Skip navigation

News from Attac Spain

Distribuir contenido
Justicia económica global
Actualizado: hace 2 horas 17 mins

No estamos todos, faltan los trabajadores muertos

Mié, 03/05/2017 - 09:00

Isaac Rosa – Comité de Apoyo de ATTAC España

Los accidentes laborales se cobraron 565 vidas en 2014, 7 más que en 2013

Imagen de archivo de una manifestación contra la siniestralidad laboral. EFE

Una de las cosas que más me admira de la sociedad española es la sensibilidad que hemos desarrollado hacia los accidentes y riesgos laborales, y muy especialmente para los trabajadores muertos. Hace ya tiempo que todos, instituciones, partidos, empresas, medios y ciudadanos dijimos “basta ya” y nos comprometimos a acabar con las muertes y los accidentes y enfermedades en el trabajo.

Este viernes se celebra (en otros países, que en España ya no hace falta) el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo, y yo recuerdo con tristeza aquel tiempo, lejano y ya casi olvidado, en que vivíamos con indiferencia la siniestralidad laboral. Por aquel entonces morían cientos de trabajadores ( nada menos que 607 en aquel remoto año 2016), y miles quedaban heridos o enfermaban, sin merecer apenas atención, ni provocar reacción. Lo sé, estremece recordar hoy a todos aquellos compañeros muertos sin respuesta.

Todo empezó a cambiar cuando los trabajadores decidimos plantarnos, gritar “ni un muerto más”, y movilizarnos. Recuerdo con emoción los lemas de aquellos días (“Si tocan a un trabajador, nos tocan a todos”, “No estamos todos, faltan los compañeros muertos”), los minutos de silencio y banderas a media asta por cada fallecido, los interminables debates en el Congreso, las tertulias televisivas monotemáticas, los famosos sensibilizando, los conciertos solidarios. Hasta los medios dejaron de usar el tecnicismo “siniestralidad” y empezaron a hablar de “violencia laboral”, mientras en las manifestaciones gritábamos contra el “terrorismo patronal”.

Aquella movilización consiguió, recuerden, que los distintos gobiernos tomasen medidas, al principio tímidas (prevención, formación), luego más contundentes por la presión social: refuerzo de inspecciones, endurecimiento penal, sanciones ejemplares a empresas incumplidoras, hasta llegar a la famosa “ley contra la violencia laboral”… Los trabajadores no nos conformamos, la movilización fue a más, y los primeros señalamientos y boicots de consumo a las empresas obligaron a éstas a implicarse activamente.

Pero el gran cambio se produjo cuando los gobernantes, presionados por la ciudadanía, reconocieron que la precarización, temporalidad, abuso de subcontratación y pérdida de derechos laborales tenían relación con el aumento de accidentes desde 2012. Que un tercio de los muertos en 2016 lo fuera por infartos o derrames cerebrales debidos al estrés laboral causó gran conmoción en aquel tiempo, y facilitó un gran acuerdo político contra la precariedad, el refuerzo de la negociación colectiva y la recuperación de derechos.

Todo aquello quedó atrás, por fortuna. Hoy, abril de 2025, los accidentes están en mínimos históricos, las enfermedades profesionales son reconocidas como merecen, y aunque de vez en cuando aún nos sobresalta una muerte, cada vez menos. Por eso hoy ya no tiene sentido conmemorar ningún día internacional, ni guardar un minuto de silencio a las puertas del ayuntamiento como siguen haciendo en Sevilla cada vez que muere un trabajador en Andalucía. Una iniciativa que impulsó Izquierda Unida en 2005 y que inspiró a muchas otras ciudades en aquella época lejana, cuando no nos dolían los muertos en el trabajo.

(El año pasado murieron 607 trabajadores. De ellos, 86 por accidente de tráfico, el resto en su jornada laboral, 219 de ellos por infarto o derrame cerebral. Se estima que la cifra real de estos últimos es mucho mayor, por todos aquellos que fallecen fuera del trabajo aunque la causa sea el estrés laboral. Algo similar ocurre con los fallecidos por cáncer, cuya vinculación al riesgo laboral es difícilmente demostrable).

(Aunque no soy muy de autobombo, permitan un anuncio para terminar, pues tiene que ver con el tema: este fin de semana se estrena la película La mano invisible , basada en un libro mío y rodada en modo cooperativa. Una mirada al mundo laboral, para que los trabajadores discutamos qué nos está pasando. Gracias).

 

Publicado en eldiario.es

Categorías: Attac Planet

“Con Trump nos arriesgamos a una guerra nuclear”. Entrevista

Mié, 03/05/2017 - 07:00

Noam Chomsky - sinpermiso

Patricia Lombroso entrevista de urgencia para il manifesto al mayor crítico de la política exterior norteamericana en relación con las últimas y alarmantes acciones militares de la superpotencia.

«Por primera vez en la historia de la Humanidad vivimos una situación peligrosísima que amenaza la supervivencia misma de la especie humana. Hablo de la monstruosa capacidad actual de matar por parte de los Estados Unidos. Gracias al proyecto, iniciado también por la administración Obama y que ahora ha acabado en manos de Trump, para la modernización tecnológica nuclear que ha alcanzado niveles radicalmente superiores al del arsenal nuclear ruso como disuasor. Los márgenes se han reducido hasta el punto de que no se puede excluir una catástrofe nuclear».

En estos dramáticos términos se abre la entrevista a Noam Chomsky concedida a il manifesto tras el ataque militar, unilateral, a Siria con 59 misiles Tomawak; la incursión en Afganistán con el lanzamiento de la «madre de todas las superbombas», la “Daisy supercutter” tecnológicamente perfeccionada por el Pentágono, que ya la empleó en 1991 en Irak; a continuación, la amenaza de represalias militares por la tensión con Corea del Norte; y mientras Trump anuncia una «revisión para verificar si Teherán se ha atenido a los contenidos», aunque «prudente, por ser consciente de los riesgos» del acuerdo sobre energía nuclear civil con Irán firmado por Obama.

¿Cuál es la estrategia y la motivación de los nuevos ataques militares en Siria y en Afganistán?

Las agresiones unilaterales por parte de los Estados Unidos en Siria y en Afganistán se han preparado al desgaire por parte de esta nueva administración impasible ante el crimen cometido, que viola todas las normas del Derecho Internacional. Para un espectáculo destinado a la opinión pública a la espera del prometido “America First”.

Con el intento de proseguir sin perturbaciones con el proyecto salvaje de desmantelamiento, paso a paso, de toda la legislación federal instituida hace setenta años para proteger al conjunto de la población norteamericana de la lógica de los beneficios inmediatos y la máxima concentración de poder. De hecho, la reacción inmediata de Trump ha consistido en tranquilizar a la opinión pública norteamericana porque, por fin, ha llegado un nuevo sheriff. Con este mensaje directo: los brillantes resultados conseguidos por nuestros hombres del Pentágono en las últimas ocho semanas son superiores a cuanto se ha conseguido durante los últimos ocho años de la presidencia Obama; estamos en condiciones de llevar a cabo operaciones valientes. En resumen, aquí tenemos al nuevo sheriff que demuestra ser el hombre fuerte que queréis. Y que ha dejado las manos libros a quienes querían emprender esas denominadas acciones valientes. Como la de lanzar la superbomba en Afganistán sin tener ni siquiera idea de qué territorio hemos destruido ni de cuántos civiles hemos matado.

Paradójicamente, aquí, en los Estados unidos, el aplauso ha sido unívoco y total por parte también de los demócratas, a la vista de que en Siria el nuevo sheriff Trump ha enviado un mensaje a la comunidad internacional para demostrar que Norteamérica es todavía una superpotencia que sabe reaccionar con la nueva fuerza del “America First”.

El ataque militar norteamericano en Siria se ha interpretado en Europa y en todo el mundo occidental como un mensaje contra Assad por haber empleado armas de destrucción masiva. Sin dar ninguna importancia, empero, a las dudas, francamente creíbles, de los expertos en armas químicas y los rusos que han pedido enseguida una investigación internacional independiente de los organismos que se ocupan de armas químicas en las Naciones Unidas. El objetivo de Trump, de Bannon y de sus voceros consiste en concentrar la atención, mediante imágenes televisivas constantes y “twitters” de las redes sociales, de la opinión pública sobre ellos, y no sobre los temas reales prometidos para el “America First”. Paso a paso se aprueba entre bastidores una legislación que acaba con toda esperanza para la población norteamericana de reivindicar las prestaciones de protección social y económicas establecidos hace setenta años. Se trata de la organización de poder más peligrosa de la historia del mundo.. Que, para seguir disfrutando de beneficios y cada vez más poder, es capaz asimismo de hacer uso de las armas nucleares hasta la destrucción de la Humanidad.

¿Qué riesgos inmediatos prevé en esta situación de estrategia bélica que, para imponer la propia imagen prometida, se dirige a la catástrofe de una guerra nuclear?

El Bulletin of the Atomic Scientists de marzo pasado ha publicado un estudio sobre el programa de modernización del arsenal nuclear puesto en práctica por la administración Obama y ahora en manos de Trump, del que se deduce que el sistema del arsenal atómico estadounidense ha alcanzado un nivel de estrategia atómica avanzada y radical tal como para poder aniquilar la disuasión del arsenal atómico ruso. Esto no le es desconocido a Moscú. Pero con el recrudecimiento de la tensión directa, especialmente con los países bálticos en las fronteras de Rusia, se origina un riesgo de enfrentamiento nuclear directo con Rusia».

¿Qué debemos esperarnos entonces?

Estos datos deben hacernos comprender los riesgos para la seguridad mundial, datos y márgenes reducidos y “al límite máximo” para una catástrofe nuclear provocada por la “mutual destruction”. Porque se ha puesto en movimiento una situación de acuerdo con la cual, Rusia, ante la intensificación de las provocaciones de los Estados Unidos, pueda decidirse a lanzar un “preemptive strike” [“ataque preventivo”] nuclear con la esperanza de sobrevivir, desde el momento en que no tiene ya la capacidad de un arsenal disuasorio.

Nos encontramos en una situación gravísima y peligrosa. El riesgo proviene de las reacciones imprevisibles de Trump. Un Trump que, al no estar en condiciones de mantener las promesas de cambio hechas a la “working class” a las que se refirió durante la campaña electoral (y que será la primera víctima de su presidencia), antes o después proseguirá con la propagación de acusaciones de terrorismo islámico contra los inmigrantes para justificar medidas represivas excepcionales y nuevas prohibiciones. Con pruebas prefabricadas de un ataque a Norteamérica como para justificar el recurso a las armas nucleares.

Los misiles en Siria y la superbomba en Afganistán son la ejemplificación de la Norteamérica de Trump dispuesta a represalias militares que sobrepasan la más perversa imaginación. Un designio político que es praxis histórica para este país, ya desde los tiempos de la Guerra Fría.

 

Noam Chomsky, Catedrático emérito de lingüística del Massachusettes Institute of Technology, EE UU, es uno de los activistas sociales más reconocido por su magisterio y compromiso político.

Fuente: il manifesto, 20 de abril de 2017
Traducción: Lucas Antón

Categorías: Attac Planet

¡Acabad ya con esta corrupción!

Mar, 02/05/2017 - 09:00

 Carlos Berzosa - Consejo Científico de ATTAC España

La elevada corrupción que se está conociendo en España y la que, sin lugar a dudas, queda por salir a la luz es un escándalo de grandes dimensiones. Los enriquecimientos ilícitos, que se sustentan en el robo a los ciudadanos, tienen elevados costes económicos, políticos y sociales. La degradación moral y democrática es de tal calibre que debe ser un objetivo prioritario la lucha contra este fraude que se está realizando a la sociedad en su conjunto.

El descubrimiento de los hechos corruptos pone de manifiesto que hemos estado gobernados por presuntos delincuentes que han utilizado el poder político y las instituciones para provecho personal. Los que tienen que vigilar por el cumplimiento de la ley son los que la han violado a gran escala. ¿Qué confianza pueden ofrecer al ciudadano que observa atónito cómo altos cargos han saqueado las arcas públicas llevándose millones de euros y refugiándose en paraísos fiscales? Durante años han estado llevándose millones sin que fueran detectadas estas malas prácticas ni por el poder político ni judicial. Lo cual no deja de resultar increíble.

Se está avanzando en este terreno y hay que agradecer a determinados medios de comunicación, a jueces y fiscales su labor, aunque no en todos los casos es así como se está comprobando todos los días. Las actuaciones judiciales están teniendo muchas trabas, por parte del partido gobernante de una forma descarada, lo que le hace cómplice de la corrupción. Es un partido que ha consentido la corrupción y que la ha practicado con la existencia de cajas “b”, sobresueldos y financiación irregular de campañas electorales.

Estamos ante una situación que como ya denunciara Joaquín Costa en Oligarquía y Caciquismo (Alianza Editorial, 1967) se sufre el gobierno de los peores. La corrupción no son casos aislados, como le gusta decir al PP para eludir sus responsabilidades que son muchas, sino tramas y organizaciones criminales organizadas desde posiciones del poder con la complicidad de numerosas empresas que han pagado las comisiones. La situación es insostenible y hay que actuar ya para acabar con esta lacra que está dañando a la propia democracia.

Ante la gravedad de los hechos las clases intelectuales no deben desertar de la denuncia, para no caer en lo que también señalaba Costa en la obra mencionada. Pero es fundamentalmente función de los partidos de la oposición tomar medidas urgentes para evitar que estos hechos vuelvan a suceder, lo que requiere leyes y regulaciones más estrictas. Actuaciones con proposiciones y no solamente con actitudes de protesta y política de gestos. Un paso previo a todo esto es una moción de censura al presidente del Gobierno y a la presidenta de la Comunidad de Madrid. La regeneración no es posible hacerla con el PP.

Está claro que es así ante la actitud de este partido con sus falsos discursos y tratando de poner en puestos claves de la judicatura a personas de su confianza que entorpezcan las investigaciones o las paralicen. Los dirigentes, sobre todo los jóvenes, insisten en que son casos individuales y pocos en comparación con la honestidad de la mayor parte de los militantes. Los casos individuales no son desde luego cualquiera, pero además si se tiene verdadero interés en una renovación del partido que limpie tanta porquería tendrían que rebelarse contra los que han ocupado puestos de responsabilidad en el partido y en los gobiernos estatales, regionales y municipales, bajo cuyos mandatos se ha producido este saqueo. Se ha hecho negocio en la burbuja inmobiliaria, con la educación, sanidad pública, obras de infraestructuras, y con bienes públicos como el agua. El silencio y el miedo son estos casos cómplices de los delitos cometidos.

Por lo demás, hay que pedir a los otros partidos que en esto se pongan de acuerdo y dejen sus diferencias para otras cuestiones. Ciudadanos, que se presento como el gran regenerador y contra el capitalismo de amiguetes, están demostrando una gran tibieza y con determinadas excusas favorece que sigan en el poder los causantes de tantos males. Hay instrumentos para acabar con gran parte de la corrupción y si no se llevan a cabo es por falta de voluntad política para ello. Una de las cuestiones más urgentes es poner más medios a la justicia y a la policía encargada de investigar estos casos. No deseo vivir en los próximos años bajo el dominio de una oligarquía corrupta y clientelar.

SISTEMA digital

Categorías: Attac Planet

Trucos de los bancos suizos para defraudadores

Mar, 02/05/2017 - 07:00

Juan Hernández Vigueras – Consejo Científico de ATTAC España

Con la publicación de los conocidos como Papeles de Panamá y la filtración de datos del registro mercantil de las Bahamas, quedó demostrado una vez más cómo el impago de impuestos de personas adineradas, identificadas con nombres y apellidos, se sirve de la gran banca globalizada, que facilita la creación de estas sociedades mercantiles instrumentales en los llamados paraísos fiscales, entidades que son puras ficciones jurídicas sin actividad económica local alguna y mero instrumento para la opacidad y ocultación del verdadero titular beneficiario del dinero, de origen legal o ilegal.

Hace dos años, the Wall Street Journal y la revista Fortune relataban las claves prácticas que los bancos ofrecen a los evasores de impuestos para burlar a las autoridades estadounidenses, recursos clientelares que nos conducen al país alpino. ([i]). Con el fin de prevenir y eludir futuras acusaciones criminales, los bancos suizos han ido afinando sus tácticas de evasión de impuestos frente al Departamento de Justicia estadounidense y autoridades de otros países. El truco consiste en facilitar a sus clientes cuentas no declaradas en el extranjero asociadas con un alias, con frases de acceso secretas, y en algunos casos, con tarjetas prepago de débito que difícilmente dejan rastro.

Desde que el gobierno de Estados Unidos comenzó a adoptar medidas drásticas para enfrentarse a las conductas ilegales en la gestión del dinero por parte de grandes firmas financieras suizas como UBS Group AG y Credit Suisse, los bancos más pequeños comenzaron a adoptar los malos hábitos de sus rivales con el fin de atraer a clientes (y ganancias) . “Los delincuentes van desde bancos internacionales a pequeñas entidades hipotecarias, que en conjunto contribuyeron a gestionar en secreto más de 10.000 cuentas relacionadas son estadounidenses que suponían más de 10.000 millones de dólares”, según el análisis por la revista citada de más de 40 documentos de acuerdos. La mayoría de las firmas alegaba que proporcionaban a los clientes cuentas numeradas o con código-nombre con identidades conocidas sólo por unos empleados escogidos. Los bancos también retenían el correo destinado a los EEUU, en parte para calmar a los clientes temerosos de que las autoridades estadounidenses interfirieran las comunicaciones.

Un cliente del Banco Sparhafen Zurich AG comentó a un gestor del correo retenido por este Banco, que la cuota de retención del correo electrónico del banco era “un seguro barato por si sus acuerdos con el banco despertaban la atención de las autoridades fiscales estadounidenses”. Otras técnicas más elaboradas para ayudar a los clientes a ocultar el dinero de sus cuentas son los falsos fideicomisos y las fundaciones ficticias en paraísos fiscales de localidades foráneas extranjeras, como Liechtenstein y las Islas Vírgenes Británicas. Y algunos bancos incluso entregaban tarjetas de débito no rastreables. La comunicación entre el banco y el cliente está codificada y es en clave. Cuando un cliente necesita sacar efectivo de su cuenta, envía un mensaje secreto, como “el depósito de gasolina sigue funcionando en vacío”. O para hacer una transferencia bancaria: “¿Podéis descargarnos algunas canciones?”. Por supuesto, esas “melodías” solamente están disponibles para los titulares acreditados de esas cuentas no declaradas en el país de origen. Lamentablemente un número importante de esos malhechores nunca llega a ser descubierto por las autoridades tributarias.

Los casos de los bancos suizos UBS y Credit Suisse ejemplifican la capacidad de que han dispuesto durante años para promocionar el fraude y la evasión fiscal entre los clientes extranjeros, en ambos casos, particularmente de clientes estadounidenses adinerados. Tras serias investigaciones, quedó demostrado que ambos bancos habían infringido seriamente la legislación estadounidense y hubieron de pagar sanciones económicas, previo acuerdo con el Departamento de Justicia de los EEUU. La gran diferencia en el trato recibido estriba en que mientras al UBS se le exigió la entrega a las autoridades estadounidenses de los datos de cierto número de defraudadores, no se le aplicó esa exigencia al Credit Suisse, como analizaremos en este capítulo.

Y es que hay destacar que UBS accedió a suministrar las identidades e información de las cuentas de unos 250 nombres de clientes estadounidenses de su gran negocio transfronterizo de promoción del fraude fiscal. Esta decisión de entregar datos bancarios de los clientes a las autoridades fiscales de los Estados Unidos llegó a socavar la confianza en el franco suizo algún tiempo, perdiendo valor frente al euro al producirse salidas significativas de capitales desde Suiza, según el citado periódico británico. A pesar de la ley de secreto bancario, que prohíbe a los bancos en Suiza divulgar alguna información de sus clientes a las autoridades o a terceras partes, salvo casos excepcionales tasados legalmente, la presión estadounidense logró que la Autoridad de supervisión financiera suiza (FINMA) ordenara al importante banco del país revelar los detalles de las cuentas de clientes estadounidenses, objetivo de la investigación judicial de EEUU, según informaba el Financial Times.

Años más tarde, en mayo de 2014, el banco suizo Credit Suisse se declaraba culpable de una “conspiración extensa y de gran alcance” para ayudar a clientes estadounidenses a evadir el pago de impuestos y aceptaba pagar cerca de 2.600 millones de dólares en multas, convirtiéndose en el primer gran banco global en las dos últimas décadas que admitía acusaciones de haber cometido delitos penales. ([ii]) La aceptación negociada de la acusación  de conspiración (plea agreement) presentada por representantes de los bancos Credit Suisse y Clariden Leu ante un tribunal de Virginia, resolvía una investigación de larga duración sobre el negocio de banca privada o personalizada de este banco suizo, incluyendo su filial, Leu, que ayudaba a ciudadanos estadounidenses a ocultar activos en el extranjero.

Sin embargo, en ninguno de estos casos – como en muchos otros – las autoridades consideraron que la gravedad de los hechos delictivos probados y reconocidos por los propios megabancos merecía la retirada de la licencia bancaria.

 

[i] Robert Hackell, These are the secret tricks Swiss banks used to hide American money Fortune, 22/10/2015

[ii] Credit Suisse pleads guilty to tax evasion. Financial Times, 19/5/2014
Publicado por

Categorías: Attac Planet

La banca pública, una necesaria ancla de estabilidad

Lun, 01/05/2017 - 09:00

Campaña por una Banca Pública de ATTAC Navarra-Nafarroa

Rebelión

El profesor Christoph Scherrer, de la Universidad de Kassel (Alemania), expone ejemplos exitosos de Bancas Públicas en una charla en el Parlamento de Navarra

El sistema bancario privado es incapaz de garantizar la correcta circulación del dinero. La última crisis, cuyas secuelas tardaremos en superar, lo ha puesto en evidencia. Esto es así porque los bancos privados, como casi cualquier otra empresa, tienen como objetivo principal conseguir el máximo beneficio. Por supuesto, es un objetivo lícito, pero tiene sus consecuencias. Durante años, y en aras de satisfacer los requerimientos de sus inversores, estos bancos incurrieron en riesgos desmesurados, y contribuyeron al crecimiento de las burbujas inmobiliaria y financiera cuyo estallido dio origen a la crisis.

Fue entonces cuando cientos de miles de pymes (más de 200.000, según datos de la CEOE) y casi dos millones de autónomos tuvieron que cerrar. De un día para otro, los bancos privados cortaron el grifo del crédito, y estas pequeñas entidades no tuvieron dónde acudir para financiar su día a día. Esto supuso que millones de personas perdieran sus puestos de trabajo y, por tanto, el estado viera cómo caían los ingresos por cotizaciones mientras aumentaban los gastos para sufragar subsidios y ayudas sociales.

La crisis bancaria hizo tambalearse los cimientos del Estado, que tuvo que acudir al rescate. Según datos del Banco de España, son ya 61.000 millones de euros de dinero público los que se han introducido en el sector bancario privado para evitar un desplome que habría tenido efectos catastróficos sobre la economía. Otros grandes bancos de países de nuestro entorno, como USA, Gran Bretaña, Holanda o Bélgica, también estuvieron en la cuerda floja, y fueron rescatados mediante ayudas públicas. Evidentemente, la economía actual está sometida a este riesgo porque ha fiado la totalidad del flujo de capitales a los bancos privados, con lo que se ha convertido en rehén de los mismos.

En Attac Navarra-Nafarroa tenemos clara esta reflexión, y es por ello que hemos lanzado la Campaña por una Banca Pública. Lo que pretendemos es iniciar un debate colectivo que nos permita delimitar qué necesidades financieras hay en Navarra, y cómo podrían ser cubiertas estas mediante una institución pública que no estuviera a merced de los vaivenes del mercado o de la voracidad de determinados accionistas. Por supuesto, creemos que este debate tendrá sentido en la medida en que la mayor parte de grupos políticos, sindicales, sociales y empresariales se sumen a él.

El pasado lunes dimos el primer paso en esta dirección. El investigador alemán Christoph Scherrer, profesor de la Universidad de Kassel y miembro del Centro Internacional para el Desarrollo y el Trabajo Digno (ICDD), ofreció una charla en el Parlamento de Navarra, donde desentrañó algunas de las claves de su último libro, “Banca Pública en la era de la financiarización”. En líneas generales, definió a la Banca Pública como un “ancla de estabilidad”, que permite llevar a cabo políticas monetarias anticíclicas que permitan paliar los efectos negativos de los vaivenes de la economía. En su libro resaltan algunos casos de éxito, como por ejemplo en Alemania, donde los efectos de la crisis han podido ser suavizados mediante algunas de estas entidades. O en India, donde el sector bancario público es mayoritario y ha jugado un papel fundamental en el desarrollo del país y el correcto reparto de los recursos.

Scherrer explicó que una banca pública es una entidad financiera con gestión pública, controlada democráticamente y con una finalidad social que huya de las inversiones especulativas. Su objetivo fundamental debe ser gestionar de manera prudente los ahorros de la ciudadanía para proporcionar crédito a familias y empresas. Eso implica definir un modelo de gestión distinto al visto en las extintas cajas de ahorros. Un modelo que incluya criterios y controles sociales, así como una financiación de la economía productiva que resulte eficaz y rentable.

Precisamente hizo hincapié en la gobernanza de estas entidades, que si bien deben estar sometidas al control público y a las necesidades de la ciudadanía, deben contar con modos de funcionamiento muy estrictos para evitar excesos en épocas de bonanza, como ocurrió con las cajas españolas.

Una banca pública en Navarra

Para ponerla en marcha, debemos tener claras políticas respecto a diferentes aspectos. Por un lado está el aspecto ciudadano. Una banca pública debe garantizar la inclusión financiera de todas las personas. Hoy día es prácticamente imposible tener un salario, hacer la declaración de la renta, disponer de una tarjeta que nos dé acceso a dinero en efectivo o pagar los mínimos necesarios para vivir si no contamos con una cuenta bancaria. Y por tanto el sector público debería ofrecer este servicio básico a la ciudadanía.

Pero también una banca pública debería garantizar que los ahorros de las personas tengan una seguridad, y evitar que ese capital se pierda en inversiones especulativas que nada tienen que ver con la economía real. Una de las principales razones de la crisis financiera que asoló la economía mundial está en la ligazón entre los bancos de ahorros y los de inversión, que han evaporado millones de euros hacia productos financieros de alto riesgo, y que no suponen ningún beneficio para la actividad productiva.

Además, una banca pública permitiría destinar el ahorro disponible hacia actividades de interés social, primando unos sectores sobre otros. El caso de India, donde un 40% del capital prestado por los bancos estatales se destina a la actividad agrícola, base fundamental de la producción del país, ha hecho que se creen millones de puestos de trabajo en ese sector. Y también pensamos, por supuesto, que podría servir para financiar proyectos estratégicos y líneas de desarrollo socioeconómico de interés público, que se pretendan implantar tanto por parte del Gobierno de Navarra, como de los ayuntamientos.

Creemos que una banca pública es una herramienta financiera fundamental para orientar las políticas públicas hacia otras formas de funcionar, más acordes con las necesidades de la mayoría social. En ATTAC Navarra-Nafarroa tenemos el convencimiento de que es necesario iniciar este debate, y encaminar nuestras energías hacia el alumbramiento de una entidad financiera que permita desarrollar la sociedad de forma más equitativa y justa.

Firmas: Juan Bautista Astigarraga, Joan Josep Bosch, Raúl Ciriza, Patricia Díaz de Rada, Alberto Górriz, Feli Mateo, Íñigo Muerza, Iosu Osta, Josu Pardo y Blas Simón. Todos ellos miembros de ATTAC Navarra-Nafarroa

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Categorías: Attac Planet

Para pensar en el 1° de Mayo, día internacional de las trabajadoras y los trabajadores

Lun, 01/05/2017 - 07:00

Julio C Gambina – Consejo Científico de ATTAC España

Se viene el Día Internacional de las trabajadoras y los trabajadores y conviene recuperar algunas cuestiones, entre ellas, de carácter cuantitativo, para reconocer la extensión de lo que se califica como trabajadores y trabajadoras según las estadísticas oficiales, locales y globales, pero también, otras consideraciones conceptuales o relativas a la situación, a la vida cotidiana y a la organización y sus límites y dificultades en el marco de la sociedad contemporánea.

En el ámbito mundial, la OIT[1] informa que la economía mundial mantiene un bajo nivel de crecimiento, del 3,1% para el 2016 y apenas imagina un 3,4% para el 2017, lejos de los guarismos necesarios para contener en el empleo el crecimiento vegetativo de la población. Por ello, esperan 3,4 millones de nuevos desempleados en 2017 y una suba del desempleo del 5,7% al 5,8% entre 2016 y 2017. Los desempleados del mundo totalizan así 201 millones de trabajadores. El pronóstico para el 2018 sumaría 2,7 millones de nuevos desempleados. En América Latina y el Caribe el desempleo sube del 8,1% en 2016 a 8,4% en 2017 y es Brasil uno de los países de mayor incidencia en la referencia, afectando la situación en toda la región, especialmente en Sudamérica.

Resulta interesante considerar la huelga general convocada por todas las centrales sindicales del Brasil para el 28/4/17, anticipando la protesta en conmemoración del 1° de Mayo contra los proyectos regresivos de reforma laboral y previsional. Será una lucha emblemática que suma a la protesta chilena contra las Administradoras de Fondos de Pensión (AFP) en el país que inició la secuela de privatizaciones de las jubilaciones. América Latina y el Caribe asisten a una nueva oleada regresiva en la distribución del ingreso y de la riqueza como forma de solventar una salida pro ganancias de la crisis mundial capitalista.

La vulnerabilidad del empleo mundial es un dato relevante y la OIT confirma que el 42% de la fuerza de trabajo se encuentra en esa situación. Se trata nada menos que de 1.400 millones de trabajadoras y trabajadores. El problema se agudiza con cada año y se espera que en 2017 sean nuevos 11 millones de trabajadoras y trabajadores los que adquieran el carácter de vulnerables o carentes de seguridad social. No debe sorprender en ese plano la identidad entre trabajadores empobrecidos y pobres con ingresos menores a 3,10 dólares diarios, que para los países en desarrollo alcanza la cifra del 30% promedio. El empobrecimiento de los trabajadores y su vulnerabilidad es una constante en el capitalismo contemporáneo.

Todas las estadísticas de la OIT muestran resultados más negativos para mujeres y jóvenes, alentando un clima de malestar social que entre otras cuestiones explica el fenómeno recurrente de las migraciones, que tiene especial impacto en la región latinoamericana y caribeña, agudizado con las políticas anti migrantes que impulsa Donald Trump en EEUU y que pueden copiar gobernantes de países receptores de migración en nuestros territorios. Con relación a las expectativas de la economía mundial, la OIT señala que desde el 2012 existe un fenómeno de desaceleración, especialmente en aquellos países que explicaban el crecimiento de la economía mundial luego de la gran crisis recesiva del 2009. China bajó sus tasas de crecimiento del 9/10% a 6/6,5% privilegiando su mercado interno más que la expansión de su comercio mundial.

Según la OIT existe una menor participación del salario sobre la renta generada socialmente, lo que expresa la agravada ofensiva del capital sobre el trabajo en esta etapa del desarrollo capitalista.

Argentina

Los datos del Ministerio de Trabajo a Febrero del 2017[2] señalan la existencia de 12.105.500 trabajadores, entre los cuales:

a) 8.624.800 pertenecen al sector privado (6.224.300 asalariados + 461.900 asalariados de casas particulares + 406.100 independientes autónomos + 1.532.600 independientes monotributistas),

b) 3.100.000 pertenecen como asalariados al sector público y

c) 380.700 son independientes monotributistas sociales.

Una realidad es el crecimiento de la conflictividad derivada del malestar que genera entre las trabajadoras y trabajadores la situación económica. Los datos de conflictividad oficial del Ministerio de Trabajo solo llegan al tercer trimestre del 2016 y destacan el incremento de las protestas, los paros y la cantidad de personas involucradas. Es una situación agudizada recientemente, entre marzo y abril, especialmente con el paro general con adhesión de las tres centrales sindicales, la CGT y ambas CTA.

El Primero de Mayo, día internacional de lucha de los trabajadores será un momento de expresión del descontento por varias razones.

Por un lado se registran salarios afectados en la capacidad de compra por efecto de la inflación y la pérdida de poder de compra por actualizaciones salariales por debajo de la evolución de precios. Es algo que acompaña al conjunto de los ingresos populares, especialmente a los millones de jubilados y pensionados y perceptores de planes sociales. Situación extensiva al sector de pequeños empresarios que venden su producción o comercializan bienes y servicios demandados por perceptores de ingresos fijos.

.          Por el desempleo y subempleo, que no registra mayor aumento por el efecto desaliento en la búsqueda de trabajo (según informa el propio estudio del INDEC).

·         Por la precariedad, manifestada en el 33% de trabajo irregular y por ende sin seguridad social. ·         Por las tendencias crecientes a la flexibilización salarial, laboral y a la tercerización que promueven las empresas, disminuyendo el salario de los contratados tercerizados (una práctica de contratación en expansión). ·         Por la afectación de jubilaciones y pensiones, más allá del restringido ingreso previsional y especialmente por las condiciones de vida y seguridad social del régimen previsional para las personas mayores. No solo se trata de cuestionamientos económicos, sino también políticos y sociales ante la ofensiva del capital sobre el trabajo, la naturaleza y la sociedad. ·         Es evidente que la renta se distribuye a favor de la ganancia y a costa del salario, un tema agravado con el ajuste en proceso y políticas deliberadas para favorecer inversiones y rentabilidad empresarial, con intencionalidad de modificar convenios colectivos e insistir en reformas laborales y previsionales reaccionarias. ·         Crece el reconocimiento que la súper explotación de los recursos naturales afecta las vidas y los territorios donde habitan los trabajadores, no solo de la actividad específica (la soja, la mega minería o la energía con el petróleo o el gas). Crece el conflicto en defensa del medio ambiente, los recursos estratégicos, el agua, el aire y la tierra. ·         Un dato relevante en la cotidianeidad deviene del aliento a un consumo que fortalece el poder de dominación de la producción monopolizada, además, estimulado con un sistema de crédito que hipoteca a las familias en aras del consumismo estimulado desde el marketing y la publicidad.

Todo esto ocurre asentado en una lógica de deslegitimación de las formas asociativas y colectivas en defensa de la mayoría social trabajadora, tal el caso de los sindicatos, las cooperativas y/o mutuales u otros emprendimientos desplegados por trabajadoras y trabajadores ante la imposibilidad de resolver sus ingresos regulares en el mercado laboral tradicional.<

No solo no se estimulan estas formas de organización sino que se las combate, ejemplificado en las dificultades jurídicas, económicas y políticas para el crecimiento y expansión de las empresas recuperadas y toda forma de auto organización social y productiva. La autogestión no es motivo de política deliberada, salvo en sentido asistencialista para contener el conflicto social. La represión de estas formas de organización son crecientes y con búsqueda de apoyo social.

Claro que a la estrategia de las clases dominantes contra las formas organizativas de las trabajadoras y trabajadores, se debe adicionar la práctica burocrática, corrupta y mafiosa de varias de las organizaciones sindicales tradicionales, hegemónicas en cantidad de afiliación y asociadas política y económicamente a la lógica del poder.

El desprestigio sindical en la sociedad está trabajado desde las clases dominantes y asociado a una práctica sindical de enriquecimiento personal de la cúpula en desmedro de los derechos e intereses de las trabajadoras y los trabajadores. Contra esa realidad y ese argumento se formuló la perspectiva de un nuevo modelo sindical sustentado en la libertad y democracia sindical con articulaciones diversas del movimiento social y territorial a comienzos de los 90 con el surgimiento de la CTA y es aún una asignatura pendiente y un proyecto que se desafía en estas horas de unidad de acción con acto compartido el 1/5/17, que no supone reunificación orgánica. El proyecto de autonomía de la CTA está en disputa.

Mapa sindical y debates estratégicos

Resulta imprescindible realizar un mapa del sindicalismo y la organización obrera en la Argentina, la región y el mundo. No alcanza con la institucionalización de Centrales Mundiales o nacionales que dejan afuera a la mayoría de las trabajadoras y trabajadores del mundo, la región y del país.

Hacer el mapa es una asignatura pendiente, que debe recoger la multiplicidad de formas de auto organización obrera, en las tomas de tierra para la producción del abastecimiento y la distribución mercantil del excedente mientras no se integre a una lógica productiva alternativa. Vale para la consideración de emprendimientos asociativos entre los que cuentan las empresas recuperadas, las cooperativas y mutuales, tentadas a subordinarse a la lógica del mercado o su contrario, integrarse en un circuito de cooperación y en la producción de valores de uso y no de cambio.

En el plano sindical debe superarse el reconocimiento institucional, con tendencia a restringir las opciones de representación de los trabajadores, con un Ministerio de Trabajo orientado a limitar el avance del clasismo y el sindicalismo comprometido con sus bases, ahora es el caso de los Judiciales de Mendoza, en una actitud ilegal que se anticipa al proceso judicial y desoye la realidad del pronunciamiento de las propias trabajadoras y los trabajadores mendocinos del poder judicial, nada menos con una mujer encabezando la lista ganadora. La violación a los derechos laborales se extiende a las violaciones recurrentes de la cotidianeidad de la explotación y el patriarcalismo.

Más allá del mapa del movimiento obrero, lo que está en discusión es la estrategia, en una perspectiva emancipadora y de poder. En realidad, muy pocas dirigencias discuten una estrategia más allá del conflicto presente y bueno sería reconocer que no alcanza con la táctica de la lucha y que además, se requiere proyecto estratégico, de unidad obrera y popular contra el capitalismo, que no ofrece soluciones a la mayoría de la sociedad, por ende, a las trabajadoras y trabajadores.

Buenos Aires, 28 de abril de 2017

[1] OIT. Perspectivas sociales y del empleo en el mundo – Tendencias 2017 http://www.ilo.org/global/research/global-reports/weso/2017/lang–es/index.htm (consultado el 28/4/17) [2] Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social.  SITUACIÓN Y EVOLUCIÓN DEL TOTAL DE TRABAJADORES REGISTRADOS. SISTEMA INTEGRADO PREVISIONAL ARGENTINO SIPA http://www.trabajo.gov.ar/left/estadisticas/novedades/novedad_trabajadores.asp (consultado el 28/04/17) Miembro del Consejo Académico de ATTAC-Argentina Publicado por
Categorías: Attac Planet