Skip navigation

News from Attac Spain

Syndicate content
Justicia económica global
Updated: 3 hours 45 min ago

Alberto Garzón: “El impuesto de transacciones aportaría 1.000 millones de euros para servicios públicos”

Tue, 04/04/2017 - 07:00

Alberto Garzón, miembro del Consejo Científico de ATTAC España, Coordinador Federal de Izquierda Unida y diputado en Unidos Podemos, pregunta al ministro Montoro sobre la implementación de un impuesto a las transacciones especulativas de las grandes riquezas.

Categories: Attac Planet

Reacomodo neoliberal del comercio

Mon, 03/04/2017 - 09:00

Miguel Concha - La Jornada

La reciente reunión de la Alianza del Pacífico demostró el momento turbulento por el que atraviesa el mundo. La crisis del modelo neoliberal es evidente, y sus defensores están a rajatabla buscando sostenerlo y afianzarlo. En su calidad de presidente pro tempore de la alianza, el canciller de Chile dijo: Creemos que ésta (la reunión) es una señal política importante en momentos de incertidumbre, con lo cual se denota la preocupación de los gobiernos neoliberales ante las políticas económicas proteccionistas de Donald Trump.

A esa reunión se sumaron además, como invitados, nuevos estados, entre ellos China y Corea del Sur, así como una decena de países que eran integrantes del Acuerdo Transpacífico (ATP). Su objetivo fue revisar las diversas propuestas de comercio e integración entre países, por ejemplo, por medio de la firma de tratados de libre comercio (TLC) o tratados bilaterales de inversión (TBI). De una cosa ya estamos seguros: el modelo de reglas comerciales, que en continuidad con otros tratados pretendió implantar el ATP, no ha sido eliminado del todo. Por el contrario, junto con otros modelos de reglas comerciales, se convierte en una especie de estándar sobre el cual se negocian o renegocian acuerdos comerciales entre estados. El neoliberalismo busca entonces afianzarse por medio de estas reuniones de los hombres del poder, quienes, conforme a sus intereses, vinculados siempre a las empresas trasnacionales, legalizados en acuerdos de libre comercio, procuran definir los rumbos de la economía mundial.

Por ello no es extraño que la Alianza del Pacífico pretenda reunirse también con países integrantes del Mercado Común del Sur (Mercosur), para, según el canciller chileno, persistir en la apertura al mundo y en la integración bajo distintas modalidades, como hemos hecho en el pasado, con acuerdos bilaterales, subregionales y regionales. Se perfila entonces una guerra comercial entre potencias económicas, una guerra de estados que se ven refuncionalizados por las grandes corporaciones. Y sin embargo, para nuestra esperanza, organizaciones y movimientos sociales –que no son ajenos a este contexto y saben que es adverso para la garantía de una vida digna la vigencia de los derechos humanos y la soberanía de los pueblos– se reorganizan y articulan constantemente y a todo nivel. La semana pasada se reunieron en Buenos Aires, Argentina, algunos de estos movimientos y organizaciones, para reflexionar sobre el contexto de América Latina y el Caribe, con especial énfasis en los TLC y TBI que, parece, seguirán avanzando en la región, con países de otras regiones. Entretejieron reflexiones y estrategias para revertir amenazas y afectaciones, como las que representan el avance de tratados de esta cepa y el uso del régimen de protección de inversiones (ISDS), cuya motivación es la resolución de controversias entre estados y empresas, y el cual, como también sabemos, se construye a partir de un andamiaje jurídico internacional sui géneris, pues se erige desconectado del resto de los sistemas del derecho internacional y funciona meramente con fines económicos. Dichas resoluciones son tan costosas para los estados que, por un lado, deben pagar millones de dólares si pierden sus demandas, o bien mejor abstenerse de realizar cualquier política o acción de gobierno encaminada a proteger, por ejemplo, derechos de grupos específicos o cuidado del medio ambiente, si atentan contra inversiones de empresas trasnacionales. Se configura así el chilling effect, que se realiza cuando el Estado se autorregula en favor de las empresas y en detrimento de las personas y los pueblos, absteniéndose de cumplir sus obligaciones hacia ellos.

Con el apoyo de la Asamblea Argentina Mejor Sin TLC, el Transnational Institute, ATTAC, Amigos de la Tierra y Redes-Red de Ecología Social, y teniendo como sede el Consejo Latinoamericano de Ciencias Sociales, la reunión fue oportuna en este momento histórico coyuntural, que, sobra decir, nos presenta la urgencia de que, desde las posturas de las diversas organizaciones y movimientos, se construyan propuestas alternativas al modelo a escala regional. Son tiempos de cambiarlo todo, con base en las malas experiencias tenidas desde las décadas de neoliberalismo que llevamos acuestas. Es decir, de reconocer que este sistema ya no se aguanta más, y que por tanto la transformación del modelo económico es apremiante, y resulta inadmisible argüir beneficios en su defensa.

Las promesas del neoliberalismo, de que las inversiones de trasnacionales traerían mejoras en la vida de las personas, simplemente no se hicieron presentes. Por el contrario, sólo beneficiaron a un conglomerado de grandes empresas que ahora, preocupadas por cómo juega sus dados Estados Unidos, presionan a diversos países para garantizarles certezas jurídicas. Es decir, certezas para mantener el despojo y la precarización de la vida y bienes comunes de las personas y pueblos. Sabemos también que en México esta coyuntura es oportunidad para transformar un modelo que no ha funcionado. Por ello, y con el mismo espíritu del encuentro de Buenos Aires, organizaciones sociales aglutinadas en la Convergencia México Mejor Sin ATP (tratados de libre comercio) convocan a un encuentro nacional el 30 de marzo por la mañana, en el Palacio de Minería de la Ciudad de México, con la finalidad de reflexionar y construir propuestas alternativas, por ejemplo, al Tratado de Libre Comercio de América del Norte. Es momento ahora de pensarnos como pueblos del sur global, momento de acompañarnos y aprovechar esta coyuntura para cambios de raíz y generar ese otro mundo que tanto anhelamos.

Categories: Attac Planet

Tengo una carta para ti:

Mon, 03/04/2017 - 07:00

Joan Josep Bosch – ATTAC Navarra-Nafarroa

Estimado lector: Soy Joan Josep Bosch, economista y miembro de ATTAC Navarra-Nafarroa. Me gusta mi profesión y me encantan los números. Pero hoy necesito que me leas y procuraré utilizar muy pocos números, los mínimos necesarios. Utilizaré un lenguaje que me es menos habitual, el de los sentimientos y apelaré a tu corazón y a tu conciencia. Pero léeme, de verdad, es necesario. Tu vida, nuestra vida, la vida de quienes más quieres está en riesgo. No lo tomes a broma porque no lo es. No soy un chamán, solo intento ser franco.

Recuerdo bien cómo muchos amigos míos me llamaban loco cuando advertía que la burbuja inmobiliaria explotaría y dejaría víctimas. Recuerdo bien cuando a una amiga directora de oficina bancaria le hacía reflexionar sobre la venta de acciones preferentes que ofrecía a sus clientes (en muchas ocasiones, personas que confiaban en ella, una buena persona). Recuerdo bien cuando advertía a algunos amigos de las cláusulas suelo de sus hipotecas y recuerdo el abrazo que me di con un amigo de Barcelona de visita en Pamplona cuando estalló el caso Bankia y empezamos a pronosticar sus consecuencias. No soy un chamán. Sencillamente pienso en sencillo, leo, reflexiono, me hago preguntas.

Estimado lector, léeme y ayúdame.

El día 3 de Abril se celebra la jornada mundial de Lucha Contra los Paraísos Fiscales recordando la fecha en la que hace un año se publicaron en todo el mundo los denominados “Papeles de Panamá”, apenas una gota en el océano de desvergüenza, corrupción y delincuencia que representa su existencia y la tolerancia por parte de quienes gobiernan los destinos de la humanidad.

Cuando acabes esta carta, si tienes tiempo, métete en esta página web y verás nuestro destino: http://www.economist.com/content/global_debt_clock

Estoy hablando de la DEUDA PÚBLICA  de todos los países del mundo, que suma 58 Billones de $. Todos los países del mundo están endeudados. España debe 1 Billón, Alemania, Italia, Gran Bretaña y Francia 2 billones cada uno. EEUU debe 16 Billones. Los países menos endeudados son los denominados países pobres (empobrecidos, saqueados, robados durante siglos por los países ricos) porque nadie les presta.

¿Si todos los países están endeudados, quiénes y dónde están los acreedores? ¿A quién se debe? A los prestamistas. ¿De verdad es posible que una parte de los habitantes del planeta disponga de 58 Billones de $ para prestar a todos los otros Estados del mundo, que representan el 98% de la población mundial? ¿Tanto han trabajado? ¿Tan listos son? ¿Tanta productividad genera su talento?

NO. POR SUPUESTO QUE NO. Nos roban, nos roban a todos y esconden su botín en la cueva de Alí Babá, llamados PARAÍSOS FISCALES. Nos roban a través de la EVASIÓN FISCAL (violando la Ley), a través de la ELUSIÓN FISCAL (retorciendo la Ley y violando la ética), a través de ESTRUCTURAS FISCALES “EFICIENTES” (retorciendo la ética y violando el estado de bienestar).

Según Tax Justice Network, en los paraísos fiscales se alojan entre 21-32 Billones de $. Ese dinero no se ha generado allí ni responde a la producción de esos minipaíses. Es el dinero generado por nuestro esfuerzo, talento, recursos naturales. Allí se acumula.

Los Estados endeudados significan VIDAS ENDEUDADAS de su ciudadanía. Vidas que tendrán que trabajar más años para pagar su deuda, que tendrán menores servicios públicos, peor sanidad y por tanto, peor salud, peor educación y por tanto, menos conocimiento y capacidad, menores recursos destinados a promover la cultura y por tanto, un corazón menos cultivado.

Los Estados endeudados significan que nuestra generación se irá a la tumba dejando una herencia de deuda a la generación siguiente, que tendrán que pagar con una vida precarizada. ¿Acaso no lo ves? Si tienes más de 70 años, ¿no ves que tus hijos van a vivir peor? Si tienes más de 40, ¿no ves que tus hijos tendrán que emigrar o vivir con sueldos “casimileuristas” sin poder construir una vida en condiciones dignas? Si tienes 30, ¿no te has dado cuenta ya que la generación anterior os ha dejado una deuda que no os pertenece y que os está condenando a vivir en casa de vuestros padres o a emigrar?

¡¡Reacciona!! La cueva de Alí Babá y los 40 ladrones se llama Paraísos Fiscales y no podremos cambiarlo si no somos muchos aporreando la puerta que los abra y retorne el botín.

El deterioro del llamado Estado del Bienestar no es un problema de crecimiento del PIB como a menudo puede oírse. La civilización ha conseguido multiplicar enormemente la productividad (producción por unidad de tiempo o esfuerzo) pero resulta que esa mejora de la productividad no se transforma en una mejora de la calidad de vida global. El problema se llama NO DISTRIBUCIÓN de la riqueza generada y la realidad es que cada vez más, la riqueza planetaria se concentra en menos manos.

Cuando el G-20 se reunió en 2009 para promover soluciones a la crisis económica mundial prometieron acabar con los paraísos fiscales pero la realidad es que siguen operando. De las 200 mayores empresas mundiales, 180 tienen oficinas o sucursales en paraísos fiscales, la inversión española en las Islas Caimán es 64 veces mayor que en Alemania y el 52% de la inversión extranjera en España proviene de Holanda y Luxemburgo (¿te lo crees?, ¿necesitas más pistas?). En el año 2012, las empresas estadounidenses declararon en las Islas Bermudas más beneficios de los que obtuvieron en China + Japón + Alemania + Francia. Es RIDÍCULO. Lo SABEN.

Esto solo cambiará si la ciudadanía presiona con fuerza y es por eso que te necesito. Tu vida, la mía y la de nuestros hijos están en juego. Quizá sobrevivamos, pero ¿en qué condiciones? La concentración de riqueza cada vez mayor en pocas manos ahoga la DEMANDA  necesaria para la supervivencia del capitalismo. El capitalismo se está SUICIDANDO, de acuerdo, pero con nosotros dentro.

¡¡Ayúdame, toma conciencia, reacciona y empuja, cuéntalo, movilízate!!

 

Joan Josep Bosch es economista

Publicado en Diario de Noticias de Navarra

Categories: Attac Planet

Guerra comercial de Trump vs China/Alemania/México y la cadavérica OMC

Sun, 02/04/2017 - 09:00

Alfredo Jalife-Rahme - La Jornada

 

Foto

Una valla espectacular contra el presidente estadounidense, Donald Trump, se exhibe desde el viernes pasado en Phoenix, capital de Arizona. La elaboró la artista Karen Fiorito por encargo de la galería La MelgosaFoto Afp  

El abordaje analítico, mediante la lupa multidimensional, de la volátil situación de EU –donde se libra una lucha salvaje por el control del poder entre Trump y el Deep State (Estado profundo) del establishment, que desea domesticarlo–, aporta lecturas diferentes en los planos interno, foráneo y comercial.

El caos doméstico legado por Obama y profundizado por su sucesor ha subido a niveles antigravitatorios en las cumbres borrascosas del poder cuando el cada vez más deslactosado Trump ha sido puesto en jaque por uno de los principales componentes del Deep State: la FBI, con sus selectivas y teledirigidas investigaciones que oculta y/o propaga a conveniencia.

El deslactosado Trump se arrepentirá toda su vida de haber dejado en su puesto al impredecible James Comey, director de la FBI, parte intrínseca del Deep State, y a quien los apparatchiks de la dinastía Clinton impugnan por haber hundido la candidatura de la malhadada Hillary.

Se cocina un segundo Watergate al interior, mientras en el plano exterior se despliega una relativa confusión deliberada cuando se asientan las filias –la anglósfera, Japón, Israel, Arabia Saudita– y las fobias –Irán, Norcorea– de la nueva administración, cuyo secretario de Estado y ex mandamás de la poderosa petrolera Exxon Mobil, Rex Tillerson, ha enviado señales inequívocas al eludir la cumbre de cancilleres de la “obsoleta OTAN (Trump dixit)” el 5 y 6 de abril próximos debido a su traslape con la transcendental visita del mandarín Xi a EU (https://goo.gl/Ys6pxT).

Después de las humillaciones sufridas por la atribulada dirigente alemana Angela Merkel en su desangelado desencuentro en la Casa Blanca (https://goo.gl/RXiv9F), ¿China, sola, vale para Trump más que el total de los 20 cancilleres despreciados de la OTAN?

Sea lo que fuere, en dos semanas, del 5 al 12 de abril –esta última, fecha de la probable visita de Tillerson al Kremlin, si es que no es torpedeada por los exorcismos rusófobos del Deep State–, Trump intentará dar claridad geoestratégica a sus relaciones definitorias con China, la Unión Europea y Rusia.

La columna vertebral del trumpismo –supremacismo de los WASP (White Anglo-Saxon Protestants), regado con nacionalismo económico– la constituye la élite militar, mientras la trumponomics, su corolario petrolero/financiero/comercial, exhibe una prístina consistencia, como se notó durante la cumbre en Baden Baden de los encargados de las Finanzas del disfuncional G-20, donde EU, apoyado por Japón, bloqueó la declaración final contra el proteccionismo por el que abogaban China y Alemania.

Nick Beams, del portal WSWS, alega que la decisión del G-20, que abarca 85 por ciento de la economía global, representa un punto de inflexión en la economía internacional y en las relaciones políticas con implicaciones de largo alcance (https://goo.gl/ELNlup).

Según Beams, la intransigencia del israelí-estadunidense Steven Mnuchim, secretario del Tesoro y ex directivo de Goldman Sachs, quien expresó sentirse feliz con el comunicado final consensuado, obligó también a eliminar del comunicado final cualquier compromiso para combatir el cambio climático, que Trump considera un engaño.

Más insolente que intransigente, Mnuchin leyó la cartilla al G-20 al remarcar que EU cuenta con una nueva administración y una diferente visión comercial que busca reducir su descomunal déficit comercial, lo cual pretende paliar tangencialmente mediante el incremento estratosférico del gasto militar por 54 mil millones de dólares al año.

Con o sin Trump, Goldman Sachs se ajusta y adopta el nacionalismo económico de la trumponomics y su corolario militarista.

Beams juzga que “el eje de las políticas de la administración Trump, basadas en ‘EU primero’, no está dirigido a una modificación (sic) del presente sistema comercial, sino a su derrocamiento (sic)”.

En forma ominosa, Beams comenta que en junio de 1930, el Congreso de EU aprobó la enmienda Smoot-Hawley, que impuso grandes alzas de tarifas. En las décadas que siguieron desde entonces, esta ley se ha reconocido casi universalmente como un contribuyente significativo al descenso en espiral del comercio internacional a principios de la década de 1930, exacerbando los efectos de la Gran Depresión y contribuyendo al incremento de bloques comerciales y de divisas, que jugaron una parte sustancial en la construcción (sic) de la Segunda Guerra Mundial.

El analista Curtis Stone, radicado en Pekín, explaya en People’s Daily (órgano oficial del Partido Comunista de China) que el proteccionismo no es el camino a la prosperidad, cuando la trumponomics reorienta su política comercial, que expone su agenda agresiva al culpar los males de EU a sus déficits comerciales debido a un comercio injusto, lo cual solamente empeorará sus males, ya que tanto el proteccionismo como la ausencia de cooperación entre EU y China, las dos principales economías globales, incrementarán la probabilidad de una guerra comercial.

Stone critica al polémico Peter Navarro, encargado del Consejo Nacional Comercial de la Casa Blanca y feroz detractor de Pekín, quien fustigó a China (sin nombrarla) por el peligro para EU de tener un déficit comercial con un rival (sic) estratégico que se militariza rápidamente con intención de hegemonía (sic) mundial, que busca conquistar mediante adquisiciones.

Según Stone, culpar a China e increpar a la globalización no arreglará los males de EU (https://goo.gl/YiQphZ).

Desde que India rechazó la voracidad agrícola Noratlántica de la agónica ronda Doha –que data de 2001 y debió concluir en 2005: ¡hace 12 años!–, la OMC se encontraba en cuidados intensivos, en espera de su liturgia crematoria, que Trump parece estar dispuesto a oficiar.

Más allá de que el trumpismo contemple reducir en 50 por ciento su financiamiento a la ONU, el pasado 1º de marzo la nueva administración envió un feroz borrador proteccionista al Congreso de EU con el propósito de esquivar las resoluciones de la OMC que considere una afrenta a la soberanía: Desde que EU obtuvo su independencia ha sido un principio básico de nuestro país que los ciudadanos estadunidenses son sujetos solamente a las leyes y regulaciones hechas por el gobierno de EU y no por reglas hechas por gobiernos extranjeros u organismos internacionales (https://goo.gl/ZB0qFo).

Los aldeanos negociadores del “México neoliberal itamita” con adicción mercantilista reduccionista, que se han aferrado a la cadavérica OMC como su dizque tabla de salvación (sic), ¿entenderán todavía el significado semántico de soberanía que pregona Trump?

EU desechará las resoluciones de la cadavérica OMC que sean favorables a China, Alemania y el “México neoliberal itamita” para imponer su pugnaz unilateralismo mediante las guerras comerciales que acechan con la trumponomics.

EU perdió la batalla de la globalización economicista con China e India y sólo le quedan los escombros de la especulativa globalización financierista que llegó a su fase terminal en 2008, por lo que hoy el trumpismo, con su nacionalismo económico, recurre a la militarización proteccionista del comercio.

 

www.alfredojalife.com

Twitter: @AlfredoJalifeR_

Facebook: AlfredoJalife

Vk: id254048037

Categories: Attac Planet

Sus paraísos fiscales, nuestros infiernos sociales

Sun, 02/04/2017 - 07:00

Semana de Acción Global Contra los Paraísos Fiscales

Verónica Gómez – Comisión Internacional de ATTAC

 2017033109154289291

Con este título: “Sus paraísos fiscales, nuestros infiernos sociales”, se presenta el manifiesto de la Plataforma por una Fiscalidad Justa para la semana de acción global contra los paraísos fiscales, del 1 al 7 de abril. Como bien reza el manifiesto, en un Estado de Derecho, todas las necesidades básicas podrían estar aseguradas si el Estado, vía impuestos, recaudase de las grandes fortunas y corporaciones lo que pertenece a la sociedad.
Sin embargo, lejos de acabar con los refugios fiscales, como prometieron muchos políticos europeos al estallar la crisis económica global, los paraísos fiscales no sólo se han extendido, sino que constituyen, en la actualidad, una auténtica plaga. Hasta la fecha, ni la OCDE ni la UE han elaborado todavía una lista seria con los nombres de todos los territorios que son paraísos fiscales, ni existe una definición clara de qué constituye un paraíso fiscal. Incluso se ha pretendido en los últimos años, que ciertos países, no lo son…

Paraísos Fiscales, una auténtica plaga

No obstante, ya sólo en Europa, contamos con Suiza, las islas británicas del Canal de la Mancha, Liechtenstein, Mónaco, Gibraltar, Malta, Luxemburgo o Andorra; Países Bajos, junto a su isla de Aruba o las Antillas Holandesas, que constituyen un paraíso fiscal para los holdings. Austria, Holanda e Irlanda actúan muchas veces también como tales, Reino Unido contempla reducir su impuesto de sociedades al 17%, inédito en un país importante, mientras mantiene las prácticas depredadoras de sus territorios de ultramar: las Islas Vírgenes, Isla de Man, Guernsey y Jersey. Volviendo a territorio europeo, ya sólo en el distrito financiero de Londres, se han blanqueado hasta 150.000 millones de euros, según datos oficiales británicos. En esta ciudad, el blanqueo se realiza a través de compras de pisos o palacetes muy caros, sin nombres ni apellidos, sus propietarios no pagan impuestos. Sin embargo, según los Papeles de Panamá, más de cuarenta mil propiedades inmobiliarias de Londres son empresas con sede en paraísos fiscales.
Según datos de Oxfam Intermón y la Fair Finance Guide International, los 20 principales bancos europeos, entre los que encontramos al Santander y el BBVA, registran el 26% de sus beneficios en paraísos fiscales, lo que les reporta unos beneficios de 25.000 millones de euros. Incluso bancos, como el alemán Deutsche Bank, que no obtuvo casi beneficios en 2015 en algunos mercados, e incluso registró pérdidas en otros, obtuvo 2.000 millones de euros de ganancias en los refugios fiscales. Entre los países favoritos de los bancos, se encuentran Luxemburgo e Irlanda. En éste último país, el tipo efectivo no supera el 6% (la mitad del tipo legal), y a tres entidades bancarias – Barclays, RBS y Crédit Agricole- no se les aplica más que un diminuto 2%. De hecho, la investigación de Luxleaks reveló que las multinacionales no pagan casi ningún impuesto en Europa, gracias a sus filiales en Luxemburgo.

También Estados Unidos funciona como un paraíso fiscal, es al menos el receptor de la quinta parte de los servicios financieros del mundo para “ciudadanos no residentes”, palabra con la que se designa a los clientes de los refugios fiscales. Se trata de cuentas, depósitos, otras ocultaciones, inversión y especulación de personas sin nombre ni apellidos, ni posible identificación.  De esta manera, en los estados de Delaware, Nevada y Wyoming, se pueden registrar con facilidad empresas-pantalla indispensables para la evasión fiscal. De ellas no se sabe quiénes son sus propietarios, ni accionistas, ni gestores, sólo existen en papel. Y para hacernos una idea, ya sólo en la Calle Orange nº 1.209, de la pequeña ciudad de Wilmington, tienen su sede más de 285.000 empresas. En particular, las empresas del IBEX 35 contaban con 420 filiales en 2014. De hecho, en dicho edificio de una sola planta, hay más empresas que en todo el País Vasco (160.000). No obstante, el número de empresas del IBEX 35, presentes en refugios fiscales de todo el mundo, llegaría a 891.

En los últimos quince años y a nivel mundial, la inversión hacia paraísos fiscales se ha multiplicado por cuatro. En España en concreto, el flujo desde paraísos fiscales a nuestro país creció en un 27,4% en 2014. Todo gracias a un cambio en la regulación, que posibilita que los beneficios obtenidos por las empresas en el extranjero, no tributen casi en nuestro país. El impuesto de sociedades descendió en un 49,5% entre 2007 y 2015. Lo que implica que el Estado español dejó de percibir 22.219 millones de euros , según denuncia Oxfam Intermón en ¿Beneficios para quién?

Pérdidas millonarias por la elusión fiscal

Según los cálculos del Europarlamento, la elusión fiscal supone pérdidas anuales de entre 50.000 y 70.000 millones para los estados miembro. Y de acuerdo con la Red de Justicia Fiscal, la élite capitalista internacional oculta entre 21 y 32 billones de dólares de activos libres de impuestos.

La nueva normativa de transparencia de la Unión Europea está abriendo un poco al escrutinio público, este mundo opaco de la fiscalidad de las grandes empresas. Sin embargo, la Comisión Europea se limita a empresas con una facturación igual o superior a 750 millones de euros, lo que deja fuera hasta el 90% de las multinacionales, y no exige además a las empresas que desglosen información sobre sus actividades país por país, incluyendo a los países en desarrollo. Lo que facilitaría que todos los países, incluidos los más pobres, pudiesen determinar si las empresas pagan, o no, los impuestos pertinentes.

La OCDE también ha desarrollado un programa, que entraría en vigor en 2018, para acordar la transparencia en la información sobre las multinacionales y evitar la elusión fiscal. Sin embargo, EEUU no participa de este programa, se niega a proporcionar los datos de aquellos  no residentes con cuentas en EEUU o con sociedades registradas allí. A pesar de que tanto la UE, como otros países, sí le han suministrado los datos financieros de estadounidenses con cuentas abiertas fuera de su país. Esto se debe a que EEUU ofrece las características de un paraíso fiscal con la intención de atraer capitales, y así sufragar su enorme déficit y deuda económica. Intenta repatriar los capitales obtenidos en el extranjero, y su estrategia para evitar la elusión de impuestos consiste en hacer una campaña de bajada de tipos, nada menos que del 35% al 15%. Estrategia impropia de un país serio, aunque la realidad es que pocas empresas llegan a pagar realmente el 35% del impuesto de sociedades oficial.

2017033109175967902

Delitos de “cuello blanco”

La opacidad característica de los refugios fiscales está cimentada en los sistemas jurídicos especiales de los territorios donde operan, e incorporaran otros aspectos como la prescripción del secreto bancario así como la facilidad para crear empresas pantalla o instrumentales, fideicomisos o fundaciones, y entrelazar todo ello en entramados societarios que son claves a la hora de ocultar a las personas físicas o jurídicas propietarias de cuentas y empresas, así como para impedir que la policía judicial y los inspectores de Hacienda puedan seguir la trazabilidad del dinero. Es por ello que pequeños territorios, sin apenas actividad económica, acumulan títulos financieros de empresas y particulares. Se trata de un delito de cuello blanco, amparado por un marco jurídico internacional que reconoce los sistemas jurídicos offshore. Sin embargo, está en la misma base de la corrupción social y de los sistemas políticos. Como afirma el profesor Rob Jenkins de la Universidad de Londres, la liberalización de las economías junto con la privatización del sector público, ha incrementado el pago de comisiones ilícitas por empresas privadas con la intención de obtener concesiones públicas.

Además, según desvelaron los reporteros de los Papeles de Panamá, algunas de las empresas fantasma pueden haber sido utilizadas para actividades ilícitas como el fraude y tráfico de drogas. El jefe del Grupo de Inteligencia Financiera de Europol, Igor, Angelini, dijo que las empresas utilizadas para este propósito, juegan un papel importante en las actividades de lavado de dinero a gran escala, y a menudo, como medio para transferir sobornos. Y la Red de Justicia Fiscal, calificó a Panamá como uno de los paraísos fiscales más antiguo de las Américas, y el destinatario del dinero de la droga en Latinoamérica y de otras fuentes de dinero sucio de los EEUU y otros países. Pero lo más sorprendente, no es la actividad criminal, sino que esto sea legal.

Las empresas pagan cada vez pagan menos impuestos

En general, existen cuatro argumentos a favor de la recaudación de impuestos: hace más justo el sistema fiscal, aumenta los ingresos del Estado, ayuda a estimular el crecimiento económico y tiene efectos sociales positivos al reducir la desigualdad. Sin embargo, la tendencia en los últimos años es clara, las empresas cada vez pagan menos impuestos para preservar su rentabilidad, y por el contrario, la renta efectiva de los empleados se mantiene estable y aumentan los impuestos indirectos sobre el consumo, que castigan particularmente a las clases medias y las más desfavorecidas. De hecho, un sistema fiscal regresivo – donde a mayor riqueza, menor es el tipo efectivo-, así como la elusión fiscal; contribuyen a incrementar las desigualdades y crear una injusticia social de base, donde las clases medias son las que sostienen el sector público y el estado de bienestar, en lugar de contribuir económicamente más, las que más tienen.

Cuando además hablamos de los refugios fiscales, su impacto sobre las economías en desarrollo es todavía más devastador. Según Jérôme Duval, del Comité para la Abolición de las Deudas Ilegítimas, en los países en desarrollo desaparecen, cada año, al menos 250.000 millones de euros de ingresos. Esto es seis veces el importe anual necesario en la lucha contra el hambre hasta 2025. Según el Estudio Final sobre los Flujos Financieros Ilícitos de la ONU, entre el 85% y el 90% de esa riqueza pertenece a menos de 10 millones de personas, lo que representaría apenas un 0,014% de la población mundial. Son las grandes fortunas las que se aprovechan del entramado jurídico existente para eludir sus obligaciones, de manera que la plusvalía generada por los trabajadores se evapora en los paraísos fiscales, y no retorna a la sociedad en forma de impuestos que ayudan a redistribuir la riqueza y contribuyen a la justicia social.

2016062517164392661

Fraude fiscal en España: 89.000 millones

Según Miguel Ángel Mayo, coordinador en Catalunya del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha), el fraude fiscal representa en España una cifra de 89.000 millones de euros al año. Es uno de los fraudes fiscales más elevados de la Unión Europea y también de la OCDE. Además, España es el país que tiene menos inspectores de Hacienda en relación a la población tributaria. Un inspector por cada 1.680 contribuyentes, tres veces inferior a la media de los países de la OCDE, y cinco veces inferior a Francia y Alemania.

El fraude en nuestro país es, por lo tanto, un problema grave. Tal fraude fiscal se concentra en un sector muy pequeño de la población: las grandes fortunas y las grandes empresas que facturan más de 150 millones de euros al año. Fraude fiscal que se realiza a través de la banca, la institución más importante que lo canaliza hacia los paraísos fiscales. En realidad, el Fondo Monetario Internacional calcula que, ¡una cuarta parte de la riqueza del mundo!, está depositada en tales paraísos fiscales.

Estos datos, seguramente, pueden ayudarnos a entender cómo es posible la tendencia mundial en alza de acumulación de capital en unas pocas manos, a cuenta del resto de personas del planeta. En la actualidad, Oxfam Intermón ha constatado que el 1% más rico del planeta ya posee el 99% de la riqueza mundial. Sin embargo, el fraude fiscal impide que los Estados obtengan los recursos necesarios para combatir problemas como la pobreza y el desempleo, e impide que pueda financiar las actividades necesarias para garantizar que se cumplen los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de la ciudadanía. No sólo esto, los países pueden verse abocados, por la falta de ingresos públicos, a pedir préstamos exteriores que incrementan su deuda pública.

2017033109201764343

El azote de cualquier economía

Para Gabriel Zucman, autor de La riqueza oculta de las naciones, es necesario proceder a una regulación estricta de los paraísos fiscales y de sus estrategias para establecer empresas fantasma. Éstas, además de ser utilizadas para infinidad de actividades especulativas, y/o delictivas como ya hemos visto, son la plataforma clave para involucrarse en el mercado mundial de divisas y los flujos de capital, el azote de cualquier economía. Dichos flujos de capital incontrolado, imposibilitan una política macroeconómica socialmente responsable  y que evite futuras crisis.

Una propuesta factible en Europa, de acuerdo con Thomas Piketty, sería que Francia, Alemania, Italia y España, los cuales representan más del 75% del PIB y de la población de la zona euro, propusieran un nuevo tratado que contara con la adopción de un sistema de impuestos común europeo para las grandes corporaciones, lo que obligaría a los demás países a seguirlo. Además de acelerar el proceso de imposición de sanciones financieras y comerciales contundentes a los países que no cumpliesen con estas normas.

Por todas estas razones, los ciudadanos y ciudadanas y las organizaciones firmantes del manifiesto contra los paraísos fiscales, animan a la sociedad en su conjunto a organizarse para dar una respuesta férrea contra los mismos, y exigir acciones a los representantes políticos. Se invita además, a firmar el manifestó en el siguiente enlace: http://manifest.fiscalitatjusta.cat/index2.html, y se declara el día 3 de abril: día de acción global contra los paraísos fiscales. Estos son los buques insignia del capitalismo especulativo y de casino, que no sólo sirven para que las multinacionales, o individuos, eludan parte de su contribución justa a la sociedad, sino que constituyen además, una auténtica lacra para su avance.

Verónica Gómez es Doctora en Socioeconomía

Publicado en nuevatribuna.es

Categories: Attac Planet