Skip navigation

News from Attac Spain

Distribuir contenido
Justicia económica global
Actualizado: hace 1 hora 10 mins

Europa financia su campo de concentración

Dom, 13/03/2016 - 14:00

Juan Carlos Escudier -Público.es

La humanitaria Europa ha encontrado la solución perfecta para resolver ese enojoso asunto de los refugiados, porque, otra cosa no, pero somos sentimientos y tenemos personas humanas, que diría Rajoy, y el drama del pueblo sirio nos ha conmovido profundamente, sobre todo en fotos. Que para ello haya sido necesario pasarnos por el forro la propia legislación comunitaria y patear hasta la Convención de Ginebra son detalles nimios a los que no hay que dar excesiva importancia.

No es lo que hubiera propuesto Fernández Díaz, quien, posiblemente, habría sugerido delinear a pelotazos de goma la línea fronteriza a la manera de lo que se hizo en Ceuta para recordar a los inmigrantes que se ahogaban que llegaban a otro país y que preparasen sus pasaportes, aunque hay que reconocer que el establecimiento en Turquía de un gigantesco campo de concentración a cambio de 6.000 millones de euros es una idea con la que a buen seguro comulga nuestro católico ministro del Interior. Para lo otro habría que tener muchas pelotas.

Al fin y al cabo, el plan no es sino la aplicación a gran escala de sus devoluciones en caliente, un modelo por el que podría pedir royalties. En cuanto llegue la pasta y los burócratas de Bruselas encuentren la manera de trampear las leyes, que es su deporte favorito, Turquía empezará a admitir a quienes hayan llegado a Grecia desde su territorio y a los propios sirios a los que las democracias europeas deporten pese a tener derecho de asilo. Por cada sirio expulsado, la UE se compromete a reubicar a otro que ya estuviera en Turquía, o eso se dice, al estilo del juego de la silla pero sin música de fondo.

El acuerdo es una ignominia que no tiene nombre, o mejor dicho, sí lo tiene pero podría herir la sensibilidad del espectador. Por ser algo más explícito, es una puta vergüenza. Parte de la premisa de que Turquía es un “país seguro”, una consideración que permite a las compasivas democracias europeas rechazar la solicitud de asilo de quien provenga de su territorio. A cambio del favor, la UE se compromete no sólo a soltar los 6.000 millones del ala sino también a acelerar las negociaciones para el ingreso de Ankara en el club de naciones con corazón y a suprimir los visados de entrada para sus ciudadanos.

El “país seguro”, según Bruselas, se parece mucho a una dictadura. Amnistía Internacional lo describe así en su último informe: “La situación de los derechos humanos se deterioró notablemente tras las elecciones parlamentarias de junio (de 2015) y el estallido de violencia entre el Partido de los Trabajadores Kurdos (PKK) y las fuerzas armadas turcas en julio. El gobierno sometió a los medios de comunicación a una presión sin precedentes; la libertad de expresión dentro y fuera de Internet se resintió de forma significativa. Continuaron las violaciones del derecho a la libertad de reunión pacífica. Aumentaron los casos de uso excesivo de la fuerza por parte de la policía y de malos tratos en detención”.

“Persistió – se añade- la impunidad por abusos contra los derechos humanos. Se redujo aún más la independencia del poder judicial. Varios atentados suicidas con explosivos atribuidos al grupo armado Estado Islámico que iban dirigidos contra activistas y manifestantes de izquierdas y prokurdos causaron la muerte de 139 personas. Se calculaba que Turquía acogía a 2,5 millones de personas refugiadas y solicitantes de asilo, cada vez más expuestas individualmente a la detención arbitraria y la expulsión, mientras el gobierno negociaba un acuerdo sobre migración con la UE”. Un sitio ideal para el campo de concentración.

Tras los sucesivos sellados de frontera, que ya se sabe que la libertad de movimientos sólo es para los capitales pero no para las personas, especialmente si huyen de la guerra sin una muda limpia, Europa ha decidido negarse a sí misma, si es que alguna vez alguien se había tomado en serio los ideales que se supone que guiaban su construcción.

A falta de que el acuerdo se cierre definitivamente en la cumbre europea del 17 y 18 de marzo, queda por saber si el Gobierno en funciones está dispuesto a someterlo al criterio de los grupos o si mantiene la tesis de que era al Parlamento anterior y no a éste a quien debía rendir cuentas. Es sabido que la suerte de los refugiados ha tenido a Rajoy estos meses en un duermevela, hasta el punto que de los 17.680 que España se comprometió a recibir cuando Merkel se puso sentimental ha acogido a 18, que bien podrían ser expulsados ahora a Turquía.

Lo que no han conseguido las negociaciones para formar gobierno, que es sentar a toda la oposición al PP en torno a una misma mesa, debería lograrlo esta abochornante infamia. Hay que ser pesimistas. Cuando la dignidad se pelea con la hipocresía suele salir mal parada.

Categorías: Attac Planet

Sobre la situación de las personas refugiadas en Europa

Dom, 13/03/2016 - 10:00

Jueces para la Democracia y Unión Progresista de Fiscales

El acuerdo pactado entre Europa y Turquía el 7 de marzo de 2016 para devolver al país vecino a toda persona extranjera que llegue ilegalmente a las costas griegas, a cambio de traer desde Turquía a un número de refugiados equivalente al de expulsiones y a aumentar los 3.000 millones de euros destinados a Turquía para atender a los refugiados/as, supone el abandono por parte de la Unión Europea de la legalidad internacional al no discriminar, y retornar de manera masiva a quienes pueden ser víctimas de persecución y víctimas de la guerra.

El drama de las personas refugiadas ha puesto de manifiesto que la concepción de Europa como un espacio común de libertad, seguridad y justicia, fundada sobre los valores de la dignidad humana, la libertad, la igualdad y la solidaridad a los que se refiere el Preámbulo de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea ha claudicado frente a una organización de mercaderes de bienes y servicios.

La actuación de las instituciones Europeas no ha hecho sino reflejar la incapacidad y ausencia absoluta de voluntad de abordar la situación de una forma justa y conforme a los principios de los Tratados Fundacionales de la Unión.

Como muestra basta señalar el incumplimiento de los compromisos, ya de por si exiguos, que se adoptaron en el seno de la Comisión Europea en octubre de 2015. Entonces la Unión se comprometió a la reubicación de 160.000 refugiados mediante un reparto de cuotas entre los distintos países. No obstante, a día de hoy, solo 660 refugiados han sido reubicados y, en el concreto caso de España, de los 16.231 personas que nuestro país se comprometió a acoger, solo ha recibido a 18.

El mensaje que la Unión Europea trata de trasladar no es más que la culminación del fracaso en la gestión de la política migratoria, en lugar de buscar soluciones y ofrecer alternativas a quienes se ven obligados a dejar su patria y su hogar, la UE, ha conseguido trasladar la imagen de que una crisis humanitaria es un problema de orden público y la respuesta, basada en gravísimos errores de concepto, se fundamenta, una vez más en levantar vallas y separar pueblos, en convertir al migrante en un objeto y despojarlo de su dignidad como persona.

Se legitima además, el comportamiento político de un gobierno, el turco, cada vez más distanciado de prácticas democráticas.

Se cambian, por tanto, vidas por dinero y ello en clara contravención de la normativa internacional y europea. Baste señalar que el artículo 78 del Tratado de Funcionamiento de la UE obliga a la unión a tener una política de asilo común que garantice la protección internacionales de todo nacional de un tercer país sometido a persecución y respete el principio de no devolución de conformidad con la Convención de Ginebra.

Sin embargo con esta medida se generalizan expulsiones colectivas, expresamente prohibidas en el artículo 19 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión sin respetar el derecho a la solicitud de asilo que asiste a todo ciudadano que se encuentre en el interior de un Estado Miembro, cualquiera que sea el medio por el que accedió a él. Se basan para ello en la concepción de Turquía como Tercer País Seguro y ello a pesar de las dudas que suscita su sistema Político y la limitadísima aplicación que se realiza en dicho país de la Convención de Ginebra.

La ratificación de este acuerdo supondría un golpe de muerte para el Derecho de Asilo y la Protección Internacional dentro de la Unión Europea y quiebra los pilares básicos de su propia construcción.

Por tal motivo denunciamos y reclamamos que, en cumplimiento de la legalidad internacional, no se ratifique el pacto avanzado hasta el momento y se abran vías de acceso seguros para todas aquellas refugiadas y aquellos refugiados que, de acuerdo con la ley, tienen derecho a que se les reconozca esta condición dentro de la Unión.

tercerainformacion.es

Categorías: Attac Planet

El BCE está acorralado y corre el riesgo de ser el nuevo Banco de Japón

Dom, 13/03/2016 - 08:00

Mohamed A. El-Erianeleconomista.es

  • Nuevas medidas tienen riesgos y podrían ser incluso ineficientes
  • El efecto del BCE quedará en nada si no se acompaña de la política
Mario Draghi, presidente del BCE. Reuters

Mario Draghi, presidente del BCE. Reuters

En tanto su consejo de gobierno se apresta a reunirse en Frankfurt este jueves, el Banco Central Europeo (BCE) constata que sobre su margen de acción pesan no sólo temas regionales sino también otros bancos centrales del mundo importantes a nivel sistémico. La banca ‘pinchará’ con el esperado recorte de las tasas de depósito del BCE, pero ya descuenta la peor parte.

El BCE está incómodamente acorralado entre, por un lado, la Reserva Federal -que puede pero no quiere aventurarse más en una política monetaria no convencional- y por otro, el Banco del Japón, y en menor medida, el Banco Popular de China, que siguen estando dispuestos a hacer más, pero con medidas que resultan cada vez más ineficaces para sostener la actividad económica.

Manteniendo ese delicado equilibrio, es posible que el BCE opte por hacer más. Pero aunque es probable que sus medidas no convencionales tengan impacto a corto plazo, el banco central se acercará más al punto de resultar cada vez más inefectivo y hasta quizá corra el riesgo de ser contraproducente. Los funcionarios del BCE se verán significativamente presionados para ampliar el apoyo del banco a una economía europea que está perdiendo impulso de crecimiento y que últimamente vio pasar la tasa de inflación a negativa.

Para tal fin, se sentirán tentados de incrementar el nivel de las compras mensuales de bonos en gran escala, el programa conocido como flexibilización cuantitativa, y podrían empujar más en el terreno negativo las tasas de interés y alterar la estructura de estos tipos.

Camino contrario a la Fed

Dichas acciones contrastarían marcadamente con el camino emprendido por la Fed, que abandonó su programa de flexibilización cuantitativa y, por primera vez en casi 10 años, subió los tipos de interés, no porque la economía estadounidense haya logrado despegar, sino porque preocupa cada vez más el daño colateral y las consecuencias involuntarias de una dependencia excesiva y prolongada de la experimentación en la política del banco central.

En cambio, el BCE se acercaría a su homólogo japonés, que tiene dificultades para cumplir con los objetivos marcados pese a que recientemente sorprendió a los mercados con amplias medidas de estímulo.

Aunque no existe ninguna certeza de que la efectividad de las políticas experimentales continúe, las acciones del BCE esta semana seguramente tendrán cierto impacto sobre el tipo de cambio y los precios de los activos financieros, además de que potencialmente produzcan algunos efectos económicos positivos.

Específicamente, probablemente ayudarían a debilitar el euro, lo cual apoyaría las exportaciones y las actividades de sustitución de importaciones. Y es probable que ayuden a los mercados financieros europeos a tener un desempeño superior a la media, al menos en términos relativos, lo cual ayudaría marginalmente a apuntalar el consumo.

Sin embargo, los efectos a corto plazo se disiparán rápidamente salvo que se complementen con un cambio más amplio en la política europea, dejando atrás la dependencia excesiva del BCE para adoptar una respuesta de política integral que potencie reformas estructurales favorables al crecimiento, que ataque las deficiencias de la demanda agregada, resuelva los focos remanentes de endeudamiento excesivo y fortalezca la arquitectura económica y financiera regional.

El riesgo de ser Japón

Además, tal como dijo el presidente de la Fed, Ben Bernanke, en agosto de 2010, los “beneficios” de las políticas no ortodoxas traen aparejados “costes y riesgos”. La dependencia excesiva que mantiene la economía europea del banco central va volviéndose una propuesta cada vez más difícil de defender, en la medida que aumenta la vulnerabilidad política del BCE y debilita la eficacia de su política a más largo plazo, crea un entorno más difícil para los bancos y distorsiona la asignación de capital.

A decir verdad, el BCE podría ser vulnerable a seguir el camino de Japón, viendo disminuir los beneficios, superados por los crecientes costes y riesgos. Cuando el Banco del Japón sorprendió a los mercados hace algunas semanas bajando las tasas de interés a negativas, probablemente no anticipó lo que sobrevino después: una moneda más fuerte (no más débil), una caída (no una recuperación) en el mercado bursátil, un parlamento furioso exigiendo explicaciones y la evidencia de una mayor desintermediación de la banca por parte de los hogares.

Esto constituye un recordatorio vívido de que, pasado cierto punto, el activismo no convencional prolongado de los bancos centrales -especialmente cuando implica tasas de interés nominales negativas- puede dejar de ser parte de una solución a corto plazo para causar complicaciones que no son fáciles de contener.

La principal pregunta que se debe hacer antes de la reunión del BCE no es si hará más. Claro que harán más. La pregunta es más bien, cuán rápido se acercará inadvertidamente a la desdichada situación en que se encuentra en este momento el Banco del Japón, con una política monetaria de escasa efectividad y un aumento de la vulnerabilidad política. Nadie, al menos a quien le importe la salud de Europa y la economía global, quiere que otro banco central importante llegue a ese momento.

Categorías: Attac Planet

Estados Unidos y Venezuela, el desenlace

Sáb, 12/03/2016 - 14:00

Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra-Nafarroa

El padre de la Constitución argentina, Juan Bautista Alberdi en su libro “El Crimen de la Guerra “ escrito en 1872 afirma que “las guerras serán más raras a medida que la responsabilidad por sus efectos se hagan sentir en todos los que las promueven y las incitan”, con lo que se anticipa en casi un siglo al final de la escalada nuclear que tuvo su punto de inflexión en la Crisis de los Misiles de Cuba y que culminó con la firma por Kennedy y Jrushchov del Acuerdo de Suspensión de Pruebas Nucleares (1962) y la implementación de la Doctrina de la Coexistencia Pacífica, continuando el estigma de la Guerra Fría hasta finales del siglo XX con la caída del Muro de Berlín. Sin embargo, tras la anexión de Crimea mediante referéndum, asistiremos a la división de Ucrania en dos mitades casi simétricas y separadas por el meridiano 32 Este, quedando el Sur y Este del país (incluida Crimea) bajo la órbita rusa mientras el Centro y Oeste de la actual Ucrania navegarán tras la estela de la UE, episodio que significará “de facto” el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría Rusia-EEUU. Además, según rt.com, Rusia estaría negociando instalar sus bases militares con Cuba, Venezuela, Nicaragua, Seychelles y Singapur con el objetivo inequívoco de ampliar el radio militar ruso, pues según el analista Lajos Szaszdi ”la apertura de la bases en el exterior es necesaria para la disuasión estratégica de Rusia, la inteligencia, así como para verificar los acuerdos del desarme y también determinar qué planes hay de parte del Pentágono en caso de operaciones o intervenciones en el extranjero”, con lo que Venezuela y Nicaragua representarían un peligro potencial para EEUU en su estrategia de asegurarse el control del llamado “traspatio” o “patio trasero”.

La estrategia kentiana de EEUU en América Latina

La importancia de la Alianza del Pacífico fue destacada por el analista y economista Jorge González Izquierdo, quien dijo a la AFP que este bloque en lo político “es un contrapeso al grupo que quiso formar el presidente Hugo Chávez de Venezuela”, en alusión a la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA), integrada por Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Dominica, Ecuador, San Vicente y Las Granadinas y Antigua y Barbuda. Así, tras una fachada neoliberal, se escondería un refinado proyecto de ingeniería geopolítica cuya finalidad última sería dinamitar el proyecto integracionista representado por la UNASUR e intensificar la política de aislamiento de los Gobiernos progresista-populista de la región, en especial de Venezuela tras quedar huérfana del alma mater de la Revolución Bolivariana (Chávez).
Dicha estrategia fagocitadora tendría como objetivos a medio plazo aglutinar el Arco del Pacífico para integrar además a Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Panamá e incorporar por último al Mercosur (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay). Así, en el discurso de Obama ante el pleno de la VI Cumbre de las Américas celebrado en Cartagena (Colombia) en el 2012, recordó que la Carta Democrática Interamericana declara “que los pueblos de América Latina tienen derecho a la democracia y sus gobiernos tienen la obligación de promoverla y defenderla, por lo que intervendremos cuando sean negados los derechos universales o cuando la independencia de la justicia o la prensa esté amenazada”, advertencia extrapolable a Ecuador y Venezuela.

Respecto a México, Brzezinski afirma que “el empeoramiento de las relaciones entre una América (EEUU) en declinación y un México con problemas internos podría alcanzar niveles de escenarios amenazantes”. Así, debido al “caos constructivo” exportado por EEUU y plasmado en la guerra contra los cárteles del narco iniciada en el 2.006, México sería un Estado fallido del que sería paradigma la ciudad de Juárez, (la ciudad más insegura del mundo con una cifra de muertes violentas superior al total de Afganistán en el 2009), por lo que para evitar el previsible auge de movimientos revolucionarios antiestadounidenses se procederá a la intensificación de la inestabilidad interna de México hasta completar su total balcanización y sumisión a los dictados de EEUU.

¿Hacia el final de Petrocaribe?

Petrocaribe fue creado en 2005 por iniciativa de Venezuela con el objetivo de suministrar combustibles a los países miembros en condiciones ventajosas de pago, como créditos blandos y bajas tasas de interés y estaría integrado por 18 países (incluidos Honduras, Guatemala, Cuba, Nicaragua, República Dominicana, Haití, Belice y una decena de islas del Caribe) y según las autoridades venezolanas, el país exporta 100.000 barriles diarios a los países del bloque que generaban una factura de 4.000 millones de dólares, de la cual una parte se paga en “efectivo” y el resto estaría subsidiado.

La nueva estrategia de EEUU sería estrechar lazos comerciales y militares con los países de Petrocaribe ante el peligro de contagio mimético de los ideales revolucionarios chavistas al depender en exclusiva de la venezolana Petrocaribe para su abastecimiento energético, empezando por el presidente dominicano Danilo Medina. Así, según la agencia EFE, el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, en una conferencia sobre energía y cambio climático en el centro de estudios Atlantic Council de Washington afirmó que “si Petrocaribe llegara a caer debido a los acontecimientos en Venezuela, podríamos acabar con una grave crisis humanitaria en nuestra región”. Asimismo, el pasado enero, el Gobierno estadounidense celebró una Cumbre de Seguridad Energética en el Caribe en la que instó a los países de la región a diversificar sus fuentes de energía, confiar más en las inversiones privadas y reducir así su dependencia de Petrocaribe. Por otra parte, China habría asumido el reto de construir el Gran Canal Interoceánico en Nicaragua para sortear el paso del estrecho de Malaca, (dicho estrecho es vital para China al ser la ruta principal para abastecerse de petróleo pero se habría convertido “de facto” en una vía marítima saturada y afectada por ataques de piratas), por lo EEUU procederá a desestabilizar el gobierno de Daniel Ortega dentro de su estrategia geopolítica global de secar las fuentes energéticas chinas.

Venezuela. ¿nueva víctima colateral de la Guerra Fría?

El acuerdo chino-venezolano por el que la empresa petro-química estatal china Sinopec invertirá 14.000 millones de dólares para lograr una producción diaria de petróleo en 200.000 barriles diarios de crudo en la Faja Petrolífera del Orinoco, (considerado el yacimiento petrolero más abundante del mundo), sería un misil en la línea de flotación de la geopolítica global de EEUU (cuyo objetivo inequívoco sería secar las fuentes energéticas de China), por lo que no sería descartable un intento de golpe de mano de la CIA contra Maduro que significaría el retorno a la política del Big Stick o “Gran Garrote”, (cuya autoría cabe atribuir al presidente de Estados Unidos Theodoro Roosevelt), sistema que desde principios del siglo XX ha regido la política hegemónica de Estados Unidos sobre América Latina, siguiendo la Doctrina Monroe ,“América para los Americanos”.

En la actualidad asistimos a una imposible cohabitación política entre el Poder Ejecutivo de Maduro y el Poder Legislativo controlado por la oposición y a una división casi simétrica de la sociedad venezolana que será aprovechada por EEUU para implantar “el caos constructivo de Brzezinski” mediante la aplicación de la teoría kentiana del “palo y la zanahoria “ expuesta por Sherman Kent en su libro “Inteligencia Estratégica para la Política Mundial Norteamericana” (1949). En dicho libro, Kent afirma que “ la guerra no siempre es convencional: en efecto, una gran parte de la guerra, de las remotas y las más próximas, ha sido siempre realizada con armas no convencionales: [...] armas [...] políticas y económicas y los instrumentos de la guerra económica “consisten en la zanahoria y el garrote”: “el bloqueo, la congelación de fondos,el ‘boicot’, el embargo y la lista negra por un lado; los subsidios, los empréstitos, los tratados bilaterales, el trueque y los convenios comerciales por otro”.

Así, tras una sistemática e intensa campaña desestabilizadora que incluyeron la drástica reducción de sus compras de crudo a Venezuela con el objetivo inequívoco de lograr la asfixia económica del Gobierno de Maduro (la venta de crudo representa 9 de cada 10 dólares que ingresan el país y según el Departamento de Energía de EEUU, las ventas de crudo venezolano a EEUU serían en la actualidad de tan sólo el 8% del total importado), el brutal desplome de los precios del crudo, el desabastecimiento selectivos de artículos de primera necesidad y la amplificación en los medios de la creciente inseguridad ciudadana, el proceso de “acoso y derribo de Maduro” se completará con la petición al Ejército para que se erija en “salvador de la Patria” siguiendo el plan diseñado por la CIA y que contando con la inestimable ayuda logística de Colombia (convertida en el portaaviones continental de EEUU) podría intentar finiquitar el régimen post-chavista. De todo ello, se deduce que estaríamos en vísperas de la irrupción en el escenario geopolítico de América Latina de una nueva ola desestabilizadora cuyos primeros bocetos ya están perfilados y que terminará de dibujarse en esta década) y que tendrían a Honduras y Paraguay como paradigmas de los llamados “golpes virtuales o postmodernos “que protagonizará EEUU en esta década en el nuevo escenario panamericano que surgirá tras el retorno al proteccionismo económico y consiguiente finiquito a la economía global.

Categorías: Attac Planet

El desmoronamiento de la Unión Europea

Sáb, 12/03/2016 - 10:00

Carlos Berzosa – Consejo Científico de ATTAC España

La cesión que han hecho los dirigentes de la Unión Europea (UE) al Reino Unido para evitar que este país abandone ésta resulta bastante vergonzoso. No está claro que este acuerdo sirva para mantener al Reino Unido dentro de la UE, pero sí que rompe uno de los principios básicos que estuvieron presentes en el Tratado de Roma, que recogía, entre tantas cosas, la libre circulación de trabajadores. Posteriormente, se ha avanzado en esta línea eliminando las barreras que ponían trabas a la libre circulación de los ciudadanos de la UE. El tratado de Schengen, aunque no todos los miembros de la UE lo han firmado, fue un avance decisivo en este sentido. El Reino Unido no forma parte del espacio Schengen, pero participa en la cooperación policial y judicial en la lucha contra la delincuencia y el terrorismo.

A pesar de estar fuera de este espacio, ahora el Reino Unido exige que se dé un paso atrás en la libre circulación de personas, que afecta fundamentalmente, aunque no solo, a la acogida de refugiados y emigrantes. La UE está lejos de ser una verdadera Unión y en lugar de avanzar en la integración política, económica, social y de solidaridad, lo que está sucediendo es una regresión. La integración política ha quedado aparcada tras el NO de Francia en referéndum al Tratado Constitucional, que pretendía cubrir en parte el déficit democrático que padece la UE, y que ha sido reconocido por muchos de sus dirigentes. No hay, por tanto, una unión política ni siquiera se avanza en este terreno, por lo que el déficit democrático aumenta. Este es el único déficit que no preocupa a los gobernantes.

La integración económica se entiende solamente como la creación de un mercado y una moneda única, pero no como un conjunto de políticas comunes, más allá de las directivas que pretenden unificar, y la existencia de alguna de ellas como la Política Agrícola Común (PAC). La falta de una política fiscal única es uno de los puntos más débiles del proyecto de integración, lo que genera muchas desigualdades en los impuestos y en el gasto público que tiene en los diferentes países fines muy diversos. Ni siquiera se ponen las bases para lograr alguna unificación en los tipos de algunos impuestos, como puede ser el de sociedades. En un mercado único, sobre todo en la eurozona, en el que no existe una política económica común, y básicamente fiscal, lo que propicia es un espacio económico cada vez más desigual entre países y clases sociales.

La política social no existe, aunque se hayan planteado algunas directivas comunes. El Espacio Social Europeo ha quedado como una declaración de buenas intenciones, pero nunca ha tenido la Carta Social Europea una obligación vinculante. Tampoco aquí se han establecido unos mínimos que habría que cumplir. La política social es de responsabilidad de los distintos países con lo que tiene lugar grandes diferencias entre ellos. El Estado del bienestar (EB) es muy insuficiente y limitado en países del Este de Europa, se desmanteló en gran parte en el Reino Unido, y en los demás está sufriendo recortes como consecuencia de la aplicación de las políticas de austeridad.

La UE se encuentra rota y a ello están contribuyendo las políticas de austeridad que golpea con mayor dureza a los países más vulnerables, y la insuficiencia institucional para dar respuestas rápidas y eficaces a los problemas cuando surgen. La política económica impuesta por la troika restringe el margen de maniobra de los gobiernos de los distintos países. La imposición ha sustituido al consenso y a la solidaridad. La crisis del euro ha dejado al descubierto las debilidades del área monetaria, que se encuentra lejos de ser óptima, lo que está generando excesivos problemas a determinados países, y que en lugar de solucionarlos se penaliza a los que está sufriendo con mayor dureza los efectos de la crisis económica, con lo que las dificultades en lugar de atenuarse se agravan. Una vez detectadas las graves deficiencias, que han sido puestas sobre el tapete por diferentes analistas, resultado de la forma en que se ha implantado la moneda única, no se han puesto en marcha reformas que palíen para el futuro los efectos catastróficos que se han dado.

Esta falta de solidaridad se está manifestando con gran crudeza en la tragedia de los refugiados. Este es, sin lugar a dudas, el lado más oscuro de la UE. Ante la avalancha de los refugiados no se han dado respuestas rápidas sino lentas, que han llegado tarde, y que, además, ponen de manifiesto esa falta de unidad cuando hay países, fundamentalmente del Este de Europa, que están actuando al margen de los que se aprueba en los órganos de la UE y que están mostrando el lado más inhumano de estos gobiernos. Lo que está sucediendo nos debería avergonzar a todos los ciudadanos que pertenecemos a la UE.

La UE está mostrando su inoperancia ante la crisis económica y de los refugiados. Mientras avanzan las ideas fundamentalistas de mercado se desmantela el EB, aunque en diferentes grados en los países miembros, pero que todos siguen una tendencia que está acabando con lo que fue el llamado modelo social europeo. La desigualdad y la marginación crecen al tiempo que aumenta la concentración y centralización del capital. Se hace una política que favorece a las grandes corporaciones empresariales. No existe una Europa de los ciudadanos, sino cada vez más la Europa del capital. El proyecto europeo lejos de mejorar las condiciones materiales de existencia, tal como decía Marx, de la población las está empeorando.

Catedrático de Economía Aplicada. Universidad Complutense de Madrid

Publicado en nuevatribuna

Categorías: Attac Planet

Procés a la Banca. 18 mesos per recuperar la sobirania econòmica

Sáb, 12/03/2016 - 08:04

ATTAC Acordem

2016-03-12 debat proces a la banca__CAT_cartell

Procés a la Banca. 18 mesos per recuperar la sobirania econòmica

La nostrasocietat se està desmoronant en la precarietat i la pèrdua de drets. Milions de treballadores i treballadors han perdut la seva feina i es troben sense cap mena de protecció social. Milions de persones estan caient per sota del llindar de la pobresa, fins i tot persones ocupades precàriament. Centenars de milers de famílies han perdut la seva llar i es veuen expulsades del circuit econòmic i social per un sistema hipotecari injust i de lectura esbiaixada sempre en favor dels poderosos.  Les persones grans després de haver contribuït tota la seva vida, ara veuen com les seves pensions son reduïdes mes a mes, al hora que se els obliga a repagar els serveis sanitaris. Es degraden els serveis de salut i d’educació, que perden en qualitat i capacitat de cobertura per la immensa majoria.

En l’experiència contrastada de la nostra lluita quotidiana per una vida més digna, esbrinem una constant transversal a bona part dels mals que vivim: la presencia del sector financer i bancari. Un sector que a mes de aparèixer com sospitós principal de la causa dels perjudicis que estem patim, en resulta arreu el beneficiari destacat en primer terme.

Però com a las clàssiques novel·les negres, aquest sospitós apareix protegit en el si de la societat on perpetre els seus crims. Una protecció que comença en els medis de comunicació (tervolament vinculats a la seva propietat) i s’escampa com un càncer a bona part dels polítics que ens governen (repetidament subornats per suculentes comissions, càrrecs en les seves empresses al acabar el seu mandat i privilegis de tot tipus, inclosa la comunicació mediàtica).

Per aquesta raó diverses persones i organitzacions socials creiem que arribat el moment de desvetllar les responsabilitats ocultes de aquest mal somni, de cercar causes i responsabilitats com a pas previ per esbrinar camins alternatius que ens permetin albirar altres horitzons.

Apel·lant a la declaració dels Drets de l’Home proclamats per la Revolució Francesa de 1789, recalçant-nos e la Declaració dels Drets Humans de Nacions Unides de 1948 i invocant els principis transversals de justícia desenvolupats per a protegir l’especie humana i les persones sense discriminació de sexe, religió, origen, cultura o capacitat econòmica, convoquem a iniciar un judici popular contra els abusos que el sector bancari està perpetrant contra la societat.

El Procés a la Banca és una acció pública no governamental, inspirada en el Tribunal Russel que va sotmetre a judici d’opinió als Estats Units pels Crims de Lesa Humanitat comesos contra el poble de Vietnam (1967) i posteriorment  contra les dictadures militars a Amèrica Llatina (1973) i en ocasió als flagels contra els Pobles de l’Iraq (2004), Palestina (2009) i Ucraïna (2014). També prenem com a referent al Tribunal Permanent dels Pobles, constituït el 1979, com a acció de continuïtat del Tribunal Russel, que en representació de la consciència ètica dels pobles ha enjudiciat als Estats genocides i institucions internacionals com Banc Mundial i el Fons Monetari Internacional, sobre la base de les convencions internacionals de drets humans i en la defensa dels drets dels Pobles.

Sota aquest llegat de justícia ètica i d’opinió desenvoluparà les seves sessions com a Tribunal Popular  la iniciativa Procés a la Banca, a fi de sotmetre a judici, sota els estàndards de veritat, justícia i reparació integral per a les víctimes, als responsables dels flagels comesos contra elles. Aquest tribunal no imposarà sancions judicials, però sí aportarà a la veritat i realitzarà una crida ètica en defensa dels drets de les persones al hora que cercara camins de trobada entre els afectats per l’activitat del sector bancari i financer per recuperar els seus drets i reconduir la societat vers un marc on aquests delictes no es puguin tornar a produir.

Procés a la Banca seguira la següent metodologia. En un primer moment les organitzacions que donen suport al projecte presentaran el inici de les sessions, descrivint la metodologia i convocant a la ciutadania a presentar com a moviments, associacions o persones les seves demandes. Aquestes es podran adreçar per medi del contacte directe amb la Comissió d’Apel·lació Cívica o per via web.

A partir d’aquesta convocatòria pública, la Comissió d’Apel·lació Cívica estructurarà les reclamacions i establira un calendari de sessions monogràfiques adreçades a qüestions especifiques com ara: la titulació dels hipoteques, la privatització de les pensions, la privatització de salut o educació, el frau en l’estalvi popular (preferents), el frau en la conformació i gestió de la moneda única, etc.

Cada sessió monogràfica serà formulada com una sessió pública de requisitòria, on la Comissió d’Apel·lació Cívica convidara a testimoni, tècnics i juristes a explicar al Tribunal Públic els fets que es denuncien. En ella es rebran testimonis, es documentaren casos i s’oferiran orientació jurídica i en salut a les i els afectats. Seran escoltats líders socials i populars, víctimes, advocats i organitzacions socials, els qui han d’assenyalar els casos puntuals d’abús i violació dels drets humans. S’hi podran fer arribar comunicacions, els testimonis seran gravats i tot plegat publicat en la web i en altres formes. En el segon moment, els bancs acusats tindran l’oportunitat d’exercir la seva defensa. Tancada cada sessió la Comissió d’Apel·lació Ciutadana amb l’ajuda d’experts adients a cada matèria, analitzara els arguments de les parts i estudiaran totes les proves que se li presentin sense importar la font de què provinguin. Amb aquesta informació, la Comissió actuarà com a fiscal proposant sentencia al Tribunal Públic. Aquest es compondrà de tothom que es personi com a jutge del cas per via telemàtica. El Tribunal enjudiciara als responsables en un veredicte de culpabilitat o innocència, considerant-se els vots i comentaris particulars a informació pública.

La recopilació de sentencies i arguments del Tribunal Públic, difoses a Inernet  es vol que serveixi com a base per sustentar accions de caràcter jurídic i polític en benefici de les víctimes.

Procés a la Banca serà un espai per a la recol·lecció de nous casos, orientació jurídica i atenció en salut a comunitats afectades directament per l’activitat nociva del sector financer.

Procés a la Banca vol ser un escenari de solidaritat, amb la finalitat d’ajudar a mitigar les difícils condicions a què són sotmesos els afectats, transmetent el sentir incloent, comunitari i de solidaritat que l’Estat actual mai els ha proporcionat, ans al contrari freqüentment sotmetent-los al total abandó, quan no a la culpabilització del seu patiment.

Procés a la Banca pretén finalment conformar un espai de trobada per a la construcció alternatives al sistema financer, bancari i monetari al que estem sotmesos i el desenvolupament de propostes emancipadores confluents entre els diversos actors afectats pel sector bancari. Aspirem a que serveixi per ajudar a desenvolupar un procés mobilitzador i solidari de diferents organitzacions de la societat civil

Fem extensiva aquesta proposta a totes les organitzacions de drets humans, ambientalistes, camperoles, socials, obreres, estudiantils, de dones, de treballadores i treballadors, nacionals i internacionals, que sentin identitat amb aquesta proposta i estimin que aquest escenari ens permet avançar en construcció de la veritat i la lluita contra la impunitat dels crims comesos contra el Poble.

Comptem a amb la teva participació

 

Contacte: Comissió d’Apel·lació Cívica  Facebook: Procesbanca Twitter: Procesbanca Correu: Procesbanca@gmail.com

Entitats ja adherides:

Front Cívic de Catalunya, Marea Pensionista, Plataforma Sortim de l’Euro, Xarxa Socialista Unificada de Catalunya, ATTAC Acordem. Col·lectiu Ronda, Assemblees de Aturats,…i altres.

Categorías: Attac Planet

El sinsentido del BCE de establecer tipos negativos en los depósitos

Sáb, 12/03/2016 - 08:02

Eduardo Garzón Espinoza – Consejo Científico de ATTAC España

El pasado jueves 10 de marzo el Banco Central Europeo (BCE) volvió a incrementar por enésima vez la potencia de su maquinaria monetaria mediante una reducción de tipos de interés (el tipo oficial queda fijado en el 0%, un mínimo histórico) y una intensificación de su programa de Expansión Cuantitativa (compra de activos financieros por valor de 80.000 millones de euros al mes). En otros artículos ya hemos explicado en qué consiste esta estrategia y por qué pensamos que los efectos que está produciendo y que producirá no son nada esperanzadores, sino más bien preocupantes: incremento de la inestabilidad en los mercados financieros e intensificación de la desigualdad por capas de población, fundamentalmente. En este artículo nos detendremos a analizar uno de los elementos de la estrategia del BCE que sigue dejando atónitos a muchos economistas por el sinsentido que parece suponer: la reducción de los tipos de facilidad de depósito.

Al igual que las personas tenemos nuestro dinero tanto en forma de efectivo (billetes y monedas) como en forma de anotaciones electrónicas en nuestras cuentas bancarias, los bancos tienen el dinero en forma de billetes y monedas (en las cajas fuertes de las sucursales) y en forma de anotaciones electrónicas en unas cuentas bancarias especiales que abren en el banco central correspondiente. A esa parte del dinero electrónico que se registra en las cuentas de los bancos centrales se les denomina reservas bancarias[1]. La inmensa mayoría del dinero que poseen los bancos está en formas de reservas bancarias en la cuenta del banco central, y no en monedas y billetes (al igual que ocurre con el dinero de las personas y las empresas, pues sólo tenemos una pequeña parte de nuestro dinero en efectivo).

Y al igual que los bancos nos ponen un tipo de interés a las personas y a las empresas que almacenamos el dinero en sus cuentas, el banco central hace lo mismo con el dinero que tienen los bancos privados en las cuentas del banco central. A ese tipo de interés se le denomina facilidad de depósito, y es el tipo de interés que el BCE acaba de reducir al -0,4% y sobre el que nos estamos centrando. Si nuestro banco nos estableciese un tipo de -0,4% a nuestros ahorros de 1.000 euros, eso significaría que cuando transcurriese un año, tendríamos que pagarle al banco 4 euros (el 0,4% de 1.000; si fuese del +0,4%, sería el banco quien nos pagaría 4 euros a nosotros). Pues lo mismo ocurre con el BCE: al establecer un -0,4% en las cuentas que tienen los bancos privados en su sistema, éstos se ven obligados a pagarle al banco central cada año el 0,4% de todo el dinero que tienen en esas cuentas (¡que por cierto es ya muy elevado y no deja de aumentar debido a la Expansión Cuantitativa!).

¿Por qué hace eso el BCE? Según los informes que presenta la propia institución, el objetivo es que los bancos europeos dejen de tener inactivo ese dinero que tienen hibernando en las cuentas del banco central y lo utilicen para algo, preferiblemente para dar créditos a familias y empresas. El argumento parece obvio: puesto que ahora les saldrá muy caro a los bancos europeo mantener el dinero ocioso en la cuenta del BCE, y como convertirlo en monedas y billetes es también caro (por la gestión de almacenamiento, transporte, etc), se verán obligados a ponerlo en funcionamiento. Esto suena muy bien pero tiene varios problemas.

1) El primer problema es que un banco cualquiera apenas tiene margen para reducir sus reservas bancarias. Esto es así porque la inmensa mayoría de las reservas bancarias que tienen los bancos no son más que el reflejo sobre el BCE de las cuentas que los clientes tienen en ese banco. El banco es la plataforma que utilizan las empresas y personas para hacer transacciones, y las reservas bancarias dependen de este tipo de transacciones. Por ejemplo, cuando una persona mete dinero en su banco o cuando recibe un cobro (desde la cuenta de un banco diferente), las reservas bancarias de ese banco aumentarán, y como es evidente en ello no ha tenido nada que ver la entidad[2]. En consecuencia, el nivel de reservas bancarias de un banco depende en buena medida del grado y orientación de las transacciones bancarias, que son decididas mayoritariamente por los clientes y no por el banco. El banco sólo decide el destino del dinero (y de las reservas) cuándo su gestión se ha encomendado al banco a través de un fondo a medio o largo plazo (como un fondo de inversión, de pensiones, etc). Pero con el dinero que se puede sacar del banco en cualquier momento (como los depósitos bancarios), el banco no decide qué se hace con ese dinero; lo decide su propietario. Por lo tanto, aunque un banco quiera reducir sus reservas bancarias (para pagar menos al BCE), se encontrará con poco margen de maniobra.

2) El segundo problema es que cuando un banco privado se deshace de reservas bancarias, éstas no desaparecen, ¡sino que pasan a otro banco! Esto es muy fácil de entender. Cuando una persona paga algo con tarjeta de crédito o por transferencia bancaria el dinero de su cuenta no desaparece del sistema bancario sino que pasa a la cuenta bancaria de la persona que cobre la transacción (¡que puede estar incluso en el mismo banco!). Los números cambian y el dinero electrónico pasa de una cuenta a otra, pero no se extingue. La única forma de que ese dinero electrónico se extinga es convirtiéndolo en dinero físico (monedas y billetes), pagando impuestos o comprando bonos a un Estado (que tienen una cuenta bancaria directamente en el banco central, no en un banco privado[3]). Para cualquier otra operación bancaria, el dinero electrónico no desaparecerá, sólo cambiará de cuenta.

Pues lo mismo ocurre cuando un banco traslada reservas bancarias a otro banco (ya sea por su decisión o por decisión de los clientes): éstas no desaparecen del sistema monetario sino que cambian de cuenta. La única forma de que esas reservas bancarias se extingan es convirtiéndolas en dinero físico (lo que resulta muy caro para los bancos, por lo que no lo harán), o usándose para pagar impuestos o para comprar bonos a un Estado. Para cualquier otra operación, las reservas bancarias no desaparecerán, sólo cambiarán de cuenta. Por lo tanto, el dinero que deja de pagar un banco por el -0,4% por haberse deshecho de parte de sus reservas, lo acabará pagando el banco que haya recibido esas reservas. En consecuencia, lo que acaban pagando todos los bancos europeos en su conjunto será prácticamente igual; lo único que ocurrirá es que el coste se distribuirá entre todos los bancos de forma asimétrica.

3) El tercer problema es que cuando un banco concede un crédito, las reservas bancarias no se inmutan. Sólo disminuirán cuando el que haya recibido el préstamo utilice ese dinero para comprar algo cuyo propietario tenga una cuenta bancaria en un banco diferente, ergo volvemos al problema de que la reducción de reservas depende de las transacciones que realicen sus clientes, no de las decisiones del banco[4]. Por lo tanto, penalizar las reservas bancarias con el -0,4% no se convierte en un aliciente directo para dar préstamos, que es lo que el BCE pretende conseguir. Aunque sí es verdad que cuantos más préstamos conceda un banco, más probabilidades hay de que sus reservas disminuyan ya que los clientes usarán el dinero del crédito para comprar cosas y es probable que esos vendedores tengan cuentas bancarias en entidades bancarias diferentes. Pero la cantidad que disminuya en un banco aumentará en otro, ergo el coste total para el conjunto de los bancos europeos será el mismo (a no ser, claro, que esas reservas se conviertan en dinero en efectivo, o se utilicen para pagar impuestos, o para comprar bonos públicos, o acaben en cuentas bancarias de bancos que no son de la Zona Euro).

Por lo tanto, de todos los efectos que puede provocar la penalización del -0,4% impuesta por el BCE hay uno que está claro: el conjunto de los bancos europeos tendrá mayores costes y más problemas para obtener rentabilidad. Que esta medida tenga otros efectos ya no está tan claro. Por un lado, no está claro que vaya a estimular el crédito, porque los bancos conceden préstamos sólo si confían en que el cliente podrá devolver el dinero, y en eso nada importará la penalización del -0,4%. Los bancos pierden mucho más dinero si dan préstamos y no son devueltos que si pagan el 0,4% de sus reservas, por lo que es improbable pensar que correrán ese riesgo. Por otro lado, parece bastante probable que los bancos comprarán muchos más bonos públicos, ya que eso reduce directamente el volumen de reservas (se extinguen), lo que empujará más a la baja las primas de riesgo. Quizás sea éste un objetivo oculto (o no tan oculto) que persigue el BCE con su política. Además, también parece probable que los bancos utilizarán las reservas para acometer inversiones financieras de todo tipo comprando bonos privados, acciones, productos derivados, etc, ya que ello reduce su nivel individual de reservas (aunque pasen a otros bancos y el volumen total no cambie). Por último, si esas operaciones acaban en cuentas bancarias que están fuera de la zona euro, la cotización del euro caerá todavía más, lo que puede ser otro objetivo oculto del BCE.

Por todo ello estamos en condiciones de afirmar que este movimiento del Banco Central Europeo es un sinsentido que no logrará mejorar la situación. En todo caso la empeorará al deteriorar aún más los balances de los bancos europeos.

 

[1] Más información aquí

[2] Más información aquí y aquí

[3] Un caso curioso al respecto es el del gobierno de Suiza (cuyo banco central también lleva tiempo fijando tipos negativos en los depósitos), que ha pedido recientemente por favor a los contribuyentes pagar lo más tarde posible los impuestos ya que al Estado suizo le sale caro mantener el dinero en la cuenta bancaria que tiene en el Banco Central de Suiza.

[4] Más información aquí

Saque de Esquina

Categorías: Attac Planet

Streaming en directo de la asamblea ordinaria de ATTAC España

Vie, 11/03/2016 - 14:25

ATTAC España

Asamblea ordinaria de ATTAC España. Marzo de 2016

ASAMBLEA ORDINARIA

logoattacchapa

Sábado 12:
10:00 – 10:30 / 1.- Constitución de la Mesa y aprobación del Reglamento de la Asamblea
10:30 – 11:00 / 2.- Aprobación, si procede, del acta anterior
11:00 – 12:30 / 3.- Saluda de la JDAE y Debate Comisión Internacional
12:30 – 13:00 / 4.- Examen y aprobación, si procediere, de las Cuentas del ejercicio anterior.
13:00 – 13:30 / 5.- Examen y aprobación, si procediere, de los Presupuestos del ejercicio.
13:30 – 14:00 / 6.- Examen de la memoria de actividades y aprobación, si procediere, de la gestión de la Junta Directiva.
16:00 – 18:00 / 8.- Elementos para la actualización de las líneas de trabajo de attac españa en 2016
18:00 – 20:00 / 9.- Organización de la red ATTAC en el estado español. Mejoras propuestas.

Domingo 13:
10:00 – 12:00 / 10.- Propuesta y debate en ATTAC España para el lanzamiento de una Universidad Popular Orientada a la Acción (UPOA).
12:00 – 13:30 / 11.- ATTAC.TV, propuesta de continuidad.


Streaming en Directo / Asamblea ordinaria de… por attactv

Producido por Aire

Categorías: Attac Planet

El FMI urge a los gobiernos a poner fin al austericidio para evitar otra crisis global

Vie, 11/03/2016 - 14:00

Luis SuárezEL BOLETIN

El número dos del Fondo Monetario Internacional (FMI), David Lipton, ha hecho un llamamiento en contra de las políticas de austeridad y a favor de que los gobiernos que tengan margen para ello adopten políticas de crecimiento que eviten que la economía vuelva a sumergirse en una crisis global.

Durante una conferencia en Washington, el subdirector gerente del FMI ha defendido que “la recuperación económica mundial continúa”, pero que al mismo tiempo “es evidente que estamos en una coyuntura delicada, en la que el riesgo de descarrilamiento económico ha crecido”.

Lipton cita la volatilidad de los mercados financieros y los bajos precios de las materias primas como factores clave, junto con las preocupaciones sobre una sequía de ideas o entusiasmo tanto de los gobiernos como de los bancos centrales.

“Estas preocupaciones en parte están siendo alimentadas por una percepción de que los políticos en muchas economías se han quedado sin munición o han perdido la voluntad de recurrir a ella”, considera el número dos de Lagarde. “Por el bien de la economía global, es imperativo que los países avanzados y en desarrollo disipen esta peligrosa noción mediante la reactivación de un espíritu audaz de acción y cooperación que caracteriza los primeros años de recuperación”.

“Ahora es el momento de apoyar decididamente la actividad económica y poner a la economía mundial sobre una base más sólida”. Para ello, Lipton es favorable a que los gobiernos hagan uso de políticas expansivas para evitar una nueva crisis. A su juicio, las políticas fiscales deben hacerse “más favorables al crecimiento” cuando sea posible, y los países con “espacio fiscal” deben utilizar esa flexibilidad o bien para aumentar el gasto en infraestructura o bien para reducir impuestos. El riesgo de que la deuda pública siga subiendo es a su juicio secundario.

“Sabemos que la inversión en infraestructuras puede ser particularmente beneficiosa, no sólo porque es profundamente necesaria en algunas economías avanzadas, sino porque además tiene efectos secundarios positivos para el resto de la economía”. Lipton no se queda ahí, sino que considera que un “aumento de los salarios” y “recortes de impuestos para promover el gasto” también podrían ser “eficaces”, especialmente en los países que tienen superávit en la balanza de cuenta corriente.

El subdirector del FMI acude incluso a una cita de Winston Churchill para reafirmar su teoría: “Nunca me preocupo por acción, sino sólo por la inacción”. Según considera, “este es uno de esos momentos donde se necesita una acción”, que debe ser “concertada”.

Categorías: Attac Planet

Europa, el ‘plan B’ y la solidaridad de clase

Vie, 11/03/2016 - 10:00

Manel García Biel – nuevatribuna

La deriva de la Unión Europea empieza a ser sumamente preocupante para quién defiende el sueño de una Europa unida basada en la solidaridad, la libertad y la democracia. Una Europa que una los pueblos en la fraternidad y aleje por siempre jamás el fantasma de los enfrentamientos provocados por los nacionalismos intolerantes.

La crisis griega y posteriormente la actuación de la UE en el tema de los refugiados, con un acuerdo que ataca los principios de la propia UE en cuanto al derecho de asilo, junto con el acuerdo para impedir el “Brexit”, y el recorte del derecho a la libre circulación y las suspensiones parciales del espacio “Schengen” son manifestaciones de un rumbo erróneo por parte de unas instituciones europeas que cada vez son  más intergubernamentales y menos comunitarias.

Cada vez más sectores de la población manifiestan el rechazo al actual modelo de UE. Pero el rechazo va en dos sentidos totalmente contradictorios. Por un lado hay el peligro del crecimiento de los fenómenos nacionalistas frente a un ideal de unidad europea, esto significa el regreso al pasado, a los viejos nacionalismos de los diversos estados, con todo el peligro de un futuro basado en el egoísmo de los intereses particulares de cada cual, y la pérdida del carácter solidario del sueño del Europa Unida. Es el futuro de la xenofobia y el rechazo a los diferentes, es el regreso a un viejo modelo que sólo causó enfrentamientos, guerras y dolor en siglos pasados.

Por otro lado, y frente a la errónea dirección de los actuales mandatarios de la UE, y frente también al regreso a los viejos nacionalismos hay toda una serie de organizaciones y movimientos  partidarios de luchar por un cambio en la evolución de la actual UE, en una refundación de la misma que vaya en la dirección del origen fundacional de la propia UE. Se trata de crear un fuerte movimiento a favor de una profundización en la democratización de las instituciones europeas que comporte un giro radical en su funcionamiento y sus objetivos.

Pretenden poner fin a un funcionamiento de la UE al servicio de los grandes intereses económicos y financieros. Una UE gobernada tecnocráticamente por unas instituciones cada vez más faltas de legitimidad democrática que ahogan a la ciudadanía y pueblos enteros con políticas de privatización de los servicios públicos y destruyendo los derechos sociales y laborales. Una UE que salva los intereses privados de los monopolios financieros a expensas de sacrificar los intereses colectivos de las clases populares europeas. Una UE cerrada en sí misma, aislada como una fortaleza que excluye y expulsa todo el que sea diferente, como demuestra el último acuerdo UE con Turquía. Una EU que ya no quiere ser modelo de un sistema productivo más equitativo sino que se cierra enfrente los parías del mundo a la vez que establece tratados negociados de forma oscura y casi clandestina para abrirse al poder del capital multinacional mediante tratados como el TTIP. Se trata de establecer de forma definitiva la primacía del capital internacional, especialmente el financiero y especulativo, a la vez que se reducen las garantías del sistema democrático y el estado de derecho. Se trata de eliminar todas las vallas al comercio internacional, a la vez que se recortan los derechos y normas que protegen a los ciudadanos europeos, a las clases trabajadoras y a sus condiciones sociales, laborales y ambientales de vida. Se trata de liquidar el denominado “modelo social europeo” que había sido un modelo de referencia y donde se miraban  muchos como una referencia de modelo productivo con derechos.

Esta es la Unión Europa a la que estamos llegando bajo el dominio político de los conservadores del PPE y los liberales europeos, con el silencio y la aquiescencia de unos socialistas carentes de proyecto propio.

Hay quienes en muchos países de la UE se plantean la necesidad de crear un frente común que evite esta deriva actual de la Europa comunitaria. Ya hace tiempo gente como Oscar Lafontaine viene planteando la necesidad de construir una conciencia europea de cambio. Lafontaine ya antes del triunfo de Syriza en Grecia planteaba la imposibilidad de cambio en un solo país dentro de la UE. Y defendía que si se quería un cambio con posibilidad real de hacer frente a los mercados era preciso que fuera un cambio a escala del conjunto de la UE o como mínimo de la zona Euro. El ejemplo de Grecia deja claro que el actual modelo autoritario de la UE no permite la democracia en un solo país, ya que la UE del euro y la pérdida de soberanía de los estados con la moneda única fomentan un espacio de “soberanía limitada”.

Cómo defiende Varoufakis y la otra gente que como él defienden el “Plan B” para Europa, o como “Diem25”, u organizaciones de la Izquierda Unitaria Europa, o gran parte de los Verdes Europeos, o la Confederación Europea de Sindicatos (CES), se hace necesario luchar por otra Europa. Y eso no es posible sin un fuerte movimiento político y social unitario. Puede ser un sueño irrealizable pero es la única opción para evitar que el desastre a que nos aboca el actual funcionamiento antisocial de la UE acabe con el triunfo de las fuerzas nacionalistas autárquicas y de extrema derecha. Cabe destacar con fuerza el papel de la CES porque tiene propuestas elaboradas en cuanto al cambio en las políticas económicas y sociales alternativas a las actuales a partir de la experiencia que el movimiento sindical tiene de la realidad cotidiana del conjunto de los países de la UE, y a partir de un relato compartido en gran parte por todo el sindicalismo europeo. Pese a todo al final no cabe duda que habrá forzar la creación de un fuerte movimiento político y social unitario que llegue al conjunto de la ciudadanía con unos objetivos claros y compartidos por el conjunto de las organizaciones y la gente que lo formen.

Hay que evitar el enfrentamiento entre los pueblos. No son los alemanes los enemigos de los griegos ni de la gente del sur, ni al revés. Los obreros alemanes han perdido durante el actual proceso y los trabajadores y el pueblo griego también. Pero las grandes fortunas de todas partes han salido beneficiadas. No es un problema entre pueblos es un problema entre clases. Las clases trabajadoras y la ciudadanía de los varios países europeos tienen que entender que sus enemigos, los que los empobrecen a todos no son los ciudadanos del resto de países, ni los emigrantes de dentro o de fuera de la UE, sino la clase dominante del conjunto de Europa, este 1% más rico que se está beneficiando de la austeridad que se aplica al conjunto de la ciudadanía europea, en mayor o menor proporción, para incrementar más que nunca sus beneficios particulares.

Hace falta de nuevo recuperar y adaptar a la realidad viejos conceptos como el de la “conciencia” o la “solidaridad de clase”, por unir y hermanar a las diferentes clases trabajadoras y  a la ciudadanía de países diversos y plurales. Sin duda se trata de una lucha “de una pulga contra un gigante”, pero sin duda es un batalla que hay que dar para evitar el desastre de todos. Y para ganar no hace falta sólo el discurso de unos “escogidos o iluminados”, hay que tejer una confluencia entre organizaciones políticas y sindicales, movimientos sociales y amplios sectores de la ciudadanía, sin excluir a nadie. Hay que aglutinar a todos aquellos que quieran una amplia confluencia en torno a unos principios y unos objetivos y proyectos comunes que quieran conseguir un cambio en profundidad de las actuales instituciones para conseguir una democratización y la representatividad ciudadana real en las Instituciones Europeas, que fomenten la Unidad plena de Europa en todos los ámbitos político, social y económico y que efectúen  políticas para el conjunto de la ciudadanía europea y a su servicio a través de instrumentos europeos útiles para el buen gobierno de un Espacio Social Europeo unido y democrático.

Se trata de llevar a cabo una “refundación” del Movimiento Europeo creado a mitades del siglo XX y que permitió crear la idea de la Unión Europea. Ahora hay que crear un nuevo Movimiento Europeo para crear la nueva Europa democrática y social del siglo XXI.

Categorías: Attac Planet

En torno a los fondos buitre

Vie, 11/03/2016 - 08:00
 Juan Hernández Vigueras – Consejo Científico de ATTAC España       Cazarabet conversa con el autor:                           (Entrevista publicada en revista CAZARABET, Marzo 2015)  -Juan, ¿el problema de parte de esta estafa en que el sistema ha sumergido a la sociedad es que han logrado crear una sociedad que, simplemente, “no piensa” que parece “no tener esa necesidad”, que demasiado a menudo no lee prensa de ningún tipo, quita la radio que “habla de noticias y política” y que no se hace ninguna pregunta hasta que, por activa o por pasiva, ve un caso, de cualquier estafa o abuso, más o menos de cerca…?   -El problema de los llamados fondos buitre va más allá de un problema de sociedad para ser un problema de poder político, sobre cómo el poder político se ha escapado de la misma sociedad incapaz de controlarlo. Indudablemente esta  sociedad alienada, desinformada y desinteresada por las propias dolencias que la afligen, sufre las consecuencias de ese alejamiento y descontrol del poder público pese a vivir en un sistema democrático. De este modo, en un reciente y largo proceso histórico se han ido liberalizando los movimientos internacionales de capitales mientras a las personas se les imponen trabas y más trabas para moverse por el mundo. He ahí, muy sintetizada la cuestión de fondo sobre la que llevo años escribiendo páginas y más páginas. -Lo primero, ¿cómo podríamos atender lo anterior para prevenir abusos posteriores?   -Ante todo con información. Pero en un entorno con tantas fuentes de información, escrita, visual o digital, hay que seleccionar aquellas fuentes que nos ofrecen información y análisis críticos que nos permitan documentarnos y tener opiniones fundadas sobre datos de la realidad. -Vamos a pasar, querido amigo, si te parece a tratar el tema de los fondos buitre: explícanos a todos los lectores de una manera que lo puedan entender ¿qué son?   -Digamos que la metáfora del buitre resulta afortunada porque es muy expresiva: como la propia especie de aves de rapiña sobrevuelan en círculo sobre los Estados o empresas sobre endeudadas; los montones de bonos de esos Estados o de deudas de esas empresas agobiadas. Porque son fondos de inversiones pero de inversiones especulativas, a corto plazo, sobre situaciones de incertidumbre. No buscan participar en aventuras empresariales para obtener una rentabilidad para el ahorro particular que movilizan. Buscan el lucro a corto plazo basado en la coyuntura de incertidumbre más que en la economía real, en la economía virtual de las finanzas sin aportar valor añadido, es decir, sin crear riqueza ni empleo en la economía a la que afluyen. -Los fondos buitre esperan a que el Estado o las empresas estén en su peor momento para hincar sus garras y empezar entonces a especular con algo que es de todos o con una empresa que ya no tiene defensa….pero, amigo, ¿cómo puede ser esto legal…que haya una entidad que “se alimente” o fagocite de esa manera a otras?(es como una bestia que se aprovecha del mal ajeno)   -Evidentemente es legal desde el momento que el principio básico que impregna nuestra legislación es el fundamentalismo del mercado. Primero, hoy las deudas son un producto financiero, se compran y venden creando mercados especializados. Y esos mercados son libres y globales, sin fronteras. En la Unión Europea la regla general es la prohibición a los Estados miembros de restringir los movimientos internacionales de fondos; pueden crearse vallas contra los refugiados sirios pero legalmente no se puede impedir que el dinero de los ricachos de Francfort o de Texas compren o vendan bonos del Tesoro de España o cualquier empresa del IBEX 35 u otras cuando baja la Bolsa y hay cantidades en venta. Los relatos que analizo en mi libro Los fondos buitre, capitalismo depredador son reales y muestro que es un mundo en expansión, que goza de la colaboración de los gobiernos neoliberales, que tienen como idea central la liberalización máxima de la economía: desde hospitales a escuelas o los ferrocarriles. -Los fondos buitre existen y pueden existir y tener su razón de ser porque todo lo demás, desde la macroeconomía a la economía de bolsillo,  está destripada y está como está…. ¿Qué nos puedes reflexionar?   -Pues que este largo proceso histórico que nos ha traído hasta aquí habrá que revertirlo del mismo modo en que llegó: paso a paso. Ni llegó tras unas elecciones generales ni se a revertir con otras elecciones generales. Ante todo es imprescindible una mayor conciencia colectiva de la situación y una mayor demanda de información. Mientras en España se lea más narrativa que ensayo con una desproporción impropia de país avanzado, difícilmente progresaremos en el control del poder político real. -Y la economía se destripa también siguiendo estrategias, fórmulas y maneras por parte de los llamados “tiburones” y siendo, todo, permitido por muchos de los gobernantes neoliberales, estén en USA o en el Parlamento Europeo ¿Qué nos puedes comentar?   -Que en nuestro país el interés siempre se centra en los hechos que son consecuencia de algo sobre lo que no hay interés en conocer. Hace años, en un evento convocado por Attac-Madrid para analizar y explicar la crisis financiera y la globalización de los mercados financieros, uno de los asistentes de los grupos de izquierda protestó porque desde la mesa mencionáramos tantas veces a los bancos de Wall Street y menos los problemas que ya entonces teníamos en España. Y es que, parafraseando a los chinos: cuando el dedo señala la luna, hay gente que se queda mirando el dedo. Y tenemos que lograr que la gente preste atención a la luna, aunque parezca que queda lejos. -¿Crees que los nuevos Ayuntamientos del cambio pueden revertir está dinámica en lo que es el tema de “los fondos buitre” y su comportamiento con las viviendas?   -Ciertamente, el problema de las actuaciones de los fondos buitre en la Comunidad de Madrid y en otras sobrepasa la capacidad de respuesta de las autoridades regionales o locales. Pero si logran que prosperen las acciones judiciales podrían revertirlas en algunos casos o paliar sus injustas consecuencias. Porque en gran medida la actuación de los fondos buitre en esos casos, parece que está ligado a la maraña de la corrupción política.

Pero, en todo caso, en un país endeudado al cien por cien de su PIB como nos deja el gobierno saliente, y tan dependiente de los mercados financieros para ir absorbiendo el pago de esa enorme deuda sin recortes sociales con refinanciaciones, resulta lamentable que apenas se preste atención a las instituciones europeas, que es donde se cuecen gran parte de las grandes decisiones financieras.

CUADERNOS DE CAZARABET. EL SUEÑO IGUALITARIO
MAS DE LAS MATAS-TERUEL-España

Publicado por , La Europa Opaca de las Finanzas

Categorías: Attac Planet