio de coste y compite deslealmente con el producto local? ¿Por qué los alimentos recorren una media de 5.000 kilómetros del campo al plato? ¿No sería más lógico y económicamente más provechoso promover circuitos cortos de comercialización? No se trata de caer en la retórica chovinista de “mejor lo de casa” ni en un localismo que concibe el mundo como pequeñas unidades aisladas y autárquicas, sino de reclamar más justicia social y ambiental. Los alimentos de kilómetro 0 permiten un mayor beneficio económico en el territorio y además “enfrían el planeta”, es decir no generan gases de efecto invernadero como sí lo hace la comida con miles de kilómetros a sus espaldas.

Dos. Agricultura ecológica, certificada o no, pero que garantiza la no utilización de productos químicos de síntesis ni en su producción ni transformación. Unos alimentos libres de transgénicos y de agrotóxicos, que cuidan de nuestra salud y de la del planeta. ¿Por qué tantas campesinas y campesinos tiene que padecer enfermedades debido al modelo agrario industrial? En Francia, sin ir más lejos, el parkinson es considerada una enfermedad laboral agrícola, después que un campesino pudo demostrar judicialmente como un herbicida de Monsanto afectó gravemente su salud y le produjo dicha enfermedad. Por no hablar de los dramáticos efectos del cultivo de soja transgénica en otras latitudes, no solo en el campesinado sino en las poblaciones colindantes, debido al uso de herbicidas venenosos a base de glifosato.

Tres. Agricultura campesina, que fortalece y permite el desarrollo del mundo rural. La que valora el saber y el trabajo de quienes cuidan nuestros campos. La que permite una remuneración digna a quienes intentan vivir de trabajar la tierra. Necesitamos una cadena comercial transparente de origen a fin, para saber no solo de donde viene lo que comemos sino para saber quién se beneficia de cada euro que pagamos. Actualmente, quien menos gana es quien produce la comida. De aquí que el trabajo campesino sea una labor “en extinción”. Solo el 4,3% de la población activa en el Estado vive de trabajar la tierra, y la mayor parte son gente mayor. Si el día de mañana los campesinos desaparecen, ¿quién nos dará de comer? Tal vez Monsanto, Syngenta, Procter&Gamble, Coca-Cola, McDonalds, Kraft, Carrefour, Mercadona, El Corte Inglés. Con ellos, ¿nuestra buena alimentación estará garantizada? Os aseguro que no.

He aquí la tríada agroecológica, mejor comida y más justa.

Publicado en Publico.es

esther vivas

Categories: Attac Planet

Los paraísos fiscales, tan peligrosos como el yihadismo

Wed, 13/04/2016 - 07:00

Xavier Caño Tamayo – ATTAC Madrid

El bufete panameño de abogados Mossack Fonseca organizó en paraísos fiscales la oscura transferencia de bienes de 1.200 sociedades. Para evadir impuestos. Lo revelan los  llamados Papeles de Panamá filtrados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación.

Esa masiva y organizada evasión fiscal tiene la misma voluntad e intención que las rebajas de impuestos a los ricos perpetradas a partir de los 80. Ronald Regan y Margaret Thatcher fueron los primeros en cargarse el progresivo sistema de impuestos, que establecieron gobiernos socialdemócratas tras la II Guerra Mundial, en el que pagaba más impuestos quien más tenía y más ganaba.

¿Qué tiene que ver el fraude fiscal revelado en los Papeles de Panamá con las indecentes, pero legales, rebajas de impuestos a los más ricos que iniciaron Reagan y Thatcher? Todo. Quienes recurren al bufete panameño no quieren pagar impuestos, lo mismo que buscan quienes presionan y consiguen fiscalidades complacientes para pagar mucho menos. de lo que les corresponde en justicia.

Certifica la escandalosa rebaja de impuestos a las élites uno de los hombres más ricos del mundo, el estadounidense Warren Buffet. Este milmillonario  ha calculado que sus empleados pagan en impuestos y seguros sociales casi el 33% de sus ingresos, cuando él solo paga un 17,7%. Y dice que nadie en su empresa paga menos que él. Muy esclarecedor.

La indecente rebaja de impuestos a ricos pretende que, al pagar esos menos impuestos, disponen de más capital para invertir, activan la economía, ésta crece y se crea empleo. Falso. Nunca ocurrió. El poder económico paga hoy muchísimos menos impuestos que hace 40 años, pero ese dinero no pagado en impuestos no activa la economía real. Especula en el casino financiero.

Ese emperramiento capitalista en ganar cada vez más lo retrató Cayo Largo de John Huston. En un hotel de Florida coinciden un soldado, que regresa tras la segunda guerra mundial, y el gángster Johnny Rocco. En una tensa discusión, el soldado pregunta retóricamente: “¿qué quiere Rocco?” Y se responde el mismo: “Quiere más”. Y Rocco confirma: “Eso es, quiero más”. El soldado pregunta de nuevo: “¿Alguna vez Rocco tendrá bastante?” Y Rocco contesta: “Nunca tengo bastante”.

Evadiendo impuestos o pagando mucho menos legalmente, además de ganar desposeyendo al pueblo trabajador, los capitalistas son como Rocco. Nunca tienen bastante.

Los paraísos fiscales propician la evasión fiscal masiva, pero gobiernos y entidades internacionales no tienen la menor voluntad política de enfrentarse a ellos más allá de brindis al sol. Mantienen el secreto bancario contra viento y marea, gasolina de la evasión fiscal, y en la misma Europa florecen impunes los paraísos fiscales. Suiza, islas del canal de la Mancha, Luxemburgo, Liechstentain, Gibraltar, Andorra, Austria, Holanda, la City de Londres… No hay voluntad política de los Estados para acabar con el secreto bancario y de esos polvos de hermetismo bancario vienen los lodos del fraude fiscal masivo.

Ante la desfachatez evasora de los ‘Papeles de Panamá’ urge un sistema de impuestos fuerte, justo, progresivo y suficiente. Como mínimo como el que había antes de los 80, antes de la patente de corso a los ricos para no pagar impuestos. O apenas, como Buffet. Y acabar con la trampa del recurso sistemático a la deuda pública para suplir la menor recaudación tributaria.

Ante las revelaciones de los Papeles de Panamá, el movimiento internacional ATTAC exige que el Estado tome medidas contundentes contra la evasión fiscal e impago de cotizaciones. En España, por ahí se pierden 90.000 millones de euros anuales según el sindicato de Técnicos de Hacienda (GHESTA). ¿Cuantos problemas, pobreza y desigualdad no se resolverían de disponer de esos miles de millones de euros más?

Pero no sólo en España. Según explica Gabriel Zucman en La riqueza oculta de las naciones, hay casi seis billones de euros en activos financieros ocultos en paraísos fiscales. Y por eso las haciendas públicas dejan de recaudar anualmente 130.000 millones de euros de impuestos que se evaden.

Secreto bancario, anonimato de grandes fortunas y opacidad de transacciones financieras son la esencia de los paraísos fiscales. Para evadir cientos de miles de millones de impuestos de los que se despoja a la ciudadanía. Hay que empezar a ver a los paraísos fiscales y la evasión de impuestos como una amenaza tan grave como el yihadismo para poder llevar una vida digna y segura. Y actuar en consecuencia.

xacata

Categories: Attac Planet

Lo que no se dice ni se dirá de los papeles de Panamá

Tue, 12/04/2016 - 13:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

Este artículo muestra que el gran valor que tiene la información generada por los papeles de Panamá queda limitada por los canales a través de los cuales tal información se distribuye. Esta situación es especialmente preocupante en España, donde los mayores medios de información están financiados, en parte, por la gran banca española, que juega un papel clave en la formación de los paraísos fiscales.​

 

La publicación por parte de los mayores medios de comunicación del mundo occidental de las empresas ficticias establecidas con la ayuda de la firma de abogados panameña Mossack Fonseca ha creado un gran revuelo, pues documenta lo que todo el mundo ya conoce, a saber, que el 1% de la población mundial (y el 1% de la gente más rica en cada país) deposita su dinero en paraísos fiscales a fin de esconderlo y/o evitar pagar impuestos en su propio país. Tal descubrimiento, por lo tanto, no es una novedad. La gran mayoría de la población sabe que los “super-ricos” tienen su dinero en paraísos fiscales. Lo que no saben, sin embargo, es que esta situación sería fácilmente corregible si hubiera voluntad para resolverla. Que no se resuelva se debe a que las personas que podrían hacerlo están ellas mismas implicadas en la transferencia de fondos a estos paraísos fiscales, o pertenecen a instituciones (representativas o no representativas) sumamente dependientes e influenciadas por los grupos financieros o empresariales, que son los que se benefician de tales paraísos. Es también ampliamente conocido que los mayores bancos en cada país, incluido en España, están metidos hasta la médula en este proceso de falsificación de empresas en dichos paraísos. Hasta aquí todo esto es conocido.

Ahora bien, lo que despierta gran interés y también curiosidad es ver los nombres concretos de los personajes relacionados con estos paraísos fiscales. Que ahora se vaya conociendo quién depositó allí sus fondos es una buena noticia. Y, sin embargo, tiene un gran problema que no se cita. Y este problema es que la enorme cantidad de información que se está descubriendo está siendo canalizada por los mismos medios de comunicación que han sido cómplices con el silencio ensordecedor que ha existido sobre este tema. Veamos, pues, los datos.

¿Quién obtuvo estos datos?

La investigación conocida ahora como “Panamá Papers” la ha realizado el International Consortium of Investigative Journalists (el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación), que ha sido financiado por varias instituciones estadounidenses tales como la Ford Foundation, el Carnegie Endowment, el Rockefeller Family Fund, la WK Kellog Foundation y la Open Society Foundation (financiada por el filántropo George Soros). Y tal información ha sido canalizada a través de los mayores rotativos a los dos lados del Atlántico Norte, y muy en particular los medios de la Unión Europea y de EEUU, que tienen su propia agenda en la distribución de tal información. En realidad, el periódico alemán Süddeutsche Zeitung (SZ) fue el primer receptor de parte de aquella información que también fue recogida por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, distribuyéndose a partir de entonces a través de The Guardian y otros medios. Son estos medios los que controlan esta información, habiendo mostrado solo una parte de los 11,5 millones de documentos recogidos. Esta situación es particularmente preocupante en España, donde los mayores medios de información tienen una relación muy estrecha, de dependencia financiera, con los grandes bancos del país (como el BBVA, el Santander y otros), bancos que han jugado un papel fundamental en canalizar dinero hacia otros paraísos fiscales, incluyendo Panamá. Es bien conocido que la gran prensa de España carece de diversidad ideológica, consecuencia, en parte, de la dependencia de tales medios de la gran banca que los financia.

La promoción del neoliberalismo por parte de la Gran Prensa y su silencio sobre la Banca

En este país, los grandes bancos, a través de su enorme influencia en los medios de información y persuasión, así como en los centros de investigación y propaganda como las fundaciones y revistas económicas, son los grandes promotores de las políticas neoliberales, incluyendo los recortes de gasto público social con el fin de reducir el déficit público y la deuda pública. A la vez, estos bancos han estado facilitando la utilización de paraísos fiscales para que las grandes empresas, las grandes familias y los super-ricos no paguen impuestos, generando así el déficit público. En realidad, si no hubiera habido este fraude fiscal, no habría habido ninguna necesidad de recortar en servicios públicos como sanidad, educación, servicios domiciliarios y un largo etcétera. El poder de la banca en España es enorme. Y de ahí que les aseguro a los lectores de este artículo que no verán en los medios españoles (incluyendo, naturalmente, los catalanes), tanto públicos como privados, sean escritos, orales o televisivos, un análisis de cómo los grandes bancos juegan un papel clave en el establecimiento de los paraísos fiscales. Esperen y lo verán. Y me sabe muy mal llevar razón en este punto, pero les garantizo que va a haber un silencio ensordecedor sobre cómo el BBVA o el Santander, entre otros (que promueven los recortes), están facilitando que se vaya el dinero a Panamá.

Otras observaciones

Esta canalización de las noticias explica también la gran atención que se ha dado a la figura de Putin, el actual presidente de Rusia, el supuesto enemigo nº 1 de Occidente, que ha sido objeto de un gran ataque mediático, presentándolo como el responsable de la inestabilidad en la Europa oriental y en Siria. He escrito críticamente sobre tal personaje (incluso antes de que colapsara la Unión Soviética) y la clase corrupta que representa, continuadora de aquella que controló el Estado Soviético (ver mi libro Social Security and Medicine in the USSR, escrito en 1977). Como consecuencia de tal crítica, mi libro fue prohibido y yo declarado persona non grata en aquel país. Cualquiera que haya leído mis trabajos sobre la Unión Soviética y su colapso entenderá que Putin no sea santo de mi devoción. Ahora bien, este dirigente ruso no es el único responsable de tales tensiones que estamos viendo en Ucrania o en Siria. En realidad, la mayor parte de las tensiones se derivan del comportamiento de la OTAN. Y entre los aliados de tal organización están algunas de las dictaduras más horribles hoy en el mundo, mucho peores que la rusa, como la de Arabia Saudí, profundamente corruptas, con amplias inversiones no solo en Panamá sino en España, sin que los mayores medios de información y persuasión españoles hayan analizado nunca estas inversiones y estas amistades con el establishment financiero-político-mediático español. Verán ustedes cómo aparecen muchos artículos sobre Putin (cuyo nombre, por cierto, no aparece en ninguno de los papeles) y muy pocos sobre los dirigentes de Arabia Saudí y su relación con los bancos españoles.

Una última observación. Es más que probable que en la lista de nombres que depositaban su dinero en Panamá no aparezcan ciudadanos o residentes estadounidenses, lo cual tiene que ver primordialmente con el hecho de que los paraísos fiscales que utilizan los super-ricos de EEUU están en el propio país (Wyoming, Delaware o Nevada). Los super-ricos estadounidenses no necesitan Panamá, Suiza u otros paraísos conocidos. Los tienen en su propio país. Sería interesante que se analizaran estos paraísos. También se sorprenderían de lo que verían. Pero es probable que tampoco lo vean. La libertad de prensa es la libertad de los que la poseen y controlan. Así de claro.

Publicado en público.es

vnavarro.org

Categories: Attac Planet

Debate sobre Teoría Monetaria Moderna 2

Tue, 12/04/2016 - 09:00

Eduardo Garzón Espinosa - Consejo Científico de ATTAC España

Segunda sesión del ciclo de seminarios Repensar la Economía: El despertar de la Heterodoxia. Debate en torno a la Teoría Monetaria Moderna entre Eduardo Garzón y Juan Ramón Rallo. Moderado por Stuart Medina. Organizado por Econonuestra.

Categories: Attac Planet

Francia: La Nuit debout. Dossier

Tue, 12/04/2016 - 07:00

Jérôme Latta /  Robi Morder /  Jean-Luc Mélenchon

Cada día somos miles de personas que ocupamos el espacio público para retomar nuestro lugar en la República. Venid y uníos a nosotros para decidir juntos nuestro futuro común.

nuit

Manifiesto La Nuit debout 

¿Sabes lo que está ocurriendo allí? Miles de personas nos reunimos en  la Plaza de la República en París y en toda Francia, desde el 31 de marzo. Muchas asambleas se forman y la gente discute e intercambia opiniones. Todo el mundo recupera la palabra y el espacio público. Ni escuchados ni representados, la gente de todos los ámbitos recuperamos la reflexión sobre el futuro de nuestro mundo. La política no es un asunto para los profesionales, es un asunto de todos. El ser humano debe estar en el centro de las preocupaciones de nuestros líderes. Los intereses particulares hoy son prioritarios sobre el interés general.Cada día somos miles de personas que ocupamos el espacio público para retomar nuestro lugar en la República. Venid y uníos a nosotros para decidir juntos nuestro futuro común.

París, Plaza de la República: La Noche en Pie quiere ser una llamada de atención

Jérôme Latta

No es todavía una “primavera”, o una ZAD (zona ocupada), ni la Comuna, ni la gran noche … Pero puede ser el comienzo de algo. Ayer por la noche, 31 de marzo, la Noche en Pie ha tenido su segunda edición y da la sensación de que, por fin, algo pasa…Entre la estatua de la República y el ágora organizada a sus pies, un porche improvisado con una pila de cartones lleva a un lado la inscripción: “Nadie entrar aquí sino se ha rebelado.” Por el otro lado: “nadie sale sino está convencido.” El viernes por la noche ha tenido lugar la segunda “noche en pie”, continuación inesperada de la manifestación del 31 de marzo contra la reforma laboral. Francia puede tener, con varios años de retraso, su “Occupy” su “primavera”, sus “indignados”. La idea surgió durante las proyecciones de Merci, patron! (¡Gracias, jefe!) [1]. La película de François Ruffin ha sido proyectada precisamente el jueves. “¿Cómo darles  miedo?”, se preguntaban en febrero los miembros del periódico Fakir, que han tomado la iniciativa de la convocatoria. O, ¿cómo ocupar el espacio y el tempo político fuera de las citas rituales que son las manifestaciones?, ¿cómo crear lugares de democracia real más allá de aquellos – físicos o virtuales – donde la política permanece encerrada?

Una voz efervescente

Por ahora, la policía se mantiene todavía lejos del amplio círculo que se formó alrededor de un sistema de sonido improvisado, la segunda noche consecutiva en la Plaza de la República este “32 de marzo”. Como antes, los CRS va a esperar a la mañana para evacuar a los que optaron por pasar la noche al raso. La noche del viernes, la asamblea general comenzó a las 18:00 y se detuvo poco después de la medianoche, con una invitación a unirse a los comités de: organización, comunicación, acciones, catering, servicio de seguridad (con el nombre de “mantener la calma”), etc. . Mientras tanto, las intervenciones se ​​han sucedido.. Su tiempo es limitado, no temas.

Obviamente, hay confusión, momentos tontos y cierta dispersión. No todo el mundo tiene la elocuencia de Frédéric Lordon, que había intervenido el día anterior. [2] La autogestión, las “actividades disidentes”, la “ocupación del espacio de los medios de comunicación” se sugieren, sin mucha precisión. Pero se han oído palabras más fuertes que otras.

“!Es el momento de mostrar la solidaridad entre nosotros!”.”!No pedimos permiso para ocupar las plazas! “” Vamos a hacer un montón de debates, es la democracia, vamos a trabajarlo!”.

Se aborda el tema de la violencia: se excluye contra de la gente, pero se sigue considerando contra la propiedad. Un orador condena el “auto-servicio de Franprix de al lado.” Hay momentos menos tensos. Al instante se encuentra un interprete para un trabajador rumano que quiere hablar. También hay momentos de pasión y, entre aplausos, un “!Viva la revolución!” es respondido con un clamor. Nora despierta la risa:”Me me hace feliz ver esta Francia. Con hermosos chicos, sí. ”

Organizar la democracia

Dos ejes importantes emergen: la convergencia de las luchas y la democracia. Una democracia enferma de sus élites y su personal político, que debe reinventarse localmente. “!No hacerse ilusiones con el peso de las urnas, la democracia está confiscada por una casta podrida!”, grita un orador. Otro no subestima las dificultades que enfrentan los presentes:”Nuestro principal problema es la organización de nuestra democracia”.

No se puede hablar más de dos minutos, se necesita el 80% de las manos levantadas (aproximadamente) para que una propuesta sea adoptada, algunos protestan ante la duda. Cualquier indicio de liderazgo parece indeseable, pero es una cuestión de tiempo designar (¿por elección, por sorteo?) un “Ejecutivo” en la Comuna. ¿Se la proclamará? Todavía no, aunque un graffiti por encima de la entrada del metro expresa el deseo: “!Que reviva la Comuna! “. Sin embargo, el nombre “Comuna de pie” ha sido adoptada por aclamación, al comienzo de la tarde.

Mientras tanto, un orador llama a la acción en lugar de discutir de forma indefinida. Hay muchas protestas y la moción es derrotada. Así que continuamos discutiendo, a pesar de que existe incertidumbre sobre la capacidad de organizar una democracia horizontal. Un “viejo sesentaochista de provincias” pide que los mandatos sean revocables “a la primera traición.” Antes, todos habían expresado su acuerdo para organizar las listas de peticiones y encontrarse en las salidas del metro con la población. Pero también “en los suburbios, en los pueblos.”

Que la noche dure

En cuanto a las luchas, no convergen aun, pero su diversidad se recuerda constantemente – la reforma laboral, la violencia policial, el sexismo, el racismo y la islamofobia, los migrantes indocumentados, los refugiados, las malas condiciones de vivienda, la ecología … Se multiplican los llamamientos a apoyar a tal o cual movilización en los próximos días. Un joven que se presenta como un “banlieusard” de los suburbios del sur: “Espero que esta voluntad de convergencia tenga éxito. Se deben ocupar todas las plazas, el Ayuntamiento y la oficina de la Sra. Hidalgo. ”

Quien le sucede en el micrófono, no menos aplaudido, parece tener la respuesta: “La convergencia no es esperar hasta que los barros vengan aquí, es ir allí “.

Se propone un “punto de pliegue” en París en otro lugar en caso de expulsiónmanu militari, Se da una cita para el sábado: “Les invito a volver mañana con algunos amigos para ocupar toda la Plaza”.

La Noche en Pie está allí, llena de entusiasmo y emocionante en sí misma, pero insegura si será capaz de consolidar su camino. Las condiciones son favorables, por la confluencia de la exasperación provocada por la reforma laboral y los recortes del Gobierno, el resentimiento causado por la violencia de la policía y, en general una revuelta latente desde hace tiempo. Algunos presagios habían augurado que sería posible: el éxito de la petición contra la ley El Khomri, el entusiasmo en torno al hashtag # OnVautMieuxQueÇa y, por supuesto, el tamaño de las manifestaciones … Para que esta la dinámica continúe, es necesario que el movimiento se convierta en un enjambre en las ciudades y se organice en las redes sociales, no carecer de ideas ni darles continuidad. Un hermoso taller, organizado de urgencia.

Para seguir los debates en la Plaza de la República: (http://www.convergence-des-luttes.org)

http://www.regards.fr/web/article/la-nuit-debout-un-reve-eveille

 

Desde el 31 de marzo  … “La noche en pie, un movimiento que responde a una necesidad urgente de expresarse”. Entrevista

Robi Morder

Desde el 31 de marzo, cientos de personas se reúnen cada noche en la Plaza de la República en París para denunciar el proyecto de ley de reforma laboral. Análisis de Robi Morder, presidente del Grupo de Estudio e Investigación sobre los movimientos estudiantiles (GERME). Le entrevistó Jean-Baptiste François para La Croix.

¿Cómo comprender el movimiento “La Noche en Pie”?

Los miles de personas que comienzan a sumarse a este movimiento plantean la cuestión de la representación, incluyendo la representación política. Entre ellos, muchos jóvenes, ya que son los primeros dispuestos a ocupar el terreno, pero no sólo. Pensionistas, asociaciones de agricultores también se alinean detrás de la nueva generación. Eso es nuevo.

Los “indignados” españoles, nacidos en plena austeridad, han sido poco seguidos en nuestro país, donde la crisis se ha sufrido menos violenta. Hoy en día, hay una combinación de elementos catalizadores: sin duda, una recuperación económica que tarda en llegar, tal vez una atmósfera de final de periodo presidencial, con unos candidatos presidenciales que no parecen representar el cambio.

La Plaza de la República, después de los atentados de enero y noviembre, se convirtió en un espacio de luto. Pero estas masacres también han despertado a la ciudadanía. Hay que ver ” la Noche de Pie” como un foro amplio, un ágora que satisface una necesidad urgente de expresión. Los debates que se organizan van más allá de la ley de reforma laboral. Los jóvenes hablan allí igualmente de la situación de la vivienda, de la crisis, del proyecto de sociedad …

¿Cuáles son los componentes de este movimiento?

Tiene perfiles muy diferentes, lo que explica que las consignas y las reivindicaciones no sean totalmente homogéneas. Algunos son “zadistas” (ocupas) de Notre Dame des Landes o de otros lugares, la Plaza de la República también ha sido rebautizada como “Zona de Acción Democrática”, en referencia a las “Zonas a defender”. Otros se refieren a la Revolución Francesa y a sus “listas de agravios.” Otros, más en la línea de “Ocupa Wall Street” en los Estados Unidos se centran en  denunciar las políticas económicas, cuando la remuneración de los altos directivos es objeto de controversia.

¿Podemos imaginar una extensión de estas ocupaciones a otros espacios públicos?

El éxito del movimiento dependerá en gran medida de la capacidad de expandirse en primer lugar, y luego de coordinarse. Veinte ciudades – campus se han movilizado. Tendrán que encontrar un lenguaje común. No es imposible, porque los militantes de “la Noche de Pie” se han mostrado capaces de organizarse muy rápidamente, si es necesario, haciendo uso de los conocimientos y la experiencia acumulados de los activistas y asociaciones como Derecho a la Vivienda (DAL). En París, la situación es diferente. Las cosas podrían ir mal si la policía interviene, porque los jóvenes están decididos a continuar las concentraciones. [1] Hay pocas posibilidades de que “la Noche en Pie” se transforme en un partido político, debido a su diversidad, pero no hay que descartar la aparición de grandes figuras.

Nota:

[1] El permiso de concentración de la prefectura era válido hasta la mañana del 4 de abril.

http://www.la-croix.com/France/Politique/Nuit-debout-un-mouvement-qui-re…

El 9 de abril ha dicho “no” a la reforma laboral en Francia

Jean-Luc Mélenchon

El 31 de marzo de 2016, mientras 1,2 millones de trabajadores estaban pateando las calles para exigir la retirada de la Ley del Trabajo  (LT a partir de ahora), el comisario europeo para el euro y el diálogo social Vladis Dombrovskis estaba de visita en París. Se manifestó en contra. El representante de “Europa que protege” dio la bienvenida a esta reforma. Esto es normal, fue él quien la escribió. O casi. La LT es según su opinión una “iniciativa que está destinada a hacer frente a las rigideces del mercado de trabajo, lo que debería impulsar el empleo.” No es todo. La interferencia se extiende. Pues de acuerdo con este señor, “hay un 10% de desempleo desde hace demasiado tiempo en Francia, por lo que es importante emprender reformas rápidamente.” Este entusiasmo es revelador. Debemos saber y decir que la ley llamada “El Khomri” no es tanto una propuesta presentada por el gobierno como una respuesta a los mandatos de la Comisión en Bruselas.

El caso se remonta a junio de 2014. Como parte de su “Recomendación para Francia,” la Comisión Europea dijo que “una atención especial se debe prestar a las normas del Código del Trabajo y a las reglas de contabilidad relacionadas con umbrales específicos que dificultan el crecimiento de las empresas francesas”. Es como Macron. Hay que decir que el gobierno no ha cumplido todo lo que debía. Así, en julio de 2015, la Comisión Europea fue más precisa y más apremiante. Pidió que “la reforma de la legislación laboral [para] facilitar, a niveles corporativos y de sectores, las derogaciones a las disposiciones legales generales, en particular en lo que respecta a la organización del tiempo de trabajo; y reformar la ley de manera que se creen acuerdos de mantenimiento del empleo de aquí a finales de 2015 con el fin de aumentar su utilización por las empresas “. No hace falta decir que la ley El Khomri está alineado con esas directrices.

Por eso, en sus nuevas “recomendaciones” aprobadas a finales de febrero de 2016, la Comisión triunfa en las primeras líneas de su informe: “La adopción y aplicación de la anunciada reforma del código laboral son fundamentales para facilitar las derogaciones a las disposiciones legales de carácter general.” Cualquiera puede comprobarlo: las grandes líneas de la LT siguen en todos los aspectos las recomendaciones de Bruselas. Con entusiasmo animan a los liquidadores del derecho social francés: “Las recientes reformas (que) han comenzado a abordar las rigideces del procedimiento de despido para los contratos de duración indefinida y para reducir la complejidad y la incertidumbre.”

Es evidente que, en su documento, la Comisión da la bienvenida a los proyectos de desmantelamiento del derecho del trabajo y de la reducción (o congelación) de los salarios previstos en Francia, que se corresponden con sus análisis. Debido a que la falta de creación de empleo y el crecimiento están ligados, según los expertos del ejecutivo de la UE, a las “rigideces estructurales” de nuestra economía y, en particular, a las dificultades para despedir a los empleados: “La estricta legislación que rige el despido de las personas con contratos indefinidos aumenta la complejidad de éstos y aumenta la inseguridad”. La Comisión Europea también lamenta que “las recientes reformas han dado a los empleadores pocas oportunidades de establecer excepciones a los convenios de sector. Esto limita la capacidad de las empresas para ajustar su fuerza de trabajo de acuerdo a sus necesidades. Se debe dar a los sectores y las empresas la oportunidad de determinar de manera flexible, caso por caso y después de las negociaciones con los interlocutores sociales, si es necesario derogar la duración de las horas legales de trabajo a 35 horas por semana” .

La lectura de estas líneas son enojosas. ¿Cómo es que es en este punto se trata de lo que repiten literalmente el gobierno y el MEDEF (la patronal francesa, n.dt.)… La LT es una adaptación estricta y perfecta. Valls y El Khomri no sueñan otra cosa. Todavía hay recorrido para que Hollande cumpla su sueño de ser el “mejor alumno de la clase europea”, como había dicho. Porque claro, “la Europa que nos protege” no está nunca completamente satisfecha. Para ella, no se sangra lo suficientemente en Francia. En particular, esta “Europa que tiene que ser re-inventada”, como dicen en la “izquierda”, asegura que los salarios son demasiado altos en Francia. Para Europa, los trabajadores en Francia se ganan demasiado bien la vida: “La reciente moderación salarial, en un contexto de alto desempleo, sigue siendo insuficiente dada la desaceleración del crecimiento de la productividad.”

De todos modos, el Comisario Vladis Dombrovskis, revela que la Comisión “sigue atentamente el debate político” en torno a esta ley. Brrrrr. ¡Ellos no “siguen” nuestros debates y los de nuestra Asamblea Nacional! ¡Lo dirigen! Es un programa. Porque en virtud de los tratados, y especialmente del Tratado de Estabilidad, Coordinación y Gobernanza en la Unión Económica y Monetaria que se ha puesto en marcha, la Comisión podrá imponer a Francia una multa que puede representar varios puntos porcentuales del PIB en caso de no seguir sus recomendaciones. Pero también porque, dada su posición central dentro de la zona euro, Francia puede tener un efecto dominó en otros Estados miembros, y por lo tanto puede ser el eslabón más débil por el que se romperá la cadena. Este horror no llegará, finge creer Valls. Pero en el palacio de Haroun El Poussah (califa de Bagdad en las Aventuras del mismo nombre, después llamadas de Iznogoud. n.dt.) hay más de un abrojo y los eunucos maduran muchos complots. Y en la calle se encuentra “Nuit debout”, por no mencionar un inicio de clamor popular en el bulevar Saint-Germain. Y cuando esto ocurra se sabrá que la ley de El Khomri, es Europa que la quiere, no servirá de nada.

 

http://melenchon.fr/2016/04/07/9-avril-on-commence-loi-el-khomri/

Nuit debout Movimiento de ocupación de la Plaza de la República en París. Jérôme Latta Analista político y comentarista deportivo, es columnista de la revista Regards y director de Les Cahiers du Football Robi Morder presidente del Grupo de Estudio e Investigación sobre los movimientos estudiantiles (GERME). Jean-Luc Mélenchon fue el candidato del Frente de Izquierdas a las elecciones presidenciales francesas del 22 de abril de 2012 y es copresidente del Parti de Gauche.

Fuente: Varias

Traducción: Daniel Raventós / Enrique García / Roger Tallaferro

Enlace con los artículos Publicado en KAOSENLARED
Categories: Attac Planet

No muerdas la mano que te da de comer

Mon, 11/04/2016 - 13:00

Rosa María Artal – Comité de Apoyo de ATTAC España

Eldiario.es publica cómo la Comisión de Interior del Congreso ha podido constatar la existencia de una “policía política” que ha venido trabajando esta legislatura a favor del PP en distintos campos. Uno de ellos, como señala el Portavoz del PSOE, ha sido la elaboración de “informes anónimos” contra adversarios políticos. Del PP, naturalmente.

Portadas y telediarios de hoy mismo se llenan de uno de ellos, largamente repetido y presentado como nuevo, insistentemente desestimado por la justicia, que como siempre pretende implicar a Podemos como receptor de financiación de la Venezuela de Hugo Chávez.  Y a la que la prensa da prioridad incluso sobre las cuentas de Panamá, incluso de la hermana del Rey Juan Carlos. Y a todo tipo de financiaciones de partidos con datos reales.

Viene a cuento, pues, recordad el funcionamiento de esta amorosa confraternidad entre ciertos políticos y cierta prensa.

Botella dio trato de favor a medios afines en la publicidad institucional

Botella dio trato de favor a medios afines en la publicidad institucional.

 

En los últimos días hemos podido constatar el desproporcionado reparto de publicidad institucional que desplegó la anterior alcaldesa de Madrid, Ana Botella, beneficiando a los medios afines al PP. Una lluvia de dinero público –más de 21 millones en 3 años– empleada a la postre en exaltar su gestión. Y, tal vez, algo más. Con el eufemismo Publicidad Institucional se ha gestado en España un opaco engendro, fuera de control, que actúa como subvención de distintos medios informativos. Un maná discrecional que premia y castiga. Al que, por tanto, se le suponen ciertas contrapartidas. Y que puede tener efectos devastadores sobre el derecho a la información. Y, por tanto, sobre otros derechos ciudadanos.

La publicidad institucional es una cadena masiva que, partiendo de la administración central con todos sus ministerios, organismos y ramificaciones, se expande por autonomías, ayuntamientos y todo tipo de corporaciones locales y hasta internacionales. Si precisan explicarse, publicitar sus actuaciones, debe estar regulado y ser diáfano. En muchos casos sirve como medio de supervivencia de algunos periódicos. A menudo se convierte en loa al político que paga. Los hechos demuestran cómo se minimizan también decisiones políticas controvertidas.

Los datos –publicados por infolibre y eldiarioes- hablan claro. Medios minoritarios recibieron mucho más dinero de las arcas municipales de los madrileños que otros que, por su tirada o audiencia, tenían más repercusión. Curiosamente, durante el mandato de Botella y de su predecesor Alberto Ruiz Gallardón la deuda del consistorio aumentó un 780% según dice y se propone investigar el Ayuntamiento que dirige Manuela Carmena, a propuesta de Ahora Madrid y PSOE. En 12 años de PP, el endeudamiento pasó de 990 millones de euros a 7.733 millones en 2012.

Fueron los años de las megaobras. El soterramiento de la M30 o la sede de la propia corporación en la Plaza de Cibeles. Y del sueño olímpico que enterró no menos de 500 millones de euros en complejos deportivos que no se han usado, al margen de promociones y viajes. Un puro dislate. A Ana Botella le corresponde además la venta de viviendas sociales a fondos buitre, adjudicaciones inmobiliarias, el descontrol de la contaminación, los contratos a la baja  de las basuras, el abandono de parques y jardines que (con la caída de árboles) ocasionó hasta víctimas mortales, o la tragedia del Madrid Arena. Ahora, háganme el favor de valorar el tratamiento informativo que mereció su gestión. Y compárenlo con el que se dispensa al nuevo Ayuntamiento.

Grafico-publicidad-Ayuntamiento-radios_EDIIMA20160328_0335_1

Revisemos también cómo trata la prensa a Ada Colau, alcaldesa de Barcelona. Por ella supimos que, por ejemplo, el diario La Vanguardia recibía una subvención extra de 5 millones de euros anuales del Ayuntamiento, que Colau le retiró. ¿Por qué se la daban? ¿En qué concepto? Era al margen de la publicidad institucional que Colau le mantuvo junto al resto de los medios.  Hasta “terrorista” le llamaron en las tertulias. De la Generalitat de Pujol algo supimos. Tarde, para pringar buena parte de aquel periodismo. De lo posterior poco.

Esperanza Aguirre se gastó en publicidad de su Gobierno en la Comunidad de Madrid 220,6 millones de euros entre 2008 y 2011, según se publicó ya hace tiempo. En el mismo período, el gobierno del PSOE, invirtió en publicidad de todo el Estado 378,1 millones. Ignacio González, sucesor de Aguirre, siguió en la misma senda a ritmo más moderado. Y esto sucedía mientras se practicaban durísimos recortes a la población. Y se hacía propaganda de lo contrario. Por ejemplo, se gastaron 1,5 millones para promocionar la sanidad pública madrileña.

El gobierno de María Dolores de Cospedal en Castilla La Mancha se saldó con un claro uso de la publicidad institucional que gratificaba a los medios que encumbraban su labor y sancionaba a los que no le rendían pleitesía. Cada paso que daba la también secretaria general del PP nacional era seguido por una pléyade de periodistas. Es realmente llamativo su periplo por romerías y actos religiosos que recoge Internet. Y siempre con un tratamiento reverencial. Basta teclear “Cospedal” y “Virgen”. La orgía de prebendas de la televisión pública castellano-manchega, presidida por el tertuliano de ultraderecha Nacho Villa que ella misma eligió, entra en los anales de la ignominia. Acaba de saberse, que Cospedal benefició con regalías a medios de los obispos casi hasta el mismo día de marcharse.

La cadena episcopal, 13TV, por cierto, también recibió publicidad institucional desproporcionada del ayuntamiento de Madrid y ha gozado un trato preferente por parte del gobierno central que le concedió una licencia de emisión (antes la tenía alquilada). 10 millones de lo recaudado a través del IRPF destinó a 13TV la Conferencia Episcopal. A pesar de que es deficitaria y solo tiene un 2% de audiencia. A Cáritas, le dedica 6 millones. La línea editorial tiene objetivos muy definidos en sus ataques políticos, sin demasiados escrúpulos en faltar a la verdad. En pura paradoja sobre el carácter de la Institución dueña de la empresa.

¿Sabían ustedes que el gobierno del PP invirtió 7 millones de euros en publicitar la deuda pública? Sí, ésa que ha llegado a superar con creces el billón de euros en escalada de récord histórico con Rajoy. No leemos editoriales indignados, ni es tema preferente en los debates cuando nos supone una hipoteca letal. Muchos de los casos, los conocemos a través de la plataforma ciudadana CIVIO y su esforzado expurgue del BOE. Porque, conviene insistir, la publicidad institucional no goza de la más elemental transparencia. Buceando se puede encontrar que Galicia triplicó su presupuesto para generar confianza en su economía. Y cabe pensar que no habrá sido la única comunidad autónoma. O que Ana Mato tampoco distribuyó la publicidad de Sanidad, Igualdad y Asuntos Sociales guiada por criterios de audiencia. La Gaceta de Intereconomía (que llegó a cerrar por falta de ventas) y La Razón, el periódico menos leído de los nacionales, obtuvieron hasta 27 veces más publicidad que 20 Minutos y El País, que eran los de mayor tirada.

No es sino la punta de un iceberg. Y llega en un momento crítico de los grandes emporios periodísticos sumidos en una intensa crisis económica.  Cuando vemos portadas, titulares, editoriales y artículos con sesgos que entran en lo radicalmente injusto ¿podemos estar seguros de que responden a criterios objetivos? ¿Sabemos qué dinero les entra por publicidad institucional u otras vías? Son datos esenciales. Un país serio no se puede permitir ni la más pequeña sombra sobre las motivaciones de las líneas editoriales.

Siembran dudas las noticias que no se publican o las que sí; las que dejan de seguirse o las que se incrustan cada día en el temario. Esas encuestas que parecen inducir el voto, tanto a favor como en contra y con cálculos poco ajustados. Destaca la serie de un año completo de Metroscopia en El País que, apenas un mes antes del 20D, llegó a dar casi el doble de porcentaje a Ciudadanos del que obtuvo: 22,6%. Luego consiguió un 13,9%. Ante tan abultados errores ¿se puede confiar en las actuales subidas y bajadas en la intención de voto para unas eventuales nuevas elecciones? Lo cierto es que terminan influyendo por el eco amplificador que le presta, sin más preguntas, la repetición de periodistas y medios ¿De buena fe todos?

La arbitrariedad en el reparto de dinero público en la llamada Publicidad Institucional, la opacidad de su distribución, cuantía y criterios, da un trato de favor a unos medios sobre otros. Se suele primar a los que ayudan a los gobiernos en el poder. Todo trato de favor implica y amplifica la desigualdad: no se participa con los mismos recursos. Termina, pues, beneficiando a unas ideas sobre otras. Los resultados no son justos. Y atentan contra nuestros derechos. Por evitar informaciones críticas, por apoyos y rechazos con sombras, se desvirtúa el papel de ese periodismo. Es la mano que les da de comer la que muerde a toda una sociedad.

Publicado en eldiarioes

El Periscopio

Categories: Attac Planet

El sastre de Panamá hace trajes con papeles

Mon, 11/04/2016 - 09:00

Antonio Aramayona – ATTAC España

Desde la aparición de los Papeles de Panamá (más de once millones y medio de documentos, registros, contratos, memorandos, correos electrónicos, que cubren 40 años de intensa actividad offshore), no se habla de otra cosa que no sea los paraísos fiscales y sus habitantes virtuales, por lo que fácil es llegar a la conclusión de que, al parecer, solo son merecedores del paraíso (fiscal y financiero) las personas adineradas y listas y las empresas ricas y listas que pueden abrir e ir inflando cuentas offshore con el objetivo de librarse del infierno (fiscal) y poder hacer negocios (financieros) sin otra regulación que su propia voluntad.

Nadie quiere ir al infierno si encuentra alguna suerte de salvación. De ahí que las personas y las empresas y entidades acaudaladas hayan confeccionado decenas y centenares de agujeros fiscales y financieros para poder escapar con su pasta gansa de los impuestos del infierno fiscal: unos Estados que democráticamente han establecido un sistema tributario progresivo para poder ofrecer a la ciudadanía la realización efectiva de sus derechos fundamentales (hospitales, colegios, universidades, carreteras, transporte, pensiones, atención a la diversidad…). A los habitantes virtuales de los paraísos fiscales, sin embargo, eso les tiene sin cuidado, pues tienen más que asegurado el disfrute de todo ello en sus clínicas privadas, sus colegios y universidades privadas, su seguro de confort privado.

Al infierno (fiscal) y a la nada (financiera) están condenados los pobres paganos, los que con su nómina y su salario (a veces también con su conciencia recta y justa) pagan los impuestos debidos y contribuyen al mantenimiento de los servicios sociales y comunitarios básicos. A la derecha (lo dice profusamente la literatura bíblica), amparados bajo el amoroso manto de santa Thatcher y san Reagan, los buenos, los llamados a morar en el paraíso (fiscal). A la izquierda, los malos, los condenados al infierno eterno, a las tinieblas, donde reina el llanto y el crujir de dientes. Frente al infernal Estado, atracador de las fortunas de los habitantes del paraíso (fiscal), el sacratísimo dogma del derecho universal e inalienable de la propiedad privada y del secreto bancario y de las cuentas anónimas, encriptadas o numeradas.

A los condenados al Infierno (fiscal), envidiosos y malhumorados, les cuesta seguir pagando impuestos según marca la ley, cuando oyen hablar de amnistías fiscales, de gente importante que ha esquilmado durante décadas el conocimiento de sus cuentas paradisíacas y la declaración y el pago impositivo correspondientes; cuando todo el infierno apesta a chorizo, a corrupción, a nueva gente ilegalmente adinerada que asombrosamente se tiene por lista y que se va de rositas sin pagar un duro y sin pagar por sus delitos; cuando el dinero de los contribuyentes condenados al infierno ha servido para las ayudas públicas recibidas por las entidades financieras en España en el periodo 2008-2014 (1.427.355 millones de euros -1,4 billones-; 219.397 millones de euros, como rescate bancario directo). Por ello los condenados al infierno (fiscal) se cabrean y se indignan; cuando los pagos en dinero negro se efectúan por Partidos políticos de postín, sin que nada, absolutamente pase.

¿Revelación? ¿Filtración? La tristeza y la indignación me inyectan aún más escepticismo (nos toman el pelo, nos toman el pelo…).

Paraíso fiscal es conocido ahora como centros financieros extraterritoriales u offshore(literalmente, “más allá de la costa”: los llamados al paraíso son unos maestros en eufemismos). En realidad, mayoritariamente centros de fraude y evasión fiscal, de especulación financiera incondicionada e ilimitada, de blanqueo de capitales y del dinero negro provenientes de actividades altamente delictivas. Esquilmados los moradores del infierno (fiscal) de una parte considerable del dinero de todos, timados, impotentes, engañados, Elio Petri hizo una impresionante descripción de los habitantes del Infierno en su Trilogía del Poder (conocida también como Trilogía de las neurosis), cuya segunda entrega tiene por título La clase obrera va al Paraíso. Hegel hace así su aparición dialéctica en toda su ironía: la afirmación y su negación, desaparecen y emergen a la vez en una síntesis superadora. Es la dialéctica del amo y del esclavo, del paraíso y del infierno.

Volvamos al principio, a los famosos Papeles de Panamá. Se habla de filtración, pero queda por conocer quién filtra, por qué y con qué objetivos. Atisbo puñaladas por la espalda, más que revelaciones en pro de la verdad. La verdad actual es manipulación. La manipulación es lo que nos echan de comer y de beber diariamente en los medios: creemos que el mensaje es el directo, pero el mensaje oculta la realidad que no conviene mostrar.

Paraísos fiscales hay a cientos, a miles, también y sobre todo en los territorios de los países demócratas occidentales, pero el poder (el verdadero y real poder) no tiene la menor intención de inspeccionarlos o eliminarlos. Es su negocio, su gran negocio, amparado desde la inmensa trampa del sacratísimo derecho a la propiedad privada y al secreto de las economías individuales y asociadas. Falciani es un delincuente, según ellos. Snowden es un traidor a la patria, según ellos. Manning es un renegado. Los delincuentes castigan a los que revelan unas micras de su enorme podredumbre.

¿Revelación? ¿Filtración? La tristeza y la indignación me inyectan aún más escepticismo (nos toman el pelo, nos toman el pelo…).

La Utopía es posible

Categories: Attac Planet

Las grandes plagas de nuestro tiempo

Mon, 11/04/2016 - 07:00

Carlos Berzosa - Consejo Científico de ATTAC España

iglesias291015

Las guerras, el terrorismo, las dictaduras, el crecimiento de los fundamentalismos, el hambre, la pobreza, la desigualdad, los refugiados, la corrupción, la explosión demográfica, el deterioro del medio ambiente y la inseguridad laboral, son las plagas que amenazan a la economía y la sociedad del mundo global. Se vive en una realidad cada vez más insegura y aunque algunas de las plagas tienen fundamentalmente causas económicas, aunque no solo, otras responden a diversas raíces.

La interdependencia, sin embargo, existe y no se pueden dejar de lado aspectos que tratan de explicar, en alguna medida, los hechos tan graves que están sucediendo. La desigualdad económica mundial en la que una minoría consume la mayor parte de lo producido, generando pobreza y exclusión social, son factores a tener en cuenta, si bien estas realidades no sirven por sí mismas para comprender los actos de barbarie a los que asistimos. De todos modos, suponen un caldo de cultivo para que los fundamentalismos crezcan, debido a la falta de oportunidades y al sufrimiento que suponen las grandes privaciones a las que se encuentran sujetas millones de personas.

Muchas gentes viven en la desesperación que provoca el hambre y la mortalidad infantil en los países subdesarrollados. Muchas más siguen sumidas en la pobreza y carecen de acceso a agua potable, educación y sanidad. La prosperidad que se da en una parte reducida de la población mundial, aunque haya aumentado en las últimas décadas, contrasta con las bolsas de miseria que se dan en porcentajes importantes de la población a escala global. Este contraste se da también en la demografía, así que mientras en los países desarrollados la población crece poco o nada, incluso en algunos países se dan decrecimientos, en los países en desarrollo y más atrasados se siguen produciendo altas tasas de crecimiento demográfico. Los que menos recursos tienen son los que padecen la explosión demográfica. De manera que los problemas se agravan en los países que sufren el subdesarrollo.

Todo esto promueve las corrientes migratorias, así como la guerra, la violencia y la dictadura, provocan las grandes cantidades de refugiados, que salen desplazados de su país de origen y que malviven, por lo general, en condiciones inhumanas en otras naciones. Se les niega el acceso a los países desarrollados y se sigue con estas políticas contribuyendo a la inseguridad, al padecimiento, a la contracción de enfermedades, que afectan en gran medida a los niños, los cuales a su vez no acuden a la escuela. La exclusión social crece en estos campos de refugiados, pero también dentro de los países avanzados que han creado bolsas de marginación y sectarismo.

Los países ricos no son ajenos a estas tragedias, vendiendo armas y sosteniendo a dictadores. El negocio y los intereses materiales priman sobre los derechos humanos y la vida de las gentes ante la necesidad de controlar zonas de influencia que se consideran geoestratégicas. La rivalidad entre intereses económicos, defendidos por sus respectivos países, y el militarismo conducen a guerras. Cuántos errores se han cometido con las intervenciones militares, que además de los destrozos causados han alimentado el surgimiento de los fundamentalismos religiosos. Se tendrían que pedir responsabilidades penales a los dirigentes del mundo occidental, que han contribuido a este desaguisado.

La economía capitalista se rige por el lucro y en búsqueda de esos beneficios polariza la sociedad, tanto en el mundo como dentro de los países. La desigualdad entre países sigue siendo muy elevada, aunque se haya atenuado en los últimos años, pero a su vez se ha incrementado en los países avanzados y en los emergentes. Esta desigualdad en rentas y riqueza también tiene su reflejo en otras desigualdades, como es la de los derechos y oportunidades. En este sentido, los más afectados son los grupos más vulnerables. La pobreza y el hambre han disminuido pero siguen ofreciendo cifras excesivamente elevadas si se compara con los progresos tecnológicos conseguidos, y con la capacidad de generar renta y riqueza. Pero la desigualdad es excesivamente elevada y tiende a crecer para que esos avances y mejoras se trasladen al conjunto de la población mundial.

De modo que se socavan los cimientos de la sociedad globalmente considerada. Además, la necesidad creciente de producir y consumir para dar salida a todas las mercancías y servicios que se generan tiene consecuencias muy negativas para el medio ambiente, como la contaminación, el cambio climático, el agotamiento de recursos no renovables, y la dificultad de los recursos renovables para seguir a la producción, el consumo y el derroche de recursos. Los efectos de ello se manifiestan ya pero se agravarán en el futuro más inmediato, si no se ponen remedios. No parece que se instrumentalicen las medidas idóneas para ello, a pesar de algunos pasos dados en la Conferencia de París.

Los males que se padecen actualmente son de una enorme gravedad, sin embargo, no se les presta la atención debida por los dirigentes actuales. La visión a corto plazo, la estrechez de miras, el economicismo reinante, está provocando una situación cada vez más insostenible. Las economías desarrolladas no dieron los pasos que se tuvieron que dar en la década de los setenta del pasado siglo, cuando se reivindicaba un Nuevo Orden Económico Internacional (NOEI), y comenzó la toma de conciencia sobre la degradación que estaba sufriendo el medio ambiente. Lo que sucedió en los ochenta fue lo contrario, pues con la emergencia con cierta fuerza del liberalismo económico se archivaron las cuestiones relacionadas con la creación de un NOEI más equitativo y del medio ambiente. Por si fuera poco, se ha contribuido a desmantelar progresivamente los derechos de los trabajadores y de ciudadanía. La inseguridad en el trabajo comenzó a incrementarse en los países más desarrollados.

El capitalismo hoy por hoy no tiene alternativas y las que se dieron en el pasado han fracasado rotundamente. Eso no quiere decir que el capitalismo quede legitimado. Pero dentro de este sistema económico se han dado a lo largo de su historia diferentes fases. El fundamentalismo de mercado que se ha impuesto, tanto en las ideas como en las acciones, está provocando demasiados males a los que hay que atender, y a los que el libre mercado no les puede dar soluciones. Hay, que duda cabe, hacer proposiciones dentro del sistema para conseguir reformas progresistas y que no todo se base en el beneficio, a costa de degradar las condiciones de vida de los trabajadores, a sobreexplotar a los del Tercer Mundo, a la venta de armas y a deteriorar el medio ambiente.

Publicado en Sistema Digital

Categories: Attac Planet

Deportación de refugiados, ‘deportación’ de capitales: el mundo gira

Sun, 10/04/2016 - 13:00

Cive Pérez – ATTAC Madrid

La semana comenzó con dos nuevos sobresaltos informativos: el comienzo de la deportación de refugiados desde el territorio de la Unión Europea a Turquía y el caso de la multimillonaria ‘deportación de capitales’ desvelada por los llamados Papeles de Panamá.

Tras la firma del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía para devolver a territorio turco a las personas que llegan a Grecia buscando refugio han comenzado las deportaciones. Los primeros deportados han partido en dos barcos desde la isla griega de Lesbos a la localidad turca de Dikili. Mientras, diversas organizaciones humanitarias han denunciado el trato dispensado por Turquía a los refugiados, que incluye disparos en la frontera.

Este vergonzoso acuerdo, que vulnera los más elementales principios de los derechos humanos, es posiblemente ilegal y probablemente inútil. Pues las oleadas de gentes que huyen de las guerras y la miseria no van a cesar por muchas alambradas que coloque en sus fronteras una Europa cuyos dirigentes han perdido el horizonte social y la perspectiva de un mundo global que gira pese a sus injustas e ineficaces medidas.

El 10% de la población mundial posee el 86% de los recursos disponibles. El 50% de la población no posee nada. Nuestro mundo reconfigura una situación oligárquica que conocimos hace mucho tiempo. Pero sufrimos la ausencia, a escala mundial, de una política disociada del capitalismo hegemónico. Mientras no se haga otra propuesta estratégica, el mundo permanecerá en una desorientación esencial. Continuarán las oleadas de refugiados sin refugio, y las ciudades conocerán nuevos episodios de terrorismo ciego que segarán vidas de forma indiscriminada.

Tras las matanzas en París, en noviembre de 2015, el filósofo francés Alain Badiou hizo unas  reflexiones, publicadas ahora bajo el título Nuestro mal viene de más lejos, que cobran hoy gran actualidad después de los atentados de Bélgica, Irak, Yemen y Pakistán. Extraigo estos párrafos del texto de Badiou:

Badiou[...] la declaración de Obama. La declaración no tenía nada de especial.

Equivalía a decir que este crimen terrible no era solo un crimen contra Francia, un crimen contra París, sino también un crimen contra la humanidad. Muy bien, muy justo. Pero el presidente Obama no declara eso cada vez que hay un asesinato masivo de este tipo, no lo hace cuando las cosas suceden en lugares más lejanos, en un Irak que se ha vuelto incomprensible, en un Pakistán brumoso, en una Nigeria fanática o en un Congo que está en el corazón de las tinieblas.

Tenemos entonces una oligarquía del 10% y, luego, una masa de desposeídos de más o menos la mitad de la población mundial: es la masa de la población desposeída, la masa africana y asiática en su abrumadora mayoría. El total representa cerca de un 60%. Queda un 40%, que es la clase media y la que se reparte, penosamente, el 14% de los recursos mundiales.

El primer efecto impactante de todo lo que acabo de recordar es que este desarrollo desigualitario no tiene precedente. Hasta la derecha parlamentaria se inquieta a veces por ello. Las desigualdades son tan monstruosas que, habida cuenta del debilitamiento de los Estados, ya no se sabe cómo mantener el control de sus efectos en la vida de las poblaciones.

[...] Esta clase media se concentra, sobre todo, en los países llamados avanzados. Es, por ende, una clase ampliamente occidental. Es el soporte de masa del poder local democrático, del poder parlamentarizado. Pienso que podemos decir, sin pretender insultar su existencia –puesto que todos, aquí, formamos más o menos parte de ella, ¿no?– que una meta muy importante de este grupo que, de todos modos, no tiene acceso más que a una parte bastante insignificante de los recursos mundiales –un pequeño 14%–, es la de no ser desplazado a, ni identificado con, la inmensa masa de los desposeídos.

He aquí por qué esta clase, considerada en su conjunto, es porosa al racismo, a la xenofobia, al desprecio por los desposeídos.

[...] a esta clase media amenazada de precariedad se dirige el discurso de defensa de los valores: “¡Defendamos nuestros valores!”. En realidad, defender nuestros valores quiere decir defender el modo de vida occidental de la clase media, es decir, el reparto civilizado del 14% de los recursos mundiales entre ese 40% de gente “media”.

A esta actitud a la defensiva por parte de la “gente media”, que defiende una cada vez más mediocre calidad de vida, puede obedecer la indiferencia mayoritaria de la población europea frente a los desmanes de sus dirigentes al negar el derecho de asilo a los refugiados sin refugio. Se convocan pequeñas manifestaciones de rechazo, pero Europa no se alza en masa reclamando la primacía de la Declaración de los Derechos Humanos. Un botón de muestra: si se molestan en comprobar el estado de la petición dirigida, a través de Change Org, a los Jefes de Estado y de Gobierno de la UE para que no firmasen el Acuerdo UE-Turquía verán que obtuvo 73.000 firmantes. Cifra que contrasta con el número de firmas obtenidas por otras peticiones como Acabemos con el expolio de los viejos olivos y otros árboles centenarios, que ha sido suscrita por 148.000 firmantes.

“El 4 de abril pasará a la historia como el día en que se plasmó el fin de los valores europeos por la deportación de refugiados y como millones de ciudadanos miraron para otro lado en la era de Instagram, facebook y twitter. ¿Cómo explicarlo a hijos y nietos? se pregunta Ana Cañil.

La otra cara de la moneda de este gran desorden mundial nos la acaban de servir las investigaciones del llamado caso de los Papeles de Panamá. Una ingente operación de ‘deportación de capitales’ al paraíso fiscal panameño llevada a cabo por las élites económicas. Entre los españoles o residentes en España que figuran en los papeles destacan Pilar de Borbón, hermana del Rey Juan Carlos I, Leo Messi, Pedro Almodóvar o Micaela Domecq, esposa de Miguel Arias Cañete, exministro del gobierno Rajoy y actual Comisario europeo.

Charlie-Hebdo_PanamáOtra expresión más de la ley del embudo con que el neoliberalismo rampante aplica uno de sus sagrados lemas: laissez faire, laissez passer. Libertad de circulación, incluso por la puerta de atrás, de los capitales. Prohibición de circular por el mundo a las personas.

La guinda del cinismo la pone Montoro, ministro de Hacienda en funciones, que ante los Papeles de Panamá dice muy serio que “hay que investigar”. Recordando al comisario de la película Casablanca que exclama: “qué escándalo, en este local se juega”, al tiempo que un propio le entrega las ganancias que ha obtenido en el garito de Rick.

Resulta que en este país el gobierno ha hecho salvajes recortes en la protección social, se ha fundido la hucha de las pensiones y ha incumplido el compromiso de déficit adquirido con las autoridades comunitarias. Todo ello porque no había dinero en las arcas de Hacienda. Mientras tanto, una colección de ciudadanos ilustres ‘deportaban su capital’ a sociedades off shore para no pagar impuestos. ¿Saben lo que diría la Reina de Corazones de Alicia en el País de las Maravillas? Pues eso.

Carnet de paro

Categories: Attac Planet

Isidro Fainé, el último patriarca del Ibex

Sun, 10/04/2016 - 09:00

Rubén Juste de Ancos – CTXT

A un año del final del milenio, un viento de hegemonía neoconservadora recorría plácidamente Europa: el euro entraba en vigor sin sobresaltos, Juan Pablo II iniciaba el Gran Jubileo en Roma, y las élites europeas celebraban alborozadas el décimo aniversario de la caída del muro. En España el PP llevaba tres años gobernando, Rato y Aznar liquidaban a ritmo frenético los últimos restos de empresas públicas, y el eurocomunismo, tras la era Anguita, quedaba limitado a una palabra en la enciclopedia. Era un nuevo tiempo libre de ataduras ideológicas, donde el dinero de las cajas favorecía noviazgos heterodoxos como el de CC.OO. y PP en Caja Madrid.

Ese 1999, tras diecisiete años dedicados a la entidad, un discreto manresano –siempre alejado de los fastos capitalinos– lograba la dirección general de La Caixa, reemplazando nada más y menos que a uno de los apellidos más importantes de Cataluña: Vilarasau Salat, un tecnócrata del régimen (director general de Telefónica y Campsa y en varias direcciones del Ministerio Hacienda), primo de Carlos Ferrer Salat, el magnate de la industria farmacéutica, fundador del Círculo de Economía y de la CEOE. Él, hijo de familia humilde, labrado a sí mismo alternando trabajo y estudios, lograba posicionarse como punta de lanza de la burguesía catalana. Sólo ocho años después lograría acceder al trono supremo de La Caixa, el que ocupó Samaranch, el camaleónico representante deportivo del régimen, reconvertido en figura del deporte internacional. Era difícil superar a un hombre que vestía tan fácilmente el traje del poder, antes y después de la transición: procurador en Cortes, presidente de la Diputación de Barcelona, director de Deportes, embajador ante la URSS y finalmente presidente de La Caixa.

Desde que Fainé accediera a la presidencia en 2007, todo ha cambiado. La Caixa ha pasado de ser una muleta del PP –junto al BBVA– en las empresas públicas privatizadas y de repartirse el poder del Ibex35 junto a Bankia a ser el único conglomerado de empresas de capital español del Ibex35 capaz, además, de acoger a un gran número de políticos que habitan sus consejos de administración. Quizá la tarea le queda grande al magnate de la mayor entidad bancaria española en número de clientes, y de ahí que se cuestione seguir y previsiblemente, en la asamblea convocada para el 28 de abril anunciará su retiro de la presidencia de Caixabank a la Fundación La Caixa. De todos modos, no le quedaba otra, pues se acerca ya la fecha límite para decidirse por una u otra, el 30 de junio. En la decisión pesan las muchas guerras acumuladas y la responsabilidad asumida: tanto en el desafío de Cataluña, como en los enfrentamientos con el Gobierno o la justicia, tras el envite de la nueva Ley de Cajas de 2013, la imputación de Cristina de Borbón y la retirada de Telefónica de su aliado César Alierta, por sus conexiones con Urdangarin y Rato.

Pero antes, su vocación de servicio ha llevado a Fainé a dejar atados los cabos que permitan afianzar el poder de la Fundación sobre el holding, y esta opción pasa por ayudar a promover, discretamente, un Gobierno estable. El poder de Fainé y La Caixa no tiene rival en España. Es la primera entidad bancaria en España por cuota de mercado, es la única gran caja reconvertida en fundación que ha sobrevivido, y mantiene casi intactas sus participaciones industriales. Una posición que le permite dar cobijo a altos cargos de los partidos principales. Todo ello le dota de una posición de gran influencia en la política de Estado.

Caixabank, el último conglomerado: prensa, telecos, bancos e industria

Fainé tiene hoy un bastón de mando poderoso y único. La Fundación La Caixa, que es accionista de control de Caixabank, le permite ser accionista significativo en medios de comunicación (PRISA –editora de El País-- y Telefónica, Movistar +), y en empresas de energía (Gas Natural-Fenosa y Repsol), infraestructuras y carreteras (Abertis), en agua (Suez Environment, dueña de Agbar) o en el sector inmobiliario (Servihabitat).

Es el último referente de una soberanía económica privatizada y adquirida por capital nacional, y cuya venta supondría la pérdida total de poder sobre sectores estratégicos. La progresiva retirada de la beautiful people del PP del imperio conseguido a base de créditos de cajas de ahorros ha sido la avanzadilla: las Koplowitz ceden ante Slim, los Benjumea ante fondos de inversión,  mientras otros aguantan a pesar de que siguen aumentando sus números rojos, como es el caso de Florentino Pérez, los Villar Mir, Entrecanales o los Calvo-Sotelo. Su retirada dejaría en el aire los preciados recursos patrios, cedidos al albor de gobiernos afines. De las 35 empresas del Ibex, sólo quedan 16 con participaciones de control en manos de capitales patrios. El resto depende de fondos de inversión que condicionan el devenir de las compañías.

Un ejemplo de la situación de retirada lo tenemos en la última compañía de petróleo con capital español, Repsol, de la que La Caixa ha anunciado su interés en su venta, pues tanto Sacyr como Caixabank no pueden sostener su pérdida de capitalización, que ha reducido a casi la mitad de su valor en tres años (de 23.861 millones a 13.000 millones en 2016). Slim, que ocupa un sillón en el órgano de gobierno de la Fundación La Caixa, ya ha manifestado su interés por la petrolera.

El patriarcado de Fainé: el sustento de los círculos políticos del Ibex35

Durante el periodo de recesión se ha ido erosionado progresivamente una de las labores sociales de la caja, encarnada por el supernumerario Isidro Fainé, esto es, aquella Obra social basada en la máxima opusiana escrita por Balaguer sobre el Apostolado del almuerzo: “Es la vieja hospitalidad de los Patriarcas, con el calor fraternal de Betania”. En otros términos, aquella que exige a un buen cristiano un esfuerzo por ser un buen amigo, sincero y leal con los suyos.

En total, el entramado de empresas que conforman el holding La Caixa-Caixabank (Abertis, Telefónica, Repsol, Gas Natural, Repsol y Caixabank) mantiene en sus consejos de administración a veinticuatro políticos y exmiembros del Estado. Un número mayor de los veinte que tienen las empresas que conforman el holding del Estado vinculado a SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), es decir, en aquellos que los derechos de voto en manos del Estado presuponen que debe ser integrado en su totalidad por cuadros del mismo. En los seis consejos del holding de La Caixa se dan la mano el Partido Popular, el PSOE, CdC o el PNV. Todos bajo el brazo paternal de Fainé.

En la última etapa de Zapatero, y antes de la intervención de Bankia en 2012, Rato, continuando la labor de Blesa, era el otro gran patriarca del Ibex, el protector de cuadros del partido y del Estado en el Ibex. En total, Rato cobijaba a 28 políticos en los consejos de administración del holding (Ebrofoods, IAG, Mapfre, Bankia, Iberdrola e Indra).

La edad, la prolongada recesión y los excesos han hecho mella en los viejos patriarcas españoles. El gran patriarca del reino abdicó en junio del 2014. Ese mismo año, en septiembre, moría Botín, y cuatro días después Isidoro Álvarez, de El Corte Inglés. Antes, en 2012, había caído Rodrigo Rato, el último sostén de la familia popular en el poder económico.

La penúltima punzada al grupo de patriarcas la ha dado César Alierta, recién salido de la presidencia de Telefónica rumbo a la fundación. El viejo amigo de Fainé era uno de los suyos, un patriarca y compañero de viaje en Telefónica, la empresa de la que La Caixa es accionista y Fainé vicepresidente. Ambos, Alierta y Fainé, en Telefónica y Caixabank, tenían bajo su manto a su propio núcleo de poderosos. Si Fainé tenía a la infanta Cristina, directora del área internacional de La Caixa, Alierta tenía a Rodrigo Rato y a Urdangarin. La lealtad es fundamental en los clanes, y eso implica un lazo fuerte, como es sostener hasta el final a la familia Urdangarin, alejarlos del foco, pagando en 2013 un tranquilo destino en Ginebra con un coste de 480.000 euros anuales para la caja, secundado por 300.000 euros puestos por el Estado en concepto de seguridad. Antes, le había tocado a Alierta (Telefónica) ayudar a la Familia Real, por lo cual, tras destaparse el caso Palma Arena en 2008, contrató a Urdangarin como presidente de la Comisión de Asuntos Públicos de Telefónica Latinoamérica, enviándolo a Washington en 2009.

La fidelidad se ha mantenido hasta el final: Alierta tuvo que prescindir de Urdangarin en 2012, cuando fue imputado, y a finales de febrero de este año, tras la imputación de Cristina, Fainé no ha tenido más opción que apartar a la exduquesa, con gran dolor, de La Caixa, al menos hasta que termine el juicio del caso Nóos

Por su lado, Telefónica siempre fue el nido de la élite económica española desde su privatización. En su consejo coincidían los Albertos, Goirigolzarri (BBVA, hoy en Bankia), el consejero preferido por el PP, Abril-Martorell, o el jefe de la Casa Real José Fernando De Almansa Moreno-Barreda, con representantes del empresariado catalán como José María Mas Millet o Antonio Massanell Lavilla. Otras áreas, más discretas, han sido destinadas para las familias de los protegidos, como es el caso del marido de Soraya Sáenz de Santamaría, asesor jurídico de Telefónica, o Elvira Fernández, la mujer de Rajoy que, dejó el puesto cuando su marido llegó a La Moncloa.

Si bien en el consejo de Caixabank se han librado de los políticos, el patronato de su accionista de referencia, la Fundación La Caixa, mantiene a personajes clave como el exministro socialista Javier Solana o Francesc Homs, consejero de Economía de CIU de la última legislatura de Pujol, en sustitución de Artur Mas. En él se sientan también César Alierta y el compañero de viaje de Felipe González, Carlos Slim, que ha utilizado Caixabank como aval para su OPA de FCC.

Isidro Fainé, consejero de oro del Ibex35

El poder del banquero requiere no dejar el consejo de las participadas en manos de extraños. De ahí que sea consejero en La Caixa, Caixabank, Repsol, Telefónica y Gas Natural, además de las compañías The Bank of East Asia, el Banco BPI y Suez Environnement. Fainé es el consejero que más asientos tiene en el Ibex35.

Su posición como presidente de la mayor caja de ahorros de Europa le llevó a la presidencia de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA) y fue nombrado en junio del año pasado presidente de la Agrupación Europea de Cajas de Ahorros y Bancos Minoristas (ESBG, por sus siglas en inglés). Además, es el único presidente de una fundación bancaria que simultanea la presidencia de la entidad bancaria en la que participa, a pesar de las restricciones que impone la Ley de Cajas de 2013.

El gran quebradero de cabeza: el memorándum y la ley de 2013

Uno de los golpes bajos a Fainé fue la firma del memorándum de Entendimiento (MOU) por Rajoy en diciembre de 2012 con la Unión Europea, en la práctica, el acta de defunción de los antiguos patriarcas y las cajas. El memorándum obligaba a reconvertir las cajas en fundaciones y a limitar el peso de estas en las entidades bancarias en las que participaban, tanto en el consejo como en el accionariado. Eso implicaba que tanto los consejeros como el presidente de la fundación no podían serlo a la vez del banco, ni la fundación podía sobrepasar el porcentaje de control (50,01% del capital) en la entidad bancaria. Además, los consejeros de las fundaciones sólo podrían participar en un máximo de cuatro consejos de otras empresas.

La Ley de Cajas de 2013, aprobada por Rajoy, incluía este criterio, una ley que parecía dirigida a la única gran caja superviviente, La Caixa, y a su presidente, al que le obligaban a elegir entre la fundación o el banco y limitar su poder. Era el acta de defunción de la antigua clase patrimonial vinculada a las cajas de ahorros. Un arma de doble filo que se llevaba por delante no sólo a una clase caracterizada por el uso partidista de las cajas, sino también un instrumento que mantenía viva la llama de la soberanía económica tras las privatizaciones de las grandes empresas públicas.

Tras una reunión entre Rajoy y Fainé en 2013, el Partido Popular introdujo una enmienda a la ley, permitiendo la compatibilidad en determinados supuestos, pero limitando dichos supuestos al 30 de junio de 2016. Es decir, lanzaba el balón hacia delante, pensando ya en la legislatura que empezaría a finales de 2015.

De este modo, a Fainé le quedan dos meses para dejar atados varios asuntos complicados. Quizá el mayor sea el que se refiere a la fusión con otra entidad para mantener el porcentaje de control en Caixabank. Y es que el desarrollo de la ley de Cajas aprobado en octubre del año pasado exige a las fundaciones que sobrepasen el porcentaje de control (50%) establecer un fondo del 0,6% de los activos ponderados por riesgo (únicamente Kutxabank y Caixabank tienen que cumplirlo), algo que requiere más capital, es decir, una mayor rentabilidad que genere dividendos para la Fundación (única fuente de recursos). De modo que todo apunta a su fusión con otra entidad, lo que le permitiría cerrar oficinas y eliminar plantillas. Además, esto le ha obligado en diciembre a derivar las participaciones de Caixabank a Criteria, constituyéndose en enero esta como entidad financiera independiente para no figurar en el balance de la entidad matriz.

La última obra del patriarca: la gran coalición

La política de Fainé en La Caixa o en sus participadas no entiende de sectarismo político.  Su voluntad piadosa le lleva a unir a múltiples sectores, desde gestores madrileños, como Gonzalo Rotaeche, actual consejero delegado de Caixabank, al jefe de la patronal, Juan Rosell. En la Fundación La Caixa también ha logrado una cierta cohesión, juntando a miembros de CiU y  del PSOE, enfrentados en la arena política.

La posición, sin embargo, en lo que se refiere a la política española es poco conocida. En Cataluña se hizo explícita su postura muy poco proclive a la independencia, y desde el inicio de la propuesta soberanista de Junts pel Sí abogaba por una tercera vía que no pusiera en riesgo las cuentas que La Caixa tiene en Cataluña. La CECA, que preside Fainé, alertó antes de las elecciones catalanas de los “riesgos para la estabilidad financiera” de dicha victoria. El resultado de Ciudadanos y la limitada victoria de JxS fue un alivio para el banquero.

En cuanto a la política nacional, su postura es más discreta. No obstante, en las elecciones generales, los miembros del holding Caixabank han sido los más activos en promover la gran coalición: desde Juan Rosell, consejero de La Caixa y presidente de la CEOE, que se inclinaba por una gran coalición, y que ha celebrado diversas reuniones con PSOE y Ciudadanos, la última antes de Semana Santa, el 21 de marzo. O los mediadores de la Gran Coalición Juan Luis Cebrián (presidente ejecutivo de PRISA, que está participada por La Caixa y en cuyo consejo está Alain Minc, consejero de Caixabank desde 2007), o Villar Mir (consejero en Abertis, donde coincide con Isidro Fainé y Salvador Alemany), o el ex de Gas Natural Felipe González (donde coincidía con Fainé). Aunque entre los mediadores hay diferencias entre quién debería liderar la coalición, debido a sus inclinaciones por uno u otro sector.

A pesar de lo explícito de estas peticiones, Fainé decía,  en la presentación de los resultados en enero que, ante las negociaciones, los banqueros deben ser “discretos”, aunque pedía “voluntad de pacto para intentar conseguir estabilidad institucional y seguridad jurídica”. Esa discreción se manifestó en octubre de 2015, dos meses antes de las elecciones, cuando ninguno de sus hombres acudió a la comida organizada por el lobby Puente Aéreo con Albert Rivera: ni La Caixa, ni Repsol, ni Agbar, ni Abertis, ni el Banco Sabadell ni el Grupo Godó. Desde la Caixa se justificó la ausencia por su voluntad de “no interferir”.

No hay que olvidar que los proyectos que tiene en mente antes de finalizar su mandato le obligan a contar con la complicidad del poder político y un Gobierno estable. Una primera medida es mantener su poder sobre las participadas a pesar del mandato de Bruselas, para lo cual ha tenido que realizar en los últimos meses múltiples canjes de acciones entre las tres entidades: Caixabank, Fundación La Caixa y Criteria. Una operación que ha despertado las sospechas de accionistas minoritarios, pero que se mantiene silenciada, mientras fue denunciada por la Asociación Española de Accionistas Minoritarios de Sociedades Cotizadas (AEMEC). Además, es una de las entidades que más preferentes emitió, por un valor de 4.897 millones y por lo cual la CNMV le multó con siete millones de euros por una infracción muy grave de la Ley del Mercado de Valores.

Por último, antes de dejar la entidad,  su deber con el trabajo le lleva a poner especial empeño en la obra más importante, en la fusión con otra entidad bancaria para que la fundación que presida a partir del próximo junio siga teniendo el control del único gran holding español existente. Pero según todo apunta, esto no sucederá hasta que no se forme un nuevo Gobierno, y este reorganice los entes reguladores. Hay dos pretendidas, Bankia y Popular.

Todo esto hace que Fainé piense en un Gobierno de coalición que proporcione estabilidad a España, a sus 14 millones de clientes, para asegurar también el poder atesorado por La Caixa y quizá para practicar el Apostolado del almuerzo con los suyos, aquellos que ahora se encuentran atrincherados en La Moncloa. El banquero piadoso es optimista con el desenlace: “El diálogo, y el espíritu de concordia y de que aquello que es razonable acaba saliendo siempre”.

Categories: Attac Planet

Los prostíbulos del capitalismo

Sun, 10/04/2016 - 07:00

Emir Sader - ALAI, América Latina en Movimiento

Cada vez que se revelan datos sobre los llamados paraísos fiscales, cunde el pánico en  amplios medios económicos que se valen de ese expediente. Canalizan sus riquezas para esos territorios que arriendan sus soberanías para esconder negocios oscuros.

Los llamados paraísos fiscales son verdaderos prostíbulos del capitalismo. En esos territorios se practica todo tipo de actividades económicas que serían ilegales en otros países, captando y limpiando sumas millonarias de recursos, como los provenientes  del comercio de armas, del narcotráfico y de otras actividades ilegales de otros países. Sirven asimismo para hacer circular capitales sin pagar los impuestos que deberían pagar en sus países de origen.

Los paraísos fiscales, que sumarían entre 60 y 90 en el mundo, son micro-territorios o Estados con legislaciones fiscales flojas o incluso inexistentes. Una de sus características comunes es la práctica de recibir capitales de manera  ilimitada y anónima. Son países que comercializan sus soberanías ofreciendo un régimen legislativo y fiscal favorable, cualquiera que sea su origen. Su funcionamiento es simple: varios bancos reciben dinero del mundo entero y de cualquier persona teniendo costos bancarios bajos, comparados con el promedio de otros bancos en otros lugares.

Los paraísos fiscales tienen un rol central en el universo de las finanzas sucias, esto es de los capitales originados en actividades ilícitas y criminales. Mafias y políticos corruptos son clientes asiduos de esos territorios. Según el FMI, el blanqueamiento de dinero representa entre el  2 y 5%  del PIB mundial y la mitad de los flujos de capitales internacionales;  circulan o residen en esos Estados, entre 600 mil millones y 1 trillón y 500 mil millones de dólares sucios.

El número de paraísos fiscales se incrementó  con la desreglamentación financiera promovida por el neoliberalismo. Las innovaciones tecnológicas y la constante invención de nuevos productos financieros que escapan a cualquier reglamentación han acelerado esos fenómenos.

Tráfico de armamentos, empresas de mercenarios, tráfico de drogas, prostitución internacional, corrupción, asaltos, secuestros, contrabando, evasión de impuestos, etc., son las fuentes que alimentan a esos Estados y a los mecanismos de blanqueamiento de dinero.

Un ministro de economía de Suiza – uno de los más grandes y conocidos paraísos fiscales – ha declarado, en una visita a Paris, defendiendo al secreto bancario, clave para que esos fenómenos puedan existir: “Para nosotros, esto refleja una concepción filosófica de la relación entre el Estado y el individuo”.  Y agregó que las cuentas secretas representan el 11% del valor agregado bruto generado en Suiza.

En un país como Liechtenstein, la tasa máxima de impuesto a la renta es del 18% y sobre la fortuna inferior al 0,1%. Ese país se especializa en abrigar sociedades holdings y las trasferencias financieras o depósitos bancarios.

Una sociedad sin secreto bancario, donde todos supieran lo que cada uno gana, podría ser considerada como un paraíso. Pero sucede lo contrario, porque se trata de paraísos para capitales ilegales, originados en actividades ilícitas.

Esos paraísos existen, son conocidos, casi nadie tiene el coraje de defenderlos, pero ellos sobreviven y se expanden, porque son como los prostíbulos: ilegales, camuflados, pero indispensables para la supervivencia de instituciones fallidas, que tienen en esos espacios los complementos indispensables para  su existencia.

Emir Sader, sociólogo y científico político brasileño, es coordinador del Laboratorio de Políticas Públicas de la Universidad Estadual de Rio de Janeiro (UERJ).

Categories: Attac Planet

Factores desencadenantes de la nueva crisis alimentaria mundial

Sat, 09/04/2016 - 13:00

Germán Gorraiz López - ATTAC Navarra-Nafarroa

Según Edgar Ocampo, cada año, el mundo fagocita la mitad de las reservas de un país petrolero importante (México) y dado que las energías alternativas todavía necesitan enormes subsidios como para ser viables en los países en vías de desarrollo, la práctica del fracking ( especie de panacea universal que resolverá los problemas energéticos de la Humanidad) es todavía incipiente y suscita recelos medioambientales y la inercia de los activos petroleros no permitirá que las grandes compañías abandones sus equipos e infraestructura actuales, se deduce que la economía mundial seguirá gravitando sobre la dependencia del petróleo en la próxima década. El gas natural se presenta como el único sustituto ante una presunta escasez de petróleo, pero este recurso también sigue el mismo camino de inestabilidad, por lo que los principales países desarrollados cuentan con reservas estratégicas de petróleo que destinan exclusivamente para uso en situaciones críticas para garantizar el consumo interno durante un par de meses además de implementar medidas cosméticas de ahorro de energía. Así, el presidente estadounidense, Barack Obama, anunció que el Gobierno norteamericano reducirá sus emisiones de gases con efecto invernadero un 28% para 2020 (de alcanzarse el objetivo fijado, supondría ahorrar 250 millones de barriles de petróleo para 2020) y en China, se habría fijado el Plan Energético Quinquenal 2015-2020 con el objetivo de reducir la dependencia del carbón y del petróleo aunque según Greenpeace con un “insuficiente incremento de las energías renovables del 1%”, en un país donde el carbón cubre el 70% de las necesidades energéticas y si continúa la tendencia actual, la combustión actual de carbón se duplicará en 15 años.

Declive de la producción de crudo convencional (Peak Oil)

Según la Asociación para el Estudio del Petróleo y el Gas, (ASPO), la producción mundial de crudo convencional habría iniciado ya su declive, fenómeno que se explica por medio de los métodos de análisis del geólogo King Hubbert sobre la producción de petróleo de los Estados Unidos, método conocido como la “curva de Hubbert” . Hubbert, calculó en 1956 con extraordinaria precisión, la fecha en que los Estados Unidos no podrían producir más petróleo de forma convencional aunque se perforaran más pozos. Así, la producción de petróleo de forma convencional en EEUU alcanzó su máximo nivel en 1970 y después comenzó a declinar, teniendo que importar en el 2005 casi el doble del total de crudo producido en dicho país. La producción actual de petróleo proviene en más de un 60% de campos maduros,(que tienen más de 25 años de ser explotados de manera intensiva) por lo que las nuevas prospecciones se realizan en regiones más remotas (Ártico, Amazonas), con mayor coste productivo ( 120 $) y menor rentabilidad, amenazando en muchas ocasiones a reservas y parques naturales (Ártico, Alaska, Amazonas) y siendo el desfase entre el consumo mundial y los descubrimientos de nuevas explotaciones abismal (en una proporción de 4 a 1). Además, según los expertos , el tiempo necesario para poner en marcha a pleno rendimiento un yacimiento es de alrededor de 6 años, por lo que cualquier descubrimiento no podrá entrar en operación hasta después del 2018. Recordar que el 90% de la producción de crudo saudí procede de tan sólo cinco campos maduros y hasta el 60% procedería del megacampo de Ghawar y que los nuevos proyectos de infraestructura petrolera de extracción de crudo considerados como “grandes,” (aquellos de más de 500 millones de barriles).en Arabia Saudí para el 2016 son prácticamente inexistentes, lo que aunado con el espectacular incremento de la producción de crudo saudí ( 10, 5 millones de barriles día) para suplir la drástica reducción de la producción de crudo de países como Libia, Siria e Irak, acelerá la fecha de caducidad de sus reservas ociosas.

Según datos publicados por la Administración de Información de Energía de EEUU (AIE), dicho país habría alcanzado una producción mensual de crudo equivalente a 6,5 millones de barriles diarios provenientes de los campos tradicionales y de las nuevas explotaciones de petróleo en roca porosa (Dakota del Norte), pero se estima que alcanzará su cenit en el 2020 y teniendo en cuenta que el consumo doméstico de EEUU se movería en la horquilla de los 16 a los 20 millones de barriles diarios, seguirá siendo importador neto de crudo (el 45% de las importaciones de crudo de EEUU proceden de Oriente Medio y Norte de África), mientras tan sólo el 8% del total importado procede de Venezuela. Por su parte, la producción mexicana también llegó a su cenit en el 2004, pues el principal yacimiento de México es el Cantarell, (que genera las dos terceras partes de la producción mexicana) tiene fecha de caducidad con la perspectiva de convertirse en importador neto de crudo en el horizonte del 2020, Venezuela necesita urgentemente nuevos hallazgos petrolíferos pues caso de seguir el ritmo actual de producción podrían agotarse sus reservas probadas en el 2021, por lo que habría firmado un acuerdo por el que la empresa petro-química estatal china Sinopec invertirá 14.000 millones de dólares para lograr una producción diaria de petróleo en 200.000 barriles diarios de crudo en la Faja Petrolífera del Orinoco, (considerado el yacimiento petrolero más abundante del mundo) mientras Noruega aspira a explotar conjuntamente con Rusia la plataforma continental del Mar de Barents (reservas estimadas de más de 7.000 millones de petróleo y gas convencional) ante el agotamiento de sus reservas del Mar del Norte, que alcanzó su cenit en el 2009 ( 6 millones de barriles al día).

Según la Agencia Internacional de Energía (AIE), la producción de petróleo en Rusia alcanzó su máximo histórico (11,41 millones de barriles diarios) en el año 1988 cuando todavía formaba parte de la Unión Soviética, pero tras el declive provocado por la crisis económica del 2008, la producción ha ido in crescendo hasta alcanzar los 10,59 millones de barriles por día (bpd) en el 2013 con una fecha de caducidad de 20 años. Además, el acuerdo de cooperación energética del 2010 entre Irak, Irán y Siria para la construcción del gasoducto de South Pars a Homms que conectaría el Golfo Pérsico con el Mar Mediterráneo permitiría la llegada del gas iraní a la Unión Europea y aliviaría la severa rusodependencia energética europea, relativizando de paso la importancia estratégica de Turquía dentro del Proyecto del Gasoducto Trans-Adriático (TAP) así como el papel relevante de Arabia Saudí y Emiratos Árabes como suministradores de crudo a Occidente, pero tanto Irak como Siria estarían inmersos en procesos internos destructivos fruto de la balcanización implementada por EEUU siguiendo su doctrina del caos ordenado por lo que la exportación de productos petrolíferos de dichos países se antoja harto complicada. En cuanto a Irán, posee, según los expertos, las terceras mayores reservas probadas del mundo de petróleo y gas tras Arabia Saudí e Irak , pero carece de la tecnología suficiente como para extraer el gas en los yacimientos más profundos por lo que precisa de una inversión de unos 155.000 millones de dólares para el desarrollo de la industria petrolera y gasista.

El Niño y la nueva crisis alimentaria mundial

Según cálculos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el fenómeno metereológico conocido como “El Niño”, tendría ya efectos devastadores en la seguridad alimentaria, medios de vida, nutrición y salud de cerca de 60 millones de personas en todo el mundo, por lo que sería necesaria una ayuda urgente de más de 2.500 millones $ para labores de emergencia y recuperación de infraestructuras., de lo que serían paradigma la brutal seguía padecida por Colombia, Honduras,California Vietnam, Etiopía, Timor Oriental y África Austral, inusuales inundaciones en Somalia, Tanzania, Estados sureños de EEUU, Argentina, Paraguay y Uruguay y devastadores incendios en California, Australia, Venezuela e Indonesia.

Por su parte, el economista de la FAO Abdolreza Abbassian, en declaraciones a The Associated Press, ha señalado que para alimentar la población mundial, (que llegará a 9.000 millones de personas en el 2050), se necesitará un incremento de 70% de la producción global de alimentos en los próximos 40 años, tarea que se antoja titánica pues mientras la población mundial crece un 1,55% anual, los rendimientos del trigo (la mayor fuente de proteína en países pobres), habrían sufrido un descenso del 1%. Mención especial merece Egipto, país en el que un tercio de sus 80 millones de habitantes vivirían en el umbral de la pobreza y que se ve obligado a destinar ocho millones de toneladas de trigo anuales ( de los que 6 millones serían importadas), para producir el pan subsidiado, imprescindible para evitar las revueltas sociales del 2007 y lastrado por un desarrollo económico suicida, caracterizado por el crecimiento desmesurado de macrourbes y megacomplejos turísticos y la consiguiente reducción de la superficie destinada al cultivo agrícola,por lo que es urgente que revise sus políticas agrícolas y retorne a la arcana costumbre de disponer de reservas propias de granos para situaciones de emergencia.

Además, la Agencia Internacional de la Energía(AIE), en un reciente informe titulado “Perspectivas mundiales de inversión en energía”, advierte que será necesario invertir 48 Billones $ hasta el 2035 para cubrir las crecientes necesidades energéticas mundiales, pero el abrupto desplome del precio del crudo hasta los 40 $ , imposibilitará a los países productores conseguir precios competitivos que permitirían la necesaria inversión en infraestructuras energéticas y búsqueda de nuevas explotaciones por lo que no sería descartable un posible estrangulamiento de la producción mundial del crudo en el horizonte del 2.020, al concatenarse la recuperación económica de EEUU y la UE con factores geopolíticos desestabilizadores (Nueva Guerra en Oriente Medio). Si a ello le sumamos la intervención de los brokers especulativos en el mercado de futuros de las commodities agrícolas, el resultado sería una espiral de aumentos de precios en las materias primas imposibles de asumir por las economías del Primer Mundo y el finiquito de los Objetivos del Tercer Milenio de reducir el hambre en el mundo, pues según la FAO, desde el 2005 el índice de precios de cereales habría aumentado al doble y el número de desnutridos crónicos en el mundo rozaría en la actualidad los 925 millones de personas.

Todo ello, originará presumiblemente una psicosis de desabastecimiento y el incremento espectacular del precio del crudo hasta niveles del 2008 (rondando los 150 $) que tendrá su reflejo en un salvaje encarecimiento de los fletes de transporte y de los fertilizantes agrícolas, lo que aunado con inusuales sequías e inundaciones en los tradicionales graneros mundiales y la consecuente aplicación de restricciones a la exportación de commodities agrícolas de dichos países para asegurar su autoabastecimiento, terminará por producir el desabastecimiento de los mercados mundiales, el incremento de los precios hasta niveles estratosféricos y la consecuente crisis alimentaria mundial que afectaría especialmente a las Antillas, México, América Central, Colombia, Venezuela, Bolivia, Egipto,Cuerno de África, Mongolia, Corea del Norte, India, China, Bangladesh y Sudeste Asiático, ensañándose con especial virulencia con el África Subsahariana y pudiendo pasar la población atrapada en la inanición de los 800 millones actuales a los 1.500 millones en el horizonte del 2.020.

Categories: Attac Planet

Panamá papers

Sat, 09/04/2016 - 09:00

Alejandro Teitelbaum - ALAI, América Latina en Movimiento

La evasión fiscal y la “optimización fiscal”, esta última una forma legal de evasión fiscal, la practican las grandes empresas y los grandes capitalistas en todo el mundo. Cuando más grandes son menos impuestos pagan. En mi libro “La armadura del capitalismo”, (Edit. Icaria 2010, pags. 61-62), escribí:

…”En cuanto al control de los paraísos financieros, la famosa “lista negra“ (ahora de diferentes tonalidades) de paraísos fiscales fue elaborada por la OCDE hace diez años y no sirvió para nada. La razón es muy simple: buena parte de los paraísos fiscales (que no figuran en las listas) están en territorio de las grandes potencias o controlados por éstas: la City de Londres, la isla de Jersey, la isla de Man, el Estado de Delaware en Estados Unidos, Mónaco, Macao, Hong Kong, las islas Caimán, etc. etc. Y quienes se sirven de los paraísos fiscales son las grandes empresas transnacionales, los grandes bancos y sus clientes y los grupos financieros, que son intocados e intocables. Además, la “lista negra” o “gris” es como una puerta giratoria. Así como se entra se sale. Pero el G20 incluso dejó para más adelante el tema de las sanciones a los paraísos fiscales.

Según un autor, el profesor Michael Krätke [1], se estima que los más ricos tienen alrededor de un 30% de su patrimonio colocado en plazas financieras offshore. Más de un quinto (23%) de todos los depósitos bancarios del mundo se halla en los paraísos fiscales, al menos 3 billones de dólares según cálculos conservadores. Casi el 50% de las transacciones financieras transfronterizas mundiales pasan por ellos. Dice Krätke que de acuerdo con los cautelosos análisis del Tax Justice Network, los capitales disimulados en los paraísos fiscales evaden impuestos por un monto de entre 250 y 300 mil millones de dólares cada año.

Es una buena parte del dinero que falta para reactivar la economía, aumentar el poder de compra de los más pobres y en general para mejorar la situación de los 3000 millones de personas que viven en el mundo con menos de 2,5 dólares por día.

Como señaló recientemente Eva Joly, más que controlar a los paraísos fiscales habría que controlar directamente las finanzas de las grandes empresas, los grupos financieros y los bancos que los utilizan.

Eva Joly, que fue hasta 2002 jueza de instrucción en Francia a cargo de la investigación de grandes “affaires” y renunció a causa de las presiones políticas que recibió destinadas a trabar su acción, escribió: “…yo pensaba que estábamos ante una criminalidad superficial, marginal, accidental, una especie de falta de moral individual. Hoy tengo la certidumbre de que la criminalidad financiera está incrustada en la economía y que ensombrece nuestro porvenir” (nuestro el subrayado) [2].

 

[1] Michael Krätke, Paraísos fiscales. Publicado por Sin Permiso http://www.sinpermiso.info/textos/index.php?id=1716. 2 de marzo de 2008.

[2] Eva Joly, Notre affaire à tous, Ed. Les Arènes, Paris, junio 2000, pág. 183. En julio 2003 Eva Joly publicó otro libro: Est-ce dans ce monde-là que nous voulons vivre?, Edición Les Arènes, donde relata las persecuciones y amenazas que sufrió mientras instruía la causa ELF. Véase también Christian de Brie, Dans l’archipel planétaire de la criminalité financière, en Le Monde Diplomatique, abril 2000). « En febrero de 2002 la jueza Eva Joly anunció su retiro de la función judicial. Su anuncio fue precedido por algunos días por un anuncio similar del juez Eric Halphen y de la noticia del traslado, a su pedido, de la jueza Laurence Vichnievsky a otras funciones. Un año antes había abandonado la carrera judicial la jueza Anne José-Fulguères. Todos ellos se ocupaban de asuntos de corrupción y de negociados de gran envergadura y todos denunciaron las fuertes presiones, provenientes de los medios políticos y económicos, de que fueron objeto”.

Categories: Attac Planet

Juicio a los impuestos

Sat, 09/04/2016 - 07:00

Cómo los acuerdos comerciales amenazan la justicia fiscal
06 Abril 2016

Autores
Claire Provost
En colaboración con
ATTAC España, Global Justice Now
Proyectos
Comercio e Inversiones, Poder Corporativo

Las demandas de justicia fiscal resuenan en todo el mundo, en un momento en que la desigualdad alcanza niveles históricos e insostenibles, y aumenta la atención hacia las prácticas fiscales de las grandes corporaciones multinacionales, desde Google a Starbucks.

Los Gobiernos deben poder cambiar sus sistemas fiscales para garantizar que las multinacionales paguen los impuestos que les corresponden y para asegurar que los servicios públicos esenciales estén bien financiados. Los Estados también deben poder reconsiderar y revocar recortes de impuestos concedidos anteriormente a las multinacionales, si aquellos no se ajustan ya a las prioridades nacionales.

Pero la capacidad de los Estados para cambiar las leyes tributarias y aplicar políticas fiscales progresistas podría verse gravemente limitada por el poderoso sistema de solución de controversias entre inversores y Estados, también conocido como ISDS (por sus siglas en inglés), por el que los inversores extranjeros pueden demandar a los Estados directamente en tribunales internacionales.

Este sistema se ha vuelto cada vez más controvertido debido a las negociaciones sobre la propuesta de acuerdo de Asociación Transatlántica de Comercio e Inversiones (TTIP, por sus siglas en inglés) entre Europa y los Estados Unidos. Pero el acceso al ISDS ya está consagrado en otros miles de acuerdos de libre comercio e inversiones en todo el mundo.

Debido a que el control sobre los impuestos se considera la esencia de la soberanía de un país, muchos Estados han incluido cláusulas de excepción fiscal en los tratados de comercio e inversiones para limitar la capacidad de litigar en relación con esas controversias por parte de las empresas y de otros inversores. Pero un número creciente de casos inversor-Estado han cuestionado de hecho decisiones gubernamentales en materia tributaria: desde la revocación de exenciones fiscales previamente concedidas a multinacionales a la imposición de mayores impuestos sobre los beneficios del petróleo y la minería.

El análisis de los datos y documentos de cientos de casos ISDS iniciados hasta ahora revela que los inversores extranjeros ya han demandado al menos a 24 países, desde la India a Rumanía, por disputas tributarias, incluyendo varios casos donde las empresas han utilizado este sistema para cuestionar su contribución fiscal y conseguir reducirla.

Categories: Attac Planet

Debate sobre el futuro de las pensiones

Fri, 08/04/2016 - 09:00

Eduardo Garzón Espinosa – Consejo Científico de ATTAC España

Breve reportaje realizado por Tmex del diálogo que tuvimos con respecto al futuro de las pensiones y que fue organizado por La Marea.

Categories: Attac Planet

Europa en crisis

Fri, 08/04/2016 - 07:00

 Iñigo Muerza Erroz - ATTAC Navarra-Nafarroa

Europa está en crisis, en una crisis que ya no es sólo económica sino también social, política e institucional. Estamos viviendo un momento histórico no porque esto sea un buen eslogan de campaña para algún partido político sino porque lo que estamos viviendo es el final de un ciclo económico y político marcado por la predominancia de las tesis que desde finales de los años setenta han marcado el camino a gobiernos y poderes fácticos.

La Unión Europea y el Euro han sido proyectos diseñados e implementados durante el ciclo que ahora se cierra siguiendo religiosamente consignas como la estabilidad presupuestaria o la lucha contra la inflación frente a la búsqueda del pleno empleo o la reducción de las desigualdades. La des-regularización ha sido uno de sus grandes mantras y la venta del paraíso terrenal a través de estímulos a la oferta su gran auto-engaño. Mientras el ciclo económico ha sido favorable no ha habido grandes tensiones, pero en el momento en el que se han cambiado las tornas (2007) este modelo se ha revelado como impotente a la hora de conseguir detener la desaceleración económica de la Unión y como totalmente incapaz de reconducir su economía a la senda del crecimiento.

Una parte significativa de los periodos de crecimiento experimentados desde los años ochenta y hasta el estallido de la crisis de las hipotecas subprime estaba basada en la deconstrucción del Estado del Bienestar, levantado en el ciclo anterior.  En esta deconstrucción los Estados han ido desempeñando un papel cada vez más insignificante como principales agentes reguladores de sus economías —con la política fiscal y la política monetaria como instrumentos fundamentales— en favor de una banca que —con el crédito como mejor herramienta— se ha visto muy favorecida por las privatizaciones de los sectores estratégicos y por la desregularización del sector fianciero.

Otra parte se ha basado en la tradicional explotación de los recursos energéticos —verdadero talón de Aquiles europeo— en otros lugares del planeta mediante la injerencia en sus sistemas de gobierno o mediante la intervención militar, directa o indirecta.

El resultado lo estamos viendo en estos momentos: una economía al borde de la estanflación —ojo al precio del petroleo—, crecimiento de las desigualdades económicas y sociales dentro de los límites de la UE y desesperación, miseria y muerte en las postrimerias de dichos límites.

Y la población reaccionando. Esta va lentamente dando la espalda a quienes considera responsables de esta situación y, por ello, los partidos políticos —sean del color o la tradición que sean— que han estado en mayor o menor medida participando de un juego y unos equilibrios agonizantes van sufriendo un fuerte desgaste por toda la Unión a la vez que nuevos agentes políticos entran en escena con inusitada fuerza. En algunos casos azuzando el miedo y manejando discursos y visiones etnocéntricas pero en otros casos desde la justicia social, la solidaridad y la defensa de los valores democráticos.

Y es en este último grupo donde puede residir en estos momentos la última esperanza de sacar a la UE una senda marcada por la desigualdad y la insolidaridad y de salvar un proyecto cada vez más cuestionado por sus miembros. Para ello será imprescindible que se extienda el surgimiento del segundo grupo de nuevos actores políticos que, marcados por los valores indicados, trabajen en sus territorios y en la Unión aunando capacidad y voluntad para llevar a cabo transformaciones sociales y políticas profundas. Capacidad mediante la articulación y la representación de mayorías suficientes y voluntad sostenida gracias a la independencia frente a los poderes financieros.

Primero en Grecia, luego en Portugal y España, y ahora en Francia estamos diciendo: ¡Basta!

 

Iñigo Muerza Erroz, miembro de Podemos Ahal dugu

Categories: Attac Planet

Washington y Wall Street complacidos con el pacto de Argentina con los fondos buitre

Fri, 08/04/2016 - 07:00

Juan Hernández Vigueras – Consejo Científico de ATTAC España

buitres argentinaEl día 1 de marzo de 2016 el nuevo gobierno argentino de centro derecha del Presidente Macri firmaba un acuerdo preliminar con los fondos buitre, conocidos también como holdouts o acreedores discrepantes de los acuerdos de reestructuración de la deuda en 2005 y 2010. Y unas semanas más tarde, tras la visita histórica a Cuba, el presidente de los EEUU Obama se desplazaba a Buenos Aires para mostrar su complacencia con el signo neoliberal del nuevo presidente tras los primeros cien días. Pero en la rueda de prensa conjunta, ante la pregunta de algún periodista sobre el viejo conflicto de los acreedores recalcitrantes con Argentina, el mediático Obama mencionaba los “vulture funds” o fondos buitre, la expresión utilizada con frecuencia por la anterior presidenta para denunciar el carácter depredador de ciertos fondos de inversión especulativa.  Y así se congraciaba con los argentinos que tanto han sufrido las amenazas de esos buitres que han acosado al país del Cono Sur por tierra, mar y aire, como he analizado en un capítulo de mi libro sobre Los fondos buitre.

Más aún, varias semanas antes, el potente lobby de los grandes bancos globales con sede en Washington, el Instituto de Finanzas Internacionales (conocido por sus siglas en inglés, IIF) presidido ahora por el máximo ejecutivo del HSBC, hacía pública una declaración mostrando su satisfacción por las ofertas negociadoras realizadas por Mauricio Macri a estos fondos; y alentando al gobierno hacia nuevos pasos que permitieran a Argentina el pleno acceso de los mercados financieros mundiales.

Incluso días después de esta declaración del IFI vendría la nueva decisión del juez federal Griesa del Distrito Sur de Nueva York de levantar las prohibiciones sobre Argentina, dictadas desde 2014 presionando para el pago al grupo de fondos buitre que reclamaba el cien por cien del valor nominal más intereses de los bonos viejos argentinos, adquiridos en el mercado secundario a precio de saldo; lo que suponía aplicar una sentencia que concedía una ganancia de más  del 1.600 por ciento de las “inversiones” para los depredadores financieros. Y cuyo cumplimiento habría supuesto la quiebra del Estado argentino porque anulaba en la práctica las reestructuraciones de la deuda externa de 2005 y 2010, aceptadas por el 93 por ciento de los acreedores internacionales y que pusieron fin al impago de la deuda en la crisis de 2001, provocado por el sobreendeudamiento que arrastraba Argentina desde la Dictadura militar y las políticas neoliberales de Carlos Menen.

En resumen, el entramado de  Washington y Wall Street, incluidos los jueces federales neoyorquinos, se ha apresurado a apoyar a un gobierno neoliberal latinoamericano para lograr el restablecimiento de la implacable lógica del mercado financiero con un coste abusivo para el Tesoro de un Estado deudor que superó su crisis histórica.

Un rentable negocio financiero

El referido acuerdo preliminar suscrito con los cuatro mayores fondos buitre (Elliott, Aurelius Capital, Davidson Kempner y Bracebridge Capital) liderados por Elliott Management de Paul Singer, significa el pago por Argentina de 4.653 millones de dólares para resolver prácticamente todas las  demandas con sentencias favorables de los tribunales de Estados Unidos, más un pago por separado por valor de 235 millones de dólares para resolver las reclamaciones fuera del Distrito Sur de Nueva York y otros gastos generados durante la disputa. Desconocemos los números finales, pero sin duda esos “inversores” en deuda pública lograran una rentabilidad muy superior a la que habrían alcanzado vendiendo sus bonos en el mercado secundario. Y superior a la que habrían obtenido del anterior gobierno con el que se negaron a dialogar.

El acuerdo  habrá de ser aprobado por el Congreso argentino que habrá de derogar o suspender la aplicación de dos leyes que prohíben que el país pague a los acreedores discrepantes en condiciones mejores que las acordadas para las reestructuraciones de la deuda en 2005 y 2010. Un blindaje que los gobiernos Kirchner establecieron como justa garantía para aquella mayoría de inversores que aceptaron la quita en las reestructuraciones y que el nuevo gobierno se ha comprometido a suprimir.

Ciertamente el nuevo acuerdo pondrá fin a 15 años de acoso a un pueblo traumatizado por el colapso de 2001, pero en beneficio de esos fondos que especulan con la crisis económicas e institucionales de los países. Principalmente se pretende ignorar que aquellos acuerdos de reestructuración de la deuda externa permitieron que Argentina saliera del pozo donde le había llevado una historia trágica. Aquel canje de bonos viejos impagados por bonos nuevos de 2005 y 2010, significaron aceptar  30 centavos por cada dólar, lo que terminó siendo un buen negocio que permitió que Argentina pudiera crecer ininterrumpidamente en la última década y así pudo pagar todos los vencimientos acordados como nunca antes en su historia; y simultáneamente esta mayoría del 93 por ciento de acreedores salió beneficiada por la mayor rentabilidad efectiva de los nuevos bonos.

Sin embargo, el acuerdo suscrito pretende olvidar que desde hace 15 años  el grupo de fondos buitre ha acosado a Argentina con campañas internacionales de descrédito y con demandas ante los tribunales reclamando el importe del valor nominal de los bonos aun cuando los habían adquirido a precio de saldo en el mercado secundario. Han buscado la rentabilidad de su inversión no en el mercado sino frente al Tesoro argentino. Y durante la larga batalla legal de estos acreedores han tratado de lograr el embargo de todo, desde fragatas de la Armada argentina y el avión presidencial hasta los fondos de la Seguridad Social en Nueva York, para recuperar el importe desmesurado reclamado. Toda una serie de acciones y litigios en relación con los bonos emitidos por Argentina que han representado “una muestra fascinante de lo que puede ocurrir cuando un acreedor disconforme bien financiado está descontento con el acuerdo ofrecido por un deudor en apuros”, afirmaban en 2014 dos profesionales de este sector. Toda una lección para países sobreendeudados.

La Europa Opaca de las Finanzas

Categories: Attac Planet

Comunicado de ATTAC España sobre “los papeles de Panamá”

Thu, 07/04/2016 - 15:33

Comunicado de ATTAC ESPAÑA

Los papeles de Panamá exigen tomar medidas eficaces contra el fraude y elusión fiscal

 

ATTAC celebra la filtración de documentos y datos del despacho jurídico panameño “Mossack Fonseca”. El conocimiento de estas informaciones contribuirá a que la ciudadanía cobre mayor conciencia sobre el papel nocivo de los paraísos fiscales en la elusión y evasión de impuestos, así como en la peligrosa acumulación de capital en manos de unos pocos.

Los denominados “papeles de Panamá” demuestran la existencia de una evasión fiscal masiva y muy organizada. Una constatación tan patente debería llevar a nuestros gobiernos a un cambio de rumbo fiscal encaminado a recuperar una fiscalidad justa, progresiva y suficiente. Es el momento de enmendar las injustas rebajas de impuestos a los más ricos y a las grandes empresas, que se iniciaron en la década de los 80 de la mano de Ronald Reagan y Margaret Thatcher.

Demostrada la falsedad de que el dinero ahorrado por los ricos por pagar menos impuestos se invierte, activa la economía y crea empleo, la realidad innegable es que los ricos hoy pagan muchos menos impuestos, la economía no se activa, aumenta el paro y empleo precario y no se ve la salida de la crisis en la que el mundo está inmerso.

Los paraísos fiscales son el enemigo a abatir si se aspira a que la mayoría ciudadana tenga una vida digna. Nuestros gobiernos y entidades internacionales no lo entienden así, como demuestra que haya paraísos fiscales en Europa como Suiza, las islas británicas del canal de la Mancha, Luxemburgo, Liechstentain, Gibraltar, Andorra, Austria, Holanda y la City de Londres, entre otros. Paraísos que, además, ocultan capitales sucios del tráfico de armas, drogas, trata de personas y financiación de organizaciones terroristas.

Multinacionales y grandes fortunas ocultan billones evadiendo o eludiendo legítimos ingresos fiscales y debilitando financieramente a los Estados. Sin embargo no se toman medidas para acabar de una vez con el secreto bancario que provoca que las haciendas públicas dejen de recaudar anualmente 130.000 millones de euros, según cálculos muy prudentes del economista Gabriel Zucman, aunque otras estimaciones triplican esa cifra.

La gran banca es uno de los grandes culpables, si no el principal, de este inaceptable atraco a las arcas públicas. La filtración pone en evidencia el papel crucial que juegan los grandes bancos para organizar y facilitar la elusión y evasión de impuestos que ofrecen a sus principales clientes, tanto grandes fortunas como corporaciones transnacionales.

Las revelaciones de los papeles de Panamá han de mover al futuro gobierno a impulsar una fiscalidad realmente progresiva, recuperar un sistema de impuestos mucho más justo y suficiente y acabar con la trampa del recurso sistemático a la emisión de deuda pública para sustituir la escasa recaudación tributaria. Los partidos políticos que formen gobierno se han de comprometer públicamente a promulgar una ley tributaria efectiva que tenga para acabar con la evasión y elusión fiscales.

Además, las revelaciones de los papeles de Panamá o de otras que pudieran surgir han de impulsar la presión ciudadana contra los paraísos fiscales hasta poner a los gobiernos contra las cuerdas si permiten que grandes fortunas y corporaciones escondan sus capitales y beneficios para no pagar impuestos. ATTAC exige la creación en España de una comisión parlamentaria que investigue con la Agencia Tributaria los delitos fiscales cometidos según la información de los papeles de Panamá y los ponga en conocimiento de la Fiscalía. A su vez, ATTAC llama a la ciudadanía a hacer propia la reivindicación de la supresión de los paraísos fiscales por su nocividad para construir una sociedad democrática que garantice los derechos y recursos básicos para la vida digna de todos y todas.

ATTAC España, 7 de Abril de 2016

Categories: Attac Planet

Paraísos fiscales: el cinismo como blindaje

Thu, 07/04/2016 - 13:00

Editorial La Jornada

Tras el conjunto de revelaciones mundiales sobre el uso de empresas fantasmas y triangulaciones de dinero por políticos, funcionarios, empresarios, delincuentes y personalidades del deporte y los espectáculos, las autoridades gubernamentales y los propios señalados han reaccionado con una asombrosa combinación de puerilidad y cinismo. Se investigará, es la respuesta generalizada en las dependencias fiscales de los países en los que residen los propietarios de los fondos trasegados y de las compañías de fachada. Se trata de calumnias, afirman varios involucrados en esas operaciones que, si no son abiertamente ilícitas, resultan al menos opacas e inescrupulosas, en tanto que otros admiten ser o haber sido propietarios de las empresas fantasmas, pero aseguran que no las han utilizado con fines delictivos, aunque omiten toda explicación de los motivos que los llevaron a poner sumas astronómicas a la sombra de los paraísos fiscales por medio de empresas off shore.

Es pertinente considerar que las filtraciones del caso #panamapapers –millones de registros procedentes de la firma de consultoría Mossack-Fonseca, con sede en Panamá– no sólo exhiben las prácticas regulares de numerosos integrantes de las élites mundiales, de sus familiares y colaboradores, sino también la pasmosa permisividad de los sistemas financieros internacionales, los cuales parecen diseñados no para controlar los flujos dudosos de grandes capitales, sino para permitirlos o para detectarlos sólo por excepción.

La prueba de ello es que han debido conjuntarse una filtración sin precedentes y el trabajo de cientos de periodistas de decenas de países para que la opinión pública conociera las prácticas impresentables de individuos que por su posición política, económica o social debieran ser ejemplo de probidad y transparencia, así como la entusiasta participación de buena parte de la banca comercial en operaciones financieras cuando menos dudosas. Una expresión acaso involuntaria de la inoperancia de los gobiernos para fiscalizar los movimientos sospechosos de capitales corrió a cargo del presidente francés, François Hollande, quien agradeció las filtraciones, pues la exhibición de distintos personajes nos reportará ingresos fiscales por quienes defraudaron.

Una faceta exasperante del escándalo es que permite constatar, una vez más, la creciente resistencia del cinismo político y empresarial a las revelaciones de los medios, un fenómeno que pudo ser constatado ya desde las revelaciones de Wikileaks –2010 y 2011– y con la información que Edward Snowden hizo pública en 2013. Salvo algunas renuncias y algunos roces diplomáticos aislados, las conductas inmorales y hasta delictivas que tales filtraciones dejaron a la vista no provocaron, como habría debido suceder, crisis políticas en los gobiernos más exhibidos. El caso extremo es el del aparato de espionaje ilegal e intrusivo que opera el gobierno de Estados Unidos en todo el mundo: si en 1973 Richard Nixon fue orillado a renunciar por el escándalo Watergate –derivado de la revelación de que el entonces presidente había ordenado espiar las comunicaciones telefónicas de la dirigencia del Partido Demócrata en el edificio de ese nombre, en Washington–, Barack Obama no experimentó un daño político significativo tras el descubrimiento de que su administración espía a millones de personas –figuras prominentes y ciudadanos comunes– tanto en territorio estadounidense como fuera de él.

Es clara, pues, la moraleja que puede extraerse de las reacciones ante el escándalo de los #panamapapers: si las sociedades no recuperan su capacidad de indignación y no se movilizan para exigir la limpieza profunda del sistema financiero internacional e investigaciones judiciales rigurosas y a fondo de los clientes de Mossack-Fonseca, la opacidad habrá ganado la partida y al amparo de ella miles de millones de dólares de propiedad social seguirán siendo privatizados y desaparecidos en provecho de un pequeño puñado de individuos.

Categories: Attac Planet