Skip navigation

News from Attac Spain

Distribuir contenido
Justicia económica global
Actualizado: hace 4 horas 57 mins

Un año después del OXI Griego: levantemos un plan alternativo en Europa

Sáb, 09/07/2016 - 13:00

Miguel Urbán - Público.es

Hoy hace un año, el cinco de julio del 2015, del día que el pueblo griego votó masivamente (con una participación del 62%) un referéndum histórico sobre las políticas de austeridad y ajuste de las instituciones europeas. A pesar del corralito de los bancos, cerrados durante toda la semana previa a las votaciones y de las catastróficas advertencias lanzadas por la Unión Europea, la inmensa mayoría de los griegos, un 61,35%, votó OXI (NO). En el referéndum griego no solo se votaba en contra de la austeridad, el pueblo griego votó por una Europa diferente, por un cambio de rumbo de las instituciones y las políticas de la UE que habían demostrado gobernar en contra de sus pueblos y de sus gentes. Los mismos que hoy lloran el Brexit y se preguntan cómo la extrema derecha ha conseguido canalizar el voto protesta contra estas instituciones europeas, hace un año chantajeaban y vulneraban la voluntad popular griega amenazando con el Grexit, obligando a la firma de un vergonzante y terrible tercer Memorándum.

Un año después del OXI griego continúa el descrédito social de las políticas de austeridad y ajuste de la troika; naufragan las políticas europeas en la gestión de la llegada de miles de personas refugiadas a nuestras costas; se acentúa el autoritarismo y la falta de legitimidad democrática de unas decisiones e instituciones cada vez más cuestionadas; aumentan las fuerzas de la extrema derecha y su poder institucional y se demuestra que hace un año perdimos en Grecia la posibilidad de cambiar el rumbo hacia el precipicio del proyecto de la UE.

La crisis actual del proyecto de la UE demanda construir un plan alternativo para Europa que exija plantear un conjunto de medidas. No sólo debemos desterrar las políticas de la mal llamada austeridad; debemos abordar una regulación bancaria y la intervención en este ámbito, la armonización fiscal y laboral progresivas, la necesidad de un plan de inversiones europeas que no reconozca el Pacto de Estabilidad y Crecimiento y, sin duda, cuestionar la estructura y el mecanismo de las deudas públicas (y también las hipotecarias) para hacer cargar a los privilegiados el coste de la crisis que ellos mismos crearon con sus prácticas rentistas. Estas medidas, sean tratadas a escala nacional o, mejor aún, a escala supranacional o incluso paneuropea, inevitablemente colisionarán con la arquitectura de la actual UE, por lo que no quedará más remedio que desobedecer.

Durante estos años, mientras se reclamaba austeridad en materia de inversión pública, políticas sociales o derechos laborales y se adelgazaban las cuentas públicas en el proceso de desfiscalización sobre los beneficios o el patrimonio (abriendo la mano en la práctica a la evasión fiscal), se efectuaban políticas abiertamente generosas inyectando capital a bancos en bancarrota, o subvencionando a grandes empresas. Efectuando un mecanismo que la socióloga Saskia Sassen denomina “expulsión” de cada vez más sectores de población de los órdenes económicos y sociales, privándoles del derecho a tener derechos. Por ello decimos que la deuda pública es más que un síntoma, porque hemos asistido a un proceso orquestado políticamente de conversión de las deudas privadas en públicas y todo ello, no solo ha generado un aumento de la desigualdad y la pobreza estructural, sino también una imagen de carestía y de recursos escasos que ha ayudado a potenciar el aumento de la xenofobia política y su rédito de la inhumana situación de la crisis humanitaria de refugiados.

Hay quien dice que hablar de la ilegitimidad de las deudas resulta impropio e inmoral. Hay también quien advierte que tampoco es una prioridad o que podría absorberse con el tiempo. Ni lo primeros se acuerdan de la responsabilidad de los gobiernos ni de los acreedores en la hipertrofia financiera creada y del desfalco generalizado, ni los segundos toman en serio suficientemente la envergadura (401% de deuda global en España en 2015) y relevancia de lo que significan la relación de dominio financiero que entraña la deuda como elemento de disciplinamiento social, económico y político de los países del sur en el actual marco de gobernanza de la UE.

Además se parece ignorar que la política de flexibilidad cuantitativa del BCE dará término a finales de 2016. Seguramente entremos poco después en una nueva recesión en donde cualquier concesión de Bruselas al incumplimiento de los techos del déficit está reservada a gobiernos afines a las élites. Una opción que se clausuraría por completo una vez que la aprobación del Informe de los 5 presidentes impida reformas fiscales progresivas o incrementos de presupuesto. Este mismo Informe introducirá en los Tratados Europeos el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEDE), ya aplicado en los casos irlandés, chipriota, español y griego. El MEDE equivale a un tanque financiero capaz de derrocar gobiernos y políticas que no cumplan el esquema austeritario, tal y como vimos con Grecia. No olvidemos, el mecanismo de deuda no es neutral, dejar intactas las ventajas garantizadas a la parte acreedora que aseguran su excedente, no hará otra cosa que intensificar la desigualdad social.

Por ello, el desarrollo de auditorías ciudadanas, como la que emprendió el Parlamento griego, o las que se están iniciando en diferentes municipios del Estado español, no solo parecen aconsejables como un elemento de transparencia, sino imprescinbles como un elemento político para exigir responsabilidades y poder recuperar parte de la soberanía perdida por la ciudadanía. Es oportuno e indispensable identificar la parte de las deudas ilegítimas, odiosas, ilegales e socialmente insostenibles; servirá para atribuir responsabilidades políticas, penales o para exigir la devolución de beneficios onerosos, al mismo tiempo que protegerá a los pequeños ahorradores, proveedores, fondos de pensiones y de la seguridad social. Sin reestructurar las deudas en contra de los grandes rentistas, no tendremos una economía sana, democrática ni justa.

Un año después del OXI griego se hace cada vez mas urgente repensar la Europa que necesitamos. Una Europa libre de las cadenas de la deuda que no caiga en los repliegues identitarios de la extrema derecha xenófoba y que rompa con la gobernanza neoliberal y austeritaria de la las actuales instituciones Europeas. En estos momentos de crisis del proyecto de la UE no se puede permanecer indiferente, hay que tomar partido o con el OXI o con el Brexit.

 

Eurodiputado de Podemos.

Categorías: Attac Planet

Triunfo del Brexit desata viernes negro en bolsas mundiales

Sáb, 09/07/2016 - 09:00

Marco Antonio Moreno – Consejo Científico de ATTAC España

libra-desplome

Como era de esperar, los mercados entraron en modo pánico apenas comenzó a hacerse irreversible la tendencia ganadora del Brexit, en el referéndum realizado ayer en Reino Unido por su retiro o permanencia en la Unión Europea. El retiro del Reino Unido de la UE es una noticia impactante, que demuestra lo compleja que es la situación social en Europa y la insatisfacción del ciudadano ante un modelo económico que lo ha empobrecido… Aunque las medidas que impondrá el Brexit comenzarán a aplicarse en dos años más, los mercados reaccionaron con un pánico inmediato y las acciones se desplomaron desde Tokio a Londres y Chicago. La libra esterlina sufrió su mayor pérdida en tres décadas y cayó más de 10 por ciento mientras el euro se hundió a minimos históricos. El yen y el dólar tuvieron sus mayores aumentos mientras el precio del barril de petróleo retrocedió a 47 dólares y el oro escaló a los 1359 dólares la onza.

Las Bolsas asiáticas abrieron con fuerte volatilidad pero apenas los datos fueron dando cuenta del triunfo del Brexit comenzaron a registrar fuertes pérdidas que superaban el 3 por ciento. Los principales índices en Sídney, Tokio y Hong Kong se desplomaron apenas se conoció que los partidarios de abandonar la UE ganaban por un margen mayor al previsto y lo informado por la prensa. En Asia el Nikkei japonés y el Hang Seng hongkonés sufrieron pérdidas que superaban el 3 por ciento. Todo indica que los mercados sufrirán un nuevo viernes negro con un estruendo que puede tener características globales. Comienza así la lenta agonia del neoliberalismo implantado por Margareth Thatcher hace casi cuarenta años.

 

mamvas

Categorías: Attac Planet

El comportamiento antidemocrático del Estado y de los mayores medios, y sus consecuencias en las elecciones

Sáb, 09/07/2016 - 07:00

Vicenç Navarro – Consejo Científico de ATTAC España

¿Qué está pasando en España? El comportamiento fascistoide de los aparatos del Estado

Me temo que no hay suficiente conciencia en este país de la enorme importancia de conocer nuestro pasado para entender nuestro presente. Y por pasado quiero decir la historia reciente de este país, que todavía no se ha recuperado debido a la muy limitada atención que se ha dado en recuperarla. Y por presente me refiero a los mayores eventos que han ocurrido en las pasadas semanas, y que incluyen desde la publicación por parte de Público de la evidencia que prueba la existencia de entramados dentro del Estado para destruir a los que son considerados sus “enemigos”, hasta el sorprendente resultado de las elecciones del pasado 26 de junio.Comencemos por el entramado (referido como las cloacas del Estado) y su funcionamiento. He indicado en múltiples ocasiones que, como consecuencia del gran dominio que los herederos de los que realizaron el golpe militar en el año 1936 (en contra de la Segunda República) tuvieron en el proceso de la transición de la dictadura a la democracia, el nuevo Estado español no supuso una ruptura, sino una adaptación y reforma del Estado anterior a la transición, con lo cual tal nuevo Estado dista mucho de ser homologable a los Estados democráticos de la Europa Occidental. La imagen falsa e idealizada que han dado de tal transición los mayores medios de información (liderados por El País, y dentro de él por los Santos Juliá de turno), definiéndola como “modélica”, ha ocultado la escasísima cultura democrática existente en el Estado español, todavía hoy dominado por fuerzas profundamente conservadoras, herederas de las derechas que establecieron una de las dictaduras más represivas y sangrientas que hayan existido en la Europa Occidental.

La herencia del Estado franquista

Los hechos acaecidos en las últimas semanas, publicados, repito, en Público, han permitido a la ciudadanía española no solo  leer, sino también oír (a través de los registros reales de las conversaciones) cómo un aparato del Estado, el Ministerio del Interior, se movilizaba para (utilizando otra rama del Estado, la Oficina Antifraude de Catalunya (OAC), contando también con la complicidad de otra rama del Estado, la Fiscalía General del Estado, y con la ayuda de un cuerpo especial del Estado, llamado la Policía patriótica) “destruir al enemigo” (expresión utilizada en su conversación por los dos personajes principales del entramado, el Ministro del Interior, el Sr. Jorge Fernández Díaz, y el Sr. Daniel de Alfonso, director de la OAC). Tal “enemigo” eran dirigentes políticos y partidos políticos legales y legítimos, con representación parlamentaria en las Cortes Españolas y en el Parlament de Catalunya. Dicha destrucción del enemigo consistía en la producción de informes por parte de la policía “patriótica”, muchos de ellos falsos, que se publicaban con la complicidad de periodistas de gran visibilidad mediática como Eduardo Indra, entonces de El Mundo, y Francisco Marhuenda, de La Razón (ver las series de artículos publicados en El Triangle sobre este tema) que continúan hoy teniendo gran visibilidad y acceso mediático a través del canal La Sexta, tanto en el programa Al Rojo Vivo como en La Sexta Noche.

Este entramado dentro del Estado sigue al pie de la letra las prácticas de los Estados fascistas y nazis, con la diferencia que durante el fascismo español las víctimas de tal entramado terminaban, además de ser depuradas de su posición social, en la cárcel o en el paredón. Tal comportamiento, incluso su narrativa, es una copia de lo que ocurría durante la dictadura que existió en España durante casi cuarenta años.

Para aquellos que crean que exagero, me limito al estilo de la conversación entre el ministro y el director de la OAC. El tono de este último encaja perfectamente en la narrativa del fascismo español (también llamado nacionalcatolicismo). Dicho personaje, en su servilismo a la autoridad, utilizó términos tales como “Yo a sus órdenes, ministro”, ”Todo lo que usted decida, bien decidido está, ministro”, “Las ideas son suyas”, “Considérame un cabo de tu Cuerpo Nacional”, “Les hemos destrozado (al enemigo) el sistema sanitario”, “Yo, ministro, soy partidario de asestar el golpe cuando el golpe va a acabar con el animal (el enemigo)”, y así un largo etcétera. Este “cabo de tu Cuerpo Nacional” era nada menos que el director de la Oficina Antifraude de Catalunya, institución que tiene como objetivo “fortalecer la integridad en el sector público catalán, previniendo e investigando la corrupción”, lo cual se convirtió  en cómo investigar y destruir al enemigo, creándose incluso evidencias falsas para alcanzar ese objetivo.

La enorme inmunidad, otro indicador de la mala calidad democrática en la cultura mediática y política del país

Y lo que es incluso más escandaloso es que nadie envuelto en este entramado haya sido sancionado. En realidad, el presidente Rajoy, que dirige el Partido Popular, así como el gobierno español, ha aprobado y defendido a tal ministro, el cual continúa en su cargo. Es más que probable que el presidente conociera y aprobara dicha campaña de destrucción del enemigo. Y aunque el Sr. Daniel de Alfonso, director de la OAC, ha sido depuesto de su cargo por el Parlament de Catalunya, continúa siendo juez, sin que el cuerpo o asociación de tales funcionarios haya movido un dedo para expulsarle de la carrera judicial, considerando, por lo tanto, que nada de lo que tal personaje haya hecho merece sanción.En cuanto a los policías y periodistas patrióticos, ninguna sanción está siendo considerada. En realidad aquellos periodistas, cómplices de aquella campaña de desprestigio del enemigo, continúan teniendo una gran visibilidad en los medios, sin que ningún colegio de periodistas (que en teoría son responsables de garantizar la ética profesional en su profesión) les haya sancionado, o incluso criticado, por ser casos claros de mala práctica periodística (el distribuir información falsa).

La reproducción de la baja cultura democrática en los medios

Otra consecuencia del domino de las fuerzas conservadora en la Transición inmodélica ha sido la falta de diversidad de los grandes medios de información españoles, claramente escorados hacia la ultraderecha, la derecha y el centroderecha. No hay en España un gran medio de información, sea de prensa o televisivo, de izquierdas. Y los grandes medios de información y persuasión discriminan a las voces críticas y de izquierdas en el país. Es interesante en este aspecto señalar que el único rotativo que tenía la reputación de centrista, El País, ha ido claramente evolucionando a la derecha, con escasa receptividad hacia voces de izquierdas. Es un reflejo de hasta qué punto se ha derechizado este rotativo, que en un reciente editorial (que no tiene desperdicio) acusara a La Sexta de ser un canal televisivo de izquierdas que había creado a Podemos, a base de promocionar a sus líderes. En realidad, lo que ha hecho La Sexta (en La Sexta Noche y en Al Rojo Vivo) y que ha originado el enfado de El País es permitir que haya en sus tertulias comentaristas de izquierdas junto con otros tertulianos, la mayoría de los cuales son de derechas. Es más, los dos programas citados anteriormente cuentan con la presencia de economistas neoliberales, incluyendo el “economista de la casa”, el Sr. José Carlos Díez, que apoyó la reforma laboral del Sr. Zapatero, así como las políticas de austeridad del Sr. Zapatero y del Sr. Rajoy, era defensor (hasta hace poco) de la ortodoxia liberal, asesor del PSOE, y que define a la clase trabajadora como la “clase baja”. Tal economista es también, por cierto, el economista de cabecera de El País.

La avalancha contra “el enemigo” en los grandes medios de información

En la gran mayoría de los grandes medios de información se reproduce una cultura generalizada en amplios sectores de la población, heredada de la dictadura, que es enormemente agresiva y hostil hacia aquellos que tienen una visión de España distinta a la uninacional dominante en la cultura política y mediática del país. Junto a esta visión existe también otra profundamente adversa hacia las visiones de izquierdas que difieren de la visión más moderada, que se ha ido adaptando al régimen actual, y que está representada por el PSOE. La agresividad que caracterizó a la dictadura frente a los que esta definió como “rojos” y “separatistas” ha continuado en los grandes medios de comunicación y persuasión de España. Los partidos “separatistas” son considerados como el “enemigo”, al no compartir la visión de España hoy dominante en el Estado. Ha sido precisamente la rigidez y falta de sensibilidad democrática del Estado español y de los mayores medios de información españoles lo que ha estimulado su conversión a partidos independentistas. Ni ERC ni Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) habían apoyado la separación de España hasta una época reciente. Y, muy probablemente, la continuación del gobierno Rajoy aumentaría el deseo de la población en Catalunya de separarse de España, alcanzando la mayoría.

La hostilidad hacia los “rojos” de la cultura franquista continúa en el Estado y en la mayoría de los medios de información y persuasión

Hemos visto, por ejemplo, durante la campaña electoral la gran hostilidad de la gran mayoría de los grandes medios hacia Podemos en general y Pablo Iglesias en particular, hostilidad que ha sido facilitada y estimulada por el entramado franquista existente en el Estado que cité al principio del artículo. Desde el informe PISA intentando encontrar actividad delictiva en el Secretario General de Podemos (Pablo Iglesias), hasta el intento de encontrar financiación extranjera (venezolana) del partido Podemos, entre muchos otros casos de infamia, calumnia y mentiras, los grandes medios de información han intentado también “destruir al enemigo rojo”, llegando al extremo, como el del diario El País, de indicar que la población presente en el estadio abarrotado la primera vez que Pablo Iglesias vino a Barcelona, había abucheado al Sr. Pasqual Maragall, ex alcalde de Barcelona, cuando en realidad recibió una ovación que duró varios minutos (ver mi artículo “Manipulaciones y mentiras en El País”, Público, 30.12.14). Nunca había visto tal nivel de manipulación, mentira y mendicidad como en aquel caso, que es todo un récord de infamia mediática, infamia que no se corrigió a pesar de ser el rotativo conocedor del error cometido por su corresponsal.

En todos estos casos, todos los rotativos se hicieron eco de las acusaciones que procedían de las cloacas del Estado, presentándolas como verídicas y certeras cuando eran falsas y erróneas, hecho que muchos de ellos sabían, lo cual no impidió que continuaran promoviéndolas. Y los periodistas que publicaron esta información procedente de los aparatos del Estado continúan con tales falsedades, sin que sean corregidos, sancionados o denunciados por las asociaciones profesionales encargadas de velar por el comportamiento ético de sus profesionales. La inmunidad de las prácticas antidemocráticas y/o fascistoides es absoluta, con unos medios de información y persuasión que pueden destruir al enemigo (los rojos y separatistas) a su antojo, sin ningún tipo de protección.Como consecuencia, hoy la cultura franquista del régimen resultado de la primera transición inmodélica es reproducida, no solo por la represión física, sino también a través de la destrucción de lo que el régimen y los aparatos del Estado consideran “enemigos”, contando con la complicidad de los grandes medios de información para tal tarea. El cuarto poder es cómplice del Estado en su ataque brutal a la democracia y a los demócratas. Ni que decir tiene que esta campaña mediática contra “rojos” y “separatistas”, alimentada por las cloacas del Estado, tuvo gran impacto cuando varias falsedades fueron distribuidas y promovidas por tales medios -como la financiación de Podemos por Venezuela, entre otras- con el intento parcialmente exitoso de desalentar el voto favorable a Podemos.

Cómo la cultura franquista afectó a las elecciones del 26 de junio

Una pregunta que se han hecho millones de personas con sensibilidad democrática es: ¿cómo puede ser que un partido tan corrupto como el PP (cuyo presidente, que lo es también del gobierno español, aprobó la existencia de tal cloaca así como la extensísima corrupción existente en tal partido) fuera votado de nuevo?. En realidad, donde la corrupción fue más extensa fue precisamente donde tuvo lugar el aumento del voto al PP.

La explicación de este hecho no es complicada y es relativamente fácil de ver. Es parte del ideario popular heredado de la experiencia del nacionalcatolicismo, profundamente antidemocrático, el asumir que todos los políticos roban, pues así pasó durante la dictadura, cuando la corrupción era muy extensa entre los cargos públicos. En sí, esta corrupción se ve como intrínseca a la función pública y al mundo político, pues todos roban. La denuncia de tal corrupción del PP, sobre todo en la última parte de la campaña (incluyendo la corrupción política), se vio por parte de los votantes del PP como un ataque a su partido, hecho única y exclusivamente con fines electorales por los adversarios de tal partido, lo que determinó la movilización masiva del electorado a su favor (esto pasa también, por cierto, entre los seguidores de Le Pen en Francia y Donald Trump en EEUU, que son impermeables a cualquier información contraria a sus líderes). El hecho de que las conversaciones del ministro aparecieran días antes de las elecciones tuvo un impacto movilizador de la población de ultraderecha que compartía los objetivos del ministerio: destruir a los que atacan la Unidad de España. Tal material, publicado en Público, se vio primordialmente y paradójicamente como un juego sucio para destruir al PP, y tuvo un impacto opuesto al que se suponía que iba a tener. La corrupción era marca de aquel régimen dictatorial. Y su aceptación era un componente de aquella cultura. Su pensamiento es que “puesto que todos lo hacen, hay que defender a los nuestros cuando intentan destruirlos por una práctica que todos llevan a cabo”. La inmoralidad es parte de la cultura franquista, y la tolerancia hacia ella es intrínseca en dicha cultura.

La cultura franquista no ha muerto

Un tanto igual ocurrió en el caso de las conversaciones del ministro. La cultura franquista odia a los “rojos” y “secesionistas”, incluyendo como secesionistas a aquellos que defienden el reconocimiento de una España plurinacional, distinta a la uninacional, la única que –según ellos- debe aceptarse. Y su máximo enemigo es el partido que cuestiona tanto la uninacionalidad como lo que la cultura franquista llama la “unidad de España”. Hay que recordar que esta fue la justificación del alzamiento fascista del 1936: la defensa de la unidad de España frente a los rojos y a los secesionistas. Y causaron la muerte de 400.000 personas en defensa de tal causa. Es esta la cultura que aparece en la conversación entre el ministro Jorge Fernández Díaz y el director de la OAC, el Sr. Daniel de Alfonso. Este último justifica lo que está haciendo definiéndose a sí mismo como un “patriota español”, utilizando una narrativa claramente militar franquista (“a tus órdenes”) que nos recuerda mucho aquel periodo. Según los votantes del PP, todo lo que hacían aquellos personajes era un acto patriótico, realizado por policías que se llamaban “patriotas”, y que lo hacían por una causa patriótica (ver mi artículo “¿Qué hay detrás de la defensa de la ‘unidad de España’?”, Público, 30.12.15). El comportamiento del ministro fue percibido, por parte de la cultura franquista, como un acto patriótico que no afectó negativamente el voto del PP. Todo lo contrario, lo favoreció. Hay que notar que el PP defendió al ministro y se opuso a la destitución del Sr. Daniel de Alfonso.

¿Por qué Unidos Podemos perdió más de un millón de votos?

Era de esperar que tal masiva movilización de los medios tuviera un impacto negativo en la atracción que Unidos Podemos (UP) había tenido, pues esta movilización fue máxima al ver que tal coalición podría haber ganado las elecciones. De ahí que en la medida en que las encuestas mostraban que tal coalición (UP) podía ganar, la movilización fue mucho mayor que en las elecciones anteriores. Y así se vio, el día de las elecciones, a partir de las nueve de la noche, cuando el ministerio liderado por el mismo Sr. Fernández Díaz, dio los datos que, en contra de todas las expectativas, eran casi opuestos a los esperados. El PP subió mucho por el miedo de las derechas al triunfo de la coalición UP, un miedo que provocó como resultado un aumento de su movilización, temerosas de que el PP pudiera sufrir un enorme bajón como consecuencia de los descubrimientos de la extensa corrupción y de las entrevistas del ministro.

Por qué el bajón de Unidos Podemos

Es probable que la mayor parte del descenso del voto a Unidos Podemos (UP) se deba a muchos factores, incluidos algunos procedentes de la propia UP (aunque creo que se han exagerado estos últimos errores). Hay dos causas externas, sin embargo, que sí que creo que han sido importantes. Una ha sido la percepción de votantes de Podemos (que habían votado al PSOE en las elecciones anteriores a las del 2015), que fueron convencidos por el propio PSOE y por la gran mayoría de medios, de que Podemos había sido responsable de que Rajoy no dejara de ser presidente del país, al haberse opuesto al pacto PSOE-Ciudadanos, imposibilitando que Pedro Sánchez lo sustituyera. Este mensaje, repetido por tierra, mar y aire, caló. Y de ahí que el PSOE esté insistiendo en ello miles de veces. Se acepta así que Podemos (y en particular “el supuesto deseo de tener sillones de poder por parte del malo de la película, Pablo Iglesias”) fue el responsable de que Pedro Sánchez no sustituyera a Mariano Rajoy, mensaje que tuvo impacto en amplios sectores de ex votantes del PSOE. El hecho de que hubiera habido otra alternativa después del 20D de formar gobierno con una amplia coalición de izquierdas fue prácticamente silenciado por el PSOE y por la mayoría de los medios.

La otra causa fue la gran dificultad de compatibilizar dos culturas distintas, la de Podemos y la de IU. He hablado de ello en  artículos. Establecer dicha coalición en un periodo de tiempo muy corto era difícil. Y como consecuencia, hubo sectores de IU que se sintieron molestos por la manera como se hizo tal coalición. Y se quedaron en casa como protesta. Ahora bien, considero que en este tema el mayor problema no fue una inexistente insensibilidad por parte de los responsables de la coalición, sino la falta de tiempo para poder manejar estas dos culturas en una coalición. En este sentido, la constante distinción que se hace entre transversalismo versus unidad de izquierda, o entre los de abajo frente a los de arriba, es de utilidad limitada, pues la transversalidad tiene que ser respetuosa con la especificidad de las distintas culturas existentes en la coalición. Las izquierdas han sido históricamente las defensoras de los de abajo (los oprimidos y los explotados) frente a los opresores y explotadores. Puesto que la mayoría de la población pertenece a la primera categoría, el reto de las fuerzas progresistas es hacer ver los elementos comunes que los distintos sectores de la mayoría tienen en su enfrentamiento con la minoría. De ahí que la necesaria transversalidad tiene una serie de requerimientos, tales como ser sensibles a cada una de estas poblaciones oprimidas, que han desarrollado sus propias culturas. En España la situación se complica todavía más debido a que a la existente explotación de clase, se le añade también la explotación de género y de nación, esta última negada sistemáticamente por la cultura franquista. Pero esta transversalidad tiene que ser extraordinariamente sensible a no diluir la cultura de cada grupo explotado. Y esto requiere especial atención hacia el grupo, como IU, que es la fuerza que ha mantenido siempre la cultura de resistencia frente a la opresión predominantemente de clase social. Tal resistencia exige un respeto especial, pues son también el enlace con la historia de resistencia en este país. Me consta que la dirección de UP es consciente de ello, pero el desarrollo de culturas comunes lleva su tiempo.

¿Qué hay que hacer ahora?

La autocrítica es necesaria pero sería mejor que se hiciera en el momento en que el proceso de investidura terminara. Hay que ser consciente que todavía no hay gobierno, y UP debería todavía influenciar en dicho proceso. O al menos sacar rentabilidad política de lo que se deje de hacer por parte del PSOE. Por ejemplo, hay que señalar que todavía es posible realizar un gobierno progresista, alternativo al del PP. Un gobierno de progreso es posible con el apoyo del PSOE, UP y las confluencias, y de los nacionalistas vascos y catalanes, o incluso una alianza PSOE, UP y C’s, alianza que sería distinta de la coalición PSOE, C’s y UP que el PSOE consideró (el orden de los factores altera el producto). El PSOE y UP podrían acordar un pacto e invitar a C’s a que se sumara a él con medidas que no cuestionaran la esencia de dicho pacto PSOE-UP, tal como hizo el PSOE antes cuando pactó primero con C’s y luego invitó a Podemos a unírseles, pero cambiando el orden y la secuencia de los contactos. Es más que probable que el PSOE no aceptara tal alianza, pues, en realidad, nunca quiso aliarse con Podemos. Pero es importante mostrar a la ciudadanía española que fue el PSOE el que nunca quiso aliarse con las izquierdas, prefiriendo hacerlo con las derechas, aunque ello tuviera como consecuencia que tengamos en España a un personaje y a un partido de la cultura franquista en el poder.

Catedrático de Ciencias Políticas y Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra

Publicado en nuevatribuna

vnavarro.org

Categorías: Attac Planet

El futuro de los pensionistas

Vie, 08/07/2016 - 13:00

Edmundo Fayanas Escuer - nuevatribuna

Señores jubilados, granero habitual del PP, empiecen a espabilar.  Les han ocultado un informe de previsiones de la Comisión Europea, en la que dice que España es el país de la Unión Europea que más va a bajar las pensiones.

 Eco Republicano.

Foto: Eco Republicano.

Decía Mahatma Ghandi “Más vale ser vencido diciendo la verdad, que triunfar por la mentira”

Acabamos de conocer, que el Estado acaba de sacar del Fondo de Reserva de la Seguridad Social, 8.700 millones para poder pagar la extra de julio a los pensionistas.  Este hecho se ha conocido después de las elecciones de junio, cuando normalmente se comunica a principios de junio. No se hizo mención de un hecho tan relevante en el resumen del Consejo de Ministros ¿Por qué?

Viñeta Faro / Da Col

Viñeta Faro / Da Col

Se calcula que el agujero de las pensiones en 2016 sea de unos 18.000 millones de euros, es decir, el 1,7% del PIB.  Este es el más grande de la historia de la Seguridad Social.  Según nos dicen los del PP, actualmente hay más trabajadores trabajando que cuando dejó el gobierno de Zapatero.

Sin embargo, ese gobierno de Zapatero presentaba unas cuentas de la Seguridad Social que permitió hacer a finales de 2011, antes de dejar el gobierno una aportación de 2.435 millones al Fondo de Reserva de las Pensiones. ¿Cómo se explica que habiendo más trabajadores, el agujero de la Seguridad Social sea más grande? ¿No nos vendían lo contrario? ¿Les han dado alguna explicación los del PP sobre esta realidad?  Evidentemente NO y no lo harán porque quedarían retratadas sus políticas de recortes.

¿Cuál es la explicación de esto?

Es muy simple, la devaluación interna que ha provocado la reforma laboral y que nos ha sometido el PP durante sus cuatro años y medio de gobierno ha significado una pérdida salarial de alrededor del 15% de nuestros salarios.  Esto provoca que la recaudación caiga y de ahí el agujero en las Pensiones.  Quien pone en peligro las pensiones son las políticas del PP, todo lo contrario de lo que nos cuentan.

Parece ser que el electorado español y más en concreto los jubilados no han tenido suficiente árnica y en consecuencia piden más devaluación salarial, que es lo que hará el PP si gobierna nuevamente. Este es el ejemplo más palmario de la estupidez y falta de preparación cultural de amplias capas de la población española.

Viñeta Faro / Da Col

Viñeta Faro / Da Col

Señores jubilados, granero habitual del PP, empiecen a espabilar.  Les han ocultado un informe de previsiones de la Comisión Europea, en la que dice que España es el país de la Unión Europea que más va a bajar las pensiones.  Así un jubilado actual cobra el 82% de su última nómina y pasará a cobrar el 49,7%.  Supongo que a algún jubilado de los que votan al PP le entrará la risa y me llamará demagogo.

La revalorización de las pensiones propuestas por el PP con su famoso 0,25%, tiene el objetivo de devaluar las pensiones y si hasta ahora ustedes no lo han notado, es porque llevamos dos años en deflación (inflación negativa).  Deben de saber que la inflación media española desde el año 2000-2015 ha sido del 2,5%. Es decir, que cuando la situación se normalice, y se normalizará, señores jubilados notarán en sus propias carnes la medicina amarga que les han recetado el PP y que ustedes con sus votos les revalidan.

¿Qué se puede hacer?

Hay un principio que se debe de cambiar en el sistema de pensiones y es que los ingresos del sistema son actualmente los que determinan el gasto.  Se debe cambiar por otro modelo más social, en el que el gasto es el que determinan los ingresos que se requieren.

El gasto actual del pensiones está en el 10,5% del PIB, mientras que Italia está en el 15,5%, Francia y Portugal el 14% y Alemania en el 13%.  El futuro pasa no por reducir los gastos que es lo que hace el PP, sino en aumentar los ingresos.

Eliminando los límites en la cotización máxima, que se sitúa actualmente en 3.643 euros al mes.  Esto hace que por ejemplo la Sra Botín presidenta del Banco Santander pague lo mismo a la Seguridad Social que cualquiera de sus trabajadores. Esto significa que hay 26.775 millones que no cotizan a la Seguridad Social y supondrían un ingresos de 7.557 millones de euros anuales a la Seguridad Social. Como pueden comprobar las leyes siempre favorecen a los ricos.

Comisiones Obreras propone esto mismo, pero le añade que al mismo tiempo deberían subir las pensiones máximas como forma de compensación.  Yo no lo haría ¿Por qué? Deben de saber que esas elites viven de media unos ocho años que un trabajador, por lo cual están bien recompensados, con una pensión de más tiempo ¿Se han sorprendido?  Todos los días nos llenan de datos demográficos, casi siempre manipulados, sin embargo se les olvida explicarles que la media de vida de un trabajador de la Seat o de la construcción….. viven de media ocho años menos que un médico o un banquero.

Se debería aumentar el salario mínimo en un 5% anual durante toda la legislatura.

3Anular el apoyo fiscal a los fondos de pensiones privados y destinar ese dinero, que son unos 2.000 millones de euros anuales a aumentar los ingresos de la Seguridad Social.

El Estado debe implicarse seriamente en la lucha contra la economía sumergida, que representa en España un 24% y que si se hiciera, aflorarían muchísimos puestos de trabajo que no pagan, siendo el aumento de recaudación sería importante. El objetivo sería reducirlo al nivel europeo que está en el 12%.

La lucha contra la fraude fiscal y la elusión que se calcula que suponen al fisco unos 80.000 millones anuales, es decir el 7,5% del PIB.  Por eso, es fundamental dotar de medios y personal a la Hacienda pública, doblando el presupuesto para así podernos acercar a la media europea. Cuantos más inspectores de Hacienda haya, más aumenta la recaudación, disminuyen los defraudadores posibilitando el desarrollo del estado del bienestar y las pensiones.

4

Modificación de las exenciones fiscales en el impuesto de Sociedades, que estando en el 30%, hace que por ejemplo el Banco Santander pague un exiguo 4%, siendo un escándalo. Una vez más vemos cómo las leyes están hechas para favorecer a las elites.

Creación de un impuesto solidario que financiaría a la Seguridad Social. Este grabaría a los patrimonios personales altos. Las ventas de las grandes empresas y sus fondos, irían destinados a financiar las pensiones y a volver a dotar de los recursos necesarios al Fondo de reserva.

Otras medidas que deberían hacerse de forma más gradual, adaptándolas al ciclo económico.  Sería la búsqueda de la equiparación de las bases medias de autónomos y asalariados.  El Estado debería ir asumiendo los gastos generales y de administración de la Seguridad Social, esto supone unos 2.700 millones anuales.

El problema de las pensiones no es un problema de gasto sino de ingresos.  Lo que gasta de media España en pensiones está en la parte baja de la Unión Europea. El futuro de las pensiones la decidirá el próximo gobierno y si es del PP, ya saben dónde van a apretar, bajar las pensiones, para que los ricos no tengan que pagar más.

Siempre he denunciado la demagogia y las mentiras del PP en este tema.  Es evidente que mi éxito ha sido escaso, porque el granero electoral del PP sigue siendo los jubilados ¿Espabilaran alguna vez la mayoría de los jubilados?

Categorías: Attac Planet

Jornada de debate sobre “Soberanía Monetaria y Haciendas Funcionales”

Vie, 08/07/2016 - 09:00

ATTAC País Valencià

Jornada de debate sobre “Soberanía Monetaria y Haciendas Funcionales”. Tendrá lugar el próximo sábado 9 de julio en la sede de ATTAC País Valencià, en la Calle Palleter, 87 de Valencia, a partir de las 10 horas.

soberaníaJPGb

Categorías: Attac Planet

España: generación arrasada

Vie, 08/07/2016 - 07:00

Albino Prada – Comisión JUFFIGLO ATTAC España

¿Puede haber un dato peor para nuestros jóvenes que el sufrir una de las mayores tasas de paro de la Unión Europea?. Sostendré en este breve análisis que desgraciadamente existe ese dato y que, además, informa de la existencia de una generación arrasada por el mercado laboral entre los años 2005 y 2015. Un dato que, al mismo tiempo y paradójicamente, facilita que los numerosos monaguillos españoles -neoliberales y merkelianos- saquen pecho sobre la reducción del desempleo en nuestro país.

Juventud arrasada en España

Desde el año 2010 la tasa de paro juvenil se sitúa, sin descensos apreciables, en España muy por encima del 40% mientras en el conjunto de la UE lo hace en torno a la mitad de esa cifra. Este es un dato bien conocido, por más que no les guste airearlo a nuestros gobernantes. Sin embargo, esos mismos gobernantes alardean de que sería un desastre poner en peligro una recuperación en marcha que ya ha reducido el desempleo total entre 2013-2015 en un millón de personas. ¿Cómo es posible que ambas cosas coexistan?, aún más: ¿es posible que la situación de nuestros jóvenes sea peor en estos dos últimos años a pesar de ello?

El dato que hemos de encajar en este puzle tiene que ver con la muy particular evolución de la población activa española cuando la desagregamos por tramos de edad. Es ésta la que incluye a las personas que trabajan o que están disponibles para trabajar. Pues bien entre 2007-2016 la que tiene menos de 34 años ha descendido en España en 2.682.000 personas, mientras que la que tiene más de esa edad se ha incrementado en 3.372.000 personas. Obviamente el total ha crecido en casi 700.000 personas pero lo ha hecho arrasando la actividad de los más jóvenes y sólo mejorando a la población menos joven.

No se crea que esta discriminatoria evolución puede imputarse al colectivo de inmigrantes extranjeros que han retornado a sus países (cosa que en sí misma ya sería otro desastre), porque cuando nos limitamos a la población activa de menos de 35 años española la caída alcanza las 2.200.000 personas.

Y quiere esto decir que estos jóvenes ya no computan en las estadísticas de desempleo juvenil. O han emigrado o se han desanimado de buscar un empleo improbable e infame. Y, además para regocijo de propagandistas neoliberales, permiten afirmar que la recuperación está reduciendo el desempleo. No, en este caso, porque se esté creando empleo sino porque se está reduciendo entre los jóvenes la población activa.

En la Unión Europea esto no es así

Un descenso del 30% de la población activa española por debajo de los 35 años (que ya vimos que solo en una pequeña parte puede imputarse al retorno de inmigrantes) podría considerarse un derrumbe normal si también sucediese en los países de nuestro entorno. Pero, ¿está siendo también arrasada la juventud en los países de nuestro entorno?.

POBLACIÓN ACTIVA CON MENOS DE 35 AÑOS (en miles)

1

Fuente: elaboración propia con datos de Eurostat

Con los últimos datos disponibles a escala europea para 2015 la caída de la población activa más joven en los últimos diez años superó en España los dos millones de personas, lo que traducido en porcentaje de variación sobre la cifra inicial asciende a un -24%. Esto quiere decir que más que triplicamos la intensidad de dicha caída en la UE (-7%). De forma que si en el conjunto de la UE se habla de generación perdida, en España hemos de hacerlo de una generación arrasada.

Nada tiene que ver nuestra evolución con la mejora anotada en el Reino Unido (por cierto, con moneda propia fuera del euro), ni con la práctica estabilidad de la situación en Alemania o Francia. Y nada tiene que ver porque tampoco en la parte de la población activa joven que está ocupada la situación española evolucionó en sintonía con la europea, como bien se observa en el siguiente gráfico.

 elaboración propia con datos de Eurostat

Fuente: elaboración propia con datos de Eurostat

El desplome de la ocupación juvenil alcanzó en España los tres millones en esa década, mientras en Alemania o Reino Unido se incrementa y en Francia solo se reduce muy ligeramente.

Reflexión final

La estabilidad de una muy elevada tasa de paro juvenil en España y la reducción del desempleo en los últimos años encubren un cáncer que arrasa con las expectativas de vida de nuestra población más joven.

Ese cáncer -oculto bajo aquellas cifras- es el desplome de la población activa por desánimo o emigración. Un fenómeno sin parangón en las otras grandes economías europeas. Lo que permite hablar en España de una generación arrasada por la crisis.

Ese desplome, que se está acercando a los tres millones de personas, facilita que las estadísticas de reducción del desempleo entre nuestros jóvenes sean aparentemente positivas cuando en realidad la situación de perspectivas laborales de nuestra juventud (por emigración o desánimo) son las más desastrosas dentro de la UE.

De manera que si a usted le dicen que vamos muy bien, que en los dos últimos años el número de jóvenes de menos de 35 años desempleados se redujo en 750.000 personas, debe contestar a ese monaguillo de la troika que la causa no es una mejora del número de ocupados … sino de los que se desanimaron o emigraron: una generación arrasada.

Profesor de Economía de la Universidad de Vigo

Categorías: Attac Planet

El 26J crea una situación peor para la economía española

Jue, 07/07/2016 - 09:00

Carlos Berzosa – Consejo Científico de ATTAC España

Los resultados electorales del 26-J resultan desmoralizadores para llevar a cabo una política económica diferente y sobre todo para sentar unas bases sólidas que permitan ir combatiendo la elevada corrupción, con lo que esto está suponiendo de coste económico, deterioro de la democracia y pérdida de valores morales. El 26-J deja un Congreso, desde el punto de vista del cambio, peor de lo que era el que había salido de las urnas el 20-D.

No haber sabido pactar a su debido tiempo ha sido un error de las fuerzas progresistas para combatir los muchos males que ha generado el gobierno del PP. Es cierto que no se debe pactar a cualquier precio, pero no haber hecho el esfuerzo necesario para evitar estas elecciones ha supuesto un coste político y económico que ahora pagamos los ciudadanos. Mientras los políticos discuten sobre quién es el responsable de no haber llegado a un acuerdo y se echa la culpa al otro, siguen los desahucios, la ley mordaza, la LOMCE, el empleo precario, el agotamiento de la hucha de las pensiones, se acrecienta la desigualdad, disminuye el nivel de vida de miles de hogares, y aumenta la pobreza y la desnutrición infantil.

A su vez, el futuro más inmediato no parece nada halagüeño, independientemente del gobierno que se forme, pues hay que necesariamente reducir el déficit público siguiendo el mandato de los dirigentes de la Unión Europea (UE), que siguen mostrándose impertérritos ante las ineficaces políticas de austeridad. La posibilidad de aumentar los ingresos públicos, luchando de un modo más eficaz contra el fraude y con un sistema fiscal progresivo, es deseable y hay margen de maniobra para ello, pero sus efectos no se manifestarán hasta dentro de un año o dos como poco, en el caso improbable de llevarse a cabo. A corto plazo, en cualquier caso, tendrá lugar un desfase entre ingresos y gastos que hay que solventar con reducciones de estos últimos, toda vez que los impuestos serán insuficientes como consecuencia de la precariedad laboral.

En todo caso, en una situación así se pueden establecer prioridades que no traten de menoscabar los servicios públicos y los derechos sociales, pero esto se puede hacer desde partidos diferentes al PP, pues visto lo que se ha hecho en la anterior legislatura es idealista suponer que no haga recortes por las bravas. La reforma fiscal, por su parte, no la puede hacer un Gobierno encabezado por el PP, por lo que la política de austeridad en España afectará a la enseñanza y la sanidad pública, así como a la ley de la dependencia, investigación y cooperación al desarrollo.

La reducción del déficit, se diga lo que se diga, supondrá recortes en el Estado de bienestar si el Gobierno lo capitanea el PP, y no parece que haya otra solución que esta, a la luz de los resultados electorales. El Gobierno en funciones se muestra optimista como consecuencia del crecimiento económico que está habiendo y la bajada del paro registrado en el mes de junio. Pero estamos en las mismas de siempre, el crecimiento del empleo se debe al ciclo turístico, sin que se vislumbren otras posibilidades. Los científicos siguen marginados y no hay una política de estímulo a la investigación y transferencia de tecnología.

No se trata de buscar responsables sino en definitiva analizar los errores cometidos por todas las fuerzas que, de una manera u otra, propugnaban el cambio, y que ha conducido a una situación peor. Que se podía producir un resultado en el que el PP subiera y que otros partidos bajaran en número de votos no estaba fuera de las posibilidades que se pudieran dar, y esto es lo que ha sucedido. Los grandes politólogos y sondeos se han equivocado. Pero otros no. Beiras ya anticipó, en una entrevista, que era muy difícil que En Marea volviera a repetir el resultado obtenido el 20D. Un analista, que suele ser bastante certero, Jaime Miquel, que escribe en La voz de Galicia ya anticipó la subida del PP y que no se produciría el sorpasso. También señaló que los errores que estaba cometiendo Pablo Iglesias le supondría pérdida de votos.

No soy analista político ni sociólogo, por lo que no me quiero meter en terreno ajeno y que desconozco. Pero sí algunas consideraciones. Pablo Echenique, el día de la noche electoral, dijo que no se podía saber con exactitud lo que había sucedido, pues no se disponían de suficientes datos para hacer un diagnóstico acertado. Se puede opinar, por supuesto, pero esto no deja de ser especulación. Estoy de acuerdo con él. Tenemos, sin embargo, algunos datos globales. El número de votos perdidos por el PSOE y Ciudadanos más o menos coinciden con el aumento del PP, mientas que el voto perdido de Unidos Podemos aproximadamente equivale al incremento de la abstención. No se tienen datos micro de cuáles han sido los trasvases de votos que ha habido entre las diversas formaciones. Pero lo que sí queda claro es que gran parte de la abstención ha sido de Unidos Podemos.

Les corresponde a los partidos PSOE, Podemos, Ciudadanos e Izquierda Unida sacar las conclusiones correspondientes, pero desde luego no se puede afirmar como han dicho dirigentes de Podemos, para evitar las responsabilidades personales, que ha sido el miedo lo que ha determinado la pérdida de votos. Esto contradice a Echenique, pues se hace sin datos. Además y resulta muy difícil admitir con los datos que hay encima de la mesa que el miedo haya podido influir en los votantes de Unidos Podemos, pues en el caso de que fuera así lo lógico es que se hubieran ido a otros partidos que les diera una mayor seguridad. Simplemente se han quedado en casa. Lo que anticipaba en el artículo que publiqué el 8 de junio: “El entusiasmo y la ilusión que se despertó en mucha gente ante las elecciones del 20 de diciembre han sido dilapidados en poco tiempo. Los despropósitos no pueden ser mayores y más que debatir sobre proyectos, que presentan los diversos partidos y coaliciones electorales, se utilizan etiquetas y descalificaciones”. Esto creo que explica parte de la abstención.

Catedrático de Economía Aplicada. Universidad Complutense de Madrid

Publicado en nuevatribuna

Categorías: Attac Planet

Victoria con letra pequeña: el acuerdo con Canadá se votará país por país

Jue, 07/07/2016 - 07:00

Diagonal

Victoria con letra pequeña en la batalla contra los tratados comerciales que se negocian con Canadá y Estados Unidos. La Comisión Europea ha reconocido esta tarde que el CETA, el acuerdo con Canadá, es un tratado mixto, por lo que debe ser ratificado por todos y cada uno de los Estados miembros de la UE.

La letra pequeña, y lo que quiere arrancar la Comisión a los Estados-miembro, es la aplicación provisional del acuerdo antes de que los Parlamentos nacionales lo aprueben o rechacen. Así lo comunicaba a primera hora de la tarde la Comisión Europea:

“Desde una perspectiva estrictamente legal, la Comisión considera que este acuerdo es competencia exclusiva de la UE. Sin embargo, la situación política en el Consejo es clara, y entendemos la necesidad de proponer este acuerdo como mixto, como forma de permitir una rápida firma del misma. Después de recibir la luz verde del Consejo y el consentimiento del Parlamento europeo será posible aplicar provisionalmente el acuerdo”.

Hace una semana, el militante de Ecologistas en Acción, Tom Kucharz apuntaba que la supuesta cesión por parte de la Comisión Europea era un “chantaje sutil” a los estados miembro: “La Comisión Europea define CETA como mixto y a cambio los Estados miembros aceptan en el Consejo Europeo la aplicación provisional, en contra de los criterios de varios países como Austria o Holanda cuyos parlamentos ya han exigido a sus gobiernos rechazar la aplicación provisional”

Leer: La Comisión Europea maniobra para sacar adelante el CETA sin consultas a la ciudadanía

El Acuerdo Económico y Comercial Global (CETA, por sus siglas en inglés) fue negociado por la tecnocracia de la Comisión Europea y el Gobierno conservador canadiense entre 2009 y 2014. Es un tratado comercial que se centra en eliminar las llamadas “barreras no arancelarias”, regulaciones económicas y políticas que limitan la acumulación de beneficios privados y que abarcan amplias áreas de políticas públicas como la protección de la inversión, la contratación pública, los servicios públicos, la armonización de las normas, la cooperación reguladora, y el sector agrícola.

Las denominaciones de origen, el paso al dominio público de las patentes farmacéuticas o la rebaja de estándares en materia laboral son algunos de los peligros que. junto a los tribunales ICS –la nueva denominación de las instancias de arbitraje ISDS–, han alertado a las sociedades civiles europeos, que han unido la lucha contra la ratificación del CETA a las movilizaciones que están teniendo lugar para que se detengan las negociaciones del TTIP, el acuerdo con Estados Unidos.

Categorías: Attac Planet

Hasta siempre compañero Antonio Aramayona

Mié, 06/07/2016 - 13:46

Hasta siempre compañero Antonio Aramayona:

“He procurado a lo largo de mi vida que coincidieran lo que pienso, lo que quiero, lo que hago y lo que debo. Por eso he intentado también que mi vida haya sido digna, libre, valiosa y hermosa. Y así he querido también mi último hálito de vida: digno, libre, hermoso y valioso. Así he querido vivir y así he querido morir.”

Desde ATTAC-España recordamos, valoramos y respetamos sus últimas palabras y los que le pudimos conocer y apreciar contaremos con sus sus enseñanzas, que fueron libertad, valentía y tenacidad.

Un fuerte abrazo Antonio y hasta siempre compañero.

Categorías: Attac Planet

El Brexit cuestiona el futuro de la City de Londres

Mié, 06/07/2016 - 13:00

Juan Hernández Vigueras – Consejo Científico de ATTAC España

Ya es evidente que, pese a los estudios y análisis solventes que precedieron a la campaña del referéndum, ni el gobierno británico ni la oposición tenían un plan B para ejecutar el Brexit. La City de Londres es un caso paradigmático.

quote-i-don-t-believe-a-brexit-will-hurt-the-city-of-london-La City floreció mientras formó parte de la Unión Europea pero no está claro cómo seguirá lográndolo tras el Brexit. Era la conclusión a 31 de mayo pasado de un estudio de la revista The Banker, que se publica en Londres por el grupo del Financial Times. Y en los días transcurridos desde el día 23 de junio, la volatilidad de las Bolsas y la bajada de la libra esterlina, etc., ya han revelado que la decisión británica de abandonar la UE afectará profundamente al centro financiero londinense. Para empezar, al día siguiente del referéndum presentaba su dimisión en Bruselas el británico Jonathan  Hill, comisario europeo responsable de los mercados internos,  los servicios financieros en la UE y del plan para la integración europea de los mercados de capitales.

Tras el referéndum, Londres corre el riesgo de perder miles de empleos financieros en favor de otras ciudades europeas, se apresuraba a señalar The Wall Street Journal de 24 junio. El mantenimiento del nivel de empleo dependerá de la capacidad del Reino Unido para alcanzar un acuerdo político que le permita, como país tercero, el acceso al bloque comercial del mercado único, comentaban dirigentes de la City.

La libertad europea de movimiento de las personas ha permitido expandirse a la City atrayendo a los mejores profesionales europeos. Según el último censo del distrito, de sus 360.000 trabajadores, casi el 11 % proviene de algún otro país europeo, en particular de Irlanda, Francia e Italia. De ahí el temor a que, ante las nuevas perspectivas, cierto número de los más capacitados se dispongan a ubicarse en otras ciudades europeas.

Unas perspectivas de empleo ligadas indudablemente al fututo de los bancos radicados en Londres. Y son los que plantean las mayores dudas, como reflejaron inmediatamente las cotizaciones en Bolsa. Su posición ante el referéndum era conocida. Los bancos estadounidenses Goldman Sachs y JP Morgan efectuaron aportaciones financieras a la campaña en favor de la permanencia del Reino Unido en la UE. Pero a comienzos de junio, ante la posibilidad de que triunfara la opción de la salida, Jamie Dimon, el primer ejecutivo de este último megabanco, advertía que los bancos de Wall Street trasladarían empleos y negocios a otros lugares de Europa; es decir, anunciaba reestructuraciones para la plantilla de 16,000 empleados de JP Morgan en las Islas británicas. Y anuncios similares de relocalizar negocios en otro lugar los hacían los altos ejecutivos del británico HSBC Holdings PLC.

Aunque se decía que algunos bancos menos grandes se excitaban ante la perspectiva de sacudirse las reglamentaciones europeas consideradas onerosas y muchos banqueros confiaban en el probable final de las limitaciones europeas a los bonus o bonificaciones.

La pérdida de los derechos de pasaporte es un asunto clave para la banca. Actualmente los 28 miembros de la Unión comercian entre sí libremente sus bienes y servicios, que incluyen por supuesto los servicios financieros. Un banco estadounidense, por ejemplo, puede atender a sus clientes continentales desde la oficina de Londres sin necesidad de una autorización particular. Puede hacer o recibir préstamos o comerciar con productos financieros con bancos, empresas o clientes particulares de Alemania sin la aprobación formal del gobierno alemán e incluso sin tener presencia física en ese país. Es el conocido como derecho de pasaporte previsto en las directivas europeas: basta la domiciliación y autorización de un país miembro de la UE a un banco para que este pueda operar en todo el territorio de la Unión Europea. Tras el Brexit ese y otros puntos habrán de ser objeto de negociación en el próximo tratado, donde la competencia comercial entre los grandes grupos empresariales y financieros, entrará en juego junto a muchos otros factores económicos y políticos.

De inmediato el Brexit plantea la incógnita de la ratificación del acuerdo de vinculación comercial de las empresas gestoras de la Bolsa de Londres y la Bolsa alemana, the London Stock Exchange Group PLC y Deutsche Börse AG de Francfort, cuyos inversores han de votar ese acuerdo el próximo 4 de julio. Como manifestaba al The Wall Street Journal citado un destacado dirigente de la City, Mark Boleat, “todas las decisiones tomadas con anterioridad al referéndum son ahora inciertas”.

Otros sectores de la City son señalados entre los más afectados por el giro histórico en la política del Reino Unido, como son el mercado del euro y el sector de los seguros. Si hay una actividad que la City domina es el forex, el mercado de divisas, que se ha beneficiado del acceso al mercado único europeo. Como parte  de la UE, la City ha atraído las transacciones denominadas en euros, para la consiguiente compensación y liquidación de los pagos en euros, alcanzando un volumen de 2 billones de euros (trillion) al día (FT, 24/6/2016). Ratificó su funcionamiento el Tribunal Europeo de Justicia en 2015 en respuesta a una demanda del BCE que consideraba que ese mercado debía estar ubicado dentro de la Eurozona. Evidentemente, el Brexit cuestiona esa decisión judicial que podría ser revocada.

En definitiva, la salida de la Unión supone la negociación de un modelo alternativo de relaciones europeas para el Reino Unido. El modelo que se cita más a menudo es el de Noruega, que junto con Islandia y Liechtenstein son parte del Espacio Económico Europeo (EEE), organización vinculada a la UE participando del libre movimiento de personas, capitales, bienes y servicios del mercado único a cambio de respetar casi todas las normas de la UE, sobre las que ya no votaría. La adhesión del Reino Unido al EEE significaría tener que cumplir reglamentaciones en cuya elaboración no ha tenido influencia. Otro modelo es el de Suiza ligada a la UE por múltiples tratados de libre comercio y otros intereses, que le otorgan significativos beneficios sin el compromiso de la pertenencia. E incluso se apunta la vinculación mediante acuerdo aduanero como en el caso de Turquía.

Después del inesperado resultado del referéndum,  los lobbies financieros han comenzado a perfilar estrategias para conseguir un acuerdo lo más positivo posible a los intereses de la City y la industria exportadora británica. Porque son muy diversos los escenarios que se abrirán durante los dos años que pueden durar las negociaciones.  Sin duda, jugará un papel clave entre bastidores la Corporación de la City, un organismo público sui generis ajeno al Ayuntamiento de Londres, que durante siglos ha gobernado la milla cuadrada en torno al Banco de Inglaterra y a la Catedral de San Pablo. Sus líderes han hecho campaña en favor del “remain” frente al “leave”, apoyados por una inmensa mayoría de ejecutivos de las firmas deseosos de mantener el acceso al mercado único de más de 500 ciudadanos. En un sondeo de City UK, un lobby que agrupa a la mayoría de firmas bancarias, de seguros y gestión de activos, reveló que el 84 % de sus miembros estaba a favor de permanecer en la UE mientras solamente un 5 % respaldaba la salida (FT 24/6/2016). Pero no está claro si la Corporación de la City se mantendrá como el potente lobby financiero europeo y global que ha sido hasta ahora, como se analiza en Los lobbies financieros, tentáculos del poder.

Aunque dependiendo del sentido que tendrá el tratado de salida a negociar entre el Reino Unido y la UE, expertos solventes apuntan como casi seguro que la City volverá a ser menos internacional y quizás tenga que “quitarle el polvo al uniforme del bombín y el paraguas de hace treinta años”, ironizaba veterano analista del Financial Times.

La Europa Opaca de las Finanzas

Categorías: Attac Planet

¿Escisión en la OTAN?

Mié, 06/07/2016 - 09:04

Germán Gorraiz López – ATTAC Navarra-Nafarroa

Tras la anexión de Crimea a Rusia mediante referéndum, asistiremos a la división de Ucrania en dos mitades casi simétricas , quedando el Sur y Este del país (incluida Crimea) bajo la órbita rusa mientras el Centro y Oeste de la actual Ucrania navegarán tras la estela de la UE, división que quedará refrendada en un nuevo Acuerdo de Ginebra y significará “de facto” el retorno al endemismo recurrente de la Guerra Fría Rusia-EEUU, la reactivación de la carrera armamentista mundial y a una posible escisión de la actual OTAN.

La rusofobia de Brzezinski

Zbigniew Brzezinski, ex-consejero de Seguridad Nacional del presidente Jimmy Carter, declaró en una conferencia en la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados (SAIS) de la Universidad Johns Hopkins que “la dominación de Estados Unidos que tras la Guerra Fría determinaba la agenda internacional, ha terminado y no podrá restablecerse durante la vida de la próxima generación”, añadiendo que “ninguna de las potencias mundiales puede alcanzar la hegemonía mundial en las condiciones actuales, por lo que Estados Unidos debe elegir mejor los conflictos en los que va a participar ya que las consecuencias de un error podrían ser devastadoras”. Según explicaba Brzezinski en la revista National Interest en el año 2.000, “los europeos estarán más inmediatamente expuestos al riesgo en caso de que un imperialismo chauvinista anime nuevamente la política exterior rusa”, con lo que esbozó un plan que pasaría por la expansión de la OTAN hasta límites insospechados en la década de los 90 y la implementación del nuevo sistema europeo de defensa anti-misiles,( European Phased Adaptative Approach (EPAA). Dicho sistema en realidad se trata de un escudo anti-misil global en el que los misiles interceptores emplazados en plataformas móviles pueden abatir blancos en un espacio común (a base de datos transmitidos por todos los radares y sistemas de reconocimiento opto-electrónico) , con el fin maquiavélico de tras un primer ataque sorpresa de EEUU que destruiría el potencial nuclear ruso en su propio territorio, neutralizar posteriormente la réplica rusa por medio de los misiles estacionados en Polonia, siendo previsible que EEUU utilice las peticiones de Polonia como excusa para completar la quinta fase del despliegue del escudo antimisiles en Europa (Euro DAM), lo que tendría como réplica por parte rusa la instalación en Kaliningrado del “ asesino del escudo antimisiles de EEUU”.

Cumbre de la OTAN en Varsovia

El presidente estadounidense, Barack Obama tras su reunión con el Presidente electo ucraniano Piotr Poroshenko, insistió en la política de su Gobierno de fortalecer su presencia militar en Europa al tiempo que anunció que solicitará al Congreso estadounidense la aprobación de un presupuesto de cerca de mil millones de dólares para tal propósito e instó a los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte a incrementar los recursos destinados al desarrollo militar además de informar de sus proyectos de colaborar en esa área con países como Ucrania, Georgia y Moldova además de enviar a Polonia 12 F-16 y 200 soldados de refuerzo tras la crisis ucraniana, con lo que el contingente total de sus tropas en Europa ascendería a unos 70.000 miembros que podrían verse aumentados hasta los 80.000, lo que significaría en la práctica la vulneración del Acta Fundacional OTAN-Rusia de 1997 por la cual la OTAN descartaba “el estacionamiento permanente de un contingente sustancial y adicional de tropas de combate en el Este de Europa”. En la prevista Cumbre de la NATO a celebrar en Varsovia el 8 y 9 de Julio, se analizará el “refuerzo del flanco oriental de la OTAN” y se espera el despliegue de “unidades de intervención rápida” ( Speardhead Force) en Polonia, Países Bálticos, Rumania y Bulgaria y la asunción por la OTAN de la nueva doctrina ‘Smart Defense” (Defensa Inteligente), nuevo concepto operativo que implicará la cesión parcial de la soberanía de los países miembros a la coordinación de defensa con la OTAN así como el incremento de las partidas de gasto de los países europeo, pues la aportación económica de dichos países europeos sería de un exiguo 2% del PIB nacional, quedando el grueso de la financiación en manos de EEUU.(el 70% de cerca del Billón $ del total del presupuesto). Ello significará el retorno a la Doctrina de la Contención (Doctrina Truman), cuyas bases fueron expuestas por George F. Kennan en su ensayo “Las fuentes del comportamiento soviético “ publicado en la revista Foreign Affairs en 1.947 y cuyas ideas principales se resumen en la cita “ el poder soviético es impermeable a la lógica de la razón pero muy sensible a la lógica de la fuerza”.

¿Escisión en la OTAN?

Aparcado de momento la quinta fase del despliegue del Euro DAMN, asistimos a unas sorprendentes declaraciones del ministro británico de Exteriores, Philip Hammond recogidas por el diario “The Telegrah” en las que afirma que “Londres podría acoger misiles nucleares estadounidenses en suelo británico en medio de las tensiones con Rusia”, lo que podría entenderse como el retorno a una carrera armamentista como la mantenida durante la Guerra Fría con la URSS ( reviviendo el proyecto Partnership entre los EE.UU y Europa para proveer al Reino Unido de misiles Polaris de julio de 1962) podría ser visto por Francia como una pérdida de su soberanía y traducirse en una salida provisional de Francia de las estructuras militares de la OTAN. Caso de consumarse la escisión, surgirá una nueva estructura militar con el objetivo inequívoco de ser bloque de contención de los ideales expansionistas de Putin y que estaría integrada por Gran Bretaña, Países Bálticos, Polonia, Hungría, Bulgaria, Eslovaquia, Chequia, Rumania, España, Italia, Malta, Chipre, Grecia y Turquía, lo que supondrá de facto el retorno a la Doctrina de la Contención, cuyas bases fueron expuestas por George F. Kennan en su ensayo “Las fuentes del comportamiento soviético “ publicado en la revista Foreign Affairs en 1.947 y cuyas ideas principales se resumen en la cita “ el poder soviético es impermeable a la lógica de la razón pero muy sensible a la lógica de la fuerza”.

De otro lado, se procederá al robustecimiento del Eje Berlín-París, liderado por Francia y Alemania y que tendrá gravitando en su órbita de influencia a los países de su área de influencia primigenia (Holanda,Dinamarca, Noruega, Bélgica, Luxemburgo y Austria), fruto de la reafirmación de las soberanías nacionales francesa y alemana como estrategia defensiva ante la deriva del otrora “socio americano”, (reviviendo el Tratado del Elíseo entre De Gaulle y Adenauer (1.963). Así, desde De Gaulle, la resistencia al liderazgo estadounidense ha sido un factor de la política exterior de todos los presidentes franceses, (aunque la discrepancia fundamental será en las formas teniendo como paradigma el apoyo de De Gaulle a Estados Unidos en la Crisis de los Misiles de Cuba (1.962) se traducirá en una salida provisional de Francia de las estructuras militares de la OTAN, (emulando el desmantelamiento de treinta bases estadounidenses en suelo francés por De Gaulle (1.966) y teniendo nuevo como columna vertebral la “Force de Frappe”.

Categorías: Attac Planet

Aurora política en Europa

Mié, 06/07/2016 - 07:00

Umberto MazzeiALAI, América Latina en Movimiento

Los medios de comunicación sin duda influyen en la percepción de todos los temas, pero independientemente de la desinformación, los resultados del referéndum muestran que la mayoría de las personas comunes tienen las ideas claras. La gente sabe que hay una mafia codiciosa que se enriquece a costa del sufrimiento de cientos de millones de personas. La gente sabe que, si bien la tecnología y la globalización facilitan la producción y el comercio, los beneficios no se comparten con los empleados, sino se usan para aumentar el desempleo, desestabilizar puestos de trabajo y que enriquecen a los ricos. La gente sabe que la deuda pública emitida para mantener burbujas en los mercados financieros, disminuye el valor de los salarios, las pensiones y los activos tangibles del 99%. La gente sabe que la desregulación financiera y la inversión alargan la mano de los carteles empresariales. La gente sabe que el 1% quiere privatizar los servicios públicos -como educación o justicia- cuya eficiencia se mide por cobertura, para sacar provecho de ellos. La gente sabe que esas malas políticas pueden afirmarse, irreversiblemente, con acuerdos económicos internacionales.

Ese es el plan para la sociedad europea de las autoridades europeas y de los gobiernos nacionales. Hay mucha rabia contra esa traición de nuestros partidos políticos tradicionales e incluso nuestros sindicatos. La actual clase política europea la integra una mayoría de oportunistas ineptos, chantajeados por los medios de comunicación y por agentes extranjeros. A esa clase no se le puede confiar el poder.

Brexit y la OTAN

Hoy en día no hay tal cosa como argumentos de derecha o izquierda. Las definiciones de derecha e izquierda son obsoletas. Los argumentos a lo largo de Brexit eran sobre la invasión por inmigrantes, mantenimiento de niveles de bienestar, la capacidad de Gran Bretaña para controlar su propia economía. Estos cruzan las líneas de partido. El telón de fondo era algo que todos los europeos saben: los inmigrantes vienen del Norte de África y del Cercano Oriente. También saben que la mayoría vienen como resultado de las destructivas políticas de la OTAN, decididas por Hillary Clinton y el gobierno de Obama.

El problema de migración masiva comenzó en Libia, cuando Hillary Clinton presionó para destruir el gobierno estable y fiable que había allí. Luego ella decidió armar, con armas de Libia y de Estados Unidos, a través de Turquía y Arabia Saudita, los salafistas de ISIS, Al-Nusra, y Al-Qaeda. La idea era aterrorizar a la población y derrocar a los gobiernos de Siria e Irak. El gobierno sirio se mostró fuerte y entonces, bajo el pretexto de combatir el ISIS, la fuerza aérea estadounidense atacó sistemáticamente la infraestructura urbana siria e iraquí: destruyó plantas de electricidad y agua, escuelas, hospitales, depósitos de alimentos, dentro o fuera de la zona supuestamente ocupada por ISIS. La población debió abandonar sus hogares, sus pueblos y muchos dejaron sus países. Mientras tanto ISIS, con armas y equipos Made in USA, continuó su avance, hasta que los rusos los demolieron. Es notable que los bombarderos estadounidenses evitaron las columnas, muy visibles, de camiones con petróleo robado por ISIS a Turquía; lo hacían “para evitar bajas civiles” o eso dijo la US Air Force oficialmente.

Al margen de esto sucedió el golpe en Kiev, de la Victoria Nuland del Departamento de Estado, contra el Gobierno legítimo de Ucrania. Una región de Ucrania no reconoció al gobierno de facto y entonces fue atacada; Crimea se escapó regresando a Rusia. Este muy previsible desarrollo fue motivo para que la UE impusiera a Rusia sanciones económicas, que le cuestan miles de millones y cientos de millares de empleos.

Todos estos hechos mostraron a los europeos que Bruselas es realmente la OTAN, y la OTAN es realmente Washington. Que hay una guerra híbrida para impedir que capitales europeos desarrollen los recursos de Eurasia. Parte de la maniobra de OTAN busca la dislocación demográfica de Europa, de Inglaterra, el objetivo es desestabilizarla económica, social y culturalmente. Esas fueron algunas razones muy válidas para el voto Brexit. En realidad es un voto contra Bruselas, contra el endoso de la política pro-guerra del Gobierno de los Estados Unidos, contra la nueva Guerra Fría de Washington.

El mapa político europeo

Las etiquetas tradicionales de la política europea ya no tienen sentido. En lugar de las posturas ideológicas, lo que ahora importa son los problemas reales y concretos. La cuestión ahora no es más “que están amenazando nuestros puestos de trabajo”. Ahora se trata de una amenaza contra nuestra cultura, nuestra paz, nuestras instituciones, nuestras tradiciones, nuestra infraestructura social, nuestra seguridad y nuestra identidad. Pero esto levanta la pregunta de por qué vienen aquí estos inmigrantes. No vienen como inmigrantes económicos: llegan a causa de la destrucción hecha por la OTAN, llegan por las bombas de la OTAN en el Oriente Próximo; es la política de agresión de la OTAN que destruye la paz y las vidas en Siria, Irak, Libia, África Central, Afganistán, Pakistán, Somalia, Yemen y también en Ucrania.

El hecho de que la política europea la conduce Estados Unidos es ahora evidente. Antes todo movimiento político que propusiese retirarse de la OTAN y tener una política económica nacional, era inmediatamente etiquetado como extrema derecha; tal fue el caso del Frente Nacional en Francia o la Unión Civil de Hungría (Fidesz). Ahora tenemos a Marine Le Pen, Viktor Orban, con Corbyn de la izquierda inglesa y los líderes socialdemócratas alemanes diciendo todos ellos: no queremos una confrontación con Rusia; pero eso mientras la OTAN organiza la mayor concentración militar en la frontera de Rusia desde la Segunda Guerra Mundial y la Comisión Europea, también en Bruselas, busca romper viejos lazos europeos y mantiene unas auto-lesivas sanciones económicas contra Rusia.

Nadie cree que se pueda contar con el pueblo de Francia, Alemania, Italia y otros países de Europa para una nueva guerra contra ellos mismos o contra Rusia. El voto Brexit muestra que será imposible manipular con los medios a los pueblos de Europa para que quieran una guerra contra Rusia; una guerra impuesta por la OTAN, deseada sólo por las élites de EE.UU. Eso puede ser la causa de que EE.UU. provoque el flujo hacia Europa de cientos de miles de musulmanes en edad militar.

Hay ahora en Europa una convergencia política europea que supera las etiquetas que usan los medios sobre izquierda y derecha. Está claro también que la etiqueta socialista puede cubrir políticas muy contrarias al interés de las clases trabajadoras y muy favorables a los criterios de Wall Street. Lo contrario puede decirse en cambio de grupos etiquetados por los medios de comunicación como extrema derecha o incluso como fascistas.

El secuestro de Europa

El sistema institucional de la Unión Europea no es de tipo representativo. Se le quiso de esa manera; se le quiso indiferente a la presión política, social o económica europea. No puede evolucionar, porque ni siquiera contiene mecanismos para su reforma. Es tan inmune a las presiones, que, Mario Draghi -ex Goldman Sachs y el Presidente del Banco Central Europeo-ECB- pudo sustituir a la Reserva Federal en su Quantitative Easing (emisión inorgánica de deuda pública) emitiendo € 1,6 billones para dar a los banqueros el dinero con que seguir inflando sus burbujas financieras; luego él mismo admitió a la prensa que el BCE planea bajar el valor del euro hasta llevarlo a la paridad con el dólar estadounidense. Esto significa que el BCE hará el papel opuesto al de un Banco Central: que erosionará el valor de los salarios, pensiones y propiedades europeos para rescatar al dólar estadounidense. Él no está en la cárcel, tampoco alguno lo acusó de empujar la fuga de capitales o de robar a los europeos.

En la Europa moderna los partidos que se llaman a sí mismos socialistas – socialistas franceses, socialdemócratas alemanes, españoles del PSOE- ejecutan políticas neoliberales. Los partidos que proponen un cambio radical surgen en Italia, España, Portugal, y tal vez, Grecia. En Europa la gente preocupada por problemas sociales, ahora habla de cuestiones financieras, no de filosofía política. Esos son los partidos que realmente quieren gobernar, que desean emitir dinero nacional, incurrir en déficit, gastar en la economía. Nada de eso se puede hacer bajo los acuerdos de Lisboa, donde el BCE sólo crea dinero para dárselo a los bancos, no dinero para gastar, para financiar nuevas inversiones y nuevos empleos. La zona euro quiere recortar los sueldos y las pensiones con el fin de mantener las apuestas de los bancos en los mercados de valores y proteger las inversiones del 1% mundial.

No es de extrañar que Geert Wilders, el líder de los nacionalistas holandeses, diga que quieren una Holanda con su propio banco central. No es de extrañar que Victor Orban quisiera un Banco Central de Hungría independiente del BCE, un Banco Central Húngaro que defienda el Florint. No es de extrañar que Marine Le Pen y Matteo Salvini estén pidiendo referendos nacionales sobre la Unión Europea. Ellos no quieren que Bruselas siga devaluando las inversiones y el dinero para los cuales franceses e italianos han trabajado. Ellos quieren su propio Banco Central, para que cuando el interés económico nacional lo requiera, se pueda incurrir en un déficit presupuestario para crear empleo, que, como es notorio desde Sismondi, es la clave para el crecimiento económico.

Europa tenía una economía sana hasta que una economía basada en deuda financiera, originada en Wall Street, la infectó y la arrastró a la crisis del 2008. Bruselas entonces pidió a los gobiernos nacionales que salvasen sus bancos con dinero público. Es esa deuda, creada con el fin de salvar de la quiebra a los muy ricos, lo que hizo necesaria la austeridad pública. La salida de la UE significa la disminución de la austeridad y ningún dinero público para los banqueros. En Inglaterra, el patrón de votación tuvo a Londres -el hogar de la City financiera- y los centro universitarios, Oxford y Cambridge, donde abunda la juventud intoxicada por los medios, que agita frenética sus pulgares en pantallas de teléfonos, a favor de la permanencia. Las zonas obreras del norte y el sur, la clase media y la clase industrial votaron para salirse. Mundo virtual vs mundo real. Economía virtual vs economía real. La mayoría se opuso a la austeridad, se opuso a las políticas anti-laborales, se opuso a las pro-bancos de Bruselas, se opuso ha hacerlas permanentes con el TTPI.

Qué esperar

Brexit dificulta el TPPI. Hasta los gobiernos serviles de Alemania y Francia han hecho ruidos contra el TTPI. Todos saben que el TPPI sería la lápida mortuoria del modelo socioeconómico europeo. Ahora solo lo promueve la Comisión Europea.

No hay garantía de que se obedezca el voto a favor de separar la Gran Bretaña de la UE. Cuando los irlandeses votaron contra entrar en la UE, su voto fue ignorado una y otra vez hasta que se votó por Bruselas. Cuando franceses y los holandeses votaron en contra el proyecto de Constitución Europea, se ignoro su voto con el Tratado de Lisboa. Cuando los griegos votaron en contra las propuestas financieras de la Troika, su gobierno los ignoró.  Cuando los holandeses votaron hace poco contra un acuerdo comercial entre la UE y Ucrania, su gobierno y Bruselas los ignoraron. Es probable que el voto Brexit sea ignorado por las autoridades británicas y europeas. El hecho de que Cameron renunciara, como se esperaba, pero con vigor en octubre, es un mal síntoma de advertencia.

El voto Brexit es más importante como catalizador de iniciativas similares. Lega Nord y Cinque Stelle en Italia, Unidos Podemos en España, Frente Nacional en Francia, Partido de la Libertad en Holanda, Partido de la Libertad en Austria, y otros movimientos similares en Eslovaquia, Hungría, Finlandia y Suecia, quieren huir de la dictadura de Bruselas. La mayoría de los europeos queremos una Europa unida, pero una libre de la OTAN, una independiente de los EE.UU. Queremos una Europa libre, que pueda invertir sus capitales y crecer con los recursos del Mercado Común de Eurasia: una sola Europa desde Lisboa hasta Vladivostok.

Ginebra 27/06/2016

Categorías: Attac Planet